Está en la página 1de 10

¿Quién se ha

llevado mi
queso?
Spencer Johnson, Ken Blanchard
¿QUÉ REPRESENTA EL QUESO?
Es una parábola de lo que se
quiere alcanzar en la vida.
Cada persona tiene su propia idea del queso, y va
tras él en busca de la felicidad.

Cuando lo conseguimos, nos


sentimos felices y equilibrados.

Pero si lo perdemos o arrebatan, provoca en Nosotros una


escena dramática o de mucho dolor.
¿Y qué representaría el laberinto?
El laberinto es la vida. La vida no es un pasillo,
es un laberinto en el que debemos hallar
nuestro camino, perdidos y confundidos, una y
otra vez, atrapados en un callejón sin salida.
Se nos pueden abrir puertas, y
aunque no sea la que queremos, nos
dará estabilidad, abriéndonos nuevas
posibilidades.
Ejemplos QUESO perdido:
- Empresas sin corajes.
- Empresas que trabajaban como grupo, no como equipo.
- Empresas que se confiaron de sus buenos resultados,
perdiendo capacidad de respuesta.
- Directivos incapaces, no previsores.

¡HAY QUE EVITAR MANTENERSE EN LA ZONA DE


CONFORT!
Cómo debo actuar:
- Mente ágil, proactiva (disposición al cambio).
- Dominio de procesos mentales, saliendo de la rutina.
- Confían en la intuición
- No subestiman la competencia.
- Escuchan al cliente.
- Pioneros de nuevos paradigmas, se centran en la visión
de futuro.
- Amantes de la creatividad. Son líderes.
¿Qué nos enseña “quién se ha llevado mi queso”?