P. 1
Consecuencias de la Guerra de Independencia

Consecuencias de la Guerra de Independencia

4.59

|Views: 136.980|Likes:
Publicado porhumanidadesdevesa
2ºbac
2ºbac

More info:

Published by: humanidadesdevesa on Nov 11, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/22/2015

pdf

text

original

Consecuencias de la Guerra de Independencia Internas:  Se calcula que hubo aproximadamente medio millón de muertos, lo que supone una cifra

considerable si tenemos en cuenta que el total de habitantes del país no sobrepasaba los 11 millones en 1807. A las bajas producidas en combate, hay que añadir las debidas a las epidemias de tifus, colera, disentería etc, así como al hambre que asoló extensas regiones a causa de la falta de cereales, como ocurrió con la hambruna de Madrid de 1812. Por último hay que contar los numerosos heridos de guerra. Por que se refiere a las pérdidas materiales, el daño fue también considerable. Los asedios dejaron su huella en ciudades completamente arrasadas, como Zaragoza, Gerona o San Sebastián. En otras, como Salamanca, la ocupación ocasionó la destrucción de importantes edificios y monumentos artísticos a causa de los bombardeos o de las obras de fortificación. Los franceses también realizaron un importante expolio de obras de arte, sólo parcialmente devueltas. Perjuicios económicos: Destaca el grave deterioro de la industria textil catalana, que perdió no sólo el ritmo de progresión de los años de preguerra, sino también numerosas fábricas y, lo que es más grave, el mercado colonial, cuyos beneficios cayeron en picado. Pero fueron los campesinos quienes soportaron el peso principal de la guerra: alistamientos masivos, requisas de grano, ruina de cosechas y abandono de zonas de cultivo dejaron un país agotado en su principal fuente de riqueza. Ruina definitiva de la Hacienda española: Se impuso el doble coste de la financiación de la resistencia y de las exacciones del enemigo. Paralelamente al aumento de los gastos, los ingresos cayeron. El reinado de Fernando VII transcurrirá con el problema de la quiebra de Hacienda, que no pudo solucionarse hasta muy entrado el siglo XIX.

Internacionales:  La derrota de Bailén causó una enorme sensación en Europa, al demostrar que los franceses no eran invencibles. En Austria, Prusia y en Inglaterra se celebró como si se tratase de una victoria propia, y los movimientos de resistencia se avivaron. Eso explica que Napoleón se decidiera a intervenir personalmente y entrara en la Península con la Grand Armée . En 1809, tras volver a inclinar la balanza a su favor, hubo de abandonar precipitadamente la Península ante la insurrección austriaca. La táctica de desgaste y la acción guerrillera obligaron al Emperador a inmovilizar gran número de soldados en la ocupación, y a la vez disminuía el prestigio de su

ejército. Por otro lado, las campañas europeas, y especialmente la decisiva de Rusia, a partir de 1812, están estrechamente relacionados con la guerra española, porque limitaron el número de soldados que podían enviarse a España La guerra peninsular, permitió a los ingleses recuperar la iniciativa y romper el bloqueo, aumentando poco a poco sus apoyos en el continente. El papel jugado por España no se reflejo en el Congreso de paz de Viena de 1815. España, no sólo no obtuvo ninguna ganancia territorial, sino que además no encontró apoyos para detener el movimiento independentista americano, alentado diplomáticamente por Inglaterra. Estallido del movimiento independentista: Los grupos criollos, empapados de ideas nacionalistas por influjo de los procesos revolucionarios norteamericano y francés, aprovecharon el levantamiento español de 1808 para, imitándole, organizar sus propias Juntas. Pero si en España era una rebelión contra los invasores, en América se convirtió en una revolución independentista. Los líderes revolucionarios sustituyeron a las autoridades de la metrópoli y proclamaron la independencia de sus territorios, en un movimiento espontáneo y casi siempre desorganizado, que en buena parte sería controlado por las autoridades españolas al término de la guerra; aunque, a la larga, la etapa de guerra fue el inicio del proceso definitivo de emancipación.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->