Está en la página 1de 40

EMERGENCIA ECONOMICA, JURIDICA Y MORAL

EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES.Carlos Botassi
(Publicado con ligeras variantes, bajo el título Emergencia y
Derecho Administrativo. El caso de la Provincia de Buenos
Aires, en María Eva Miljiker (coord.), F.D.A., Buenos Aires,
2002, pág. 55).
I – INTRODUCCION.Este trabajo apunta a demostrar que la Ley de
Emergencia Bonaerense nº 12.727 (B.O. 23.7.01), considerada
en sus detalles normativos o analizada globalmente, resulta
inconstitucional. En el primer aspecto porque desconoce
derechos adquiridos (sobre todo al reducir sueldos y
jubilaciones en porcentajes confiscatorios) y porque avanza
sobre las facultades propias del Poder Judicial (al disponer el
levantamiento de las medidas cautelares trabadas contra el
Fisco). En el plano general porque ha sido dictada sin que
existan los presupuestos jurídicos y morales que la legitimen
(situación de emergencia social ajena a la voluntad de los
gobernantes). La actitud del legislador, haciendo pagar a los
que menos tienen los desaguisados de los gobernantes para
justificar la emergencia económica y jurídica, demuestra que
la verdadera crisis extraordinaria, el real estado de necesidad
pública, pasa por el plano moral.
La Provincia de Buenos Aires que, como se
sabe no es una isla y forma parte de la República Argentina
dentro de la cual gusta rotularse como su “primer Estado”,
tiene una larga tradición en materia de autoritarismo y
desprecio por el respeto de los derechos individuales. Desde
antes de la organización nacional hasta el presente, durante
gobiernos de iure y de facto, en asuntos de todo tipo cuya
mera enunciación demandaría un espacio del que no
disponemos1, las “razones de Estado”,
claramente
1

Remitimos en este sentido a José I. García Hamilton, El autoritarismo hispanoamericano y la
improductividad, Sudamericana, 1998, especialmente su capítulo IV: El estatismo y Luis V. Varela,

1

confundidas o fusionadas con las motivaciones del grupo
gobernante, predominaron sobre cualquier otra consideración.
A título de ejemplo vale recordar que hasta la
reforma de 1994 la necesidad de transitar el largo y siempre
infructuoso camino del reclamo administrativo previo a la
demanda judicial tuvo carácter constitucional en materia
contencioso administrativa2 pero, por esas peculiaridades de
las ciencias sociales donde los extremos se tocan, antes había
sido extendido a las acciones civiles intentadas contra la
Provincia, sus reparticiones autárquicas y las municipalidades
bonaerenses, por una ley de facto3. Junto a esta muestra de
desprecio por la necesidad de dar rápida atención al derecho
vulnerado se apuntan la prohibición de juzgar la legitimidad
de los actos administrativos discrecionales del art. 28 del
Código Procesal Administrativo de 1906 derogado por Ley
12.008 pero todavía vigente (contradictio in essentia que no
tolerarían las ciencias “duras”), la inembargabilidad de las
cuentas municipales establecida en la denominada “Ley
Orgánica de las Municipalidades” (en rigor y una vez más,
Decreto Ley 6769/58), complementada con decenas de leyes
sucesivamente dictadas suspendiendo el trámite de juicios
contra el Fisco, ordenando el levantamiento de medidas
cautelares y reiterando hasta el hartazgo el carácter meramente
declarativo de las sentencias de condena4.
En semejante caldo de cultivo era fácil
predecir que la bacteria de la razón de Estado, asociada a
Historia constitucional de la República Argentina, Taller de Impresiones Oficiales, La Plata, 1910,
t. III, Capítulo IV, La noche negra de la historia argentina, donde se transcribe el parte de Lavalle
invocando el bienestar del pueblo para justificar el fusilamiento de Dorrego: “Quiera persuadirse el
pueblo de Buenos Aires de que la muerte del Coronel Dorrego es el mayor sacrificio que puedo
hacer en su obsequio”. En realidad el sacrificado era Dorrego y no Lavalle, el fusilado y no el
fusilador, pero este dramático episodio ilustra un antecedente de la costumbre de los gobernantes de
imponer variadas penurias a los ciudadanos explicando que se lo hace en su provecho.
2
Art. 149 inc. 3º en el texto de 1934.
3
Dec. Ley 5875/63, tardíamente declarado inconstitucional en 1972.
4
El fenómeno mereció un artículo que titulamos El incumplimiento de las sentencias contra el
Estado como evidencia de la crisis del Estado de Derecho, Revista del Colegio de Abogados del
Departamento Judicial de La Plata nro. 53 (marzo/diciembre 1993), pág. 239, donde –en un
arranque de justificado pesimismo- hemos sostenido que la ejecutoriedad de las sentencias contra el
Fisco constituía un mito irrealizable.

2

algunas de sus variantes más eficaces (la zona de reserva del
Poder Administrador y los actos de gobierno y/o
institucionales pretendidamente ajenos a todo tipo de control
judicial5) mutaría sobrealimentada hacia su destino venturoso:
el “derecho de la emergencia” donde las reglas y principios
constitucionales, eufemísticamente según sus expositores,
quedan “razonablemente postergados”, “limitados” o
“remitidos” a un futuro lejano e incierto donde en numerosas
ocasiones su titular no llega con vida. El derecho
constitucional involucrado puede ser de cualquier naturaleza
ya que la emergencia tiene la habilidad de derivar en todas
direcciones debido a que en fondo no es más que un ejercicio
potenciado del clásico “poder de policía”. En el altar de la
emergencia y con el indiscutido aval que proporciona la
inexistencia de derechos absolutos, el régimen constitucional
“se dobla pero no se rompe”, y aunque resulte cada vez más
notorio que su elastizado mimbre se descarga sobre las
espaldas que menos lo merecen, el camino está cada vez más
allanado y la dirección cada día más consolidada. La cuestión
estriba en establecer cual es el grado de morbilidad que el
sistema jurídico puede resistir sin colapsar, la pregunta es
cuánta emergencia puede tolerar un entramado social ya
desquiciado por una anomia galopante.
Dentro de ese ambiente enrarecido la Provincia
de Buenos Aires viene estableciendo, uno tras otro sin
solución de continuidad y desde hace décadas sistemas de
excepción, hoy convertidos en regla, por el cual cuando las
finanzas públicas no se comportan de la manera esperada (y
según parece casi nunca lo hacen) se pulsa una alarma y
aquellos resquicios de legalidad que sobrevivían con penuria –
a la manera de últimos anticuerpos en un organismo enfermoquedan aminorados o aletargados a la espera de despertar en
tiempos mejores. Sumiendo en el escepticismo a legos y a
5

Un ejemplo paradigmático lo constituye el uso de los “gastos reservados” del que gozan infinitas
reparticiones de los tres poderes del Estado. En cuanto a los resortes oficiales empleados para eludir
la revisión de las decisiones administrativas remitimos a nuestro trabajo Legalidad y control judicial
de la Administración Pública en la Provincia de Buenos Aires, La Ley 1987-B-1118.

3

juristas aquel deseable y deseado futuro, como una tierra
prometida demasiado distante, no solo nunca llega sino que se
visualiza cada vez más lejano, instalando el escepticismo en la
población advertida de que la dosis soporífera suministrada a
los derechos individuales se reitera cíclicamente y se eleva en
cada aplicación.
II – EMERGENCIA 2001.Como lo hace la industria automotriz, cada año
la emergencia viene con algunas variantes con relación al
modelo precedente, generalmente ajustes menores, al estilo de
ligeros maquillajes que disimulen sus nocivos efectos
secundarios y la hagan más tolerable. Sobre todo
jurisprudencialmente “tolerable”. En esa dirección si los
jueces han dicho que la emergencia debe ser temporalmente
acotada las leyes dirán que su vigencia estará limitada, por
ejemplo, a un año. Desde luego que al vencimiento del plazo
aparecerá la consabida prórroga o, luego de un breve
interregno, la declaración de una nueva emergencia6.
Un análisis comparativo de las numerosas
normas sucesivamente vigentes en nuestra historia local
resultaría no solo tedioso sino también inútil, cabe sin
embargo señalar globalmente que la cirugía es cada vez más
profunda, se mete mano donde antes no se lo había hecho (por
ejemplo rebajando sueldos y haberes jubilatorios) y las
motivaciones explícitas ya no aluden a vaguedades tales como
las necesidades del “bien común” o las exigencias del
“bienestar general” sino que se apoyan directamente en
asuntos de compleja macroeconomía que el ciudadano común
está lejos de comprender aunque muy cerca de padecer. La
emergencia actual, es decir la de estos días ya que no sabemos
si el fundamento perdurará el año próximo, se fundamenta en
6

La Administración sabe de antemano que ese plazo será estirado. La temporalidad de la Ley
12.727 obliga al rescate de las letras de tesorería o patacones a más tardar el 31 de julio de 2002
debido a su vigencia anual. Sin embargo el P.E. ya realizó una segunda emisión que vencerá
en...noviembre de ese año y ya ha anticipado que en el 2002 los patacones serán reemplazados por
letras semejantes a...cinco años de plazo (Conf. Diario “Hoy” de La Plata, 10.11.01, pág. 7).

4

01). 8 Resolución 1925/01.7. automáticamente. 1 pág. en lo que constituye un primer antecedente de declaración de inconstitucionalidad de oficio en la Provincia de Buenos Aires8.la necesidad de lograr el ansiado “déficit cero” es decir obtener un balance equilibrado de las cuentas públicas internas como para permitir acumular suficientes divisas para destinarlas al pago de servicios financieros externos. t.. En el corriente año 2001. transformó el Decreto 1960/01 en anteproyecto de ley y logró que el Congreso Bonaerense lo sancionara sobre tablas en gestión urgente en su convocatoria y rápida en su desenlace. 2 establece que “quedan comprendidos en la suspensión aquellos supuestos en que los municipios invistiesen el carácter de actores y la sentencia resultare contraria a sus pretensiones”. nos resistimos a denominarla “legislación de emergencia” ya que esta se caracteriza por su naturaleza excepcional y. 1998.727 (B.7. 5 . publicada en La Ley Buenos Aires 2001 p. 1063. 20. I-7. justamente anulado por la Suprema Corte de Justicia cuando le fue notificado para implementarlo en su rol de Superintendente del Poder Judicial. entre nosotros normas de este tenor poseen una antigüedad de 80 años. 10 En algunas ocasiones.7.O. 23. eliminado la norma que rebajaba los sueldos de los magistrados9).O. Las disposiciones marcadamente 10 inconstitucionales de la nueva normativa coinciden con sus capítulos ya que todos y cada uno agravian principios 7 Ley 12. 13. cuyo art. volvió a la carga. En otras la comodidad que proporciona el uso consolidado de un lenguaje hace que olvidemos el rigor científico como lo advierte Agustín Gordillo al denostar las “leyes que no son leyes” en su Tratado. 9 Con este proceder el Poder Ejecutivo proporciona una muestra clara de que sospecha que el rechazo oficioso de la Suprema Corte pudo estar motivado en la defensa corporativa de los sueldos del sector más que en el reproche científico de aquel adefesio jurídico.01) declarando “en estado de emergencia administrativa. pocos días después de ocuparse de suspender por enésima vez la ejecución de sentencias firmes contra las municipalidades7 el legislador bonaerense sancionó la Ley 12. económica. financiera al Estado Provincial” (art. Como ese repudio cimero se limitó a la cuestión de forma. 1).O. 5º edic.719 (B. Antes el Poder Ejecutivo había intentado establecer este estado de excepción mediante el dictado del Decreto 1960 (B.01). el Poder Ejecutivo (eso sí. condenando solamente la vía elegida y soslayando los aspectos sustanciales del intento.

la demandabilidad del Fisco y la independencia del Poder Judicial.esenciales del Estado de Derecho recogidos en la Carta Magna. Resulta fácil advertir que el Gobernador pocas veces tiene noticia directa del grado de necesidad y eficacia de los contratos provinciales en ejecución. El Poder Ejecutivo queda autorizado a renegociar todos sus contratos. A. desde el punto de vista financiero. con la única excepción del contrato de empleo público. a los intereses de la Provincia”. Violando el principio de la reparación integral y delegando facultades expropiatorias en el Ejecutivo la Ley dispone que en caso de rescisión solamente se indemnizará el daño emergente. y en mayor medida los funcionarios de segunda y tercera línea quienes están en directo contacto con los contratos en marcha. También puede rescindir cualquier tipo de convenio que genere obligaciones a cargo del Estado provincial en sentido lato. ¿Podrá el ejecutivo trocar unilateralmente un contrato de locación de obra pública por otro de concesión para desentenderse del pago de la obra y transferirlo a los usuarios? Sin duda le resultará conveniente desde el punto de vista financiero. la intangibilidad de la propiedad. Son sus ministros.. siempre y cuando el cocontratante particular acepte una serie de condiciones que se especifican. en definitiva. 3 a 5) “De los contratos del sector público”..y nada es imposible en el reino de la emergencia. Por ello mismo. pueden agruparse en función del bien jurídicamente tutelado que resulta agredido y vulnerado en cada caso.. quienes impulsarán las rescisiones y 6 . como el respeto a lo acordado.Capítulo II (arts. Serán ellos. La parte final del art. 4 consagra una facultad verdaderamente insólita al habilitar al Poder Ejecutivo a “modificar la naturaleza del contrato por otra que resulte más conveniente.

6) “Sentencias contra el Estado”. ¿Se trata.la extraña modificación de la naturaleza de lo acordado. Habrá que esperar. B. La ejecución de sentencias contra el Estado queda suspendida por ciento ochenta días. de todos modos se trata de un dato anecdótico ya que a su vencimiento se hará presente (así ha ocurrido siempre) la consabida prórroga. 7 . Abaco. Esta realidad introduce un elemento altamente propiciador de toda clase de actos de corrupción administrativa ya que es también sencillo de imaginar las gestiones. ¿Una nueva prórroga? ¿Una condonación parcial? ¿Pago en nuevos bonos? ¿Pago en cuotas? Todo es posible.Capítulo III (art.982 y su penosa doctrina jurisprudencial). En casos semejantes. Además de disponer la recordada suspensión de los juicios en trámite. 33. el cobro del crédito resultante de la sentencia de que se trate se ajustará a las normas aplicables o a las que se dicten a ese efecto”. 6 nos anoticia que “vencido el plazo citado. La emergencia económica permanente. presiones y prebendas que se realizarán y prometerán para evitar rescisiones o modificaciones contractuales11. pero. apenas. quien afirma: “No tenemos dudas de que el conjunto de normas administrativas que postergan el derecho de defensa de los administrados y que diluyen su derecho de propiedad es una de las causas más importantes de la corrupción en nuestro Estado”. de un semestre? No exactamente. la nueva Ley manda al magistrado ordenar el levantamiento definitivo de toda cautelar dictada en el proceso. 2001. en forma reiterada y pacífica. pág. también oficiosamente ( es decir aunque la Fiscalía de Estado no lo solicite). sobre todo si se lo compara con los dos o tres años que deben aguardar quienes ganan un litigio contra el Estado Nacional (por efecto del art. La paralización no baja de diez meses. Aunque en este caso cabe temer algo peor ya que la parte final del art. la Suprema Corte ha decidido que por tratarse de un plazo procesal la suspensión abarca días hábiles. 11 De igual forma opina Julio César Crivelli.. 22 Ley 23. Podrá decirse que ese plazo inferior a un año no es tan gravoso.

Un instituto de semejante trascendencia no puede verse burlado por una decisión genérica del legislador. del 16.Esta última norma es de una gravedad institucional inusitada. Fed. La Plata. 8 . sent. 12 Cám. 7 a 14) “Instrumentos de cancelación de deudas”. 3. 1792/01. Felizmente el art. viene siendo declarado inconstitucional por las Cámaras Federales12. El Poder Legislativo no puede boicotear esa posibilidad sin incurrir en una intolerable injerencia en el desenvolvimiento de otro Poder del Estado.Capítulo IV (arts. sent. del 4. 57. ordenadas por jueces que han advertido peligro en la demora y encuentran verosímil el derecho del particular constituye una técnica de efectividad del servicio de justicia tendiente a diferenciar una sentencia ejecutoria de un dictamen judicial estéril.01. 160. El dictado y mantenimiento de medidas cautelares contra el Fisco.01 y Cám. Es evidente que no existe una “tutela judicial efectiva” si no funciona un sistema de medidas cautelares eficaz. Semejante despropósito encuentra el valladar que le opone el sistema republicano de gobierno y el principio de tutela judicial efectiva. que prohibe a los jueces trabar medidas cautelares contra el Estado Nacional. 57.10. Cepeda c/ Ministerio de Economía s/ amparo.. cabe esperar que esa misma tendencia jurisprudencial se instale en la Provincia de Buenos Aires. 14 de la Ley 25. Bahía Blanca. El dictado de medidas cautelares constituye una potestad irrenunciable de los jueces vinculada a la esencia de la función jurisdiccional. expte. C. colisionando con lo establecido en los artículos 1. Caja de Seguridad Social para Psicólogos c/ Poder Ejecutivo s/ Amparo. Fed. 5 y 18 de la Constitución Nacional y con lo previsto en los artículos 1. siguientes y concordantes de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires. expte. Ningún magistrado independiente puede verse impedido de adoptar las decisiones necesarias para asegurar la eficacia de una eventual sentencia acogedora de la pretensión actora.453.10. 15.577.

Los primeros serán nominados en pesos y los segundos en dólares. D. Este capítulo de la Ley resulta el más criticable desde el punto de vista ético y explica por qué pensamos que la emergencia es también “moral”. El acreedor no puede ser obligado a recibir una cosa por otra. perjudicando a las personas que viven de magros ingresos mensuales. en un país que fue siempre acusado de practicar un unitarismo real en un marco de federalismo formal. aunque sea de igual o mayor valor. que viene demorada en el ámbito nacional. 740 del Código Civil: El deudor debe entregar al acreedor la misma cosa a cuya entrega se obligó.Capítulo V (arts. 15 a 24) “De la relación de empleo público y régimen salarial”. Esta llamativa situación se apoya en la errada idea de que la Provincia de Buenos Aires puede modificar el Código Civil13 y emitir moneda local. sin un sistema de salud pública 13 En el caso la situación contradice lo establecido en el art. adquiere un concreto principio de ejecución en el “primer Estado Argentino”. Fallos 126:315 y 126:325). modifique o amplíe) para que resulte contraria a la Carta Magna (Por ej.La Ley 12. De esta forma la autonomía provincial adquiere así contornos también excepcionales. La Corte Nacional tiene decidido desde antiguo que basta que una norma provincial legisle sobre materia que por su naturaleza corresponda al marco jurídico del Código Civil (en la medida en que lo integre. la Provincia de Buenos Aires no solo emitirá moneda de curso legal (pesos) sino que impone la circulación de papeles en divisa norteamericana. y la tan discutida “dolarización” de la economía. Es evidente que las medidas dispuestas por el legislador bonaerense castigan con mayor saña a quienes menos tienen. en evidente violación a no menos claros preceptos constitucionales14. De esta forma. 9 .727 aprueba la emisión de dos tipos de letras de tesorería: los “patacones” que se entregarán a empleados públicos y jubilados y los “bonos de cancelación de obligaciones de la Provincia de Buenos Aires” con los que se pagarán créditos de proveedores y contratistas de todo tipo.. 14 Las Provincias han delegado en el Gobierno Federal el dictado de los códigos de fondo y le han asignado la atribución exclusiva de emitir moneda de circulación obligatoria en todo el territorio nacional (artículos 75 incisos 11 y 12 y 126).

En el ámbito nacional la Sala IV de la Cám. Según el renglón se ordena una reducción porcentual a la cual se suma luego una rebaja en pesos en escala ascendente. Fed. con voto fundante del Dr. que van desde un primer nivel de $ 1. excluyendo únicamente a los jueces. 1.. el aguinaldo y los haberes previsionales del personal de la totalidad de los organismos provinciales. Uslenghi dispuso que “la asignación de una suma de dinero en forma regular y habitual configura una remuneración que. está sujeta a aportes jubilatorios e 10 .eficaz y soportando constantes aumentos en los servicios esenciales privatizados. como tal.727 reduce las retribuciones mensuales. los cuales pasan a ser considerados en la conformación total del “salario bruto” a los efectos de calcular los aportes al sistema previsional (arts. Cont.Rebaja de sueldos y jubilaciones: En este tópico crucial la Ley 12. 1 y 15) . “premios” o “suplementos” de la más variada naturaleza a verdaderos componentes del sueldo que se pagan todos los meses y que se han abultado con los años debido a los aumentos encubiertos obtenidos en dura puja por algunos sectores. 16 y 19).. La simulación perjudica no solo al sistema previsional al privarlo de aportes sino también y fundamentalmente a aquellos empleados cuyas remuneraciones son porcentuales de otras (sistemas “de enganche”) ya que los aumentos disfrazados de “compensaciones no remunerativas” no son considerados en el cálculo. cabe reparar en que se agrega un nuevo factor de 15 El desvío de poder consiste en disfrazar de “viáticos”. Si bien resulta plausible el demorado comienzo del blanqueo de la escandalosa situación de simulación y fraude que impera en la Provincia de Buenos Aires debido a estos rubros “no remunerativos” de los sueldos15.200 a $ 1. Para calcular la reducción el concepto de “remuneración bruta” se integra con los hasta entonces excluidos importes “no remunerativos o no bonificables”. Debido a ello la cuestión del empleo público merece un tratamiento particularizado. miembros del Ministerio Público y empleados del Banco de la Provincia de Buenos Aires (arts. Aunque entró en vigencia el 1º de agosto la ley dispone que el ajuste “tendrá vigencia a partir de los salarios (y haberes previsionales) devengados en el mes de julio del año 2001” (art. la cual establece una docena de categorías de haberes sujetos a descuentos según sus montos. Adm. 20) y será el resultado de la aplicación de la escala de reducciones integrada a la Ley como “Planilla Anexa”.000.400 hasta un escalón final para quienes superan los $ 7.

A y S 1992-II-744.A.061.. cuando el beneficio previsional ya otorgado es dejado sin efecto o disminuido incide en el cálculo de los demás rubros del haber del personal que la perciba.N. pág. Bordieu. Fallos 293:26. 73. 11 .12.N.8.. y como débito de la comunidad por dichos servicios. La Suprema Corte Bonaerense tiene resuelto que “el derecho previsional adquirido válidamente.J.J. 17 de la Constitución Nacional”18.4. fuera de su vida y su libertad” (C.. Fallos 145:307). Adm. es decir durante un tiempo infinito ya que –como dijimos antes. También se dispuso que durante la emergencia. 17 C. 4. Supl. de aparición en el Tº 2001-IV). Debido a ello.torna la situación jurídica concreta de carácter inalterable que no puede ser suprimida por una ley posterior sin agravio del derecho de propiedad consagrado por el art. del 5.sus prórrogas se suceden eternamente. Marchesi. con referencia a la cual efectuaron sus aportes.01. 18 Causa B-52. Canali c/ Mrio. 310: 991. J.92.reducción de los sueldos y haberes jubilatorios ya que ahora los agentes activos y pasivos sufrirán descuentos previsionales sobre ítems antes exentos. Las jubilaciones y pensiones no constituyen una gracia o un favor concedido por el Estado sino que son consecuencia de la remuneración que los beneficiarios percibían en actividad. integrando sus derechos de propiedad en el sentido amplio que corresponde otorgar al término16. dejará de computarse el tiempo para acreditar antigüedad a los efectos del cálculo de las bonificaciones que deben abonarse por tal concepto.01.S. Las condiciones remuneratorias del sistema previsional al cual las víctimas del ajuste han aportado durante décadas. Aquí la inconstitucionalidad es palmaria. 294:83. del 19. aun cuando la norma que la creó le haya dado el carácter de no remunerativa” (Sent. 311:530 y muchos otros. de Justicia. 16 La propiedad comprende “todos los intereses apreciables que un hombre puede poseer fuera de sí mismo. por lo que una vez acordados configuran derechos incorporados al patrimonio y ninguna ley posterior puede abrogarlos más allá de lo razonable. han quedado definitivamente incorporadas a sus patrimonios. Der.S. pues se encuentra como valla infranqueable expresas garantías de orden constitucional17.

11. tienen la índole jurídica de la propiedad latu sensu y se encuentran amparados por la respectiva garantía constitucional. La escala inicial que afectaba en mayor medida a las categorías de mayores ingresos fue eliminada y el Gobierno se encuentra 19 Causa I-1160.85.8. 14. Fallos 308:1848 y J. 16. etc. por efecto de los artículos 9 a 11 de la Ley 12. 12 . A y S 1986-III-253. resultan afectadas las garantías constitucionales contenidas en los artículos 9 y 27 de la Constitución Provincial y 17 de la Constitución Provincial”19. 31 y 39 incs 1° y 3° de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.86. al señalar que los derechos adquiridos en el plano constitucional.92 y muchas otras.743. Benzi.. 4.XX.8. 21 Causas I-1246.88. 2.N22.sustancialmente. 11. El nivel previsional alcanzado resulta también protegido por los arts. donde se puso de resalto la trascendencia del control de constitucionalidad en materia de Derecho de la Seguridad Social.9. 1986-IV-198.11. 22 Causas B.A. B-50.90. La Corte Nacional también ha decidido que “carecen de validez constitucional las normas legales y reglamentarias cuya aplicación conduce a una desproporcionada reducción de los haberes previsionales con claro apartamiento de los derechos consagrados en los artículos 14 bis y 17 de la Constitución Nacional”20. En términos semejantes se ha expedido la Corte Suprema de Justicia de la Nación. considerando que los beneficios ya acordados por una decisión estatal se encuentran incluidos en la garantía del art. B-52.6. 20 Rolón Zappa. toda vez que la Suprema Corte local tiene resuelto que un derecho adquirido válidamente torna la situación jurídica concreta de carácter inalterable y no puede ser suprimido sin agravio del derecho de propiedad 21.476.9.727 y 2 de su Decreto Reglamentario 2023/01 parte de los haberes de empleados públicos y jubilados serán pagados en las ya célebres letras de tesorería denominadas patacones.XXII. 7. 17 de la C.061. Santos. M. Marchesi.816. Ondarcuhu. 13.89. Rodríguez. Magán.Pago en Letras de Tesorería: Tal como se señaló en el apartado “C” precedente.

7 respecto del crecimiento del mercado negro de patacones y la pérdida de entre un 10 y un 15% para los tenedores que los cambian por dinero. pág. en su edición del 4.10. sino que además propiciará en el mundo financiero el valor que considere justo. 13 . Más tarde. con el objeto de mejorar o estabilizar su cotización. en una confesión que releva de prueba se admitió: “Nosotros tampoco sabemos si eso se va a poder garantizar”24. Jujuy y Tucumán donde los trabajadores negocian los bonos en condiciones de inferioridad y se recriminó al Poder Ejecutivo no haber garantizado el mantenimiento de la paridad (uno a uno) del patacón frente al peso. oferta pública que realizará en el mercado secundario. 8va. En la propia Cámara de Diputados.727. Sesión Ordinaria. Esta circunstancia adquiere gravedad inusitada si se advierte que el Poder Ejecutivo queda autorizado a través del art. 19 y 20.01. 14 de la Ley que motiva este comentario a resolver la compra en el mercado secundario de patacones al precio sostén que fije el Ministerio de Economía. que el Gobierno no sólo no va a defender el valor de un peso igual un patacón. 88. de hecho cuando deben cambiarse por efectivo cotizan por debajo del precio de dinero de circulación corriente23. ni siquiera atendiendo a los tomadores obligados de dichos patacones (como es el caso de empleados y jubilados) que para ese entonces se habrán 23 El Diario “El Día” de La Plata. infiriéndose desde allí. se recordaron los casos de Corrientes.ahora habilitado para saldar ambos tipos de créditos totalmente (100%) en esa pseudo-moneda. Se trata de un título de deuda interna al portador que no obstante lo afirmado públicamente por las máximas autoridades de la Provincia y la relativamente buena acogida del sector mercantil (impulsado por la caída galopante de las ventas). Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados.7. informa en su pág. 24 Diputado Aguirre. al tratarse el proyecto que se convertiría en la Ley 12. es decir.01.

del 7. 14 .727 sino también por el pago parcial (y en ocasiones totales25) de sus acreencias en patacones.8. Fallos 319:1331. De manera que la normativa de la emergencia viene a consagrar como medio de pago un título que el propio legislador asume que no cotizará a la par de su pretendido valor nominal. En definitiva empleados públicos y jubilados ven disminuidos sus haberes no solo en el plano sustancial como consecuencia de la escala anexa a la Ley 12. No cabe duda que en un mercado financiero en recesión aquel valor resultará siempre inferior a la moneda de curso legal en la República. no se compadece con la letra ni el espíritu del art. En otras palabras. Esta situación ya ha sido analizada y repudiada por la Corte Suprema de Justicia en la causa “Ojea Quintana. en la cual se decidió que “la sustitución de un medio dinerario por bonos cuyo actual valor de cambio en el mercado implica necesariamente una quita en su valor nominal. N. Julio c/ Estado Nacional s/ Juicio de Conocimiento”. implicando en forma indirecta pero cierta una nueva rebaja que se suma al descuento antes comentado. afecta su intangibilidad tanto como la reducción de su remuneración”26. Si bien este fallo fue dictado con relación al principio de intangibilidad del sueldo de los magistrados judiciales (consagrado. Sent. precisamente.96.. para no esperar así su cobro al vencimiento que se ha de operar dentro de varios años. en el citado art. 110 de la C. habida cuenta que no poder disponer en su significado económico.visto perjudicados por su no menos obligada venta a precio vil. los títulos compulsivamente entregados a los agentes estatales activos y pasivos no son otra cosa que promesas de pago que no tienen más valor que el que surge de su posibilidad de cambio por dinero. 110 25 26 Como ocurrió con el medio aguinaldo de fines de 2001.

. mutatis mutandi. Sin embargo la nueva normativa ha sido publicada en el Boletín Oficial el día 23 de julio de 2001 y el Decreto de promulgación n° 1970 se hizo público al día siguiente. fecha en la cual los haberes de julio estaban devengados y habían sido definitivamente incorporados al patrimonio de los empleados estatales. revistiendo la calidad de derechos adquiridos de carácter alimentario27. violatorio de los artículos 10 y 31 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y 17 de la Carta Magna. de aplicación en el caso de otros agentes estatales. Cabe concluir que. 3. en virtud de lo establecido en el artículo 2 del Código Civil. Fallos 305:611 y 307:1210). ignorando que se trataba de emolumentos ya devengados al momento de entrar en vigencia la ley de emergencia. gr.de la Carta Magna). en un abusivo efecto retroactivo de la norma. debe ponderarse que la Provincia de Buenos Aires mediante lo normado por los arts. 15 . se han apoderado de parte de los haberes correspondientes al mes de julio del año 2001 y del medio aguinaldo. Basta recordar para fundar este criterio que el principio de irretroactividad de la ley se constituye en un 27 Esta calidad adquiere relevancia ya que la Corte Nacional ha considerado que los créditos de carácter alimentario obligan a interpretar las leyes de modo tal que no se alteren los fines superiores de protección de los riesgos de subsistencia y ancianidad (V. sobre todo cuando el propio Gobierno Provincial ha reconocido que no está en condiciones de garantizar la aceptación irrestricta por los comerciantes y prestadores de servicios esenciales de la referida letra de tesorería. la emergencia entró en vigencia el 1° de agosto de 2001.Efecto retroactivo del ajuste: Por último.727. el citado artículo 20 de la ley bajo análisis dispone que la reducción prevista en el artículo 15 “tendrá vigencia a partir de los salarios devengados en el mes de julio del año 2001”. En efecto. pero no menos trascendente. 20 y 49 de la ley 12. la razón jurídica que lo abastece resulta.

7.673. III .El rol de los jueces: Liminarmente debe repararse en que el llamado “derecho de la emergencia” constituye un grave avance del Poder sobre los derechos de las personas.pilar elemental de la seguridad jurídica ya que una situación consolidada bajo la vigencia de una norma anterior no puede ser afectada bajo pretexto de la aplicación urgente de la siguiente. en la causa B-51. En definitiva la “emergencia” que consagra la Ley 12. sent. Ahora demostraremos que. de Buenos Aires s/ amparo. 23. Melazo. La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. A y S 1991-II-603.INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY 12.727 ha nacido desde el momento de su entrada en vigencia a principios del mes de agosto de 2001 y no antes.. Su uso debe ser restringido a determinados supuestos de extrema 28 Por ej. Juzgado de Garantías nº 2 de La Plata. Sobre la base de estos principios basales algunos jueces de primera instancia han dictado medidas cautelares que impiden el pretendido efecto retroactivo de la emergencia29. Ibarra..91. al igual que todos los tribunales del país. a cargo del Dr.727 POR INEXISTENCIA DE LOS EXTREMOS QUE JUSTIFICARÍAN SU SANCIÓN: En el capítulo precedente pasamos revista a las disposiciones de la ley de emergencia y a sus defectos invalidantes. tiene decidido que las leyes comienzan a regir a partir del octavo día posterior a su publicación y no antes28. Ni aún reglando expresamente sus efectos retroactivos pueden las leyes afectar derechos adquiridos de rango constitucional (arts. 1.8. 2 y 3 del Código Civil). en autos Unión Personal Civil de la Nación c/ Prov. más allá de sus detalles. el nuevo estado de sitio económico no posee legitimación globalmente considerado y más allá del alcance concreto de las disposiciones que lo instrumentan. del 10. César R.01. Por ej. 29 16 .

publicada como solicitada en el Diario “El Día” de La Plata del 12.9. parece haber llegado esta vez a su punto culminante”32.90. donde se señaló que “la vulneración sistemática y permanente de la Constitución a la que ha sido sometida la Nación y también la Provincia.01. En la Provincia de Buenos Aires. 1. 33 Vid Felipe Fucito.000 millones de pesos el poder Judicial tuvo asignado apenas 645 millones. para el año 2001. La Ley del 12.727 no 30 Al constituirse en una especie del género “estado de necesidad pública”. 32 Mercedes. La Ley 1991-D-517. En el año 2000 sobre un presupuesto nacional de 38.12. va deteriorando la estructura del servicio de Justicia. de La Rioja. generalmente el “derecho de conservación del Estado” (Ver Néstor P. representa menos del 2% del total de gastos del Estado. Disparen contra los jueces. sin prisa pero sin pausa. Esta grave situación fue denunciada por el Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires en la denominada “Declaración de Mercedes”. la Ley 12. 34 Su voto en el Acuerdo 2190 del 21 de agosto de 2001. la emergencia encuentra su justificativo ético en el imperativo de salvaguardar un bien supremo. también 27. Un ejemplo claro de este pernicioso fenómeno lo constituye la constante limitación de los recursos asignados a la Justicia. p.gravedad30 que no se presentan. y Videla Cuello c/ Prov. La Ley 1990-D-1036)31 C.N.727. Columna de Opinión Rev. 5. La Ley 1991-C-140 con excelente nota de Alberto Bianchi. en la Ley 12.8. ello provoca que miles de judiciales deban salir a negociar que los mismos sean recibidos como un 17 .01. donde señaló que “al ser abonada en patacones la parte más sustancial de su paga..01. Fallos 202:456. Sagües. como bien lo señalara el juez de la Suprema Corte Eduardo Pettigiani34. importe inferior al realmente percibido 33. Cuando ello no ocurre es facultad y deber del Poder Judicial oponer un valladar infranqueable a semejante intento como manera de recuperar el rol protagónico que le cabe a los jueces en un Estado que se declama “de Derecho” pero que paso a paso.8. Más tarde reiterado en Peralta c/ Estado Nacional. o al menos no resultan acreditados.J. p. Derecho constitucional y derecho de emergencia.S. a través de las ‘emergencias’ declaradas por los representantes políticos y aceptadas invariablemente por el Poder Judicial. 27-12-90. 10. no resultando estos de aceptación obligatoria. El presupuesto del Poder Judicial de la Nación. Desde el conocido caso Guiraldo31 el Superior Tribunal Federal condicionó la vigencia de un derecho de excepción a que medie una realidad apremiante y grave.

como una muletilla favor. 35 Carlos M. Allí radica sustancialmente el fundamento de la legitimación de la jurisdicción. En este sentido resulta paradigmático que el legislador dicta normas de emergencia sin explicar en detalle sus motivos limitándose a informar. con lo cual también se coloca a sus titulares en situación de mora por obligaciones que fueron prudente y legítimamente contraídas al amparo de un salario garantizado incluso constitucionalmente”. política y magistratura. Ello sin perjuicio de que en múltiples casos no son aceptados. Debemos partir de la base de que la potestad jurisdiccional del control de la constitucionalidad de las leyes. precisamente. 18 . lo que sin duda afecta ostensible y gravemente frente a la sociedad el principio de su independencia. 1996. garantizando así los derechos fundamentales en ella consagrados. En este sentido. Derecho. constituye un requisito esencial para la plena vigencia del Estado de Derecho. limitado y proporcional a las circunstancias que lo motivan) debe ser interpretado en forma restrictiva. Precisamente porque los derechos fundamentales sobre los que se asienta la democracia sustancial están garantizados a todos y cada uno de manera incondicionada. a partir de la función atribuida a los jueces. a su calidad de excepcional y limitativo de derechos. Biblos. Carcova. incluso contra la mayoría. pág. con inmejorables palabras se ha dicho que el juez “no podrá considerar la ley en forma acrítica o incondicionada sino sometida a la jerarquía constitucional.tuvo empacho en afectar la intangibilidad del sueldo de los magistrados obligándolos a recibir la mayor parte de sus remuneraciones en letras de tesorería como si se tratara de moneda corriente para afrontar luego la indigna y gravosa gestión de trueque por dinero. A su turno el intérprete debe también considerar que todo derecho de excepción (además de temporario. es que estos ostentan su propia legitimación democrática”35. debido. 139. en su vinculación concreta con el derecho de los ciudadanos. Una legitimación que no es equiparable a la que proviene de la representación política. sino que concierne a la tutela de la intangibilidad de los derechos fundamentales consagrados. derivada de la voluntad mayoritaria.

S. Esto es así -siempre en palabras de la Corte Nacional. del 19. En correlato con esos principios la doctrina que se ha ocupado del asunto consideró que “si el derecho de propiedad es inviolable. Esta doctrina resultó ratificada en fecha reciente al considerarse constitucional una rebaja menor al 13% del haber previsional.01 pág. parece más que cierto que el Estado no puede unilateralmente privar a un empleado público de una porción de su retribución.4. olvidando que la plena vigencia del Estado de Derecho es también -qué duda cabe. 19 . 21. En ese piso de marcha. 19. a cuyos criterios en materia de interpretación constitucional federal debemos remitirnos. si hay un derecho a la remuneración justa.00.J. el interrogante esencial remite a los alcances del jus variandi que cabe considerar autorizado por el estado de necesidad de las finanzas públicas.N. E. permitiendo inferir que la quita merecería reproche si excediera ese porcentual37.T.inexorable. con nota de Amanda Pawlowski en la que recuerda otros precedentes de idéntico tenor. sent. después de haber reconocido y 36 Actis Caporale. 17.8. D.D. La respuesta también cuenta con precedentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 38 Cacace.una “necesidad colectiva”.10.12. todos del Superior Tribunal. que responden a una “necesidad colectiva”.95. del 17. 2000-A-165. limitada en el tiempo. La Ley 1996-B-19. y también debe consistir en un remedio a la grave situación excepcional. 37 C.debido a que “en la legislación de emergencia la restricción al ejercicio normal de los derechos patrimoniales tutelados por la Constitución Nacional debe ser razonable. así sea solamente para el futuro. Bieler de Caraballo. sin provocar la mutación en la sustancia o esencia del derecho reconocido” 38.99. si la confiscación está prohibida. toda vez que las medidas que afectan a empleados y jubilados han sido adoptadas en el marco de una declaración de emergencia. que ha considerado tolerable en la emergencia una merma de haberes jubilatorios del quince por ciento (15%)36.

Cit. E.no es justo ni razonable que la consecuencia para enmendarla y superarla se transfiera a los gobernados. La Ley 1990-D-1039. El peligro de que el legislador burle la Constitución había sido denunciado por Juan Bautista Alberdi: “La Constitución debe dar garantías de que sus leyes orgánicas no serán excepciones derogatorias de los grandes principios consagrados en ella. que es menos digno que el trabajo humano”. considerando incluso el principio que veda invocar la propia torpeza. también se ha dicho con razón que ”si una emergencia económica real -y no ficticia-. En definitiva.D. 165556. “si el Estado no supo adoptar a su tiempo una buena política –económica. Y. Y tomarlo con beneficio de inventario nos hace partir de la presunción de arbitrariedad cuando la limitación al ejercicio de un derecho es muy severa o rigurosa” 40. La rebaja del salario por decreto de necesidad y urgencia. Digamos del capital. al mismo tiempo. como se ha visto más de una vez.. La Ley 1998-A62. Germán. que no tuvieron arte ni parte en la equivocación. presupuestaria. 41 Néstor Sagües. obliga al Estado a procurarse recursos. Cabe recordar. Es preciso que el Derecho Administrativo no sea un medio falaz 20 .Condiciones de legalidad de la emergencia: La situación de extrema necesidad que justifica el dictado de una normativa de emergencia debe vincularse con la propia supervivencia de la Provincia. la doctrina de la Corte Nacional que manda interpretar en forma protectora las leyes que se vinculen con ingresos de carácter alimentario. atento los riesgos de subsistencia y ancianidad involucrados (V. 40 Bidart Campos. fiscal o lo que fuere. debe buscarlos en los sectores de mayor o de gran capacidad económica. gr. 2. el subrayado nos pertenece. de allí que los teóricos del “estado de necesidad público” aludan al “derecho natural a la conservación del Estado” y que no se considere suficiente justificativo la ampulosa referencia a la “razón de Estado” y la no menos difusa y arbitraria invocación del “bien común” 41. considerando la penosa situación del sector social que vive de ingresos fijos (sueldos y jubilaciones). antes que buscarlos en el salario de los trabajadores.liquidado un monto mayor”39.: Fallos 305:611 y 307:1210). Bidart Campos. en ese sentido. Por ende hay que tomar con beneficio de inventario el principio legitimante de las restricciones razonables al ejercicio de los derechos en tiempos de emergencia. El 39 Germán J. Las reducciones salariales por emergencia económica. Op.

el “derecho de la emergencia” se convierte en “anti-derecho”. la modificación del status jurídico de las personas invocándose la preeminencia de los fines fiscales pone en jaque todo el sistema basado en la vigencia de reglas y principios jurídicos que preservan los derechos adquiridos de cara a la cambiante y errática voluntad de los gobernantes. la inestabilidad del derecho. por definición. es un “no derecho”. 1957. del orden. No cabe duda que el llamado “derecho de la emergencia” constituye una herramienta política neutral cuando apunta a modificar la distribución de competencias entre los diversos estamentos del Estado o suspender por un plazo razonable el ejercicio de determinados derechos no esenciales. En la mentalidad europea y americana. El estado de necesidad en el Derecho Constitucional y Administrativo. 21 .estado de necesidad mereció un exhaustivo y brillante análisis de Bielsa donde resalta que su invocación no es una llave maestra que todo lo puede y concluye que. Depalma. 1984. 106). su incertidumbre y mutabilidad política es inconcebible. “en un sistema constitucional como el nuestro. Desde un punto de vista totalizador la emergencia constituye el triunfo de la economía sobre el derecho ya que. 42 Rafael Bielsa. si bien el estado de necesidad es en sí mismo fuente de derecho. 66. pág. puesto que es la negación de la certeza. Plus Ultra. de la seguridad jurídica. que reduce drásticamente su calidad de vida al rebajar sus ingresos fijos sumiéndolos en la miseria y el desamparo. Un derecho que priva a las personas de lo que antes tenían. En cambio cuando los derechos adquiridos de los particulares son arrasados para siempre o ignorados por lapsos significativos o se desconocen derechos humanos básicos. Tan severo es el desconocimiento del orden jurídico provocado por la emergencia que el mismo contrato social de eliminar y escamotear las libertades y garantías constitucionales” (Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina. Una enseñanza básica en todo curso elemental de lógica comienza por señalar que una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo. 2ª edición. eso es subversión”42. pág.

el Estado (nacional. En su célebre disidencia el juez Antonio Bermejo insistió en resaltar un principio tan obvio como olvidado: “Nada autoriza a los poderes públicos. No satisfechos con aquella expoliación los gobernantes suman la declaración de una situación de emergencia generalizada obligando al sector más desprotegido de la población a aceptar letras de tesorería provinciales como medio de pago Por definición el llamado “derecho de la emergencia” afecta derechos adquiridos. provincial y municipal) afecta a la totalidad de la población con una presión tributaria que antes se hubiera considerado confiscatoria y en particular a una cantidad muy numerosa de personas que viven ajustadamente como son los empleados públicos y los jubilados a quienes se les reducen sus sueldos y haberes. ya sea el legislativo. La calificación de “adquirido” al sustantivo “derecho” es sobreabundante. por seguir un uso del lenguaje podemos ensayar una definición puramente semántica y considerar que “derechos adquiridos” son aquellas facultades y atribuciones ya definitivamente incorporadas al ámbito vital de una persona. consideró que la medida era legítima y encajaba dentro de la atribución parlamentaria de regular el ejercicio del derecho de dominio de los propietarios de inmuebles para renta. Un derecho se lo tiene (en cuyo caso se lo ha “adquirido”) o no se lo tiene (en cuyo caso ni es “adquirido” ni es “derecho”). a apartarse de la Constitución” (Agustín Ercolano c/ Julieta Lanteri de Renshaw. por mayoría. 22 . Fallos 136:161).queda averiado ya que los sectores de la comunidad que acordaron trabajar para el Fisco (empleados públicos) y que contribuyeron durante décadas al sostenimiento del sistema previsional (jubilados) ven de repente unilateralmente desconocido un extremo esencial del vínculo jurídico. Si en el Siglo XX se declaró en emergencia económica y administrativa una veintena de veces conviene recordar que lo hizo por primera vez en su segunda década y en una problemática que afectaba a un sector reducido de la comunidad (los propietarios de inmuebles arrendados) 43. en el primer año del Siglo XXI. La Corte Suprema.22. Ahora.157 congelando el precio de los alquileres debido a una situación de crisis habitacional. 28. agregando que puede tratarse de atributos de la 43 El Congreso Nacional sancionó en el año 1920 la Ley 11. La Argentina se encamina a batir su propio récord en la materia. De todos modos.4. el ejecutivo o el judicial.

el derecho del acreedor a cobrar los intereses pactados.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos.01. por esta razón. por vía de principio. En lógico correlato.9.. Mendy. ni la Administración ni el Legislador podrán arrebatar o alterar un derecho patrimonial adquirido sin desconocer la garantía de inviolabilidad de la propiedad reconocida por la Constitución Nacional44 . 45 23 . resulte válida el legislador 44 Cám. 6. 27.6. causa 89.00. al estado de familia y al domicilio o pueden ser de tipo patrimonial en el sentido amplísimo que la jurisprudencia ha otorgado al término. La Corte Interamericana de Derechos Humanos. comprende tantos las cosas materiales apropiables como los derechos que pueden integrar el patrimonio de una persona45. 21. Supl. de Der. en una importantísima decisión recaída en la causa Bronstein contra Gobierno de Perú. como bien se sabe.. C. y de los derechos adquiridos en general. con nota laudatoria de Susana Albanese.940 RSD nº 151/00. 2da. C.I. no son absolutos y ceden frente a necesidades colectivas. y C. Constitucional La Ley del 3. Ivcher Bronstein. Pero para que esa invasión intensa del patrimonio. Esos derechos adquiridos de raigambre constitucional. suele denominarse “policía de la emergencia”) y la regulación habitual de los derechos se dinamiza alcanzando una mayor incidencia en la esfera jurídica de las personas.H.01. resolvió que la protección de la propiedad privada contemplada en el art. La razón de ser de toda declaración de emergencia es paliar una situación de crisis y su efecto natural incidir sobre algún tipo de derecho adquirido (en los ejemplos históricos de emergencia que venimos refiriendo: el derecho del locador a percibir los alquileres contratados. Sala III de La Plata. es decir cualquier otro derecho diferente a los recién recordados. Cuando esas necesidades son demasiado apremiantes surge una suerte de potenciamiento del “poder de policía” estatal (que a veces.D.2.personalidad como el derecho al nombre. el derecho al sueldo o al haber previsional).

Como esto provocó algún revuelo entre quienes consideraron que no es justo que los créditos otorgados a parientes. en rigor ni siquiera menciona. por la grave situación general. Mediante el dictado de la Ley 12.debe apoyarse en hechos concretos demostrativos de la efectiva existencia de las circunstancias extraordinariamente graves que justifican la emergencia. tienden naturalmente a su ejercicio abusivo). es decir la norma que precede a la Ley de Emergencia.100.727 el propio Gobernador negaba enfáticamente. no pudieron reintegrarlos.000. como también se sabe. De no ser así. La reciente emergencia provincial no intenta probar.000). oficialmente se atinó a explicar que se trató de préstamos dados a pequeñas y medianas empresas que. Como en esa cartera de incobrables figuran firmas que no encajan en la categoría de “pymes” (como el Grupo Yoma deudor de $ 20 millones y la constructora Gualtieri que adeuda $ 105 millones) la Fiscalía Penal 24 .000) por la transferencia de la cartera de deudores con “improbabilidad de cobro” del Banco de la Provincia de Buenos Aires cuyo importe se presume en alrededor de dos mil millones de pesos ($ 2. el relajamiento de las garantías constitucionales sería una posibilidad siempre a la mano de las autoridades que detentan el poder (y que. se contradijo palmariamente la existencia de una crisis financiera ya que el Estado local se comprometió a desembolsar un mil cien millones de pesos ($ 1. Existe un dato por demás revelador de la falsedad intrínseca del crítico estado de necesidad que se pregona en forma dogmática.000. la existencia de una grave crisis financiera ni aporta explicaciones sobre la realidad de un déficit presupuestario que unos meses antes de la sanción de la Ley 12.726.000. amigos y colegas de los gobernantes sean finalmente soportados por la comunidad (y entre otros por las víctimas de la emergencia).

01. Soldati. se sancionó una ley creando una comisión bicameral para investigar el asunto47. RSD nº 14/94.01.Especial de La Plata inició una investigación46.727.01). Antes. José de San Martín. 48 Ver la pág. al sancionarse la mismísima Ley 12. 1 dispone la creación de esa comisión con la finalidad de “investigar la cartera de créditos del BPBA y determinar si los mismos fueron otorgados. ese voto les significó protección política para que recompongan sus intereses y deudas sin que se devuelvan recursos al Estado provincial”50. habiéndose ordenado el examen de la contabilidad pública relativa a los años 1999 y 2000 ya que se sospecha el manejo irregular de los fondos. Como la experiencia indica que este tipo de comisiones jamás arroja resultados concretos hubiera sido más práctico y saludable formular la pertinente denuncia para que la Justicia Penal se ocupara del tema. 15.a Gualtieri. Civ. el grupo Yoma.O. gestionados y controlados por el Banco regularmente y de acuerdo a las normas legales y estatutarias vigentes”.726 . 11-2-94. Empresa Gral. 25 . pág.LA EMERGENCIA ETERNA: La emergencia puede postergar el ejercicio de los derechos y hasta modificarlos sin alterar su esencia51 y permite a los gobiernos relativizar temporariamente el respeto estricto de los derechos de raigambre constitucional a condición de que existan y se acrediten circunstancias públicas de tan extrema gravedad que obliguen a sacrificar los derechos individuales por razones derivadas del prioritario interés de la 46 La causa se encuentra en período de prueba. Distribuidora Tres Arroyos. y Com. 91.9. a impulso de los fiscales Agüero y Lombardo deberá expedirse sobre el destino dado a algunas partidas y respecto de la veracidad de la crisis financiera invocada para justificar la cesación de pagos 47 La Ley 12.729 (B. en su art. La Asesoría Pericial de Tribunales.8. 51 Cám. de San Martín. 12 del Diario “Hoy” (La Plata) del 26. un sector minoritario de la Cámara de Diputados tuvo la hidalguía de reconocer que “hace poco” (en alusión a la Ley 12. IV. y otros que estuvieron jugando con el Banco Provincia a favor de sus negociados. Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados del 19 y 20. Ira. 50 Diputado Aguirre. la prensa se hizo eco de la situación48 y la Fiscalía de Estado promovió una demanda autónoma de 49 inconstitucionalidad contra la citada Ley 12. 49 Causa I-2316 de trámite ante la Secretaría de Demandas Originarias de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.7.726 de incorporación al Estado Provincial de los pasivos de su Banco oficial) “le dimos protección política –y ahora se deben estar riendo.

destacó con agudeza que “el patacón también pone en duda el compromiso de la Argentina de recortar gastos en el presupuesto. en razón de sus continuas renovaciones y más allá de los cambios de matices de las sucesivas leyes que la implantaron. Un comentario editorial aparecido en The Wall Sreet Journal. Ambitoweb.comunidad. referido a la emergencia bonaerense.8. El fundamento ético de la emergencia es privilegiar el interés de la mayoría de la sociedad en la buena marcha de la cosa pública por sobre los anhelos de las personas individualmente consideradas. enumerando decenas de leyes temporarias pero a la vez sucesivas. En la Provincia de Buenos Aires también alude a la “emergencia permanente”. el comentario se hace eco de la admonición del recientemente electo senador por la Provincia de Catamarca Luis Barrionuevo: “hay que dejar de robar por un par de años”. aparecen invocadas situaciones de catástrofes económicas nunca debidas a factores de naturales o a fuerza mayor irresistible sino a la mala praxis de políticos y economistas que en lugar de rendir cuentas sobre sus desaguisados y asumir sus propias responsabilidades las descargan sobre las espaldas de los que menos tienen. Amparo. sin solución de continuidad. al requisito del sustento fáctico se suma la condición de transitoriedad. Ortíz.01. Reconociendo que si habrá más circulante es porque se mantendrá el nivel de egresos públicos. la nota señala la ausencia de medidas tendientes a combatir las verdaderas razones de la crisis: el despilfarro y la corrupción53. Como en la concreción de tales postulados se afectan las tantas veces recordadas garantías constitucionales. titulado precisamente La emergencia económica permanente (con prólogo de Alberto Bianchi). V – LA EMERGENCIA FACIL: 52 Un completo detalle de la eternidad de la emergencia en el ámbito nacional puede verse en el libro de Julio César Crivelli. la emergencia se convierte en permanente52. emergencia y patacones en la Provincia de Buenos Aires. 53 Nota reproducida por “Ambito Financiero” en su versión Internet. Ricardo M.com del 21. En el fondo. En el caso argentino. Una tras otras. en prensa. el recientemente prometido déficit cero” ya que se anticipan nuevas y mayores “emisiones” de lo que el cronista neoyorquino denomina “dinero desagradable”. Abaco. 26 . y en tono crítico. seguramente sin saberlo. la experiencia histórica demuestra que. 2001.

Reconoce como antecedente un acuerdo suscripto el 10 de abril de 2001 para mejorar la economía y lograr el equilibrio fiscal.Si nos detenemos brevemente en el enfoque histórico advertiremos que las declaraciones de emergencia económica. La Conferencia Episcopal Argentina.01. Se concluye entonces en que existe una diferencia fundamental entre las emergencias pretéritas y la actual. Allí también debe intervenir el sistema jurisdiccional como elemento corrector de la distorsión.727 es la respuesta a la invitación formulada a las provincias por la Ley de Emergencia Nacional nº 25. Si bien el abandono intempestivo del Poder por parte de las autoridades que asumieron en 1999 y la declaración de cesación de pagos eliminó el argumento de la necesidad de 54 Vid. La Ley 12. Sus autoridades manifestaron que “la deuda tiene mucho de injusta”. tanto en el plano de su justificación moral como en el terreno de la admisibilidad de sus consecuencias. en una declaración emitida el 17 de noviembre de 200154 reclamó condiciones más equitativas para el pago de las obligaciones con la banca extranjera ya que “no puede morir todo un pueblo por pagar una deuda”. 27 . se tornan cada vez más amplias en sus fundamentos y más ambiciosas en sus efectos. pág. La eliminación del déficit presupuestario permitiría atender los servicios de la deuda externa y con ese objetivo se sacrificó a la población y se postergó. el pago de la “deuda interna”. al generalizarse. 6. Todo sistema jurídico es el producto de los principios éticos de los legisladores y cuando estos se distancian notablemente de las convicciones de la sociedad en su conjunto se produce un escandaloso e intolerable divorcio entre el derecho y la moral que le sirve de soporte social.344.11. Y no se trata de un dato menor debido a que la moral aporta al derecho su sustento ético para que la regulación de la vida social no obedezca al capricho de los gobernantes sino a la búsqueda de lo justo absoluto. una vez más. Diario “El día” del 18.

En este punto cabe insistir en señalar que la emergencia supuestamente provocada por el déficit fiscal y la abandonada decisión política de atender a rajatabla las obligaciones de la deuda externa. sino el resultado de una mala administración y de prácticas corruptas de hacer política (despilfarro y hurto de dinero estatal). jubilaciones. 28 . en este sentido. las reflexiones de la jueza contencioso administrativo federal Liliana Heiland: “Para lograr el equilibrio de las cuentas fiscales no se da el mismo tratamiento a los acreedores externos que a los internos: primero se paga a los externos.atender los compromisos internacionales. lo que debe evitarse”. lógico o jurídico que señala que el déficit debe ser solventado a costa de la penuria de empleados públicos y jubilados? Comparto. no es el producto de una guerra o una catástrofe natural que se abatió sobre la cabeza de los argentinos. lo concreto es que las medidas de ajuste adoptadas en la Provincia de Buenos Aires fueron mantenidas. suspende el ejercicio de las garantías consagradas en nuestra Constitución”55. Desde ese mismo mirador corresponde recordar que las emergencias del siglo pasado apuntaban claramente a auxiliar a sectores de menores recursos que se veían afectados por normas de derecho privado que sacralizaban el cumplimiento de lo acordado y que dejaban naturalmente librados a su 55 El fallo aparece parcialmente transcripto sin indicar carátula ni fecha en el sitio de Internet de “Diario Judicial” del 21.9. En semejante marco la pregunta deviene obvia: ¿Cuál es el principio o fundamento ético.”La emergencia no crea poder.. donde también se reseña una decisión del juez contencioso administrativo federal Martín Silva Garretón haciendo lugar a una medida cautelar contra la Ley de Emergencia Nacional 25. pensiones). ni menos aún. después a los internos (salarios. El privilegio de la deuda externa aparece pues anteponiéndose al cumplimiento de cláusulas y prioritarias obligaciones constitucionales en materia de gasto social.453 recordando que las atribuciones legislativas del Congreso “deben ser ejercidas dentro de los límites de razonabilidad procurando no afectar los derechos consagrados en los artículos 14 bis y 17 de la Constitución Nacional”.01..

mucho menos cuando confiscaron los depósitos a plazo fijo (total la mayoría de la gente no era ni locadora ni financista).11. solo señalan la mayor perversidad de la emergencia moderna. y al que cabe parafrasear: nadie se preocupó cuando metieron la mano en los bolsillos de los locadores rentistas y acreedores hipotecarios. una finalidad vinculada con las necesidades de la gente sino con el interés de la banca acreedora y la condescendencia de los organismos financieros internacionales. De manera que una rápida comparación entre la emergencia “clásica” y la emergencia “moderna” permite visualizar la mayor perversión de esta última. No debe interpretarse de estas palabras que no merecen respeto los derechos de los locadores y financistas. La emergencia no responde ahora a la necesidad de dar respuesta a los padecimientos de nuestra comunidad sino al paradigma del equilibrio fiscal modernamente denominado “déficit cero” 57. 57 Si bien la decisión de equilibrar gastos y recursos o mantener el déficit crónico es claramente política los propios economistas disienten al respecto.. intereses. ya que se corre el riesgo sabiamente denunciado por Bertolt Brecht. está destinada a equilibrar el presupuesto nacional con el explícito objetivo de atender en tiempo y forma las obligaciones oficiales relacionadas con la deuda externa. 29 . No tiene. al menos en su origen. Esa finalidad de contabilidad pública ha sido mantenida luego del default. Antes aunque el 56 La Ley Nacional 11.741 prorrogó las obligaciones contraídas con garantía hipotecaria y redujo las tasas de interés pactadas. En última instancia nadie puede sentirse a salvo en un Estado que no respeta los derechos individuales enunciados en la Constitución (se trate del dominio inmobiliario.. La emergencia que ahora nos agobia.pero ahora esquilman a los empleados públicos y a los jubilados. Tampoco la Economía es una ciencia exacta y hasta el mismísimo premio Nobel Joseph Stiglitz opina que la búsqueda del déficit cero es un error (Reportaje publicado en la pág. sueldos o haberes previsionales). en cambio.01). como fue el caso de inquilinos y deudores hipotecarios 56.propia suerte a la mayoría de los habitantes de nuestro país. 8 del Diario “El Día” de La Plata del 11. de arrendamientos.

al sentenciar la causa Olmos. Hace algún tiempo la doctrina iuspublicista había denunciado la situación: “El desafío de la época . el 13 de julio de 2000. “no podían pasar desapercibidas para las autoridades del Fondo Monetario Internacional que supervisaban las negociaciones económicas” (J. 2001-I-514. 1995. las tierras de 58 En la medida en que es el resultado de préstamos excesivos que indican a todo acreedor más o menos prevenido que su devolución resultará imposible. La conclusión es obvia. La deuda externa y el derecho). Lozada. González. Todo lo que usted quiso saber sobre la deuda externa y siempre se lo ocultaron.. según fueran desalojados por los locadores o ejecutados por los acreedores hipotecarios. Para colmo la invocada. a cargo del Juzgado Nacional Criminal y Correccional Federal nº 2. de los Argentinos. Alejandro s/ denuncia. luego de 8 años de investigaciones y sobre la base de profundas y prolijas pericias técnicas. El gran fraude a la Nación. endeudamiento ficticio de empresas públicas y otras irregularidades por el estilo que. y fundamentalmente.es eliminar. 30 .. 2000 y Alejandro Olmos. Ahora. por motivos presupuestarios. protegía a sectores débiles de la sociedad que podían perder el uso de la vivienda arrendada o el dominio de la propia. carencia de registros fidedignos.A. en su mayor parte.los intersticios del poder. edición del autor.. fueron otorgados a gobiernos de facto que habían usurpado violentamente el poder y que jamás destinaron esos ingresos a inversiones productivas o gasto social. Las primeras declaraciones de emergencia afectaron los derechos de quienes más tenían (propietarios de bienes de renta y financistas locales) ahora se sacrifican los derechos de quienes viven de escuálidos ingresos fijos (empleados públicos y jubilados). con tasas usurarias y aplicación acumulativa de intereses sobre intereses (anatocismo). Edit. soñada e inasible bonanza presupuestaria en que se escuda la nueva emergencia no persigue lograr superávit de ahorro interno para volcarlo en actividades productivas protagonizadas por la sociedad argentina sino obtener medios financieros para atender una deuda externa que no sólo es inmoral 58 sino también. que abarcan incumplimientos a la Carta Orgánica del Banco Central. ilegal59. Ahora calma los nervios de los especuladores de Wall Street. según el magistrado.Fisco desbarataba derechos adquiridos lo hacía por razones humanitarias. con nota de Salvador M.. La emergencia anterior atendía a las necesidades de los sectores sociales coyunturalmente vulnerables de nuestro país. 59 El juez Jorge L. Ampliar en Carlos E. la emergencia tiene por destino asegurar a los financistas internacionales que los servicios de sus elevadísimos intereses serán atendidos. Ballesteros. tuvo por acreditadas numerosas anomalías en el proceso de crecimiento desmesurado de la deuda. Los préstamos.

. 5° edic.727 que.D. rescindirse todos los contratos de la Administración. suspenderse la ejecución de sentencias firmes. explica al Poder Legislativo por qué deben rebajarse sueldos y jubilaciones. el 13 de septiembre de 2001. para inversiones y gastos en su mayor parte no productivos”60. reimpresión 2000. A tal punto se ha decidido sacrificar el patrimonio de quienes menos tienen que el Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires. Por tales intersticios. t. I pág. La coartada de la emergencia “clásica” era el bien común de las personas de escasos recursos. Ya que. Ahora es el bien común de riquísimos usureros internacionales. II-30 (subrayado ausente en el original). Una de ellas obligaba a las empresas privadas prestantes de servicios públicos a aceptar el pago total de las facturas de sus usuarios en patacones. Ahora la ilegalidad se suma a la inmoralidad intrínseca del asunto..es por donde se han creado nada menos que la deuda externa que el país ha acumulado sin control alguno desde hace décadas. que se trata de adoptar “los requerimientos solicitados por el Gobierno Nacional.. vetó dos leyes sancionadas por el Congreso. 1998... las transcriptas son las motivaciones más sustanciosas del mensaje de elevación del proyecto de la futura Ley 12.ante la emergencia planteada. en 22 renglones. Tratado de Derecho Administrativo..A.frente a la situación extrema que está padeciendo nuestra Provincia”. Para colmo al Poder Ejecutivo Provincial le basta con explicar a los legisladores que luego votarán sobre tablas su proyecto. F. La restante establecía que los descuentos sobre sueldos por créditos personales tomados por empleados públicos debían 60 Agustín Gordillo. en ocasiones a tasas fuera de mercado..nadie por donde puedan filtrarse y lo hacen efectivamente los comportamientos arbitrarios o abusivos el poder. Antes lo ilegal se excusaba por una finalidad valiosa en el plano moral. derogarse el régimen procesal de medidas cautelares y otras excentricidades no menos llamativas en un moderno Estado de Derecho. 31 . emitirse “moneda” provincial. aunque parezca mentira.

Las leyes vetadas significaban un paliativo para los castigados bolsillos de los agentes estatales obligados a cobrar parte de sus haberes en “moneda provincial”. cuando se repara que uno de los proyectos transformados en una ley luego vetada (el vinculado a los descuentos de cuotas de créditos) había sido remitido al Parlamento por el propio Poder Ejecutivo y no sufrió ninguna variante en su texto originario. Una vez más el Gobierno cortó el hilo por lo más delgado y. ¿Cuáles son las consecuencias de los vetos? Pues sencillamente que los empleados y jubilados deberán pagar las facturas de servicios y las cuotas por créditos personales en “pesos verdaderos”. porque castiga a los más débiles en beneficio de los que más tienen. 32 . Ambas “soluciones” no son tales pero en ese rincón del cuadrilátero los ha colocado la emergencia y allí se debatirán con la guardia cansada y cada vez más al borde del knock out. En caso de que el monto que perciben en moneda real no resulte suficiente caerán en una opción de hierro: No pagar afrontando el corte de los servicios y la ejecución de sus créditos61. “sobre tablas” para atender las necesidades de la contabilidad pública y. o vender sus patacones por debajo de la par en un mercado financiero netamente especulador. Al menos podían destinar esas letras de tesorería al pago de los servicios esenciales (provisión de agua potable. que es también un “default” particular. bloqueó aquellas posibilidades. no preocupa a los gobernantes que asumen que un sector importante de la población se vea privada de agua. Por eso la Ley 12. Porque fue adoptada en forma inconsulta. electricidad y gas o sometida a ejecuciones judiciales mientras protege al sector empresario y financiero. y deja ratificada la “operatoria” de los sectores interesados.hacerse en bonos. Por eso la emergencia bonaerense es perversa. demostrando el reconocido poder de lobby de los sectores que agrupan a las grandes empresas transnacionales y a la banca (mayoritariamente extranjera). La sorpresa resulta mayúscula. oponiéndose a sendas leyes sancionadas por el mismo Congreso que decretó la emergencia y ahora intenta morigerar sus devastadores efectos. fundamentalmente.727 es 61 Esta imposibilidad de pago. energía eléctrica y gas) o a la amortización de préstamos.

Sagües. especialmente jueces) la emergencia se enseñorea en el campo de juego. cit. y así en un círculo interminable). op. a solicitud claro está del Ejecutivo. Ya el legislador deja de considerar necesario la invocación de razones extraordinarias y decreta dictatorialmente la emergencia. 33 . VI – LA EMERGENCIA MAGICA: Al aletargarse la capacidad de reacción de la comunidad y fundamentalmente de los llamados “operadores jurídicos” (abogados y jueces.inconstitucional. porque “la legitimidad de la necesidad como dispensa de la Constitución demanda una legitimidad de fines en el derecho de la emergencia”62. mayor abarrotamiento de institutos de menores y cárceles. La Ley 1990-D-1055.. Dejamos de advertir que el “déficit cero” interesa a los acreedores externos porque les garantiza (o al menos intenta hacerlo) el cobro de los servicios de intereses e importa a los gobernantes porque al alejar el fantasma del default acerca sus posibilidades de reelección. es decir el análisis de las consecuencias concretas del pulsamiento de la alarma. mayor delictuosidad. 62 Néstor P. reemplaza o deroga las reglas de la disciplina en práctica y aspira a que se le reconozca un rendimiento ilimitado. Olvidamos que en el altar de la emergencia será sacrificada la calidad de vida de la gente y omitimos interrogarnos sobre el encuadre ético del asunto así como de las consecuencias sociales (a mayor miseria mayor desempleo. mayor desguace familiar. en forma dogmática y sin un mínimo tratamiento en las comisiones parlamentarias (“sobre tablas”). Los políticos pronuncian la palabra “emergencia” y abogados y jueces comenzamos a lidiar con el sentido semántico del término pasando por alto el enfoque sustancial. La palabra “emergencia” se convierte en llave maestra del abuso de poder sin que nadie se conmueva por el sentido trascendental de su aplicación. sin mayores explicaciones.

logra sancionar las leyes ratificatorias de sus vanos intentos previos. discriminando nada menos que a las víctimas de accidentes de tránsito. Nac. en este punto. AbeledoPerrot. a caballo de un Congreso complaciente.99. 27. 64 Decretos 2736/91 y 9949/92. Cuando la comunidad jurídica. La prueba de ello es que no existe un solo sector social. de Genaro R. entre muchos otros. Com. modificando sentencias judiciales firmes para fijar el pago de las indemnizaciones en más de un centenar de cuotas. 34 .pero no constituye un valor considerado útil para la paz. Carrió. 1962. Si bien la oportuna declaración de inconstitucionalidad de ambos desatinos frustró su ingreso a la nutrida galería de impresentables abusos de poder no desalentó a las autoridades administrativas que. En tiempos más recientes. En este último caso la Justicia señaló que la víctima de un accidente goza de un derecho adquirido a la indemnización y abortó la increíble intentona65. por decreto. Y. conviene recordar que.3. en palabras 63 Conf. se entretiene debatiendo sobre el contenido de un vocablo y se desprecian las cuestiones de hecho (efectos sobre la comunidad) que acarrea su admisión normativa. Cohen. también por decreto. se declaró en estado de emergencia a la actividad aseguradora del autotransporte público de pasajeros y a las empresas prestantes de ese servicio. Ese divorcio entre las palabras y la realidad facilita hasta lo ridículo el abuso en la invocación de la emergencia. Traduc. la justicia social. un impuesto del 10% al alquiler de videos cuyo producido se destinaría al fomento de aquella industria64. Félix S. La Ley 1999-F-55. la mejor distribución de la riqueza u otros valores reconocidos y reconocibles por la comunidad argentina. Se llega a tal extremo que hace una década el Gobierno Nacional invocó una insólita “emergencia cinematográfica” para crear. es decir los “operadores del derecho”. El método funcional en Derecho. pág. 9. 65 Cám. más allá de los banqueros y unas pocas autoridades. Almeida. olvidan que el Derecho es una ciencia social fundada en un sistema de valores y no una mera técnica de lógica simbólica63. que apoye este verdadero estado de sitio económico. Sala E.

Fallos 202:456. Holmes.727 no fue otra cosa que un apresurado “acompañamiento” de los deseos 66 C. enviará al Congreso un proyecto de ley de emergencia que legisladores sumisos.S. El derecho de la emergencia puede estimarse legítimo en el único caso. por convicción o por complicidad. Si el objeto de la ciencia jurídica es. el derecho de la emergencia puede instrumentar poderes en forma más enérgica que lo que admiten períodos de sosiego y normalidad pero no autoriza a ensayar poderes inconstitucionales66.N. Una suerte de nefasta conceptualización formal del Derecho ajena a toda forma de valoración. Guiraldo. Abeledo-Perrot. sus razones confesables y sus objetivos finales. 1975.S. La senda del Derecho. C. Fallos 200:450. la predicción de lo que pasará bajo determinadas circunstancias. La decadencia argentina. sancionarán sin reparos. Nación Argentina.N. en que se encuentre en juego el “principio de conservación del Estado” y no cuando un grupo de legisladores consecuentes (y en no pocas ocasiones obsecuentes) con el poder Ejecutivo decidan por sí y ante sí que sus leyes se impondrán a la Carta Magna.J. 67 35 . 68 Oliver W. Martini e hijos. es fatal suponer que tolerando aquellos excesos cada vez que el Fisco desee modificar el orden constitucional. hará que los objetivos políticos y económicos a alcanzar (abarcativo del amplio espectro que va desde el pago de la deuda externa al fomento de la industria cinematográfica o de cualquier otra índole) desemboquen en la emergencia como manera de sortear el antipático escollo de los derechos constitucionales. no puede llevarnos tan lejos y tan abajo. pág. cualesquieran sean sus motivaciones. ya recordado.J. resaltando que “la emergencia está sujeta en un Estado de Derecho a los mismos principios que amparan a la propiedad en épocas normales”67. como sostenía el juez Holmes68. Fallos 237:38. VII – LA EMERGENCIA INSTANTANEA: La prueba más evidente de que la Ley 12. por grave que sea.de la Corte Nacional. 21.

el proyecto que derivaría en la ley de emergencia fue tratado sobre tablas en la Cámara de Diputados que recibió. y no faltó quien se ocupó de resaltar que “todos estamos votando esta ley con un nudo en el estomago”71. punto del orden del día nº 14.7. 8va. pág. no faltaron algunos discursos de adhesión al proyecto donde se deploró el “gran dolor en el pecho” que provoca “tomar medidas tan extremas hacia la gente” (sic)70. desde hace algún tiempo. durante la sesión ordinaria del pasado 19 de julio de 2001. 56. deficiente de los últimos años”. iban a terminar produciendo en algún momento. Aunque parezca mentira. destacándose que fueron desoídas “ciertas advertencias que vinimos haciendo como oposición. Desde luego que en el Recinto. 37. 70 Diputado Bustos.. Sesión Ordinaria. pág. versión taquigráfica de la tercera sesión especial del 129º período legislativo del Senado Provincial del 20. Diario cit. pág.01. además de situaciones de 69 Vid Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados.. sus causas. según expediente PE/4/01-0269. el proyecto del Poder Ejecutivo. 71 Senador Amondarain. culpables y vías de solución.se estaba gastando de manera desordenada y más de lo conveniente. También dijimos que la falta de seriedad en el gasto. Con una honestidad digna de mejor destino los legisladores reconocieron que las medidas que estaban adoptando se debían a “que hoy estamos frente a esta situación porque nuestra Provincia atraviesa una crisis económica y financiera que es producto de una administración. tratándose de una cuerpo normativo de tamaña trascendencia..7.políticos del Poder Ejecutivo. en lo que se refiere a la administración provincial y a su situación financiera. surge del análisis de su trámite de sanción. que la falta de controles y que la falta de una mayor transparencia en las contrataciones. fuera de hora. por lo menos. En la Cámara de Senadores la cuestión transitó por carriles semejantes. a falta de un debate sustancial sobre la efectiva existencia de la crisis económica. 19 y 20.01. ya que “durante los últimos años. 11 36 .

pidiendo sacrificio con equidad de los que cobran quinientos pesos por mes para calmar a los que se llevan quinientos pesos por minuto y así salir de la depresión económica?74. Se advierte entonces que los mismos legisladores que sancionaron la Ley 12. “este Estado.66. La diputada Adobbati. 73 Diputado Román.727 denunciaron la mala administración y lo previsible de la crisis. Existieron.727 fue traída al mundo. págs. pág. quejándose de la poca atención que recibía de sus colegas que se habían parado de sus bancas y estaban “de tertulia” (sic). disparó: ¿Cómo se hace para apoyar otro saqueo a la clase media y sectores populares y. en la década pasada. y en salud. citando dos ejemplos que consideró “ilustrativos”: “la inversión en políticas sociales se redujo de 530 millones en 1999 a 380 millones en el corriente año. seguramente nos va a decir que no”.. El subrayado está ausente en el original y no aparece en todo el “debate” aclaración ni referencia alguna a la expresión “por lo menos” ni a la “falta de transparencia” denunciada. disciplinadamente. No faltó quien reconociera que.injusticia. cada día más hostil.. 37 .. 72 Diputado Bazze. A pesar de ello. quejándose del desprecio del Ejecutivo hacia sus advertencias previas. Diario cit. 70 y 71. la reducción rondó los 100 millones” 73. 74 Diario cit. en ese mismo período. Diario cit. 57. la Ley 12. por lógica consecuencia. es claro. algunas voces de protesta. ha duplicado sus recursos y nos debemos preguntar en que los (gastó) porque si le preguntamos a cualquier bonaerense si ha mejorado la calidad de los servicios que presta la Provincia. quedarse atornillados a los cargos como si nada. a la vez. pág. y. asumiéndose no solo el dolor inicial de semejante parto sino también el futuro pesar que ocasionará la criatura al crecer en un entorno cada vez más paupérrimo. un verdadero problema económico para la Provincia de Buenos Aires” 72.

se alude al “derecho adquirido” al reajuste según índices de inflación en EE. a través de la firma de sendos tratados de protección de inversiones “recíprocas”. Esas mismas autoridades. 17 de 75 Para colmo en algunos casos.10. no vacilan en reducir sueldos y jubilaciones como si los derechos adquiridos de empleados públicos y jubilados no formaran parte de esa apetecible seguridad jurídica. Por otra parte las empresas extranjeras que han invertido en la Argentina. Nac. Provoca indignación.01).9. 4. Columna de Opinión en Rev.UU. La emergencia no resulta aplicable a quienes se encuentran en mejores condiciones para tolerar sus efectos. 38 . y. Existe. La Ley del 10. 1. empero. Adm. como en el de tarifas telefónicas. una “emergencia” estricta para los que menos tienen y otra diferente para los mejor posicionados políticamente76.01 pág. Consumidores libres s/ incidente medida cautelar. La ilegalidad de los piqueteros y la legalidad de los banqueros. Cabe reiterar que los emolumentos salariales y previsionales que hasta junio de 2001 venían percibiendo los agentes estatales forman parte de su patrimonio y su significativa limitación equivale a la expropiación. por tanto. Cont..VIII – CONCLUSION: LA SEGURIDAD JURIDICA COMO PRIVILEGIO DE LOS PODEROSOS: El romance entre el poder político y el poder económico es una maldición eterna que los ciudadanos deben soportar con estoicismo. como se ha dicho con razón. integra el contrato entre concedente y concesionario. Sala IV. 76 Andrés Gil Domínguez. resulta esencial a la seguridad jurídica”75. escuchar y leer declaraciones periodísticas de gobernantes que asumen como un destino inexorable el aumento en las tarifas de los servicios públicos privatizados “porque ha sido condición de pliego. Fed. preocupadas por los derechos adquiridos de los empresarios. se colocan fuera del sistema legal nacional y se someten a tribunales arbitrales establecidos en el exterior. sin indemnización o confiscación prohibida por el art. cuando esa mecánica está prohibida por la ley de convertibilidad y en nuestro país ya no hay inflación sino deflación (Ver la sentencia de la Cám.

in re “Valdes. excepto mediante el pago de indemnización justa…”. Sumándose a esa previsión se destaca la Convención Americana sobre Derechos Humanos que.. 77 Vid C. establece la obligación de los Estados de respetar los derechos y libertades reconocidos en el Pacto.C: c/ Cintioni. en su art. Queda todavía una esperanza. Los jueces en ejercicio de una elemental y comprensible autotutela (a la que tanto apelan los administradores) pueden y deben declarar la inconstitucionalidad de este nocivo engendro o obligando al Fisco a quitar su mano de los enflaquecidos bolsillos de los agentes estatales y procurar recursos combatiendo la evasión impositiva y la corrupción. a acreedores y deudores. I. S.nuestra Ley Suprema 77. A su turno. 21 recoge el principio de intangibilidad del patrimonio al disponer que “ninguna persona puede ser privada de sus bienes. las dificultades financieras de la Provincia de Buenos Aires son producto del mal manejo de las cuentas públicas y. sent.727. Bernalesa S. a ricos y a pobres. En igual sentido Villacampo. punto 1. Debido a todo ello resulta palmariamente injusto que esos conflictos de iliquidez presupuestaria encuentren solución rebajando los ingresos de los sectores menos pudientes de la sociedad. 39 . del 3/5/79. según surge de la brevísima discusión parlamentaria de la Ley 12.”. N. A. Fallos 307: 857 y Boccalandro. A. a pesar de ello no se ha visto impedida de adquirir la cartera de morosos “incobrables” del Banco oficial. Fallos 312: 122. “Ninguna persona” incluye a empresarios y a empleados. y en su art. J.”. Lanolino S. Fallos 270: 184. Fallos 307: 398. entre otros. A. J.

40 .