Domingo de Ramos Domingo 28 de marzo de 2010-03-30 Evangelio según San Lucas 22,14-23,56 El evangelio del día de hoy narra los

acontecimientos de la vida de Jesús a partir de la celebración de la Última Cena donde Jesús instituye el sacramento de la Eucaristía. Jesús anuncia que uno de sus apóstoles allí presente lo traicionaría. Luego se dirigen al monte a orar y Jesús habla con Dios diciéndole que cumpliría con su voluntad. Jesús es tomado prisionero, siendo Judas quien lo entrega a los sumos sacerd otes y Jesús es llevado ante Poncio Pilato quien se lava las manos ante el destino que le esperaba al Salvador, entregándolo para que sea crucificado. Pedro niega tener relación o conocer a Jesús y se cumple lo que Él le había dicho: que lo negaría tres veces antes de que el gallo cante. Pedro se arrepiente y pide perdón. Jesús carga su cruz hasta el Calvario y muere encomendándose al Padre. Jesús es bajado de la cruz y llevado al sepulcro.

Mensaje: En nuestra vida diaria debemos ser fieles a nuestras cre encias, no debemos traicionar a nuestros hermanos porque estamos traicionando a Dios. No debemos negarlo, ni tampoco dejarnos influenciar por la multitud, si nosotros decimos una cosa y los demás otra, no por seguirlos y por no quedar mal debemos dejar nuestras creencias, y por último, debemos comprometernos, no debemos ser como Pilato, que entrego a Jesús y se lavó las manos dejándolo en manos de los que lo condenarían.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful