17

ACTUALIDAD

PLATAFORMA “SALVEMOS EL FRONTÓN

EL FUTURO DEL FRONTÓN BETIJAI, EN MANOS DEL AYUNTAMIENTO
En pie desde 1893, fue adquirido por el Consistorio
el pasado mes de abril. La plataforma vecinal
‘Salvemos el Frontón Beti-Jai’ espera su declaración
como Bien de Interés Cultural y que, en breve,
se inicien las obras de consolidación que
paralicen su ruina
R. O.

ubo un Madrid que vibraba con el juego de
pelota, la cesta punta y el frontenis. Los templos
del deporte no eran los campos de fútbol y los
grandes equipos con marcas globales de la
capital del Reino aún no habían nacido. Los
días de partido eran los días de pelota. Ese era el Madrid de
finales del siglo XIX y comienzos del XX y los principales
lugares donde se concentraba la afición eran el Frontón JaiAlai, el Fiesta Alegre y el Beti-Jai, aunque había muchos más.
Entre los grandes frontones madrileños podía haber un aforo
de 12.000 espectadores y llegaron a haber partidos diarios en
todos. Y, lo más importante, en ellos se apostaba mucho

H

Madrid
dinero. Pero el esplendor le duró poco al deporte, el exceso de
oferta de partidos, la persecución de la iglesia al juego por las
pecaminosas apuestas y la llegada del fútbol fueron minando la
afición, especialmente después de la Guerra Civil.
Milagrosamente, el Beti-Jai ha aguantado en pie desde
1893, sobreviviendo a la guerra, a su uso como taller de
coches y a la burbuja inmobiliaria. Para suerte de los
madrileños la movilización de la plataforma vecinal Salvemos el
Frontón Beti-Jai ha presionado estos años para que fuese
declarado Bien de Interés Cultural y para que el Ayuntamiento
adquiriera el edificio el pasado mes de abril. “Esperamos que
se empiecen, en breve, una serie de obras de consolidación
del Beti-Jai que paralicen su ruina. Es el compromiso que
obtuvimos de la Dirección General de Patrimonio Cultural y
Calidad del Paisaje Urbano y que todavía sigue siendo la
misma a pesar del cambio de Gobierno. Más adelante
esperamos que se realice un estudio en profundidad del estado
actual del frontón, así como unas obras de restauración
respetuosas con el mismo”, señala Igor González, responsable
de la Plataforma.
El edificio es una de las pocas construcciones de la conocida
como arquitectura de hierro que queda en la capital y posee
elementos neomudéjares, además de ser una de las
instalaciones deportivas más antiguas del mundo (de la era
moderna) que se conservan. Fue obra del arquitecto Joaquín
Rucoba. El nuevo Consistorio de la capital es el responsable
ahora de esta edificación cuya adecuación y uso todavía están
por determinar. El coste de arreglar el frontón no se puede
determinar porque, como señala González, “no se ha hecho un
estudio en profundidad del estado actual y porque el precio
dependerá del proyecto de uso final”.
Los salvadores de este edificio entienden que en el futuro debe
ser un espacio para muchos tipos de eventos, un espacio abierto
para que jueguen los niños, un recinto para ferias, mercadillos y,
por supuesto, un frontón. Julio Fuentes, vicepresidente de la
Federación Española de Pelota, es consciente de que “sólo para
jugar a la pelota, es inviable, pero a nosotros nos gustaría que se
pudieran jugar partidos de exhibición o campeonatos”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful