Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

EN PORTADA

CÓMO
SIEMENS
PROMUEVE
LA CUARTA
REVOLUCIÓN
INDUSTRIAL
EL 1 DE ABRIL LA MULTINACIONAL
ALEMANA CUMPLE 120 AÑOS EN ESPAÑA
Y QUIERE CELEBRARLOS IMPULSANDO
EL ÚLTIMO CAMBIO DE PARADIGMA: LA
INDUSTRIA 4.0. “VIVIMOS UN PUNTO DE
INFLEXIÓN”, ASEGURA ROSA GARCÍA

20 ACTUALIDADECONÓMICA [FEBRERO 2015]
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

“El país lleva 10 años
sin renovar la tecno-
logía”, dice la presi-
denta de Siemens
España, Rosa García.
“Corre el riesgo de
quedarse obsoleto”.

[FEBRERO 2015] ACTUALIDADECONÓMICA 21
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

EN PORTADA
CÓMO SIEMENS
PROMUEVE LA CUARTA
REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
LA DEFINICIÓN MÁS INGE- hasta su ensamblado ha sido reempla- dustrial, la cuarta (de ahí lo de 4.0). “Las
niosa de Industria 4.0 se zada por otra en la que los componen- tres primeras”, recapitulan los autores,
la he leído a Warren tes empiezan a cobrar vida. Chui, “fueron fruto del motor de vapor, la elec-
Bennis, un gurú del ma- Löffler y Roberts cuentan que el sector tricidad y las tecnologías de la informa-
nagement. “La fábrica químico “está instalando legiones de ción”. Ahora el desarrollo de “instalacio-
del futuro”, dice, “tendrá sensores” que permiten a los objetos nes, almacenes y máquinas capaces de
dos empleados: un hu- POR MIGUEL corregir su orientación y llegar “a cada intercambiar información, emprender
mano y un perro. La la- ORS VILLAREJO fase en la posición óptima (pequeñas acciones y vigilarse mutuamente” está a
bor del humano será dar FOTOGRAFÍAS desviaciones pueden ocasionar atascos punto de precipitar otro “cambio de pa-
de comer al perro y la THOMAS CANET o averías). Esta mínima intervención, radigma”.
del perro, evitar que el humano toque los multiplicada cientos de veces a lo largo Igual que sucedió con las revolucio-
sistemas automatizados”. de la jornada, genera importantes aho- nes precedentes, la humanidad dispon-
Se trata de una exageración, claro. “La rros de energía y mano de obra”. drá de bienes mejores y más baratos.
mecanización tiene límites”, me explica Y un vídeo de la Academia de Ciencias Todos ganaremos como consumidores,
el ingeniero de Siemens Stefan Richstel. y Tecnología alemana (Acatech) explica pero entre los productores habrá ven-
“Depende de lo repetitiva que sea la ta- que, en cuanto se incorporan a la cinta cedores y vencidos. El informe de la
rea. Los robots son caros y hay que justi- transportadora, los inyectores de Bosch Acatech señala que la pugna por figu-
ficar la inversión”. empiezan a dar órdenes: “Píntame de rar entre los primeros será feroz y que
Pero aunque la distopía de Blade rojo”, “Líjame esta parte de aquí”… Ellos otros Gobiernos, como el estadouni-
Runner (y de Bennis) quede lejos, es un mismos alertan de cualquier incidencia dense y el japonés, están impulsando la
hecho que el mobiliario inerte entre el y, por supuesto, avisan cuando están automatización extrema de su parque
que solía discurrir nuestra existencia acabados. Ya no es preciso almacenar industrial.
de urbanícolas se ha llenado de senso- mercancías a la espera de que alguien La transición no se adivina plácida y a
res y actuadores (sic) que lo vienen do- las encargue. La mayoría se hace sobre los alemanes les preocupan en particu-
tando de cierta inteligencia. En Japón pedido. lar tres cuestiones.
los carteles luminosos de algunos co- La propia factoría se puede levantar En primer lugar, con la excepción de
mercios adaptan su publicidad al per- sobre pedido. SAP, Europa carece de marcas punteras
fil de los consumidores que pasan por en el sector de las TIC. Los colosos de in-
delante del escaparate. En Israel los LA REVOLUCIÓN QUE VIENE. La expresión Indus- ternet (Google, Facebook), el software
equipos agrícolas dialogan con satéli- tria 4.0 se acuñó en Alemania. Sus auto- (Oracle, Microsoft) y la comunicación
tes que examinan los cultivos y deci- ridades encargaron en 2012 un informe (AT&T, China Mobile) están en América o
den qué dosis de fertilizantes o nu- sobre el impacto del internet de las co- Asia. “Solo ocho de las 100 mayores fir-
trientes conviene a cada zona. Y en Es- sas a un equipo dirigido por el presi- mas de alta tecnología tienen su sede en
tados Unidos microcámaras embuti- dente de la Acatech, Henning Kagerman. la UE”, observa Roland Berger. “La com-
das en cápsulas de tres centímetros La conclusión se hizo pública un año pra de Nokia [por Bill Gates] despojó al
han logrado el milagro de la endosco- después, con el título de Recomendacio- continente de su último fabricante de te-
pia sin dolor. nes para implementar la iniciativa es- léfonos”.
“El mundo que nos rodea se está con- tratégica Industria 4.0. El tono general Además, la generación de márgenes
virtiendo en un sistema de informa- es bastante optimista. En su opinión, el está migrando del mundo físico al vir-
ción”, escriben en McKinsey Quarterly país está “excepcionalmente situado” tual. “Ensamblar un iPhone deja poco di-
Michael Chui, Markuz Löffler y Roger para liderar la próxima revolución in- nero; lo que lo da es diseñarlo”, dice José
Roberts. El diseño de chips cada vez Armando García Pires, de la Norwegian
más pequeños y baratos posibilita que School of Economics. Con el negocio del
continuamente se sumen nuevos dispo-
sitivos al llamado internet de las co-
YA NO SE ALMACENAN motor pasa algo parecido. En Berlín te-
men acabar convertidos en meros carro-
sas. Se calcula que para 2020 habrá
30.000 millones de objetos interconec-
BIENES A LA ESPERA DE QUE ceros si pierden el control de los progra-
mas que gestionan las funciones vitales
tados. “Las TIC [tecnologías de la infor-
mación y la comunicación] están cam-
ALGUIEN LOS ENCARGUE. de los coches.
El segundo motivo de inquietud es el
biando radicalmente el modo en que SE HACEN SOBRE PEDIDO. imparable envejecimiento de la pobla-
las compañías fabrican”, sostiene el ción. “Para asegurar que la evolución
consultor Roland Berger. La tradicio- LA PROPIA FÁBRICA demográfica no comporte una pérdida
nal cadena de montaje por la que las de bienestar”, se lee en las Recomen-
piezas desfilaban silenciosas y pasivas SE HACE SOBRE PEDIDO daciones…, no basta con “retrasar la

22 ACTUALIDADECONÓMICA [FEBRERO 2015]
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

edad de jubilación”, sino que hay que den muy deprisa”, dice Stefan Richstel. ya no nos consideran dioses inalcan-
garantizar un aumento sostenido de la “Cuando fui allí por primera vez en zables”.
productividad. 2004 a los ingenieros alemanes nos
Finalmente están los chinos. “Son la contemplaban con admiración. Ahora SIMATIC. Lo más similar a la indus-
mayor economía del planeta y apren- nos siguen tratando con respeto, pero tria del futuro que tenemos en Eu-

[FEBRERO 2015] ACTUALIDADECONÓMICA 23
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

EN PORTADA
CÓMO SIEMENS
PROMUEVE LA CUARTA


REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
ropa lo ha montado Siemens en la ciu- fallos, la temperatura. “En 1995 recopi-
dad bávara de Amberg. Durante el tras- lábamos unos 5.000 datos al año”, re- NO SÉ SI
LA EMPRESA
lado desde el vecino aeropuerto de Nú- cuerda Karl-Heinz. “En 2000 alcanzamos
remberg me explican que la planta los 50.000 y en 2014 los 50 millones.
“ocupa la misma superficie y emplea al
mismo número de personas que cuando
Analizamos en tiempo real lo que hace
cada empleado. Tenemos 1.000 puntos ESPAÑOLA NO INNOVA
se construyó, hace 20 años, pero produce
ocho veces más”.
de control, 1.000 escáneres, 1.000 apara-
tos online”. PORQUE ES PEQUEÑA
Siemens hace en Amberg el simatic, un
dispositivo que automatiza toda clase de
Cada vez que surge un contratiempo,
una alerta determina el momento y el lu- O ES PEQUEÑA PORQUE
manufacturas. En la sala donde asisto a
una breve presentación tienen expuesta
gar exactos. “Es esencial que los fallos se
identifiquen en tiempo real”, dice
NO INNOVA, PERO ALGO
una muestra. Su aspecto no es muy im- Richstel. “De lo contrario, siguen avan-
HAY QUE HACER, PORQUE
ponente. Recuerdan al típico cuadro de
la luz que hay a la entrada de cualquier
vivienda. Pero estos aparatitos gestio-
nan desde el embotellado de refrescos
hasta la construcción de aviones, pa-
sando naturalmente por el propio en-
samblado del simatic. Como dice el vice-
presidente de la multinacional Büttner
Karl-Heinz, “simatic controla a simatic”.
El sitio está limpio como la patena. No
hay ruidos y la temperatura es agrada-
ble. La fábrica del mañana se parece
más a una sucursal bancaria que al si-
niestro taller de replicantes de Blade
zando por la cadena y es más difícil de-
tectarlos y corregirlos”.
El resultado de todo este caudal de da-
tos es “una cesta de información” que
constituye un duplicado digital de Am-
berg. Las instalaciones que se ven desde
la carretera son solo la planta física. Hay
otra mitad virtual, en la que los ingenie-
ros vigilan y modelan los flujos, como en
Matrix.
“Ya no hay división entre control y pro-
ducción, todo es lo mismo”, dice Karl-
Heinz. Lo cibernético y lo físico se han
fusionado en una realidad ciberfísica, en
ES MENOS PRODUCTIVA”
“MUCHAS PYMES PIENSAN
QUE ESTO DE LA CUARTA
REVOLUCIÓN NO VA CON
ELLAS Y QUE YA VENDRÁ
ALGUIEN Y LAS PONDRÁ AL

Runner. El lema es “perfección para la que los robots se encargan del trabajo DÍA. ESTÁN MUY
nuestros clientes”. mecánico y los humanos de la supervi-
“Nuestros artículos no pueden permi- sión y el diseño. No se programa solo el EQUIVOCADAS
tirse el lujo de fallar”, explica el gerente proceso de fabricación, sino cada artí-
Stefan Richstel. “Imagínese, supondría culo concreto, de acuerdo con las especi-
pararle una línea a la Volkswagen o a ficaciones fijadas por el cliente. Los habrá que detener la línea, se van a per-
Airbus”. componentes que circulan por las cintas der dos minutos”.
El problema es que los humanos (in- de Amberg saben si su destino final es Al principio me hace gracia lo serio
cluidos los alemanes) somos bastante una firma de champús o unos astilleros que se pone el hombre: “se van a perder
buenos equivocándonos. Lo hacemos y, mediante un diminuto emisor de ra- dos minutos”. Es tan alemán. Pero des-
exactamente 500 veces por cada mi- diofrecuencia, van indicando a cada ope- pués se me ocurre que no es ninguna
llón de oportunidades, que es como rario lo que debe hacerle. tontería en una factoría de la que sale un
miden estas cosas los científicos. En “Todo está concebido para que el ob- artículo por segundo.
Amberg han rebajado la ratio hasta jeto aporte la información, no queremos
11,5 veces. “En términos estadísticos extraerla nosotros, somos demasiado DEPRISA, DEPRISA. Amberges un alarde im-
estamos hablando de una tasa de vagos”, dice Richstel, y se ríe estrepito- presionante, pero para el ojo profano no
acierto del 99,9985%”, dice Karl-Heinz. samente, no vaya a ser que no haya cap- deja de ser un ejercicio de virtuosismo
“Bajar mucho más no es fácil. Nos mo- tado la ironía y piense que de verdad un tanto circense. Muy bien, estos tíos
vemos cerca de las seis desviaciones son demasiado vagos. Luego me señala han logrado que el simatic se comunique
estándar o seis sigma, que es el en- una pantalla donde ha saltado un rótulo por radiofrecuencia con una pistola de
torno de sucesos extremadamente im- amarillo. “¿Ve?”, comenta con satisfac- inyección para que lo pinte de azul. Fan-
probables”. ción. “La máquina se está quedando sin tástico. “¿Y eso para qué sirve?”, le plan-
Para llegar hasta aquí, los ingenieros una bobina y avisa para que la repongan teo ya de vuelta en Madrid a la presi-
de Siemens empezaron por medir y po- antes de que se termine del todo”. De re- denta de Siemens España, Rosa García.
ner nombre y apellido a todo. Identifica- pente el rótulo cambia a rojo. La sonrisa “¿Cómo me afecta a mí?”
ron las máquinas, los materiales y los de Richstel se esfuma. “No han llegado a “Yo siempre les cuento a mis hijos que,
programas. Registraron los procesos, los tiempo”, masculla consternado. “Ahora cuando mi padre decidió comprarse un

24 ACTUALIDADECONÓMICA [FEBRERO 2015]
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

coche, había una marca, que era Seat;
dos modelos, el 600 y el 1400, y dos co-
lores, el blanco y el negro”, me explica.
“Hoy no creo que haya en España mu-
chos coches idénticos. Elegimos múlti-
ples características. Y en Alemania son
todavía peores. Un fabricante me con-
taba que saben cuándo un encargo es
para un alemán porque no le piden nin-
guno de los cientos de pantones de se-
rie, sino alguno especial”.
Los consumidores nos hemos vuelto
caprichosos. E impacientes. “El plazo
que se tarda en entregar, el time to mar-
ket, es básico”. Cumplir estas exigencias
a un coste razonable es imposible para
una manufactura tradicional. Debería
elaborar tandas de todos los colores, sin
saber a ciencia cierta cuántas unidades
iba a vender de cada una. Y pagar por al-
macenarlas.
Pero si tienes duplicado el proceso
en una “cesta de información”, como
en Amberg, puedes recorrer virtual-
mente buena parte del camino. No ha-
ces un montón de coches marengo con
la esperanza de que ese sea el tono de
moda. “Diseñas el modelo y sus distin-
tas variantes con un ordenador y po-
nes a prueba su rendimiento en todas
las circunstancias”, dice Rosa García.
“No necesitas prototipos. En China
acaban de sacar las primeras cámaras
fotográficas únicamente con ensayos
virtuales”.
Eso ya constituye un ahorro impor-
tante de recursos y tiempo. Pero es que
tampoco esperas a que la fase de desa-
rrollo esté concluida para construir la
fábrica. “No proyectas una cosa detrás
de otra, sino simultáneamente, de modo
que puedes arrancar la producción en
cuanto te aprueban el diseño”.
“Algunas compañías tienen listas ver-
siones avanzadas de sus artículos”, dice
Pascual Dedios, responsable de Digital
Factory en Siemens”, pero explotan las
antiguas comercialmente y, cuando se
quedan obsoletas, le dan al enter y lan-
zan las nuevas”.
“Una vez que has digitalizado el pro-
ceso”, coincide Rosa García, “retocarlo
para introducir mejoras o modifi-
caciones de última hora es senci-

[FEBRERO 2015] ACTUALIDADECONÓMICA 25
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

EN PORTADA
CÓMO SIEMENS
PROMUEVE LA CUARTA
REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
llo”. No tienes que adivinar lo que se va mación y captación de talento, etc.
a llevar la próxima temporada. Al com- Pero ya digo que la conclusión es opti-
primir al mínimo el time to market, pue- mista: el país está “excepcionalmente si-
des ver lo que el público demanda y fun- tuado” para el desafío.
cionar casi sobre pedido. El caso de España es diferente.
También es posible optimizar el con- —Contamos con sólidas fortalezas —
sumo eléctrico. “En España ya hay soft- dice Rosa García—. Nuestros modelos
ware que predice el precio de la luz. de gestión son universalmente recono-
Una empresa que, por ejemplo, vende cidos: no por casualidad tres de las 10
papeles de distinta calidad puede pro- mejores escuelas de negocio del pla-
gramar la elaboración de los más inten- neta están aquí. Nuestros ingenieros
sivos en energía para que coincidan con gozan de gran prestigio, las multina-
las tarifas valle”. cionales españolas de la construcción
Finalmente, los sistemas inteligentes son líderes, los fabricantes de coches
te permiten anticipar incidencias y su- siguen atrayendo
primir los tiempos muertos. “Los bancos contratos, la pro-
Instalaciones de Sie-
ya lo hacen”, dice Rosa García. “Es muy pia sociedad ha mens en Amberg (Ale-
raro que te digan que no te atienden por- mostrado un mania), donde se fabri-
que se les ha caído el servidor. No es que enorme sentido can los simatic (bajo
nunca fallen, es que disponen de tecno- de la responsabi- estas líneas), unos dis-
logías que prevén cuándo va a darse una lidad durante la positivos que automati-
ruptura y se anticipan o la solucionan crisis, asumiendo zan cualquier clase de
sobre la marcha”. con madurez los proceso industrial:
desde el embotellado de
recortes…
refrescos a la construc-
RELOCALIZACIÓN. Durante décadas, en Occi- —¿En qué esta- ción de aviones.
dente asistimos impotentes a la destruc- mos fallando, en-
ción del tejido industrial. Los costes la- tonces?
borales asiáticos resultaban imbatibles —Llevamos 10
y atraían sin remedio los capitales de años sin renovar la
todo el planeta. tecnología y nos
Pero las eficiencias que proporciona el estamos quedando
internet de las cosas, combinadas con la obsoletos. Necesi-
inevitable mejora de los condiciones de tamos impulsar el
vida en Asia y la caída del petróleo, han I+D, sobre todo el
invertido el sentido del movimiento. “El privado. Si la em-
otro día hablaba con un colega de Esta- presa española se
dos Unidos”, cuenta Rosa García, “y le pusiera al día, pa-
pregunté si era verdad que se reindus- saríamos del
trializaba tan deprisa como se lee en los 1,13% del PIB al dos coma mucho. cer para no perder las ayudas y las
medios. ‘Hombre’, me dijo, ‘las plantas —Nos falta tamaño. Tenemos demasia- ventajas tributarias.
tardan en levantarse, pero dentro de dos das pymes y las economías de escala son —Cuando pregunto a las pymes por
o tres años asistiréis a una invasión de fundamentales para investigar. qué no crecen no mencionan la fiscali-
artículos made in USA”. —Está todo muy relacionado, efectiva- dad, sino la falta de crédito barato. Las
Rosa García arquea las cejas y sacude mente. Hay ahí un dilema del huevo y la entidades les han estado prestando va-
levemente la cabeza. “Al otro lado del gallina: no se sabe si las compañías es- rios puntos por encima de lo que car-
Atlántico ya han empezado. En Europa pañolas no innovan porque son peque- gan a sus rivales alemanas, inglesas o
no podemos esperar”. ñas o si son pequeñas porque no inno- francesas. Eso deteriora su competiti-
Las Recomendaciones… de la Acatech van. Pero en cualquier caso es algo que vidad. El Ejecutivo ha realizado esfuer-
identifican algunos flancos que Alema- conviene resolver, porque somos un 34% zos para potenciar otros canales de fi-
nia debe reforzar para no perder el tren menos productivos. nanciación, como el Mercado Alterna-
de la Cuarta Revolución: tiene que am- —Algunos expertos sostienen que el tivo Bursátil o el Mercado Alternativo
pliar la red de banda ancha, estandari- Gobierno protege demasiado a las de Renta Fija, pero seguimos muy por
zar los protocolos informáticos para fa- pymes y que eso desincentiva su desa- debajo de Estados Unidos, donde casi
cilitar la interconexión, potenciar la for- rrollo, porque los gestores evitan cre- el 75% de las corporaciones obtienen

26 ACTUALIDADECONÓMICA [FEBRERO 2015]
Impreso por Walther Von Plettenberg. Prohibida su reproducción.

sus recursos fuera del circuito banca-
rio. Aquí no llegamos al 40%. LA INDUSTRIA 4.0 NO ES EL Karl-Heinz, “y no me refiero a los científi-
cos. El 41% de las ganancias de producti-
—En Alemania también recurren mu-
cho a los bancos.
FIN DEL TRABAJO PERO VA vidad procede de sugerencias a pie de fá-
brica, no de los laboratorios de I+D”.
—Están mejor que nosotros. El 50% de
la financiación es alternativa. Hay
A AGRANDAR LA BRECHA Pero aunque la Industria 4.0 no su-
ponga el fin del trabajo, sí agrandará la
como tres escalones y nosotros ocupa-
mos el más bajo.
SALARIAL ENTRE LA MANO brecha entre la mano de obra cualificada
y la no cualificada. Habrá menos oportu-

FURIA. En los años 70 la industria española
DE OBRA CUALIFICADA nidades para las personas sin prepara-
ción, cuyas tareas puedan mecanizarse o
llegó a representar un tercio del PIB.
Luego, las sucesivas crisis y reconversio-
Y LA NO CUALIFICADA deslocalizarse al Tercer Mundo. Por el
contrario, se recompensarán generosa-
nes la fueron desmantelando hasta de- mente los perfiles más sofisticados, capa-
jarla reducida a poco menos del 13%. ellas y que ya vendrá alguien con un ces de marcar la diferencia con un diseño
Rosa García no cree que recuperemos paquete de software para que se pon- rompedor o una aplicación diferente.
nunca aquellos niveles, ni siquiera lo con- gan al día cuando llegue el momento. España ha realizado avances encomia-
sidera aconsejable: con el potencial del Están muy equivocadas”. bles en flexibilidad y costes salariales,
país para el turismo y los servicios su- El mundo avanza hacia una era de ma- pero por sí solos no constituyen “una
pondría probablemente dar un uso inefi- nufacturas personalizadas y de entrega fuente de ventaja sostenible”, como re-
ciente a los recursos. Pero eso no significa inmediata. En Amberg me insistieron cordaba hace un año el informe de PwC
que debamos resignarnos a ese magro mucho en que el simatic no va a conde- Claves de la competitividad de la indus-
13%. “Sobre todo”, dice, “después de ver nar al paro a nuestra especie. Primero, tria sostenible. Tenemos que impulsar
cómo responde a las crisis una economía porque ya hemos visto que no siempre empresas grandes, con plantillas bien
terciarizada: a base de recortes y paro”. compensa sustituir a los humanos y, se- educadas, que apuesten con decisión por
“Vivimos un punto de inflexión”, gundo, porque a los autómatas les cuesta los sistemas automatizados.
añade. “Muchas pymes piensan que aprender. “La creatividad del empleado O irnos resignando a ser los que
esto de la Cuarta Revolución no va con es indispensable para nosotros”, dice dan de comer al perro.

[FEBRERO 2015] ACTUALIDADECONÓMICA 27

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful