P. 1
6. Investigación evaluativa

6. Investigación evaluativa

4.8

|Views: 5.069|Likes:
Publicado porapi-3746442

More info:

Published by: api-3746442 on Oct 16, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Institución: concepto de la ciencia social, introducido por la sociología positivista y la

antropología funcionalista que designa cualquier dispositivo (material, de organización,

de intercambio) que, con carácter permanente, regula las relaciones de una sociedad en

orden a atender las necesidades humanas (Diccionario enciclopédico Grijalbo, 1995).

La definición anterior plantea la complejidad del concepto institución, el cual puede asumirse

como un complejo de normas institucionalizadas, como cada una de las organizaciones

fundamentales de un estado o nación o como organismo que desempeña una función de

interés público. En lo que si existe acuerdo es en afirmar que la Institución es el testimonio

sensible de la verdad de que el hombre no está solo en el escenario de la vida social y

que una institución sólo tiene fuerza cuando corresponde a la necesidad verdadera y

actualmente sentida que hace establecerla.

Los sociólogos asumen la institución como un complejo de normas institucionalizadas.

Operacionalizando este concepto, debe aclararse que la referencia a normas

institucionalizadas es denotativa. Éstas, para cumplirse, deben ser internalizadas por

quienes las practican. Las normas, además de ser aceptadas e internalizadas, son

sancionadas por el grupo. El hecho de ser sancionadas posibilita que la norma sea guía

de un grupo humano importante.

Es importante aclarar que el concepto de norma es igualmente extenso y complejo. La

norma tiene el sentido de un patrón de medida con acepciones tanto en el mundo de lo

material, como en el campo de la especulación intelectual y en el mundo de los valores.

La norma, cuando es descubierta, promueve la regularidad, la predecibilidad. Sin embargo,

no se hace referencia exclusiva a normas escritas o a disposiciones, se refiere además

a modos activos de vida, a ambientes de desempeño. Un ejemplo de esta concepción

sería el matrimonio, el cual, como institución, se compone de un conjunto de normas,

algunas de las cuales no están escritas. Otros ejemplos podrían ser la familia, la justicia,

la educación, etc., entendidas en su sentido más general.

24

LOS CONCEPTOS DE INSTITUCIÓN-EVALUACIÓN E INVESTIGACIÓN EVALUATIVA Y APROXIMACIÓN A UNA TIPOLOGÍA DE EVALUACIÓN

Planteando el concepto de institución de una manera tan abstracta haría imposible la

evaluación institucional, porque evaluar la justicia o la educación es una acción muy

compleja que implica muchos niveles, diversas prácticas, algunas conscientes otras

inconscientes, unas formales otras informales, pero esta dificultad se resuelve en el hecho

de que toda institución se materializa en una organización concreta y esto es lo que la

gente generalmente llama institución. En si, la educación nunca podría ser evaluada,

pero ella como acción pautada cristaliza en una serie de organizaciones como la

universidad, la escuela, el preescolar y dentro de éstas, a su vez, existen una serie de

suborganizaciones que pueden ser evaluadas. Esto lleva a pensar en los alcances del

término institución, lo cual incidirá en los alcances de la evaluación institucional.

En concordancia con lo anterior podrán distinguirse varios niveles de institución, a saber:

·

Un primer nivel lo constituye la organización total; por ejemplo, la justicia colombiana,

la salud, la educación, etc. Al evaluar éstas, se estarían evaluando todas las

organizaciones en que se cristalizan cada una de las anteriores. Esta evaluación

podría hacerse, pero sería de una gran magnitud y requeriría un equipo de expertos

multidisciplinarios muy numeroso. Otro ejemplo sería el matrimonio colombiano

como institución, aunque esta investigación sería más antropológica y social que

institucional.

·

Un segundo nivel es el de las organizaciones concretas dentro de todo el sector

institucional, por ejemplo una universidad o una facultad, un hospital o una unidad

intermedia de salud, etc. A este nivel, la evaluación es más factible, pues se

facilitan tanto el diseño de la investigación, como la ejecución y el análisis. En

este segundo nivel, la evaluación es total y deben considerarse aspectos del

contexto, insumos, procesos, productos y su impacto social.

En la organización hay que destacar:

– Visión, misión y valores corporativos.

– Propósitos, metas y objetivos.

– Estructura organizacional.

25

LOS CONCEPTOS DE INSTITUCIÓN-EVALUACIÓN E INVESTIGACIÓN EVALUATIVA Y APROXIMACIÓN A UNA TIPOLOGÍA DE EVALUACIÓN

– Funciones planeadas para cumplir los objetivos.

– Recursos: físicos, económicos, humanos, financieros.

– Funcionamiento de la entidad.

– Integración cargos funciones.

– Como se superan los conflictos y desviaciones.

– Resultado de ella en el medio (aceptabilidad e impacto social de sus

realizaciones).

·

El tercer nivel hace referencia a los programas y proyectos. La evaluación de

programas y proyectos trabaja con sectores más restringidos y en niveles mucho

más concretos. El punto de referencia fundamental en esta modalidad de la

evaluación son los objetivos de los programas y los proyectos.

En el lenguaje corriente, se entiende por programa una intención o un designio

planificado, para cuya ejecución se requiere la aplicación de medios determinados

con miras a la obtención de unos resultados o efectos predefinidos. La aplicación

de recursos financieros, humanos, la estructura y procesos organizacionales tiene

como finalidad obtener unos resultados más o menos concretamente definidos.

En este sentido dinámico, el programa no es el mero acto de emplear recursos

con fines determinados, sino más bien un proceso cuyo punto de partida consiste

en la aplicación de los medios y su desarrollo se caracteriza por la secuencia de

ciertos resultados previstos. Si definimos la totalidad de los medios y factores que

habran de transformarse en determinados efectos como “insumo” (input) y la totalidad

de los efectos que en determinado momento se producen como consecuencia de

este proceso de transformación como “producto” (output), entonces, puede

designarse el programa, en un sentido puramente formal, como la transformación

unitariamente organizada de un insumo en un determinado producto previamente

definido, dentro de un sistema socioeconómico o en el ámbito de determinadas

esferas o subsistemas del mismo.

26

LOS CONCEPTOS DE INSTITUCIÓN-EVALUACIÓN E INVESTIGACIÓN EVALUATIVA Y APROXIMACIÓN A UNA TIPOLOGÍA DE EVALUACIÓN

Puerta plantea como condición de un programa su coherencia interna. “Cuando se

habla de coherencia, se entiende que la naturaleza del programa armoniza con la

necesidad o problema que se quiere resolver; que los objetivos son viables, las

metas medibles, los recursos suficientes y adecuados a las estrategias propuestas

y que la metodología utilizada corresponde y garantiza el cumplimiento de esos

objetivos” (1997:77).

Es corriente encontrar en la literatura sobre evaluación de programas y proyectos

diferenciación entre programas y proyectos económicos y programas y proyectos sociales

aunque podría, en un momento dado, considerarse dudosa dicha delimitación ya que

economía y sociedad no son subsistemas de un sistema superior del que provengan ni

topológicamente separables. Todos los programas y proyectos de desarrollo generan

cambios que pueden definirse tanto en términos económicos como sociológicos.

Hay hechos para cuyo análisis debemos recurrir preferentemente a los instrumentos y

técnicas de las ciencias económicas, mientras otros resultan más asequibles a los

métodos de las ciencias sociales y humanas. En la medida en que tales hechos se

identifican como efectos de un proyecto estudiado, los denominaremos efectos económicos

en el primer caso y sociales en el segundo. El criterio diferenciador va implícito en la

metodología específica aplicada al caso.

Existen también diferencias, al respecto, a los objetivos perseguidos y, por tanto, a los

tipos de programas. Una fábrica, al igual que una institución de salud, genera siempre

efectos económicos como sociales. Sin embargo, en la primera predominan finalidades y

características estructurales que se formulan generalmente en categorías económicas,

mientras que en la segunda, los objetivos y características se definen por lo regular

mediante el empleo de categorías referentes a beneficios sociales. En virtud de lo anterior

denominamos como proyectos económicos a aquellos que persiguen, ante todo, fines

económicos, y programas sociales a aquellos cuya finalidad principal consiste en beneficios

expresados en términos sociológicos, sociopolíticos, culturales o psicosociales. Esta

distinción es puramente operativa, independiente de toda consideración teórico-científica

y tiene por objeto únicamente una delimitación pragmática de los factores económicos y

sociales en los procesos de desarrollo.

27

LOS CONCEPTOS DE INSTITUCIÓN-EVALUACIÓN E INVESTIGACIÓN EVALUATIVA Y APROXIMACIÓN A UNA TIPOLOGÍA DE EVALUACIÓN

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->