Está en la página 1de 389
Dr. Bernard Jensen Ciencia ’ practica iridologia eh de la CIENCIA Y PRACTICA DE LA IRIDOLOGIA SISTEMA DE ANALISIS AL CUIDADO DEL CUERPO MEDIANTE EL USO DE METODOS GURATIVOS NATURALES Y SIN FARMACOS ILUSTRADO. Por el DR. BERNARD Bes Eyencicio rawapo DESDE 1929; jencicio Ex #ANATOMOS DESDE 1931; inermvcrox DE TnBoLodia espe 1985; FUNBADOR DEL BANAC ‘Tomo Reino bt ts NATURALEZA, ty Attanese, Catisomsta, EUA EDITORIAL YUG MEXICO, 1986 ‘Titulo del original en inglés: The science and practice of Iridology Propiedad literaria internacional Regan on 1952 en ta Biblioteca del Congreso de los Estados Inidor de Norteamérica ‘Propiedad literaria en los Estados Unidos de Nortcamérica, 1952, "Pen lor paises sgnatarios de la Convencién de Bera (1952) Probibida la reproduccién parcial o total sin In autorizacién del autor ‘Todos los derechos, incluyendo el de traduccién a otras lenguas, ‘estin reservados para el autor Primera edicién en espafol: 1977 Segunda edn: oa fercera edicion: DR. © Dr. Beawano Jexsex y Eorrona y Disraimemona Yeo, jenas 1135, Col. Vértie Narvarte, |, México 12, D. F. Prohibida la reproduccién parcial o total sin permiso por escrito de Ja cata editora Intrneso ¥ weno ex México ISBN oos-7110498 A MI HIJO DAVID En el amanecer de su vida me llegs el primer soplo ins- pirador para crear ‘esta obra. Prélogo [A manera de definicién, diré que la Iridologia es una ciencia por medio de la cual el médico precisa, por las marcas o sefiales en el iris del ojo, las condiciones Teflejas de los diferentes Grgance corporales. En otras palabras, es la ciencia que Getermina etapas agudas, ubagudas, crénicas y destructivas en Jos Grganos enfer~ ‘mos, mediante el examen de lat reas correspondientes que existen en el iris, fn ef cual se puede observar tambign los depésitos de drogas, las debilidades inherentes y los habitos de vida de un paciente. “Algunos autores usan los términos Iridiagnosis © Irisdiagnoss, pero yo prefcro cemplear Iridologia, porque considero que esta ciencia no es ta ditima palabra en la ealificacin del extado de un enfermo, de acuerdo con los métodos gencral- mente aceptados. La Iridologia revela las caracteristicas inherentes de los tejidos de un érgano; muestra los cambios ttulares resultantes de tatamientos adecuados f incorrectos; es una verifeacién del médico y el paciente acerca de la mejoria {gue éte ha experimentado; es wn conocimiento de los signos de la enfermedad que Se complementa con hibitos naturales de vida, que forentan la salud y erradican las condiciones patolgicas. Ente libro ha sido editado con el propisito de que el lector aprenda la aplicaciéa de la ciencia iridolgica, cuyo tema se ha actualizado para adaptarlo 2 los siempre cambiantes sstemas de curacién exstentes y a fin de conformar esta Ciencia a las nmodancas que suften las costumbres de nuestra civilsacién, nuestras fccupaciones, a vida citadina, los medicamentos, asi como a los diferentes tipos de diagnéatico que se emplean actualmente. En esta obra se ofrece un gran climulo de datos cuya presentacién no 36 Ihabia hecho durante los Gltimos veinte © treinta afos ea libros acerea, de ta materia. No pretendo, sin embargo, haber agotado el tema ni saberlo todo; asi, fugiero que el material sea estudiado de modo imparcial tras de lo cual se podré Continuar hasta donde se prefiera, o accptando las ensefianzas del libro 0 des- aprobéndolas ‘A juzgar por la clase de preguntas que de tiempo en tiempo se me hacen, consdero que certa informacién relerente a mis propios inicios en esta labor puede ser provechosa. Para emperar, diré que tropecé con muchas dificultades ppara encontrar una escuela donde se impartieran cursos de Tridologia, pero fue fal el interés que despertd en mi el poco conocimiento obtenido de las ense~ fianzas de los contados médicos que ejereen esta ciencia, que decii aprender mis. En dos ocasiones —Ia primera durante casi un aflo y In segunda por sis mescs— cerré mi consultorio para dedicarme a estudiar Iridologia, lo misino que lat estén prode endo. Mediame la Irkologla podemos ver, por un siqno exicrno que aparcer fr cl is, el eambio que los drganor internos van experimentando, ya sea de mejora © de delerior. La importancia real de esta cencia reside en cf hecho de que eoemos un control diccto sobre ef paciente, podemos saber si va recobrando ff alud, o si su malesor ha empeorado. También tenemos la oportunidad de pereatarnor de que el tratamiento empleado por el miico es adecuado. Si ot paciente sigue las prescripciones del doctor y no se produce cambio mejor fn mu estado, esto indica que algo va mal. Por medio de Ia ciencia irdolirica omprobamos lor conocimientos del doctor, la clase de paciente que s¢ atiende 4 ls caracteristicas inherentes de te, asi como wus positlidades de recuperacin, Ei medico diqno de este titulo debe ser una bendicién para wis pacientes, no slo en el momento en que 4¢ e consulta. sino en ls aos venidcros, cuando la sahid Gel enferm ba sido resablecida. in Ieidologia es de impertancia fundamental ls aparici de fos sgnos en ct iris, que non van indieando cuindo lor tejidos vijos empiczan a ser sustituidos for mucvon. gQuién no desearia cambiar un cuerpo acabado y enfermo por uno Hemos estudiado exe extraondinario método de ansfsis durante dieciocho a 'y pemsamen que no hay rasén para impugnar en ninguna forma a la Tridoloia Muchos médices In detpruchan después de haber hojeado un libro durante quiet 10 minutos. Pero extatligeras opiniones no pueden alterar lox descubrimientor de quien ha pasado fies tratando. de profundizar en esta ciencia, Para ayudar at paciente a recobrar su salud, Ia Iridologia puede empleare conjuntamente con ‘cualquier otro méodo analitico y diagnéstco. Esta forma de anilsis we realiza por medio de procedimientosterapéutions natur rales, mis bien que desde el punto de vista midico. Cualquira que ext dspuesto & Uedicar un poco de tiempo a estudine este método enconirars que atin hay mucho por conocer ya que la Tridolgia no es, por ning concept, una cicncia agotad. Selemos que el ajo guarda todavia mis verdades por revlar que las que ya thon sido manifestadas xvar La Ciencia de ta tridologia Esta ciencia tiene muchas ventajas sobre cualquier otto sistema de diagnvee tico, El iridélogo puede determinar la estructura inherente y la potencia funcional de cada érgano, notar Ta presién que ejerce sobre su paciente el medio en que vive, deci ai existe anemia y, en fal cavo, mu etapa, aunque no pueda precisar 1 zecuento globular. Asimismo, puede comprobar la’ facultad constructiva: de bx sangre, no a partir del reeuento globular, sino dexde ef punto de vista de st dispo- sicién hasta levar el fujo necesario a los érganos. a fin de que se reparen. Puede jumgar Ia fuer nerviowa, el poder regenerador de tox tejidos y la facultad inherente para la ceculacin de la sangre. Esto timo es tan importante para Ia reparacién de los tejidos como lo es cl reevento globular. Este es normal en muchos pacientes que, sin embargo, esiin muy enfermos, al contraria de otro: fen quienes es anormal y e sienten bien. También pueden detcrminarse los ‘causados por la presién, que pucden ver de origen mecinico, tales como prolapso © ptosis El iris del ofo muestra las fases agudas, subagudas, crénicas o destrutivas dde Ia enfermedad. También revela mucho otros factores, tales como cambios ‘orginicos y funcionolrs, debilidades inherentes y la reaccién corporal al ambient. Por el irises posible predecie cf desarolla de muchos estado patoldgicos antes que se manifiesten los sintomas: notar Ia represién de enfermedades con tratamientos inadecuades, tales como la administracién de medicamentos que contienen dross nocivas, lo cual no es el medio conveniente de correxir ningiin mal; asimismo, indicar cuando un tejido no se esté reconstruyendo y rejuveneciendo debidamente Cuando tos sintomas desaparecen. el enfermo dice scntine bien, pero el cuerpo ‘quid esté muy lejon de ta salud Por otro lado, por la lectura del irs es imporible seinlar qué gérmencs exsten fen el cuerpo, pero si podemos saber que los tejidos se han degencrado a tal stado, que los microbios han invadido varias partes del organism. En muchos de estos casos e¢ necesitio recurtir a otras formas de dinendstico, Aunque en los éltimos vrinte afos han aparecida en el hombre enfermedades routricionales, desérdenes nerviowos y molest similares que presentan sintomas totalmente diferentes y munca antes conceidos, Stor representan tan slo combi- naciones distintas de causas que siempre se han manifestado en los énganos del ‘cuerpo. Determinemos la naturaleza y el grado de congetién, cologuetos al en fermo en un medio apropiado meciiniea y quimicaments, v observemos el cambio Si el paciente se rige por los leyes de la salud, sus iris lo indicarin, y si el doctor ‘esti dando tratamiento y erientacién adecuados, los iris del enfermo mostracin signos de mejoria. Todo esto puede comprobarse plenamente por medio del ane lsis del iri. Como ya ae ha indicado, con la Tridologia se ejeree un control tanto el paciente como del doctor. Ente sistema de anilisis pone de manifesto la neeesidad de aplicar todas las artes de curacién conacidos, y el inédico que asi lo comprenda debe posecr criterio tan amplio que sea capaz de hacer uso de todos los recursos a su aleance para restablecer la salud de su paciente. Por ejemplo, la eirugia puede ser indin- ppensable en ciertos casos avanzados. aunque para quienes estén dispueston a ce pear métodos naturals, generakmente no ex necesario. Por medio de la Iridologia, los pacientes pueden ser advertidos 2 tiempo a fin de que tomen medidas para prevenir muchas enfermedades. Como macs as ests frente a ua rete Indice Prélogo Unas palabras sobre el autor Algo acerca del libro Introduccién PRIMERA PARTE INTRODUCCION A LA CIENCIA DE LA IRIDOLOGIA Cap. 1, Datos histéricos mas sobresalientes 2 La fase filosifica 3. El aspecto teérico 4. Aplicacién de la teoria Comparacién de los distintos métodos de diagnéstico La teoria de la criss curstiva Cémo se convierte en crdnica une enfermedad Los principios de ta “curaciin” SEGUNDA. PARTE, INSTRUCCION EN LOS METODOS DE APLICACION 9, Técnica para la lectura det iris Equipo que se necesita para la Iridologia Métodos de examen y grificas de consultorio 10. Elis normal y el anormal Colores del La teoria vibratoria 11, Fl estudio de ta densidad 12. Extudio de tas marcas en ef irs 31. Bf desarrollo de ta grifica det iris Grifieas del iris puestas al dia Ei desarrollo de una. grifica Areas por xonas M4 reas generales de iris BE sistema nutritive gastrointestinal El sistema nerviowe xix, Pig 5 a 31 6 as a7 o x La Ciencia de la Iridologia op. Pag. Los sistemas cardiaco y circulatorio El sistema respiratorio EE sistema genitourinario El sistema reproductivo y el glandular ‘Las dreas del higado, del bavo y de la vesicula billar La estructura 61a La estructura muscular EL frea cerebral Proyectos sobre nuevas reas INTERPRETACION DE LAS MANIFESTACIONES DEL IRIS 15, Marcas o lesiones en las éreas de los érganos 137 ‘Tipos de inflamacién Lesiones y debilidades hereditarias cides y catarro Depixitos téxicos Anillos nerviouos LLesiones y operaciones EI rosario linftico EI anillo esearnoso Los radii solaris Embarazo Muerte Tumores Aaillo de sodio Firmacos y productos quimicos Anemia en las extremidades y en el cerebro Signos mecinicos Discusién adicional de tas lesiones EL cerebro en la ridologia Reaccionce pupilaes 16. La criss curativa om la prictca 199 17, Bt irs revela la cause del funcionamiento defectuoso ait Pe rOrOxErAS rem mone CUARTA PARTE SECCION PIGTORICA 18. Fridologia tutrada .... a 25 Fotografias del iris amplilicadas y en color Dibujos del iris en color Fotografia del iris en blanco y negro Dibujos det iris en blanco negro Cop. QUINTA PARTE HISTORIA CLINICA DE CaSOS 19, Historia ica de casos de acuerdo a la Iridologin SEXTA PARTE LA INVESTIGACION AVANZADA EN IRIDOLOGIA 20. Areas reflejar y sintomas lejanos EI colon 21. Las relaciones de polaridad on et cuerpo Los Indos positives y- negatives del cuerpo Las influencias eéumicas Alimentos positivos y negativos La respiracién ‘Tratamientos para los lados derecho ¢ inquierdo del cuerpo La desadaptacién Los trastornos intetinales Las causas principales Los trastornos principales Medidas curativas Indice analitico Pig. 237 st “7 367 37 PRIMERA PARTE Introduccién a la Ciencia de la Iridologia a. Datos Histéricos mas Sobresalientes Aquel que posse wna verdad y no ta comparte ‘eliene To. que no le pertenece? Gjecuta une accion epoita 7 data oe humanided. Axounw Jackson Davts La mayor parte de ls Hios de ei- Hata donde sabemos, el doctor Von toa RU GS plan completo y — Peemlyno cootim Ia reacones ols Be erpas Ge desrvallo de erat po leu cambiox emf is el freee EE EST gor adentsa: ‘bho sino hast. 1561, cuando estaba Fe em oe tan sly samara, ‘afande a su madre que se encntraba ‘Mire Vases gurls hora fre ono Muy enema. A ta ad’ de 36, fox ERE cle'so incumbe a a ciencia en cOMena® a interrsane por 1g medicing re oe a reltes de os dex> evade Budapent cn 1852. En 1864 NtRioveo ergiales van mis p me. {aad a Viena, En 1866 erpeas ot SEMEPE Dr emes won Peoely, de rica en Budapest y public wpe Fee eee Hangame Ho bre lik? Descabrintn, Eger, cerca de Budapest, Henge: toy em el Reino de la Naturales y ol een ei de aes aru ge, ‘rte de a Curncin Ete tratao fue Sa gus chess gece conum tho, G280-a conocer en Alemania, por Ae Pcie me peeeets ae. rong Pee 2 pe bee, are ceeiin ae on capenuen ONCE Ge Tucinges peed is Sr ta portin inferior dl iru del pi~ Mroaceren de Js abajo Jiro Poterormente econo que et Jiea ewcuecida corespondia aI bcs . 1 Hubo también um homespata sui, eae dee pata rctuadh. Con @ i ei qn docu ee po ca faa Coir em wf feciod muchos de Ton metodo dl Mat etm togre obeiadar del conl ESe an bay exis aoe wba Mai torbras eas Breas Este 3"Améric, Sus exits fueron ade ict pj una german id din voles tetas protun ean mente delfuturo doctor, “Diagnimica por Ojo Pemavoceene tl car tabejenda ta mune Por © OF TThospial cis, ens slay de cine Ey intersante suayar gue sunyue Seen ess, li pmrmcoie eam epee pees nee aa después de la operacién. De esta mane. fibres similares casi al mismo tiempo, y wboe ere 2 La Ciencia de la Iridologia Ahora, dexpués de muchos afos de imvestigacioncs,efectuadas por prom neni doctores ls mayora de ells Hombres de clencia todos ln Seganos del cuerpo han sido represntados en frat tas teaizadae por los aver de Sion galenos, Elbe. Henry Edvard ane, Satie de Austria, se trasad Jos Extados Unidos y ens Tridalog A doctor Henry Lindab, de Chicago. Bi Dyan ci el primer Ho de ridelogiapubbcado nt exe pais itt lado: Sindblogis, el Dingnésto por e Ojo". Este libro’ foe registro en fa Libreria det Congreso de Washington Ie seta edn fue pubicada en [904 Et doctor Lindi, como alumno de doctor Lane, se dedi seiamente al fu de i inidologiay ia aplicd en sus tratamiento de Terapestica Natura Escnbo un valiow fibro de consulta {tulado: “iris Diagnose” (Diagnéstco pore ay are cor wl ren ‘V1 de su bisiografia de euracio. fro matuesias El Der Lindlabr foe ol Ge favoreio el regimen de hacer vole See al'extado ‘agudo. de donde. parte todo estado crbsico del cuerpo. Este Initodo de retroactvaciin seri aoplia- Iente dseutdo en jserores capituos fando atemos a ern de a euracon, EL Dr, Nils Liljogust descubrié que fos efectos de ls wacunas y drogas, ta- les como el yodo y la quitina,realiza- Sin certs cambios de color, a Ente que las habian tomado. Cites Su propias palabras? "Cuando yo tenia trece o caotce as, me vacunaron por Segunda ver Siendo que ants yo taba Sho y vigoroso, mis reatencas nate Tales bajaton tanto que. me enfermé; primero los ganglion Nnfticos del cue- Tio se me comenzaron a hinchar, des pos me aparecis paludiamo, una fuerte fon influchaa, pips onsale tribes dolores de lor Hues de as picrnas —y todo exo en el cumo de un afo, der pos, de ta vacunacion, Varios docto- Ri fueron consultados por muchos nts, Siempre precriblan ungiento de Yodo para lee ganglios hinchados quini- Ta para el paludismo y emplearon pings para quitar Tos pélipos, los Eunles, 2 pestr de todo, reaparecian Sho tas aii. Ad! pasaron. los aon; mientras tanto noté cémo cambiaba color de mis ojes, y cuando tenia Weinte aio dia conocer mi descu- Drimiento: «La quinina y el yodo causan cambios de enlor en €l iis” An- tes yo. tenia Ton ojoe azules y ahora Tez. lengo verdonos con manchas. ro jase. Sin embargo, continue tomand tetas medicinas a pesar de ls adverten- Gas al Dr. T, un homedpata.y fentonees maestro del Gimnasio de Hel- Singborg. Tedavia as, me ofec6 los w= rmeidoe homeopitices y me suirié en sya con ns granites azwarado, {Pero por qué no acepte su bon dferta? Con frecuencia to. he lamen- tado. Pero enonces mucin sata fue perturbado por un articulo p> Todbtico que ridicule despiadada ‘mente la homcopatia. Yo tenia entonces ‘cl mimo punta de vista que todavia tenia el Real Consejo Suizo de Medi- tina en 1693 y cre( que In medicinn a no ‘contends otra cont que aicar, almidén y agua. Ademis, yO ‘queria ser médico y no quise adoptar Tas enecias ensefianzas» de la Homeo- patia. Pero entre mis surf y mis rans- ‘urea el tiempo, mis se desvanecia mi Ssdmiracin por la anerficada y flan twépica vocacion de médico, y por dle timo. perdi del todo ai simpatia. por sa proesion. AL legar a fn ciudad de Land en 1871 contuté aes Goctore, con ‘speranen de que ne yecetara Sigua ‘aura mejor pero no conse nada “Todos me reetaronyedo y quaina& 1b aq te agregs hur, el cual debra Siviar mi consado ema. Entonces cect teat pate deco me Sieyuré que si sspendia Is quisina eo pola soiicar mi muerte: Como no Since nu comejon Aguas fe es me mublan hasta tres gramos a do- SS'de quinina, ¥ de cata trite manera te pas sia de los rcjoresaffon de ml ‘ist feeuentemente hasta encamado. {Oh a tan slo me hubiera conform: Socom autre palo me habria scnislp bien, por lo mence pare de tava, yu due in ire to me apa: todos los dias del afio! Pero debido SMa"tuiniea yal yodo cauve. con tantemente enfermo desde Ton Datos Histéricos mis Sobresalientes ee te fs; diariamente via fre dolor Se eae, pment in al fas Senta gram penadery nudes en fox ojo yretininc en esos, tn SioMetomas de tovxieniin por Ta Suna ror fin, a lon teinta aos, legué a ta comeiceiin de que debia de haber ‘otros médicos que me devolvieran la - Id, y otros remedies que no fueran lox ape aie edo, omar Be {Sp del profesor Jaeger, «Die Neural ‘Analyses me convencié de Ta excelencia ‘de la homeopatia, yen el afio de 1882 ime convert en mi propio médico, sin que por ello empeorara mi estado, Sino que, por el contrario. a pesar de haber sufrida de paludismo por diecsi~ te allo, y a despecho de las inmensas oss de quinina y yodo que habia in- ido, ahora, a los 45. afios, soy un bre bastante sano, leno de amor ala vida y vigor para el trabajo’ Otros cientificos también han em= pleado y contribuide mucho a esta Siencia. "Por ejemplo, Peter, Johannes ‘Thiel, de Alemania, ¢ considerado uno de Tos mis grandes ide es tempor EI Dr. J Haskell Kriteer ex cribi6 un espléndido tratado tiulado: El IisDiagnéstico y Guia en el Tra. tamiento”. Loe doctores Marko J. Pe- tinak y F. W. Collins han contribuido. ‘con valiosos diagramas. Probablemente fl tate grande y reciente contribuyen te al desarrollo de la Iridologia en seg ea a Dr. RM. MeLatn, de En tempos psadon fern my tadas las foentes donde se pao ape der Indologn y al presente muy fas eevels © Coleg Ia incuyen em Ss planes de ction Can todos fos Ge once, ccc hn, ‘que aprender por 3b solos como inejor han odio, Mi intencién ha sido coordinar y jumtar en un solo volumen todo el mae {eral que ha sido publiado, incluyen: do mis aos de experiencia, y_ peewee tar el material en fl forma gue sina par cn ahaa cc Droporcionando las explicaciones pede: ther y preentando un fundamento 2. Ie ef que se puedan basar ls conclu Sones pertinentes. 2 La Fase Filos6fica Acéreate a un hecho como (0 haria un ni. Estd dispuesto a renunciar a toda nocin preconc sigue con humildad donde quiera y cuando quiere, ‘a cualguier abismo que la vida te lleve, 0 jamés aprenderés nada Tuowas Huxtey Para determinar las anormaldades 1 luz del cuerpo, y sit ojo es puro, del cuerpo haciendo uso e los dese todo tw ewerpoextaré leno de hu. Pero fubrimictios del in hay una flows $1 ojo se emilee, todo tu cuerpo preci que sede tender ape Hence acurdd Record 2 no Sor Para envender fa ciencia de ia Tri de mis antiguos maestros que me deca Blogs necemtio star de acuerdo que ia areas blancas del is eran f- Con la fossia que cin implica. gOneMejantes'a ls angelitos Blancos del tis neceata un doctor para siber ‘elo mientras quer las areas oncaras © Gest locazada bn inflamacion yi tepras eran los iabitostnferales fave en que se encuentra, por qué x ori : ey Sle He alee deen? op sine mum rts oloona ue cree que iy nals cur open be cuales son marcas de Gebd- farin su enfermedad, cari pena idades inherent 0 deformaciones de ESatender ia importncis de fs ate: tne fibrat, Tampoeo tienen depos: facioncs que se faanifistan en el ira s4 color Hpi, ya sean ales 0 a> foro resutads de ia ingestion de es {2 El diagnostieador ordinario, que.n0 tor medicamentos. Una flowfia. prac- conoce lo que es un ojo sano, también ticable nos hard comprender que “lox es incapaz de comprender —y proba- jes son en verdad fas ventanas del blemente tampoco estar dispuesto a ‘lma” —y también de la salud. En creee— que cualquier alteraciin de es- verdad ellos atestiguan el trabajo y el 2 perfeccién indica una disminucion fetado en que esti cada drgano del funcional, un estado inarménico en el cuerpo. ‘organism, El que analice desde el pun- to de vista de la relacién de las imposible conocer exhaustiva- naturales de causa y efecto, sera capaz ‘mente esta ciencia. El iridélogo hones- no tan s6lo de reconocer los desérdenes to se da cuenta de que los ojos regis: representados en el irs, sino que tran mis verdades de las que élexeapaz conocer el_progreso de la correccién, de interpretar. Cuando vemos en los que se va efectuando ¥ seguir los sig- ‘jos sigs de mejoria, esto nos hace nos de la curacién a medida que étox recordar la cita de fa Biblia: “Bl ojo es se van manifestando en el irs. Esta per- 6 La Ciencia de Ia Tridologia ——————_—__ i Wille sona estar consciente de que una pro- funda filosofia esti relacionada con la ciencia de la Iridologia, Los doctores que emplean fos méto- dos naturales de curacion, ben que Ta salud se ve afectada por ia : Sal you Gl cio dite tir dee aque recoge de su medio ambiental Hombre 8 mide deo we ainenta su cuerpo (low sides Figuidor que legan as estmago), del are queen tea en sus pulemones, del Cet tum. ovo que legs au piel y a sts ofr y de far sibraconer que Ie rodean, Tas tuales son también ‘alimenta, para “cuerpo emocional. A fin de\mante ner It rad del hombre, sa ‘alimento debe ser bien equlibrads, yx pro. dle tna deniacion radial de To que se necesita para vir io que, Diet cred pars ef, sued um chado de inarmonis, dicordia, y enfermari, Saz tromos que un caballo que sc alfmenta con deans ally ted deny fo pode trabajar debidamente,y Se le da mucha avena se scbreexcttard. {Por qué hemos de esperar que ta enfermedad acompaie ala veje’ ¢Por qué no ser jovenes a los cincuenta, se- senta o aun’a los setenta? ;Por qué no ser flexibles, activos y capaces deca in dolencias y gorar de Ia vida? En muestros prime ros aiios creamos hhibites de alimentacién, tomamon me- icamentos y otros remedios que. pro- ducen enfermedades erénicas yno hace- fos nada para aprender a ‘cuidarnos debidamente. No es agradable para una persona sana estar rodeada de gente enferma, Muchos pacientes estin deseosos de ha- cer lo que mas los puede favorecer y va es tiempo de ensefiarles a vivir. Aun que el hombre lo ha cambiado consi- derablemente, el “Jardin del Edén” to- davia esti aqui. No existe toda la libertad de pensa- to que deberia haber en las artes de la curacién, y si en el futuro habri vverdaderas curaciones, debe existir, des. de luego, mayor concordia entre los que practican Ia medicina. El gru- po que mis rife sera el que muera mero, precisamente por su. desu Mucho se critican los métodos que se emplean hoy y por esto Ia verdadera Guaciin debe afirmarse y hacere vax ler. Hoy mis que nunca la gente vive presa del temor en todo lo relacionado a la enfermedad; el cdncer, por ejem- plo: en cuanto alguien lo padece Siente que ya esté condenado « morir; hhace su testamento y se abandona a st triste suerte. Una persona que por alta resin ha sufrido un ataque de hemi- plejia, también se siente iquidada, Las artes curativas como hoy se practican, no ofrecen mucho que pueda tranguit Jiear la mente de un enfermo. El verdadero arte de la curacién es el que ensefia al paciente a cambiar sus habitos de vida para que, confor- ‘me las leyes naturales, en ver de tener ue reconstruir su euerpo pueda eviter la enfermedad antes de que se inicie Una de mis mayores eritieas a los mé- todos actuales de curacién es que per- miten el desarrollo de estados crénicos antes de aplicar los medios correctivos apropiados. 2No estaréis de acuerdo ‘conmigo, en que se emplearon téenicas malas en el paciente, cuando éste ya habia desirrollado efncer 0 a sabemos que “lo vivi6, lo comid y lo respirs"; que lo estaba viendo venir por mis de veinte affos sin hacer nada para evitarlo? Consideren al paciente ‘que ha vivido de tos harinosos desvi- talizados y alimentos pobres en vitami- na B durante muchos afios, lo cual es una de las causas de las enfermedades del corazén. El doctor probablemente comience por prescribir vitamina B. Pero por qué no darle también desde lun principio alimentos naturales? En- tonces no se hubiera presentado la en- fermedad cardiaca. Si el doctor con- sultado hubiera previsto lo que le cccurriria al paciente —como es posible hacerlo por medio de la Tridologia— hubiera prevenido en vez de permi que su enfermedad se desarrollara. Es- toy seguro de que eso es lo que de- searia Ia mayoria de los pacientes, La meta, en primer lugar, debe ser evitar la enfermedad. Pues bien; lo hecho, hecho estd y no hay mis que hacer; ero, jqué tremenda tarea futura se 1hos presenta! La Fase Filosética 7 [Naturalmente que no tiene objeto ‘que abordemos a lor productores de ali renios para quejaros de sus numero- fos, productos desitalizados que esti Gestuyerdo Ta salud de gran nimero de consaidores. No pogencs, dein fs las compatias procesadoras de cerea- les que eatin estafando al pueblo por fo proveerlo de las vitarinas y mine- ‘ales necesarios para conservar Ia salud, Cuando anuncian y venden alimentos ‘itil, | Esto e viene haciendo desde face mis de medio sig! De antemano fhtbemos que su respuesta sera que “esto To que el pablico quiere y nosotros ‘estamos para servirio™ Tanto misterio envuelve las. mil ples formas de euracion que a la gente Sele mantiene en completa ignorancia, Guando van a consultar aun doc tor, en sueve de eada dier veoes eaen fen manos inexpertas. La perona que hha sufrido tin golpe, una caida o una toreedura, necesita una ayuda, meci- thea o un omtedpata, 0 un quiroprict co o.un mecanoterapeuta de alguna cla- Se, Si la periona sufre de wn disturbio ftstrico por haberse alimentado de do- fas y café, estaria en malas manos si faera a coneultar a un médico que em plea tan sGlo métodos mecinicos, p heros ausilion,hidroterapia 0, practicas copintuale, Para sanar necesitard pro- tcedimientos dietéticos © quimicos,¥ ua maestro de vide sana. que le corrija Sus hibits alimentacis. En mi consul torio el 75¢e de low pacientes han ido de médico en médico en busca de una “Curacién”, en busca de un verdadero doctor, no de un especislista que se de- ica a curar tan slo uns determinada enfermedad. Les pacientes tienen ecu, conn cimientoe de'#s organismo. Cuando s€ fenferman no saben a quiéa acudir. Las Complicadas divisones de muestras ar- ter Curativas se han fomentado porque los médicos han dejado de ser verds Aeron, doctores; todos son. “especial tas” La mayoria de tos —diamnos los {gue be especalizan en ojos, oldos, nariz J ganganta— no saben nada de bs espi- ha dorsal, del colon o de dietas. EL ‘Grwjano cas! nunea investiga las causas ique producen las condiciones patoligi- imaginan que la dicta lo cura todo: ‘otros, que tua poco de agua sobre el Gientre cura tdas las enfermedades, {esde los pies planos hasta Tas ces in- fectadas, En conclusén, hay mucho que hacer en In profesion, ya sea en el arte Ge fa curacion maturiata como en todas fas otras ramas de la medicina. La persona que estudia la Iridologia y Ia fowofia que la acompafa, pronto Tncontrard su verdadero mérito: sabri nde se deben Buscar las causas de la falta de salud, cémo iniciar ta curacin y «qué método se debe aplicar para eli Thinar el estado inarménico exintente. Creo que la raza por In cual el diag éstico por medio de iig ha encontrs- do tants opescion y critica, es porque muchos de los que han adoptado esta forma de antics y diagndstico To han tusado como si ge tratara de leer In pal fa de la mano y predecir el futuro. Eos que en verdad exten interesados en ‘conoter un sistema fundamental de in= terpretar ls signos patolégices del cuer- por necesariamente deberin estudiar Fray seriamente Ia. Iridologia. La Ividologia & waa una ciencia cement ueas fy chon 6 Thos am que hacer, pero hay ao Go date ein gue od relaionad Son les carbon failopces y_patlo- Geos de cuerpo. Cuando, comencames her etme coincide la historia clinica {al paciene con lot hallaagor ea ers, Senos revela el verdadero valor de ea forma de anal y dagnostica Aus el doctor més competent ye lable sabe que agregar una vali nica a tus conocimoenton 9 sempre Ago'moy ventajow. No cate dada que iS idoloyin pede ser pressamente (hota eniea ations para un, cn ito que por medio de ella puede de- qetminar iferenein ene ti infle sracign que acura un caso real de Spends © tno fake. Tenia a st Baponién sige inewimable. Todor ‘eter que pacientes ue no 5 sen wricho fier despa de wna sera pe raciin y que requieren muchos meses para recuperarse. Exiten razors con Envtae para estos estados y es de desear ppader contar con un método que los Realmente seria maravilloso poder amaigaar as artescurativs ¥ pomet= grit seo Saint proce ih campo ayudaria al oto ever tenbajar uno contrast ofr, com currdo en ef pasado, Muchos ect- {nye ‘cuscton natal riolo- a Sian ie oga rey curtie Preque recurren ai crf, poege tplean wacumas 0 porque presen La Ciencia de Ia Iridotogia: vedicamientos altamente téxicos. Yo treo ur 1a Fridologia puede lograr sus Dropduitos sin tener que atacor a nadie Eta critics no son mis que diferen- cias de opiniones, y con frecuencia. le- fan a un extremo exagerado; se han [Baeado severos comentarios que refle- jan una intolerancia que perjudica a {oda Ia profesin. Es lamentable adver- tir la enemistad y hasta el odio que existe entre los doctores cirujanos y los haturistas, Novotros encontramos que los verdaderos grandes doctores esti, de acuerdo con los métodos de cura clon naturist, 3 El Aspecto Teédrico La costumbre es ef azote de tos sbios ye apoyo de Tos necios 10s a Tridlogia nos damos’ cuenta de que es una eencia Ge simbotimos que se reflejan en las {bras del is Cuando hay un evade de'alteracin en cunlguie Gegano dsl ferpo, eto inmediatamente 4 man fiesta en el irs, expresindose en cetas formas. Natualmente no rs que sexe ts Sean mo, pero un te del is Ia que corresponde 9 exe Sagano, sufte una alerscon La fetne sw sstado relejo, ex Ia receign del coc aie indica siguna causa interna Srginia, una pose infcesin ensign Segue El elena cuir ee ci i tambien it le agin estado anormal en el eurpo, {Lae manchas heptieas sparecen por tse tados de dessus interow Fo doer cus un mal foaconamiento; es ut Simibolo: de desarpliointena: Puede Serr gi dlr ttl ase tin desareglovarico en la mujer Aoctor no se dedica a sanar el tai, Sino a investiga el exado de los orion El'be. Henry Edward Lane hace hic iE en tales hechos: en Howe Rac pore Opto dt cho que el ojo eel epeyo del alma Bars revealed me talon Vo agrego que también aces kn ‘Stados ficos el cuerpo" Es sequida ‘os habla del oj lary sisi del hom the sano: del angustiose y bene Provanno je del tisco; det ojo inexpresivo en les fnfermns que padecen una fibre tif dea (durante cf deli febril se advierte tuna contracesin de la valos repulares), o en los cayen de ‘demencia. También te habla del ojo ‘quebrado del moribundo, ete. La dil tacién deta pupila nos india la ta de lombrices. En los tuberculesos las. pupils con tenden equeiaasimetra en ais dia tacign. Varias enfermedades nervous se deseubren por una disinigncion de 1k moviidad Ue ly pupa. Frecuentes nf rinaciones de la vista y bv eaida de pestis nos indica que Tov rifiones anda mal, como en casos de disbetes Guando las pestaias crecen hacia dene t0o, esto manifiets que hay eserfula, ¥'los ojos que sempre extin enrojecds indican que hay ‘un estado. enfermiz fn los Grganos femeninos. La enferme= ‘dad de tan mal del iin fnace que lon ojos se sagan 2 las 6rbie tas, y ls hinchasén de los pi Iiace sospechar eiguinost ete ® En un libro exrito aprosimadamente hhace unos 300 aioe, enconteé el sguien- dato: “Los pastoresjurgan Iss enfer- rmedades de sus ovejas por las Tineas y ‘otros siqnos que observan en Tot ojos” (erréneamenteamadas radii solar). ‘hors os igri que se encuen 10 La Ciencia de In Iridologia sgn ceca del ic indian enfomedades fe los pulmones y del pecho. Si los ni- Fos tienen carnosidades firmes en los Aingulon internor del ojo, esto significa Que tienen buena salud. Si estos dngulos txtin hundides y desprovistos de carno- Sidad, esto significa enfermedad y pos blemente una muerte préxima.” Silo blanco de los ojos esti tornindose azul ‘con venas abultadas, eto indica que los Grganos sexuales estin enfermos, y ast sucesivamente. Continvemos con nuestros ejemplos de la simbologia. Un anilsis del iris puede determinar el estado del higado Dor las mareas que se encuentran en las lentes fibras del irs. No olvi- demon que no estamos viendo el higado Sino simplemente determinando st es- tado segiin se indica en el sirea refle- ja correspondiente del iris. Los pensa- Imientes ¥ las emociones influyen en el ‘cuerpo y sus efectos también pueden fefljang en es, Bor alin podemer diagnosticar el grado de inflamacién, ya sea éste agudo, subagudo, crénico 0 de una avanzada destruccién, por Tas tonalidades, Blanco brillante al gris claro w oscuro y hasta el negro. Ning sr cei pone indica con tanta exaetitod a ona ifermedad desde la fixe spuds hasta I crdnicao constatar el proceso de re- {toactivacion, a menudo Hamado Ta "exis curative”, Estoy dipuesto a someter a In Iri- dbologia las prs mas sewers. Da tants los dietocho aflos que he extado ‘estudiando y aplicando esta ciencia, he Drocurado no cogaftarme en ninggn e- ecto, Aunque he de-admiir que soy Sn idealia tambien soy fo sullen Gime prises Oreo gus mt taboo icon ‘oi aba Habla por si mismo. Estoy convencido sin sombra de duda de gue la iafor- tmacién que agut he puesto, an aélo toca Is superficie dow seretos de Se ga cin wo eecturs an imaravillos como esol everpo puede ser ‘onesbidn y comstruida con tanta. per- fect es seguro que tmbidn puede ser manteida en perfecta salud, Guan. do menos esto es mi firme creencia anhelo. % Sabiendo que nuestros métodos de vida son responsables, de la mayoria de las enfermedades, lo que nos toca hacer es tratar de reformar los factores que estin quebrantando la salud. Por ejemplo, podriames reducir el ruido de Ine ciudades, establecer condiciones mis favorables de trabajo para les emplea- dos —tales como mejorar las superficies teflejantes y facilidades de alumbra- do, eliminar el humo de alquitrin de farbén que invade la atmésfera en las ciudades, servir mejores almueraos esco- Jares, ensefiar en las escuelas y en las vuniversidades reglar de higiene natu- rales yuna filosofia que dote mejor 4 los alumnos para hacer frente a las complejidades de la vida moderna. Po- riamos tener mejores restaurantes, prohibiendo que sirvan alimentos que ausan artis, que preducen gases, 0 ue sitvan partes que provocan eruc- tos, Podriamos establecer eampamentos fen las afueras de las grandes ciudades; ‘campamentor de salud donde no se per- ‘mitiera cervir salchichas emparedadas y Tefrescos gnteosos que arruinan tanto él fxtémago como el sistema nervioso mis ipidamente de To que puede recons- ‘ruirlo el aire libre, el descanso y el Sol. Podriamor comenzar mis temprano nuestro diay retiarnes a la cama a ‘buena hora. Podviamos extablecer en la ciudad Junta de Sanidad,imegradas por cien- tificon euya igstrucein. los capacitara 2 idear métodos que evitaran 9 smi rnuyeran los peligros a la salud, Por Siempl, peda eas ‘un arefaco para que fos amortguadores de los au- oméviles eambiaran el exe senenoso {Se mondxido de carbono por vigorzan te ozono, 0 en algncarbono atta. Podiian hacerseinocuos los gases que femanan de las industrias y que estin faxvando hoyos en lon pulmones de toda In gente. Hasta se podeia Negara un convenio por el cual los trabajadores que manejan compuestos tales como finturas que contionen sustancias Wx fuera protegidas con quantes otros medios para evita sucess como eh aque ocures en ta ciudad de Kansas, El Aspecto Tedrico 1 donde un grupo de mujeres contrajeron tuna seria enfermedad de la piel por tener que manejar pantalones de mex- lilla azul, No ssi se pudiera controlar a todos los que beben y fuman, pero el piiblico podria ser educado a no per~ ‘mitir que los anunciantes hagan enga- floxas aseveraciones que constantemente se machacan en fs oldee del pblicn. ‘Més de 4000 doctores dan su aproba- cién al consumo de cierto cigarrillo declarindolo “benévolo” para la. gar~ ganta. Después de tan intstente repe- ticién acaba. por ser aceptado por el subconsciente de miles de incautos Nuestra ropa, la calidad de los pe- fiédicos que leemos, el color dees tifcios: todo esto deberia ser contror ldo, puesto que forma. una, parte importante de mut edi ae tiente, Tales cosas como la ropa quo cbstaculiea una. adeceada climinacioa Dor Ia pel, lor reflejor irritants del p> pel brlante que se emplea en algunos Tnuncion,las"paredes, de ‘colores que ‘stn eternamente ante nuctros oj todo lo cual afecta la vista y tambien son causa de pérdida de energinervio- 2 Las aocinciones médias, deberian Sg edo a El datadr de ox as, seguramente, deberia poder satis {acer ls exigencias de los reread inca de producie papel que no da- iar wy econ deat ificles_ que mejoraran at condiciones de vida. - Este son unas cuantas ideas en las ‘que deberiamos reflexionar un poco. Ya ‘es tiempo de que volvamos a ia nate ‘ales antes de auc la misma aturalera nos oblique a elo porque continuarnen- te la atropellamos. No me_agrada en absoluto el con- cepto de “curacién” que tienen algunos pacentes y médicos La mayoria de ‘mis pacientes dicen que con gusto hac brian hecho algo para aminorar sis padecimientos antes de tener aue acudit a mis hubieran sbido qué hacer Es lifiil reconstruir un cuerpo arruinado; Pero en cambio es fieil mantenerlo en perfecta salud. El primer deher de los doctores es el de tratar de evitar Ia fenfermedad. Aunque puedan mejorar lun cuerpo que ha sido constantemente fustigado por enfermedades, no pueden menos que fracasar cuando el paciente les Tega en el Gltimo cuarto de hora Son muchos lot doctores que se han vis: to en la necesidad de enviar Ia cuenta Por mu servicios aa wd por haber atendido a su esposo hasta el fin de si vida sin haber podido salvarlo, LA PROFILAXIS ES LA META ‘SUPREMA. La farmacopea médica cambia su lie ta de drogas periédicamente y los ppatas encuentran que lo que fecetaban antes ha sido equivocada, pues si no fuera asi no habria necesidad de hacer tantos cambios, Pero, chay algo que les tegure que lo que estén ecetando sho farno ser tamblén coniderado un error denteo de cinco afos? Desde que Hega- ron las sullas, miles de medcamentos Sitie mo aera see eros esa SS Sar aes Restate Sy oe see pa eee ee cee outer aes er re eee Sets. eer =e ree Seok fees ca La. gente siempre ha hecho to que mis le agrada. Remunciar a lo ques ama 6 lo. mis dif! del mud. Por tjemplo, muchos dicen que mejor se Imueren que reminciar as taza de fn ef dessyuno. Como el doctor sabe Sto, ima el apetto del paciente en ser lige co que ex bene para i tale. Som (posse ln paceman ‘omprenden que se mala salud we debe por lo menos en parte a nis ime pridencias. No dejemor que sea dema- Edo fell que tn’ gente haga lo: que fabemos es quivecsdo y dafino, Ahora bien, si extin de acuerdo que tuna dicta que se compone de alimen- 2 La Ciencia de la Tridologia tos desvitalizados degenera los tejidos —lo cual se refleja en las fibras del iis— entonces verin la relacién que hhay entre los habitos de vida equivo- cados y. los signos que aparecen. en lis. Si creen que vale la pena adop- tar hibitos mas sanos y que el cucrpo puede ajustarse a una vida mais natural, Entonces podrin interpretar a filosofia le se desprende de las marcas del . Por otro lado, si ereen que pueden producir un cuerpo sano viviendo de café y pan de dulce, de encurtidos y he- lados, entonces no les importarin los cambios que ocurran en el iris; acepta- tn estos signos sin tomar en cuenta las condiciones que ellos nos estin in- dicando. Hoy dia tas enfermedades estin au- smentando, El cincer, los males del c0- razin, la diabetes, Ia tuberculosis y as Spleens metals ns ein ive endo a gran prisa, Las enfermedac Se Ta nuttin son tan prevalentes que ahora ya todos las admiten, Sin emmbar- 80, cqut sabemos que se est haciendo por ‘mejorar los alitnentos que 2e exhi- ben en les anaqueles de ls abarroterox? Ta" Avocineton’ Médica Americana. da sa aprebacion a los alimentes con slo txighe que. no estén contaminados de sgermenes, desatenditndove de su caren- ia de valor nutritivo, Se aprucba todo, desde Ia leche pasterizada y homo. kgeneizada, que esta comprobado. que farece de los minerales mis exenciales, dende el punto de vista nutrtiv, b ta erma ‘de_ cierto granos, que dista trucho de ser “crema” El ello de apro- bhacion de estos doctorcs a fos alimentos dlesvitalizades, tan solo pone de mani- fiesto su ignorancia del Valor nutritivo {que éstos deberian tener. Si ello inten- thran controlar la Jorma de su clabora- ibn la terre en gue se cultioen estos tlimentos, podtian eiminar el origen de muchas enfermedades y Tegarian a las tausas bisicas del estado actual de la salud dal, puso. ise incrementara el interés de los cientificos para conservar las frutas y ‘vogetales en su forma natural, tendria- ‘mos mejores alimentos y consecuente- mente cuerpos saludables. Si ellos se Dreocuparan en retener todas las vita- minas naturales que se encuentran en los alimentos, tendriamos menos males cardiacos, cinceres y otras enfermeda- des de hoy dia. Los procedimientos co- merciales que destruven las vitaminas ‘que despues tratan de suplirlas con sus- tancias quimicas sintéticas en un inten- to de compensacién, seguramente no han de ser aprobados por el Buen Greador, ya que todo esto perturba el quibro natural y ta armonia de ws Los doctores no tienen toda la culpa, Las exigencias del pablico controlan la situacién, El presidente de un negocio dde harina me dijo que él habia perdido Interés en tratar de surtir un producto natural de granos integrales, porque la gente sencillamente no los’ compraba Dijo que miles de délares se habian gastado para educar al piblico a con- sumir harinas de trigo entero y otros products de ganas integrale, peso gue demanda de la harina blanca no ha- bia disminuido. Todo esto demuestra la ignorancia del piiblico. La gente no quiere saber lo que le hace bien. Esto se debe a una educacién equivocada: alguien esta fallando en su labor. Una compatia que elabora 88 varie- dades de productos que catsan acide. Sequramente que no esti proporcionan do al pablico artculos safudables. Es posible que paguen a au chef is de [oque gana el Presidente de lor Bata- dos" Unidos & fin de Tograr que sis ‘opus y tres products tengan un gusto Cais pars satifacer ln demandat Sl consti. Ey seguro dx an al pico lo que fuera mejor fi slid scl piblico lo exigira y 3 supra qué es lo que Ie beneficia. Los experimentos han demostrado que los products de alguitrin de bulla ecasionan cincer en las ratas y coba- yos; no obstante, el 90% de los jarabes para Ia tos y la mayoria de los reme- dios para resiriados,estin hechos a base de ese producto. Pricticamente todos los remedios de patente contra el dolor de cabeza, también contienen ingre- dientes dafinos y sin embargo lor doc- tores los prescriben. Por lo mismo, man- tengo que estin ereando las condiciones ¢ % 14 La Ciencia de Ia Iridologia faverables para el desarrollo del cin- ‘cer con sus propios tratamientos, a la ver que se esti llevando a cabo uma intensa campaia y costosisima biisque- da de métodos para curatlo, Bn ewe euio de Tiel Gen cias afinesprestaremon poca.aencion Stes nombres que se les da las enfer tedden En haga les. demos en {hve sito del cuerpo'seloalica laff thaciin y en qu grado se encuentra, SF agudoysubagudo, crénicoo en estado de destruccion avanzada. Les demos cn gu orn se ogi ia faa y'sise puede o no eliminar por medio de un tratamiento adecuado. St ete se aplica, em el is parecer fw gros de curscion na arin por Ia ae algunas pee sonas desaprochan y menosprecan tmétodo de dagnésico ex porque noe than dedicado tiempo suficente 0. er ferzo concienzudo para conocer. No recuerdan que el oro tiene que set dex Cnterrado, La sola Tectura de este Uibro fo capacitar al lector para reconocer toda a verdad que esth representada fn 6 is det ojo el bien Que puede oxen del 0 pot ext oe: Best no se le dedicn nguiera unos tees meses. Siempre encuentro que los {que I han menoypreciado nunca Te han Aeaicado arriba de dee minutos de eee tur ala materia Con toda seguridad cesta forma de diagnosticar las enferme- Gates, legada a nosotros de edades muy remotas y que sigue siendo empleada por eminentes naturstas, tiene algiin Valor. Lo extrafio del caso ex que fue descubierta por destacados doctores. Los que Ia han aplicado han renuncia- do-a sus medicamentos y se han vuelto los métodos de curacién naturistas. La Iridologia no necesita métodos psicoligicos para ser comprendida. En ‘muchas ocasiones los extados que revela el irs hoy, no se harian evidentes hasta dentro de algunos aiios; pero el tiempo jnvariablemente comprucha la veraci- dad de lon signos que estén ya presentes. Permitanme agregar que con frecuencia cimos decir que alguien ha hecho wn eceseteas aerate tee ter daderamente estupendo! Yo no consi ero. que haya tales diagnésticos sor- prendentes 0 extraordinarios en esta Ciencia. El ser capar de seialar por este medio dénde esti la anormalidad del funcionamiento de algiin érgano no tie- ne nada que sea fuera de lo comin 0 ‘extraordinaro. Y ahora to: qué mis se quie- re? La Tri sive para examinar al paciente y a la vez al doctor. Pre- sento mi trabajo gustosa y libremente, sin reservas, porque sf lo que se ha rea- lizado en este campo curative. 4 Aplicacién de la Teoria El factor principal para realizar un descubrimiento cien- tifico no consite en la necesidad o en el genio del hombre, sino mds bien en tener una implacable tena- Gidad para desentraiar Tor conocimientos acumulados Aanow J. Inpe Dediquemes un poco de tiempo a la fermedad, el estado icido, mientras que exposicién de las bases que sustenta el negro representa el estado. crénico. In Tridologia de manera que podamo: Cada enfermedad en el cuno de sa ver Ia aplicacién de la filovolia.en el desenvelvimiento —desde el resirio.y mee eaters fae ed ee ek ee ee es eseer aemes pelea clare ie tea h cote best os ao eee WnGimane Loca res SEAS) petioles eee rm cote Sere, eae cate sme sa oS ee eed Se reer eal Figura 2. FI dibujo tlustra las cuatro capas del tra, cada tons con diferente grado de ascuridad. estado agido lo Fepresenta in capa ids superficial. Estos diferentes matices, {ohio se ven en eri, representan ias fases de la Inflamacion: 6 de Ia Iridologia sitados Aplicacién de la Teoria uv igure 4. Estas iustraciones se aproximan a ia apariencia de los diferentes grados einfaacin, EU ance represeia Jo neo” taney ol subaguds’ gs ‘oscuro ef eranico y 10 negro la fase. do dostraccon del tilde. Producimon extton rénicos mediante nuestros habios. Lot estados agudos reprialdos primero se ton ‘ierten ent subagudos ¥ por fin en crinicon. Estes estadon se manifietan en el Tins por tne decoloracin com® fnican este dbujos Figura 5 Esta grafiea indica la locallzacién de las areas de inflamactin aguda subaguda, cronica y degenerative. De_cada section emana tn grado de visrecion 0 Ampulso ‘nervioso que legs hasta cerebro, en donde fc fepistra'Ia tnegen Que be tranamite al ins. Las areas agudas se destacan muy hlancas mientras ae {is tases mas avanadas se hacen mas oscuras hasta legat al negro, el cua Ak’ etapa estractiva ye tjtio degenerative, Beto mutta lo estadon po € Algunas de las lineas pueden estar separadas, permitiendo ver una parte del pigmento negro subyacente. Esto significa que hay una estructura de te- jido débil, una debilidad hereditaria en sa area en particular. Las fibras rotas fican degeneracién de los tejidos co- rrespondientes, Cuando las fibras ner- viosas estin jaladas hacia arriba 0 se van juntando hacia cualquier punto, Tes llamamos “anillos de presién’. El borde externo de irs en cualquier dea del Srgano puede estar thuy oscur Esto indica que la piel-que ta cubre esti muy inativa y que ah se ha depo- Std acral in tm Kies fcidon por la fatiga y el cido ‘rico fue mg Je han eliminado, pueden he- ‘ene’ depostado ahi Centros Cerebrales Sistema, JNiscora La Ciencia de la Tridologia Los signos de estos dcidos pueden parecer en diferentes tonalidades, des- de el blanco en el estado crénico. Por estos signos se puede saber qué tan agu- da ¢s la inflamacién, el lugar donde se localiza, asi como si aumenta 0 dis rminuye, segiin los habitos de vida de! paciente, El diagrama anexo ilustra este ‘stado, y Ia explicaci6n que lo acompa- fia indica la forma que se debe seguir respecto a la relacién que guarda el iris ‘con ¢| resto del cuerpo. Sabemos que todo To que hacemos se registra en la mente y que en éta también se regis: tran todos los hibitos y enfermedades. Estas a su vez se reflejan discretamente a través del sistema nervioso auténomo fen el iris del ojo, 6. El esquema ilustra Ia actividad funcional del corazén, enviando impulsos Figura Sibretorbs a traves del ganglio cist trie En forma aimalan, ‘directamente hacia el Area del corazon en el ‘iftn podria ser responsable de signos reflejos de tension Herviosa en ef fis, come también pudieran serlo el estémago o la glandula tiroides. Aplicacién de la Teoria 19 Quien conosea la maturalecn de las rescind fot joy, con slo ver tlirs poded saber lo que’ estd ocurriene do en lor distintos Grgunos del cuerpo. Up ae eatin de'Kalamaseo, Michigan aie scat EE oer Enos teas Se. San tees ee cae oe Sa eeeer ones, de las glindulas y de los nervios ‘con tan s6lo examinar sus ojos. :Sabia, por ejemplo, que los primeros indicios dde alta resin sanguinea pueden apa- recer en. sus ojos? El aviso previo que dan sus ojos, con frecuencia puede cevitar una seria y prolongada enferme- dad. Por eso un examen general deberia, incluir la revisidn de los ojos. Es sor- prendente lo que puede surgir; hasta saber si se estin tomando suficientes vitaminas 0 no. Cuando piensen de esta manera en sus ojos, considerindolos como un medio para comervarse sa708, se los harin examinar regularmente, en ver de esperar hasta que le molesten. Su doctor". Comparacién oO de los Distintos Métodos de Diagnéstico Nada tiene tanto poder la hal para ampliar tu mente como dad para investigar sistemdticamente y con ver~ dadero interés todo lo que lege a tu vida y bajo tu ob- ‘Ya sea que un examen trate con efec~ tos o causts, debemnos reconocer qué es To que existe tras de lo que vemos. En todas las formas de diagnéstico que texisten, incluso el quiropractico, el os- teopitico y el médico, hay que recono- cer que no todo es mecinico, quimico, mental o solamente un asunto de dieta. En cast todas las artes curativas actua- les tan sélo. estamos tratando, con los efectos, El doctor debe saber que hay Jafluencias quimicas, eléctricas y men- tales, que el cuerpo esti hecho de sus- taneia fisica, materia mental y esencia spiritual Como las causas_permanecen laten- tes detris de cada efecto, el doctor que ‘ete diagnosticando debe imaginane el Cuerpo como una totalidad y tomar en fuenta todas las posiblesinfluencias que trginan Ins easy producen los efec- tos, El_paciente que sufre por falta de sodio. probablemente tendri acidez fstomacal. Un psiguiatra estaria enta- blando una batalla perdida de ante- mano si tratara de hacer germinar pensimientos armoniosos en la mente Bel paciente que sufre acideces. Una persona dispéptica, o con colitis que Manco Auretio tiene dolores intensos, es incapaz, de entire interesado en cosas psicologicas © resolver razonablemente sus proble- tas, Esti muy bien asegurarle que Dios fs bueno y que todo esti bien, pero ppara mejorar su mal lo que tendria que hacer es cambiar su dicta. He visto estados mentales tornane pacificos y armoniosos en cuanto adop- Sn una ieta apropads, Sin embar go fos alimentos ms sanos Acedarse en el estémago si el pacien- te esti mentalmente No se puede separar la relacin cuerpo-mente- ‘spiritu Unicamente el iridélogo puede dis- emir el estado en que se encuentra ‘dl doliente, porque la Inidologia revela y valoriza sus condiciones inherentes de Ucbilidad. Supongamos que estamos inando un diverticulo del intes- tino, Su existencia se puede determinar por los rayos X; pero ese diverticulo Se debe a un exceso de gas o es tan Sélo una condicién local? ¢Es un es tado hereditario o se ha desarrollado durante varios afios? La Iridologia pue- de contestar estas preguntas, mientras 22 La Ciencia de la Tridologia que la radiografia no. Si la debilidad Hereditaria esta involucrada en este es tado 0 no, ello se puede determinar por el estado en que se encuentran las fF bras, ya sea que estén separadas o jun- tas. Cuando el tejido es débil, las fibras parecen un tejido flojo, como el de un Saco de yute, mientras que las fibras del tejido firme, con poder de recu ra fin como seda estrecha- Si el tejido de un drgano parece he- cho de saco de yute y no puede resistir la peesin, debe ser considerado débil, ya sea que se deba a Ia inelasticidad de las arterias o que éstas han acumu- lado materia t6xica por un largo pe- iodo. Posiblemente Ia combinacién de estos dos factores provoque un sincope cardiaco mucho antes que en otra per- Sona que tenga una alta presién san- ‘Muy pocas personas pueden Tesistir una presion arterial sistolica de 320, pero una persona con presién de s6lo 180 puede sufrir un sincope con mis facilidad que otra que tuviera una presion de 320, si su sistema esti muy ‘cargado de toxinas. Hay que reconocer Tas combinaciones que pueden, cavsar festa extrema presién arterial, la cual puede desorientar a la mayoria de los octores al hacer su diagnéstico, Si hay tuna debilidad inherente en el drea in- testinal produciendo un estado “éxico, Ia absorcién téxiea provocard la elevada presién arterial. Entonces encontrare- ‘mos, invariablemente, que se, produce una’ Remiplejia que atacark el Indo jerecho. ‘Tenemos un centro de Ia presin ar- terial 0 centro “egotista” el cual puede estar agotado ya sea porque el indiv Guo es muy emotive, jactancioso, extre- madamente intenso, muy atrevido, con instintos de mando, siempre tratando de subyugar 0 sobreponerse a sus temo- res y deficiencias. odes estos bloqueos nentales, agregados al “stress” de la Vida diaria, afectardn la presin arterial nds que Ia acumulacin de toxinas. En tate caso particular la hemiplejia afec- tard el lado izquierdo, De todos los ¢a- sos de apoplejia que he tratado, ocho dle cada diez estaban afectados del lado derecho del cuerpo, Jo cual indica que caer er soe eee nce Pp oe Lan eres Sopa ee se dico, en realidad, diagnostica. Debemos considerar las noventay tantas areas del iris y las partes del ‘cuerpo que ellas representan como una unidad. No debemos contentarnos con darles nombres a las enfermedades basindonos tan sélo en un sintoma, porque éte puede abarcar més de un érgano en los, {istintos casos. La combinacion de debi- Tidades heredtarias que produce artri- tis en una persona puede provenir de la debilidad pancredtica o de una debi- lidad estructural en el intestino; mien- tras que en otro paciente, una debilidad hereditaria de la glindula tiroides, 0 tuna hiperactividad de la misma, tam- bign puede producir sintomas artrticos. La artritis suele presentarse por un ago- tamiento de la glindula paratiroides, 0 por una combinacin de disturbios ear- iacos que afectan Ia circulacién en ge- neral. La artritis también se- presenta deido|& acide esfomacal cuando s¢ ha. ido el sodio a tal grado que el Sic pa eoipeds areata Un paciente que haya sufrido un ac- cidente en su estructura 6sea, que obs- ‘ruya la circulacién a tal grado que la cantidad adecuada de sodio deja de llegar a la parte dafiada, debido al te- ji cicatricial, también puede artritis. ;Podriamos decir que el paciente artritico necesita un tratamien- fo mental, una pildora oun ajuste? La palabra artrtis ¢s tan s6lo el nom- bre de un efecto y nada tiene que ver con la causa basica del mal que pre- senta el paciente. Basindones en todo lo que hasta aqui hhemos mencionado, no creo que la sin- tomatologia prove al diagnosticador con el material suficiente para iniciar su tratamiento; por lo tanto creo que el que diagnostica un caso no debe ser ei'que lo trate. El crimen de muchas ‘operaciones, el crimen de muchos de Comparacién de los Distintos Métodos de Diagndstico 23 roto act tratamiento {que quienes dingnentican Tos casos tatan de acuerdo asus propia ideas personales. Deberia haverte tne. Sepa: facia map Deb a tina forma de contprobar cada diagnds- tico, etejand urn son otra de modo que el paciente tenga el privilegio de coger a forma’ de. tratamiento tis dewe. Por ejemplo, sila consulta Auitopréctica indica que, el pacente hed cane mediantis ahr Ha que el diagnbstico quirdrgice ind (2 ce aye eto desi intent ios tratunsentos quiroprictieor bo dan ela, tone ore i cirwgia. Pero sel paciente a sido somnctido a una operacin antes de pro Nar el tratamiento. quiroprictice ‘que prodsa haberlaafiviads, ya'no hay nada foe hacer. {Qué forma de anstisis quimico pox te sefalar que un lado ‘del cuerpo ‘sti fineionando ands eipdamente que hee? Que plc {ke informarnos que, poublemente ti trom malay modales se deben au ifiultad binaria que puede. provenit de estos padres? 7 En cuintar cca Sooes pueden estos malos modales “aque te presenton en cielor ~ deberse aH eda low alimentos ingerion, 0 1a tensién mental bajo fa cual vive el paciente® Pero también fs rastornes husden haber camera con wn di Ubi intestinal Qué anilss pueden indica todos estos factores? gOue sitema de di Dstico ex tan completo que mediante $1 Dueda iter ef dector que cero pae lente necesita intesamente expres Pemonalidad, mentray ue oie neces Hea quietody soledad? ¢Qué analae a sca quimice o mecSnieo— pede indicamos qué pildora tomar. © aruna paciente que tan el tata con bjetor {animades deberia mejor tatar con Ietenas para sentine tenon dep 857°Un ands no ts completo'9 mee fox gue inluya todas ext formas’ iver Las citas que siguen prueban que, ew el pasido, ef modo de hacer’ Ios iagnésticos ha sido en muchos casos, i poryue no le siven al par ciente ni le indican al doctor todo lo ‘su paciente. Bl profesor prrsente de a Atel i tinica dice: “Los diag nésticos han resultado incorrectos' en tun 80% de los casos, segin quedé de- ‘mostrado por los exlinenes port-mor- tem” EL De. Cabot afirmna: “Un 50% de los diagnésticos hechos en cl How pital General de Massachusetts fueron ivocados, camo lo constatan los exi- Imes pose mortem’. EL De. Sit James MeKerve, dela Gini S. Aide, dice: “No mis de un 10% de jos diag: ‘éticos fueron acertador: cl 90% tan slo fueron conjeturas, tamteos y adv red macho emai Ceci eb sees Berane ales nerviosos hacia los distintos érga- ree nd apnanen saa Sines mecnarior en sl cuerpo, Sie he ee Ciaran eee Sees ‘tonces légico darle un nombre a una eee pee Pepe a Toe ntact ee eee Gav saes eas See ceaeeoee sin dient ators Jo inded. ‘Corno ya hemos demosteado, hay que considera todas as formas de age heatiear para Uegar a la pro. Dena del paciente — aun podriamos recurrie al diagn‘stico metafisca, elae Fidente y también hipnsticn: ta me- orig del paciente puede indicarnos mucho que no sabremos de otra ma En efecto, ea relacién a esto puede Ihaber muchos aspects que se revelan por medio del Iupnotimo que proba- 2 La Ciencia de Ia Iridologia blemente no podrian darse a conocer por ningiin otro método. Por ejemplo: me trajeron a una paciente que tenia tuna obsesién_mental causada_ por “un trastorno tiroideo. Varios psiquiateas se fabian enfrentado con ext cat, pero ‘un principio se presentaron gra- Sor difeultades Bajo fx sgestion hip. nética recordé algo que la memoria tenia almacenado y olvidado. Se revelé que cuando era. muy nifia —ahora era tuna mujer de 30 afios— habia pade- ido una ficbre muy alta debido a Is tescarlatina, Tan elevada habia sido ésta aque la nia habia perdido casi todo su cabello. Como la madre temia que se quedara totalmente calva, antes de re- fgresar a Ia escuela le corté el poco cabe- flo que le quedaba. De esto result que 1 nifa sufriera un trauma paicolégico tan profundo que pronto mostré aver- sign a su maestra stiea. En los siguientes afios todo To que tenia que {er con la antmtica era un problema lla. Al relatar esta experiencia, Tecordé todos los detalles y después de tun interrogatorio tortuoso. sufriS un acceso de llanto desesperado. Después de destruine aut sn obssin y de ve la paciente comprendié el origen de su estado, pudimos producir una crisis cu- rativa y cambiar su estado mental, ex indo un régimen de vida sano y optimist. Pao olvidar ef odio que sentia por la maestra y esto fue parte de la terapia que a la larga produjo buenos resultados. Hasta cierto geado, el laboratorio quimico es excelente para diagnosticar los trastornos renales, pero si los rfiones no estin eliminando los dcidos y si una importante cantidad de étos se estin depostando,y_posiblemente,formando ‘ileulos, ge6mno puede uno afirmar que los rifiones estin sinos guidndonos tan sélo por un uroanilisis? No hay que ‘esperar hasta que el edlculo se forme on Joe sifonts pars comensar 4 curr One cosa ee que hay que considera es quel dingnético com fativo ea muchas de lat enfermedades, Tealmente no indica el agar en que se th produciendo el trastomo, Por ejerm plo, un dolor que aparece en el tain Af Todo en ta vida 4 puede ser tan s6lo el reflejo de un es- tado ovarice. Un dolor en Ia panto rrilla puede emanar de la préstata, En el itis se puede ver reflejado un mal del estimago o del mastoides. La eau- si de un malestar en el area frontal bare a eral cio ido derecho puede producir sintomas ‘que son reflejos de una obstruccién en cl ngulo hepatico del colon. Debemos considerar todos los sintomas a. partir de los cuales le damos nombre a 1a enfermedad, para designar de dénde mroviene | mal. Traten las causts rea les y no los sintomas, ‘ Actualmente se comentan mucho los diagnésticos electrénicos. Estos. tienen su valor y pueden Tegar a ser una de las mejores maneras de diagnosticar. Greo, sin embargo, que todavia hay mu- cho que aprender y descubrir en este terreno. Gran parte de los diagnésticos electeSnicos son todavia mal interpre- tados, al igual que otros. eoiie widens Gee efecto. vibratorio, Las sustancias qul- tnicas tienen su indice de velocidad, y lo colores son frecuencias vibratorias. (Esto ha sido comprobado tantas veces que no cabe duda que una condiciin como la tuberculosis puede ser diag- nosticada electrénicamente.) Cada en- fermedad también tiene su grado vi bratorio, Se han efectuado_ algunos ellos experimentos con la vieja. for- soa de diagnosticar de Abrams y gran parte de este trabajo puede ser ahora fempleado ea los diagndsticos compa pier wc Lee ees a es Sone eee oe iertas enfermedades, tales oe a teeta see tales. El equilibrio acido-base del cuer- a Se oe eee area Comparacién de los Distintos Métodos de Diagnéstico 25 Ora forma novedosa de di «que ha progresado mucho en Inglate: rm, eve extudio det aura humana, De me procedimiento tata_un mara loo libro escrito por el De. Walter J, Kilner. Este trabajo se realiab en el Hospital St. Thomas de Londres, In- slatera, Se demestrd que observando a tina persona colocada contra un fondo fwcuro, al través de erstales de colores rabble Hecho caro de sio— el médico podia detectar. por i inspecciin del aura, las enfermeda- des ineipientesy las cond jor mucho tiempo han exit uerpo fisico de wn paciente. Ai consderar las diversas formas de diagndstico que por lo general se utc an junto con fa Trot, debenns tee ey een as facades mean {jue tambien se expresn en y alededor ATi ne re ono dicen 5 somos fontaos ono ni ran Fevelan a 3 thos ono culpable, pero ls claramen- te pueden expressior facftades tales ono nuestra capacidad de amar, de fier» maeton cambios oor emis pademos ver el fertuito desen Solimietto de un sindrome. blanco de bos oj puede torre arulos, Io Cal indies tna congestion ccasionada poor alguna sustanca venenom: 9 ol ene amarillent, ficando asi que 1a Sescula Bilan ol gado estén ‘cone Jotionados: Por el exaoen de a retina FToculite puede dewbrir que el pax lente ene diabetes is. mpopllia. ompresiones nerions tumor ‘Sintnaa Gene gue ve cont dio fa, emepto ques ots forma de age Fico que & puede emplear a a mike ima ver que ea 0 euler otra Cuando decimos que el ojo es “la ventana del alma dames a entender tur al tavés de €l poemos observa Sieonsante desarrollo del lima, Tarn- idm expres el grado de control fri {mental tanto eomo el espictual que lenerios del ciespo. Un alma desarro- linda puede ocupar up cuerpo deterio- rao ¥ vivir sano y feliz. En cambio un lina con poco desarrollo puede tomar tin buen cuerpo y perder tad To que Te Irinda ta vide y drigine ripidanente Ae sepultura. El estado del alma su desarollo no determina Ia clase de Cuerpo que el indiiduo pose. “Vue fro cuerpo se ou ha dado para, enses Earoe fo que pods hacer con €” El alma més eevada en la Tadia, quiza Tenga que alimentarse muy pobremente, Y'ain embargo tener un contol pdtecto Tobe si mismo, y proiuie un eran bien om muy poen esiverzo. La forma de anitnsiioliiea in cluye cada érgano del cuerpo, en a porcin coloreida de i. Un dagrama Eien ordenado mostrar as formas que corresponden x cada Sgane. La grifica fue aparece al comienso de ste tibro SN come las dems, Tos tienen clara mente sald Tod sora Aceptan que ly pare ata del is tene Horr ‘con el cerebro, mientras que iUpate baja coneierne a iy extremi= dads inferites Hem encontiado que fas leyes de la herencla de Mendel estin perera y completamente comprobadas Por los siqnos del is. Todas nuestas Erreteristcas hereitarias, desde nues- trop padres hasta nuestro ttarsbuees (Sth regtadas ale En todo el mundo no existen ds per sonasy aun doe gemels, que teagan tjos iguales con eetetas mareas 0 feterbticas Sie! Departamento de Po- fciafotografirs el jo consataria que fata eg manera ms exacta de Hen {eacidn; is aun que fas impresiones tligitalee Cuando premsese mis la foto- fifa y vata sen cossderada tina cen ipeectay io gue oe pac tmpleane por el Departamento de ah con ceuladoe muy sntafactorion El rutin podrt desrure las marcas de a piel des den, pevo dudo ta tho ques saque lov Of. A pos de to mucho que #l cuerpo pueda se rou ado, In configurackn bisea det es at ojo: permancerd. ta misma La Iridologia puede convencernos de que sélo somos tan fuertes como 10 es fl drgano mis débil de nuestro cuerpo. Los Grganos. fuertes, naturalmente, se euidan por si tismos y duran mis que los débiles: pero todos tenemos debit dades jnherentes, y si revitalizamos los Srganos débiles étoe podrin durar too quizis mis que los Srgaies {0 La Ciencia de Ia Iridologin Nc = ‘si éstos son mal cuidados. Cuando el paciente sana cuiles son sus Srganos biles también se le debe advertir cual vel mejor modo de cuidarios. Deberia ‘saber cual es el medio ambiente y el itabajo mis apropiado para él y cm posi, enberar st mnie call fr filgsofia max conveniente en su caso I. Si ello. fueve necesario tam- Elen se le deberia informar de la ma- nera de adquirir y mantener Ia salud por medio de una forma correcta de Fida"El conocimiento de las reas Ge organi on ts pr ol pacete le despertaria interés en velae y conser var la salud, La mayoria aa que heuden a un doctor feeonocen que si hubieran sabido cémo cuidar de 31 sa- Td podeian haber evitado sus males y tno extarian en las condiciones lamen- tables en que se encuentran. Nunea me he encontrado una per sona perfectamente sana. De hecho, no creo que exista alguna en tal estado de salud en toda la Tierra. Esto, sin fembargo, es una_afirmacién elistica, haturaimente, porque muchas gentes dicen que se sienten bien aunque ten- fan hemorroides, dificultades respira- forias, prolapso y otras cosas de Tas que tno se quejan y que quiz desconocen- Cuando una persona llega al estado de ‘quejumbres es porque ya es dificil em- prender el cuidado de sus padecimien- ‘Muchas formas de diagnéstico dependen del tipo de germen que exise te. Pero el hecho de su existencia en 1 cuerpo, por lo general indica ya un avanzado estado de deteriora, Los gér- tmenes patoligicos son los directores dle las pompas finebres. Deberiamos tener tun diagnéxtico que pudiera determinar con anterioridad os signos de peligro mucho antes de que llegéramos a la ftapa de las lamentaciones, El darle Sun hombre un certficado de perfecta Salud y tres o cuatro dias después, que el diagnéstico no detecté, es prue- Ba suficiente para aconsejar que to- das las formas de diagnéstico deben Ltllizarse ai hemos de proporcionar una verdadera ayuda, Los futuros clinicos Tegarin a imteresarse en lo que cons tituye un cuerpo realmente sano y no esperar a que apareaca la ‘enfermedad para atacarla La Iridologia no determina los nom- bores de las enfermedades tan slo por el examen del iris sino que més bien localiza dinde existen las toxinas —ya sea que tas se originen en el tracto intestinal o aparezean como acidos oca- Sionados por un disturbio nervioso, por desechos catarrales, por desgastes pro- CcSidon por in faig, 0 et eat nico. Estas toxinas constituyen el medio de cultivo de las diversas clases de gér- rmienes. Si todos los Acidos téxicos. gases y acumulaciones de supuracién fueran ttiminados del cuerpo, éste se conser- Varia limpio y sano." poces gérmenes patolégicas podrian permanecer en. él. Entonces, jcuin p2co trabajo tendria el doctor para diagnosticar y establecer tun tratamiento! Uno ventaja sbresaiente de fa Ir clogs sobre los otros dagestions shu i alterai6n se puede lear ex ttnamente, Si empledramos todas las formar de Taboratorio quimico y ots sats tm uso. actualmente para une una viion completa del caso, el nie requeina pasar. de cinco, 8 esMrmanas en el proceso. La Teidolo- fia revels inmedintamente en que parte $5 Cotrpe est el mal y ta condiion del fegano Afecado. Desputs podiamos co- faborar fo que encontraron eel ts Com tres tus de dingnostices. Muchat Sees hemor detectado el mal por exon Trodion macho antes que otras formas i Durante un periodo de fi ado que los rayos X 0 ‘anilisis quimicos, las condiciones anor- ‘males que vi reflejadas en el iris mucho antes, Por ejemplo: a pesar de una ei- Tologia hemtica normal, un érganc puede estar anémico debide a alguna Compresién. El calcio sanguinea puede ser normal, pero, cqué diremos de la Cantidad de Vitamina D, 0 del sodig fequerido para mantenerla en solucién? Tiay mucho mis que investigar de lo que los eximenes de laboratorio nos revelan Como ejemplo cito el caso de un caballero del Lago Tahoe. Le dijimos Comparacién de los Distintos Métodos de Diagnéstico 21 Baca Rs Lh aL que tenia un trastorno renal y que se- Fla bueno que se lo atendiera, Pero él os contesté: “Creo que usted debe es- tar equivecado porque yo tengo un fuerte seguro de vida y me hago exami- ‘nar regularmente cada seis meses, y nada me han encontrado”, xe hombre era rico y pagaba fuertes primas. Yo insisti en que si no se cuidaba, en el término de un afio tendria_ un serio desarregio renal. Segiin el diagnéstico del iris, éste podefa ser nefritis, albimi- na u otra cosa igualmente seria. Once meses después recibi un telegrama en que me decia: “Su diagnéstico era co- ‘recto; han encontrado albiimina en la rina. Salgo en avién de Montana para verlo inmediatamente”. ; Qué gran ven- taja es reconocer el principio de tales estados y hacer Io necesario inmedia- tamente y no esperar que la salud se pierda! La Iridologia puede darle al doctor cf dlagnéatico ae un patente tone tna periecta fotgeafe a colores. gue Imuestre la tridimensonalprofundigad del ojo del paciente sn que exe nece- ste estar presente. Este dagaostice no ts priquicy augue muches, pacientes ue han sido dagnosticades’ deca ‘Banera no’ puede eaneder cimas et Aue of resullado sea tan infatie, Et Sombre tan silo porque otros diag, sion han fallado tan (recurntemes te. Fue Will Rogers quien dis "Ea Gilatioma tenemes mother beng doce teres fs Human vonrinsiorStomen tan nada, como, sie pacente Fist amide, Qrieren desabeiie de por ellos mismos”. ‘Tampoco el iridélogo necesita hacer preguntas y sin embargo puede saber onde se encuentra el dolor, en qué etapa esti la enfermedad, cémo se 0 sind y cuindo desaparecers. Su diag Iéstico verifiea las actividades del pa- ciente y lo que hace mientras ests bajo el cuidado del médico. Y lo que e in mks importante, devemina ol doctor esti proporcionando el euidado ‘mis idéneo al paciente mientras To esti supervisando, Aunque creo firmemente que la Irie dologin debe ser considerada como uno de on diagnésticos mis acertads,repi- to que es convenient emplear tas las formas de anise que poedan benef lar al pacente Debido a que ta crisis curativa es frecuencia mal entendida, hemos colocado una grifica que puede ayudar a comprender lo que esti ocurriendo durante el proceso regresiv. La inicia- mos a la edad de dos afios, con el es tado agudo representado en blanco. A la edad de once, este estado pasa a la etapa subaguda que se representa en un color gris, El gris mis oscuro indica la fase erénica del proceso, a la edad de veintocho aos. Et euadro gris’ mur cho mis oscuro, indica el estado sub- crénico, y el negro la completa dege- neracién a la edad de treinta y seis afios. Aqui mostramos cémo se desarro- U6 la enfermedad, cémo los efectos acumulados producen ciertor sntomas en el cuerpo y cémo el proceso de Te- gresién vuelve a pasar por las molestias sufridas anteriormente. Esto indica que deberiamos centrar nuestro interés mus bien en el paciente jue en la enfermedad. La “curacién” le una enfermedad depende de la puri- ficacién de los tejidos y el reemplazo de tejidos viejos por nuevos. La grifica indica la necesidad de Ia crisis depuradora para producir las lie neas blancas en las Areas negras que se ven en el itis, De acuerdo con la ley de curacién de Hering, los sintomas deberan des- aparecer de arriba hacia abajo, de den- tro hacia fuera y en el orden inverwo de su aparicién. Es algo maravillowo ver cémo pode- sos invertr el proceso patlayicoy de- Volver af paciente un snejor estado de Salud. Nos interesa emplear cualquier Fégimen de tratamiento que libre al lente de fas garras de la ener ¥ de sus sintomas. Debemos invertr el proceso. Hemos tenido cavo tras cas0 fue se iniciaron con un simple resfie 4 ocala eo ogi ge de és se convitis en gripe y termind en eumonin. Aigunas enfermedades de lox nif, tales como el saranpidn, le pas 28 La Ciencia de ta Iridologia et a Figura 1. De acuerdo con la Ley de Curacién de Hering, los sintomas deben, des: parecer de arfiba hatin abajo, de dentr‘hacla fuera y-én el Orden Inverso de st ‘sparicion peras y Ja fiebre escarlatina, evolucio- tris, Bn la regresin de este proceso Fen hacia un trodes t6xico. La fiebre patoldgico erénico el desarrollo inverso de heno con frecuencia precede al ama de las enfermnedades se produce en la Y cuando el paciente por fin Mega a miszna manera en que previamente se Rosotros, el mal se ha convertido en ar- desarrollaron Frigue sneeresante, On dia unto mesa restiradora ea que €l trabaja tuve oportunidad de vere Tos ojos 9 ie dije Que cra evidente que. habla teaido recientemente un traslorno esto Inncal, y sospechaba que tenia, ulcer, se ‘sobresaito y su contestacton fue Jue evela quest saco’ le cubria esa thfermedad: Estaba perplejo de que yo puters darme cuenta de esto, Ya que Bran grand acereto entre dau licacion fue que su en Ea reflejada en las mar: fas dol iris de sus ojos. Entonces se sb en este. trabajo. ¥ posterior mente dibujovesta interesaite’y-simbo. Ie figura que muestra. las reas de to, aunque 1a posicion no sfvesta a eacala‘Ia he con fimbolo de rt trabajo en indologia. sia 4 @ E 2 ico de los Distintos Métodos de Diagné: ‘omparacion cc E 2 4 3 2 $ i} & Z 2 % & & A g g 5 3 ites. un monje, al traen multitudes de pacie RICOS Y POBRES DE CINCO NACIO- ienl VAN EN TROPEL EN BUSCA DE CONSEJO Y TRATAMIENTO" NALIOADES = Ea ER jae ul HUH ee cl fall v iit ay ul a a ee He cA i op inl a it tl a fn i a He a a i iti a ih ia ch A a ey Bil 4 bib i prise hill ea hi ee tha ie ik i it Figura 9. Este articulo apareclé en un periodico de Chicago en 1949. 6 La Teoria de la Crisis Curativa Toda curaciin comienza de dentro hacia afu abe: ido los sintomas © males de la 4 los pies, y en orden inverso en que han epare- Lay De ta Comedy os Hearne Al tratar de Ia crisis de la cura- cin tan silo podemos referirnos al as ecto teérieo porque primero hay que adquirir por el estudio, Ia prictica y la aplicacién de esta ciencia, cierta com prensién de lo que es la crisis y de cambios que se van efectuando en el iris. Nosotros no nos confiamos del nombre que se le da a un mal para deerinay a, causa y el tratamiento 1 seguir. Consideramos el cuerpo como tun todo, como una unidad. Hay que empezar por encontrar las causas ya medida que procedemos con nuestro trabajo, seguir un programa construc- tivo de salud, En lo siguientes capitulos nos ceupa mos del calor del irs y de ws 20m Bras, emo esto cambios cotresponden 2 diferentes enfermedades y sintomas Por ejemplo, comencando con un re frado que es uno de. lw, primeros process clminatrios del onganisine feontraremes que les istomas se rele jan iomediatamente en ef iis, el cal Se observa igeramente blanquecino Las fbr estin es desprovistas dl pig. mento ‘que se encuentra en la capes ‘nis. profundas del iis En cuanto se dlearrolin el estado sbagado fo blan- Suing se toma ris, bea que Sth bajo muestra cbericlin va reo cediendo. A medida de que el mal se vuelve mis crénico ta fibra gris se oF ccurece hasta volverse casi negra, y Fe trovede tanto que tan s5lo los pigmnentos del fondo se pueden percibir. Asi como vemos desarrollarse el mal en ¢l iris, asi va progresando Ja enfermedad en el organismo. De la misma manera podemos también ver el mal pero ent orden inyeno, conforme la salud va retornando, Deben estar muy alertas a los cam- bios que se efectian en lox hoyos fen las secciones mus oscuras del iris ‘cuanto el paciente se somete a mévedos de correcto vivir. Vean cémo van re- ‘apareciendo las pequefias lineas grises ¥y después blancas, hasta que lo blanco ppredomina como en el estado agudo, Asimismo este proceso de iaverién pue- de sequirse en todas sus fases. Esta ob- servacién de los cambios que se van nnotando en el irs es uno de los mejo- res medios de darnos cuenta del pro- cewo de inversion que se efectia en el cuerpo por medio de acciones reflejas. A través de este cuerpo reflector en el exterior del cuerpo, podemot vigilar Ia Fecuperacién que se va electuando y registrindose en los cambios del irs También nos damox cuenta de los eam- bios en el rifién, en los hucsos, ete. El 8 La Ciencia de Ia Tridologia doctor que se interesa en este trabajo experimentard una viva emocign al pre~ senciar la recuperacién de su paciente, a medida que éta se va observando fen el iris. Todo eambia del mal hacia la sahid produce también cambios de color en las fibras del iris Guando yo estudiaba y observaba el trabajo del Sr. Henry Lindlahr, al principio no creo haber apreciado de! todo el valor de la crisis curativa hasta sr ao efegtuarse en el ranscunso de tai propia prdetica. También es impor- taale ver el desenvolsimiento de Ta cxi- ts de Ia curacién en el caso que une tiene bajo su propio cargo, observin- dao con los propos oes, pata aprender a valorar la importancia del andlisis por Vir, Uno de los primeros casos que tendi hace algunos afios, me impre- ‘ioné de tal manera que hasta la fecha cconsidero la crisis curativa la parte mis importante de mi prictica. La paciente ra_una mujer de unos 63 afios que llega mi consultorio con dos diviesos ‘en una axila. Estos habian sido tratados ‘con fon procedimientos ordinarios de la medicina ortodoxa. Habian sido didos en repetidas ocasiones durante un periodo de-afios, sin ningin resultado duradero. Teniendo en cuenta que una cnfermedad no progresa cuando el sis- tema esti limpio, comencé por estable- cer un tratamiento de depuracién, y tdox meses los diviesos desaparecieron y yao volvieron a brotar. Pero, dos ‘meses después le aparecieron otros diviesos en el seno. Al interrogarla su ‘que dos afios antes habia sufrido dos di- views precisamente en el mismo seno. Esta fue mi primera leccién de cémo sequir el rastro de una enfermedad. Es- tos diviesos en el pecho eran la etapa patolbgica de los que le habian cali na axl, En eae entonces ain no conocia un tratamiento especifico pani diviesos que no fuera el de tratar de depurar el organisino, Me asegu- 16 de que el torrente sanguineo estu- viera purifieado ue las partes Mectadas tuviern fy sangre necearia En muy poco tiempo —algo asi como tuna semana Ios divicsos we dsoleron por completo, Durante exe tiempo es- tuve al Bendiente de cue In paciente redujese su ingestién de alimentos. y que descansara bastante. Por un periodo de un mes mniis 0 me- nos, la pacieate disfruté de buena salud, pero al poco tiempo llegé a mi consul torio aytdada. por dos hombres, pues ‘asi no podia tenene en pie. Su primer comentario fue: “Tengo de nuevo mi i tal como lo tuve ies. ;Yo erei que ya estaba curada, pero ahora véamie!”. Le ase- gguré que yo habin manejado con éxito otros casos sinailaces y que crea poder hacer otro tanto von el suyo si esta- bieciamos un método de vida adecua- do, que no habia razén por la cual ella no pusliera salir avante i estaba, dis puesta a persistir y seguir los habitos de vida sana que yo le indicaria y que muy pronto veria los resultados. Esta crisis © proceso de eliminacién durd tres dias mis, Era dificil ereer que pu- diera ocurrir un proceso retroactivante tan severo como el de esta paciente; pero después del terer dia desapaecis Su reumatismo y podo regresar a su tra- bajo sin sufrir otras molesting jParece imposible que una persona suftiera do- Jores tan intensos y que pudiera verse Tibre de ellos tan completa y repentina- mente! Suele ocurrir que durante x crisis curativa el dolor del paciente es fain mis severo que durante la gests fidn misma de la enfermedad cronic Recuerdo qué feliz se sintié cuando se resolvid su caso y entsé a decirme que se sentia perfectamente bien y cuinta agilidad habia adquirido, Pero a pesar de todo esto, ef caso no habia terminado. Al meso mes y ccopiosa supuracién en los ofdos. Ya hs bbia aceptado su sordera como parte de su vejez. Una semana después, desapa- recié la supuiracién y recobré su oido tan completamente que se quejaba por- que en las noches el tic tac del reloj fen st recimara no la dejaba dormir, {Era la primera vez en veinte afios que escuchaba un relojt Revisando este caso en orden inverso, como Hering nos indica, notamos que festa paciente suffi su primer diviewo Snrovimadamente hacia dos afios, st. La Teoria de la Crisis Curativa 33 roumatismo diez afos atris y por élti- tno fa sordera, Ia cual abla comenido con una fuerte supuracién unos veinte aias antes. Ast pude observar esta ley de Tabor interna que efectia el cuerpo. 1 So posta in maravillosa cionla de ix Tridotogia que me capacitaba para saticipar estas erisis porque se hacian lentes en los cambios que se efee~ han en el color de las fibras del itis! Un buen iidlogo puode pronasticar «lalivio de sim pacientes proceses por ioe que pasard ames de Reobrat salu, observando ests fibras a mes didn que van recuperando su color na- tral Mucins veces fe mal enten Dor aquellos que no extn fans os com ena Ucnc, yb scum dc lamar valida poroortodowee, No creo que un iridkiyo pueda vati- ar por Jos ojos la muerte ni tampoco in duacién de a vida, Mucho depende dle cémo vive un paciente, En compen. sacién de todo lo que se ha dicho con tea a Tridologia no sera mucho subrayar también sus profundas verdades, ciencia no. siguiera Tas leves naturales ‘quird habria razén para comsiderar que {an sélo se trataba de un conjunto de ideas extravagantes, pero yo he podido constatar que se ajustan perfertamente a tods los medios que se emplean en Ih artes de curaciée naturales, Me gustaria deserihir algunos casos de_crisis de curscién que han estado. bajo mi cargo. Tengan presente que lo extraordinario. no sucede en todos los ‘casos. Aunque estos ejemplos les puedan parecer raros, cualquiera que haga usa dle esta cieneia habri tenido, mis o me- smas experiencias, puss 0 ro que haya observado estas experiencias resperto. a las crisis cura Uno de los casos mis extraiios que tuve fue el de una sefiora que hab estado Horando incesantemente durante dos meses. Ruscé alivio en muchss par- tes sin poder encontrarlo, Ahora, qué arian ustedes si la paciente les dijera que ya habia acudide a In quirupric- tica, In_medicina, diferentes: tipos de curacienes y que ‘ninguna par far a las causas de su continuo Hanto? Lo primero que fe aconsejé fue que se suka jm, No tna ca tentar mis quiroprictica o cualquier: fur stem curatvo a fos que ya habia acudido, sino mis bien utile lo que Couocstios como una delay primeras leves fundamentales: producir un can -pe bio quitnico por medio del ayuno. Con esto se consiguié reducie el material to xico en el cucrpo, purificar el torrente sanguineo y asegurar mejor irvigaciGn 3 todas las partes del euerpo. Despuis de un ayuna de catorce dias, fos oer Ed ou He titud ante la vida cambié totalmente y se cuerpo mejord mucho, debido a las instrucciones que se le estuvieron, dan- do. Pero después de un mies 0 mis sti frig una reraida, Volv6 su llanto y esta vee aparecid con fiebre, Entonces suce- 4g una. cosa increible: j toda su cabeza se cubrié de piojes! ; Yo estaba asom- brado, pues en mi tralamiento no habia ada que pudiera haber provocado (al conal De dénde habia vendo? La in terrogué y de pronto recordé que état do muy nifia, en Kentucky, habia tenido piojos y para extermination se habia usado peteoleo. Fstoy seguro que ta infestacin fue reprimida y la lar permanecieron Taventes debajo del cue cabelludo, diez afios después le toed al proceso eliminative enfrentarse con esto, ya la vez puso de manifiesto Ia causa'de st penoso Manito, Creo que estos accesns eran estado crénica drsarotlado al frac eo nn de bido a una destruceiga de sus energias a tal grado que fue prveisa fa crisis Miva para elininar del todo este sna. Después nos ocupanios de la Teaparicign de los piojos recurriende nmevamente al ayuno, prescribiendo mucho deseanso y freeuente Tavado Oto is inierate'fae a de sofort cuyo, andl del. re lesa qrandes depéaios de anue tn el aren Te attert que cra probable copie cinicocion de Unsalinenta Cue se rapulin Por in pil en forma de crupcions, grapes pera ay taney Salis ga Uae patra forth ac ey La Ciencia de la Iridologia illo porque el azufre se excreté tam- bién por el cuero cabelludo. Pintaba de amarillo el agua con que se lavaba. Lo mis extrafio de este caso fue que ademés le sobrevino una diarrea y mo- lestias intestinales. Le fue dificil recor~ dar este malestar en su pasado, pero cuando era nifia su abuela le dio azufre con melaza como t6nico primaveral. En el ‘liminatorio su cabello gris mas adelante se volvi6 negro. Esto Scurri6 dos meses después mas o menos. Bs verdaderamente extraordinario ccémo el doctor, por la observacién del iris, puede verificar y seguir el progreso de i cris curaiva dl pacientes paciente y el doctor trabajan al uni Sono para lograr la completa curacién el paciente. Hay casos en que e difi- Cl Convencer al paciente de que por fete régimen de curacién natural va a padecer, en “orden inverso”, los sinto- nas de todos sus males anteriormente Suffidos y que forzsamente tendran que reas todas las molestias vi- Vidas en su pasado. También podemos hacer wo de I Isola pare veri al paciente la aparicién de los procesos SiRinatives, brongutes 0 intestinal, Segin el caso. Es de suma importancia obtener la historia clinica completa di- rectamente del paciente para saber como. se presentarin los sintomas de la enfermedad crénica y cOmo éta se itd reflejando en el iris al ir surgiendo las distintas fases del proceso curativo. La abservacién de estos process re tives proporcic al doctor un ites adicbnal ol cual es muy vital fats tu uabajo. No se waa tan sto de Rigi un medicamento en forma suto- otro. Mis bien tiene que considerar a cada paciente como una entidad com- peta ¥ reconocer que cada enfermedad ‘afectar varios 6rganos, unos més Que otros. Nunca hay dos sintomas Gractamente iguales. La Iridologia da al doctor Ia oportunidad de emplear sus inclinaciones ‘de investigacién, propor- cGonandole la oportunidad de resolver los problemas, y satisfacer el cumpli- miento de su cometido; especialmente si el paciente colabora para lograr rese tablecer su salud. Otro caso que deseo mencionar es el de un caballero de Santa Ménica {que sufrié una fiebre muy elevada du- rante tres dias, que lo dejé debilitado y demacrado, Le prescribi descanso, un rograma de dieta y tratamientos nate Fistas. Después de un periodo de un mes, se mejaré y dejé la cama. No tar- 45 en aparecerle otra fiebre que le duré cuatro dias. Todos los sintomas eran de paludismo; al volver a reconocerlo « interrogarlo encontré que lo habia pa- decido cuatro o cinco veces durante su ‘estancia en los trépicos. Después de esta criss recuperd toda su vitalidad, au- ments de peso y se sintié bien. Otto caso que requirié bastante tiem- po para sanar por medio de la crisis depurativa, fue el de un joven que sy de una lcera estomacal. Habla ido mucho peso, lo que le preoru ppaba mucho. Le advert! que era pro- bable que no aumentara de peso hasta después de que pasara la crisis. Le ex- pliqué que por lo general esta crisis ie eel Kali lemente él podria esperaria un poco después del tercer mes. Pero en este caso no se presenté por todo un aio, El se bromeaba conmigo, me pregun- taba si tendria que esperar el resto de su vida para aumentar ‘unos gramos de peso. Una — eso de las dos— soné el teléfono. Era 4); estaba perturbado tenfa una iter muy load Etando To vi me cuenta de que ya habia Il lb Sia oc lh rom Ea fe muy severa y le duré tres dias; tuvo tuna fiebre muy alta legando hasta el delirio e intensos dolores de cabeza y en Ia regién de los ofdos. Recordé haber sufrido esta misma molestia una vez Gurante un viaje a Alaska. No se pre- fecupé gran cosa para atacar su mal durante el viaje, aunque sf recuerda ha- ber tomado alguns snedicamentos. Me dijo que ahora etaba saboreando e+ tos medicamentos en su. proceso eli- tminativo. Después de la crisis subié siete La Teoria de la Crisis Curativa 35 kilos y volvié a sentirse del todo resta- blecido. tra crisis sobrevino a un paciente en el sanatorio, [por un tra- tamiento de hidroteapia. Em fia y el calor del Sol para hacer reactinar el cuerpo. Fue asombroso ver cémo en un par de semanas le bro- taron cerca de noventa abscesos. En ver- dad que esto no results nada cémodo Yl Paciente reacciond con violencia 4 tal proceso eliminativo. Pero aunque esto no era cosa agradable ni ficil de poralear, en ext ocasién fo une bendicién para su cuerpo. El material téxico acumulado tenia que ser elimi- nado. No cabe duda de que Ia elimina- cién de estos depésitos latentes, estos residuos téxicos, es uno de los efectos mis extraordinarios que jamis hayan ccurrido. Los casos aqui relatados son prucba suficiente de que el paciente vuelve a experimentar sus enfermedades ante- riores durante el proceso curativo. Po- demos predecir este orden inverso por cl ands con Jo que se prueba, tanto que el diagnéstico es atinado como que el tratamiento est dando el resultado ‘sperado, Estos procesos que hacen vol- ver a experimentar todas las pasadas aflicciones nos deben alentar 2 vivir tuna vida mds sensata. Nos recuerda las palabras de la Biblia que nos dicen: "Sufrimos los pecados de nuestra car ne”, Las molestias que revivis hhacen pensar que deberi esta eliminacién no es posible restable- cer la salud. Posiblemente nunca Hega- remos a obtener un estado perfecto de salud, pero en el proceso regresivo, Jo- grado por medio de una alimentacién natural y un clima psicolégico ambien tal mis arménico, los tejidor enfermos pueden reemplazarse por tejidos nucvos Y sanos. Este extraordinario cambio se puede seguir en el iris, a medida de que las nuevas fibras van rellenando los huesos oseuros. Es como si se tejera un ealeetin con material viejo. Las nue- vas lineas que van apareciendo repre. seotan los ‘evr tefidos que se han creando, Algunos doctores sostienen que no fs necesaria la crisis curativa para ali viar al paciente. Yo no le deseo a nin- iin paciente una crisis curativa provo- cada por mi, pero asi es como actia la naturaleza’ Es el cuerpo el que pro- orciona el material que produce la xii y que tende a reviis, a Is inver~ sa, todas las experiencias ‘de pasados expe asa Todos pueden tener una crisis a cual- quier edad, pero los jovenes In experi mentan més nipidamente y quizis mis violenta que los pacientes de edad avanzada, ner una crisis porque ésta reclama una sgran actividad de las eélulas sanguineas Y resistencia de la estructura tisular. Se cesta una reser orpinica para aan vesar una crisis curativa, y el cu no producia la crais a menos que ete Breparado para rettila, Bs un proceo fan natural como que salga el Sol por el Oriente. Casi me atreveria a decir que es un proceso “divino™. Si uno de- sea tener un cuerpo libre de toxinas y egar tan cerca como sea posible a lo ‘grar una salud perfecta, habri que pa sar por la crisis curativa. Un caso interesante fue el de una sefiora que atendi por mis de un mes Su reacciin, despury de haber ecucha- lo algunas clases de pricologia espiri- tual, foe que Dios fn curacia de oo y que, por ‘lo tanto, lo dnico que te- nia que hacer era tener fe en Dios sin atender a ningin tratamiento, Aho- ra bien, yo también creo que debemos colocamnos en las manos del Poder Di- vino por medio de la oracién, pero también creo que si El nos ha dado “Dominio sobre toda cosa viviente que reaquiere energia para te- 4° x 36 La Ciencia de la Iridologi se mueve sobre la faz de la Tierra”, to que nos correspoude hacer es mante- Rernos en annonia con las Leyes Di- vinas que El eres y hacer todo lo que Esta paciente solicité un examen del itis para determinar el estado fisico en que se encontraba, Le aseguré que fa curacién estaba ido satisfacto- Fiamente, que los signos de su alivio Giban apareciendo nonnalmente ‘que dentro de poco tiempo experimen taria la erisiseurativa. Cuando pregun- 16 qué clase de crisis seria a suya le profistiqué que probablemente suftiria tina fuerte gripe y algo de diarrea. Si extraiia contestacion fue que ella se consideraba ya ¢: Ja y por lo consi- uiente no habia necesidad de esperar ninguna reaccién 0 dificultades poste- riores. Me limité a reiterarle que dentro de muy poco tiempo tendria una fuerte sripe. Al término de una semana me telefoned y me dijo: “Usted estaba en lo cierto, tengo una de las peores gripes que jamés haya suftido; pero lo que no pliedo comprender es que, aunque usted me la vaticiné, gpor qué me ha ccurrido esto puesto que yo la he estado rechazando espiritualmente?” Le expli- gu que 0 también era un proceso ‘que estaba de acuerdo con las fone 4a naturales, Tas cuales son las leyes de Dios y que, por lo tanto, ‘estaba fuera de mi dominio ol producie (© detener una crisis que era el resul- tado de un programa de vida correcta. Le expliqué aiia mis, que la crisis eu- rativa se diferencia de la crisis de una enfermedad en que es una bendicin y po una maldicién para el y que Rimesmgemied ciendo todo lo necesario para restable- cer su salud. Yo aconicjo al que quiera indagar si la Tridologia contiene realmente algin talor, que no lance juicios 0 conclusio nes definitivas sin primero dedicar ~—por lo menos— tres meses de tra- bajo concienzudo, vigilando los cam- bios de los signos que van surgiendo en el iris, observando la apariciin de las Hineas y fibras Blancas en las dreas Los que se dedican verdaderamente a Ia Indologia y estin interesidos en ella de todo corazin, lo Iiacen tan sélo después de un arduo estudio y trabsajo, Tienen In tendencia a guardar silencio sobre ello porque saben que otros no pueden ver nj saber lo que significa lo gue ellos ven. Después de asomarnos un poco a la fetructurn del in y Smo éte regia los estados onginicos del cuerpo, volve= remos al tema de la crisis curativa, sa que este capitulo esti mais bien dedi- ado al aspecto fisiolégicn, Max adelante revisaremos la manera mis prictica de producir y desenvolver la erisis curativa. Seria dificil para un taico —y tam- én para un doctor— distinguir ta di- ferencia entre una crisis curativa y un proceso patolégico. Pero, a pesar de Que las manifestaciones por lo general son bastante similares, una crisis ewa~ tiva es producida por la activacién de la salud que se ha acumulado, y este poder activo es lo que Jo guia hasta su jén. No cabe duda de que es aceptar que la erisis curativa se presente precisamente cuando el paciens {ea comensado a sentive bien. Inva- riablemente éstos nos dicen: “Nunca fen-mi vida me he sentido tan. bien como ahora”. Precisamente es cuando uno purde esperar que s¢ presente la ctisis, v entonces de seguro cuando éta seri mis provechosa. Se requiere energia para eliminar to- dios los residuos téxicos, para atravesar por todas las manifestaciones —las erupciones, les abscesos, salpullidos, sgranos, ete. Es tan sélo por medio dei Sungimiento de ese poder de eliminacién inherente del cuerpo que 0s es porible comprender todo lo que ocurre durante la celsis curativa. Durante ésta, los mno- vimientos peristilticos intestinales del paciente estin mejor regulados que du- ante una crisis de enfermedad. En tér- rninos generates, podriamos deci que esta es la principal diferencia clinica entre la crisis curativa y la erisis de enfermedad, y por supuesto la diferen- cia ve hace’ evidente con el uso de la cieneia iridologica. La Teo: de la Crisis Curativa 37 LA RUEDA DE LA VIDA Figura 10. Recuerdan que en su nifier, cuando sufrian una crisis de enfermedad, lo primero que mami o la abuelita fracian era darles un purgante 0 un lavado intestinal? Nosotros hemos durante Ia crisis curativa, no estén ine dicados los laxantes ni los enemas. Nada esta idicado, El cuerpo mismo esti haciendo su miximo trabajo —el que preserva la vida, Esti deshaci dose de los tejidos viejos y enfermnos pemmitiendo que se formen nuevos y focupen su ugar. gPuede haber algo x jor que descartar un cuerpo viejo y crear No es suficiente una erisis para com pletar del todo una “caracién’”. El pa- lente que ha sufride una enfermedad Erénica y que ka tenido numerosas en- fermedades en el transcurso de wu vida, nar por todas ellas en ‘orden ome ya lo hemos indie ado. Cuando esta crisis curativa se pre Senta ef cuerpo ya esti preparado, i paciente ha adquirido luetzasy ¢ bade sus habitos de v sinos y armonivsos, ¥ pu te a eve proceso de fa silud Heard. tae sito desp vena la erisis curativa en st totalidad 38 La Ciencia de la Iridologia Lindlahr hace hincapié en que la salud se Toga por ests erst debido lee pprocesos desintoxicantes y curativos de {a naturaleza en forma de estados in- flamatorios y febriles. Cualquier otro sats a eons completo como &te sélo puede producir mejorias par ciales y puramente preliminares. No basta que el paciente lieve una vida sana para obtener la “euracin”, Esto solamente es una especie de entrena- miento antes de emy a lucha final, pero no es la batalla misma. Yo admito que cualquier sistema de cura- ‘cidn que facilite a la naturaleza extirpar el cuerpo los_impedimentos latentes ‘constituye una importante ayuda, pero Stan slp alivia lon males superfiales, climinando los procesos inflamatorios agudos, esto interfiere con los esfuerzos de curacién naturales y vuelve crénicas las enfermedades, inhibiendo el proce- 30, lo cual es muy destructive, Es maravilloso ¢ interesante observar ‘cémo todas las artes curativas naturis- ‘concuerdan en que este proceso Dro- filketico acta favorablemente cuando s permite que a naturales ign su cur Sabemos que el quiroprictico produ- ce muchas crisis por el lamado “pro- ‘ceso de retroactivacién”. Lo importante fes producir tales erisis en todos los 6r- amor del cuerpo; no importa cémo. Los tratamientos especificos pueden ayudar a esto, quimica 0 mecinicamen- te. Se pueden produci varias crisis y realizar un florecimiento de nuevos te- jidos en los distintos Srganos; hasta la homeopatia contribuye a estas crisis “curativas”. No importa qué sistema se emplee con tal de que se produzcan es- tas crisis, todos estaremos trabajando para mejorar Ia salud del paciente. Al observar el proceso completo, de las enfermedades, no debemos olvidar aque étas también son actividades elimi- natorias del cuerpo; si nos damos cuen- ta que el organismo esta continvamente tratando de conservarse sano, compren- eremos que el proceso patolégico tam- biga es uno de curacién. Debemos, por lo mismo intervenir lo menos pone con la lucha que libra contra las enfer- medades y darie al cuerpo la oportun- dad de defenderse con sus propias re~ sistencias En la actualidad se estin levando a cabo muchos cambios en el arte de ‘curar. Mientras que antes se conside- faba peligrosa la fiebre y se hacia todo lo-posible para desecharla, ahora hay ‘casos en que se induce. Durante los pa- sados veinte afios hemos estado produ- ciendo fiebres con los tratamientos na- turales durante las crisis curativas, Es tun procedimiento natural que elimina los residues téxicos acumulados en el organismo. Existen inyecciones para producir fiebres artifiiales que se em- plean en ciertos desérdenes mentale. Estos tratamientos febriles ya se implan- taron en ciertos hospitales. Esperemos que con todos estos cambios las cura- Ciones naturistas pronto serin conside- radas benéficas y correctas. ;Pero unto sufrimiento tiene que padecer el grénero humano antes de que la verdad fea reconocida! tc Cémo se Convierte en Crénica una Enfermedad La inflamacién es un proceso reconstructivo y no debe ser suprimido. Cada enfermedad aguda ¢: el resultado del esfuerzo depurador y curative que esté realizando la naturale: Un cuerpo puede parecernos tan in- sensible como un trozo de madera; no parece hacernos sugestiones; no pregun- fa nada, excepto por medio del dolor 1 tes sisters Sin erbargo hasta os Imiten que existe una espe- We ae foedgeana Cc Al eaan ‘cuerpo y observar los cambios que ocu- ren en él, al doctor le parece que &xte tiene su propio lenguaje; diriames al lenguaje de la vida celular. La ley del cambio se est constantemente efec- tuando en todos los érganos ¥ en cada célula del cuerpo. Esta actividad re- quiere una respuesta, La vida de la célula se moldea por si misma del aire que respiramos, del alimento que inge- ramos, de los pensamientos y sentis tos que abrigamos y de la vida de hogar que cominmente Hevamos. En la ac- {ualidad estamos sometdos 2 muchos itos de vida que ejercitan sus pre- siones sobre las células, las que a su vez desarrollan cambios que pueden producir enfermedades créaicas. Nues- {tos hibitos de vida afectan nuestros ‘cuezpos y ellos crean los efectos, sean étos saludables © daiinos. Se han producido muchos cambios cen los sistemas de curacién, debido a Hewry Lixotaue que anteriormente las condiciones sa- nitarias tenian que ser consideradas por encima de los demis. Las plagas del eran debidas a la inmundicia ya la falta de drenaje en las ciudades. Sabemos por experiencia y por los ex perimentos que se han hecho, que podemos desarrollar casi todas las en- fermedades a que el hombre esta pro- penso por la alimentacién desvitalizada gue consume. La mayor parte de las enfermedades que sufrimos pueden ser atribuidas a algiin desequilibrio quimi- co en el organismo. Para desarrollar nuestra teoria sobre las fases crdnicas de la enfermedad, se- gin éstas aparecen en el irs, la Iridolo- iia enfatiza el hecho de que las enfer- medades crénicas se incuban al través del tiempo. Esto ha sido comprobado ppor todas las ciencias de curacién na- tural, incluso la homeopatia, Is osteo patia, la quiropractica y la terapia na- Turista. La naturaleza nos da al nacer tun cuerpo tan sano como las condicio- nes hereditarias lo permitan, pero nues- {ros hibitos de vida y el’ abuso que hacemos de nuestro cuerpo durante east toda nuestra vida, van fomentando ias enfermedades crénicas. La prueba de 40. La Ciencia de Ia Iridologia que Ins enfermedades crénicas se van desarrollando se les mostrar mis com- preusiblemente en el capitulo sobre la “Crisis Curativa en la Prietiea”. Gaando las nonmas de a salud se nfringen y ef cuerpo se debilita —co- no tat atinadamente Io expica et doe. tor George: Weger en su libro titulado “La Génesis y el Control de la Enfer- medad™--, el cuerpo no esti en con Clones de resist y veneer los gérmenes «qe lo invaden, Emtonces se desarrlia Un resfrio y eso puede ser ef principio de muchas mafermedades eritas. Es eh primer eslabén de la larga cadena de Sintomas mas series. No cuidamos el rrafriado adecuadamente en forma na- tural, descarsando suficientemente y co- tmiendo la menor cantidad de alimento ponible. En ver de eso nos atiborramos de Famosos remedios en boga, y de les de cosas que ereemas son “nus {ritivas” y que nos van a proporcionar las energias necesirias para combatirlo, ‘Ademis, como siempre tenemos mucho ‘abajo que desempenar, seguimos con nuestias actividades acostumbradas, sin Garle oportunidad al organismo de re- cuperane, Despilfareamos mucstras fnergias en un sin fin de actividades innecesarias, y nos sobrealimentamos cuando el cuerjo no esti en condiciones de asimilar estos alimentos. As es come se inicia Tn supresiia de toxinas que después producen tn estado latente, de- fivado de un simple restriado, Por tl motive no olvidemos que el resfriado sun proce natural eliminativo, La palabra “cataro” se deviva de tuna antigua palabra griega que signi- fica “yo fluyo”. Si las materias téxicas que por fin de- Eidi ensayarlo, Se me detuvo la tos en ‘unos cuantos dias, pero se me desarroll6 un estado molesto en la garganta, cl cual desde entonces ha persstide. Es Aificil describirlo y tan sdlo puedo de- cirle que es una sensacién constante co- ‘mo si algo hubiera en mi garganta que no logro aflojar y me provoca un per- sistente deseo de carraspear. "Pienso que hay una conexién entre Ja ripida desaparicién de la tos y el malestar de la garganta, y después de escuchar la conferencia del otro dia so- bre este tema, estoy mas convencida gue munca de que el jarabe para la tos fue la causa de mi molestia Muy sinceramente suya Sra, BT.W.; Pasadena, California.” Este es un ejemplo de lo que ocurre fen los casos en que se emplean drogas medicinales. Yo creo que nuestro problema prin- cipal es eliminar esos factores, que a Ia larga ‘resultan daiiinos y que originan el desarrollo de enfermedades crénicas. Las medicinas de patente han sido po- pularizadas por medio de la Adminis- tracién Comercial. En el afio de 1921 se gastaron més de 108 millones de dé- lares en medicinas de patente. Re temente, en un solo affo se vendieron alrededor de veinte mil toneladas de aspirinas, lo que representa muchos do- lores de cabeza, per también repreen- ta algo mis. {Significa que debido a este medicamento es posible que tam- bign se hayan desarrollado miltiples enfermedades exdnicas! El doctor debe origen ae conocimiento no puede poner de mani- fiesto el problema latente que esti pro- vocando los sintomas que se presentan en Ia superficie y eliminarlo del todo. ‘Todos los problemas anteriores retorna~ Fin en orden inverso al gue fueron ad- quiridos. Cualquier otra forma de aten- der estos males, dnicamente tratars los efectos al suprimir los sintomas. Hay ue traer a la luz los sintomas en vex fe reprimirlos. Los Principios Ya es tiempo de definirse ya es tiempo de definirse Je es tiempo de definirs, acerca de los tépicos hum AHOR. Definirse es comprender li G¥A ES TIEMP( Un maestro en ome donde a ha de "un paciene, pero ie. parece que cl primer paso deberia ser que el doc- tor se dé cuenta de que evitar una enfermedad también es una forma de curacién, y que éta depende dela profilaxis que se establezca desde un principio. También es evidente que se necesita una filosofia unida a ta prictica ya Ja teoria, La teoria vale poco si no esti respaldada en medios prieticas. Cuan- do ella no va de acuerdo con ia préc- a hay que cambiar 0 revisar la teoria Sabemos que aplicando este simple Principio se han obtenido buenos resul- tados pero como muchas de ls ‘eo. vias y flosofias que se han inventado son demasiado personales o exageradas, al rela a sido dudow. Yo puedo asegurar que los que han basado su filosofia de la curacida en los principios de la cieacia de la Tridologia, han en- 8 de Ja “Curacién” en la educacién; on el estudio del hombre; al hablar, escribir 0 predicar A MISMO lor elementor de Ja naturaleza (humane, 0. DE DEFINIRSE! contrado que ésta tiene bases dignas de confianza en su trabajo de aliviar a la gente. May tes dleben ser eopect primero es que el oy fn pore sin esto ef cuerpo no: puede tener una fotruetica cellar sana. Com la vida de'li célula depende de Ix sangre, Gta debe mantenene pura, libre de to: xinas, Ei Dr. Still, fundador de la Os “hl principto de a las arterias determina f Ins neces ddl cuerpo son satsfechas © no ente recordados: El mo debe las estructuras celulares depen- den de los sustancias que flotan en la corriente sanguinea. ‘Tenemos que ase- fgurarnos que étas sean absorbidas en el cuerpo y sean debidamente asimila- das para que la sangre pueda conducit 46 La Ciencia de la Iridologia los elementos necesarios a todas las es tructuras del organismo. EL segundo principio es muy impor- tante: te en que la sangre circular con la suficiente para {Que legue a todos los Organos y pueda ‘Roveet a todas ls entructaras coulaes Gr ios elementos necesnrion, dando at Sind de yecontrt y reparar eP°Sterpo tan rapidamente como s© requers EL sercer principio «= proporcionar al cuerpo ef Gescanso scene: el des Shaso Biv, Es natural que wna por tSta enferma seata descos de acostas. La grav ny ligro el cuerpo se recupere y se Fegenere. ‘cansancio, la fatiga, es un barémetro, ‘un primer sintoma que nos indica que todo no anda bien en el organisso. Cuando necesitamos Iiquido tenemos sed, sentimos un natural deseo de be- ber; y cuando tenemos hambre senti- ‘mos apetito, que es el modo que tiene el cuerpo de indicar su necesidad de flimentarse, Pero cuando nos sentimos ‘cansados no reconocemos esto como una. indicacion de que debemos descansar sino que continuamos trabajando y abu- fando de nuestro cuerpo hasta el ago- tamiento, Esto constituye uno de los mayores ‘para acelerar la re- cuperacién. “Todos conocemos los efectos recupe- ratives de una buena noche de sue- Fo cuando estamos cansados, cuanto més cuando el cuerpo esti enfermo,y hay hrecesidad de arle oportunidad. para ue se recupere. No se puede azotar a Gn caballo cansado y esperar que nga trabajando con eficiencia. No tardard fen echarse y no se volveri a levantar fami. Esto ts precisamente lo que ocu- fre en muchos casos de enfermedades crénicas. Los Srganes fuertes quiz 0 fecesiten muchos cuidados, pero los Si. Estas 30 los exlabones dé biles en la cadena. Nosotros somos tan fuertes como lo sea el Grgano mis débil de nuestro cuerpo. Por esto hay que feconocer cules son los Organos dé Biles 9 prestarles ayuda a tiempo. Si sabemos esto, ellos serin nuestro baré- ‘metro; servirin de toque de alarma que fos indique cuando hay que acortar el paso y Teconocer el cansancio que est Sufriendo un érgano débil. No olviden que el ca p 1 ‘es pura, si hay una boat a actitud mental es fen lo que respecta a las necesidades det cuerpo: Cada ver estamos mis conven- cidos, por el creciente niimero de en- Termedades que aparecen debido a la deficiencia de buenos alimentos que hay que establecer una dieta bien equi ibrada de alimentos vitales y no se- uir consumiendo tantos productos des- Sitalzades. En. varias universidades y hospitales de experimentacién se ha producido la diabetes en animales, ali- Frentindolos con, un excedo de almidon nes ya ;, También se les puede producir una alta presin arterial din- doles hasta efheer con el tuto de ciertos medicamentos: que con- alquitrin de bulla. Los alimentos que ordinariamente ‘consumimos son tan inferiores que nin- {guno de los experimentos hechos en los Snimales nos mostraron que lo que el hombre generalmente ingiere constituye tuna dieta adecuada para mantener su ‘cuerpo saludable. No puede generarse Sangre vital de tan pobre material. ¢Es posible creer que el café y los bizcochos pueden constituir un desayuno apro- Piado, © que el espagueti y todo lo que sti hecho con harina blanca y puede onar al hombre wn almuerzo nutitivo? Arthur Brisbane dijo hace aos que el pueblo americano lena su estémago con “alimentos que no alimentan”. Hoy fo ni veri gue none, debido 2 los miltiples procedimientos para co- ‘mercializar Tos alimentos. Nuestra san- igre se est convirtiendo cada ver mis Los Principios de la “Curacién” a7 en portador de materias sintéticas y artficiles Entones,ccbmo ha de so. prendemnos que el cuerpo también sea mis artificial? Puede entonces cau- samnos admi incién que todas las varias de estas enfermedades, por su- puesto, se deben al continuo uso de Aspirinas, de jarabes para la tos, y por los alimentos desvitalizados o enlatados ‘que constantemente se consumen. La falta de ventilacién en las habitaciones de muchos departamentos, el uso de ropas demasiado pesadas, trabajos que se hacen con mala luz, 0 despues de la puesta del Sol; todo est. deteriora el Es también de mucha i vivamos en un ambiente agradable, bien asoleado y tener buena agua, tanto beber como para todos los usos. El hombre esti permitiendo que sus ppropias invenciones interfieran con su ¥ que aumenten su fatiga. La radi, la x ectrc, el cinema y otros doclinks b Leer a coeur. De bido a estos hibi.os siempre esti exci- tado y nervioso... ;Y asi la vamos pasando! Nuestro torrente sanguineo fsti muy lejos de ser puro, la circu laci6n es lenta y nos encontrames en un estado de salud siempre precario. ‘enttpar una enfermedad, primero debemos tener cuidado de ver ‘cémo hacemos uso de la palabra “cue racién”, porque muchos creen haber curado'un mal cuando meramente lo han reprimido, inhibiendo los sintomas, relegindolos a otra parte del organismo donde permanecerin latentes para ma- nifestarse mis adelante ya en una for- ‘ma crénica, Ante todo debemos interesarnos por fortalecer el estado de salud aiin mis que por establecer un tratamiento de curacién. Si al tratar un mal el trata- ‘miento que se instituye tan s6lo reprime los sintomas, entonces estamos fomen- tando, cultivando el terreno propicio donde se puede desarrollar el estado cerénico de una enfermedad. Me agra- daria que se convencieran de que la administracién de medicamentos no mpre es conveniente, mientras que si fereamos un organisme saludable, éte tendri las reservas y la resistencia nece- sarias para hacer frente a todos sus ma- . Si lo fortalecemos al maximo de sus posibilidades organicas, tendré todo lo que requiere para mantenerse sano. Cuando un luchador 0 boxeador sube al ring debe estar en las mejores condi Cones fisicas posibles a fin de poder ‘mantenerse en la hucha contra su ene- rmigo. También nosotros debemos en- trenamos para poder resistir los embates de las enfermedades. Consideren exxin pocas som las gentes que se interesan por aprender a vivir sana y constructi- Yamente. Se ha probado que cerca del Bones ciciaes J caps aldo esta cuando y el campo es propicio para ello. Sin ‘embargo esto no implica necesariamen- te que la mayoria de nosotros debamos ser tuberculosos. Somos nosotros los que Ggeames la salud 0 la enfermedad demos poscer un jardin de rosas 0 un campo de abrojos. De dénde proviene Ia curacién? No tan sélo del sistema de ‘tratamiento, sino de las resistencias que tenga el cuerpo. En verdad, el cuerpo se, i # Es lamentable que el doctor no con- sidere el organismo como una unidad. No que cada arte de curacién no tenga su lugar, pero éstas deben ajustarse a cada paciente y acercarse a cada caso La Ciencia de la Iridologia considerando todo s1 otganismo y no ada tis segin eu campo de expec fiacion. El paciente puede recuse @ tualguier lbgo de medicina, Ye oc Sobre, ln Osteopata, Ix Quiroprictica lr Homeopatia y encontrar remedios tue cada uno recomienda, ©. proced ‘Mentos detain. para todas av tnfermedadet No cae duda que debe Taber algo de valor en todos ellos El problema consist en saber si el pacieate Fine los conocimientos suficientes para seleccionar el método mis adecuado paras propio al Cm cada deta Fete caso desde el dngulo de su espe- Sldad, eto difeulta mis el que el pacientes sepa como ecoger No debemos abrigar la idea de que Ja enfermedad es todo poderosa por en cima de los procedimientos de defensa del cuerpo. Si asumimos una actitud mental correeta y fornentamos la idea fen muestra mente y en nuestro subcons- iente de que los métodes curativos fas defensas del cuerpo pueden suby gar cualquier enfermedad, entonces Ix Salud pods superar el mal. Una ac titud de optimismo positivo es la mejor defensa que puede tener el cuerpo. Ya fs tiempo de que aprendamos estas ver- dades ¥ que bagamos uso de las leyes Ia tara que son tan, ects ra resguardar el cuerpo de las enfer- Fredades No hay que ir por la vida Stropellando todas las leyes de buena Salud sin tener consideraciin de que fs nuestro cuerpo el que paga las conse~ ‘cuencias de nuestras imprudencias. Por juedar bien con nuestras amistades con ffeeuencia daamos a fs niion dando- les dulces y otras golosinas que sabemos no benefician su salud. Casi los asesi- ramos con nuestra “bondad”, Bien sa- tems que el cm pe i para los 'y que en exceso i i oe Casi todos queremos hacer lo correc- to, Io que sea mejor para nosotros y para los dems, pero no sabemos como, nia dinde dirigimos para conseguir les eonocimientos debidos. ;Dénde con- seguir los conocimientos que nos ayy den a proteger debidamente ta salud? {Quién es digno de confianza que nos pueda instruir idéneamente a este res- ecto? Creo que fue Henry Ford quien jo que llegaria el dia en que el hom- bre comsideraria una buena inversion dedicar tres meses al_afio al cuidado dela salud, descansando y dejando que fl cuerpo ‘ecupere sus energias. Me parce que ite es un consejo. muy Sibio, Pero como todos queremos abar- Car tant, no fom dames tempo para poner en prictica ningin programa Sid que'en realidad beneficie a nue {rn cuerpo, Una de las aseveraciones mis im- presionantes que haya jamuis excuchado fue hecha por un doctor el dia de mi geaduacién, Nos dijo: “Pronto, mis jé- venes colegas, serdn lamados a atender muuches casos. Descubririn que del 85 al 90% de ellos serin y de acuerdo a la ley de «curaciéna, encon- trarin que estos casos se curan ‘espontiineamente”. Después afiadi luna sontisa humoristica: “Pero por el amor de Dios, ; higanles algo para ganar su confianza ¥ que crean en ustedes y para que su prestigio quede bien parado ante sus ojes!” En efecto, con el tiempo he podido constatar que el cuerpo real- mente se cura por si mismo, No cabe duda que esti hecho para resistir mu- tcho, hasta los numeroios abusos a que Jo sometemos continuamente. El Crea- dor nos ha dado li manera de mante- nerlo sano; si tan sélo fe damos un poco del cuidado que requiere, pronto res- ponde y pone en juego todas sus re- servas para restaurar su equilibrio y salud, En vez de Menarlo de medic: mentos hay que ensefarlo a alimentarve correctamente, a cambiar sus hibitos de vida ~-si ellos son equivocados— ayu- darle a guardarse de todo aquello que fs destructor, de los pensamientos ne- ativos, de i depresion y el miedo que To invaden cuando se siente enfermo, Si estamos preocupados, deprimidos, con- trariados, ademés de mal alimentados ‘no por falta de alimento sino por ingerir alimentos malsanos— sequra- mente no estaremos llevando una vida que sea conducente a guardar nuestra salud. Los Principios de Ia “Curacién”™ iNo eabe duds que hay mucho que decir acerca de ly filosofia ev relacién on la salud? Pren después de todo. es sun cuno de filsfia sno de sejos sobre la salud. Muchos pacientes van de médico en. médico sin lograr ningiin resultado prictico, ¥ ewando lle- scin-a mi consultorio ya estan completa mente desilusionados, deprimidos y si ervense a tener fe en nadie. Si inves: ramos las actividades que se tealizan la mayoria de lox consultorios. mos que no Hevan al cabo nin buen program de shud, El doctor demasiado orupado pare tener ‘te aceret el doctor debe ser apto para enseiiae a sty pacientes as costs aun antes de intemtar blecer cualquier medida terapéuties Pero si su trabajo tan silo se rige por Jo que ha aprendido en ss Hbros, ¥ si hia npre uu hombre sino ) fuerte. no es extraiio que no. sepa todo lo que extes en el proceso: de re- cuperacion, ademas det rial que algue nia medicinay purdan hacer. Hay que sentir ho que el paciente esti sintiento, no ton sila los dolores que le eaasan nim tales, sino el estado de dr Plidoetoteens ean silo al peritre sa a establecer stisaladepor medio de suis Conoeimientos y estudion, sine tame bien al quien se a mi para que les ayude a mejorar su estado yeneral y asi podere someter quiniingica, Mforte reontrade que ndo su salud evejons, fa cirugia ya foo fur necesaia, Reeuerdo una ver haber Jeido de un hab erea dee AL nesumnie sa tarde, habia dicho que muchos doctotes mw netables, a be lange cenourun su propio trabajo muy franca. que ia euracién naw respuesta a los problemas de la salud. pero si que debemos em plear primero estos miétodos: si fraca- san, entonces podemios recurrir a otros. Ya que después de que el cuerpo ha sido mutilade por una operacién, 0 de- teriorado por el uso de medicamentos muy concentrados, va hay poco que se pueda intentar. He conoride casos que wn cuando el paciente se eneuentre malas condiciones, can persis: tesluerry y cooperando estriet- ey evitar la cirugia y otros proce- dimientoy dristicos de ‘curacién, Atendi una vex a una enferma gun aes un " moetene aun tritamiente natural que ineluia dejar de suspender sus actividades de couperar porque xo curacién, No. pod dejan ‘ooo. Un is de operacién podria salvarle la vida, Se decidio por la ope- acion y muni en ky mesa de aperac recordar et princi todos el finico SEGUNDA PARTE Instruccié6n en los Métodos de Aplicacién 9 Técnica para la Lectura del Iris A medida que progresen en esta cien- cia, decidirin la tenica que prefieran femplear para analizar un paciente. Sin ‘embargo, no esti de mis hace- algunas sugestiones que puedan serles ities pa~ ra iniciarlos por buen camino. Por ‘ejemplo, al iniciar el examen conviene Stntase directamente frente al pacien- te. asegurdndose de que Ia cabera del ppaciente esté en posicion recta, no ineli= pada hacia atrés, a un lado, o hacia hfrente, porque de ser asi encontrar, leas delormadas y no podrin obtener tuna ‘confirmacién correcta, Si el iris std en una posicion tan recta como ‘ea posible, podrin levar al cabo una Comparacién que concuerde con su dia- ferama, Recuerden que el itis debe leer- Se igual que se lee el reloj, de la una Iracia Tae doce, pero ustedes deben. te~ ner justamente de frente cf iis Pénganse en una posicién cémoda, tanto ustedes como su paciente. Si el inte es muy alto y ustedes muy Bajos de estatura, vean que su silla sea ajustable para poder ponerse a una al- tura conveniente. Habri veces en que tengan que pasar s6lo diez minutos con tun paciente y otras en que se tarden tuna hora. Gomo este trabajo es tan se~ dentario, les sugiero que obtengan lx Bexyawix Fran historia clinica del paciente en unas dos o tres visitas. En la primera recojan Ia informacin general en una conver- sacién que puede tratar sobre el andlisis 7 tetieto aoe plone seguir. Pues in principiar por pedirle al, pacien- te que los mire a determinada parte dde su cara para fijar su vista en una direceiin particular. Quid _necesiten levantarle el pirpado para ver mejor ¢ iris, Haganlo sin despegarlo del globo focular porque esto produce parpadeo. Es mejor tomar el pirpado y deslizarlo suavemente hacia arriba contra el glo- bo del ojo hasta poder ver la parte det iris que les interesa. Cuando quieran estudiar un drea especial, pueden pedir Al paciente que mire directamente su ‘mentén. Si tiene los ojos profundes y fl parpado superior se viene hacia aba- jo sobre el irs, conviene que mire hi fa parte inferior de su cara de modo de aque I poein superior de ise pueda ver cliramente, ‘Vean primero el iris sin la apa y sin Ja tue especial para que observen la reaccién del paciente hacia ustedes; no- ten la dimensién de la pupila. el color del iris y de la esclerética y las mar- eas de los tejidos eircundantes. Ahora, fa dirigir la luz al ojo, es bueno orien- ot La Ciencia de Ia Iridologia tara primero tangencialmente y en se- ida de frente, de modo que Ia luz no incida directamente sobre la retina al través de la pupila, Esto evita la con- traccidny ta tensién. nerviosn, Io cual fo conviene ni al paciente ni al doctor. Diagnostiquen con tanta naturalidad como sea posible. En mi consultorio yo he empleado la Iridologia durante todo dia, por ais; ys el trabajo hubiera tenido que hacerse bajo tensién, ya ex taria agotado y otro tanto habria ocu rrido con los pacientes Cuando vemos un iris con la lente, es conveniente que lo estudiemos como znos aproximarames aun bosque; es decir, primero ver el conjunto, su tota- lidad. Luego nuestro ojo capta un ar bol, en este caso un detalle del ojo del paciente. Asi pues, el propésito de usar fa lupa es para descubrir In rareza que presenta el iis, esta particular mancha © marca, y estudiar’ su colorido 0 1a area que nos parece no ser natural hhasta conocerla exhaustivamente por medio del analisi. Descubrir la mancha més grande, mas ‘0, mis blan- cay descubrir la condicién del érgano 3 aque pertenece. Lo que mis les llame Ia atencién desde el principio puede ser lo de mayor interés en el anilisis Primero traten de concebir el ojo que tienen bajo su observacién como si fuera normal, empleando su imaginacién. Ya hemos dicho que hay muy pocas gentes ‘que tienen perfecta salud y por lo mis- ‘mo encontraran ustedes pocos ojos per- fectos. Sin embargo, debemos saber lo {que es la perfecta salud y también eémo orca ex che petoas Eos pegeeto esfuerz> imaginative les facilitara dis- cernir las manchas y las anormalidades patolégicas que presente el ojo de su paciente. El ojo normal no lama la atencién, pero la patologia del organis- mo representada por las manchas anor- ‘males del iris si se destaca bajo su cui dadoso escrutinio. Conviene que tengan uno de los dia- sgramas del ins prechamente detris del Daciente mientras ustedes trabajan para que primero puedan ver la grifica y Tego Fijar la vista sobre el iis de sujeto, Traten de grabar fa gréfica en su mente; compirenla a una rueda y ‘comiencen del eje a la periferia. El drea del estémago es lo primero que deli- rita la pupila, y después le sigue el tracto intestinal. Todos los érganos par recen estar colocados como rayos que ten del centro del eje. Primero me fijo en los estados reflejos de los érea- nos vitales del cuerpo. Puede haber un trastomo en una pierna, pero como ésta esti subordinada al torrente circulato- Flo y la circulacién sanguinea a su vez al higado, al sistema digestivo, ete, la pierna puede estar afectada por el es fado en que esté el corazin; por lo tanto, me voy primero a los éryanos vi- tales 'y no me’ detengo por de pronto en la pierna. Conviene reunirse con otros doctores de vee en ver y comparar notas. Se sorprenderin pronto al notar a qué gra- do el estado de un paciente se constatar por los signos reflejos que se ‘manifiestan en el iris. Sin embargo hay que ime con cuidado. Puede haber varios pacientes con lineas blancas en el Grea renal y, mientras que éstas pue- den acusar que hay dolor, en. muchos casos el dolor puede no expresarse por lineas blancas. Estas también pueden Significar que algtin érgano- esta des- alojando toxinas por aleyin conducto En otros casos pueden ssgnificar que cl" descho se eth efectuando, hacia afuera en forma totalmente diferente y a base de mucho esfuerzo. También puede haber anillos nerviosos adicio- ales, junto con las linea Blancas, lo cual ‘distinguira este caso de aquellos ‘otros que haya examinado anteriormen- te y que también tengan anillos nervio- sos similares No se puede decir que un paciente tiene un dolor en el rinén solamente Borge bay una ina blanca en el rea renal del irs. Al principio vale més que se guarden de hacer observaciones, pues haa. que se adenren. bastante en su trabajo no podrin decir a un paciente fen qué estado se encuentra. Cuiden mucho de hacer insinuaciones que ha- san que su paciente se vaya a su casa preocupado por su padecimiento. Mu- chas gentes tratan de indagar lo que anda mal en ellos para después tratar ‘Técnica para Ia Lectura del Iris 35 de curare cll, mismos sin tener el conocimiento suficiente para ello. Yo me pasé mis de tres afios estudiando Jos ojos antes de atreverme a decir gran cosa a mis pacientes de lo que encon- traba en los suyos. Un conocimiento es- caso puede ser muy peligroso. En la Tridotogia se tiene una de las herra- mientas més poderosas en el campo del wgnéstico. Aprenda esta ciencia tan a fondo como sea posible antes de decir mucho a su paciente Yo no confio en un programa que obligue a una persona a vivir correc- tamente por medio del temor, Ya se cesté haciendo mucho en el campo de las artes de Ja curacién que obliga al paciente se comporte del mismo modo ‘como lo haria por medio del temor. El miedo e una enfermedad en si, una enfermedad de la mente, y yo no deseo agregar otra carga a ‘ente cuando viene a mi consultorio. ero dejarlo sentir que ve le experan dias mejores y que tiene a su alcance in oportunidad de vivir una vida mis sana y armoniosa. Otro ardid que es muy dil consste fe, ala iar uo 62 a res del paciente para confrontar Ia debilidad hereditaria que manifesta tin érgano en el irs del paciente, Aun Puede presentireles la oportunidad de Examinarie low irs a ia abuela o al buco, y ver cio se van transmitien- do fae Ieiones hereditarias de genera. cién en generacion. Hay tanto que aprender en esta cia que al principio tienen que diag- nosticar por otros medics y confirmarlo después por la observacién del iris, Lle- va bastante entrenamiento aprender a observar el iris y concentrarse en cierta rea hasta obtener datos clinicos de ella. Ver una mancha oscura no es suficien- te; hay que examinar lo que hay detris de ella; gué tan profunda se localiza y ccbmo se formé. ¢Podra removerse? 2Se ‘encuentra ahi a causa de tension ner- viosa, stress emocional, siento? 2Es causada por un desajuste quimi- Co? Es un signo reflejo de algin otro Srgano? En muchas ocasiones material téxico cs depositado en cierta drea del cuerpo debido a una pobre elizninacién de algin drgano en ovr parte del or- ganismo. Al hacer su andlisis podrin estudiar todo el cuerpo reflsjzdo en iris Unos estudiantes extarin particula mente interesados en los colores del iris, mientras que a otros les lamar més la atencién los signos que acusan la pre- tencia de txinas producidas por le compuesto: que contienen las drogas ope een ore loraciones en el iris. Pero estas fases constituyen s6lo una pequefia parte de ia cencia. Lo que orurre en cada 6r- gano del cuerpo es lo que realmente SG resistrando en forma relleja en el irs. Se sentirin grandemente emocio- nnados cuando vayan profundizando en Su estudio y vean cémo la patologia del tejido se refleja inequivocamente en el iris, Obren conforme a la secuela indi- cada en este libro para que compren- dan la materia exactamente. Por medio de experimentos les mos- traremos cémo el ins refleja muchos de los estados a que esti sometido el ‘cuerpo. Por ejemplo, el miedo hace que 4 se contraiga casi de inmediato Ja pu- pila. Un baflo demasiado caliente Gis. fninuird Ta tensién intensa nervosa yt Visiblemente dilataré la pupila. Si opri- men un dedo habri una inmediata res- puesta en Ia pupila, del mismo lado del Gedo oprimido. Esto demuestra eudn ri- pidamente responde el ojo a las condi- Ciones existentes en cualquier parte del cuerpo, Verén cambiar los tejidos del iris ante sus ojos a medida que se suceden los cambios patolégicos © cu- rativos de los tejidos en el cuerpo, y que los signos de las drogas en verdad des- aparecen del iris en cuanto las toxinas @el cuerpo van siendo eliminadas. Al principio veran depésitos y decoloracio- res en el iris y después de un periodo de algunos meses aparecerén las fibras de la curacién. Si estin administrando ciertas drogas, después de un tiempo aparecerdn signos de esos medicamen- tos en el iris. Pero por favor, no se entusiasmen de- masiado, No se permitan sentir que en ‘muy corto tiempo todo lo sabran. Se 56 La Ciencia de la Iridologia pueden hacer esta pregunta: Qué tan pronto muestra el iris los estados del ‘cuerpo? Ustedes mismos encontraran la respuesta a medida que vayan progre- sando en sus estudios. Su conocimiento de Ia ciencia les dari la respuesta. Si preguntan la condicin en que estin fos dientes mirarin el drea del iris que corresponda a étos, pero si se Tes pre- frunta qué diente fue extrafdo, pasarén tun mal rato tratando de hallar esta in- formacién. Aunque esto es posible serd muy difiell que lo encuentren por ins. Al principio es conveniente tratar de comparar sus hallazgos con otras pruc- bas. ‘No hay razén por qué no puedan ‘esperar que las otras pruebas no veri- fiquen lo que han encontrado en el iris. Si estin diagnosticando el estado general del cuerpo al través de los re- Hlejos en los pies, vean cémo se. com- para con el diagnéstico por ef iris. Sin tomar en cuenta sus opiniones, vean el resultado de la comparacién de sus pruebas. Yo empleo un nervémetro para probar las inflamaciones del cuerpo, y cuando comparo éstas con los haallazgos del irs, invariablemente con- cuerdan. Con frecuencia encontramos tstados en que el paciente todavia no se queja pero ya estin en camino de hacer crisis, ya sea de curacién o de en- fermedad, constatados en el iris. Conviene comparar con el aniliss gquiroprictico lo que se encuentra refle- jado en ef iris, st el paciente dice que Sente tun malestar en el intestino por- que es posible que el estado le llegue forma eeflja 8 Ta epina dora {la inversa hay estados espinales que Sausan deatrdenes en vari érganos ‘Ya he recomendado que conorcan concienzudamente su trabajo antes de apresurane a hacer conclusiones ante us pacientes; no empleen terminologia ted para refer a etados que apa- recen en. el andlisis del iris. Algtin dia, por medio de la experiencia del diag” néstico comparativo, sabran justamente gué esperar de un’ examen de Rayos X después de haber examinado el . ¥ podrin decir con toda exact tud el resultado que se puede esperar del examen del laboratorio. Hasta que Tegue el momento en que puedan decir ‘que de verdad saben y que conocen a fondo su trabajo en esta ciencia, no cometan el error de descartar otras ts dificil que cambien sus primeras con- Clusiones Y que necesiten algtin otro co- hocimiento mientras que prosiguen su aprendizaje. Yo he ereado algunos dia- gramas que creo les pueden ser iti para su estudio. Son copias de las mise mas grificas que yo empleo en mi con- sultorio, con las que podran comparar ¥y adquirir algunos conocimientos de ta materia. Como se ha dicho anteriormente, uno de los pasos principales y sumamente Stiles consiste en obtener la historia clinica del paciente. Lo que les. dig ste y sus hallazgos en el iris es posi que no concuerden. No tienen que creer todo lo que les dice el paciente. Verin {que sus propios descubrimientos son los de mayor importancia. porque el pa- Ciente puede haber olvidado muchas enfermedades ocurridas en su infancia. Cuando los pacientes relatan su clinica suelen considerar de poco valor mencionar algunos datos que pueden ser precisamente los que estén causando sus enfermedades erénicas: las mismas que los trajeron a sus consultorios, en busca de alivio, Estos estados volverin a, geurir en el progso de retroactive: ‘ign, y conviene explicar esto al pacien- te para que sepa lo que se le espera cuando se presente Ia crisis de le Antes de que se internen més en este ‘estudio conviene que revisen el diagra- ma completo que van a usar con su paciente, Familiaricense con todas las reas y las mareas; piensen en ellas como si estuvieran representadas en la caritula de un reloj, y localicenlas en relacién con las manecillas, de izquierda a derecha. Cuando decimes blanco, re- ‘cuerden que hay varias intensidades de blanco, No es necesario que memoricen todo, pero les seri sitil tener siempre ‘consigo un diagrama a la vista. Cuando visiten un paciente fuera de su consul- torio, Heven consigo un diagrama de bolsillo, Todo doctor sufre de algunos dex ajustes en sa propio organismo que ahnertarian investgacson, yen algunos hvos podrlan sr mejoradon Si mejoran Sa" propia saludo. anotan los signos de su mejora ene rs, esto les propor- Sionart pros suficiente de fo que pueden logar con ss pacientes Come Prendemes todo Io qe vale eta cin En'euando vemos que en efecto s retran los viejos males, cuando vernos Sig lw eden elfen ue feflejan en el i se comparan con las cclones yfeacelones del paciente ¥ $ Coeja ua irs con eh ou Cuando estaba aprendiendo esta ciencia,encontré de gran utlidad eto- dar mis propios ojon El mejor modo dle hacer ‘sto es poniéndose frente a tn espejo colocando el diagrama en Trente'de uno mimo, preciamente de- Sap de To om, A rae sus os trl espe, puede a la ver ver el Giagrama,rellejado tambien en el peje pare que el ojo derecho del réenica para Ia Lectura del Iris 37 ‘grama exté directamente debajo de su ojo derecho. Si examina la grifica sin {que éta se refleje en el espejo, sus os tstarin invertidos en relacion’ a sto puede causarles confusién. Otro método que me ayudé en ef proceso de mi aprendizaje Tue anotar {odor mis ballazgon. Por ejemplo, cuan- do cocontraba una debilidad renal en Cuatro o cinco pacientes, esto no queria decir que todos tuvieran Ia deblidad fa ano grado. Uno pada tener Sa pequefia lesidn renal mientras que aro polis teerla ya enum eto mnis avanzado, Otros podria tener ci fo o sels esiones renles y no una sola. ‘mente. zQue sintomas diferentes s¢ manifestaron en cada uno de estos fasos que me puedan sercr para est biecer Somparaciones? Traté de encon- trar Ins debilidades mis importantes ¥ anotaras lo mis cerea posible del Imargen exteno del papel, ylas mas ae- Jadas del borde eran las menos impor- fantes Figura 12, Lectura del diagrama estando de pie frente 4 un espejo. La Ciencia de Ia Tridologia Hay muchos otros modos de anotar Jos estados que se van encontrando. Henry Lindlahr los mareaba numeri dolos del uno al cinco. El uno sign ficaba muy grave; el dos, menos serio, ¥ asi consecutivamente hasta el niimero inco, el cual era el menos serio de to- dos. Conviene que cada uno construya su propia grifica de diferentes iris. Ha- gan dibujos de ellos y archivenlos. Pue- dden hacerlos en papeles de distintos co- lores para comenzar a emplear papel blanco y usar lapices de colores. Des- pués consiltenlos con frecuencia por- {que, como son sus propios registros, son Jos que mejor reconocerin. No quiero establecer un sistema para ustedes por- que me parece que cada uno recuerda mejor una cosa si él mismo la hace a su manera. Al principio de mi prictica yo dibujaba el iris de todos mis pacien- {es que examinaba, y muy pronto llegué a la situacion en que con sélo dibujarlo adquiria tal conciencia del iris que po- dia recordar todos. los estados del iris del paciente mucho después de que é:te habia dejado de venir a mi cons toi As como un doctor que exis hhuesos recuerda a sus pacientes por su estructura 6sea, yo recuerdo a mis pacientes por lo que encontraba en Cuando estén analizando a un pa- ciente conviene que comiencen por una mancha definida, digamos, por lo que encuentran en el area que esté in cada segin el reloj por las seis de su fgrifica, e inspeccionen cada rea por separado, siguiendo ese relo} imagina- fio. Por lo general yo comienzo por ef campo gastrointestinal, pero si el po respiratorio, genitoxrinario, linfético © nervioso parece ser mis importante comienzo por ese. Hay que principiar Siempre por el mas importante, el més afectado. Yo estoy entrenado para tra- tar cada uno especificamente aunque && mi atencién primero al que me pa- rezea que esti mds afectado en cada caso. Una vez que conozco la capa: ‘Gdad funcional de cada sistema ya sé cémo lo debo manejar terapéuticamen- te y qué tratamiento aplicar. dero que el sistema nervioso es el que necesita tratamiento inmediato comien- 20 con él desde la primera visita del paciente EI cuidado fisico del paciente es lo primero que hay que atender. Si creo que hay necesidad de hacer también un ajuste psiquice, Aste lo dejo para des- ‘pués; es mejor conocer un poco al pa~ ciente antes de intervenir en su aspecto animico. Podemos hablarle a cualquiera del jugo de zanahoria, pero no de sus problemas espirituales. La materia es bastante delicada y también lo puede ser el paciente. No es buena tictica decirle al pacien- te que tal 0 cual cosa se ve reflejada fen $4 iris, que ha estado visible desde la semana pasada o que tiene dos meses tis de estar ahi. Tampoco debe deci sele que espere que se realice tal 0 cual cambio de hoy a mafiana, Olvi- dense del factor tiempo. Las doctores ‘que $e interesan mas por sus pacientes saben que lo que importa no es im- ir informacién constantemente sino que ellos saben y lo que estin ha- ciendo, y que esto sera lo que tendré ‘mayor importancia a fin de cuentas. Yo" nunca le digo a un paciente mis de lo que creo que es indispensable. No tiene mucha importancia lo que se le diga 0 se le deje de decir; lo que inte- resa es lo que el doctor realmente sabe y lo que hace. El doctor debe obtener toda la in- formacién posible por medio de una historia clinica tan completa como se pueda conseguir, con todos los antece- dentes que ayuden al paciene, su. perar el mal. Los hallazgos del iris les ayudarin a llegar a conclusiones que confirmen los datos recogidos de la his- toria clinica. Después de haber leido miles de iris podrin formular mejores iagnésticos y estoy seguro de que en- tonces Megarén a ser una bendicin para sus pacientes. Revisemos una historia clinica to- ‘mando un caso de mis primeras clases de Indologia. Una joven sefiora esti la delante de mi; estoy analizando y dictando mis hallazgos. Primero anoto lo que veo en los iris y en sequida lo que me dice el caso dlinico del paciente,