Está en la página 1de 10

LA CASA ROMANA

PLANO CASA ROMANA


Casa-ae:"chabola"
 Era la antigua
choza de los
primitivos
romanos.
En latín existen dos palabras para designar la vivienda:  

Domus-i (o domus-us):"casa"  propiamente dicha.

Casa romana
Atrio
Constituye la pieza central de la parte anterior de la casa. Es
un gran espacio vacío que tiene una apertura en el techo
(impluvium); en el atrio se abren las estancias menores
construidas en torno. En el pavimento, en correspondencia
con el impluvium, está abierta una pila rectangular
(compluvium), con las paredes ornadas de hermosos
revestimientos y destinadada a recibir el agua de la lluvia
por la abertura que tiene encima
Es la casa romana típica,ocupada toda ella,por lo
general,por una sola familia y corresponde a la
construcción general de la casa pompeyana y a la
mención de las casas señoriales que hallamos en
los autores.

Casa señorial
Peristilo
La parte más interior de la casa romana,
consistía en un jardín rodeado de un pórtico
sostenido por columnas, aunque su estructura
y dimensiones dependían del terreno que
tuviera el propietario. A su alrededor se
abrían las habitaciones más importantes de la
casa, la exedra, una sala espaciosa abierta al
pórtico
Insula
 La insula es una vivienda construída para recibir un cierto número de
familias diferentes. Es, pues, una casa de vecinos. Las mejor conservadas
se han descubierto en la localidad de Ostia y nos dan una idea de las que
habitaría también la clase popular en Roma, donde la falta de espacio era
cada vez mayor.
VILLA RÚSTICA
 La villa rústica estaba dedicada
fundamentalmente a la explotación
agropecuaria y por lo tanto tenía
características y edificios particulares.
VILLA URBANA
 La villa urbana o seudourbana hospedaba a los dueños de la finca
cuando la visitaban.
 Se construía en un lugar desde el cual se gozase ampliamente de la
vista de la campiña o del mar; construcción de puro lujo, que no tiene,
como la granja, objeto práctico ni función necesaria, esta villa reflejaba
en la complicación y en la riqueza de sus recintos los gustos de sus
propietarios y demostraba la riqueza de quien la había edificado.
Normalmente tenía todas las comodidades de las casa de la ciudad,
incluida la calefacción en invierno.