Está en la página 1de 3

REVISION BIBLIOGRAFICA #1

El prurito.
Enfoque terapéutico en la atención primaria de salud
Rubén José Larrondo Muguercia,1 Aymée Rosa González Angulo,2 Luis Manuel
Hernández García3 y Rubén P. Larrondo Lamadrid4

INTRODUCCION
Se analizan y exponen las medidas terapéuticas para el control del
síntoma prurito en la atención primaria, haciéndose énfasis en las
medidas generales para la aplicación tópica y en el correcto uso de los
antihistamínicos de los distintos grupos.

El prurito es una manifestación subjetiva y desagradable por la cual
consultan frecuentemente los pacientes en la atención primaria de
salud. Después de un examen físico minucioso y de una anamnesis
exhaustiva, el médico de asistencia primaria estará en condiciones de
crear 2 grandes grupos de casos, por un lado los que consultan por
prurito y tienen evidencias clínicas de enfermedad cutánea definida, y
por otro, los que presentan el síntoma sin las evidencias señaladas.

DESARROLLO
La base del tratamiento del prurito está constituida por la búsqueda de
la causa y la eliminación o el control de la misma.
Medidas tópicas.

Lo primero que se debe hacer es orientar sobre la necesidad de que
recorten las uñas de las manos, pues, estas lesionan la piel pruriginosa,
provocan excoriaciones y facilitan la infección secundaria.

Debe evitarse el uso de irritantes para la piel como los antisépticos, los
desinfectantes, el alcohol y los derivados del petróleo. Debe aconsejarse
que los jabones sólo se usarán para el aseo y nunca deben frotarse
sobre las zonas lesionadas.

Se podrán indicar compresas frías en las áreas con prurito, sólo con
agua hervida fría, pues, no solo disminuye la sensación de prurito, sino
que reduce los procesos inflamatorios acompañantes.

Los principios activos antipruriginosos son: el fenol (usado al 0,5 % y
nunca en niños), el mentol (usado al 0,25 %) y el alcanfor (usado al 0,5
%); estos se usan en diferentes formulaciones magistrales estas

DERMATOLOGIA

Pueden clasificarse de la siguiente forma: Antagonistas de los receptores H-1. Etilenodiaminas: Tripelenamina. azatadina. Bajo ningún concepto se utilizará el fenol en preparaciones tópicas indicadas a niños por su toxicidad sistémicA. famotidina. nizatidina. tratamiento y seguimiento en el área de salud a aquellos casos con: foliculitis. herpes simple. Doxepina. Cimetidina. candidiasis. serán tributarios de diagnóstico. Dentro del grupo de pacientes con prurito y evidencias objetivas de enfermedad dermatológica. ranitidina. Piperacinas: Hidroxizina. por lo que su uso no es recomendado. por lo que deberá recomendarse un reposo relativo a los pacientes que consulten con el síntoma. (No sedantes) Astemizol. parece ser que atenúan el prurito. pitiriasis versicolor. Alquilaminas: Clorfeniarima. En el resto de los padecimientos. un ambiente fresco. el café y las comidas muy picantes. Medidas sistémicas El reposo y la disminución de la actividad física tienden a disminuir la intensidad del prurito. así como la evitación de sustancias como el alcohol. dexclorofeniramina. REVISION BIBLIOGRAFICA #1 preparaciones se utilizarán tópicamente 2 ó 3 veces por día en las zonas pruriginosas de la piel. Antagonistas de los receptores H-2. Antihistamínicos Los antihistamínicos son las drogas de primera línea en el tratamiento del prurito. sin embargo. Piperidinas: Ciproheptadina. Existen preparaciones tópicas que contienen antihistamínicos y anestésicos. sobre todo porque se oponen a la acción de la histamina. (Sedantes) Etanolaminas: Difenhidramina. varicelas. clemastina. loratadina y cetirizina. sarna. tiñas. DERMATOLOGIA . meclizina. su valor real en el control del prurito es discutido y provocan sensibilizaciones importantes. Se aconsejará además. principalmente por su efecto sedante. pirilamina. Otros antagonistas H-1.

que algunos pacientes podrán ser sometidos a paratiroidectomía. CONCLUSION Como se ha señalado. el prurito es un síntoma que obedece a múltiples causas. que podrá estar indicada la hemodiálisis en los pacientes con insuficiencia renal crónica. las cuales. Los otros procesos serán interconsultados con el dermatólogo y el médico de asistencia primaria deberá supervisar el cumplimiento de las medidas indicadas. Con las medidas generales. sin duda. Se tomarán las medidas necesarias para el control de los procesos internos que estén ocasionando prurito. picaduras de insectos. REVISION BIBLIOGRAFICA #1 pediculosis. DERMATOLOGIA . urticaria aguda. y los pondrán en mejores condiciones mientras se determina la causa y se toman las medidas específicas. aliviarán mucho a sus pacientes. miliaria o salpullido y dermatitis por contacto. los Médicos de Familia podrán contar con una metodología adecuada para el control de este síntoma en sus labores diarias. tanto tópicas como sistémicas aconsejadas. El Médico de Familia deberá conocer que podrá usarse la colestiramina (un hipocolesterolémico con propiedades de resinas de intercambio iónico) en el manejo del prurito relacionado con enfermedad hepática y renal. e incluso en algunos casos podrán utilizarse las radiaciones ultravioletas de onda media y onda larga (UVA o UVB). constituyendo un motivo de consulta frecuente en la atención primaria de salud.