Está en la página 1de 10

La Relación Jurídica Aduanera Se ha definido la relación jurídica

tributaria como aquella integrada por los correlativos derechos y


obligaciones emergentes del ejercicio del poder tributario, que
alcanza al titular de éste, por una parte y a los contribuyentes y
terceros por otra. Cuando esa vinculación se da entre el Estado,
detentador del ius imperium, y una persona que interviene en la
circulación internacional de mercancías, objeto de una operación
de tráfico exterior, la relación jurídica adquiere una connotación
aduanera (paso de mercancías por las fronteras aduaneras) y se
denomina “relación jurídica aduanera”. De inmediato se advierte
que a la relación aduanera sólo la hemos catalogado de “jurídica”
ya que en materia aduanera la existencia o no de un gravamen o
tributo, no es vital para que exista dicha relación entre el Estado y
la persona que interviene en el tráfico internacional.
En efecto, en el ingreso de mercancías en regímenes suspensivos o liberatorios de
gravámenes aduaneros hay una serie de derechos y obligaciones entre el transportista
que no implican el pago de esos gravámenes, lo mismo ocurre cuando la operación
aduanera es no sujeta o no gravada.

la “relación jurídica aduanera estará constituida por los derechos, los deberes y las
obligaciones de carácter tributario aduanero, que surgen entre el Estado, los particulares y
otros entes públicos, como consecuencia de las entradas y salidas, potenciales o efectivas de
mercancías, del territorio aduanero.” La restricción consiste en limitar su extensión a aquellos
derechos y obligaciones DE CARACTER TRIBUTARIO ADUANERO.

Elementos de la Relación Jurídica aduanera


Como toda vinculación jurídica entre personas la relación
aduanera tiene sus elementos típicos que a continuación
analizaremos:
a. Sujetos
Ya hablar de relación damos a entender, por lo menos la
existencia de dos sujetos vinculados entre sí: el Estado, como
titular de los derechos que ejerce con base al ius imperium, y
los particulares que a su vez se relacionan con la mercancía
cuyo cruce por las fronteras aduaneras origina generalmente la
relación jurídica aduanera. Algunos hablan de en la relación
aduanera de sujeto activo y sujeto pasivo; nosotros nos
reservamos esta expresión, como se verá más adelante, para
los sujetos de la obligación tributaria, donde siempre habrá un
acreedor y un deudor. En cambio, en la relación aduanera,
ambas partes Estado y particular pueden llegar a se activos y
pasivos a la vez, puesto que en dicha relación nacen
recíprocos derechos y obligaciones.

Objeto El objeto de la relación aduanera no es otro que las


mercancías que cruzan las fronteras aduaneras como parte del
tráfico internacional. Somos enfáticos en afirmar que no
constituye objeto de la relación aduanera cualquier mercancía
que cruza la frontera, sino la mercancía objeto de tráfico
internacional. Cuando hablamos de tráfico internacional hablamos
de embarcadores, porteadores, transportistas, consignantes y
consignatarios. Excluimos, conforme lo dicho, toda mercancía que
cruce la frontera por causas naturales, por fuerza mayor o caso
fortuito ya que entonces no persigue una finalidad de comercio
exterior o de tráfico volitivo. Ahora bien, la mercancía deberá
tener una relación jurídica especial, según sea el tráfico
internacional de que se trate. Así, en la importación el
objeto de la realización aduanera será la mercancía originaria y
procedente del exterior que cruza la frontera, y en la exportación
los será la mercancía nacional o nacionalizada que cruza la
frontera con destino al exterior.
b. Causa El profesor Ildefonso Sánchez, dice que la causa en
la relación aduanera está constituida por el cambio de la
situación jurídica de la mercancía a raíz de su utilización de
un territorio diferente a aquel donde se encontraba. Por
ejemplo una mercancía proveniente de un país vecino
donde tenía “el estatus de nacional”, que se introduce en
nuestro país como “el estatus de extranjera”, y que para ser
usada o consumida debe adquirir el estatus de
nacionalizada a través del pago de los gravámenes
aduaneros.

Norma La norma que rige la relación aduanera esta


constituida por todas las leyes y reglamentos que regulan el
tráfico internacional, principalmente los códigos aduaneros y
la tarifa aduanera, lo que no excluye evidentemente en otras
normas que tienen relación con la administración, la política
y las técnicas aduaneras. Una característica de estas
normas es su universalidad, ya que emanan, la gran
mayoría de ellas, de Organismos Internacionales de los
cuales forman parte una gran cantidad de países.
(Convenios Internacionales sobre Valor, Sistema
Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías,
la Organización Mundial del Comercio, el Convenio de Kyoto
sobre Regímenes Aduaneros, entre otros).

Potestad Aduanera: el conjunto de atribuciones que tiene el Servicio para controlar el ingreso y
salida de mercancías hacia y desde el territorio nacional y para dar cumplimiento a las
disposiciones legales y reglamentarias que regulan las actuaciones aduaneras

La potestad aduanera, entendida como la facultad de la autoridad aduanera competente para


intervenir sobre las mercancías, equipajes, depósitos, vehículos o medios de trasporte y sus
implementos de movilización de carga, objeto de operaciones, servicios y actividades aduaneras, o
donde se realicen las mismas; que en el caso de una Gerencia de Aduana Principal, dicha potestad
está delimitada a la circunscripción de cada Oficina aduanera, en otras palabras, al territorio
aduanero demarcado para cada aduana principal, es decir, el área geográfica dentro del cual ésta
ejerce la potestad aduanera.
LOS ELEMENTOS Y SU RELACIÓN ADUANERA

a) Sujeto: el Estado como titular de los derechos que ejerce con base en
su ius imperium, y los particulares, que a su vez se relacionan con las
mercancías

b)ElObjeto: Son las mercancías que cruzan las fronteras aduaneras


como parte del tráfico internacional

c)LaCausa: está constituida por el cambio de la situación jurídica de la


mercancía a raíz de su utilización de un territorio diferente al que se
encontraba.

d)La Norma: Son todas las leyes y reglamentos que legislan sobre el
trafico internacional de mercancías, especialmente, los códigos
aduaneros y los aranceles o tarifas aduaneras.

ControlAduanero:Elcontroladuanerosonunconjuntodemedidasaplic
adasporlaadministraciónaduaneraconlafinalidaddeasegurarelcum
plimientodetodaslasdisposicioneslegalesendichamateria.Suámbito
deaplicaciónseextiendealingreso,permanenciaysalidadelasmercan
cías,asícomolasactividadesdepersonastantonaturalescomojurídica
squeguardenrelaciónconelcomerciointernacional.
SERVICIO ADUANERO

Para la administración de la actividad aduanera, Venezuela tiene un tipo de organización que


reparte las responsabilidades funcionales entre las Gerencias de Aduana (Nivel Operativo) y la
Administración Central (Nivel Normativo).

El Nivel Operativo, constituido por diecisiete aduanas principales con sus respectivas oficinas
subalternas, es el encargado de realizar el control perceptivo de las mercancías objeto de
declaración, así como la verificación física de las mismas, y lo concerniente a la liquidación y pago
de los tributos y su posterior retiro.

El Nivel Normativo se encuentra conformado por la Intendencia Nacional de Aduanas, unidad de


dirección de la cual dependen la Gerencia de Arancel, la Gerencia de Regímenes Aduaneros, la
Gerencia del Valor y la Gerencia de Control Aduanero.

La Intendencia Nacional de Aduanas, como unidad ejecutora de la política aduanera nacional,


procura el cumplimiento de la legislación aduanera y del mejoramiento de los procedimientos
aduaneros, para responder a los problemas planteados ante las metas de recaudación fiscal por
este ramo, vinculadas a la superación de los niveles de evasión fiscal, los niveles de protección a
las industrias, los obstáculos del comercio, los desequilibrios de la balanza comercial y las reservas
internacionales.

El régimen aduanero es el destino que tendrán las mercancías objeto de comercio exterior que se
encuentran sujetas a control aduanero.

El régimen aduanero determina los pasos legales necesarios a cumplir por el exportador o
importador en la comercialización internacional de bienes.

Asimismo, estos determinan las responsabilidades y obligaciones de los agentes de aduana con el
tratamiento de las cargas.

Operaciones aduaneros principales

Importación: régimen aduanero por el cual las mercancías son introducidas al territorio nacional,
para su uso o consumo definitivo en el país, previo pago de los tributos, derechos y demás
cantidades legalmente exigibles, y cumpliendo las demás formalidades y requisitos establecidos en
este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su Reglamento (Art 28 RLOA). De esto se deduce
que la importación es el acto por el cual se introducen definitivamente al territorio nacional,
mercancías procedentes del exterior, previo cumplimiento de requisitos y formalidades previstas
en la normativa aduanera.

Exportación: régimen aduanero por el cual las mercancías nacionales o nacionalizadas salen del
territorio nacional para uso o consumo definitivo en el exterior, previo cumplimiento de las
formalidades y requisitos establecidos en este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su
Reglamento. (Art 28 LOA).

Tránsito: régimen común a la importación y exportación por el cual la mercancía circula dentro del
territorio aduanero, desde una aduana de partida a otra de destino, con suspensión del pago del
tributo aduanero, ni la aplicación de restricciones de carácter económico (Art 31 LOA). En otras
palabras es el régimen aduanero aplicable a las mercancías transportadas de una oficina aduanera
a otra, bajo control aduanero

Desaduanamiento: Es la nacionalización de mercancías sujetas a un régimen aduanero en el cual


se aplican las diferentes actividades aduaneras, para determinar sus gravámenes y valor real . De
esta manera se somete a inspecciones por parte de las autoridades competentes, hasta poder ser
despacharse y entregarse a su cliente o consignatario final.

Operaciones aduaneros accesorios

Reexportación: consiste en el retorno al extranjero, de mercancías de importación que por


determinadas circunstancias y bajo ciertas condiciones, no pudieron nacionalizarse. En Venezuela,
toda mercancía de importación podrá reexportarse, siempre que concurra alguna de las siguientes
circunstancias:

Que no se haya aceptado la consignación

Que no se haya designado a otro consignatario

Que el embarque no haya caído en abandono legal

Reimportación: operación derivada de la exportación, la cual consiste en un retorno al territorio


aduanero nacional, de las mercancías exportadas a título definitivo, que dadas determinadas
circunstancias, términos y condiciones (legalmente establecidas), son exceptuadas del
cumplimiento de requisitos y obligaciones que rigen la importación. En la legislación venezolana, la
reimportación procede cuando concurre alguna de las circunstancias siguientes:
Que las mercancías hayan sido rechazadas por alguna autoridad en el país a donde fueron
exportadas

Que las mercancías hayan sido rechazadas por el importador extranjero

Que las mercancías hayan salido del país por causas fortuitas o de fuerza mayor siempre que no
hayan abandonado la aduana o puerto extranjero, hasta el momento de su retorno al país

Que no se hayan acogido, por causa justificada, al régimen de exportación temporal

Que existiese falta de pago o de cumplimiento de las cláusulas del contrato por parte del
importador

Que haya sobrevenido una causa fortuita o fuerza mayor durante el viaje, que haya impedido su
transporte hasta el país de destino o su importación en este último.

AGENTE DE ADUANAS

Es la persona autorizada por el Ministerio de Finanzas para actuar ante los órganos competentes
del servicio aduanero en nombre y por cuenta de aquel que contrata sus servicios, en el trámite de
una operación, régimen o actividad aduanera.

El Agente de Aduanas realiza una función de naturaleza mercantil orientada a facilitar a quienes
contraten sus servicios, es decir, a sus mandantes en todo lo relativo al cumplimiento de la
normativa jurídica vigente en materia de importación, exportación, tránsito aduanero y cualquier
actividad accesoria inherente a dichas operaciones aduaneras.

En Venezuela, esa labor de intermediación que desarrolla el Agente de Aduanas, constituye una
actividad auxiliar a la función Pública Aduanera, pero ello no significa que posea alguna facultad
pública delegada con su correspondiente autoridad coercitiva, por el contrario, recae sobre éste
un estricto control fiscal.

 REQUISITOS PARA ACTUAR COMO AGENTE


DE ADUANAS
La autorización para actuar como agente de aduanas será otorgada a solicitud de parte
interesada, previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

1) Ser venezolano;
2) Ser mayor de edad y gozar del pleno ejercicio de sus derechos;

3) Egresado de Universidad o Instituto de Educación Superior, inscrito en el Ministerio de


Educación y haber aprobado estudios vinculados directamente con la materia aduanera. El
Reglamento establecerá las condiciones de homologación;

4) No ser funcionario o empleado público ni militar en ejercicio activo;

5) No haber prestado servicio en la Administración Aduanera durante el año anterior a la


solicitud; y

6) No tener parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad con


los funcionarios que representen al Fisco Nacional en la respectiva aduana;

7) Haber aprobado concurso de conocimientos, según lo establezca el Reglamento.

8) Cualquier otro requisito que establezca el Reglamento.

 OBLIGACIONES DE LOS AGENTES DE


ADUANAS
1) Indicar en todas las comunicaciones dirigidas a los organismos públicos en número de
registro de agente de aduanas.

2) Deben designar por escrito las personas que tramitarán en la aduana por al agencia.

3) Deben presentar poder autenticado e excepcionalmente carta de poder, telegrama o telex,


que le autorice a gestionar en nombre del interesado.

4) Deben llevar un registro sellado y foliado por la oficina aduanera de la jurisdicción.

Artículo 138: La Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda llevará un


registro de agentes de aduanas, en el cual constará:

a) Número y fecha de la resolución;

b) Número de inscripción en dicho registro;

c) Nombre o razón social del agente de aduanas;

d) Autoridades ante las cuales se gestionará;

e) Otros datos que considere necesario el Ministerio de Hacienda.


Artículo 139: Los agentes de aduanas indicarán en todas las comunicaciones que en tal
carácter dirijan a los organismos públicos, el número de la inscripción en el registro
señalado en el artículo anterior.

Artículo 140: Los agentes de aduanas que hayan sido autorizados para actuar o gestionar
ante determinada oficina aduanera, podrán hacerlo también en otras oficinas aduaneras,
siempre que se realicen en virtud de acatamiento a disposiciones de emergencia, dictadas
por organismos públicos autorizados.

Artículo 141: La ampliación de las gestiones autorizadas a los agentes de aduanas,


requerirá aprobación previa de la Dirección General de Aduanas, a cuyo efecto regirán las
disposiciones de este capitulo que fueren aplicables.

Artículo 142: Las personas jurídicas deberán mantener a su servicio en la agencia principal
y en cada sucursal que tuvieren, uno o más empleados capacitados en materia aduanera.

Artículo 143: Los agentes de aduanas deberán designar por escrito, una o varias personas
naturales para que presenten solicitudes, recursos o reclamos, reciban documentos y, en
general, para que actúen ante determinada oficina aduanera, siendo responsables, conforme
al derecho común, por actuaciones de dichos empleados. Estas designaciones se entregarán
en original, con el nombre y la firma auténtica de los empleados designados y se insertarán
en un registro de firmas autorizadas que deberá llevar cada oficina aduanera.

Artículo 144: Los jefes de las oficinas aduaneras no podrán admitir actuaciones de agentes
de aduanas o de personas autorizadas por éstos, que no posean la representación, conforme
a las disposiciones que anteceden.

Artículo 145: El agente de aduanas para actuar como tal, requerirá poder auténtico
otorgado por el consignatario, exportador o persona interesada. No obstante, en casos
excepcionales, la autoridad aduanera competente, podrá aceptar una carta poder, telegrama
o télex, siempre que las circunstancias concurrentes así lo justifiquen.

Artículo 146: Cada oficina aduanera, deberá llevar un registro actualizado de los poderes
permanentes, de los cuales deberá entregarse el original o copia certificada del mismo, y
demás documentos mediante los cuales se haya conferido la respectiva representación.

Los documentos a que se refiere este artículo deberán constar en original o copia
certificada.

Artículo 147: Los agentes de aduanas deberán llevar un registro en un libro previamente
sellado y foliado por la oficina aduanera de la jurisdicción, en el cual asentarán
ordenadamente todos los datos relativos a: número de declaración de aduanas, nombre del
vehículo y fecha de llegada y número de las planillas de liquidación y fecha de pago

Auxiliares de la Administración Aduanera


Los auxiliares de la Administración Aduanera son aquellas personas tanto naturales como jurídicas,
a quienes la Administración Aduanera autoriza mediante acto administrativo, para actuar ante los
órganos competentes, en nombre y por cuenta de aquél que contrata sus servicios, en el trámite
de una operación o actividad aduanera.

Estas personas como auxiliares de la Administración Aduanera, tienen la función colaborar con las
autoridades aduaneras en la correcta aplicación de las normas legales relacionadas con la materia
aduanera y de comercio exterior, y en este sentido, se hacen responsables ante el Tesoro Nacional
por las infracciones cometidas a la normativa aduanera derivadas de sus actuaciones u omisiones
en el ejercicio de sus funciones. Al mismo tiempo, tienen la obligación ante sus clientes, de
facilitarles el cumplimiento de la normativa aduanera a través de sus actuaciones de
intermediación en la actividad aduanera.

Como consecuencia de este rol de auxiliares, estas personas tienen la obligación de cumplir con
determinadas obligaciones ante la Administración Aduanera y Tributaria, a los fines de conservar
la autorización otorgada para operar como tales, y evitar sanciones administrativas que acarrea la
incorrecta aplicación de las normas y procedimientos aduaneros.