Está en la página 1de 45

UN PUEBLO LLAMADO JESÚS

Rafael Carbonell de Masy SJ
Norberto Levinton

1

Índice
Introducción

La historia de un Pueblo llamado Jesús. Rafael Carbonell de Masy SJ

La Micro-Región: espacio y tiempo en la cartografía producida por la
interacción jesuítico-guaraní. Norberto Levinton

La piedra y la cal. La calidad de los artífices en el contexto
socioeconómico pos-jesuitico: el caso de la iglesia de Jesús. Norberto
Levinton

Certificación del mapa correspondiente al territorio del Pueblo de
Jesús. Norberto Levinton

2

La historia de un Pueblo llamado Jesús
1-Un pueblo entre dos rutas
La expedición de Adelantado Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, ya nombrado gobernador
del Río de la Plata, no fue fácil: tras “cinco meses de accidentada navegación”: desde
que partió Cádiz el 2 de noviembre de 1540, llegó a la isla de Santa Catalina en abril de
1541. De allí Don Alvar mandó a Buenos Aires un navío de socorro pues le urgía dar
pruebas de su benéfica presencia y asumir su gobierno en Asunción del Paraguay, la
capital de la gobernación del Río de la Plata.
En la costa atlántica la acogida de los guaraníes sorprendió a los expedicionarios que
ofrecían ayuda y contaban con intérpretes. Incluso encontraron dos misioneros
franciscanos, Fray Bernardo de Armenta y Fray Alonso Lebrón, que en 1538 llegaron a
Santa Catalina, junto a costa atlántica: catequizaron a indígenas entonces con una
lengua común, guaraní o tupí. Más no habían faltado conflictos a los frailes por
enfrenamientos de unos guaraníes contra otros porque unos grupos habían sido
evangelizados y recibido el bautismo. A su tiempo, el Adelantado logró calmarlos,
cuando ya amenazaban airadamente a los franciscanos.
La expedición había sido bien planeada. Contaban con intérpretes y expertos para hacer
barcas y disponían de buenas herramientas; también de caballos para largos
desplazamientos por tierra. Pero nadie imaginaba las reacciones de los guaraníes que
acompañaban a los expedicionarios a caballo: tanto sorprendieron los resabios de
caballos que “tenían muy gran temor”; y “rogaban al gobernador que dijese a los
caballos que se enojasen”. Y bastó calmarlos para eliminar todo pánico y proseguir el
camino1.
Los que se desplazaban por río subieron hasta las nacientes del Iguazú donde
construyeron las balsas y canoas descendieron por este río [agua grande en castellano]
hasta múltiples saltos por unas peñas con distintas formas y colores según la luz del día,
o las cataratas del Iguazú, hasta desembocar en el Paraná. Aquí se imponía la elección
de ruta.
Cabeza de Vaca envió los expedicionarios enfermos con otros que los ayudasen y
defendiesen por el Paraná hasta Asunción. Aunque fueron atacados con flechas, se
protegieron con escudos y con algunos disparos de armas. Asustados los atacantes,
huyeron y permitieron llegar a la capital sin perdida de vida alguna. Fue clave en este
difícil viaje conversar “con el indio principal del río y de nombre Yaguaron” los
encaminó al indio llamado Francisco, “criado entre cristianos” y que los orientó en la
ruta.
El Adelantado prefirió cruzar el Paraná y subir a caballo cerca del cauce del Monday,
afluente del Paraná para descender por una suave llanura hasta el río Paraguay a fin de
navegar hasta la Asunción, una ruta menos arriesgada que la del Paraná.

1

Alvar NUÑEZ CABEZA DE VACA, Naufragios y Comentarios (edición de Roberto Ferrando, 1984),
págs 32-33 y 163-180.

3

No obstante que el Adelantado Alvar Nuñez Cabeza de Vaca en sus Comentarios se
defienda ante sus delatores, la hospitalidad guaraní era patente al acoger a los primeros
expedicionarios en el fértil paraje de la Asunción del Paraguay, ofreciéndoles sus tierras
y sus hijas2
Una hospitalidad también propia de los monteses del Monday, al encontrar los venidos
de otro continente. Si tal hospitalidad no parece existir durante tres últimas décadas del
XVII, algo muy grave ha tenido que ocurrir para interrumpirla...
La orografía con bosques espesos nos ayuda a entender esas características de unos
guaraníes llamados monteses (o salvajes) del Monday, un afluente del Paraná. Con todo,
no pretendían el aislamiento: su río era uno de los cuatros indispensables para dos rutas
desde la costa atlántica cercana a la isla de Santa Catalina: seguir hasta Asunción del
Paraguay, capital de la provincia del Río de la Plata: Iguazú, Paraná, Monday y
Paraguay3 o la otra ruta que, descendiendo por el Paraná y a través del Tebicuary, lleva
hasta Asunción, la ruta arriesgada por guaraníes belicosos ante a la presencia de
extraños venidos de lejanas tierras que les habían desilusionado.
La tradicional ruta hacia el sur del río Paraguay a la Asunción, hacía al norte acercaba
hasta las minas de la plata de Potosí, por muchos siglos las mayores del mundo,
evitando una navegación por el océano Pacífico, tan amenazado por barcos ingleses y
holandeses. Era preferible seguir la ruta pues aprovechaba el río Paraguay, aunque
existiesen riesgos de grupos étnicos rebeldes en zonas casi desérticas como el Chaco y
que las conocían relativamente bien.
2- La evangelización en la cuenca del Paraná
Fue una evangelización tardía, lenta y arriesgada: el 8 de febrero de 1575, treinta años
después de ser fundada la Asunción del Paraguay, arribaron Fray Alonso de
Buenaventura y Fray Luis de Bolaños. Para ambos evangelizar a los guaraníes exigía
evangelizar a los venidos de Europa: la “mala vida y el mal ejemplo de los que acá
viniesen por conquistadores, les harían menospreciar nuestra fe: “viendo que yo les
hago guardar la ley de Dios a la letra”, al ver “lo contrario en los que acá viniesen,
dirían que éramos embusteros”. Así “no está convertido todo el mundo, por la mala vida
de los cristianos”4.
La Compañía de Jesús llegó tarde al nuevo continente, pues “Felipe II no quería que
pasasen a las Indias religiosos, fuera de agustinos, dominicos y franciscanos. Aún al
Rey que había escrito al provincial de los agustinos, mandándole asignase veinte
religiosos”; este respondió que le era “imposible hacerlo, pues no tenía personal
disponible para una nueva misión”.
Felipe II cambió de modo de pensar, aceptando jesuitas misioneros inicialmente para
Florida y para Perú que abarcaba territorios de dimensiones indescriptibles; y el 18 de
febrero de 1567 el P. General de la Compañía, Claudio Acquaviva fundó la gran
provincia jesuítica del Perú con su repercusión en la falta de misioneros para insertarlos
2

Manuscritos Coleçao de Angelis, I, Jesuítas e bandeirantes no Guairá (1594-1640), Rio de Janeiro,
1951, pág. 163.
3
Declaración escrita que Francisco Ortiz de Vergara entregó a Juan Ovando, visitador del Real Consejo
de Indias, el 7 de Mayo de 1569 (Documentos Históricos Geográficos relativos a la Conquista y
Colonización Rioplatense, Buenos Aires 1941, t.I, págs. 14-15.
4
La frase es del franciscano fray Bernardo de Armenta, predecesor de fray Luis de Bolaños en Paraguay.
Cfr. José Luis SALAS, o.f.m.,La evangelización franciscana de los guaraníes Asunción, 2000, pág. 23,
donde cita un texto publicado por Margarita DURÁN ESTRAGÓ Testimonio indígena 1592-1627, en
Biblioteca Paraguaya de Antropología, v.XXI, (Asunción, 1994), pág. 30.

4

General tuvo que encargarse de crear otra provincia no menos grande. que tuvieron que dejar por faltar misioneros y por amenazas de los guaraníes paranaenses. causa de resentimientos y de guerras. En 1604 el P. Diego de Torres del Bollo. sin confianza en los inmigrantes venidos de Europa. Asunción del Paraguay procuró informarse de la posibilidad de evangelizar a los indígenas. S. Torres afrontó una tarea inesperada y compleja. sus reducciones más cercanas del Paraná: sobre todo la incipiente de Yaguacamyctá. procuró encontrarse con Hernandarias. Y las tentativas de paces duraderas pronto acababan. comenzando a funcionar en 1607. al Paraná y a los guaicurúes. Tras la entrevista. pág. (Archivo Histórico. y han ido con grande celo de servir a Dios y a Vuestra Majestad7 En contraste con los guaraníes del río Paraguay. los del Paraná retenían las experiencias de su pasado. Lovanii. 1609. vol. Nuevo Reino de Granada y Quito. 6 Synopsis historiae Societatis Iesu.a los seis meses de episcopado. al Rey. por su relativa cercanía al Paraná. Arapizandú conversó con el Obispo Fray Reginaldo de Lizárraga. 207-208. y sujeta a encomenderos residentes en 5 Diccionario histórico de la Compañía de Jesús. cansado de tanta guerra. 100-101. Provincial (1607-1615).) seis religiosos y son siervos de Dios. págs. 5 . A inicios de 1609. 1951. Así lo que hizo el Gobernador por cédula y capítulo de carta de Vuestra Majestad: “envié luego(. Si los franciscanos habían evangelizado más bien zonas cercanas a la Asunción y desde allí hasta la cuenca del Paraguay. Entre 1609 y 1611. lenguas [ conocen lenguas indígenas] y doctos. El evangelio de la paz no era compatible con una sumisión arbitraria. Historia de la Iglesia en la Argentina. el cacique Arapizandú. falleció. Diego de Torres.1950. Madrid.en las actividades apostólicas prioritarias y que el obispo y gobernador correspondiente refrendasen dentro de los límites geográficos según consta en tantos documentos del Archivo de Indias5. 8 . Pero el gobernador Hernandarias. José de Caazapá y S. II (1600-1632. 7 Cayetano BRUNO. pues su primer provincial. por orden el P.. de la que separó. enviar seis padres” al Guairá. que había entrado a mitad de 1609 en Asunción y el 13-XI. P. En nombre de varias comarcas del Paraná le pidió misioneros que evangelizasen a los guaraníes y cesasen las guerras y todos viviesen tranquilos. biográfico-temático. el gobernador. Roma y Universidad de Comillas. pág. fundó S. apunto de embarcarse para Buenos Aires. y dejarla organizada6 Recién llegado a la capital del Río de la Plata. Pero que sería la base de una reducción jesuítica. Por lo que había oído de Arapizandú. fueron además los primeros religiosos en atender al Guairá. sin descuidar otros grupos sociales y la fundación de de un colegio para mejorar la formación del clero y de la población en general. controlaban su río.668. como el último recurso.. muy famoso en el Paraná. le aconsejó acudir a los jesuitas8 El P. Francisco de Yutí. 2001). General Claudio Acquaviva (1581-1615) fundó la provincia del Paraguay. de tal tamaño que mereció el nombre de provincia gigante: del Atlántico al Pacífico :con fronteras al nordeste con Brasil y al noroeste con la gran provincia del Perú. I. fray Luis de Bolaños con otros de su orden. págs. a 30 de abril de 1610: “llegando a la Asunción me pidió el gobernador Hernando Arias con parecer del obispo. dominico. el obispo se había negado a darle sacerdotes. Ignacio del Paraná. Según escribió el P. Porto Alegre.

apenas instruida en los fundamentos de la fe y sujeta a encomenderos10. Sobre la satisfacción de fray Luis de Bolaños. al 12-XI1628. aquellas familias modestas y que tenían indios de servicio con sus propias familias integradas en una misma casa. págs. “haciendo en Cabildo pública renunciación en forma de derecho de todos sus indios y encomienda”. Fundada el 29 de diciembre de 1609. págs. Por ejemplo. Diego González Holguín. Y experimentó una mudanza en su actitud: “con obras dio el mas raro ejemplo de cristiandad”. dejando toda la hacienda que cultivaba en Paraguay con ellos”. Francisco de Alfaro. la mejor que había en toda la gobernación. además ha suplicado ha suplicado al gobernador Diego Marín Negrón que no los ponga en cabeza de nadie por veinte años. Sotomayor tuvieron que refugiarse tres meses en el pago de Tacumbú. Ignacio falleció el 13 -IX de 1609. no tanto se opuso a las nuevas ordenanzas en cuanto a sus fines. 40. y que él les acudirá a los Padres que tienen aquella doctrina a cargo y así tiene enviados a sus tierras todos los indios que tiene en casa para su servicio. 12 Pedro LOZANO. y también pág. comenzando por los guaraníes de una reducción. sino a la confusión que crearía su aplicación. tomo XX. 6 . como referencia a un gobernador sensible a las necesidades de sus súbditos. en lo que ellos quisieren o alquilarse [o contratarse] de su voluntad”11 Hernandarias. Prohibía las encomiendas con título de servicio personal y la venta de indios como esclavos. que representaba a la Audiencia de Charcas desde 1599. El P. había asuncenos que mantenían el trato con los jesuitas. pág. Entre el público se percibió esta voz: “ya se habían de haber ido con los diablos”.458-461. por respecto al lugar no hicieron comentarios. caballero. cosa que no aceptaron. Estos “no pueden ser compelidos más de lo que les tocare la mita [o servicio] y los demás han de quedar libres para trabajar en su pueblo.Asunción. en una casita en medio del viñedo. 11 Idem. Ignacio fue el punto de partida para que iniciasen los jesuitas la evangelización del Paraná. el P. El 28 de octubre de 1611. en Carta Anuas (Documentos para la historia de Argentina. al haber asumido los jesuitas Yaguacamyctá ver carta anua del P. Incluso al mismo P. Presencia franciscana en el Paraguay (1538-1824). predicó en la catedral y exhortó a cumplir las ordenanzas de Alfaro. y Hernandarias.268. Y a los indios para servicio de en casa” o los yanacoas “ les dijo que están libres y que podían ir donde quisiesen y que lo hiciesen así. “muy noble y bien intencionado: Hernandarias. y los demás le respondieron”: con igual voluntad nos proveerían de todo matalotaje” para que los jesuitas saliesen “cuanto antes”12. Pese a las amenazas. Una visita importante iba a defender a los indígenas frente a tantos problemas acumulados en la Asunción del Paraguay: D. ante “algunos vecinos principales aseguró que “daría muy gustoso su barca e indios” para que los jesuitas” abreviasen la partida río abajo. por el buen trato que recibían” 9 Sobre las reducciones franciscanas ver Margarita DURÁN ESTRAGÓ. sin considerar las circunstancias particulares de los encomenderos más diferentes de lo supuesto por el representante de la Audiencia. Nicolás Durán. Y en esta capital acabó de redactar unas ordenanzas de 85 artículos y las publicó e1 11de octubre de 1611. S. Historia de la Compañía de Jesús en la provincia de Paraguay. en particular respecto al Paraná. Otros. 10 Fray Reginaldo Lizarraga que había apoyado a Hernandarias en la fundación de S. Resumo los artículos más importantes. Como consecuencia el Padre Rector y el P. rector del colegio de la Compañía en Asunción. 136-167. e indicaron represalias. Rector llegó a escucharle “la persona más principal de aquella gobernación. Diego de Torres tuvo que aceptarla bajo presión del gobernador Hernandarias y del obispo9.

que padecían necesidad. como doce apóstoles. Ignacio del Paraná. tomo XIX. 14 7 .16 Así los guaraníes elegidos para colaborar. En compañía de estos partió el P. Documentos para la Historia Argentina [en adelante. Encarnación se unirá al Uruguay. “sin haber allí español alguno.En 1613. y al tratar con los de S. mas ellos decidieron de “no llevar al Padre. Provincial. pescando en los ríos y cazando en los campos. el P. que se habían acercado al Paraná. Guazú y Uruguay” y a fin de lograrlo habló a los indios de Encarnación “para que le acompañasen”. viese la disposición de los indios con deseo de ganar aquellas almas y atraerlas a su conocimiento”. “Halagos y promesas no bastaron. que ayudaba a misa y a buscar los enfermos y otras cosas. A lo cual el P. con doce escogidos soldase la quiebra de los pasados. 163. desde Asunción. Roque González de Santa Cruz. Y tal tarea evangelizadora será tan amplia como su celo pastoral y su capacidad para formar y alentar a colaboradores en la evangelización en cada ámbito geográfico y cultural. y rezaba las oraciones y doctrina cristiana a los indios. el P. viniendo casi cien indios repartidos entre ellos los oficios que habían de ir haciendo con el Padre. Marcial de Lorenzana mandó al P. fray Alonso15. si no es un niño de hasta diez años. niños y niñas. para mejor controlarlo frente a extraños y algunos visitaron a S. diciendo que los indios que iba a buscar estaban allá con deseo de coger y matar al Padre”. el 28-II-1652. pág. 2). Al fin los Padres de S. por el parentesco existente entre los indios. mas hablando con los indios de esta reducción. Cartas Anuas. Como consecuencia. Carta del P. Ignacio había favorecido la actividad pastoral del P. escribió al P. buscó otro y fue que sabiendo que los indios de Yutí estaban de camino para la yerba [para hacer la yerba mate] y habían de pasar por aquí”. Arapilandí. indias. pág. CA] I. según las instrucciones del nuevo P. 2. el 25 de enero de 1615 fundó la reducción de la Anunciación de Nuestra Señora o Encarnación. La fe compromete personalmente a todos los evangelizados en la convivencia que une y anima. junto al Paraná. Un horizonte inimaginable cuando guaraníes del Uruguay. Pedro de Oñate. de distinta edad o sexo. sin discriminación. Roque] y ayudaba a Misa. Este. y cuidaba de los enfermos y del sustento de los Padres. Como narra el propio Miguel. I-29. Ignacio trazaron que un indio capitán. tras una peste de viruelas que dañó mucho a S. Roque preparó una nueva misión y entrada a las provincias [o territorios] del Yana. que se iban reduciendo.”Yo le servía [al P. Pedro de Oñate sobre el año 1613 en Cartas Anuas. 15 Se refiere al Padre fray Alonso de San Buenaventura. logrando la colaboración de otros de distinta edad14 San Ignacio relativamente cerca del Paraná mereció unir su nombre a este gran río. En 1617. Río de Janeiro. Y el hizo “muy apostólicamente su misión”: “a todos los pueblos de indios que halló daba noticia de su creador y de los misterios de nuestra fe”: le oían con mucha atención”. pidiendo limosnas por las chacras de los infieles. donde pasamos grandes necesidades. 16 “ yo comencé las 33 misas que había ofrecido a N. Ignacio. Roque González que recorriese “las orillas y tierras del gran Río Paraná. Y así recorrió “gran parte de aquellas riberas”13. Roque y ellos salieron muy bien. más allá del lugar de origen. pero gradualmente respetando la libertad en la conversión. Señor de los 33 años de su misión”. llamado Miguel de Ávila. mas con pocos muertos. se pervirtieron de suerte que no fue posible acompañasen al Padre”. y en la orilla opuesta con asentamientos de guaraníes de la cuenca del Uruguay llegados para impedir la entrada de extraños en el gran río. Solo. Roque. 141. “viendo que por tal medio se le cerraba la puerta. para que nos los prestase para esta misión. peligros y trabajos de la vida (ABN o Archivo de la Biblioteca Nacional. iniciaron una tarea pastoral: los evangelizados en la 13 Cfr.

Para enfrentarlos salió con “cantidad de indios armados” y recorrió alrededor de 70 leguas. Gobernador y Capitán General del Paraguay. Colección Manuel Gondra 1028 . Alonso Rodríguez y Juan del Castillo evangelizaron al norte del Uruguay. con 1528 habitantes en 1659. Francisco de Monforte destaca. 3-La fundación de Jesús El Pueblo de Caazapá. 1913. en un informe de 1688. 6-9-4. preparando el terreno a los jesuitas misioneros. 1990:238 y 239. Especificó que había 150 familias20. compartiendo riesgos con caciques evangelizados. el que posibilita la evangelización en la cuenca del Uruguay. 20 de septiembre de 1690. Estos les salieron con “demostración de paz” y le expresaron la voluntad de hacerse cristianos. Colaboraron con esta acción 300 indios de varios asentamientos. 108. En de Charlevoix. se fueron ubicando en el Tape. El 1° de enero de 1685 se fundó el pueblo de Jesús del Monday. se había desplazado más hacia el sur a fines de 1673. Este Cura le relataba que había por la comarca rumores de una invasión de indios Tupíes. Así el Padre Roque pudo tener noticias de tupíes y portugueses. Madrid. pág. Cura doctrinero del Pueblo de Caazapá. Charlevoix da otra version. Posteriormente le visitaron en Caazapá 8 caciques y 182 indios a los cuales agasajó y les hizo algunos presentes. 21 AGNA. En 1691 se produjo el primer traslado del Pueblo ubicándose entre el Mandi-i-soby y el Capiibary. Iglesia y Casa de los Padres21. 19 Necker. Dice que el Obispo de Asunción “escribió al Superior de las Reducciones del Paraná”. Los pobladores. 8 . huyendo de los esclavistas. En determinado momento se encontró con algunos caciques “al modo y traje de los guaycurúes con los labios agujereados y desnudos menos las pinturas que estos usaban”. que los jesuitas habían “fundado nuevo Pueblo en el Ibarotí que es en la jurisdicción de esta Provincia con el nombre del Jesús nuevo”. 20 de septiembre de 1688. Después de cierto trato le parecieron a Fray Buenaventura ser de nación guaraní por hablar la misma lengua y ser indios labradores17. cacique principal del Paraná. recibió una carta del Padre Fray Buenaventura de Villas Blas. lejos de sus tierras nativas.Asunción. los Padres Roque González de Santa Cruz. selva que se encontraban en abundancia en el territorio de los monteses”19. Sala IX. 20 Universidad The Texas of Austin. En este periplo es principalmente la conversión de Tabacambí. Como los franciscanos no tenían disponibilidad de Curas para enviarles a estos indios el gobernador pensó que no había sacerdotes “más a propósito para el caso presente que los Padres Misioneros de la dicha Compañía de Jesús”18. Así. 18 Biblioteca Nacional de Río de Janeiro. I-29-2-69. En 1678 el Sargento Mayor Don Felipe Rexe Corvalán.cuenca del Paraná comenzaron a evangelizar. Carta del Padre Gerónimo Delfín al Provincial de la Compañía de Jesús.”Realiter et vere son guaraníes monteses con las orejas agujereadas y sus barbotes de tembetaes ni más ni menos que los enormes guaycurúes menos el pintarse las caras”. negociantes de esclavos en la costa atlántica paralela al río. Historia del Paraguay. I-29-2-69. 17 Biblioteca Nacional de Río de Janeiro.Una reducción en el Monday parecía una ocasión “tanto más oportuna cuanto que los paraguayos buscaban en ese entonces nuevas selvas de yerba mate.Prepararon las rozas y construyeron las casas de los habitantes.

al occidente del Capiíbary. tienen su iglesia decente y casas de cabildo cubiertas de teja y con las Armas Reales y asientos de escaños. Don Juan Gregorio Bazán de Pedraza. no parece haber tenido una antigüedad mayor a los doscientos años24. 9 . y no visto preso alguno”. de diferentes maneras en diferentes sociedades. un cepo y dos grillos. 22 23 Sahlins. Haciendo diferenciaciones en alguna documentación entre guaraníes y tapes. Lo contrario también es cierto: los esquemas culturales son ordenados por la historia. un cuarto que sirve de calabozo y prisiones.22 Introducción La conformación territorial del área guaranítica. los individuos en cuestión”. Según consta en el auto original hecho por el Gobernador del Paraguay. individualizada así por los españoles23. La síntesis de estos contrarios se desarrolla en la actividad creativa de los sujetos históricos. hubo caciques guayaquíes recíen convertidos. Entre las 150 familias fundadoras de Jesús en Ybarotí y las 300 que figuran en el pueblo de Jesús en 1715. de acuerdo con esquemas significativos de las cosas. M.Un nuevo traslado se produjo hacia 1714. 1988:9. “La historia es ordenada por la cultura. Sahlins. “Islas de historia”. La Micro-Región: espacio y tiempo en la cartografía producida por la interacción jesuítico-guaraní. puesto que en mayor o menor grado los significados se revalorizan a medida que van realizándose en la práctica. el pueblo de Jesús “recientemente mudado a este sitio que a poco ha (…) todavía los más de los edificios de las casas y viviendas de los indios y familias son cubiertos de paja y que son pocos los que hay cubiertos de teja.

hicieron allá su hermanable división de tierras. Si 24 Rodríguez (Corrientes) González de Santa Cruz. Carta del Padre Juan de Escandon SJ al Padre Procurador General Carlos Gervasoni. las cuales tierras se les daban sus propios dueños (que eran los que estaban allí antes de la fundación de la nueva reducción o pueblo)”. era preciso que causase alguna confusión. quien cita a una cantidad importantes de estudios realizados. Con el paso del tiempo las comunidades guaraníticas y las no guaraníticas mantuvieron relaciones ente sí con intercambios de mujeres.Según Chase-Sardi. 2005. que las tierras de un pueblo estaban interpoladas con las de otro. “(…) por ser todos campos y no haber montes (=bosques). Yaros y Guaycurúes. no existieron migraciones masivas sino que lo que hubo fue una búsqueda de mejores espacios ecológicos. según el paraje de donde habían venido los de cada pueblo. “(…) cada cacique tenía su diversa porción de tierras cercanas al pueblo. Estas alianzas en determinados momentos propiciaron concentraciones de varias macrofamilias étnicamente heterogéneas27. sucedía inevitablemente a veces. consideramos como punto de partida de este análisis a la situación previa al contacto28. para atender a la cuestión del dominio del territorio. 30. para sus sementeras y las de sus vasallos. no hay gente labradora”. el proceso de conformación se inicio en diferentes etapas. Y como esta interpolación de tierras. 1994: 111. y aún alguna otra hicieron de nuevo los reales ministros que a aquellas Reducciones pasaron con poder de Su Majestad como pasó el Señor Oidor Don Juan Blázquez Valverde. la que después confirmaron. 25 10 . 20. 1965: 22. y a veces más parcialidades o caciques con sus vasallos. o esperaba tener. Estas situaciones incidieron en la división de los grupos más importantes con el objeto de formar asientos más reducidos25. una situación forzada por la metodología agrotécnica del rozado. la que posiblemente se realizó hacia los primeros años del siglo XVI. los mismos pueblos por consejo y dirección de los Padres Misioneros. si lo hubo. es fundamental tener en cuenta los sucesivos desplazamientos del asentamiento. En este sentido. cuñadazgo y planteamiento de alianzas tácticas para la guerra. 29 Ibidem: 22. 27 Levinton. Córdoba. 28 Furlong. Con este dato es posible definir claramente. y la migración de los guaraníes que alcanzó el delta del Paraná (Chandules). el año de 1657”. 9 de mayo de 1756. La posibilidad de delimitar un área guaranítica con cierta homogeneidad se debió a la resistencia de pobladores más antiguos con suficiente capacidad militar para obstaculizar los movimientos de los migrantes26. Yapeyú. Por todo ello. que se destinaban para estancias del ganado que cada pueblo tenía.”(…) porque en cada uno de estos pueblos o Reducciones había 15. Al respecto de los pueblos de La Cruz y de Jesús. 15 de noviembre de 1627. En el orden de la máxima expansión guaraní se considera la migración hacia los Andes (Chiriguanos). 26 Principalmente Charrúas. el traspaso que realizó cada comunidad de su Derecho Natural a la que finalmente se radicó en ese lugar 29. tipologías micro-regionales elegidas para este análisis. Después hubo corrimientos del gentío causados por las sequías o por las plagas y por los focos de enfermedades debidas a la presencia de esteros y pantanos.

En él. Por todo ello. los alcances de este trabajo corresponden en esencia a las incumbencias de la antropología histórica 11 .Sigue sobre Blázquez de Valverde”(…) les concedió las que ellas después liberalmente cedieron a los otros tres pueblos que después se fundaron por allí. Pueblo de San Xavier. 31 AGNA. se tratase otra vez de mudanza”. 7-1-2.tomamos el año 1609. “(…) los capitanes y caciques del pueblo. Esta ubicación cronológica señala que ambos pueblos debieron insertarse en una organización espacial misionera previa por lo que necesariamente debieron convivir con una cantidad de pueblos originarios dueños del territorio de su asentamiento urbano y a la vez con otros pueblos relocalizados o sea trasladados desde su primer asentamiento30. data de iniciación del proceso de fundación de los pueblos misioneros. En algunas de estas micro-regiones misioneras también incidió la relación de los indios misioneros con otros grupos étnicos. fue organizado y determinado históricamente por la interacción jesuíticoguaraní32. de Santiago y Santa Rosa”. Veremos. o sea el territorio correspondiente a cada centro urbano. es fundamental comprender el lenguaje y el alcance de las representaciones cartográficas. como punto de comparación tenemos que el asentamiento inicial del pueblo de la Asunción posteriormente La Cruz. 1-La micro-región de La Cruz a. 33 Augé. La hipótesis del trabajo es que esta interacción aparece expresada en la cartografía pertinente especialmente por la expresión en los dibujos de un particular planteo de la relación entre espacio y tiempo33. Sin fecha (alrededor de 1638). que el manejo de estos conceptos básicos es fundamental para cumplimentar este artículo. 1998 (1994): 29. pidieron a los Padres que antes de empeñarlos en el trabajo lo mirasen bien. no fuese que después de haberles más bien cansado en hacer cosas de propósito. entendemos que cada micro-región. Al respecto. 2005. Sala IX. En el caso del pueblo de Jesús su primer asentamiento tuvo como fecha de iniciación el año 1685. Por todo ello. tuvo como fecha de fundación recién el año de 1630. de Nuestra Señora de Fe. 32 Levinton. pretendemos describir el proceso específico de la configuración de lo que hemos denominado la micro-región de La Cruz y de Jesús. La principal consecuencia de estos hechos fue la perfecta o imperfecta ubicación de cada micro-región dentro de la trama espacial de la macroregión misionera la que se fue definiendo más ajustadamente con el paso del tiempo31.Proceso histórico desde la fundación hasta la ubicación definitiva 30 Ibidem: 23.

Asimismo la Carta Anua de 1641-1643 habla especialmente de la Reducción de la Asunción del Mbororé37. 1984: 128. Es como el centinela que briosamente espera al enemigo paulista con sus auxiliares indios”36. 39 Biblioteca del Colegio del Salvador. no habiendo quedado libre de la enfermedad ninguno de los que quedaron con vida” 35. (Int. por ello.Es en esta etapa cuando. por la cual sucumbieron 1300 indios. 1996: 100. Maeder). una Carta Anua dice que fue entre 1645 y 164639. Pero. Tampoco en la Carta Anua de 1644. Una Carta Anua explica en el capítulo dedicado a la Reducción de la Santísima Virgen de Acaraguá que “(…) era por el año de 1635 cuando una grave disentería acabó con quinientas víctimas (…) apenas había terminado esta grave prueba cuando sobrevino a estos habitantes de la reducción de Acaraguá otra mayor: la viruela. 38 Cartas Anuas de la Provincia Jesuítica del Paraguay 1644: 100. 35 Jesuitas e bandeirantes no Tape (Int. porque en esta zona se libró en esos años la decisiva batalla contra los bandeirantes.Durante 1629. 12 . sólo quedaron 580 habitantes. debido a las dos epidemias consecutivas.Traducida por el Padre Leonhardt. Durante esta etapa parte de la reducción funcionó como un baluarte defensivo estructurado entre el arroyo Acaraguá y el cerro Mbororé. como puesto avanzado contra las invasiones de los lusitanos. 37 Cartas Anuas de la Provincia Jesuítica del Paraguay 1641 a 1643 (Int. La Carta Anua de 1652 ya sitúa a los cruceños en la periferia de Yapeyú. 36 Cartas Anuas de la Provincia del Paraguay 1637-1639. Cortesao). pasó a la siguiente fundación. justamente. la toponimia del asentamiento tuvo ambas designaciones. junto al río Uruguay. Carta Anua de 1652. se fundó el pueblo de Asunción del Acaraguá34. Por ello. Parece que el lugar no resultó satizfactorio y se decidió integrar a esta comunidad con los yapeyuanos. Maeder). Por ello se integraron a este pueblo todos los indígenas de la reducción de Jesús María que huyeron de la invasión de los bandeirantes. 1969: 185. 34 En 1628 se fundó Asunción del Ijhuí que se disolvió por las acciones de los hechiceros y el nombre. donde se menciona a la Reducción de la Asunción de la Virgen sin especificación del topónimo del asentamiento38. se produjo la relocalización del pueblo. La Carta Anua de 1637-39 dice “(…) está situada esta reducción al extremo norte entre las reducciones colocadas al margen del río Uruguay. En razón de esta situación. pero todavía no informa de ninguna relocalización.

sobre las tierras de la banda occidental hasta el arroyo Aguapey43 En este caso hubo una 40 Oidor y Gobernador del Parguay Blázquez de Valverde Maeder. Para darle su autonomía al pueblo de La Cruz fue necesario que los yapeyuanos les otorgasen parte de las tierras de su propiedad ubicadas en la banda occidental. En el curso de este mismo año de 1652 le fueron adjudicadas a Yapeyú. Pero. en este año se separaron las comunidades ubicándose Asunción del Mbororé. Una vez disuelta la amenaza de los bandeirantes y debido a la situación aislada del pueblo de Yapeyú y su escasa población. 42 Jesuitas e bandeirantes no Uruguai (Int. llamado Derecho antiguo. Vianna). El nuevo asentamiento. 43 Aguirre. 41 13 . 1989:54. por el Gobernador Blázquez de Valverde. en un lugar próximo a una distancia de 5 leguas. se decidió reforzar el frente de la frontera con los indios charrúas ubicando una comunidad misionera aguerrida y especialmente entrenada para estas lides. El autor menciona a todos los cacicazgos que participaron en la fundación del pueblo. 1951: 349. está junto a la reducción del Yapeyú cinco leguas”42. este proceder se debió a una decisión estratégico-militar de los jesuitas. 1970: 337. a partir de ahora La Cruz. la unificación entre ambos pueblos se mantuvo sólo hasta 165741. independiente. Como no se logró entablar una buena relación entre sus cacicazgos. Si analizamos la integración de los cacicazgos participantes en la fundación de Yapeyú es evidente que esta comunidad tenía un derecho natural. Evidentemente. extensas tierras en la Banda Oriental teniendo en cuenta la nueva escala humana. cumpliría con Yapeyú una función defensiva similar a la asumida en el norte por la relación entre los dos asentamientos de La Cruz en Acaraguá-Mbororé. la unión de ambas comunidades40.“(…) se aprovechan los de Mbororé de ello (…) se les han construído casas y labrado la tierra para que siembren y cosechen”. Un informe especifica que “(…) la doctrina y pueblo de nuestra Señora de la Asunción del Acaraguá y por otro nombre del Bororé tiene más de trescientas familias (…) últimamente se retiró a otro puesto más sano y seguro. Un indicio de ello sería la construcción de una muralla en todo su perímetro.

“(…) habrá como siete leguas por común y realengo para que estos dos pueblos puedan cortar las maderas y cañas que hay en él”. Con respecto a las que estaban más hacia el norte también les correspondían a los cruceños por haber sido “conquistadas del enemigo“46. San Nicolás. en general. “(…) la liberalidad con que los del Yapeyú han dado sus tierras y ganados mayores y menores sin interés alguno deja como dándose para acomodar a los de la Asunción” (23 de febrero de 1663) 45 El conflicto perduró después de la expulsión de los jesuitas. Sala IX. Firmado por el Padre Joseph Saravia durante el provincialato del Padre Ignacio Frías (1698-1702). Legajo 6-9-4. 46 AGNA. Legajo 6-9-4. los yapeyuanos también tenían derecho natural a extensas tierras en la banda oriental. no generó de por sí posteriores litigios. y donde está fundado el Pueblo de la Asunción del Mbororé y se les fueron adjudicadas para su fundación y dotación desde antes que se separasen del Pueblo de los Reyes del Yapeyú donde estuvieron. Finalmente. “(…) ha vuelto la materia de la disensión que es la mezcla de ganados”.Para el autor del escrito en que se analiza el origen del diferendo no era una cuestión de Derecho Natural sino un problema devenido de la pérdida de ganados al efectuarse sin control el pasaje de vacunos de las tierras de las de un pueblo a las del otro47.donación. AGNA. “(…) señalado por el Padre Provincial Simón de León para decidir los litigios de tierras”. En cambio. Colección Biblioteca Nacional. En ese mismo escrito se reforzó la resolución argumentando que esta área estaba en la misma línea del centro urbano de La Cruz y por lo tanto las tierras inmediatas le correspondían a este pueblo por configurar el ejido del centro urbano. con respecto a las tierras de la banda oriental se planteó sobre determinada zona delimitada por el arroyo Tembetari un litigio que se extendió muchos años. Resolución del Padre Provincial Ignacio de Frías. En uno de los alegatos se consideró que las tierras desde el río Ibicuy hacia el norte no tenían dueño y que podían otorgársele al pueblo de La Cruz. Sala IX. 47 Ibidem. de una comunidad a la otra44 y la cesión. Sala IX. En 1769 intervino el Teniente de Gobernador Zabala. la 44 AGNA. porque fue cuestionada la donación por diversos sacerdotes45. “(…) Y dado caso que esas tierras en los principios fuesen del Pueblo de los Reyes del Yapeyú. durante la etapa jesuítica. Pero.”Prueba Real de que el convenio intentado por su Ra. Uno de los jueces analizó el hecho de que por haberse integrado a Yapeyú parte del gentío de la efímera fundación del pueblo de Candelaria del Ibicuy. se terminó aseverando que esto regía desde el Ibicuy hacia el sur. tuvo complicada su resolución especialmente desde 1663 hasta 1700. 18-5-1. Escrito del Padre Anselmo de la Matta. Del Padre Provincial es más nocivo que la mejor sentencia”. La cuestión. 13 de noviembre de 1696. como también todas las demás tierras que poseen sin controversia. 5 de agosto de 1769. 14 . AGNA. que así lo afirman los indios y los títulos del Padre Provincial Thomás Donvidas lo insinúan bastantemente”. así se designaba el procedimiento en los documentos. Legajo 361. Según lo señalado en varios documentos se centró la discusión sobre la problemática de que los indios de Yapeyú hubiesen o no estado totalmente compenetrados del significado de la donación de las tierras.

En este sentido una de las resoluciones emitidas. I-29-3-46. 27 de enero de 1700. Legajo 6-9-4. Sala IX.sentencia estableció que había sido válida la donación de los yapeyuanos48 y que las tierras les correspondían a los cruceños. Copia de la posesión dada por el Padre Bernardo de la Vega de la Compañía al Pueblo de La Cruz de las tierras de que fueron desposeídas por el Padre Provincial Simón de León. Yapeyú. Sala IX. 51 AGNA. que no estaba referido a aquel paraje52. Carta de Francisco Bruno de Zabala al Gobernador Bucarelli y Ursúa. 52 AGNA. por razones políticas53. que indubijo melior est conditio possidentis”. Zabala a Bucarelli y Ursúa. Sala IX. dado por un Padre de la Compañía. que se tendría que haber juzgado por el derecho de la posesión. 7 de febrero de 1769. A pesar de la resolución esta área limítrofe volvería a ser el objeto de litigio después de la expulsión de la Compañía de Jesús. Zabala impuso su autoridad y solucionó rápidamente el conflicto. fundamentalmente. El Cabildo al Gobernador Bucarelli y Ursúa. el Teniente de Gobernador del Departamento de Yapeyú afirmó en una carta que “(…) este de Yapeyú sólo tiene un título dado por un Padre de la Compañía y no habla de aquel paraje sino de la otra banda del Ibicuy y el Ibirapuita guazu”49. 16 de junio de 1769. decidió en su veredicto establecer como “común y realengo” al sector “desde el Tembetarí hasta enfrente del Ibipitá [unas 7 leguas] (…) para que estos dos Pueblos 48 AGNA. 18-5-1. San Borja. 18-5-1. 18-5-1. 50 AGNA. Afirma que “(…) en el mismo papel hay un mapa”. Yapeyú. 53 AGNA. Sala IX. 26 de noviembre de 1769. 15 . El asunto había sido resucitado por el Administrador Gregorio de Soto. Yapeyú. 12 de febrero de 1769. 49 AGNA. BNRJ. expresa claramente que “(…) los jueces fueron señalados para poner linderos” y. El Cabildo yapeyuano aseguró que “(…) los montes [del área litigada] son los únicos que tenemos nos vemos precisados a comprar maderas y cañas para nuestros edificios50” A su vez. Sala IX. Ante tales circunstancias. Yapeyú. la del Provincial Frías. Sala IX. En febrero de 1769. En su informe reconoce que el Pueblo de La Cruz tenían la “(…) posesión de más de cuarenta años” y que los yapeyuanos sólo tenían un título. Para este sacerdote esta era la “(…) primera regla de justicia. el administrador justificó este accionar diciendo que “(…) es cierto que quitando dicho terreno a este Pueblo en todo el que le resta no tiene de donde sacar un palo para la redificación de sus habitaciones como ni tampoco para la Santa Iglesia que por instantes amenaza ruina”51. Firmante Gregorio de Soto. 18-5-1. 7 de febrero de 1769. 18-5-1. Resolución del Padre Provincial Ignacio de Frías del 28 de noviembre de 1699.

San Borja. 12 de mayo de 1769. 58 AGNA. “(…) todos los pueblos tienen sus pleitos por tierras. 57 AGNA. Año 1782. Sala IX. sufrió alteraciones en el transcurso del tiempo. Así se lo explica Zabala a Bucarelli: “(…) lo definí dividiendo el expresado monte entre estos dos pueblos y han demarcado y amojonado su división”57. “(…) un foso o zanja que divide las tierras de ambos pueblos”. Este funcionario. aprovechó las circunstancias para mostrar las bondades del nuevo sistema de gobierno55. 18-5-1. La metodología establecida. San Nicolás. Legajo 17-5-4. pertenencias de tierras. 18-5-1. 18-5-1. el uso de zanjas o fosos y el apoyo en accidentes geográficos como ríos o cerros60. División Colonia. Pueblo: San José. por diversas razones. es uno de los que vamos a analizar59. 18-5-1. San Borja. con certeza. 10 de abril de 1770. Sala IX. 1904: 78. b. AGNA.puedan cortar las maderas y cañas” 54. Carta de Zabala a Bucarelli. Ver también las cartas anteriores de Zabala a Bucarelli del 11 de mayo de 1769 y de Juan Gregorio Fernández a Zabala del 12 de mayo de 1769. Este acuerdo seguramente figuraba en alguno de los Mapas que formaban parte del inventario realizado en el archivo del Cabildo de San José algunos años después. El documento menciona todos los instrumentos legales con que contaban sus autoridades indígenas58: -Dos mapas de las tierras de este pueblo y el de La Cruz -Un mapa de los montes. Pero la simbología siempre tuvo 54 AGNA. 60 Azara. 56 AGNA. Cargo y Data. Sala IX. Pleitos y otros papeles correspondientes a estos Pueblos que quedan en el archivo de esta Capital.. Sección Gobierno. Memoria de los Títulos. Sala IX. Carta de Juan Gregorio Fernández a Zabala. 26 de noviembre 1769. La misma tónica se advierte que fue implementada en el litigio entre el Pueblo de La Cruz y el de San José por el área montuosa denominada Mangaratí56. 16 de noviembre de 1769.Zabala a Don Francisco de Sanginés. los jesuitas los dejaron enredados”. Fue común la instauración de tres cruces. 22-2-7. El lugar del Mangaratí estaba a 8 leguas rumbo al nornoroeste junto a la parte occidental del río Aguapey. 55 16 . Sala IX. ríos y tierras linderas del pueblo de San José con el de los Santos Mártires -Otro mapa de las tierras del Pueblo de La Cruz -Un mapita de los términos de las estancias de este Pueblo y de otro en el Aguapey Hacia 1784 existía en el Archivo de Candelaria “un mapa en Pergamino de las tierras de Yapeyú y La Cruz” que.Lectura de mapa Hubo varios elementos que se utilizaron para definir los límites de las micro-regiones. 59 AGNA. Sala IX.

en los cuales se fue agregando diferentes inscripciones. Un ejemplo paradigmático de lo que aparece en la cartografía es el del sistema de la “libreta de apuntes”. como antecedente y documento base. Figura el Capitán o Cacique que realizó la vaquería y el número de reses que formaron parte de la misma en un dibujo de zona donde se realizó. Y agregó “(…) que se conserve en el Archivo de Cabildo y se saque en copias de él autenticadas”62. en su origen. ver nota 78. En el mismo legajo se encuentra otro Mapa más importante.Toda la documentación fue autenticada por las autoridades del Cabildo el 10 de septiembre de 1784. Evidentemente. Allí se determina una línea limítrofe progresiva basada en letras63. Estas letras están en el Mapa que estamos estudiando. El primer Mapa que vamos a analizar se encuentra en un inventario correspondiente al pueblo de La Cruz. Sabemos. 17 . Inventario de los Bienes Comunes del Pueblo de Indios Guaraníes nombrado La Cruz. venía de la época jesuítica. Año de 1784. un escrito del Padre Dombidas correspondiente a 1688. En el legajo donde está el mapa está un Inventario del Pueblo de La Cruz desarrollado en 1784. pensamos que puesto únicamente en práctica por el sistema cultural misionero. que el 10 de septiembre de 1784 los cruceños lo presentaron a una requisitoria del Gobierno de Buenos Aires. no era un mapa hecho para tal propósito. Según el Gobernador Militar Francisco Bruno de Zabala fue “(…) heredado de sus antepasados por tradición e informe de las tierras que poseen”. está escrito en la parte posterior. 63 AGNA. Se trata de un “(…) papel [que] de nota las dos vaquerías que hicieron los Naturales de este Pueblo en los años de mil setecientos cuatro y mil setecientos siete en los campos y rincón del Caraguataí y Tacuarembó”61. El texto del Gobernador Militar es del 4 de mayo de 1769. 14 de septiembre de 1784.Firman las autoridades del Cabildo. En dicho documento aparece. Sala IX. Como hubo una discusión sobre ese ganado con otros pueblos este “papel” [mapa] fue guardado y conservado en el Cabildo de La Cruz. 22-8-2. “(…) para que en ningún tiempo nadie les moleste ni inquiete su pacífica posesión digo y declaro por términos de la estancia de la otra banda del Uruguay donde tienen sus vacas y se llama el Itaquí comenzando el término de dicha estancia desde la otra banda del Uruguay corre hacia el oriente y llega hasta el A Ibiptia Mirí (…) por un cerrillo costado desde el B “(sigue). Sala IX. Esto quiere decir que el mapa pudo haber servido a los cruceños. 22-8-2.un rol destacado en la discusión de las propiedades y ajenidades planteadas en cada litigio. en todo caso. desde 1688 hasta 1784 o. por lo menos. existió una serie de mapas sucesivos. 62 Ibidem. 61 AGNA.

Josép Guiyu Corregidor” (…). el Padre Sánchez Labrador (1717-1798). único de ellos que figuraba como geógrafo. 67 AGNA. ríos y arroyos tributarios que denotan conocimiento amplio del terreno”. 12 y 13. que dice así:”Está conforme al original que para en el Archivo de este Pueblo al que en todo tiempo nos remitimos y para que conste haya la debida fe lo firmamos en el Pueblo de la Cruz a catorce de septiembre de mil setecientos ochenta y cuatro años. Papeles de elecciones. Confirmaciones. San Borja. Está claro que el propósito fundamental del mapa siempre fue mostrar los límites del territorio de los pueblos que figuraban allí. un litigio con la última acción conocida desarrollada en 1769-70. Como explicamos ut supra. normalmente se copiaban para diferentes requerimientos y trámites. esto era algo acostumbrado y los instrumentos debían estar a la mano. González duda del grado de la intervención de los indios en su preparación. Coincidimos con este autor en que el dibujo básico fue realizado por un jesuita. Títulos y algunos Mapas”. de origen jesuita”64. Nuestra idea es que. / Furlong. si se corrigió algo en este último año sólo puede haber sido el trazado del límite entre los Pueblos de La Cruz y Yapeyú. Entre ellos el Padre Chomé (1696-1768). González sugiere que el mapa pudo haberse traspapelado al haberlo encontrado entre papeles correspondientes al Pueblo de Mártires. el Padre Marimón (1710-1775).Coincidimos con el historiador Julio César González cuando dice que se confeccionó en 1784 “(…) sobre un original. Inventario del Pueblo de La Cruz correspondiente al año 1789. Sala IX. se advierte que figuran marcadas capillas. 18 . de detalles inherentes a la geografía física. 68 Furlong.”(…) Sala Capitular (…) Papelera con dos divisiones y dentro el Real Estandarte. Hay demasiados comprobantes de la autoría de diversos mapas por parte de diferentes sacerdotes especialistas o no en el tema68. en él pudo haberse utilizado este dibujo66. Nada nos dice de la antigüedad del original pero observando la reproducción de esta copia de 1784. Sala IX. sin duda alguna. 1945: 87 a 100. expuesto en el Mapa. cuyas dimensiones son de 77x56cm. El autor menciona a varios sacerdotes jesuitas del siglo XVIII como autores de mapas. Pero. González justifica esta afirmación por el nivel de conocimiento regional. 65 Ver el trabajo de González donde se describe el legajo que incluye el pedido de las autoridades de Buenos Aires y la respuesta de varios pueblos. el Padre Falkner (1707-1784) y por supuesto el Padre Quiroga (1707-1784).67 Todos los documentos. encontramos un documento que señala el desarrollo de un litigio en el que tuvo que ver este último pueblo. correspondiente a la Banda Oriental del río Uruguay. 1955: 19. o sea la respectiva micro-región65. geodesia y matemáticas. Estos ejecutores utilizaron instrumentos que exigían estudios de topografía. el Padre Xavier Limp (1696-1769). 66 AGNA. un Libro de Acuerdos. 18-5-1. 1940:5. Pero. “(…) lo practiqué estos días aprobando una composición que hicieron los del Pueblo de Santo Thomé por solicitud mía con el Pueblo de los Mártires”. para cumplir con el trámite. estamos convencidos de 64 González. 26 de noviembre de 1769. especialmente los mapas. Evidentemente. fue un instrumento funcional para varios conflictos. se inicia una leyenda que luego continúa a la vuelta.”(…) En el ángulo inferior derecho de este mapa. 22-9-2. el Padre Henis (17141769).

En estos casos. La zona era especialmente atractiva para los españoles por la existencia de importantes yerbales. Por eso están los pasos de los ríos y los abrevaderos. es impresionante la riqueza de los datos que aporta. En 1606. 2-La micro-región del pueblo de Jesús a. seguramente más antiguas. como una de Mártires y otra de San Joseph. llama la atención la fina descripción de las Iglesias. fue el obrero principal.Proceso histórico desde la fundación hasta la formación del último asentamiento (sólo parcialmente utilizado) La documentación histórica sobre el proceso de formación del Pueblo de Jesús reseña el área como habitada por indios guaraníes llamados monteses . cerca del límite oriental de la micro-región de La Cruz (inmediatamente a la línea fronteriza se distingue la clásica Cruz). Estos fueron denominados de tal manera por haberse mantenido apartados de los españoles habitando en áreas de vegetación tupida. los más próximos a las aldeas de los indios monteses. Pero. como hito o representación del lugar en que estaba cada Pueblo. Obsérvese a un costado del río Miriñay una anotación con la fecha 1753 en guaraní. con la fecha de 1716. Al ser encarados por las autoridades españolas civiles y religiosas. 19 . Los franciscanos de las reducciones de Yutí y Caazapá. ayudado por algunos compañeros. también en guaraní.que los indios utilizaron la trama básica para diversos trámites. Asimismo. la copiaron varias veces y le escribieron encima. fundamentalmente. Están marcados los límites de los territorios de varios pueblos y las estancias de otros. discontinuas con los territorios de estos asentamientos. los 69 Necker. 1990: 120. Este Mapa también funcionó como “libreta de apuntes”. no pudieron encargarse de ellos por la falta de sacerdotes idóneos69. Asimismo hay varias frases. “(…) Luis Bolaños. él se llegó hasta la provincia del Iviturusú y comenzó a agrupar a los linajes guaraníes en un pueblo al cual se daría el nombre de Caazapá”. había una servidumbre de paso perfectamente establecida. Además el Mapa presenta una amplia simbología como las pequeñas manchas asemejando pisadas atribuibles a la denotación de picadas para el manejo del ganado. diferenciándose las que tenían transepto y cúpula de las que no los tenían.

71 AGNA. 10-7-4. está a 4 leguas del Paraná.jesuitas aceptaron la organización de un nuevo asentamiento misionero70. AGNA. Sala IX. “(…) con 36 de mi pueblo y de otros pueblos del Uruguay y Paraná hay 300 indios para hacer rozas y casas de los indios. Legajo 181. Pleitos y otros papeles correspondientes a estos Pueblos que quedan en el archivo de esta Capital (Archivo de Candelaria). Sala IX. “Memoria de los Títulos. AGNA. Colección Biblioteca Nacional. Licencia para mudar el Pueblo de Jesús del Ibarotí adonde está ahora por el Gobernador del Paraguay Don Francisco de Momforte en diecisiete días del mes de noviembre de mil seiscientos y noventa años”. muy alegre y coronado de montes. Y desde las cabezadas del Tacuarí corriendo al Nordeste hasta el Tebicuarí de esta banda con todas sus cabezadas se 20 . 72 AGNA. Carta al Provincial firmada por el Padre Jerónimo Delfín. pertenencias de tierras. 20 de septiembre de 1690.“(…) el paraje es el mejor que hay en las doctrinas. campos y montes que están de la otra banda del Arroyo que llaman Capiibary aguas abajo hasta el Paraná y aguas arriba hasta el Paraje llamado Mbaéporomocó desde un arroyo que está allí cerca y subiendo arriba hasta un campichuelo llamado San Ignacio de suerte que desde estos términos ya señalados hacia la parte del Corpus y Paraná los reservamos para nosotros. no tiene hormigas. originario de ese lugar. campos y montes del Yataytí que también fueron de nuestros Padres y Abuelos y les damos todo el derecho que a ellos tenemos como sus legítimos señores y desde el fin del Yataytí tomando del Poniente hasta llegar al Arroyo llamado Tacuarí confinante con las tierras del Yaguapohá y y desde allí corriendo aguas arriba de la otra banda de dicho Tacuarí hasta el Caraguatatí es de nuestros hermanos y parientes de Yute. Real Cédula del 20 de abril de 1681 firmada por mandato del Rey por Francisco Fernández de Madrigal. Sala IX. I-29-2-69. 6-9-4. 70 AGNA. firmó el Auto de 1685. entre dos arroyos y tan capaz que una Sevilla se podía fundar. en tres momentos diferentes73. 22-2-7. La carta que explica el proceso de cambio describe la solidaridad de los indios de otros pueblos para resolver la producción agrícola necesaria para el alimento del gentío y las construcciones mínimas indispensables72. sin que los del Pueblo del Jesús se puedan meter en dichas tierras y montes que están en esta banda del ya dicho Arroyo Capiibariguazu y más les damos las tierras. Buenos Aires. Aceptación por parte de la Compañía de Jesús de la conversión de los indios infieles monteses” ante el Obispo del Paraguay Fray Faustino de Casas. Ver el Auto del 19 de julio de 1684. La autoridad civil. El Gobernador Felipe Reje Corvalán ante la negativa de los franciscanos se comunicó en 1678 con el Padre Provincial Nicolás del Techo. “(…) en veintidós del mes de mayo del año de mil seiscientos y noventa el Corregidor del Pueblo de Corpus Antonio Abaró. Colección Biblioteca Nacional. Exhortatorio para la conversión de los gentiles que hablaron con el Cura de Caazapá. 28 de agosto de 1784. diez lomas están todas a la vista unas de otras cualquiera de ellas la mejor para el Pueblo. el Gobernador del Paraguay Antonio de Vera Múxica. Ibidem. al Padre Superior le agradó más esta”. Al año siguiente tuvo su primer traslado a un lugar bastante lejano. 6-9-4. Sala IX. El sitio fue denominado Jesús del Ibarotí. BNRJ. La causa del traslado fue la amenaza de ataques de indios tupíes. A pesar de todo el esfuerzo invertido en 1690 los jesuatos se volvieron a trasladar al área comprendida entre el arroyo Mandiisoby y el Capiibary71. Alcaldes y Regidores con los Caciques de dicho Pueblo a petición del Padre Superior Salvador de Rojas damos espontáneamente y graciosamente a los del Pueblo del Jesús para su nueva fundación las tierras que de la otra parte del Paraná tenemos y gozamos como señores legítimos suyos por haber sido de nuestros padres y Abuelos que son las tierras. Legajo 181. Iglesia y Casa del Padre”. el Teniente Ignacio Chips y todo el Cabildo. Sala IX. Un aspecto importante de esa solidaridad fue la cesión de tierras efectuada por el Pueblo de Corpus. así campos como montes. El Pueblo de Jesús fue fundado el 1° de enero de 1685 a la vera del Monday. AGNA. 10-7-4. 73 AGNA. Documentos del Archivo del Pueblo de Jesús presentados como Testimonio en el año 1784 para el litigio con el Pueblo de Yutí.

El asentamiento de la reducción de Jesús estuvo en ese lugar hasta 1714. 92 y 94”. 6-10-5. la cual se me propondrá si la hay”78. “(…) Es pues cierto como todos los campos. Jesús. El documento dice: “(…) Antes de emprender la obra de la plaza y lo demás en el sitio señalado. son tierras que el Corpus dio al Jesús los años de 90. Sala IX. “(…) Pero sobre todo en lo que principalmente estriba y alega este Pueblo como razón única y principal es la Cruz de división de tierras de estos dos Pueblos Trinidad y Jesús. La permanencia en este lugar duró hasta 1748. 74 AGNA. Un Memorial de 1722 expresa: “(…) La mudanza del Pueblo se suspenderá por el desconsuelo que tienen los Indios en hacerla. que por todos rumbos se siguen desde dicha Cruz hacia el Jesús hasta el Tebiquarí. 22-2-7. AGNA. 76 AGNA. En 1715 se dio inicio a otro centro urbano ubicado al occidente del arroyo Capiibary. Sala IX. AGNA.El nuevo Pueblo quedó dispuesto en 1691. 77 AGNA. Sala IX. Durante esta etapa los jesuitas. el año de 12 cuando el Jesús dio sus tierras a la Trinidad”. Sala IX. se registrará la loma por las personas que yo señalare para que vean si se ofrece alguna dificultad.En este último documento se incluyó “(…) el campo que llaman de Ñunguazú que cae de esta parte del río Tebicuarí. Sala IX. nuevamente se trasladaron a otra ubicación que terminó siendo.Fue ratificada la donación por el Padre Gerónimo Delfín en 1692 y por el Escribano Diego de Haze de la Gobernación del Paraguay de Don Diego Gregorio Bazán de Pedraza en 1715. Al año siguiente se planteó un litigio con el Pueblo de Yutí por la Estancia del Ñuguazú que resultó en la celebración de un convenio76. cesión y beneplácito del Yutí desde el año de 16”. 16 de agosto de 1716. Sala IX. 21 . 6-9-6. 24 de marzo de 1724. debido a la expulsión de la Compañía de Jesús. Jesús. Jesús. 24 de noviembre de 1762. 75 AGNA. Jesús. la que levantó el Padre Sebastián Ramírez en concurrencia y a vista de los dos Cabildos trinitario y jesuato. 6-10-5. cuyo río divide la pertenencia del Derecho de este Pueblo del de Yute. “(…) señalar todas las tierras que el año de 1694 el Corpus e Itapua dieron al Jesús”. Yutí. el asentamiento definitivo. pero no por esto se dejarán de hacer casas para los Indios como hasta ahora se ha hecho”77. por alguna razón que desconocemos cuando era Cura de la Reducción el Padre Bernardo Nussdorffer. tierras. lo damos también. Jesús. Jesús. 6-10-6. plantearon la necesidad de un nuevo traslado. 78 AGNA. 4 de noviembre de 1762. “(…) unas tierras que tiene pobladas este Pueblo con convenio. Luego. Sala IX. 6 de abril de 1764. 10 de marzo de 1722. 6-10-5. 4 de noviembre de 1762. cuya pertenencia cae a la otra parte del dicho río Tebicuarí en cuyos límites hay otro campo del propio nombre del Ñuguazú que pertenece al dicho Pueblo del Yutí”. montes. porque de todos estos campos y montes gozaron nuestros Padres y Abuelos”. A su vez en 1712 los jesuatos cedieron tierras para la configuración de la micro-región del Pueblo de Trinidad75. En 1694 los jesuatos recibieron otra cesión de tierras realizada por los Pueblos de Corpus e Itapua74. Pero recién en 1724 otro memorial sugiere un corrimiento del asentamiento a un lugar próximo. 6-9-5.

infructuosamente. Lo cierto es que después de que los Sacerdotes intervinientes como Jueces decidieran darle la razón al Pueblo de Jesús el Cura de Trinidad volvió a plantear el pleito aduciendo que tenía nuevos elementos de prueba. Según el Cura de Jesús. me dijo en su Pueblo que lo que antes había dicho a favor de la Trinidad. 6-10-5. Una carta escrita por el Padre Rivera revela que se hizo una investigación histórica para sustentar los dichos81. En la mayoría de los casos de pueblos que se dedicaban a la recolección de este producto nunca el Gobierno Colonial les había otorgado la propiedad de yerbales naturales.Durante 1755 el Pueblo de Jesús le compró tierras al Pueblo del Yutí.”(…) las tierras que este Pueblo de Jesús está poseyendo desde el año de 1690 (…) hace al Jesús en pago en pago de haberle dado este sus tierras cuando el año de 1711 vino aquí la Trinidad”. Jesús. se construyó la Iglesia. En 1763 volvió a recrudecer el conflicto con el pueblo franciscano de Yutí por la posesión de los yerbales. el Colegio y varias Viviendas. se les otorgó una tenencia provisoria vinculada con la antigüedad del uso. En este lugar. 17 de octubre de 1762. ya no lo decía”. La mayor parte de las construcciones no se terminaron. 81 AGNA. Padre Juan Antonio de Rivera. el causal era la construcción de la nueva Iglesia de Trinidad80. Sala IX. este caso era diferente porque los yerbales estaban ubicados en áreas que habían sido habitadas por los jesuatos. Pero. 6-10-5. 80 22 . A lo más. Unos años después se intentó disponer de otro sitio para el Pueblo. 15 de octubre de 1761. AGNA. es que aparecen en el mapa de Jesús varios de los datos que refuerzan estos comentarios. Cada sector de edificios alcanzó un grado de avance diferente. Sala IX. Jesús. Al respecto. Pero lo más interesante para este trabajo. expresó el Padre Rivera: 79 AGNA. Carta dirigida al Padre Visitador Nicolás Contucci. Sala IX. Al año siguiente se realizó otra transacción similar confirmada por Escribano Público79. En febrero de 1760 se inició un pleito entre Jesús y Trinidad por la posesión de la Calera de Itaendí. transacción que fue establecida por un Título legal. llamado Jesús del tavarangüe. en una altura muy próxima. Este sacerdote afirma que “(…) advierto a VRa como el Padre Quintana (uno de los jueces) después que vio y supo como el Padre Astudillo no era Cura el año que dicen los Itapuanos haber dado estas tierras. 22-2-7.

Jesús. Sala IX. El Padre Rivera. 87 AGNA. Jesús. AGNA. “(…) los indios del Yutí patrocinados de los villenos (como interesados en ello) no sólo pretenden para sí los Yerbales de este Pueblo”. la que junta con las antecedentes son superabundantes para los ganados que la Trinidad puede mantener en su Pueblo. “(…) En viniendo el Padre Superior Esteban Fina me dice su Ra que hará se levanten los mojones o linderos según dice y nombra dicha sentencia dada en Córdoba. 6-10-6. Todo el conflicto terminaría con la colocación de los mojones para delimitar las tierras85. 6-10-7. se confirmó el derecho de los jesuatos a la Calera de Itaendí84. se vio comprometida83. 6-10-6. 14 de enero de 1765. Por ella. 12 de diciembre de 1765. Una carta del Gobernador Militar de Misiones.. realizó un erudito y sustentado escrito jurídico en 1765 sobre los derechos del Pueblo del Jesús. 6-10-6. dirigida al Padre Visitador Contucci . Carta al Señor Capitán General. 89 AGNA. 1° de agosto de 1763. la marcha del asunto en los tribunales de Asunción. 17-6-3.Carta al Padre Visitador Nicolás Contucci. 86 AGNA. En esta carta. El Cura de Jesús. Carta del Padre Valdivieso.Sala IX. Córdoba. que el año de 94 Itapua había dado al Jesús. Y a estas tierras añade una rinconada bien capaz. Sala IX. Jesús. I-29-5-62. cedieron al Pueblo de Trinidad “las tierras que vienen desde el desemboque del Capiibari Guazu en el Paraná hasta dicho Pueblo de la Trinidad. Trinidad. Francisco Zabala. Jesús. Jesús. en donde había intereses contrarios a los jesuitas. Sala IX. 6-10-6. Al año siguiente. a los del Pueblo de Caazapá y españoles”. Sala IX. “(…) le doy a VRa las gracias por las diligencias sobre los Yerbales de este Pueblo. Sala IX. 85 AGNA. al Padre Visitador Contucci. por complacer al Padre Contucci. Después de la expulsión continuó el litigio durante largo tiempo88. 29 de julio de 1776. Según el Padre Rivera la gente del Yutí estaba patrocinada por españoles de Villa Rica. 6 de abril de 1764. Carta del 23 de abril de 1777. sin atender más ni a títulos antiguos ni a otro papel alguno”. 4 de octubre de 1764. 88 BNRJ. si bien me temo y no sin fundamentos el que a buenas no conseguiremos nada”. Y esto sólo por hacer bien y por mediar el empeño de VRa”. 6-10-6. Sala IX. Carta del Padre Rivera al Padre Visitador Contucci. 83 23 . Sala IX. 6-10-6. 84 AGNA. 11 de junio de 1766. En este mismo año salió la sentencia definitiva del pleito entre los Pueblos de Jesús y Trinidad. el Cura de Jesús aclara los alcances de la sentencia a su favor. se ocupó del tema en 177789 y otra 82 AGNA. volvió a recrudecer el conflicto por los yerbales. Por los intereses en juego. Dice que los Jesuatos. 30 de noviembre de 1763.“(…) Lo que yo suplico con todas veras a VRa es el que se haga lo posible para que este pueblo no pierda los famosos Yerbales de sus tierras originarias”82. Cura de Trinidad. un año después criticó la falta de la debida atención del caso por parte de las autoridades de la Compañía de Jesús87. defendiendo enérgicamente a su gente. AGNA. “(…) echaron luego a nuestros hijos de nuestro yerbal que estaban trabajando en beneficio de la yerba. luego el Corregidor del Yutí introdujo a sus hijos. Le da también los campos llamados el Yataiti. quienes estaban comercialmente interesados en el producto86.

Evidentemente. acusando a los jesuitas de haber cambiado la toponimia. Es interesante ver que varias veces más aparece el rótulo “donde habitaron los del Jesús”. 17-7-2. como se comprueba por la caligrafía típica de los indios de las Reducciones. 92 Furlong. Hacia la izquierda de esta parte del mapa aparece un dibujo correspondiente al segundo asentamiento de 1686. Sala IX. Fueron dejados a cargo del 90 AGNA. Pay Hypólito Dactilo. Más abajo. siempre con la letra chica. Esto lo refrenda la minuciosa enumeración de los años de recolección de yerba realizada por la gente de Itapua. Carta del Cura del Yutí al Señor Gobernador y Capitán General. Es fundamental saber que los Padres Arce y Dáttilo estuvieron en el Pueblo de Jesús casi inmediatamente después del momento de su fundación.Lectura de mapa En la primera parte del Mapa lo primero que llama la atención es la señalización de la ubicación de la primera fundación del Pueblo de Jesús. Furlong destaca en su “Cartografía…”92 que “(…) el singularísimo mérito de esta pieza reside en ser obra de un indio. 31 de mayo de 1780. La mayor dificultad fue entender las diferentes letras escritas sobre el documento y la traducción de esas inscripciones. Enseguida. el dibujo de la extensión precisa de las primigenias tierras de las chacras pertenecientes a cada cacicazgo de Jesús da pie a suponer que este mapa se basó en uno más antiguo. 1946: 42 y 43. 24 . Estas afirmaciones ahora son materia de discusión porque pudimos encontrar otras dos partes del mismo mapa93. por las múltiples frases totalmente en idioma guaraní y por usar la expresión Pay Joseph Arce. junto a los lugares referidos como yerbales del Jesús. otro indicador de la época de la hechura por la designación “antiguo”. Allí los jesuatos estuvieron sólo un año. Alrededor del mismo. aparecen los nombres de los Padres Dáttilo y Arce. En el catálogo figura con el número 16 y su encabezamiento dice: “Mapa compuesto por un indio guaraní y en el que se consignan las estancias de algunas reducciones”.carta fue escrita por el Cura del Yutí en 178090. Aparece allí la referencia “Pueblo antiguo de Jesús del Ibarotí”. Al respecto. al consignar la localidad donde fueron muertos estos misioneros”. Furlong menciona que por el nivel de información del mapa es posible inferir que se compuso a principios del siglo XVIII. no fue iniciado el mapa en esa época91. 93 Esto pudo ser posible por una gestión llevada a cabo por el Padre Rafael Carbonell de Masy. b. En 1784 todavía continuaba el conflicto. 91 El documento “Razones sobre el derecho…” cita a la obra del Padre Francisco Xarque.

Razones sobre el Derecho que el Pueblo del Jesús. Y la razón es porque en todos estos parajes vivieron como en tierra propia”94. refiriéndose a las tierras y yerbales. Dice el documento de 1765. AGNA. 95 25 . físicos y de la toponimia. Uruguay (un río que entra al Paraná por el norte). Un aporte a la identidad y a la memoria histórica de los jesuatos. En el mapa aparece el nombre de ambos y una Cruz en lugar cercano adonde estaba el asentamiento del Pueblo de Jesús en el momento del fallecimiento del último de los nombrados. que está a cargo de los Doctrineros de la Compañía de Jesús. Esto significaría que el autor de esa letra recogió todo el conocimiento histórico de la memoria de los jesuatos. Yaguy y Guirapoy. “Razones sobre el derecho…”. tiene a las tierras y yerbales que posee y reconoce por suyos. en el asentamiento del Ibarotí. Piray. Por eso. en esencia. son todas las del Monday. que se trató de un homenaje in memoriam de su buen proceder como Curas de la reducción.Pero. O sea. Dice en un documento referente a este proceso que las “tierras las reconoce por suyas por haber sido de sus progenitores. Conclusiones Es posible afirmar que en los mapas. Sala IX. 6-10-6. Ibarotí. Esta rememoración tiene que ver con los litigios que sostuvo el Pueblo de Jesús con el Pueblo del Yutí por los yerbales. la existencia de la letra más pequeña corresponde al uso del plano como una “libreta de apuntes” y la letra más grande y en color rojo pertenecería a la toponimia básica.mismo por el Padre Superior Francisco de Rojas y por el Cura Jerónimo Delfín hacia 1686. Así podemos afirmar que la hechura del mapa corresponde indudablemente a 176595. las 94 AGNA. El Padre Hipólito Dáttilo murió el 6 de septiembre de 1708 en Córdoba. Estas informaciones. que el Pueblo de Jesús: “(…) las ha poseído y defendido desde su primera fundación que se hizo más ha de 80 años. Pocos años más tarde. podemos decir que. seguramente vitales para cada comunidad. en 1715. falleció el Padre José Francisco Arce por acción de indios Payaguás en la zona de Pataguá (zona cercana al río Paraguay en camino desde los Chiquitos). se anotaron diversos acontecimientos de importancia en la historia del pueblo. Sala IX. en contraposición del que pretenden tener los Pueblos de San Francisco del Yutí y San Joseph de Caazapáque están a cargo de la Religión Seráfica. 6-10-6. esto no quita que se haya basado en piezas cartográficas más antigüas. independientemente de los datos políticos.

Viveiros de Castro/ Carneiro da Cunha. de una manera similar se presentaron a nuestra comprensión los escritos esparcidos por los mapas. retomando una frase de esta autora. 101 AGNA. 98 Chamorro. Yapeyú. Por esta razón. Esto revela que hubo un intenso proceso de conformación de las diferentes microregiones y que los mapas. analizados por esta última investigadora. Así como en los cantos. 100 Chamorro. Algo similar plantean Viveiros de Castro y Carneiro da Cunha sobre la cultura guaraní97.relacionamos con el concepto filosófico de tiempo que Meliá atribuye a los guaraníes. se puede plantear que la cartografía misionera contiene una historia del espacio producida por una concepción jesuítico-guaraní102. Por eso. 2007 :17. historia y modernidad”96. de alguna manera. sino también a quienes se orientan por el saber de antaño. las aposiciones eran figuras que ordenaban la secuencia de ideas y establecían conexiones “(…) entre episodios (diversas fiestas). para renovar cosas pasadas” Repetir en un mapa. los planos de realidad y la identidad de los personajes”. 2004:255. habla de los ancianos que cuentan “cosas memorables” dice que “(…) la persona que cuenta repite para que lo memorable se quede. Este afirma que “(…) con los guaraní se puede construir con relativa facilidad un modelo tridimensional que ensambla en el mismo conjunto prehistoria. pero no sólo como cuentos de viejos sino como una actitud de compromiso con su propia tierra100. El Padre José de Insaurralde fue autor de un libro denominado “Ara porú aguiyey” o “Del buen uso del tiempo”. También Chamorro cuando se refiere al “permanecer delante del objeto”98 o al “tiempo reducido”99. 96 Meliá. de viejos y viejas”. cuando Chamorro. en otro trabajo. también es “guardar el pasado en un papel”. 99 Chamorro. Furlong. referente al litigio de Yapeyú y La Cruz. 1965: 43. 1996:199. 102 Evidentemente hubo en las reducciones una discusión entre los sacedotes y los indios sobre el concepto filosófico del tiempo. tiempos (pasado y presente) y personajes (rezadores actuales del plano histórico y héroes culturales del plano mítico) confundiendo los tiempos. 1996: 184. El Teniente de Gobernador Zabala. Sala IX. 7 de febrero de 1769. dice en una carta que tenía ya citado al Cabildo de este Pueblo [Yapeyú] “(…) para oírles y ver sus Instrumentos y Mapas”. 97 26 . “(…) tuja y guaivi no se refieren únicamente a personas de avanzada edad. nos hablan de ello101. 18-5-1.

Montes y Cerros (…) las leguas que comprende el distrito de él. 10-6-3. un tomo en cuarto en pasta óptica de Neuton (Newton). se hace preciso que usted trabaje uno nuevo. Y porque VRa no ha corrido toda la Provincia del Paraguay. especialmente por la necesidad de componer una revisión histórica. Hacia una antropología de los mundos contemporáneos. el Padre Visitador Nicolás Contucci le recomienda encarecidamente la confección de mapas más exactos. Legajo 6-10-5. 103 AGNA. Gedisa. sus términos y divisiones con los Pueblos inmediatos del contorno”105. ayudándose de las recientes observaciones para corregir los defectos antiguos. un tomo en octavo en pasta Bouguer de navegaciones en francés. un atado de diferentes mapas manuscritos e impresos y otros papeles y cartas”. un tomo en folio en pergamino Don Jorge Juan Observaciones Astronómicas del Perú. Sala IX. “(…) los mapas antiguos están defectuosos. Santa María la Mayor. 104 AGNA. Santa Catalina. un tomo en cuarto en pasta Tratado de la Navegación por el Señor Bouguer en francés.“(…) y abriendo dicho Señor Sargento Mayor el Aposento del Padre Joseph Quiroga se halló lo siguiente: primeramente nueve tomos en cuarto en pergamino Tosca de Matemáticas 8…). Fuentes AGNA Archivo General de la Nación BNRJ Biblioteca Nacional de Río De Janeiro Bibliografía Augé. Marc. Barcelona. Sala IX.Eran tan complejas estas disputas. 1998 (1994). 1768. 7 de diciembre de 1787 Firmante Francisco Bruno de Zabala. Después de la expulsión de la Compañía de Jesús. un tomo en octavo en pergamino tablas tangentes y secantes (…).Inventario de la Residencia Jesuítica de Belén. ni Chiquitos podrá gobernarse por los antiguos mapas”104. Dice el Gobernador Zabala en 1787 : “(…) Por cuanto en oficio de 16 de noviembre antecedente (…) me pide una relación circunstanciada de la Capital de este Gobierno y de sus Partidos (…) estos 30 Pueblos harán cada uno de por sí sacar con la prontitud y prolijidad de vida copia de los Mapas que existen en los Archivos así del terreno de las inmediaciones del Pueblo como de sus estancias procurando se distingan en ellos los Ríos. 17-8-5. un tomo en cuarto en pasta tablas astronómicas de Munciux de la Hire. Arroyos. se volvió a procurar darle un carácter definitivo a la configuración de las micro-regiones. 20 de enero de 1762. Buenos Aires. que en una carta al geógrafo Joseph Quiroga103. Sala IX. 27 . 105 AGNA.

Universidad Católica. Guillermo. v. Tomás (Int. Para que los indios sean libres…Escritos de los mártires de las Reducciones guaraníes. N°22. Meliá. 2005. 2004. Abya-Yala. 1904 (178 ). Matemáticos argentinos durante la dominación hispánica. Indios guaraníes y chamanes franciscanos. 1955. Buenos Aires. Vol. Ernesto J. 1943. La población de las Misiones de Guaraníes (1641-1682). En Suplemento Antropológico. N° XXIV. Guillermo. Montevideo. palabras que la historia no podría olvidar. Norberto. Rafael/ Rodríguez Miranda. Ciclo de vida en los pueblos guaraní. Graciela. Asunción. n. Peuser. XLII. Buenos Aires. Félix de. González. Maeder.1. Moreno. Madrid. Louis. 31. p. Reubicación de los pueblos y consecuencias demográficas. “Las estancias de Nuestra Señora de los Reyes de Yapeyú: tenencia de la tierra por uso cotidiano. Asunción. Joaquín Camaño SJ y su Noticia del Gran Chaco. Las primeras reducciones del Paraguay (1580-1800). 28 .Azara.1995. 1990. Buenos Aires. 2007. González. págs 183 a 208. Librería del Plata. Col. Cartografía jesuítica del Río de la Plata. junio de 2007. Contribución al conocimiento de la cartografía colonial. N°1. Furlong. Teología Guaraní. Graciela. Necker. Buenos Aires. En Estudos Iberoamericanos. Editorial Huarpes.) 1994. 1989. Bartomeu. Furlong. Aporte lingüístico a partir de los léxicos de Antonio Ruiz de Montoya. Don Félix de Azara. En Revista Complutense de Historia de América. Ediciones Teoría. 1940. Geografía física y esférica de las Provincias del Paraguay y Misiones Guaraníes.A. Chamorro.1996. Guillermo. Graciela. Guillermo. Fernando María/Carbonell de Masy. Furlong. Editorial Bajel. acuerdo interétnico y derecho natural (Misiones Jesuíticas del Paraguay)”. En Anales del Museo Nacional. Asunción. PUCRS. Chamorro. Kurusu Ñe´ëngatu. En Revista Complutense de Historia de América. Buenos Aires. 1965. Juan de Escandon SJ y su carta a Burriel. Julio César. Levinton. Julio César. En Boletín del Instituto de investigaciones históricas. Furlong. “Potyró: las formas de trabajo entre los Guaraní antiguos “reducidos” y modernos”.XV. Santos Mártires. Vol.49-68. 1936. Buenos Aires. 1945. Asunción. Universidad Católica. Quito. Chamorro.

La arquitectura realizada por los misioneros de la Compañía de Jesús y los indios guaraníes tuvo continuidad en su propuesta espacial pero en San Miguel. Una de ellas fue transportar la cal desde La Bajada. La calidad de los artífices en el contexto socioeconómico pos-jesuitico: el caso de la iglesia de Jesús. Mapa 5: ibidem La piedra y la cal. En este caso ese fue el impedimento y no la calidad de los artífices actuantes que tenían las condiciones técnicas para resolver con pericia los condicionantes del nuevo sistema constructivo. Micro-región del Pueblo de Jesús. Introducción La ubicación de la frontera hispano-portuguesa se estaba acercando sostenidamente al Río de la Plata y con la misma insistencia se extendía hacia el oeste.Sahlins. Sala IX. Santo Thomé y San Borja. Trinidad y Jesús se introdujeron modificaciones en las tipologías constructivas en la búsqueda de una mejor respuesta militar de los edificios sagrados. integrado por horcones de madera y armaduras. Islas de historia. pero su costo se hizo excesivo. Por eso sostenemos que en la arquitectura jesuítico-guaraní el sistema estructural básico.Inventario del Pueblo de La Cruz. también urgida por la necesidad de implementar una resolución utilizando el aglomerante de cal. De cualquier manera tampoco esta vía resultó una 29 . se continuó utilizando sólo en los pueblos menos comprometidos con la cuestión fronteriza. Este yacimiento provocó un pleito entre los pueblos de Trinidad y Jesús. Por eso se decidió buscar cal en las cercanías utilizándose material de la Calera de Itaendy. 1988 (1985). Mapa de las Micro-Regiones de los Pueblos de Yapeyú. Cartografía Mapa 1: En AGNA. antropología e historia. La Cruz. Mapa 4: Inédito. se procuró resolver el problema de diferentes formas. Marshall. Gedisa. Mapa 3: Ibidem. Desde 1731. 22-8-2. En la resolución de este edificio se intentó implementar una estructura diferente y las dificultades para obtener cal impidieron llevar a buen término el objetivo propuesto. 22-8-2. cuando consideramos como iniciada la obra de la iglesia de San Miguel.”Papel heredado de sus antepasados por tradición e informe de las tierras”. Sala IX. Mapa 2: En AGNA. Metáfora. Barcelona. se comenzó a plantear la vinculación estructural entre un muro de piedras y un aglomerante de cal. En el caso de la Iglesia de Trinidad. La muerte del capitán Cook. enfrente de Santa Fe.

La tarea tuvo discontinuidades. 109 Mientras estuvo Prímoli el Padre Ribera fue trasladado a la ciudad de Corrientes para hacerse cargo de la rectoría y la construcción del Colegio fluentino. Para lograr lo que no se había podido en la anterior obra mencionada en ese 106 Nosotros tenemos en cuenta que la Calera de Itaendy nunca se explotó comercialmente. 1984 (1780): 116. en principio. un esquema alternativo (no ejecutado) de la Iglesia del Gesú de Roma. explicaba Cardiel108. Hacia 1731 es posible que se haya comenzado algún aspecto de la obra como el acopio de materiales107. al ser dificultosa la obtención de cal para hacer las bóvedas de ladrillo o de piedra. 110 Azara. Memorial del Padre Provincial Jerónimo Herrán. En 1735 Prímoli estaba ocioso por no poder trabajar. por no hacer nada. por cubrir el edificio con una estructura de madera y. 6-9-7. ”Les oí decir que … costó diez años su fábrica en que a veces había 1000 indios trabajando en ella”. quien regresó al Pueblo. Los artífices de la construcción de las iglesias de San Miguel.Mientras tanto Rivera se había marchado a Corrientes para dirigir la obra del Colegio fluentino y al mismo tiempo debió ejercer allí como Rector. Gutiérrez opina que por la falta de piedra. 20 de julio de 1731. estaba trabajando en la iglesia de Trinidad111. Azara afirmó que la Iglesia era “de sillería hasta la cornisa sin más cal que en las juntas por fuera y lo demás de madera”110. Por eso una obra de tal magnitud debía conducirla un artífice proveniente del mismo lugar que el proyecto. finalmente. “En dándole fin a la fábrica de nuestra vivienda dará VR principio con todo empeño a la de la iglesia”. Trinidad y Jesús. Esta cuestión incidió en la imposibilidad de salvar a la iglesia de Trinidad y en la detención de las obras dejadas a medio hacer por los jesuitas. La resolución de una techumbre de madera podía ser dirigida por el Padre Rivera. Este posiblemente utilizó. justamente. 6-9-6. . En 1745 el Hermano Prímoli. ¿La falta de cal fue la causa que impidió la terminación de la iglesia de Jesús del Tavarangue? ¿Hubo alguna incapacidad de los artífices? La hipótesis de este artículo es que fue el contexto socioeconómico el causante del fracaso. Pero la obra no fue continua y no sabemos desde cuando Cardiel estimó la duración de ese período de tiempo. AGNA. En esta decisión no influenció el tema de la cal ni el valor de la retribución al posible artífice sino la falta de brazos en un contexto socioeconómico de completo deterioro. El trabajo fue regenteado provisionalmente por el Padre Francisco Rivera hasta que llegó el artífice más decisivo en la obra: el Hermano Prímoli109. Sala IX. Cardiel explicó que “traíase la piedra de 3 leguas de allí”. En el caso del pueblo de Jesús el gobierno colonial optó. San Miguel. Por eso. 108 Cardiel. La piedra y la cal. 111 AGNA. 1904: 76. El escollo principal fue la situación de total decadencia de los pueblos. Una idea que estamos investigando es que el proyecto de la Iglesia de San Miguel correspondió al Hermano Bianchi. 107 30 . En el momento de la decisión sobre la cubierta. Maestro de Obras. Nótese que en el caso de la iglesia del pueblo de San Miguel la existencia de otras posibilidades económicas hizo posible la contratación de un artífice de mayor nivel y hasta de la obtención de cal.solución definitiva para los edificios del área porque suponemos que la cal de la Calera de Itaendy no tenía buena calidad106. se decidió que Prímoli ya no era necesario y este se fue a hacerse cargo de la obra de Trinidad. como base de un diseño de composición. Sala IX.

El único relato sobre la caída de la cúpula fue realizado por el Padre Sánchez Labrador porque casualmente se encontraba en Asunción para la misma época en la cual arribó Grimau y se enteró de lo sucedido. Memorial del Padre Provincial Nusdorffer. sino que le tocó enfrentar una problemática muy compleja. 31 . Un Memorial del Padre Gutiérrez sobre la cúpula de la Iglesia de Trinidad dice que se “éche como el Hermano Grimau dice” (del latín ejectare quiere decir hacer). Colección Biblioteca Nacional. la cúpula y los techos113. “Durante este período y como parte de un proceso que se inicia en los intentos científicos renacentistas. 117117 AGNA. en la de San Luis Gonzaga y en la de Santa María la Mayor. 1946: 233. aún no totalmente esclarecido. 15de mayo de 1749. las bóvedas. se incluye la posibilidad de definir y cuantificar con recomendaciones exactas la estabilidad y las demás características exigibles a las construcciones. Grimau no era un mediocre intérprete. 6-10-1. Grimau pasó a la obra de Trinidad. Para 1747 Prímoli estaba trabajando en esta obra y aún le faltaban la torre. 6-10-1. Sala IX. Ver Memorial del Padre Nusdorffer. 6-10-1. También en Leonhardt. Para 1749 estimamos que ya estaban listas las bóvedas de piedra del edificio de Trinidad pero faltaba techarlas116. Sala IX. En AGNA. intervino con pericia en varias construcciones120. Sala IX. en la iglesia de San Miguel.Estas reflexiones nos confirman de que los jesuitas no tuvieron la menor idea sobre la causa del derrumbe. 112 AGNA. Sala IX. 114 Castro Villalba. San Miguel. AGNA. José SJ.San Miguel. 47-3-5 hay una cuenta deudora del Pueblo de Trinidad por 38 sacos de cal. Sala IX. Lamentablemente cuando Grimau armó la cúpula de la Iglesia de Trinidad esta se cayó. 116 AGNA. 6-9-7. 115 AGNA. Santa María La Mayor y San Luis Gonzaga. Estuvo en el pueblo durante todo el año 1757. 7-1-2. 1932. 119 Sanchez Labrador. Sala IX. Esta última sabemos que el avance de la obra estaba a nivel de la salida de los cimientos y se interrumpió por rencillas entre Grimau y el Cura del pueblo. Seguramente arrastró consigo a gran parte de las bóvedas de piedra. Refiriéndose a la capacidad portante de las llamadas piedras de Itaquí mencionó la diversidad de su calidad y la imposibilidad de utilizar algunas en edificios de importancia “como se experimentó en la Iglesia del Pueblo de la Trinidad en las Misiones de Guaraníes cuya media naranja que estribaba sobre semejantes piedras se vino a plomo una noche”119.mismo año se encargaron 1000 fanegas de cal al Oficio de Santa Fe112. 120 Entre otras iglesias las de San Miguel. 1° de febrero de 1747. un tema técnicamente inalcanzable para la época. “En saliendo el Hermano Grimau…”. Es evidente que su aparente desatino.Grimau tuvo algún nivel de participación. Sánchez Labrador le echó la culpa a la escasa resistencia de las piedras.Todavía no estaba hecha la cúpula. Legajo .Luego. Por la cercanía de una obra con la otra el 23 de noviembre de 1756 el Padre Superior Antonio Gutiérrez ordenó que el Hermano Joseph Grimau se encargara de resolver el proyecto y comenzara la obra de la iglesia de Jesús117. En Furlong.Figuró como integrante del Colegio de Asunción desde 1759 hasta 1765 cuando fue encargado de la restauración o reforma de la iglesia del Pueblo de Candelaria. Trinidad.Podemos afirmar que fue el responsable del diseño y por ende de la construcción de escasos cimientos en un lugar con poca resistencia portante del terreno114. 6-10-1. A pesar de todo aun son pocas las novedades que puedan ser directamente incorporadas al proceso”. Memorial sin fecha del Padre Provincial Querini. En ese mismo año pensamos que era el Hermano Grimau el que estaba encargado de construir el pórtico de la Iglesia de San Miguel115. 113 AGNA. Sala IX. AGNA. Sala XIII. Lamentablemente este insigne artífice falleció el 15 de septiembre de 1747. 118 AGNA. en la construcción de la bóveda de la iglesia de Trinidad provocó que la superioridad le ordenara su traslado a Asunción118. De eso también se encargaría el Hermano Grimau. 1995: 269.

Pedro José de.Pero todos los presentes tenían el recuerdo de la mala experiencia anterior. 125 AGNA. Jesús. 122 AGNA. 6-10-6. allá por 1762. Mientras tanto. 121 Parras. Tarazona y Calatayud124. La cuestión es que la problemática de la obtención de buena cal. el trabajo hecho impresionó de tal manera al Padre Visitador Contucci que autorizó la continuación de la obra. 127 AGNA. 32 . El Hermano Forcada había llevado sus herramientas de trabajo a San Cosme y lamentablemente “le sobrevino un accidente por el cual el Hermano Ruperto le da poco tiempo de vida y así esta obra está empantanada”128. El Padre Juan Antonio de Rivera al Padre Visitador Contucci.Con respecto a la cal pensamos que se utilizó el material de la Calera de Itaendy para aglomerante de la mampostería de piedra. El Padre Rivera al Padre Visitador Nicolás Contucci. Sala IX. en los tramos más comprometidos de la estructura. 20 de octubre de 1761. Este Hermano había sido un insigne arquitecto en su tierra de origen. Evidentemente. 6-10-5. Sala IX. Carta del Padre Valdivieso al Padre Contucci. 20 de octubre de 1763. ya se hablaba. 23 de abril de 1764. en la que han colocado todas sus campanas”. Todavía hoy pueden verse los edificios de Alagón. se solucionó. Carta del Padre Valdivieso al Padre Contucci. Finalmente dijo el Cura: “Después que se cerró su famosa media naranja con su farol o linterna con que el Padre Pablo Danesi la cerró” y el Padre Valdivieso agrega “al fin ya llegaron a verla cerrada como su famosa torre. 6-10-6. continuaron las discusiones sobre la seguridad de la iglesia. Carta del Padre Rivera.En octubre de 1759 ya estaba a cargo de la obra de Jesús el Hermano Coadjutor Arquitecto Antonio Forcada121.Así sostenía el Cura del Pueblo de Jesús el pedido de un nuevo artífice para la obra. Su pedido no fue satisfecho. 6-10-5.Por eso el Padre Juan Antonio de Rivera en 1761 podría decir que la Iglesia “toda ella es de piedra de sillería ya está con los arcos de ventanas y puertas todos acabados”122. 4 de octubre de 1764.Para la provisión de piedra para la obra se estaba utilizando una Cantera ubicada en el Arroyo Pirayubí123. 126 AGNA. 2003. “Con el buen tiempo se secaron presto los ladrillos que faltan para cerrar la cúpula”126. 124 Levinton. 4 de noviembre de 1762. Sala IX. En 1764 se interrumpió la obra de Jesús. 6-10-6. “(…) su famosa media naranja con su farol como la torre después de haberse quitado sus cimbras han quedado ambas a dos sin hacer movimiento alguno (…) aunque se haya acabado harán que no se use hasta que un arquitecto primo en el arte no asegurase que no se caiga”. Sala IX. 9 de marzo de 1762Carta del Padre Valdivieso al Hermano Martínez. recrudecieron las discusiones acerca de si se podía terminar la iglesia de Trinidad con las bóvedas y una cúpula de ladrillo125 en vez de la utilización de la piedra que. “esta magnífica iglesia que todavía no se acabó por las contradicciones que mi Hermano sabe ha tenido y tiene de algunos que le son contrarios”. 128 AGNA. Diario y derrotero de los viajes que ha hecho el Padre…En Revista de la Biblioteca Pública de Buenos Aires. En 1763 se estaba cerrando nuevamente la media naranja de la Iglesia de Trinidad. al hacerse cargo un idóneo como el Padre Pablo Danesi.¿De dónde salió la cal? Después de que finalizara el litigio por la Calera de Itaendy de Trinidad con el pueblo de Jesús al quedarse este último con el manejo de la misma no sabemos si se abasteció la obra de Trinidad con ese material o si hubo otra fuente. Sala IX. 123 AGNA. Por eso aguardaron algún tiempo antes de sacar las cimbras127. Fray. Sala IX. pero no terminaban de tomar conciencia que las fundaciones no habían sido las adecuadas para ese terreno.En agosto el Padre Parras ya había visto a Forcada en San Cosme. La cuestión es que todos pensaban razonablemente que el problema era el peso de las construcciones. 6-10-5. había resultado sumamente pesada causando el derrumbe. Al año siguiente la cúpula estaba completa.A pesar de casi haberse terminado la obra.

sobre cuyo particular les prevendrán a vuestras mercedes el dicho Señor Gobernador lo que deban efectuar en ese asunto”135. Se produjeron problemas más graves en Mártires y en Apóstoles. 6-10-7.Durante ese año el Administrador de Trinidad Bernardo Hidalgo escribiría: “la famosa iglesia de este pueblo amenazando ruina por horas”134. desconocemos sus fundamentos. 18-5-1. 16-1-4. AGNA. Fue necesaria la autorización emanada desde Buenos Aires. CBR. De cualquier manera hubo muchas obras. Estaba a cargo un tal Ugarte. 6-10-7. 1992: 19. Entre 1769 y 1770 se renovó el tejado de la iglesia de San Miguel. 1° de marzo de 1766. 133 AGNA. puertas y ventanas. El cambio de administración manejó el tema de las obras con criterios totalmente diferentes. 11 de octubre de 1773.En Trinidad su Cura el Padre Valdivieso continuaba refiriéndose a la iglesia como la “tan contradicha”129. Cat. En ANA. 130 33 . Por 1772 las construcciones en el Pueblo de Jesús del Tavarangüe tuvieron cierto movimiento. evidentemente no fue la solución sino que comprometió aun más a la estructura. Durante el año 1774 el Administrador General de las Misiones le comunicaba al Cabildo de Trinidad y su Administrador de que “el Señor Capitán General le previene al Señor Gobernador de los Pueblos para que facilite los medios más conducentes para derribar el frontis de la iglesia. También estaban en funcionamiento dos Herrerías. una en el pueblo del Tavarangue y otra en las Canteras. “sospechosa”. Sala IX. 16 de junio de 1769 y 10 de abril de 1770. Año 1771. 131 AGNA. Muchas veces por los efectos causados por los fenómenos naturales. Sala IX. En unos galpones había depositados una cierta cantidad de carpinterías. Se mencionaban la pared que respaldaba a la capilla mayor así como también varias partes del frontispicio y la escalera de la torre. En la etapa otra causa de la multiplicidad de trabajos fue que a sólo 5 años de la expulsión algunos de los edificios dejados por los jesuitas trajeron problemas. y tenía grandes rajaduras. durante 1767. 17-4-6. Por la situación se debieron asegurar los arcos y los dinteles con puntales de madera133. 135 Citado por Perasso. Sala IX. por lo menos. Para corregir esto en determinado momento se desautorizó la contratación directa. 17-4-4. columnas y marcos de madera”. Con algunas obras terminadas y otras en distintas etapas de avance en 1768 fueron expulsados los jesuitas. Sala IX. Carta del Padre Valdivieso al Padre Contucci. Un huracán había volado varias tejas y se aprovechó este hecho para resolver el tema de las goteras131. El documento fue remitido por el Administrador de Jesús Juan de la Granja y Alvares para el Gobernador Francisco Bruno de Zavala. mentado como 129 AGNA. La contratación de los artífices fue. 1° de noviembre de 1772. Aparecía como sentida.Apóstoles. todo su techado precisado a lo mismo y quedan sostenidas las notadas ruinas sobre arcos. respecto a que según manifiesta el mapa que vuestra Merced se ha servido remitirme se puede separar el otro frontis sin que peligren las paredes de los costados y la bóveda.”(…) la pared que hace respaldo a la capilla mayor sentida todas las lunetas de las doce capillas menores arcos del frontispicio puertas de su frente y el remate de dicho frontispicio con la escalera de la torre arruinada con precisión de desmontarla y volverla hacer de nuevo. 101-30-24-24. Sala IX. 23 de febrero de 1767. la obra de la iglesia estaba casi terminada en todos sus detalles: “cada día va adelante su hermosura y perfección”130. Había dos Hornos para Tejas y uno para producir cal132.Sin embargo. La decisión técnica. Sala IX. Carta del Padre Valdivieso al Padre Contucci. En 1773 la Iglesia de Trinidad ya tenía graves deficiencias. Ver Cuenta que Don Lorenzo de Ugarte presenta a la Administración General y la Diligencia actuada por el Alferez de Dragones Don Fernando Antonio Navarro Ayudante de Gobierno en la deposición y liquidación de cuentas de Don Fernando Antonio Obés y entrega hecha por el mismo de este Pueblo al Administrador Interino Don Lorenzo de Ugarte. Cartas del Gobernador de Misiones Francisco Bruno de Zabala a Bucarelli y Ursúa. 132 AGNA. 134 AGNA.

Junio de 1774. 17-6-2. estaba en paupérrimas condiciones. Este señor. 17-6-2. Sala IX. 138 AGNA.El texto dice “durante el tiempo que se consiga concluir la obra de la iglesia nueva cuyo edificio pretendemos volver a trabajar este año si Dios nos dá licencia”. Sala IX. 17-5-1. Don Juan de la Granja y Alvares “me consta ha trabajado…no se debe ocultar lo que adelantó la Iglesia Nueva adonde se ha de mudar el Pueblo”138. Este profesional explicó que el lugar tenía un suelo de arcilla laterítica muy poco consolidada y los suelos de estas características son extremadamente elásticos y deformables. “Hasta que Terzaghi asigna una resistencia específica a cada terreno en magnitudes de manejo sencillo en 1925. la iglesia de Trinidad ya estaba arruinada. precisaba. El Administrador del pueblo transmitió esa idea cuando dijo “hallándose el Pueblo de Trinidad enteramente abandonado de sus moradores”136. en diciembre de 1776. Las roturas ya abarcaban la totalidad del edificio: “uno de los cuatro pilares que sostienen la media naranja ha mostrado gran sentimiento por haber caído mucha parte de la Bóveda mayor y la del lado al pie de dicho pilar. Entre los indios había una férrea voluntad de terminar la Iglesia de Jesús del Tavarangüe. 1995: 277. sobre lo ocurrido con la Iglesia de Trinidad. el Altar Mayor abierto de arriba abajo en tres partes y arruinado”140. 25 de agosto de 1774. aunque con anterioridad se sabía que se debía relacionar con la importancia del edificio. el edificio que estaba en el Pueblo. 139 AGNA. Jesús. Trinidad ya era un pueblo en total decadencia. es necesario tener en cuenta que los muros de la iglesia tenían más de 15 m de altura. 17-6-3. mostrando más y más el sentimiento y asimismo la torre que con el gran peso de las campanas y los cimientos falsos se ha hundido abajo más de cuarta y sentido un pilar y muestra caer a la plaza”. Este tema es importante para entender la problemática de la calidad de los artífices actuantes. Azara. no se dispone de una herramienta relativamente fiable para decidir con seguridad la cimentación de un edificio. abierto por diversas partes de arriba abajo. Para interpretar lo sucedido en Trinidad nos parece atinente la explicación del ingeniero Vera Vierci. AGNA. En la época no se conocían los principios rectores de la mecánica de suelos141. 16 de junio de 1775. es decir su peso y la capacidad resistente del terreno. 136 AGNA. Sala IX. pensaba que “no pudieron los muros sostener el empuje”. Sala IX. Generalmente. Por eso. En este mismo año la antigua Iglesia de Jesús.El mismo Teniente de Gobernador Juan Valiente todavía opinaba positivamente. la obra de la nueva iglesia la llevaban “en buen estado y creeré que en todo este año venidero quede a punto de finalizarse”139. Al año siguiente Zabala destacaría lo hecho por el anterior administrador en Jesús. Pero el Administrador Cano manifestó que si no se lograba abastecer con ganado las estancias del Pueblo “no habrá iglesia”137. 141 Castro Villalba. Sala IX. diferenciándolos en buenos y malos sin mayor precisión”. Varios escritos. Administrador Lucas Cano al Administrador General de las Misiones Juan Angel de Lazcano. Es decir que hasta el más renombrado hubiera sido perjudicado por las condiciones existentes en el terreno. conceptos expresados con estas palabras desde los tiempos de Alberti (…) Durante dos mil años se fija la calidad de los terrenos de una manera muy simple. 17-6-5. 28 de noviembre de 1776. 140 AGNA. Estaba “incapaz de compostura pues se halla la mayor parte en tierra y lo restante que se compone del frontispicio. estos suelos no tienen más que un índice SPT de 2 o 3 golpes en los primeros cinco metros de profundidad lo que los define como terrenos no aptos para la realización de fundaciones directas. Carta de Juan Valiente a Vértiz.arquitecto y al mismo tiempo encargado de la administración del pueblo ¿Toda la responsabilidad fue del artífice? La ruina de la iglesia acompañó la situación socioeconómica del pueblo. En esas condiciones hubiese sido imposible contratar a un artífice más experto y esto tampoco hubiera solucionado el problema. Firma también el Corregidor Isidro Yaguaringa. 137 34 . San Nicolás. Por su parte.

facilitó la ejecución de muros con junta horizontal corrida. La presión originada por la altura del muro fue de aproximadamente 3kg/cm2. Las dos magníficas iglesias que dije son de piedra de sillería hasta el tejado y son las de San Miguel y la Trinidad. La porosidad lograda apresuraba el secado y el endurecimiento de los morteros arcillosos. “No se halló cal en aquellos países y por eso se halló este modo de fabricar. Las fundaciones con mayor presión de contacto correspondían a las de los pilares del crucero central. donde la presión llegó a ser de 30 Tn/m2. La totalidad de las bóvedas fue construída con doble capa de ladrillos cocidos y mezcla arcillosa estabilizada con cal. Como los cimientos no recibieron una carga uniforme sino que esta varió en las distintas zonas del edificio. La mezcla utilizada tenía arcilla mezclada con arena y un 15% de cal. si lo hizo. Se utilizó en la iglesia una piedra labrada en las seis caras de 50 a 60 kilos de peso de promedio. valor muy superior al que podía soportar ese tipo de suelo.2 tn/ m3. Quizás la cal participó. Muros con muy poca cantidad de aglomerante en las juntas.50 m apoyados sobre un cimiento corrido de solamente 2 m de ancho. una solicitación de fundación muy alta. Para evitar el asentamiento del mortero arcilloso se colocaron como calce pequeñas piedras que mantenían la carga de dos o tres hiladas hasta el endurecimiento de la mezcla. Para conseguir la estabilidad de un arco como este cuando se utilizó un mortero de cal que resistía muy pequeños esfuerzos de tracción era menester 142 Cardiel. El ensanchamiento de los cimientos no fue suficiente. La resolución constructiva se vio beneficiada por la constitución en capas de sedimentación que tenían una simetría horizontal muy pronunciada y esto hizo que fuera posible conseguir sillares de alto uniforme. 1988: 59. cuyas piezas tienen la facilidad de ser exfoliables rompiéndose en losas de igual ancho. las hizo sin cal un hermano Coadjutor. esto dio lugar a una presión de contacto de aproximadamente 23 Tn/m2. Desde el punto de vista del funcionamiento estructural en la estructura de la Iglesia de Trinidad se generaban esfuerzos de flexión por tener esfuerzos de compresión más un empuje horizontal relativamente grande. los cimientos más se asentaron donde mayor fue la presión de contacto. yo pienso que debió utilizarse algo de cal (un buen tiempo los trinitarios usufructuaron la Calera de Itaendy). las que se hundieron con respecto al piso de la Iglesia. En Trinidad. generalmente del 30% al 40% del espesor de la pared. El crucero tenía muros con una altura de 16 metros y un espesor de 1.La piedra utilizada tenía una densidad aproximada de 2.Este asentamiento considerable se dio precisamente en las naves de las columnas centrales. equivalente al valor de rotura de ese terreno. Así se originaron varias grietas en los muros más rígidos y macizos. La existencia de una cantera de piedra arenisca muy cercana. grande arquitecto” 35 . A medida que crece el arco central la flexión aumenta y consecuentemente aparecen tensiones de tracción crecientes en la cara exterior de la bóveda. una vez solucionado el tema de la cal. Ello se observa claramente hoy día. ya que se ve como el basamento de la columna está más profundo que el piso original que la rodea en casi 15 cm. valor muy por encima del admisible para este terreno donde no pueden aplicarse presiones de contacto en fundaciones directas superiores a 7 Tn/m2. Este fenómeno se define técnicamente como asentamiento diferencial. a lo último de la obra en ciertas proporciones para complementar el perímetro exterior del aglomerante una vez rigidizada la posición de la piedra142. Los hicieron pequeños. Según Vera Vierci como aglomerante se utilizó arcilla del lugar a la que se le agregaba algún material orgánico (seguramente ñau) para darle porosidad. hubo material de piedra suficiente para realizar la obra. La cal fue utilizada abundantemente en Trinidad en el mortero de la construcción de las bóvedas. con lo que se llegaba a una presión de contacto de la superficie de fundación con el terreno del orden de 25 tn/ m2.

Si fue así se puede decir que había una cierta intuición de donde estaba el problema. 1° de diciembre de 1783. entre otras cosas. el administrador hizo un examen de la situación y. fue construir otro edificio. lo que se conseguía rellenando las zonas exteriores de modo de crear una presión lateral que desviara la línea de presiones. 144 36 . explicó que una posibilidad de terminar la iglesia sería solicitar la excepción del pago de tributos por el término de la obra146. Tenía las mismas características que los jesuitas habían aplicado a los templos antes de las iglesias de mampuestos de piedra y cal. El Administrador General de las Misiones le escribió a Vértiz el 12 de octubre de 1779 sobre la construcción de una iglesia en Santa María la Mayor: “(…) antes de poner en ejecución la referida fábrica . Este modelo pudo haber sido rechazado por su enorme peso. 143 AGNA. durante una reunión celebrada en el Pueblo de Jesús el 28 de julio de 1783. 17-7-2. Sala IX. Sala IX. 17-3-6. De allí que se encontrasen restos de una mezcla de cascotes y grava. Es decir que el contexto socioeconómico no permitió construir un edificio mejor al elegido144.Por su parte el Administrador General de las Misiones Lazcano. 17-3-6. Teniente de Corregidor Julián Tacurarí y otros miembros del Cabildo. Por eso lo más lógico. Dijo que se debe suponer que “la cantidad de indios que habita en el Pueblo no permite por su corto número el que pueda dar abasto para fabricar el templo y casas. para el cultivo de las tierras y el cuidado de las haciendas de campo”. En 1776 el Teniente de Gobernador Juan Valiente presentó un diseño para el nuevo templo143 que parecía una gran bóveda de doble rosca de ladrillos. El Protector de Naturales opinó sobre el asunto en carta al Virrey. “Habiéndola edificado distante de la Casa Principal donde residen los Padres Cura y Compañero se hace preciso hacerles sus viviendas inmediatas a la dicha Iglesia para el resguardo de las alajas”145. 147 AGNA. les dijo que “ustedes están expuestos a quedarse sin pueblo nuevo ni viejo si con el tiempo no se busca el remedio de este conocido atraso que les amenaza bien se pudiera conseguir en término de cuatro o cinco años el remate total de estas obras haciendo el ánimo de invertir en ellas toda la gente de trabajo que hay en este pueblo” pero. dirigiéndose a la comunidad. agregó. 27 de noviembre de 1776. ya que SM tenía leyes que consideraban el desarrollo de los Pueblos. en un contexto de total decadencia del pueblo. 145 AGNA. “de nada sirve la Iglesia ni el pueblo nuevo pues no habrá quien pare en ella en no habiendo que comer”. el número de ganados que existen en las Estancias como también las legumbres respecto de ser lo preciso para la manutención de los Indios”.Inmediatamente. Sala IX. teniendo en cuenta que el Pueblo sólo tenía 238 tributarios. que se entendiera la verdadera causa del derrumbe del edificio. sólo “la protección de VE los atenderá concediéndoles lo que suplican en los términos propuestos”147. El funcionario. 28 de julio de 1783. Carta al Señor Virrey y Capitán General Juan José de Vértiz firmada por Francisco Piera. Firmantes : Corregidor Enrique Tacurarí. Itapua. destacó que la fábrica de la Iglesia nueva no se había podido continuar en forma permanente por “la poca gente que este pueblo tiene”. La idea pudo tener que ver con la cuestión fronteriza. Por esta época. Firmante Juan Gregorio de Zamudio. Sala IX. 11-1-6. Para avanzar en estas cuestiones recomendó que se evitaran los gastos tenidos como superfluos en las festividades de los Patronos y Santos Titulares. en el siglo XVIII. Por lo tanto. Igualmente pensamos que también resultaba oneroso. recomendó que se atendiera el pedido de exención temporaria de los tributos. Era imposible. examine el Teniente Gobernador del Departamento de común acuerdo con el Gobernador interino el estado de los individuos del referido establecimiento.El 21 de mayo se estrenó la nueva iglesia. 17-6-3. Sala IX. Jesús. Pero hacia 1780 había 1017 habitantes en Trinidad. AGNA. 146 AGNA.introducir sobrecargas en las zonas vecinas de los apoyos. 16 de agosto de 1780.

Se lo instituyó como Maestro de Obras. En el caso de la Iglesia de Mártires el Teniente de Gobernador Gonzalo de Doblas contrató a un tal Francisco Pelayo. 22 de abril de 1792. 25 de enero de 1784. En el frustado adelantamiento pos-jesuítico de la iglesia lo que primó fue el contexto socioeconómico152. 152 AGNA. 150 AGNA. Sala IX. Sala IX. El documento respectivo dice que las Casas principales estaban muy viejas y en el mismo estado o peor estaban las casas de los indios. Sala IX.Carta del Teniente de Gobernador Gonzalo de Doblas al Virrey Arredondo. Finalmente. Francisco Pelayo.”Cayó un rayo en la media naranja de la Iglesia suntuosa de cuyas paredes y columnas de las naves son de piedra y el techo era de madera”153. En esas circunstancias el gobierno colonial no iba a contratar un artífice para Jesús. fue al pueblo para ver el estado que tenía e informar de lo necesario para el reparo. 37 . Maestro de Carpintero y Albañil. 28 de marzo de 1787. 5-4-2. 17-9-4. 151 AGNA. En Apóstoles estuvo reedificando “una fuente y estanque grande que sirve de surtir de agua al Pueblo y de baño a sus naturales porque no hay cerca ni río ni arroyo en que puedan bañarse y sin este auxilio padecen muchas incomodidades y enfermedades por estar acostumbrados desde chicos al baño”. A este. Estas últimas estaban en su totalidad cubiertas de paja excepto una de ellas donde funcionaban el cabildo y la cárcel. denominado Maestro Escultor. San Cosme. Carta del Gobernador Francisco Bruno de Zabala al Virrey Marqués de Loreto. “(…) quedó la Iglesia de nuestro Pueblo en obra con sola una vara de altura en circuito fuera de los cimientos sin haberse adelantado en obra tan precisa cosa alguna en los diecinueve años que han pasado”. 17-9-4. 13 de diciembre de 1788. No tenían mandato del total de la comunidad.Pero en 1784 el Pueblo de Jesús ya estaba en una absoluta decadencia. Nuestra Señora de Fe. Por lo tanto estaba cada vez más lejana de realizarse la idea del traslado del Pueblo a la loma.Véase el caso de Bartolomé Ferrer en el Pueblo de San Luis Gonzaga. Carta de parte del Cabildo de San Cosme al Virrey. “que entiende de arquitectura”. Sala IX. Sala IX. Apóstoles. 149 AGNA. 22-8-2. Durante el año 1785 realizó la compostura de la iglesia de Mártires y también intervino en varios trabajos desarrollados en Apóstoles150. Sala IX. el Jesús del Tavarangüe. Firmaron el Administrador Lucas Cano y los miembros del Cabildo. fue dejada en sus cimientos por el Hermano Coadjutor Arquitecto Antonio Forcada. según el administrador Yegros. El 21 de abril de 1789 se incendió la Iglesia de San Miguel. No sabemos como se le abonaron sus trabajos. 18-3-5. 19 de mayo de 1789. La obra se discutió y tramitó desde el 2 de octubre de 1784 hasta el 15 de mayo de 1785. Los documentos no transmiten una gran estima por este personaje. El funcionario denunció que “los cortos fondos del Pueblo no pueden sufragar tan costoso edificio” y que “hay pocos peones para faena tan dilatada” por los pocos indios que tenía el pueblo. También fue criticado por estar amancebado con la india Rosa Cuma151. Esto ocurrió debido a su accidente y consecutivo fallecimiento. Era un trabajo de carpintería de madera.Entre otras cosas tenía que acabar con la media naranja y el pórtico. 18-1-4. se le iba a adjudicar la terminación y la ornamentación de la iglesia del pueblo. Hasta ese momento las paredes de la nueva iglesia estaban a la altura de las cornisas o sea 12 varas y se habían construído tres cuadras de casas148. pretendió ayuda de las autoridades para continuar la obra de la iglesia. “toda ella según se deja comprender de cal y canto y bóveda”. 153 AGNA. En el caso de la iglesia de San Cosme. En 1787 una parte de los miembros del Cabildo. se encargaron de la obra los “Maestros Indios”149.Zabala al Virrey Marques de Loreto. Entre otras cosas fue encontrado ebrio. por cuestiones económicas. Esto se pudo concretar porque San Miguel tenía “crecida suma de ganados con que facilitará el entero de cuanto es indispensable gastar hasta que vuelva a quedar aquel templo en la 148 AGNA.

Buenos Aires. Sala IX. Administrador Josef Joaquín Romeo. 18-2-4. 25 de abril de 1794. siendo contratado el Maestro Rafael Azcurra. 160 AGNA.Pero Pelayo no fue encargado de la obra de compostura sino que el Administrador Coronil fue a buscar un profesional a Buenos Aires. ½.Pocos días después el Virrey Arredondo autorizó la reedificación de la iglesia159.Según Machado Leal en 1973 Bartolome Coronil. Administrador del Pueblo de Sao Miguel fue a Buenos Aires a fin de conseguir quien dirigiese las obras de recuperación de la iglesia. no debió continuarse por mucho tiempo debido a que la guerra de 1801 significó el fin de la administración española del pueblo de San Miguel.Nota de Herrera. Para Machado Leal en esta época se hicieron modificaciones que acortaron la nave con construcciones que el autor caracteriza como “obras de calidad visiblemente inferior a las anteriores”164.Así resultó nombrado el Padre Francisco Alonso Montero de la Orden de San Francisco. Pueblo de Concepción. Durante 1798 el Corregidor Pascual Areguatí del Pueblo de San Miguel manifestó que su propósito era que sus congéneres “se esfuercen en todo lo posible para lograr el fin que tienen propuesto de reedificar el Santo Templo de Dios”161. Se estaba acopiando material mientras se resolvía la contratación de un responsable para los trabajos157. un ensayo de lo que se pensaba hacer para todo el edificio. Durante este mismo año el Gobernador Intendente del Paraguay Don Lázaro de Ribera Espinosa dispuso. 15 de enero de 1791. 31 de julio de 1793. Sala VII. 30 de agosto de 1798. Estaba todo preparado para realizar la obra. 159 AGNA. “Maestro Arquitecto”. a diez y seis días del mes de febrero de mil setecientos noventa y nueve (…) con noticia de haber muerto repentinamente y avintestato en el Camino del Pueblo de San Luis. que se trasladase al Pueblo a ver la obra y este dictaminó que no estaba “según Reglas de Arquitectura”155. En ese mismo año trabajaba en el Pueblo de Jesús el Maestro de Carpintería Don Justo Martínez154. el Maestro de Albañilería de este referido Pueblo Don Rafael Azcurra.19 de junio de 1789. Sala IX. Sala IX.Asunción. En junio de 1793 el Administrador Coronil propuso a Rafael Azcurra. 22-10-1. 30-5-1. 10 de octubre de 1798. A éste le adjudicamos la cobertura en madera del Presbiterio de la Iglesia nueva de Jesús.Se trataba de un artífice que iba a conciliar su 154 ANA. Sala IX. Con respecto a este trabajo Zabala ordenó a Francisco Pelayo. 30-5-1. AGNA. Legajo 2636. Itapua. que un Cura “inteligente en la Arquitectura” se hiciera cargo de los servicios religiosos y de la obra165. El trámite administrativo se hizo largo160. 27 de junio de 1793.De cualquier manera la obra. 162 AGNA. Luego se compraron 5000 fanegas de cal. 163 AGNA. Sala IX. por lo menos en las mismas condiciones. 158 AGNA. Sala IX. San Miguel. 1984: 77. 5-4-3. 12 de junio de 1793.Buenos Aires. Carta de Manuel de Lasarte y Esquibel al Virrey Nicolás de Arredondo.perfección cabal”. 25 de diciembre de 1791. Sala IX. 157 AGNA. para facilitar la conclusión del “famoso templo” de Jesús del Tavarangüe. Natural de la Ciudad de Buenos Aires”. inmediato a este. Durante el año 1791 se organizó una Calera para el Pueblo de San Miguel en las inmediaciones del Fuerte de Santa Tecla “para el beneficio de las obras de reedificación de su Iglesia”156. Capital de su Departamento en las Misiones de Indios Guaranís. 164 Machado Leal. 18-3-1. 18-2-4. Sabemos que recién se empezó a trabajar en el año 1797. año en que falleció en el mismo pueblo163. “En el Pueblo de la Real Corona nombrado San Miguel Arcángel. 155 38 . “sujeto Perito que ha trabajado la Iglesia de Santo Domingo y otras obras” 158. Colección Andrés Lamas. 22 de julio de 1799. entre otras cosas se habían renovado los hornos de cal162. Carta de Francisco Bruno de Zavala al Virrey Nicolás de Arredondo. Sala IX. Escritos del 18 de septiembre de 1793. Sala IX. 161 AGNA. 165 AGNA.300 kg. 156 AGNA. Nueva Encuadernación 495. 15 de mayo de 1794 y 25 de junio de 1794. 5-4-3. 30-5-1. alrededor de 180. Azcurra estuvo trabajando hasta 1799.

18-3-3. Ver también Susnik. 4 de agosto de 1806. 18-9-6. 18-6-5. 23 de enero de 1800. 169 AGNA. Maestro de Obras. 172 AGNA. 18-2-1 y 18-6-3. cuando había fondos. 174 AGNA.Esto demuestra que el Padre Montero nunca se hizo cargo de la obra. 18-9-6. 4 de julio de 1800. Los artífices no faltaban. 175 Azara. Prímoli y Forcada. Sala IX. AGNA. 18-3-5. ¿fue alguna vez una cuestión decisiva? Al respecto Azara comentaba que “no tengo noticias de canteras de piedra de cal sino de las que hay en las barranqueras de los ríos Paraná y Uruguay en el paralelo de 32° y otras en algunas de las serrezuelas de Maldonado.Este Pueblo vivía fundamentalmente de la yerba mate y para su recolección se necesitaban brazos. Maestro Alarife y de Carpintería Don Tomás Mármol.Zabala se opondría a la reanudación de la obra. 1966: 78 y 145. 171 Los jesuitas contaron con varios artífices dotados para construir una bóveda o una cúpula de material de ladrillo con cal.Tomás Mármol. 18-4-1. Firma el Corregidor Pascual Aaro. 23 de junio de 1795. En Itapua estuvieron trabajando Martín de Agote. La mayoría sólo debieron resolver obras de carpintería de madera. Sala IX. Zabala al Virrey.. Martín de Agote trabajó desde julio de 1788 hasta agosto de 1799 en la iglesia de Itapua. Sala IX. AGNA. 173 AGNA. Bianchi. Sala IX.Para esta época Jesús ya contaba con sólo 798 habitantes167.Ribera a Zabala. Escritos de Zabala y Plano que manifiesta las columnas que se han cortado y alzaprimado en el Cuerpo de la Iglesia del Pueblo de San Ignacio Miní. 1847: 24 y 25. La cal. Un dato importante es que desde 1804 hasta 1806 no hubo remesas del Pueblo de Jesús a la Administración General de Misiones en Buenos Aires173.Firmante José Miguel Carvallo Administrador General Sustituto de los Treinta Pueblos. San Ignacio Guazú. Este sacerdote era “inteligente en los principios de Arquitectura”166. De cualquier manera hoy la preocupación nuestra es poder discernir sobre la calidad de los servicios de los artífices disponibles. llamado Arquitecto. 22 de mayo de 1796. Por eso Zabala le transmitiría al Virrey Avilés “hallándose este Pueblo tan atrasado se intenta ahora la conclusión del Templo que dejaron principiado los Ex Jesuitas con el ánimo de mudar en aquel paraje”. Fundamentalmente Kraus. El tema de esta época fue que cada pueblo contara con el poder económico para hacer las obras. A este último se lo consideraba apto para obras del Arte de Albañilería169.Es decir que en Paraguay compraban la cal de 166 AGNA.tarea de sacerdote con la de responsable de las obras.La pregunta es ¿qué es lo que diferenciaba a un verdadero arquitecto de un Maestro de Albañilería?171. Aunque yo no conozca otras caleras. La antigua que estaba en el Pueblo estaba en “estado ruinoso”172. Sala IX. 18-2-5. A comienzos del siglo XIX el Pueblo. es de esperar que el tiempo y la necesidad las descubrirán”175. El Maestro de Obras Juan de Achega estuvo trabajando en San Ignacio Miní y Corpus. Sala IX. En 1804 Tomás Mármol trabajaba en la reedificación de la iglesiade Santa María de Fe. estuvo trabajando en la iglesia de San Ignacio Guazú y posteriormente lo haría en la iglesia de Santa María de Fe170. Índice firmado por Francisco Rodrigo.La cuestión eran “las crecidas deudas que tiene aquella comunidad”. todavía se continuaba insistiendo que era imperioso contar con una nueva iglesia. 22 de noviembre de 1795 y 22 de enero de 1796. 24 de noviembre de 1799. 168 AGNA. Un tal José Ignacio de Azpillaga se hizo cargo de la obra de reparación de la iglesia de Candelaria168. Sala IX. AGNA. 18-2-3 y 27-2-7. 7 de octubre de 1803. Sala IX. en el año 1803. Sala IX. (…) también hacen cal de inferior calidad en Buenos Aires de algunos bancos de conchitas fluviales. y el Indio Guillermo Avacua. 167 39 . solucionaba el problema contratando gente174. 18-3-1. En Jesús. 170 AGNA. Sala IX.

1997: 111 a 168. 179 Levinton. 2 de abril de 1774. Por eso. Trinidad y Jesús debieron ser construídas en piedra para constituirse como baluartes defensivos de las ambiciones de los portugueses176. Las iglesias de San Miguel. El Padre Cattaneo escribió en una carta precisando sobre los Hermanos Bianchi y Prímoli que uno era un “insigne arquitecto”y el otro un ”excelente Maestro Mayor”. 40 . salvo Tomás Mármol. 2006: 4 a 11. En los casos de las intervenciones de los artífices en los edificios de cal y piedra es más posible atribuirles una calidad más elevada. su presencia en la obra de la iglesia de San Ignacio en Buenos Aires prueba que sabía hacer bóvedas y cúpulas de ladrillo179. si aceptamos lo esbozado por Machado Leal sólo es posible entender su trabajo como parte de lo realizado por un Maestro de Albañilería. La ruina de las construcciones o la imposibilidad de terminar las obras de los jesuitas acompañaron la decadencia del sistema colonial español en el Río de la Plata. 1941: 148 y 220. No sabemos que pasó con la Calera del Itaendy. Conclusiones Es evidente que los artífices de la etapa pos-jesuítica se atuvieron principalmente a intervenciones en los edificios con estructura de madera. denominado en los documentos como Arquitecto. Sala IX. Por su parte el Padre Gervasoni escribió en otra carta que “el único que sepa construir una bóveda es ese italiano de quien escribí en otra mía”. Es evidente que no trascendió como centro productor del material. En el caso de los demás artífices actuantes en las composturas o reformas de las iglesias de los Pueblos Misioneros todos actuaron utilizando como material la madera. A este ejecutante. Por eso podemos afirmar que en el contexto pos-jesuítico solamente Azcurra. En el caso de Prímoli. actuante en la iglesia de San Miguel. 177 Padres Cattaneo y Gervasoni en Buschiazzo. la calidad de ejecución de sus trabajos no llegó al nivel de lo realizado por Prímoli en la misma obra. aunque de escaso tamaño. o un status similar.En 1801 el pueblo de San Miguel ya se había perdido a manos de los portugueses y los pueblos de Trinidad y Jesús sólo quedarían protegidos por los Saltos de agua y las selvas de la región. lo que los ubica a la mayoría en el nivel de Maestros de Carpintería. se le conoce su 176 AGNA. “Ordeno y mando a los Corregidores. un grado menor al de Maestro de Obras. según Machado Leal. Pero. fronterizos con aquella Provincia del Paraguay. 178 Sobrón. Al respecto los Padres Cattaneo y Gervasoni nos proveyeron de nombres/categorías para determinar la calidad de los artífices en el siglo XVIII177. Especialmente por su destacada participación en Roma en concursos de proyectos de arquitectura. San Nicolás. 17-4-6. a los Caciques y Oficiales Militares de los Pueblos del Paraná y Tebicuarí. Si bien los dos italianos mencionados sabrían hacer una bóveda o una cúpula con ladrillos seguramente era Prímoli el que se dedicaba principalmente a las obras mientras Bianchi confeccionaba los proyectos. Cabildos y Administradores. ¿Quién era cada cual? No lo aclara pero las investigaciones realizadas por Sobrón178 prueban que el Hermano Bianchi podía ser reconocido como Arquitecto. No hubo ninguno de ellos que sobresalió por alguna obra en particular.Firmante Francisco Bruno de Zavala.Córdoba o de Santa Fe. hubiera podido ser denominado Maestro Mayor de Obras debido a haber hecho bóvedas. muy particularmente al Pueblo de Jesús y Trinidad como más fronterizos”. a pesar de su desacierto en las fundaciones de la iglesia de Trinidad. Por eso este Hermano Coadjutor podía ser caratulado como un excelente Maestro Mayor de Obras. ¿A cuál de los dos se refería? Desde mi punto de vista se refería a Prímoli.

Arco mixtilíneo: (de mixto y línea) formado por líneas mixtas. se hace a esta reposar no sobre las trompas o pechinas directamente sino sobre un ancho anillo o tambor a modo de cuerpo cilíndrico u octogonal. pudo ser contratado. después de la iglesia de San Ignacio Guazú pasó a la de Santa María de Fe. No fueron las piedras ni fue la necesidad de cal la causa de la detención de la obra180. a través de cuyos vanos practicados en derredor entre la luz. De alguna manera. Cúpula: bóveda semiesférica. 180 La AECID de Paraguay. Asientos diferenciales: el suelo es heterogéneo y la composición varía entre los elementos de apoyo.Cuando se desea conseguir una mayor elevación de la cúpula. estaba haciendo un estudio sobre la calidad de la cal de las canteras de piedras calizas utilizadas por los jesuitas. Mármol. 41 . Linterna: cuando la iluminación de la cúpula no se hace mediante vanos en el tambor o quiere reforzarse ésta. pero la comunidad de Jesús no contaba con la disponibilidad económica para ello. a cargo del Arquitecto Espiau. una obra importante en donde se realizaron relevantes trabajos en madera. Jefe de la construcción.Al cierre de la impresión de este texto todavía no estaban los resultados. No sabemos si hizo alguna bóveda de ladrillo ni tampoco conocemos su habilidad para proyectar. Fue la ausencia de poder económico el factor decisorio. Arquitecto: profesional que diseña y dirige una obra arquitectónica. Generalmente cubre un espacio de planta cuadrada cuyo paso a planta circular u octogonal se da por medio de trompas o pechinas. Bóveda de cañón: la originada por el desplazamiento de un arco de medio punto a lo largo de un eje longitudinal. se pudo haber solucionado la falta de algún material.intervención en la iglesia de San Ignacio Guazú. Bóveda: obra arqueada que cubre espacios comprendidos entre muros o varios pilares. Dícese del ángulo formado por una línea recta y otra curva. Con respecto a la Iglesia de Jesús es evidente que el tema de la obra no pudo ser solucionado ni con un artífice ad-honorem. como sucedió en San Miguel. el Padre Montero. por lo que mantenemos cierta duda con respecto a su status técnico de Arquitecto. Asiento: exceso de cargas que el muro transmite al terreno. Glosario de términos técnicos utilizados Arco: elemento sustentante que descarga los empujes desviándolos lateralmente y que está destinado a franquear un espacio más o menos grande por medio de un trayecto generalmente curvo. por sus conocimientos técnicos. Por eso en Jesús la obra de la magnífica iglesia realizada por los jesuitas sólo llegó hasta la etapa justamente previa a cubrir el espacio. se agrega a la parte superior de la cúpula una pieza llamada linterna que es un segundo cuerpo cilíndrico o poligonal cubierto.

Santísima Trinidad del Paraná. N°1-2. CEPA. Maestro Albañil: persona que ha alcanzado un alto grado en su oficio. 1984 (1780). Madrid. de Sanchiz. 1847. Imp. 1995. Buenos Aires. Montevideo. Es la bóveda de medio cañón atravesada perpendicularmente por otra de menor flecha. Buenos Aires. Cardiel. Tomo XV. Historia 16. Fridman. Barcelona. Vol. Gervasoni. Hernán. Azara. Félix de. 1988. XIV. 1932. Madrid. Liberto. El Litoral. Historia de la construcción arquitectónica. En Revista Geográfica Americana. Buenos Aires. Reflexiones sobre su decadencia. Buschiazzo. José. Compendio de la historia del Paraguay. SJ. 1979. 1941. Cardiel. N°91. 1955. Castro Villalba. Biblioteca Nacional. En Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas. Antonio. Santa Fe. La arquitectura en las Misiones Jesuíticas Guaraníes. 1941. Año XI. Gutiérrez. Establecimientos jesuíticos en Corrientes y Entre Ríos. Edicions UPC. 1904. Buenos Aires. Leonhardt. 42 . Mario (Estudio). José SJ.Lunetos: bovedilla en forma de media luna abierta en la bóveda principal para dar luz a ésta. N°53. Asunción. Cattaneo y C. Las Misiones del Paraguay. Fuentes AGNA Archivo General de la Nación Argentina ANA Archivo Nacional de Asunción Bibliografía Azara. Maestro Carpintero: oficial de un oficio manual. Descripción e historia del Paraguay y del Río de la Plata. Busaniche. Félix de. Carlos. Los pueblos jesuíticos del Paraguay. Maestro de Obras: persona que cuida la construcción material de un edificio según los planos de un arquitecto. En Suplemento Antropológico.Geografía física y esférica. FECIC. Ramón. Buenos Aires y Córdoba en 1729 según cartas de los Padres C.

71 a 96. 1976. un arquitecto italiano en los albores de la arquitectura colonial argentina. En El Barroco Paraguayo. Corregidor. Los trece pueblos guaraníes de las Misiones (1767-1803). En Revista do Patrimonio Histórico e Artístico Nacional. Año I. En Revista do Instituto de Estudos Brasileiros. ARQUNA Ediciones. 1749-1753. A igreja de Sao Miguel das Missoes. Teresa/Levinton. RP Ediciones. 1969. 43 . Buenos Aires. Asunción. Rafael/ Blumers. Norberto. Parras. Dalmacio H. Universidade de Sao Paulo. Norberto. 101 a 118. Buenos Aires. El indio colonial del Paraguay. Lucas. Levinton. El Paraguay del siglo XVIII en tres memorias. Influencia del paso del tiempo en una arquitectura de composición. 1984. Buenos Aires. Sobrón. Diario y derrotero de sus viajes. Quevedo. En Revista Contratiempo. 1992. 1966. Arquitectura y pintura en el barroco paraguayo. Perasso. 1996. 2003. Missions Prokur SJ. Missionsprokur SJ Nürnberg.Levinton. Madrid. N°1. 4 a 11. 1986. 1943. José A. Sao Miguel das Missoes: estudo de estabilizacao e conservacao das ruinas da igreja. Asunción. Roberto. Asunción. Historia y arqueología del pueblo de la Santísima Trinidad del Paraná. La Reducción de Santos Cosme y Damián: su historia. Giovanni Andrea Bianchi. Informe para la Restauración de la Iglesia de San Ignacio de Buenos Aires. 2006. pags. 1997. Mayerhoffer. Instituto de Cultura Hispánica. Asunción. N°6. Sao Paulo. Fernando. José A. Branislava.Pgs. Norberto. Aspectos constructivos de la iglesia de Trinidad y proceso de destrucción de la misma. Asunción. Susnik. En el Cauce del tiempo. La arquitectura del pueblo de San Cosme y San Damián. Vera Vierci. Machado Leal. En Carbonell de Masy. N°19. Pedro José de. págs. Roberto. su economía y su arquitectura (1633-1797). Museo Etnográfico Andrés Barbero. Perasso. Solar.

El litigio fue motivado por el uso indebido de los yerbales del Pueblo de Jesús y la posesión de la estancia de Ñuguazú.es valioso desde el punto de vista histórico porque incluye todo el proceso de evolución de este Pueblo desde su primera fundación hasta el sitio definitivo.En función de este proceso judicial uno de los últimos autores del mapa. Se le daba prioridad al derecho proveniente de permanecer en el hábitat originario de los antepasados de los indios. Es decir. error comprensible por contar con sólo un tercio del mapa. Contrariamente a lo que afirmó el Padre Furlong. son evidentes las coincidencias que tiene el mapa con el texto de un documento del Archivo de la Nación Argentina dedicado al litigio entre el Pueblo jesuítico de Jesús y el Pueblo franciscano de Yutí. De cualquier manera. Arquitecto y Especialista en Historia. dedicado hace más de veinte años al estudio del sistema misional organizado por la Compañía de Jesús. la hechura no corresponde a una fecha cercana a 1720 sino a un período comprendido desde la fundación del Pueblo hasta por lo menos 1784.Certificado del mapa correspondiente al territorio del Pueblo de Jesús A los 30 días del mes de septiembre del 2005 el que suscribe Norberto Levinton. procuró poner todos los detalles que podían sustentar la posición del Pueblo de Jesús. en varios aspectos por obra de las acciones legales de la Compañía de Jesús. que se trata de un trabajo realizado por varios autores en distintos momentos. En ese momento el concepto de propiedad de la tierra estaba vinculado. certifica: Que el mapa –no se realizó una pericia del papel. En el caso del territorio del Pueblo de Jesús se hicieron constar los documentos probatorios de la 44 . con el Derecho Natural de los pueblos indígenas. según Furlong por la letra debió ser un indígena.

181 Ver AGNA.cesión de tierras a este pueblo por parte de los Pueblos de Corpus. Itapua y Yaguapoha181. Sala IX. 45 . 10-7-4.Hay otros documentos sobre el tema pero este es el más completo.