Está en la página 1de 1

Ensayo Sobre El Aborto

Ensayo Sobre El Aborto


Dolores, calambres, sangrado, son tan sólo algunos de los síntomas que sufren las mujeres
al realizarse un aborto natural o deliberadamente provocado, porque estoy segura que a
pesar de que esas “madres” si es que merecen este calificativo; sienten dolor físico o por lo
menos psicológico al hacerlo.

Tenemos la idea de que el instinto maternal crece en todas las mujeres, pero al llegar a una
edad fértil, nos damos cuenta que son las menos, y es que en la actualidad han aumentado
los embarazos no deseados por consecuencia de la promiscuidad que tal vez, la
desinformación o bien, la sobreinformación han provocado. Por lo que centro este ensayo
para dar a conocer mi postura y mi sentir, en contra del aborto.

Las mujeres tenemos la virtud de dar vida dentro de nuestro ser, pero ¿está en nuestras
manos la decisión de interrumpir esta dicha? ¿Tenemos derecho sobre algo que nosotras
mismas concebimos tan sólo por crecer en nuestro cuerpo? ¿Quién entonces, tiene derecho
a decidir sobre la vida de los demás?

Quien no haya sentido un ser en su vientre no puede opinar al respecto, y es que la


maravilla de dar vida tiene como la misma palabra lo dice, un cúmulo de sensaciones y
sentimientos inexplicables, que lejos de rechazar, debemos corresponder en que ese proceso
se vea consumado completamente y de la mejor manera posible.

A lo largo de nueve meses, ese nuevo ser debe contar con ciertos cuidados, no es nada fácil
crear una obra de esa naturaleza, no es una pintura, que se borra con agua; no es una
melodía, que con cada ensayo sale mejor; no es un baile, donde al final, todos aplauden. Es
un ser humano, un ser humano perfecto, capaz de hacer lo imposible posible, o lo
complicado, llevadero.

Entonces ¿por qué dejamos a esas muchachitas que no tienen edad suficiente para elegir un
presidente, decidir por la vida que comienza a crecer dentro de ellas? Ellas que no pudieron
ni siquiera decidirse por el método anticonceptivo adecuado...