Está en la página 1de 13

-=Las llamas de Burtack=-

Historia anexa al capitulo 1: -=La Isla de las Tinieblas=-

Puerto de Burtack
El consejo de Mired-Hum se había divido en dos misiones, Un grupo de Héroes se
dirigiría a la Torre Atalaim para advertirle a Estirmenk de todo lo que sucede y
organizar las defensas de la isla. Mientras que otro grupo más pequeño trataría de
infiltrarse en las fuerzas enemigas para descubrir el fondo de todos estos ataques. Las
aventuras sobre este último grupo se relatan aquí, y comienzan frente a las llamas de
Burtack.

Comics Ronfort 003

Sábado 20 de Mayo, 3:00 p.m. – A las afueras del puerto de Burtack

Afuera de los muros del puerto aun se hayan casas en pie, estas casas a diferencia de las
casas del interior son mas Humildes...

El interior del puerto esta completamente destruido e infectado por además de las
llamas, de criaturas como Trasgos, Orcos, Goblins y Trolls que destruyen todo a su paso
y comen los cadáveres de la gente que yace muerta en el pavimento... eso es almenos lo
que Calley y Richar podian apreciar desde esa Perspectiva.

_______________________
-Nota: En este turno están a las afueras del puerto, podéis hablar e incluso entrar al
puerto. Si deseais entrar por alguna otra entrada deben señalar hacia cual se
desplazan.
-Las Tiradas de Moverse sigilosamente por entre las calles del puerto las realizare yo
en secreto, es decir, modo tras la pantalla. Ustedes deberan esperar la narracion del
siguiente turno para saber lo que sucede.

CALLEY

--Hemos hecho una apuesta arriesgada, Richard --le susurró Calley desde las
profundidades oscuras de la capucha echada--. Más nos vale darnos prisa e ir a algún
sitio donde seamos útiles. Deberíamos empezar por el Consistorio. Si ha habido alguna
traición, espiando allí podremos enterarnos. Quizá podamos utilizar el alcantarillado de
la ciudad para movernos. No creo que lo tengan demasiado vigilado. Tendrán ocupado
el grueso de las tropas en vigilar la superficie y saquear la ciudad. Nadie sospechará que
un par de ratitas atrevidas corretean bajo el suelo con los oídos y los dientes preparados.
Creo recordar que el acceso más cercano está en el puerto ¿Qué opinas de mi plan,
Richard?
Richard

La sonrisa que se formó en los labios del hombre parecía negar que a su mente le
costaba recordar detalles, había un brillo de inteligencia en los ojos que casi le hicieron
esperar una respuesta aguda. - Bueno, entrar tajando orcos no parece una buena
idea, puedo intentar no hacer ruido si es necesario, pero seguramente se te
manchará la ropa y eso no es bueno. - extrañamente parecía estar hablando en serio -
Si confías en mi para seguirte, lo haré con gusto, pero tan pronto como estes en
peligro hablarán mis espadas.

Turno 2

Calley y Richard entraron sigilosamente al puerto, mientras cruzaban el umbral del


portón principal percibían los gritos salvajes de las bestias en su interioro, el olor a
muerte y humo era insoportable… pero muchas cosas estaban en juego y no podían dar
pies atrás. Cruzaron el portón y lograron ver a tres orcos a las afueras de una casa
tratando de entrar, a un lado había un troll junto a un orco destruyendo la iglesia de
Heironeus, y lo que fue mas terrible… más a la derecha habían tres orcos que “jugaban”
con una pequeña niña que aun estaba con vida… la empujaban de un lugar a otro
golpeándola y escupiéndola. La niña gritaba desesperadamente gritos de auxilio –
¡Ayúdenme, Ayúdenme por favor¡- La pequeña debe tener tan solo seis años de edad, en
sus ojos se reflejan la inocencia de la infancia… La escena era espantosa y Calley por
un momento soltó un gemido de furia, pero Richard logro taparle la boca para que no
alertara a las bestias.

Calley y Richard cruzaron rápidamente entre los escombros y las llamas, para así poder
ocultarse antes de ser detectados.

Más al sur se escuchaban oír eufóricos gritos de humanos, todo indicaba que en esa
dirección se encontraba concentrado el ejército mayor, sin duda… pero los salvajes
gritos de las bestias también se sentían en todo el puerto… Ambos héroes decidieron
mirar con mas detención todo lo que sucedía… era claro que las bestias estaban en su
afán por saquear todo el reinado y poco interés tendrían por vigilar la entrada, sin
embargo nadie les aseguraba que se les haría fácil seguir paseándose por el puerto.

Plano de Burtack, situación actual

_______________________
-Nota: Desde ahora en adelante yo haré las tiradas de sigilo, deben señalarlo
claramente en sus narraciones si es asi como desean moverce. Ahora se encuentran en
donde señala el mapa, debéis indicar claramente cuales serian sus siguientes pasos.

Richard

El joven guerrero no podía soportar que se dañara a un inocente, sin embargo no


permitiría que Callie se lanzara de boca a eliminar a los orcos si podían hacer las cosas
de forma tal que no se delataran o al menos con mayor posibilidad de éxito que en un
ataque frontal.

Atrajo a Callie fuera de la vista y le susurró al oido. - Atacar de frente sería una
locura, tu rodealos y yo los distraeré, asi podremos rescatar a la pequeña. - Esperó
a que Callie asintiera para soltarle la boca.

--------------
Por si no queda claro, nos paramos donde está la niña, no seguimos del punto donde los
malos hacen cosas malas con la pequeña...

CALLEY

Calley frunció el ceño, y sus ojos chispearon con rebeldía cuando Richard la tapó la
boca y la llevó aparte. Entonces habló de sus intenciones. La joven baronesa asintió
mientras devolvía la mirada a las pobre niña indefensa, que se debatía desesperada. Le
recordaba demasiado a ella misma como para mirar a otro lado y pasar de largo.

--Bien. No podría cargar con la muerte de esa niña sobre mi conciencia.

Calley dio un rodeo para buscar un escondite, y se fue arrastrando sigilosamente para
sorprender a sus oponentes y atacarlos por sorpresa.

_____
La idea de Alex y mía es que Richard distraiga a las criaturas que atacan a la niña.
Calley tratará de sorprenderlos por la espalda para lanzarles un ataque furtivo,
colocándose en situación de flanqueo con Richad para hacer furtivo todos los turnos.

Richard

Richard usó el tiempo que le daría a Calley para pensar en una forma de atraer la
atención de los orcos, alejarlos de la pequeña y darle la oportunidad a la Baronesa de
que atacara a los idividuos por la espalda.

Cuando pensó que ya podía hacerlo salió de su escondite, las manos dentro de la capa,
las armas desenvainadas y pegadas al cuerpo. Fingiendo una borrachera comenzó a
tambalearse y a murmurar para si mientras se acercaba a los orcos.

Turno 3

Las cosas en el puerto estaban realmente tensas, cualquier error les podría costar la vida,
sin pensarlo mucho Richard y Calley propusieron un plan y lo comenzaron a llevar a
cabo de inmediato... La idea seria que Richard llamara la atención de las criaturas para
darle tiempo a calley de sacar a la niña y/o atacar por sorpresa... No era tan mala idea
sin embargo cuando Richard comenzó a moverse se percata que habían mas enemigos
que no vieron en la primera instancia, sin embargo debían seguir adelante con lo
planeado.

El guerrero comenzó su actuación de borracho, y si que logro llamar la atención de


algunos orcos, dos de los orcos que intentaban entrar a saquear una casa se le quedaron
mirando muy entretenidos con el espectáculo (orcos 10 y 9 en el mapa)... sin embargo
uno de los orcos que estaba con la niña vio también la escena (orco 4), y no le pareció
para nada divertido, con una aptitud muy furiosa comenzó a hablarle a los otros orcos
en su idioma racial (orco)... era una lengua gutural bastante tosca y salvaje... ni Calley
ni Richard lograban entender que era lo que decía...

- !! grast turk Nisk org Trainggggg ¡¡ - Gritaba furioso el orco que estaba con la niña
dirigiéndose a los todas las demás bestias. - NISK ORG TRAINGGGGG.

Al parecer todos habían entendido el mensaje menos Calley y Richard, los orcos
quedaron observando ahora a Richard con expresión totalmente perpleja. Richard por su
lado seguía firme con su actuación de borracho, pero su corazón latía a mil por hora…

_______________
-Nota: Señalen cuales son sus siguientes acciones, he colocado el escenario de la
situación actual en Escenarios de combate, además podéis encontrar la imagen de las
bestias en Bestiario. Pueden moverce dentro del plano lo que se les permite en un
turno, pueden señalar vuestro desplazamiento en su narración.

Richard

No podía entender de que hablaban los orcos, ni por que se había enfadado su presa,
pero tenía que llegar hasta la chica. Hasta no saber si lo habían descubierto no convenía
revelarse, por lo que continuaría haciendo eses hacia el orco gritón y lo ensartaría con el
estoque para despues rematarlo con la espada corta. En caso de que lo atacaran antes
cargaría, esperando poder ensartar al maltratador y eliminarlo de un solo golpe.

Esperaba que Callie estuviera bien, en este caso no podría defenderla y dependía de ella
para poder salir luego con la chica. Entrar, golpear duro y definitivamente los blancos
necesarios, y salir con el premio. Sencillo de pensar, casi imposible de ejecutar.

--------------------
off: Bueno, Richard avanzará "borracho" hasta que lo descubran o llegue al orco 4.
Sillega atacara con las dos armas, si lo descuubren antes cargará con el estoque.
Tu decide y me dices y yo tiro los dados en consecuencia.

Calley

Había una enorme cantidad de orcos congregada allí, y un troll, y se llamaban a gritos,
utilizando su áspera y gutural lengua. Y una niña sola. Y un caballero, radiante ahora a
sus ojos, héroe que daba la vida por un ideal. La situación era tan desesperada...

Notó el sabor salado de las lágrimas en sus labios. Estaba llorando. A su mente
regresaron los versos de Chanthalas, el maestro bardo de Burtack:

Y en esta tierra orgulloso me yergo


Hasta el día en que me muera, señor
Pues quienquiera que sea nuestro soberano,
Yo, mi señor, valiente burtackiano seré.
Apretó los dientes, con rabia, con el coraje de los oprimidos. Sabiendo que esta sería su
última batalla. Sabiendo que su muerte era cierta, y que su coraje ni siquiera sería
narrado en las canciones de sus bardos. ¡Pero por todos los dioses, moriría por defender
lo que ella quería! ¡A muy pocos en Ronfort se les concedía la oportunidad de elegir su
muerte! ¡Y ella la elegiría por una buena causa!

--¡Por Burtack! ¡Por todo lo que es bueno! ¡Por todo lo que ha importado alguna vez!
¡Por la libertad! ¡¡¡¡LYSERE!!!!

Calley se lanzó con el estoque por delante, obviando ya todo sigilo, para luchar junto a
su caballero. Para dar, con su muerte, nueva vida y esperanza a una niña.

<<La niña vive, la ladrona muere... me parece justo>>

_____
Mientras Richard avanza, mi personaje piensa en todo esto. Es pocos instantes antes de
que el combate comience cuando se decide a cargar. Mi estrategia es análoga a la de
Sir Alex, pelearé para dar una oportunidad de escapar a la cría. Si tengo posibilidad
de llevármela conmigo y huir, lo haré.

Richard siguió firme con su actuación, las cosas no eran como había previsto, pero todo
era por salvar la vida de la pequeña niña. Se fue acercando poco a poco al orco que les
hablaba a las demás bestias. De pronto mientras caminaba su actitud se vio interrumpida
por la súbita aparición de otro orco más en uno de los techos de la casa en llamas.

<<Cuantos orcos más podría haber en los techos, Ho maldición esto pondrá en peligro a
la princesa Calley, ella deb…>> De pronto sus pensamientos se vieron totalmente
interrumpidos por un dolor punzante en el hombro… dos flechas… <<Ho no, esto se
pondrá feo>> Pensó finalmente Richard.

_______________________
Posición de Richard en el Tablero G-11
Daño de Flechas

1d6
Dado de 6 caras: 3
Fortaleza CD 15 ½ daño
_______________________

Aquel repentino ataque le advirtió a Richard que ya era absurdo seguir con la actuación,
Saco las dos flechas y las arrojo al suelo, no había dolor en aquella herida, si no que
Rabia, impotencia por no poder cambiar todo lo que sucedía, o al menos eso
intentaría… Lucharía, y si era necesario moriría por sus ideales.

Por otro lado Calley seguía en su lugar oculta reflexionando y pensando en todo lo que
estaba sucediendo. Ella más que nadie no podía permitir que esa niña siguiese
sufriendo… Calley había sufrido abusos en su infancia que nunca olvidaría, aquella
escena fue la gota que revalzo el vaso de la ira de la baronesa… esas lagrimas se
trasformaron pronto en Valor… el valor que faltaba para permitirle a Linette que
enfrentara esa situación con todo lo que poseía.

________________________
-Nota: El combate es inevitable, se que su objetivo es salvar a la pequeña aunque les
costase la vida. La batalla se desarrollara en Caja de dados como ya sabéis.
-Con respecto a la actuación de Richard, no era mala idea, pero no te favorecieron las
tiradas de Engañar (están en caja de dados como tiradas secretas) era CD 15.
-El daño que recibiste en este turno es especial, no pienses que es eso lo que dañan los
arcos.
-Desarrollo del combate en Caja de Dados.

Turno 4, Combate

Calley fue la primera en moverse, tras reflexionar sobre el peligro que corría la pequeña
decidió lanzarse con todo a protegerla, aunque esto le costase la vida. Se movió
fugazmente a un lado de la pequeña, y tras intentar calmarla se dispuso a defender…

En ese mismo momento Richard Cargaba con toda su ira al orco más próximo, el ataque
no tenia argumentos para fallar, y no lo hizo, sus espadas destrozaron por completo a la
horrenda criatura. << Uno menos >> Pensó Richard tratando de darse ánimos para lo
que venia… Todos los orcos en la dirección sur se abalanzaron en contra de él. Richard
diviso más de diez bestias que se le tiraban enzima… Sin saber mucho como, logro
frenar la carga de uno de los enemigos, en ese mismo momento una flecha pasaba por
su mejilla… << Maldición, será mejor que la baronesa salga de aquí…>> Reflexionaba
el valiente guerrero… pero… pero ya era muy tarde.

A unos metros de Richard Calley recibía lo que seria un ultimo ataque… aquel que todo
guerrero esta destinado a no poder esquivar, fue un ataque perfecto por parte de la
bestia, un corte Horizontal que perforo gravemente en el estomago de Linette… Un
corte que le arrebato la vida…

El tiempo se detuvo por un momento, todo comenzó a transcurrir muy lentamente en el


entorno de Richard… se voltio para ver que era eso que le incomodaba en el alma…
Calley … La baronesa Linette estaba tendida en el piso… Un sonrisa en el rostro daba a
entender que la muchacha había muerto feliz, había muerto luchando por sus ideales…
Ahora lo único que importaba era sacar a la pequeña…

Toda la escena fue muy dolorosa para Richard, lo único que deseaba era detener la
pelea, ver si Calley estaba con vida, pero era absurdo… El ya sabía esa interrogante…

- Lunitari, atiende mi llamado…


Regálame una lagrima de poder,
Regálame una lagrima de victoria…
Ven a mi Fuego del infierno,
Has temblar a mi enemigo…

¡MANOS ARDIENTES!...
Aquellas palabras sonaron en tono fuerte y firmes atrás de Richard, al voltearse solo vio
un estallido de fuego que arrazo con tres de los orcos que le amenazaban a muerte...
Entre las llamas se erguía una silueta…

-No temáis Valiente guerrero, he venido aquí para ayudarte… Soy Raistlin Majere, y
lo único que debes saber ahora, es que cuentas con mi magia para el combate.- Dijo
firmemente el individuo entre las llamas, un sujeto de pelo blanco y piel oscura, y unos
Ojos dorados muy tétricos… Richard se encontraba muy choqueado con todo lo que
estaba sucediendo.

-DESPIERTA GUERRERO, Tu amiga acaba de morir ¿y ahora dejaras que haya


sido en vano?- Hablaba Raistlin mientras repartía bástanoslos a diestra y siniestra a los
orcos…

Aquel sujeto tenia razón, y Richard lo sabia muy bien… Aferro firmemente las espadas
y comenzó a luchar junto a aquel extraño sujeto.

-Por Calley- Se dijo Richard como un nuevo grito de batalla.

Ambos se enfrentaron a aquellas criaturas por mucho tiempo. Combinaban magia y


espada a la perfección, como si se hubiesen conocido hace mucho tiempo… Una de las
espadas del guerrero brillaba con mucha intensidad, Richard podía sentir la magia
emanar del arma, y junto con ello sentía el poder correr por sus venas…

Lucharon Heroicamente, una batalla digna de ser recordada por los cánticos de los
bardos… Una batalla en la que los ideales daban las energías para seguir adelante y
olvidar el dolor de las heridas… ya quedaban pocos orcos y la pelea parecía inclinarse a
su favor… pero…

------------------------------------
Daño recibido por Richard durante el combate

1d10
Dado de 10 caras: 3
Daño recibido por Raistlin durante el combate

1d4
Dado de 4 caras: 3

------------------------------------

TUUUMMM…. TUUUMMM… TUUUMMM… Se podía sentir que se aproximaba


algo grande… a unos cuantos metros divisaron al Troll acercándose a toda velocidad…

Raistlin

-Ho maldición, ya me estoy quedando sin Magia, y además ya estoy bastante herido…
No creo que podamos soportar mucho mas en pie…- Decía el Mago mientras se
apoyaba en su bastón para no caer de bruces al piso.

TUUUMMM…. TUUUMMM… TUUUMMM… El troll se seguía acercando mas y


mas, en unos cuantos segundos ya se produciria el choque, y Richard lo sabia muy
bien… empuño fuertemente sus armas y se preparo para lo que fuese.

De pronto la criatura se detubo…

- ¡Detente! - Ordeno una voz proveniente de alguna de las calles en el lado sur
acompañada de unos agudos aplausos - Bravo… Bravísimo… Sois una pareja
espectacular, Sois unos muy valientes guerreros, o unos completos locos al venir
hasta aquí…

Entre las llamas del Templo surgió el sujeto que hablaba… Lo mas llamativo no fue su
gran armadura o sus imponentes espadas… si no que su Oscura piel y sus orejas… era
un drow.

Daren Baenre
- Disculpen mi falta de cortesía, Mi nombre es Daren Baenre y soy quien comanda el
ejercito que invadió Burtack.- En su rostro se dibujo una perversa sonrisa que hizo
estremecer la ira de Richard. –Pero no me juzguéis por la primera impresión- Dijo tras
una burlesca carcajada…

-Discúlpenme, pero todo esto me causa mucha gracia… No puedo creer que se hayan
atrevido a venir…- Continuo hablando Daren. Mientras el Drow hablaba, comenzaron a
aparecer más y más criaturas. Orcos, Trasgos, Goblin, Ogros, Elfos, Humanos, entre
otras bestias… -Pero bueno, no hagamos que vuestro viaje haya sido en vano… Les
diré algunas cosas que quiero que le comuniquen a vuestro Líder, Estirmenk
Kaladriel… Díganle lo siguiente.

Será mejor que nos la entregue por el mismo, Ho todo esto arrasara con mas vidas
inocentes… además menciónenle que desde el noreste han llegado dos ejércitos más
para arrasar con la isla en caso de que no me obedezca, No son ejércitos cualquiera,
pero será mejor que lo descubra por él mismo…

Tiene un día para hacérmela llegar… de lo contrario ya sabrá las consecuencias.

Ahora pueden marcharse, y llevarse también a la niña- Al decir esto muchos orcos
gruñeron y se quejaron, pero callaron de inmediato con solo una mirada del drow. -Pero
no pueden llevarse el cadáver de vuestra compañera, eso me pertenece… Al decir esto
las bestias se encendieron de inmediato…

tómenlo o déjenlo… pero eso debe ser ¡AHORA!

__________________________
-Nota: Aquí tienes la decisión, de vivir o morir… eso esta claro. Sea cual sea que tomes
quiero que lo hagas por que realmente lo deseas.
Y ten por seguro que no te puedes llevar el cuerpo de Calley.

Si elijes marcharte narra tu camino de regreso junto a Raistlin. Puedes hablar con él si
quieres (obiamente señalando preguntas y comentarios, y esperando a que yo conteste).

Richard

El joven guerrero miraba el cuerpo de Calley con lágrimas de furia en sus ojos. Apenas
había llegado a conocerla pero de algo estaba seguro, no había visto tal valor y arrojo en
persona viva y no dejaría que ese desgraciado elfo oscuro mancillara su cuerpo mientras
él siguiera con vida. Raistlin podría cumplir con lá tarèa màs importante, él tenía una
muerte que vengar.

- Raistlin, llevate a la niña y transmite el mensaje, mi honor está atado a la


Baronesa y no abandonaré su cuerpo a estos buitres mientras me quede aliento en
el cuerpo. - miró al elfo oscuro, con la determinaciòn grabada en sus ojos. - Daeran, no
soy uno de tus lacayos, mi palabra me ata a la mujer que tus esbirros han matado,
prepárate a morir. ¡Por Lysere, por Linette!

Richard cargó hacia el elfo oscuro, sabía que no podía esperar una pelea justa de parte
del asesino, y aunque peleara justamente sabía que no podía medirse con él. Aún así se
debía a la mujer que había dado la vida por la niña, a la que había jurado lealtad y por la
que moriría antes que ver su cuerpo mancillado

-----------------
Bueno, supongo que es el fin de Richard, lamentablemente no se iría sin el cuerpo de
Calley teniendo a quien confiarle a la niña. Que le vamos a hacer, no es un tipo muy
sabio.