Está en la página 1de 35

GENERALIDADES

En la mayoría de las construcciones y especialmente en los edificios, se pueden identificar dos subsistemas estructurales sobre los que se pueden tomar decisiones independientes, relativas a la solución más conveniente, antes de analizar la estructura completa. Estos subsistemas son el horizontal, o de los sistemas de piso, y el vertical, o de los sistemas resistentes. A pesar de esta subdivisión, es importante tener en mente que el sistema estructural de la construcción es una sola unidad y que la interacción entre los diversos subsistemas no es en general despreciable.

Esta sección se enfoca en el estudio de los sistemas de piso, los cuales son conocidos en nuestro país con el nombre de Losas o Placas.

Las losas son los elementos estructurales encargados generalmente de recibir de forma directa las cargas de funcionamiento de una edificación, es decir, estas soportan el peso de las personas, objetos, materiales, maquinarias, etc., que estarán dando uso a la misma, y así trasmitirlo a los demás elementos estructurales que llevarán las cargas hasta el suelo de fundación.

Generalmente son considerados elementos bidimensionales debido a que tienen una dimensión mucho más pequeña que las otras dos. El ancho y el

GENERALIDADES En la mayoría de las construcciones y especialmente en los edificios, se pueden identificar dos

Figura 1 _ Losa reticular.

GENERALIDADES En la mayoría de las construcciones y especialmente en los edificios, se pueden identificar dos

Figura 2 _ Losa prefabricada.

largo, de dimensiones parecidas, forman un plano perpendicular al espesor de dimensión mucho menor.

Las cargas que actúan sobre las losas son esencialmente perpendiculares a su plano principal, es por ello que su comportamiento está dominado por el efecto de flexión de dicho plano. Cumplen un papel muy importante en el desempeño antisísmico de la estructura, ya que se deben comportar como un diafragma rígido que no sufre deformaciones en las direcciones paralelas a su plano principal y une a todos los demás elementos en su mismo nivel de manera que se garantice que todos los elementos de un piso tendrán desplazamientos laterales de igual magnitud cuando la estructura sea atacada por un sismo.

Las losas son el primer elemento a ser diseñado y calculado en la estructura y aportan la mayor parte del peso de la misma tanto por las cargas verticales que resisten como por su peso propio por lo que pequeñas diferencias en las dimensiones significan grandes diferencias en el peso.

Durante el proceso constructivo son el último elemento a ser construido por nivel, y la manera como se lleve a cabo su elaboración puede ser determinante en su posterior desempeño, razón por la que se debe ser muy cuidadoso en éste aspecto.

Figura 3 _ Armado de losa nervada de una dirección con casetones con bloques de polietileno.

Figura 3 _ Armado de losa nervada de una dirección con casetones con bloques de polietileno.

TIPOS DE LOSAS

La variedad de soluciones estructurales que pueden darse a un sistema de piso es tan grande que haría interminable un intento de enumerarlas o aún de clasificarlas en detalle. Es en estos sistemas donde mayor es el número de innovaciones que se presentan continuamente, ligadas sobre todo a tecnologías de construcción que tratan de hacer más rápida y más sencilla la fabricación.

Se han seleccionado una serie de parámetros como lo son las condiciones de apoyo, la dirección del armado, la composición de su sección transversal, y el material y el método que se utiliza para su construcción, para hacer posible una clasificación de las losas.

TIPOS DE LOSAS La variedad de soluciones estructurales que pueden darse a un sistema de piso

SEGÚN LAS CONDICIONES DE APOYO

TIPOS DE LOSAS La variedad de soluciones estructurales que pueden darse a un sistema de piso

SEGUN LA DIRECCIÓN DEL ARMADO

TIPOS DE LOSAS La variedad de soluciones estructurales que pueden darse a un sistema de piso
TIPOS DE LOSAS La variedad de soluciones estructurales que pueden darse a un sistema de piso

SEGÚN SU SECCIÓN TRANSVERSAL

SEGÚN EL

Según el material y el método constructivo

En la construcción de edificaciones se utilizan actualmente una gran variedad de materiales y métodos constructivos, con los que se ha tratado de innovar y mejorar las técnicas tradicionales fundamentalmente con el objetivo de acelerar los tiempos de obra, minimizar el desperdicio de materiales y en consecuencia optimizar el manejo de los recursos económicos destinados para la construcción. Las losas no escapan de ésta realidad, y para ello se han diseñado distintos tipos de losas que cubren necesidades propias de cada proyecto, de hecho existe en la construcción común losas que no son de concreto armado sino que utilizan otros materiales combinados con el concreto o incluso dichos materiales por si solos que cumplen determinada función en la edificación.

Las Losas de Machihembrado son ampliamente utilizadas como cubiertas de techo en viviendas unifamiliares y multifamiliares debido a su facilidad constructiva, buena apariencia y fácil accesibilidad a los materiales. Constituidas por perfiles metálicos sobre los cuales se coloca un listón de madera conformando lo que se le llama “Correas de Techo”, las cuales son el sustento de la losa; sobre los listones se fijan las tiras de madera que en conjunto conformarán la superficie plana sobre la que se colocará el manto asfáltico impermeabilizante y posteriormente las tejas con el mortero de asiento. Deben tener la pendiente mínima necesaria, generalmente mayor a 15%, para que el agua de lluvia escurra con facilidad sobre las tejas. Si la pendiente del techo es muy pronunciada se deben sujetar las tejas con un anclaje mecánico para garantizar que permanecerán en su sitio. En la figura 1 se puede observar la sección transversal de este tipo de losa.

Según el material y el método constructivo En la construcción de edificaciones se utilizan actualmente una

Figura 1 _ Sección de una Losa de Machihembrado

En edificios de poca altura con luces pequeñas se pueden utilizar las Losas de Tabelones que están conformadas por perfiles metálicos sobre los que se apoyan los tabelones y sobre ellos se hace el vaciado de una loseta de concreto. Ver figuras 2, 3 y 4.

Figura 2 _ Losa de Tabelones Los Tabelones son bloques de arcilla de sección rectangular hueca,

Figura 2 _ Losa de Tabelones

Los Tabelones son bloques de arcilla de sección rectangular hueca, generalmente de seis y ocho centímetros de altura por veinte de ancho y sesenta u ochenta de largo, su longitud determinará la separación de los perfiles y se escogerá de acuerdo a las cargas que deba resistir la losa. Los perfiles se calculan como una viga de acero sometida a flexión, sobre ellos se deben soldar los conectores de corte que permitirán que la loseta de concreto y los perfiles metálicos trabajen en conjunto.

La sección conformada por los perfiles metálicos con sus conectores de corte, junto con la loseta de concreto y el aligeramiento de los tabelones hacen que estas losas trabajen como una losa nervada armada en una dirección (la dirección de los perfiles, que debe ser la más corta).

Estas losas presentan la ventaja que no requieren de encofrado debido a que los tabelones realizan ese trabajo, disminuyendo los costos de madera para encofrado y acelerando los ritmos de construcción. El calculista debe determinar y especificar en los planos si es necesario el apuntalamiento de los perfiles para garantizar la seguridad durante la etapa constructiva, ya que estos deben resistir cargas durante la construcción que podrían llegar a ser mayores que las cargas de servicio.

Figura 2 _ Losa de Tabelones Los Tabelones son bloques de arcilla de sección rectangular hueca,

Figura 3 _ Sección de una Losa de Tabelones con perfiles IPN

Figura 4 _ Sección de una Losa de Tabelones con perfiles tubulares Otro tipo sistema de

Figura 4 _ Sección de una Losa de Tabelones con perfiles tubulares

Otro tipo sistema de piso ampliamente utilizado en la construcción está constituido por Losas de concreto apoyadas en láminas corrugadas de acero, las cuales funcionan como autoencofrantes, y el acanalado de las láminas funciona como una especie de nervio. Existen diversas empresas que venden este tipo de láminas, pero en nuestro país la primera que las comercializó las denominó Losacero, por lo que coloquialmente el sistema quedo llamado con su nombre comercial. Originalmente éste sistema nace para ser utilizado en estructuras de acero pero debido a su versatilidad se ha instalado con éxito en estructuras de otros materiales.

Figura 4 _ Sección de una Losa de Tabelones con perfiles tubulares Otro tipo sistema de

Figura 5 _ Losacero

El sistema Losacero está constituido por láminas acanaladas de acero galvanizado sobre las que se coloca el concreto formando un conjunto que trabaja en forma integral gracias a la adherencia del concreto a las láminas a través de las muescas que éstas tienen para tal fin y los conectores de corte que se deben colocar de forma adecuada (figuras 5 y 6). Es conveniente la colocación de la malla electrosoldada como acero de repartición por retracción y temperatura. También se puede utilizar un producto llamado tecnofibra que mezclado uniformemente con el concreto trabaja como millones de puentes que distribuyen los esfuerzos internos de tracción que tratan de separar la matriz.

Figura 6 _ Detalle de Losacero con y sin conectores La lámina de acero galvanizado presenta

Figura 6 _ Detalle de Losacero con y sin conectores

La lámina de acero galvanizado presenta tres ventajas claramente definidas: funciona como superficie de trabajo durante la construcción, sirve como encofrado permanente y trabaja como acero de refuerzo positivo sustituyendo las cabillas.

La Losacero es comúnmente usada en edificios de uso industrial y comercial aunque también se puede utilizar en edificios residenciales siempre que se le dé un acabado inferior adecuado para tal fin.

Las especificaciones técnicas en cuanto a capacidad de carga y condiciones de apoyo son suministradas por el fabricante de las láminas, sin embargo se debe tener especial cuidado con las cargas de construcción y el apuntalamiento de las mismas.

Las Estructuras Tridimensionales son estructuras formadas por perfiles tubulares en acero de calidad comercial, generalmente tubos cuadrados o rectangulares donde los elementos se conectan a un nodo conector tanto en la malla superior como en la inferior. Son utilizadas en techos, muros, pirámides, esferas, casquetes esféricos, formas planas o inclinadas. En las siguientes imágenes se pueden observar algunas estructuras tridimensionales.

Figura 7 _ Tridilosas. La Estructura Metálica Tridilosa es una estructura espacial mixta de concreto y
Figura 7 _ Tridilosas. La Estructura Metálica Tridilosa es una estructura espacial mixta de concreto y
Figura 7 _ Tridilosas. La Estructura Metálica Tridilosa es una estructura espacial mixta de concreto y

Figura 7 _ Tridilosas.

La Estructura Metálica Tridilosa es una estructura espacial mixta de concreto y acero que se compone de elementos tubulares soldados o atornillados a placas de conexión, tanto la malla de la losa superior como la inferior están embebidas en losetas de concreto armado logrando el conjunto una eficiencia del 95% aproximadamente, lo que permite construcción de estructuras más livianas, resistentes y económicas y en tiempos menores que los sistemas convencionales (figuras 8 y 9). Estas características permiten que la tridilosa sea utilizada eficientemente en la construcción de puentes, hangares, centros comerciales, hoteles, y en general espacios abiertos que por su uso impidan la colocación de apoyos cercanos entre sí.

Figura 8 _ Tridilosa Figura 9 _ Estructuras ejecutadas con tridilosas Los dos tipos de losas

Figura 8 _ Tridilosa

Figura 8 _ Tridilosa Figura 9 _ Estructuras ejecutadas con tridilosas Los dos tipos de losas

Figura 9 _ Estructuras ejecutadas con tridilosas

Los dos tipos de losas anteriormente descritos tienen un comportamiento autoportante durante su construcción y sus elementos trabajan bajo las condiciones más elementales, es decir, todos los elementos están sometidos a esfuerzos axiales, bien sea de compresión o tracción.

Figura 10 _ Sección y detalle de un Tridilosa Losas Postensadas . Las losas unidireccionales y

Figura 10 _ Sección y detalle de un Tridilosa

Losas Postensadas. Las losas unidireccionales y bidireccionales postensadas son una técnica que permite proyectar estructuras de grandes luces entre apoyos y de altura reducida con ritmos de construcción muy elevado. La experiencia con este tipo de losa ha permitido construir edificios con más de mil (1000) metros cuadrados por planta con ritmos de encofrado, armado y desencofrado de solo una (1) semana (figura 11). Un aspecto que ha limitado el empleo masivo de esta técnica es su desconocimiento e incluso no enseñanza en los Centros Universitarios, aunque las técnicas de las losas postensadas están disponibles en la edificación desde la década de 1960 con procedimientos similares a la actualidad.

Figura 10 _ Sección y detalle de un Tridilosa Losas Postensadas . Las losas unidireccionales y

Figura 11 _ Estructuras ejecutadas con losas postensadas

Losas Prefabricadas. Técnica conformada por elementos vaciados en sitio tales como las columnas y vigas de los pórticos que servirán de asiento a las losas prefabricadas pretensadas. Estas losas prefabricadas son construidas en plantas especializadas con controles de calidad rigurosos, de secciones transversales diferentes según la exigencia del proyecto de tal manera que se tienen losas prefabricadas PI, Te, doble

Te, entre otras. Posteriormente a la colocación se vaciará una loseta de concreto armado para garantizar la continuidad estructural y el buen comportamiento antes las cargas actuantes.

Te, entre otras. Posteriormente a la colocación se vaciará una loseta de concreto armado para garantizar

Figura 12 _ Losas Prefabricadas

Te, entre otras. Posteriormente a la colocación se vaciará una loseta de concreto armado para garantizar

Figura 13 _ Estructura realizada con losas prefabricadas

Losas Nervadas con Nervio Prefabricado. Estas losas están mayormente indicadas para armado en una dirección ya que los nervios de la losa son prefabricados y con ello se puede eliminar el encofrado y disminuir su tiempo de ejecución (figuras 14 y 15). Lo más interesante de esta solución estructural estriba en que el nervio prefabricado tiene que llevar una armadura que haga las veces de conector entre el nervio prefabricado y el vaciado posterior de la losa nervada.

Figura 14 _ Sección de Losa con Nervio Prefabricado Figura 15 _ Colocación de bovedilla en

Figura 14 _ Sección de Losa con Nervio Prefabricado

Figura 14 _ Sección de Losa con Nervio Prefabricado Figura 15 _ Colocación de bovedilla en

Figura 15 _ Colocación de bovedilla en losa con nervio prefabricado

Según las condiciones de apoyo

Las losas pueden estar soportadas perimetral e interiormente por vigas de concreto armado de mayor altura que la losa vaciadas monolíticamente, o por vigas de otro material integradas a la losa o independientes de la misma, o pueden estar soportadas por muros de concreto armado, de mampostería o de algún otro material; en estos casos se les llama Losa sustentada sobre Vigas (figura 1) o Losas sustentadas sobre Muros, respectivamente.

Según las condiciones de apoyo Las losas pueden estar soportadas perimetral e interiormente por vigas de

Figura 1 _ Losa sustentada sobre vigas

Las losas también pueden apoyarse directamente sobre las columnas recibiendo el nombre de Losas Planas (figura 2), las cuales son mencionadas en nuestra Norma de Concreto Estructural como Placas, sin embargo éste tipo de losa ha demostrado un comportamiento inadecuado en zonas de alto riesgo sísmico como las que tenemos en nuestro país debido a que no tienen capacidad suficiente para incursionar en el rango inelástico lo que les resta considerablemente la ductilidad, propiedad indispensable de una estructura sismorresistente. También presentan problemas de punzonado por las altas demandas de fuerza cortante en las zonas cercanas a los apoyos (las columnas).

Figura 2 _ Losa Plana Para mejorar su comportamiento se le puede agregar al diseño el

Figura 2 _ Losa Plana

Para mejorar su comportamiento se le puede agregar al diseño el uso de ábacos y capiteles en la unión losa-columna de manera de integrar ambos elementos más eficientemente y aumentar la resistencia al punzonado y a la flexión negativa, como se puede observar en la figura 3.

Figura 2 _ Losa Plana Para mejorar su comportamiento se le puede agregar al diseño el

Figura 3.3 _ losa Plana con ábacos y capiteles

En edificios de poca altura, no mayor a cuatro pisos, con luces cortas y cargas pequeñas y medianas, se puede mejorar relativamente el comportamiento ante sismos de las losas planas incorporando vigas de banda con ductilidad adecuada embutidas en las mismas. Estas reciben el nombre de Losas Planas con Vigas Embutidas (figura

4).

Figura 4 _ Losa Plana con Vigas Embutidas También existen losas que están apoyadas directamente sobre

Figura 4 _ Losa Plana con Vigas Embutidas

También existen losas que están apoyadas directamente sobre el terreno como en el caso de calles, carreteras, aeropuertos, galpones, etc. En las que se debe proporcionar un colchón de piedra picada para asegurar un apoyo uniforme sobre el terreno. En otros casos esa losa sirve para implantar edificios en zonas de poca capacidad de suelo, a éstas se les conoce con el nombre de Losa de Fundación (figura 5).

Figura 4 _ Losa Plana con Vigas Embutidas También existen losas que están apoyadas directamente sobre

Según la dirección del armado

Según la dirección del armado

Las losas se pueden armar en una o en dos direcciones, lo que las hace llamar Losa Unidireccional y Losa Bidireccional respectivamente (figuras 1 y 2). La armadura en una o en dos direcciones está asociada a la forma como se distribuyen los esfuerzos internamente en la losa y como ésta los trasmite a sus elementos de apoyo, ésta condición de distribución de esfuerzos depende estrictamente de la geometría de la losa, es decir de sus dimensiones en planta. Cuando ambas dimensiones son muy similares los esfuerzos se repartirán de manera uniforme en ambos sentidos, si por el contrario hay una dimensión considerablemente más grande que la otra los esfuerzos tendrán la tendencia de distribuirse en la dirección más corta. Más adelante se explicará en forma detallada como se determina la dirección del armado, aspecto que será fundamental en el diseño, cálculo y construcción de las losas y por ende en su comportamiento.

Según la dirección del armado Según la dirección del armado Las losas se pueden armar en

Figura 1 _ Losa Unidireccional

Figura 2 _ Losa Bidireccional

Figura 2 _ Losa Bidireccional

Según la composición de su sección transversal

Cuando el concreto ocupa todo el espesor de la losa se le llama Losa Maciza, y cuando se elimina concreto de la sección transversal con la finalidad de restar peso y se sustituye por elementos más livianos o simplemente por espacios vacíos se le llama Losa Aligerada que puede ser Losa Nervada si está armada en una dirección o Losa Reticular si está armada en dos direcciones.

Según la composición de su sección transversal Cuando el concreto ocupa todo el espesor de la

Figura 1 _ Losa Maciza

Las Losas Macizas, mostradas en la figura 1, se utilizan cuando existen cargas concentradas muy altas como es el caso de maquinaria, tanques, multitudes de gente, etc., cuando deben soportar cargas móviles como vehículos o cuando son las más convenientes de utilizar por su facilidad constructiva como es el caso de las losas de escaleras.

Figura 2 _ Losa Nervada Las Losas Nervadas de las figuras 2 y 3 son ampliamente

Figura 2 _ Losa Nervada

Las Losas Nervadas de las figuras 2 y 3 son ampliamente usadas en la construcción de edificios de varios pisos ya que disminuyen notablemente las cargas permanentes que la estructura debe resistir, sobre todo si se trata de luces grandes, de más de cinco metros.

Figura 2 _ Losa Nervada Las Losas Nervadas de las figuras 2 y 3 son ampliamente

Figura 3 _ Losa Reticular nervada en dos sentidos

PASOS A SEGUIR EN EL ANÁLISIS, DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE UNA LOSA

El siguiente diagrama de flujo nos permite seguir una serie de pasos que han sido ordenados en forma esquemática para facilitar el proceso de análisis y diseño de una losa. Como se verá más adelante cada paso depende del anterior, por lo que debemos seguir a cabalidad el orden y la secuencia de los mismos. A lo largo de éste capítulo se detallan los procedimientos y métodos que se involucran en cada uno de estos pasos, haciendo referencia a las pautas que establece la Norma para cada uno de ellos.

PASOS A SEGUIR EN EL ANÁLISIS, DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE UNA LOSA El siguiente diagrama de

FUNDAMENTOS TEÓRICOS CONSIDERADOS DURANTE EL DISEÑO Y CÁLCULO DE LOSAS

En el análisis y diseño de losas hay una gran cantidad de conceptos y fundamentos teóricos involucrados que hemos considerado pertinente mencionarlos para facilitar el entendimiento de los procedimientos que se llevan a cabo durante dicho proceso.

Durante muchos años el cálculo estructural estuvo basado en la Teoría de Línea Recta también conocida como Teoría de los Esfuerzos Admisibles, en la que los elementos se diseñaban para soportar un

esfuerzo admisible menor al de rotura (máximo), rango en el cual las relaciones esfuerzos-deformación pueden considerarse lineales (Ley de

Hooke, de allí el nombre de “Línea Recta”).

Materiales → Esfuerzos admisibles
Materiales
Esfuerzos
admisibles

Cargas Cargas reales: cargas a las cuales estará sometida las estructuras cuando entre en servicio: por ejemplo el peso propio de los elementos, personas, objetos, etc.

Esta teoría conllevaba a la obtención de dimensiones muy grandes de los elementos debido a que solo se les permitía trabajar a un porcentaje de su resistencia máxima y no dejaba un rango de seguridad debido a la incertidumbre que existe en el cálculo de algunas de las cargas que actúan sobre una estructura.

En la actualidad se ha adoptado la Teoría de Rotura como patrón de trabajo en el ámbito de la Ingeniería Estructural, en ésta los materiales se diseñan en base a su máxima capacidad (a la rotura) pero para cargas ya no reales, sino mayoradas, lo que le aporta un rango de seguridad más amplio al cálculo estructural.

Materiales

100 % σ

FUNDAMENTOS TEÓRICOS CONSIDERADOS DURANTE EL DISEÑO Y CÁLCULO DE LOSAS En el análisis y diseño de

Cargas Cargas mayoradas (“últimas”): Cargas reales multiplicadas por un cierto factor de mayoración determinados en

forma probabilística.

Los factores de mayoración de cargas y de minoración de resistencias dependerán del estado límite para el que se esté diseñando, y de los efectos que se consideran en el cálculo estructural, los mismos están contenidos en la Norma COVENIN 1753-2006 y se incluyen más adelante.

Se definen a continuación los estados límites y la clasificación de las acciones establecidos por la Norma COVENIN-MINDUR 2002-88.

ESTADOS LÍMITES

Se define como “estado límite” la situación más allá de la cual una

estructura, miembro o componente estructural queda inútil para su uso previsto, sea por su falla resistente, deformaciones y vibraciones excesivas, inestabilidad, deterioro, colapso o cualquier otra causa. En estas Normas se considera lo siguiente:

Estado límite de agotamiento: se alcanza éste estado cuando se agota la resistencia de la estructura o de alguno de sus miembros.

Estado límite de servicio: se alcanza éste estado cuando las deformaciones, vibraciones, agrietamiento, o deterioros afectan el funcionamiento previsto de la estructura pero no su capacidad resistente.

Estado límite de tenacidad: se alcanza éste estado cuando la disipación de energía es incapaz de mantener un comportamiento histerético estable.

Estado límite de estabilidad: se alcanza éste estado cuando el comportamiento de la estructura o una parte importante de ella se afecta significativamente ante nuevos incrementos de las acciones y que podrían conducirla al colapso o desplome.

CLASIFICACIÓN DE LAS ACCIONES

La siguiente clasificación se establece de acuerdo a la distribución de las acciones con relación al tiempo:

Acciones Permanentes

Son las que actúan continuamente sobre la edificación y cuya magnitud puede considerarse invariable en el tiempo, como las cargas debidas al peso propio de los componentes estructurales y no estructurales: pavimentos, rellenos, paredes, tabiques, frisos, instalaciones fijas, etc. Igualmente el empuje estático de líquidos y tierras que tengan un carácter permanente, las deformaciones y los desplazamientos impuestos por el efecto de pretensión, los debidos a movimientos diferenciales permanentes de los apoyos, las acciones reológicas y de temperatura permanente, etc.

Acciones Variables

Son aquellas que actúan sobre la edificación con una magnitud variable en el tiempo y que se deben a su ocupación y su uso habitual, como las cargas de personas, objetos, vehículos, ascensores, maquinarias, grúas móviles, sus efectos de impacto, así como las acciones variables de temperaturas y reológicas, y los empujes de líquidos y tierras que tengan un carácter variable.

Acciones Accidentales

Son las acciones que en la vida útil de la edificación tienen una pequeña probabilidad de ocurrencia sólo durante lapsos breves de tiempo, como las acciones debidas al sismo, al viento, etc.

Acciones extraordinarias

Son las acciones que normalmente no se consideran entre las que actúan en la vida útil de una edificación y que, sin embargo, pueden presentarse en casos excepcionales y causar catástrofes, como las acciones debidas a las explosiones, incendios, etc.

En el Capítulo 9 de la Norma COVENIN 1753-2006 se establecen los requisitos para los estados límites, se especifican las combinaciones de carga que se deben considerar para el estado límite de agotamiento resistente y los requisitos adicionales para el diseño sismorresistente.

El Método de los estados límites establece que todas las estructuras, sus miembros y uniones se deben diseñar para que todas sus secciones tengan una resistencia mayor o igual a las solicitaciones calculadas para las combinaciones que se presentan en la Tabla 9-3 de la Norma.

Para el estado límite de agotamiento resistente, U, se tomará la

combinación que produzca el efecto más desfavorable cuando una o más solicitaciones actúen simultáneamente. Si alguna solicitación puede cambiar de sentido se deben tener en cuenta todas las combinaciones posibles, cambiando de signos de manera consistente.

TABLA 9-3 COMBINACIONES DE SOLICITACIONES PARA EL ESTADO LÍMITE DE AGOTAMIENTO RESISTENTE

U = 1.4 (CP + CF) U = 1.2 (CP +CF + CT) + 1.6 (CV + CE) + 0.5 CVt

U = 1.2 CP + 1.6 CVt + (γ CV ó ± 0.8 W)

U = 1.2 CP ± 1.6 W + γ CV + 0.5 CVt U = 1.2 CP + γ CV ± S

U = 0.9 CP ± 1.6 W U = 0.9 CP ± S U = 0.9 CP ± 1.6 CE

(9-1)

(9-2)

(9-3)

(9-4)

(9-5)

(9-6)

(9-7)

(9-8)

CP = Acciones o solicitaciones debidas a las cargas permanentes.

CF= Acciones o solicitaciones debidas al peso y a la presión de fluidos con densidades bien definidas y alturas máximas controlables. CT= Acciones o solicitaciones debidas a cambios de temperatura, fenómenos reológicos como la fluencia y la retracción de fraguado, y asentamientos diferenciales. CE= Acciones o solicitaciones debidas al empuje de tierras u otros materiales, incluyendo la acción del agua contenida en los mismos.

CV= Acciones o solicitaciones debidas a las cargas variables.

CVt = Acciones o solicitaciones debidas a las cargas variables en techos y cubiertas. S = Solicitaciones o efectos debidos a las acciones sísmicas. W = Acciones o solicitaciones debidas al viento.

El factor “ϒde las ecuaciones (9-3) y (9-

5) es igual a 0,50 para pisos y terrazas de edificaciones destinadas a vivienda e igual a 1,00 para el resto de los casos.

Las solicitaciones sísmicas “S” de las

ecuaciones (9-5) y (9-7) se calcularán

según el Capítulo 8 de la Norma Venezolana 1756.

Debido a que el efecto que domina el diseño de losas es el de flexión, el estado límite de agotamiento resistente está referido al momento flector actuante sobre cada sección de losa, en consecuencia se tiene como premisa fundamental de diseño que el momento último no debe ser mayor al momento nominal máximo resistente de la sección en estudio multiplicado por un factor de minoración de resistencias, siempre que nos rijamos por la Teoría de Rotura.

según el Capítulo 8 de la Norma Venezolana 1756. Debido a que el efecto que domina

(Mmax)r = Momento Máximo Resistente(a la rotura) Mu = Momento último bajo cargas mayoradas ø = Factor de Minoración de Resistencias.

Valores de ø:

Los valores de ø toman en cuenta la posibilidad de una resistencia deficiente debido a variaciones en la calidad de los materiales y en las dimensiones. Estos variarán según la clasificación de sección que se

tenga (ya sea sección controlada por tracción, sección controlada por compresión o sección en transición) y de acuerdo al efecto que se esté tomando a consideración.

Para determinar el valor de ø la Norma presenta el dibujo que se muestra en la figura 1 y la Tabla 9.4 de la norma COVENIN que se incluyen a continuación

F igura 1 _ Variación de un ø en función de la clasificación de la sección

F igura 1 _ Variación de un ø en función de la clasificación de la sección

 La Tabla 9.4(a) se aplica a las potenciales superficies de falla en el concreto reforzado

La Tabla 9.4(a) se aplica a las potenciales superficies de falla en el concreto reforzado para los anclajes al concreto según el Anexo D de la Norma.

La Tabla 9.4(b) se aplica cuando las potenciales superficies de falla del concreto no están reforzadas o están controladas por la resistencia al arrancamiento o el apalancamiento del anclaje al

concreto.

concreto.   A los efectos de diseño, la resistencia, fy de los aceros de refuerzo

A los efectos de diseño, la resistencia, fy de los aceros de refuerzo no debe exceder 5620 kgf/cm2. Las barras de acero con resaltes deben cumplir con los requisitos de la Norma Venezolana 316y adicionalmente con los requisitos de la sección 3.6.2 de la Norma Venezolana 1753-2006.

Diámetro mínimo para las barras de refuerzo:

concreto.   A los efectos de diseño, la resistencia, fy de los aceros de refuerzo
concreto.   A los efectos de diseño, la resistencia, fy de los aceros de refuerzo

CRITERIOS DE SELECCIÓN DEL TIPO DE LOSA

Dada la gran variedad existente en cuanto a tipos de losas que se pueden utilizar en una edificación, hay una serie de aspectos que el Ingeniero Proyectista debe considerar antes de tomar una decisión.

En primer lugar debemos tomar en cuenta aspectos del tipo estructural como lo son la capacidad resistente que debe tener la losa, las luces de cálculo que se tienen, los usos y la importancia de la edificación, la necesidad de soportar cargas dinámicas, la existencia de cargas concentradas, etc. Siempre debe prevalecer la seguridad estructural antes que cualquier otro aspecto al momento de la toma de decisiones, es por ello que se debe evaluar en detalle cual es la opción que mejor se adecua al proyecto.

En segundo lugar se deben evaluar los aspectos constructivos entre los que se puede mencionar como el más importante el tiempo de ejecución requerido para la obra, ya que de esto va a depender los tiempos que se necesitan para encofrado y desencofrado, apuntalamiento de los elementos, la utilización de elementos vaciados en sitio o prefabricados, etcétera.

Por último, aunque no menos importante, debemos considerar el factor económico, ya que en gran parte de los Proyectos Estructurales éste es un factor limitante en cuanto a la toma de decisiones. Aquí influye la disponibilidad de los materiales, maquinaria y mano de obra capacitada para realizar los trabajos de la obra, los precios de los mismos, así como también los aspectos constructivos mencionados anteriormente inciden de forma directa en el presupuesto del proyecto.

En la construcción moderna para todos los materiales se han desarrollado procedimientos que logran el trabajo integral de los diferentes elementos. Esto se obtiene de manera natural en estructuras de concreto armado fabricadas en sitio en las que la corrugación del refuerzo de acero permite una adherencia entre los dos materiales que hace que trabajen en conjunto. Mientras que en otras estructuras se requieren elementos de conexión con capacidad de transmitir esfuerzos cortantes horizontales. El ahorro sustancial en las dimensiones de las vigas, justifica ampliamente el costo de los dispositivos de conexión.

Figura 1 _ Conectores de corte y cabillas estriadas. En estos sistemas conviene que el espesor
Figura 1 _ Conectores de corte y cabillas estriadas. En estos sistemas conviene que el espesor

Figura 1 _ Conectores de corte y cabillas estriadas.

En estos sistemas conviene que el espesor de la placa sea el mínimo necesario por requisitos constructivos, de aislamiento o de resistencia al impacto. La retícula de vigas inmediatamente inferior debe tener la separación máxima con la que la placa de piso funciona adecuadamente desde el punto de vista estructural; si esto permite hacer coincidir las vigas con la posición prevista para los apoyos, no son necesarias retículas adicionales. El arreglo de vigas debe hacer mínimo el espesor necesario de losa y además debe procurar una estandarización de elementos para fines de economía y sencillez de construcción. Cuando la distribución de apoyos es regular, los arreglos de vigas son claros y sencillos; para distribuciones de los apoyos o formas de planta irregulares, el arreglo de vigas puede resultar más complejo. Es por ello que la estructuración del edificio es un paso de gran importancia y va a ser determinante en las decisiones que se tomen en adelante.

Figura 1 _ Conectores de corte y cabillas estriadas. En estos sistemas conviene que el espesor

Figura 2 _ Vista de Losa con láminas corrugadas de acero (Losacero)

En algunos sistemas de construcción se forman retículas de vigas con separaciones muy pequeñas, de manera que el funcionamiento del sistema de piso es equivalente al de una placa cuyo espesor se

determina de manera que tenga el momento de inercia de un ancho unitario de la retícula de vigas y losa. Esta idealización es aceptable cuando la separación de vigas (llamadas en este caso nervaduras o nervios) no excede de una octava parte del claro. Aunque generalmente se trabaja con una separación de cincuenta a setenta centímetros entre nervios.

determina de manera que tenga el momento de inercia de un ancho unitario de la retícula

(1)

En general, el concreto reforzado es el material más empleado en la construcción de losas por su costo relativamente bajo y por otras propiedades favorables del tipo estructural. La madera contrachapada se emplea sólo para claros pequeños en algunos países; en Venezuela se utiliza únicamente en proyectos con requerimientos arquitectónicos especiales. El acero tiene la ventaja de su alta resistencia en tracción, pero, excepto en claros muy pequeños, el espesor que se requiere por rigidez es muy superior al necesario por resistencia, de manera que su empleo en placas macizas se limita a pequeños claros. Para obviar esta desventaja conviene que la placa de acero tenga formas que proporcionan alta rigidez con poco espesor, tales como la placa nervada o la rejilla.

Para placas en una dirección, la lámina corrugada proporciona un elevado momento de inercia con un peso mínimo de material, lo que la hace muy adecuada para transmitir flexión, de modo que su uso es muy difundido para cargas ligeras. Una forma muy eficiente de aumentar rigidez y resistencia consiste en utilizar un material de alta resistencia y generalmente de costo elevado, en forma de láminas delgadas en las fibras extremas de la sección y otro material de poco costo y peso como alma, para proporcionar espesor a la sección y resistir esfuerzos cortantes. Esto da lugar a las llamadas placas sándwich que se pueden formar en un gran número de materiales.

Lo más común en nuestro país, en cuanto a edificaciones se refiere, son las estructuras ya sean aporticadas o tipo túnel en concreto armado, ya que es un material que presenta características como la durabilidad, moldeabilidad y economía, además de sus atributos estructurales. Lógicamente, cuando se ha seleccionado un sistema estructural en concreto armado, lo ideal es que los sistemas de piso también lo sean.

La losa maciza en dos direcciones apoyada sobre muros de carga es el sistema típico para claros pequeños como los usuales en viviendas unifamiliares y ampliamente usadas en viviendas multifamiliares

conformando el sistema tipo túnel. Existen diversas variantes que no alteran el funcionamiento como losa maciza, pero que presentan ventajas constructivas. La mayoría de ellas están asociadas con la intención de reducir o eliminar el encofrado que es responsable de una fracción significativa del costo y del tiempo de ejecución. Los sistemas de viguetas y bovedillas o de semiviguetas y bovedillas permiten la integración de unas vigas prefabricadas de concreto presforzado, o tipo armadura, con una capa de compresión vaciada en sitio. La losa se hace trabajar generalmente en una sola dirección, lo que reduce en parte la eficiencia, pero por otra parte se aprovecha acero de refuerzo de mayor resistencia y se tienen peraltes mayores con menos cantidad de concreto y acero respecto a una losa maciza. Las bovedillas, mejor conocidas como bloques piñata, son elementos de aligeramiento y funcionan como encofrado durante el proceso de vaciado. La capa de compresión vaciada en sitio proporciona la continuidad entre los distintos elementos y es necesaria para la acción de diafragma ante fuerzas en el plano de la losa. El mejor aislamiento térmico y acústico que se obtiene por los mayores espesores y por los elementos huecos de aligeramiento es una ventaja importante de los sistemas de losas nervadas en general. Se mencionó previamente la Losa de Nervio Prefabricado y La Losa de Tabelones como sistemas que trabajan de la forma anteriormente mencionada.

conformando el sistema tipo túnel. Existen diversas variantes que no alteran el funcionamiento como losa maciza,

Figura 3 _ Colocación de bovedillas. El sistema de losas y vigas de concreto vaciadas en sitio es la solución más usual para estructuras aporticadas. Tradicionalmente, se han diseñado estos pisos considerando de manera independiente el trabajo de la losa apoyada perimetralmente sobre las vigas y el de éstas últimas soportando las cargas que se encuentran en su área tributaria de losa, pero incluyendo una porción de losa como parte integrante de la viga con una sección en T.

Para claros considerables resulta económico recurrir a vigas preforzadas conectadas a losas también prefabricadas o vaciadas en sitio; tratándose de secciones compuestas, debe diseñarse un procedimiento de conexión que asegure la continuidad entre los distintos elementos constitutivos.

La losa apoyada directamente sobre columnas es un procedimiento que se ha utilizado ampliamente a lo largo de los años para pisos de concreto reforzado, ya que mediante un encofrado sencillo se logra una superficie inferior plana, con un espesor total muy reducido del sistema de piso y con gran rapidez de construcción. Si se trata de claros mayores el espesor necesario hace ésta solución muy pesada y obliga al empleo de ábacos y capiteles en el sistema denominado propiamente losa plana, con el fin de mantener pequeño el espesor de la mayor parte de la losa. Sin embargo, ésta última solución suele ser poco atractiva arquitectónicamente debido a la obstrucción que ocasionan los ábacos y capiteles en el espacio habitable. De aquí surge la utilización de la losa reticular, en la que se reduce considerablemente el peso de la misma dejando huecos o elementos más livianos que el concreto y sólo se deja el espesor completamente de concreto en las regiones aledañas a los apoyos. No debemos olvidar que la Norma restringe el uso de éste tipo de Losas en zonas de alta sismicidad por los problemas que presentan para resistir esfuerzos cortantes ocurriendo generalmente la falla por punzonamiento.

El acero se emplea para constituir sistemas de piso completo sólo en algunas estructuras industriales. Su función más común es en vigas de sistemas mixtos con losas de concreto. Resulta muy atractivo económicamente aprovechar la acción compuesta de la viga con la losa mediante el empleo de conectores de corte debido a que de ésta manera se disminuyen considerablemente las dimensiones de la losa. Las vigas de acero de alma abierta o de secciones de lámina doblada proporcionan en general soluciones más ligeras y económicas que los perfiles laminados y que otras vigas de alma llena, aunque dan lugar a un comportamiento menos dúctil por lo que no es conveniente su uso en edificaciones de importancia, ni en zonas sísmicas. Como ya se ha dicho, existen diversas variantes que pretenden simplificar la construcción y reducir o eliminar el encofrado, una de las que ha logrado esto con mayor eficiencia es el sistema Losacero. Las láminas tienen corrugaciones en las cuales penetra el concreto produciendo un anclaje mecánico. De ésta manera la lámina de acero, de alta resistencia, trabaja a tracción eliminando o reduciendo el refuerzo del lecho inferior. El sistema es particularmente indicado para pisos que deben soportar cargas elevadas.

En el sistema de losas de tabelones, de losacero y de nervios prefabricados se debe considerar la resistencia que deben aportar los nervios ante cargas durante la construcción antes de que el concreto fragüe y se tenga la acción en conjunto de los mismos con la loseta.