Está en la página 1de 19

CONSECUENCIAS EN LA SALUD FÍSICA Y PSÍQUICA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN LA PAREJA.

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS Isabel Ruiz Pérez EASP y RISG

En esta ponencia se va a realizar una aproximación epidemiológica al impacto en la salud de la violencia contra la mujer en la pareja mostrando datos de estudios realizados por la ponente En el modelo biomédico, la violencia suele clasificarse como una lesión intencionada, incluida a veces junto a las enfermedades no transmisibles. Sin embargo, cuando se desarrolla un sistema para conceptualizar las causas y las consecuencias de la violencia, es importante considerar la distinta naturaleza y los patrones de violencia que sufren con mayor frecuencia los hombres, las mujeres y los niños. Es sabido que los hombres suelen experimentar la violencia física ejercida por otros hombres (extraños o conocidos) y, fundamentalmente, fuera del contexto familiar. Las lesiones físicas o la muerte son los resultados más frecuentes. Por el contrario, la mayor parte de la violencia sufrida por mujeres y niñas procede de hombres a los que conocen y a menudo es ejercida en el seno de la familia y el hogar. Esta violencia puede tener dimensiones físicas, sexuales o psicológicas, puede prolongarse durante años y puede aumentar en intensidad con el tiempo. Muchas veces, las lesiones físicas no son los resultados más importantes.

1

Estos problemas abarcan desde 2 . el miedo y el estrés asociados al maltrato pueden conllevar problemas de salud crónicos. pero la valoración exclusiva de estas limita el conocimiento de las muchas formas de violencia existentes y de sus múltiples consecuencias para la salud. Las consecuencias de la violencia contra las mujeres son muy amplias e influyen en todos los aspectos de sus vidas. las sinergias que existen entre ellas y los posibles beneficios que pueden obtenerse con los distintos tipos de actividades preventivas. La violencia contra la mujer en la pareja tiene un mayor impacto en su salud que otras formas de violencia como aquellas normalizadas socialmente. será posible comprender con mas claridad sus múltiples consecuencias para la salud. La mejor forma de conceptualizar la violencia contra la mujer es definirla como un factor de riesgo para una mala salud.Toda forma de violencia tendría un impacto en la salud. además. ya que sus consecuencias se traducen en una amplia gama de efectos en la salud de la mujer. Se ha mostrado que las mujeres que sufren violencia física y/o sexual por parte de su pareja pueden llegar a padecer un 60% más de enfermedades de carácter físico que aquéllas que no son víctimas de tal violencia Las lesiones. VIOLENCIA Y SALUD FÍSICA La magnitud del impacto que el maltrato contra la mujer en la pareja puede tener en la salud física de la víctima ha sido puesta de manifiesto en numerosos trabajos. al conjunto de la sociedad. De este modo. Evidentemente. importa reconocer que la violencia contra la mujer es una causa de lesiones. su salud y la de sus hijos y se extienden.

Este cuadro reumatológico es una de las consecuencias crónicas de la violencia contra la mujer que se menciona repetidamente en la literatura. hoy por hoy la causa es desconocida. Las mujeres con FM referían una mayor frecuencia de violencia en la pareja. de violencia en la edad adulta con una persona diferente a la pareja y mas frecuencia de abuso en la infancia. como dolor crónico de cuello o espalda y artritis. en su mayoría mujeres. incluyendo síntomas neurológicos recurrentes. la condición física más ampliamente abordada en el estudio de la salud de la mujer maltratada. quejas somáticas y fibromialgia. problemas de vista. En un estudio que estamos llevando a cabo comparamos la frecuencia de violencia informada por mujeres que habían recibido el diagnostico de FM y un grupo sin este diagnostico. Aunque existen teorías que implican como etiología de la FM a diferentes alteraciones biológicas.dolores musculoesqueléticos. el maltrato se ha asociado a conductas sexuales de alto riesgo para el contagio de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y el VIH/SIDA. el maltrato en la relación de pareja puede interferir en la negociación y la decisión sobre la contracepción y el uso de condones. 3 . como el infarto de miocardio y la angina de pecho. Por una parte. sin duda. trastornos gastrointestinales. Además. hasta complicaciones cardiovasculares. síndrome del intestino irritable. como muestra la asociación encontrada entre la violencia doméstica y los embarazos no deseados y abortos voluntarios. La fibromialgia (FM) es un cuadro de dolor musculoesquelético crónico generalizado que padece entre el 1 y el 3% de la población. dolores de cabeza y migrañas También se han descrito enfermedades crónicas como dolor crónico. La salud sexual y reproductiva ha sido. como balbuceo y tartamudeo incipientes. pérdida de audición.

Aunque los problemas presentados anteriormente han sido las condiciones de salud física más ampliamente abordadas en la literatura. para explicar por qué algunas mujeres permanecen o regresan a una relación de abusos Durante mucho tiempo se ha intentado culpabilizar a la víctima de su situación de maltrato. lejos de constituir categorías diagnósticas. afortunadamente. Por ejemplo. es el maltrato contra la mujer en la pareja él que conlleva una serie de trastornos y problemas de carácter psicológico que no deben ser ignorados 4 . suficiente documentación que demuestra que no existen características psíquicas diferentes entre las mujeres maltratadas y no maltratadas previamente al inicio del maltrato. algunas corrientes han recurrido a características de masoquismo o a patologías como la histeria o el trastorno de personalidad dependiente. la frecuencia de estos indicadores de salud es mas frecuente en mujeres maltratadas que no maltratadas. también encontramos otros indicadores que. En la actualidad existe. Por el contrario. favoreciendo lo que se conoce como “doble victimización de la mujer” lo que supone que se le convierte en víctima no sólo de una terrible situación de violencia. En un estudio realizado sobre 1400 mujeres asistentes a centros de atención primaria de 3 CCAA se recogió la frecuencia de algunos de estos indicadores. sino también de toda una serie de acusaciones que le responsabilizan de esa situación. Como puede verse. se ha postulado que ciertas características personales de las víctimas de violencia doméstica podrían ser la causa del maltrato. VIOLENCIA Y SALUD PSIQUICA En un pasado no muy lejano. se han asociado repetidamente con el maltrato de la mujer dentro de la pareja.

también encontramos en la literatura otros trastornos y problemas de salud psíquica que se han asociado repetidamente con el maltrato contra la mujer en la pareja. la morbilidad psíquica. anfetaminas. Como vemos.7% había intentado suicidarse. como es el caso del maltrato contra la mujer en la pareja. Por ejemplo. el uso de estas sustancias se ha planteado como estrategia de afrontamiento ante situaciones difíciles y estresantes. drogas y determinados psicofármacos (antidepresivos. También se estudio en las 1400 mujeres de AP algunos indicadores de salud psíquica como consumo de tranquilizantes o antidepresivos. todos ellos fueron mas frecuentemente relatados por la mujer maltratada 5 . como alcohol. Esta asociación entre la violencia doméstica y la ideación e intento de suicidio. como EE. y el 23. Es un hecho constatado que la frecuencia de depresión en las mujeres es casi dos veces mayor que en los hombres y. Escandinavia y Papua Nueva Guinea. ha sido constatada en ámbitos muy diferentes. las que más contribuyen a esta diferencia “no natural”. insomnio o baja autoestima hasta la depresión clínica o el trastorno por estrés postraumático. el metanálisis de Golding (1999) encontró que el 13% de las mujeres maltratadas había tenido ideación suicida. aunque a menudo se recurre a diferencias biológicas para explicar este hecho (por ejemplo las características del ciclo reproductivo de la mujer).UU.. al igual que en el caso de la depresión. también se ha abordado de forma recurrente en el estudio de la violencia doméstica. tranquilizantes y estimulantes). Además de las categorías diagnósticas previamente descritas.Hoy se sabe que el maltrato incrementa una serie de sintomatología y de cuadros clínicos que van desde la ansiedad. A menudo. lo cierto es que muy probablemente son las desigualdades de género. y entre ellas la violencia de género. Méjico. El consumo y abuso de determinadas sustancias.

La Macroencuesta realizada por el Instituto de la Mujer en 2002. Este resultado se mantiene en mujeres españolas. En este trabajo se comparó la frecuencia de maltrato entre mujeres consultantes a los servicios de salud mental con la frecuencia en mujeres no consultantes. Si los datos de prevalencia con los que contamos son escasos y en muchas ocasiones tan solo reflejan lo que se conoce como “la punta del iceberg”. los datos más recientes muestran que en el 2002. en el área de Sevilla se llevó a cabo un estudio que está publicado como una monografía del Instituto Andaluz de la Mujer. mostró que las mujeres víctimas de violencia doméstica sufrían. el mayor impacto en la salud física de la mujer de la violencia es la muerte por causa de ella. Finalmente. el padecimiento de enfermedades crónicas y la utilización de servicios sanitarios. dolores de espalda o articulaciones y dolores de cabeza. como son la esperanza de vida. tanto desde un punto de vista físico como psicológico. la mortalidad. Se ha comprobado que es un buen predictor de otros indicadores más objetivos. en mayor medida que el resto. fatiga permanente.El estado de salud autopercibido refleja la percepción que tienen las personas sobre su propia salud. En cuanto al impacto en la salud mental de los malos tratos. como se denomina cada vez con mayor frecuencia al homicidio femenino. Los resultados muestran una frecuencia mucho más elevada entre las mujeres consultantes 6 . 72 mujeres en el 2003 y 57 en lo que va de año La difusión de resultados sobre violencia doméstica en España es casi inexistente. En nuestro país.4% de mujeres consideradas técnicamente como maltratadas. 52 mujeres a consecuencia de la violencia doméstica. que da una cifra de un 12. La expresión máxima de los problemas de salud que puede conllevar la violencia contra las mujeres es la muerte o “feminicidio”. mucho menor es la información disponible sobre el impacto de los malos tratos en la salud de la víctima.

66% de maltrato psicológico).33% de maltrato físico. Esto hace necesario. El amplio rango de patologías asociadas al maltrato hace pensar que las víctimas de malos tratos buscarán asistencia sanitaria.(42% versus 8. el gran impacto de la violencia doméstica en la salud que se ha constatado en otros países y. la escasez de trabajos al respecto en España. tanto en los servicios de urgencia como en atención primaria. que se proporcionen recursos y formación a estos/as profesionales. para que puedan abordar responsablemente este creciente problema. reumatología o gastroenterología. como ginecología. que los/las profesionales de la salud aprendan y entiendan que la violencia doméstica es un problema frecuente en sus consultas y. sino tan sólo lo que se conoce como “la punta del iceberg”. merece la pena destacar la urgencia de llevar a cabo estudios en nuestro país para identificar y dar a conocer la magnitud del problema. Deberíamos tener presente en todo momento que las lesiones físicas no son la única evidencia de la violencia doméstica. unidades de salud mental u otros servicios específicos. y 52% versus 21. 7 . por una parte. Teniendo en cuenta. por otra. por otra parte. por una parte.

INTERVENCIÓN SOCIAL EN SITUACIONES DE VIOLENCIA DE GÉNERO Raquel Millán Susinos Trabajadora Social Área 10 Raquel Millan .

así como el tratamiento de los problemas psicosociales que aparecen en relación a las situaciones de enfermedad Raquel Millan .TRABAJO SOCIAL EN SALUD • La actividad profesional que tiene por objeto la investigación de los factores psicosociales que inciden en el proceso de salud-enfermedad.

CONCEPTO PSICOSOCIAL • Relación entre acontecimientos estresantes y conflictivos y las forma de afrontarlos influye en la calidad de vida SALUD INTEGRAL Raquel Millan .

RESPETO. IGUALDAD Raquel Millan .RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS • PODER Y AUTORIDAD VIOLENCIA • DIÁLOGO. NEGOCIACIÓN. HABILIDADES COMUNICATIVAS TOLERANCIA.

ETECTO DE LA VIOLENCIA • Instalación del miedo • Paraliza a la mujer • Aislamiento progresivo • Pérdida de relaciones con el entorno INDEFENSION Raquel Millan .

FASES DEL PROCESO DE CAMBIO • • • • No tenerse en cuenta Darse cuenta “DESPERTAR” Encontrase a sí misma Salir adelante sola TIEMPO Raquel Millan .

INTERVENCION SOCIAL • Nivel Individual Mujer (su palabra) La Familia • Nivel grupal Entorno social Raquel Millan .

NIVEL INDIVIDUAL • Aumentar la seguridad de la mujer y familia • Información es poder • Apoyar y acompañarla en el proceso • Buscar redes de apoyo social • Trabajar la derivación Raquel Millan .

NIVEL GRUPAL • Mujeres con problemas psicosociales y sintomatología inespecífica (ansiedad.P Grupo cerrados (8 – 12 mujeres) Duración limitada (3 – 4 meses) Metodología participativa y vivencial Raquel Millan . • • • • Derivadas por profesionales del E. insomnio…).A.

expresión de vivencias difíciles y las relaciones sociales • Compartir favorece el proceso de socialización • Aproximación a los tópicos y estereotipos • Conocimiento e integración en los recursos Raquel Millan .EL GRUPO PERMITE • Aportar conocimientos (mujeres y profesionales) • La interacción potencia el aprendizaje • La comunicación.

COORDINACIÓN • Clarificar responsabilidades • Planificación conjunta de la intervención • Establecer mecanismos para materializar la coordinación PROFESIONAL DE REFERENCIA Raquel Millan .

en ese rincón que no se le puede enseñar a nadie” Dulce Chacón Raquel Millan .“No le dolieron en la cara. sino al lado del alma.