Está en la página 1de 1

AMANTE JESÚS MIO.

Amante Jesús mío,

Oh, cuanto te ofendí, perdona mi extravío

y ten piedad de mi.

Cual al mirarte se anime, pendiente de una Cruz, por nuestras culpas victima, expira el buen Jesús. Ten compasión y lastima, no siento el pecho herido, habiéndote ofendido con tanta ingratitud.

Amante Jesús mío, Oh, cuanto te ofendí, perdona mi extravío

y ten piedad de mi.