Está en la página 1de 8

Historia 4º ESO 10.

El mundo en guerra

II GUERRA MUNDIAL

LA GUERRA EN EUROPA (1939-1945)

1939-1940: la Guerra Relámpago


La II Guerra Mundial
comienza con la invasión
de Alemania de Polonia
el 1 de septiembre de
1939, a la que seguirá la
invasión de la URSS de
Polonia unos días después.
Según el pacto germano-
soviético, Polonia sería
anexionada por
Alemania y la URSS, que
Tropas de la Wehrmacht cruzando la frontera polaca el 1 de septiembre de 1939
también se anexionaría los
estados bálticos. Inmediatamente, Reino Unido y Francia le declaran la guerra a Alemania,
aunque en un primer momento no tomaron ninguna iniciativa militar.
Hitler tenía dos premisas al empezar la guerra:
Sabía que una guerra en dos frentes podría ser su tumba, al igual que lo había
sido para Napoleón o la propia Alemania en la I Guerra Mundial, por lo que
decidió pactar con su “enemigo” comunista Stalin para lanzarse con todo
su potencial hacia Europa Occidental.
Las opciones de ganar la guerra pasaban por la llamada guerra relámpago
(Blitzkrieg en alemán), una guerra rápida que sorprendiera a las tropas aliadas.
La táctica era utilizar los bombardeos aéreos para mermar el potencial enemigo
para, posteriormente, invadir rápidamente el territorio con el apoyo de tanques y
artillería pesada. Para ello, la velocidad de movimientos y el factor sorpresa era
fundamental.
Alemania invade Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica y Luxemburgo a
comienzos de 1940, con la intención de disponer de bases desde las que amenazar
Inglaterra. La guerra relámpago es un éxito y estos países se rinden a los pocos días. El
siguiente objetivo será Francia. La revancha alemana de la I Guerra Mundial está cerca.

1
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

La invasión alemana de Francia comienza a


finales de mayo y, en apenas un mes, Francia,
con el apoyo de las tropas británicas, se rinde.
Las tropas británicas tienen que huir
apresuradamente desde Dunkerke de vuelta a su
país para no caer prisioneras en las garras nazis.
Francia queda divido en dos partes: la
ocupada por los nazis y la Francia de Vichy, al
mando del general Petáin, que colaborará con
los alemanes. Simultáneamente, Italia entraba
en guerra en el bando alemán aprovechando la
derrota francesa.
Hitler en París tras la conquista de Francia
En definitiva, en apenas diez meses Hitler tenía
el control de casi toda la Europa continental, pero sabía que el peligro todavía acechaba
al otro lado del Canal de la Mancha. Por ello, planeó inmediatamente la invasión de
Inglaterra, en lo que se conoció como Operación León Marino.

1940: la batalla de Inglaterra


Como había sucedido en la Europa continental, el éxito de la invasión alemana de
Inglaterra pasaba por un intenso bombardeo previo del país. La Luftwaffe (fuerza aérea
alemana) comenzó a bombardear en julio el territorio británico, especialmente
Londres, sin suponer que iba a
encontrar una fuerza aérea que
repeliera el ataque: la RAF
(fuerza aérea británica).
Hasta octubre de 1940, la
RAF y la Luftwaffe se
enfrentaron en el cielo. A
pesar de la supuesta
superioridad alemana, los
aviones de la RAF, más rápidos Pilotos de la RAF a punto de participar en la batalla de Inglaterra

que los alemanes, infringieron serias pérdidas a sus enemigos. Para ello, también será clave
el uso del radar, que inutilizó el factor sorpresa de la guerra relámpago alemana al detectar con
tiempo suficiente a los aviones alemanes enviados a bombardear Inglaterra.

2
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

La heroica resistencia británica ante la todopoderosa Luftwaffe, alentada por el


carismático Churchill, provocó que Hitler desechara la posibilidad de acabar con los
ingleses rápidamente, por lo que pospuso la Operación León Marino. Esta victoria será
esencial para la posterior invasión aliada de Europa en 1944.

1940-1941: la guerra se extiende a los Balcanes


Tras la entrada en la guerra, Italia invade Grecia desde Albania, colonia italiana
desde 1939. La victoria se antojaba fácil ante los griegos, aliados de los británicos, pero las
cosas no marcharon bien para los ejércitos de Mussolini. Tras un ataque frustrado,
Grecia contraatacó y no solo expulsó a los italianos de su territorio, sino que ocupó gran
parte de Albania. La situación se complicaba por momentos y los alemanes, que
preparaban la inminente invasión de la URSS, tuvieron que posponer sus planes
para salvar a sus aliados italianos. En apenas 15 días, los alemanes derrotaron a
Yugoslavia y Grecia, evitando el desastre italiano.
Aunque la victoria fue fácil, las consecuencias fueron fatales para los alemanes. El retraso
en la invasión de la URSS provocó que a Hitler no le diera tiempo a derrotar a los
rusos antes del temido invierno que, como le pasó a Napoléon, sepultará a los ejércitos
nazis.

1941-1942: Operación Barbarroja


En junio de 1941 pocos dudaban de la victoria alemana en la guerra. Con Europa
continental bajo su control, Hitler decidió atacar a URSS en la llamada Operación
Barbarroja, con la que ponía fin al pacto germano-soviético por el que se habían repartido
Polonia.
Los alemanes plantearon, de nuevo, una guerra relámpago que aniquilaría a los rusos en un
par de meses, justo antes de la llegada del “temido” invierno. Avanzaron hasta las puertas
de Moscú y San Petersburgo al norte, pero fueron detenidos por los rusos. La llegada del
invierno paralizó el avance alemán tras un contraataque ruso. A pesar de que los alemanes
habían capturado a miles de soldados soviéticos, éstos todavía tuvieron las reservas
suficientes para parar el avance alemán.
En la primavera de 1942, Hitler cambió de objetivo: ahora sus tropas se dirigirían
hacia el sur en busca del control de los pozos petrolíferos del Cáucaso. Sin embargo,
el control de esa zona pasaba por la conquista de una ciudad que cambiará el curso de la
guerra: Stalingrado.

3
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

1942: el principio del fin de Hitler


En junio de 1942, los alemanes estaban a las puertas de Stalingrado. La ciudad
debía de ser conquistada para controlar el Cáucaso y sus pozos petrolíferos, pero se
encontrarán con una resistencia soviética que infringirá a los alemanes la derrota más
dura de la guerra y que provocará un cambio de rumbo en la II Guerra Mundial.
Los alemanes, muy superiores en campo abierto, no supieron hacer frente a una lucha
cuerpo a cuerpo en las calles de una
ciudad completamente en ruinas.
Además, se encontraron con la
resistencia no solo del ejército ruso,
sino de la población civil, a la que se le
prohibió abandonar la ciudad durante
la batalla, lo que disparó el número de
víctimas.
Tras varios meses de lucha, agotados
Soviéticos avanzando por las ruinas de Stalingrado
y desabastecidos, 130.000 alemanes se
rendían ante el ejército soviético. Había acabado la batalla más sangrienta de la guerra, con
estimaciones que rozan los 2.000.000 de muertos.
Con la derrota en Stalingrado, a Hitler se le desvaneció el sueño de conquistar el Cáucaso.
A partir de este momento, los aliados llevarán la iniciativa de la guerra hasta su fin en
1945. Las causas de la derrota de Hitler en URSS fueron:
Los ataques simultáneos a Leningrado, Moscú y el Cáucaso, para los que el
ejército alemán no estaba preparado.
Ni los tanques ni los aviones estaban preparados para operar en un territorio tan
extenso.
No tuvieron en cuenta los problemas de abastecimiento, provocados por las
grandes distancias, el invierno y la política de tierra quemada llevada a cabo por
los soviéticos.
Unos meses antes de la derrota en Stalingrado, los alemanes también eran derrotados
en El Alamein (Egipto). El Eje pretendía controlar el estrecho de Gibraltar y el Canal de
Suez para cerrar el Mar Mediterráneo a los aliados. Para ello, era fundamental la conquista
del norte de África. Tras varios intentos por conquistar Egipto, bajo el control de los
británicos, los alemanes, dirigidos por Erwin Rommel, y los británicos, al mando del

4
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

general Montgomery, se vieron las caras en la batalla de El Alamein. La victoria de los


británicos y el desembarco de tropas norteamericanas en Argelia y Egipto provocaron la
derrota de los alemanes en el norte de África en mayo de 1943. Su control por parte
de los aliados será esencial para la conquista de Italia.

1943-1944: la conquista de Italia y el imparable avance soviético


Desde comienzos de 1943, los aliados controlaron el curso de la guerra abriendo un
nuevo frente en Italia. Los aliados desembarcaron en Sicilia en julio de 1943 y Víctor
Manuel III ordena detener a
Mussolini. El nuevo gobierno firma
un acuerdo de paz con los aliados y
en septiembre entran en la península
itálica. Al enterarse Hitler, ordena la
invasión de Italia y libera a Mussolini,
que se colocará a la cabeza del nuevo
estado fascista del norte de Italia
(República de Saló).
Los alemanes ordenan construir
una feroz línea defensiva a 100 km.
al sur de Roma, pero saltará por los
aires en la batalla de
Montecassino tras meses de lucha Cartel que se mofa del lento avance aliado en Italia. La propaganda fue esencial para
mantener la moral de la población durante la guerra.
en mayo de 1944, lo que permitirá a
los aliados conquistar Roma y continuar su avance hacia el norte.
En el frente del este, los soviéticos avanzaban con paso firme hacia el oeste, más aún
tras la victoria en la batalla del Kursk, la mayor batalla de tanques de la guerra. A finales
de 1944 habían invadido parte de Polonia, Hungría, Bulgaria y Rumanía. La victoria estaba
cerca, más aún tras el desembarco de Normandía.

1944-1945: el desembarco de Normandía y el fin de la guerra


Aunque el avance soviético era firme, los aliados creían que la guerra podía alargarse al
entrar en territorio alemán, donde se esperaba una resistencia feroz. Por ello, los aliados
creyeron conveniente la apertura de un nuevo frente occidental, algo que Stalin estaba
pidiendo desde 1943.

5
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

Para abrir este nuevo frente se diseñó la mayor operación militar de la historia, la
Operación Overlord, que comenzaría el 6 de junio de 1944 con el desembarco de
Normandía. Los alemanes creían que los aliados atacarían desde Inglaterra por Calais, la
zona francesa más
cercana a las Islas
Británicas. Sin
embargo, la zona
elegida fue las playas
de Normandía.
La operación supuso
que atravesaran el
Canal de la Mancha
unos 250.000 hombres
y 50.000 vehículos,
mayoritariamente
Soldados desembarcando en Normandía en junio de 1944 ingleses y
estadounidenses, que rompieron las defensas alemanas y liberaron París en agosto. La
victoria parecía vislumbrarse en la distancia, Alemania estaba rodeada, su ejército en
retirada y sus ciudades bombardeadas, pero Hitler todavía guardaba una última baza
para dar un giro a la guerra: la batalla de las Ardenas.
Las Ardenas es una región entre Bélgica y Luxemburgo donde Hitler lanzará su última
contraofensiva de la guerra. En un punto débilmente defendido por los norteamericanos,
los nazis lograron penetrar en las líneas enemigas en el duro invierno de 1944, pero la
resistencia heroica de algunos batallones aliados permitió ganar tiempo para la llegada de
refuerzos que, finalmente, hicieron claudicar a los alemanes. La victoria aliada en la
guerra era cuestión de tiempo.
Entre abril y mayo de 1944, los soviéticos tomaban Berlín y se hacían con el
control de la parte oriental de Alemania, mientas que estadounidenses, británicos y
franceses conquistaban la parte occidental y derrotaban a las tropas alemanas en el
norte de Italia. Unos días antes, Hitler se suicidaba en su búnker de Berlín y
Mussolini era ejecutado. Era el fin de la II Guerra Mundial en Europa.

6
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

LA GUERRA EN EL PACÍFICO (1941-1945)

1941: el ataque a Pearl Harbor


La tensión entre EEUU y Japón por el control del Pacífico había crecido desde
que se había iniciado el expansionismo japonés por China y el propio océano. Como
respuesta, EEUU había iniciado un embargo de petróleo a los japoneses. La chispa
saltó el 7 de diciembre de 1941, cuando los japoneses atacaban por sorpresa Pearl
Harbor, una base militar americana en Hawaii. El ataque fue un éxito, dañando
gravemente a la flota americana en el Pacífico y causando unos 3.000 muertos.
Inmediatamente, EEUU declaraba la guerra a Japón y entraba en la II Guerra
Mundial, lo que resultará decisivo para la victoria aliada.

1942: Midway cambia el curso de la guerra


El debilitamiento de las fuerzas americanas tras el ataque a Pearl Harbor hizo que Japón
invadiera Filipinas y el Sureste de Asia. La iniciativa era de los japoneses, pero los
americanos la recuperarán en junio de 1942 en la batalla de Midway. En ella, los
japoneses trataban de apoderarse de un archipiélago estadounidense cercano a Hawaii para
utilizarlo como base de operaciones para una invasión de Hawaii y para bombardear la
costa oeste de EEUU, lo que podía resultar decisivo para el devenir de la guerra. Sin
embargo, los americanos repelerán el ataque e infringirán a los japoneses severas pérdidas
que marcarán un punto de inflexión en la guerra.

1943-1945: el lento avance americano y el fin de Japón


Tras Midway, los japoneses
fueron perdiendo isla a isla lo
conquistado anteriormente. En
las batalla de Iwojima en
octubre de 1944, EEUU entraba
en territorio japonés, que estaba
siendo bombardeado
constantemente por fuerzas
norteamericanas. Sin embargo,

los japoneses demostraban Pilotos kamikazes antes de partir a su fatal destino. Los kamikazes fueron el principal ejemplo de la
inhumana resistencia japonesa durante la guerra.
una resistencia enorme en

7
Historia 4º ESO 10. El mundo en guerra

nombre del emperador, por lo que los avances eran lentos y las bajas americanas
cada vez mayores, como se demostró en la batalla de Okinawa. Llegar a Tokio iba a
ser una misión que llevaría bastante tiempo y que causaría miles de bajas.
Ante estas circunstancias, el nuevo presidente de EEUU tras la muerte de Roosevelt,
Harry Truman, tomó una controvertida decisión: utilizar el arma más mortífera utilizada
hasta entonces, la bomba atómica. EEUU lanzó dos bombas atómicas a comienzos
de agosto de 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki, causando unos 200.000 muertos. En
apenas una semana, Japón se rendía. Los americanos habían evitado muchas bajas al no
invadir las islas principales de Japón, pero los 200.000 muertos causados por las bombas
atómicas serán recordados como una de las mayores atrocidades en la historia de la
humanidad.
La capitulación de Japón en septiembre de 1945 pondrá fin a la II Guerra Mundial.

El hongo nuclear resultado de la explosión de la bomba atómica conocida como Fat


Man se levanta 18 km sobre Nagasaki desde el epicentro de la explosión nuclear.