P. 1
Bio Divers Id Ad de Chile Patrimonio y Desafios

Bio Divers Id Ad de Chile Patrimonio y Desafios

5.0

|Views: 26.683|Likes:

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: guardaparquesdechile3187 on Jun 03, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/02/2014

pdf

text

original

El clima chileno tiene una marcada característica oceáni-
ca. Recibe la influencia de dos factores genéticos fuertemen-
te determinantes: la presencia del Anticiclón del Pacífico Sur
Oriental (APSO) y de la corriente marina fría de Humboldt.
El APSO genera una fuerte determinante climática ha-
cia la aridez, por cuanto bloquea la entrada de los frentes
provenientes desde el sudoeste que se generan en el anillo
circumpolar. Este bloqueo tiene una oscilación estacional,
debido al desplazamiento del APSO hacia el sur en verano,
lo que traslada la aridez típica del desierto varias centenas
de kilómetros hacia el sur. Durante el invierno, el APSO se
retira hacia posiciones más boreales, permitiendo la entrada
de los frentes portadores de lluvia hacia la zona central. Junto
con el bloqueo de los frentes, el APSO genera una inversión
térmica cuya altura varía entre los 800 y 1.200 metros. El aire
descendente que provoca la alta presión de los anticiclones
se comprime y se calienta en la medida que desciende. Al
aproximarse a la superficie oceánica fría, este calentamiento
no sólo se detiene, sino que la tendencia del perfil térmico se
invierte, es decir, el aire se enfría más mientras se encuentra
más próximo a la superficie del océano, cruzado por las frías
aguas de Humboldt.

Esta inversión de las temperaturas en las primeras centenas

de metros crea condiciones de extrema estabilidad atmosférica

puesto que el aire más frío y pesado se sitúa en la parte inferior

de la atmósfera, impidiendo toda actividad convectiva. Esta

“capa de inversión”, constituida de aire frío y pesado, atrapa

el vapor que emana de la superficie del océano, impidiéndole

remontar hacia la alta troposfera, por lo que se forma una capa

de nubes tipo estratocúmulos, bajas y de poco espesor, la que

se sitúa próxima al techo de la inversión térmica.

Capítulo I: El Medio Físico

23

Chile posee un territorio geográcamente aislado, con límites naturales marcados al norte por uno de los desiertos más áridos del mundo, al
sur por los hielos eternos antárticos, al este por la cordillera de los Andes con altitudes que superan los 5.000 msnm y al oeste por el Océano
Pací
co, lo que sumado a su geomorfología compleja dominada por terrazas, serranías, valles y montañas, ha creado una diversidad de
ambientes para plantas y animales que exhiben un elevado grado de endemismo.
Fotos: Nicolás Piwonka.

Contribuye a la formación de esta nubosidad la existencia
de la corriente fría de Humboldt, que determina aguas parti-
cularmente frías en la cercanía de la costa. Es frecuente que
este efecto refrigerante provoque la condensación del vapor
de agua, que es arrastrado por las brisas costeras, generando
neblinas densas o “camanchacas” que penetran varios kiló-
metros por el continente. Especialmente notable es la forma-
ción de estas neblinas en los sectores elevados de la costa que
se encuentran muy próximos al mar. En estos casos, el relieve
provoca un brusco ascenso de las masas cargadas de vapor
que soplan desde el mar, forzando el pequeño enfriamiento
que es necesario para generar la condensación y la aparición
de densas neblinas costeras. Estas neblinas alcanzan tal fre-
cuencia en ciertos lugares favorables, que se forman comu-
nidades vegetales beneficiaadas por el abundante aporte de
agua que la depositación de la neblina hace sobre las hojas.
Esto le da un carácter noblemente más húmedo a la costa chi-
lena en relación con la pluviometría real.
La marcada influencia marítima se manifiesta en una fran-
ja de 20 a 30 kilómetros continente adentro, especialmente
por los valles, donde las brisas marinas penetran fácilmente.
Hacia el interior, las temperaturas máximas aumentan del or-
den de 10 °C. Igualmente, la radiación solar aumenta al dismi-
nuir la nubosidad y hacerse más seco el aire. Las temperaturas
mínimas disminuyen gradualmente desde el litoral hacia el
interior, pudiendo descender unos 10 °C a 100 kilómetros del
borde costero.

Casi todo el territorio posee un marcado ciclo diario de
vientos. Durante el día las brisas penetran de mar a continen-
te, atraídas por la activa convección generada como conse-
cuencia del calentamiento de la parte interior del país. Du-
rante la noche, este ciclo se invierte, generándose una brisa
de continente a mar, debido al mayor enfriamiento de la parte
continental interior. La fuerte interacción entre océano y con-
tinente hace que los climas chilenos sean, por lo general, al-
gunos grados más frescos que lo correspondiente a su latitud.

El territorio es frecuentemente cruzado por los frentes
que vienen de regiones circumpolares desde el sudoeste. Al
ingresar oblicuamente al territorio, estos frentes deben atra-
vesar el cordón costero, el cual rara vez supera los 1.000
metros de altitud. En sectores donde la costa es más alta, se
produce una “sombra de lluvia”, es decir, los frentes tien-
den a depositar más agua a barlovento, descendiendo por
las laderas orientales de la costa y provocando una marcada
disminución de las lluvias detrás del cordón costero (efecto
Foehn). Durante, el invierno el territorio es cruzado por uno
o dos frentes semanales. La mayor parte de los frentes se di-
sipan en la zona central, aunque los de mayor energía logran
provocar precipitaciones hasta Copiapó, por el norte.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->