Está en la página 1de 8

1

7 SECRETOS DE LÍDERES “CON SUERTE”

El presente trabajo es la traducción del inglés y adaptación que realicé de un documento original de
Charles Burke, “Los 7 simples secretos de personas naturalmente afortunadas”; Burke, de origen
norteamericano, se ha dedicado a investigar cuál es el papel de la “suerte” en los hombres y mujeres de
negocio exitosos.

He aquí la adaptación que hice para compartirla contigo.

Todos nosotros hemos conocido alguna vez a un ejecutivo que es naturalmente afortunado. Es aquel
que navega por la vida con inexplicables “golpes de suerte” y pocas decepciones que la mayoría de la
gente. El éxito parece llegarle con más facilidad.

Cuando la mayoría de las posiciones con mando parecen batallar mucho para salir adelante, los líderes
con suerte se le presentan oportunidades justo al alcance de la mano. Desde luego, trabajan duro, pero
eso no explica completamente el trato especial que la vida parece darles.

Parece que nacieron bajo una estrella más afortunada que el resto de los mortales.

Bien, ¡celebremos!. No son las estrellas las que les están funcionando. Todo lo que ellos tienen son siete
simples secretos. Estos secretos son pequeños hábitos que puedes empezar a aplicar en tu propia vida.
Y cuando lo hagas, la situación empezará a cambiar para ti. Tu carrera florecerá de formas inesperadas.

Y un día te darás cuenta que los demás se refieren a ti llamándote afortunado también.

¿Listo para atraer más “suerte” a tu vida?

SECRETO No. 1: LOS LÍDERES CON SUERTE NO CREEN EN ELLA

Charles Burke entrevistó a diez exitosos hombres de negocios para un libro que estaba escribiendo
acerca del papel que la suerte juega en el éxito.

Casi todos ellos afirmaron que no creen en la suerte.

Por el otro lado, sin embargo, ellos hablaron acerca de increíbles “sincronicidades” que rutinariamente
pasan en su vida.

Al parecer, a ellos no les gusta la palabra “suerte” porque implica que no hay forma de controlar el
entorno, pero ellos saben que sí es posible.

No importa cómo le llames: suerte, sincronicidad, hallazgo fortuito. No importa el término que uses. Es
acerca de lo que puedes hacer para que esta clase de cosas te pasen. Cuando las experimentes, podrás
llamarle como quieras.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
2

Análisis: existe una frase de Paulo Coelho que dice cuando uno desea algo el universo conspira para que
lo logres. De alguna manera esto es lo que le pasa a los líderes “afortunados”. Pero no es que la
solución a sus problemas o a sus necesidades les llegue de la nada. Hay ciertos hábitos que les hacen ver
estos “hallazgos” donde otros no los ven.

Hábitos: para que llegues a este nivel requieres desarrollar dos hábitos importantes, siendo el primero
la capacidad de tener claro lo que quieres conseguir: aumentar las ventas, aumentar el número de
visitantes a tu sucursal, elevar el nivel de productividad de tu equipo de trabajo, mejorar la
comunicación en tu área o departamento, encontrar un trabajo que te permita expresar tu creatividad.

El otro es estar pendiente de las oportunidades que a tu alrededor de susciten y que te acerquen a la
meta propuesta. Pero esto lo logras porque tienes apetito de avanzar hacia un horizonte definido, es
decir, una visión clara.

SECRETO No. 2: ENCUENTRAN OPORTUNIDADES EN LOS PROBLEMAS.

Hay varias maneras de tener buena suerte. La más común (y la más útil) es encontrar oportunidades en
los problemas.

Digamos que tú y yo somos vecinos y la ciudad donde vivimos tiene un problema común. Quizá se ha
infestado de insectos. O podría ser un problema de contaminación ambiental provocada por una planta
industrial cercana.

Mientras la mayoría de la gente se está quejando acerca del problema, tu podrís decidir: “Hey, si yo
puedo resolver este problema, esto ayudará a mis vecinos y también puedo ser redituable para mí”. Tus
vecinos vieron el problema, pero tú miraste con más profundidad y encontraste una oportunidad.

Otro ejemplo podría ser que la empresa está automatizando ciertos procesos que antes hacía manuales.
Viene la resistencia al cambio por todos lados. Pero tú sabes muy bien que si aprendes a usar la
tecnología moderna esto te servirá para agilizar tu trabajo y poder desarrollar nuevos proyectos que
habías estado dejando atrás por falta de tiempo.

Todas las grandes fortunas y los avances sorprendentes han sido construidos resolviendo grandes
problemas. Esto es lo más probable y la más controlable forma de generar tu propia suerte.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
3

Análisis: esta sección tiene varias aplicaciones, tanto para los líderes que trabajan en alguna empresa
como colaboradores y para los líderes emprendedores que son dueños de sus propias empresas.

En el primer caso, te puedes distinguir fácilmente de los demás ejecutivos con posiciones de mando por
tu habilidad para detectar aprendizajes o afinar tus propias habilidades cuando haya problemas.

Si eres un líder en ventas puedes detectar problemas en los clientes y convertirlos en oportunidades
para mejorar tu servicio o hacer más negocios con ello.

Hábito: aprender a ver oportunidades en los problemas.

SECRETO No. 3: SER PERSEVERANTES

Si no tuvieras ninguna duda de que tu éxito está garantizado, ¿qué es lo que harías?

¿Habría alguna diferencia en la clase de cosas que intentarías? ¿Cuánto más alto apuntarías?

Burke menciona que una cosa chistosa le pasó hace algunos años. Estaba sentado y se sentía afligido por
todos los fracasos por los que había pasado.

Entonces, de pronto, se le ocurrió que uno de los casos particulares no había sido un verdadero fracaso.
Admitió (con resistencia) que simplemente se había rendido demasiado pronto. Se había rendido antes
de tiempo.

Y después de eso, se dio cuenta que había pasado por casos similares. De hecho, no podía pensar una
sola vez en la que realmente hubiera fracasado. En otras palabras, nunca había experimentado el
fracaso en mi vida entera.

Sólo renunciaba.

Hacer conciencia de esto alineará tu realidad. Después de verlo así es duro considerarte a ti mismo un
fracaso porque en realidad nunca has fracasado. ¿Quién sabe qué podrías realmente ser después de un
revés?

Burke se empezó a preguntar: “¿qué pasaría si me mantuviera en algunas de esas situaciones justo un
poco más? ¿Qué pasaría si tiro la toalla demasiado pronto? ¿Podría ver crecer un número de claros
éxitos en mi vida?”

Burke empezó a encontrar recursos dentro de sí mismo. Si capacidad de “perseverancia” empezó a
crecer y su promedio de “fracasos” empezó a declinar.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
4

Burke considera este descubrimiento como uno de los más importantes en su vida. No porque
resolviera un problema, sino porque identificó uno. Una vez que lo detectó, el problema no era lo que él
pensaba y entonces fue capaz de hacer algo más en vez de sólo renunciar.

¿Y sabes qué? Su “suerte” empezó a mejorar.

Análisis: muchas veces el error consiste en que no nos mantenemos el tiempo suficiente como para
darle las cosas el giro de creatividad o empuje que se requiere.

Hábito: adquirir el hábito de la perseverancia.

SECRETO No. 4: APOSTAR A PERDER HACE A LOS PERDEDORES

Los buenos jugadores de póker conocen los pormenores de cada posible combinación de cartas. Los
buenos jugadores no apuestan sobre el riesgo. Apuestan sobre las probabilidades.

Los líderes afortunados son muy similares. Ellos detectan las circunstancias con mayores probabilidades
de ganar o que les acerquen a los resultados que ellos buscan y entonces apuestan, y entonces
apuestan, pero es una apuesta calculada.

Los ejecutivos con suerte son de las más tenaces sobre la tierra cuando es apropiado. Pero también son
de los primeros que se retiran cuando las cosas no están a favor de ellos. De hecho, usualmente se salen
de la mayoría de estas situaciones antes de que empiecen porque han aprendido a reconocer y calcular
oportunidades y riesgos.

¿Qué es lo que hace que una oportunidad sea buena? En primer lugar, ¿tu propuesta resuelve un
problema ampliamente? Segundo, las personas que tienen este problema, ¿tienen el suficiente dinero
para pagar o los recursos para implementar tu propuesta? Tercero, ¿es fácil llegar a las personas con el
problema? Cuarto, ¿es la solución que ofreces realmente buena?

Si no encuentra los cuatro factores, un líder con suerte se retirará porque sabe que es una situación
perdedora, sin importar cuánto ame personalmente esa idea.

Así que una persona afortunada puede ver si está sosteniendo una “mano” perdedora, renuncia
rápidamente y evita pérdidas.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
5

Análisis: en el camino al logro de las metas laborales que te asignen o que deseas lograr, analiza los
caminos para conseguirlas, pros, contras.

Hábito: elige siempre el camino que te de las mayores probabilidades de éxito y si es posible, el que sea
menos complicado.

SECRETO No. 5: LA MAYORÍA DE LA SUERTE PROVIENE A TRAVÉS DE OTRAS PERSONAS.

La buena suerte casi nunca proviene de la nada. Más bien proviene del comentario, plática o incluso
queja de una persona con la que estás platicando, a lo mejor cuando estás sentado en la banca de la
iglesia esperando que inicie el servicio religioso.

Eduardo era un representante de ventas de ciertos productos de plomería al mayoreo que visitaba a
clientes cada semana. Requería aumentar su nivel de ventas y no sabía cómo.

Una vez, platicando con uno de sus clientes que se encontró en el supermercado, éste le dijo que tenía
problemas para administrar su negocio: como emprendedor empírico, no sabía con exactitud ni siquiera
cómo establecer los márgenes de utilidad del material que vendía.

Eduardo no le prestó atención al comentario en ese momento. Pero estando en su casa, le vino a la
mente esta preocupación de su cliente y se preguntó: “¿y si le explicara cómo aumentar la rentabilidad
de su negocio me compraría más?”

Decidió llevar a cabo el experimento.

Al día siguiente se presentó en la tienda de su cliente y durante casi una hora le estuvo dando una
“clase” para aprender a fijar precios y calcular márgenes de utilidad. Lo que hizo Eduardo fue
aprovechar los conocimientos que tenía al respecto y compartirlos con el cliente.

La estrategia funcionó. El cliente le empezó a comprar más. Y Eduardo sistematizó la estrategia
aplicándola con sus otros clientes, porque se dio cuenta que la mayoría de ellos también eran
emprendedores empíricos. Resultado: incremento de ingresos vendiéndoles más a las mismas personas.

Y claro, el comentario de sus compañeros de trabajo no se hizo esperar: “¡qué buena suerte tiene
Eduardo!”, sin darse cuenta que en realidad es el resultado de un principio totalmente explicable y
repetible.

La buena suerte realmente es creada a partir de la incomodidad o las problemáticas de alguien más que
un líder aprovecha audazmente para ganar terreno.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
6

Análisis: aplicado en el mundo de las oficinas, tu liderazgo puede resaltar respecto al de otros ejecutivos
si en vez de estarte quejando de las cosas malas en la empresa ofreces soluciones.

Hábito: mantén los ojos y los oídos bien abiertos. Aprende el hábito de estar atento cuando las personas
te cuenten un problema, queja, preocupación y busca maneras creativas para ofrecer soluciones; serás
considerado un líder brillante. Si te dedicas a las ventas conserva un instinto alerta a las quejas y
problemáticas de los clientes, introduce soluciones, los conquistarás y venderás más.

Este hábito también te ayudará a detectar posibles y redituables mejoras en el servicio al cliente.

SECRETO No. 6: LA BUENA SUERTE FAVORECE A QUIENES ESTÁN PREPARADOS

Charles Burke da un ejemplo muy ilustrativo acerca de este secreto. Imaginemos que estás debutando
con un papel en un pequeño teatro de tu vecindario. Una renombrada productora de Hollywood está
visitando a un pariente enfermo, escucha acerca de la obra de teatro y por mera distracción decide
asistir a una presentación.

Ella descubre posibilidades de algo especial en tu desempeño, pide conocerte y te ofrece una prueba en
escena. Ok, te paralizas.

¿Estás preparado para este gran salto? ¿Has estudiado y practicado todos los fundamentos para que tu
trabajo sea profesional? ¿Tendrás toda la técnica y las habilidades necesarias para realizar el trabajo?

¿O fingirás que lo sabes hacer muy bien?

Si estás preparado, probablemente lo harás bien. Esto significa un paso gigantesco camino hacia tu
crecimiento profesional.

Y si no estás preparado pues… ¡te deseo buena suerte (la vas a necesitar) en tu trabajo diario.

Análisis: la preparación no solo se refiere a la preparación intelectual que requiere tu empleo. También
se refiere a la preparación emocional. Edúcate en ambos aspectos y tendrás una buena base para seguir
escalando dentro de tu desarrollo profesional.

Hábito: prepárate, prepárate, prepárate, prepárate. Nunca desprecies un curso de capacitación, un
comunicado edificante que te llegue por mail, la compra de un buen libro ya sea digital o físico,
aprender de alguien que sabe más que tu.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
7

SECRETO No. 7: TIENEN EL PODER DE LA LEY DE LA ATRACCIÓN

Todas estas cosas de encontrar oportunidades en la adversidad y desarrollar habilidades es importante,
pero también existe el lado divertido de la suerte.

Los ejecutivos con “suerte” tienen técnicas para permanecer en sintonía con las cosas que desean. Y lo
hacen todos los días. No lo hacen por casualidad, claro que no, ponen su esfuerzo en ello. Sus éxitos y
su “suerte” no son accidentes.

¿La parte más difícil del secreto no. 7? Tomar responsabilidad por las experiencias negativas que has
vivido. Si tienes una situación incómoda justo ahora, nunca tendrás el poder de cambiarla hasta que
aceptes el hecho de que tú mismo la creaste… exactamente como se te está presentando ahora.

Admite que creaste tus propios problemas, desde el más pequeño detalle y solo entonces tendrás el
poder para poder cambiar la situación. Afortunadamente no es tan imposible como suena de primera
impresión.

Tu mente es como un cubo. Si el cubo lo llenas con agua de lodo, todo lo que necesitas es cambiarla por
agua fresca. De pronto, el cubo (tu mente) estará llena de contenido claro y fresco.

Si diario nutres tu mente con pensamientos frescos, positivos, cambiarás las cosas que aparecen en tu
vida, sin necesidad de mayor renovación. Solo ocurre. Tu trabajo interno se reflejará hacia fuera.

Esto no significa que no pelearás contra viejos patrones de pensamientos. Sólo que les darás un mínimo
de energía. No te resistas, no batalles. En vez de eso, centra tu atención tanto como sea posible en las
cosas buenas que tú quieres que se manifiesten en tu vida.

Las cosas afortunadas que pienses empezarán a ocurrir para ti y un día despertarás y te darás cuenta y
te dirás: “¡Hey! Son una persona con suerte ahora, ¿cuándo empezó a pasar?”

Análisis: aunque el tema es muy trillado, no deja de ser una realidad que un líder tiene una naturaleza
positiva, esperanzadora.

Hábito: acostúmbrate a ver de cada situación qué puedes aprender, cómo la puedes aprovechar como
oportunidad, de qué manera te puede servir para desarrollar alguna habilidad. Es decir, enfócate a
detectar el lado positivo de cada situación.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.
8

Ejercicios de reflexión

1. ¿Cómo te comportarías si tuvieras estas habilidades como hábito? ¿Qué harías diferente?

2. ¿Cómo cambiaría la influencia de tu liderazgo?

3. ¿De qué manera estos cambios te ayudarían a conseguir tus metas profesionales? ¿Y de vida?

Muy bien, hasta aquí has realizado lo que siempre has hecho: leer, tal vez admirarte de algunas cosas;
algunos “veintes” te han caído; te falta dar el siguiente paso: llevar a la acción estas habilidades hasta
convertirlas en hábitos.

¿Convertirlas en hábito? ¡Wow! Eso sí que sería formidable. Pero, ¿por dónde empezar? ¡Es mucha
información! Además, tal vez pienses que no eres perseverante, que te falta disciplina para llegar a
convertir estos excelentes recursos en costumbres naturales en ti. Bueno, ya te he facilitado el camino.
He estructurado un método que te solucionará estas inquietudes si lo aplicas como aparece en el
manual.

¡Adquiere ya “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder” para que te conviertas en un
ejecutivo “con suerte”.! ¡Tomar acción enérgica al respecto marcará una gran diferencia en tu estilo de
liderazgo!

Lety Barrios

Leticia Barrios ayuda a ejecutivos a desarrollar habilidades de liderazgo y motivación. Suscríbete a su
boletín electrónico en www.LeticiaBarrios.com y recibe más estrategias GRATIS cada semana.

Adquiere ya los “6 pasos para desarrollar hábitos de éxito en un líder”
o visita www.LeticiaBarrios.com/Blog para conseguirlo.