Está en la página 1de 6

MODELOS Y ENFOQUES PEDAGÓGICOS

Por: María Gaby Boshell Villamarín, Docente del Postgrado en Pedagogía y Docencia Universitaria Facultad de Ciencias de la U.G.C

Toda obra didáctica en cualquier disciplina es resultado de un esfuerzo con el fin de podar muy frondosos

árboles y reducirlos a sus troncos. Ello tiene un notorio inconveniente: las ramas y las hojas de los árboles de

las ciencias, no son excrecencias inútiles, de modo que no poco se pierde en la empresa. Sin embargo cuando

se exponen los rasgos más salientes de una disciplina, la poda es inevitable, -de lo contrario, no habría modo

de describir inteligiblemente vastos y espesos bosques-, y a veces inclusive conveniente para los propios

especialistas, que de esta suerte no se pierden por las ramas y tienen la oportunidad de ojear el bosque entero.

J. FERRATER MORA

INTRODUCCIÓN.

El presente escrito, elaborado con el fin de contribuir con la formación pedagógica de los profesores del

Departamento de Cundinamarca que participan en el proyecto Cóndor, no pretende suplantar en ningún

momento, la riqueza de los saberes propios de los profesores sino, acompañarlos en el reconocimiento de sus

mejores potencialidades y en la construcción colectiva que pueden hacer, para un mejor desarrollo de la

comunidad educativa y, de los estudiantes como eje del proceso en las respectivas realidades. Por tal razón, la

invitación es a la reflexión, al enriquecimiento del documento y a la construcción o reconstrucción de un

modelo pedagógico propio, que refuerce la calidad del Proyecto Educativo Institucional.

RIESGOS DE SINTETIZAR UNA PEDAGOGÍA EN UN MODELO

POSIBILIDADES DE UN MODELO PEDAGÓGICO

Aunque, tradicionalmente, la palabra modelo se ha asociado con algo digno de copiar o de imitar: la

democracia griega, el liderazgo de Gandhi, la investigación alemana, la tecnología japonesa, etc.; también se

puede definir un modelo en el sentido de representar, de explicar, de relacionar mediante esquemas o diseños,

elementos y factores de un fenómeno, que expresado de esta manera, disminuye su complejidad ante las

personas que intentan comprenderlo. Podemos considerar como ejemplos en este sentido, el modelo atómico

de Bohr, el modelo económico capitalista o el modelo mecánico del mundo de Newton.

Entonces, desde el interior de las instituciones educativas, un modelo pedagógico, podría disminuir la

complejidad interpretativa que acompaña el fenómeno educativo, con el fin de alcanzar mejor articulación y

coherencia pedagógica tanto en la construcción del PEI como en su implementación o curricularización. Visto

así, el modelo no puede ser exterior a la comunidad educativa sino que, de la misma manera y en forma paralela a la construcción del PEI, se deben dilucidar los principios y métodos pedagógicos que lo sustentan. Además, como podremos apreciar a lo largo de esta exposición, el reconocer y/o conformar un modelo pedagógico en la institución, favorece la cualificación in situ del profesor, quien en la planeación de las prácticas disciplinarias e interdisciplinarias que realiza en pro de la formación del estudiante, profundiza y crea modelos pertinentes a sus comunidades aunque, lógicamente soportados en teorías que valida o enriquece desde su praxis. Lo anterior, conlleva al mejoramiento de la autoestima del maestro como intelectual de la educación, quien participa directamente en el avance del conocimiento pedagógico del país.

Por otra parte, la vivencia constante alrededor de la construcción y reconstrucción permanente de un modelo pedagógico propio para la comunidad educativa, fortalece la investigación y las prácticas de convivencia cotidianas, que ante las dificultades, refuerzan la tolerancia y las prácticas comunicativas: escuchar, hablar,

interpretar, proponer, argumentar, acordar, reorientar

directivos, profesores y padres de familia, serán entonces, prácticas más probables entre los niños y jóvenes.

Dichas prácticas, al ser vividas por la comunidad de

RIESGOS DE UN MODELO PEDAGÓGICO

Los riesgos de un modelo pedagógico, parten de la propia coherencia teórica interna que logre alcanzar el modelo y, desde la validez que éste pueda tener para la realidad que se estudia. Sin duda estos riesgos hay que correrlos ya que, no es posible pasar la vida teorizando alrededor de especializaciones o la lectura de libros sin confrontar con las acciones mismas de las prácticas pedagógicas. De la misma manera no puede ser que, existiendo estudios serios en el campo de la pedagogía, éstos no se tengan en cuenta para realizar prácticas pedagógicas más efectivas sino que se realicen prácticas silvestres o espontáneas, que pueden convertirse en mero activismo, lógicamente con pobres resultados educativos.

En cuanto a la validez del modelo construido por la misma comunidad educativa, es sólo a ella a quien compete su creación, para que de esta suerte, el modelo responda a las necesidades del entorno, indagado constantemente por el maestro en las experiencias de vida con sus estudiantes. Sólo la responsabilidad social hacia los niños y jóvenes, puede aportar la cuota con que la educación se compromete con el país, por lo tanto, el investigar la pertinencia social del modelo, debe estar contemplado desde los inicios de su construcción, diseñando estrategias de investigación y de socialización de resultados ante pares académicos.

Es posible que al tratar de construir un modelo pedagógico, una lógica incredulidad nos invada. Pero, revisando nuestra historia, para que los cambios sean los que deben ser, éstos deben estar en correlación, conforme con la nación colombiana; éste debe ser el punto de partida. Luego, el problema es de nuestra cultura, de nuestra civilización y sólo los mismos maestros colombianos podemos respondernos: ¿qué modelo educativo debe emerger, para afrontar los retos de desarrollo humano-social y cultural que nos ha generado nuestro pasado histórico, y que nos demanda el presente?

Existe la necesidad de reconocimiento de nuestros rasgos regionales y nacionales para re-crear nuestra identidad y para actuar, desde las particularidades y necesidades propias: Autocrítica, reconocimiento, construcción de autoestima, de autonomía., de creatividad, de moral, de nación, de democracia, de presencia nacional en todos los espacios de la cultura, ante una sociedad esquematizada por patrones foráneos que necesita un pensar propio y solidario.

Desde la anterior perspectiva, entre las preguntas que tendrá que responder el modelo se encuentran: ¿Cómo se debe traducir la democracia al interior de las aulas? ¿Cómo se debe convertir la masificación de la educación, en posibilidades para la creación de conocimiento propio, democrático y participativo, característico de las dinámicas sociales?

QUE TRATA UN MODELO PEDAGÓGICO

UN PENSAMIENTO, UNA TEORÍA O UNA ESCUELA PEDAGÓGICA

La reflexión y teorización sobre la educación ha sido el objeto de estudio de la pedagogía. Ésta en sus inicios, era entendida como al arte de conducir al niño y su paideia, pretendía formarlo en la cultura del ciudadano griego. La pedagogía de esa época, era política o filosofía de la educación y ésta situación se prolongó durante casi diecisiete siglos, confirmándose en su constitución, la participación del Estado, la política, la religión, la ciencia y en fin, el interés de los pueblos desde sus ideales, mitos, creencias y todo aquello que le daba sentido al existir y a sus acciones. Ubicada entonces la pedagogía en el campo de los estudios sociales, ha ido constituyéndose en disciplina al interior de los significados humanos que ahora, le plantean la necesidad de conformarse en ciencia; con su propio objeto de estudio, conocimientos, teorías, leyes y métodos.

En esta tarea, ha contribuido grandemente, el surgimiento de las ciencias sociales y humanas, y la pedagogía , que se ha manifestado en escenarios como los de la filosofía con sus estudios desde el hombre sobre la unidad de la totalidad; o en los de la sociología sobre las interacciones sociales y los de la Psicología sobre las conductas humanas; define hoy su objeto de estudio, en la teoría y práctica sobre la formación humana.

Así, la pedagogía, orientadora de contextos educativos, encuentra en su estructura histórica, teorías referentes para su conceptualización y para el análisis, confrontación y enriquecimiento.

QUÉ ES UN MODELO PEDAGÓGICO

En este momento ya se puede deducir, con base en el recuento escrito sobre la historia de la pedagogía, que un modelo, como representación de una teoría pedagógica, surge en y para responder a las necesidades de un contexto, de un pueblo particular, de una época con unos sujetos, una situación social, económica y política determinada, que favorece unos desarrollos pero necesita superar otras problemáticas. En éste sentir está la

propuesta de la construcción de modelos pedagógicos según los requerimientos contextuales del país y sus sujetos, desde las situaciones prácticas y específicas de cada comunidad y desde los aportes teóricos que actualmente puede suministrar la pedagogía.

CONFORMACIÓN DE UN MODELO PEDAGÓGICO

Aunque para la construcción de un modelo se haya hecho énfasis en lo propio, esto no implica que retomemos elaboraciones comunes y universales en la búsqueda de una mejor humanidad. Este es el caso de retomar en lo educativo por ejemplo, los principios o pilares de la educación propuestos por las Naciones Unidas para el siglo XXI: Aprender a ser, aprender a convivir, aprender a conocer y aprender a hacer. Los esfuerzos mancomunados pueden conducir a acercarnos a lo que ahora consideramos una utopía, dado el estado mundial y nacional de guerras y de violencia.

En este orden de ideas, se entiende que un modelo como construcción colectiva que, reconoce las necesidades de los contextos, de los entornos, de los sujetos y las posibilidades de los objetos de estudio en su enseñabilidad; no se construye de un día para otro. Esto no significa tampoco que se necesiten cantidades indefinidas de tiempo. Como cualquier proyecto investigativo, tendrá unos tiempos de propuestas, de indagaciones, de argumentación, de elaboración, organizados en un cronograma pero, lo más importante es comprender que se está en el camino de una búsqueda propia, la mejor si importa lo nuestro, es decir si se tiene sensibilidad social, sentido de pertenencia y compromiso.

Tratando de acudir a un esquema que interprete la conformación de un modelo pedagógico, sucedería algo así: Se tiene una realidad educativa con unos contextos, unos sujetos y unos objetos de estudio conocidos. A esa realidad se acude con el deseo de participar en su desarrollo, a partir de la formación de los sujetos.

Para la configuración del modelo pedagógico cada sujeto acude entonces a teorías pedagógicas (subsidiadas por teorías del aprendizaje, del conocimiento, curriculares, económicas, etc.); a saberes de diversas

, llega a unos acuerdos, dentro de parámetros flexibles que permitan el pluralismo. Estas reflexiones estarán relacionadas por supuesto con el PEI.

hasta que en el debate y la argumentación, la comunidad educativa

disciplinas, a reflexiones de la praxis

UNA DEFINICIÓN DE MODELO PEDAGÓGICO

El modelo pedagógico se definiría en consecuencia como, la intermediación que se realiza, entre una realidad educativa y diversas propuestas teóricas para interpretar, comprender, representar y explicar las relaciones pedagógicas planteadas entre los diversos sujetos y factores del fenómeno educativo escolar.

LOS MODELOS PEDAGÓGICOS

Los modelos pedagógicos, algunos sustentados en teorías del aprendizaje o de la comunicación, otros en teorías del conocimiento y otros en teorías epistemológicas; se han desarrollado en la pedagogía, subsidiados además por otros conocimientos, de las diferentes ciencias de la educación como, la sicología o la sociología por ejemplo.

Revisar la presencia de estos modelos al interior de las aulas, es una tarea difícil, más, cuando un mismo profesor pasa de un modelo a otro sin ser muchas veces consciente de los procesos que está haciendo vivir a sus estudiantes. También, es difícil establecer los dominios exactos de las diferentes ciencias que en ellos participan, o los principios explícitos del campo pedagógico. Pero, sí es posible comprobar que con el movimiento pedagógico de las últimas décadas, se hacen incursiones de las diferentes propuestas pedagógicas, aunque en general con avances y retrocesos, con respecto a las prácticas de la pedagogía tradicional.

Reiterando la idea de las restricciones de los esquemas, los modelos que se explicitan adelante, siguen, con algunos ajustes, el esquema hexagonal y las preguntas propuestas por Miguel de Zubiría en su texto: Los Modelos Pedagógicos. Pero, las opciones teóricas han sido elaboradas a partir de una minuciosa revisión bibliográfica y de sus respectivos análisis.

Cada modelo está referenciado a un contexto y a un entorno que se debe tener en cuenta y que simboliza por líneas punteadas en las figuras. Luego se pasa a considerar el rol del estudiante y del profesor en las prácticas pedagógico-didácticas de ese modelo. Las preguntas explícitas en cada modelo sobre las prácticas pedagógico-didácticas son entonces:

¿A quién? El estudiante ¿Quién? El profesor ¿Para qué ? Fines, metas, propósitos de diverso índole. ¿Qué? Objetos de estudio y de conocimiento ¿Cuándo? Secuenciación o formas de organizar las temáticas. ¿Cómo? El método pedagógico-didáctico ¿Recursos? Estrategias y medios físicos. ¿Qué se logró? Estrategia evaluativa

Es importante observar en cada modelo, cómo se corresponden entre sí los diferentes elementos. Por ejemplo en un modelo tradicional se evalúa la memorización, sin importar que sea una memoria comprensiva. Esta evaluación obedece precisamente a un tipo de enseñanza transmisora de información, en la cual el estudiante es considerado un objeto pasivo, receptor, y no, un constructor de su conocimiento.

ALGUNOS MODELOS PEDAGÓGICOS PRESENTES EN LAS AULAS

Pedagogía Tradicional

Modelo Instruccional

El aprendizaje Significativo

La Teoría Crítica

La Escuela Nueva y el Modelo Activista

La Escuela Histórico Cultural

Pedagogías basadas en la Investigación

Pedagogías basadas en la Fenomenología

* Modelo Conductista * La Psicología Genética * La Pedagogía Conceptual

• Pedagogías basadas en la Fenomenología * Modelo Conductista * La Psicología Genética * La Pedagogía