Está en la página 1de 158

1"3".

6/%*
**$POHSFTP
.VOEJBMEF1gSBNPT

.FNPSJBT
Memorias
© 2011 CONDESAN y Ministerio del Ambiente del Ecuador
Impreso en Ecuador

Editores:
Gabriela Maldonado
Bert De Bievre

Las opiniones y datos presentados en los artículos de los conferencistas y ponentes del Congreso,
son de exclusiva responsabilidad de las personas que aparecen como sus autoras.

Fotografías:
Concurso: Tesoros de montaña, Paramundi 2009

Diseño y Diagramación:
El Antebrazo

Impresión:
Artes Gráficas Silva

Por favor, cite esta obra así:

Para el libro completo:


MALDONADO S., G. y DE BIEVRE, B (Eds.). 2011 PARAMUNDI, 2do Congreso Mundial de Pára-
mos. Memorias. CONDESAN, Ministerio del Ambiente del Ecuador. Quito.

Para cada artículo:


<AUTOR/ES>. 2011. <Título del artículo>. En MALDONADO S., G. y DE BIEVRE, B (Eds.). 2011
PARAMUNDI, 2do Congreso Mundial de Páramos. Memorias. CONDESAN, Ministerio del Am-
biente del Ecuador. Quito.

PARAMUNDI se realizó bajo la coordinación de:

Con el apoyo de:


Indice

Presentación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Agradecimientos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .7

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

Conferencias magistrales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

Los paisajes andinos, un tema integral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24


Kenneth Young

Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos. . . . . . . . . . . . . . . . . . 30


Robert Hofstede
El páramo: ¿Paisaje cultural? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42
Elías Mujica Barreda
La relación de las comunidades locales con los páramos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
Ramiro Estacio

Conclusiones de simposio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67

Simposio 1. Caracterización y diagnóstico del estado actual de los páramos


Sinopsis del Simposio y Mesas de Trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
Informe final de investigación del programa Reconstrucción
del Límite Superior del Bosque en Ecuador (RUFLE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74
Conclusiones y recomendaciones del Simposio caracterización y diagnóstico
del estado actual de los páramos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

Simposio 2. Efectos del cambio climático en los páramos


Sinopsis del Simposio y Mesas de Trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

Conclusiones y recomendaciones del Simposio Efectos del Cambio


Climático en los Páramos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

Simposio 3. Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias. . . . . . . 106
Foro sobre reducción de presiones antrópicas en el paisaje andino de montaña . . . . . . 112
Conclusiones y recomendaciones Simposio Usos del suelo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115

Simposio 4. Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos . . . . . 117


Conclusiones y recomendaciones Simposio Herramientas de gestión,
manejo y conservación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124

Síntesis de los Encuentros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127


Memorias del Foro Comunitario
II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
Memorias del Encuentro de guardapáramos: Juntos guardaparques, guardabosques
comunitarios y vigilantes de los páramos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
Primer Encuentro Internacional de niños y niñas de los páramos andinos . . . . . . . . . . 152

ANEXOS:

Anexo 1. CD con artículos presentados durante el evento


Anexo 2. Declaratoria y Plan de Acción

8
Presentación

Ya hace 7 años se organizó el I Congreso Mundial de Páramos en Paipa, Colombia. Es


después de siete años, que logramos reunir nuevamente a la comunidad paramera, en un
evento internacional. Durante este período se ha avanzado en muchos temas relativos al
manejo y conservación de nuestros páramos. La conciencia sobre la importancia de estos
ecosistemas para la vida en los altos Andes tropicales ha aumentado significativamente,
la vida en primer lugar de las comunidades dentro de o cercanas al páramo y luego la de
la población que vive mas abajo – digamos sobre todo, aguas abajo, ya que la provisión de
agua es el principal tema que vincula la población que vivimos en los valles interandinos
con el páramo. La importancia de estos ecosistemas también para proteger vida única, una
biodiversidad especializada a las condiciones extraordinarias del páramo. En resumen:
VIDA EN LAS ALTURAS, el eslogan de PARAMUNDI.

Sin embargo, a pesar del aumento en conciencia sobre la importancia de los páramos, las
amenazas tradicionales siguen vigentes; subida de frontera agrícola, ganadería demasiado
intensiva, forestación inadecuada, …; y ahora enfrentamos unas nuevas, como la mine-
ría y el cambio climático, que incluso amenaza a los páramos en su supervivencia como
ecosistema.

Por eso, era absolutamente necesario tener de nuevo un espacio para compartir avances,
experiencias, ideas y conocimiento, sin restringirnos a cierto segmento temático.

PARAMUNDI fue un espacio abierto para todo tema vital relativo a los páramos del mun-
do: se trató sobre las maravillas que hallamos en los páramos conservados, se habló sobre
las mejores prácticas en los que están intervenidos, y sobre cómo recuperar aquellos que
se han degradado. Hubo presentaciones sobre todo el espectro de variabilidad geográfica
desde los páramos de Venezuela, Colombia, Ecuador y los de Perú, hasta ahora menos co-
nocidos. Participaron las comunidades parameras, los guardapáramos gubernamentales,
municipales, comunitarios y voluntarios; los técnicos de ONG’s e instituciones estatales,
participaron desde niños hasta sabios mayores; la comunidad científica y académica. Se
trató sobre la biodiversidad, el agua, y la cultura paramera.

En esta diversidad está la riqueza del espacio PARAMUNDI. Sin duda fue un espacio para
aprender y compartir.

9
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

Agradecemos la hospitalidad de la ciudad de Loja, y de la Universidad Técnica Particular


de Loja. Cuando comunicamos a colegas y socios que el 2do. Congreso Mundial de Pára-
mos se realizaría en Loja, algunos preguntaron: Loja, donde queda eso? Seguro que ahora
recordarán a su gente, su cultura, y …sus páramos, muy importantes, los de la zona fron-
teriza Ecuador-Perú que, hasta hace poco, no han recibido la misma atención que muchas
otras a nivel andino.

Agradecemos también a todas las organizaciones que apoyaron de una u otra manera este
evento, a las cuales dedicamos un espacio especial de reconocimiento en esta publicación,
a todos con quienes compartimos el trabajo diario en el Proyecto Páramo Andino, y mu-
chas otras que se unieron para que PARAMUNDI se haga realidad.

Presentamos en esta publicación una compilación de todo el material que se expuso du-
rante este espacio, como un reflejo de la gran contribución de PARAMUNDI al mundo
paramero.

El reto que nos queda es hacer que este trabajo rinda frutos, que trascienda las barreras
del discurso, el papel y las ideas, que se cristalice en acciones concretas orientadas a la
conservación y rescate de este maravilloso ecosistema al que conocemos como páramo, y
que para muchos representa todo.

Trabajemos juntos para salvar este gran tesoro, fuente de agua y riquezas biológica y cul-
tural, llevémoslo a la mente y al corazón de quienes todavía no lo conocen, y que sin duda,
podrían llegar a amarlo tanto como nosotros si les damos la oportunidad.

En este libro encontrarán las sinopsis y conclusiones de cada uno de los espacios promovi-
dos por el congreso. En un CD adjunto hemos incluido además todos los artículos corres-
pondientes a las presentaciones realizadas durante el evento, organizadas por simposio y
por mesa de trabajo. La Declaratoria y Plan de Acción, principales resultados del congre-
so, se presentan en una revista adjunta con el propósito de facilitar su uso y distribución.

10
Agradecimientos

El Condesan y el Ministerio del Ambiente del Ecuador agradecemos el apoyo de todas


las personas e instituciones listadas a continuación. El esfuerzo de cada una de ellas, desde
su ámbito de trabajo y enorme experiencia, hizo posible la realización de este importante
evento.

PRESIDENCIA
Marcela Aguiñaga Vallejo  Ministra del Ambiente del Ecuador

COMITÉ DE HONOR
Doris Solís Ministra Coordinadora de Patrimonio Natural
y Cultural del Ecuador
Jorge Jurado Secretario Nacional del Agua del Ecuador
Claudia Mora Viceministra de Ambiente de Colombia
Freddy Ehlers Secretario General de la Comunidad Andina
Jorge Bailón Abad Alcalde de Loja
Gustavo Baroja Prefecto de Loja
Luis Miguel Romero Rector Canciller Universidad Técnica Particular
de Loja

SECRETARÍA
Gabriela Maldonado  Coordinadora General
Clelia Izurieta Asistente Administrativa
Mateo Samaniego Asistente General
Rosa Burbano Cobranzas
Sofía Ayala Transporte y hospedaje

11
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

Tatiana Rodríguez Recopilación y organización de información


José Jiménez CD Memoria
Andrea Jara Representante UTPL - Apoyo organización general
Fausto López Representante UTPL - Apoyo organización general

COMITÉ DIRECTIVO
Bert De Bievre Representante Condesan /
Proyecto Páramo Andino
Sergio Lasso Punto Focal 1 Ministerio del Ambiente del Ecuador
Gustavo Galindo Punto Focal 2 Ministerio del Ambiente del Ecuador
Jorge Campaña Representante Fundación EcoCiencia /
Proyecto Páramo Andino
Gabriela Maldonado Coordinadora Paramundi

COMITÉ TÉCNICO
Bert De Bievre Presidente
Francisco Cuesta Coordinador Simposio Caracterización y Diagnóstico
María Teresa Becerra Coordinadora Simposio Cambio Climático
Robert Hofstede Coordinador Simposio Herramientas
de Gestión, Manejo y Conservación
Luis Daniel Llambí Coordinador Simposio Uso del Suelo
Eduardo Guerrero Coordinador Declaratoria y Plan de Acción

COORDINADORES DE MESA
Andrea Encalada Universidad San Francisco de Quito
Boris Jansen Universidad de Amsterdam
Carlos Tapia Instituto Alexander von Humboldt
Conrado Tobón Universidad Nacional de Colombia
Daniel Mira Banco Mundial
Eduardo Guerrero Condesan
Elías Mujica Mujica y Asociados, Sac.
Esteban Suárez Universidad San Francisco de Quito

12
Agradecimientos

Eulogio Chacón ICAE - Universidad de los Andes Venezuela


Francisco Cuesta Condesan
Itala Yépez Birdlife International
Jan Sevink Universidad de Ámsterdam
Jorge Campaña EcoCiencia
Jorge Recharte Instituto de Montaña
Juan Carlos Romero Programa Ecobona - Intercooperation
Luis Guillermo Baptiste Instituto Alexander von Humboldt
Manuel Peralvo Condesan
María Arguello EcoCiencia
María Teresa Becerra Secretaría General de la Comunidad Andina
Marta Echavarría Ecodecisión
Orlando Vargas Universidad Nacional de Colombia
Santiago Madriñan Universidad de los Andes Colombia
Sergio Lasso Ministerio del Ambiente del Ecuador
Silvia Benítez The Nature Conservancy
Wouter Buytaert Imperial College of London
Xiomara Izurieta Ministerio del Ambiente del Ecuador

SISTEMATIZADORES DE MESA
Francisco Cuesta Condesan
Patricia Galeano Ministerio del Ambiente del Ecuador
Milena Armero Instituto Alexander von Humboldt
María Isabel Vieira Instituto Alexander von Humboldt
Rolando Celleri Universidad de Cuenca
Tatiana Menjura Instituto Alexander von Humboldt
Adriana Vásquez Instituto Alexander von Humboldt
Víctor López Fundación Ecociencia
Jorge Campaña Fundación Ecociencia
Andrea Garzón Ecodecisión
Fausto López Universidad Técnica Particular de Loja
Indira Black Universidad Técnica Particular de Loja
Hernán Lucero Universidad Técnica Particular de Loja

13
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

FORO COMUNITARIO
Saskia Flores Coordinadora
Diego Núñez Asistente
Dennis García Facilitador Principal
Florencia Zapata Facilitadora - Instituto de Montaña
Gabriela López Facilitadora - Instituto de Montaña
Vidal Rondan Facilitador - Instituto de Montaña

ENCUENTRO ANDINO DE GUARDAPÁRAMOS


Mauricio Guerrero Coordinador

ENCUENTRO REGIONAL DE EMPRESAS DE AGUA POTABLE


(CUENCA, ABRIL 2009)
Jeaneth León ETAPA
Silvia Benítez The Nature Conservancy
Bert De Bievre Condesan

CURSO SOBRE HIDROLOGÍA POST-CONGRESO


Rollando Célleri Universidad de Cuenca

ACTIVIDADES SOCIOCULTURALES
Grupo de Educación y Comunicación del Proyecto Páramo Andino (GEC)
María Susana Ruggiero Condesan / Proyecto Páramo Andino
Tania Calle Condesan / Proyecto Páramo Andino
Henriette Arriaza Editorial Siembraviva.
Adriana Vásquez Instituto Alexander von Humboldt
Yelitza León Jardín Botánico de Mérida
Abelardo Salgado Instituto Alexander von Humboldt
Mónica Alzamora Naturaleza y Cultura Perú
Laura Lojano Fundación Cordillera Tropical
Tatiana Ródríguez Condesan / Proyecto Páramo Andino
Fundación Arcoiris
El Antebrazo Diseño
y Comunicación

14
Agradecimientos

Fundación Naturaleza
y Cultura Ecuador
Ñukanchik People
Paulina Paladines Municipio de Loja
Karina Rosales Municipio de Loja
Matilde Inés Montoya Municipio de Loja

GRUPO DE APOYO LOGÍSITICA


Unidad de Congresos
y Eventos UTPL

TRANSPORTE Y HOSPEDAJE
Marcela Jaramillo Platinum Travel Services
Patricia Batallas Wakani Expediciones

COMUNICACIÓN
Komité Comunicación
Estratégica
Unidad de Comunicación
UTPL
Unidad de Gestión
del Conocimiento UTPL

15
Introducción

Introducción

17
Introducción

En mayo de 2002, se realizó en la ciudad de Paipa (Boyacá-Colombia) el 1er Congreso


Mundial de Páramos, evento que contó con la participación de 900 personas provenientes
de los países que tienen páramos o ecosistemas similares.

Entre los principales resultados de este primer congreso se obtuvo una Declaratoria que
reunió las conclusiones de todos los sectores participantes, y estableció la importancia del
páramo como un ecosistema estratégico. El Plan de Acción de este primer congreso hace
referencia a las principales actividades que dentro de una concepción regional debieron
adelantar el Grupo Internacional de Páramos y los Grupos de Trabajo en Páramos de cada
país. Adicionalmente se obtuvo un diagnóstico de la situación de los páramos, producto
de las conferencias, talleres y paneles presentados durante los simposios del Congreso.

Todo esto se realizó gracias al esfuerzo de instituciones colombianas y organizaciones


internacionales quienes a través de este evento catalizaron la discusión y propuestas de
acción a temas relacionados a los páramos andinos a nivel regional. Los resultados men-
cionados se encuentran recogidos y detallados en una publicación entregada por el Mi-
nisterio del Medio Ambiente de Colombia, la Corporación Autónoma Regional de Cun-
dinamarca (CAR), el Instituto de Hidrología y Meteorología y Estudios Ambientales de
Colombia (IDEAM), y la organización Conservación Internacional.

Parte de los acuerdos de ese importante evento, fue la realización de un segundo congreso
de páramos en Ecuador. Es así que, 7 años después, liderados por el Ministerio del Am-
biente del Ecuador y el Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la Ecoregión Andina
(CONDESAN), algunas personas y organizaciones comprometidas con el bienestar de
los páramos del mundo, hicieron un gran esfuerzo para llevar a cabo lo que fue el evento
PARAMUNDI, 2do Congreso Mundial de Páramos, con el lema Vida en las Alturas.

Realizado entre el 21 y 27 de junio del 2009, PARAMUNDI contó con la participación de


900 personas aproximadamente, provenientes sobretodo de Venezuela, Colombia, Ecua-
dor y Perú. Recibimos en la ciudad de Loja, sede del Congreso, a representantes de diver-
sos sectores estrechamente vinculados al manejo de los páramos, como son los científicos
de universidades e institutos de investigación a nivel mundial, guardaparques de áreas
protegidas de páramo estatales y privadas, autoridades nacionales y locales, comunidades
locales, empresas de agua potable y otras empresas privadas que realizan actividades ex-
tractivas y productivas en los páramos.

PARAMUNDI se concibió como un espacio abierto, plural e interdisciplinario, una opor-


tunidad importante para difundir información generada en los últimos años, intercam-
biar ideas y experiencias, reflexionar sobre la problemática actual en torno a la gestión
de los páramos, identificar vacíos y generar compromisos de acción desde los diferentes
sectores de la sociedad. El Objetivo General del Congreso fue “Posicionar al páramo
como un ecosistema estratégico en el ámbito internacional, nacional y local; y promover
la definición de compromisos y estrategias de acción conjuntas para su conservación y
manejo sustentable”.

19
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

Los objetivos específicos planteados fueron:

1) Revisar la problemática actual y perspectivas del ecosistema páramo en el mundo,


con una visión integral que incorpore los aspectos ecológicos, socioeconómicos, cul-
turales, políticos y legales.

2) Promover el intercambio de saberes y la reflexión sobre el ecosistema páramo, desde


los diferentes sectores de la sociedad.

3) Fomentar el diálogo y establecer redes de investigación y de acción colaborativa en-


tre investigadores, estudiantes, funcionarios, empresarios y miembros de las comu-
nidades locales.

4) Identificar las necesidades de información para superar los vacíos sobre la situación,
conservación y manejo sustentable de los páramos.

5) Identificar las regiones geográficas prioritarias y que necesiten de atención inmedia-


ta, debido a su importancia y amenazas a las que se encuentran sometidas.

6) Identificar la articulación del páramo con los otros ecosistemas que conforman el
paisaje andino de montaña.

7) Brindar espacios para compartir y difundir experiencias, iniciativas, proyectos y


buenas prácticas de manejo y conservación del páramo a nivel nacional, regional e
internacional.

8) Promover la conformación y consolidación de alianzas estratégicas y de coopera-


ción, entre distintos actores e instituciones vinculados al manejo y conservación de
páramos a nivel internacional, regional, nacional y local.

9) Definir líneas de acción conjuntas para garantizar la conservación y manejo susten-


table del páramo.

10) Promover la consolidación de posiciones en relación al ecosistema páramo, para que


sean tomadas en cuenta en negociaciones, acuerdos, convenios y tratados nacionales
e internacionales.

11) Informar, crear conciencia y promover la participación social de la población global


y local, sobre la importancia del páramo como ecosistema proveedor de agua y de
otros servicios esenciales para el bienestar humano

Metodología

Con el fin de facilitar el contenido multidisciplinario, una amplia participación, el inter-


cambio de información y conocimientos, la discusión intercultural e intersectorial, y el
establecimiento de conclusiones y recomendaciones reales, PARAMUNDI, el 2do Con-

20
Introducción

greso Mundial de Páramos generó una diversidad de espacios y momentos que se detallan
a continuación:

A. Sesiones académicas:

Estas sesiones se organizaron en 4 grandes simposios temáticos:

1. Caracterización y diagnóstico actual de los páramos.


2. Efectos del cambio climático en los páramos.
3. Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias.
4. Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos.

Se trabajó cada uno de los temas tomando en cuenta los ejes temáticos transversales: agua,
suelo, biodiversidad y paisajes culturales, como se presenta en el diagrama a continuación:

CARACTERIZACIÓN
Y DIAGNÓSTICO ACTUAL
CAMBIO CLIMÁTICO
USO DEL SUELO
Agricultura
Ganadería
Plantaciones forestales
Minería
SIMPOSIOS TEMÁTICOS

Turismo
HERRAMIENTAS
DE GESTIÓN, MANEJO
Y CONSERVACIÓN
Áreas de conservación
Restauración
Políticas
Planes de manejo
y ordenamiento
territorial
Incentivos y alternativas
productivas
Comunicación
y educación ambiental
BIODIVERSIDAD PAISAJES
AGUA SUELO
Y ECOSISTEMAS CULTURALES
EJES TRANSVERSALES

21
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

En estos espacios se realizaron presentaciones sobre información generada en los últimos


años, y metodologías innovadoras de investigación. Se promovió además el análisis para
identificar vacíos de información, así como el establecimiento de conclusiones y recomen-
daciones generales desde un enfoque científico – académico multidisciplinario. El trata-
miento de los ejes temáticos en este espacio se hizo a través de conferencias magistrales, y
varias mesas de trabajo en las cuales se incluyeron presentaciones teóricas, conceptuales,
así como de estudios de caso, y paneles. Durante la discusión se utilizaron metodolo-
gías participativas para facilitar el diálogo entre los participantes de diferentes sectores.
Cada mesa de trabajo generó procesos de análisis y discusión en torno a los objetivos del
evento, y estableció conclusiones y recomendaciones generales discutidas en las sesiones
conjuntas.

Cada uno de estos simposios contó además con una sesión de exhibición de pósters, a
través de la cual, proyectos e iniciativas presentaron de manera visual sus experiencias
y resultados. Durante las sesiones, los autores de los pósters tuvieron la oportunidad
de interactuar con los participantes, respondiendo preguntas y extendiendo información
adicional.

B. Foro comunitario:

El objetivo de este foro fue el de establecer y presentar los conocimientos, perspectivas y


necesidades de las comunidades locales de páramo. Se establecieron grupos de trabajo
que funcionaron con un formato interactivo que incluyó: presentaciones sobre el tema
para promover el entendimiento general y motivar la participación; y debates entre los
participantes. Se incluyeron relatos y presentación de experiencias desde las comunida-
des locales. Con esta dinámica se dio a conocer la opinión de las comunidades locales y
otros sectores sobre los temas, para que sean tomadas en cuenta en el establecimiento de
conclusiones y recomendaciones del congreso.

Los grupos de trabajo estuvieron organizados en torno a los siguientes ejes temáticos: (i)
Usos y manejo, (ii) Actores propiedad y conflictos, (iii) Incidencia política. Estos ejes fue-
ron establecidos previamente al congreso por un grupo de participantes del foro.

C. Eventos paralelos:

El congreso contó con tres espacios adicionales dedicados a grupos específicos que permi-
tieron el tratamiento y difusión de temas sobre el manejo y conservación de los páramos
de interés específico de estos grupos. Estos fueron:

1. El Encuentro de Niños y Niñas Parameros: Cuyo objetivo fue mostrar aspectos de


las formas de vida de los niños y niñas parameros, así como sobre sus más diversas
y creativas expresiones artísticas, producto de un entorno difícil pero fascinante.

22
Introducción

2. El Encuentro Andino de Guardapáramos: El cual propició un intercambio de


experiencias e iniciativas entre guardaparques de áreas de páramos de las región
andina.
3. El Encuentro Regional de Empresas de Agua Potable: cuyo objetivo fue crear
conciencia, compartir información y experiencias y definir compromisos con los
representantes de las empresas de agua potable de la región andina, sobre la conser-
vación y manejo del páramo como ecosistema regulador de la cantidad y calidad del
agua.

D. Sesiones conjuntas:

Al finalizar cada día, se realizaron sesiones plenarias conjuntas en las que se presentaron
las conclusiones de las sesiones académicas, foro comunitario y eventos paralelos. Se dio
espacio para la discusión conjunta de los temas y el establecimiento de conclusiones y
recomendaciones con la participación de muchos de los asistentes.

Figura 1. Dinámica central del evento Paramundi

Sesiones técnicas Foro comunitario Eventos adicionales

• Caracterización • Usos y manejo • Encuentro de niños


y Diagnóstico • Actores, propiedad y niñas
• Cambio Climático y conflicto • Encuentro
• Uso del suelo • Incidencia política de guardapáramos
• Herramientas • Encuentro
de gestión de empresas de Agua

Sesiones
conjuntas

E. Giras de observación a zonas de páramo:

Los participantes del congreso tuvieron la oportunidad de asistir a recorridos organizados


a zonas de páramo para conocer de cerca al ecosistema, las poblaciones que habitan en
estas zonas y algunas alternativas de manejo y conservación. Las giras de observación
incluyeron visitas a los páramos del Parque Nacional Podocarpus; y un recorrido por el
Camino Inca - tramo Loja.

23
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

F. Actividades socioculturales y educativas:

Se consideró importante aprovechar la presencia de lideres comunitarios y ONGs locales,


para que además de presentar sus experiencias de manejo como parte de la dinámica
central del evento, se construya un espacio para exponer el conocimiento tradicional del
ecosistema y su construcción como territorio cultural: usos y saberes locales, semillas an-
cestrales, mitos y leyendas, gastronomía, etc. En este sentido se incluyeron las siguientes
actividades dentro del congreso:

Espacios de expresiones artísticas locales:


• Exposición de pinturas de Tigua.
• Presentación de material educativo y/o divulgativo producido por comunida-
des de páramo.
• Concurso infantil y juvenil de dibujo.
• Concurso y exposición fotográfica “Tesoros de Montaña”
• Proyecciones permanentes de videos producidos en zonas de páramo.
• Exposición y venta de artesanías de páramo

Manifestaciones culturales:
• Encuentro de semillas: saberes y sabores ancestrales.
• Veladas de mitos y leyendas.

Espacios lúdico pedagógicos:


• Muros que hablan: telas para que los participantes escriban su compromiso con
el páramo.
• Mural alusivo (en un punto estratégico de la ciudad de Loja) elaborado por los
estudiantes de las escuelas y colegios de Loja.
• Encuentro: los niños preguntan a los científicos
• Foro de estudiantes y profesores.

Logros y Resultados:

Haciendo un análisis post-evento, hemos identificados los siguientes logros importantes


del congreso:

• Se revisó la problemática actual desde una visión integral, y desde la perspectiva de


distintos sectores.
• Se resaltó y analizó la articulación del páramo con otros ecosistemas altoandinos.
• Se compartieron experiencias y lecciones aprendidas.
• Se identificaron vacíos de información sobretodo relacionados al tema de cambio
climático.
• Se definieron líneas de acción conjuntas.
• Se consolidaron posiciones frente a temas importantes como la minería por ejemplo.
• Se conformaron y consolidaron alianzas de cooperación.
• Se difundió la importancia del páramo en el público general.

24
Introducción

• Se reconoció al páramo como ecosistema estratégico, frágil y amenazado.


• Se incitó a la intensificación de esfuerzos para el manejo adecuado.
• Se hizo un llamado a ampliar y profundizar la colaboración regional de gobiernos, en-
tidades de investigación, organizaciones de la sociedad civil y comunidades locales.
• Se hizo un llamado a fortalecer la participación de las comunidades en los procesos
de planificación territorial en los páramos.
• Se hizo un llamado a fortalecer el rol de los guardaparques en la consolidación de las
áreas protegidas de páramo a nivel regional.

Estos logros están recogidos en los siguientes documentos resultantes del congreso:

• Declaración de Loja sobre los Páramos: Reconocimiento de la importancia de los


páramos y exhortación a las autoridades para la adopción de medidas de conserva-
ción y manejo adecuado.

• Declaratorias de grupos específicos: exhortación de los participantes del Foro Co-


munitario, Encuentro de Guardapáramos, Encuentro de empresas de Agua, y En-
cuentro de niños y niñas, sobre temas de interés específico.

• Plan de acción de Páramos Loja 2009: Lineamientos generales de gestión en los que
deben enmarcarse los esfuerzos de conservación de los páramos, y compromisos
generales y específicos de los participantes.

• Memorias del congreso: Recogidas de manera preliminar en un CD, el cual incluyó


la mayoría de presentaciones realizadas durante el congreso, así como videos, en-
trevistas y fotografías. Posteriormente se trabajó en la elaboración de la presente
publicación que recoge los principales resultados, así como actividades y logros adi-
cionales que surgieron en el marco del congreso, y sus eventos adicionales.

Recomendaciones:

A pesar de que los logros del congreso son importantes y significativos, consideramos
que se debe hacer un esfuerzo adicional para conseguir la participación de actores de los
páramos de África y Oceanía. El poder conocer sus experiencias y visiones enriquecería
mucho el intercambio durante un evento como este.

Adicionalmente, sugerimos fortalecer la participación de los actores comunitarios a tra-


vés de la consolidación de un espacio específico de discusión, pero también a través de la
generación de mecanismos adecuados de interacción con otros actores, como el sector
académico o los tomadores de decisión, entre los más importantes.

Para garantizar la incidencia en las políticas públicas, es necesario promover una partici-
pación activa antes y durante el congreso, de representantes de las organizaciones regio-
nales, los Estados y los gobiernos subnacionales. Se debe facilitar la presentación y discu-
sión de avances en la formulación e implementación de políticas, programas y proyectos
impulsados desde las entidades estatales, así como la apertura de espacios de diálogo con
otros sectores.

25
Memorias Congreso Mundial de Páramos PARAMUNDI 2009

De igual manera, consideramos fundamental el fomentar una fuerte participación del


sector privado que opera en los páramos o que tiene incidencia directa sobre el mismo,
es decir empresas de turismo, minería, madera, flores, etc. Este es un sector que influye
mucho en la conservación y manejo de los páramos, sin embargo, han sido muy pocos
los espacios en los que empresarios, comunidades y académicos tienen la oportunidad
de plantear y discutir sus visiones sobre las actividades productivas y extractivas que se
desarrollan en los páramos. El congreso debe convertirse en un espacio que promueva su
participación.

26
La relación de las comunidades locales con los páramos RAMIRO ESTACIO

Conferencias
magistrales

27
Conferencias magistrales

Los paisajes andinos,


un tema integral
KENNETH YOUNG

Este documento es una transcripción literal de la conferencia magistral dictada por el Prof.
Kenneth Young durante el evento PARAMUNDI, 2do Congreso Mundial de Páramos.

Dentro de los paisajes andinos es importante poner al páramo, bosques y punas en su


contexto andino, ya que tienen gran importancia en los Andes Tropicales.

Estamos dentro de una serie de consecuencias de cambios globales, cambio climático que
no solo son cambio en clima, sino cambios en la composición de la atmósfera y grandes
cambios socioeconómicos.

El cambio climático y los cambios que puede haber en la atmósfera están proveyendo una
serie de consecuencias en las partes altas de los Andes. Una de las cosas más importantes
para este grupo interesado en los páramos del mundo, es aceptar que el cambio climático
va a proveer una serie de cambios constantes en el futuro: ya no hablaremos de páramo o
bosque andino como se lo conoce ahora luego de cincuenta años.

Tenemos que pensar en una serie de cambios, los posibles cambios en ecosistemas andi-
nos que nacen de los cambios que hay en la atmósfera: dióxido de carbono y temperatura
que se incrementan, precipitaciones en los Andes que en muchos sitios disminuirán, la
altitud de la formación de las nubes ya ha subido y esto cambia la ubicación de los bosques
de neblina lo que a su vez afecta a los páramos; todos esos factores biofísicos pueden cam-
biar los ecosistemas andinos, produciendo cambios en las especies que son importantes,
cambios en la vegetación, cambios en las especies dominantes.

Los sistemas andinos están a la vista de la gente local que los está usando, ellos pueden
responder en cuestión de días: muchos de los que tienen sus cultivos en los Andes están
mirando al cielo todos los días y cambian sus prácticas, cambian sus objetivos de cultivo,
cambian sus lugares de cultivo, según lo que ven en el medio ambiente. Sin duda, estamos
entrando en un proceso de cambio constante donde el interés es el ecosistema, la parte
social, y debemos pensar en todas las interacciones.

En Perú y Bolivia se habla de la importancia de los glaciares, así como en Ecuador, Colom-
bia y Venezuela se habla de los páramos, como fuentes de agua para el futuro. Si los gla-
ciares o páramos desaparecen, perdemos en los Andes una forma de resistir los cambios
estacionales. Al desaparecer los glaciares aumentan los riesgos naturales con una serie de
consecuencias. Pero, muchos sitios no tienen páramos ni glaciares, por lo tanto esos sitios

28
Los paisajes andinos, un tema integral KENNETH YOUNG

no tienen la habilidad de mantener su ciclo hidrológico, excepto a través de lluvias esta-


cionales. Los sitios que van a perder sus glaciares en el futuro van a perder esta capacidad
y van a tener que cambiar sus sistemas de agricultura.

Otro cambio hace referencia a los cambios sociales. En las partes aisladas de los Andes los
habitantes están ya conectados a los mercados, a la infraestructura, a las demandas, a las
necesidades de las ciudades. De esto nace una asimetría entre lo global y lo local, los cam-
bios globales cambian todo en los Andes, no importan todos los cambios que pueda hacer
la gente de la región, no es suficiente para cambiar los factores globales. En cierta forma,
estamos en los Andes tratando de adaptarnos a lo que está fuera de nuestras manos, por-
que es algo global que afecta a todos. Esta asimetría es parte de entender como podemos
trabajar a nivel local, regional, nacional, y en forma positiva hacer una diferencia, pero al
mismo tiempo estar al tanto de los cambios globales que pueden forzar cambios no espe-
rados en los Andes.

Hace 15 años ya se hizo un intento por nombrar sitios “Hot Spot”, claves para la biodi-
versidad, y tan importantes que son reconocidos en el ámbito internacional. Los Andes
Tropicales en muchos aspectos ocupan el primer lugar. Sin embargo, una cosa es nombrar
los Andes Tropicales como número uno en biodiversidad, y otra es implementar las insti-
tuciones que necesitamos para afrontar los cambios que vienen.

Un tema fundamental para entender la problemática, cuando hablamos de páramos y


bosques andinos es la elasticidad, es decir, la capacidad de los ecosistemas de recuperarse
luego de alguna perturbación. Esto es importante para entender qué se quiere decir para
temas como deforestación de bosques andinos, qué se quiere decir para la pérdida de pas-
tizales, la importancia de una perspectiva histórica, soluciones a nivel local y regional.

Primero hay que pensar en los Andes tal como están, diversos: tenemos páramos, punas,
glaciares, bosques de neblina aislados en puntas de cerros y rodeados por campos agríco-
las. Las fuerzas impulsoras de cambio en los Andes son varias, se hace una lista de cuatro
que se considera podrían contener muchas de las fuentes de cambios, muchas veces hay
cambio en los paisajes andinos por una necesidad de control político – legal; muchas
veces también las fuerzas impulsoras de cambios provienen de ganancias, de la necesidad
de ganar dinero, ayudar a la economía del hogar; otros cambios nacen de la desigualdad;
y, otros cambios son indirectos, provienen de una consecuencia.

Las decisiones que toma por ejemplo un habitante de Huancavelica sobre sus alpacas, hace
referencia a la búsqueda de pastos adecuados, lleva a sus hijos a la ciudad y se preocupa
por conseguir un lugar para vivir, sobre qué cambios va a tener que aplicar, y como le afec-
tará el cambio climático. Ellos son parte no solo de una familia sino de una comunidad.

La elasticidad o factibilidad de recuperarse luego de un cambio, es una característica de los


ecosistemas en general y hay que estudiar cómo esto sucede en los ecosistemas andinos, y
preguntarse qué es posible recuperar en atención a varios factores: ¿después del cambio,
están presentes los elementos necesarios para volver a reconstruir el ecosistema original?,
si la deforestación es completa en un área ya no existe la fuente de semillas y habría que
traerlos. También cuando se piensa en el uso de un ecosistema hay que hacer la pregunta:

29
Conferencias magistrales

¿de qué tiempo estamos hablando?, un bosque andino puede necesitar de cien a quinien-
tos años para recuperarse completamente, ¿qué sistema de manejo se puede pensar en
esos intervalos de tiempo?

También hay variedad en los paisajes andinos y los impactos que pueden haber: los impac-
tos directos de carreteras, las consecuencias de agricultura durante siglos, cambios en los
glaciares, cambios en los sitios donde toca la neblina, el pastoreo, la influencia de árboles
exóticos como el eucalipto, la influencia de la minería que impone su impacto muchas
veces en las partes más altas.

Entre los tipos de degradación para los Andes están: la erosión de suelos, pérdida genética,
extinción de especies, especies exóticas invasoras, superficies impermeables, contamina-
ción de aire y agua, diversión de aguas, deforestación y sobrepastoreo. En lo relativo al
sobrepastoreo y deforestación es importante no solo estudiar al páramo y al paisaje andi-
no, sino considerarlos como una consecuencia de una serie de efectos negativos que puede
cambiar lo que tiene valor.

En deforestación, hay dos impactos importantes que tomar en cuenta: uno es la pérdida
del área de bosque, y otro aspecto es el aumentar la fragmentación del hábitat que afecta
no solo a los bosques andinos sino también al páramo. En un futuro el páramo de un cerro
más o menos bajo va a quedar como un bosque andino, algunos de los páramos podrían
desaparecer, y habría la fragmentación de hábitat del páramo. Hay cambios en el número
de fragmentos, cambios en el área deforestada y en la especialidad, lo que puede ocasionar
el cambio de pequeños a grandes fragmentos o viceversa. Puede cambiar el espacio que
hay entre los fragmentos y el número. Esos son elementos importantes para estudiar la
ecología de los paisajes. Estos estudios se pueden realizar con sensores que utilizan ima-
gen landsat. Em importante recalcar que los Andes son muy complicados en términos de
topografía, mucha de la fragmentación de los hábitats es por la naturaleza de la topografía,
cierta parte de la fragmentación es parte de ser un ecosistema andino, una parte adicional
es fragmentada por el ser humano.

Hay una gran variedad de bosques andinos, y hay que aceptar que se conoce muy poco de
cómo clasificar los tipos de bosques que pueden haber. En los Andes los más importantes
son los bosques de neblina que están directamente relacionados con los ciclos hidrológi-
cos. También son de importancia los bosques estacionales, son sitios agradables para vivir,
son más importantes para la agricultura; esto quiere decir que los bosques estacionales de
los Andes muchas veces son más raros, son más importantes en cuanto a su biodiversidad
porque quedan muy pocos, quedan en sitios muy importantes para el uso del ser humano.
En muchos sitios de los Andes se puede pensar que hay bosques, y en efecto los hay, pero
estos se puede decir que vienen de Australia o de Norteamérica, porque son bosques de
pinos y eucaliptos.

Hay que pensar en la variedad de sitios andinos para obtener las respuestas, para planificar
los cambios que puede haber.

Hay varias razones por las que perdemos bosques, algunos sitios se están deforestando
porque hay necesidad de madera, entonces la solución es proveer de madera sin dañar el

30
Los paisajes andinos, un tema integral KENNETH YOUNG

bosque. En otros sitios la razón es la necesidad de hábitat abierto para pastoreo o uso y
mejora de cultivos. En algunos sitios se trata de controlar el espacio y el control viene de
cortar el bosque. Cada sitio va a tener una serie de razones para afectar el bosque, pero al
mismo tiempo son éstas las que dan las soluciones.

Entre las metas de uso sostenibles, estamos interesados en la justicia ambiental y justicia
social. Puede ser que ello esté conectado con la tenencia de tierras: muchos de los que
van hacer prácticas en técnicas de planificación van a pensar no directamente en justicia
sino en costo-beneficio, el costo beneficio no solo debe considerar lo que cuesta y cuanta
ganancia se produce por ejemplo en tres años, sino en cien años; es decir, pensar en las
futuras generaciones.

En el tema de sobrepastoreo uno de los impactos negativos en sitios andinos está rela-
cionado con la pérdida de forraje útil, que puede haber cuando hay demasiada carga de
animales. Al mismo tiempo hay una pérdida de especies, normalmente son las más ape-
tecidas por el ganado, cambia entonces la biodiversidad y también la biomasa, cambia el
ecosistema y la composición.

En muchos sitios hay una interacción un poco más complicada porque hay uso del fuego,
práctica muy común en el norte del Perú, en el Parque Nacional Río Abiseo, en donde la
gente usa la vegetación de la parte alta que por su humedad y estructura es parecida al
páramo del sur del Ecuador. Hay una asociación ecológica que empieza con el cambio
después del incendio, y también hay un impacto rápido del ganado que viene a utilizar los
brotes nuevos. Hay un sistema de cambios de interacción que hay que entender, y que es
un sistema muy diferente al de un bosque andino.

Un páramo o puna de pastizal que se usan para pastoreo es posible recuperarlos si la idea
es tener los pastos de regreso, ya que los pastos crecen más rápido cuando han sido que-
mados o comidos por algún animal. Si hay un sobrepastoreo que hace perder las especies
nativas, hace que se pierdan los elementos necesarios para la recuperación y se debe pen-
sar entonces en cómo recuperarlos. En los sistemas de pastoreo es importante el tiempo, y
la posibilidad de planificar; así, en muchos sitios en tres años se puede recuperar biomasa
después de una quema, o en diez o veinte años luego de otros tipos de uso extensivo. Igual
que en los bosques andinos, es necesario pensar en toda la variedad de sistemas que hay:
los especialistas de alpacas, los usos mixtos que son bastante complicados porque manejan
varias especies con necesidades de uso de forraje diferente.

Por qué degradamos estos sitios en los Andes? A veces es un sitio que pertenece a todos,
es un recurso común a donde todos tienen acceso, entonces la consecuencia es la degra-
dación del recurso. A veces la idea es ganar algo rápido, otras veces no hay alternativas al
sobrepastoreo, o nace del hecho que el sistema es frágil y es difícil usar sin degradar.

Igual que con los bosques andinos, las soluciones nacen de los mismos problemas. El buen
uso de los recursos como bien común en los Andes ha sido una forma de sostener recursos
durante siglos, ahí encontramos los elementos históricos y sociales para el uso sostenible
de los sistemas.

31
Conferencias magistrales

Si se piensa en obtener ganancias rápidas se debe inventar formas que satisfagan esa ne-
cesidad sin dañar el sistema. Hay casos positivos en el que el ser humano aumenta los
recursos, aumenta la diversidad. Un ejemplo es la comunidad de Yanta en la frontera
Ecuador-Perú, del lado peruano, en donde la gente se ha movilizado para proteger sus
bosques y páramos andinos frente a muchos millones de dólares de posibles ganancias por
una mina de cobre. La gente a dicho que no a la explotación de la mina, y que los bosques
y páramos andinos son más importantes que la ganancia rápida.

Otros ejemplos de degradación son la pérdida de humedales: los incendios y las quemas
que son parte de un uso y manejo tradicional, por lo que hay que entender sus efectos
ecológicos y consecuencias sociales; y la cacería furtiva que puede ir eliminando especies
de interés.

En Huancavelica hay un estudio realizado por Julio Postigo, investigador peruano, con
imágenes satelitales Landsat sobre glaciares que están desapareciendo. Respecto a este
tema la gente local construye humedales para mantener forraje para sus alpacas. La gente
en esta localidad no discute sobre como reaccionar al cambio climático, sino que crearon
un ecosistema productivo para las alpacas y al mismo tiempo agregan un valor ecológico,
un valor para las especies nativas.

Hay soluciones locales importantes, no debemos perder la perspectiva histórica, tenemos


un paisaje típico andino donde están presentes varios elementos como el trigo, el ganado,
el kikuyo, y donde todos los elementos vienen de otras partes del mundo. Para entender
esto hay que entender las consecuencias de tener paisajes antiguos.

La agricultura en los Andes es ancestral. Es una región clave para entender la agricultura
a nivel global, no solo por la biodiversidad nativa sino también por la biodiversidad aso-
ciada con los campos agrícolas de la gente andina. En muchos sitios el matorral ha rem-
plazado al bosque, la gente ha manipulado las laderas, han cambiado el flujo de agua, han
causado una serie de cambios en la flora y la vegetación que todavía nos falta entender.

Hay que empezar a pensar en las grandes épocas de la historia en los Andes, en un inicio
(holoceno) con glaciares grandes, después los cambios en el período prehispánico como la
colonia, luego entramos en la época feroz del neoliberalismo, donde la mina vale más que
el bosque andino y los cultivos andinos existentes. Pero esto ya cambió ahora que estamos
en el antropoceno, estamos entrando en una época geológica que es producto del impacto
humano, donde el cambio climático es algo constante.

En resumen, las soluciones dependen de la resiliencia o elasticidad de los sistemas: pueden


haber ecosistemas frágiles, especies frágiles y que requieren de tiempo para recuperarse.
Pueden haber legados en cierto sitio que tiene buenas tierras pero donde el bosque ha sido
eliminado; este es un legado histórico que tenemos que tratar ya los bosques ya no son
bosques andinos sino bosques de eucalipto y de pino. En la parte legal, social, y económica
pueden haber limitaciones, y también, para los científicos, siempre falta el conocimiento
necesario.

Para el bosque andino las soluciones vienen de dos áreas grandes:

32
Los paisajes andinos, un tema integral KENNETH YOUNG

1. Corredores de conservación, aquí hay un rol directo para el páramo: ¿cómo conecta el
páramo a los corredores y los planes de corredores de conservación al manejo de paisajes?.
En cuanto a corredores de conservación casi todos están hechos sin pensar en el cambio
climático, es necesario volver a pensar en esas soluciones que tanto se han discutido.

2. El manejo de paisajes, puede incluir sitios pequeños de protección, puede incluir un


manejo distinto usando la sombra de café o pastoreo ecológicamente adecuado, pensando
en los cambios que se van a dar en el futuro. Muchos sitios van a tener cambios en tempe-
ratura lo que hace que las especies nativas suban de altitud.

Hay especies tanto de plantas como de animales andinos que están controlados por la
humedad y sus cambios se dan según los cambios de humedad, y puede darse el caso de
un ecosistema andino que se separa, unas especies suben, otras buscan sitios más húme-
dos o secos, otras especies se quedan en un sitio porque no son susceptibles a cambios
climáticos.

Tenemos otro tipo de paisajes donde estamos compartiendo el uso con cientos de factores
sociales; en este caso también tenemos el cambio climático que puede mover especies
nativas arriba, o puede mover especies según su habilidad de resistir humedad o sequía, o
puede ser que haya refugios o sitios que no cambian. En todos esos casos, el paisaje es un
uso de suelo compartido, y las consecuencias para conservación son muy distintas cuando
toda la cordillera o cerro es parte de una entidad de conservación.

Para páramo y puna el trabajo a nivel de cuencas es importante aunque no lo es todo. En


cuanto a biodiversidad los páramos vienen desde Venezuela, van hasta el norte del Perú
y siguen en otra forma, en áreas de puna hasta Chile y Argentina, en islas de hábitats. La
razón de que haya miles de especies endémicas en los páramos es que forman una serie de
islas pequeñas de hábitats. Estos van a desaparecer en un futuro, van a cambiar a mato-
rrales, y hay que pensar qué se va a hacer con las especies que queden en las puntas de los
cerros: ¿rescate?, ¿restauración de sistemas nuevos?

Se debe tomar en cuenta las estrategias familiares que hay, de la gente que usa esos recur-
sos andinos que muchas veces son parte de comunidades y ofrecen tradiciones y prácticas
de muchos siglos de historia, afectados por razones de cambios globales, económicos y de
información.

Hay que conectar entonces los cambios locales con lo global, ¿qué se puede hacer en cuan-
to a los problemas u orígenes de la degradación en los sitios locales pensando en cómo
conectarse a lo global? Tenemos necesidades globales que afectan a los países andinos, a
los gobiernos regionales, a los municipios, a las comunidades nativas, a los agricultores.
Tenemos cambios que vienen del paisaje que proveen del legado histórico y los cambios
ecológicos que puede haber.

Para concluir, es necesario pensar en resiliencia ecológica que es parte de la naturaleza de


los ecosistemas pero también la habilidad social de ir con los cambios; pensar en conecti-
vidad ecológica y social; pensar en la historia y como esto cambia nuestras ideas; también
pensar en los objetivos para el futuro y en una planificación para los sistemas del futuro.

33
Conferencias magistrales

Historia, tendencias
y perspectivas
para el manejo de los páramos
Robert Hofstede

Introducción: el tesoro descubierto

Hace menos de una década, con la celebración de la segunda conferencia electrónica sobre
páramos, se refirió al páramo como “el ecosistema escondido”. En este momento, entre
un grupo limitado de personas se conocía el enorme valor del páramo pero el ecosistema
no se encontraba en el centro de la opinión pública ni bajo atención de los tomadores de
decisiones. En los años subsecuentes, se dio una especie de revolución silenciosa que elevó
el páramo al centro de la atención de la sociedad Norandina y hoy en día en muchos rin-
cones de los países parameros la sociedad conoce el gran valor de su biodiversidad única,
la enorme importancia de sus servicios ecosistémicos y los desafíos de la población en las
alturas que, a pesar de su riqueza cultural, sigue viviendo en una pobreza generalizada.
Muchos procesos, varios eventos, un sinnúmero de organizaciones e instituciones y miles
de personas han sido instrumentales para este desarrollo positivo y hoy en día podemos
concluir que el páramo ya no es un ecosistema escondido sino un tesoro descubierto. En
este artículo, intentaré contar que pasó en la historia de la atención al páramo, cómo es la
tendencia actual y qué son las perspectivas para su manejo.

Historia de ocupación de los páramos

Aunque hay evidencias de que hace varios miles de años la gente estuvo presente en los
páramos, durante la época prehispánica los páramos estuvieron ocupados de manera tem-
poral, dentro del uso de diferentes pisos altitudinales. Los diversos grupos precolombinos
en Colombia (Muisca, Kogui, Tolima, Quimbaya, etc.) usaron el páramo además para
fines rituales. En el Ecuador y norte del Perú hay evidencias de uso para caza, leña, agua,
extracción de minerales y transporte. (Mujica, este volumen). A pesar de que sí se han ha-
llado los primeros camélidos domesticados, no habían grupos especializados en pastoreo
(lo que sí fue el caso en Bolivia y el sur del Perú.

Una gran diferencia entre el uso de los páramos del sur de los Andes (Ecuador y Perú) y
los del norte se originó por la colonización incásica. Desde entonces se inicia el ascenso de
la frontera agrícola, la introducción a mayor escala de llamas y alpacas, la tecnificación de
la agricultura (terrazas, riego, nuevos cultivos), lo que permitió la ocupación de espacios
más altos. Está comprobado que los mayores hatos de alpacas del imperio Inca estaban
en Chimborazo y Loja. Además, vinieron nuevos grupos humanos (mitimaes), con otras

34
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

costumbres y cultura. Finalmente, la mayor parte de la infraestructura Inca (caminos,


guarniciones, pucarás) estaba construida en los páramos o justo debajo de él. La goberna-
ción Inca demoró apenas 100 años en el territorio donde se encuentra páramo, pero tuvo
un impacto similar al de la conquista española.

En todo el territorio andino, los españoles llegaron e introdujeron ovejas, reses, caballos
y, muy intensamente, el cultivo de cereales. De esta manera, los valles destinados por los
indígenas para los cultivos resultaron insuficientes por lo cual se debió ampliar la frontera
agrícola hacia las laderas de las montañas. Además, las áreas boscosas, que antes no se
habían empleado para el cultivo, empezaron a ser taladas y quemadas, estrechando la dis-
tancia entre la frontera agrícola y la paramuna. Una de las causas principales de la gran de-
forestación fue que los españoles usaron leña para calentar, madera para construcciones y
para la minería, usos no conocidos por los Incas y los grupos precolombinos en el norte.

Especialmente el ganado ovino fue empleado en los páramos, sin mayor sistema de ma-
nejo, y gracias a esta práctica el paisaje fue fuertemente modificado por quemas y sobre-
pastoreo. Se ha estimado que en los siglos 16 y 17 habían más borregos en los Andes que
actualmente. En Colombia, los ejemplos más claros de transformación de los páramos
ocurren en Boyacá, Santander y Norte de Santander. En el Ecuador, los españoles, luego
de sangrientas batallas en la conquista, tuvieron que aplicar políticas de control social y
sistemas de producción feudales y precapitalistas de mita, encomienda, concertaje, repar-
timiento y huasipungo. Estos sistemas, de un lado esclavizaron a los indígenas, pero de
otro lado, también los forzaron a organizarse entre sí, ocupando nuevos espacios colecti-
vos en las laderas encima del valle (donde estaban las grandes haciendas) y abajo del pá-
ramo. Mientras tanto, los rebaños estatales de camélidos desaparecieron rápidamente por
la cacería y alimentación de soldados españoles. Luego del proceso de la independencia
de España cambió la agricultura en los Andes. Esto fue causado por cambios en tenen-
cia de tierra, una menor demanda de lana desde Europa, mayor competencia con otros
productores como Australia. Es probable que durante la república bajó el uso directo de
los páramos porque había menor atención a la producción de lana y mayor demanda de
alimentos en el continente.

El último cambio drástico en la ocupación humana en el páramo se dio con los diferentes
procesos de reforma agraria en el siglo XX. En todos los países andinos, este proceso fue,
entre otras razones, dirigido a una redistribución de tierra y ocupación de toda superficie
productiva. Como durante este proceso no existía una generalizada conciencia ambiental,
muchas áreas de importancia ecológica fueron destinadas a producción agrícola. Además,
como regla general las tierras menos productivas fueron entregadas a comunidades po-
bres y es así que la reforma agraria causó la ocupación permanente del páramo de dife-
rentes comunidades, generalmente de bajos recursos y poco acceso a técnicas adecuadas
de producción.

Los pioneros de la conservación: exploradores y científicos

Los primeros estudiosos que fueron atraídos por los páramos, fueron los naturalistas clá-
sicos de los siglos XVIII y XIX que organizaron grandes expediciones por los Andes para

35
Conferencias magistrales

descubrir y describir de forma integrada toda la geografía. Famosos nombres como Mutis,
Caldas, Humboldt y Bonpland visitaron los páramos, hicieron sus colecciones botánicas y
geológicas y describieron ecosistemas. En el caso de Humboldt, los diferentes ecosistemas
en el gradiente altitudinal, desde el bosque húmedo tropical hasta el páramo y los glaciares
formó la base de su entendimiento de la relación entre clima, vegetación y suelos y así un
fundamento para la ecología moderna.

En la primera mitad del siglo XX, ya desarrollada la ciencia moderna con Universidades
en todos los continentes, disciplinas definidas y publicaciones revisadas como instrumen-
to central de la producción científica, la atención hacia los páramos fue motivada por una
ciencia descriptiva. Una serie de académicos tanto sudamericanos como europeos, entre
ellos Jahn, Spruce, A.C. Smith, Troll, visitaron las diferentes regiones de los Andes para
describirlas, especialmente su flora. La persona más reconocida de esta generación fue José
Cuatrecasas, que clasificó los frailejones y publicó los primeros volúmenes integralmente
dedicados a los páramos. Basado en este, logró entender la biogeografía tan específica de
la flora paramera, relacionada a la geología de las diferentes cordilleras Andinas.

Una tercera generación de académicos trabajó en los páramos en la segunda mitad del
siglo XX. Inspirados de forma importante por el trabajo de Cuatrecasas, fueron ellos quie-
nes hicieron un paso más allá de la mera descripción hacia el entendimiento de los proce-
sos ecológicos del páramo. Toda la base académica del trabajo actual de la conservación,
es basada en las investigaciones de un grupo de visionarios, entre ellos Misael Acosta Solis,
Luis Eduardo Mora Osejo, Jorge Hernandez Camacho, Maximina Monasterio y Thomas
van der Hammen. Fueron ellos quienes analizaron el funcionamiento del páramo y la
interacción entre el ser humano y el ecosistema. Cada uno de ellos también fueron abo-
gados fanáticos de la conservación de los páramos y han tenido una influencia directa e
importante en muchas de las primeras acciones, para su protección vía el establecimiento
de áreas protegidas. Además, formaron una escuela de investigadores que después aumen-
tó de forma importante la cantidad de estudios y por esto, el volumen de conocimiento
sobre los páramos.

Aunque el páramo es habitado desde hace siglos, antes y después de la conquista española,
la ciencia social en este paisaje es de fecha reciente. Como manifiesta de forma detallada
Mujica (este volumen) nació la atención de arqueólogos a las culturas prehispánicas, espe-
cialmente relacionadas a las rutas de comunicación y comercio, en la segunda mitad del
siglo XX paralelo a la ciencia analítica de la ecología del páramo. Estudios antropológicos
y sociales sobre la cultura actual, la situación y las razones de su marginalización social y
política y el análisis de los movimientos sociales de las comunidades de las alturas andinas,
tomó forma hace unas dos décadas, inspiradas de un lado por los conflictos emergentes
relacionados a la reforma agraria y del otro lado, por el paradigma del desarrollo soste-
nible, término que tomó importancia entre los años 80 y 90, se requería tanto de conoci-
miento de los procesos sociales como de los procesos ecológicos.

Una vez que se sembró la semilla del desarrollo sostenible, fue puesto en evidencia que la
conservación del ecosistema no es posible sin proveer alternativas realistas a la población
relacionada. En esta época, alrededor del cambio de siglo, también crecieron la cantidad
de universidades e investigadores de los países andinos además de los programas nacio-

36
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

nales de apoyo a la investigación. Con estos factores, la investigación se dirigió a deman-


das concretas de la sociedad. Además, la aparición en paralelo de grandes programas de
conservación de páramo promovió este tipo de investigación aplicada e integrada entre las
ciencias naturales y sociales. Hoy día contamos con una gran cantidad de conocimiento
económico, social, político, forestal, agronómico, hidrológico y biológico y por lo menos
un centenar de proyectos de investigación en los cuatro países. Existe ahora una gran
familia de paramólogos de muchas nacionalidades con una alta presencia de científicos
de los países andinos, y la cantidad de libros que han sido publicados en los últimos años
sobre el funcionamiento y manejo del páramo cubre varios metros en la biblioteca.

En conclusión se puede decir que después de siglos de atención de unos individuos, que
han sido los pioneros de la conservación del páramo, actualmente hay una acumulación
de generación de conocimiento sobre el páramo que ha resultado en la disponibilidad de
herramientas de manejo, alternativas productivas para la población, estrategias de conser-
vación, valoración de los servicios ecosistémicos y otras respuestas a demandas concretas.
No obstante, todavía existe un vacío en la integración del conocimiento tradicional con el
conocimiento académico. El conocimiento milenario de la población sobre el manejo de
los páramos, si bien está siendo sistematizado, no es integrado todavía en la investigación
académica y en las respuestas técnicas a los desafíos actuales.

Historia de gestión y manejo

Desde el principio de los años 60 del siglo pasado, alguna gente alertó sobre la degrada-
ción de los páramos (Grubb 1970). Esto tuvo una respuesta en las primeras iniciativas
de conservación. Las estrategias aplicadas, principalmente en las dos décadas después, se
concentraron en la declaración de reservas naturales para la protección absoluta de los
páramos más importantes en términos de diversidad y belleza escénica. Especialmente en
Venezuela, dónde más del 80% de los páramos están incluidos en áreas protegidas, esta
estrategia ha sido muy eficiente. También en Ecuador, principalmente en grandes exten-
siones alrededor de sus altos volcanes, y en Colombia, donde los páramos son más disper-
sas en toda la zona andina, se incluyeron un tercio de su extensión en el sistema nacional
de áreas protegidas. En Perú la cobertura fue mucho menor y hasta el día de hoy, existen
solo unas pocas áreas protegidas en páramo y jalca. Aunque en las primeras décadas de
la existencia de áreas protegidas el tipo de manejo aplicado tenía el objetivo de máxima
protección de la biodiversidad, esto cambió cuando entre las agencias responsables de su
manejo creció la conciencia de que no era realista considerar un área natural sin interac-
ción con la población. Si bien desde el punto de vista ecológico podría ser ideal tener una
protección absoluta, la realidad dice que es muy difícil limitar toda actividad humana y
concentrarse en el parque sin considerar las necesidades de la gente alrededor de él, no
demuestra una sensibilidad social y además no es eficiente ya que es mejor tener la po-
blación como un aliado para la conservación. Por esto, en el siglo XXI la gestión de áreas
protegidas tiene una visión más social e inclusiva, con herramientas como co-manejo,
guardeparques comunitarios, reservas comunitarias y comités de gestión participativa.
Hoy en día, el guardeparque del páramo probablemente pasa menos tiempo en el parque
que en la comunidad al lado.

37
Conferencias magistrales

De forma paralela a la tendencia de crear áreas protegidas, había un desarrollo productivo


de los páramos. Después de las últimas reformas agrarias, que resultaron en un aumento
de la población rural en la zona justo debajo de los páramos con altos índices de pobreza,
muchas iniciativas de desarrollo rural incluyeron propuestas de manejo productivo en los
páramos que tenían el objetivo de dar un desarrollo económico a esta población. Entre
ellos había esfuerzos, en su tiempo bien intencionados, de reforestación, de producción
intensiva de papas y de mejoramiento de ganado vacuno. Estas iniciativas fueron ejecu-
tadas en su mayoría por agencias gubernamentales y ONG’s nacionales e internacionales
y apoyadas principalmente por cooperación técnica bilateral de países europeos. Durante
el desarrollo de los proyectos de desarrollo rural en los páramos, sus gestores evaluaron
que ciertas técnicas aplicadas tenían un impacto ambiental negativo. Por esto, las estrate-
gias para el manejo de los recursos naturales empezaron a concentrarse en agroforestería,
agroecología y manejo de cuencas hidrográficas.

Era evidente que la visión conservacionista y la visión desarrollista empezaron a encon-


trarse. Esto resultó en el desarrollo de herramientas eficientes que combinaron aspectos de
protección de biodiversidad, manejo de agua y suelo con aspectos de productividad. Tra-
duciendo esto en la práctica resultó en una serie de casos exitosos a nivel local, donde las
comunidades parameras, apoyadas por ONG’s y gobiernos locales y basadas en el cono-
cimiento adquirido por las universidades, manejan su páramo y las zonas montaña abajo
en una forma sustentable. Muchas de éstas fueron basadas en zonificación del territorio y
la aplicación de un paquete diversificado de técnicas en planes de manejo participativos.
Estos proyectos promovieron una visión integral del páramo, en que la conservación y el
desarrollo rural, pero también el valor cultural, social y la identidad andina son diferentes
objetivos complementarios y la gestión del páramo trata de contribuir a este conjunto de
objetivos sin dar una prioridad específica a uno de ellos.

Dando respuesta a un aumento de los diferentes actores preocupados por el manejo de


los páramos, de diferentes sectores y antecedentes y a veces con diferente visión sobre
los principales valores del páramo, nacieron plataformas multiactores de intercambio de
información y dialogo sobre el manejo de páramos. El primer Grupo de Trabajo en Pára-
mos nació en 1998 en Ecuador (GTP), que después de 10 años de actividad continua se
ha convertido en el mayor espacio de análisis y consenso sobre los páramos en el país. La
experiencia de GTP fue repetida a nivel local en Ecuador y a nivel internacional mediante
la formación del Grupo Internacional de Trabajo en Páramo que promovió grupos simi-
lares en Perú, Colombia y Venezuela (Grupo Páramo). Aunque en los diferentes países y a
nivel regional, cada grupo tenía su propia dinámica, los Grupos de Trabajo resultaron un
modelo efectivo de apoyo a una gestión compartida de páramos.

Gracias a algunos eventos internacionales, entre ellos el IV Congreso de la Asociación de


Montañas Andinas (2001; Mérida, Venezuela) y el I Congreso Mundial de Páramos (2002;
Paipa, Colombia), a la estrategia de algunas organizaciones internacionales como WWF,
The Nature Conservancy y Conservation International, y al proceso de desarrollo de la
Estrategia Regional Andina de Conservación de la Biodiversidad (CAN Decisión 523),
nació una conciencia de la necesidad de una visión regional andina. Un ecosistema trans-
fronterizo, compartido entre cuatro países (o cinco, incluyendo a Costa Rica) requiere de
una política de conservación coordinada entre los países que compartan el páramo. Una

38
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

vez alcanzados los éxitos a nivel local, el congreso de Paipa fue un espacio importante para
presentar y analizar los diferentes esfuerzos positivos y acordar un esfuerzo compartido
entre los cuatro países para el manejo regional de todos los páramos. Esto fue encargado al
Grupo Páramo y directamente respondido mediante la formulación del Proyecto Páramo
Andino. Este proyecto, actualmente en ejecución en los cuatro países con financiamiento
de GEF, es el mayor esfuerzo de conservación de páramos en la historia. En paralelo, hay
otros esfuerzos internacionales que incluyen el páramo como un ecosistema estratégico,
entre ellos la estrategia de humedales alto andinos en el ámbito de RAMSAR (que incluye
los cuatro países con páramos andinos, los otros países andinos y Costa Rica), las eco-
rregiones y corredores de conservación en la cordillera de los Andes de parte de ONG
internacionales y el programa BioAndes de Intercooperación.

Sin querer decir que en este ámbito positivo de atención y actividad para el páramo hemos
logrado una situación ideal de conservación y de bienestar de su población, es evidente
que en los últimos años se han dado unos pasos muy importantes a nivel local, nacional e
internacional. Sin embargo, se debe continuar el proceso para integrar aún más los pára-
mos andinos y hacer serios esfuerzos para conectar éstos con los páramos de Costa Rica.
Probablemente un próximo paso es crear una visión aún más internacional, que incluye
las áreas similares en África y Asia, donde hay todavía mucho menos atención y actividad,
pero que podrían beneficiarse de la experiencia paramera mediante un diálogo e inter-
cambio Sur-Sur.

Tendencias: La actualidad del manejo de páramo.

Una de las tendencias que más ha influido la forma en que la sociedad andina está viendo
a los páramos es la actividad del movimiento indígena. La cosmovisión indígena en los
Andes es compatible con el enfoque de manejo integral del paisaje, ya que respeta todos
los atributos del ecosistema sin priorizar uno en especial y considera la integralidad entre
suelo, aire, naturaleza, ser humano y la espiritualidad. No es una sorpresa entonces que
cuando el movimiento indígena en Ecuador y Perú, y también localmente en Colombia,
tuvo una revitalización en el principio del siglo XXI, adoptó y promovió una fuerte rela-
ción entre sociedad y manejo de los recursos naturales. Esta visión de territorialidad es un
elemento fuerte en la lucha para la soberanía indígena. El páramo, con la presencia de una
grande población indígena y una fuerte relación con el manejo de agua, recibió una aten-
ción especial en los procesos de emancipación y determina la importante influencia de
los diferentes grupos étnicos en estrategias y políticas sobre el páramo. Como ejemplo, se
menciona el proceso en el Macizo Colombiano, donde grupos de jóvenes indígenas Páez y
Yanaconas se organizaron y reclamaron el buen manejo del ecosistema páramo como un
elemento de defensa contra la difícil y violenta situación de orden público.

La otra tendencia actual que determina un aumento continuo de la atención pública es la


conciencia del enorme valor del páramo como regulador hídrico. Aunque esto es conoci-
do y valorado desde hace décadas entre agencias de manejo de agua, conservacionistas y
académicos, recién en ésta década se nota un importante cambio en la sociedad en general
hacia la “torre de agua”. Esto es producto de mucho esfuerzo en educación ambiental y
estrategias de comunicación utilizando, entre otros, medios masivos. Gracias a esta ten-

39
Conferencias magistrales

dencia, hoy día es mucho más fácil encontrar una base social para las iniciativas de manejo
de páramos y para la inclusión de medidas de conservación en legislación. Inclusive, no
es raro escuchar temas de conservación de páramo en los discursos políticos de alcaldes
y gobernadores.

La combinación de un aumento de la base social para un buen manejo del páramo, la


importancia del páramo para el movimiento indígena y las experiencias exitosas de ma-
nejo participativo, determinaron la tendencia de buscar formas de gobernanza de pára-
mos basadas en co-manejo y co-gestión. Especialmente a nivel de gobiernos locales y
áreas protegidas se está experimentando con modelos de gobernanza en que los actores
directos del páramo (comunidades campesinas e indígenas) y otros actores (empresas de
agua, juntas de regantes, ONG, etc.) tienen un rol activo, formal e informal en la toma de
decisiones. Esto también es reflejado en una mayor colaboración interinstitucional entre
organizaciones e instituciones que se preocupen por el páramo o que tienen su manejo
bajo su autoridad. Donde antes muchas veces el trabajo para el manejo sustentable de los
páramos era un asunto de casos individuales, sin coordinación entre ellos ni con las au-
toridades respectivas, hoy en día se nota un diálogo continuo entre los ONGs nacionales
e internacionales, agencias de desarrollo, representantes de grupos sociales e institucio-
nes gubernamentales resultando en una coordinación y colaboración entre sus diferentes
iniciativas. Todas las grandes iniciativas a nivel regional y nacional son ejecutadas por
consorcios de organizaciones y tanto el gobierno como la población local participan. Por
supuesto, la existencia de plataformas multiactores como los Grupos de Trabajo en Pára-
mos son un importante catalizador para esta colaboración.

Tendencia: el enfoque ecosistémico aplicado al páramo

En 1995, el Convenio sobre la Diversidad Biológica aceptó el enfoque ecosistémico en el


marco principal de acción. Desde entonces, este enfoque ha sido desarrollado, detallado
y aplicado en diferentes ecosistemas en el mundo. El páramo resultó un ejemplo por ex-
celencia para su aplicación, ya que combina diferentes objetivos de manejo, los intereses
de diferentes actores, trabaja a diferentes escalas y considera la dinámica de ecosistemas.
Esto de un lado ha resultado en modelos exitosos de gestión de páramo y del otro lado,
el manejo de páramo arrojó varias lecciones para el desarrollo del enfoque ecosistémico
a nivel global.

El enfoque ecosistémico es un estrategia para la gestión integral de suelo, agua y recur-


sos vivos que promueve la conservación y el uso sostenible de una manera equitativa. El
enfoque coloca a la gente que vive en los ecosistemas y a sus medios de vida en el centro
de las decisiones sobre la gestión y la protección. La aplicación del enfoque se basa en un
manejo adaptativo, dinámico y de decisiones basadas en el conocimiento (académico y
tradicional), en ejemplos prácticos de manejo y en un debate continuo para conseguir un
balance óptimo entre diferentes intereses. El enfoque ecosistémico, que conecta activida-
des de manejo a diferentes escalas, que considera tanto las causas subyacentes como las
amenazas directas y que incluye los beneficiarios directos con el manejo del ecosistema,
es un camino factible para el manejo de un paisaje transfronterizo. Ayuda a entender y
a considerar la complejidad de la situación geográfica, ecológica, social y política en el

40
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

manejo adecuado, especialmente tomando en cuenta los múltiples beneficios y diferentes


intereses en páramo para los diferentes grupos humanos.

Una de las razones adicionales para la aplicación del enfoque ecosistémico a la realidad del
páramo es debido a que muchos de sus principios corresponden con la visión holística de
las culturas andinas y por esto su aceptación es relativamente fluida. También se observó
que un elemento crítico en el manejo integrado de un ecosistema tan complejo es la repli-
cación, la cual tiene muchas limitaciones por la situación única que se encuentra en cada
área de páramo. Por esto la base del enfoque ecosistémico en el páramo es la investigación-
acción participativa y manejo adaptativo.

Perspectivas: las “nuevas” amenazas

En todos los análisis sobre las amenazas a la integridad del páramo siempre aparece la
mientras tanto clásica lista de quema indiscriminada, aumento de la frontera agrícola,
ganadería mal manejada, forestación industrial a gran escala, cacería y ciertas formas de
turismo mal planificado. Actualmente, han aparecido nuevas amenazas y han resultado
en otros desafíos para el manejo. En esta sección se presentan cuatro de estas amenazas:
minería, infraestructura, conflicto armado y cambio climático. Si bien estas no son ame-
nazas completamente nuevas, la conciencia de la magnitud de su impacto potencial sobre
el paisaje sí lo es. Incluir la magnitud de estos fenómenos en las estrategias de manejo del
páramo significa volver a revisar las causas subyacentes de la problemática del páramo,
hacer un análisis detallado de la interacción entre los diferentes procesos de desarrollo y
su impacto en conjunto y dar respuestas a diferentes escalas en diferentes sectores, más
allá que las que están incluidas hasta ahora en las estrategias de manejo de páramo.

Desde que hay gente interactuando con el páramo, ha existido la minería. Es más, unas
de las primeras actividades humanas en el páramo fueron la extracción de obsidiana, car-
bón mineral y la búsqueda de oro. Sin embargo, en ningún momento en la historia hubo
minería a gran escala en los páramos hasta hace un par de décadas. Son Famosas las
grandes minas de oro en la Jalca Peruana (Antamina en la Cordillera Blanca y Yanacocha
en Cajamarca), pero hay nuevos yacimientos en páramos o justo debajo de él, en Perú
(Majas, Piura), Colombia (Cajamarca, Tolima) y Ecuador (Quimsacocha, Azuay) que han
resultado en enormes debates políticos y movilizaciones sociales. También el aumento de
la minería de carbón mineral en Colombia en los últimos años es notoria y ha levantado
muchas preocupaciones acerca de su impacto social y ambiental en los páramos de Cun-
dinamarca y Boyacá, entre otros. El debate sobre la minería en el páramo es complejo y va
mucho más allá que el impacto directo sobre la integridad ecológica del páramo. Incluye
elementos de desarrollo económico nacional, de creación de puestos de trabajo, de dis-
tribución de beneficios, de soberanía de pueblos ancestrales, de acuerdos internacionales
y de la posición de empresas transnacionales. Por esto, este debate está insertado en el
debate nacional e internacional sobre el tema. Actualmente, la legislación nacional sobre
minería es revisada tanto en Colombia como en Ecuador y el tratamiento de la minería en
zonas de gran importancia ecológica, como los páramos, rebotó en inquietud de grupos
sociales representando habitantes de todo el país.

41
Conferencias magistrales

En todos los ecosistemas, el desarrollo de infraestructura causa un impacto importan-


te. Generalmente es conocido el beneficio para el desarrollo local de la población tanto
como el impacto ambiental que una carretera o una represa suele causar. Sin embargo,
desde que los países suramericanos decidieron integrar su infraestructura en la Iniciativa
para la Integración de la Infraestructura Regional en Sudamérica (IIRSA), el desarrollo de
infraestructura entró en una nueva era en la región. IIRSA consiste de una gran serie de
proyectos individuales (carreteras, hidrovías, represas hidroeléctricas, etc.), integradas en
10 ejes que conectan el continente de Sur a Norte y de Este a Oeste. Varios de los proyectos
cubren áreas de páramo, entre otros los proyectos Pasto-Mocoa en Colombia, Manta-
Manaos en Ecuador y la Interoceánica Norte en Perú. El análisis de los impactos positivos
y negativos de estos proyectos no se puede hacer solamente concentrándose en el tramo
bajo construcción sino que también hay que considerar lo que significa que un tramo haga
parte de un eje interoceánico y de un sistema integrador de todo el continente. De esta
manera, el análisis de la influencia del desarrollo de infraestructura sobre el ecosistema
y la población, conectará de una forma no antes considerada el páramo con otras zonas
del país y se debe incluir en el contexto del desarrollo económico del país, la problemática
amazónica y las tendencias de migración intra-nacional, entre otros.

El conflicto armado, presente ya desde medio siglo especialmente en Colombia, tiene una
presencia constante en el páramo. Por la sensibilidad del tema, no es frecuente encontrarlo
como factor en las estrategias de manejo y conservación. Sin embargo, la realidad es que
en muchos páramos hay presencia de grupos armados regulares e irregulares, rutas de
comunicación, enfrentamientos y (en el caso de amapola) cultivos ilícitos. Actualmente
las noticias a nivel regional evidencian que el conflicto armado colombiano tiene varios
aspectos transfronterizos y ha resultado en tensiones en la región. Lógicamente, el conflic-
to armado es extremadamente complejo y hay poca experiencia con la inclusión de éste
como factor en el manejo de páramos. Sin embargo, en la visión de manejo integral del
ecosistema a nivel regional, es preciso hacer el intento de considerar el conflicto armado
ya que en su defecto, las estrategias de manejo no reflejan la realidad.

Numerosos estudios y publicaciones han evidenciado la enorme vulnerabilidad de los


páramos frente al cambio climático, pero todavía pocas respuestas se han dado frente a
esta vulnerabilidad. Desde hace una década, las comunicaciones nacionales para la con-
vención marco para el cambio climático (UNFCCC), la Evaluación de Ecosistemas del
Milenio y estudios específicos sobre su biología, hidrología y agricultura han demostra-
do que el páramo tiene el mismo orden de vulnerabilidad al cambio climático que los
mundialmente conocidos paisajes como las pequeñas islas o los manglares. En el primer
congreso mundial de páramos (Paipa, Colombia, 2002) la sociedad paramera ha hecho un
llamado a la opinión pública para buscar respuestas urgentes a esta situación alarmante
para el ambiente y la sociedad Andina. En los últimos años, varias iniciativas de gestión
del ecosistema páramo han sido iniciadas en los países de la región tratando de enfrentar
el problema.

Las posibles respuestas a la amenaza que constituye el cambio climático sobre el ecosis-
tema parten del probable impacto sobre la biodiversidad y la hidrología. Esto resulta en
propuestas de conservación que tienen el objetivo de mitigar este impacto. No obstante,
y considerando que dentro o cerca de los páramos hay una diversidad de actividades hu-

42
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

manas y que la sociedad Andina en general depende de los servicios ecosistémicos del
páramo, las estrategias de mitigación deben ser complementadas con herramientas de
adaptación. Estas herramientas deben incluir aspectos productivos (agricultura y otros)
tanto como sociales y culturales. El enfoque ecosistémico es una visión de gestión del eco-
sistema que podría ayudar a combinar las estrategias de mitigación de impacto con las de
adaptación de las comunidades andinas al cambio climático, ya que reconoce la dinámica
de los ecosistemas, la relación con otros ecosistemas a diferentes escalas, incluye el ser
humano como un elemento fundamental de los ecosistemas y combina el conocimiento
académico con el conocimiento tradicional.

Particularmente en cuanto a estrategias locales de adaptación al cambio climático, se po-


drían esperar muchas respuestas en el conocimiento tradicional de las comunidades andi-
nas, ya que ellas han conservado conocimientos sobre el manejo del ambiente que les han
ayudado a adaptarse a los cambios ecológicos, durante muchos siglos. Este conocimiento
tradicional en combinación de un aumentado conocimiento académico sobre los esce-
narios y el impacto del cambio climático, formarán una base adecuada para el desarrollo
de herramientas de adaptación que se deben poner en práctica con el apoyo de toda la
sociedad Andina.

Las perspectivas en el contexto de los compromisos internacionales

Todos los países en los que se encuentran los páramos han ratificado convenciones inter-
nacionales, específicamente sobre el ambiente. Todos éstas (Convenio sobre la Diversidad
Biológica, Convención Macro de las Naciones Unidas de Cambio Climático, Convención
de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, la Convención Ramsar de Hu-
medales de importancia global, y sus instrumentos (programa de trabajo de desarrollo
sustentable de montañas, programa de trabajo de áreas protegidas, y muchos más) tienen
una relevancia directa para los páramos. La interpretación del significado de estos con-
venios, crea un amplio marco legal internacional a la gestión de los páramos y genera es-
fuerzos para traducir sus resoluciones en estrategias de manejo. Por ejemplo, los acuerdos
internacionales sobre los principios de acceso y distribución de beneficios de la biodiver-
sidad (en CDB) deberán formar una base fundamental para la gobernanza de los páramos.
Del otro lado, el espacio que crean las convenciones ambientales internacionales forman
una oportunidad excelente para insertar temas específicos de páramo en ámbitos interna-
cionales. Para esto, se deben promover posiciones conjuntas entre los países andinos en las
Conferencias de Las Partes de estas convenciones.

Uno de los acuerdos internacionales más relevantes en esta región es la Agenda Ambiental
de la Comunidad Andina, que forma un marco regional para la gestión de los ecosistemas
compartidos de los cuatro países miembro. En los tres componentes de la agenda (biodi-
versidad, agua y cambio climático) el páramo es claramente identificado y mencionado
como uno de los paisajes más estratégicos para la región.

Los acuerdos globales sobre aspectos políticos, económicos y sociales también afectan
directa o indirectamente al páramo y su población. Para mencionar solamente dos, es evi-
dente que los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Declaración de las Naciones Unidas

43
Conferencias magistrales

sobre Pueblos Indígenas involucran a los países parameros en la obligación histórica de


adecuar la gestión de los páramos y de otros ecosistemas a objetivos consensuados sobre el
alivio de la pobreza, los derechos humanos y la participación activa de los grupos étnicos
en el manejo de su territorio.

La perspectiva de implementar una política única

Considerando la historia de ocupación de los páramos, los siglos de atención de naturalis-


tas e investigadores, el desarrollo positivo de las experiencias de conservación en las últi-
mas décadas, las amenazas actuales y las perspectivas de colaboración interinstitucional,
intersectorial e internacional, hemos llegado a un punto en que la comunidad paramera
puede y debe desarrollar e implementar una política única. Política en este sentido no se
limita a una legislación gubernamental, pero en el sentido amplio de decisiones y estrate-
gias de diferentes actores. Esta política puede basarse en algunos elementos básicos que,
dada la historia, las tendencias y las perspectivas, son fundamentales para garantizar un
manejo sustentable a nivel regional.

El gran valor ecológico, social, cultural y económico del páramo y el relativamente peque-
ño espacio que este ocupa, hace evidente que la sociedad andina no puede perder ni un
metro más de páramo. Cada espacio de páramo que se transforma significa una pérdida
de oportunidades de los países andinos. Esto no quiere decir que hay que dar una pro-
tección absoluta a todos los páramos, pero se debe hacer un muy buen manejo de todo lo
que todavía tenemos, mediante la aplicación de una gran gama de técnicas y herramientas
disponibles. En adición, se debe hacer un esfuerzo serio de promover técnicas de restau-
ración de páramo en áreas donde éste está desapareciendo. Una política dirigida a los pá-
ramos debe incentivar la aplicación adecuada del paquete de herramientas efectivas bajo
un enfoque ecosistémico y aplicando el principio de precaución.

Otra base fundamental para una política de páramos es la consideración de la dimensión


social. El páramo es un ecosistema con una rica biodiversidad y muy importante para la
regulación hídrica, entre otros, pero también es el espacio de vida de centenares de miles
de personas y cuenta con una posición importante en la cultura andina. Los servicios am-
bientales del páramo conectan la naturaleza con la sociedad y la cultura y reconocer esta
interrelación evidente y dinámica ayuda a la efectividad de las estrategias de manejo.

Una tercera base para la política de manejo de páramos es la zonificación con el lema “pro-
tección donde se debe, uso donde se puede”. A todas las escalas se debe considerar que el
páramo es diverso y que cada área es diferente. La zonificación basada en consenso amplio
entre diferentes actores, identificando diferentes áreas estratégicas y aplicando técnicas y
herramientas adecuadas para cada una de las zonas sigue siendo la estrategia más integral
y eficiente para el manejo sustentable.

Finalmente, cada decisión, cada plan de manejo, cada estrategia colaborativa y cada po-
lítica serían absolutamente obsoletas si no son implementadas. Por esto, ahora que el II
congreso mundial de páramos Paramundi (Loja, Ecuador, 2009) ha resultado en el segun-
do momento histórico de atención para los páramos, los participantes debemos regresar

44
Historia, tendencias y perspectivas para el manejo de los páramos Robert Hofstede

a nuestros páramos con el compromiso de no solamente desarrollar políticas e iniciativas


sino también comprometernos a su aplicación y cumplimiento, en conjunto con el resto
de la sociedad.

Literatura

La elaboración de este artículo se basó en una serie de publicaciones sobre la ecología y el


manejo de los páramos. Las principales son:

Balslev, H. & Luteyn, Páramo: An andean ecosystem under human influence. London: Academic
J. L. 2002. Press.
Castaño C. (Ed.) Páramos y ecosistemas alto andinos de Colombia en condición hotspot y global
2002. climatic tensor. Bogotá: IDEAM.
Hofstede, R., Segarra, Los páramos del mundo. Quito: IUCN, Global Peatland Initiative, Ecociencia..
P. & Mena Vásconez,
P. 2003.
Grupo de Trabajo en Serie Páramo volúmenes 1-25. Quito: Editorial Abya Yala, GTP.
Páramos Ecuador.
1998-2009:
Kappelle, M. & Horn, Los páramos de Costa Rica. Santo Domingo de Heredia, Costa Rica: Editorial
S.P. (Eds). 2005. InBio.
Luteyn, J.L. 1999. Páramos. A checklist of plant diversity, geographical distribution and botanical
literature. Memoirs of the New York Botanical Garden Volume 84. Bronx, New
York: The New York Botanical Garden Press.
Mena, P, Medina, G Los Páramos del Ecuador. Quito: Editorial Abya Yala.
y Hofstede, R. (2001).
Monasterio, M. 1980. Estudios Ecológicos en los Páramos Andinos. Mérida: Universidad de los
Andesp.
Recharte, J., Torres, J. II conferencia electrónica sobre usos sostenibles y conservación del ecosistema
& Medina, G. 2000. páramo en los Andes: Los páramos como fuente de agua, mitos, realidades, retos
y acciones. Lima: CONDESAN.

Páginas web:
www.condesan.org/ppa (Proyecto Páramo Andino)
www.paramo.org (Mecanismo de Información sobre Páramos),
www. paramosecuador.org.ec (GTP Ecuador),
www.paramos.humboldt.org.co (Paramo Colombia)

45
El páramo:
¿Paisaje cultural?
ELÍAS MUJICA BARREDA

En esta contribución voy a tratar sobre dos temas, interrelacionados entre si, pero dándole
a cada uno el peso específico que amerita. El primero, la necesidad de entender los proce-
sos históricos y culturales desde una perspectiva de larga duración en el paisaje paramero.
El segundo, los paisajes culturales como un concepto relacionado al ámbito de la defensa
y conservación de nuestro patrimonio cultural y natural.

Por ello, cultura, en esta oportunidad, no se refiere sólo y exclusivamente a los usos y
costumbres de las sociedades que habitan o utilizan el páramo el día de hoy, de una forma
u otra, sean originarios o no. Vale decir, a la aproximación que podría tener desde mi
formación de antropólogo.

Tampoco se refiere a las leyendas, cuentos y creencias que hoy en día podemos rescatar de
las poblaciones contemporáneas, para una mejor comprensión de la interrelación entre la
sociedad y su entorno, o a las tradiciones que se transmiten de generación en generación,
celosamente registradas por la población mayor, los grandes, los ancianos.

Deseo abordar el tema de páramo y cultura desde un ángulo poco tradicional para el
mundo involucrado en la investigación en los páramos –más interesado en los recursos
naturales base– y en el de la conservación de ecosistemas –más involucrado con su ma-
nejo–, y que desde mi punto de vista no ha recibido el interés suficiente por parte de
los investigadores y de los conservacionistas. Me refiero a las sociedades que conocieron,
vivieron o convivieron con el páramo durante el período primigenio de nuestra larga his-
toria, y de las que sólo podemos saber a partir de la cultura material que nos dejaron, y en
algunas oportunidades de las fuentes escritas tempranas del siglo XVI e inicios del XVII.
Vale decir, una aproximación desde mi formación de arqueólogo.

Los páramos en el período prehispánico

Son pocos los trabajos de investigación arqueológica que nos permiten conocer el uso y
las transformaciones –si las hubieron– de los páramos durante el período prehispánico,
cuando muchas de las presiones y amenazas del día de hoy eran inexistentes, o se manifes-
taban a otra escala. Y aquellas investigaciones publicadas tienen una divulgación limitada,
lo que genera, por ejemplo, que recientemente se publicara como gran noticia en el diario
El Tiempo de la ciudad de Cuenca el hallazgo de dos abrigos rocosos, con materiales ar-

46
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

queológicos, en el cantón San Fernando. Concluye la nota: “Los arqueólogos no salían de su


asombro. Encontrar vestigios de fragmentos cerámicos y de piedra sobre una altura de 3.640
metros, en medio del páramo, fue algo que no se esperaba en una zona agreste, con varia-
ciones climáticas extremas y ninguna proximidad de ruinas ni complejos, ni antecedentes de
registros culturales relacionados”. Esta nota periodística es un buen ejemplo de lo poco que
conocemos el páramo desde la perspectiva arqueológica, y de la deformación que existe
en el imaginario colectivo sobre las limitaciones que ellos tuvieron para las sociedades
prehispánicas.

Sin embargo, por el otro lado, debemos también indicar que son muy pocos los trabajos
de los especialistas en páramos que incorporan la investigación arqueológica como par-
te su metodología de trabajo. Una síntesis de la información que se maneja y divulga la
encontramos en una publicación tan prestigiosa como el Atlas de páramos de Colombia
(Morales et al. 2007), que nos dice: “Los páramos inicialmente fueron considerados por los
indígenas como áreas sagradas; practicaban la agricultura en tierras más bajas y no tenían
ganado. Es probable que ejercieran la cacería ocasional, pero no se tiene seguridad sobre este
aspecto. Parece ser que la ocupación y uso de los páramos comenzó en el siglo antepasado”
(subrayado mío). Y esta afirmación es en gran medida cierta, si bien no podemos concluir
que una ausencia de ocupación humana signifique una falta de uso del ecosistema por
parte de las poblaciones primigenias. Utilizaré esta afirmación como hilo conductor de la
siguiente parte de esta presentación, porque permite ordenar las ideas.

Los páramos como tierras sagradas

Es correcto afirmar que los páramos fueron considerados por los indígenas como tierras
sagradas durante la época prehispánica, como lo son en muchos casos el día de hoy. Tal
vez el mejor ejemplo de ello nos lo ofrecen los Muiscas, que se desarrollaron entre los años
600 y 1600 d.C. en la altiplanicie cundiboyacense. De acuerdo a la información de los cro-
nistas españoles (Rodríguez Freyle [1636] 1979), los muiscas celebraban en las lagunas de
los páramos una ceremonia a la que se ha dado el nombre de El Dorado. En ella el herede-
ro del cacicazgo, cubierto de oro en polvo, tomaba posesión de su mandato con una gran
ofrenda a los dioses. En la pieza de orfebrería conocida como la balsa “Eldorado”, hoy en
el Museo de Oro del Banco de La República en Bogotá, aparece en el centro de una balsa
rodeado por los caciques principales y su séquito, todos adornados de oro y plumería.

La pieza, que tan solo mide 19,5 centímetros de largo por 10,1 de ancho y 10,2 de alto,
es el símbolo de la orfebrería indígena en Colombia y fue hallada, junto con otra impor-
tante figura votiva, a principios del año 1969 por tres campesinos dentro de una vasija de
cerámica en el interior de una pequeña cueva en un páramo del municipio de Pasca, al
sur de la ciudad de Bogotá. La vasija de cerámica tiene la forma de un chamán sentado
en posición de pensar, con la mano en la barbilla, y se aleja un poco de los cánones más
repetidos del arte cerámico muisca (mayor información en: (http://www.banrep.gov.co/
museo/esp/s_muisca05.htm).

47
Conferencias magistrales

El uso ocasional del páramo

También es correcto afirmar que es probable que se ejercieran la cacería ocasional. En el


páramo de Neusa, también en Cundinamarca, a una altura mayor de 3.300 msnm, donde
la madera es prácticamente inexistente, se encontraron varias lascas de forma puntiaguda
que posiblemente fueron utilizadas como punta de proyectil, con fechados de 9,000 años
(Rivera 1991). Contextos similares fueron también encontrados en el sitio Payará en el
páramo de Guerrero, municipio de Tausa (Rivera 1988, citado por Groot 2006: 6).

Los abrigos rocosos del valle del Abra al suroeste de la ciudad de Zipaquirá represen-
tan el primer sitio estratificado con registros culturales asociados al pleistoceno tardío
en Colombia (Hurt et al. 1968; Correal, Van der Hammen y Lerman 1969). En una de
las unidades, cuya edad se estima entre 15,000 y 12,400 antes del presente, las evidencias
muestran que durante este periodo el clima era frío y seco y la vegetación correspondía
a un páramo, según Van der Hammen (1985a, 1985b). Efectivamente, las evidencias pa-
linológicas muestran una vegetación abierta del tipo páramo y condiciones frías y secas
predominantes durante este periodo; la línea de bosque se localizaba entonces 1,300 m
más abajo que en la actualidad (Correal, Van der Hammen y Lerman 1969: 75).

Algo similar ha sido documentado en el territorio ecuatoriano, y cuándo no documentada


por el propio Van der Hammen. Me estoy refiriendo al valle de Mullumica, un antiguo
valle glaciar que se encuentra a unos 50 km al Este de Quito, en la Cordillera Oriental.
El lado sur del valle está limitado por un flujo de lava y obsidiana, presentando escarpe
con abrigos rocosos (Salazar 1980a, 1980b, 1985), que fueron habitados durante parte del
Holoceno (Van del Hammen, Noldus y Salazar 2003). Se trata de una de las fuentes de
obsidiana más importantes de la región andina, explotada continuamente hasta la época
Inka.

El uso de los páramos por poblaciones prehispánicas más tardías también ha sido do-
cumentado en la sierra ecuatoriana, en base al análisis de especies de fauna asociadas a
subsistencia procedentes de sitios arqueológicos en el valle de Quito como Cotocollao
(fechado de 1500 a 500 a.C., Villalba O. 1988: 346) y de la zona de Cumbayá gracias a los
trabajos de Andrés Gutiérrez Usillos (Gutiérrez e Iglesias 1995, Gutiérrez 2002). Concluye
Gutiérrez que el páramo es el área de caza y recolección de leña y paja, y de captura del
lobo de páramo, los felinos (gato de pajonal), el zorrillo, además de conejos y venados. Sin
embargo, dado que las evidencias zoológicas y botánicas proceden de asentamientos ubi-
cados al pie del páramo, es difícil determinar si las actividades de caza fueron realizadas
en el mismo páramo, o en su periferia. En todo caso, como veremos más adelante, lo más
importa no es donde se realizó la actividad, sino en el hecho que las sociedades prehispá-
nicas utilizaron los recursos del páramo a lo largo de su historia.

La agricultura en tierras bajas

La tercera afirmación que nos proporciona el Atlas de Páramos de Colombia, que las po-
blaciones indígenas practicaban la agricultura en tierras más bajas, es igualmente correcta
a nivel ecoregional. Para ello tenemos información consistente, prácticamente en todos

48
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

los pisos de valles interandinos por debajo del nivel del páramo. Por estar íntimamente
relacionados al tema de los paisajes culturales, como veremos más adelante, me referiré
exclusivamente a los campos elevados o camellones, una de las agropaleotecnologías más
significativas del mundo andino. En los Andes Septentrionales, los mejores ejemplos los
encontramos en la sierra norte ecuatoriana, por sus características y por su cercanía a los
páramos que los circundan. Sobresalen los de la zona de Cayambe, asociados a asenta-
mientos “Caras” del período tardío (Athens 1978, 1980, 1992), y que cubren un espacio
de alrededor de 2 000 ha (Gondard y López 1983), la de mayor extensión en la región
(Villalba 1998: 192). Existen igualmente en San Pablo, San Pedro y Zuleta (Knapp 1988,
1991, 1992; Knapp y Preston 1987).

Los de Zuleta son especialmente significativos para mi discurso, por encontrarse al pié del
páramo del mismo nombre. Las tolas de la Hacienda Zuleta, que vemos con admiración
cada vez que subimos al páramo, se encuentran asociadas a un complejo sistema de came-
llones, pero en realidad constituyen parte de un centro poblado de grandes proporciones,
que se desarrolló aproximadamente entre los años 1250 y 1525 d.C. (Currie 2000). Perte-
nece también al cacicazgo de los Caranqui. El asentamiento se encuentra estratégicamente
ubicado con relación al agua y a las tierras cultivables, pero también debieron de haber
existido interacciones con el ecosistema de páramo, cuyas particularidades desconocemos
ya que no han sido investigadas. Esta última propuesta se basa en información arqueo-
lógica que existe en otros páramos, y que nos demuestra que ellos si fueron utilizados, e
incluso ocupados, por poblaciones prehispánicas. Pondré tan solo dos ejemplos.

El primero se refiere a investigaciones arqueológicas realizadas en 1994 en tres transectos


que cortan el altiplano nariñense, el valle de Sibundoy y la ceja de montaña andina en el
Putumayo (Patiño 1994), en los departamentos colombianos de Nariño y Putumayo. Las
investigaciones identificaron ocupaciones asociadas a los estilos cerámicos Piartal (750–
1.500 d.C.) y Tuza (1.250–1.500 d.C.) en sectores de páramo, que como vemos cronológi-
camente se encuentran ubicados entre los siglos VIII y XVI. La presencia de esta cerámica
significa solamente que poblaciones de valle están de una forma u otra en el páramo, y
nada más. Es sólo un pedazo de información, como mucha de la existente dispersa en la
bibliografía arqueológica, y como veremos más adelante se debe a la ausencia de investi-
gaciones focalizadas en el ámbito del ecosistema.

El segundo caso se refiere a los páramos de Cajamarca, en la zona de Yanacocha. Es tal vez
una de las zonas de páramo, conocidos como “jalca” en la región cajamarquina, mejor es-
tudiados, ya que durante más de una década se han realizado estudios arqueológicos deta-
llados. En una extensión de aproximadamente 20.000 hectáreas se han registrado más de
400 sitios arqueológicos, muchos de ellos cuevas y abrigos rocosos asociados a los inicios
de la ocupación humana, pero también muchos de períodos posteriores que documentan
una activa ocupación del páramo a lo largo de toda la historia prehispánica, y no solo usos
esporádicos (Narváez 2007).

Es importante resaltar que la información que he utilizado para los dos últimos ejemplos
se basa en informes no publicados, o publicaciones iniciales de exploraciones arqueológi-
cas contratadas por compañías que requerían “liberar” terrenos por medio de estudios de
impacto ambiental: la primera para la construcción de la línea de transmisión eléctrica a

49
Conferencias magistrales

230 Kv. Pasto-Mocoa bajo la dirección de la C.V.C y Pladeicop de Cali; la segunda para las
exploraciones y posteriores explotaciones de la Minera Yanacocha.

Información subutilizada

Lo que he querido demostrar hasta acá es que sin duda la información que existe sobre el
uso del páramo durante la época prehispánica es insuficiente, pero también que es poco el
peso que los paramólogos han puesto a la información que si disponemos.

Con el exclusivo propósito de subrayar aún más este punto, utilizaré la sabia dialéctica
paramera de “las flores y las pajas”, que puso ayer sobre la mesa Robert Hofstede en su
conferencia magistral. Él mismo, al plantearnos una apretada síntesis de la historia sobre
los páramos, hizo hincapié de forma correcta y acertada sobre la necesidad que tenemos
de conocer mejor su historia ocupacional, y se preguntó desde lo más profundo de su co-
razón paramero: “¿Cuál fue el uso real del páramo, INCLUSIVE en época prehispánica?”
Lo dijo sabiamente en el marco del nuevo tipo de presentaciones que esperábamos en
este Congreso, pero ese INCLUSIVE sonó como algo realmente novedoso, una hazaña,
único.

Si hacemos una simple división de nuestra historia en cuatro grandes períodos de tiempo,
y consideramos que los primeros pobladores documentados en el páramo se remontan al
año 12,000 a.C., que la Colonia comenzó para redondear en el año 1500, la República en
el 1800 y la época Contemporánea o Moderna de los páramos comenzó con las reformas
agrarias de los años 1960, es fácil comprender que en este Congreso INCLUSIVE se ha-
blará del 96,51% del tiempo en que los páramos fueron utilizados, de una forma u otra,
por las sociedades humanas. Y este lapso de tiempo es cubierto fundamentalmente por las
investigaciones arqueológicas, que tienen como su objeto de estudio los restos materiales
de las sociedades que quedaron como producto de su actividad social.

¿Cómo puede contribuir la arqueología al entendimiento y conservación del páramo?,


¿Qué debemos preguntarle a los arqueólogos? Volviendo a nuestro querido Robert y a la
dialéctica paramera de “las flores y las pajas”, la respuesta desde el punto de vista de las
ciencias exactas es: ¿Qué pasaba con el impacto humano sobre los páramos….(durante
el período prehispánico)? La pregunta, desde mi perspectiva como arqueólogo se trans-
forma en: ¿Cuál fue la contribución de los páramos al desarrollo humano a lo largo del
tiempo? Este es un cambio de perspectiva que debemos construir.

En otras palabras, lo fundamental es preguntarnos interrogantes como: ¿Cómo fue utili-


zado el páramo altoandino a través de nuestra larga historia precolonial?, ¿Qué evidencias
existen de su uso y transformaciones a lo largo del tiempo?, ¿Cuáles fueron las interre-
laciones entre el uso del páramo con el de otros ecosistemas andinos, y a través de qué
mecanismos?, ¿cómo ello contribuyó al desarrollo socioeconómico originario? ¿Con qué
información contamos y cuáles son los vacíos que requieren de investigación sistemática
para una mejor comprensión del páramo y su historia cultural, desde una perspectiva de
larga duración?

50
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

Así como en las investigaciones de las ciencias exactas un interés básico y fundamental es
la reconstrucción de procesos –del clima, de suelos, del agua, de las plantas y animales, y
de las interacciones entre ellos–, en las ciencias sociales el entendimiento de los procesos
sociales y económicos es igualmente crucial, y se refieren tanto a las interacciones entre los
seres humanos como a aquellas entre ellos y su entorno natural. En el caso de los páramos,
las investigaciones de los primeros se remontan incluso al cuaternario (ver por ejemplo
Van der Hammen y Hooghiemstra 2003; Vélez, Hooghiemstra et al. 2003; Hooghiemstra
y Van der Hammen 2004; Marchant, Boom et al. 2004), con significativas investigaciones
referidas al pleistoceno y holoceno (a.i. Velásquez 2004, Bakker 2008) 1, dado el interés
en conocer el origen y evolución de las formaciones vegetales y su relación al clima. En el
caso de los segundos, el estudio de las sociedades humanas, salvo contadas excepciones,
ellas se concentran en épocas más recientes, incluso con mayor énfasis en la época con-
temporánea, cuando la sociedad se convierte en “un problema” para el páramo.

Esto se debe, en gran medida, insistimos, a que las investigaciones sobre los páramos en
época precolonial es escasa y salpicada, a que la base de estos trabajos es más desde la
perspectiva de la historia local, más no desde una entrada ecosistémica, y a que los ar-
queólogos no han hecho las preguntas correctas a los paramólogos, y viceversa. Y esta es
una situación que se debe revertir.

Obviamente no es mi propósito en esta conferencia sistematizar la información existente


sobre el uso del paisaje paramero durante la historia precolonial andina, porque no tengo
ni el conocimiento ni la capacidad para ello. Sólo he querido poner el tema sobre el tapete,
y mostrarles algo de información que espero haya servido de sustento a mis puntos de
vista. Ahora quisiera vincular otros pedazos de la información disponible sobre el pára-
mo en la época prehispánica con el segundo tema que deseo abordar: el de los paisajes
culturales.

Paisajes culturales

Como paramólogos, sin duda embelezados por la belleza del páramo, muchas veces nos
referimos a ellos como paisajes culturales, algo que cada día es más común. Al hacerlo,
estamos confundiendo la riqueza paisajística del páramo con una categoría específica de la
UNESCO para la defensa y conservación de bienes patrimoniales muy concretos: aquellos
que muestran la interacción entre los seres humanos y la naturaleza.

La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, adoptada


por la Conferencia General de la UNESCO en 1972, estableció un instrumento interna-
cional único reconociendo y protegiendo tanto nuestro patrimonio cultural como natural
de sobresaliente valor universal. A partir de 1992 se convirtió en el primer instrumento
legal en reconocer y proteger los paisajes culturales (Rössler 2003: 10). En ese momento se
estableció en la Guía Operativa para la Implementación de la Convención del Patrimonio
Mundial (versión aprobada en la Sesión 22 del Comité del Patrimonio Mundial, diciembre
de 1998), que:

1 Una bibliografía importante sobre el tema puede encontrarse en http://staff.science.uva.nl/~jboxel/Ho-


oghiemstra/Hooghiemstra-PubPeerRev.html

51
Conferencias magistrales

Los paisajes culturales representan las obras que “combinan el trabajo de la na-
turaleza y el hombre” de acuerdo al Artículo 1 de la Convención. Son ilustrativos
de la evolución de la sociedad humana y del uso del espacio a lo largo del tiem-
po, bajo la influencia de limitaciones físicas y/o oportunidades presentadas por el
medio ambiente natural y de sucesivas fuerzas sociales, económicas y culturales,
tanto externas como internas.

Existen tres clases de paisajes culturales. En primer lugar los paisajes diseñados y creados
intencionalmente por el hombre, como son los parques y jardines. En segundo lugar los
paisajes evolutivos u orgánicamente desarrollados a partir de imperativos sociales, eco-
nómicos, administrativos o religiosos. Y en tercer lugar el paisaje cultural asociativo, vale
decir elementos naturales asociados a la religión o creencias, el arte o a la creación cultural
en general.

La categoría de paisajes evolutivos u orgánicamente desarrollados son divididos en dos


grupos: A) Un paisaje relicto, en donde un proceso evolutivo a concluido en algún mo-
mento en el pasado, pero que sus rasgos distintivos más característicos son todavía visibles
en forma material; y B) Un paisaje continuo en el tiempo, que tiene un activo rol en la
sociedad actual, asociado con las formas tradicionales de vida.

El grupo de expertos que propuso esta innovación en la Guía Operativa, representantes


de todas las regiones del mundo, también dio cuenta sobre la necesidad de reconocer los
valores asociativos del paisaje y de rasgos del paisaje para las poblaciones indígenas, así
como su importancia para proteger la diversidad biológica mediante la diversidad cultural
contenidos en los paisajes culturales. Como bien subraya Rössler (2003: 10), esta decisión
fue un gran logro, ya que ella implica el reconocimiento de la diversidad de manifestacio-
nes de la interacción entre la sociedad humana y su medioambiente natural; la introduc-
ción del concepto de sostenibilidad, la aceptación del patrimonio vivo de los indígenas,
la introducción de los mecanismos tradicionales de manejo en la Guía Operativa, el reco-
nocimiento de formas tradicionales de uso del suelo, y la consideración de las relaciones
espirituales con la naturaleza, entre otras.

Como vemos, pues, el concepto de paisaje cultural va más allá de lo escénico, y por ello no
debemos confundirlo con la riqueza paisajística natural o cultural. En otras palabras, no
todos los páramos son paisajes culturales por definición. El énfasis, lo que lo hace diferen-
te, es la interacción entre ambos elementos, entre la sociedad humana y la naturaleza.

A continuación pondremos algunos ejemplos, lo que además nos permitirá conocer otras
evidencias de ocupación prehispánica en el páramo.

Paisajes culturales parameros

De acuerdo a la Convención del Patrimonio Mundial, los paisajes culturales deben de ser
seleccionados en base tanto a su valor universal sobresaliente como a su representatividad
en términos de una región geo-cultural claramente definida, así como también por su
capacidad de ilustrar los elementos culturales esenciales y distintivos de tales regiones.

52
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

Hasta el momento, que yo tenga conocimiento, no existe un ejemplo de páramo inscrito


en la Lista de Patrimonio Mundial.

Desde mi punto de vista existen en los páramos por lo menos cuatro casos que podrían
cumplir los requisitos de excelencia universal bajo los cánones de la UNESCO, y ser ins-
critos en la Lista de Patrimonio bajo la condición de paisajes culturales. Pero cuatro casos
de una sola región y de un mismo ecosistema es mucho. Recordemos que Venezuela tiene
inscritos tres sitios en total (dos culturales y uno natural), y Ecuador cuatro (dos culturales
y dos naturales), para que tengan una idea de lo que estoy diciendo.

Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia)

La Sierra Nevada de Santa Marta es un primer ejemplo (Uribe y Osorio 2002, Mayr 2004).
Como todos sabemos, es un macizo montañoso aislado que emerge abruptamente del li-
toral atlántico de Colombia. Es, sin duda alguna, el más alto de su clase en el mundo, y en
tan sólo 42 kilómetros alcanza alturas de 5 775 msnm. Las aguas abundantes y la presen-
cia de todos los pisos térmicos permiten una gran riqueza de la flora y la fauna, y ha sido
determinado como uno de los centros más importantes de conservación de la diversidad
biológica en los Andes del Norte.

A la llegada de los españoles la Sierra Nevada de Santa Marta estaba habitada por los tairo-
nas, cuya densa población se concentraba en los climas cálido y templado. En la vertiente
norte se han identificado más de 200 sitios arqueológicos correspondientes a dicha cultu-
ra, siendo el más importante el conocido el día de hoy como “Ciudad Perdida”.

Los taironas construyeron sus poblados sobre las laderas de las montañas, adecuándo-
las mediante terrazas escalonadas sostenidas por muros de contención de piedra. Desa-
rrollaron asimismo diversos elementos arquitectónicos para el control de las aguas y la
erosión de los suelos, en un ambiente donde las lluvias son torrenciales y las pendientes
pronunciadas.

Ciudad Perdida está compuesta por ciento sesenta y nueve terrazas, con sus respectivos
muros de contención, caminos, escaleras, canales y desagües intercalados con zonas ver-
des. Las diferentes terrazas que conforman Ciudad Perdida se escalonan siguiendo el eje
de la cuchilla del cerro, formando lo que se conoce como el eje central o centro religioso
y político. A partir del eje central se desprenden las demás construcciones, dispuestas en
núcleos habitacionales ubicados sobre las vertientes de la cuchilla.

Los grupos indígenas que habitan hoy la sierra son los kogi (kággaba), arsarios (wiwas),
arhuacos (wintukwas) y kankwamos (atanqueros), pertenecientes al grupo linguístico
macro-chibcha y cuya población asciende a 25 000 personas aproximadamente. Sobrevi-
ven actualmente conservando algunas pautas de manejo ambiental a pesar de haber sido
replegados por la colonización a alturas superiores a los 1 000 m. Los indígenas actuales
aún tienen poblados de carácter ceremonial y social. Cada familia puede poseer además
varias viviendas distribuidas en diferentes pisos térmicos, como una forma de aprovechar
la gran diversidad de productos de su medio.

53
Conferencias magistrales

Es tal la importancia de Ciudad Perdida para los indígenas que algunos ancianos Kogi
aseguran haber protegido el lugar porque en sus mitos se dice que por allí pasó Teyuna, el
héroe mítico y civilizador de los Kogi. Los indígenas consideran que en la cuenca del río
Buritaca es donde Teyuna desarrolló sus actividades como creador de figuras de piedra y
oro, las cuales están enterradas en varias partes para proteger y sostener a los padres de
todos los seres que conforman la naturaleza.

En resumen, Sierra Nevada es un ejemplo extraordinario de paisaje cultural y lugar sagra-


do, donde sobresale la integración de lo cultural con lo natural, tanto al nivel de las evi-
dencias materiales como por la interacción de la cultura viva de los Kogi con su entorno.
Con el fin de facilitar su protección y manejo, el Estado colombiano creó en 1964 el Parque
Natural Sierra Nevada, con la finalidad de conservar a perpetuidad los ecosistemas estra-
tégicos y las comunidades nativas allí asentadas. Adicionalmente, y con el fin de contribuir
a preservar la biodiversidad de esta zona del país, en 1981 la UNESCO elevó a la categoría
de Reserva del Hombre y de la Biosfera a la Sierra Nevada de Santa Marta, incluido el
Parque Nacional Natural Tayrona.

Cumbemayo (Perú)

La sierra norte del Perú se caracteriza por ser una zona relativamente húmeda. En Caja-
marca, la parte alta de la cordillera es una zona de pastizales, conocida como “jalca”, que
tienen la gran particularidad de servir como un gigantesco captador de agua, a manera de
esponja hídrica. En un lugar conocido como Cumbemayo, a 3 670 msnm y entre forma-
ciones rocosas que asemejan frailes encapuchados conocidos como Los Frailones, existe
un sistema hidráulico compuesto por un canal de 7,6 km. de largo, de los cuales 4,5 km
están cuidadosamente labrados en la roca.

Se trata de una obra de ingeniería hidráulica sofisticada, lograda con una calidad soberbia
tanto en la fábrica como en el diseño, enclavada en el páramo y ubicada en un lugar estra-
tégico tanto por la ubicación geográfica que permite que el sistema funcione, como por la
localización en un entorno geomorfológico de indudable valor espiritual: las formaciones
rocosas talladas por el viento. Lo más sorprendente de esta obra de ingeniería construida
en plena jalca es que el sistema permite el transvase de las aguas de la vertiente del Pacífico
a la vertiente del Atlántico, y que fue construido en el año 500 antes de Cristo. Esto lo sa-
bemos debido a que, figuras labradas en las paredes del canal son del mismo estilo que los
objetos arqueológicos de la cultura Chavín, datada en dicha antigüedad.

El día de hoy Cajamarca tiene un serio déficit de recursos hídricos, la “jalca” se encuentra
subexplotada y en franco proceso de erosión, mientras que el canal de Cumbemayo y su
entorno siguen escondiendo las soluciones más adecuadas para la captación y distribu-
ción del recurso hídrico, así como para el manejo más racional de este ecosistema (Mujica
y Holle 2002: 74).

La Gran Ruta Inka (segmentos en Colombia, Ecuador y Perú)

El gran camino inca, o Qhapaq Ñan, es un bien patrimonial cuyo carácter, forma y fun-
ción se lo debemos a la capacidad de unos hombres que supieron convertir las limitacio-

54
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

nes y retos que impone la naturaleza, en una oportunidad para el desarrollo. Es, pues, un
personaje cultural, creado por el hombre.

Para crearlo el hombre tuvo que transformar la naturaleza: la Cordillera de los Andes.
Los constructores de la gran ruta inca tuvieron que enfrentarse a las limitaciones que la
complicada morfología andina imponía: empinadas laderas, frígidas llanuras, quebradas
profundas. La ingeniería inca transformó estas limitaciones, con sabiduría y habilidad,
con soluciones coherentes con el paisaje: escalinatas y rampas, puentes sólidos o colgantes,
tramos rectos o en zigzag. Es, sin duda alguna, esta relación entre la cultura y la natura-
leza lo que le da un valor único al gran camino inca, el paisaje cultural por excelencia del
mundo andino (Mujica 2003: 86), y que recorre largos trechos de páramo en el Ecuador
y norte del Perú.

En Ecuador, nuestro país anfitrión, el Qhapaq Ñan se extiende desde Rumichaca en la pro-
vincia del Carchi al norte, hasta Amaluza en la provincia de Loja al sur. Se encuentra a lo
largo del callejón interandino y se presume una longitud total, únicamente en el Ecuador,
de 1200 kilómetros, donde habita el día de hoy una población de más de 200 mil habitan-
tes en el área de influencia.

Al momento, el equipo interdisciplinario del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural


ha identificado y registrado 284 kilómetros del camino, 50 sitios arqueológicos monu-
mentales y no monumentales, 55 comunidades indígenas, poblaciones de mestizos y afro
ecuatorianos vinculados al Qhapaq Ñan.

El camino atraviesa por siete áreas protegidas en el área de influencia: las reservas ecoló-
gicas de El Ángel, Los Ilinizas y Cayambe-Coca; los parques nacionales de Cotopaxi, San-
gay y Cajas; y la reserva geobotánica Pululahua. En varias mesas durante este Congreso
escucharemos diversas presentaciones sobre distintos aspectos del camino inka a cargo de
especialistas del Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural.

Un páramo especialmente seleccionado

En la reunión sobre Paisajes Culturales en los Andes, realizada en 1998 (Mujica 2002a),
tratamos de encontrar, con poco éxito, un ejemplo de paisaje cultural plenamente parame-
ro que mostrara a manera de ejemplo la interacción entre el hombre y la naturaleza en este
ecosistema tan peculiar de los Andes. Maximina Monasterio presentó el caso de los pára-
mos de Gavidia, en la cordillera de Mérida, como un paisaje cultural en base al sistema de
rotación particular que recrea la biodiversidad (Monasterio 2002). Luis Suárez presentó
los páramos del Antisana, en base a sus características ecológicas y a su uso tradicional
(Suárez 2002). Según él, el área del Antisana presenta un enorme potencial de manejo
como paisaje cultural debido a sus características ecológicas y a su uso tradicional. La ubi-
cación del área y los recursos existentes permiten el desarrollo de actividades de pastoreo
controlado, educación ambiental, investigación y recreación, sin afectar los recursos del
páramo y sus servicios ambientales. El manejo de los páramos del Antisana como paisajes
culturales cobra mayor importancia cuando analizamos su papel en la conservación de los
recursos hídricos para las comunidades que viven en las zonas más bajas. En este sentido,
la contribución de los recursos hídricos del área que proporcionan agua potable a la ciu-

55
Conferencias magistrales

dad de Quito, debe ser valorada y difundida para fomentar la conservación de la Reserva
y financiar una parte de su protección y manejo (Suárez 2002: 129).

Durante este Congreso Mundial de Páramos, Jorge Recharte preguntó si Las Huaringas y
los páramos de su entorno, ubicados en Huancabamba, Piura, podría ser un buen candi-
dato para cubrir este vacío. Mi respuesta fue un si categórico, y me disculpé por no haberlo
tomado en cuenta sobre la base de la presentación que hizo en el simposio Internacional
“Conservando la diversidad biológica y cultural: el rol de los sitios naturales sagrados y
los paisajes culturales” que organizó UNESCO-MAB en Tokio en el año 2005 (Recharte
2006). Caracterizado por los rituales mágico-religiosos asociadas a las lagunas y manan-
tiales podría ser un caso potencial por el valor inmaterial que el día de hoy tiene, valor que
nace precisamente de esta interacción entre el recurso base y las creencias locales. Habría
que evaluar que otros valores universales contienen.

Algunas conclusiones

Deseo terminar mi conferencia con cuatro conclusiones muy puntuales, focalizadas, con
la intención de reforzar el mensaje que he querido transmitir y con el ánimo de apostar a
que sean incorporadas a la declaración final del congreso.

En primer lugar, si bien hemos avanzado mucho durante los últimos años en el tema
de la identidad cultural en el páramo, la cuestión de la identidad histórica es una deuda
pendiente. Nuestros conocimientos sobre los procesos históricos sociales, económicos y
culturales siguen muy restringidos en el tiempo, y conocemos muy poco sobre las formas
como este ecosistema clave para la vida andina contribuyó para el desarrollo de las socie-
dades andinas y la conformación de sus identidades.

La implicancia de ello, ante los retos que enfrentamos en la modernidad, es que nuestros
conocimientos sobre las dinámicas que se dieron entre el hombre y la naturaleza son de
corto alcance, poco profundas, además que estamos subutilizando las posibilidades de un
mejor entendimiento del páramo en su conjunto a partir de la información histórica que
aportaría la arqueología como ciencia social. Indudablemente ello beneficiaría, además,
en el fortalecimiento de la identidad cultural de las poblaciones del páramo y sus entor-
nos, en la medida en que cimentaría con mayor profundidad sus raíces ancestrales.

En segundo lugar, es poco a casi nada lo que se ha hecho para utilizar los mecanismos
internacionales de conservación desde la perspectiva de la cultura. Los trabajos en el pára-
mo, no es de extrañar, han estado fuertemente imbricados con el área de la naturaleza. La
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora
Silvestres (CITES), la Convención Internacional sobre la Diversidad Biológica (CDB), la
Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR), el Programa
sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), o la Categoría V del IUCN, son nombres comunes
en el mundo de los paramólogos. Por el contrario, la Convención para la Conservación
del Patrimonio Cultural y Natural, así como las diversas cartas para la conservación del
patrimonio cultural, por lo general han sido dejadas de lado.

56
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

En tercer lugar, como sabemos el patrón y las prácticas de uso de la tierra tienen una gran
influencia en la biodiversidad; en algunos casos soportan su conservación y uso soste-
nible, mientras que en otros son una amenaza. Hemos visto en algunos de los ejemplos
descritos que hay paisajes culturales característicos de los Andes que contienen técnicas
específicas para el manejo del suelo y el agua, concordantes con las características y limi-
taciones de las condiciones naturales en donde se construyeron. La existencia continua de
formas tradicionales del manejo del suelo y el agua y la protección de los paisajes cultu-
rales puede incluso contribuir a las técnicas modernas del manejo sostenible del suelo y
el agua o a acrecentar los valores naturales del paisaje, a la vez de frenar la erosión de los
recursos genéticos. Ellos contienen por lo general importantes valores sociales, econó-
micos, educativos y culturales. Los paisajes culturales pueden cumplir, por tanto, un rol
fundamental en la conservación de la biodiversidad, y debemos trabajar más en establecer
los mecanismos para lograrlo (Mujica 2002b: 211; 2002c: 40; 2003: 87).

Como bien resume Rössler (2003: 14), los paisajes culturales proveen la reserva genética
para los cultivos del mundo de mañana. Ellos son la base de la cultura, identidad y creen-
cias de la gente que vive en ellos. Son la base de la supervivencia a lo largo del tiempo y el
desarrollo sostenible integrado más allá de las áreas protegidas. Incluirlos en la Lista del
Patrimonio Mundial de la UNESCO es un avance significativo hacia el reconocimiento
internacional de este tipo de sitios, fomentando a la vez que las autoridades nacionales y
regionales aumenten y mejoren las medidas para su conservación y protección.

La cuarta conclusión, que se desprende de las tres anteriores, es que se requiere construir
los puentes necesarios para la articulación entre los paramólogos y los arqueólogos, desde
la perspectiva de la ciencia; y entre ellos y los gestores de los bienes patrimoniales –tanto
en las esferas nacionales como internacionales– desde la perspectiva del manejo, gestión y
conservación de los páramos, dentro de una concepción holística e integrada.

Si el páramo es la vida en las alturas, como reza el lema de este congreso, y vida es cultura,
son oportunidades que no debemos desperdiciar.

Bibliografía

Athens, J. Stephen
1978 Evolutionary Process in Complex Societies and the Late Period Cara Occupation of Northern
Highland Ecuador. Ph.D dissertation, University of New Mexico. Albuquerque.
1980 El proceso evolutivo en las sociedades complejas y la ocupación del período Tardío-Cara en los
Andes Septentrionales del Ecuador. Otavalo, Instituto Otavaleño deAntropología.
1992 “Ethnicity and adaptation. The Late Period-Cara occupation in northern highland Ecuador”.
En: Resources, power and interregional interaction, E. M. Scortman y P.A. Urban, editores, pp.
193-219. New York, Plenum Press.

Bakker, Johan
2008 “Holocene environmental change at the upper forest line in northern Ecuador”. The Holocene
18 (6): 877-893.

57
Conferencias magistrales

Correal Urrego, Gonzalo, Thomas Van der Hammen y J. C. Lerman


1969 “Artefactos líticos en abrigos de El Abra”. Revista Colombiana de Antropología 14: 11-46. Bo-
gotá, Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

Currie, Elizabeth J.
2000 “Archaeological investigations in the Northern Highlands of Ecuador at Hacienda Zuleta”. An-
tiquity 74 (284): 273–274.
2001 “A Late Period Caranqui Chiefdom in the Northern Highlands of Ecuador: Archaeological In-
vestigations at Hacienda Zuleta / Un Cacicazco Caranqui del Periodo Tardío en la Sierra Norte
del Ecuador: Investigaciones arqueológicas en la Hacienda Zuleta”. Internet Archaeology 10.
Department of Archaeology, University of York.

Fowler, Peter
2003a World Heritage Cultural Landscapes 1992-2002. World Heritage Papers 6. Paris, UNESCO
World Heritage Centre.
2003b “World Heritage Cultural Landscapes, 1992-2002: a review and prospect”. En: Cultural Lands-
capes: the Challange of Conservation (World Heritage 2002 Shared Legacy, Common Respon-
sibility Associated Workshops. Ferrara, Italia, 11-12 noviembre 2002). World Heritage Papers
7: 16-31. Paris, UNESCO World Heritage Centre.

Gondard, Pierre y Freddy López


1983 Inventario arqueológico preliminar de los Andes Septentrionales del Ecuador. Quito: PRONA-
REG-ORSTOM y Banco Central del Ecuador.

Groot, Ana María


2006 “Arqueología y patrimonio: conocimiento y apropiación social”. Revista de la Academia Co-
lombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales 30 (114): 5-17. Bogotá.

Gutiérrez Usillos, Andrés


2002 Dioses, símbolos y alimentación en los Andes: interrelación hombre-fauna en el Ecuador pre-
hispánico. Quito, Ediciones Abya-Yala.

Gutiérrez Usillos, Andrés y José R. Iglesias Aliaga


1995 “Estudios zooarqueológicos de las asociaciones faunísticas en los sitios prehispánicos de Cum-
baya, Ecuador”. En: Cultura y medio ambiente en el Área Andina Septentrional, Mercedes Gui-
nea, Jean-Francois Bouchard y Jorge G. Marcos, coordinadores, pp. 401-434. Quito, Ediciones
Abya-Yala.

Hooghiemstra, H. y T. Van der Hammen


2004 “Quaternary ice-age dynamics in the Colombian Andes: developing an understanding of our
legacy”. Philosophical Transactions of the Royal Society B 359: 173-181. Londres.

Hurt, Wesley, Thomas van der Hammen y Gonzalo Correal


1976 “La ecología y tecnología de los abrigos rocosos en El Abra, Sabana de Bogota, Colombia”.
Boletín de la Sociedad Geográfica Colombiana 30 (109): 1-21. Bogota.

58
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

Knapp, Gregory
1988 Ecología cultural prehispánica del Ecuador. Quito, Banco Central del Ecuador.
1991 Andean Ecology. Adaptative Dynamics in Ecuador. Boulder, Westview Press.
1992 Riego precolonial y tradicional en la sierra norte del Ecuador. Quito, Ediciones Abya-Ayala.

Knapp, Gregory y David Preston


1987 “Evidence of Prehistoric ditched fields on sloping land in Northern Highland Ecuador”. En:
Pre-hispanic Agricultural Fields in the Andean Region, W. M. Denevan, K. Mathewson y G.
Knapp, editores, pp. 403-424. Oxford, British Archaeological Reports, International Series
189.

Marchant, R. H. Behling, J.C. Berrio, A. Cleef, J. Duivenvoorden, H. Hooghiemstra, P. Kuhry, B. Melief, E.


Schreve-Brinkman, B. Van Geel, T. Van der Hammen, G. van Reenen y M. Wille
2002 “Pollen-based biome reconstructions for Colombia at 3000, 6000, 9000, 12000, 15000 and
18000 14C yr ago: Late Quaternary tropical vegetation dynamics”. Journal of Quaternary Scien-
ce 17: 113-129.

Marchant, R., A. Boom, H. Behling, H. Hooghiemstra, B. Melief, B. Van Geel, T. Van der Hammen y M.
Wille
2004 “Colombian vegetation at the Last Glacial Maximum: a comparison of model- and pollen-
based biome reconstructions”. Journal of Quaternary Science 18: 721-732.

Mayr, Juan
2004 “Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia: Indigenous territories in a complex scenario”. En:
Linking Universal and Local Values: managing a Sustainable Future for World Heritage. World
Heritage Papers 13: 154-158. Paris, UNESCO World Heritage Centre.

Molano Barrero, Joaquín


1995 “Paisajes de la alta montaña ecuatorial” En: El Páramo: Ecosistemas de alta montaña. Serie
Montañas Tropandinas, Vol I. Fundación Ecosistemas Andinos. Bogotá, Editorial Códice
Ltda.
1996 “Problemática Ambiental del Páramo Andino” En: El Páramo, ecosistemas a proteger. Serie
Montañas Tropandinas, Vol II. Fundación Ecosistemas Andinos. Bogotá, Editorial Códice
Ltda.
2003 El páramo: producción social del espacio en las altas montañas ecuatoriales. Centro de Estu-
dios Socioculturales e Internacionales CESO. Bogotá, Facultad de Ciencias Sociales, Univer-
sidad de Los Andes.

Monasterio, Maximina
2002 “Evolución y transformación de los páramos en la Cordillera de Mérida: paisajes naturales y
culturales en Venezuela”. En: Paisajes culturales en los Andes. Memoria narrativa, casos de
estudio, conclusiones y recomendaciones de la Reunión de Expertos (Arequipa y Chivay, Perú,
mayo de 1998), Elías Mujica Barreda, editor, pp. 99-109. Lima, Representación de UNESCO
en Perú.

59
Conferencias magistrales

Morales, M., J. Otero, T. Van Der Hammen, A. Torres, C. Cadena, C. Pedraza, N. Rodríguez, C. Franco, J.C.
Betancourth, E. Olaya, E. Posada y L. Cárdenas
2007 Atlas de páramos de Colombia. Bogotá, D.C., Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt.

Mujica Barreda, Elías (editor)


2002a Paisajes culturales en los Andes. Memoria narrativa, casos de estudio, conclusiones y recomen-
daciones de la Reunión de Expertos (Arequipa y Chivay, Perú, mayo de 1998). Lima, Represen-
tación de UNESCO en Perú.

Mujica Barreda, Elías


2002b “Temas para la reflexión y el diálogo: a manera de conclusiones y recomendaciones sobre los
paisajes culturales en los países andinos”. En: Paisajes culturales en los Andes. Memoria narra-
tiva, casos de estudio, conclusiones y recomendaciones de la Reunión de Expertos (Arequipa y
Chivay, Perú, mayo de 1998), editor, pp. 209-215. Lima, Representación de UNESCO en Perú.
2002c “Paisajes culturales en el contexto de América Latina y el Caribe: conceptos, tipologías, casos,
implicancias y retos”. En: Paisajes culturales en Mesoamérica. Memoria de la Reunión de Ex-
pertos (San José de Costa Rica, 27 al 30 de setiembre del 2000), Mechtild Rossler, compiladora,
pp. 23-42. San José de Costa Rica, Oficina de la UNESCO para América Central.
2003 “Cultural Landscapes and the Challenges of Conservation in Latin America and the Caribbean”.
En: Cultural Landscapes: the Challange of Conservation (World Heritage 2002 Shared Legacy,
Common Responsibility Associated Workshops. Ferrara, Italia, 11-12 noviembre 2002). World
Heritage Papers 7: 82-88. Paris, UNESCO World Heritage Centre.

Mujica Barreda, Elías y Miguel Holle


2002 “Los Andes y la transformación cultural del paisaje”. En: Paisajes culturales en los Andes. Me-
moria narrativa, casos de estudio, conclusiones y recomendaciones de la Reunión de Expertos
(Arequipa y Chivay, Perú, mayo de 1998), Elías Mujica Barreda, editor, pp. 67-79. Lima, Repre-
sentación de UNESCO en Perú.

Narváez, Alfredo (compilador)


2007 Arqueología en Yanacocha. Nuevos aportes para la historia de Cajamarca. Tomo I. Lima, Mi-
nera Yanacocha.

Patiño, Diógenes
1994 Investigaciones de arqueología de rescate: el Altiplano Nariñense, el valle de Sibundoy y la Ceja
de Montaña Andina en el Putumayo. Antropología del Valle de Cauca Vol. No. 20 Rev. No. 66.
INCIVA - CALIMA

Recharte, Jorge
2006 “Sacred lakes and Springs in the Northern Andes and the Huascaran World Heritage Site and
Biosphere Reserve, Peru”. En: Conserving Cultural and biological Diversity: The Role of Sacred
Natural Sites and Cultural Landscapes, Thomas Schaaf y Cathy Lee, editores, pp. 112-117. Pa-
rís, UNESCO.

60
El páramo: ¿paisaje cultural? Elías Mujica Barreda

Rivera Escobar, Sergio


1991 Neusa 9.000 años de presencia humana en el páramo. Fundación de Investigaciones Arqueoló-
gica Nacionales, Publicación 52. Bogotá, Banco de la República.

Rodríguez Freyle, Juan


[1636] 1979 El Carnero. Conquista y descubrimiento del Nuevo Reino de Granada de las Indias Occiden-
tales del mar Océano y fundación de la ciudad de Santa Fe de Bogotá. Caracas, Biblioteca
Ayacucho. Segunda edición.

Rössler, Mechtild
2003 “Linking nature and culture: World Heritage Cultural Landscapes”. En: Cultural Landscapes:
the Challange of Conservation (World Heritage 2002 Shared Legacy, Common Responsibility
Associated Workshops. Ferrara, Italia, 11-12 November 2002). World Heritage Papers 7: 10-15.
Paris, UNESCO World Heritage Centre.

Salazar, Ernesto
1980a Talleres prehistóricos en los altos Andes del Ecuador. Publicación del Departamento de Difu-
sión Cultural, Universidad de Cuenca.
1980b “La utilización del páramo por el hombre prehistórico”. En: Talleres prehistóricos en los Andes
ecuatoriales. Cuenca, Ecuador.
1985 Investigaciones arqueológicas en Mullumica (Prov. de Pichincha). Informe preliminar. Museo
del Banco Central, Departamento de Investigaciones Antropológicas.

Suárez, Luis
2002 “Los páramos como paisajes culturales en el Ecuador”. En: Paisajes culturales en los Andes.
Memoria narrativa, casos de estudio, conclusiones y recomendaciones de la Reunión de Exper-
tos (Arequipa y Chivay, Perú, mayo de 1998), Elías Mujica Barreda, editor, pp. 123-130. Lima,
Representación de UNESCO en Perú.

Uribe, María Victoria y Álvaro Osorio Santos


2002 “Ciudad Perdida: un paisaje cultural en la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia”. En: Paisa-
jes culturales en los Andes. Memoria narrativa, casos de estudio, conclusiones y recomendacio-
nes de la Reunión de Expertos (Arequipa y Chivay, Perú, mayo de 1998), Elías Mujica Barreda,
editor, pp. 111-121. Lima, Representación de UNESCO en Perú.

Van der Hammen, Thomas


1985a “The Plio-Pleistocene climatic record of the Tropical Andes”. Journal of the Geological Society
142: 483-489. Londres.
1985b “Paleoecología y estratigrafía de yacimientos precerámicos de Colombia”. En: Libro de resú-
menes, 45o. Congreso Internacional de Americanistas, pp. 531-532. Bogotá, Universidad de
Los Andes.

Van der Hammen, T. y H. Hooghiemstra


2003 “Interglacial-glacial Fuquene-3 pollen record from Colombia: an Eemian to Holocene climate
record”. Global and Planetary Change 36: 181-199.

61
Conferencias magistrales

Van der Hammen, Thomas, Gerald Noldus y Ernesto Salazar


2003 “Un diagrama de polen del Pleistoceno final y Holoceno de Mullumica”. Maguaré 17: 247-259.

Velásquez Ruiz, César Augusto


2004 Paleoecología de alta resolución del Holoceno tardío en el páramo de Frontino, Antioquia.
Tesis doctoral, Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín.

Velásquez Ruiz, César Augusto, Jesús Orlando Rangel Churio y Thomas Van Der Hammen
2004 “Paleoecología de alta resolución del Holoceno tardío en el páramo de Frontino, Antioquia,
Colombia” (Resumen). Acta Biológica Colombiana 9 (2): 71-72. Departamento de Biología de
la Facultad de Ciencias, Universidad Nacional de Colombia.

Vélez, M. I., H. Hooghiemstra, S. Metcalfe, I. Martínez y H. Mommersteeg


2003 “Pollen- and diatom based environmental history since the Last Glacial Maximum from the
Andean core Fúquene-7, Colombia”. Journal of Quaternary Science 18: 17-30.

Villalba O., Marcelo


1988 Cotocollao. Una aldea formativa del valle de Quito. Serie Miscelánea Antropológica Ecuatoria-
na No. 2. Quito, Museos del Banco Central del Ecuador.

Villalba Sevilla, Fabián


1998 “Aprovechamiento de campos anegables para la agricultura en la época Prehispánica. El caso
de Cayambe”. En: Actividad volcánica y pueblos precolombinos en el Ecuador, Patricia Mothes,
coordinadora, pp. 191-205. Quito, Abya-Yala.

62
La relación de las comunidades locales con los páramos RAMIRO ESTACIO

La relación de las comunidades


locales con los páramos
RAMIRO ESTACIO
Senador de la República de Colombia

Este documento es una transcripción literal de la conferencia magistral dictada por el Sena-
dor Ramiro Estacio, durante el evento PARAMUNDI, 2do Congreso Mundial de Páramos.

En este segundo Congreso Mundial PARAMUNDI, Vida en las alturas, compartiré de


manera global un tema relacionado con los pueblos indígenas de Colombia y sus páramos,
territorio, cultura y tradición; además de unas generalidades sobre la distribución de los
páramos de Colombia, su ubicación a nivel de los departamentos, y la situación de los
páramos en los territorios indígenas. Concluiré con recomendaciones sobre el trabajo
en los páramos.

Para recoger datos sobre los páramos en Colombia se ha tomado como referencia el Atlas
de Páramos que el Ministerio del Ambiente presentó en Colombia en el 2007, sobre la
extensión de estos ecosistemas, existiendo más de un millón novecientas treinta mil hec-
táreas de páramos. Sin embargo, instituciones que han venido investigando sobre el tema
no han logrado hasta la fecha unificar un dato exacto sobre cuantas hectáreas pertenecen
a la extensión de páramos que existen en Colombia. A juicio de los pueblos indígenas no
existen datos concretos y reales sobre la extensión de páramos, sitios sagrados para los
pueblos indígenas, los páramos son fuentes de agua que deben ser objeto de conservación,
preservación y restauración.

Se puede apreciar que los páramos se distribuyen en las tres cordilleras de los Andes en
Colombia: Oriental, Central, y Occidental. Los distritos de páramos en la cordillera orien-
tal están ubicados en los departamentos de Santander, Boyacá y Cundinamarca. Los dis-
tritos de páramos en la cordillera Central que tiene páramos muy importantes como los
de Belmira. En los distritos de páramos en el sector de Nariño – Putumayo se encuentra
el complejo Doña Juana, Chimayoy, el complejo Chiles y Cumbal, y el complejo en la
Cocha.

Tenemos los distritos de páramos en la cordillera Occidental donde está el páramo Pa-
ramillo. Son de importancia también los páramos de la Sierra Nevada de Santa Marta
compartiendo los departamentos de la Guajira, Magdalena y El Cesar.

Existen datos, aunque no muy concretos, de la distribución de los páramos en Colombia


aproximadamente en 355 municipios. Se presentan estos datos con el fin de dar a conocer
donde están ubicados y distribuidos los páramos en Colombia.

63
Conferencias magistrales

Encontramos también páramos que están protegidos bajo la figura de áreas de protección
mediante el sistema de Parques Nacionales Naturales, éstos según información concreta,
el 43% de los páramos que están en estas áreas están protegidos, sin decir que hay otros
que todavía carecen de ésta protección.

Luego de este panorama general sobre los páramos en Colombia se presenta la visión de
los pueblos indígenas, y con ello se presenta una problemática actual de los páramos en
Colombia, partimos del planteamiento de que un problema principal es el divorcio, la pér-
dida del vínculo que ha existido milenariamente entre el hombre, la cultura y el territorio.
Puede entenderse también el rompimiento entre los saberes tradicionales, pensamiento
andino de las culturas originarias, la concepción del territorio y las políticas económicas
y gubernamentales.

Para los pueblos indígenas el principal problema que viene frente al deterioro de los pá-
ramos es el cambio de entender y concebir el territorio que por los pueblos indígenas es
entendido como un organismo vivo que siente, piensa, respira, que tiene unos derechos, y
que nosotros como seres humanos somos parte íntegra de ese organismo.

Como se ha perdido esa visión ahora se entiende que el territorio, madre tierra, es un
recurso y como tal es objeto de explotación, de ser la madre tierra ahora es un recurso
de explotación indebida y desmedida, esto es un problema fundamental, la pérdida de la
concepción de la parte del territorio tiene que ver con una pérdida de identidad cultural,
es decir, los usos, las tradiciones, las costumbres.

Los pueblos indígenas durante mucho tiempo han tenido una visión diferente sobre el
territorio como sujeto de explotación, sobre las formas de ver y entender el mundo y
los ecosistemas de páramos. El territorio visto como sujeto de explotación acaba con los
saberes y la tradición que contribuyen a la conservación, restauración, y preservación de
los páramos andinos, las políticas económicas y gubernamentales se han convertido en un
obstáculo ya que no se concertan directamente con los pueblos indígenas o comunidades
locales, se están volviendo una imposición, y se entendiera que las localidades indígenas
ubicadas en los páramos no saben cómo se han venido conservando los páramos desde
hace mucho tiempo.

Es importante generar conciencia, sensibilizar con las comunidades locales ubicadas en


los páramos, se debe avanzar en primera instancia con los procesos de consulta previa y
concertación.

En Colombia, todas las políticas económicas y gubernamentales deben partir de un prin-


cipio fundamental que es garantizar el derecho a la participación en la construcción de
políticas públicas y que sean el escenario y que recojan el sentir colectivo de los pueblos y
las comunidades, es decir no se puede avanzar proyectos de preservación, conservación e
inclusive investigación sin que se haya agotado la consulta previa y la concertación.

En Colombia se trata de aplicar el Convenio 169 de la OIT, hace tres meses aproximada-
mente la ley del estatuto de desarrollo rural se ha declarado inasequible porque no se ha
garantizado la consulta previa y la concertación.

64
La relación de las comunidades locales con los páramos RAMIRO ESTACIO

Cuando se mira la cantidad de leyes expedidas en Colombia, Ecuador, y Perú surge la in-
terrogante sobre si esas leyes, esas políticas gubernamentales han sido objeto de consulta
con los pueblos indígenas, con los afrocolombianos, con los campesinos, o han sido más
bien la voluntad gubernamental de imposición con las comunidades locales que muchas
de las veces no las comprenden.

Un punto de partida es entonces consultar, concertar, y con la comunidad desde lo local,


formular la construcción colectiva de políticas, estrategias, acciones, que busquen no solo
la preservación, la conservación, la restauración, sino que se consideren estos territorios
como sagrados.

Otro de los problemas fundamentales en Colombia respecto a mantener estos ecosistemas


especiales y fundamentales porque allí nace el agua, zonas de vida, ha sido la inequitativa
distribución y tenencia de la tierra. En los años setenta las comunidades indígenas pastos
habían sido desplazadas de las tierras productivas, de las tierras bajas, hacia las tierras al-
tas, es decir hacia los páramos, quedando las tierras productivas en manos de unos pocos
y la mayoría de la población prácticamente presionando hacia los páramos para realizar
allí actividades ganaderas, agrícolas y otras que amenazan los páramos.

Vemos entonces que con el fin de buscar preservar los ecosistemas del páramo tiene que
haber una redistribución de la tierra. Para que no haya presión hacia los páramos las
comunidades que están hacia esos sectores deben bajar hacia las tierras productivas y con-
vertir los páramos en áreas de protección y conservación. Esto ha generado también mu-
chas dificultades como la minería, los conflictos por el agua, el ecoturismo o etnoturismo
mal manejado, que entre otras cosas podrían estar generando el acabose de los páramos.

En esa inequitativa distribución de la tierra, y cuando las comunidades suben hacia los
páramos o montañas altas, o montañas de agua, y por falta de la consulta y concertación,
se van haciendo obras de infraestructura como las vías que atentan contra grandes exten-
siones de páramo, están también los cultivo de uso ilícito, existen páramos ocupados por
la fuerza pública y en el caso de Colombia por grupos al margen de la ley, convirtiendo los
páramos en escenarios de combate y conflicto. Otro de los problemas es que los páramos
son objetos de mucha investigación, y aquí hay un tema más delicado, a raíz de esta inves-
tigación la biodiversidad que existe puede ser patentada, sobre este tema las poblaciones
indígenas en Colombia, puntualmente los Pastos, no están de acuerdo en las investigacio-
nes que se hagan sin permiso de las autoridades territoriales y sobretodo que éstas tengan
beneficio particular, y que luego se patente la biodiversidad, las plantas medicinales, inclu-
sive los saberes y las tradiciones.

En el territorio de los Pastos en Colombia, sin consultar a las autoridades con el debido
proceso de la consulta previa se han venido realizando estudios, y con gran sorpresa las
caracterizaciones las encontramos en otros escenarios y muchas veces las comunidades
no lo saben.

Los estudios, la investigación, lo que existe en los páramos, para estos pueblos indígenas se
está convirtiendo en un objeto de mercancía, por eso se ha perdido la concepción, la sensi-
bilidad de entender lo que es la cultura, lo que es el territorio y las políticas, y solo cuando
sí se concerte con los pueblos, con las comunidades, será cuando ellas las defiendan.

65
Conferencias magistrales

Una cosa es decir: éstas son las políticas para los pueblos, y otra es que esas políticas,
acciones y estrategias sean de los pueblos, se trata de decir que estamos frente a un tema
de salvaguardar la vida ambiental, natural, cultural, la dignidad del territorio de la madre
tierra que no puede profanarse al igual que los saberes y las tradiciones que hace muchos
años las comunidades han venido acumulando en esos territorios.

Ante todos estos problemas surge la interrogante sobre qué hay que hacer?, y qué vienen
aportando los pueblos indígenas para combatir el deterioro de los páramos?, muchos
investigadores coinciden en decir que son los mismos campesinos y pueblos indígenas
quienes están ampliando su frontera agrícola y ganadera, otros criterios apuntan a la falta
de educación o falta de leyes o planes de manejo ambiental. Los pueblos indígenas hace
mucho tiempo han vivido en esos territorios, pero ahora se ha cambiado el sistema polí-
tico y económico que es contrario a los pueblos indígenas y éstos se ven obligados tal vez
a subir a éstos territorios pero no porque quieran sino porque se ven obligados a ello, si se
quiere legislar y formular políticas debe entenderse el pensamiento milenario.

En el nudo de los Pastos se ha dicho que los derechos nacen de la tierra y la comunidad, es
decir, en ningún momento las leyes tienen que venir desde afuera, sino que esas mismas
leyes y derechos tienen que nacer de la tierra y la comunidad, y para que a la vez haya una
relación mutua de solidaridad tiene que haber un entendimiento de autoridad a autori-
dad, es decir las comunidades locales, y que los derechos en los pueblos indígenas nacen
de la tierra y la comunidad, y partiendo de que esto estuvo ordenado desde hace mucho
tiempo hoy se pierde este orden, según los líderes indígenas (ancianos) hay que ordenar el
pensamiento para ordenarlo todo.

Por último los pueblos indígenas plantean que hay que regresar a la propia concepción,
cosmovisión, entendimiento, ver, sentir y actuar de un ordenamiento natural, cultural y te-
rritorial entendido desde el pensamiento ancestral, para el caso de los pueblos indígenas.

Se ve y se escucha sobre los intentos de avanzar en las áreas de protección ambiental pero
sin cultura, sin gente, encontramos territorios de páramos cercados con alambre donde no
puede ingresar el hombre, esto por ejemplo, impide el fomentar la cultura, el territorio, las
tradiciones, las costumbres. Mientras se ponen cercas para la protección de los páramos
hay otros que comercian con la entrada a estos.

Se ha logrado concluir si esa conservación, esa preservación es para cercar los páramos
y luego cobrar una entrada para su visita, se está yendo a un enfoque prácticamente de
privatización de esos territorios sagrados y se está entrando prácticamente a un tema tan
delicado como el de las concesiones.

Los pueblos indígenas de Colombia rechazan estas políticas de concesiones de los territo-
rios de páramos o los sitios sagrados, rechazan como pueblo el tema de las privatizaciones
porque en Colombia hay un fenómeno paralelo a estas políticas de conservación de pára-
mos como los sitios productores de agua, en los cascos urbanos, en los municipios se está
implementando el plan departamental de aguas, que no es sino otra visión de privatizar el
agua mediante empresas y cobrar luego los servicios ambientales, por eso ser rechaza las
políticas de privatización y de concesionamiento a futuro de los territorios de páramos.

66
La relación de las comunidades locales con los páramos RAMIRO ESTACIO

Ahí es entonces que se plantea que hay que avanzar en políticas desde las comunidades
pero con el ordenamiento y la visión cultural y territorial. No se puede conservar sim-
plemente territorio sino recordar que también está la cultura, los mitos, las tradiciones,
ya que muchos de los territorios de páramos se han convertido y son el mito de origen de
muchas culturas.

Cuando a las comunidades locales, indígenas se las desarraiga de sus territorios con objeti-
vos que hablan de que se va a conservar, preservar y de que nadie ingrese a los páramos, ya
se está atentando contra un principio de pueblos indígenas que es buscar su mito de origen.
En Colombia existen comunidades que prácticamente tienen su origen, su mito de origen
desde el páramo, desde la laguna, allá donde están los espíritus de la niebla, del arco iris.

Entonces se deben plantear unas políticas ojala a nivel internacional donde se vincule
pensamiento tradicional, cultura, territorio, inclusive paisaje. Para decir que un objetivo
debe ser el de restaurar culturas, identidad, paisajes y territorio, inclusive la conservación
de semillas y aún más la conservación y el encanto o desencanto de las plantas medicinales
que existen en los páramos. Solo esos planes de protección ambiental, cultural y territorial
que las mismas comunidades deben avanzar, serían las que permiten la conservación de
estos territorios.

Sobre la preocupación de qué hacer para que se siga conservando estos sitios sagrados, es-
tas madres de agua, en Colombia se ha venido hablando de la formulación para los planes
de vida, entendidos como la vida cultural, territorial, natural, ambiental; no los planes de
vida con listados de presupuestos o de necesidades, como también los planes ambientales
que simplemente son listados de necesidades de presupuestos y listados de técnicos, sino
planes de vida y de la vida para la vida natural y humana.

Se ha encontrado en Colombia muchos pueblos que vienen trabajando en esos planes


de vida y para la vida, porque se debe involucrar de manera íntegra al ser humano, a los
animales. Debe avanzarse el tema paralelo entre planes de vida versus planes de manejo
ambiental.

En el plan de manejo ambiental se excluye la visión de las comunidades, se entra en una


técnica pero no se escucha a las comunidades, por eso la exigencia de que se haga la con-
sulta previa y la concertación, que no se deben entender como un mecanismo de oposi-
ción a dichos proyectos, deben entenderse como el único escenario donde se garantiza el
derecho de la participación de las comunidades locales y pueblos indígenas, y solo cuando
se garantice este derecho se avanzará en la construcción colectiva de políticas públicas.

Se están planteando los planes de ordenamiento territorial, visto desde los municipios,
desde una entidad territorial de fuera, pero los pueblos y las comunidades también tienen
sus propios planes de ordenamiento territorial, eso es lo que se debe incentivar y apoyar,
cuál es su propia visión del territorio, para poder ordenarlo todo.

Hay una experiencia sobre la que se viene trabajando a nivel del nudo de los Pastos donde
también se ha presentado otro fenómeno, y es que en la construcción de políticas públicas
resulta que muchos páramos, ecosistemas, están en la frontera y el río los divide, entonces

67
Conferencias magistrales

un gobierno sólo puede invertir hasta su frontera, y el otro gobierno, por falta de voluntad
política, no puede invertir. No tienen culpa los páramos, los ecosistemas de además estar
divididos por políticas públicas y por los intereses de los gobiernos, por eso es necesario
avanzar en un ordenamiento natural, ello ha llevado a pensar en que hay que trabajar en
estos casos con los planes binacionales, sobretodo en las fronteras, pero sobretodo con la
concepción de los pueblos indígenas o de las nacionalidades indígenas, o de comunidades
locales que comparten un mismo territorio, pero con un enfoque natural y milenario. A
ese trabajo se lo ha llamado la estructuración de un plan binacional para proteger la cul-
tura, la naturaleza y el territorio, es un plan que viene adelantando la asociación de auto-
ridades tradicionales Chaquiñan en el nudo de los Pastos, donde se pretende trabajar los
páramos en el nudo de la Huaca, el nudo de los Pastos del lado de Colombia y de Ecuador
con un programa piloto que sea el ordenamiento natural y cultura del nudo de los Pastos.

En este orden se han definido 4 ejes fundamentales sobre lo que se debe hacer y que que-
dan como herramientas de trabajo en este Congreso:

1.- Un principal eje que hay que discutir para la conservación, preservación, restauración,
mantenimiento y para los indígenas desde su pensamiento indígena, es que el organis-
mo vivo debe tener un eje que es el de Territorio y Ambiente Natural, para los pueblos
indígenas no existe el medioambiente sino el ambiente natural. En este eje se ha venido
trabajando sobre un tema muy concreto que es el uso sostenible del territorio, mas no el
abuso indebido y desmedido del territorio entendido como un organismo vivo, dador de
vida, y el ambiente, entendido no simplemente como la parte del espacio, sino como lo
de arriba, lo del medio y lo de abajo. Es decir para cuidar nuestros páramos tenemos que
mirar hacia arriba al cosmos, cómo está influyendo el sol, la luna, los astros sobre nuestros
territorios, eso ha permitido reivindicar o reestructurar los calendarios solares, lunares, la
misma concepción del tiempo. Cuando se dice mirar al frente equivale a decir mirar por
ejemplo qué está sucediendo con las políticas públicas, y al mirar hacia abajo nos damos
cuenta de que existe la madre tierra. Hay que mirar al cielo, al suelo y al subsuelo. Por
todo lo mencionado es muy importante el eje de Territorio y Ambiente Natural.

2.- Otro eje fundamental es el de Educación y Cultura Propia, porque son las comuni-
dades las que tienen su cultura y educación propia, ya que éstas se han tratado también
de imponer desde otra parte. Es revivir, recrear, retornar la educación propia y la cultura
porque genera identidad y ésta ultima genera apropiación, y eso no genera negación y eso
nos lleva al cuidado y la conservación. Si no se educa al hombre se castiga al mundo, los
indígenas dicen que si no se educa al hombre quien paga las consecuencias es la madre
tierra. Pero también hay que entender qué es lo que nos está diciendo la madre naturaleza,
qué nos está enseñando. No simplemente es educarnos con políticas de afuera sino edu-
carnos con la madre naturaleza que es la educación natural y cósmica, también los saberes,
las tradiciones y las costumbres están en el encanto de la sabiduría andina. Se ha logrado
también interpretar, que para que no siga el deterioro de estos ecosistemas se tiene que
avanzar muy concretamente recreando los modelos de producción ancestral para com-
batir el monocultivo, la expansión de la ganadería y de la frontera agrícola en el modelo
ancestral de la chacra, que es un modelo productivo donde se manifiesta la diversidad, por
ello se ha hablado también de avanzar en los modelos de economía propia, de las plantas
medicinales, de cuidarlas y preservarlas y de dejar descansar a la madre tierra.

68
La relación de las comunidades locales con los páramos RAMIRO ESTACIO

Debemos pensar si la madre tierra está descansando, y vemos que en la parte de produc-
ción no descansa, solo nosotros como seres humanos somos capaces de hacer que la tierra
descanse a través de la rotación productiva, la integración de varios productos, y recrear
la economía propia, la producción propia y sus modelos. Eso tal vez se mire como una
contraposición a otros modelos de producción y desarrollo, ahí se estaría diciendo no a
la minería, a la explotación indebida, y dando un sí a los sistemas de producción de las
comunidades.

3.- Otro eje de importancia es la Justicia Comunitaria que junto con otro eje indispen-
sable como es la Construcción de Escenarios (4) para administrar la justicia propia, de
acuerdo a las tradiciones y costumbres, pero no simplemente la justicia y la administra-
ción sino también los mecanismos de seguimiento, de sanción y evaluación. En Colombia
se ha avanzado en la jurisdicción especial donde los pueblos indígenas son quienes deben
administrar justicia a través de la justicia comunitaria, que también debe regirse bajo las
costumbres y las tradiciones.

En las comunidades indígenas son éstas quienes se encargan de administrar justicia me-
diante el acuerdo de los usos, tradiciones y costumbres, y es esa la única forma de prevenir
el deterioro de los páramos o de estos ecosistemas.

Estos cuatro ejes fundamentales han sido adelantados y trabajados con el Plan Binacional
del pueblo de los Pastos y liderado por la Asociación Chaquiñan. Algunas de estas inicia-
tivas desde lo gubernamental se han venido planteando a nivel nacional. En el Congreso
Nacional el tema de páramos ha sido tratado por la Comisión Quinta, hay dos proyectos
de ley, el último acaba de ser aprobado en primer debate por esta Comisión, en donde se
plantea por primera ocasión, la conservación, preservación de los ecosistemas de páramo.

El proyecto T puede tener buenas intensiones en su discusión, pero no se sabe las inten-
siones que contiene, por eso se pide consulta previa y concertación de esos proyectos de
ley, y más que ello, son las comunidades quienes deben legislar sobre lo que ellas tienen
y conocen. Si bien los proyectos avanzan a nivel nacional en el orden legislativo deben
agotar todos estos procedimientos, de lo contrario se asume que ésta es una imposición
legislativa mas no una construcción colectiva desde las comunidades.

Ha habido avances importantes, antes del 20 de junio del 2009, en Colombia por lo menos
se dice que los páramos quedan excluidos de la minería, los pueblos indígenas aplauden
dicha iniciativa pero cuando reciben la información resulta que en la mayoría de páramos
donde había minas éstas ya se han acabado y con ellas los páramos, la ley llegó tarde, cuan-
do ya se habían destruido gran cantidad de hectáreas.

Mientras se está pensando en hacer las leyes, las realidades en las comunidades y terri-
torios son otras. Cuando la palabra va sin acción es nula y cuando la acción también va
sin la palabra no sirve, debe ir la palabra con la acción para que se desarrollen procesos y
actividades conjuntas.

69
Conferencias magistrales

Al interior de los encuentros indígenas, mingas de pensamientos, las conclusiones a las


que se han llegado son:

PRIMERA.- No se deben trabajar áreas de protección ambiental donde no se tenga en


cuenta la cultura y el pensamiento de las comunidades, es decir tiene que ir el vínculo muy
concreto de cultura, territorio, hombre y naturaleza, la preservación de los páramos no se
puede hacer sin cultura, sin gente.

SEGUNDA.- Con el fin de unificar estadísticas, datos, las instituciones encargadas de rea-
lizar estas investigaciones deberían ponerse de acuerdo para poder conocer en realidad
cual es la extensión de páramo existente, hace falta la unificación de unas estadísticas
concretas.

TERCERA.- Con el fin de buscar que algunas de las comunidades que están hacia las
altas montañas o hacia los páramos, y son sujetos activos en la deforestación, bajen hacia
las tierras productivas se deben desarrollar unos censos completos de cuantas personas o
familias están en los páramos para que éstos sean sujetos de redistribución en sus territo-
rios y estén en tierras productivas, eso está induciendo a que haya una verdadera reforma
agraria en la gente de alta montaña.

CUARTA.- Todos los proyectos, programas, de alcance legislativo, administrativo e inclu-


sive de investigación deben garantizar el derecho a la participación, es decir la consulta
previa y la concertación, los pueblos indígenas buscan la aplicabilidad del Convenio 169,
sin que esto signifique un mecanismo de oposición, sino que se entienda como una ga-
rantía al derecho de participación, y que si lo lleva a cabo es parte de la construcción del
pensamiento “páramo” y trabajar en su conservación y preservación.

QUINTA.- Toda la biodiversidad que existe en los páramos debe ser guardada y no pro-
fanada, que no se convierta en mercancía, ojala y todas las investigaciones realizadas en
los páramos no se vayan a convertir en objeto de comercio, en los páramos existen plantas
con mucho poder para el espíritu, la mente, para ordenar el pensamiento, y esto se espera
no se convierta en objeto de patente sino sea objeto de conservación.

SEXTA.- Si bien en Colombia se están adelantando los planes de manejo ambiental, de


ordenamiento territorial, hace falta avanzar en la constitución y consolidación de las enti-
dades territoriales indígenas, la mayoría de páramos que están en territorios indígenas son
objeto como entidad territorial del manejo y de las competencias, y de funciones que de-
ben asumir las entidades territoriales indígenas, y es también una decisión gubernamental
del ejecutivo y del legislativo, pero mientras eso sucede los pueblos indígenas buscan el
apoyo para trabajar en coordinación con las autoridades de estos territorios para trabajar
en los planes para la vida natural, cultural, ambiental y territorial.

Finalmente podemos concluir diciendo que todas las políticas, las acciones, las estrategias,
los objetivos, inclusive los presupuestos también deben ser conversados, discutidos en las
asambleas de las comunidades para generar la recreación del pensamiento para cuidar el
territorio, la vida y la naturaleza.

70
Conclusiones
de simposio
Simposio 1
Caracterización y diagnóstico
del estado actual
de los páramos
Francisco Cuesta C.
Iniciativa de Estudios Ambientales CONDESAN
(Coordinador de Simposio)

Sinopsis del simposio:

En este simposio se presentan algunos de los principales avances en nuestro conoci-


miento sobre distintos aspectos diagnósticos y del estado actual de la conservación de
los páramos.

En cuanto a la biodiversidad en particular el simposio está estructurado en tres mesas


temáticas: una sobre flora y estudios de vegetación, y dos sobre fauna, una de las cuales
se dedica exclusivamente a las aves, unos de los grupos menos estudiados a nivel ecosis-
témico.

Respecto a la generación de información fundamental sobre caracterizar procesos eco-


sistémicos, el simposio abre una ventana específica para documentar los avances en el
conocimiento de las propiedades de la regulación hídrica, el almacenamiento de materia
orgánica (carbono) en los suelos y la relación entre ambos.

Por el singular interés, tanto desde el punto de vista de biodiversidad como desde el pun-
to de vista de la función hídrica, el simposio ha considerado oportuno tener una mesa
temática específica que de continuidad a la Estrategia de Humedales Altoandinos bajo
el paraguas de la Convención RAMSAR, así como una que documentará los avances en
cuanto a la biodiversidad acuática y la calidad del agua.

Finalmente, el simposio cierra su temática con una mesa orientada específicamente a en-
tender las dinámicas históricas recientes en cuanto a los cambios en los cinturones de vege-
tación y sus posibles implicaciones para el manejo y conservación de paisaje alto andino.

72
Caracterización y diagnóstico

Mesa 1. La Convención RAMSAR y los humedales altoandinos

Coordinador de Mesa temática: Sergio Lasso


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009.
11:00 – 13:30

Martes 23 de junio, 2009


11:00 – 13:30

Objetivos:

1. Generar un espacio de intercambio de resultados científicos y experiencias de mane-


jo en humedales altoandinos.

2. Proponer recomendaciones para la conservación y el uso sustentable de los humeda-


les altoandinos que se incorporen a la Declaratoria de PARAMUNDI 2009.

Mesa 2. Suelos del páramo

Coordinador de Mesa temática: Jan Sevink


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

El suelo es una de los elementos menos estudiados en los páramos, a pesar de su impor-
tancia para las funciones ecosistémicas, especialmente la regulación hídrica, su enorme
fragilidad a impactos agrícolas y su elevada capacidad de acumulación de materia or-
gánica (carbono). A esto se añade un renovado interés, motivado por los mecanismos
internacionales para mitigar y reducir emisiones de CO2 por efectos de deforestación y
degradación de ecosistemas.

En este marco, la importancia de mejorar nuestro conocimiento sobre el carbono almace-


nado en los suelos del páramo y los mecanismos que frenan su descomposición son ele-
mentos fundamentales en el marco de delinear mecanismos y estrategias de conservación
supranacionales que sean sostenibles en el tiempo.

Objetivo:

Sistematizar el avance del conocimiento sobre las propiedades físicas de los suelos de pá-
ramo, los vacíos de información y las prioridades de investigación, con un énfasis particu-
lar en la capacidad de acumulación de materia orgánica en los suelos derivados de cenizas
volcánicas.

73
Conclusiones de simposio

Mesa 3. Caracterización de la vegetación

Coordinador de Mesa temática: Santiago Madriñán


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
14:50 – 18:30

Introducción:

La vegetación “especializada” de páramo ha sido motivo de estudio desde hace mucho


tiempo debido, sobretodo, a sus elevados números de singularidad y rareza así como por
sus sorprendentes adaptaciones evolutivas a condiciones fisiológicas extremas. Por otra
parte, la vegetación es la principal manifestación visible de disturbios y alteraciones en
el ecosistema por impactos agrícolas o ganaderos. En este sentido, un entendimiento de
los elementos que constituyen la diversidad biológica vegetal es un requisito previo para
evaluar y entender los impactos humanos en la conservación y manejo de los ecosistemas
paramunos.

No obstante, uno de los principales limitantes es la falta de generación de información


florística que permita integrar datos e investigaciones entre los países. Este es un vacío
fundamental con miras a la generación de una flora de páramos regional que permita
construir una herramienta de planificación para los países del Trópico Andino.

Esta mesa reúne algunos de los hallazgos y estudios mas recientes pertinentes a esta temá-
tica. Se presentan sobre todo estudios que intentan ver tendencias regionales.

Objetivo:

Analizar la flora del páramo, sobre todo en cuanto a patrones y distribución espacial.

Mesa 4. El páramo como regulador hídrico

Coordinador de Mesa temática: Conrado Tobón


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
14:50 – 18:30

Introducción:

La regulación hídrica es generalmente reconocida como una de las funciones ecosistémi-


cas más importantes de los páramos. Sin embargo, los procesos hidrológicos que están
detrás de esta regulación todavía requieren de un mayor entendimiento y profundización,
sobretodo en el marco de orientar este conocimiento a un manejo sostenible del ecosiste-
ma que permita proveer directamente de bienes y servicios a quienes dependen directa-
mente de ellos, así como a los usuarios indirectos aguas abajo.

Esta mesa se enfoca en algunos de los procesos claves para el rendimiento y la regulación
hídrica de los páramos.

74
Caracterización y diagnóstico

Objetivo:

Conocer los avances mas recientes en los procesos de regulación hídrica de los páramos
andinos.

Mesa 5. Caracterización de la fauna

Coordinador de Mesa temática: Esteban Suárez


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
14:50 – 18:30

Introducción:

Esta mesa reúne las ponencias sobre fauna de los páramos. Se presentan estudios de di-
ferentes escalas con distintos elementos que constituyen la fauna del páramo. Existe un
énfasis particular por los anfibios y reptiles dada su alto grado de rareza y susceptibilidad
a procesos de extinciones masivas por los posibles efectos del calentamiento global. De
igual manera esta mesa abre un espacio para la discusión de los carnívoros como una
herramienta para delinear acciones de manejo y conservación del paisaje.

Objetivo:

Conocer los avances mas recientes en investigación de fauna en los páramos y posibles
recomendaciones para delinear acciones de conservación.

Mesa 6. Historia ecológica del páramo

Coordinador de Mesa temática: Boris Jansen


Fecha y Horario: Martes, 23 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

El páramo es un ecosistema de formación “reciente” generado y gobernado por factores


climáticos regionales y por procesos específicos que actúan a escalas locales. Existen dis-
crepancias entre investigadores sobre cual sería el paisaje “natural” del páramo sin pro-
cesos de intervención humana. Preguntas claves asociadas a esta discusión son ¿Donde
está el límite natural entre bosque y páramo y cuales son las variables ambientales que
determinan este ecotono?, ¿Cuál es el rol del fuego (natural y antrópico) en modelar el
paisaje del páramo?
¿Cómo el entendimiento y documentación de estos procesos puede derivar en procesos de
manejo y conservación (i.e. restauración vs reforestación)? ¿Cómo estos procesos pueden
ayudar a entender y dimensionar la vulnerabilidad de este ecosistemas a los efectos del
cambio climático?

75
Conclusiones de simposio

Objetivos:

1. Conocer los últimos avances en estudios sobre el límite bosque-páramo.


2. Recomendar opciones de manejo y conservación que mantengan las tendencias his-
tóricas.

Mesa 7. Integridad y funcionalidad


de ecosistemas acuaticos altoandinos

Coordinador de Mesa temática: Andrea C. Encalada


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

En esta mesa se presentarán y discutirán trabajos sobre integridad y funcionalidad de


ecosistemas acuáticos altoandinos. En esta sesión se presentará especialmente trabajos
con invertebrados acuáticos en ríos de páramos y se discutirá su rol como bioindicadores
de la calidad del agua.

Objetivos:

1. Conocer estudios de caso sobre la calidad del agua en ríos de páramo.


2. Relacionar información de calidad de agua con presencia de macro-invertebrados
para analizar su potencial como bio-indicadores.

Mesa 8. Prioridades de investigación y conservación


para las aves de páramo

Coordinador de Mesa temática: Itala Yépez


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 18:00

Introducción:

Las aves son el grupo de mayor diversidad taxonómica y ecológica entre los vertebrados;
además de ser el grupo mejor conocido (en términos taxonómicos, ecológicos, de distri-
bución y estado de conservación) y extraordinarios indicadores del estado de conserva-
ción de un sitio. En la medida en que contribuyen al control de plagas, a la polinización
de las plantas y a la dispersión de las semillas, son parte integral de la dinámica de los
ecosistemas.

Las aves son el grupo de vertebrados más diverso, lo que no es distinto en los páramos. Los
países andinos en los que se encuentra presente este ecosistema señalan que existen entre
80 y 90 especies de aves en sus territorios, siendo algunas de ellas endémicas. Una de las

76
Caracterización y diagnóstico

aves más vistosas y emblemáticas del páramo es el cóndor de los andes. También destacan
el águila de páramo (Geranoaetus melanoleucus), varias especies de colibríes (Trochili-
dae), atrapamoscas (Tyrannidae), semilleros (Emberizidae), furnáridos (Furnariidae) y
otras pequeñas aves.

Es indudable que los páramos se ven cada vez más amenazados por el cambio climático, la
transformación de hábitat, el mal uso de los recursos, entre otros. Es importante canalizar
recursos a la investigación de las aves en los páramos y su estado de conservación.

En esta mesa se pretende identificar los trabajos de investigación más relevantes que exis-
ten con respecto a las aves de páramo, los vacíos de investigación y los vacíos de conser-
vación para estas especies.

Objetivos:

1. Definir el ensamblaje de aves del páramo y las especies restringidas a ello.


2. Definir cuales son las especies de mayor interés/prioridad para la conservación (es-
pecies globalmente amenazadas, especies de rango restringido etc.)
3. Documentar el estado del conocimiento sobre las aves de páramo a nivel de comuni-
dad y de especie.
4. dentificar prioridades de investigación y conservación para las aves de páramos a
nivel regional

Las preguntas que se esperan responder en el proceso son:

• ¿Cuáles son los vacíos de información que tenemos con respecto a las aves de pára-
mo en la región?
• ¿Cuáles son las especies sobre las que se debería poner énfasis en investigación?
• ¿Cuáles son los mecanismos más adecuados para la conservación de las especies de
aves de páramo?
• ¿Cuáles son los vacíos de conservación para especies de interés en la región?

77
Informe final de investigación
del programa Reconstrucción
del Límite Superior del Bosque
en Ecuador (RUFLE)
Boris Jansen, Antoine Cleef, Marcela Moscol Olivera,
Henry Hooghiemstra, Femke Tonneijck, Jan Sevink, Jacobus Verstraten
Instituto para la Biodiversidad y Dinámica de Ecosistemas (IBED)
Facultad de Ciencias Universidad de Amsterdam
Amsterdam, Países Bajos

Abreviaturas usadas en el informe:

UFL = Límite Superior del Bosque (o Upper Forest Line),


SARF = Bosque altoandino (o SubAlpine Rain Forest),
UMRF = Bosque andino (o Upper Montane Rain Forest),
SOM = Materia Orgánica del Suelo (o Soil Organic Matter),
yr BP = años antes del presente ( o years Before Present).

Introducción general al programa RUFLE

Las zonas más altas de los Andes tropicales del Ecuador albergan frágiles ecosistemas ca-
racterizados por su alta biodiversidad. Estos lugares están habitados por poblaciones in-
dígenas que dependen enteramente para su subsistencia de los recursos naturales de estos
sistemas. Los ecosistemas en estas áreas de alta montaña incluyen pajonales de páramo
(tropical alpino) y bosques húmedos montanos, que originalmente cubrían grandes ex-
tensiones desde Venezuela hasta Perú. Estos ecosistemas cumplen funciones ambientales
importantes, como el suministro de agua potable y para irrigación, la conservación de la
biodiversidad, el almacenamiento de carbono, la producción agrícola y el turismo. Durante
los últimas décadas, la presión de la población sobre los sistemas en cuestión se ha incre-
mentado rápidamente y como consecuencia de ello el uso de la tierra con fines agrícolas se
ha extendido, a menudo usando técnicas inapropiadas y conduciendo a una degradación
galopante. Los bosques montanos naturales han sido extensamente reemplazados por cul-
tivos de papa o plantaciones forestales (Hofstede et al, 2002), y los páramos naturales son
intensamente afectados por el sobrepastoreo y las quemas.

En muchas situaciones el uso intensivo de la tierra ha conducido, según se cree, al descenso


del límite superior del bosque (UFL, también llamado ecotono bosque-páramo y definido

78
Caracterización y diagnóstico

como la zona de transición entre el bosque montano alto y la vegetación de páramo). Sin
embargo, movimientos de ascenso del bosque montano han sido atribuidos también al ca-
lentamiento global, que afecta particularmente a los ecosistemas de montaña (Price 1999)
y severamente complica las predicciones (Castaño 2002). Durante las últimas décadas el
Instituto para la Biodiversidad y Dinámica de Ecosistemas (IBED) de la Universidad de
Amsterdam ha estado involucrado en la investigación multidisciplinaria de ecosistemas
en apoyo a la conservación y al manejo sustentable del bosque altoandino y el páramo, en
cooperación con varias organizaciones de la region andina. En dichos proyectos, la infor-
mación sobre el origen y la ecología de los bosques en el ecotono bosque- páramo es vital
para estimar las opciones de uso sustentable de la tierra (agricultura, forestería, conserva-
ción). Una solicitud particular por obtener información precisa sobre la dinámica del eco-
tono bosque- páramo provino de los recientes proyectos de reforestación en ecosistemas
altoandinos degradados en Ecuador en el marco del protocolo de Kyoto y su intención de
disminuir la emisión de CO2. Un posicionamiento preciso de la altitud natural del UFL en
un periodo precedente a la interferencia humana masiva fue necesario para definir la distri-
bución potencial de bosques claves en la restauración ecológica. Sin embargo, la degrada-
ción de los bosques naturales, especialmente dentro del valle Central interandino ha tenido
lugar por tanto tiempo que la posición natural del UFL a menudo no puede ser establecida
directamente, y la investigación paleo-ecológica debe entonces aplicarse imperativamente.
Desafortunadamente, ciertos resultados contradictorios del análisis de polen fósil por un
lado y del análisis de vegetación por otro lado han dado como resultado la incertidumbre y
el debate científico sobre la posición natural del UFL en valle Central interandino del Ecua-
dor. Por ejemplo en la Reserva Biológica Guandera, estimaciones científicas de la posición
natural del UFL dieron un rango que va desde la posición actual a 3600 m.s.n.m. hasta una
posición hipotética a 4000 m.s.n.m. (Wille et al. 2002, Laegaard 1992).

El objetivo principal del programa “Reconstrucción del Límite Superior del Bosque en
Ecuador”( Reconstruction of the Upper Forest Line in Ecuador, RUFLE) fue el obtener un
mejor entendimiento de la dinámica del UFL en los Andes Ecuatorianos en general, y en
particular reconstruir la posición natural más probable en el área de la Reserva Biológica
Guandera. Para dilucidar la incertidumbre científica antes mencionada acerca de la posi-
ción natural del UFL, se eligió un enfoque multi-proxy para lograr esta meta. En este enfo-
que una combinación novedosa de técnicas derivadas de la ciencia del suelo, la geoquímica
molecular orgánica, la palinología y la ecología vegetal fue puesta en obra para identificar la
dinámica del UFL en el espacio y el tiempo a lo largo de cortos transectos altitudinales que
cruzan los ecotonos bosque- páramo en la actualidad y en el pasado en el área de estudio.

El programa RUFLE fue llevado a cabo en Ecuador y en los Países Bajos en el periodo entre
2004 y 2009 por investigadores de los grupos de investigación en Paleo-ecología y Ecología
del Paisaje y del grupo de investigación en Ciencias de la Superficie de la Tierra del Instituto
para la Biodiversidad y Dinámica de Ecosistemas (IBED) de la Universidad de Amsterdam,
Países Bajos. La investigación fue financiada por la Organización Holandesa para el Avance
de la Investigación Tropical (Netherlands Organization for the Advancement of Tropical
Research, NWO-WOTRO) y la Universidad de Amsterdam.

79
Conclusiones de simposio

Descripción del área de estudio

El área de estudio del programa RUFLE se localizó en la Reserva Biológica Guandera en el


norte del Ecuador, cerca de la frontera colombiana. Esta reserva se ubica en los flancos in-
ternos de la cordillera oriental a aproximadamente 11 km de la ciudad de San Gabriel (Fig.
1). El área tiene un clima húmedo tropical alpino con una precipitación anual de cerca de
1700 mm. Las fuertes fluctuaciones diurnas de temperatura tienen un rango de 4° to 15 °C
pero las fluctuaciones de temperatura anual son bajas (las temperaturas máximas prome-
dio mensuales varían entre 12 and 15 °C, Di Pasquale et al., 2007). Las variaciones anuales
de temperatura y precipitación son principalmente influenciadas por la migración anual
de la Zona de Convergencia Intertropical (ITCZ). La Reserva Biológica Guandera protege
aproximadamente 10 km2 de pajonal de páramo de altura así como de áreas relativamente
intactas de bosque húmedo montano. La mayor parte de estos bosques andinos está lo-
calizada entre 3300 y 3640 m y consiste de bosque andino (Upper Montane Rain Forest,
UMRF) a menores altitudes que luego toma la forma de un delgado cinturón de bosque
altoandino (Sub-Alpine Rainforest, SARF) que se presenta como bosque enano a nivel del
UFL actual y como parches aislados encima del UFL. A una altitud de aproximadamente
3550 m existen parches aislados de páramo dentro del bosque, mientras que encima de
3640 m la vegetación de páramo domina el paisaje. Sin embargo, algunos parches de SARF
existen a 3700 m. La mayor altitud en el área de estudio es aproximadamente 4100 m. Esta
particular área de estudio fue elegida debido a que incluye el último remanente de bosque
húmedo de tamaño apreciable en las pendientes del valle interandino, y sirve como un
“hotspot” de biodiversidad. Ha sido identificado por Myers (1988) como parte de los “hots-
pots andinos tropicales” caracterizados por niveles excepcionalmente altos de endemismo
vegetal, pero actualmente también por niveles serios de pérdida de hábitats.

Al ser desarrollado y aplicado en el área de estudio de Guandera dentro del programa RU-
FLE, el enfoque multiproxy del programa RUFLE tiene una aplicación potencial en un
amplio rango de localidades similares. Para estimar dicha aplicabilidad dentro del marco
del presente proyecto, otro lugar de estudio fue elegido y muestreado para una posible
aplicación futura del enfoque. Este segundo sitio se localizó en la Reserva Ecológica El
Angel y la adyacente Estación Biológica Los Encinos. Ambas forman un lugar de estudio
con marcado impacto humano en la cordillera Occidental en las pendientes del sur del
Volcán Chiles. Hasta su reciente protección bajo el estatus de Reserva Ecológica, por siglos
esta área fue objeto de intensa alteración humana incluyendo tala, quema y pastoreo. Los
únicos remanentes de bosque en esta localidad están constituidos por fragmentos aislados
de bosque entre aproximadamente 3450 m y 3700 m de elevación. Entre dichos fragmentos
e integralmente por encima de una altitud de 3700 m, el área está dominada por pajonal de
páramo. La mayor altitud en el área de estudio es aproximadamente 3950 m.

Tres proyectos integrados

Con la metodología multi-proxy el programa RUFLE trató de integrar los diferentes en-
foques para la reconstrucción de cambios ocurridos en la dinámica de la vegetación inclu-
yendo el posicionamiento preciso de la altitud natural del UFL en un periodo precedente

80
Caracterización y diagnóstico

a la interferencia humana masiva en el área de estudio. Se obtuvieron reconstrucciones


mejoradas de la dinámica del UFL a partir de registros polínicos fósiles de suelos de ceniza
volcánica y secciones de turbera, que fueron calibrados con la información de la lluvia
de polen actual a lo largo de diferentes zonas altitudinales del área de estudio y con datos
derivados de la materia orgánica del suelo. La distribución de los granos de polen en re-
lación con las actividades de la fauna del suelo fue analizada mediante observaciones mi-
cromorfológicas en secciones delgadas de suelo no alterado. Estas observaciones también
ayudaron a comprender la preservación del polen en los agregados de suelo compuestos de
materia orgánica y partículas minerales, y de este modo mejoraron nuestra interpretación
de registros polínicos de suelos, como se suele hacer para el establecimiento de las posi-
ciones del UFL. En suelos de ceniza volcánica, la SOM es estabilizada en conexión con los
constituyentes del suelo mineral. El establecer la proveniencia de esta SOM en términos
de las especies vegetales involucradas pudo servir como un proxy independiente para la
dinámica de la vegetación del pasado. Para esto, se llevó a cabo la identificación de molé-
culas orgánicas específicas a ciertas especies de plantas (biomarcadores), particularmente
especies de bosque vs. especies no-boscosas. Una vez identificadas, como las asociaciones
de polen, los biomarcadores preservados en los suelos de ceniza volcánica y en las seccio-
nes de turbera del área de estudio fueron usados para establecer la dinámica pasada de los
patrones de vegetación. Una vez más, se necesitó la información acerca de la preservación
de los biomarcadores en los suelos en el área de estudio, así como también su distribución
en relación con las actividades de la fauna del suelo. Un segundo enfoque molecular que fue
inicialmente considerado dentro del programa RUFLE fue el uso de isótopos estables de
carbono (13C/12C) presentes en las secciones de turbera y suelos. Este enfoque está basado
en las diferencias en las tasas de 13C/12C de la materia orgánica derivada de las plantas
con un metabolismo fotosintético C4 versus uno C3 y ha probado ser exitoso en el esta-
blecimiento de la dinámica del UFL en áreas con bosque dominado por especies C3 que
dejan lugar en las partes bajas a pajonales dominados por especies C4. Sin embargo, dado
el hecho de que las especies tanto del bosque como del páramo de nuestra área de estudio
poseen predominantemente un metabolismo C3, este enfoque no fue aplicable dentro del
contexto del presente estudio. Para la identificación de los biomarcadores de plantas así
como para el establecimiento del metabolismo fotosintético dominante, el análisis de la
vegetación actual en el área de estudio fue crucial. Asimismo, el análisis de la vegetación ac-
tual sirvió como un proxy para la dinámica de la vegetación del pasado y del UFL, a través
de reconstrucciones basadas en el estudio de la vegetación remanente.

Para facilitar la integración de los diferentes proxies usados en el proyecto RUFLE, se hizo
una subdivisión en tres subproyectos que son los siguientes:

Subproyecto 1: Cambios ambientales durante el Holoceno


en los altos Andes de Ecuador

El objetivo principal de este subproyecto fue la reconstrucción de las posiciones del UFL
en los Andes del norte de Ecuador en base al análisis de la vegetación actual así como del
análisis palinológico de secciones de suelo y de turbera. Este proyecto tomó la forma de una
tesis de doctorado.

81
Conclusiones de simposio

Investigadora líder: Ing. MSc. Marcela Moscol Olivera


Supervisores: Prof. Dr. Henry Hooghiemstra, Prof. Dr. Antoine M. Cleef

La defensa de esta tesis está prevista para el inicio del 2010.

Subproyecto 2: Un enfoque novedoso de los biomarcadores para reconstruir


la dinámica de los patrones de vegetación

El objetivo principal de este subproyecto fue el desarollo y la aplicación de una metodología


de la reconstrucción de la vegetación basada en biomarcadores de especies de plantas pre-
servados en suelos y turberas, así como el uso de isótopos estables de carbono. Además, el
proyecto incluye la coordinación científica total e integración de los tres subproyectos del
programa RUFLE.

Este proyecto tomó la forma de un proyecto de posdoctorado.

Investigador líder: Dr. Boris Jansen


Supervisores: Prof. Dr. Jacobus M. Verstraten, Prof. Dr. Henry Hooghiemstra

Subproyecto 3: Suelos de ceniza volcánica en ecosistemas andinos -


desentrañando la distribución y estabilización de la materia orgánica

El objetivo principal de este subproyecto fue contribuir a la comprensión de los procesos


que afectan la distribución vertical y la estabilización de la materia orgánica en suelos de
ceniza volcánica en los ecosistemas de bosque montano y páramo en los Andes del norte de
Ecuador, mediante el estudio de la influencia de los procesos geogenéticos y pedogenéticos.
De este modo fue posible proveer la información necesaria para estimar la aplicabilidad del
enfoque del análisis polínico y de los biomarcadores en los suelos en el área de estudio. Este
proyecto tomó la forma de una tesis de doctorado.

Investigadora líder: Dra. Femke Tonneijck


Supervisores: Prof. dr. Jacobus M. Verstraten, Prof. dr. Jan Sevink

La sustentación de la tesis de doctorado a partir de esta tesis tuvo lugar en la Universidad


de Amsterdam el 6 de febrero del 2009.

Una descripción de la estructura y resultados de cada uno de los tres subproyectos es dada
en los capítulos 2-4.

Cooperación y transferencia de conocimientos con las instituciones locales

Dada la naturaleza aplicada del programa de investigación RUFLE, así como las implica-
ciones de sus resultados para el manejo de la naturaleza dentro del área de investigación
ecuatoriana, una cooperación cercana con las instituciones locales fue indispensable. Las
instituciones que colaboraron con nosotros se hallan en el área gubernamental ecuatoria-

82
Caracterización y diagnóstico

na, en las instituciones académicas y organizaciones no-gubernamentales (ONGs). Dicha


colaboración tuvo lugar durante todos los estadíos del proyecto, desde su diseño hasta la
interpretación de los resultados. Específicamente, el equipo de investigación de RUFLE
trabajó conjuntamente con:

• El Ministerio del Ambiente de la República del Ecuador


• La Pontificia Universidad Católica del Ecuador
• La Corporación EcoPar
• La Corporación Grupo Randi Randi
• La Fundación Ecuatoriana de Estudios Ecológicos EcoCiencia
• La Fundación Jatun Sacha
• La Estación Biológica Guandera
• La Reserva Ecológica El Angel
• La Estación Biológica Los Encinos

La interacción con los colaboradores locales tuvo lugar durante los diversos periodos del
extenso trabajo de campo de los diferentes miembros del equipo de RUFLE y también
usando modernos métodos de comunicación durante los periodos de análisis de laborato-
rio e interpretación de resultados en Amsterdam, Países Bajos.

La transferencia de conocimientos y el mejoramiento de la capacitación local fueron pilares


importantes del programa RUFLE. La elección de una estudiante de doctorado sudame-
ricana, Marcela Moscol Olivera, como uno de los tres investigadores principales del pro-
grama constituyó parte importante de este esfuerzo. La preparación que recibió durante el
transcurso de su doctorado asegura una extensión duradera de la capacitación local y del
conocimiento científico. Una intensa transferencia de conocimientos también tuvo lugar
durante la identificación de las diferentes especies de plantas del área de estudio, para la
cual la experiencia del Herbario de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador fue in-
dispensable. Esto también es válido para el conocimiento del uso histórico de la tierra y el
desarrollo de la vegetación en el área de estudio que fue proveído por EcoPar y Randi Ran-
di. Sin el aporte científico de estas organizaciones locales, el programa RUFLE no hubiese
podido llevarse a cabo.

Al mismo tiempo, el equipo de RUFLE buscó transferir el conocimiento científico ganado


en el curso de la investigación a las instituciones y estudiantes locales. Además del contac-
to informal durante toda la duración del programa y el apoyo a un tesista (licenciatura)
de la facultad de Biología de la Universidad Central del Ecuador, fue para el mencionado
objetivo específico que tuvo lugar el Seminario-Taller RUFLE - Límite Superior del Bos-
que organizado en Quito en el 2006 conjuntamente con la Pontificia Universidad Católica
del Ecuador. En este caso, el equipo de investigadores de RUFLE presentó los primeros
resultados de la investigación a sus colegas locales y otros interesados (individuos e institu-
ciones) tanto del Ecuador como del extranjero. Además, la información práctica acerca de
la metodología de investigación desarrollada y usada hasta ese momento fue compartida
para su uso futuro por los colegas locales. Al mismo tiempo, los colegas locales presenta-
ron información relevante para nuestro programa de investigación en base a sus propias
experiencias. Todo esto conllevó a una discusión fructífera que por un lado aseguró una

83
Conclusiones de simposio

transferencia de ideas y métodos del equipo de RUFLE a sus colegas locales a un estadío
inicial del proyecto, mientras que por otro lado pudo proveer un foro importante para los
colegas locales y así poder dirigir el curso científico subsiguiente del programa de investi-
gación RUFLE.

Los resultados finales del programa serán presentados a los colegas locales de RUFLE, y
otros interesados durante la Conferencia Paramundi en Loja en junio del 2009. En esta
ocasión, este informe final será oficialmente presentado al Ministerio del Ambiente espe-
cialente en persona a la Ministra Dra. Marcela Aguiñaga Vallejo. Asimismo, el informe y
todas las publicaciones científicas resultantes de RUFLE serán puestas a disposición a todos
nuestros colaboradores locales, así como una guía para la implementación local de la meto-
dología desarrollada a lo largo de nuestro programa. El conocimiento de base desarrollado
en el programa de investigación será usado también para propósitos pedagógicos en el
programa de Maestría en Ecología Tropical de la Universidad de Amsterdam que atrae a
muchos estudiantes sudamericanos cada año, y de allí asegurará su contribución posterior
para el fortalecimiento de la capacitación local.

El equipo de investigadores de RUFLE quisiera aprovechar esta oportunidad para agrade-


cer a todos sus colegas por su ayuda indispensable durante el proyecto de investigación.

Resultados del subproyecto 1: Cambios ambientales durante el Holoce-


no en los altos Andes del Ecuador

El presente proyecto tuvo con objetivo el reconstruir la posición altitudinal natural del
límite superior del bosque (UFL) en los Andes Ecuatorianos, ecotono que tiene una im-
portancia determinante a nivel ecológico y social. Para ello se realizó en primer lugar un
análisis de la vegetación actual, como base para una segunda fase palinológica, que implicó
el análisis del polen fósil de turberas y suelos y así como del polen actual.

Los patrones de composición de las especies vegetales de los páramos de la Cordillera


Oriental en el Norte del Ecuador fueron estudiados en la Reserva Biológica Guandera y la
Reserva Ecológica El Angel. La primera representa un área relativamente poco perturbada
y la segunda un área con severa alteración. Análogamente, se estudiaron los remanentes
de bosque en ambas reservas y sus alrededores. El análisis realizado implicó un estudio de
campo de acuerdo al método de levantamientos según el enfoque de Braun-Blanquet. Bus-
camos discernir zonas altitudinales o comunidades particulares mediante nuestro análisis
así como huellas de la influencia humana en ellas. Examinamos 100 parcelas de páramo
zonal y azonal ubicadas entre 3400 y 4000 m de altitud. Asimismo, 33 parcelas de bosque
fueron muestreadas entre 3300 and 3700 m de altitud a lo largo de dos transectos que cru-
zan el límite superior del bosque (UFL).

84
Caracterización y diagnóstico

La clasificación fitosociológica por medio de TWINSPAN reveló siete comunidades de


páramo a nivel de asociación (tres para páramo propiamente dicho y tres para pantanos
azonales), las cuales se agruparon cada una en dos alianzas y un orden zonal en base a la
composición florística y el porcentaje de cobertura. En el caso de bosques, dicha clasifica-
ción permitió revelar dos comunidades para Guandera y cinco para El Angel siempre en
base a la composición florística y al porcentaje de cobertura. El nuevo orden fitosociológico
descrito Espeletio pycnophyllae-Calamagrostietalia effusae unifica todos los pajonales de
páramo de Guandera y El Angel. Para Guandera describimos dos comunidades peculiares
de páramo zonal: un parche de bambúes e islas de páramo en Bosque Altoandino.

Para el caso de los bosques, el patrón de distribución de las comunidades forestales halla-
das corresponde claramente a un gradiente de humedad que declina del Este al Oeste, de
Guandera a El Angel. Las zonas de bosque altoandino y bosque andino en Guandera no
fueron diferenciadas florísticamente a nivel de comunidad por medio de nuestro análisis.
Los parches de bosque en el páramo de Guandera (3550-3700 m) son similares en términos
de estructura y composición florística al bosque altoandino bajo el UFL (3600-3620 m),
difiriendo solo a nivel de variantes. Esto indica que la separación de los parches de bosque
tuvo lugar en un tiempo relativamente reciente o que fueron fácilmente colonizados por
influencia directa del bosque altoandino localizado a alrededor de 50 m de distancia. No se
halló afinidad florística entre los tipos de bosque identificados en nuestro estudio y 14 otros
sitios boscosos de Colombia y Ecuador.

En cuanto al UFL actual en Guandera (a 3640 m), estimamos que lo abrupto y marcado
de este límite es probablemente una consecuencia de frecuentes y extensos incendios. Esto
sugiere que el UFL natural estuvo a una altitud ligeramente superior en condiciones de
ausencia de perturbación y sería también la razón por la cual la comunidad de subpáramo
no fue detectada estructuralmente en el área de estudio.

En El Angel, la composición florística de la subasociación paspaletosum bonplandiani (pa-


jonal de páramo a 3430-3550 m) de la asociación Gynoxyo-Calamagrostietum sugiere
que estuvo probablemente localizada en un área que fue anteriormente boscosa, como lo
evidencia la desaparición del bosque altoandino y de la parte superior del bosque andino
combinada con la presencia de varias especies de maleza nativa como exótica. La presencia
de taxa distintivos en la subasociación de Paspalum bonplandianum constituye una res-
puesta innegable a la alteración del habitat inducida por actividades humanas.

En El Angel, el UFL natural así como el bosque altoandino han desaparecido por la tala,
conduciendo a un proceso de “paramización”. Por ello, los parches boscosos aislados de As-
teráceas que existen a 3740 m de altitud no pueden ser comparados con el bosque altoan-
dino. Los remanentes de bosque andino en las cercanías de la Reserva El Angel son objeto
de extracción forestal continua y se van degradando poco a poco.

Otra parte de nuestro estudio consistió en investigar la lluvia de polen actual en los mismos
transectos antes mencionados. La representación del polen fue estimada comparando la
presencia de los taxa de plantas resultantes del análisis de vegetación con los registros de
polen derivados de las trampas de polen y las muestras de musgos (trampas naturales de

85
Conclusiones de simposio

polen). Para el caso de Guandera, un total de 72 taxa de polen fueron identificados en los
registros polínicos de 27 levantamientos. Los espectros polínicos de los levantamientos de
bosque, páramo y áreas de cultivo fueron bien separados a lo largo de los ejes principa-
les de un Análisis de Correspondencia Rectificado (o DCA, Detrended Correspondence
Analysis), mostrando el potencial que existe para distinguir estos tipos de vegetación en
los registros polínicos.

Tanto en páramo como en bosque, los taxa de polen con síndromes de polinización de
dispersión por el viento estuvieron sobrerepresentados. Clusia, Ilex` y Weinmannia (sólo
con altos porcentajes) fueron las mejores especies para inferir la presencia local de bosques
en el área de Guandera, mientras que Puya, Apiaceae, Poaceae (sólo con altos porcentajes)
y Cyperaceae se revelaron como los mejores candidatos para inferir la vegetación local de
páramo.

Los análisis de polen fósil, por su parte, implicaron el muestreo de 4 turberas (2 en Guan-
dera y 2 en El Angel) así como de varios monolitos de suelo. A continuación detallamos los
resultados más importantes.

El testigo G15-II de 90 cm fue extraído de una pequeña turbera a 3400 m en la Reserva


Biológica Guandera y muestra el registro fósil de los cambios altitudinales del UFL durante
7 intervalos: (1) de 7150 a 6240 cal.yr BP, el UFL estuvo localizado a 3100–3200 m y las
condiciones climáticas fueron frías; (2) de 6240 a 5320 cal. yr, BP el UFL subió a 3600 m y
el bosque andino rodeó la turbera; (3) de 5320 a 2160 cal. yr BP, el UFL estuvo a 3600–3650
m de elevación y el bosque consistió principalmente de Hedyosmum, Weinmannia, Me-
lastomataceae, Ilex, Scrophulariaceae y Symplocos; (4) de 2160 a 910 cal. yr BP, el UFL se
movió hacia abajo a 3350 m y la turbera estuvo localizada en la parte inferior del páramo;
(5) de 910 a 520 cal. yr BP condiciones climáticas más frías predominaron y el UFL estuvo a
3250-3300 m; (6) desde 520 cal. yr BP, el UFL se movió hacia arriba a 3600 m. Durante este
periodo, la presencia de malezas (Rumex) y la evidencia de drenaje y disturbio en la turbera
indican que las actividades agrícolas se expandieron y casi alcanzaron el área de la reserva;
(7) durante los últimos 150 cal. yr el disturbio se incrementó.

El testigo analizado G8-I de 170 cm fue extraído de una turbera a 3800 m en la Reserva
Biológica Guandera y muestra los cambios en la vegetación ocurridos durante los últimos
3000 años. En base a 10 dataciones radiocarbónicas, se pudo discernir 5 intervalos, de los
cuales vale la pena mencionar los tres más recientes que empiezan a alrededor de 540 cal yr
BP (hasta el presente), pues es cuando ocurren el más importante movimiento hacia arriba
del UFL así como el inicio de las actividades humanas. Esta evidencia confirma lo encon-
trado en el registro fósil G15-II y en el testigo A-11 (pantano El Voladero en la Reserva
Ecológica El Angel). El testigo G8-I muestra una extensión máxima del UFL hasta 3650 m
de elevación (que corrresponde a la actual altitud del UFL) y claramente demuestra que du-
rante la última parte del holoceno el bosque andino nunca predominó en las alturas donde
actualmente prevalece la vegetación de páramo. Esta evidencia coincide con los resultados
de investigaciones previas en los Andes del norte y apoya la hipótesis de que el páramo por
encima de 3700 m de altitud representa un ecosistema natural. Por tanto, el plantar árboles
(especies exóticas en particular) por encima de la mencionada elevación contribuiría a la
degradación de un ecosistema natural.

86
Caracterización y diagnóstico

Resultados del subproyecto 2: Un enfoque novedoso


de los biomarcadores para reconstruir la dinámica de los patrones
de vegetación

Presentamos resultados de un proyecto de investigación que tiene por objetivo reconstruir


la historia del límite superior del bosque (UFL) en los Andes Ecuatorianos. Usando una
combinación de avanzadas técnicas analíticas, químicas y de modelización, mostramos que
las especies dominantes de la vegetación actual contienen combinaciones de lípidos que
son específicas a ciertas plantas y que son preservadas en los registros de suelos, la señal
lipídica de los cuales puede ser desentrañada en la combinación más probable de biomar-
cadores y por lo tanto en la vegetación histórica.

Como fue descrito en la introducción general, las partes más altas de los Andes tropica-
les del Ecuador albergan frágiles ecosistemas caracterizados por pajonales de páramo y
bosques húmedos montanos. El cambio climático natural y la interferencia humana (es
decir quema y tala) son, se cree, los factores que han originado el descenso del UFL en el
área, pero su posición natural exacta en ausencia de disturbio es incierta. Esto ha impedido
nuestra comprensión de la respuesta del UFL al cambio climático global y ha dificultado
una estrategia correcta para reforestar áreas en el marco de las actividades conducidas por
el protocolo de Kyoto para fijar el dióxido de carbono.

Una causa importante de la incertidumbre a este respecto es que el método tradicional


de análisis polínico de turba o sedimento por sí solo no es suficiente para reconstruir los
cambios en el UFL. Las razones son la incertidumbre espacial causada por la dispersión del
polen por el viento y la disponibilidad limitada de depósitos de turba o sedimentos a todas
las altitudes de interés. El programa RUFLE aspiró justamente a abordar este problema
combinando los análisis tradicionales de polen y vegetación con un novedoso enfoque de
biomarcadores el cual fue el foco del presente proyecto.

En el enfoque de biomarcadores, las especies de plantas típicas de zonas de vegetación es-


pecíficas son examinadas para determinar la presencia de biomarcadores, definidos como
(combinaciones de) componentes químicos orgánicos específicos de ciertas plantas. Los
candidatos más probables para su utilización como biomarcadores fueron los n-alcanos,
n-alcoholes y los n-ácidos grasos en el rango de número de carbonos de C¬20-C36 que
ocurren únicamente en las capas cerosas de las hojas y en las raíces de las plantas superiores
en variadas combinaciones.

Los primeros pasos en nuestra investigación fueron hallar i) si dichos componentes ocu-
rren en combinaciones específicas a ciertas plantas en aquellas que son responsables de la
biomasa dominante incorporada a los suelos del área de estudios y ii) si esos componentes
fueron suficientemente bien preservados en la materia orgánica del suelo (SOM) de dichos
suelos en orden cronológico. Además, puesto que son combinaciones únicas de los que de
otro modo serían omnipresentes n-alcanos, n-alcoholes y n-ácidos grasos de varias lon-
gitudes de cadenas de carbono que constituyen biomarcadores potenciales de plantas, el
desentrañar la señal mezclada de varias plantas acumuladas en el suelo a través del tiempo

87
Conclusiones de simposio

fue otro gran reto. Por tanto, para sobrepasar los obstáculos antes mencionados, usamos
una combinación de química analítica orgánica avanzada con técnicas de modelización
computarizada para probar biomarcadores potenciales en plantas y suelos, y desentrañar
la señal mezclada en éstos últimos para evaluar el potencial del enfoque de biomarcadores
para ayudar a la reconstrucción del UFL histórico en los Andes Ecuatorianos.

El área de estudio consistió de transectos altitudinales que abarcan el actual UFL en la cor-
dillera oriental y en la cordillera occidental en el norte del Ecuador como fue descrito en
la introducción general. En ambas áreas, las plantas responsables de la biomasa dominante
incorporada a los suelos fueron muestreadas y varios monolitos de suelo intacto fueron
colectados a lo largo de los transectos. Los lípidos de las muestras de plantas y suelos fueron
extraídos y analizados con una combinación de Extracción Acelerada con Solventes (ASE)
y cromatografía de gases - espectrometría de masas (GC/MS) optimizada para este pro-
pósito. Los lípidos de las plantas fueron tratados buscando la presencia de biomarcadores,
por ejemplo combinaciones únicas de n-alcanos, n-alcoholes y n-ácidos grasos a través de
análisis cluster usando el método de Ward. Para desentrañar la señal mezclada de lípidos
en el suelo, un modelo discreto lineal (VERHIB) que describe la acumulación de lípidos en
el suelo fue desarrollado. Por inversión, la composición más probable de la vegetación que
conduce a la señal mezclada en el suelo fue derivada.

Nuestros resultados son muy prometedores e indicaron que los biomarcadores efectiva-
mente ocurren en la vegetación dominante actual en el área de estudio del Ecuador en la
forma de combinaciones únicas de n-alcanos y n-alcoholes. Además, estos biomarcadores
fueron hallados reconociblemente preservados en los suelos muestreados y en los depósitos
de turba en orden cronológico a una gran profundidad y edad (>6000 14C años AP). Luego
de ensayos rigurosos con datos artificiales, aplicamos el modelo VERHIB para reconstruir
patrones de vegetación en el área, incluyendo el UFL, a partir de depósitos de turba y suelo.
Hallamos que este nuevo método para proporcionar una reconstrucción de la vegetación
local con un alto nivel de resolución espacial y un alto nivel de separación, en varias instan-
cias a nivel de especie, produciendo información que es ampliamente complementaria con
la información regional obtenida a través del análisis de polen del mismo núcleo.

De este proyecto concluimos que la combinación de la química analítica y la modelización


matemática puede ser aplicada con éxito para ayudar a reconstruir la composición de la
vegetación histórica, incluyendo el UFL en los Andes Ecuatorianos, especialmente cuando
se aplica en combinación con proxies existentes como el análisis de polen. Esto es un avan-
ce significativo desde el punto de vista paleoecológico. Asimismo, se trata de un resultado
muy prometedor desde el punto de vista aplicativo ya que la información ganada ayudará
al gobierno ecuatoriano en sus decisiones estratégicas referentes a la reforestación de áreas
naturales posiblemente degradadas.

88
Caracterización y diagnóstico

Resultados del subprojecto 3: Suelos de ceniza volcánica


en ecosistemas andinos - desentrañando la distribución
y estabilización de la materia orgánica

Los Andes Ecuatorianos alojan frágiles ecosistemas tropicales montañosos de bosque y


pastizales (páramo) de excepcional biodiversidad, los cuales están amenazados por cam-
bios del uso de la tierra, por ejemplo la deforestación, el pastoreo y la quema. Estos cam-
bios podrían hacer que los suelos de ceniza volcánica – el tipo de suelo más abundante en
esta región – pasen a ser ya no un depósito de dióxido de carbono sino una fuente de éste
hacia la atmósfera. De esta forma afecta al ciclo global del carbono. Para determinar los
incrementos o las pérdidas de carbono orgánico en los suelos debido a los cambios del uso
de la tierra, urge tener un conocimiento más detallado de los procesos que influyen en la
distribución vertical y la estabilización de la materia orgánica del suelo (SOM). Mientras
tanto la reforestación y recuperación de áreas degradadas de forma ecológicamente sus-
tentable se ven severamente limitadas, porque la posición altitudinal del límite superior de
bosque (UFL) en ausencia de interferencia humana es aún objeto de debate. Para mejorar
el entendimiento de la dinámica del UFL, es prometedora la investigación del registro fósil
contenido en los suelos de ceniza volcánica. Sin embargo, para una interpretación correcta
de esos registros fósiles es necesario un conocimiento de los procesos que influyen en la
distribución vertical de la materia orgánica del suelo (SOM).

En los suelos de ceniza volcánica, las condiciones básicas para la distribución vertical de la
SOM están determinadas por los procesos geogenéticos, específicamente la cantidad y el
momento de deposición de la tefra. Sin embargo, la distribución vertical de la SOM actual
depende de los siguientes procesos pedogenéticos: la entrada de la SOM por hojarasca y
raíces, la descomposición de la SOM, la bioturbación y la lixiviación. La acumulación de
la SOM en los suelos de ceniza volcánica en general está relacionada con la formación de
complejos órgano minerales y/o órgano metálicos, que protegen la SOM contra la des-
composición por mecanismos que son aún objeto de debate. El objetivo principal de esta
tesis doctoral ha sido por lo tanto: el obtener más conocimiento acerca de los procesos que
influyen en la distribución vertical y la estabilización de la SOM en los suelos de ceniza
volcánica en los ecosistemas de bosque y de páramo en el norte de los Andes Ecuatorianos,
mediante el estudio de la influencia de procesos geogenéticos y pedogenéticos. De esta for-
ma esta tesis contribuye al manejo sustentable de los suelos de ceniza volcánica como de-
pósitos de carbono orgánico y ayuda a la reconstrucción de la posición altitudinal natural
del UFL, que es necesaria para lograr la reforestación y la recuperación de áreas degradadas
de forma ecológicamente sustentable.

Para mejorar el entendimiento de los procesos que influyen en la distribución vertical de


la SOM en los suelos de ceniza volcánica, y en particular su ordenamiento cronológico,
es necesario datar la SOM por radiocarbono (14C). La interpretación de dataciones 14C de
la SOM no es simple, porque éstas son influenciadas por procesos pedogéneticos. Datar
fracciones de SOM por extracción álcali ácido es prometedor, pero qué fracción inmóvil
(ácido húmico o humina) dará las dataciones 14C más precisas es aún objeto de debate. Para
determinar qué fracción debe ser usada para datar por 14C los suelos de ceniza volcánica y
para evaluar si la cronoestratigrafía de la SOM es apropiada para la investigación paleoeco-

89
Conclusiones de simposio

lógica, datamos ambas fracciones y relacionamos las edades calibradas con profundidades
de suelo. Comparamos los intervalos de tiempo cubiertos por los suelos estudiados con
aquellos de secciones de turberas cercanas para obtener evidencia independiente. La edad
del ácido húmico (HA) fue significativamente mayor que la de la humina, excepto para las
muestras de suelo mineral justo debajo de un suelo de bosque (horizontes ectorgánicos),
donde se presenta la situación opuesta. En secciones de turbera las edades 14C del HA y
humina fueron igual de precisas. En los suelos, las edades calibradas aumentan de manera
significativa con la profundidad. No se ha observado inversiones de edad u homogeniza-
ción en los intervalos de muestreo aplicados. En conclusión, datar el HA en suelos de ce-
niza volcánica sin horizonte orgánico grueso da resultados más precisos, ya que la humina
fue contaminada por raíces. Contrariamente a esto, en muestras de suelo mineral tomadas
justo por debajo de horizontes ectorgánicos, las edades de la humina fueron más precisas,
porque en este caso el HA fue contaminado por HA más joven iluviado desde horizontes
ectorgánicos que apenas contienen metales (Al y Fe). En general, la cronoestratigrafía de la
SOM resulta apropiada para investigaciones paleoecológicas.

Subsiguientemente fue investigada la influencia de los procesos geogenéticos en la distribu-


ción vertical de la SOM por dilucidación de la estratigrafía de las tefras de los suelos ceniza
volcánica estudiados. Combinamos los proxies usados tradicionalmente en estudios estra-
tigráficos (asociaciones de minerales, distribuciónes granulométricas y proporciónes de
elementos químicos) con contenidos de SOM y dataciones 14C, ambos con una alta reso-
lución vertical. Nuestros resultados indican que cada uno de estos suelos se ha formado en
tres distintos depósitos de tefra. Aunque estos depósitos contenían una asociación similar
de minerales, fue posible diferenciar entre depósitos debido a su característica distribución
vertical de carbono orgánico, su granulometría, y la proporción típica de SrO a Na2O, CaO
o Al2O3 cristalino. El dilucidar la estratigrafía de las tefras mejoró la comprensión de la
distribución vertical del SOM, incluidos los proxies paleoecológicos, en los suelos estudia-
dos. Además, concluimos que probablemente la bioturbación juega un papel importante
en la pedogénesis actual, resultando en superposición (fusión, mezcla) del paleosuelo. Es
sorprendente ver que, a pesar de la bioturbación, existe una relación lineal entre edad y
profundidad, lo que conduce a la hipótesis de que la zona de la bioturbación se movió hacia
arriba durante la formación del suelo. Por lo tanto, concluimos provisionalmente que los
proxies paleoecológicos se presentan estratificados en nuestros suelos, aunque en cierto
modo más toscamente que en las turberas o los sedimentos lacustres.

Para mejorar el entendimiento de los procesos que influyen en la distribución vertical de


los proxies paleoecológicos de los suelos, fue investigado el impacto de la bioturbación por
la fauna de suelos (bioturbación) en la distribución vertical de la SOM. Muchas veces se ha
referido a la bioturbación como el principal proceso que influye en la distribución vertical
de la SOM. Esta influencia es muy compleja porque es el resultado de la interacción entre
diferentes grupos de especies de fauna del suelo que redistribuyen la SOM de maneras
distintas a través del perfil del suelo. Realizamos un análisis micromorfológico semicuan-
titativo de los rasgos edafológicos de la fauna del suelo y relacionamos su presencia con la
distribución vertical de la SOM y las dataciones 14C de alta resolución. Los datos de suelo de
páramo sugieren que la bioturbación es ampliamente responsable de la distribución verti-
cal de la SOM, mientras que la lixiviación y entrada de raíces fueron de menor importancia.

90
Caracterización y diagnóstico

La bioturbación fue causada por especies endogeicas, que mezclan el suelo típicamente sólo
por cortas distancias verticales. La mezcla vertical de corta distancia fue aparentemente
realzada por el desplazamiento hacia arriba de la zona de la bioturbación como resultado
del engrosamiento del suelo debido a la acumulación de la SOM. Un cambio de vegetación
de páramo a bosque fue acompañado por un cambio de especies endogeicas a especies epi-
geicas. Estas últimas no redistribuyen material verticalmente, lo que origina eventualmente
la formación de gruesos horizontes ectorgánicos en el bosque.

Además los stocks de carbono orgánico del suelo fueron cuantificados y los mecanismos
de estabilización del SOM fueron examinados. Para aclarar el papel químico y físico de
los mecanismos de estabilización en los suelos de ceniza volcánica estudiados, aplicamos
técnicas de extracción selectiva, llevamos a cabo análisis de difracción con rayos X de la
fracción arcillosa y estimamos la distribución del tamaño de poros. Nuestros resultados
muestran que los stocks de carbono orgánico fueron excepcionalmente elevados bajo am-
bos tipos de vegetación, duplicando aproximadamente el promedio global reportado para
los suelos de ceniza volcánica. Los mecanismos de estabilización de SOM involucrados son
1) estabilización directa de la SOM en complejos órgano metálicos (Al humus); 2) protec-
ción indirecta de la SOM a través de un pH bajo del suelo y de niveles tóxicos de Al y 3) la
protección física de la SOM causada por una microporosidad muy alta. Además, en el caso
de suelos de bosque, la resistencia inherente de la SOM fue responsable de una acumula-
ción sustancial en los horizontes ectorgánicos. Ambos tipos de vegetación contribuyeron a
la acidificación del suelo, incrementando así la acumulación de la SOM e induciendo a un
retorno positivo. La mayoría de los cambios del uso de la tierra que involucran a los ecosis-
temas de bosque y páramo andino resultarán en una pérdida considerable e inmediata de
carbono orgánico del suelo hacia la atmósfera.

Los procesos que influyen en la distribución vertical de la SOM fueron estudiados en un


modelo preliminar, integrando el conocimiento obtenido en los capítulos previos y con un
énfasis especial en el impacto del cambio del volumen de suelo debido a la incorporación
de SOM. El impacto del cambio del volumen de suelo es frecuentemente desestimado, aun-
que podría influenciar los procesos que dependen de la profundidad de suelo como la bio-
turbación. Primero, determinamos la magnitud del cambio en volumen con un balance de
masa geoquímica que involucra a los elementos químicos inmóviles. En seguida, probamos
nuestra hipótesis de un desplazamiento hacia arriba de la zona de la bioturbación como
resultado del engrosamiento del suelo en un modelo unidimensional basado en ecuaciones
diferenciales en derivadas parciales. Nuestros resultados indican que el cambio en volumen
de suelo es un proceso pedogenético principal en los suelos estudiados. La acumulación de
SOM resultó en más de una triplicación del grueso inicial de suelo en menos de 4800 años,
desde ~20 cm hacia 77 cm. Nuestro modelo confirmó que un desplazamiento hacia arriba
de la zona de la bioturbación es ciertamente plausible como resultado del engrosamiento
del suelo. Concluímos que no se pueden negar los cambios del volumen de suelo en los mo-
delos de la dinámica del carbono orgánico que involucra a los suelos ricos en SOM como
los suelos de ceniza volcánica.

Finalmente, las conclusiones fueron puestas en un marco más amplio y combinadas para
definir implicaciones para 1) el manejo sustentable de los suelos de ceniza volcánica como

91
Conclusiones de simposio

depósitos de carbono orgánico y 2) el análisis paleoecológico sobre la posición natural del


UFL que es necesario para la reforestación y recuperación de áreas degradadas de forma
ecológicamente sustentable. Acerca del primer tema, los ecosistemas andinos deben ser
protegidos urgentemente de los cambios destructivos del uso de la tierra, no solamente
con el propósito de preservar su gran biodiversidad, sino también por su función como
depósito enorme de carbono. La mayoría de los cambios del uso de la tierra que involucran
a los ecosistemas andinos resultarán en una pérdida considerable e inmediata de carbono
orgánico del suelo hacia la atmósfera por un periodo largo. En el caso de los suelos de
ceniza volcánica, los modelos de la dinámica del carbono orgánico pueden ser mejorados
incorporando los ratios Alp/Alo en lugar del contenido de arcilla, tomando en cuenta el
transporte vertical de la SOM por la bioturbación causada por diferentes grupos de fauna
de suelo y explicando el cambio del volumen de suelo. Acerca del segundo tema, la mezcla
vertical de la SOM se detiene tan pronto como un bosque coloniza un sitio y el ordena-
miento cronológico sigue quedando intacto desde ese momento. Por el contrario, en el
páramo la bioturbación afecta todo el suelo. Sin embargo, cierto orden cronoestratigráfico
de la SOM sigue siendo conservado en estos suelos también, debido a la mezcla por cortas
distancias verticales sobre intervalos < 5 cm (o ~500 años) combinada con un desplaza-
miento hacia arriba de la zona de la bioturbación. Si los proxies paleoecológicos son dis-
tribuidos en los suelos por los mismos procesos que la SOM, también tendrán un cierto
orden cronoestratigráfico. Sin embargo, una consecuencia importante es también que cada
muestra tomada de estos suelos produce inevitablemente una señal mezclada a una escala
temporal de alta resolución.

Conclusiones generales del programa RUFLE

Dentro del programa RUFLE aplicamos un enfoque multi-proxy que combina el análisis de
polen fósil y los biomarcadores preservados en las turberas y en los suelos de ceniza volcá-
nica, conjuntamente con el análisis de la vegetación actual y de los procesos pedogenéticos
que condujeron a la formación de los suelos de ceniza volcánica en el área de estudio. Los
resultados muestran que dicha combinación de métodos permite la reconstrucción de la
dinámica pasada de los patrones de vegetación con un nivel de detalle sin precedentes.
La dinámica de la vegetación a la escala regional como suele ser reconstruida a partir del
polen fósil y de los patrones de vegetación actual fue complementada con la información
a escala local obtenida mediante el análisis de biomarcadores. El estudio de los procesos
pedogenéticos permitió realizar una estimación de la resolución máxima obtenible para el
polen fósil y los biomarcadores preservados en el suelo. Además, pudo proveer el marco
temporal para las reconstrucciones de vegetación y sirvió de por sí como un proxy para la
distinción entre vegetación de bosque y páramo en cuanto a su composición de materia
orgánica. Concluimos que la metodología desarrollada dentro del marco de nuestro pro-
grama constituye una valiosa y nueva herramienta para reconstruir las posiciones pasadas
del UFL dentro de áreas con suelos de ceniza volcánica donde su localización natural es
incierta debido a la interferencia humana, al cambio climático o a ambos como es común
que ocurra dentro del Ecuador.

92
Caracterización y diagnóstico

Con respecto a la incertidumbre que gira entorno a si la vegetación de páramo actual exis-
tente entre 3600 m (actual UFL degradado) y cerca de 4000 m en la Estación Biológica
Guandera tiene un origen natural o si es el resultado de la deforestación inducida por el
hombre, concluimos lo siguiente:

En base a los resultados del enfoque multi-proxy del programa RUFLE, inferimos que du-
rante los últimos 10,000 años el UFL en el área no alcanzó altitudes por encima de 3700 m.
Por tanto confirmamos la hipótesis de que el UFL natural no alterado se situó por debajo
de 3700 m y que la vegetación de páramo encima de 3600 m es un ecosistema natural en
vez de un producto de la deforestación. Como consecuencia, las actividades de reforesta-
ción fomentadas por el protocolo de Kyoto en esta parte de los Andes ecuatorianos deben
limitarse a máximo 3600 m de altitud. Por encima de esta elevación, la aforestación sobre
todo con especies exóticas como Eucalyptus y pino mexicano (mayormente Pinus patula y
P. radiata), debe ser fuertemente desaconsejada desde un punto de vista conservacionista.
Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que las conclusiones se aplican únicamente
a nuestra área de estudio. Cuando situaciones similares existen a través de los Andes del
Ecuador, la localización natural del UFL en esas áreas debe ser estimada individualmente
para poder guiar los esfuerzos locales en materia de reforestación. Para este propósito, la
metodología desarrollada dentro del marco del programa RUFLE para detectar la posición
natural del UFL en paisajes alterados será de gran valor. Los miembros del equipo de RU-
FLE permanecen disponibles para un asesoramiento posterior a los colegas locales en la
aplicación de la metodología.

Finalmente, además de proveer información y herramientas para reconstruir el posicio-


namiento pasado del UFL, el programa RUFLE también contribuyó con nuevos conoci-
mientos con respecto a la fijación de carbono y a su ciclo en suelos de ceniza volcánica en
los Andes. Nuestra investigación muestra que los suelos en el área de estudio pueden fijar
cantidades significativas de carbono, pero que la fijación depende en gran medida del tipo
de vegetación. Esta información es de un valor crucial en el contexto de la acumulación de
carbono en los suelos vinculada a las estratetgias de mitigación del cambio climático y al
intercambio asociado a los méritos del CO2 bajo el protocolo de Kyoto. Dicha información
forma la base de futuros esfuerzos de investigación en la región que se concentran en dilu-
cidar los flujos y stocks de carbono en la zona de páramo andino.

Publicaciones científicas resultantes del programa RUFLE

A continuación presentamos una lista de publicaciones en revistas científicas internaciona-


les que fueron el producto directo del programa RUFLE. Siguiendo a la lista incluimos un
ejemplar completo de cada artículo científico que ya ha salido publicado.

1. F.H. Tonneijck, J. Van der Plicht, B. Jansen, J.M. Verstraten and H. Hooghiemstra,
2006. Radiocarbon dating of soil organic matter fractions in Andosols in Northern
Ecuador, Radiocarbon, 48: 337-353.

93
Conclusiones de simposio

2. B. Jansen, K.G.J. Nierop, J.A. Hageman, A.M. Cleef and J.M. Verstraten, 2006. The
straight-chain lipid biomarker composition of plant species responsible for the do-
minant biomass production along two altitudinal transects in the Ecuadorian Andes,
Organic Geochemistry, 37: 1514-1536.

3. B. Jansen, K.G.J. Nierop, F.H. Tonneijck, F.W. van der Wielen, and J.M. Verstraten,
2007. Can isoprenoids in leaves and roots of plants along altitudinal gradients in the
Ecuadorian Andes serve as biomarkers?, Plant and Soil, 291: 181-198.
4. K.G.J. Nierop, B. Jansen, F.H. Tonneijck and J.M. Verstraten, 2007. Organic matter in
volcanic ash soils under forest and páramo along an Ecuadorian altitudinal transect,
Soil Science Society of America Journal, 71: 1119-1127.

5. J. Bakker, M. Moscol, H. Hooghiemstra, 2008. Holocene environmental change at


the upper forest line in northern Ecuador, The Holocene 18, 877-893.

6. B. Jansen, N.S. Haussmann, F.H. Tonneijck, W.P. de Voogt and J.M. Verstraten, 2008.
Characteristic straight-chain lipid ratios as a quick method to assess past forest –
páramo transisitons in the Ecuadorian Andes, Palaeogeography, Palaeoclimatology,
Palaeoecology, 262: 129-139.

7. F.H. Tonneijck, J.A. Hageman, J. Sevink, and J.M. Verstraten, 2008. Tephra stratifica-
tion of volcanic ash soils in Northern Ecuador, Geoderma 144: 231-247.

8. F.H. Tonneijck and A.G. Jongmans, 2008. The influence of bioturbation on the verti-
cal distribution of soil organic matter in volcanic ash soils: a case study in Northern
Ecuador, European Journal of Soil Science 59, 1063-1075.

9. B. Jansen and K.G.J. Nierop, 2009. Me-ketones in high altitude Ecuadorian andisols
confirm excellent conservation of plant-specific n-alkane patterns, Organic Geoche-
mistry, 40: 61-69.

10. M.C. Moscol Olivera, A.M. Cleef, 2009. A phytocoenological study of the páramo
along two altitudinal transects in El Carchi province, northern Ecuador, Phyto-
coenologia 39, 79-107.

11. M.C. Moscol Olivera, A.M. Cleef, 2009. Vegetation composition and altitudinal dis-
tribution of montane rain forests in northern Ecuador, Phytocoenologia (en prensa).

12. K.G.J. Nierop and B. Jansen, 2009. Extensive transformation of organic matter and
excellent lipid preservation at the upper, superhumid Guandera páramo, Geoderma
(en prensa).

13. B. Jansen, E.E. van Loon, H. Hooghiemstra and J.M. Verstraten, 2009. Analysis of
plant biomarkers greatly improves reconstruction of palaeo-environments, Geology
(enviado).

94
Caracterización y diagnóstico

14. M.C. Moscol Olivera, Duivenvoorden y J.F., Hooghiemstra, H., 2009. Pollen rain and
pollen representation across a forest-páramo ecotone in northern Ecuador. Review
of Palaeobotany and Palynology (aceptado).

15. F.H. Tonneijck, B. Jansen, K.G.J. Nierop, J.M. Verstraten, J. Sevink and L. de Lange,
2009. Carbon stocks and stabilization mechanisms in volcanic ash soils in natural An-
dean ecosystems of northern Ecuador, European Journal of Soil Science (enviado).

95
Conclusiones de simposio

Conclusiones y recomendaciones
Simposio caracterización
y diagnóstico

1. Suelos del Páramo

a. Existe una relación fuerte y mayor entendimiento en la relación entre propiedades


químicas-minerológicas y físicas. Falta un conocimiento más profundo y sistemático
(comparable) sobre los procesos de formación de suelos y sus propiedades físico-
químicas.

b. Existe un avance significativo en la comprensión de cómo funciona el suelo en los


páramos y sus propiedades más relevantes. Sin embargo, la gran mayoría de estos
avances están asociados a los Andosoles de cenizas volcánicas. Existe una asimetría
grande en relación a los otros tipos de suelos y este es un vacío fundamental.

c. Es urgente diseñar y aplicar metodologías que permitan llenar vacíos de conoci-


miento sobre las propiedades de los suelos del páramo con las ya conocidas (i.e. rela-
ciones entre tipos de suelo y parámetros físicos-químicos basales). Se sugiere partir
del enfoque metodológico de las Funciones de Transferencia de los Pedones (PTF:
pedotransfer functions).

d. Se recomienda fuertemente extender las investigaciones a los impactos en los cam-


bios de uso de la tierra en las propiedades físico-químicas del suelo que permitan
delinear acciones y orientaciones de manejo y conservación.

e. Existen avances que permiten comprender mejor las relaciones entre la materia or-
gánica (carbono) y las propiedades de regulación hídrica. Sin embargo, es necesario
el desarrollo de estudios fundamentales que permitan llenar vacíos de conocimiento
importantes para el manejo y conservación de los suelos.

Prioridades para la investigación científica futura:

a. Queremos mejorar el conocimiento de los tipos de suelos en el páramo, y su relación


con la materia orgánica del suelo (carbón) y el agua: dos propiedades claves en su
conservación y uso sostenible.

b. Extender los estudios científicos fundamentales a otros tipos de suelos en el páramo


(más allá de los Andosoles), para obtener una comprensión completa y un conoci-
miento más equilibrado de este bioma muy diverso y variable.

96
Caracterización y diagnóstico

2. Caracterización de la Vegetación

a. Aunque hay numerosos grupos de trabajo locales en vegetación de Páramo no existe


aun una visión regional que permita una integración de las iniciativas nacionales y
locales.

b. No existe un consenso en cuanto a las escalas de trabajo ni a las aproximaciones


metodológicas y los estándares de toma y manejo de información.

c. Existe un sesgo marcado hacia los trabajos de plantas con flores, con un vacío grande
en el conocimiento de helechos y briofitos.

d. Se resalta la existencia de mapas de distribución ecosistémica actuales para escalas


adecuadas para trabajo nacional en el caso de Colombia y Ecuador. Es necesario
apoyar procesos similares para Perú y Venezuela.

Recomendaciones

Se resalta la necesidad de conformar un sistema de información de flora de Páramo a nivel


regional de manera participativa entre todos los actores involucrados, con metodologías y
estándares uniformes que permita el análisis de la información para múltiples usos entre
ellos generación de indicadores para la toma de decisiones ágiles como herramienta para
la conservación

3. El páramo como regulador hídrico

Los páramos son ecosistemas que prestan una alta regulación hídrica, producto que estos
presentan ciertas características y relaciones entre el clima, la vegetación y los suelos.

El clima favorece altas y continuas entradas por precipitación, con una distribución du-
rante todo el año, y una presencia frecuente de niebla, lo que se traduce en entradas con-
tinuas de agua y una baja tasa de evapotranspiración,

Como segundo componente responsable directo de la regulación hídrica, encontramos


el componente suelo, que por su alto contenido de materia orgánica y en algunos la pre-
sencia de ceniza volcánica le imprime ciertas magnitudes a las propiedades hidrofísicas
del suelo que favorecen esta regulación, como son, una baja densidad aparente, alta po-
rosidad, alta disponibilidad de agua para las plantas, elevado almacenamiento y una alta
conductividad hidráulica.

Recomendaciones

Consensos:

a. Existe una alta variabilidad en los páramos: diferencias marcadas en las característi-
cas de los ecosistemas entre los diferentes países.

97
Conclusiones de simposio

b. Precipitación páramos tienen alta variabilidad espacial de lluvia.

c. El aporte de la neblina es insignificante en el balance hídrico

d. Cambios significativos de la capacidad de regulación debido al cambio de uso del


suelo.

e. Gobernabilidad del manejo del agua, dentro del enfoque de cuenca.

f. El monitoreo como herramienta pedagógica para la conservación (comprensión)


participativa (todos los sectores) del ecosistema.

Desacuerdos:

a. Existen divergencias en cuanto a la posibilidad de extrapolación del conocimiento.

b. Existen cuestionamientos de la importancia del clima en la oferta de los servicios


hidrológicos de los páramos

c. No existe un consenso generalizado de cuales son las acciones necesarias para la


colaboración de los centros de investigación, comunidades locales y sectores de go-
bierno en proceso de monitoreo, conservación y restauración del ecosistema

4. Caracterización de la fauna.

a. Realizar estudios que demuestren la importancia de la fauna en los agroecosistemas.

b. Fomentar interacciones activas y transparentes con gobiernos locales, organizacio-


nes indígenas o campesinas y otros grupos de la sociedad civil, para definir agendas
conjuntas de investigación/conservación que respondan a necesidades reales.

c. Buscar oportunidades para que la información sobre la fauna andina sea tomada en
cuenta en los procesos de toma de decisiones de gobiernos locales y organizaciones
de la sociedad civil.

d. Priorizar estudios que vayan más allá de la caracterización de la diversidad, y que se


complementen con información sobre la distribución local y regional de las especies,
y con la cuantificación de sus abundancias relativas, de forma que se incremente su
utilidad como herramientas de conservación.

e. Explorar y difundir métodos para la definición o priorización de las especies que se


utilizan para iniciativas de monitoreo. Se reconoce la imposibilidad de monitorear
todas las especies, y la necesidad de mecanismos eficientes para seleccionar qué es-
pecies se van a monitorear y con qué objetivos.

98
Caracterización y diagnóstico

5. Integridad y funcionalidad de ecosistemas acuáticos alto-andinos

a. Considerar a lagunas, lagos, humedales, riachuelos y ríos de páramo, no solo como


recursos o servicios ambientales, sino como ecosistemas acuáticos en sí mismos.

b. Realizar estudios sobre la diversidad y ecología en ecosistemas acuáticos de páramo


para entender sus principales procesos y funciones ecosistémicas.

c. Priorizar estudios que vayan más allá de la caracterización de la diversidad, y que


se complementen con información sobre la distribución, rasgos de vida y otros as-
pectos ecológicos de estas especies, de forma que se incremente su utilidad como
indicadores de calidad de agua, cantidad de agua y cambio climático.

d. Priorizar estudios sobre las interrelaciones entre los ecosistemas terrestres y acuá-
ticos de páramo a diferentes escalas: regional (cuenca hidrográfica) y local (zonas
ribereñas de las quebradas) para evaluar la importancia del efecto del uso del suelo
en los diferentes procesos ecosistémicos.

e. Explorar y difundir métodos para la evaluación e implementación de caudales ecoló-


gicos, para mitigar y reducir el impacto de las extracciones de agua (para riego, agua
potable, hidroeléctricas) y mantener la integridad ecológica de estos ecosistemas de
altura.

f. Aplicar los conocimientos de estos ecosistemas acuáticos (diversidad, ecología, in-


tegridad, e índices biológicos) como herramientas para la gestión de los recursos
hídricos en el páramo.

g. Fomentar interacciones con otros grupos interdisciplinarios, para definir agendas


conjuntas de investigación, gestión y conservación que respondan a necesidades rea-
les de los ecosistemas acuáticos de los páramos.

6. Historia Ecológica del Páramo

Los estudios recientes de palinoecología concluyen que el límite superior del ecotono bos-
que/páramo en el Holoceno llegó a un máximo de 3700 msnm aprox. en los paramos
orientales del norte del Ecuador (Guandera). De esto se desprende dos conclusiones muy
importantes: (1) los páramos en el rango de 3800 a 4000 son naturales, (2) las acciones de
reforestación sobre los 3650 msnm son injustificadas.

No obstante, estos resultados son herramientas que tienen que ser replicadas en cada sitio,
pues estos resultados dependen de condiciones microclimáticas y la historia de uso de la
tierra. Por ejemplo, en los páramos de El Angel, donde existe una mayor historia de uso,
es probable que estos procesos de reforestación con la idea de restaurar las condiciones
“originales” sean justificables. Por restauración nos referimos a especies nativas como el
caso de Polylepis, género con mucho potencial pero es necesario evaluar su distribución e
historia evolutiva a escalas locales.

99
Simposio 2
Efectos del cambio climático
en los páramos
María Teresa Becerra
Responsable del Área de Medio Ambiente
Secretaría General de la Comunidad Andina
(Coordinadora de Simposio)

Sinopsis del simposio:

Existe mucha preocupación sobre los impactos del calentamiento global sobre los pára-
mos. Los escenarios que se manejan van desde pérdida de sus funciones ecosistémicas
como la regulación hídrica, hasta su total extinción como ecosistema.

El tema está envuelto en altos niveles de incertidumbre para lo cual es necesario revisar
detenidamente cual es nuestro (des)conocimiento al respecto. Revisar que ha ocurrido
históricamente en los páramos, por ejemplo con su vegetación, nos puede dar luces.

Para mejorar nuestro conocimiento y ser más efectivo en nuestras acciones es necesario
intensificar el monitoreo de los distintos aspectos que potencialmente serán seriamente
afectadas: biodiversidad hidrología, carbono en el suelo.

Sin embargo, a pesar de la incertidumbre, hay acciones que ya se pueden implementar y


que se presentarán y discutirán en este simposio.

Mesa 1. iniciativas del Banco Mundial en cambio climatico y páramos

Coordinador de Mesa temática: Alejandro Deeb.


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

En esta sesión el Banco Mundial apoya la participación de expertos mundiales en pára-


mos y cambio climático.

100
Cambio climático

Objetivos:

Compartir experiencias, conocimientos científico – técnicos, lecciones aprendidas y di-


seminación de resultados de varias iniciativas que adelanta el Banco Mundial y que trata
de identificar y mitigar los impactos del cambio climático en los páramos.

Mesa 2. Vulnerabilidad del páramo al cambio climático

Coordinador de Mesa temática: Wouter Buytaert


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
14:50 – 18:30

Introducción:

Muchos elementos señalan que el páramo es extremadamente vulnerable al calentamien-


to global, ya que algunas de sus propiedades claves están relacionadas con la característi-
ca de pertenecer al trópico frío. Esta mesa pretende precisar que es lo que pueda ocurrir
con el páramo bajo escenarios de cambio climático y que medidas se pueden proponer
para mitigar sus efectos.

Objetivos:

1. Revisar escenarios de potenciales cambios en el funcionamiento ecosistémico de los


páramos y estimar su incertidumbre.
2. Precisar la vulnerabilidad del páramo frente al cambio climático y proponer medidas
de adaptación.

Mesa 3. Vegetación paramuna y cambio climático

Coordinador de Mesa temática: Boris Jansen


Fecha y Horario: Martes 23 de junio,
11:00 – 13:30

Introducción:

Esta mesa discute los efectos del cambio climático sobre los patrones de vegetación en
el páramo y su límite inferior, el límite bosque-páramo. Varios estudios miran hacia el
pasado para entender mejor que podemos esperar en cuanto a cambios en la vegetación
para el futuro, bajo escenarios de cambio climático. En este tipo de estudios es importan-
te tratar de distinguir, por ejemplo al constatar la presencia de ciertas especies leñosas,
si su presencia/ausencia está mas relacionada con los usos de la tierra en el área o con el
cambio climático mismo.

101
Conclusiones de simposio

Objetivos:

1. Identificar escenarios de cambios en la vegetación de páramo y en el límite bosque-


páramo bajo el calentamiento global.

Mesa 4. Monitoreo de efectos del cambio climático


en los ecosistemas de alta montaña en los andes

Coordinadora de Mesa temática: María Teresa Becerra


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio,
11:00 – 18:00

Introducción:

La Agenda Ambiental Andina está estructurada en torno a tres ejes temáticos: agua, bio-
diversidad y cambio climático. Una de las actividades transversales para integrar estos
tres ejes temáticos es la construcción de un sistema de monitoreo andino que nos permi-
ta evaluar la vulnerabilidad al cambio climático de la subregión andina.

Esta mesa busca iniciar una discusión para identificar un conjunto de indicadores y pro-
puestas metodológicas costo efectivas que permitan alimentar el sistema regional de mo-
nitoreo andino a través de la ejecución de proyectos (sitios pilotos) orientados a generar
información detallada a escala local.

Objetivos:

1. Documentar el estado del conocimiento sobre los efectos del cambio climático en los
ecosistemas andinos de alta montaña, específicamente en los temas de: biodiversi-
dad, agua y carbono.

2. Identificación de preguntas y temas de investigación que permitan la definición de


protocolos y metodologías comunes orientados a desarrollar un sistemas de moni-
toreo regional andino así cómo delinear los vacíos y temas prioritarios para la cons-
trucción de estrategias de adaptación en la subregión.

La mesa temática está compuesta por tres temas: biodiversidad, agua y carbono. Cada
uno de estos temas será abordado a través de un conjunto de presentaciones orientadoras
que respondan las siguientes preguntas:

• ¿Cuál es la evidencia documentada sobre los impactos del cambio climático?


• ¿Cuales son las áreas más vulnerables/sensibles?
• ¿Con qué metodologías se ha documentado estos impactos?
• ¿Cuales con son los posibles esquemas metodológicos que puedan ser replicado en
un contexto andino?

102
Cambio climático

Conclusiones y recomendaciones
Simposio Efectos del Cambio
Climático en los Páramos

Introducción

La motivación en el desarrollo de este Simposio nace de la preocupación sobre los po-


tenciales efectos del cambio climático sobre los ecosistemas de Páramo y la necesidad de
evaluar más ampliamente estos efectos. Los escenarios existentes ponen de manifiesto una
gran incertidumbre respecto a los posibles efectos de estos cambios sobre la distribución
misma del ecosistemas y los efectos sobre sus funciones ecosistémicas como el balance
hídricos y el almacenamiento de carbono.

El Simposio abrió el espacio para que investigadores y coordinadores de proyectos rela-


cionados con el impacto de los cambios globales, específicamente el cambio climático,
presentarán los avances de sus trabajo y sobre esta base generar espacios de discusión
que facilitaron la identificación de vacios de información, necesidades de investigación y
posibilidades de trabajo futuro a nivel regional.

Estudios sobre los efectos del cambio climático sobre las características biológicas de los
ecosistemas, análisis de cambios históricos, estudios sobre la vulnerabilidad del ecosiste-
ma a los cambios probables del clima, estrategias de adaptación y propuestas de monitoreo
fueron abordados a lo largo del simposio. A continuación se presenta una síntesis de los
temas más destacados, conclusiones y recomendaciones que constituyen una base para
identificar posibilidades de trabajo futuro.

Vegetación paramuna y cambio climático

La estructura y distribución de las formas de vida en el páramo y el límite superior del


bosque alto andino está determinado por factores biofísicos como temperatura (eleva-
ción), radiación (orientación, contraste entre ecosistemas abiertos y cerrados) y pendien-
tes (humedad relativa). Estos patrones podrían ser alterados drásticamente en escenarios
de cambio climático.

El análisis de las estructuras y composición del limite bosque – páramo es muy impor-
tante para determinar posibles procesos de colonización efectiva en escenarios de CC en
rangos altitudinales mayores. Estudios sobre las respuestas de las especies al gradiente
altitudinal y la dinámica del limite superior del bosque demuestran que la diversidad y
riqueza de formas de vida tiene respuestas distintas al gradiente altitudinal (bosques rela-
ción negativa, rosetas/arbustos tienen respuestas no lineales y dependen de factores mi-

103
Conclusiones de simposio

croclimáticas). Esto sugiere que en escenarios de aumento de la temperatura las especies


de formas de vida arbóreas podrían ocupar nichos climáticos superiores (expansión de su
nicho climático).

Sin embargo, los efectos de los cambios de uso de la tierra asociados al cambio climáti-
co pueden generar una dicotomía, paramización vs colonización, dado que especies de
páramo pueden tener una mayor capacidad adaptativa que las especies de bosque para
establecerse en ambientes abiertos y claros.

Los efectos de la temperatura sobre las especies son variables, en el caso de especies eva-
soras al congelamiento, capaces de resistir temperaturas de hasta – 11 grados C, la tempe-
ratura no es un factor que limita el establecimiento. En este caso, procesos como la fotoin-
hibición o el balance hídrico total podrían tener mayor influencia sobre el establecimiento
de las especies. A este respecto, el efecto de la radiación en especies arbustivas dominantes
(leñosas) es un factor crítico determinando limitaciones en el establecimiento de juveni-
les. Esto podría tener excepciones en sitios seguros sobre el límite actual del ecotono.

A nivel de especie una herramienta para analizar la vulnerabilidad de las mismas (ex-
tinción versus desplazamiento o adaptación) es la construcción de sobres climáticos que
permiten analizar los impactos del cambio climático en la distribución climatica actual
de las especies. Se sugiere que a escalas regionales se empleen estudios a nivel del rango
total de las especies (nichos fundamentales). A escalas locales se sugiere en lo posible
trabajar a nivel de población con los nichos ocupados a través del desarrollo de modelos
autoecológicos.

Trabajos en palinoecología han evidenciado que los cambios de la composición y estruc-


tura de la vegetación en las eras geológicas han sido muy dinámicos, especialmente en el
holoceno, dado por la alternancia en la dominancia de algunos taxones dependiendo de
los pulsos de humedad. En esta dinámica se resalta la importancia de los patrones fisiográ-
ficos (geoformas) como determinantes de la fisonomía y composición de la vegetación.
En la era actual, estas dinámicas son dominadas por los cambios de uso del suelo, como
factor determinante en modelar la estructura del paisaje. Por esta razón es fundamental
entender la dinámica histórica del uso del paisaje para analizar la vulnerabilidad del eco-
sistema e interpretar los posibles efectos del cambio climático.

Análisis de vulnerabilidad

La vulnerabilidad de los páramos aparece como evidente, teniendo en cuenta que en ge-
neral los escenarios de cambio climático registran aumentos de temperatura que pueden
determinar condiciones más secas en alta montaña, que afectan las características bioló-
gicas y funcionales del ecosistema. Sin embargo se evidencia la ausencia de información
sistemática que permita analizar la vulnerabilidad del ecosistema y definir estrategias de
respuesta adecuadas.

104
Cambio climático

La variabilidad temporal y espacial de la precipitacion son factores que pueden tener ma-
yor efecto sobre la distribución espacial del ecosistema, así como los servicios ambientales
que estos proveen como la regulación hídrica y el almacenamiento de materia orgánica
(carbono). Con base en esta premisa, la utilización de modelos aparece como una he-
rramienta útil para definir tendencias de cambio en la distribución espacial de páramos
y bosques, que evidencian el posible efecto del aumento de la temperatura, así como los
vacios de información existentes sobre el comportamiento de la precipitación. Sin embar-
go, el uso de estos modelos afronta dos cuellos de botella principales: la escala y la falta de
información.

Una alternativa para abordar estos cuellos de botella es la generación de información lo-
cal para la formulación de modelos locales que representen los procesos a este nivel y
permitan calibrar modelos que aborden escalas mayores. Igualmente se hace necesaria la
generación de información relevante sobre las especies, el balance hídrico y otras variables
que permitan realizar análisis de vulnerabilidad más ajustados a la realidad.

En este contexto se resaltó la necesidad de contar con sistemas de monitoreo que generen
información comparable a nivel regional, y el fortalecimiento de la observación meteoro-
lógica a través del establecimiento de estaciones climatológicas y meteorológicas, y traba-
jar de manera coordinada en los sistemas regionales de monitoreo que permitan agregar y
comparar datos. Igualmente, para tener más certeza de las posibles respuestas del páramo
a eventos de cambio climático se hace necesario complementar la información de los mo-
delos con estudios sobre fisiología de las especies, procesos de descomposición de materia
orgánica, dinámica de las comunidades de páramo y otros atributos relacionados con los
posibles efectos del cambio climático sobre el ecosistema.

Aunque la discusión se basó en la vulnerabilidad de los ecosistemas, es necesario profun-


dizar en el concepto de vulnerabilidad y sus dimensiones sociales, económicas y políticas
y construir un conjunto de indicadores de vulnerabilidad a nivel nacional y regional que
permita el desarrollo de análisis más integrales.

Adaptación de los ecosistemas de páramo al cambio climático

Dadas las condiciones de vulnerabilidad se hace necesaria una respuesta al cambio climá-
tico representada en acciones de adaptación y mitigación, cimentadas en el fortalecimien-
to del conocimiento científico-técnico. En este marco, el reconocimiento de ecosistemas
de páramo como especialmente vulnerables a los cambios climáticos hace necesario el
desarrollo estrategias de adaptación acordes con sus características.

El cambio climático actual está generando cambios ambientales, y esos a su vez generan
cambios sociales, que son la respuesta de la sociedad a esos cambios ambientales. Estos
cambios sociales influyen en los ambientales, y esta retroalimentación es la que implica
el mayor reto a la hora de diseñar estrategias de adaptación. En este contexto, el enfoque
ecosistémico es una base para analizar la vulnerabilidad de los ecosistemas.

105
Conclusiones de simposio

Ejemplos de estrategias de adaptación son las presentadas por el proyecto de adaptación


al cambio climático en Colombia (INAP), en el que se proponen cuatro medidas de adap-
tación: Generación de información de cambio climático; reducción de impactos adversos
en la regulación hídrica; modelos de planificación de uso de la tierra que incorporan los
efectos del cambio climático y adaptar los agro-ecosistemas productivos.

Los resultados esperados de las medidas de adaptación es la implementación de acciones


a escalas apropiadas que permitan mantener la integridad ecológica de los ecosistemas y
fortalecer la gobernabilidad mediante procesos de planificación territorial que incluyan
temas de cambio climático, participación de actores sociales, monitoreo de ciclos ecológi-
cos, y ver la adaptación como un proceso cultural.

Como recomendaciones para tener en cuenta en la definición de estrategias de adaptación


se resaltan las siguientes:

• Conservación del páramo, teniendo en cuenta que este ofrece una infraestructura
natural adecuada para responder a los impactos del cambio.
• Fortalecer la resiliencia de las comunidades y ecosistemas a riesgos naturales como
sequías o inundaciones.
• Promover la gestión integrada del recursos hídrico
• Incorporar el conocimiento tradicional-local en el diseño de medidas de adaptación.

Monitoreo de los efectos del cambio climático

Para avanzar en el entendimiento de los posibles efectos del cambio climático sobre eco-
sistemas de alta montaña se propone el trabajo en propuestas de monitoreo a diferentes
escalas que permitan definir estrategias de adaptación.

Monitoreo hidrológico

Para abordar el monitoreo hidrológico se recomienda trabajar a escala de microcuencas


que midan la variabilidad temporal y espacial de la precipitación y temperatura. Se propo-
ne un monitoreo hidrológico que instrumentalice cuencas homogéneas menores a 1 km2,
en lo posible en cuencas con un solo tipo de cobertura de la tierra para evitar incluir los
efectos derivados del uso de la tierra y otras variaciones ambientales.

Los parámetros sugeridos para monitorear efectos del cambio climático son:

• Precipitación con el uso de pluviógrafos cada 200 mts en el gradiente de elevación


con diferentes exposiciones y mediciones automáticas para precipitación con datos
promedios y anuales.
• Temperatura en datos subhorario.
• Mediciones de niebla a través de trampas de neblina
• Humedad del suelo
• Bancos de nubes a dos escalas: Sensores remotos (Radar, satélites ópticos) y camaras
de grabado digital.

106
Cambio climático

Los tres primeros se consideran como parte de un monitoreo mínimo y las dos últimas
como información complementaria.

Complementariamente al monitoreo a escala de cuenca, es importante la integración del


monitoreo glaciar, teniendo en cuenta que los glaciares son más sensibles como indica-
dores de cambio climático. El monitoreo glaciar actualmente se basa en el monitoreo de
balance de masas y factores climáticos físicos (temperatura, precipitación, otros), pero aún
es necesario construir modelos espaciales de predicción y escenarios de retroceso.
Para facilitar un proceso práctico, se propone un sistema monitoreo hidrológico “míni-
mo” en muchos sitios, basado en 3 pluviografos bien distribuidos y un sistema de medi-
ción automática de caudal. Este monitoreo permitirá sacar conclusiones importantes en
pocos años y permitirá analizar información a diferentes escalas. A nivel institucional la
propuesta busca una decentralización del monitoreo y un red regional abierta para los
interesados en monitoreo local, con una coordinación regional que mantiene una base de
información.

Monitoreo de biodiversidad

El trabajo en monitoreo de impactos sobre la biodiversidad requiere la definición de meto-


dologías estandarizadas que permitan el desarrollo de análisis regionales. La metodología
GLORIA ofrece un marco conceptual para monitorear los posibles impactos del cambio
climático en la composición y estructura de las comunidades de flora de alta montaña.

Dentro del marco del monitoreo, es necesario entender las dinámicas de cambio en el
ecotono bosque – páramo orientadas al análisis de factores ecofisiológicos, bioclimáticos
y de dinámicas de cambio de cobertura y uso de la tierra. Esto debido a la necesidad de
vincular empíricamente procesos de afectación al funcionamiento y estructura de los eco-
sistemas de escalas micro (p.ej. tolerancia fisiológica de individuos) a escalas macro (p.ej.
distribución de comunidades de especies). Una estrategia para reducir los niveles de in-
certidumbre es utilizar metodologías concurrentes tales como estudios palinoecológicos,
marcadores biológicos y otras herramientas que permitan analizar un mismo fenómeno.

Se deben integrar métodos de monitoreo que permitan recuperar señales del cambio cli-
mático en varias escalas temporales. Esto incluye tanto experimentos que simulen cambios
en condiciones bioclimáticas como programas de monitoreo a largo plazo que permitan
medir las respuestas de las especies en la escala temporal en la que estas se presenten.

El monitoreo debe integrar las interacciones entre el cambio climático y otras fuentes de
perturbación. El reto principal consiste en caracterizar la influencia de distintos atributos
de cada fuente de perturbación (intensidad, duración, distribución espacial) para poder
diseñar estrategias apropiadas de intervención.

Monitoreo de carbono

Una de las funciones ecosistémicas principales del páramo es el almacenamiento de car-


bono. Las bajas temperaturas determinan la baja velocidad de los procesos de en los pá-

107
Conclusiones de simposio

ramos, que la materia orgánica acumulada en el suelo y puede alcanzar los 60 kg C/m2, lo
que hace a los páramos como las mayores reservas de carbono en suelo en el mundo.

Los reservorios de carbono en suelos pueden ser muy variables espacialmente, pero es-
timaciones sugieres que en los Andes tropicales, los suelos paramunos pueden llegar a
almacenas 1,65 Gt de carbono en una superficie de 35.000 km2.

En este marco se analiza la importancia del páramo como reservorio de carbono de igual
o mayor importancia que la selvas bajas, y la relevancia de la generación de información
más sólida sobre lo que implican estas reservas para los países en el marco de las nego-
ciaciones internacionales. Es así como es importante la definición de metodologías y mo-
delos apropiados para hacer estimaciones del carbono almacenado en suelo de páramos,
punas, turberas, bofedales y otros ecosistemas altoandinos,

Con base en la discusión de estos aspectos, se concluyó que se hace relevante la construc-
ción de una metodología estandarizada para el monitoreo del carbono que ofrezca he-
rramientas a los países para definir estrategias para la conservación de los reservorios de
carbono y la implementación de mecanismos e incentivos para evita la degradación de los
ecosistemas. Como actividades relevantes para trabajar en el manejo de estos reservorios
se recomendaron las siguientes:

1. Promover el reconocimiento de los páramos como importantes reservas de carbono


a nivel político, tanto el ámbito nacional como en el internacional.
2. Desarrollar estudios que contribuyan con el conocimiento de los reservorios de car-
bono en páramos y otros ecosistemas altoandinos.
3. Analizar los posibles impactos de los cambios en el uso del suelo y el cambio climá-
tico sobre los reservorios de carbono.
4. Desarrollar lineamientos o herramientas para el manejo de las reservas de carbono
en el suelo de los páramos a nivel nacional y regional, incluidos el análisis de posibles
incentivos económicos para su conservación.

Modelos

Para el monitoreo integral de los efectos del cambio climático es necesario construir mo-
delos conceptuales basados en procesos que permitan considerar múltiples efectos del
cambio climático. En el caso de modelos hidrológicos se resaltó la necesidad de colectar
mayor información para calibrar modelos.

Existen fuentes de datos, tales como los sensores remotos, que tienen relevancia poten-
cial para el monitoreo de efectos del cambio climático a escalas regionales. Es necesario
explorar estrategias para incorporar estas fuentes dentro de modelos que estén siendo
utilizados para el monitoreo de los efectos del cambio climático.

La recolección de datos de monitoreo en el campo debe ser optimizado para cubrir la


mayor variabilidad ambiental posible. Esto implica caracterizar tendencias regionales e
integrar criterios espaciales de autocorrelación de variables ambientales.

108
Cambio climático

La base empírica sobre efectos del cambio climático está en etapas iniciales de generación
lo cual introduce incertidumbre en la construcción de modelos. Sin embargo, los modelos
son útiles porque permiten organizar datos existentes, identificar vacíos de información y
formular hipótesis basadas en patrones modelados.

Recomendaciones

Con base en los resultados de cada una de las mesas temáticas se proponen las siguientes
recomendaciones generales:

• Trabajar en la generación de información sobre biodiversidad, regulación hídrica y


carbono que permita hacer análisis de vulnerabilidad y predicciones más ajustados a
las realidades de la región. La incertidumbre resulta de varios fuentes: falta de datos,
falta de conocimiento de procesos, modelos poco aptos.
• El tema de la vulnerabilidad es muy complejo: no solo ecológica, sino política, social,
etc. Es importante generar las metodologías para hacer monitoreo para hacer análisis
de vulnerabilidad acompañados con factores sociales que den más peso a la toma de
decisiones a nivel político.
• Comunicar estratégicamente y de forma integrada la información.
• Generar información que apoye la toma de decisiones de las autoridades ambientales.
• Definir herramientas para informar a los tomadores de decisiones y promover pro-
cesos de planificación adecuados como estrategias de adaptación.
• Definir estrategias adaptación incorporando procesos culturales y sociales, y tener
en cuenta los problemas que poblaciones locales encuentran en la gestión del pára-
mo y su papel en el diseño e implementación de estrategias de adaptación.
• Promover el concurso de organizaciones supranacionales, como puede ser la Co-
munidad Andina para promover una visión más global y de conjunto de problemas
comunes a distintos países, y puede ser una buena plataforma desde la que abordar
el problema.
• Trabajar en la formulación de metodologías de monitoreo regional de los efectos del
cambio climático.
• Es necesario el intercambio de especialidades entre países y promover proyectos de
cooperación que faciliten la generación de información y la aplicación de metodolo-
gías estandares que apoyen la generación de información comparable (palinoecolo-
gía, ecofisiología, glaciología, meteorología).
• Los estudios sobre el ecotono entre bosque – páramo (LEAF) presentan herramien-
tas replicables a nivel regional.
• Promover estudios que contribuyan a la generación de conocimiento sobre los po-
sibles impactos de los cambios en el uso del suelo y el cambio climático sobre los
diferentes atributos del páramo reservorios de carbono.
• Promover una mayor visibilidad política del páramo como reservorio de carbono y
la importancia de definir incentivos que eviten su degradación.
• Generar modelos que permitan estimar los posibles impactos del cambio climático
sobre el páramo y otros ecosistemas altoandinos, que permita caracterizar tenden-
cias regionales e integrar criterios espaciales con variables ambientales.

109
Simposio 3
Uso del suelo en los páramos:
impacto, dinámicas
y tendencias
Luis Daniel LLambí
Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas (ICAE),
Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela
(Coordinador de Simposio)

Sinopsis del simposio:

Se analiza la dinámica de cambio en el uso del suelo y sus impáctos sobre los servicios
ecosistémicos y la biodiversidad en los páramos Andinos. A su vez, se discute la interpre-
tación de los páramos como paisajes culturales. Las actividades humanas analizadas inclu-
yen las principales amenazas para la conservación de los páramos: agricultura, ganadería,
minería, turismo y forestación. Así mismo, los enfoques de análisis van desde los aborda-
jes socio-económicos, geográficos y culturales para interpretar la historia y dinámicas de
uso del suelo hasta los estudios ecológicos sobre los impáctos de diferentes estrategias de
manejo sobre el funcionamiento hídrico, el ciclaje de nutrientes y la estructura comuni-
taria y diversidad de la vegetación, la fauna y la microbiota. Así, este simposio pretende
integrar diferentes perspectivas y enfoques para evaluar desde una nueva luz, temáticas
tan polémicas como el desarrollo de actividades mineras en los páramos, su carácter de
paisajes culturales y la posibilidad de compatibilizar las actividades agropecuarias con la
conservación en el contexto de la fragilidad ecológica y socio-económica de los páramos
Andinos.

Mesa 1. Dinámicas de transformación en el uso del suelo

Coordinador de Mesa temática: Manuel Peralvo


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

Los páramos constituyen biomas de un grán dinamismo desde el punto de vista de la


evolución del uso humano a diferentes escalas temporales. Grandes extensiones han sido
transformadas debido a su uso agropecuario y la expansión de la frontera de ocupasión,
siendo este un proceso que se ha intensificado en muchas zonas en los últimos 50 años.
En esta mesa se analiza la historia y dinámica espacial de los cambio de uso del suelo así

110
Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias

como los procesos demográficos, socio-económicos, políticos y culturales que han moto-
rizado estas transformaciónes, incluyendo aspectos como las políticas de reforma agraria,
la estructura de tenencia de la tierra, etc. A partir de los casos de estudio presentados, se
pretende discutir los conflictos, escenarios y retos que plantean los cambios de uso del
suelo para la conservación y el desarrollo sustentable en los páramos.

Objetivo:

Discutir la dinámica de cambio en el uso del suelo en el páramo, los procesos y actores
que subyacen estos cambios y sus implicaciones para la conservación y el desarrollo sus-
tentable.

Mesa 2. Reducción de presiones antrópicas en ecosistemas altoandinos

Coordinador de Mesa temática: Juan Carlos Romero


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
11:30 – 16:30

Introducción

El paisaje alto andino es parte del imaginario nacional en nuestros países. De él y sus eco-
sistemas, provienen alimentos, agua y manifestaciones culturales integrantes de nuestra
identidad nacional. Pero es un ecosistema dinámico que va perdiendo “calidad ambiental”
y con ella la posibilidad de seguir brindando bienes y servicios para las poblaciones de va-
lles y tierras bajas, con las implicaciones económicas, sociales y políticas que eso acarrea.

El paisaje andino de montaña tiene varios componentes biofísicos y varias dimensiones


en el marco del desarrollo. Los componentes (bosques, páramos, zonas de producción
agrícola y asentamientos poblacionales) muestran diferentes características dependiendo
del tipo y grado de influencia que tienen sobre ellos las dimensiones social, cultural, eco-
nómica y productiva. Así se determinan medios de producción y la permanencia y nivel
de conservación de los ecosistemas.

Esta relación está determinada por el grado de influencia que aquellas dimensiones tienen
sobre los componentes biofísicos y la forma de “presionar” los ecosistemas que cada una
de ellas tiene, en forma individual o sinérgica. El producto de estas relaciones define al
paisaje andino como un mosaico con diferentes grados de calidad en sus componentes,
manifestada aquella en sus niveles de producción, de conservación y de calidad de vida de
la población, pero esta característica puede perderse. Así, en el marco de su alta dinámica,
su manejo responsable y permanencia son indispensables.

Varias visiones, enfoques y estrategias se han identificado para manejar paisajes y diferen-
tes entradas metodológicas y técnicas existen. Desde la planificación ambiental, pasando
por el manejo de cuencas y la gestión integrada de recursos hídricos, varias escuelas del
conocimiento y especializaciones técnicas tienen propuestas para el manejo del paisaje.
Así, se han propuesto varias formas de identificar y caracterizar las presiones, todas váli-

111
Conclusiones de simposio

das, todas útiles y todas con recomendaciones de mayor o menor alcance para enfrentar
las presiones al paisaje.

En adición, la deforestación y degradación de los ecosistemas altoandinos configuran pa-


trones guiados por causas directas y subyacentes. Varias de estas han sido analizadas y
expuestas en todo el mundo, aunque con énfasis en los ecosistemas tropicales. No obs-
tante, con los fuertes cambios institucionales en los países andinos y económicos a nivel
mundial, pueden presentarse mayores presiones a estos ecosistemas, con su consiguiente
deterioro y pérdida de patrimonio natural.

Esta mesa busca conocer el estado del arte de las formas de identificar las presiones y
cómo pueden ser gestionados adecuadamente los paisajes altoandinos.

Objetivos

• Revisar las características de las presiones y amenazas a los recursos naturales en el


paisaje andino desde las perspectivas social, cultural, política, económica y biofísica.

• Identificar lineamientos de acciones a ser adoptadas por niveles de gobierno y otros


actores para impulsar la conservación de la biodiversidad, las funciones ecosistémi-
cas y el establecimiento de modelos productivos sostenibles.

Mesa 3. Impactos del uso sobre la biodiversidad

Coordinador de Mesa temática: Eulogio Chacón


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
11:00 – 13:30
Introducción:

Los páramos son los ambientes más diversos y más ricos en endemismos de las alta mon-
tañas del mundo. Esta diversidad puede ser analizada a varias escalas espaciales (desde
la continental a la local) y a varios niveles de organización (ecosistemas, comunidades,
poblaciones, genes). En esta mesa se analiza el efecto de las actividades humanas como la
ganadería, la agricultura y la forestación sobre la estructura y diversidad de los páramos.
Se parte de una visión regional Andina sobre los impactos ecológicos de las actividades
humanas en el páramo, para luego analizar casos de estudio sobre los efectos del pastoreo,
el fuego y el uso agrícola sobre la estructura, diversidad y dinámica de poblaciones y co-
munidades vegetales y animales. Se pretnede discutir como la heterogeneidad ambiental
y de sistemas de manejo del páramo a diferentes escalas modula los impactos del uso
sobre la biodiversidad y cómo las características de los disturbios (ej. historia, duración,
extensión, frecuencia, intensidad) modifica la severidad de los efectos y la capacidad de
recuperación del ecosistema.

112
Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias

Objetivo:

Analizar los efectos de diferentes tipos de disturbios antrópicos sobre la biodiversidad,


resistencia y resiliencia de los páramos y discutir cómo las características de los disturbios
y la heterogeneidad ambiental de los páramos andinos modulan estos efectos.

Mesa 4. Impactos del uso sobre los servicios ecosistemicos

Coordinador de Mesa temática: Wouter Buytaert


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

La conservación de la integridad ecológica de los páramos está directamente vinculada al


mantenimiento de los servicios ecosistémicos que estos prestan incluyendo la regulación
de la oferta de agua, el mantenimiento de la fertilidad de los suelos y la acumulación de
carbono, entre otros. En esta mesa se discuten los efectos de la ganadería, la agricultura
y la forestación sobre el mantenimiento de la integridad ecológica y los servicios ecosis-
témicos del páramo. Así, se analizan cómo las diferentes prácticas de manejo asociadas
con las principales actividades humanas afectan propiedades clave del ecosistema como
la cobertura y biomasa de la vegetación, la cantidad de materia orgánica y capacidad de
acumulación de agua del suelo, o la diversidad funcional de los microorganismos y cómo
a su vez estos cambios afectan procesos importantes como las dinámicas de flujo de agua
en las quebradas y ríos o el ciclaje de nitrógeno. Así mismo, se discuten alternativas de
manejo para mitigar los impactos de las actividades humanas sobre el funcionamiento de
los páramos.

Objetivos:

1. Analizar los impactos de diferentes prácticas agrícolas, ganaderas y forestales en los


páramos sobre procesos ecosistémicos clave para el mantenimiento de sus servicios
ambientales.
2. Identificar indicadores de la integridad ecosistémica del páramo sensibles a diferen-
tes prácticas de manejo y su posible variabilidad espacio-temporal en el contexto de
la gran heterogeneidad que caracteriza los ambientes de la alta montaña tropical.
3. Discutir alternativas para mitigar los impactos de las actividades humanas sobre el
páramo y su aplicabilidad en diferentes contextos ecológicos, sociales y culturales.

113
Conclusiones de simposio

Mesa 5. Los páramos como paisajes culturales

Coordinador de Mesa temática: Elías Mujica


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

La dinámica de cambio en el uso del suelo y sus impactos sobre los servicios ecosistémicos
y la biodiversidad en los páramos Andinos se basa en estudios de distintas disciplinas que
tienen como común denominador que fueron realizados sólo durante las últimas déca-
das. Son pocos, e incluso casi inexistentes, los trabajos de investigación que nos permitan
conocer el uso y las transformaciones –si las hubieron de los páramos durante el período
prehispánico, cuando muchas de las presiones y amenazas del día de hoy eran inexisten-
tes, o se manifestaban a otra escala.

¿Cómo fue utilizado el páramo altoandino a través de nuestra larga historia pre-colonial?,
¿Qué evidencias existen de su uso y transformaciones a lo largo del tiempo?, ¿Cuáles fue-
ron las interrelaciones entre el uso del páramo con el de otros ecosistemas andinos, y a
través de qué mecanismos? ¿Con qué información contamos y cuáles son los vacíos que
requieren de investigación sistemática? En base a un conjunto de casos, se propone eva-
luar estas interrogantes, entre otras.

Objetivos:

Analizar la dinámica de cambio en el uso del páramo desde una perspectiva de larga du-
ración, en base a la información arqueológica, y evaluar los posibles casos de paisajes
culturales en el marco de la Convención del Patrimonio Mundial.

Mesa 6. Los páramos como paisajes culturales

Coordinador de Mesa temática: Luis Guillermo Baptiste


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

En esta mesa se reunen una serie de ponencias que muestran la riqueza cultural de los pá-
ramos. En pocas ocasiones se explicita que significa este espacio “páramo” para población
vinculada a el en el pasado y el presente. La mesa pretende contribuir a la identificación
de estos significados

Objetivos:

Analizar el significado cultural y espiritual de los páramos a lo largo de los Andes del
Norte.

114
Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias

Mesa 7. El conflicto minero en los páramos

Coordinador de Mesa temática: Eduardo Guerrero


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

Teniendo en cuenta el valor estratégico de los páramos para la economía, competitividad


y el desarrollo humano en los Andes del norte, genera preocupación la actual tendencia
expansiva de la minería hacia ellos. Esta mesa se propone analizar las implicaciones y la
conveniencia de la minería en los páramos. Es evidente que el tema requiere de un manejo
especial y de sólidas decisiones de política, basadas en serios y objetivos análisis de costo
– beneficio en cada país. Al mismo tiempo, es necesario el análisis de herramientas téc-
nicas de restauración así como mecanismos de monitoreo y control en el caso de aquellas
operaciones mineras que ya están implementándose en zonas de páramo.

Objetivos:

1. Analizar las implicaciones de la actividad minera sobre los ecosistemas de páramo,


con particular énfasis en las tendencias y los impactos ecológicos y sociales que se
están generando o podrían desatarse por la actividad proyectada en el futuro.
2. Analizar la conveniencia social, económica y ambiental de la minería en los páramos.
3. Contribuir a un diálogo intersectorial técnico – político sobre la problemática de la
minería en los páramos, que se apoye en la mejor información científica disponible.

115
Conclusiones de simposio

Foro sobre reducción de presiones


antrópicas en el paisaje andino
de montaña
PROGRAMA REGIONAL PARA LA GESTIÓN SOCIAL DE ECOSISTEMAS FORESTALES
ANDINOS (ECOBONA)

Antecedentes

ECOBONA es un Programa Regional Andino de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la


Cooperación Internacional (COSUDE), implementado en Bolivia, Ecuador y Perú por la
Fundación Suiza para el Desarrollo y la Cooperación Internacional (INTERCOOPERA-
TION). Trabaja para que las autoridades y la sociedad conozcan y valoren la importancia
y potencialidad que tienen los Ecosistemas Forestales Andinos para el desarrollo econó-
mico y social.

El objetivo que persigue el ECOBONA es lograr que actores de nivel local, nacional y re-
gional andino apliquen políticas, normas e instrumentos de gestión social de los recursos
de Ecosistemas Forestales Andinos en las áreas geográficas priorizadas en cada país.

Bajo estos antecedentes, en el marco de una alianza estratégica con el Proyecto Páramo
Andino, ECOBONA organizó el foro “Reducción de Presiones Antrópicas en el Paisaje
Andino de Montaña” en el Segundo Congreso Mundial de Páramos.

Metodología

El foro contó con la presencia de reconocidos expositores, delegados de instituciones in-


ternacionales y nacionales, quienes abordaron la temática.

Se analizó el enfoque de Gestión Social de Ecosistemas Forestales Andinos (GS-EFA) y la


posibilidad de reducir presiones a éstos ecosistemas en el marco de los procesos locales de
desarrollo. Esto permitió realizar un acercamiento al tema de desarrollo económico pro-
ductivo y conservación en los Andes, las compatibilidades y los temas por resolver.

Adicionalmente, se identificaron y caracterizaron los Bosques Montanos de los Andes


Tropicales y las fuerzas impulsoras y generadoras de deforestación y degradación en
los ecosistemas andinos. Finalmente se realizó un análisis, en el marco de las políticas
regionales, sobre la reducción de presiones a los ecosistemas andinos en la Agenda Am-
biental Andina.

116
Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias

Luego de las ponencias y, a fin de poder generar una reflexión sobre la temática, se realizó
un trabajo en grupos. Los participantes recibieron un documento de síntesis sobre el for-
talecimiento de capacidades en el marco de la GS-EFA y reflexionaron sobre la pregunta
motivadora: ¿Cómo reducir las presiones a los recursos naturales en el paisaje andino de
montaña en los niveles local, nacional y regional?

Los participantes mantuvieron una discusión abierta y realizaron recomendaciones con-


cretas sobre qué podría hacerse, en cada nivel de fortalecimiento de capacidades (indivi-
dual, institucional y sistémico) para lograr una reducción efectiva de las presiones sobre
los recursos naturales del paisaje andino de montaña.

Con este trabajo se esperaba que los integrantes de los grupos:

• Conozcan las características y orígenes de las presiones a los recursos naturales en el


paisaje andino de montaña.
• Analicen y sinteticen acciones clave para fortalecer las capacidades locales, naciona-
les y regionales para responder a la necesidad de un mejor manejo de estos recursos,
de forma que se reduzcan las presiones que enfrentan.
• Contribuyan efectivamente a la elaboración de una matriz de recomendaciones ope-
rativas para reducir las presiones a los recursos naturales en el paisaje andino de
montaña.

Recomendaciones de los grupos de trabajo

Las principales recomendaciones de acción vertidas por los grupos se presentan a conti-
nuación:

A nivel regional andino:

• Capacitar integralmente para la toma de decisiones en Ordenamiento Territorial y en


el manejo ambiental tomando en consideración que somos países mega biodiversos.
• Definir a nivel regional lineamientos generales que permiten aportes a la gestión
social y conservación del paisaje andino de montaña.
• Organizar un centro de estudio/investigación para alta montaña.
• Desarrollar parámetros e indicadores para monitoreo y comparación regional del
cambio en los paisajes andinos de montaña.
• Promoción de productos andinos como alternativas económicas (por ejemplo la
tara).

A nivel nacional:

• Movilizar a la comunidad que percibe deterioro en el paisaje andino de montaña.


• Crear valor en la cadena de producción y uso a través del conocimiento sobre los
valores de uso, cambio y conservación en el paisaje andino de montaña.
• Promocionar la integración del patrimonio natural y cultural estableciendo nuevas
categorías de manejo.

117
Conclusiones de simposio

• Implementar políticas agresivas para conservación de los recursos naturales y políti-


cas de incentivos para control en el manejo de recursos naturales.

A nivel local:

• Realizar diagnósticos de necesidades de fortalecimiento de capacidades a nivel local.


• Identificar instituciones a fortalecer que sean estratégicas para la reducción de pre-
siones en el paisaje andino de montaña.
• Identificar actores claves a fortalecer tomando en cuenta sus necesidades.
• Generar y actualizar permanentemente los conocimientos.
• Identificar sinergias y coordinar para que no se dupliquen esfuerzos.

Conclusión

La reducción de presiones al paisaje andino de montaña se facilita si se emplea el enfoque


de gestión social. Esto debido a que las formas para abordar la reducción de presiones son
multisectoriales, de largo plazo, en consecuencia requieren de la participación activa de
todos los sectores de la sociedad y deben estar impulsados y dirigidos por los gobiernos y
entidades nacionales, subnacionales y locales.

Los resultados del foro serán la base para la preparación de una sesión paralela organizada
por el Programa Regional ECOBONA en el marco del XIII Congreso Forestal Mundial
a realizarse en Buenos Aires, Argentina entre el 18 y el 23 de octubre de 2009, en la que
se espera llevar la reflexión andina a otras áreas montañosas del mundo. Además, la in-
formación generada será un insumo más para el análisis regional que el ECOBONA está
preparando sobre la aplicación del enfoque de GS-EFA en Bolivia, Ecuador y Perú.

118
Uso del suelo en los páramos: impacto, dinámicas y tendencias

Conclusiones y recomendaciones
Simposio Usos del suelo

1. Cambio de uso del suelo

• Existe una gran diversidad de actores, intereses y motores socio-económicos que


intervienen en el cambio de uso del suelo y la expansión de la frontera agrícola en los
páramos. Hay que evitar caer en simplificaciones sobre este aspecto, como por ejem-
plo que “los pequeños campesinos son los responsables” o “las grandes empresas son
las únicas responsables”.
• Es importante analizar aspectos clave vinculados al tema como son las estructuras de
tenencia de la tierra, el acceso a los recursos naturales, las cadenas de comercializa-
ción agrícola, etc.
• En algunas zonas los cambios de uso son alarmantes: más de 60% de la superficie
está transformada en cultivos, hasta altitudes de más de 3900 msnm, y con velocida-
des de avance de muchas hectáreas por año (aceleración en los últimos años).
• El monitoreo y mapeo de estos cambios (ej. fuegos, áreas de pastoreo) con la parti-
cipación de las comunidades es una estrategia EFICIENTE y MUY PRECISA, que
contribuye a un acercamiento constructivo entre la ciencia y el conocimiento y prác-
ticas de las comunidades.
• El conflicto armado y la violencia en zonas de páramo como las de Colombia, cons-
tituye no solo una amenaza para la autonomía territorial de las comunidades para-
meras, sino también para la integridad ecológica de este ambiente.
• Entre las alternativas mencionadas para contribuir a frenar el avance de la frontera
agrícola están la diversificación de modos de vida y la intensificación SUSTENTA-
BLE del uso en las zonas más bajas y las áreas menos vulnerables (importancia de la
zonación).

2. Impacto del uso sobre el páramo

• Aunque los técnicos siempre pensamos que hay que investigar más antes de poder
AFIRMAR ALGO, los estudios disponibles no dejan duda que en el páramo, la agri-
cultura, la ganadería, el fuego y la forestación tienen un IMPACTO SIGNIFICATIVO
sobre la diversidad de la vegetación, la cantidad y diversidad de los organismos del
suelos y su capacidad de acumular agua y regular su flujo. Sin embargo, la diversidad
de sistemas de manejo (e interacción de usos), y de tipos de páramo (ej. pajonales,
frailejonales, pantanos, etc.) son un reto para entender cómo cambia la SEVERIDAD
de los impactos de un sitio a otro, de un momento a otro, y con cambios en el régi-
men de disturbio.

119
Conclusiones de simposio

• Es importante entender mejor cómo afecta el uso la diversidad de los organismos del
suelo y sus papeles en el funcionamiento del páramo (ej. bactérias, hongos, lombri-
ces, etc).
• Las especies invasoras traidas de otros sitios (malezas como el diente de león o el
Rumex sp.) aumentan su abundancia en páramos con uso humano. Es importante
entender cómo afectan las especies invasoras la diversidad del páramo, sobre todo
para especies que están invadiendo zonas no intervenidas.
• Se reconoce la importancia de la diversidad del páramo (ej. diversidad de aves que
comen insectos) en contribuir al control de desequilibrios, como la explosión de
plagas en los cultivos. Para estas aves, conservar el mosaico del páramo es clave.

3. El conflicto minero en los páramos

• La minería es INCOMPATIBLE con el manejo sostenible de los páramos, jalcas y


ecosistemas asociados en nuestros países. La evidencia científica disponible es más
que suficiente para demostrar la gravedad de los efectos ambientales y sociales de la
minería en la alta montaña.
• La conflictividad asociada al tema de la minería pone de manifiesto la necesidad de
un diálogo amplio sobre los MODELOS de DESARROLLO más apropiados en el
contexto del valor de los páramos como ecosistemas estratégicos.
• Existe una necesidad de desarrollar procesos de RESOLUCION DE CONFLICTOS
entre los sectores minero, ambiental y comunitario, buscando escenarios de “ganar –
ganar”.
• Se reconoce el avance de Colombia con la sanción de una norma que excluye los pá-
ramos de la exploración y explotación minera a través del “Código Minero” (acuerdo
intersectorial con participación comunitaria).
• Mientras sigan ocurriendo explotaciones mineras en páramo, existe la necesidad de
identificar “mejores prácticas” para mitigar sus impactos ambientales y sociales.

4. ¿El Páramo como Paisaje Cultural?

• Se discutió la majestuosidad y valor patrimonial del Camino Inca “Qhapaq Ñan”, que
constituye un excelente ejemplo de cómo los paisajes culturales son una oportunidad
para la conservación del ambiente y la tradición. Además, ha constituido un espacio
de diálogo entre el conocimiento de las comunidades y el conocimiento científico.
• Los paisajes culturales deben ser manejados en un marco de cogestión con un en-
foque multidisciplinario e intersectorial.
• Existe la necesidad de identificar alternativas de generación de ingresos en el marco
de la fragilidad del páramo y en zonas que son patrimonio cultural o natural.
• Los procesos de conservación de patrimonio y naturaleza toman tiempo, por lo que
se requiere constancia y paciencia.
• Estrategias como la compra de áreas para conservación por ONGs internacionales
o declaratoria “de arriba hacia abajo” de áreas protegidas aleja a las comunidades de
participar en la conservación.

120
Simposio 4
Herramientas de gestión,
manejo y conservación
de los páramos
Robert Hofstede
(Coordinador de Simposio)

Sinopsis del simposio:

En este simposio se trata de responder una pregunta central, ¿qué hacer con los páramos?,
en vista de que se quiere asegurar su conservación y a la vez contribuir al bienestar de la
población Andina. Esta pregunta se abordará desde muchos ángulos, cada uno presentan-
do y evaluando diferentes elementos necesarios para una buena gestión de los páramos. Se
incluyen temas de restauración, protección y conservación, las herramientas de ordena-
miento territorial y planes de manejo, alternativas productivas e incentivos económicos.
Paralelo a estas diferentes herramientas y procesos técnicos se discutirán experiencias y
recomendaciones sobre educación y comunicación, la historia de los grupos de trabajo en
páramos y, como un tema integrador, la gestión participativa y la gobernanza del ecosiste-
ma, y los aspectos políticos necesarios para crear un ambiente propicio a nivel andino.

Objetivos del simposio:

1. Analizar experiencias y hacer recomendaciones sobre los diferentes elementos para


un manejo sustentable y una conservación efectiva del páramo y de sus servicios
ecosistémicos.

2. Evaluar diferentes modelos de co-manejo y participación comunitaria en la gobernan-


za del páramo e identificar lecciones para la relación ecosistema-bienestar humano.

3. Acordar elementos positivos para un manejo y una gestión del ecosistema, tomando
en cuenta la diversidad del mismo y los múltiples intereses de diferentes actores.

Mesa 1. Restauración ecológica de los páramos

Coordinador de Mesa temática: Orlando Vargas


Fecha y Horario: Lunes 22 de junio, 2009
11:00 – 13:30

121
Conclusiones de simposio

Introducción:

Todos los que trabajan en la gestión de los páramos entienden que tenemos que poner
el mismo esfuerzo en cuidar lo que tenemos como en recuperar o restaurar lo que se ha
perdido. Sin embargo, existen muy pocas experiencias técnicas y escaso conocimiento
científico sobre el tema. En esta mesa, se intentará evaluar algunas experiencias prácticas
de diferentes experiencias y comprobarlos con el conocimiento académico existente.

Objetivos:

1. Presentar y analizar el estado del arte en restauración ecológica del páramo, compa-
rado con el conocimiento de restauración en otros ecosistemas.
2. Identificar lecciones y necesidades para el desarrollo de esta herramienta.

Mesa 2. Áreas de conservación

Coordinadora de Mesa temática: Silvia Benítez


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
11:00 – 18:00
Miércoles 24 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

La herramienta más aplicada para la conservación de los páramos ha sido las áreas de
conservación, incluyendo áreas protegidas por el estado y otras áreas naturales bajo al-
gún mecanismo de protección. Aunque una parte muy importante de los páramos está
incluida en áreas protegidas, su inclusión difiere mucho entre y dentro de los países. Ade-
más, el estado y la efectividad de manejo en las diferentes áreas de conservación es muy
variable lo que resulta en algunas áreas bastante amenazadas, inclusive dentro de las áreas
protegidas. Por otro lado, nuevos modelos de gestión, planificación y manejo de las áreas
de conservación ha resultado en importantes logros en esta materia. En esta mesa, se pre-
senta el estado de conservación de los páramos desde el punto de vista de los diferentes
aspectos relacionados a las áreas de conservación. Se presentarán casos y visiones de to-
dos los países y a diferentes niveles (áreas individuales, sistemas nacionales, colaboración
internacional).

Objetivos:

1. Evaluar el estado de los páramos desde el punto de vista de las áreas de conservación
2. Aprender lecciones de las diferentes experiencias de planificación, gestión y manejo
de las áreas de conservación
3. Identificar recomendaciones para una mejor efectividad de manejo de las diferentes
áreas y sistemas de áreas de conservación en los Andes

122
Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos

Mesa 3. Educación y comunicación ambiental

Coordinadora de Mesa temática: Xiomara Izurieta


Fecha y Horario: Martes 23 de junio, 2009
11:00 – 18:00

Introducción:

Crear conocimiento sobre cómo manejar de forma óptima un páramo es una cosa, pero
para poner en valor este conocimiento, la capacitación a sus actores, la educación a futuras
generaciones y la comunicación a diferentes públicos meta es una herramienta estratégica
fundamental. En diferentes programas y proyectos de manejo de páramos, se han incluido
esta herramienta de alguna manera y existe un sinnúmero de experiencias individuales.
En esta mesa, que tiene un carácter más dinámica e informal que otras mesas mas acadé-
micas, se presenta una serie de experiencias de los diferentes países para abordar el tema
de forma integral. Se discute la aplicación de la educación ambiental y la comunicación en
el ecosistema de páramo, estrategias y materiales más efectivos, cambios positivos obser-
vados en el ecosistema y en el comportamiento y prácticas de la gente fruto de la educa-
ción y comunicación ambiental.

Objetivos:

1. Intercambiar experiencias entre diferentes grupos e iniciativas locales


2. Determinar el actual y potencial rol de la educación y comunicación en el manejo de
los páramos
3. Identificar los principales retos de la educación ambiental y comunicación en el eco-
sistema para los próximos 10 años.

Mesa 4. Mecanismos de financiamiento para la conservación

Coordinador de Mesa temática: Marta Echavarría


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

Conservar el páramo en muchos casos significa, por lo menos a corto plazo, una inversión
neta de parte del propietario o del estado. Por esto, se debe considerar que en los modelos
de gestión se debe identificar diferentes mecanismos financieros que incentivan la con-
servación o compensan al usuario por el costo de oportunidad. Durante la última década,
esta dimensión económica ha sido tomada en cuenta y diferentes mecanismos y esquemas
se han puesto en práctica en los Andes. Esto incluye mecanismos de compensación de
servicios ecosistémicos, incentivos gubernamentales, herramientas de evaluación de sos-
tenibilidad financiera y otros. En esta mesa, se presentarán varias de estas experiencias, y
una introducción a través de un estudio comparativo a nivel Andino.

123
Conclusiones de simposio

Objetivos:

1. Evaluar la aplicabilidad de diferentes mecanismos de financiamiento para la conser-


vación de los páramos.
2. Discutir los aspectos económicos, sociales y culturales de los diferentes mecanismos.
3. Identificar recomendaciones para la aplicación de diferentes mecanismos a mayor
escala.

Mesa 5. Alternativas para el manejo de ganadería en los páramos

Coordinadora de Mesa temática: María Argüello


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 13:30

Introducción:

La ganadería es, sin lugar a dudas, la actividad humana más ampliamente presente en los
páramos. Mucho más de la mitad de todos los páramos tiene algún uso pecuario. En la
mayoría de los casos es de un tipo de ganadería extensiva, de poca técnica lo que causa
tanto un impacto ambiental generalizado mientras que las ganancias son mínimas. Esta
mesa une diferentes experiencias de mejoramiento de la ganadería tradicional, y presenta
alternativas para su reconversión, incluyendo la cría de camelidos andinsos. Se discute
el eventual menor impacto ambiental en el páramo y la mayor ganancia para el ganadero.

Objetivos:

1. Analizar diferentes experiencias de mejoramiento de ganadería en el páramo.


2. Definir los requisitos (técnicos, legales, económicos, etc) necesarios para una gana-
dería de menor impacto y mayor ingreso en los páramos.

Mesa 6. Alternativas productivas en los páramos

Coordinador de Mesa temática: María Argüello


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
14:50 – 18:00

Introducción:

El páramo es el espacio de vida para muchas comunidades campesinas, algunas lo han


usado desde hace siglos y otras desde relativamente poco tiempo. La mayoría de ellas tie-
nen en común que desean construir su vida en el páramo en un ambiente sano. En los pá-
ramos de propiedad privada (dentro y fuera de áreas protegidas) se debe poder armonizar
el uso productivo con la conservación del ecosistema. Por esto, en cada modelo de manejo
se debe incluir el desarrollo y promoción de herramientas de producción de bajo impacto
y de buen rendimiento. En esta mesa, se presenta una serie de experiencias de uso produc-
tivo de páramo, con una introducción general del estado de conocimiento del tema.

124
Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos

Objetivos:

1. Analizar diferentes experiencias de uso productivo de páramo


2. Definir los requisitos (técnicos, legales, económicos, etc) necesarios para promover
o regular usos productivos de bajo impacto en el páramo.

Mesa 7. Planes de manejo y ordenamiento territorial

Coordinador de Mesa temática: Carlos Tapia


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 18:00

Introducción:

La herramienta integradora de manejo del ecosistema es el Plan de Manejo. Sobre todo en


las áreas no protegidas formalmente, esta herramienta es basada sobre un Ordenamiento
territorial, y combina elementos de protección, uso productivo, gestión financiera, educa-
ción y capacitación, roles y derechos de los propietarios y beneficiarios y aspectos legales.
Esta mesa presenta una serie de diferentes experiencias de muchos casos diferentes, y trata
de todos los elementos necesarios de considerar en los planes de manejo.

Objetivos:

1. Entender la complejidad y la interrelación entre los diferentes elementos técnicos,


económicos, sociales de los planes de manejo integrales y el ordenamiento territorial.
2. Analizar la efectividad de los diferentes modelos de manejo que están presentes en
los páramos Andinos.
3. Identificar recomendaciones para una mejor efectividad de manejo de las diferentes
áreas de páramo fuera de las áreas protegidas.

Mesa 8. Grupos de trabajo en páramos

Coordinador de Mesa temática: Jorge Campaña


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 18:00

Introducción:

Entre el 13 y 18 de mayo de 2002, se realizó en la ciudad de Paipa (Boyacá-Colombia)


el “Primer Congreso Mundial de Páramos”. Los esfuerzos de organización del evento
estuvieron a cargo del Ministerio del Medio Ambiente de Colombia, la Corporación Au-
tónoma Regional de Cundinamarca (CAR), el Instituto de Hidrología, Meteorología y
Estudios Ambientales (IDEAM), y la Fundación Conservación Internacional Colombia.
Se contó con la participación de 900 personas aproximadamente, entre los que estuvieron
expertos a nivel nacional e internacional, representantes del sector empresarial, líderes co-

125
Conclusiones de simposio

munitarios, propietarios de terrenos, cultivadores de papa, indígenas, y representantes de


organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de los países que tienen páramos
o ecosistemas similares.

El objetivo general del congreso fue: “Avanzar en la definición y concertación de estrate-


gias de acción en el ámbito regional para la conservación y manejo de los ecosistemas de
páramo, con miras a asegurar la sostenibilidad de los bienes y servicios ambientales que
ellos ofrecen”.

Dentro del Congreso se desarrolló un taller del “Grupo de Trabajo en Páramos” en el


que se formuló una propuesta de Plan de Acción, que recoge un conjunto de actividades
que debería ser implementada regionalmente por el Grupo Páramo (internacional) y los
Grupos de Trabajo en Páramos de cada país que lo posee (Venezuela, Colombia, Ecuador
y Perú).

Entre las actividades definidas dentro del Plan de Acción se incluyeron:

• Consolidar los Grupos de Trabajo en Páramos (GTP) de cada país y establecer la


estructura de dirección operativa de los mismos. Cada grupo deberá definir las acti-
vidades que periódicamente adelantará como conjunto.
• Promocionar intercambios de experiencia entre organizaciones de base en el ámbito
nacional e internacional
• Divulgar la información disponible sobre las diferentes temáticas relacionadas con el
páramo y sus habitantes en todos los ámbitos como un medio de fortalecimiento de
las actividades educativas
• Aprovechar los espacios internacionales para promover a nivel global y local la im-
portancia de los valores naturales y culturales de los páramos y, de la participación
social en la gestión de los mismos.

Con este antecedente, el Comité Organizador del II Congreso Mundial de Páramos consi-
deró adecuado realizar un taller de trabajo con los Grupos de Trabajo en Páramos de Ve-
nezuela, Colombia, Ecuador y Perú que permita dar seguimiento a los avances alcanzados
luego de Paipa 2002.

Objetivos:

1. Socializar entre los diferentes actores asociados con los páramos, las actividades im-
plementadas por los Grupos de Trabajo en Páramos en los diferentes países.
2. Identificar las lecciones aprendidas y limitaciones que han enfrentado los GTPs en
cada país.
3. Establecer acuerdos mínimos de trabajo que faciliten la aplicación de mecanismos de
interrelación y comunicación permanente entre los diferentes países.

126
Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos

Mesa 9. Políticas y gobernanza

Coordinador de Mesa temática: Jorge Recharte


Fecha y Horario: Miércoles 24 de junio, 2009
11:00 – 18:00

Introducción:

Después de conocer los detalles, la complejidad y la complementariedad de las diferentes


herramientas de manejo y gestión de páramo, se debe procurar la implementación de los
modelos más positivos para un cierto páramo, para un país o a nivel Andino. Para esto,
es necesario un marco social, institucional y político positivo, que entienda el valor del
páramo, respete la búsqueda de bienestar de sus habitantes y promueva y regule su con-
servación a diferentes escalas. En el proceso de toma de decisiones a diferentes niveles, la
base técnica y operativa del manejo de páramo es igual de importante que la participación
de los beneficiarios directos y la transparencia y eficiencia de los planes políticos. La buena
gobernanza para la gestión del ecosistema es, por ende, la última y más compleja respuesta
a la pregunta ¿qué hacer para la conservación de los páramos?. En esta mesa, se presentan
diferentes visiones desde los grupos sociales directamente involucrados con el manejo de
los páramos y esto se complementa con políticas y planes a nivel nacional y regional.

Objetivos:

1. Conocer y analizar la visión de los diferentes grupos sociales sobre el manejo del
páramo
2. Conocer y analizar diferentes planes y estrategias políticas a nivel nacional e interna-
cional para la conservación de los páramos.
3. Identificar recomendaciones para diferentes modelos de gobernanza para una ges-
tión efectiva del páramo, tomando en cuenta todas las experiencias y visiones pre-
sentadas en éste simposio.

127
Conclusiones de simposio

Conclusiones y recomendaciones
Simposio Herramientas de gestión,
manejo y conservación

1. Restauración

• Aún son muy escasos los proyectos de restauración ecológica que se han implemen-
tado para su recuperación. Es necesario entender que no hay conservación sin res-
tauración y no hay restauración sin conservación.
• Todos los proyectos de restauración ecológica deben ser concertados y desarrolla-
das con las comunidades locales e incluir el conocimiento local de los procesos
ecológicos.
• Se debe establecer los costos de la restauración bajo diferentes alteraciones del pá-
ramo: áreas transformadas por ganadería, agricultura, minería, especies invasoras y
humedales transformados.
• Es necesario aumentar el conocimiento de la ecología de las especies nativas, el po-
tencial de regeneración natural y las estrategias de restauración.

2. Educación y comunicación

• El trabajo de Educación Ambiental está apoyando a la visibilización y valoración del


ecosistema de páramo, aún fuera de sus fronteras.
• Se está dando más apertura a la importancia de la Educación ambiental como una
herramienta fundamental que promueve el cambio de comportamiento a largo plazo
y como una actividad permanente que debe acompañar a todas las generaciones.
• Hay una evolución positiva en la metodológica y técnica de la educación ambiental
en la región, agregando a su valor estratégico.
• Hay una tendencia de que los proyectos de EA sean más integrales, no sólo com-
ponentes aislados de difusión y los equipos de trabajo tienden a ser cada vez más
interdisciplinarios.

3. Grupos de Trabajo en Páramos

• En la región existe una diversidad de avances en el trabajo de los grupos de trabajos.


• Es necesario impulsar el restablecimiento de un grupo internacional de trabajo, que
tenga su financiamiento y una plataforma propia, que pueda apoyar la gestión de los
GTPs a nivel nacional y local.
• El Plan de Acción de Paipa 2002 ha sido cumplido en planteamientos como la ge-
neración, difusión e intercambio de información y experiencias, el aprovechar los
espacios internacionales y el homogenizar los términos y conceptos.

128
Herramientas de gestión, manejo y conservación de los páramos

• Es necesario fortalecer temas como sumar los procesos locales fortaleciendo redes
existentes, fomentando las capacidades y empoderamiento local, y generando herra-
mientas y formas de continuidad de la gestión en los páramos a diferentes niveles.

4. Áreas de Conservación

• Se ve un incremento significativo de participación de comunidades aledañas y go-


biernos locales en la planificación y manejo de las reservas y áreas de conservación.
• Hay un reto de ofrecer nuevas opciones de subsistencia para la gente, ya que la razón
de ser de las áreas de conservación es el beneficio para las comunidades.
• Es importante buscar tecnologías y herramientas apropiadas para todos los ecosiste-
mas y tipos de tenencia.
• Es importante seguir incluyendo la dimensión cultural en la gestión de las áreas de
conservación.

5. Planes de Manejo

• Un plan de manejo participativo es un proceso de aprendizaje permanente que invo-


lucra a los habitantes del páramo y a otros actores.
• Existe un reto en el ajuste y para la sinergia de planes de manejo con otros planes
territoriales.
• Se insiste en la necesidad de esquemas flexibles y aproximaciones de manejo adapta-
tivo de aprendizaje y experimentación constante basado en amplia participación de
las comunidades todos los sectores interesados.
• Gobiernos locales deben asumir sus responsabilidades en la gestión ambiental. Para
esto es necesario ir más allá de declaraciones genéricas que llaman a la protección de
áreas (como en los OTs).

6. Alternativas Productivas

• El paramo sin gente no es una opción y su presencia requiere del desarrollo y fortale-
cimiento de alternativas productivas viables, éstas alternativas pueden ser de carácter
agroecológica que permita revalorar y conservar el conocimiento ancestral y la bio-
diversidad.
• Los sistemas productivos que incluyen un componente ganadero bovino deben di-
versificar alternativas de ingresos, analizar los proyectos alternativos para que sean
sostenibles en el tiempo. Corresponsabilidad de las comunidades en la reducción del
número de cabezas.
• Los camélidos se plantean como una alternativa viable por sus ventajas comparativas
en términos ambientales y de rentabilidad económica, frente a la cría de bovinos y
ovinos.
• Es necesario buscar formas de proteger el conocimiento ancestral y buscar formas
alternativas al mercado de sostenibilidad económica.

129
Conclusiones de simposio

7. Herramientas financieras

• Es importante tomar en cuenta el financiamiento cuando pensamos en proteger y re-


cuperar los páramos. Nuevos mecanismos de financiamiento pueden complementar
a los tradicionales caracterizados por falta de recursos o tiempo.
• Financiamiento no significa necesariamente mecanismos complicados con tenden-
cia de mercado. El problema del financiamiento se puede resolver con iniciativas
sociales, locales o comunitarias.
• No existe receta para los mecanismos de financiamiento. Dependiendo de las cir-
cunstancias se puede adaptar las herramientas integrando las posibilidades.
• Es necesario aclarar algunos términos que producen confusión.

8. Gestión, Gobernanza y Políticas.

• La manera indígena, propia de pensar la política del territorio desde la identidad y


principios culturales propios, se expresa en toda su complejidad en numerosos ins-
trumentos de política y gobierno, incluyendo las nuevas constituciones como las del
Ecuador.
• Es importante el desarrollo de herramientas que den sustento de diverso tipo a la
gobernabilidad del páramo desde los pueblos, apoyado por instrumentos eficaces.
• La integración de los instrumentos de políticas desde la escala de la localidad hasta
la nación es fundamental. Se propone a la Comunidad Andina que considera el pára-
mo como un caso de integración regional Andina distinta a la integración solamente
económica.
• Las acciones endógenas de cuidado del páramo y el agua son garantía de sostenibili-
dad. Entonces, fortalecer las capacidades de organización para actuar por el páramo
es de primera prioridad.

Conclusiones Generales

• El páramo es mucho más que un ecosistema; es un “territorio” que se debe manejar


de forma integral.
• Hay muchos instrumentos, herramientas y políticas, pero el mayor reto es aplicarlos
efectivamente y monitorearlas continuamente.
• Todos y todas tenemos una responsabilidad individual y colectivo para el futuro del
territorio de los páramos.

130
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Síntesis
de los Encuentros

131
Memorias del Foro
Comunitario II Congreso
Mundial de Páramos-
PARAMUNDI
saskia flores

Antecedentes

El Foro Comunitario del II Congreso Mundial de Páramos surgió como una respuesta a la
limitada participación que frecuentemente tienen los actores indígenas y campesinos en
los espacios científicos de esta naturaleza. Su estructura, metodología y temas fueron de-
finidos en reuniones previas con diversos líderes comunitarios parameros de Venezuela,
Colombia, Ecuador y Perú, y fueron diseñados con la principal consigna de asegurar una
verdadera aportación por parte de estos sectores sociales en las decisiones y recomenda-
ciones que se hicieran en el Congreso.

Las experiencias previas como la del II Congreso Latinoamericano de Parques y Otras


Áreas Protegidas en Argentina o la del Congreso Nacional de Páramos de Colombia fue-
ron decisivas a la hora de considerar la generación de un espacio independiente pero no
aislado de presentación de experiencias y de discusión de temas de vital importancia para
la conservación de los páramos y el desarrollo social de las poblaciones que directamente
utilizan sus recursos. Esto presentaba el reto de mantener una retroalimentación eficiente
con el resto de espacios del PARAMUNDI y de no dejar que el Foro se convirtiese en un
espacio excluido de las discusiones generales. Las metodologías de trabajo del Foro y del
Congreso fueron entonces diseñadas de modo que se garantizase la visualización de las
diversas opiniones y visiones de los sectores representados en el evento.

Objetivo del Foro Comunitario

Promover una participación protagónica por parte de los actores comunitarios que asistan
al Congreso, a través del análisis de experiencias significativas y de la formulación de reco-
mendaciones de políticas públicas y de acciones de manejo y conservación de los páramos
en los principales resultados del evento.

132
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Metodología

Ejes temáticos

La dinámica del Foro se organizó en relación a cuatro ejes temáticos, que fueron analiza-
dos durante tres días a tiempo completo y sobre la base de presentaciones de experiencias
y aprendizajes significativos de Venezuela, Ecuador, Colombia y Perú.

Tema Descripción
Abarcó las experiencias relacionadas a los usos productivos y
no productivos que las comunidades locales dan al páramo, así
como las iniciativas de manejo sustentable y de conservación.
1. Usos y manejo
Incluyó el análisis de temas asociados a la implementación de
de páramos
planes de manejo y de planes de ordenamiento territorial, de
alternativas productivas, de procesos de restauración, del uso
del recurso agua, entre otros

Incluyó la discusión de temas ligados a los roles y responsabi-


lidades de los actores que viven en los páramos, así como a los
2.Actores, propiedad
conflictos de tenencia de la tierra o de uso de recursos a causa
y conflicto
de la minería, de la implementación de hidroeléctricas, del cul-
tivo de agrocombustibles, de la agroforestería, entre otros

Este eje cubrió las experiencias relacionadas a las visiones in-


dígenas y campesinas producto de la convivencia directa con el
3. Relación páramo, así como los aspectos culturales que se desprenden de
comunidad-páramo esta relación. Las visiones ancestrales de manejo o las relacio-
nes entre las mujeres y los páramos son ejemplos de experien-
cias que se analizaron bajo este tema

Bajo este paraguas se analizaron aprendizajes que reflejaban la


4. Incidencia de organizacio- participación ciudadana o la ausencia de la misma en la formu-
nes sociales en legislación lación de políticas regionales, nacionales y locales relacionadas
y políticas a los páramos, dando especial énfasis a temas como el agua, la
minería, los servicios ambientales, entre otros

Grupos de trabajo

Los ejes temáticos fueron trabajados en tres grupos bajo la facilitación de un(a)
moderador(a) y un(a) sistematizador(a), y sobre la base de presentaciones de casos de es-
tudio. Al inicio de cada jornada, los/las participantes se distribuyeron de forma aleatoria,
para lo cual se colocaron tarjetas de cartulina de tres colores diferentes debajo de cada silla
y de forma alternada. Cada persona “descubría” su tarjeta y se agrupaba de acuerdo a su
color en un salón independiente con su respectivo(a) moderador(a) y sistematizador(a).

Todos los grupos trabajaron el mismo eje temático cada día; sin embargo, las presentacio-
nes fueron diferentes para cada uno. La idea de este mecanismo fue la de contar con una
mayor diversidad de presentaciones y así enriquecer las conclusiones diarias y la Declara-
toria del Foro Comunitario.

133
Síntesis de los Encuentros

Presentaciones

Las presentaciones tenían como objetivo fundamental motivar y orientar la discusión de


los grupos de trabajo. En otras palabras, eran su materia prima de análisis y debate. Las
experiencias y estudios de caso fueron escogidos previamente en diversas reuniones de
planificación. A continuación se presenta el listado original de experiencias que se consi-
deraron para la realización del Foro Comunitario.

Eje temático Presentación Organización


Manejo de los páramos de Apahua, Movimiento Indígena y Campesino
Cotopaxi, Ecuador de Cotopaxi (MICC)

Experiencia de manejo de páramos Instituto de Ecología y Desarro-


en el margen derecho del río Amba- llo de las Comunidades Andinas
to, Tungurahua, Ecuador (IEDECA)

Convivencia y manejo adecuado


Federación Indígena y Campesino
del páramo de Zuleta, Imbabura,
de Imbabura (FICI)
Ecuador

Planes de manejo participativos de


Proyecto Páramo Andino-Perú
Piura y Cajamarca, Perú

Experiencia de protección de
fuentes de agua y páramos en la Centro de Desarrollo e Investiga-
microcuenca del río Tambo-Burgay, ción Rural (CEDIR)
Cañar, Ecuador

Uso y manejo de páramos a través


de alpacas en Plancha Loma, Coto- Plancha Loma
Uso y manejo paxi, Ecuador
de páramos Federación de Organizaciones
Manejo de alpacas en Ayora, Imba-
Populares de Ayora Cayambe
bura, Ecuador
(UNOPAC)

Manejo de los páramos de Patoco-


Tucaita
cha, Cañar, Ecuador

La experiencia de la asociación de
Cabildos Indígenas de Tacuello, Proyecto Nasa y Consejo Regional
Toribio y San Francisco, Cauca, Indígena del Cauca
Colombia

Manejo de los páramos de Imbacu- Centro de Estudios Pluriculturales


cha, Imbabura, Ecuador (CEPCU)

Manejo de los páramos de la comu-


Central Ecuatoriana de Servicios
nidad Nueva Tondolique, Tungu-
Agrícolas (CESA)
rahua, Ecuador

Unión de Organizaciones Cam-


Manejo de los páramos de Moro-
pesinas Indígenas de Cotacachi
chos, Imbabura, Ecuador
(UNORCAC)

134
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Mojanda: la comunidad en contra FICI / Consorcio de Desarrollo


de las áreas protegidas, Pichincha- de Manejo Integral de Agua y
Imbabura, Ecuador Ambiente (CODEMIA)

Conflictos de tenencia de tierras en


Fundación Cordillera
Piñán, Imbabura, Ecuador

Minería en Perú CooperAccion

Actores, propiedad Minería y conflictos sociales en


y conflictos Quimsacocha, Tungurahua, Ecuador

Hidroeléctricas en Cotopaxi,
MICC
Ecuador

Plantaciones forestales en comuni-


Acción Ecológica
dades indígenas en Ecuador

Conflictos por el uso del agua en Fondo Ambiental del Agua (FO-
Oyacachi, Napo, Ecuador NAG)

Relaciones en los páramos de Coto-


Fundación Heifer
paxi, Ecuador

Convivencia de las comunidades de


la UNOCANC con el páramo, Coto- Plancha Loma
paxi, Ecuador

Las organizaciones de Cotopaxi y su


MICC
relación con los páramos, Ecuador

Mujeres y los páramos de Apahua, Organización de Mujeres de


Cotopaxi, Ecuador Apahua
Relaciones
comunidad-páramo Organización de parameros de Proyecto Páramo Andino-Vene-
/ Incidencia de Gavidia, Mérida, Venezuela zuela
organizaciones Las relaciones en el páramo de
sociales en legisla- FICI / Junta de agua Angla
Cusín, Imbabura, Ecuador
ción y políticas
El Resguardo de Chiles, Colombia Proyecto Páramo Andino-Colombia

Cómo se enfrentan los conflictos Confederación de los Pueblos de


de páramos en la legislación del Nacionalidad Kichua del Ecuador
Ecuador? (ECUARUNARI)

Movimiento Indígena de Cotopaxi,


MICC
Ecuador

Visión de la CONAIE en relación


Confederación de Nacionalidades
a los cuerpos legales de páramo,
Indígenas del Ecuador (CONAIE)
Ecuador

El riego en la nueva ley de aguas Federación de Usuarios de Riego y


del Ecuador Campesinos de Cotopaxi (FEDURIC)

135
Síntesis de los Encuentros

Políticas locales de páramo, Piura,


Proyecto Páramo-Perú
Relaciones Perú
comunidad-páramo
El Programa Socio Páramo de
/ Incidencia de Ministerio de Ambiente
Ecuador
organizaciones so-
ciales en legislación Asociación de Coordinadores de
y políticas Asociación de Coordinadores de
Ambiente del Municipio de Rangel
Ambiente del Municipio de Rangel
en Mucuchíes, Venezuela

Los/las expositores(as) de cada una de estas experiencias fueron invitados formalmente


y solicitados de elaborar una presentación según la siguiente guía de preguntas y con las
siguientes recomendaciones:

• ¿Dónde se realizó la experiencia?


• ¿Qué problema dio origen a la experiencia?
• ¿Cómo se enfrentó el problema?
• ¿Cuáles fueron las actividades desarrolladas más importantes?
• ¿Quiénes participaron?
• ¿Cuáles fueron los principales logros de la experiencia?
• ¿Cuáles fueron las principales dificultades enfrentadas?
• Si tuviera que volver a realizar la experiencia ¿qué aspectos cambiaría?, ¿por qué?
• Utilizar un lenguaje sencillo y la mayor cantidad de gráficos posible.
• Poner énfasis en compartir las reflexiones obtenidas de su experiencia.

Para la ejecución misma de las presentaciones, cada expositor(a) contó con 15 minutos.
Al concluir todas las presentaciones (generalmente tres por sesión), se abría un espacio de
media hora para una ronda de preguntas para todos(as) los/las expositores, justo antes de
pasar al análisis de la información en plenario.

Análisis

A partir de las experiencias y aprendizajes expuestos, el/la moderador(a) debía generar


el debate a través de las siguientes preguntas guía: ¿Cuáles son las tres cosas (aspectos)
más importantes de las experiencias presentadas?, ¿Por qué son importantes estas cosas
(aspectos)? y ¿Cuáles son las tres cosas (aspectos) más importantes que se deberían hacer
en el futuro? ¿Quién las debería hacer?

Para la pregunta de ¿Cuáles son las tres cosas más importantes de las experiencias pre-
sentadas?, los/las participantes se juntaron en pequeños grupos de cinco personas. Cada
“mini-grupo” contaba con tres tarjetas de cartulina de un solo color y un marcador o
plumón. En diez minutos, cada “mini-grupo” debía contestar la pregunta escribiendo un
solo aspecto en cada tarjeta. Una vez concluido el tiempo, se pedía al primer grupo que
pegase en la pizarra una tarjeta cualquiera. El/La moderador(a) debía preguntar si los
otros “mini-grupos” tenían una tarjeta con algún contenido similar al que se estaba le-
yendo en ese momento. En caso de existir alguna, ésta era pegada bajo la primera tarjeta

136
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

de cartulina. El segundo grupo debía entonces pegar en la pizarra un segundo aspecto y a


continuación se procedía de idéntica manera. Así, hasta que se hayan agrupado todas las
tarjetas producidas por los pequeños grupos.

Una vez asociadas, se resumía el contenido de cada grupo de tarjetas en una sola frase
a través de una pequeña discusión que permitía dejar claro a qué exactamente se refe-
rían. Luego, se formulaba la siguiente pregunta: ¿Por qué son importantes estas cosas
(aspectos)?. Las respuestas que daba el plenario eran anotadas por el/la moderador(a) en
tarjetas de otro color junto a cada grupo de tarjetas. Todo este trabajo debía realizarse en
60 minutos.

Posteriormente, se pidió a los/las participantes conformar nuevamente los mismos “mini-


grupos” para contestar la tercera y última pregunta: ¿Cuáles son las tres cosas más im-
portantes que se debería hacer para el futuro?, ¿Quién las debería hacer? En 45 minutos
debía repetirse la misma dinámica de agrupación de tarjetas que para el caso de la primera
pregunta. Una vez concluido el trabajo se solicitaba al plenario que nombre uno o dos
representantes que participen de la sistematización del grupo y de la elaboración de con-
clusiones y recomendaciones.

Elaboración de conclusiones y recomendaciones

La redacción misma de las conclusiones y recomendaciones fue hecha por los/las


moderadores(as), los/las sistematizadores(as) y los/las delegados(as) de cada grupo. Esta
labor se ejecutaba inmediatamente después de haber concluido el análisis de informa-
ción en cada grupo, durante 30 minutos. Finalmente, se procedía a la elaboración de
la síntesis del día; es decir, a la unión de las conclusiones y recomendaciones dadas en
cada grupo. Este trabajo fue desarrollado por todos(as) los/las moderadores(as), los/las
sistematizadores(as), los/las delegados(as) comunitarios(as) y los/las coordinadores(as)
del Foro. Los insumos generados fueron difundidos en las sesiones conjuntas así como en
el cierre del Congreso.

Equipo técnico, roles y responsabilidades

La coordinación del Foro estuvo a cargo de dos personas que con el apoyo de un asistente
técnico llevaron a cabo la construcción metodológica del mismo, su difusión, su puesta
en marcha y su sistematización. Los/Las moderadores(as) cumplieron el rol de facilitar
los trabajos en grupos y los procesos de discusión y análisis de la información generada a
partir de las presentaciones. Los/Las sistematizadores(as), por su parte, se encargaron de
registrar la información relevante tanto de las presentaciones como de los procesos de aná-
lisis y discusión, de forma que al momento de elaborar las conclusiones grupales y las con-
clusiones generales, se cuente con documentos listos para ser fusionados y sintetizados.

Finalmente, todo el equipo mencionado fue responsable de analizar las conclusiones gru-
pales y, a partir de ellas, elaborar conclusiones diarias, así como la Declaratoria del Foro
Comunitario.

137
Síntesis de los Encuentros

Agenda propuesta

Lunes, 22 de junio de 2009


Bienvenida al Foro Comunitario

TEMA: USOS Y MANEJO DE LOS PÁRAMOS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3 Grupo 4

Eustaquio Tuala
Guillermo y Juan Quina-
Velásquez. toa. Manejo de
Abrahan Salazar. Hildebrando
Uso y manejo los páramos de
Manejo de los Cueva. Planes de
de páramos a la comunidad
12:00 - 12:20 páramos de manejo partici-
través de alpacas Nueva Tondoli-
Apahua, Coto- pativos en Piura,
en Planchalo- que, parroquia
paxi, Ecuador Perú
ma, Cotopaxi, Quisapincha,
Ecuador Tungurahua,
Ecuador

Luis Ipiayule
Rodrigo Chon- Félix Morocho.
y Eliodoro Ya-
tasi. Experiencia Experiencia de
César Andran- tacue. Asocia-
de manejo de protección de
go. Manejo ción de Cabildos
páramos en la fuentes de agua y
12:20 - 12:40 de alpacas en Indígenas de
margen derecha páramos en la mi-
Ayora, Pichincha, Tacuello, Toribio
del río Ambato, crocuenca del río
Ecuador y San Francisco
Tungurahua, Tambo-Burgay,
/ Proyecto Nasa,
Ecuador Cañar, Ecuador
Cauca, Colombia

Rolando Iles.
Luis Ponce y Luis Marcelo Ver-
Convivencia y Víctor Alba.
Ordóñez. Planes dugo. Manejo
manejo adecuado Plan de manejo
12:40 - 13:00 de Manejo de la de los páramos
del páramo de participativo de
Reserva El Ángel, de Patococha,
Zuleta, Pichin- Cajamarca, Perú
Carchi, Ecuador Cañar, Ecuador
cha, Ecuador

Discusión Discusión Discusión Discusión


13:00 - 13:30
y preguntas y preguntas y preguntas y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

Elaboración de
Elaboración de Elaboración de Elaboración de
conclusiones y
15:00 - 17:30 conclusiones y conclusiones y conclusiones y
recomendacio-
recomendaciones recomendaciones recomendaciones
nes

Elaboración de conclusiones y recomendaciones generales


18:00 - 19:00
(solo moderadores y sistematizadores)

138
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Martes, 23 de junio de 2009


Plenario: discusión y validación de conclusiones del día anterior

TEMA: ACTORES, PROPIEDAD Y CONFLICTOS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

Benjamín Inuca.
Páramos de Mo-
janda, Imbabura- Abrahan Salazar.
Wilson Ibáñez.
12:00 - 12:20 Pichincha, Ecuador: Hidroeléctricas en
Minería en Perú
la comunidad en Cotopaxi, Ecuador
contra de las áreas
protegidas

Juan Carlos Monge.


Gustavo Quezada. Susana Escandón.
Comunidad ances-
Minería y conflictos Conflictos en el uso
tral, conflicto an-
12:20 - 12:40 sociales en Quin- de agua en Papallacta
cestral de tenencia
sacocha, Azuay, y Oyacachi, Napo,
de tierras en Piñán,
Ecuador Ecuador
Imbaura, Ecuador

Discusión Discusión Discusión


12:40 - 13:30
y preguntas y preguntas y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

Elaboración de Elaboración de con- Elaboración de con-


15:00 - 18:00 conclusiones y reco- clusiones y recomen- clusiones y recomen-
mendaciones daciones daciones

18:00 - 19:30 Sesiones conjuntas

Elaboración de conclusiones y recomendaciones generales


19:30 - 20:30
(solo moderadores y sistematizadores)

139
Síntesis de los Encuentros

Miércoles, 24 de junio de 2009


Plenario: discusión y validación de conclusiones del día anterior

TEMAS:
RELACIÓN COMUNIDAD-PÁRAMO
INCIDENCIA DE ORGANIZACIONES SOCIALES EN LEGISLACIÓN Y POLÍTICAS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3 Grupo 4

Juan Manuel
Fabiola Quishpe. Abrahan Sala-
Organización de García Carhua-
Las mujeres y zar. Movimien-
parameros de poma. Políticas
12:00 - 12:20 los páramos de to Indígena
Gavidia, Mérida, locales de
Apahua, Coto- de Cotopaxi,
Venezuela páramo en Piura,
paxi, Ecuador Ecuador
Perú

Ángel Sillo.
Ligia Parra.
Convivencia de
Asociación de
las comunidades Luis Bejarano.
Coordinadores
de la UNOCANC Milena Armero. Los sistemas
de Ambiente del
12:20 - 12:40 con el páramo, Resguardo de comunitarios y
Municipio de
al suroeste de la Chiles, Colombia la ley de aguas
Rangel (ACAR),
Reserva Ecológica de Ecuador
Mucuchíes,
Los Illinizas,
Venezuela
Ecuador

Sipriano Toribio Toapan-


Imbaquingo. ta. Manejo de
Oswaldo Tigasi. Ana Coral.
Relaciones de la los páramos de
Organizaciones El programa
12:40 - 13:00 comunidad de Pujilí desde la
de Cotopaxi y pá- Socio-Páramo de
Cusín y su pára- visión del Muni-
ramos, Ecuador Ecuador
mo, Imbabura, cipio, Cotopaxi,
Ecuador Ecuador

Discusión Discusión Discusión Discusión


13:00 - 13:30
y preguntas y preguntas y preguntas y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

Elaboración de
Elaboración de Elaboración de Elaboración de
conclusiones y
15:00 - 18:00 conclusiones y conclusiones y conclusiones y
recomendacio-
recomendaciones recomendaciones recomendaciones
nes

18:00 - 19:30 Sesiones conjuntas

Elaboración de conclusiones y recomendaciones finales


19:30 - 20:30
(solo moderadores y sistematizadores)

140
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Resultados

Participantes

El Foro contó con la participación de alrededor de 125 personas. La mayoría de ellas eran
representantes de comunidades indígenas o campesinas, o funcionarios de gobiernos lo-
cales de Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. A continuación se presenta un cuadro con
las localidades representadas en el Foro Comunitario.

Venezuela Colombia Ecuador Perú


Gavidia Aliso Bocal Amaluza Ayabaca
Mérida Belmira Ambato Cajamarca
Mucuchíes Cauca Atuntaqui Huancabamba
Cumbal Azogues Pacaipamba
El Duende Calpi Piura
El Encano Cangahua Samanga
Ipiales Cañar
Palmira Carrera
Popayán Catacocha
Rabanal Cayambe
Ráquira Cevallos
San Juan de Pasto Cuenca
Segunda y Cajas El Ángel
Sibundoy Espíndola
Sotaquira Gualaceo
Ventaquemada Guamote
Jimbura
La Capilla
Latacunga
Loja
Mejía
Mira
Mocha
Nueva Tondolique
Otavalo
Oyacachi
Piñán
Pujilí
Quinsacocha
Quisapincha
Riobamba
San Luis de Chaguar-
pungo
San Pablo de Lago
Tisaleo
Tufiño
Urcuquí
Zamora
Zuleta

141
Síntesis de los Encuentros

Agenda

Lunes, 22 de junio de 2009


11:00 - 12:00 Plenario

Llegada de participantes y bienvenida


Exposición de objetivos del Foro
Explicación de la metodología de trabajo
Conformación de grupos

TEMA: USOS Y MANEJO DE LOS PÁRAMOS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

12:00 - 12:20 Fernando Ruiz. Hildebrando Cueva. Guillermo Velásquez.


Manejo de los Planes de manejo Uso y manejo de
páramos de Apahua, participativos en páramos a través de
Cotopaxi, Ecuador Piura, Perú alpacas en Plan-
chaloma, Cotopaxi,
Ecuador

12:20 - 12:40 Rodrigo Chontasi. Félix Morocho. Expe- Eustaquio Tuala y


Experiencia de mane- riencia de protección Juan Quinatoa. Ma-
jo de páramos en la de fuentes de agua nejo de los páramos
margen derecha del y páramos en la de la comunidad
río Ambato, Tungu- microcuenca del río Nueva Tondolique,
rahua, Ecuador Tambo-Burgay, Cañar, parroquia Quisapin-
Ecuador cha, Tungurahua,
Ecuador

12:40 - 13:00 Víctor Alva. Plan de José Alvear. Con- Luis Ipiayule y
manejo participativo vivencia y manejo Eliodoro Yatacue.
de Cajamarca, Perú adecuado del páramo Asociación de
de Zuleta, Pichincha, Cabildos Indígenas
Ecuador de Tacuello, Toribio
y San Francisco /
Proyecto Nasa, Cauca,
Colombia

13:00 - 13:30 Discusión y preguntas Discusión y preguntas Discusión y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

15:00 - 17:30 Elaboración de con- Elaboración de con- Elaboración de con-


clusiones y recomen- clusiones y recomen- clusiones y recomen-
daciones daciones daciones

142
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Martes, 23 de junio de 2009


11:00 - 12:00 Plenario

Discusión y validación de conclusiones del lunes 22 de 2009

TEMA: ACTORES, PROPIEDAD Y CONFLICTOS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

12:00 - 12:20 Abelardo Salgado. Wilson Ibáñez. Fernando Ruiz.


Análisis e identifi- Minería en Perú Hidroeléctricas en
cación de actores Cotopaxi, Ecuador
locales para la con-
servación del páramo,
Colombia

12:20 - 12:40 Juan Carlos Monge. Gustavo Quezada. Susana Escandón.


Conflicto ancestral de Minería y conflictos Conflictos en el uso
tenencia de tierras sociales en Quinsaco- de agua en Papallacta
en Piñán, Imbaura, cha, Azuay, Ecuador y Oyacachi, Napo,
Ecuador Ecuador

12:40 - 13:00 Alirio Sánchez. Eliodoro Yatacué.


Los pueblos indígenas El cuidado del pára-
del Cauca y la defensa mo: responsabilidad
territorial, Colombia de todos, Colombia

13:00 - 13:30 Discusión y preguntas Discusión y preguntas Discusión y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

15:00 - 17:30 Elaboración de con- Elaboración de con- Elaboración de con-


clusiones y recomen- clusiones y recomen- clusiones y recomen-
daciones daciones daciones

143
Síntesis de los Encuentros

Miércoles, 24 de junio de 2009


11:00 - 12:00 Plenario

Discusión y validación de conclusiones del día martes 23 de 2009

TEMAS:
RELACIÓN COMUNIDAD-PÁRAMO
INCIDENCIA DE ORGANIZACIONES SOCIALES EN LEGISLACIÓN Y POLÍTICAS

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

12:00 - 12:20 Henriette Arreaza. Sipriano Imbaquin- Juan Manuel García


La vida entre las go. Relaciones de la Carhuapoma. Políti-
piedras. Arte, gente comunidad de Cusín y cas locales de páramo
y paisaje en una co- su páramo, Imbabura, en Piura, Perú
munidad del páramo Ecuador
venezolano

12:20 - 12:40 Ángel Sillo. Fernando Ruiz. Toribio Toapanta.


Convivencia de las Organizaciones de Manejo de los pára-
comunidades de la Cotopaxi y páramos, mos de Pujilí desde la
UNOCANC con el pára- Ecuador visión del Municipio,
mo, al suroeste de la Cotopaxi, Ecuador
Reserva Ecológica Los
Illinizas, Ecuador

12:40 - 13:00 Fabiola Quishpe. Las Ligia Parra. Asocia- Ana Coral. El progra-
mujeres y los páramos ción de Coordinado- ma Socio-Páramo de
de Apahua, Cotopaxi, res de Ambiente del Ecuador
Ecuador Municipio de Rangel
(ACAR), Mucuchíes,
Venezuela

13:00 - 13:30 Discusión y preguntas Discusión y preguntas Discusión y preguntas

13:30 - 15:00 Almuerzo

15:00 - 17:30 Elaboración de con- Elaboración de con- Elaboración de con-


clusiones y recomen- clusiones y recomen- clusiones y recomen-
daciones daciones daciones

144
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Conclusiones y recomendaciones

Tema Conclusiones Recomendaciones


Se observa con preocupación que para el Es-
tado y para muchos investigadores y científi-
cos, el páramo es visto como un ecosistema
en el que conviven plantas y animales únicos
que, en el mejor de los casos, debe ser con-
LA CONCEPCIÓN COMUNITARIA DEL PÁRAMO

servado por su importancia para la vida. Pero


el páramo es un ámbito mucho más amplio y Cualquier proceso de investigación
complejo en el que habitan también seres y cualquier política respecto a los
humanos, en su gran mayoría con carencias páramos, debe contar con la partici-
económicas. Estos habitantes han construi- pación activa y real de la población
do con el páramo relaciones de convivencia del páramo, de sus organizaciones
y complementariedad. El páramo es para y representantes. El páramo y sus
muchas culturas parte fundamental de la Pa- habitantes no pueden continuar
cha Mama, es un bien común prestado de las siendo un objeto paisajístico, de es-
futuras generaciones y punto crucial de un tudios, investigaciones y políticas,
ciclo que genera vida permanentemente. sino constituirse en sujeto activo
de ellas.
La implementación de procesos de zonifica-
ción y ordenamiento territorial, manejados
verticalmente desde el Estado y desde las
instituciones de cooperación, fragmentan la
cosmovisión ancestral del territorio como un
“todo” y a las organizaciones del páramo.
NORMATIVIDAD SOBRE PÁRAMOS

En las leyes ambientales de los paí-


ses se debe legitimar a la comuni-
En general son pocas las normativas lega-
dad como autoridad ambiental en
les que existen sobre los páramos y, las que
su territorio y aportarle medios y
existen, no han sido elaboradas con parti-
recursos para que cumpla con ese
cipación de las comunidades del páramo,
rol. Estas normativas deben incluir
ignoran las concepciones ancestrales, no to-
las normativas ancestrales. La orga-
man en cuenta los avances sobre normativas
nización comunitaria fortalecida es
indígenas (OIT, ONU).
la mejor garantía para los procesos
de conservación.
LA MINERÍA EN LOS PÁRAMOS

Se ve con preocupación la persistencia en


América Latina de gobiernos aferrados a
modelos extractivistas, que ven a la minería
como un sector fundamental de la economía.
La minería y la industria en todas sus escalas
son incompatibles con la conservación de los
páramos y los demás espacios de vida. Los
usos y costumbres de las comunidades deben
ser respetados.

145
Síntesis de los Encuentros

Tema Conclusiones Recomendaciones

En este Congreso Mundial también se puede


ver una preeminencia de las concepciones
académicas frente a las comunitarias. Se ha
hecho un gran esfuerzo por juntar a la co-
DIVORCIO CIENTÍFICO – COMUNITARIO

munidad científica, pero no por juntar a las Es necesario en este Congreso ge-
comunidades ancestrales para discutir los nerar un espacio de encuentro, de
problemas que enfrentan y buscar alternati- intercambio, de búsqueda de al-
vas. En los hechos hay un aislamiento de las ternativas consensuadas para la
comunidades de páramo, lo que produce su defensa del páramo. Es urgente
invisibilización. hacer esfuerzos desde la academia,
en alianza con las comunidades del
En el discurso manejado por las instituciones páramo, para emprender el rescate
e investigadores prevalece una terminología de saberes comunitarios que forta-
que no considera la diversidad cultural. La lezcan los procesos de conservación
persistencia del uso de esta terminología es y manejo.
una muestra de la falta de consideración y
respeto por la cultura ancestral del páramo.
Además, se constituye en un signo de la falta
de voluntad de inclusión.

En los últimos años se han difundido


propuestas de pagos por servicios
SERVICIOS AMBIENTALES – INCENTIVOS

ambientales o entrega de incentivos


económicos supuestamente para fa-
vorecer la conservación del páramo.
Estas propuestas encubren políticas
de privatización de los bienes na-
turales y los territorios. Las comu-
nidades del páramo no requieren
dádivas o proyectos de corto plazo;
necesitan que se establezcan polí-
ticas públicas respecto al páramo y
propuestas de desarrollo integral,
sostenibles, de largo plazo, planes
de vida enmarcados en la concep-
ción del Buen Vivir

Las comunidades del páramo tienen una vi-


LA VISIÓN COMUNITARIA

sión integral de los territorios andinos. El


DEL PÁRAMO

páramo está profundamente relacionado con


otros espacios de vida como los bosques. Por
eso, cuando se habla de cuidarlos, se debe
incluir a todos los espacios de vida en las al-
turas que son nuestra casa ancestral y que
queremos defender y proteger.

146
Memorias del Foro Comunitario II Congreso Mundial de Páramos-PARAMUNDI

Tema Conclusiones

Los páramos son fuentes de agua y vida para las comunidades de altura y las de las
zonas bajas. Muchos de ellos ahora están siendo destruidos o amenazados por acti-
vidades como la minería, la deforestación, las plantaciones forestales con especies
exóticas, el turismo masivo no controlado y algunos proyectos hidroeléctricos. La
minería, en todas sus modalidades, que para sus actividades debe remover inmensas
cantidades de suelo, es absolutamente incompatible con la vida en el páramo.
LOS PÁRAMOS Y LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

Las actividades ancestrales, como la agricultura, caza y pesca, deben ser recupe-
radas. Pero somos conscientes que el crecimiento de las áreas agrícolas hacia las
alturas, las prácticas agrícolas inadecuadas y la caza ilegal e indiscriminada están
alterando gravemente a los páramos. Igual ocurre con los proyectos forestales e
hidroeléctricos que perjudican a los páramos y que no se consultan con las comu-
nidades.

Si bien se reconoce que los proyectos hidroeléctricos en pequeña y mediana esca-


la son una fuente de energía más limpia y de menor costo, debe cuidarse que no
afecten los derechos colectivos ni provoquen impactos ambientales y, sobre todo,
que su gestión y administración esté en manos de las comunidades y los gobiernos
locales.

Pero no es suficiente oponerse a estas actividades. Las alternativas deben ser pro-
puestas por y con las comunidades. Los Estados deben respaldar esas propuestas
de manera firme y permanente. En varios países de la región se realizan actividades
productivas amigables con los espacios de vida andinos, como el turismo comu-
nitario, la piscicultura bien manejada, la crianza de camélidos, la producción de
artesanías o la producción de lácteos en zonas vecinas a los páramos. Es necesario
trabajar en esas y otras alternativas, y fome ntar políticas públicas de largo plazo.

Las comunidades, pueblos y nacionalidades que vivimos en los páramos, la pobla-


LA NECESIDAD DE UN TRABAJO

ción que se beneficia de ellos aguas abajo, las autoridades y todas las personas com-
prometidas con los espacios de vida en las alturas (investigadores, ONGs, proyectos,
REGIONAL ANDINO

cooperación internacional), debemos estar más unidos. Necesitamos escucharnos


más y aprender más unos de otros. Queremos impulsar procesos de integración entre
los países andinos para fomentar la relación entre las comunidades de altura, pro-
fundizar el análisis de los problemas del páramo y hacer propuestas comunes para
su protección. También para buscar alternativas productivas, realizar programas de
capacitación, formular políticas públicas regionales andinas y una agenda común de
investigación a partir de las necesidades sentidas de las comunidades de altura y
con su activa participación.

147
Memorias del Encuentro
de guardapáramos:
Juntos guardaparques,
guardabosques comunitarios
y vigilantes de los páramos
Mauricio Guerrero G.

Antecedentes

En abril del 2007 se llevó a cabo un evento de capacitación para guardaparques en la ciu-
dad e Loja, en el marco del desarrollo del Proyecto Páramos Transfronterizos-PPT (finan-
ciado por Betty Gordon and Moore Foundation). Este proyecto, entre otras actividades
tenía previsto contratar personal en las cinco áreas protegidas de intervención, pero no
implicaba ningún evento para capacitar a los mismos. En vista de lo cual se buscó y se
obtuvo apoyo financiero miento del EFN (Education for Nature) del WWF. El curso fue
intensivo y exigente, pero allí se evidenciaron diversas situaciones que limitan el quehacer
de los guardaparques, y que lamentablemente poco son tratados esos temas.
Mientras se planificaban las ideas iniciales del congreso mundial de páramos, la idea de
convocar a guardaparques de Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador, fue tomando realce.
Es así, que luego de varias consultas y análisis, junto con los directivos del Proyecto Pára-
mos Andino-PPA, se consideró adecuado hacer un evento para reunir a guardaparques de
zonas protegidas (privadas o estatales) de páramos, como parte de las actividades previs-
tas dentro del Congreso.

Así, luego de varias conversaciones y establecer acuerdos con el Ministerio del Ambiente
del Ecuador, el CONDESAN a través del Proyecto Páramo Andino y el Proyecto Páramos
Transfronterizos, establece una invitación para el que se denominó: “Encuentro Andino
de Guardapáramos: Juntos Guardaparques, Guardabosques comunitarios y Vigilantes de
los Páramos”. Esta invitación (anexo 1) se incluyó en la página Web del Congreso, a fin
de difundir el evento de forma amplia, y lograr reunir al menos unas cincuenta personas,
para este encuentro. Los guardaparques siendo uno de los grupos clave en la vida diaria
de un área protegida, constituyen uno de los grupos más marginados. Las posibilidades
de perfeccionamiento o mejoramiento son limitadas en el caso de los cuatro países.
El Encuentro se desarrollaría durante dos días, pero además se incluiría una mañana com-
pleta para una visita de campo a un sector de páramo del Parque Nacional Podocarpus
(Cajanuma). Adicionalmente, se estructuró el horario del Encuentro, de manera que los
participantes puedan asistir a las charlas magistrales del Congreso (en las primeas horas
de cada mañana).

149
Síntesis de los Encuentros

Los objetivos planteados para el Encuentro, no solo buscaban un intercambio de expe-


riencias y lecciones aprendidas del quehacer de los guardaparques, sino además establecer
espacios para mantener un intercambio permanente de ideas, que contribuyan a mejorar
su trabajo e identifiquen soluciones bajo visiones regionales y/o locales.

Los Objetivos planteados para el Encuentro fueron los siguientes:

• Reunir la mayor cantidad de guardaparques, guardabosques, y vigilantes de zonas


protegidas de páramos (estatales o privadas) de Venezuela, Colombia, Perú y Ecua-
dor, para propiciar un intercambio de experiencias y lecciones aprendidas sobre la
práctica diaria de los guardapáramos.
• Establecer, estrechar y fortalecer vínculos tendientes a promover y mejorar la gestión
del páramo en las actividades cotidianas de los guardapáramos.
• Identificar necesidades comunes y proponer soluciones de alternativas viables, bajo
visiones regionales y locales.

Aspectos logísticos generales

A fin de lograr una participación amplia, se motivó a que el Ministerio del Ambiente del
Ecuador, debería ser el organismo anfitrión y promover la participación del personal de las
áreas protegidas de páramo. Así, se logró apoyo de parte del Programa GTZ-Gesoren, gracias
a lo cual fue posible lograr una amplia participación de guardaparques del Ecuador.

Si bien se preparó una invitación para que los Ministerios o autoridades ambientales de
Venezuela, Colombia y Perú, promuevan la participación de su personal, al final la invi-
tación no fue enviada, de manera que se buscó otras opciones. Entre ellas, las comunica-
ciones directas.

Del FONAG se logró una participación importante en el Encuentro. Adicionalmente, se


buscó concretar la participación de líderes comunitarios, o guardabosques comunitarios,
así como personas de las rondas Campesinas (Perú), con apoyo de los coordinadores del
PPA en cada uno de los cuatro países (incluyendo Ecuador). A lo cual se sumaron las in-
vitaciones directas que se realizaron a los guardaparques de los sitios de intervención del
Proyecto Páramos Transfronterizos.

De otro lado, se gestionaron las acciones respectivas para contar con un auditorio en la
Universidad Técnica Particular de Loja-UTPL, para el desarrollo del Encuentro, así como
para el equipo de audiovisual requerido.

Metodología del encuentro

El Encuentro se organizó para ser desarrollado durante los días lunes 22 y martes 23 en un
auditorio de la UTPL, con un horario de trabajo de 11:00 a 12:30 horas y de 14:00 a 18:00,
de manera que los participantes podrían asistir a las charlas magistrales que se celebraron
diariamente en las primeras horas de las mañanas. El día miércoles por la mañana se or-

150
Memorias del Encuentro de guardaparques, guardabosques comunitarios
y vigilantes de los páramos

ganizó una visita de campo, para hacer un recorrido por el sector de Cajanuma del Parque
Nacional Podocarpus.

La coordinación y facilitación del evento estuvo a cargo de Mauricio Guerrero (Condes-


an), quien ya había tenido experiencia en el pasado, trabajando con el grupo de guardapar-
ques, tanto en temas de capacitación, como en temas de planificación en áreas protegidas.

El Grupo meta considerado consistió en guardaparques de áreas protegidas de los cuatro


estados, guardabosques, guardapáramos o similares, de áreas privadas o comunitarias, así
como miembros de comunidades o randas campesinas, que están involucrados de alguna
manera, en el trabajo de conservación de áreas protegidas.

Dado que los temas que se resolvería tratarse, podrían resultar un tanto áridos para los
guardaparques, se estructuró una agenda (anexo 2) que intercale las acciones formales
con dinámicas de grupo, así como con actividades de trabajo grupal y discusiones en
foro general. Inicialmente se identificarían y analizarían los temas potencialmente a ser
tratados (entre 4 a 6 temas), que son comunes para los cuatro países. En base de lo cual
se conformarían grupos y el análisis de cada grupo sería tratado en una plenaria, cuyos
insumos formarían parte de la Declaratoria.

Resultados esperados

Se tenía la expectativa de reunir entre 50 a 60 participantes (el Encuentro convocó y reunió


a 51 personas, ver anexo 3). La mayoría de los participantes fueron de Ecuador, seguido
por participantes de Colombia, Perú y Venezuela (en ese orden de participantes).

Si bien se tenía previsto lograr a más del intercambio de experiencias, una Declaratoria
(la cual se explica detalladamente más adelante), se aprovechó con los participantes, de
completar una encuesta (anexo 4), sobre las necesidades de capacitación.

La Declaratoria (anexo 5), resume las ideas y aspiraciones de los participantes, la misma
que fue construida en base al trabajo grupal y el posterior foro de análisis, y se espera que
con ella se logre plasmar varias de las ideas sugeridas, de manera que ello contribuya a
fortalecer a este grupo humano que trabaja en las áreas protegidas (estatales, comunitarias
o privadas).

La gira de campo (actividad opcional que reunió a 42 de los participantes), tenía como
fin contribuir a conocer el páramo arbustivo, desconocido para muchos de los guardapar-
ques, a más de familiarizarse con este tipo de ambiente y el trabajo que se desarrolla en el
Parque nacional Podocarpus.

Finalmente, se facilitó un material (fotocopias), que se extrajo del Manual del Guardapar-
que Centroamericano, con la finalidad de brindarles a los guardaparques, información
sencilla útil para su trabajo. El documento integró solamente algunos temas claves y de
interés para el trabajo de los guardaparques.

151
Síntesis de los Encuentros

Desarrollo del encuentro:

Domingo 21

Previo al desarrollo oficial del Congreso, se realizó una visita al Hotel donde estaban hos-
pedados los guardaparques, y se les manifestó, a varios de ellos, sobre la Inauguración del
Congreso Mundial de Páramos, a fin de que los interesados participen del mismo (evento
que se desarrolló en el Salón del Ilustre Municipio de Loja). Varios de los guardaparques
participaron en este evento.

Lunes 22

Tal como estaba establecido en la programación y agenda, inicialmente los participantes


se inscribieron formalmente en el Congreso y se les facilitó la documentación y material
preparado (entregado a todos los participantes). Luego de lo cual participaron en las Con-
ferencias Magistrales. A partir de las 11:00 horas, nos reunimos con los guardaparques en
el Auditorio Marcelino Champagnat (segundo piso del Octógono, UTPL).

Inicialmente se procedió a dar la bienvenida, y para facilitar la participación y romper


el hielo, con ayuda de Wilson Guzmán (Fundación Ecológica Arcoiris), se procedió a
desarrollar una dinámica, dividiendo a los participantes en cuatro grupos. La dinámica,
consiste en distribuir una lámina A4 de color, a cada participante. Los participantes deben
permanecer tomados de la mano, y desplazan la lámina de atrás hacia delante (sin soltarse
de las manos), la misma que una vez llega a la primer persona, la coloca en el suelo, y sobre
la lámina debe colocar sus pies, de manera que paulatinamente circulan las láminas, se
colocan en el suelo y el grupo avanza sin topar el suelo, sino sobre cada una de las láminas.
La meta es que el grupo se desplace de un extremo a otro. Está dinámica ayuda a que los
participantes se familiaricen entre sí y tengan mayor confianza.

Luego de lo cual se procedió con otra dinámica, cuyo objetivo era la presentación de los
participantes. Para lo cual se formaron dos hileras de igual número de participantes,
para que queden frente a frente los participantes (idealmente se forman dos círculos uno
interno y otro externo, pero el espacio del salón no permitía ello). Al estar frente a frente
se procedió a que las personas de una fila presenten a la persona del frente su mano: qué
hacen con la mano, para que les sirve, etc. Luego los de la otra fila procedieron a presentar
al pie, y de igual forma debían decir qué hace, para que sirve, etc. Finalmente debían pre-
sentarse unos a otros. Luego de lo cual, regresaban a sus asientos, y cada uno presentaba
a la persona con quien hizo la dinámica. Quién es, de dónde viene, etc.

Posteriormente se explicó en qué consistía el Encuentro. Inicialmente los guardaparques


mostraron poco interés por el evento, ya que les pareció un tema árido o demasiado ana-
lítico. Algunas personas manifestaron que querían ver las conferencias, en lugar de estar
allí, dado que son los únicos espacios con que cuentan para capacitarse. Se manifestó
por ejemplo: “…nosotros estamos aquí, cuando en las otras salas, muchos técnicos están
presentando los datos que nosotros les damos cuando van a nuestras áreas protegidas.”
De manera que había interés en participar en las charlas del Congreso. Se explicó que

152
Memorias del Encuentro de guardaparques, guardabosques comunitarios
y vigilantes de los páramos

conocíamos del interés de los guardaparques en dichas conferencias, y en base a ello se


organizó la agenda, para que los guardaparques participen de las charlas magistrales del
congreso. Sin embargo, cierta tensión se mantuvo esa mañana, y se mostró poco interés
en las temáticas a ser analizadas en el Encuentro.

Luego de avanzar en algunos aspectos básicos, se invitó a los participantes al almuerzo.


En la hora del almuerzo el facilitador conversó con el Presidente del Congreso para co-
mentar sobre esta situación, en base de lo cual se hizo las siguientes sugerencias:

• Concluir en la tarde con la meta del Encuentro (es decir la formulación de la declarato-
ria), o al menos avanzar cuanto sea posible, luego de lo cual suspender el Encuentro.

Al retorno del almuerzo, el facilitador manifestó la idea de concluir las acciones en la


tarde del mismo día lunes, de manera que así podrían participar en todas las charlas del
Congreso de los siguientes días. Asimismo, se indicó que con ello quedaría suspendida la
salida de campo.

Frente a estas sugerencias, los participantes manifestaron por ejemplo lo siguiente (de un
grupo que había participado en las charlas en la mañana), quienes dijeron: “nosotros estu-
vimos en las charlas de la mañana y son demasiado técnicas que no entendimos nada…”
Luego de analizar esta situación, el panorama cambió y los participantes manifestaron su
interés en continuar con la agenda inicialmente definida, con ajustes como:

Que se mantenga la agenda inicial, pero que el día martes durante toda la mañana (no
solo en las conferencias magistrales), se les permita participar de las charlas de ese día.
De manera que se reinicie el trabajo en la tarde del martes, y además la gira o excursión al
PNP se mantenga como se tenía previsto inicialmente. Esta breve discusión contribuyó
a que el ánimo de los participantes sea más positivo y se logró una mayor participación e
interés en el trabajo grupal.

Inicialmente se definieron los temas centrales a ser tratados, a través de una lluvia de
ideas, donde al menos cuatro temas centrales debían ser tratados:

• Roles / funciones guardaparques


• Aspectos legales
• Planificación
• Capacitación

Una vez definidos los temas, se procedió a establecer cuatro grupos de trabajo, en donde
los participantes se involucraron por afinidad de temas, pero se trató de que cada grupo
mantenga un número razonable de participantes.

Luego del trabajo grupal, se inició con la discusión y análisis de los resultados de uno de
los grupos (el de capacitación). En donde en un foro abierto, se conversó sobre lo que el
grupo acordó, y lo que sugerían. El análisis tomó algunos minutos, pero dado el avance

153
Síntesis de los Encuentros

del día, se procedió a suspender la sesión del día, alrededor de las 18:35, para continuar
con la discusión el día martes.

Martes 23

Por el ajuste acordado el día anterior a la agenda, el martes se iniciaron las actividades
luego del almuerzo. La tarde del martes se continuó con las discusiones de lo expuesto
en el grupo de trabajo y se continuó con el resto de del análisis de cada uno de los grupos.
Para facilitar las cosas, se integró la información de cada grupo en formato digital y se
procedió a discutirla en un foro abierto con todos, dirigido por el facilitador. Producto
de ello salieron muchos subtemas o situaciones muy particulares para cada país, o para
ciertas áreas protegidas. En base a ello, se fue estructurando y completando lo analizado
en cada grupo, cuyas decisiones finales, formarían parte de la Declaratoria del Encuentro
de Guardapáramos.

En la última parte de la tarde, se procedió a entregarles unas fotocopias anilladas, que inte-
gró varias secciones del Manual del Guardarecurso Centroamericano, donde previamente
se hizo una selección de la información que más adecuada y aplicable resulta para el caso
de guardaparques de zonas de altura. Entre las secciones más destacadas tenemos: prime-
ros auxilios, nudos, mapas, extensionismo, roles de un guardaparque, entre otros.

Finalmente, se realizó una breve conversación para definir algunos aspectos de índole
logístico, en especial en torno al transporte, participantes y eventos a realizarse en la gira
hacia el sector de Cajanuma del Parque Nacional Podocarpus.

Miércoles 24

Se convocó a todos los participantes de la gira (42 personas) a agruparse cerca del hotel
donde estaban hospedados. La convocatoria fue a las 07:00. Si bien la mayoría estuvo
alrededor de esa hora, el grupo salió en dos unidades de transporte a las 07:25. El reco-
rrido no presentó ninguna novedad, y previo al arribo a las instalaciones de Cajanuma,
los participantes descendieron de los buses y en un mirador, aprovechando del paisaje se
analizaron algunas situaciones del parque y su problemática en la parte occidental. Igual-
mente los participantes tomaron fotografías, y luego se procedió a ascender al centro de
interpretación de Cajanuma. Allí fueron recibidos por el personal del parque, que dieron
algunas explicaciones a los participantes. Posteriormente se inició el recorrido por el sen-
dero El Mirador (que dura alrededor de tres horas de recorrido).

El facilitador con ayuda de otros dos participantes y un pasante del Parque, procedieron a
llevar el refrigerio (box-lunch), por otro sendero, a fin de encontrar y recibir al grupo en
la parte alta de la cordillera. Esta idea fue positiva, ya que el recorrido es cansado y fue
bueno recibirles a los guardaparques con un refrigerio.

154
Memorias del Encuentro de guardaparques, guardabosques comunitarios
y vigilantes de los páramos

Allí se conversó sobre diversos temas, y fue posible aprovechar del paisaje para explicar
algunos temas relacionados al tipo de vegetación de páramo, existente en esa zona y sus
diferencias con el páramo del norte, así como en relación a la cordillera y flujos de vegeta-
ción y fauna (en ciertas zonas relativamente bajas), que sirven como corredores naturales
para el desplazamientos de especies.

En general la visita a Cajanuma fue considerada como una de las actividades más positivas
por los participantes, no solo por conocer un páramo diferente, sino por los aprendizajes
en el mismo y los paisajes del área.

Por la tarde se retornó a las instalaciones de la UTPL, y a pesar que hasta allí concluían las
actividades, un gran mayoría de los participantes, solicitó continuar con las conversacio-
nes en relación a la declaratoria. De manera que alrededor de 45 personas, nuevamente
nos reunimos, y mejoramos la declaratoria del Encuentro de Guardaparques, la misma
que fue presentada en la ceremonia de cierre del Congreso.

155
Primer Encuentro
Internacional de niños y niñas
de los páramos andinos
susana ruggiero

El primer encuentro de niñas y niños del páramo, puso una nota singular, de intensa ter-
nura, en el desarrollo de las actividades del II Congreso Mundial de Páramo, PARAMUN-
DI 2009. Vida en las alturas.

La idea surgió cuando se pensó en la presencia, en el evento, de la gente del páramo, de


modo que pudiera hacer sus valiosos aportes - la significativa experiencia de su vida en el
páramo - en la reunión donde se analizarían distintos aspectos del ecosistema.

Por lo general, los Congresos suelen ser convocatorias académicas, donde los investiga-
dores, los científicos, los estudiosos del tema, tienen la palabra.

Esta vez, las cosas se pensaron de distinta manera. Se abrió el diálogo con los verdaderos
protagonistas: las personas cuya vida se desarrolla en los páramos andinos, Los que co-
nocen mejor que nadie qué pasa allá, en las alturas, porque esa es su realidad de todos los
días…de toda una vida.

Ante esta situación, la presencia de los más pequeños, surgió como una propuesta casi
espontánea e ineludible. Se fue perfilando, poco a poco, con su carga de alegría, de prime-
ros saberes, de profundos sentires, de descubrimientos, de expresiones, de construcción
paciente de una vida y de un futuro, entre pajonales, entre nieblas, entre soles profundos
y noches heladas…

Y los niños y las niñas llegaron. Llegaron desde los páramos de Mérida, en Venezuela.
Desde los de Rabanal y Chiles en Colombia, desde Zuleta, Oyacachi, Cotopaxi, Cañar,
Saraguro y Jimbura en Ecuador y desde El Toldo y Cajamarca en Perú.
Fueron casi treinta, ataviados a veces con sus trajes típicos y siempre con sus mejillas
rojizas, su sonrisa permanente….sus ganas de ser y de estar.

Los integrantes del Grupo de Educación y Comunicación del Proyecto Páramo Andino,
con representantes de los cuatro países, prepararon, con mucho cuidado y con gran res-
peto, una serie de actividades para que los chicos realizaran, abriendo espacios de apren-
dizaje, de juegos, de encuentros, de emociones, siempre con el páramo en el corazón.

156
Primer Encuentro Internacional de niños y niñas de los páramos andinos

Como los buenos maestros - los más creativos - , con casi nada, o mejor dicho, con muy
poco, se logró reproducir un ambiente paramero, con pastizales, chuquiraguas, frailejones,
conejos, zorros, venados y hasta con un oso de anteojos asomándose por ahí, mientras un
cóndor, majestuoso, se movía de un lado a otro, en un cielo con nubes que acompañaban
su vuelo y una luna redonda, redonda, cambiaba de lugar cuando alguien lo quería.

Lo demás fue pura imaginación. Rica, desbordante imaginación, que logró un paisaje pa-
ramero distinto cada día, cuando las niñas y los niños, dibujaban su propio páramo,
moviendo elementos que reubicaban con sabiduría.

¿Qué no hicieron nuestros parameritos, asistentes privilegiados a un Congreso Mundial


de Páramo? Nos contaron cómo era su páramo y cómo era su vida allí…Fueron capaces de
entender como eran los páramos andinos, con sus semejanzas y sus diferencias; jugaron,
contaron historias, se convirtieron en ositos luciendo simpáticas máscaras, pintaron,
cantaron, tocaron instrumentos andinos, hicieron preguntas a los científicos
(y casi los pusieron en apuros) conocieron al Duende del Páramo, un personaje barbado,
con un gran sombrero de hojas y con un gran encanto, que aparecía y desaparecía cuando
menos se lo esperaba….

Pero antes de entrar a El PARAMITO - como corresponde - , pidieron permiso al páramo,


para no perderse, porque saben bien que cuando la gente que entra a un páramo “no le
pide permiso”, la Pachamama se enoja, echa mucha niebla y confunde los caminos….

La ceremonia se realizó en los jardines anteriores al recinto, y allí se plantaron casi 30


Plantitas como ofrenda cariñosa al taita páramo. Luego, en silencio, portando velas en-
cendidas, llegaron a las puertas de El Paramito y guiados por el Duende, atravesaron la
niebla de humo burbujeante, atravesaron la lluvia de fino papel transparente, y llegaron
felices y asombrados a El Paramito, donde transcurriría gran parte de los cuatro días que
disfrutarían juntos.

El aporte invalorable de quienes los guiaron durante todo el tiempo, logró maravillas: para
el acto final, las niñas y los niños de los páramos, crearon un canción dedicada al páramo,
hicieron un coro para cantarla, acompañándola con las payas que ellos mismos ejecuta-
ron! Un momento inolvidable en la ceremonia de clausura.

Los resultados obtenidos, superaron las expectativas más exigentes: un tejido regional de
saberes jóvenes y de emociones fresquitas, de amigos y amigas con sueños parecidos, de
creatividades despiertas dispuestas a la acción, de recuerdos…tal vez de añoranzas…

Momentos imborrables que perdurarán en la experiencia de cada uno, como un racimo de


luces de colores…como un ratito mágico…

Voces del mañana que evocaran el ayer:


- “Cuando chicos, participamos en un Congreso Mundial…!”
- “Y nos aplaudieron tanto!”
- “Nuestro páramo sigue siendo nuestra vida”….

157
Síntesis de los Encuentros

Nos queda una profunda satisfacción por haber abierto las puertas a las niñas y los niños
del páramo y por haber comprobado que el conocimiento es obra de todos…Y nos queda
también una esperanza: que haya un nuevo Encuentro para que estos, u otros chicos,
compartan sus saberes y su alegría de vivir, en uno de los parajes más bellos y misteriosos
del mundo: los páramos andinos.

158

También podría gustarte