Está en la página 1de 3

PRESCRIPCIÓN EXTINTIVA

CAPÍTULO UNDÉCIMO- INTERRUPCIÓN

¨Interrupción civil de la prescripción¨: tiene efecto retroactivo, es decir, el tiempo


corrido se borra e implica el cómputo de un nuevo término de prescripción, esta puede
ser causa de una actuación, tanto del titular del derecho como del prescribiente.

La prescripción se entiende como la extinción de la pretensión o el derecho, o ambos,


por la inercia del interesado. Esto no se le aplica a quien muestra ejercicio de la
actividad idónea, tampoco para el acreedor cuyo deudor está sirviendo la obligación o
procede a servirla, o la reconoce. (PÁGINA 3)

Existen dos tipos de prescripción:

a. Civil: deriva de demanda judicial y por parte del sujeto legitimado para el
ejercicio del derecho correspondiente.
b. Natural: se origina del reconocimiento del mismo derecho por parte del
contendor.

 Interrupción por actuación del titular de derecho


Resulta de actos formales taxativamente enumerados en la ley, que son la demanda,
requerimiento. Los preceptos nuevos que derogaron el art 2524 (régimen de este en la
página 5) establecen que la interrupción de la prescripción se produce con la
presentación de la demanda (puede estar dirigida ante la jurisdicción ordinaria o
arbitral) siempre que el demandante dentro de los 5 días siguientes a la admisión
provea lo necesario para notificar al demandado, y en caso de no poder practicarse la
notificación en los próximos 10 días, adelante las diligencias para un curador ad litem
dentro de los dos meses siguientes, deviene ineficaz en los eventos de desestimiento
de la demanda, perención del proceso, absolución del demandado, sentencia
inhibitoria y nulidad que comprendo el auto admisorio de la demanda..

Los numerales 41 y 42 del artículo 1 del decreto 2282 reformaron aquellas normas;
además, el elenco de fenómenos determinantes de la ineficacia de la interrupción
también (página 6-7). En todo caso, la incompetencia del juez no priva a la demanda
de su efecto interruptor.

o Debate sobre la ausencia de notificación de la demanda, si implicaba


fatalmente la pérdida de los efectos económicos de la acción de investigación
de la paternidad, se precisó como caducidad.

Cuando la extemporaneidad de la notificación no era imputable a omisiones o


negligencias del demandante, sino del demandado se habría de tener en cuenta la
demanda como acto de ejercicio idóneo del derecho.

Una nueva reforma a los artículos 90 y 91 CPC sobrevinó con la ley 794 de 2003: la
presentación de la demanda interrumpe el término de la prescripción e inopera la
caducidad siempre que el auto admisorio o mandamiento ejecutivo se notifique al
demandado dentro del término de un año contado a partir del día siguiente a la
notificación al demandado. Los casos en que no se interrumpe la caducidad y opera la
caducidad son: desestimiento de la demanda, prosperen excepciones, nulidad al auto
admisorio. En cuanto al tratamiento de los efectos, la enmienda consiste en volver
determinado el término para la notificación del auto admisorio y ampliarlo; y en lo que
respecta a las sentencias que privan de relevancia el efecto interruptor de la
prescripción, se suprimió la inhibitoria.

La demanda susceptible de interrumpir la prescripción es la que versa sobre la acción


que se trata de prescribir y no una demanda cualquiera, es decir, la relativa al ejercicio
de derecho en cuestión.

o Caso de litisconsorcios

Título valor- el procedimiento de cancelación o de reposición interrumpe la


prescripción.

En materia de interrupción civil ¿quién tiene legitimación para ejecutar el acto idóneo?
Inicialmente, el propio titular del derecho y por extensión, a quien tiene su
representación legal, apoderado constituido al efecto o de un representante con poder
general, también por el agente oficioso procesal y sobre esto, pesan efectos de
pendencia resolutoria en el evento en que el interesado no ratifique la actuación del
gestor dentro de los 2 meses siguientes.

 Interrupción por reconocimiento del prescribiente


Implica la interrupción natural:
a) Desde que el deudor reconoce la obligación expresamente, o por conducta
concluyente.
Dentro de los distintos medíos idóneos de expresión jurídica se tiene en primer lugar la
declaración, o sea, el pronunciamiento expreso por medio del lenguaje, símbolos,
comportamientos; y también está la conducta concluyente (pág. 15): el abono a capital
o a intereses, la solicitud de quitas o de plazos, ofrecimiento de garantías…
El reconocimiento (acto de disposición de interés) puede hacerlo el representante
legal, negocial, orgánico.

 Ámbito objetivo y subjetivo de la interrupción


En principio, la interrupción concerniente a un determinado derecho no se extiende a
otros derechos, así sean conexos y no se extiende a otros sujetos distintos de aquellos
en los que se dio. Pero hay casos, por ejemplo, cuando la relación crediticia es
subjetivamente compleja y la prestación es indivisible o media solidaridad, el
ordenamiento prevé expresamente que la prescripción respecto de unos deudores
medie sobre otros.

Frente al fiador, depende de si es solidario o no (pág. 18)

El sucesor de crédito como el de la deuda entre a la situación que el anterior estaba.


 Efectos de la interrupción
Resta ver los efectos hacia el futuro. Precisiones indispensables:
o Si el acreedor contaba con título ejecutivo, la interrupción le preserva dicha
acción por el mismo tiempo, por así decirlo, se renueva.
o Si no tenía título, la interrupción le abre las puertas de la acción ordinaria en
procura de una condena y, por consiguiente, de un título ejecutivo.
o Prescripción de corto tiempo. 5 años para la acción ejecutiva y 10 para la
ordinaria, esta regla se cambió para establecer que el nuevo término es
siempre el mismo cuyo curso se interrumpe.
o Prescripción de corto plazo sujeto a acciones especiales art 2545 CC, la
interrupción da lugar a otra cuenta del mismo término con iguales efectos.

El punto de partida de la reanudación del término es, en principio, el momento de la


interrupción. Esto es incuestionable en la prescripción natural (la que opera por
reconocimiento del derecho del acreedor por el deudor); otra cosa es en la civil, la
prescripción se suspende al presentar la acción, y esta termina a los 6 meses de la
ejecutoria de la sentencia y solo se vuelve a dar si las partes emprenden nuevamente
el proceso.