P. 1
Unesmdsociologia Del Delito

Unesmdsociologia Del Delito

|Views: 2.112|Likes:
Publicado porgridmitt

More info:

Published by: gridmitt on Oct 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/04/2013

pdf

text

original

Experto (s) en contenido:

Dianela Bravo
Juan Bautista Borrelli

Vice-rectorado de Desarrollo
Académico

Aimara Aguilar

Director Nacional de Desarrollo
Curricular

Ruzay Rangel

Validador (es) externo:

Coordinación Nacional del PNF
Policial

José Cardoso

Equipo de Diseño Curricular

Marcos Vásquez
Migdalys Marcano
Yesenia Bermúdez

3

ÍNDICE

CRÉDITOS .............................................................................................................. 2

PRESENTACIÓN ..................................................... Error! Bookmark not defined.

INTRODUCCIÓN .................................................................................................... 4

PROPÓSITO DE LA UNIDAD CURRICULAR ....................................................... 12

ORIENTACIONES GENERALES .......................................................................... 12

ESTRUCTURA DEL MATERIAL DIDÁCTICO ...................................................... 14

ENCUENTRO DIDÁCTICO ...................................... Error! Bookmark not defined.

ENCUENTRO 1: ENFOQUE SOCIOLÓGICO Y FACTORES EXPLICATIVOS DEL
DELITO ................................................................................................................. 77

Propósito del Encuentro didáctico ...................................................................... 16

Actividad 1. El delincuente como objeto del conocimiento científico. ................. 17

Actividad 2. Lectura: Introducción a la sociología del delito. .............................. 19

Actividad 3. Factores que contribuyen a la criminalidad en mi entorno social ... 40

Actividad Final .................................................................................................... 41

ENCUENTRO 2: PERSPECTIVA SOCIOLÓGICA ................................................ 42

Propósito ............................................................................................................ 42

Actividad 1. El etiquetamiento como forma de discriminación ........................... 43

Actividad 2. Lectura: Perspectiva sociológica del delito. .................................... 44

Actividad Final .................................................................................................... 63

ENCUENTRO 3: FORMAS DE CRIMINALIDAD ................................................... 65

Propósito ............................................................................................................ 65

Actividad 1. Lectura: La sociología del conflicto ................................................. 66

Actividad 2. Reflejando las formas de criminalidad ............................................ 73

Actividad 3. Aportando propuestas para disminuir la criminalidad en mi
comunidad ......................................................................................................... 74

Actividad Final .................................................................................................... 74

REFERENCIAS ..................................................................................................... 76

4

PRESENTACIÓN

La historia contemporánea de Venezuela registra diversas prácticas policiales

inadecuadas que han dejado en evidencia una profunda carencia de valores, de

principios morales, y un fuerte desapego al respeto de los derechos humanos por

parte del funcionariado policial.

Dichos modos operandi se derivaron, en parte, del modelo de formación policial

con enfoque militarista impartido a los integrantes de los cuerpos policiales. Entre

ellos, destacan: el uso indebido o excesivo de la fuerza, la aplicación de técnicas y

procedimientos sin diferenciar los casos en los que se producían daños y

perjuicios a la población, y un alto grado de corrupción policial.

Con la intención de corregir tales desviaciones, y en concordancia con el

modelo de sociedad democrática, participativa, protagónica y corresponsable –

expresado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela– el

gobierno del presidente Hugo Chávez Frías creó la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad (UNES). La finalidad de esta institución académica

especializada es, pues, encargarse de la profesionalización y del desarrollo

integral de las funcionarias y los funcionarios de la seguridad ciudadana

venezolana; por ello, se ha propuesto como una de sus principales tareas formar

el nuevo modelo policial, en el que las y los oficiales desarrollen habilidades y

destrezas para aproximarse a sus semejantes.

Dado que los problemas policiales ya mencionados, han contribuido

directamente con la descomposición social por la que atraviesa Venezuela

actualmente, se justifica la implementación del Programa Nacional de Formación

Policial. Los propósitos y objetivos de este programa se orientan al acercamiento y

ejercicio político legítimo de valores fundamentales como la ética, la justicia y la

solidaridad que son, en sí mismos, la misión humanista de la revolución

bolivariana.

Así, la tarea de la UNES, vista en los múltiples ámbitos de la cotidianidad

comunitaria e individual, apoyará la transformación que requieren los procesos de

5

formación en los ambientes de aprendizaje para contribuir con la

profesionalización de las funcionarias y los funcionarios policiales; esto, a su vez,

permitirá la cancelación de la vieja deuda social y política que se tiene con los

cuerpos policiales.

Sin embargo, el concepto de seguridad ciudadana abarca, de acuerdo al

Texto Constitucional de 1999, el derecho de protección que tiene el pueblo

venezolano frente a todas las situaciones de amenaza, vulnerabilidad y riesgo,

tanto de su integridad física como de sus propiedades; también, incluye el disfrute

de las garantías y los derechos constitucionales. Por ello, se ha erigido como una

de las principales responsabilidades y competencias del Estado venezolano.

A fin de brindar confianza y certidumbre a la ciudadanía en general, el gobierno

bolivariano ha diseñado e implementado políticas y planes que permitan, en

primer lugar, mantener y restablecer el orden público ─esto es, prevenir o represar

el delito y la violencia─; en segundo lugar, pero no menos importante, dar

respuestas efectivas frente a diversas emergencias y desastres.

Por ello, es menester que la estructura del gobierno responsable de esta

política pública cuente con funcionarias y funcionarios técnico-políticos formados

en las distintas profesiones relacionadas con la seguridad ciudadana, quienes

deben estar debidamente capacitados para:

Acudir al llamado que se les haga ante situaciones peligrosas para la

colectividad.

Precisar y decidir sobre las áreas relacionadas con la seguridad

ciudadana.

Realizar un control político eficaz sobre las medidas que se

implementen para la protección de la integridad física y propiedades de las

personas o grupos que integran la sociedad venezolana.

Habilitar y facilitar el funcionamiento de mecanismos de participación

de las comunidades que hagan efectivas las acciones de control para

favorecer la transparencia y rendición de cuentas por parte de los

6

responsables de las instituciones a cargo de la política pública de seguridad

ciudadana.

Dentro de este marco de ideas, la UNES ─en cumplimiento con lo establecido

en el artículo 332 de la Constitución de la República Bolivariana y el artículo 37 de

la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional─ además

del PNF Policial, se ha planteado como prioridad el diseño y la implementación de

los siguientes Programas Nacionales de Formación:

Protección Civil y Administración de Desastres

Bomberil

Investigación Penal

Penitenciaria

Del mismo modo, se ha trazado la profesionalización de las y los oficiales de los

órganos de seguridad estadales y municipales para elevar su nivel de formación,

instrucción y técnica; en virtud de lo cual, esta universidad orientará y asistirá

técnicamente a las academias estadales y municipales para que asuman los

nuevos planes de estudio.

Para lograrlo, la UNES rompe con los paradigmas de la educación tradicional

bancaria. Basándose en el enfoque de la Teoría Crítica, aborda la formación

desde la perspectiva de la emancipación, cuyo fin último es la aprehensión de la

realidad para originar cambios profundos que permitan, individual y

colectivamente, la construcción de la historia cotidiana por parte de sujetos con

conciencia ciudadana crítica, capacidad de inventiva y discernimiento.

Se trata de una educación en la que las y los discentes son considerados

sujetos políticos de acción, que deben y pueden generar la transformación

personal y social. Es decir, se trata de una educación para el ejercicio del poder

ciudadano, que demande la garantía de sus derechos, denuncie la barbarie y

proponga nuevas formas de organización institucional; desde una comunidad de

7

sujetos políticos, este poder ciudadano permite participar en la construcción de

políticas, levantar la voz y la mano para aprobar o rechazar, proponer o criticar, las

decisiones a tomar.

Desde esa óptica, en la UNES las acciones formativas se conducen desde la

educación popular (como modelo de educación integral que asume el proceso

educación-acción-transformadora a modo de pilar para la refundación de la

institucionalidad de seguridad ciudadana en general, en concordancia, por

supuesto, con los cambios socio-históricos y políticos registrados en la Venezuela

actual). Los principios de la educación popular permiten a mujeres y hombres

adquirir nuevas categorías para enfrentarse a su realidad, superar las alienaciones

a las que están sometidos y autoafirmarse como co-creadores de su futuro

histórico, conscientes de que solo las reflexiones y la práctica de un conjunto de

acciones les permite la confrontación continua, progresiva y permanente.

Uno de los elementos característicos de la educación popular es la

dialogicidad, como estrategia eminentemente ética y epistemológica,

cognoscitiva y política; como un proceso de rigor, en el que existe la posibilidad

real de construir el conocimiento, de aceptar al otro y asumir la radicalidad en el

acto de amar. El diálogo es más que un método, es una postura frente al proceso

de aprender-enseñar: “unos enseñan, y al hacerlo aprenden, y otros aprenden, y

al hacerlo enseñan” (Freire 1993: 106).

Esta manera de entender el diálogo rompe el modelo tradicional del docente

como agente poseedor de los conocimientos y del alumno como el depositario de

los mismos. Por el contrario, los Programas Nacionales de Formación impartidos

en el marco de la UNES desechan la idea del alumno como ser sin luz depositario

de los conocimientos estáticos del docente. En este modelo de educación

democrática y participativa, el alumnado pasa a ser discentes; por su parte, el

cuerpo docente se convierte en educadoras y educadores, quienes con su

mayéutica incentivan la reflexión y construcción social. En resumen, los actores

educativos se convierten en verdaderos protagonistas del proceso enseñanza-

aprendizaje, en el que ambos enseñan y ambos aprenden, a través de un

8

intercambio permanente de saberes intermediados por el diálogo crítico y

reflexivo.

Por otro lado, la participación en el ámbito académico, socio-político y cultural,

en términos de producción cultural y simbólica, permitirá construir a partir de la

sistematización de experiencias comunitarias. El objetivo es que este contexto de

acción permee el diseño curricular para que responda a las necesidades de

transformación social: disminución de la exclusión, reversión de los procesos

delictivos, fortalecimiento de la ecología social (desde el mejoramiento del hábitat),

y equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Como estas condiciones se

complementan en el complejo entramado de las relaciones humanas, permiten

establecer una visión integrada de los procesos individuales, comunitarios e

institucionales en los que intervienen.

Del mismo modo, los procesos formativos de la Universidad Nacional

Experimental de la Seguridad se acogen al enfoque de género, que posibilita la

comprensión de las diferencias, por tanto, de la diversidad, específicamente este

enfoque lucha por erradicar las prácticas sociales cotidianas, tanto el sexismo

lingüístico como el sexismo social de los cuales son víctimas las mujeres en

general.

Un tema que también distingue la formación UNES es el enfoque del

ecosocialismo. Este hace énfasis en el cuidado del entorno ecológico donde se

habita; en la producción de mercancías sin deterioro del ambiente, lo que se

traduce en una apreciación de los valores de uso en detrimento de los valores de

cambio, que se funda en la actividad económica propia de empresas de

producción socialista, lo que genera una transformación de las necesidades y un

cambio profundo hacia la dimensión cualitativa del ser humano.

Otra importante característica de los procesos de formación de esta Universidad

es la glocalidad. Esta refiere una forma de resistencia social ante la globalización

de corte neoliberal que se nos ha intentado imponer con fuerza. Es una invitación

a vernos en la dialéctica de lo cercano (local) y lo lejano (global), sin que esa

9

tensión degenere en minusvaloración de uno u otro componente de la relación. En

términos educativos, implica compaginar la búsqueda de soluciones a los

problemas que afectan la seguridad ciudadana de la población y la posibilidad de

enriquecimiento que brinda el intercambio de saberes con actores que debaten y

construyen, en sintonía, sobre los mismos problemas y necesidades.

En esta misma línea destaca que el modelo de educación integral asumido por

la UNES se caracteriza por el humanismo, por fomentar el desarrollo de una ética

profesional respetuosa de los derechos humanos. Como se sabe, estos

representan el conjunto de libertades, facultades y reivindicaciones que garantizan

una vida digna a toda persona. Son independientes de factores particulares como

estatus, sexo, orientación sexual, etnia o nacionalidad; tampoco dependen

exclusivamente del ordenamiento jurídico vigente. Desde un punto de vista más

relacional, los derechos humanos se han definido como las condiciones que

permiten crear una relación integrada entre la persona y la sociedad, que le

permita ser persona, identificándose con sí mismo y con los otros. Por esta razón,

desde la perspectiva institucional, se constituyen en la base del modelo

constitucional y están plenamente reconocidos como objetivos y fines de la

educación.

En la UNES los derechos humanos se privilegian; por ello, transversalizan los

objetivos de sus cinco PNF, así como las diferentes actividades previstas para las

interacciones didácticas-formativas. En líneas generales, se asumen como un

conjunto de necesidades, valores y principios esenciales para el disfrute y

desarrollo de la dignidad humana.

Estos temas son, pues, el pilar axiológico de los proyectos educativos UNES en

aras de ofrecer a la Venezuela que se está construyendo, un nuevo modelo de

servidora y servidor público que refleje en sus prácticas y en su discurso cotidiano:

mística, sentido de dignidad de la función encomendada y valor altruista del

servicio al pueblo. En resumen, nuevos servidores cuya imagen, discurso y

acciones sean cónsonos con la nueva visión de la seguridad ciudadana preventiva

y de proximidad, inscrita en el paradigma socialista del siglo XXI.

10

En líneas generales, la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad

pretende afianzar en sus discentes la formación básica, la capacitación

permanente, la investigación, el estudio y la divulgación de todas aquellas

materias relacionadas con la seguridad ciudadana, de acuerdo a los campos de

estudio específicos. Así, se propone garantizar al estudiantado un proceso de

formación de elevada calidad, cuyo corolario será la expresión de sus fortalezas,

potencialidades y conocimientos producto de sus prácticas.

Soraya Beatriz El Achkar

Rectora

11

Introducción

La unidad curricular Sociología del Delito busca explicar la conducta delictiva

mediante el estudio del hecho social criminal y los factores del mismo, buscando

dar respuesta a los problemas de seguridad ciudadana en la cual está inmerso

nuestro país. Asimismo, se quiere brindar a las y los discentes herramientas que le

permitan interpretar aquellos mecanismos de reacción social e institucional frente

al delito. Esta persigue estudiar el delito desde un punto de vista sociológico y

socio-crítico con el fin de encontrar una explicación del mismo, lo cual le permita al

futuro y funcionario y funcionaria vincularse con la comunidad y actuar de forma

apropiada para la prevención del delito. En esta se abordará el delito como un

hecho social y no individual ni de índole patológico, lo mismo ocurre con la

desviación; por ello, el objeto de estudio se mueve del delincuente a las instancias

de índole social que de una u otra forma lo controla.

Esta unidad curricular nace para unirse al esfuerzo de la lucha que pretende

minimizar el auge y avance de la criminalidad en nuestro país, lo cual exige que

cada vez más el servidor policial se involucre con técnicas y conocimientos que

puedan generar una serie de destrezas que permitan lograr una efectiva

comprensión y diagnóstico de situaciones delictivas a fin de prevenir el delito. La

gran importancia que se desprende de la sociología del delito tiene que ver con el

reconocimiento de que la delincuencia no es sólo un acto individual sino que es,

además, un producto social.

El conocimiento de la sociología del delito va a ser un factor determinante que

permita inmiscuirnos en la política criminal como paso efectivo o decisivo para

reducir el delito. El ámbito social es un factor ampliamente desencadenante de

situaciones delictivas, en tal sentido el funcionario policial cada día debe

compenetrarse y acercarse más a la realidad social, a fin de transformarla,

teniendo como bandera el contacto directo con las comunidades para que se

materialice la organización social, el control y la prevención del delito.

12

De igual manera, la unidad curricular brinda a las y los discentes

herramientas que no sólo le permiten prevenir el delito sino también, realizar

diagnosis de situaciones delictivas para contribuir en la formulación e

implementación de una real y efectiva política criminal que logre disminuir el delito

en lo más posible. Los saberes que se abordan son los siguientes: introducción a

la sociología del delito, factores explicativos del delito, perspectiva sociológica,

formas de criminalidad.

Encuentro didáctico 1: Enfoque sociológico y factores explicativos del

delito.

Encuentro didáctico 2: Perspectiva sociológica.
Encuentro didáctico 3: Formas de criminalidad.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->