Está en la página 1de 2

INVESTIGACIÓN

Principios de bioseguridad para

una producción sustentable utilizando camarones SPF

La bioseguridad es esencial para aprovechar todo el potencial genético de la estirpe SPF que

La bioseguridad es esencial para aprovechar todo el potencial genético de la estirpe SPF que es producida selectivamente, tal como sucede con los camarones reproductores del Instituto Oceánico.

L a bioseguridad consiste en la exclusión de determinados agentes patógenos en cultivos acuáticos como estanquerías,

granjas y laboratorios de reproductores; o en grandes regiones con el propósito de preve- nir enfermedades. Los componentes básicos de bioseguridad incluyen el conocimiento de las enfermedades, los métodos de detección adecuados y el uso de organismos “limpios”.

El control ambiental y las buenas prácticas

de cultivo ayudan a prevenir la introducción

y propagación de agentes patógenos. Se

debe contar con una estrategia en caso de

un brote de enfermedad.

tante en el desarrollo de una industria camaro- nera madura y sostenible.

SPF y bioseguridad

Un componente esencial en el concepto de organismo SPF es la bioseguridad, la comprensión y el cumplimiento de lo que es fundamental para aprovechar por completo el potencial genético de las poblaciones de camarón SPF. Al aplicarlo en

la acuacultura, la bioseguridad se puede definir

como la práctica de exclusión de patógenos específicos en cultivos acuáticos como estanque- rías, granjas y laboratorios de camarones repro- ductores; o en regiones enteras y países con el propósito de prevenir enfermedades.

En el contexto de una granja camaronera, algunos de los componentes básicos de biose- guridad incluyen el conocimiento sobre enfer- medades de importancia y enfermedades o

patógenos excluyentes, métodos de diagnóstico y detección adecuados, y el uso de organismos saludables. El control ambiental previene la intro- ducción y diseminación de agentes patógenos, mientras que las practicas efectivas de manejo apoyan su aplicación continua. Los programas de monitoreo pueden disminuir la propagación de una infección, mientras que los planes para

la contención de la enfermedad, erradicación y

desinfección deben estar listos en caso de presen-

tarse el brote de una enfermedad.

Gestión sanitaria

Durante la década pasada, la tendencia global en la industria camaronera incluía el uso de

Los patógenos que pueden conducir a brotes

organismos libres de patógenos específicos (SPF)

de

enfermedades son los virus, bacterias, hongos,

para mitigar las perdidas en la cosecha debido a

parásitos y comensales. Los síndromes tóxicos

patógenos virales, los cuales históricamente han

y

condiciones ambientales extremas también

causado pérdidas significativas en la producción y rentabilidad de las granjas alrededor del mundo. Especialmente, esto es cierto para las poblaciones

pueden comprometer la salud de los camarones y conducirlos a una infección secundaria por pató- genos.

SPF de camarón blanco del Pacifico, Litopenaeus vannamei, que desde su introducción en Asia a finales de 1990 han logrado un incremento

Para evitar una infección por patógenos, se deben tomar en cuenta importantes consi-

notable en la producción camaronera a nivel

deraciones de manejo sanitario lo cual incluye,

mundial durante los últimos años.

el

control de las poblaciones, la alimentación,

la

calidad del agua, la aireación y los procedi-

El establecimiento de camarones SPF y el

mientos de saneamiento y desinfección. De éstos,

correspondiente desarrollo de programas de

el

control poblacional es el más importante, ya

domesticación y crianza, han sido un paso impor-

que funciona como la base del concepto SPF; a

28

INDUSTRIA ACUÍCOLA

como la base del concepto SPF; a 28 INDUSTRIA ACUÍCOLA Para lograr el éxito, en estos

Para lograr el éxito, en estos estanques de camarón recubiertos de 660 m2 en China, se debe controlar el ambiente del cultivo mediante la aplicación de bioseguridad en cada aspecto operacional.

pesar de utilizar los controles ambientales para excluir a los patógenos, son también esenciales para mantener la salud de los organismos.

Con el fin de implementar un plan de biose- guridad eficaz en toda una instalación, existen varias medidas de control de enfermedades a considerar durante todas las fases de produc- ción. Estas incluyen la filtración y desinfección adecuada de las fuentes de agua y efluentes. La verificación y el uso exclusivo de organismos libres de patógenos y fuentes de alimentación, junto con el uso de sistemas de producción bioseguros,

Los principios subyacentes de la exclusión de patógenos, se centran principalmente en los agentes patógenos que pueden ser identificados con certeza utilizando métodos de diagnóstico actuales. Técnicas de biología molecular como la prueba de reacción en cadena de la polime- rasa dirigida a la identificación de agentes pató- genos específicos, así como la microscopía directa dirigida a la identificación de los síntomas más generales de una enfermedad, se utilizan común- mente en este sentido.

Control de enfermedades

CALIDAD

SERVICIO

PRECIO

sentido. Control de enfermedades CALIDAD SERVICIO PRECIO Postlarvas de laboratorio cultivadas de manera

Postlarvas de laboratorio cultivadas de manera “silvestre”.sentido. Control de enfermedades CALIDAD SERVICIO PRECIO Certi cadas contra Mancha Blanca y Taura. Transporte,

Certi cadas contra Mancha Blanca y Taura. cadas contra Mancha Blanca y Taura.

Transporte, entrega y aclimatación.Certi cadas contra Mancha Blanca y Taura. E E Estamos Ubicados en Mazatlán, Sinaloa, Ejido Isla

E E
E
E
Estamos Ubicados en Mazatlán, Sinaloa, Ejido Isla de la Piedra Tel/fax: (669) 917 41 99,
Estamos Ubicados en Mazatlán, Sinaloa,
Ejido Isla de la Piedra
Tel/fax: (669) 917 41 99, Cel: (669) 142 22 02
ecolarvas@hotmail.com
INDUSTRIA ACUÍCOLA
29
142 22 02 ecolarvas@hotmail.com INDUSTRIA ACUÍCOLA 29 Los patógenos oportunistas no excluyentes como las especies

Los patógenos oportunistas no excluyentes como las especies de Vibrio, pueden causar una infección debido a deficientes prácticas de manejo o condiciones ambientales extremas. Además, algunos agentes etiológicos pueden ser no excluyentes debido a que los actuales métodos de diagnóstico no son adecuados para su detección, o los métodos de exclusión son de costo prohibitivo.

A pesar de que los vectores de patógenos más comunes de enfermedades de camarón son transmitidos por agua o aire, las enfermedades también pueden internarse en los cultivos a través de semilla de camarón infectado, alimentos infec- tados, el tráfico humano y equipos o materiales no sanitizados. Existen también distintos grados de riesgo asociados con diferentes vectores de enfermedades, que van desde un alto riesgo al transportar camarones vivos procedentes de zonas infectadas, o un bajo riesgo al procesar alimento con harina de camarón (Figura 1). Las consideraciones en un sitio específico de riesgo y un adecuado manejo, dictan las estrategias de bioseguridad en materia de exclusión de pató- genos.

de riesgo y un adecuado manejo, dictan las estrategias de bioseguridad en materia de exclusión de

son también medidas importantes para reducir el potencial de introducción de enfermedades.

Desde el punto de vista operativo, la restric- ción al acceso público y el transporte de los animales, personal y equipo dentro de una insta- lación, ayuda a mitigar la aparición y propagación de enfermedades. Es importante destacar que la implementación de un programa de monitoreo sanitario puede anticiparse a la propagación de una infección. Los programas de vigilancia de enfermedades son especialmente importantes para documentar el estado de salud a través del tiempo y mantener el control de la población.

Maduración y operaciones de cultivo

Para la maduración y operaciones de cultivo, la identificación de puntos críticos de control y los patrones de flujo de trabajo óptimos diri- gidos a minimizar el riego de una infección, son consideraciones importantes para un plan de bioseguridad eficaz. Las principales áreas de enfoque incluyen las entradas de una instalación para prevenir la transmisión de infecciones por el medio ambiente en general, y la aplicación de métodos adecuados de tratamiento de agua para excluir a los agentes patógenos y asegurar un ambiente de cultivo sano.

mayor importancia en las operaciones de madura- ción y eclosión. Los períodos regulares de secado han demostrado su eficacia en la mitigación de este tipo de brotes de enfermedades. Estos períodos de secado pueden ser apoyados por la estrategia “todo dentro, todo fuera”, practicada por muchos operadores en criaderos comerciales para la desinfección de las granjas de producción entre cada cíclo.

Operaciones de engorda

Para las operaciones de engorda, el diseño de la granja camaronera puede influir en la efecti- vidad del plan de bioseguridad. La ubicación con respecto a otras granjas, el diseño del canal de llamada y los efluentes, la compartimentación de los estanques y el tipo de sistema de cultivo utili- zado, todo esto desempeña un papel importante para determinar que tan apropiado es el plan de bioseguridad implementado.

Las estrategias de manejo para una biosegu- ridad efectiva incluyen procesos de filtración y desinfección del agua marina, la implementación de programas de poslarva de calidad y pobla- ciones de poslarva o juveniles para mejorar la supervivencia y disminuir los periodos de produc- ción.

Otros ámbitos clave son la verificación y/o evaluación de los reproductores que ingresarán a un sistema de maduración para asegurar la condi- ción de SPF, y el uso de alimentos analizados para patógenos de camarón, desinfectados o proce- dentes de fuentes conocidas de SPF. La desinfec- ción de huevos y nauplios, además de una rutina de limpieza y desinfección de equipos y sumi- nistros (incluyendo las líneas de aire y agua) son aspectos muy importantes; así mismo es relevante tener un control de calidad y desinfección en el alimento vivo que incluye algas y Artemia.

Las bacterias y hongos son los patógenos de

Los gerentes deben de conocer aquellos factores que desencadenan enfermedades como:

cambios bruscos en la calidad del agua, salinidad extrema, temperatura y pH; niveles bajos de oxigeno disuelto; altas densidades; concentración de compuestos tóxicos en el agua; altos niveles de sólidos suspendidos; brotes inestables de fito- plancton; escasez crónica de alimento; excesiva manipulación y un historial de enfermedades en el ambiente.

Se pueden emplear numerosas estrategias

de manejo en los estanques para controlar los factores desencadenantes y mitigar los brotes de enfermedad. Estas estrate-

gias van desde el uso mínimo de agua en los estanques hasta el tratamiento de los cultivos. Cier- tamente, con el fin de diseñar un plan de bioseguridad efectivo, se debe contar con el conocimiento básico de la epizootiología de una enfermedad en particular, para entender cómo los pató- genos pueden ser transmitidos y cómo prevenir la infección.

Nivel de riesgo

Nivel de riesgo Alto 1,000 X: Moderado 100 X: Bajo – Muy Bajo 10 X- 1
Nivel de riesgo Alto 1,000 X: Moderado 100 X: Bajo – Muy Bajo 10 X- 1

Alto

1,000 X:

Moderado

100 X:

Bajo – Muy Bajo 10 X- 1 X:

- Camarón vivo no analizado de zonas positivas

- Camarón vivo analizado de zonas positivas

- Falla al excluir vectores de enfermedades

- Uso de aguas no tratadas/ ltradas

- Alimento fresco o congelado para larva o reproductores de zonas positivas

- Alimento fresco o congelado de zonas negativas

- Uso de camarón SPF

- Productos de crustáceos cocinados o desecados

- Alimentos procesados con harina de camarón

Figura 1. Los niveles relativos de riesgo presentados por ciertos tipos de productos camaroneros. Tomado de “Bioseguridad en sistemas de producción acuícola; Exclusión de patógenos y otros indeseables”, por Donald V. Lightner, 2003.

En la actualidad, los princi- pales patógenos de interés en

30

INDUSTRIA ACUÍCOLA

pales patógenos de interés en 30 INDUSTRIA ACUÍCOLA INDUSTRIA ACUÍCOLA 31 los estanques de engorda incluyen

INDUSTRIA ACUÍCOLA

31

los estanques de engorda incluyen al virus del síndrome de la mancha blanca (WSSV), el virus de la cabeza amarilla (YHV), el virus del síndrome de Taura (TSV) y el virus de la mionecrosis infecciosa (IMNV). Estos patógenos virales tienen métodos únicos para infectar y pueden ser transmitidos a través de diversos vectores.

Ciertos vectores pueden ser aminorados con una filtración adecuada, el revestimiento de estanques y la regulación de la temperatura y salinidad. Por ejemplo, la filtración del agua con membranas de 250 μ para evitar la introducción de acarreadores, así como mantener la tempera- tura de los criaderos a más de 32 °C para mini- mizar la infección; esto ha demostrado ser una estrategia eficaz contra el WSSV. De igual forma, la infección por TSV, que es transmitida vía aérea por las heces de aves, puede ser aminorada con recubrimientos en los estanques; que a su vez funcionan como aislante térmico.

Perspectivas

En resumen, una buena apreciación de las relaciones entre la salud de las poblaciones, el medio ambiente y los mecanismos de infección que pueden causar brotes de enfermedades, es fundamental para la efectividad de cualquier medida de bioseguridad. En la práctica, la biose- guridad implica la identificación de riesgos y la aplicación continua de medidas para reducir esos riesgos. En última instancia, las consideraciones económicas desempeñan también un papel crucial en la determinación del alcance de un plan de bioseguridad eficaz.

Es importante destacar que el desarrollo de procedimientos operativos estándar que describen los protocolos de control y un personal bien capacitado, que comprenda la naturaleza de los agentes infecciosos y cómo estos son transmi- tidos por humanos y otros vectores, son aspectos esenciales de la bioseguridad. Finalmente, todo esto sirve para promover el desarrollo de un mercado maduro y una industria del cultivo de camarón sustentable a nivel mundial.

Steve M. Arce, Oceanic Institute 41-202 Kalanianaole Highway Waimanalo, Hawaii 96795 USA. sarce@oceanicinstitute.org

Shaun M. Moss, Ph.D. Oceanic Institute. Donald V. Lightner, Ph.D., Department of Veterinary Science and Microbiology University of Arizona Tucson, Arizona, USA.

Arce S.M., Moss S.M., Lightner D.V. “Biosecurity principles for sustainable production using SPF shrimp”. Artículo publicado en la revista Global Aquaculture Advocate. Edición Mayo-Junio 2011, Volumen 14, edición 3. Páginas 14-16.