P. 1
La Santísima Trinidad.

La Santísima Trinidad.

|Views: 3.523|Likes:
Apuntes de clase.
Apuntes de clase.

More info:

Published by: Luis Rodrigo Pino Moyano on Dec 31, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2013

pdf

text

original

La Santísima Trinidad.

Luis Pino Moyano1.

Introducción.

Hay muchos temas dentro de la Teología que contienen altos grados de profundidad, y que bombardean nuestra razón y nuestras lógicas humanas. Sin lugar a dudas uno de esos temas es la Trinidad. Por eso, no dudamos en llamarla el misterio de la Santísima Trinidad, porque hay cosas de Dios que superan nuestra comprensión. Viene a mi mente las palabras de uno de los amigos de Job, Zofar, diciendo: “¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso? Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la

1 Diplomado en Estudios Bíblicos del Instituto Bíblico Nacional. Estudiante de Licenciatura en Historia con mención en Estudios Culturales de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Miembro de la Iglesia Pentecostal Naciente de Puente Alto. E-Mail: luispinomoyano@gmail.com Todas las citas bíblicas son tomadas de la Versión Reina-Valera en su revisión de 1960 (Editada por las Sociedades Bíblicas Unidas. Exposición presentada en el Ministerio Unidos Para Cristo Construyendo Una Visión Desde Chile a las naciones, el jueves 4 de junio de 2009.

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

conocerás? Su dimensión es más extensa que la tierra, Y más ancha que el mar” (Job 11:7-9). Hay personas que se oponen a la idea de misterio en esta doctrina. Entre ellos el filósofo alemán G.F. Hegel (¿o sus discípulos?) quién planteaba: “Dios no quiere espíritus estrechos, ni cabezas vacías en sus hijos, sino que exige que se le conozca; quiere tener hijos cuyo espíritu sea pobre en sí, pero rico en el conocimiento de Él, y que pongan todo valor en el conocimiento de Dios. Siendo la historia el desarrollo de la naturaleza divina en un elemento particular y determinado, no puede satisfacer ni haber en ella más que un conocimiento determinado”2. Pero debemos entender que Dios posee un atributo que nosotros no poseemos: la Omnisciencia. Nuestra mente no alcanza a vislumbrar todo el pensamiento de Dios. Lo que aparece en el registro escrito de la Revelación corresponde al gran acto divino de condescendencia que nos invita a conocer simplemente lo que podemos conocer. De ahí que Moisés escribiese: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley” (Deuteronomio 29:29). Citando a Spurgeon habría que decir que hay muchas cosas en las que simplemente hay que dar un “salto de fe”, recordando que “sin fe es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6a).

En las siguientes líneas, presentaremos una síntesis de variados elementos que corresponden a la doctrina evangélica de la Trinidad. Gran parte de este material es una compilación. Demás está decir que se mantendrá fielmente la ética cristiana en el sentido de citar debidamente a cada autor.

Origen del concepto.

El concepto no aparece en la Biblia, pero ilustra una verdad revelada. El vocablo Trinidad proviene del latín trinus que equivale a triple (tres en uno). Tiene como sinónimo a triada, que viene a significar un conjunto de tres3. Tertuliano, uno de los
2 Hegel, Georg. Lecciones sobre la filosofía de la historia. (Madrid: Alianza Editorial, 2001), p. 56. 3 Lacueva, Francisco. Curso de Formación Teológica Evangélica. Tomo II: “Un Dios en tres personas”. (Barcelona: Editorial CLIE, 1989), p. 125. Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

2

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Padres de la Iglesia, fue el primero en usar el vocablo y en formular la doctrina4.

Usos ortodoxos del concepto en la historia eclesiástica.

Una explicación detallada del concepto aparece en el Credo de San Atanasio, conocido a partir del siglo XII. El texto señala lo siguiente: “Veneremos a un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad; sin confundir las personas ni separar las sustancias. Porque una es la persona del Padre y el Hijo y otra (también) la del Espíritu Santo; pero el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo tienen una sola divinidad, gloria igual y coeterna majestad. Cual el Padre, tal el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; increado el Padre, increado el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; inmenso el Padre, inmenso el Hijo, inmenso (también) el Espíritu Santo; eterno el Padre, eterno el Hijo, eterno (también) el Espíritu Santo. Y, sin embargo, no son tres eternos, sino un solo eterno, como no son tres increados ni tres inmensos, sino un solo increado y un solo inmenso. Igualmente, omnipotente el Padre, omnipotente el Hijo, omnipotente (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo no son tres omnipotentes, sino un solo omnipotente. Así Dios es el Padre, Dios es el Hijo, Dios es (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo, no son tres dioses, sino un solo Dios; Así, Señores el Padre, Señor es el Hijo, Señor (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo, no son tres Señores, sino un solo Señor; porque así como por la cristiana verdad somos compelidos a confesar como Dios y Señor a cada persona en particular; así la religión católica nos prohíbe decir tres dioses y señores. El Padre, por nadie fue hecho ni creado ni engendrado. El Hijo fue por solo el Padre, no hecho ni creado, sino engendrado. El Espíritu Santo, del Padre y del Hijo, no fue hecho ni creado, sino que procede. Hay, consiguientemente, un solo Padre, no tres padres; un solo Hijo, no tres hijos; un solo Espíritu Santo, no tres espíritus santos; y en esta Trinidad, nada es antes ni después, nada mayor o menor, sino que las tres personas son entre sí coeternas y coiguales, de suerte que, como antes se ha dicho, en todo hay que venerar lo mismo la unidad de la Trinidad que la Trinidad en la unidad. El que quiera , pues, salvarse, así ha

4 Berkhof, Louis. Teología Sistemática. (Grand Rapids: Libros Desafío, 1999), p. 96. Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

3

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

sentir de la Trinidad”5.

Mas adelante, luego de la Reforma Protestante, se publicó el Catecismo Mayor de Westminster (1647. Credo protestante que expone la fe reformada en clave calvinista), del cual cito algunas preguntas: “P. 8. ¿Hay más de un Dios? R. No hay sino uno solo, el Dios vivo y verdadero. h) Deut. 6:4; I Cor. 8: 4. P. 9. ¿Cuántas personas hay en la divinidad? R. Hay tres personas en la divinidad, el Padre, el Hijo y e1 Espíritu Santo; estas tres son un eterno y verdadero Dios, las mismas en sustancia, iguales en poder y en gloria, aun cuando se distinguen por atributos personales. i) i) Juan 5:7; Mat. 3:16, 17; 28:19; II Cor. 13:16; Juan 10:30. P. 10. ¿Cuáles son los atributos personales de las tres personas de la Divinidad? R. Es propio del Padre haber engendrado al Hijo, j) y del Hijo ser engendrado del Padre, l) y al Espíritu Santo proceder del Padre y del Hijo ab eterno. ll) j) Heb. 1:5, 6; Juan 1:14; l) Juan 1:14; ll) Juan 15:26; Gal. 4:6. P. 11. ¿Cómo sabemos que el Hijo y el Espíritu Santo son Dios, iguales con el Padre? R. Las Escrituras manifiestan que el Hijo y el Espíritu Santo son Dios, iguales con el Padre, atribuyéndoles nombres, m) atributos, n) obras, ñ) y culto o) que solo son propios en Dios. Jer. 23:6; I Juan 5:20; Sal. 45:6. n) Juan 1:1; Is. 9:6; Juan 2:24, 25; I Cor. 2:10, 11; Heb
5 Credo de San Atanasio (fragmento). El Credo llamado de San Atanasio, también conocido como Quicumque se recitaba antes en el Oficio Divino de los domingos. La Iglesia Anglicana y otras iglesias protestantes lo aceptan como válido. Por mucho tiempo se ha creído que su autor fue San Atanasio (295-373), obispo de la iglesia de Alejandría en Egipto. Sin embargo, no es probable que lo fuese porque las iglesias orientales comenzaron a conocer este Credo en el siglo XII. Actualmente se considera mas probable que fuese compuesto al sur de la actual Francia durante el siglo V. La copia más antigua que se conoce pertenece a una colección de homilías hecha por San Cesáreo de Arles (503-542). Tomado (el credo y la información de esta nota) de http://www.librolibre.org.ni/DocCa./oraciones/credos/credo-atan.html Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

4

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

9:14; ñ) Col. 1:16; Gen. 1:2; Job 26:13; Sal. 104:30; Juan 1:3, o) Mat. 18; 19; II Cor. 13:14”6.

Dentro de toda la producción teológica, me parece muy importante citar a Karl Barth, quien en su Dogmática, señala que: “De esta manera, al mismo Dios que en sinpar unidad es Revelador, Revelación y Revelacidad, se le atribuye también en una sin par variedad en sí mismo, precisamente este triple modo de ser”7. En ese sentido, Dios es quien revela, Cristo es la Revelación y el Espíritu Santo el contenido de la Revelación.

Para cerrar este punto, me parece pertinente traer a colación las palabras del teólogo James I. Packer: “La afirmación básica de esta doctrina es que la unidad del Dios único es compleja. Las tres 'subsistencias' personales (como se les llama) son centros iguales y coeternos de conciencia propia; cada una de ellas es un 'yo' en relación con dos que son 'tú', y cada una de ellas participa de la plenitud de la esencia divina (la 'sustancia' de la divinidad, si nos atrevemos a llamarla así), junto con las otras dos. No se trata de tres papeles representados por una sola persona (eso es modalismo); tampoco se trata de tres dioses que forman un grupo (eso es triteísmo); el Dios único ('El') es también igualmente 'ellos', y 'ellos' están siempre juntos y siempre cooperan. El Padre toma la iniciativa, el Hijo se somete y el Espíritu ejecuta la voluntad de ambos, que es también la suya propia. Ésta es la verdad acerca de Dios que fue revelada a través de las palabras y las obras de Jesús, y que le proporciona una fuerte base a la realidad de la salvación, tal como la presenta el Nuevo Testamento”8.

6 Catecismo Mayor de Westminster. Editado por Iglesia Presbiteriana de Chile, Sexta Iglesia Presbiteriana de Santiago Cristo mi Pastor. Tomado de: http://www.cristomipastor.cl/recursos.html 7 Citado por Berkhof, Op. Cit., p. 98. 8 Packer, James I. Teología concisa. Una guía a las creencias del cristianismo histórico. (Miami: Editorial Unilit, 1998), p. 52, 53. Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

5

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

VAMOS A LA BIBLIA.

Dios es uno.

La Biblia claramente hace referencia a la unicidad de Dios. Deuteronomio 6:4 dice: “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. Esta, que es la declaración de fe judía (el shemá), lo que hace es declarar que Dios es único (como dice la traducción de la Biblia Nácar Colunga), pero el término no se refiere a una unidad indivisible9. La doctrina de la Santísima Trinidad no pone en duda el monoteísmo.

Es en el Nuevo Testamento donde se ve más claramente expuesta esta doctrina. Un ejemplo certero es el de Mateo 28:19 donde aparecen en la misma línea el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo como Personas distintas, pero bajo un mismo nombre. Otros textos trinitarios son: Mateo 3:16; 1ª Corintios 12:4-6; 2ª Corintios 13:14; Efesios 4:4-6; 1ª Pedro 1:12. En muchos de esos textos se hace evidente que la Trinidad de Dios “nunca puede ser abstraída de su obra redentora” (R. Mehl).

¿Qué pasa con 1ª de Juan 5:7, 8?

Nuestra Reina-Valera 1960 presentaba la siguiente traducción del texto bíblico: “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan”. Por su parte, traducciones como la Nueva Versión Internacional presentan el pasaje de la siguiente manera: “Tres son los que dan testimonio,y los tres están de acuerdo: el Espíritu, el agua y la sangre”. ¿Qué pasa con este texto bíblico? El comité editor de la Nueva Versión Internacional de la Biblia señala: “Quizás sin mucho conocimiento de cómo llegó este pasaje de 1ª Juan a
9 Véase: Hoff, Pablo. El Pentateuco. (Deerfield: Editorial Vida, 1994), p. 248. Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

6

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

nuestras Biblias tradicionales, muchos acusan a las versiones más recientes de la Biblia, que en su mayoría no lo tienen, de estar alterando el texto bíblico y atentando contra la doctrina de la Santísima Trinidad. Aclaremos primero, que la doctrina de la Trinidad está firmemente asentada en multitud de textos de las Sagradas Escrituras, que pueden leerse en todas las versiones antiguas y modernas. No hay tal, pues, que se esté buscando atentar contra esta doctrina. En realidad la doctrina de la Trinidad no necesita ser respaldada por un textos “dudoso”, por decir lo menos, como es 1ª Juan 5:7-8”10. Pasa que el texto sólo aparecía en la Vulgata Latina, y luego en posteriores ediciones Textus Receptus (traducción de Erasmo de Rotterdam, quien sólo ocupó manuscritos griegos y no quiso colocar esta cita de la Vulgata. Fue añadida en forma posterior), base textual de la traducción de Casidoro de Reina en 1569. En síntesis, se trata de una adición posterior.

Jesús es Dios.

Hay múltiples versículos bíblicos que señalan esta verdad de manera clara: Juan 1:1; Juan 20:28; Romanos 9:5; Colosenses 1:15-20; 2:9; Tito 2:13; Hebreos 1:8; 1ª Juan 5:20. Cristo, el Verbo encarnado es Dios.

El Espíritu Santo es una Persona.

La Biblia no presenta al Espíritu Santo como una “fuerza activa”, sino como una persona. De hecho la Biblia no habla de “un” Espíritu, sino de “el” Espíritu. De hecho, que se le mienta (Hechos 5:3) y que se le entristezca (Efesios 4:30) apunta a un ser personal. Con certeza podemos hablar de la Tercera Persona de la Trinidad.

Síntesis bíblica de la doctrina.

El Diccionario Teológico del Ministerio de Investigación y Apologética
10 Jaramillo, Luciano (editor). ¡Fidelidad! ¡Integridad! En busca del mejor texto de las Escrituras. (Miami: Editorial Vida, 2001), p. 80. Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

7

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Cristiana11, presenta un cuadro sintético que es estupendo argumento en relación a esta doctrina:

La Trinidad Padre Llamado Dios Creador Hace resucitar Mora dentro Omnipresente Omnisciente Santifica Da vida Confraterniza Es eterno Tiene voluntad Fil 1:2 Isa. 64:8; 44:24 1 Tes. 1:10 2 Cor. 6:16 1 Rey 8:27 1 Juan 3:20 1 Tes. 5:23 Gen. 2:7: Juan 5;21 1 Juan 1:3 Salmo 90:2 Luc 22:42 Hijo Juan 1:1,14; Col. 2:9 Juan 1:3; Col. 1:15-17 Juan 2:19, 10:17 Col. 1:27 Mat 28:20 Juan 16:30; 21:17 Heb. 2:11 Juan 1:3; 5:21 1 Cor. 1:9 Miq. 5:1-2 Luc 22:42 Espíritu Santo Hechos 5:3-4 Job 33:4,26:13 Rom. 8:11 Juan 14:17 Salmo 139:7-10 1 Cor. 2:10-11 1 Ped. 1:2 2 Cor. 3:6,8 2 Cor. 13:14; Fil. 2:1 Rom. 8:11; Heb. 9:14 1 Cor. 12:11

Habla

Mat. 3:17; Luc 9:25

Luc 5:20; 7:48

Hech 8:29; 11:12; 13:2

Ama Ve el corazón

Juan 3:16 Jer. 17:10

Efe. 5: 25 Apoc. 2:23

Rom. 15:30 1 Cor. 2:10

11 Slick, Matthew. Diccionario Teológico. Tomado de http://www.maic.net/d_dicionario.htm Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

8

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Conclusión.

Cuando uno estudia la Teología, es compelido no sólo a comprender, sino, fundamentalmente, a practicar la santidad y adorar a Aquél que vive y permanece para siempre. Ahí cumple su función. Es por eso que James I. Packer acentúa lo siguiente: “La importancia de la Trinidad se encuentra en que se nos exige prestar igual atención y dar igual honor a las tres personas en la unidad de su misericordioso ministerio con nosotros”. Tengamos presente a la Trinidad en nuestros actos de culto, sean públicos o privados. Cómo no alabrar y adorar a la Santísima Trinidad si en ella nos encontramos, tal como hace siglos atrás dijera Agustín de Hipona, al Amante (Juan 3:16), al Amado (Mateo 3:17) y Amor (Romanos 5:5).

A la Trina Deidad sea la gloria por siempre.

Blog: Pensar y vivir la Fe http://luispinomoyano.wordpress.com

9

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->