Está en la página 1de 3

Apuntes de enseñanza

Juegos y Matemáticas en Primaria


Autora: Mequè Edo i Basté
Departament de Didàctica de les Matemàtiques i les Ciències Experimentals. Facultat de Ciències de l’Educació..
La biblioteca

Universitat Autònoma de Barcelona.

¿Juegos en clase? ¿Cómo utilizar los juegos con contenidos ma-


temáticos en clase?
Actualmente son muchos los teóricos que no du- No hay una única formula para su utilización, en-
dan en afirmar la importancia y conveniencia de
contramos experiencias, desde las más elaboradas
utilizar juegos y actividades lúdicas en el aula.
tipo taller, hasta las más puntuales en las que se
Científicos procedentes de distintas disciplinas: psi-
usa un solo juego como recurso para presentar, re-
cólogos, pedagogos, didactas, matemáticos, etc.,
coinciden en que la actividad lúdica constituye una forzar o consolidar un contenido concreto del
pieza clave en el desarrollo integral del niño. Por currículo. De todas formas, existen una serie de re-
otro lado, cada día aumentan las publicaciones de comendaciones metodológicas útiles para cual-
profesionales de la enseñanza, de todos los nive- quier diseño; entre ellas podemos destacar:
les, que comunican sus experiencias con juegos 1 • Al escoger los juegos hacerlo en función de:
matemáticos en el aula, con un alto grado de sa- – el contenido matemático que se quiera
tisfacción (ver L. Ferrero, 1991; F. Corbalán, 1994; priorizar;
C. Sánchez y L. M. Casas, 1998). Por si esto fuera – que no sean puramente de azar;
poco, encontramos que todos los currículos oficia- – que tengan reglas sencillas y desarrollo corto;
les del Estado español, y también de fuera de – los materiales, atractivos, pero no necesa-
nuestro país, recogen orientaciones explícitas que riamente caros, ni complejos;
recomiendan el uso de juegos y actividades lúdicas – la procedencia, mejor si son juegos popula-
como recursos para el aprendizaje de las matemá- res que existen fuera de la escuela.
ticas. Luego, si formulamos de nuevo la pregunta
2 • Una vez escogido el juego se debería hacer un
inicial: ¿Juegos en clase?, la respuesta es claramen-
análisis detallado de los contenidos matemá-
te: «Sí, desde luego»; ya que son muchas las ven-
ticos del mismo y se debería concretar qué
tajas y los posibles beneficios y éstos superan con
objetivos de aprendizaje se esperan para unos
creces las dificultades que conlleva una organiza-
alumnos concretos.
ción de aula distinta a la habitual.
3 • Al presentar los juegos a los alumnos, es reco-
Juegos y matemática mendable comunicarles también la intención
educativa que se tiene. Es decir, hacerlos par-
He observado en varias ocasiones cómo un buen tícipes de qué van a hacer y por qué hacen
juego en una clase de matemáticas produce satis- esto, qué se espera de esta actividad: que lo
facción y diversión, al mismo tiempo que requiere pasen bien, que aprendan determinadas cosas,
de los participantes esfuerzo, rigor, atención, me- que colaboren con los compañeros, etc.
moria, etc., y he comprobado también cómo algu-
nos juegos se han convertido en poderosas herra- 4 • En el diseño de la actividad es recomendable
mientas de aprendizajes matemáticos. prever el hecho de permitir jugar varias veces
a un mismo juego (si son en distintas sesiones
Los juegos con contenidos matemáticos en Prima- mejor), para posibilitar que los alumnos desa-
ria se pueden utilizar, entre otros objetivos, para: rrollen estrategias de juego. Pero al mismo
• Favorecer el desarrollo de contenidos matemá- tiempo se debería ofrecer la posibilidad a los
ticos en general y del pensamiento lógico y nu- alumnos de abandonar o cambiar el juego
mérico en particular. propuesto al cabo de una serie de rondas o ju-
• Desarrollar estrategias para resolver problemas. gadas, ya que si los niños viven la tarea como
• Introducir, reforzar o consolidar algún contenido imposición puede perder su sentido lúdico.
concreto del currículo. 5 • Es recomendable también favorecer las bue-
• Diversificar las propuestas didácticas. nas actitudes de relación social. Promover la
• Estimular el desarrollo de la autoestima de los ni- autonomía de organización de los pequeños
ños y niñas. grupos y potenciar los intercambios orales
• Motivar, despertando en los alumnos el interés entre alumnos, por ejemplo, organizando los
por lo matemático. jugadores en equipos de dos en dos y con
• Conectar lo matemático con una posible reali- la regla que prohíbe actuar sin ponerse de
dad extraescolar. acuerdo con el otro integrante del equipo.
La biblioteca

6 • Por último, no debemos olvidar destinar tiem-


Contenidos Números naturales del 0 al 3.
pos de conversación con los alumnos en dis- Matemáticos Predicción de resultados posibles,
tintos momentos del proceso. conociendo un solo sumando.
– Una vez presentado el juego y de forma co- Cálculo mental.
lectiva se puede conversar acerca de qué Suma de dos números entre el 0 y
podríamos aprender con este juego. el 3.
– Durante el desarrollo de las sesiones el maes- Descomposición de los 6 primeros
tro tiene la oportunidad de interactuar de números.
forma individual o en pequeño grupo.
– Una vez finalizado el juego, y de forma Este juego, en apariencia muy simple, es de gran
colectiva, debe hacerse el análisis de los ayuda para comprender y construir el conocimien-
procesos de resolución que han aparecido, to de los primeros números. Componer y descom-
potenciar la comunicación de las vivencias, poner, es decir, operar con ellos, es la forma ade-
así como estimular la verbalización de los cuada para conocerlos mejor. Pero además puede
aprendizajes realizados. dar lugar a descubrimientos y sistematización de
otros contenidos matemáticos interesantes.
Un par de juegos y su análisis matemático Por ejemplo, en las conversaciones a las que alu-
Seguidamente se presentan dos juegos para rea- díamos antes se puede discutir acerca de:
lizar desde el último curso de Educación Infantil ¿Cuáles son los resultados posibles?
hasta principios de Ciclo Medio de Primaria. El con- ¿Cuál es el resultado mínimo y el máximo?
tenido matemático principal es el mismo: cálculo ¿Existen distintas combinaciones que den resulta-
mental y descomposición de distintos números, do 3? ¿Y 6?
aunque varían las cantidades y también las estrate- ¿De cuántas maneras distintas obtendremos el re-
gias de juego. sultado 2? ¿Y cero?
¿Es mejor ser el primero o el último en tirar? ¿Por qué?
ACERTAR
¿Qué sucede en la última ronda del juego?
Nivel Finales de Educación Infantil, princi-
¿Podríamos adivinar con certeza el resultado? ¿Cómo?
pio de Primaria. VEINTE-VEINTE2

Material Naipes numerados del 0 al 3, una Nivel Final del Ciclo Inicial y principio de
serie para cada jugador1. Ciclo Medio de Primaria.

N.º de jugadores Dos jugadores uno contra uno, o 2 Material Una baraja de cartas del 1 al 10 x 4
equipos de 2 jugadores. = 40 cartas sin figuras1.
Más 6 fichas (tipo parchís) para ca-
Reglas Cada jugador (o equipo) dispone de da jugador o equipo. Un color dis-
4 naipes numerados del 0 al 3. El tinto para cada jugador.
primer jugador escoge una de sus 4
cartas, la coloca en el centro de la N.º de jugadores De 2 a 4 jugadores o equipos.
mesa vuelta hacia abajo y «predice»
la cantidad total que sumará su car- Reglas Cada jugador tiene seis fichas y se
ta con la que colocará su adver le reparten 5 cartas. Por turnos,
sario. Seguidamente, el segundo ju- Figura: cada jugador coloca una carta en-
gador hace lo mismo. Luego se da
la vuelta a los naipes y se comprue-
• cima de la mesa al lado de otra
(ver figura). Después coge una carta
10
ban los resultados. Si algún jugador del montón para volver a quedarse
acierta el resultado se lleva los nai- con 5. Cuando un jugador coloca
2 una carta que suma 20 en una fila o
pes y los deja aparte. Si nadie acier-
ta cada jugador recupera su naipe. columna, cierra esta hilera con una
Sigue el juego hasta que se acaban •3 2 7 8 • ficha en cada extremo (o sea dos).
las cartas. Gana el jugador que ha
recogido más naipes. 3 • Gana el primer jugador que ha
colocado sus seis fichas.

1 2
Se recomienda usar el material ¿Más o menos? de la casa Naipes Juego procedente de KAMII, C. (1989) Reinventando la aritméti-
Fournier. Dirección en internet: http://www.nhfournier.es. ca II, Madrid: Visor, 1989 (p. 134).
La biblioteca

CORBALÁN, F. (1994), Juegos matemáticos para se-


Contenidos Números naturales del 1 al 20.
matemáticos cundaria y bachillerato, Madrid: Síntesis.
Cálculo mental.
Suma encadenada de varios su- EDO, M. (1996), Taller de jocs al cicle inicial: Dis-
mandos. seny, experimentació i avaluació d'una situació
Descomposición del 20 en varios didàctica per a la construcció conjunta de coneixe-
sumandos. ments matemàtics, Barcelona: Universitat Autòno-
Noción de complementario. ma de Barcelona, Treball de Recerca en el marc del
Doctorat en didàctica de les Ciències i les Matemà-
Este juego, que tiene una estructura parecida a un tiques del Departament de Didàctica de les Ma-
juego de construcción de palabras, permite desa- temàtiques i de les Ciències Experimentals.
rrollar distintas capacidades a la vez. Por un lado, EDO, M. (1998), «Juegos y matemáticas. Una expe-
requiere utilizar estrategias de cálculo mental para riencia en el ciclo inicial de primaria», UNO, revista
sumar rápidamente las cifras ya colocadas; luego, de Didáctica de las matemáticas, n.º 18, pp. 21-37,
buscar el complementario a 20 y comprobar si se octubre.
posee o no. También posibilita pensar o preparar FERRERO, L. (1991), El juego y la matemática, Ma-
jugadas que impliquen más de una tirada, o inclu- drid: La muralla.
so tener preparadas varias posibilidades de actua- GRUNFELD, F. V. (1975), Juegos de todo el mundo,
ción en un mismo momento. En este juego es tan Madrid: Edilan-Unicef, 1978.
importante intentar ganar, es decir, buscar la com- GUZMÁN, M. (1988), Aventuras matemáticas, Bar-
binación que me favorezca, como intentar entor- celona: Labor.
pecer al contrario. Así pues, todas estas habilida-
GUZMÁN, M. (1989), «Juegos y matemáticas», Su-
des que se desarrollan en este juego, en realidad,
ma, 4, pp. 61-64.
favorecen el pensamiento lógico, la creatividad y
aumentan la capacidad para resolver problemas. KAMII, C., y DEVRIES, R. (1980), Juegos colectivos en
la primera enseñanza: Implicaciones de la teoría de
Piaget, Madrid: Visor, 1988.
BIBLIOGRAFÍA KAMII, C. (1985), El niño reinventa la aritmética,
Implicaciones de la teoria de Piaget, Madrid: Visor,
BELL, R. y CORNELIUS, M. (1988), Juegos con tablero 1988.
y fichas: Estímulos a la investigación matemática, KAMII, C. (1989), Reinventando la aritmética II, Ma-
Barcelona: Labor, 1990. drid: Visor, 1992.
PAZOS, M. (1998), «Bibliografia de matemática re-
BOLT, B. (1989), 101 Proyectos matemáticos, Bar-
creativa», UNO, revista de Didáctica de las mate-
celona: Labor. máticas, n.º 18, pp. 73-92, octubre.
BOLT, B. (1982-89), Actividades matemáticas / Di- SÁNCHEZ, C. y CASA, L. M. (1998), Juegos y ma-
vertimentos matemáticos / Más actividades mate- teriales manipulativos como dinamizadores del
máticas / Aún más actividades matemáticas, Barce- aprendizaje en matemáticas, Madrid: Centro de
lona: Labor. Publicaciones MEC.