P. 1
Validación Metodológica.Com.Aché

Validación Metodológica.Com.Aché

|Views: 9.235|Likes:
Publicado porLu Palacios Feltes
Validación de una metodología participativa, a través de una prueba piloto, para conocer el Perfil Alimentario y Nutricional de pueblos indígenas, en este caso una comunidad Aché del Departamento de Caazapá
Validación de una metodología participativa, a través de una prueba piloto, para conocer el Perfil Alimentario y Nutricional de pueblos indígenas, en este caso una comunidad Aché del Departamento de Caazapá

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Lu Palacios Feltes on May 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/20/2013

pdf

text

original

Sections

ACF INTERNATIONAL

Estudio Participativo de Validación Metodológica:
“Sistema Alimentario y Nutricional de la comunidad Ypetîmi de la etnia Aché del Distrito de Abaí, Departamento de Caazapá”.

Convenio Soberanía Alimentaria 06-C01-090

El Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), es el organismo técnico responsable de la implementación y desarrollo del Plan Nacional de Alimentación y Nutrición, que posibilita afianzar la oferta de servicios a la población, además de promover la investigación y la capacitación del Gabinete del Ministerio de Salud Publica y Bienestar Social.

Oficina del INAN Avda. Santisima Trinidad e Itapúa Tel-Fax: +(595 21) 661 779 e-mail: inanpy@hotmail.com www.inan.gov.py

La Fundación Acción Contra el Hambre (ACH) es una organización de ayuda humanitaria de ámbito internacional, apolítica y aconfesional, que interviene en 40 países de los cinco continentes. Desde el año 2007 está presente en Paraguay, llevando a cabo proyectos de desarrollo rural, seguridad alimentaria y nutricional.

Oficina de Acción Contra el Hambre Legión Civil Extranjera y J. Eulogio Estigarribia Edificio Firenze, “3C” Tel-Fax: +(595 21) 661 779 e-mail: hom-py@achesp.org www.accioncontraelhambre.org

El contenido de este estudio es responsabilidad exclusiva de los autores, y en ningún caso debe considerarse que refleja los puntos de vista de ACH/AECID/INAN.

2

Equipo de Investigación
Referente de la comunidad: Ceferino Kreigi Duarte Equipo ACH Paraguay; Venus Caballero Almada, Graciela Galeano, Lucía Palacios Feltes, Carmen Franco Equipo Técnico de campo INAN; Nancy Schapt María Emilia Benítez Ríos Carrera de Ecología Humana (FCA); José Luis Rodas Consultora externa: Blanca Portillo Quintana Análisis de datos antropométricos - Equipo INAN/SISVAN Justina Zelada, Nadia Martínez (Sección Embarazadas) Leticia Bobadilla, Alicia Rodas (Sección Niños menores de 5 años) Fátima Kanasawa (Mujeres Adultas) Silvana Martinetti, Mariela Brizuela (Sección Niños Escolares) Agradecimientos a PLAN Paraguay

Asunción, Agosto 2010

3

INDICE 1. 2. INTRODUCCIÓN ............................................................................. 6 MARCO TEÓRICO............................................................................ 7 2.1. 2.2. 2.3. 2.4. Los pueblos indígenas de América Latina y el Caribe ........................... 8 Pueblos indígenas del Paraguay .................................................... 9 El pueblo Aché ....................................................................... 11 Soberanía y Seguridad Alimentaria Nutricional ................................. 13 Soberanía Alimentaria ........................................................ 13 Seguridad Alimentaria y Nutricional ........................................ 13 Pilares de la Seguridad Alimentaria ......................................... 14 Los Hábitos Alimentarios ..................................................... 15 Situación nutricional de la población indígena en Paraguay ............ 17

2.4.1. 2.4.2. 2.4.3. 2.4.4. 2.5. 2.6. 3. 3.1. 3.2. 3.3. 3.4. 4. 4.1. 4.2. 4.3. 4.4. 2.5.1.

Perfil Alimentario y Nutricional ................................................... 16 Breve reseña del Perfil alimentario de la población Paraguaya .............. 19 Tipo de estudio ...................................................................... 21 Métodos aplicados ................................................................... 22 Descripción de las Herramientas ............................................ 23 Localización .................................................................... 26 Población del estudio ............................................................... 25 Etapas de la investigación.......................................................... 27 Características generales de las familias y la comunidad ..................... 29 Historia de la comunidad ........................................................... 33 Fortalezas y debilidades de la comunidad ................................. 34 Prácticas agrícolas............................................................. 41 Aspectos físicos y de higiene ................................................. 46 Enfermedades humanas más frecuentes ................................... 47 Prácticas alimentarias generales ............................................ 48 Prácticas alimentarias con niños menores a 2 años ...................... 49 Situación Nutricional de la comunidad ..................................... 49 Disponibilidad y acceso a los alimentos .......................................... 35 Consumo y utilización biológica de los alimentos .............................. 44

METODOLOGÍA ............................................................................ 21

3.2.1. 3.3.1.

PRINCIPALES RESULTADOS ............................................................. 28

4.2.1. 4.3.1. 4.4.1. 4.4.2. 4.4.3. 4.4.4. 4.4.5. 4.5. 4.6.

Ingresos – Comercialización ........................................................ 59 Sistema organizativo de la comunidad ........................................... 61 Interrelaciones y comunicación al interior de la comunidad ............ 62 4

4.6.1.

4.6.2. 5. 6. 7.

Relacionamiento y comunicación con otros actores e instituciones ... 62

CLONCLUSIÓN ............................................................................. 64 RECOMENDACIONES ...................................................................... 68 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ........................................................ 71

5

1. INTRODUCCIÓN
Los pueblos indígenas de América Latina, tienden a ser pobres y a experimentar distintas áreas de vulnerabilidad superpuestas, no sólo carecen de lo indispensable, son frágiles en relación a la salud, de educación formal, igualdad de oportunidades, e influencia política (PNUD, 2000; Banco Mundial, 1994; Alderete, 1998). Considerando la salud, la nutrición y el desarrollo, esta condición de los pueblos indígenas es reconocida internacionalmente. En Paraguay, se observa actualmente un gran incremento de problemas alimentarios y nutricionales, principalmente en grupos de áreas rurales y pueblos indígenas. Esto podría deberse al bajo impacto de los programas alimentarios, y en el caso de las poblaciones indígenas principalmente porque se ha ignorado la cultura y cosmovisión de estos pueblos. En ese marco la Fundación Acción contra el Hambre, en coordinación con el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición, dependencia del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, realizan un estudio participativo en la comunidad Ypetîmi de la etnia Aché para validar una metodología que permita identificar el perfil alimentario y nutricional de pueblos indígenas. Se espera que el estudio pueda servir para iniciar un modelo de alimentación y nutrición sustentable, intercultural y participativa que garantice la seguridad alimentaria y nutricional considerando la cultura y tradiciones ancestrales de los Pueblos Indígenas del Paraguay. Así también, contribuir a generar una estrategia de construcción participativa que armonice la propuesta de las Guías Alimentarias del Paraguay con las tradiciones propias de los pueblos indígenas. Se considera estratégico seguir las pautas de las Políticas de investigación de ACH que orienta las actividades de investigación mediante un acercamiento participativo a los beneficiarios/as, grupos y comunidades. Este método contribuye a la apropiación de nuevas ideas y al intercambio de competencias y se constituye en el garante de la calidad y la fiabilidad de las intervenciones.

6

2. OBJETIVOS
El presente estudio tiene por objetivo principal: Validar una metodología, a través de una prueba piloto, que permita conocer el Perfil Alimentario y Nutricional de pueblos indígenas, en este caso, de la comunidad Ypetîmi de la etnia Aché, a fin de que pueda ser replicada en otras comunidades de la región Oriental y Occidental del país. Los objetivos específicos son: Conocer el estado de la Seguridad Alimentaria de la comunidad en cuanto a disponibilidad, acceso, consumo y utilización biológica de los alimentos Conocer el estado de la comunidad en cuanto a Cultura alimentaria, Saneamiento Ambiental (higiene de los alimentos, disposición de basuras) Identificar la situación nutricional de las familias Comparar los alimentos disponibles y consumidos en la comunidad con la propuesta de los grupos de alimentos establecidos en las Guías Alimentarias del Paraguay (Segunda fase)

7

3. MARCO TEÓRICO
3.1. Los pueblos indígenas de América Latina y el Caribe1
Los pueblos indígenas que habitan en América Latina y el Caribe son herederos de un gran patrimonio cultural y natural; a pesar de las situaciones adversas por las que atraviesan. Su elasticidad y capacidad de adaptación a esas situaciones deben representar para la sociedad actual lecciones de respeto, voluntad de diálogo y aprendizaje. Se estima que la población indígena en América Latina y el Caribe es más de 40 millones de habitantes, con 400 grupos étnicos diferentes en la región, cada uno de los cuáles hablan un idioma distinto, tiene cosmovisión y organización social distinta, así como, distintas formas de organización económica y formas de producción que van adaptando a los ecosistemas que habitan. En cuanto a su ubicación geográfica los pueblos indígenas por lo general viven en zonas consideradas como las menos acogedoras del continente: las regiones montañosas áridas de los Andes y Mesoamérica, el Chaco Paraguayo y las zonas remotas de selva tropical de las cuencas del Amazonas y el Orinoco y de América Central. Se estima que más del 90% por ciento de los indígenas son agricultores sedentarios de subsistencia. Estos pueblos indígenas, suelen agruparse con agricultores no indígenas bajo la denominación de campesinos, cultivan pequeñas parcelas y complementan sus escasos recursos con los ingresos que ganan como trabajadores asalariados de temporada, en actividades mineras, de cría de ganado y de producción de artesanías. Las elevadas tasas de crecimiento de la población, la expansión de la agricultura comercial a gran escala y el deterioro de los términos de intercambio de los alimentos de subsistencia han obligado a muchos de los agricultores indígenas a abandonar sus prácticas tradicionales de subsistencia ecológicamente sostenibles. Un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de hablar de pueblos indígenas es su cultura, identidad y cosmovisión. A pesar de las diferencias en cuanto a su organización social, sus idiomas y otros; un punto en el cual coinciden es en tener una visión del “hombre” no como dueño, sino como parte integrante del entorno natural, los principios de reciprocidad y la redistribución que prima sobre la acumulación de bienes y recursos.

1

Anne Deruyttere (2003) Pueblos indígenas, recursos naturales y desarrollo con identidad: riesgos y oportunidades en tiempos de globalización. BID

8

En la cosmovisión de los pueblos indígenas no existe lógica de un proceso lineal progresivo, sino más bien conceptos como la circularidad, el tiempo se rige por los ciclos naturales del movimiento de los planetas y de los ciclos estacionales y agrícolas.

3.2. Pueblos indígenas del Paraguay
En el país existen más de cien mil indígenas pertenecientes a 20 grupos étnicos, que a su vez pueden ser divididos en 5 grandes familias lingüísticas (DGEEC, 2003):
Tabla 1. Distribución de las Etnias por Familia Lingüística

Familia Lingüística GUARANI LENGUA MASKOY MATACO MATAGUAYO ZAMUCO GUAICURU

Etnia Guaraní Occidental, Aché, Ava Guaraní, Mbya, Paĩ Taveterã, Guaraní Ñandéva. Toba Maskoy, Lengua Enlhet Norte, Lengua Enxet Sur, Sanapaná, Toba, Angaite, Guaná Nivaclé, Maká, Manjui Ayoreo, Chamacoco Ybytoso, Chamacoco Tomarãho Toba Qom
Fuente: DGEEC, 2003

Conforme a la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), entre los diferentes pueblos indígenas tienen mayor volumen poblacional los Avá Guaraní, Paî Tavyterã, Mbya, Nivaclé, Enlhet Norte y Enxet Sur, y menor población las siguientes etnias: Guaná, Manjui, y Tomarãho. La población indígena se incrementó, en los últimos veintiún años, en un 3,9% en relación a la población nacional que aumentó un 2,7%. En la Tabla 2 se observa que según las familias lingüísticas los guaraníes representan más del 50% de la población indígena.
Tabla 2. Población indígena, según Familia Lingüística

Familias Lingüísticas Total Guaraní Maskoy Mataco Matguayo Zamuco Guaikuru

Total 63.045 22.286 17.034 3.885 2.058

% 58,2 20,6 15,7 3,6 1,9

108.308 100

Fuente: EHI, 2008

9

Un poco más de la mitad del total de la población indígena reside en la región Oriental, unas 44.135 personas y las restantes, unas 42.964 personas en la región Occidental. Esta nueva realidad en cuanto a distribución espacial por regiones es quizás uno de los hallazgos más notables del último censo, ya que la región chaqueña históricamente concentró la mayor proporción de población indígena. El 92% de las comunidades indígenas están ubicadas en zonas rurales. Sin embargo, cabe destacar que cinco etnias tienen una presencia significativa en áreas urbanas: Maká (77,4%), Maskoy (32,7%), Guaraní Occidental (29,4%), Nivaclé (25,2%) y Enlhet Norte (24,4%). Esta distribución denotaría un desplazamiento hacia los centros urbanos, y de mantenerse las condiciones actuales, probablemente podría intensificarse en los próximos años. En general la pirámide de población indígena del país mantiene la forma característica de una estructura poblacional eminentemente joven, con base ancha, clara expresión de una fecundidad elevada.

Figura 1: Pirámide de población indígena (EHI, 2008)

10

En lo que se refiere a los elementos vitales de su cultura, uno de los más trascendentes que permanece vigente es su lenguaje; el 76,5% de los indígenas habla el dialecto de su respectiva etnia (Segundo Censo Nacional Indígena (2002). Un aspecto crítico a señalar es la situación de pobreza en la que se encuentran que se ve reflejada en la falta de tierra propia. Han perdido su soberanía territorial sobre áreas donde tradicionalmente se desarrollaron, según lo explica Prieto et al. (1991) citado por Orihuela (2005), lo que ha traído como consecuencia el aminoramiento de las prácticas culturales y de las actividades de subsistencia. A pesar de que su derecho a la tierra está legalmente reconocido, casi el 45% de estas comunidades aún no cuenta con tierra propia (DGEEC, 2003).

3.3. El pueblo Aché
Los Aché constituyen una etnia cazadora de los bosques de la Región Oriental, lingüísticamente emparentados con los Guaraní (Cadogan, 1965). Sin embargo existen autores que en cuanto a la filiación de los Aché a la familia lingüística guaraní, ofrecen dos hipótesis: una es la teoría de que sean originariamente guaraní, que desarrollaron una cultura propia. La otra es que se trate de un grupo guaranizado, es decir, un grupo étnico diferente que fue sometido culturalmente en tiempos remotos por indígenas de la lengua Guaraní (Zanardini & Biederman, 2006). Según Edep-Piragi (2001) citado por Orihuela (2005), esta etnia se autodenomina Aché, que significa (en el idioma de la misma) “hombre, persona, el que habla”, y son conocidos como Guayaki, Guadjakies, Guadjaki2, una denominación enigmática ajena a la lengua Aché. Consideran el término como despectivo, además se sienten ofendidos cuando la oyen. Estos indígenas llaman la atención de los paraguayos por el color de su piel blanca, sus ojos claros y otros rasgos fisionómicos que los diferencian de otros grupos étnicos, habitantes de la misma selva oriental. Respecto a este punto, se ha hablado incluso de la posibilidad de que sean descendientes de pueblos exóticos, como los vikingos, japoneses u otros del Asia, tales posibilidades no pasan de ser meras especulaciones. Según Renshaw et al. (1989) los Aché llevaban una vida nómada, mediante la caza y la recolección y sus actividades tenían poco impacto sobre el medio ambiente. Hasta fines de los años 50, los Aché vivían en pequeñas bandas dispersas por los extensos bosques de la Región Oriental y evitaban todo contacto con los blancos; incluso sus relaciones con las otras etnias indígenas parecen haber sido hostiles, y fueron perseguidos por los pobladores paraguayos.

2

BERTONI (1920) afirma que Guayakí, signifiacaría “abejas silvestres”. Clastres(1972) lo traduce como “ratones feroces”. Según Meliá et al (1973) indica una misería y significaría “ratones feroces” o cierta especie de “abejas agresivas”

11

Se clasifica a los Aché en cuatros poblaciones distintas: Los Aché Gatu, la población más grande, habitaban los bosques de los departamentos de Canindeyú y el norte del Alto Paraná. La segunda población, los Aché Pura, vivían hacia el sur, en los departamentos de Caaguazú y Caazapá y mantenían relaciones amistosas con los Aché Gatu. Una tercera población, los Aché Ua, vivían más hacia el sur en la cordillera de Yvyturuzú, y evitaban contacto con los demás Aché. Finalmente, existía otra pequeña población, desconocida por los otros Aché, que vivía al sur del Dpto. de Alto Paraná, y que actualmente está asentada en la misión de Puerto Barra, en la confluencia de los ríos Ñacunday y Yñaro (Renshaw et al., 1989). Los Aché, constituyen una de las etnias cuyo crecimiento demográfico va en aumento, en año 1981 cuando se realizó el primer Censo Nacional Indígena se encontraron 377 personas, en 1992 aumentó a 639 personas y en el censo del 2002 se registraron 1190 indígenas Aché, distribuidos en comunidades de los distintos departamentos (DGEEC, 2002). Actualmente los Aché tienen una población de 1592 personas, el número de familias asciende a 324 y poseen en total 18.969 hectáreas y están distribuidos en siete comunidades dentro de los siguientes departamentos de la Región Oriental (Linaje, 2008):     Canindeyú: Chupa Pou, Arroyo Bandera, Kuetyvy, Kuêtuwyvy Caaguazú: Cerro Morotí, Caazapá: Ypetîmi y, Alto Paraná, Puerto Barra.

Fuente: Ypetimy 2010, investigación participativa

Los Aché están organizados en forma de sociedad comunal, su comunidad consiste en redes de parentesco en donde se comparten la comida y el albergue. Las decisiones de la comunidad son tomadas por consenso, entre ellas la selección de su líder, quien es elegido según sus habilidades de liderazgo. Si no llega a satisfacer las

12

necesidades de la comunidad, debe permitir que se elija a otra persona (Zanardini & Biederman, 2006). La cacería es fundamental para entender el sistema de los Aché “toda vida está centrada en la caza” (wolf, 1976:54 citado por Zanardini & Biederman, 2006), siendo la carne la base de su dieta. Aquellos que proveen la carne –los hombres- son respetados por su habilidad en la cacería. La relación entre los hombres y los animales es fundamental en la cosmovisión de los Aché. Es así que la génesis de las almas de los niños se atribuye a la carne que comen sus madres estando embarazadas en una ceremonia especial y se le da al niño el nombre de ese animal. La caza, por lo tanto, es la base de su sistema de creencias y su medio de subsistencia.

3.4. Soberanía y Seguridad Alimentaria Nutricional
3.4.1. Soberanía Alimentaria Es considerada como el “derecho que tienen los pueblos a definir sus propias políticas y estrategias sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos que garanticen el derecho a la alimentación para toda la población”. Dentro de este concepto señalado en el Foro Mundial de la Soberanía Alimentaria (2001); se habla además de respetar las propias culturas y la diversidad de los modos campesinos, pesqueros e indígenas de producción agropecuaria, de comercialización y gestión de los espacios rurales, incluyendo a la mujer, en el desempeño de un rol fundamental. Es un concepto amplio y ambicioso, pero es relevante tenerlo presente antes de hablar de la Seguridad Alimentaria, ya que ambos conceptos están estrechamente ligados. 3.4.2. Seguridad Alimentaria y Nutricional Desde su aparición a mediados de los 70, el concepto de “Seguridad Alimentaria” ha merecido un creciente interés académico y político, al tiempo que su definición y orientación ha experimentado una vigorosa evolución. La evolución del concepto se ha dado de la siguiente forma, en un primer momento se denomino Seguridad Alimentaria Nacional, entendida como la disponibilidad de suministros alimentarios suficientes para satisfacer las necesidades de consumo per cápita del conjunto de un país. Luego a principios de los 80 se la conocía como Seguridad Alimentaria Familiar, centrada en el acceso a los alimentos por parte de los pobres. Esta evolución conceptual se ha caracterizado esencialmente por el progreso teórico habido durante este tiempo en donde cabe mencionar que, la inseguridad alimentaria ya no se analiza sólo con datos macro, a escala nacional, sino más bien 13

en base a la situación específica de vulnerabilidad de cada familia y de cada persona dentro de ésta. La Seguridad Alimentaria no depende sólo del acceso y consumo de alimentos, sino también de la salud, así como del cuidado; generalmente maternoinfantil. En la actualidad para la FAO la “Seguridad Alimentaria, a nivel de individuo, hogar, nación y global, se consigue cuando todas las personas en todo momento tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”. Según el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (2003), la Seguridad Alimentaria en el hogar es la capacidad que tienen las familias de acceder, a alimentos suficientes, variados y sanos, para cubrir las necesidades nutricionales de todos sus miembros. La obtención de los alimentos puede darse principalmente de dos formas, produciéndolos o comprándolos. Lo ideal y más recomendable es la producción en el hogar o en la finca. En este concepto se encuentran implícitos como elementos sustentadores del mismo el reconocimiento y respeto a la diversidad, tradiciones y prácticas de las personas, es decir la Cultura relacionada con la producción, transformación, comercialización y consumo, en la visión de reforzar las prácticas positivas. La equidad en la distribución de los recursos que implica garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, sin distinción de sectores sociales, geografía, raza, sexo y edad (Paz & Sánchez, 2002). Asimismo la interculturalidad probablemente sea uno de los elementos que más influye en la seguridad alimentaria y nutricional, por la revalorización y respeto a la diversidad, costumbres, tradiciones y prácticas alimentarias positivas de las personas, favoreciendo las conductas hacia la ingesta de alimentos propios de alto valor nutritivo (Alfredo Paz Méndez).

3.4.3. Pilares de la Seguridad Alimentaria

La disponibilidad de alimentos: en cantidad y variedad de alimentos con que cuenta un país, región o comunidad. A nivel local o nacional, tiene en cuenta la producción, las importaciones, el almacenamiento y la ayuda alimentaria. Para sus estimaciones se han de tener en cuenta las pérdidas pos cosecha y las exportaciones. Acceso (físico y económico) a los alimentos: que los alimentos lleguen al mercado a un precio que la población pueda pagar. El acceso a los medios de producción (tierra, mano de obra, agua, insumos agrícolas, conocimiento, tecnología, etc.). La falta de acceso físico se presenta cuando los alimentos no están disponibles en cantidad suficiente allí donde se necesita consumirlos. 14

El aislamiento de las poblaciones, la falta de infraestructuras, de generación de ingresos, y el mal funcionamiento de la red comercial son factores que pueden incidir en el acceso a los alimentos.

Consumo de alimentos: que la población seleccione y consuma alimentos de alto valor nutritivo. También hace referencia a que la alimentación en los hogares responda a las necesidades nutricionales, a la diversidad y las preferencias de sus miembros, teniendo en cuenta aspectos como la inocuidad, la dignidad, condiciones higiénicas del hogar y la distribución equitativa. Utilización biológica: condiciones en que se encuentre el cuerpo humano que le permita utilizar al máximo todas las sustancias nutritivas que está consumiendo. Está ligada al estado nutricional, como resultado del uso individual de los alimentos y el estado de salud de la persona.

Así mismo es importante considerar:

La inocuidad de los alimentos: como una condición necesaria para que haya seguridad alimentaria; la inocuidad hace alusión a todos aquellos riesgos asociados a la alimentación que pueden incidir en la salud de las personas, tanto riesgos naturales, como originados por contaminaciones, por incidencia de patógenos; o bien que puedan incrementar el riesgo de enfermedades crónicas. La Estabilidad: en este componente juega un importante papel la existencia y disponibilidad de contar con recursos alimenticios e insumos de contingencia para las épocas de déficit alimentario.

3.4.4. Los Hábitos Alimentarios Es uno de los factores con gran incidencia no sólo en el consumo de los alimentos, sino también en el estado nutricional de las personas. Los hábitos alimentarios son el conjunto de actitudes que disponen las personas ante el consumo de los alimentos; son parte de las características culturales de una zona, de una región o un país; las influencias culturales y comunitarias no sólo determina los alimentos que han de comerse, sino también los patrones que rigen las comidas, el número diario de ellas, el modo de hacerlas y los utensilios que han de emplearse (Lowenberg et al., 1985 y García, 2004). Según Lowenberg et al. (1985) los hábitos alimentarios son las costumbres de una comunidad referente a la forma en que estos se comportan con relación a la alimentación; el hábito es algo muy difícil de cambiar. Así cuando una persona deja su país o se aleja de su lugar de origen le es fácil renunciar a su lengua, a su estilo de vestir, que dejar sus costumbres alimentarias autóctonas ya que estás se consideran más personales, porque el alimento suele comerse dentro del ámbito del hogar en compañía de la familia.

15

3.5. Perfil Alimentario y Nutricional
Al hablar de perfil, nos referimos a un conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a una persona o a un grupo de personas, entonces el perfil alimentario refleja las características o los comportamientos y costumbres de las personas en cuanto a su forma de alimentarse. Es el marco cultural en que se establecen las elecciones de alimentación que, en este caso en particular, se encuentra ligado a diversos aspectos. El primer aspecto que se debe analizar para este caso es la cosmovisión alimentaria, se sabe que la cosmovisión es la manera de ver e interpretar el mundo, la visión de los pueblos indígenas se rige por los ciclos, no existe lógica de un proceso lineal progresivo, sino más bien conceptos como la circularidad (Anne Deruyttere, 2003); y la alimentación de los guaraní (grupo lingüístico Tupí Guaraní3) se encuentra muy ligado a su ciclo de vida, es decir que cada etapa de este ciclo tiene una característica resaltante en cuanto a sus costumbres alimentarias. Que se mencionan a continuación: El embarazo: Las preparaciones para asegurar la vida y el alma del niño comienzan ya durante el embarazo, la mujer en este tiempo debe abstenerse de toda comida “pesada” (grasa, aceite, sal, etc.) y no debe comer la carne de un gran número de animales silvestres por considerar que su consumo podría tener una influencia negativa sobre el alma creciente. El “nuevo” ser humano: Asegurar el crecimiento de su alma es la mayor preocupación de los padres durante el primer año de la vida del niño. En este tiempo, tanto los padres como su hijo están en estado de Jekoaku (estado de vulnerabilidad, la persona tiene las defensas bajas). Durante todo el tiempo del Jekoaku los padres tienen que observar un régimen de comidas semejante a la dieta de la mujer embarazada. De esta criatura no se exige nada todavía, mama cuando quiere y recibe el máximo de atención. El periodo de lactancia se extiende hasta los 2 años o más. La socialización: Es la familia extensa la que tiene a su cargo la socialización de los niños en este proceso se puede distinguir dos pasos: La comunidad de juego (de uno a cinco años): Durante la primera etapa que abarca desde los uno hasta los tres años es más bien la comunidad la que actúa sobre el niño aprobando o rechazando sus actividades y comunicándole a través de juegos y el ejemplo de su propia vida principalmente, actitudes y valores. Un niño de 3 años, por ejemplo, es capaz de participar en la distribución de bienes en el sentido, de que sabe distribuir su propiedad (dos galletas, una mazorca de maíz, etc.) entre sus compañeros, sin nunca ser obligado o presionado por su ambiente.

3

Trabajo sobre los Paĩ-Tavyterã de Meliá et.al (1976)

16

La segunda etapa de los tres a cinco años los niños hacen sociedad, forman pequeños grupos muy independientes, generalmente imitando la sociedad de los adultos. La independencia de estos grupos llega hasta el punto de que a veces los niños mismos van a buscar productos de las chacras de sus padres o animalitos que encuentran revisando sus propias trampas y con esto preparan sus comidas y comen juntos. Al hablar de los niños, Arenas (2003) igualmente menciona que ellos cazan aves u otros animales pequeños (pescaditos, lagartijas) como parte de sus juegos infantiles y ellos los consumen. Los productos que obtienen también los suelen llevar a sus casas para compartirlos o para que la madre se los prepare. A veces, cuando están en grupos los preparan en el monte, simulando las comidas de los cazadores o pescadores adultos. El proceso de participación (seis a doce años): En esta etapa los niños ya no forman más su propia “sociedad” si no comienzan a participar en forma regular en la vida de los adultos. La división de las actividades según el sexo son más explícitas y las obligaciones son más comprometedoras. Los niños acompañan sobre todo a su padre en todas sus actividades tanto en el territorio de su comunidad (el Tekoha), trabajos en la chacra, revisión de trampas, etc., así como fuera de la comunidad, en viajes o cuando van a la changa. Las niñas realizan particularmente tareas domésticas (limpieza, cocina, lavar las ropas, etc.) y educativas; son principalmente las que tienen a su cargo tanto el cuidado de los más pequeños, como la supervisión del grupo de juego. Gracias a sus cosmovisiones y a su sabiduría, plasmada en su conocimiento tradicional, los pueblos indígenas tienen estrategias de uso de los recursos naturales que a pesar de transformar su entorno, no afectan el funcionamiento ni sus condiciones de reproducción. Es decir, usan de manera sustentable todos los elementos que conforman su entorno. 3.5.1. Situación nutricional de la población indígena en Paraguay Las anteriores encuestas nacionales no incluyeron la evaluación nutricional de la población infantil indígena, recién durante el periodo 2008 se realizó la Encuesta Nacional a Hogares Indígenas (EHI, 2008), por la Dirección General de Estadística, Encuesta y Censos. Se evaluó el estado nutricional de los niños y las niñas indígenas considerando los criterios de las nuevas curvas de crecimiento OMS 2006. Fueron ponderados y luego procesados 16.194 datos (46,5 % fueron niñas). El diseño fue descriptivo y analítico. La prevalencia de desnutrición global (Peso/Edad) fue de 9,8%, riesgo de desnutrición global del 25%.La desnutrición aguda (Peso/Talla) fue de 1,5% y riesgo de desnutrición aguda de 5,5%, sobrepeso y obesidad fueron de 28,6% y 9% respectivamente. Presentaron desnutrición crónica (T/E) el 41,7% y riesgo 29,4%. La desnutrición global fue mayor en niños/as menores de dos años de edad (12,2% vs 17

8,2%) al igual que la desnutrición aguda (3,6% vs 0%) y la obesidad (11,7% vs 7%); mientras la desnutrición crónica fue menor en este grupo (38,1% vs 44,3%). Por sexo, no hubo diferencias en cuanto a la desnutrición global y a la desnutrición crónica. De las 5 familias lingüísticas, la desnutrición global fue mayor en la etnia Guaraní (11,7%) seguida por la Zamuco (10,2%) y la Maskoy (7,5%).

Figura 1: Porcentaje de desnutrición global en las familias lingüísticas más afectadas

La desnutrición aguda fue mayor en la Zamuco (5,1%) y hubo <1% en la etnia Guaikuru y Matako/Mataguayo. Presentaron obesidad mayor al 14% la etnia Maskoy, Zamuco y Matako/Mataguayo, el resto tuvo menos del 7%. La desnutrición crónica fue mayor en las familias guaraníes (46,4%), Zamuco (39%) y Matako/Mataguayo (37%).

Figura 2: Porcentaje de desnutrición crónica en las familias lingüísticas más afectadas

18

3.6. Breve reseña del Perfil alimentario de la población Paraguaya
El Perfil Alimentario del Paraguay elaborado por Sanabria, M. (2009), pone de manifiesto que el consumo de cereales se ha incrementado, mientras que ha descendido de forma notable el porcentaje de calorías aportadas por los tubérculos y raíces (mandioca), y leguminosas, especialmente en las zonas urbanas. Paralelamente, se observa un gran incremento en el consumo de aceites y grasas (12%). De acuerdo a las estadísticas de FAO, entre 1970 y 2007, se produjo un marcado descenso en la disponibilidad y consumo de frutas y hortalizas; de 200 Kg/pers/año, se pasó a 80 Kg/pers/año. Esta reducción denota un deterioro en la calidad y diversidad de la dieta paraguaya. Por el contrario, se ha producido un positivo incremento en el consumo de derivados lácteos y huevos, pasando de una cantidad cercana a 45 Kg/pers/año en 1970, a 80 Kg/pers/año en 20074. Más allá de las cifras promedio nacionales, existen importantes diferencias en el consumo de alimentos entre la población urbana, rural e indígena. Por otro lado, las familias urbanas y de la faja periurbana, disponen de menor cantidad y diversidad de alimentos de producción casera, por lo que deben gastar más dinero en adquirirlos para la preparación del menú diario. De acuerdo a la bibliografía disponible, incluidos estudios de campo efectuados por ACH, a continuación se presenta un cuadro resumen con el perfil alimentario de la población paraguaya:
Cuadro 1. Perfil alimentario de la población paraguaya
Población Grupos de alimentos Rural Se consumen con más frecuencia mandioca, maíz. Además de harina de trigo, batata. Se come menos: papa, fideo, pan, galleta, arroz. Buena cantidad de naranja, mandarina, pomelo, limón, banana, mamón, sandía, melón y guayaba. Urbano Indígena Guaraní Mbya

Cereales, tubérculos y derivados

Un alto consumo de raíces ricas en almidón, mandioca, harina de trigo, batata, papa. Fideo, pan galleta, arroz maíz.

Consumen diariamente, la mandioca y la batata. Maíz arroz, fideos, los derivados harina de trigo y maíz, en ocasiones panificados.

Frutas

La naranja, mandarina, pomelo, limón, banana, mamón, sandía, melón y guayaba.

Se encuentran la naranja, mandarina, limón, banana, melón, mamón, sandía, inga, moras y los frutos del bosque como: pindó (guapyta), guavira y guembé.

Verduras

La cebolla, tomate, La cebolla, tomate, El consumo es muy escaso y las zanahoria, lechuga, zanahoria, lechuga, repollo, más consumida es la cebolla de repollo, locote, zapallo, locote, zapallo, cebollita, bulbo, en ocasiones la zanahoria

4

FAOSTAT. 2007. Pagina Web de la FAO. Statistics database. FAO, Roma.

19

Población Grupos de alimentos Rural perejil, ajo y orégano. Urbano perejil, ajo y orégano. Indígena Guaraní Mbya y la cebollita de hoja y el zapallo.

Leche y derivados

Se consume menos Mayor consumo de leche leche, excepto queso y derivados. suero de leche

Consumen leche pero no y diariamente, y es prácticamente nulo el consumo de sus derivados como queso o yogurt.

Carnes, legumbres secas y huevos

Se consume con mucha frecuencia poroto, arveja, chaucha. Otros son el maní, lenteja, huevos. Con menos frecuencia las carnes y embutidos.

Alto consumo de carne vacuna. Los huevos se consumen poco. También se consume cerdo, pollo, pescado, cabras y ovejas solo en días festivos y especiales, y otros alimentos como embutidos.

De este grupo cuentan con carnes de animales silvestres, de gallina, pato y cerdo estos últimos para días festivos o de mucha necesidad. Legumbres como el poroto, arveja, maní y huevos de gallina. Tienen la miel silvestre, azúcar blanca, miel de caña y la caña de azúcar. Utilizan el aceite de girasol o soja que es el más utilizado y la grasa del cerdo cuando no se dispone de aceite.

Azúcares o mieles

Azúcar blanca

Azúcar blanca

Aceites o Grasas

Aceites vegetales y grasa Aceites vegetales animal.

Fuente: Ferreira, 2009, Palacios, 2008.

Una característica de la dieta paraguaya es el alto consumo de carne siendo está la principal fuente de proteína, excepto en la población indígena. La carne de vacuna es el producto más importante de la canasta de consumo alimentario de la población paraguaya, sea o no pobre, tanto en el área urbana como en el rural. El pobre urbano destina el 17,3% de su gasto en alimentos a este producto, mientras que el no pobre el 14,7%. Otro alimento básico de la dieta es la mandioca, principalmente en hogares rurales e indígenas. En estudios de campo llevados a cabo por ACH en el Departamento de Caazapá, se ha constatado en un alto porcentaje de hogares, consumos diarios por persona de cerca de 1 Kg de mandioca, lo que representa el 45% de toda la energía (kcal), que el cuerpo necesita.

20

4. METODOLOGÍA
4.1. Tipo de estudio
El estudio es de tipo descriptivo con enfoque cualitativo, no experimental con un diseño transversal; es descriptivo porque busca caracterizar el perfil alimentario de los Aché, y como lo menciona Hernández et al. (2006), en este tipo de estudios el investigador tiene como propósito describir situaciones o eventos, especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis. Es no experimental, ya que se observaron las situaciones y los eventos tal y como se dan en su contexto natural sin ninguna manipulación y es transversal porque la recolección de datos se realizó en un momento específico (Hernández et al., 2006). El trabajo de campo se desarrollo del 31 de mayo al 2 de junio del 2010. Se utiliza una metodología participativa y etnográfica respaldada en herramientas del Diagnostico Rural Participativo (DRP) como mapas, encuestas semiestructuradas e informales, grupos focales, observación directa y participativa, notas de campo, además de toma de medidas antropométricas. En los estudios con un enfoque cualitativo la recolección de datos consiste en obtener las perspectivas y puntos de vistas de las personas estudiadas, emociones, experiencias, etc. El equipo de trabajo recaba los datos expresados a través del lenguaje escrito, verbal y no verbal, así como visual, los cuales describe y analiza, y los convierte en temas. Siendo entonces los datos cualitativos descripciones detalladas de situaciones, interacciones entre personas, conductas observadas y sus manifestaciones (Hernández et al., 2006). Para realizar el levantamiento de los datos se convocó a toda la comunidad para que participaran de un taller en donde se aplicaron las herramientas seleccionadas (Historia de la comunidad, mapa de finca, mapa de la comunidad, calendario estacional, diagrama de Venn, árbol de ingresos y egresos y matriz de consumo de alimentos) y se tomaron las mediciones antropométricas. Por decisión del consejo de la comunidad fueron designadas las mujeres como las principales referentes para esa actividad. Las mediciones antropométricas se realizaron sólo a las personas que participaron del taller (mujeres adultas, embarazadas, niños/as menores de cinco años y escolares); las encuestas y las observaciones se llevaron a cabo en algunas de las casas a fin de realizar un control cruzado con los datos obtenidos con las herramientas (triangulación de la información). El estudio participativo no pretende producir solamente descripciones sobre los grupos vulnerables, los excluidos, la dependencia y las características de los dominados, sino, colectivamente con la comunidad, generar los conocimientos necesarios para definir las acciones necesarias para su propio desarrollo. Inclusive 21

puede vislumbrar todas las estrategias en las que la población involucrada participa activamente en la toma de decisiones y en la ejecución de una o más fases de un proceso de investigación. Se consideró el enfoque de género que contribuye a identificar las necesidades específicas, el grado de vulnerabilidad y las estrategias de subsistencia de mujeres y hombres, y el de la Ecología Humana que como estudio interdisciplinario de las interrelaciones entre las familias y el ambiente centrada en las condiciones en que las poblaciones humanas se organizan con el objeto de mantenerse en su medio, permitió visualizar a la comunidad como un sistema en donde existen diversas interrelaciones (Fretes, 1988 y Benítez, 1990). Aplicar estos conceptos permitió emplear la metodología e ir ajustando las herramientas a fin de comprobar la validez del método.

4.2. Métodos aplicados
El DRP se caracteriza por varios aspectos en los cuales además radica su importancia:  Emplea una gran variedad de nuevos métodos (mapeo, diagramas, modelos de estratificación, jerarquización y puntuación) que son flexibles, más visuales que verbales, se basan más en el grupo, en lo colectivo que en el análisis individual y comparan más que miden. La gente es la principal protagonista. Está orientado a apoyar procesos de descentralización, democracia, diversidad cultural, sostenibilidad, participación y autonomía.

 

En la metodología nutricional se utilizaron los métodos básicos como ser una encuesta nutricional acompañada de observaciones, visitas a hogares y complementada con la toma de medidas antropométricas. Como ya se mencionó las medidas sólo se tomaron a las personas que participaron del taller y las encuestas en algunos de los hogares más cercanos de la comunidad. Para la metodología nutricional se consideraron los siguientes aspectos: para obtener el peso de los menores de 2 años, se utilizaron balanzas de precisión (dos balanzas de pie electrónicas y dos balanzas reloj de pie). Para obtener la talla, de niños y adultos, se utilizaron cintas métricas y reglas. Se realizó un tallímetro que pudiera ser utilizado de acuerdo a las instalaciones de la comunidad, las cintas métricas fueron pegadas a tablas planas de 2 metros a fin de tomar la estatura de las personas. Para la medición de los niños menores de 2 años se utilizaron las balanzas reloj con capacidad de 25 Kg y tallímetros flexibles especialmente diseñados para medir a los menores acostados y de boca para arriba. Para medir la circunferencia craneana se utilizaron las cintas métricas de la Organización Panamericana de la 22

Salud. La organización Plan Paraguay colaboró con la dotación de las balanzas de precisión y los tallimetros. Los datos para los menores de 0 a 2 años y de 2 años a 5 años fueron comparados con los patrones de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los de 5 años 1 mes a 18 años con la tabla de Índice de Masa Corporal (IMC) (adaptados por la OMS). Los datos para personas mayores de 18 años fueron comparados por el IMC de la OMS. Para mujeres embarazadas se utilizaron las tablas de Rosso Mardone. La información fue analizada en forma porcentual y el procesamiento y análisis de los datos en Excel 97 los datos de las mujeres adultas y embarazadas, ANTHRO y ANTHRO PLUS para los datos de niños y niñas menores de cinco años y escolares.

4.2.1.

Descripción de las Herramientas
Que analiza En el marco de la construcción participativa con esta herramienta, fue analizada la organización política de la comunidad y su sistema de liderazgo y administración. Además, el nivel, cantidad y calidad organizativo y de relacionamiento de la comunidad con otros actores. Se identificaron, además, los niveles de coordinación, articulación y cooperación existentes entre la comunidad Aché y las instituciones que se encuentran en el territorio. La herramienta muestra la posición de los hogares en la comunidad, la composición familiar, permitió identificar los hogares con población vulnerable niños, ancianos y embarazadas. La herramienta permitió zonificar los rubros de la producción más tradicionales y más representativos de las familias (agrícolas, pecuarias). El Mapa visualiza además, la división de las actividades en los hogares para lo cual se aplicaron los enfoques de medios de vida, sistema y género. Muestra los principales acontecimientos ocurridos en la comunidad desde sus comienzos hasta la actualidad. Identificando momentos claves para la población y su desarrollo.

Cuadro 2. Descripción de las herramientas aplicadas Herramienta DRP

Diagrama de Venn

Mapa de la comunidad

Mapa de la finca

Historia de la comunidad

23

Herramienta DRP

Que analiza La herramienta permitió observar los periodos críticos en cuanto a sequías, lluvias, etc. y su impacto en la seguridad alimentaria y nutricional, por otra parte la disponibilidad de alimentos, las épocas de mayor escasez, problemas ambientales y de seguridad alimentaria y nutricional como también todo lo relacionado a la salud y la organización de la comunidad; y aspectos a mejorar. Ayudó a identificar el régimen alimentario familiar y conocer la frecuencia y distribución de comidas, cantidad, calidad, grupos de alimentos mas consumidos (en base a su cultura alimentaria y a las Guías Alimentarias), formas de preparaciones tradicionales realizadas, utilización biológica de los nutrientes, entre otros. Este método permitió identificar evidencias de dietas insuficientes. Con la herramienta se pudo distinguir cuáles son las principales fuentes de ingresos de las familias y los principales gastos, además reflejar la administración del dinero en el hogar y el o la responsable de realizar las compras necesarias para el hogar. Metodología Nutricional Realizada a través de entrevistas semiestructuradas y observación participativa. Permitió conocer la situación de la comunidad indígena y del hogar en relación a los hábitos alimentarios y nutricionales, de salud e higiene, cuidado del niño/a y mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, practicas locales de alimentación durante ese periodo. Menores de 2 años: Peso para la edad (P/E) y talla para la edad (T/E). Mayores de 2 años a menores de 5 años: Peso para la talla (P/T) y talla para la edad (T/E). Estas medidas permitieron identificar estados de desnutrición y riesgos. Peso/talla a niños escolares y mujeres adultas. Identificando también los estados de malnutrición por exceso. Mujeres Adultas: Los datos para personas mayores de 18 años fueron comparados por

Calendario estacional

Matriz de consumo de alimentos en la semana

Árbol de Ingresos

Encuesta Nutricional y visitas a los hogares

Toma de medidas antropométricas

24

Herramienta DRP

Que analiza el IMC de la OMS. Mujeres Embarazadas: Se tomo el peso y la talla y se utilizaron las tablas de Rosso Mardone Estado nutricional, esta variable se obtuvo tomando el peso, talla, edad y sexo de los estratos o grupos etáreos definidos en la investigación y que se encontraban en el momento del taller, con énfasis en los niños y niñas menores de 5 años.

Estado Nutricional

Fuente: Fotos del taller

Plenaria de Discusión Final y Validación de los Resultados: Todas las herramientas del DRP fueron presentadas en plenaria. De esta forma a los resultados se incorporaran ajustes, observaciones y fueron validados por todos los y las participantes. Así mismo, una vez realizado el borrador del informe final toda la información fue nuevamente validada y puesta a consideración del referente de la comunidad Ceferino Kreigi, quien dio sus recomendaciones para los ajustes finales.

Fuente: parte de la Plenaria

25

4.3. Población del estudio
Se selecciono a la comunidad Ypetîmi de la etnia Aché del Distrito de Aba’i porque ya se tenía un contacto con los representantes de dicha comunidad, además los referentes del mencionado pueblo, fueron los que resaltaron la falta de estudios que permitan sacar a luz su cultura alimentaria y nutricional, y a ellos conocer que alimentos son mas nutritivos o como fortalecer su dieta comunitaria. En todo momento mostraron su interés en ser participes de este trabajo. La comunidad tiene una población de aproximada de 300 personas, en este punto, es importante mencionar que los Aché se caracterizan por ser nómadas, por lo que la población puede variar en tamaño, generalmente se encuentran en la comunidad un total de 85 familias. Las familias están compuestas por alrededor de 6 u 7 miembros lo que serían unas 500 y más personas. Encontrándose jóvenes, adultos, ancianos y niños menores en un espacio de 1600 hectáreas. 4.3.1. Localización

La comunidad se encuentra en la región Oriental, dentro del departamento de Caazapá; en la zona Noreste del departamento, en el distrito de Aba’í, está ubicada a 293 km. de la capital del país, tiene como límites al norte el Dpto. de Caaguazú y el Dpto. de Alto Paraná, al este el Dpto. de Alto Paraná y el distrito de Tava’i, al sur San Juan Nepomuceno y al oeste el Distrito Gral. Higinio Morínigo y el Dpto. de Guaira. Se accede a la misma desde Asunción por la Ruta Nº 2, ingresando a partir de la ruta Nº 8, Blas Garay, en el cruce Ñumi.

Figura 5: Ubicación de la comunidad en la Región Oriental de la comunidad Fuente: Clavero B, 2008

26

4.4. Etapas de la investigación
Etapa 1: Consulta a fuentes secundarias, reuniones de trabajo con el INAN, entrevistas a informantes claves, organización del trabajo de campo. En esta etapa se elaboro la propuesta de la investigación por el equipo de ACH sumándose posteriormente el equipo del INAN. Con los referentes y tomadores de decisiones de la mencionada institución se realizaron varias reuniones de trabajo de coordinación y cooperación. En esta etapa, se conformo el equipo de investigación, se analizo la metodología a ser utilizada y se diseñaron los instrumentos los cuales pasaron por varios ajustes considerando la cultura de los pueblos originarios y las metas del estudio. Etapa 2: Visita a la comunidad de Ypetîmi: para socializar los objetivos e importancia del estudio; conocer las observaciones, sugerencias o recomendaciones de la comunidad y sus líderes, definir los/as referentes de la comunidad y el sistema de comunicación a utilizarse con ellos, explicar la metodología y adecuarla a su cultura, establecer fechas de ejecución y otros aspectos organizativos del estudio.

Fuente: primera visita Ipetimi para socialización y ajuste de la propuesta

Fuente: primera visita de socialización a Ipetimi, Consejo de líderes y lideresas y grupo total

Planificación interinstitucional en gabinete: en esta etapa se capacito al equipo investigador en el uso de los métodos participativos del DRP y toma de medidas antropométrica, se revisaron y ajustaron los instrumentos y se dieron las pautas 27

culturales que se tenían considerar en la convivencia con la comunidad y durante el estudio. Vistas al campo para la ejecución de las actividades: llegado el equipo a la comunidad, nuevamente se mantuvo una pequeña reunión, con las mujeres principalmente de manera de organizar el trabajo de campo. Se definieron aspectos metodológicos y logísticos, se organizo el Karú guazú (la comida comunitaria) y se conformaron los grupos de trabajo con sus respectivas facilitadoras y co facilitadoras y las herramientas metodológicas a ser aplicadas. Etapa 3: Sistematización de la información, elaboración del primer borrador de informe final, socialización (taller de socialización y ajuste con el INAN y si hiciera falta con líderes indígenas). Presentación del Informe final y socialización con quienes corresponda.

Fuente: Análisis de la información por el equipo investigador, oficina de ACH San Juan Nepomuceno

28

5. PRINCIPALES RESULTADOS
5.1. Características generales de las familias y la comunidad
Según expresaron las mujeres hay aproximadamente unas 80 casas y actualmente la comunidad está habitada con 310 pobladores, entre ellos aproximadamente 21 parejas (padre y madre), 238 niños, 22 adultos mayores, cinco (5) embarazadas y solo tres (3) adolescentes. La comunidad tiene una composición familiar muy variada de dos a siete miembros, pero una familia tipo de la comunidad es de siete miembros; existiendo un gran número de niños menores de cinco años, es decir, una población mayoritariamente vulnerable.

Figura 6: Mapa de la comunidad realizado por las mujeres

29

Todos los datos son estimaciones realizas por las mujeres de la comunidad y se observan en el mapa, se debe recordar que los Aché son de cultura nómada. Así mismo en la comunidad se encuentra un número interesante de adultos mayores, por lo cual, cuentan con una “Casa para los abuelitos” esto ha sido la iniciativa de la docente de la comunidad la principal encargada del cuidado de los abuelos con el apoyo de las mujeres, si bien los menores de cinco años y embarazadas son consideradas como los grupos más vulnerables, se debe también tener en cuenta a los adultos mayores ya que ellos requieren de cuidados especiales. De las casas donde están asentadas cada una de las familias, le corresponde el área de superficie que limpian, que normalmente es solo alrededor de las viviendas y no hay límites con alambradas ni cercos. La vivienda está compuesta de una pieza grande, ahí duerme toda la familia y en un rincón hacen el fuego, solo algunas de las familias tienen separada la cocina del dormitorio. La familia tipo de la comunidad es una familia de siete (7) miembros; esto señala que las condiciones podrían no ser adecuadas para la convivencia y las relaciones intrafamiliares, ya que podría haber hacinamiento, las mujeres mencionaron además que en algunos hogares conviven dos familias.

Fuente: Tipo de viviendas y de letrinas de la comunidad Ypetîmi

Las tareas de la casa son responsabilidad de las madres y las hijas mayores, entre sus tareas diarias citan la preparación de alimentos, el lavado de ropas, de los cubiertos, la limpieza de la casa y el cuidado de los niños/as y de los animales. En lo que respecta al arreglo espacial de la comunidad las casas no se encuentran muy distantes unas de otras, la comunidad tiene una superficie de1.600 hectáreas que se distribuyen de la siguiente manera: 1.200 hectáreas corresponde al bosque de la comunidad, 200 hectáreas corresponden a las casas, la escuela, la iglesia y lugar de recreación (cancha), así como 70 hectáreas para la producción de autoconsumo y 130 para la producción de renta (chacra comunitaria). Limita con la comunidad el Parque Nacional de Caazapá con una extensión de 16.000 hectáreas 30

(anteriormente denominado Parque Guayakí y Parque Caaguazú) la comunidad firmo un convenio con la Secretaria del Ambiente (SEAM) para el cuidado del mismo. Una naciente de agua cruza la comunidad y es la principal fuente de agua de la cual se abastecen; existen además pozos pero la mayoría de las casas no los poseen, traen el agua del vecino o del arroyo Ypetîmi, en la época de sequía todos se abastecen del arroyo Ypetîmi que dista a 300 mts. de las casas, los encargados de acarrear el agua son los niños o las niñas más grandes y las mujeres. El agua es utiliza para beber, preparar alimentos, lavado de los cubiertos y para los animales, las ropas se lavan en el arroyo o en la naciente. El total de pozos existente en la comunidad es de ocho (8) distribuidos en toda la comunidad (como se observa en la Figura 1). La disponibilidad de agua segura para el consumo humano no está garantizada, existe un limitado acceso al agua y no hacen ningún tratamiento para potabilizar el agua. En lo que respecta a las fuentes de energía, en la comunidad todas las familias disponen de energía eléctrica con dos (2) focos y de uno a dos enchufes en cada una de las casas, hace 10 años que cuentan con este servicio. La leña es traída del bosque por los hombres, las mujeres y los niños y se utiliza para preparar los alimentos y en el invierno para mantener el calor. La comunidad cuenta con una escuela/colegio y el oratorio, ambas representan las dos grandes construcciones de la comunidad. El oratorio pertenece a la religión evangélica y la mitad de los pobladores de la comunidad participa de los cultos, manteniendo algunas de sus costumbres o creencias como los mensajes que traen los pájaros como el mainumby significa visita, o mala noticia (por ejemplo si al aparecer cae); si hay una tormenta o se aproxima una las mujeres gritan y rezan, hacen un ritual para proteger a la comunidad, lo mismo si hay tormentas cuando los hombres están de caza, los Aché utilizan todavía un collar hecho de dientes de animales (del mono, de jabalí, del tigre, del coati)que representa la identidad del Aché, así se los identifica. Si la mujer esta embaraza y el abuelo caza un animal el niño/a lleva ese nombre (por ejemplo si cazo una paloma el niño o la niña llevará el nombre de “warukugi”). Los Aché no se caracterizan por utilizar el saludo al llegar o salir de un lugar.

31

Fuente: Escuela, baño y aulas de la comunidad

En cuanto al servicio de Salud, el Puesto de Salud Irü de Emiliano-re es el más cercano que dista a 7 Km de la comunidad, donde acuden si están con alguna enfermedad que las mujeres no puedan ya curar con su medicina tradicional, en el puesto hay tres enfermeras auxiliares, un Doctor y un Ginecólogo. En la comunidad hay una promotora de salud que asiste partos y casos menores, además enseña a las mujeres como cuidar a sus hijos/as, que deben ir al control prenatal y realizar la planificación familiar, aún practican la medicina tradicional: si tienen dolor de cabeza usan unas lianas, que se colocan por la cabeza, la grasa del Gune o mukure (Didelphys albiventris) se utiliza si a la embrazada le duele la panza y se masajea; y la grasa de las larvas se les coloca a los niños/as al nacer y no deben bañarse hasta que cumplan los un año, es una manera de proteger al niño/a, esta práctica sólo algunos ya lo hacen, la van dejando por la nueva religión o simplemente ya no lo hacen. Cuando el niño nace se lo pasa directamente al padrino y la madrina ellos cortan el cordón umbilical (dyary: madrina, djuare: padrino); estas son algunas de las costumbres que aún se respetan; son principalmente los abuelos y las abuelas los que más conocen la medicina tradicional. Para la asistencia prenatal van hasta la ciudad de San Juan Nepomuceno, se observa la escasa asistencia prenatal y de medicamentos; en casos muy graves deben acudir a Servicios de Salud de San Juan Nepomuceno, de Caazapá y Asunción sucesivamente según la gravedad del caso.

32

5.2. Historia de la comunidad
Cuadro 3. Historia de la comunidad
ANO ACONTECIMIENTOS Llegaron los primeros pobladores a esta comunidad (Ypetîmi ) que anteriormente vivían en el monte, llegaron a través de la gestión de Manuel Pereira. En esta época la comunidad era un extenso bosque. 1950 Los brasileros y paraguayos empezaron a expulsarlos de sus tierras, a perseguirlos, sacarles los hijos, y luego los vendían o los tenían de esclavos. En ese tiempo hubo mucha matanza y violaciones a las mujeres Aché por los militares brasileros. Los pueblos Aché comenzaron a salir masivamente de los bosques. El Señor Juan Japegi empezó a gestionar la titulación de las tierras de la comunidad (5000 hectáreas) las que pertenecían a Juan Manuel Batiana, esta lucha duro 4 a 5 años aproximadamente, del cual se ha titulado las 1.600 hectáreas para los Aché, el resto de la tierra fue vendida a los brasileros. Se crea la primera escuela siendo el primer profesor Francisco Chewugi (profesor voluntario) y el señor Juan Japegi (con diez mil guaraníes de sueldo que cobraba en San Juan Nepomuceno). Un extranjero de origen alemán traía donaciones que consistían en medicamentos, ropas etc. Recibían asistencia médica en cuanto a vacunación en forma periódica, cada 3 meses. Para salir a buscar otros productos que no tenían en ese momento se manejaban por caminitos. Mientras vivían en el monte no utilizaban azúcar, aceite, sal, yerba o harina, cuando se mudaron al nuevo loteamiento adoptaron nuevas costumbres alimentarias, la cual les obligaba a salir a comprar los alimentos. Muchos fallecieron no se acostumbraban a la nueva alimentación, a la sal, el azúcar, etc. El sistema de ingreso consistía en la fabricación de artesanías como flecha, hacha, canastos y otros, los cuales eran comprados por pobladores que venían a la comunidad, además vendían maíz y tártago. 1970 Con el Sr. Manuel Pereira aprendieron a cultivar, pero él los forzaba como esclavos (con garrote les enseño a cultivar), entonces para adoptar la agricultura fue por influencia de los colonos brasileros y los paraguayos campesinos, primeramente empezaron con las semillas de los asentamientos paraguayos, semillas de rama (mandioca), maíz, poroto. Los brasileros comenzaron a sacar los rollos de madera y eso perjudicó mucho a los Aché, se perdió su bosque, lo más importante para ellos. A pesar de los años ellos continúan con algunas de sus costumbres ancestrales en cuanto a la alimentación preparan la mandioca con carne, poroto con mandioca, guembé con carne, guembé con mandioca, habitualmente hervidos con agua, sin verduras; y de la casería obtienen el jabalí, tatú, ka’i, tejú, koati, víboras como jarara y mboi chini; también recolectan la miel silvestre. Se amplió la escuela donde enseñaban dos maestros del Ministerio de Educación y Culto (MEC), la parte religiosa estaba a cargo de la Misión Alemana para acompañar y asesorar a la comunidad, se reunían a hacer cultos bajo los árboles, y posteriormente construyeron el oratorio. Crearon su primara cancha de futbol y vóley Salio la Misión Almena que acompaña a la iglesia orientandoles hacia la disciplina y entro luego la Misión Verbo Divino, que también acompaño en las gestiones de la tierra, la agricultura, en la educación (útiles, meriendas, si había reuniones acompañaban a los líderes) y también apoyo en la salud. Tuvieron su primer oratorio que funciono hasta el 2008 aproximadamente, a partir del 2009 empezaron la nueva construcción. El oratorio es un lugar de culto, la religión que les enseñan es la Evangélica y la mitad de los pobladores de la comunidad participa de los cultos, manteniendo algunas de sus costumbres o creencias (rezos o ritos si se presentan tormentas, avisos o señales de los pájaros).

1970

1982

1986

1990

1995

33

ANO 2000 -2002 2008

ACONTECIMIENTOS Comenzaron a cultivar y ha introducir las verduras a su alimentación hasta hoy día hay un 40% de la población que no aceptan las verduras, es decir el 60% prefiere comer “la comida de siempre”, aquellas en base en los alimentos del monte. Con el apoyo de la Misión Verbo Divino (también llamada Misión nuevas tribus) construyeron un baño moderno. Fuente: Realizado por las mujeres y con el apoyo del referente Aché

5.2.1. Fortalezas y debilidades de la comunidad
Cuadro 4. Fortalezas y debilidades de la comunidad FORTALEZAS . . . . . . . . . . La tierra fértil disponible (la más importante) Aman el Bosque Disponen de alimentos variados Alegría de la gente Unión existente en la comunidad La Solidaridad La apertura para la ayuda Aprecian sus artesanías y la comida tradicional y tratan de preservarla Mantienen su idioma Toda la comunidad debe estar junta en épocas de fiesta (navidad, semana santa, año nuevo)
Fuente: Realizado por las mujeres y el apoyo del referente Aché

PROBLEMAS . . . . Falta de agua No disponen medio de transporte Los Caminos en mal estado Los alimentos no están disponibles todo el año, existe una marcada época de escases Falta medicamentos En la comunidad existen problemas de salud y los servicios sanitarios tienen deficiencias(nebulizador, dentistas)

. .

Se identificaron algunas fortalezas y debilidades de la comunidad al trabajar estos puntos, en donde la mayor fortaleza detectada es la apertura total, la predisposición de la comunidad para recibir ayuda de las diferentes instituciones públicas y privadas para poder mejorar en todos los aspectos, tanto salud, educación, organización, agricultura, etc. Considerando su cultura ancestral se pudieron observar valores como la solidaridad entre ellos, el trueque, la forma en que comparten sus alimentos ya sean provistas o lo que proviene de las caserías, el cuidado a los ancianos. Las debilidades encontradas están más bien relacionadas al contacto con las instituciones, la comunidad siente la falta de asistencia y abandono por algunas instituciones para mejoras en su vivienda, salud, educación, los caminos y medios de transporte, expresaron que es muy difícil llegar a otras comunidades. Otras necesidades ya mencionadas anteriormente, es la falta de agua potable y letrinas.

34

En cuanto a la salud también mencionaron que las mujeres para el parto deben salir de la comunidad, para recibir asistencia médica adecuada, a esto se le suma la falta de ingresos y el mismo traslado ya que cuentan con motos y no es adecuado este transporte para la embarazada.

5.3. Disponibilidad y acceso a los alimentos
La herramienta que se observa en a Figura 2 permitió identificar que la modalidad de trabajo y modo de subsistencia es la producción agrícola, pecuaria, caza - pesca y recolección de frutas nativas. Aunque los Aché no tienen una tradición de agricultura, actualmente forma parte de su subsistencia.

Figura 7: Mapa de finca realizado por las mujeres

En lo que respecta a sus cultivos y animales, cuentan con animales menores para su alimentación. De estos últimos las mujeres son las encargadas directas y en 35

los primeros también participan junto al hombre inclusive con la ayuda de sus hijos. En algunas familias crían de siete (7) a 10 gallinas, de tres (3) a cinco (5) patos, de uno (1) a dos (2) cerdos; solo dos casas cuentan con vacas, una familia indígena y la profesora de la escuela, y caballos en menor proporción. El principal problema es la peste en los animales y la muerte se produce repentinamente, las gallinas sufren de gripe aviar y los cerdos tienen fiebre. Los animales son tratados con remedios caseros y si es muy grave se consulta con el veterinario y se los trata con medicamentos que proveen los mismos doctores. Tienen plantas frutales de banana (Musa sapientum), naranja (Citrus sinesis), níspero (Mespilus germanica L.), mango (Mangifera indica L.), mamón (Melicocca bijuga), durazno (Prunus persica); además de varios árboles para la sombra y preparan las huertas en invierno. En sus huertas siembran cebollita (Allium fistulosum), cebolla de bulbo (Allium cepa), a veces tomate (Lycopersicum esculentum), repollo (Brassica oleracea var.), lechuga (Lactuca sativa L.), locote (Capsicum annum.). No es costumbre de la comunidad el consumir hortalizas, la más consumida es la cebollita y la cebolla de bulbo. Uno de los problemas principales que poseen para el cultivo de hortalizas es la falta de agua (falta de pozo). En lo que respecta a las chacras, estas distan de las casas entre 50 a 300 metros con una superficie de 1 a 1,5 hectáreas por cada familia, donde realizan la plantación de 0,25 ha de mandioca (Manihot esculenta), 0,5 ha de maíz pyta, 20 liños de maíz chipa (maíz: Zea mays), 20 liños de poroto (Phaseolus vulgaris), 20 liños de maní (Arachis hypogea), 10 liños de batata (Ipomoea batatas) .Estas actividades las realizan el hombre, la mujer y el hijo mayor (karai, kuñakarai y el mita kuimba`e guazú). También cultivan Fechäo, habilla (Hura polyandra), maní, maíz, porotos caña de azúcar (Saccharum officinarum). Además la comunidad cuenta con una chacra comunitaria (kokue guasu) con una superficie de 130 hectáreas en forma mecanizada, donde se siembran el trigo y la soja (3.200 kilos es el rendimiento aproximado por hectárea), girasol, canola, avena, maíz tupi (20 a 30 hectáreas), dependiendo de la época y de la decisión de la comunidad se utiliza todo el terreno para un solo cultivo/producto, la administración del dinero que genera la venta de estos productos está a cargo del cacique. Se presentan plagas en el poroto y la habilla, esas plagas existen en los granos que son conservados en bolsas y en bidones. Para desarrollar actividades productivas como la cría de animales domésticos y la huerta cerca de las casas la limitación principal para las familias la escasa disponibilidad de agua en forma permanente. El arroyo que se encuentra disponible queda muy lejos para acarrear el agua a pulso, esto no permite explotar mejor los rubros que cultivan.

36

Para la caza, pesca y recolección se van al bosque que dista a 300 mts (o van a 7 o 15 Km) de las casas y para eso va toda la familia el padre y los niños y niñas mayores y en algunos casos la madre, en otras ocasiones van sólo los hombres. Estas actividades suelen durar días y es allí donde acompaña la familia completa.
Cuadro 5. Formas de obtención de los alimentos Dimensiones Formas de obtención de los alimentos Alimentos Tatú (Dasypus novemcinctus), Tejú (Iguana tuberculata), Koatí (Nasua nasua), Guasu (Mazama sp.), ka’i (Cebus apella), Jabalí (Sus scrofa), Carpincho (Hidrochoerus capibara), Mboreví (Tapirus terrestris), Akutí (Dasyprocta azarae), Jakaré ( Caiman latirostris) Naranjo silvestre (Citrus sinesis), Mandarina silvestre ( Citrus reticulatis), Pindó (Syagrus romanzofian), que provee frutas y palmito, Jacarati´a (Jacaratia sp.), Guembe (Philodendron bipinnatifidum), Aguai (Chrysophyllum gonocarpum), Pacurí (Rheedia sp), Inga (Erythrina falcata), Guavirá (Campomanesi crenata), Guaporeity, Guaviyú (Eugenia sp), Ñangapiry (Eugenia uniflora) Kokû ( Myrciaria cauliflora), Tayrê ( Sorocea bonplandii), aratiku ( Annona sp), Miel silvestre, larvas, gusano del pindó llamado buchú Ñundi´a, Tareyi, Piky ( Aphocharax cf. nasutus), y Pira kure entre otros variedades de peces.

Caza

Alimentos que provienen del Bosque

Recolección

Pesca

Alimentos Agropecuarios producidos en el hogar

Agropecuario

Rubros Agrícolas: Mandioca (Manihot esculenta) ,variedades de maíz ( Zea mayz) maíz pyta, maíz chipa, poroto (Phaseolus vulgaris) maní (Arachis hypogea), batata (Ipomoea batatas), Habilla(Hura polyandra), Caña de azúcar (Saccharum officinarum), Trigo (Triticum aestivum), soja, girasol, canola Rubros hortícolas: Poseen Banana (Musa

37

Dimensiones

Formas de obtención de los alimentos

Alimentos sapientum), Naranjas (Citrus sinesis), Níspero (Mespilus germanica L.), Mango (Mangifera indica L.), Mamón (Melicocca bijuga), Durazno (Prunus persica); En sus huertas siembran cebollita (Allium fistulosum), cebolla de bulbo (Allium cepa), a veces tomate (Lycopersicum esculentum), repollo (Brassica oleracea var.), lechuga (Lactuca sativa L.), locote (Capsicum annum.). Cría de animales: Gallinas, patos, cerdos, vaca, caballos, ovejas (unas 6, solo algunos tienen), conejo (algunos entre 15 y 30)

Acceso a Alimentos

Compra de Alimentos

Azúcar, Arroz, Harina, Yerba, Fideo, Sal, Aceite, Salame, Sardina, Carne, Conserva. Verduras: Cebolla, Locote, Tomate, Zanahoria.

Fuente: Elaboración propia

Se observa que existen cinco formas principales de obtención de alimentos que están insertos dentro de tres dimensiones, estas son: los alimentos que provienen del bosque: la caza, la pesca, la recolección, los alimentos agropecuarios producidos en el hogar: el cultivo de rubros agrícolas, hortícolas y la cría de los animales y por último el acceso a alimentos que se refiere a la compra de alimentos. Aquí se refleja aún la característica principal de los Aché como cazadores/recolectores, siendo la agricultura una práctica incorporada o mejorada debido a la necesidad de tener un mayor acceso a los alimentos. La caza es la actividad que se realiza durante todo el año una vez a la semana generalmente realizada por los hombres, a excepción de la caza del tejú que se realiza en los meses de agosto y setiembre. Los responsables de realizar esta actividad son el hombre y la mujer. Una de sus mayores preocupaciones es la disminución de los animales silvestres, para la cultura Aché es muy importante, forma parte de sus vidas. La pesca es una de menor importancia pero igualmente consumen pescados durante todo el año en forma intermitente. Siendo los encargados directos de esta actividad los hombres. La recolección es una de las actividades principales de subsistencia dentro de la economía tradicional de los Aché, explotan una variedad de plantas y frutas de 38

acuerdo a la época del año. Entre las plantas de mayor importancia en la dieta de los Aché se puede mencionar el naranjo silvestre y el pindó, que provee frutas y palmito, yacaratía, mandarina, guembe, aguai, pacuri, inga, guabirá, guaporeity, guabiyú, Koky (Fruta), avati cu. La recolección de estos frutos se hace en diferentes épocas del año, como se muestra en la siguiente tabla. De la recolección se encarga toda la familia, por familia se entiende padres, madres, hijos y a veces salen con los abuelos.
Cuadro 6. Meses de recolección de frutos

Frutas Pacuri Avati cu Inga Naranja Yacaratía Aguai Pindo Guembe Guavira Guaporeity Guabiyu Fruto del Koky Teyne

Meses EN ♀♂●● FB MA AB MY JN JL AG SE OC NO DI

Fuente: Elaboración propia

Referencia: ♀♂●● de la recolección se encarga toda la familia

También recolectan varias especies de larvas, entre ellas el Buchú, la larva del gusano que se cosecha de los troncos caídos del pindó en octubre y noviembre se hecha el pindó, y en diciembre y enero se dispone del Buchú y en marzo del Pichú la larva recibe este nombre porque es más pequeña, también extraen las colmenas de varias especies de abejas y avispas en los meses de agosto y setiembre, noviembre. De la recolección se encarga toda la familia, en especial las mujeres e hijas, uno de los inconvenientes se da con las mujeres, por las largas distancias que se deben realizar para la recolección, esto les produce cansancio, considerando que las mujeres realizan además las tareas del hogar. 39

Figura 8: Calendario de Caza Fuente: Elaboración propia

Todos los alimentos productos de la caza, recolección y pesca se destinan principalmente para el consumo familiar y en algunas ocasiones realizan el karu guazú (comida grande, comida comunitaria), en donde cada familia aporta lo que tiene y en una olla común se prepara la comida para todas las familias de la comunidad. Si bien todo lo mencionado muestra que existen diversas formas por las cuáles las familias acceden a los alimentos con una buena variedad, estos no se encuentran disponibles durante todo el año, es decir, la disponibilidad de alimentos de las familias depende de la estacionalidad de los productos ya sean estos de la agricultura o del bosque. La época más crítica en cuanto a la disponibilidad de alimentos es de Agosto a Octubre, la principal causa es por falta de ingresos.

40

Figura 9: Animales del bosque, trabajo de los niños

5.3.1. Prácticas agrícolas La técnicas para el cultivo más utilizadas son las mismas que utilizan “los paraguayos”, realizan cultivos en fajas, asociación de cultivos, siembra directa y labranza minima, también realizan rotación de cultivos. Generalmente el hombre y la mujer. La cosecha no representa una gran cantidad esto podría deberse a una baja fertilidad del suelo, los Aché no practican el uso de abonos verdes, y tienen perdidas post cosechas que se dan por las lluvias de marzo a abril y los períodos de sequía de octubre a diciembre y las heladas en mayo, junio y finales de agosto, y el ataque de plagas. Para el cultivo las familias se ayudan mutuamente, es decir participan el hombre y la mujer, ayudados de sus hijos. Realizan rosa y quema para la limpieza del lugar, no utilizan abonos químicos, ni cal agrícola y tampoco realizan curvas de nivel. Practican la reforestación, reemplazando el árbol que utilizan y plantando árboles alrededor de sus hogares. Forma parte de la cultura Aché cuidar los bosques. 41

Épocas de siembra El ciclo principal de siembra empieza en el mes de Agosto, siendo este el más importante en el cual se siembran los principales rubros como el maíz, la mandioca, la batata, el maní. En octubre se vuelven a sembrar algunos rubros como, mandioca, el maíz y el poroto y nuevamente se realiza la siembra en febrero de poroto y maíz pero ya en menor proporción.
Cuadro 7. Época de siembra de los principales cultivos

Rubros Batata Maíz Chipa Maíz pyta Mandioca Maní Poroto Habilla Soja Trigo

Meses EN FB MA AB MY JN JL AG ♀♂ ♂ ♂ ♀♂ ♀♂ ♂ ♂ ♂ ♂ ♂ ♂ ♂ ♂ ♀♂ SE OC NO DI

Referencias: primera siembra

●; segunda siembra ●;

tercera siembra

♀ Mujer ♂ Hombre

Épocas de cosecha Como se observa en el Cuadro 8 desde diciembre hasta marzo o abril existe una buena disponibilidad de diferentes a alimentos, sin embargo la disponibilidad es limitada en los meses de mayo a agosto.
Cuadro 8. Épocas de cosecha de los cultivos

Rubros Batata Maíz Chipa Maíz pyta Mandioca Maní Poroto

Meses EN
♀♂●● ♀♂●●

FB MA

AB MY

JN JL AG SE OC NO DI

♀♂●● ♀♂●● ♀♂●● 42

Rubros Habilla* Soja Trigo

Meses EN ♀♂●● ♀♂●● FB MA AB MY JN JL AG SE OC NO DI

Caña de azúcar* ♀♂●● Calabaza Zapallo Melón Sandía Cebollita* Lechuga ♀♂●● ♀♂●●

*Habilla: este es el único rubro que se cosecha a los 40 días de haber cosechado. *Caña de azúcar tienen disponible durante todo el año debido a que van cortando de acuerdo a la necesidad. * Cebollita: Este rubro lo tienen disponible en todo el año, por la cosecha o la compra de los mismos Fuente: Elaboración propia; Referencia: ♀♂●● hombre, mujer e hijos.

Por otra parte se observa la división del trabajo para esta tarea agrícola, siendo la participación de la mujer y sus hijos, acompañando al hombre, visible en todos los rubros, lo que nos permite concluir que es una actividad realizada en forma familiar.

Figura 10: Calendario de las principales actividades agrícolas y eventos climáticos Fuente: Elaboración propia

43

5.4. Consumo y utilización biológica de los alimentos
La alimentación de las familias se ve sujeta a la disponibilidad de alimentos en cuanto a la producción y el ingreso de la familia en el momento. Las familias comen lo que tienen y cuando tienen hambre, es decir no consideran horarios para las comidas, están perdiendo las preparaciones tradicionales, mandioca con carne, poroto con mandioca, guembé con carne, guembé con mandioca, habitualmente hervidos con agua, van combinándolos también con otros alimentos como el arroz o el fideo. En ocasiones la alimentación también depende de los alimentos recolectados como la miel, güembé, pindó, guavirá, palmito (que además algunas familias tienen en sus casas), naranja, pacurí, guaviyú, yvapurũ, o los animales que cazan del monte como tatú, tejú, coatí, guasu, ka’i, de la pesca traen ñurundi’a. Señalaron que su costumbre es consumir alimentos dulces (“Aché he’ȇ la ho’useva”). Endulzan el agua del mate, del tereré5 con azúcar o miel, también suelen tomar el tereré con jugos artificiales (jugo caricia), también consumen el mosto.

Fuente: Fotos del taller en herramienta de consumo y origen de alimentos trabajada con niños y niñas

5

Bebida fría que generalmente que se consume con agua y yerba mate.

44

Cuadro 9. Consumo de alimentos en un día Mañana Mate dulce, con agua o té de hierbas como salvia, cáscara de naranja y azúcar, con chocolatada, con leche, con miel. Si usan la leche o la chocolatada igual le colocan agua y azúcar. Esto es sólo para los adultos, lo niños toman directamente en tazas sin la yerba. Reviro cuando tienen harina y aceite. Luego del mate “si tienen” comen tortilla (a veces colocan huevo, sino solamente harina y sal). Habitualmente sólo comen mandioca o batata hervida. Medio día Habitualmente sólo comen mandioca o batata hervida. A veces si disponen de los ingredientes comen arroz, fideo o güembé con cebolla y un poco de carne. Mandió Pica: mandioca picadita con carne y cebolla, o con arroz. Kumanda con mandioca o sólo con cebolla. Poroto con fideo A veces (Chura) Tatu asado
Fuente: Elaboración propia

Tarde/Noche Mandioca o batata hervida. Tortilla Reviro cuando tienen harina y aceite.

Mandioca o batata hervida.

menudencias

Como se mencionó más arriba en la comunidad existen ciertas preparaciones que fueron transmitidas de generación en generación y que forma parte de su cultura. Las familias de esta comunidad acostumbran a elaborar alimentos combinando los frutos recolectados con los rubros producidos en las fincas, entre estas combinaciones se pueden citar estas comidas:
    

Mandioca con carne: la mandioca mezclada con cualquier carne de animal silvestre o doméstico que se preparada hervido o frito. Poroto con carne: el poroto junto con la domésticos se prepara hervido, sin sal. carne de animales silvestres o

Buchú6 con mandioca: las larvas del pindó junto con la mandioca se mezclan y esta preparación puede ser hervida o frita, sin sal. Buchú con guembé: las larvas del pindó junto con el guembé esta preparación puede ser hervida o frita, sin sal. Buchú con pindó: las larvas con los frutos del pindó al igual que las demás este plato puede ser hervido o frito y no lleva sal.

Además de estas combinaciones las familias elaboran sus alimentos con los animales cazados del bosque, que en ocasiones son un ingrediente más de los citados platos.

6

Larva del pindó

45

Consumen otras larvas como el Chaka que se encuentra dentro de la leña, el Cracho que se encuentra dentro de la tacuara y tiene un sabor dulce. Según señala el referente Aché estos poseen vitaminas y proteínas, esta información sería de un estudio antropológico de los estados unidos, pero esto data de hace 30 años y no se accedió a esta información. Esto refleja la escasa información actualizada acerca de la alimentación Aché, y de la importancia de conocer el valor nutricional de los alimentos que provienen del bosque y de sus alimentos tradicionales. Los alimentos del bosque son los que se van perdiendo debido a la deforestación y estos alimentos son los más valorados por los Aché, ellos prefieren sus preparaciones tradicionales. Con todos los alimentos que provienen del bosque y de la finca, igualmente las familias compran ciertos alimentos para su dieta. Entre los alimentos y enseres más comprados se encuentran: azúcar, yerba, fideo, sal, aceite, también algunas verduras como cebolla, locote, tomate, zanahoria y la conserva, entre los enseres el jabón, uno de los productos más utilizados. La compra de alimentos y enseres básicos se realizan de las ciudades aledañas a la comunidad y también a través de macateros (vendedores ambulantes).

5.4.1. Aspectos físicos y de higiene En general se pudieron observar los siguientes aspectos físicos más resaltantes:
  

Cabellos opacos Ojos normales Piel seca, pálida, arrugada

Fuente: niños, niñas y mujeres adultas de la comunidad

Se pudo observar la presencia de caries dentales, distensiones abdominales y en algunos niños sarna. Estas observaciones fueron realizadas durante el taller y durante el recorrido para las encuestas, que nos dan características generales de los pobladores de la comunidad. En cuanto a la higiene, no se lavan las manos con frecuencia, sólo cuando ya las tienen muy sucias, se bañan diariamente pero para deben ir hasta la naciente o 46

hasta el arroyo de la comunidad, se podría decir que existen escasos hábitos saludables para el cuidado personal. Entorno (Saneamiento ambiental) hay presencia de animales en el lugar de preparación de los alimentos y se observa un ambiente poco saludable, hay basuras alrededor y dentro de las viviendas. Su forma de disposición de las basuras es la quema principalmente, también, la entierran o juntan cerca de la casa.

Fuente: Comunidad de Ypetîmi, vivienda y su entorno.

Esto indica que al momento de manipular los alimentos y de manera general no se tienen en cuenta los cuidados mínimos de higiene, lo que a su vez deriva en enfermedades como vómitos y diarreas. Se refleja una gran necesidad de que las familias accedan a una educación sobre hábitos saludables de alimentación e higiene. 5.4.2. Enfermedades humanas más frecuentes Existen algunas enfermedades comunes presentes durante todo el año como son las enfermedades buco dentales, el kuru de la piel (costritas), virua (viruela) y problemas de vista. Las enfermedades respiratorias son muy comunes en los meses de mayo a julio de las que se pueden citar:
      

Gripe Tuberculosis Tos Fiebre Neumonía Pecho yopy Dolor de oído

Reconocen estás enfermedades y los síntomas porque acuden a los puestos de salud para consultar, se realizan los análisis correspondientes y los médicos les dan el diagnóstico. En cuanto a los síntomas de mal nutrición, el referente de la comunidad expreso que no reconocen y no conocen estos síntomas, sólo lo sabrían si acuden al médico.

47

También durante el verano existen otras enfermedades comunes a la estación, muchas veces están enfermedades son a causa del consumo de agua no segura. Estas enfermedades se presentan en los meses de agosto a febrero y son:
   

Diarrea, Vomito, Dolor de vientre, Diarrea con sangre (tygue rovy)

Preparan remedios caseros, por lo general es la mujer quien los prepara, no se pudo acceder a la información sobre los preparados medicinales para estas enfermedades, cuando la enfermedad es muy grave compran el remedio de la farmacia. Una de las enfermedades que precisa asistencia hospitalaria y es la más grave es la bronquitis. 5.4.3. Prácticas alimentarias generales Utensilios, en general utilizan platos enlozadas de tamaño mediano, algunos además utilizan platos de vidrio. Cucharas medianas, cucharones de 50ml., vasos de aluminio y plástico, tazas enlozadas y de plástico de 200 y 250 ml.

Fuente: utensilios comúnmente utilizados por las familias

Los alimentos, en general preparan sus alimentos dentro de la casa con leña en el suelo, en algunos casos como trabajos comunitarios se realiza el Karu guasu y la comida es preparada a la intemperie. 48

5.4.4. Prácticas alimentarias con niños menores a 2 años Todas las madres practican la lactancia materna hasta los 1 a 2 años y son las madres las que deciden cuando los niños deben dejar de mamar. Sin embargo, en lo que respecta a la lactancia materna exclusiva esta dura en promedio unos cuatro (4) meses, a partir del cuarto mes el niño ya recibe otros alimentos, es decir la introducción de alimentos es temprana. Comienzan con un preparado del maíz chipa que es dulce (seria como una crema o puré del maíz, este se aplasta y se mezcla con un poco de agua). También el niño consume caldos de poroto (sólo el caldo), de carne de palomas, al buchú le quitan la cabecita y le dan el juguito. Estos datos reflejan la importancia de fomentar la lactancia materna exclusiva durante los seis meses, el enseñar a las madres la importancia de realizar esta práctica y además de cómo y cuando deben ir incorporándose los demás grupos de alimentos. En algunos casos, cuando pueden adquirirlos dan a los niños y niñas los cereales Nestúm después de los dos años, los compran cuando van a la ciudad de San Juan Nepomuceno (los Aché lo llaman Neto). En los casos de diarrea el único alimento restringido es la grasa o los alimentos fritos, las larvas y no le dan azúcar, los alimentan con arroz, con infusiones de cáscara de naranja, jugo de naranja, infusiones de la corteza de apepu (naranja agria) con hojas de guavirá. Sólo algunos no le dan agua, y muy poca leche; en casos aislados le suspenden totalmente la alimentación.

5.4.5.

Situación Nutricional de la comunidad Las mediciones antropométricas se realizaron a las personas presentes en el taller desarrollado en la comunidad, se tomaron las medidas a los menores de 2 años, a mujeres adultas entre 16 y 60 años; a niños y niñas escolares entre 6 y 12 años y a mujeres embarazadas.

Al principio se mostraron reacios a las mediciones especialmente los menores, esto debido a su timidez además esta es una experiencia nueva para ellos, una vez que entendieron que era algo sencillo, no hubo mayores inconvenientes para tomar las medidas. Se debe hacer hincapié en que el estudio es una prueba piloto y que en ese momento las condiciones climáticas no permitieron realizar las medidas con la cantidad mínima de vestimenta necesaria.

49

Todos los resultados presentados a continuación se consideran como la tendencia que presenta la comunidad en cuanto a su situación nutricional por el carácter de estudio piloto del trabajo, siendo el objetivo principal validar la metodología. Situación Nutricional de niños y niñas menores de 2 años y de 2 a 5 años Los datos de los niños y niñas menores de 2 años y de 2 a 5 años, fueron procesados y evaluados en el Departamento del Sistema de Evaluación Nutricional – SISVAN, de la Dirección de Programas en Nutrición del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición – INAN, según los Patrones de Referencia para el Crecimiento de Niños y Niñas menores de 5 años de edad recomendados por la OMS. Se realizo la evaluación de la Situación Nutricional de la siguiente manera:    De los menores de 2 años con el indicador Peso/Edad, De los menores de 2 a 5 años con el indicador Peso/Talla, y el Estado de la Talla con Talla/Edad en ambos grupos.

Fuente: toma de medidas antropométricas

Según estos indicadores no se encontraron niños y niñas con Desnutrición Severa Global (Peso/Edad) o con Desnutrición Moderada Global, si se registro Riesgo de Desnutrición Global en siete (7) niños y niñas menores de 2 años.

50

Figura 11: Resultados según el indicador P/E

En el grupo de niños y niñas de 2 a 5 años, no se registro Desnutrición Severa Aguda (Peso/Talla), si se identificó un caso (1 niña) con Desnutrición Moderada Aguda, tampoco se encontraron niños y niñas con Riesgo de Desnutrición Aguda. En cuanto a los estados por excesos se registraron con Sobrepeso siete (7) niños y niñas, y un caso de Obesidad (1 niño). Según el indicador de Talla/Edad, muestra 12 niños y niñas con Desnutrición Crónica, tres (3) niños y niñas con Riesgo de Desnutrición Crónica en menores de 2 años, nueve (9) niños y niñas con Desnutrición Crónica, y dos (2) niños y niñas Riesgo de Desnutrición Crónica de 2 a 5 años. Los resultados se observan el la figura siguiente.

51

SITUACION NUTRICIONAL* DE NIÑOS Y NIÑAS DE 0 A 2 AÑOS DE LA ETNIA ACHE DE LA COMUNIDAD YPETIMI DEL DISTRITO ABAI DE LA VI REGION SANITARIA CAAZAPA. AÑO 2010.

12

12

10

8

7

%
6

4

3

2

0 Desnutrición Crónica Riesgo de Desnutrición Crónica Talla Normal

n=22

*TALLA/EDAD

SISVAN-INAN-MSPYBS.

Figura 12: Resultados según el indicador T/E

Además se ha discriminado la Evaluación Nutricional de los niños y niñas menores de 5 años por genero, donde se hallaron más niñas con Riesgo de Desnutrición Severa Global (indicador Peso/Edad; 5 niñas y 2 niños), en cuanto a la Desnutrición Crónica (indicador Talla/Edad, 8 niñas y 4 niños) y con Riesgo a Desnutrición Crónica dos (2) niños y una (1) niña, estos datos corresponden al grupo niños y niñas menores de 2 años. En cuanto al grupo de 2 a 5 años tenemos una diferencia en Sobrepeso con el indicador Peso/Talla, se registraron cinco (5) niñas y dos (2) niños con Sobrepeso, y con Desnutrición Crónica se presentaron siete casos (7) en las niñas y dos (2) niños.

52

SITUACION NUTRICIONAL* DE NIÑOS Y NIÑAS DE 2 A 5 AÑOS DE LA ETNIA ACHE DE LA COMUNIDAD YPETÎMI DEL DISTRITO ABAI DE LA VI REGION SANITARIA CAAZAPA. AÑO 2010.

7

6

5

4

3

2

%

1

0

Desnutrición Severa Moderada Aguda Desnutricion Aguda

Normal

Sobrepeso

Obesidad

n=15

*PESO/TALLA

SISVAN-

MSPYBS.

Figura 12: Resultados según el indicador P/T

Situación Nutricional de embarazadas De las cinco embarazadas, participaron del taller tres embarazadas las cuáles fueron medidas y evaluadas a través de los indicadores Peso, Talla y Edad Gestacional. En donde los resultaros muestran un caso de bajo peso, uno con Peso Adecuado, y uno con Sobrepeso.

53

Los siguientes gráficos muestran las tendencias de la Situación Nutricional de las mujeres embarazas de la comunidad.

Figura 13: Resultados de la situación nutricional en embarazadas

Debido a la poca cantidad de mujeres embarazadas evaluadas el gráfico presenta similitudes en los tres estados, como se indicó se registro un caso de cada uno.

Figura 14: Peso en mujeres embarazadas

Las mujeres presentan pesos de entre 53 a 68 kg, lo que está ligado a su mes de gestación siendo la de mayor con un embarazo muy avanzado llegando a los nueve (9) meses, seguida de una embarazada de siete (7) y por último una de seis (6) meses. El control prenatal de estas mujeres es de suma importancia para monitorear el crecimiento del niño y así poder identificar riesgos futuros. Pero estas mujeres deben acudir a puestos de salud muy alejados de su comunidad lo que dificulta su acceso a una atención adecuada. Así mismo los partos se dan generalmente dentro de la comunidad, esto podría no darse en las condiciones optimas y con los cuidados esenciales que requiere un recién nacido.

54

Figura 15: Talla en mujeres embarazadas

La figura anterior muestra la baja talla de las mujeres con un máximo de 1,65 y un mínimo de 1,46, lo que muestra que poseen una estatura pequeña en mujeres cuyas edades son de 34, 35 y 19 años.

Situación Nutricional de niños y niñas escolares Fueron evaluados 14 escolares de sexo femenino y masculino, con edades comprendidas entre 6 a 12 años obteniendo los resultados de la evaluación nutricional según Índice de Masa Corporal (IMC), indica 0% de Bajo Peso; con prevalencia de mal nutrición por exceso: en relación al sobrepeso 21.4% y 78.6% se encuentran con Situación nutricional Adecuada.

55

SITUACIÓN NUTRICIONAL* DE ESCOLARES DE LA COMUNIDAD YPETIMI DE LA ETNIA ACHÉ DISTRITO DE ABAÍ - VI REGIÓN SANITARIA CAAZAPÁ AÑO 2010
78,6%

21,4%

0% Adecuada
SISVAN-INAN-MSPyBS

0% Sobrepeso
*IMC

Bajo Peso

Obesidad
n:14

Figura 16: Resultados IMC en escolares

Los niños y niñas presentan una tendencia a una Situación Nutricional Adecuada, sin embrago es preciso cuidar que desarrollen todas sus capacidades y se debe considerar que encuentran en una etapa de aprendizaje por lo que necesitan una adecuada alimentación, es importante que los padres y maestros conozcan que tipo de alimentación deben brindar a estos niños adecuada a su etapa de crecimiento y desarrollo intelectual
ESTADO DE LA TALLA* DE ESCOLARES DE LA COMUNIDAD YPETIMI DE LA ETNIA ACHÉ DISTRITO DE ABAÍ - VI REGIÓN SANITARIA CAAZAPÁ AÑO 2010
35,7% 35,7%

28,6%

Talla Adecuada
SISVAN-INAN-MSPyBS

Riesgo de Talla Baja
*T/E

Talla Baja
n:14

Figura 17: Resultados según T/E

56

Respecto a la desnutrición crónica, indicado por la situación de la talla para la edad de los escolares, los resultados indican un déficit de talla de 71.4 %. Los niños y niñas escolares de la comunidad tienden a la talla baja, el desarrollo físico está muy ligado a los factores ambientales como el consumo de alimentos o las enfermedades que afectan directamente el crecimiento, por lo que, se debe prestar atención y analizar cómo se presentan estas situaciones en los menores lo que ayudará a adoptar una estrategia para que se desarrollen normalmente. Situación Nutricional de mujeres adultas Los resultados muestran que en su mayoría, de las 21 mujeres evaluadas, comprendidas entre 16 a 60 años, se presentan ocho (8) casos de sobrepeso, cuatro (4) de obesidad, y nueve (9) están en estado nutricional adecuado; no se registraron casos con desnutrición.

Estado Nutricional según IMC mujeres adultas
10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 Desnutrición Adecuado Sobrepeso Obesidad

Fuente: SISVAN-INAN
Figura 18: Resultados según IMC en mujeres

n=21

A pesar de que solo se evaluó a 21 mujeres de esta etnia, reflejan igual perfil nutricional que los adultos de zonas urbanizadas, ya que la malnutrición por exceso supera al estado nutricional adecuado. Esta tendencia lleva a las personas a desarrollar con mayor frecuencia algunas alteraciones metabólicas como diabetes, la hipertensión arterial, igualmente en todas ellas incrementa la posibilidad de tener ateroesclerosis y sus consecuencias, como infartos. De ahí que se debe verificar la dieta que llevan, realizar controles periódicos, para ello las mujeres deben acceder a una educación alimentaria-nutricional y acudir a los centros de salud.

57

T alla (m) mujeres adultas
5 4,5 4 3,5 3 2,5 2 1,5 1 0,5 0 Total
Figura 19: Talla en las mujeres adultas

1,39 1,415 1,44 1,45 1,455 1,46 1,465 1,48 1,49 1,52 1,53 1,545 1,56

La figura muestra que las mujeres tienen estaturas entre 1,39 y 1,56 m, lo que muestra que son de estatura pequeña.

Figura 19: Medición de talla en una mujer Aché

58

5.5. Ingresos – Comercialización
Pasando a lo que corresponde a la compra de productos, y la comercialización o venta de los productos agrícolas el mercado disponible son los mismos vecinos y los macateros. Los rubros que venden, la cantidad y los precios de cada uno se observan en el siguiente cuadro:
Cuadro 10. Productos de la finca destinados a la venta Producto Maíz pyta Maíz Chipa Poroto Gallina Pato Cerdos peso vivo Cerdos faenado Cantidad 100 Kg. 20 Kg. 20 Kg. 2 Unidad 1 Unidad Precio (Guaraníes/kg.) 500 1000 1000 vecinos/3000 macateros 25.000 15.000 hembra/30000 macho 7000 13.000 Fuente: Elaboración propia

Para la comercialización son el hombre y la mujer, en conjunto los deciden como y que producto vender, que a su vez depende del rendimiento obtenido; en el caso de los rubro de la chacra comunitaria ya se mencionó que el responsable de la administración es el líder de la comunidad Las cantidades destinadas a la venta son pequeñas, lo que demuestra que en gran parte todo lo producido es destinado al consumo interno de la familia y la comercialización es principalmente dentro de la misma comunidad. La carne de cerdo es comercializada básicamente en Semana Santa y a fin de año. El maíz es comercializado en el mes de diciembre y enero, la soja en el mes de marzo y el trigo en el mes de septiembre. Otras actividades que generan ingreso en la finca consisten en las changas (trabajo temporal) como el destronque, cosecha de soja y maíz por lo que se paga 30.000 gs por jornal, esto lo realiza el padre y el hijo mayor. Para el cultivo de la soja y el trigo estas familias a veces alquilan sus tierras, el alquiler va de 2 a 10 hectáreas, el promedio es de 5 hectáreas por familia. El 35% de la ganancia de la producción le corresponde a los que arriendan sus tierras. Los ingresos de la finca administran los padres (papá y mamá) y el ingreso de la chacra comunitaria de la cual se obtiene el trigo y la soja para la venta, administra el Cacique (líder de la comunidad) el cuál es destinado para cubrir gastos de alimentación, salud y educación de los más necesitados. 59

En cuanto a la artesanía las mujeres producen canastos en base a las hojas del pindó y tallado en madera de cedro. Estas artesanías son vendidas durante distintas épocas del año. En la Figura 4 se observa nuevamente la manera en que las familias obtienen sus ingresos y el destino de los mismos. En donde las raíces del árbol componen las fuentes de ingresos: maíz pyta, maíz chipa, poroto, cerdos, gallinas, patos y la chacra comunitaria; el tallo consiste en la administración que son los padres (papá y mamá) y el cacique; y la copa que representa la inversión o gastos y el mayor gasto se da la alimentación y en la salud, también se invierte en educación, compra de ropa, pasajes para salir de la comunidad, y algunos artículos para el hogar como mantas y colchones.

Figura 20: Árbol de ingresos

60

5.6. Sistema organizativo de la comunidad

Figura 21: Tortilla/Diagrama de Veen

El sistema organizativo de la comunidad es el siguiente, cuentan con cuatro (4) Caciques: Cacique 1: Roberto Tykuarangi, Cacique 2: Benjamín Jddjakngi, Cacique 3: Eladio Jddjkuwachugi, Cacique 4: Emilio Tõrangi, quienes son los que deciden las diferentes actividades que se desarrollaran en la comunidad. Luego siguen los Comisarios que son siete (7), cuyos nombres son, Higinio Mdetgi, Esteban Tykuarangi, Mateo Chugi, Moisés Krygi, José Mbedjywgi, Felipe Mbaydjuwagi y Julián Brikugi, ellos son los encargados de la vigilancia de la comunidad, también tienen un Consejo Comunitario Aché compuesto por 10 personas (hombres y mujeres) ellos se reúnen cuando van a realizar alguna actividad, por ejemplo si un nuevo Doctor va llegar a la comunidad debe entrevistarse con ellos. Hacen asambleas comunitarias que realizan cada mes y reuniones cada 15 días.

61

Las siguientes instituciones de la comunidad se manejan como sigue: El colegio y la escuela: tienen escolaridad hasta el Tercer Curso, cuyos profesores son Roberto Ortiz, Marcial Paiva y Ever Vera; y son paraguayos. Cuentan con una escuela de Escolar Básica, con 4 profesores Aché, Teresa Djakuwachugi, Ramona Tykuarangi, Magdalena Tycuarangi y Ceferino Kreigi. La Iglesia, que tiene el Oratorio, el cual está a cargo de dos Pastores de nombre Roque Mbepurangi y Pablino Bywangi. Se pudo observar la influencia de la religión evangélica en la comunidad. También mencionaron la visita periódica de pastores o misioneros de Tuparenda a la comunidad. Cuentan con un lugar para los abuelos, al que llaman “Casa de los abuelos”, iniciativa de la Prof. Teresa Djakuwachugi, apoyada por las mujeres de la comunidad. 5.6.1. Interrelaciones y comunicación al interior de la comunidad Las familias de esta comunidad demuestran mucha solidaridad entre ellos lo que refleja el MUY BUEN relacionamiento de los pobladores. Que se puede considerar como una fortaleza de la comunidad al momento de iniciar alguna actividad. En cuanto en la relación entre los caciques es MUY BUENA entre sí y con la comunidad, excepto con la escuela, con el consejo y los comisarios el cual mencionaron que es BUENA. Las discusiones que suelen presentarse son en las negaciones para manejar los ingresos de la comunidad, los que se resuelven por medio del diálogo. Cuentan con un club deportivo, el cual es muy importante para ellos, es el lugar donde ellos se recrean, se comunican y se relacionan entre sí, creando unidad entre ellos y una muy buena relación.

5.6.2. Relacionamiento y comunicación con otros actores e instituciones Tienen una MUY BUENA relación con el Ministerio de Salud, que hace vistas periódicas para vacunación, así también en caso de enfermedades más graves acuden a los lugares donde cuentan con asistencia en salud, según este orden: San Juan, Caazapá y Asunción. El Ministerio de Educación, también reciben visitas periódicas de esta institución, del mismo modo le proveen de materiales para la educación (útiles escolares, libros y otros). Se relacionan además con Brasileros y paraguayos, con quienes tienen MUY BUENAS relaciones, ya que son los principales referentes al momento de dar oportunidades de trabajo a la comunidad. Hay torneos de futbol, fiestas de solidaridad la comunidad es invitada por los campesinos y los Aché invitan a los 62

campesinos. Estos torneos tienen fines solidarios, como recaudar fondos para alguna actividad o para alguna persona que necesita ayuda. El acercamiento que tuvieron con ACH lo ven como MUY BUENO para la comunidad, es la primera vez que una institución llega a la comunidad para realizar un trabajo en conjunto. En cuanto a los macateros la relación que tienen con la comunidad es MUY BUENA, esto se debe, a que son los brindan las provistas, ropas y otras necesidades que no se encuentran en la comunidad. Se relacionan además con la Municipalidad de Aba’i, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Instituto Nacional Del Indígena (INDI) y la Gobernación, la relación con estas instituciones es REGULAR, señalaron que esta relación se da por el poco interés de parte de estas instituciones hacia la comunidad.

63

6. CONCLUSIONES
La metodología aplicada permitió caracterizar el perfil alimentario y la tendencia nutricional de la comunidad Aché. Las mujeres y hombres participantes validaron las herramientas aplicadas en la plenaria y manifestaron su aceptación por el método ya que promovió el autoanálisis y reflexión sobre su situación basada en el dialogo, la memoria colectiva, el rescate de saberes ancestrales de forma oral, y visual. No se observaron barreras en la comunicación, las herramientas aplicadas facilitaron la motivación de las mujeres para la participación efectiva. Con la experiencia se pudo demostrar que del uso de métodos participativos y las herramientas seleccionadas y adaptadas al propósito del estudio, pueden ser utilizado con Pueblos Indígenas, a fin de obtener información actualizada con relación a la situación de la Seguridad alimentaria y Nutricional desde la visión de estos pueblos. La aplicación del enfoque de género, de ecología humana y de sistema otorgo una mirada holística e integral a los medios de vida de la comunidad Aché desde la visión de la comunidad. En la comunidad existe una alta valoración de las mujeres razón por la cual el Consejo Aché las selecciono como las principales referentes e informantes de este estudio. La metodología puede ser aplicada en otros estudios similares con Pueblos Indígenas de otras etnias, siempre adaptándose a las realidades de las comunidades y respetando la cultura de estas poblaciones. Las herramientas utilizadas pueden recolectar una gran cantidad de datos en poco tiempo si son trabajadas de manera simultánea y validadas en plenaria. Es muy importante contar con un/a referente del pueblo indígena como parte del equipo de investigación ya que facilita la comunicación entre el equipo y la comunidad y permite conocer los aspectos culturales a considerar a lo largo del proceso.

64

Las mujeres cumplen un rol muy importante para todas las actividades de subsistencia, se encargan de la recolección, el cultivo y el cuidado de la chacra, también de la preparación y conservación de los alimentos, también realizan artesanías como canastos y tallados en maderas que son comercializados durante el año. Las mismas señalaron la importancia de contar con la opinión de los hombres, estos no participaron del taller por el trabajo que debían realizar en sus chacras, pero dieron su apoyo poder realizar el trabajo. En lo que respecta a sus cultivos y animales, cuentan con animales menores como gallinas, patos, y cerdos generalmente para su alimentación. El principal problema es la peste en los animales y la muerte se produce repentinamente, las gallinas sufren de gripe aviar y los cerdos tienen fiebre. Las viviendas de las familias tienen plantas frutales de banana, naranja, níspero mango mamón, durazno, además de varios árboles para la sombra. Algunas familias en invierno disponen de huertas donde siembran cebollita, cebolla de bulbo, a veces tomate, repollo, lechuga, y locote. Uno de los problemas principales que poseen para el cultivo de hortalizas es la falta de agua (falta de pozo). No es costumbre de la comunidad el consumir hortalizas, la más consumida es la cebollita y la cebolla de bulbo. Las chacras distan de las casas entre 50 a 300 metros con una superficie de 1 a 1,5 hectáreas por cada familia, donde realizan la plantación de 0,25 ha de mandioca, 0,5 ha de maíz pyta, 20 liños de maíz chipa, 20 liños de poroto, 20 liños de maní, 10 liños de batata. También cultivan Fechäo, habilla, maní, maíz, porotos caña de azúcar. Se observa que existen cinco formas principales de obtención de alimentos que están insertos dentro de tres dimensiones, estas son: los alimentos que provienen del bosque: la caza, la pesca, la recolección, los alimentos agropecuarios producidos en el hogar: el cultivo de rubros agrícolas, hortícolas y la cría de los animales y por último el acceso a alimentos que se refiere a la compra de alimentos. Se presentan plagas en el poroto y la habilla, esas plagas existen en los granos que son conservados en bolsas y en bidones.

65

Como una de sus estrategias actuales de obtención de alimentos, los Aché aún practican la caza-pesca-recolección, conducta ancestral que demuestra el dominio de su cultura. Los Aché han incorporado la agricultura como una estrategia y método más para tener acceso a los alimentos, está actividad la han aprendido de los colonos brasileros y los campesinos paraguayos ya en años atrás. Tienen dos ciclos de producción, siendo el más importante en diversidad el de agosto, la siguiente siembra es en octubre, inclusive algunas familias siembran también en febrero. Se mantiene la costumbre de compartir los alimentos entre todos los miembros de la comunidad, en determinadas ocasiones realizan el karú guazú (comida comunitaria), pero encuentran difícil planificar su producción y prever futuras demandas debido al hábito que tienen de consumir todos los alimentos en el momento. Teniendo en cuenta el calendario estacional de actividades productivas la comunidad posee una buena disponibilidad de alimentos en la mayor parte del año gracias a las estrategias múltiples que realizan. Existe una regular disponibilidad en los meses de octubre/noviembre que muchas veces se vuelve crítica. Para los Aché, el bosque forma parte de su vida, es imprescindible, consideran los alimentos más importantes los obtenidos en este espacio natural. Practican la reforestación, reemplazando el árbol que utilizan y plantando árboles alrededor de sus hogares. A la comunidad le ha costado adaptarse a la nueva alimentación, es decir, incorporar a su dieta la sal, el aceite, las verduras, sólo un 40% de las familias acepta las verduras y la gran mayoría prefiere seguir consumiendo sus preparaciones tradicionales. Las familias acostumbran a elaborar alimentos combinando los frutos recolectados con los rubros producidos en las fincas, entre estas combinaciones se pueden citar la Mandioca con carne de animal silvestre o doméstico, Poroto con carne, Buchú7 con mandioca que son larvas del pindó junto con la mandioca, Buchú con güembé, Buchú con pindó todos estos platos pueden ser hervidos o fritos y no llevan sal.

7

Larva del pindó

66

Para la comercialización son el hombre y la mujer, en conjunto los deciden como y que producto vender, que a su vez depende del rendimiento obtenido; en el caso de los rubro de la chacra comunitaria el responsable de la administración es el líder de la comunidad. Las cantidades destinadas a la venta son pequeñas, lo que demuestra que en gran parte todo lo producido es destinado al consumo interno de la familia y la comercialización es principalmente dentro de la misma comunidad. Otras actividades que generan ingreso en la finca consisten en las changas (trabajo temporal) como el destronque, cosecha de soja y maíz por lo que se paga 30.000 gs por jornal, esto lo realiza el padre y el hijo mayor. La época más crítica en cuanto a la disponibilidad de alimentos es de Agosto a Octubre, la principal causa es por falta de ingresos. Se observa tendencias a estados por déficit y por exceso, por déficit especialmente en los menores de 2 a 5 años, por exceso en escolares y mujeres adultas. La lactancia materna exclusiva sólo se práctica en promedio hasta los 4 meses y la introducción de nuevos alimentos es temprana e inadecuada. Es escaso el acceso al agua y la falta de una buena educación en hábitos saludables de higiene y alimentación, se presentan como uno de los aspectos prioritarios en donde la comunidad necesita apoyo. Se debe destacar que la comunidad está organiza, es abierta a recibir orientación y educación no formal y son solidarios entre ellos, fortalezas que pueden ser aprovechas para el desarrollo de la comunidad a fin de mejorar sus condiciones de vida. La población Aché de Ipetimi, si bien es una de las comunidades con mejor situación en relación a otras que presentan altos grados de vulnerabilidad, aún así presenta déficit estacional en la disponibilidad, conservación y consumo de alimentos así como en los estados de higiene e inocuidad de alimentos que impactan en su seguridad alimentaria y nutricional.

67

7. RECOMENDACIONES
Involucrar a referentes hombres y mujeres, seleccionados por la las comunidades indígenas, en el equipo de investigación desde el diseño del estudio. Coordinar las acciones, con las instancias públicas y privadas participantes y la comunidad, con la orientación de los/as referentes de la misma. Difundir la metodología del estudio a modo de ajustarla a cada contexto, la misma puede ser utilizada en poblaciones urbanas, campesinas e indígenas. Considerar la representatividad de la muestra, para próximos estudios, debido a que fue una prueba piloto, se aplicaron y ajustaron los instrumentos sin considerar la representatividad, y además por la coyuntura de la comunidad (los hombres no pudieron participar).Contemplar las medidas antropométricas de hombres adultos. Generar la estrategia adecuada para la ejecución de los programas alimentarios nutricionales que se desean implementar en pueblos indígenas ya que se observan carencias en el acceso a información nutricional y de hábitos alimentarios. Resaltar la importancia de contar con información acerca del valor nutricional de los alimentos tradicionales de las comunidades, a fin de fomentar el consumo de aquellos que presenten mayor cantidad de nutrientes. Gestionar la atención de la comunidad a efectos de recibir los beneficios de políticas e instrumentos de políticas públicas de seguridad alimentaria y educación nutricional, considerando los aspectos culturales de los pueblos. Articular con programas de salud pública de manera a gestionar la llegada a la comunidad de programas que fomenten la lactancia materna exclusiva, y que promuevan y ayuden a introducir hábitos de higiene adaptado a la cultura de los pueblos. Conformar un grupo interdisciplinarios y con sensibilidad cultural para futuros estudios, el conocimiento del idioma guaraní es imprescindible 68

para la realización del estudio. Permanecer en la comunidad el tiempo necesario de manera a aprovechar las noches para grupos focales o entrevistas a informantes claves. Profundizar la investigación en la relación entre la cultura alimentaria, el ámbito nutricional y la seguridad alimentaria, haciendo énfasis en la participación de la mujer. Se debe acompañar el uso de las herramientas con la visita a los hogares y las parcelas de manera a triangular y verificar la información. Profundizar en la identificación de las estrategias de sobrevivencia de los hogares y de la comunidad en periodos de inseguridad alimentaria. Involucrar y coordinar con instancias públicas que puedan apoyar en el estudio de los valores nutricionales de los alimentos autóctonos recolectados y consumidos por los diferentes pueblos indígenas. Incorporar comparativamente los alimentos del pueblo Aché a la Olla de Alimentos de las Guías alimentarias del Paraguay y analizar las complementariedades, similitudes, debilidades y fortalezas del sistema alimentario del mencionado pueblo en relación a lo recomendado por las Guías. Atender las necesidades de disponer y/o acceder a agua segura y programas de saneamiento ambiental que demanda la comunidad

Foto: Equipo de investigación

69

FOTOS DEL TALLER

Fuente: Fotos de mujeres de un grupo de trabajo

Fuente: Foto de técnicas del INAN con poblador Aché

70

8. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ARENAS, P. 2003. Etnografía y alimentación entre los Toba-Ñachilamole#ek y wichíLhuku’tas del Chaco Central (Argentina). Buenos Aires, AR : el autor. 562 p. CLAVERO, B.; HITCHCOCK, R.; KOPERSKI, T. 2008. Los Aché del Paraguay: Discusión de un Genocidio. Buenos Aires, AR: IWGIA. 288 P. BENITEZ, L. 1990?. Historia cultural : reseña de su evolución en Paraguay. Asunción, PY : Comuneros. 261 p. DERUYTTERE, A. 2003. Pueblos indígenas, recursos naturales y desarrollo con identidad: riesgos y oportunidades en tiempos de globalización. BID. DGEEC (Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos, PY). 2003. Pueblos indígenas del Paraguay: resultados finales. Fernando de la Mora, PY. 688 p. (II Censo Nacional Indígena de Población y Vivienda: 2002) FRETES, R. 1988. El enfoque de ecología humana en el desarrollo rural. In: SEMINARIO NACIONAL DE ECOLOGÍA HUMANA (1988, Quinta Ycua Sati, Asunción, PY). /Ponencias/. Asunción, PY : FEH, FIA, UNA. p. 13-21 GARCÍA, J. 2004. Hábitos alimentarios y estado nutricional de niños preescolares de familias artesanas y agrícolas de la compañía Franco Isla, Distrito de Carapeguá. Tesis (Ing.Ecol.Hum.). San Lorenzo, PY : CIEH, FCA, UNA. 59 h. HERNANDEZ, R. ; FERNÁNDEZ, C. ; BAPTISTA, L. 2006. investigación. 4º ed. México, MX : Mc Graw Hill. 850 p. Metodología de la

INSTITUTO DE LA CIENCIA. 1970. El origen étnico de los Indios Blancos Guayakis del Paraguay. Buenos Aires. MELIA, B. ; GRÜNBERG, G. ; GRÜNBERG, F. 1976. Los Paĩ Tavyterã : Etnografía Guaraní del Paraguay contemporáneo. Asunción, PY: CEA, UCA 303 p. MSPyBS (Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, PY). 2003. Alimentación y nutrición: guía para jóvenes hacia la seguridad alimentaria en los hogares. Asunción, PY: DPS, PNSIA, MSPyBS. 40 p. MSPyBS (Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, PY), DGPS (Dirección General de Programas de Salud), INAN (Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición). 2002. Guías alimentarias del Paraguay. Asunción, PY : MSPyBS. 170 p. ORIHUELA, A. 2005. Pautas tradicionales y actuales de alimentación de los indígenas Aché de la Colonia de Arroyo Bandera, Distrito de Vila Ygatimi, Departamento

71

de Canindeyú. Tesis (Ing.Ecol.Hum.). San Lorenzo, PY : CIEH, FCA, UNA. 79 p. PALACIOS, L. 2008. Perfil Alimentario de la Comunidad Mbya Guaraní Vijú, Distrito de Tava’i. Departamento de Caazapá. UNA/FCA/ACH. Asunción. 75 pág. RENSHAW, J. 1989. Análisis socioeconómico y cultural de las poblaciones Indígenas. Asunción; PY. Estudio Gráfico FMB. 51 p. SANABRIA, M. 2009. Perfil nutricional del Paraguay. ZANARDINI, J. BIEDERMAN, W. 2006. Los Indígenas del Paraguay. <http://www.unicef.org/paraguay/spanish/py_ppt_presentacion_EHI_12ago08.pdf>

72

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->