Está en la página 1de 3

Una Poética personal en "El gato negro" Jorge Alejandro Bárcenas Gómez Huérfano desde los dos años y muerto

en un trance probablemente inducido por el alcohol, la vida de Edgar Allan Poe siguió siempre de cerca a sus ficciones. Su literatura ha sido calificada de diversas formas, entre ellas de literatura de terror, de horror, gótica, fantástica, de aventuras. También se le ha considerado creador del género policial y fundador del cuento canónico. Sobre Allan Poe se ha escrito mucho y no inmerecidamente pues su biografía legendaria sólo es igualada por su propia obra. Así son justamente célebres varios de sus cuentos. D.H. Lawrence y Stevenson comentaron su cuento "El tonel de amontillado", Joseph Conrad elogiaba la perfecta manufactura de "Manuscrito hallado en una botella" y Baudelaire introdujo su nombre en Francia con la publicación en una revista del cuento que ahora nos ocupa: "El gato negro". Me ocupo de este cuento no sólo por la fascinación que ejerce sobre mí, sino también porque —como tantos otros cuentos de Poe— representa una poética personal sobre el cuento y sobre la literatura. Y ahora que vuelvo sobre este cuento por enésima vez, recuerdo mi primera reacción ante él. En esa ocasión, el acontecimiento narrado que más fascinación ejerció sobre mí (y lo sigue haciendo) es el momento en que el narrador y protagonista mata a su mujer con un hachazo en mitad del cráneo. ¿Miedo? ¿Morbo? ¿Compasión? ¿Qué reacción se suscitó en mi ser, en mis vísceras cuando leí eso? Seguramente releí las líneas que refieren el asesinato, buscando confirmar esa brutalidad, pero en ese momento no puede entender la fascinación que ejerció sobre mí. Ulteriores lecturas me dejaron comprender que ese detalle me asombraba por la llaneza, la simpleza que cobraba el acontecimiento en la narración de Poe, como si se tratara de un evento cotidiano, rutinario, en el que no hay que reparar porque se puede hace automáticamente. Esta simpleza poco o nada tiene que ver con la vindicación de un relativismo moral sino con la obsesión y la opresión de lo sobrenatural que gana poco a poco al protagonista, vistiéndolo de temor y de horror, sumiéndolo en una fútil lucha interna para explicar con la razón lo

el asesinato de la esposa. porque se adecuan a la historia con una naturalidad aparente que oculta todo el artificio desplegado por el poeta en su obra. de un secreto no sólo son bien diversas sino bastante logradas. hemos comentado. El tiempo del relato es lento porque el lector presencia las explicaciones lógicas que el protagonista busca para los hechos sobrenaturales. Por esa abundancia de explicaciones lógicas el relato adquiere un ritmo psicológico y las acciones se prolongan o se acortan según el narrador nos ofrezca más o menos pormenores sobre su actuación. que lucha contra otra. horrorosos del relato. ¿Por qué? El protagonista nos cuenta la historia cuando ya sucedieron los hechos. que la intriga está en la imbricación de lo sobrenatural y lo horroroso (lo violento) en una realidad que no puede ser explicada con la razón. el ahorcamiento del gato a manos del protagonista. A veces la historia parece querer concentrarse en los detalles escabrosos: el momento en que el protagonista vacía el ojo del gato.sobrenatural: la presencia de un gato después de la muerte en la imagen que permanece en la pared después de un incendio. En nuestro cuento. Es casi innecesario llamar la atención sobre el ritmo del relato. el tiempo se expande y se contrae por la obsesión explicativa y el necio raciocinio del protagonista. en la aparición de otro gato con las mismos rasgos del otro y finalmente en la sorpresiva aparición del gato emparedado sobre la cabeza de la esposa asesinada del protagonista. el incendio. Y tal vez en este aspecto está la poética personal que para mí representa Allan Poe. de igual manera el elemento sobrenatural va y viene entre los renglones de toda la narración ante los ojos del lector. Ahora tiendo a pensar que de hecho el interés de la trama. pero ¿desde dónde la cuenta? ¿Está condenado en la prisión? ¿Es un loco en un manicomio recitando su delirante discurso? ¿Acaso son sus últimas palabras ante una eminente ejecución? Podemos . consiguiendo el desplazamiento o la disminución de los aspectos violentos. Sin embargo. el raciocinio no desentona del conjunto del relato. Pero así como el gato se escabulle entre las piernas del protagonista. Los recursos que Poe explota para la consecución de ese efecto de ocultamiento o disminución de una historia que agoniza frente a otra. generando la sensación de un misterio.

Esto es algo que como lector y escritor tiene para mí una valor inmenso. es la reproducción de una forma de habla —inarticulada. Como he dicho. fragmentada. Poe consigue esa forma agónica y misteriosa del relato. como muestra en "La caída de la casa Usher". sino también de cada detalle. hay fragmentos reflexivos que tienen la perfección autónoma (pero integrada en este caso) de un aforismo o de un epigrama. para asegurar su eventual independencia. Así pues. lo cual es una ventaja inestimable para nuestro siglo vertiginoso. . Con estos y otros muchos recursos. de una lucha. reflexiva de los detalles descriptivos y razonadores. evitando la disgregación de los extensos episodios reflexivos. que necesita cada vez menos de mamotretos estilísticos. como en el caso de "El corazón delator"— o es a través de la descripción —y en este caso Poe tenía un don plástico inigualable. cuando interactúan con un argumento o la historia superficial y convencional. Cuando no es la reflexión —que en otras ocasiones la presume con una excelente facultad ensayística como en "El demonio de la perversidad"—. Pero esto ocurre sin olvidar la perfección poética.imaginar perfectamnete que es la declaración de un homicida o la confesión de un ser enloquecido. de un secreto o de un misterio. su autonomía. el recurso reflexivo no es el único que Poe explota para conseguir el efecto de una agonía. Y lo maravilloso es que las "digresiones" reflexivas están perfectamente logradas en esa unidad: no sólo hay cuidado del todo. Pensar así todo el relato es lo que asegura su unidad. Y aún más: Poe consigue siempre esto con la mayor eficacia de medios posible.

Intereses relacionados