Está en la página 1de 10

LA MAYORDOMÍA CRISTIANA Preparado Por: Roberto Locke

I. INTRODUCCIÓN A LA MAYORDOMÍA CRISTIANA.

En este estudio, queremos considerar el deber del cristiano en cuanto a la mayordomía cristiana. Dios es el dador de grandes bendiciones, tanto materiales,

como espirituales. Al recibir esas bendiciones, el cristiano llega a ser responsable delante de Dios por ellas. Este estudio ha sido escrito para considerar esas

responsabilidades.

A. ¿QUE SIGNIFICA LA PALABRA "MAYORDOMÍA"?

¿Qué es un mayordomo? Un mayordomo es "uno que cuida y atiende los negocios de otra persona."

Encontramos un ejemplo bíblico de este trabajo en José, el hijo de Jacob, y mayordomo de la casa de Potifar. (Génesis 39:1-6,8,9) Era responsabilidad de José cuidar y atender los negocios de Potifar.

Como hijos de Dios, somos mayordomos de Dios, responsables de cuidar y atender todas las cosas que Dios nos ha encomendado. (1 Corintios 4:1,2) Somos mayordomos [administradores] de:

1. Los Misterios de Dios. (1 Corintios 4:1)

2. El Ministerio y la Palabra de la Reconciliación. (2 Corintios 5:18,19)

3. El Tesoro [en vasos de barro]. (2 Corintios 4:7)

4. Las Finanzas y las Posesiones personales.

5. La Vida - cuerpo, talentos, dones, etc.

Muchos creyentes asocian la frase “mayordomía cristiana” sólo con las finanzas, pero no es así. Incluye a todo lo demás.

B. ¿QUE ES LO QUE ABARCA LA MAYORDOMÍA CRISTIANA?

1. EL CUERPO.

Dios ha dado al creyente un cuerpo físico para ser usado en el servicio del Señor. Su cuerpo debe ser

a. Ofrecido en sacrificio vivo al Señor. Romanos 12:1,2.

Es tan fácil entregar los miembros del cuerpo a la carne, y vivir en pecado (Romanos 6:12,13a). Sin embargo, Dios quiere que sus hijos entreguen sus miembros a El, como instrumentos de

justicia (Romanos 6:13b). ¿Ha entregado usted su cuerpo al control de Dios? Es la voluntad de Dios.

b. Utilizado para la Gloria de Dios. 1 Corintios 6:19,20.

Dios compró al creyente el día que le salvó, con la sangre de su Hijo, Jesucristo. Por lo tanto, el cristiano pertenece a Dios. Es su deber glorificar a Dios en su cuerpo y en su espíritu, los cuales son de Dios.

2. LOS TALENTOS.

¿Qué es un talento? Es "una capacidad natural, poseída desde el nacimiento físico, cuyo desarrollo y éxito dependen del esfuerzo propio."

Algunos ejemplos son: la capacidad de CANTAR, DIBUJAR, MEMORIZAR, y muchos otros más. Dios ha dado talentos a todos los que han nacido en el mundo. Estos talentos deben ser usados para la gloria de Dios. ¿Ha entregado sus talentos al Señor para Su propósito eterno?

3. LOS DONES ESPIRITUALES.

¿Qué es un don espiritual? Es "una capacidad espiritual, recibida en el momento de creer en Cristo, cuyo desarrollo y éxito dependen del poder del Espíritu Santo."

Cada cristiano posee por lo menos un don espiritual que debe ser usado en el servicio del Señor. (1 Corintios 12:11)

Las listas de dones espirituales se encuentran en tres pasajes

bíblicos - Romanos 12:3-8; 1 Pedro 4:9-11; y, 1 Corintios 12:8-10,28-

30.

De estas listas, sólo cuatro de los dones no siguen vigentes actualmente - los dones señales de lenguas, interpretación de lenguas, milagros, y sanidades. Los demás todavía están siendo distribuidos a los miembros del cuerpo de Cristo, en el momento de creer en El. Nadie posee todos los dones; el Espíritu Santo los reparte a cada uno según Su voluntad. (1 Corintios 12:11)

Es la responsabilidad del creyente descubrir su don, y usarlo para la gloria de Dios. ¿Sabe cuál es su don? ¿Está usándolo para servir al Señor?

4.

EL TIEMPO.

Todos nosotros tenemos la misma cantidad de tiempo disponible en el día - 24 horas. Es la responsabilidad del creyente ocupar esas horas en una manera que glorifique a Dios. Sin embargo, muchos desperdician su tiempo. Las 24 horas tienen que ser vividas a la luz de la eternidad. Algún día, tendremos que dar cuenta al Señor por el uso de nuestro tiempo. (Juan 9:4) ¿Está ocupando su tiempo para el Señor?

5.

LAS FINANZAS (o Las Posesiones).

Dios ha puesto en nuestras manos todo lo que tenemos, tanto el dinero como las posesiones. Todo esto pertenece al Señor, y debe ser invertido u ocupado de tal manera que Dios sea glorificado.

C. ¿CUAL DEBE SER LA ACTITUD CRISTIANA HACIA LAS COSAS MATERIALES?

(Lucas 12:15) - "Y les dijo: Mirad y guardaos de toda avaricia (una inclinación desordenada a las riquezas); porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee." (1 Timoteo 6:6-10)

La actitud del cristiano debe ser: La vida no consiste de las cosas que poseemos. Dios no nos bendice económicamente para acumular cosas para nosotros mismos, sino para usarlas para Su honra y Su gloria. Debemos vivir de tal manera que podamos entregar más para la obra del Señor. POSEEMOS LAS COSAS, PERO LAS COSAS NO NOS DEBEN POSEER. No es pecado tener posesiones, pero sí, es pecado ser poseído por las posesiones. No debemos ser egoístas con lo que Dios nos ha dado. (1 Timoteo 6:17-19)

La responsabilidad del mayordomo puede ser resumida en una sola palabra - FIDELIDAD. (1 Corintios 4:2) - "Ahora bien, se requiere de los administradores (mayordomos) que cada uno sea hallado fiel." Ricos o pobres, tenemos que ser fieles con todo lo que tenemos. Lo importante no es cuánto uno tiene, sino qué está haciendo con lo que tiene.

II. LA MAYORDOMÍA CRISTIANA - Las Finanzas.

A. ¿CUÁNDO DEBO DAR? 1 Corintios 16:2 - "Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado."

La mejor respuesta es CON REGULARIDAD. Los primeros cristianos apartaron y entregaron sus ofrendas cada primer día de la semana, (o sea, el domingo). Lo más importante es dar fielmente, y con regularidad.

B. ¿CUÁNTO DEBO DAR?

¿Cuánto debe dar el creyente?

¿el diezmo? ¿una ofrenda? ¿el diezmo y una ofrenda? ¿los dos y más aún?

Alguien ha dicho que la Iglesia se ha equivocado en la pregunta. En vez de preguntar, ¿Cuánto debe dar el cristiano?, hay que preguntar ¿Con cuánto debe quedar el cristiano?

Quisiera hacer algunas sugerencias.

1. Debemos dar de acuerdo a la medida con que Dios nos haya prosperado. 1 Cor. 16:2 - "…según haya prosperado…".

Si gano poco, no puedo dar MUCHO; si gano mucho, no puedo ni debo dar POCO. Entregamos al Señor según lo proporcionado por El. Si Dios nos ha bendecido en gran manera, es para que podamos ser una bendición para otros. (2 Timoteo 6:17-19)

No puedo dar lo que no tengo; tampoco debo usar la excusa de la pobreza para no dar lo justo y correcto. Lo que pertenece al Señor es de El. No tengo derecho de gastarlo para otra cosa. (Malaquias 3:6-10)

2. Debemos dar generosamente. 2 Corintios 9:6 - "El que siembre escasamente, también segará escasamente; y el que siembre generosamente, generosamente también segará."

Es imposible dar más que Dios. Si damos mucho, Dios nos devolverá de acuerdo a nuestro sacrificio. Si damos poco, recibiremos poco.

3. Debemos dar con sacrificio.

2 Corintios 8:1-5. (De su profunda pobreza, las iglesias en Macedonia dieron a la necesidad de los siervos del Señor.)

2 Corintios 8:9 (El Señor Jesucristo era rico, pero se hizo pobre para que por su pobreza fuésemos hechos ricos espiritualmente.)

¿Cuándo fue la última vez que usted realmente sacrificó para apoyar la obra del Señor? Dios es digno de todo sacrificio.

4. Debemos dar proporcionalmente.

100 pesos para el que gana 100, es el 100% 100 pesos para el que gana 1000, es el 10%. 100 pesos para el que gana 10,000, es 1%.

Los que ganan poco deben dar el mismo porcentaje que los que ganan mucho.

No hay discusión respecto a CUANTO PERTENECE AL SEÑOR. TODO LE PERTENECE A EL. Tampoco hay una discusión respecto a QUE PARTE debemos darle. DEBEMOS DARLE LAS PRIMICIAS. (Mateo 6:33; Proverbios 3:9,10) Debemos dar al Señor primero, y después, comprar la comida y pagar las cuentas. Si honramos al Señor con las primicias, El honrará nuestra fe, supliendo nuestras necesidades. (Filipenses 4:19)

¿CUANTO DEBEMOS DAR, ENTONCES? (2 Corintios 9:7) - "Cada uno dé como propuso en su corazón." El corazón redimido hará todo lo posible para mostrar su agradecimiento al Señor.

Hay tres responsabilidades principales:

a. EL DIEZMO.

La pregunta que se escucha muy a menudo es: Si ya no estamos bajo la ley, ¿estamos obligados a dar el diezmo? La respuesta es sencilla, si consideramos dos pasajes de la Biblia en su contexto. Estos pasajes enseñan que el diezmo empezó antes de la ley, y por lo tanto, no se terminó cuando se inició esta dispensación de la gracia. Los dos pasajes bíblicos son:

Génesis 14:17-20. (Abraham) Génesis 28:20-22. (Jacob)

Bajo la ley, el diezmo fue obligatorio. Bajo la gracia, debemos dar por lo menos esa cantidad voluntariamente al Señor. La gracia no es la libertad de no dar el diezmo, sino la libertad de dar aún más al Señor.

EL DIEZMO ES SOLO LA BASE DE NUESTRA OFRENDA AL SEÑOR. Al dar el diezmo, sólo hemos empezado a dar. Alguien dijo - "Al dar el diezmo, hemos entregado sólo lo que ya pertenece al Señor. No hemos dado nada todavía de lo nuestro."

El diezmo es para el sostenimiento de la Iglesia local.

b. LAS OFRENDAS.

(Malaquias 3:6-10)

El diezmo es la décima parte de las ganancias; la ofrenda es algo más que el diezmo. (Éxodo 35:20-22,29; 36:4,5)

Vemos entonces, que las ofrendas son obligatorias también. Debemos dárselas al Señor. La cantidad de esa ofrenda es según la disposición del creyente. Hay que dar algo, pero la cantidad depende del individuo.

c. EL SACRIFICIO.

Hay ocasiones cuando debemos realmente sacrificar para la obra del Señor. (2 Corintios 8:1-5) [Las Iglesias de Macedonia]

Pienso que esta ofrenda es completamente voluntaria. Lo que sacrificamos no tiene nada que ver con el diezmo y las ofrendas; es algo aparte – tal vez para una construcción, un siervo del Señor, un misionero, una emergencia en la iglesia

C. ¿EN QUE ESPÍRITU DEBEMOS DAR? (2 Corintios 9:7)

1. De Corazón. (No por obligación ni por necesidad)

Debemos dar porque queremos hacerlo, y no porque es una obligación. Es una expresión de amor para con el Señor. Por lo tanto, debemos hacerlo con una actitud positiva.

2. Con Alegría. (No con tristeza).

El hecho de dar al Señor debe llenarnos de gozo. La Biblia dice que Dios ama al dador alegre. La palabra "alegre" en griego da la idea de "una persona, tan llena de gozo, que casi está riéndose al dar su ofrenda."

D. ¿A QUIÉNES DEBO DAR?

1. A La Iglesia Local. (1 Corintios 16:2)

El ministerio de la Iglesia local se sostiene por los diezmos del pueblo de Dios. Todo el diezmo debe ser entregado a la Iglesia local.

2. A Los Pobres.

(Gálatas 2:10)

Los que han recibido bendiciones materiales del Señor deben compartirlas con los que no tienen nada. Este principio es bastante claro en las Escrituras. Vemos el ejemplo de la Iglesia de Jerusalén en Hechos 2:43-45.

3. A Las Viudas. (1 Timoteo 5:3,4)

Estas son las viudas de la Iglesia que están sin ninguna posibilidad de sostenimiento económico de parte de su familia. El mismo pasaje habla de los requisitos que la viuda tiene que cumplir para ser digna de esta ayuda. La Iglesia es responsable de cuidar de esta mujeres piadosas.

4. A Los Siervos de Dios. (1 Timoteo 5:17,18)

Los que predican el evangelio deben vivir del evangelio. Es la responsabilidad de la Iglesia apoyar económicamente a su Pastor, para que él pueda dedicarse al ministerio de la Palabra y de la oración. A veces, el siervo del Señor tiene necesidades especiales. El creyente puede aprovechar la oportunidad de ayudar a suplir su necesidad.

E. ¿CUÁLES SON LOS RESULTADOS DE DAR?

1. Bendiciones Materiales. (Proverbios 3:9,10)

No estoy diciendo que el hecho de dar al Señor nos asegura abundantes riquezas. Sin embargo, si soy fiel en este aspecto de mi vida, Dios se ocupará de suplir mis necesidades. (Mateo 6:33; Filipenses 4:19)

2. Bendiciones Espirituales. (Lucas 16:10,11)

Si somos fieles en lo material, Dios ha prometido bendecirnos en lo espiritual.

3. Felicidad. (Malaquias 3:10)

4. Tesoros en el Cielo. (Lucas 18:22; Marcos 9:41)

Todo lo que damos y sacrificamos ahora recibirá su recompensa en la gloria. (1 Corintios 3:10-15; 1 Corintios 4:5; 2 Corintios 5:10)

Conclusión:

La Biblia habla mucho en cuanto a la Mayordomía Cristiana. Es nuestra responsabilidad cumplir ser fieles - en todo aspecto, sea del cuerpo, los talentos, los dones espirituales, el tiempo, o las finanzas. ¡Qué Dios nos ayude a cumplir nuestro deber!

PREGUNTAS: Estudio de La Mayordomía Cristiana

1. Escriba aquí la definición de un "mayordomo".

2. Escriba un ejemplo bíblico de un mayordomo. (Génesis 39:1-6,8,9)

3. Según 1 Corintios 4:1, el cristiano es administrador (mayordomo) de "los

Dios".

de

4. La mayordomía cristiana abarca cinco diferentes cosas. Escríbalas aquí.

a.

b.

c.

d.

e.

5. Según Romanos 12:1,2, el creyente debe ofrecer su cuerpo en

Señor.

vivo al

6. Según 1 Corintios 6:19,20, el cuerpo y el espíritu del creyente deben ser utilizados para a Dios.

7. Escriba la definición de un talento. Un talento es

8. Escriba aquí su talento (o talentos).

9. Escriba la definición de un don espiritual. Un don espiritual es

10. Si usted sabe cuál es su don espiritual, escríbalo aquí.

11. Cada cristiano posee por lo menos ? don(es) espiritual(es). (Escriba la letra aquí.)

a. 1

b. 3

c. 2

12. ¿Cuál debe ser la actitud del cristiano respecto a las cosas materiales?

13. Según 1 Corintios 4:2, ¿cuál es la responsabilidad principal de un administrador

(mayordomo)?

14. Según 1 Corintios 16:2, ¿en cuál día de la semana debe el creyente entregar sus ofrendas al

Señor?

15. Según 1 Corintios 16:2, el creyente debe dar de acuerdo a la medida con que Dios le haya

16. Según 2 Corintios 9:6, el creyente debe dar g

17. Según 2 Corintios 8:2, las iglesias de Macedonia ofrendaron de su profunda

18. Según 2 Corintios 8:9, ¿por qué se hizo pobre el Señor Jesucristo?

19. El creyente debe dar las p

al Señor. (Proverbios 3:9,10)

20. El creyente tiene tres responsabilidades en cuanto a su ministerio de dar. Escríbalas de las

notas.

a.

(Génesis 14:17-20)

b.

(Malaquias 3:6-10)

c.

(2 Corintios 8:1-5)

21. Escriba los nombres de dos personajes bíblicos que dieron su diezmo al Señor.

a.

(Génesis 14:17-20)

b.

(Génesis 28:20-22)

22. Verdadero o Falso. (Subraye la respuesta correcta)

El diezmo empezó con la ley de Moisés.

23. El creyente puede robar a Dios de sus

y

24. Según 2 Corintios 9:7, el creyente debe ofrendar no con

, porque Dios ama al dador

(Malaquias 3:8)

, ni por

25. ¿Quiénes son las personas y cuáles son los ministerios que merecen nuestro apoyo

económico como cristianos? Escriba la lista de las cuatro cosas que aparece en las notas.

a.

b.

c

d.

26. Escriba la lista de los cuatro resultados de dar.

a

b.

c

d

27. Verdadero o Falso. (Subraye la respuesta correcta)

El cristiano debe dar proporcionalmente.