Está en la página 1de 226

Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México.

Agradecemos a Nicole Taylor

Página 1

RECONOCER EDGMENTOS

Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada


(sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor, Leslie Shipman y
Michael Brown por su tremendo trabajo en la creación y mantenimiento de su especial
entorno académico. Nos animó e inspiró el maravilloso
espíritu de colaboración de los participantes de nuestro seminario: Geoffrey Bowker, Dominic
Boyer, Catherine Fennell, Penny Harvey, Brian Larkin, Antina von Schnit-
zler y Christina Schwenkel. Desafortunadamente, debido a circunstancias imprevistas
posturas, Catherine Fennell necesitaba retirar su contribución de la
volumen. Sin embargo, sus ideas continúan animando el libro. Nosotros también
en deuda con los participantes en dos paneles dobles centrados en la antropología
de infraestructura en las reuniones anuales de la Antropología Americana
cal, primero en Nueva Orleans en noviembre de 2010, y posteriormente en
Chicago en noviembre de 2013. Nos gustaría agradecer a Jessica Barnes, Andrea
Ballestero, Dominic Boyer, Ashley Carse, Brenda Chalfin, Penny Harvey,
Brian Larkin, Michael Degani, Curt Gambetta, Elizabeth Povinelli y Janell
Rothenberg, Julia Elyachar, Bill Maurer, Suzana Sawyer, Antina von Schnit-
zler, K. Sivaramakrishnan y Gisa Weszkalnys por su generosa contribución
butions en estas sesiones. La oportunidad de pensar con Arjun Appadurai,
Jessica Barnes, Laura Bear, Ashley Carse y Austin Zeiderman en estos y
otros foros fue especialmente clave en la conceptualización de este proyecto. Estamos agradecidos
por los comentarios que recibimos cuando presentamos este trabajo en el Estudio para
Taller de diseño etnográfico en la Universidad de California en San Diego
y en el Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Minnesota. Fi-
Finalmente, nuestro agradecimiento a Ken Wissoker, Elizabeth Ault y al equipo editorial de
Duke por su entusiasmo por este proyecto y por su arduo trabajo para llevar
fuera al mundo.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542461/9781478002031-vii.pdf

Página 2

INTRODUCCIÓN

Temporalidad, política y la promesa de infraestructura


hannah appel, nikhil anand,
y akhil gupta

La ciudad de los colonos es una ciudad de fuerte construcción, todo hecho de piedra y acero. Es un iluminado
pueblo; las calles están cubiertas de asfalto, y los cubos de basura se tragan todos los restos,
invisible, desconocido y apenas pensado. . . . El pueblo de los colonizados
personas . . . es un mundo sin amplitud; los hombres viven allí uno encima del otro, y sus
las cabañas se construyen una encima de la otra. La ciudad natal es una ciudad hambrienta, hambrienta de
pan, de carne, de zapatos, de carbón, de luz.

- frantz fanon (1961)

En abril de 2014, el Departamento de Agua y Alcantarillado de Detroit comenzó a apagar el


agua de los residentes de la ciudad que estaban atrasados ​en sus pagos. En el transcurso de
Durante el año, decenas de miles de habitantes de Detroit perdieron el acceso al agua en sus
hogares, y luchó furiosamente por su restauración. También en abril de 2014, setenta
millas al norte, la ciudad de Flint, Michigan, cambió su fuente de agua del lago
Huron al río Flint. Contaminado con el efluente de la industria pesada y
bacterias tóxicas, cloruro y desinfectantes a base de cloro que estaban destinados a
hacer que el agua sea potable sólo agravó el problema. Sin adicional
químicos para asegurar que el primer conjunto de aditivos químicos no se desintegre
tuberías de rejilla, el agua tratada del río corroía la vieja infraestructura de plomería
hecho de cobre, hierro y plomo. Metales pesados ​lixiviados en bebidas municipales
agua, lo que resultó en una intoxicación por plomo generalizada que se concentró en
niños, así como un brote de la enfermedad del legionario.
Tanto los cortes de agua en Detroit como la nueva fuente de agua en Flint ocurrieron
por orden de un gerente de emergencias designado por el estado, encargado explícitamente de
austeridad y con autoridad para anular a los funcionarios electos. El papel del
El administrador de emergencias está codificado en la ley bajo la ley “Local Financial Ac-
Ley de Contabilidad y Elección ”(Ley 436 de 2012: §9 (2)). Después de una sección asegurando
la provisión continua de servicios esenciales para la salud, la seguridad y el bienestar públicos,

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 3

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

la Ley dice: “El plan financiero y operativo deberá proporcionar todos los
siguiendo: . . . El pago total de los requisitos de servicio de la deuda programados.
en todos los bonos, pagarés y valores municipales del gobierno local, contrato
obligaciones en previsión de qué bonos, pagarés y valores municipales
emitido, y todas las demás obligaciones legales incontestables ”(§11 (1) (b)). Servicio de deuda
en infraestructura, en otras palabras, la gobernanza democrática abiertamente reemplazada.
Los residentes de Flint llevaron botellas de agua marrón a las reuniones del ayuntamiento y
documentaron erupciones y pérdida de cabello en niños, solo para que se les diga repetidamente que el
el agua estaba segura. La planta local de General Motors ya había dejado de usar city
agua en octubre de 2014, citando preocupaciones sobre la corrosión. Cuando el ayuntamiento
finalmente votó en marzo de 2015 para volver a conectarse a una fuente de agua segura, la emergencia
El equipo de gestión anuló la votación.
Detroit y Flint son ciudades predominantemente negras. Aquí, infraestructura de agua
es un terreno sociomaterial para la reproducción del racismo, que Ruth Wilson
Gilmore define como “la producción y explotación extralegales o sancionadas por el estado
ción de la vulnerabilidad diferenciada por grupos a la muerte prematura ”(2007: 28). los
La necropolítica racial de Michigan muestra que la infraestructura es un terreno de poder.
y contestación: ¿A quién se distribuirán los recursos y de quién
¿Serán retirados? ¿Qué serán bienes públicos y qué serán privados?
productos básicos y para quién? ¿Qué comunidades recibirán
fuentes de reproducción social y física y cuáles no? Que com-
munidades tendrán que luchar por las infraestructuras necesarias para el desarrollo físico y
reproducción social? En Detroit y Flint, la centralidad de la deuda municipal, la
la privatización de bienes y servicios públicos y la gobernanza dirigida por el mercado
nos llevan a ver ambos como ejemplos típicos del neoliberalismo en la práctica. Pero en
Ambas ciudades, los cortes de agua fueron el resultado de luchas más prolongadas esa fecha
a la década de 1930, ya que eran de presiones más inmediatas que emanaban de
Wall Street (Cramer y Katsarova 2015). Por ejemplo, se pueden rastrear diferencias
en infraestructuras de transporte y servicios públicos a la Autoridad Federal de Vivienda
Los mapas marcados en rojo que aseguraron que la segregación racial ocurriera dentro de los límites de la ciudad.
(Highsmith 2015; Ranganathan 2016). La infraestructura sancionada por el estado
El abandono que se produjo durante las siguientes décadas se codifica hoy como el
producto de residentes financieramente irresponsables sobre quienes la austeridad y los despojos
sion se puede visitar con justicia. De hecho, parte del acuerdo de quiebra de Detroit fue
la silenciosa transferencia de control de la infraestructura de agua municipal, al servicio de un
población mayoritariamente afroamericana y gobernada por sus líderes electos—
a una junta de agua regional que atiende a los suburbios de Detroit. Después de cinco décadas de dein-
industrialización y emigración de la ciudad, los miembros de la junta de agua fueron
todavía 80 por ciento blanco.

2 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 4

Infraestructuras en todo el mundo, desde Estados Unidos hasta la Argelia de Fanon


a Palestina: ofrecen arqueologías de aprovisionamiento diferencial que son anteriores a
liberalismo. Palestina, como Stephen Graham (2002), Eyal Weizman (2012) y
otros han demostrado, es una zona de guerra de infraestructura, donde los tanques de agua,
transformadores tricitarios, carreteras, comunicaciones electrónicas, transmisores de radio y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

las pistas de los aeropuertos suelen ser objetivos. Y como cita de Fanon con la que
abierta esta introducción sugiere, la experiencia de la infraestructura ha sido durante mucho tiempo
una distinción afectiva y encarnada entre la ciudad de los colonos y la ciudad
pertenecientes al pueblo colonizado (ver también Mrázek 2002; Barak 2013).
Comenzamos un volumen sobre la promesa de infraestructura aquí, en los Estados Unidos
Estados, en Palestina, en la Argelia colonial, para mostrar la polivalente tradición política
jectories tanto de la infraestructura como de la idea de promesa. Infraestructura material
carreteras, incluidas carreteras y tuberías de agua, líneas eléctricas y puertos, oleoductos
y los sistemas de alcantarillado, son densos formales sociales, materiales, estéticos y políticos.
ciones que son críticas tanto para las experiencias diferenciadas de la vida cotidiana como para
expectativas del futuro. Durante mucho tiempo han prometido modernidad, desarrollo,
progreso y libertad para las personas de todo el mundo. Mientras las plataformas de aguas profundas perforan
petróleo en África Occidental, ya que las carreteras en Perú o Bangalore prometen nuevas conexiones,
o mientras las economías emergentes construyen rápidamente represas para modernizar su agricultura,
Las infraestructuras son lugares críticos a través de los cuales la socialidad, la gobernanza y
la política, la acumulación y el despojo, y las instituciones y aspiraciones son
formado, reformado y realizado. Al mismo tiempo que prometen circulación
y distribución, sin embargo, estas precarias asambleas también amenazan con romper
abajo y fallar. De la conflagración de Deepwater Horizon a Fukushima
Planta de energía nuclear de Daiichi, desde el colapso de los edificios escolares en China hasta
la destrucción a raíz de los huracanes Katrina y Sandy, hasta el fracaso de
el mercado de derivados en la crisis financiera de 2008, avería de la infraestructura
satura una política particular del presente. Por un lado, los gobiernos
y las corporaciones señalan la inversión en infraestructura como fuente de empleo,
acceso, acumulación de capital y provisión pública y seguridad. En el otro
Por otra parte, las comunidades de todo el mundo enfrentan problemas continuos de prestación de servicios,
ación y abandono, y utilizan la infraestructura como un sitio tanto para hacer como para
impugnar reclamaciones políticas. Como las ciudades negras de Michigan o los escombros en Palestina
mostrar con fuerza, la vida material y política de la infraestructura con frecuencia
socavar las narrativas de progreso tecnológico, igualdad liberal y economía
crecimiento, revelando relaciones frágiles y a menudo violentas entre personas, cosas,
y las instituciones que las gobiernan o las abastecen. Esta tensión, entre
aspiración y fracaso, provisión y abyección, y progreso técnico y
su parte más vulnerable: hace que la infraestructura sea un lugar productivo para examinar

Introducción 3

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 5

constitución, mantenimiento y reproducción de la vida política y económica.


¿Qué prometen las infraestructuras? ¿Qué hacen las infraestructuras? Y que hace
atención a sus vidas: su construcción, uso, mantenimiento y avería;
su poética, estética y forma, ¿revelan?
En los últimos años, los antropólogos culturales se han planteado estas preguntas
estructura. Como resultado, la infraestructura ya no se invoca solo como un
herramienta, como, por ejemplo, en la famosa invocación de Louis Althusser (1969) de
estructura en la teorizacin del capitalismo, pero como en s mismo el objeto de
gagement (consulte Larkin 2013 para obtener una descripción general útil). Este volumen muestra cómo el aceite
plataformas y cables eléctricos, carreteras y tuberías de agua, puentes y sistemas de pago

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

articular las relaciones sociales para hacer una variedad de aspectos sociales, institucionales y materiales
cosas (im) pos si ble. Estas infraestructuras "duras" son clásicamente antropológicas
temas cal, porque la atención a ellos es también atención a la sociabilidad, a la
formas en que la infraestructura "atrae a las personas, las atrae, las fusiona y gasta
sus capacidades. . . . La gente trabaja en cosas para trabajar entre sí, ya que estas cosas
trabajar en ellos ”(Simone 2012).
La infraestructura, como el estado en un momento teórico anterior, a menudo
acechaba en el trasfondo de la investigación antropológica. ¿Por qué el aumento de
interés temporal? Como pregunta Antina von Schnitzler, "¿Por qué la infraestructura, por qué
ahora, y con qué fin ”(von Schnitzler 2015; ver también Boyer, este volumen)? A
responder a esta pregunta, von Schnitzler se ocupa de las formas en que el apartheid
fue promulgada en Sudáfrica a través de la gestión diferencial de infraestructura
estructura. La atención etnográfica a la infraestructura revela cómo la política no
sólo está formado y constreñido por prácticas jurídico-políticas, pero también toma
forma en un terreno tecnopolítico formado por tuberías, redes de energía e inodoros.
La atención a la infraestructura, sostiene von Schnitzler, es clásicamente antropo-
Lógica porque proporciona un marco para desfamiliarizar y repensar la política.
Sin embargo, para reconocer por qué la infraestructura ha emergido de nuevo como un análisis y
objeto gráfico en este momento, también debemos atender a la infraestructura
el desempeño como una tecnología de gobierno liberal.
En su libro The Rule of Freedom (2003), el historiador Patrick Joyce demostró
muestra cómo surgió la construcción y gestión de la infraestructura
como una tecnología clave del gobierno que fue fundamental para el desempeño de
liberalismo (ver también Mitchell 2011). Privilegiando la circulación de personas
Y cosas, las infraestructuras también sirvieron para permitir a los estados separar la política de
naturaleza, lo técnico de lo político y lo humano de lo no humano.
Así despolitizada, la gestión de las infraestructuras como problema técnico
formaron las bases sobre las cuales los sujetos fueron "liberados" para participar en la sociedad civil
ety y producir vida económica. Las infraestructuras dieron forma a las relaciones entre

4 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 6

estados y sujetos por un lado, y corporaciones y cir cuitos capitalistas en el


otro. Las infraestructuras han seguido siendo un elemento central del trabajo del gobierno desde
siglo XIX, y como estas referencias iniciales a las infraestructuras de
Argelia colonial, los Estados Unidos contemporáneos y Palestina demuestran,
Esta forma de gobernanza conocida como liberalismo debe entenderse siempre, desde
su inicio, como garantía de las libertades de algunos a través de la subordinación,
colonización y racialización de otros (Singh 2005; Melamed 2006; Sheth
2009; Molinos 2011). Las infraestructuras han sido tecnologías que utilizan los estados modernos
no sólo para demostrar el desarrollo, el progreso y la modernidad, dando a estas categorías
teorías de su estética, forma y sustancia (Larkin, este volumen), sino también
diferenciar poblaciones y someter a algunas a una muerte prematura (Fanon 1961; Gilmore
2007; McKittrick 2011).
A medida que la modernidad liberal se ha desplazado (en parte) hacia la posmodernidad neoliberal,
Los componentes del neoliberalismo han argumentado que determinados tipos de infraestructuras
son necesarios para el capitalismo y, como tales, deben ser producidos continuamente (por

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

estados, corporaciones o diferentes combinaciones de estos) para asegurar la confiabilidad


de los flujos de capital y trabajo. Hoy, como naciones-estados, particularmente en el mundo
Sur, buscan cambiar sus términos de integración a la economía global, ellos
han emprendido proyectos de infraestructura dramáticos en diversos ámbitos financieros y
gineering relaciones con empresas privadas. En gran parte debido a la inversión extranjera
en su infraestructura, el pequeño país centroafricano de Guinea Ecuatorial
tenía la relación más alta entre inversión y producto interno bruto de cualquier país
economía mundial en 2013 (Harrison 2013). En India, China y otros lugares,
los gobiernos ven la construcción de carreteras y sistemas de telecomunicaciones
como esencial para la producción de bienes y servicios para los mercados como
tant como América del Norte y África subsahariana. La rápida construcción de
infraestructuras en estos estados-nación está, a su vez, cambiando la geografía de las
experiencia en estructura. Empresas chinas e indias se pueden encontrar en todo
África continental y Suramérica, exportando mano de obra, capital e insumos como
acero para construir infraestructuras mucho más allá de sus fronteras nacionales.
Coexiste la ráfaga desigual de inversiones en infraestructura en el Sur global
con su imagen especular en los Estados Unidos y el Reino Unido, donde
Los regímenes de austeridad neoliberal han retirado fondos públicos para la construcción y
mantenimiento de la infraestructura. Tales regímenes subsisten desgastando el keynesiano
inversión en carreteras, ferrocarriles, líneas de agua, sistemas de alcantarillado y telecomunicaciones
sistemas de comunicación de un momento histórico anterior. En ausencia de mantenimiento
trabajo financiero por un lado, y refiguraciones neoliberales de redes de infraestructura
Por otro, las infraestructuras existentes se han deteriorado hasta tal punto que
se están descomponiendo con más frecuencia (Bennett 2010). Este momento ha hecho

Introducción 5

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 7

infraestructura visible en el Norte global de diferentes formas. Como Dominic Boyer


argumenta en este volumen,

El keynesianismo que precedió al neoliberalismo, dominando el occidente


teoría y política económica política desde aproximadamente mediados de la década de 1930 hasta
mediados de la década de 1970, a menudo utilizaba proyectos de obras públicas a gran escala como
instrumentos para la gestión del trabajo, la "demanda agregada" y la
lazos de ciudadanía. Treinta años de privatización, financiarización y globalización
balización más tarde, este legado de "infraestructura pública" se ha convertido en
raído, capturando una sensación general de evaporación del futuro en el medio
Dium de tuberías corroídas y hormigón roto. Por supuesto, el neoliberalismo
promovió inversiones e innovaciones agresivas en sistemas de infraestructura
necesarios para el avance de la financiarización y la globalización (no
menos telecomunicaciones, Internet y transporte). Al mismo
tiempo, las temporalidades de la infraestructura se ven bastante diferentes de las per-
spective del Sur global donde. . . la ruina es un compañero constante
de infraestructura. Pero en todo el Norte global, uno no puede ser criticado por
sintiendo una creciente sensación de descomposición que se extiende por muchas infraestructuras
Ambientes. Por lo tanto, el giro hacia la infraestructura podría verse como algo
algo así como un New Deal conceptual para las ciencias humanas: un retorno de
preocupaciones reprimidas del desarrollismo público a un entorno académico

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

ambiente que, como gran parte del resto del mundo, se ha saturado
con mensajes y lógicas centrados en el mercado durante las últimas tres décadas.

Boyer nos anima a mirar más allá de esta nostalgia por el keynesianismo impulsado por el petróleo,
para ver el giro infraestructural en cambio como parte de la más amplia antiantropocéntrica
a su vez en las ciencias humanas. Toma el turno de la infraestructura como una señal de “que
nos estamos rearmando conceptualmente para la lucha contra la Antropo-
cene y la modernidad que lo hizo ”, una provocación a la que volvemos más adelante en
esta introducción.
Dentro y más allá de las historias del (neo) liberalismo que describimos, la infraestructura
La naturaleza es una parte integral e íntima de la vida social diaria: afecta dónde y dónde
cómo vamos al baño; cuando tenemos acceso a la electricidad o Internet;
dónde podemos viajar, cuánto tiempo se tarda y cuánto cuesta llegar allí; y
cómo se abastece nuestra producción y consumo de combustible, materias primas,
y transporte. Es importante subrayar lo que puede parecer evidente: infra
las estructuras dan forma a los ritmos y estrías de la vida social. Clase, género, raza y
el parentesco se refracta a través del acceso diferenciado a la infraestructura,
saber si hay agua o electricidad disponible y para quién (Ferguson 2012).
Quien, en una familia o comunidad determinada, lleva agua del arroyo o de un

6 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 8

¿Grifo comunitario en el hogar? ¿Qué familias pueden pagar un generador diésel en la azotea?
erator? Las redes celulares también remodelan las socialidades de género: nueras
en Delhi se les puede permitir salir de casa, pero sus movimientos son monitoreados
por llamadas cada pocos minutos; FaceTime y WhatsApp cambian formas de familiar
conexión y comunicación a distancia. Pero incluso estas ideas provocan
más preguntas que respuestas. Tomemos la electricidad, por ejemplo: aparte del hecho
que la gente hace conexiones ilegales, sabemos muy poco de cómo es la electricidad
realmente utilizado dentro de los hogares. ¿Para qué usa la gente la electricidad? Que usos hacen
que consideran esencial (Degani 2013; Kale 2014)? ¿Cómo se integra la electricidad?
en la vida diaria de las personas, desde la tarea para los niños hasta el entretenimiento y la diversión.
actividades seguras (tv, radio, computadora, internet, etc.)? Incluso como empresas de servicios públicos y
Los gobiernos perciben una necesidad creciente de manejar la escasez e imaginar la energía
transiciones, saben muy poco sobre el uso diario, las necesidades diarias y lo que podría
ser socialmente posible. La promesa de la infraestructura, entonces, es multivalente. Esta
índices de volumen no sólo la desconexión radical y el abandono, sino también
piración, la prospectiva y el futuro, tanto de las propias infraestructuras como de
nuestro trabajo con ellos. Presentamos un conjunto de académicos que trabajan en infraestructura
hoy, pero también hacemos un gesto a todo el trabajo que queda por hacer.
Por supuesto, cualquier futuro se construye sobre un pasado. La relación entre
La infraestructura, el medio ambiente y la modernidad han preocupado a la antropología desde
el comienzo de la disciplina. Materialistas culturales como Leslie White (1943),
Marvin Harris (1966), Julian Steward (1955) e incluso Marcel Mauss (2008)
fueron críticos con las historias de modernización de retraso y carencia, a menudo contadas a través de gestos
turas a la sofisticación tecnológica de lo que se creía que eran discretas
culturas. Estos teóricos prestaron mucha atención a las formas en que el riego,
energía, y otros sistemas técnicos mediaron las relaciones entre los entornos locales

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

mentos y prácticas laborales y culturales. En su famosa consideración de mojado y


tecnologías de riego en seco, por ejemplo, Clifford Geertz (1972) llamó la atención
a las formas en que estos produjeron diferentes tipos de personas y au-
Thorities. Comprometido con el trabajo de Geertz, Stephen Lansing (1991) asistió
más cercana a los "paisajes diseñados" del riego en Bali, lo que demuestra
cómo estos regímenes de infraestructura transforman y humanizan la naturaleza, generando
Instituciones políticas duraderas.
El trabajo más reciente ha desarrollado aún más este compromiso al prestar atención a
formas en las que los entornos y los paisajes deben rehacerse para que la infraestructura
las estructuras pueden comportarse de acuerdo con diseños humanos. Tales proyectos para gestionar
y los paisajes del orden son siempre logros provisionales, que dependen de la
personal confiable para las personas y entornos que no siempre están bajo
el control de ingenieros y planificadores (Ballestero 2015). Por ejemplo, Ashley

Introducción 7

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 9

Carse (2014) demuestra cómo las cuencas hidrográficas distantes en las tierras altas de Panamá
los bosques necesitan ser construidos y ampliados continuamente como, en efecto, la infraestructura
tura de la infraestructura, de modo que estos entreguen cantidades confiables de agua para el
Canal de Panama. Como la materialidad de la tierra, la confiabilidad de la lluvia y la
Los reclamos políticos sobre la cuenca son variables, la eficacia del canal depende
sobre el grado en que ingenieros, hidrólogos y políticos pueden
movilizar el agua que necesita para funcionar. Sin embargo, ¿hasta qué punto podríamos esperar
naturaleza para continuar sirviendo como infraestructura de infraestructura (Jensen 2017)? Como
Los seres humanos intervienen en los procesos climáticos, geológicos y evolutivos del
Antropoceno (Chakrabarty 2009), tanto los efectos como el futuro de la
Los proyectos de infraestructura parecen cada vez más débiles.
Este volumen está en deuda con enfoques anteriores en el campo, no solo en antro-
pology, sino también en geografía urbana y sts. Por lo tanto, antes de pasar a los tres
intervenciones del volumen (sobre el tiempo, la política y la promesa), esquemáticamente
exponen una serie de genealogías sobre las que se basa este volumen: (1) marxista crítico
perspectivas de Althusser a Walter Benjamin, y los estudios de desarrollo
la literatura en la que han influido; (2) el gobierno de la diferencia en las ciudades; y
(3) la letra pts que atiende a la práctica del diseño y la ingeniería.
Parte de la intervención de este volumen, y la antropología emergente de la
infraestructura de la que forma parte, es preguntar cómo estas genealogías pueden
planteados a nuevos fines etnográficos, políticos y teóricos.

Marxismo, desarrollo y el telos de la infraestructura


Buscando dar cuenta de los cambios sociales y políticos provocados por la
revolución industrial, los teóricos marxistas y liberales a menudo desplegaban meta-
de infraestructura y tecnología para hacer sus casos. Tomemos, por ejemplo,
Referencias marxistas a la infraestructura en la teorización del capitalismo. En un famoso
pasaje, escribe Althusser, “Marx concibió la estructura de cada sociedad como
constituida por 'niveles' o 'instancias' articuladas por una determinación específica: la
infraestructura, o base económica (la 'unidad' de las fuerzas productivas y la

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

relaciones de producción) y la superestructura, que a su vez contiene dos niveles


els 'o' instancias ': lo político-legal (la ley y el Estado) y la ideología (la
ideologías ferientes, religiosas, éticas, legales, políticas, etc.) ”(1961: 134,). Althusser
especifica que su invocación de la infraestructura es una metáfora: “Como toda meta-
Por lo que esta metáfora sugiere algo, hace que algo sea visible. ¿Qué? Pre-
Ciertamente esto: que los pisos superiores no podrían 'permanecer arriba' (en el aire) solos, si lo hicieran
no descansan precisamente sobre su base. Así, el objeto de la metáfora del edificio
es representar sobre todo la 'determinación en última instancia' de la economía

8 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 10

base ”(135). La famosa metáfora del edificio de Althusser se basa en el significado


del prefijo "infra" (debajo, debajo o dentro) para hacer un argumento sobre
autonomía relativa, acción recíproca y determinación en última instancia entre
entre infraestructura y superestructura.
Buscando escritos tempranos en el pensamiento social para relatos más literales de
infraestructura como una forma material en oposición a un dispositivo heurístico, observamos que
La infraestructura a menudo aparece como un marcador temporal en el tecnodesarrollo
teleologías (Engels [1884] 2010) que no solo animaron enfoques marxistas
capitalismo y teorías de la modernización económica (Rostow 1960), sino también
desempeñó un papel similar en la teoría antropológica temprana. Por ejemplo, en su at-
tentado a colocar diferentes culturas en una humanidad común más amplia, Lewis Henry
Morgan ([1877] 2004) vio el desarrollo tecnológico como la fuerza detrás
desarrollo cultural, lo que sugiere que los cambios en las instituciones sociales,
Las ideologías e ideologías emanaron de los avances tecnológicos. Una cultura
La "llegada" en cada etapa progresiva estuvo marcada por una firma tecnológica
logro: fuego, arco y flecha, agricultura de regadío, fabricación de hierro y
pronto. Las infraestructuras y tecnologías aquí son tanto materiales como simbólicas,
en lugar del desarrollo de una cultura (o de una economía) a lo largo de un tempo lineal
escala ral. Dentro de estas teorías ahora descartadas de la progresión teleológica,
puede encontrar las semillas del insight analítico. Tome la "Construcción de hierro F" de Benjamin
del Proyecto Arcades. Incluso cuando participa en ideas desarrollistas sobre
etapa de la civilización marcada por el hierro, Benjamin también llama nuestra atención sobre
la indivisibilidad de la “política y poética” de la infraestructura (Larkin 2013)
y las formas en que los materiales están siempre "en las garras de los sueños" (152) y vienen
con “el peculiar e inconfundible mundo onírico que les une” (156).
Las propiedades de tracción del hierro permiten que se convierta en un material fantástico.
formaciones: rascacielos, arcadas y puentes; formaciones que celebran un lanzamiento
de la tierra y sus historias, apuntando en cambio a un tiempo y espacio orientado
Al futuro.
A finales del siglo XX, los enfoques materialistas del desarrollo sin
bajo la crítica postestructural, particularmente en antropología (Marcus y
Fisher 1986; Gupta y Ferguson 1992). Los antropólogos se basaron en el trabajo de
Michel Foucault para argumentar que la realidad material no existe en dependencia de
o antes de las prácticas representativas. Los discursos, las narrativas y el lenguaje dan
forma a la infraestructura tanto como concreto, alambres o regulaciones de zonificación (Fergu-
hijo 1994; Escobar 1995). Los antropólogos también llamaron la atención sobre las múltiples

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

historias, geografías y temporalidades en relación con qué estados, infraestructuras


y sus proyectos desarrollistas se situaron (Gupta 1998; Nugent
2004). Las naciones y el desarrollo nacional, como tal, no existían en el vacío,

Introducción 9

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 11

tiempo lineal que era cuantificable por el estado de la economía o su habilitación


medio tecnológico (Anderson 1983; Gupta 1998). En cambio, las organizaciones políticas están situadas
Atado heterocrónicamente, parcialmente formado pero no determinado por infraestructuras.
y tecnologías gubernamentales que buscan proliferar (Chatterjee 2004).

Ciudades y gobierno de la diferencia


Si bien la infraestructura en sí no siempre ha sido un análisis central en el
Las ciencias, los sistemas y las normas de distribución han interesado desde hace mucho tiempo a los arqueólogos.
gistas, historiadores, antropólogos y geógrafos. Distribución, por supuesto,
apunta indirectamente a las formas en que las infraestructuras (carreteras, redes de energía)
obras y sistemas de agua: redistribuir los recursos, formar organizaciones políticas y tener
efectos políticos. Estudiosos de las infraestructuras de riego, como presas y canales,
por ejemplo, han demostrado cómo funcionan, mientras se construyen,
desplazar a millones de residentes a fin de redistribuir los recursos a un
pocos más poderosos (Kothari y Bhartari 1984). Este enfoque ha sido
especialmente bien desarrollado en geografía urbana, donde los estudiosos se han basado
Enfoques marxistas del entorno construido, centrándose en la producción y
diferenciación del espacio, a menudo en relación directa con el capital. Infraestructura de
desarrollo, señalan Colin McFarlane y Jonathan Rutherford (2008), es
fundamentalmente un proceso político. La infraestructura, como la ciencia, es un "propósito político
demandado por otros medios ”(Latour 2012: 38). Stephen Graham y Simon Marvin
(2001) adoptan un enfoque de Lefebvrian (1991) para el espacio urbano y la infraestructura.
En Splintering Urbanism (2001), cuestionan la singularidad, ubicuidad y
formas de infraestructuras que se dan por sentadas, instándonos a prestar atención a
como procesos dinámicos y congelados de organización de las finanzas, el conocimiento,
y poder:

Un enfoque crítico en la infraestructura en red: transporte, telecomunicaciones


comunicaciones, energía, agua y calles: ofrece una energía poderosa y dinámica
forma nmica de ver ciudades y regiones urbanas contemporneas. . . . Cuando
Nuestro enfoque analítico se centra en cómo los cables, conductos, túneles, conductos,
calles, carreteras y redes técnicas que se entrelazan e infunden
se construyen y utilizan ciudades, el urbanismo moderno surge como una
Proceso socio-técnico extraordinariamente complejo y dinámico. . . . Como
capital que está literalmente "hundido" e incrustado dentro y entre la fábrica
rico de las ciudades, [las infraestructuras urbanas] representan acumulaciones a largo plazo
de finanzas, tecnología, know-how y organización y geopo liti ca
poder. (Graham y Marvin 2001: 8)

10 Appel, Anand y Gupta

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Pagina 12

Para Graham y Marvin, la infraestructura es un conjunto de sociotecnia y


las ciudades se hacen a través de conjuntos de infraestructura. Pero en lugar de pensar
de redes de hardware distantes o distantes, invocan a Raymond Williams
(1973) "estructuras del sentimiento" para señalar que las infraestructuras también dan forma y
están moldeados por experiencias humanas cotidianas y sentimientos de esperanza, inclusión,
violencia y abandono.
Parafraseando a Susan Leigh Star (1999), estudiar una ciudad y descuidar sus alcantarillas
y fuentes de alimentación, no solo se pierden aspectos esenciales de la justicia distributiva
y el poder de planificación, pero también sueños y aspiraciones, quiebras y suspensiones
y los ritmos íntimos de cómo nos lavamos o vamos al baño, cómo
ver en la oscuridad o enfriar nuestra comida, y cómo viajamos a través del espacio (379). Si es urbano
Los geógrafos han llamado la atención sobre las formas materiales de infraestructura, y
las formas en que diferencian y estructuran la vida urbana, los antropólogos
han atendido más de cerca la experiencia vivida de aprovisionamiento desigual
y pertenencia diferenciada en las ciudades (Caldeira 2000; Chu 2014; Schwenkel
2015a). Los residentes de la ciudad a menudo rechazan esta pertenencia diferenciada,
hacer reclamos de pertenencia social, pertenencia política y derechos a la
nidad en términos de infraestructura, ya sea imaginaria, potencial o abandonada (von
Schnitzler 2013). Por el contrario, los grupos pueden identificar las relaciones cotidianas con
infraestructura marcada por la interrupción, improvisación y modificación como un
metonimia de su marginalidad (Ferguson 1999; P. Harvey 2010; Anand 2017).
Considere una infraestructura vial. Comunidades que no están conectadas a
el estado-nación por carreteras a menudo se ve a sí mismo como marginado por su ausencia
(Harvey, este volumen). Dado que las carreteras están asociadas con el desarrollo,
mejora y modernidad, las carreteras son sitios de repre sentación y aspiración
(Coronil 1997; Larkin 2008). Sin embargo, aunque los sujetos políticos desean las carreteras,
no siempre se utilizan de la forma que pretenden los planificadores estatales (Mrázek 2002). Ser-
Durante mucho tiempo, sus diseños son reutilizados, alterados y poblados por los heterogéneos
sueños, deseos y prácticas que confunden las metas y las intenciones de
sus diseñadores (Scott 1998; de Certeau 2002; Mrázek 2002).
Críticamente, aunque los antropólogos han estado especialmente atentos a la heterogeneidad
vidas erosionadas formadas por la infraestructura en las ciudades, también han llamado la atención
a las formas flexibles y provisionales en las que las redes sociales intervienen cuando el material
las infraestructuras no cumplen (Simone 2004; Elyachar 2010). Tuberías de agua, eléctricas
Las redes de tricidad y las carreteras siempre se rompen, necesitan un mantenimiento constante,
y regularmente son reclamados por grupos autorizados y no autorizados por la ciudad
gobierno. Además, otros marginados constantemente hacen reclamos y
Forman infraestructuras más allá de las controladas por el estado. De esta manera, en
Las estructuras son fundamentalmente conjuntos sociales (Schwenkel, este volumen). En

Introducción 11

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 13

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

insistiendo en que vemos "a las personas como infraestructura", AbdouMaliq Simone (2004) dibuja
atención a las formas en que las relaciones sociales son un elemento central, oculto y vital.
Sistema de apoyo necesario para vivir en ciudades. En lo que a algunos les parece las ruinas
del centro de la ciudad de Johannesburgo, una "infraestructura social altamente urbanizada" (Simone
2004: 407) permite a las personas improvisar vínculos socioeconómicos entre sí,
proporcionando lo que no han logrado los servicios públicos fallidos o el empleo en el sector formal. A
Cita Simone, "La infraestructura se entiende comúnmente en términos físicos, como
sistemas reticulados de carreteras, tuberías, alambres o cables. . . . Por el contrario, deseo
extender la noción de infraestructura directamente a las actividades de las personas en la ciudad ”
(407). En otra parte, Simone (2012) señala que los sistemas reticulados (en
que se centra en este volumen) son en sí mismos lugares de las actividades de las personas, y
no puede descartarse tan fácilmente como "meramente" físico. Como empleados de la ciudad y
los residentes por igual invierten trabajo y cuidado en las prácticas diarias de mantenimiento
y reparan, hacen ensamblajes más que humanos de infraestructura que son
generativo de materializaciones diferenciadas de derechos, recursos y aspiraciones
ciones en la ciudad.

Estudios de ciencia y tecnología: política de ingeniería


Los historiadores y sociólogos de la tecnología han estado a la vanguardia de un
gire hacia la infraestructura en las ciencias sociales. En su influyente trabajo,
Susan Leigh Star y Karen Ruhleder insisten en que "la infraestructura solo aparece
como una propiedad relacional, no como una cosa despojada de uso ”(1996: 113). Más bien que
siendo algo singular, la infraestructura es en cambio una articulación de materialidades
con actores institucionales, regímenes legales, políticas y prácticas de conocimiento que
constantemente en formación a través del espacio y el tiempo (Ribeiro 1994; Mitchell 2002;
Edwards 2003). En consecuencia, las infraestructuras rara vez se construyen mediante la construcción del sistema.
ers desde cero. En cambio, se crean a través de compromisos,
mejores proyectos de mantenimiento y reparación (Mitchell 2002; Graham and Thrift
2007; Jackson 2014). Tienen historias y "crecen" gradualmente en una dinámica
Entorno námico temporal, espacial y político (Edwards et al. 2009: 369).
Están formados con las moralidades y materiales de la época y política.
momento en el que se encuentran (Hughes 1983). Nacional de Guinea Ecuatorial
sistema de carreteras y edificios relucientes de rápida construcción, por ejemplo, son
mucho y en la época de la extracción de aceite; fueron construidos para anunciar el
riqueza espectacular, aunque temporal, del petroestado para los residentes nacionales y
visitantes internacionales por igual (Coronil 1997; Apter 2005; Limbert 2010; Appel
2012a, 2012b).

12 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 14

Surgiendo del reconocimiento de que las infraestructuras crecen temporalmente y


incrementalmente, los eruditos de STS han estado particularmente atentos a los
naturaleza de la experiencia de quienes gestionan, mantienen y amplían las infraestructuras.
En lugar de asumir que los expertos (ingenieros corporativos, funcionarios estatales, plomeros)
poseen una experiencia ya formada que despliegan para actuar y reparar la infraestructura

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

problemas estructurales, los académicos han demostrado cómo la experiencia y la autoridad


surgen de prácticas heterogéneas improvisadas y comprometidas que son
realizado en medio de conocimientos parciales y materialidades intransigentes (Law 1987;
Bowker 1994; Harvey y Knox 2015). Las infraestructuras no tienen héroes u obvi-
constructores de sistemas sentados en oficinas con aire acondicionado que les dan vida
desde la distancia (Furlong 2014). Expertos, a menudo por su propia cuenta, solo
tienen un conocimiento parcial de su funcionamiento y están constantemente comprometidos por
las materialidades y contingencias de los proyectos de infraestructura (Bowker 1994;
Harvey y Knox 2015). La experiencia en ingeniería se realiza en el campo, a través de
esfuerzos para reparar y hacer que las infraestructuras vuelvan a funcionar.
Como tal, los sociólogos de la tecnología se han ocupado de la labor de gestionar
y mantenimiento de la infraestructura. Así como los antropólogos comprenderían mejor
el funcionamiento del estado atendiendo a las prácticas de los gobiernos de nivel inferior
oficiales (Gupta 1998; Sharma 2008), Susan Leigh Star ha instado a los académicos a
centrarse en los trabajadores de infraestructura muy comunes, como conserjes y limpiadores,
que de otra manera pasan desapercibidos en la vida cotidiana (Star 1999: 386). Estos trabajadores son
vital para la distribución diaria y la vida social de la infraestructura. Antropolo-
Las mentes han comenzado a seguir la provocación de Star. Una atención a las prácticas de
Los administradores y técnicos de nivel bajo y medio desafían cualquier carácter fácil
terizaciones de la tecnopolítica como se ejerce desde lejos (Anand 2017). Finalmente, pts
Los académicos también han instado a los especialistas en infraestructura a prestar más atención a “aquellos
en el extremo 'receptor' de la infraestructura ”- aquellos que están sujetos a su distribución
regímenes de acción y marginación en la vida cotidiana (Edwards et al. 2009: 371). Como
Edwards y col. pregunte: "¿Cómo se pueden hacer las reclamaciones sobre, a través y contra la infraestructura?
formulados, ganados y escuchados? ¿Qué constituye una representación adecuada o
participación en el proceso de cambio y desarrollo infraestructural? Debajo
¿Qué condiciones pueden rivalizar con los intereses de la infraestructura (grandes y pequeños, modestos y
profundo) ser reconocido, abordado y acomodado, de manera que
Mejorar la legitimidad, idoneidad y eficacia a largo plazo de la infraestructura
¿cambio?" (Edwards et al. 2009: 372).
Los antropólogos están bien posicionados para responder estas preguntas a través de
estudios nográficos de infraestructura. Una atención a las materialidades y la sociedad
Alidades que se reúnen para formar infraestructuras prometen demostrar tanto

Introducción 13

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 15

cómo se forman estos sistemas de apoyo vitales, y también cómo aportan otros
las cosas a ser y constituyen mundos sociales (Ferguson 2012: 559).
En este volumen, reunimos ideas de pts, estudios urbanos y
estudios de desarrollo para hacer preguntas críticas sobre cómo estudian los antropólogos
infraestructura. ¿Qué sucede cuando la infraestructura deja de ser una metáfora?
¿Qué sucede con la elaboración de teorías y la práctica etnográfica cuando los caminos, el agua
tuberías, puentes y cables de fibra óptica en sí mismos son nuestros objetos de compromiso.
ment? ¿Cómo nos tomamos en serio las fantasías y deseos desarrollistas de
infraestructura moderna, a menudo articulada por los propios sujetos marginados
(Ferguson 1999)? Un enfoque en la infraestructura nos permite considerar seriamente

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

la articulación (y disrupción) entre las tecnologías de la política y la


política de la tecnología (Barry 2001; Anand 2011). Al cambiar nuestra atención a
infraestructuras como objetos etnográficos prometemos nuevos teóricos y po-
visión liti ca tanto de la antropología como de la antropología. Como Chakrab-
La provocación de Arty (2000) para "provincializar Europa", atención a la infraestructura
nos obliga a preguntar: ¿Qué vemos de manera diferente y qué entendemos de otra manera cuando
desplazar el centro analítico? Vemos los estudios de infraestructura como una reactivación contundente.
relación con el género, la raza, el colonialismo, la poscolonialidad y la clase en los nuevos
terreno cal y po lítico. La infraestructura proporciona un sitio en el que estas formas de
el poder y en igualdad se reproducen o desestabilizan, en los que se les da
forma, ocasionalmente obstinación y, a menudo, contingencia. Precisamente porque todos
se sitúa el conocimiento (Haraway 1991), desde dónde pensamos y qué pensamos
sobre afecta lo que somos capaces de pensar. Pensando desde y con
La infraestructura permite descentramientos y provincializaciones nuevos y productivos:
La compresión del espacio-tiempo, por ejemplo, depende del material en disputa y
elecciones téticas; y la gobernanza liberal ya no es la racionalidad a distancia, sino
prácticas políticamente íntimas. Y estos son los temas: el tiempo, la política,
y promesa, alrededor de la cual organizamos el volumen y el resto del
Introducción.

Tiempo y temporalidad
Brian Larkin (2013) comienza su influyente ensayo sobre infraestructura observando
que “las infraestructuras son redes construidas que facilitan el flujo de mercancías,
personas o ideas y permitir su intercambio en el espacio ”(328). Espacio y
La espacialidad viene naturalmente a la mente cuando se piensa en las características de la infraestructura.
y efectos. Distancia del puente de infraestructuras; carreteras, ferrocarriles, cables y tuberías
ayudan a conectar un punto con otro, y dependen en gran medida de y
constitutivos de los contextos geográficos locales (Hughes 1983; Coutard et al. 2004).

14 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 16

Ya sea que uno piense en canales de transporte como líneas de ferrocarril o rutas de vuelo,
de cables eléctricos y de comunicación, o el movimiento de recursos como el agua
o aceite en oleoductos, es la conexión a través del espacio lo que es fundamental para el
funcionamiento de la infraestructura. Como observa Larkin, "Desde hace algún tiempo, los eruditos
en los estudios de ciencia y tecnología y geografía han analizado cómo infra-
Las estructuras median el intercambio a distancia, trayendo diferentes personas, objetos,
y espacios en interacción y formando la base sobre la que operar
sistemas económicos y sociales ”(2013: 330). Pero la infraestructura, por supuesto, media
el tiempo tanto como media el espacio (Degani 2013; Hetherington 2014). Infra-
Las estructuras configuran el tiempo, habilitan ciertos tipos de tiempo social mientras deshabilitan
otros, y hacer posibles algunas temporalidades mientras excluye alternativas
(Barak 2013).
Revisando dos ideas que se han convertido en un lugar común en el presente:
compresión espacio-temporal y producción justo a tiempo: demuestra la importancia
bricación del tiempo con infraestructura con particular claridad. Primero, la noción

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de la compresión espacio-temporal, popularizada por David Harvey en The Condition of


Postmodernidad (1989), se refirió en parte a la capacidad de realizar fi-
transacciones financieras en todo el mundo. En segundo lugar, la producción justo a tiempo
a los cambios en la cadena de suministro habilitados por el envío global, la contenedorización y la
piso de fábrica global, todo lo cual recortó drásticamente el capital invertido en la situación de
en los almacenes al alinear más estrechamente la oferta con la demanda, lo que significa
reduciendo considerablemente las posibilidades de una crisis de realización (D. Harvey 1989). Qué
fueron las condiciones de infraestructura que facilitaron el paso hacia el tiempo real
¿actas? Gran parte de esta historia gira en torno a un esfuerzo por colocar fibra óptica submarina
cables que conectaban los centros financieros globales. Como la de Nicole Starosielski (2015)
trabajo demuestra, este proyecto desordenado está profundamente enredado con la vida diaria en
Guam, la vida acuática submarina y el telégrafo y el telégrafo colonial y de la guerra fría
Infraestructuras telefónicas. La producción justo a tiempo también dependía de la instalación
infraestructura de comunicaciones, así como nuevas tecnologías para la in-
control y gestión de ventory, sin mencionar la contenerización y global
envío (Carse 2014). Estas infraestructuras del capitalismo contemporáneo fueron
desarrollado durante largos períodos de tiempo, en un proceso que no fue
agresivo ni uniforme (Rosenberg 1976; Elster 1983). Así, la compresión espacio-temporal
sión es en sí misma un proceso temporal que surge con el
desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación (máquinas de fax, fibra
cables ópticos), una inversión masiva de capital y trabajo para conectar vastas distancias
con estas tecnologías, y nuevos métodos de gestión de inventarios y
logística (Sassen 1991; Starosielski 2015). Una vez instaladas, estas infraestructuras
introdujo nuevas (y siempre más irregulares que retratadas) temporalidades en el

Introducción 15

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 17

mundos de las finanzas, las mercancías y el trabajo, que a su vez cambió la naturaleza
y experiencia del tiempo social y el espacio social.
En Knowing Capitalism (2005), Nigel Thrift escribe que “es demasiado fácil
representan al capitalismo como una especie de gran cazo, todo emociones y derrames. Pero el capitalismo puede
ser performativo sólo por los muchos medios de producir repetición estable
que ahora están disponibles para él y constituyen su base de rutina ”(3; ver también
Gupta 1992). La infraestructura, por supuesto, es el principal entre estos medios de producir
el rendimiento más o menos estable tanto de las transacciones en tiempo real como de las
tiempo de producción. Si bien Thrift no usa el término infraestructura específicamente,
parece estar llamando nuestra atención hacia eso, hacia lo que él llama "el aparato
de instalación, mantenimiento y reparación ”por un lado, y“ el aparato
tu orden y entrega "por el otro". Thrift escribe: "Por alguna razón, per-
tiene que ver con su extrema cotidianidad, estos aparatos están constantemente
ignorados en la literatura, y sin embargo se podría argumentar que constituyen el
cimiento del capitalismo moderno ”(2005: 3).
Pensando en la compresión espacio-temporal y la producción justo a tiempo mediante
Paradójicamente, la infraestructura llama la atención sobre la lentitud del proceso de
acelerando. Por ejemplo, llama nuestra atención sobre la resistencia presente en
cables de telégrafo o fibra óptica: las dificultades que entraña su financiación, y
luego en su instalación y reparación (Barak 2009; Starosielski 2015). Riguroso

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

la atención a la propia infraestructura en realidad ralentiza la compresión espacio-temporal lo suficiente


para ver el retraso, la acumulación, la suspensión, la reparación, la resistencia y la reutilización. Etno-
La atención gráfica a la infraestructura puede “en última instancia socavar cualquier idea de que
economía de velocidad o tiempo, la simplificación más burda de la lógica de la eficiencia,
el corazón del capitalismo. En cambio, podremos explorar la heterogeneidad
formas de ritmo, duración, espera, pausa, obsolescencia y retraso que también
caracterizar sus ritmos generativos ”(Bear et al. 2015: sec. 8; ver también Bear 2015).
El punto más importante aquí es no desplazar el pensamiento sobre el espacio por la lógica de
tiempo, ni privilegiar el tiempo sobre el espacio. Centrándonos en el tiempo y la temporalidad, en
de hecho, nos ayuda a pensar en la espacialidad de formas nuevas e interesantes; permite una re
pensar en la espacialización como un acto y una actividad temporal en sí misma (Althusser 1969;
D. Harvey 2005; Gidwani 2008). La temporalidad está integrada en la expansión espacial,
contracción y descamación. La atención a la vida útil de la propia infraestructura se ralentiza
de esta manera, sintonizándonos con las temporalidades sociales cambiantes que
la estructura produce. Por ejemplo, rara vez se instala un nuevo sistema de metro
todo a la vez (Latour 1996). En cambio, primero se prepara y se pone en marcha una línea principal,
que cambia el tiempo que tardan las personas en desplazarse desde sus hogares
a los lugares de trabajo, o de una parte de la ciudad a otra. También cambia el urbano
forma, a medida que surgen nuevas viviendas, oficinas y tiendas a lo largo de la línea del metro. Real

16 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 18

Los mercados inmobiliarios cambian a medida que las valoraciones de propiedades que podrían haber sido
Pensaron indeseable subir porque ahora están colindantes con la línea del metro. Luego,
a medida que se agregan nuevas líneas al metro, se producen más cambios en los tiempos de viaje
y en la forma urbana. La temporalidad de la infraestructura, por lo tanto, importa un
mucho en la creación de patrones espaciales de vida, trabajo y entretenimiento
ment; influye en la dirección y el grado de extensión espacial; y tiene pro-
encontró impactos sociales y políticos. Como metros y líneas de ferrocarril, carreteras, cable
Las redes, e incluso la comunicación inalámbrica, se extienden espacialmente a lo largo del tiempo, y
es esta temporalidad la que a su vez produce formas variadas de espacialidad y
patrones particulares de sociabilidad.
Un ejemplo perfecto de la interacción temporal entre espacial y social
La extensión es proporcionada por el trabajo de Antina von Schnitzler sobre agua medida y
electricidad en Sudáfrica. En respuesta al suministro de agua cara
y electricidad en los municipios de Sudáfrica, los residentes encontraron una manera de manipular
con el medidor para que no tuvieran que pagar facturas altas. En respuesta,
las empresas de servicios públicos comenzaron a proporcionar conexiones a través de una nueva tecnología a prueba de manipulaciones
de medidores prepago. En este caso, la extensión espacial de agua corriente y electricidad
se encontró con una resistencia política, pero precisamente porque la extensión espacial
desarrollada con el tiempo, esa resistencia estaba envuelta en una nueva tecnología de
gubernamentalidad. Lo espacial, lo temporal y lo político eran mutuamente
producido en este encuentro. O considere el trabajo de Nikhil Anand sobre la política del agua.
tics en Mumbai: la extensión espacial de las tuberías que potencialmente pueden suministrar no
Los asentamientos autorizados con agua municipal dependen de un criterio político-temporal.
trayectoria, una en la que se producen negociaciones elaboradas durante un período prolongado
tiempo entre los residentes de los barrios marginales, los políticos, los ingenieros y los gerentes en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

burocracia hidráulica. El resultado de tales negociaciones es siempre incierto


y sujeto a revisión. Así, la relación entre tener tuberías y tener
el agua siempre está en juego, y puede oscilar de una manera u otra dependiendo
sobre el clima social y político.
Una vez que conceptualizamos las infraestructuras no solo en términos de las diferentes
lugares que conectan, sino como proyectos espacio-temporales, como cronotopos
entonces podremos abrir nuevas formas de pensar sobre la temporalidad y espacialidad
de infraestructura. A diferencia del producto "terminado" del mapa de un planificador, si
pensamos que las infraestructuras se desarrollan en muchos momentos diferentes con
temporalidades desiguales, obtenemos una imagen en la que lo social y lo político son tan
importante como lo técnico y logístico (Gupta, este volumen). De otra manera
Decir esto es que conceptualizar la infraestructura como un proceso en el tiempo asegura
que no se privilegia el lado técnico y logístico de la infraestructura,
o visto como separado de sus lados social y político, o formal y estético

Introducción 17

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 19

(Larkin, este volumen; Schwenkel, este volumen). Prestando atención al tempo


La calidad de la infraestructura nos hace conscientes de que las mismas características técnicas pueden
duce configuraciones de espacio y socialidad muy diferentes a las diseñadas
por planificadores. Muchos proyectos no funcionan según lo planeado porque, como son
presiones sociales y políticas implementadas, obligan a alteraciones en su diseño y
en su función.
Una visión procesual de la infraestructura se centra en las características proteicas de la infraestructura.
formas (Star y Ruhleder 1996; Graham 2010). Mirando a ambos lados y
incluso dentro de las diferentes fases de la vida útil de la infraestructura: diseño, financiación
ing, construcción, finalización, mantenimiento, reparación, avería, obsolescencia,
ruina: se puede ver el funcionamiento de múltiples temporalidades y trayectorias. por
ejemplo, como señala el ensayo de Gupta en este volumen, una vez que un proyecto de infraestructura
ect se inicia, no necesariamente tiene que ser completado. Se puede suspender
o abandonado, retrasado o diferido. Puede resultar en abandono y suspensión
de las luchas sociales y políticas relacionadas con el proyecto, o pueden ser un resultado
provienen de fallas técnicas, políticas y financieras.
Incluso después de que se completa un proyecto, siempre está cambiando. Estos cambios son
debido a la materialidad de la propia infraestructura. Decaimiento y deterioro af-
afectar todos los materiales. Por ejemplo, las tuberías de acero, cobre o pvc tendrán diferentes
tasas de fermentación y probabilidades de falla a lo largo del tiempo. El ciclo de vida de los materiales puede
crean probabilidades altas o bajas de averías y rupturas. Y sin embargo, sin embargo
Los materiales importantes pueden ser para explicar fallas, refiriéndose a las cualidades
de materiales aislados es insuficiente. El tiempo y la vida útil de la infraestructura son
hecho relevante a través de las relaciones históricas con otros.
También tenemos que tener en cuenta las lagunas de conocimiento o la falta de recursos
para el mantenimiento de rutina. Más importante aún, la vida social y política de los
La infraestructura cambia con el tiempo. Con el auge del transporte aéreo, las estaciones de
cline en importancia. De manera similar, las estaciones de servicio pueden volverse menos ubicuas con
el paso a los coches eléctricos. Las carreteras y las líneas de metro a menudo dividen las
munidades o se utilizan en procesos de gentrificación para desplazar a ciertos residentes

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

y dar la bienvenida a otros (Winner 1999; Graham y Marvin 2001). Y qué


¿Qué sucede cuando se suspenden las carreteras o las líneas de tren? Cuando las infraestructuras
parecen desaparecer? En un ensayo preparado originalmente para el proyecto del cual
Este volumen surgió, Catherine Fennell pregunta qué nuevos tipos de socialidad y
obligación surge cuando se abandona la infraestructura (Fennell nd)?
Su ensayo sobre la demolición de la vivienda en el medio oeste industrial tardío de los Estados Unidos
subraya el hecho de que el abandono no es un momento sino un proceso. Como
el stock de viviendas urbanas es arrasado, las controversias políticas y los problemas de salud pública
cern se elevan junto con el polvo liberado a través de la destrucción de ciudades consideradas

18 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 20

“Sobreconstruido” a raíz de la desindustrialización. ¿Cómo es la construcción y


reproducción del tiempo social alterada como resultado? Un enfoque en lo temporal nos ayuda
Piense en las propiedades espaciales, técnicas, materiales, logísticas, políticas y sociales.
de infraestructura juntos.
Centrarse en la temporalidad, sin embargo, es importante por otra razón que ha
que ver con lo que Larkin (2013) ha llamado la poética de la infraestructura. Infra-
Las estructuras son importantes no solo por lo que hacen aquí y ahora, sino
por lo que significan sobre el futuro. Las infraestructuras par ticulares señalan el destino
padres, esperanzas y aspiraciones de una sociedad o de sus líderes. Estados-nación a menudo
construir infraestructuras no para satisfacer necesidades sentidas, sino porque esas infraestructuras
significan que el estado-nación es avanzado y moderno (Ferguson 1999; Apter
2005; Appel 2012b; Harvey y Knox 2015; Gupta, este volumen). Es por eso que
siempre hay una mayor inversión en infraestructuras orientadas al futuro que la justa
tificado por su gasto. Se incorporan nuevos y brillantes aeropuertos con enormes capacidades
muchos países, aunque solo sirven a una pequeña élite, mientras que los menos glamorosos
infraestructuras, que en realidad serían más útiles para los segmentos más pobres
de la población, se ignoran o se pasan por alto. Esta aspiración hacia un moderno
El futuro es a menudo compartido por amplios segmentos de la población. Concentrándose en
estas inversiones evidencian una temporalidad hasta ahora oculta. Visiones diferentes
del futuro, diferentes aspiraciones para la propia vida y para el futuro del
comunidad o nación, juegan un papel importante en la configuración de qué infraestructura
los proyectos encuentran apoyo entre las poblaciones. Como la construcción de infraestructura
tura misma, las inversiones emocionales y afectivas tampoco se forjan de una vez por
todo, pero toma tiempo para formarse, y puede cambiar de positivo a negativo en
un período de tiempo. En otras palabras, la relación afectiva entre personas y
La infraestructura, aunque está moldeada por nociones de futuro, no siempre es positiva.
y en su lugar puede resultar en aplazamiento, ruina, suspensión, abandono y
reutilización (Stoler 2013).
Finalmente, hay otra forma en que la temporalidad de la infraestructura
demuestra ser importante. Las infraestructuras a menudo exceden las vidas humanas (Bowker
2015). Los puentes, carreteras y edificios viven más que la mayoría de los seres humanos y promesas
ise seguir importando después de nuestra muerte. Incluso en una nación relativamente joven
estado como los Estados Unidos, el puente más antiguo y utilizado continuamente data de
finales del siglo XVII. Los efectos de las infraestructuras dependientes de fósiles
combustibles, desde centrales eléctricas de carbón hasta superautopistas, quema de pozos de petróleo y gas

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a los viajes en avión— persistirá en la atmósfera durante muchas generaciones. Nuclear


Los desechos probablemente contaminarán la tierra mucho después de que los seres humanos se hayan extinguido. Petróleo global
La infraestructura ofrece un buen ejemplo de la larga vida útil de la infraestructura,
tanto en su propia vida tenazmente obstinada como en sus vidas posteriores. Un boceto de

Introducción 19

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 21

esta enorme red de infraestructura incluiría 5 millones de pozos productores


en todo el mundo (3.300 de los cuales son submarinos); más de 2 millones de kilo metros
de oleoductos de superficie y otros 75.000 kilómetros a lo largo del fondo marino;
6.000 plataformas petrolíferas fijas y 635 plataformas de perforación en alta mar; y más de 4.000
petroleros que mueven 2.42 mil millones de toneladas de petróleo y productos petrolíferos cada año (Puente
y Le Billon 2013; Appel, Mason y Watts 2015). Este es un trabajo radicalmente
red de infraestructura intensiva y dinámica, en constante reparación, mantenimiento
mantenimiento, expansión y contracción a medida que ciertos recursos se agotan y
se accede a otros, a medida que cambia la geopolítica, y como rentabilidad y política
evoluciona la viabilidad de diversas tecnologías extractivas. La red también es desigual
definido no solo por la exploración, extracción, transporte y entrega, sino también por
fugas, roturas y sabotajes. El Antropoceno, íntimamente ligado al fósil
combustibles, centra nuestra atención en las temporalidades de esta red, no sólo el
inercia grave ante la necesidad de modernización o conversión a otras fuentes de combustible,
pero también, por supuesto, las vidas posteriores atmosféricas de todos sus productos quemados que
sobrevivirá durante mucho tiempo a los pozos, tuberías y camiones cisterna. Pensando en el
La temporalidad de la infraestructura nos lleva a otra forma de pensar más allá del
humano que tiene que ver con otras escalas de tiempo, tiempos que no están reducidos (reducidos)
a la vida humana, y solo extraer significado de esas vidas. Para descentrar a los humanos
es en parte pensar en otros períodos de tiempo, la vida de otras cosas que
dar forma a la vida en el planeta, y la infraestructura es un elemento importante en tal
repensar.
Sin embargo, quizás sea una señal de la capacidad de la infraestructura que podamos
Úselo para pensar en escalas radicalmente diferentes, desde épocas planetarias hasta
actos más íntimos de individuos, familias y comunidades. Es a estas preguntas
relaciones de intimidad, lo que Fennell ha descrito como infraestructura
la carne ”, que ahora veremos para ver cómo la infraestructura nos permite replantear
política.

Infrapolítica: intimidad, públicos, materia

Política
Las infraestructuras son un sitio crítico a través del cual la política se traduce
una racionalidad para una práctica, en toda su complejidad social, material y política
(Humphrey 2005). Son un terreno material y aspiracional para negociar
las promesas y la ética de la autoridad política, y el hacer y deshacer
de temas políticos. Porque las infraestructuras distribuyen recursos vitales a las personas
necesitan vivir (energía, agua, información, alimentos) a menudo se convierten en sitios para

20 Appel, Anand y Gupta

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 22

negociaciones activas entre las agencias estatales y las poblaciones que


regir. Como tal, varios autores en este volumen teorizan cómo se promulga la política
en la vida cotidiana atendiendo a las necesidades de infraestructura. Para hacer esto,
sugieren que prestemos más atención a las formas de infraestructura, las formas en que
sus administraciones reúnen públicos y distribuyen la vida no sólo en términos de
piraciones y posibilidades, pero, en su sentido muy material, florecer y
proliferar la vida. Después de todo, la vida no solo tiene sentido y no es solo simbólica, sino
también es materia. La materialidad de la vida, nos recuerda Didier Fassin,

no es simplemente, en el sentido marxista, el de las condiciones estructurales


que efectivamente determinan en gran medida las condiciones de vida de los miembros
bers de una sociedad dada; es también, en el sentido de Canguilhem, el de la misma
sustancia de la existencia, su materialidad, su longevidad y las desigualdades
que la sociedad le impone. Aceptar esta orientación materialista no es
una cuestión meramente teórica. También es ético. Reconoce que el
la cuestión de la vida sí importa. (2011: 193)

El movimiento #BlackLivesMatter y el Movement for Black Lives han


argumentaron en líneas similares, donde la violencia infraestructural de Detroit y
Flint agudiza los reclamos de justicia infraestructural y plataformas de inversión / desinversión
ordenar un “plan de reconstrucción y reparación de la infraestructura doméstica en todo el país
probar basado en un compromiso con una economía verde y un profundo conocimiento de los
amenaza del cambio climático ”(https : // policy. m4bl. org / invest - desinvertir / ). Fassin, en
En otras palabras, no es el único que señala la política de distribución en los últimos tiempos.
años (véase también Ferguson 2015). El erudito foucaultiano Thomas Lemke (2014)
recientemente instó al "materialismo relacional" para explorar el surgimiento de
modos de gobernar a través de formas materiales. Para comprender sus procesos, Lemke sugiere
gestos, tenemos que articular más cuidadosamente el vínculo entre la "cuestión de
gobierno y gobierno de la materia ”(2014: 14). Para gobernar la infraestructura
La realidad, sostenemos, es gobernar la política de la vida, con todas sus desigualdades.
Las infraestructuras son sitios críticos para la distribución de la vida y un lugar clave para
el desempeño (y la teorización) de la política y los sistemas políticos de hoy. Por ejemplo,
considerar las formas en que las infraestructuras de agua se diseñan, instalan y
gestionado en ciudades. Para producir una infraestructura hidráulica se requiere
una población a definir, delimitar e imaginar mediante un programa de planificación
impuesto. A lo largo de este proceso, los funcionarios gubernamentales, ingenieros hidráulicos y
Las empresas de construcción están llamadas a diseñar un sistema que pueda servir a un
población. Esta población se forma discursivamente a través de prácticas de
contar y medir. Sin embargo, esta población es solo social y
materialmente creado con y a través del flujo diario de agua

Introducción 21

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 23

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a través de los conductos que (hacen o no) siguen, una población que Anand (este
volumen) ha denominado "públicos hidráulicos". Alineamientos de tuberías, política, leyes,
y las políticas reúnen, constituyen y gestionan materialmente la población del
ciudad. Como un servicio gubernamental o una controversia de privatización (como en Detroit,
Delhi, o Mumbai), las tuberías de agua definen no solo quiénes son sus sujetos, sino también
cómo son "tratados" colectiva y diferencialmente por el (público o privado)
instituciones que administran infraestructuras. A través de conexiones diarias y
desconexiones, tuberías, carreteras o cables eléctricos forman poblaciones que son
gobernado de manera desigual y dejado de lado.
Este tipo de atención a la infraestructura trastorna el entendimiento aceptado desde hace mucho tiempo.
de cómo se cumple la regla. Si "el liberalismo es una forma de gobierno que
se desautoriza, buscando organizar poblaciones y territorios a través de la tecnología
dominios lógicos que parecen muy alejados de las instituciones políticas formales "
(Larkin 2013: 328), atención etnográfica a la infraestructura — del público
inodoros a los sistemas de agua municipales, desde carreteras a viviendas con plomo, nos obliga a
repensar la gobernanza y la ciudadanía no a distancia sino presionando en la carne,
a través de cuestiones de intimidad y proximidad. En conjunto, los autores de
Este volumen describe no sólo cómo las infraestructuras interpelan tipos específicos de
temas, pero cómo la inmediatez e intimidad de las infraestructuras permiten
sujetos a “saludar al estado” y reconocerlos como públicos (Anand, este volumen).
La infraestructura no permite que el poder estatal se desautorice. Al contrario,
es una forma íntima de contacto, presencia y potencial, una que sirve como una im-
lugar importante para la evaluación de la moralidad y la ética de los líderes políticos
y el estado.
De hecho, la idea misma de "disrupción" opera con el supuesto de que
las infraestructuras que trabajan silenciosamente son "normales". Una "interrupción" como una huelga
o ralentización del trabajo, llama la atención sobre todo el trabajo que implica hacer
Las infraestructuras funcionan de forma invisible y silenciosa entre bastidores. Por tanto, mientras
Las estructuras pueden planificarse o diseñarse teniendo en cuenta determinadas poblaciones,
Christina Schwenkel demuestra cómo con frecuencia estos son reutilizados por
otros a través de reclamos políticos y prácticas materiales. No estamos discutiendo ni
que las socialidades y políticas de las poblaciones son efectos de infraestructura
formas de infraestructura, ni que las formas de infraestructura sólo sean el resultado de
relaciones y tecnologías calóricas (ver Larkin, este volumen). En cambio, como infra-
estructuras como carreteras, infraestructuras de comunicaciones o redes de energía son
construido a lo largo de vidas más que humanas (Braun 2005; Bowker 2015), la población
ciones y públicos se constituyen iterativamente, con y a través de los materiales
de infraestructura, no solo antes o después de su construcción (Braun y
Whatmore 2011).

22 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 24

Públicos
Los públicos, por tanto, no solo se forman y controlan a través de una extensión
de infraestructuras. Tirando, tirando y exigiendo infraestructuras para recuperar
reconocerlos, servirlos y subjetivarlos, los públicos también se hacen visibles como
manding temas de cuidado estatal. Esto es cierto, por supuesto, no solo de público o

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

infraestructuras de prestación de servicios, pero también de infraestructuras privadas. Al


grado en que las infraestructuras de producción, transporte, entrega y comercialización
zation habilitan las funciones diarias del capitalismo, también son fundamentales para
posibles interrupciones (Mitchell 2011). Huelgas, barricadas, cierres de puertos,
la ralentización del trabajo y el sabotaje dependen del acceso a la infraestructura para
interrumpir el intercambio de bienes, personas, recursos e ideas en el espacio (von
Schnitzler 2016).
Como la construcción de una carretera, la constitución de poblaciones es un proyecto: un
Esfuerzo intensivo en trabajo que a menudo es esporádico y tartamudo. Infraestructuras
no solo nos ayuden a repensar la política, ofreciendo un nuevo terreno sobre el que mirar
cómo los públicos toman forma y se dispersan. También nos ayudan a pensar en la clase
literatura sica sobre pblicos (Habermas 1989; Warner 2002) para mostrar cmo los pblicos
no se hacen simplemente a través de comunidades enunciativas, circulaciones de intención,
texto y discurso que producen esferas incorpóreas de deliberación y fantasía
sistemas de libre circulación. Los autores de este volumen muestran cómo los públicos también
realizadas por infraestructuras que integran colectivos, constituyen sujetos políticos,
y generar aspiraciones sociales. Los diferentes capítulos de este volumen sugieren cómo
los públicos se crean y se previenen a través de la infraestructura
procesos, como la construcción de una carretera (Harvey, este volumen), compartieron
defensa de puentes y centrales eléctricas en ciudades bombardeadas (Schwenkel, este
ume), la política de prestación de servicios municipales (von Schnitzler, este volumen), o
la destrucción masiva de viviendas urbanas en el medio oeste de los Estados Unidos (Fennell nd).
Por supuesto, no existe una relación predecible entre las infraestructuras y la
producción de públicos. Como señala von Schnitzler (este volumen), los medidores de agua
en Sudáfrica tienen la capacidad tanto de constituir públicos como de truncar
o fracturarlos. En otras palabras, el hecho de que las infraestructuras puedan participar
en la realización de públicos no significa que siempre lo hagan. En la contra
Trary, la vitalidad de su forma material está sobredeterminada, y las infraestructuras
fácilmente puede impedir y prohibir la formación de públicos (Rod gers y
O'Neill 2012; Harvey y Knox 2015). Appel (2012b) muestra que un exceso de
inversión privada en infraestructura de empresas petroleras estadounidenses en Guinea Ecuatorial,
naciente de las infraestructuras coloniales, trabaja para abastecer mercados y expatriados
excluyendo deliberadamente a los ecuatoguineanos, de modo que las empresas petroleras
no se hace responsable de los ecuatoguineanos ni de los daños causados ​al

Introducción 23

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 25

población. Fuera de los muros de los enclaves petroleros de EE. UU., El estado ecuatoguineano representa
Los representantes atribuyen rutinariamente un aplazamiento de "el público" - el problema tenaz
lemas de distribución de energía eléctrica, suministro de agua potable, salud y educación
aprovisionamiento, sin mencionar los límites draconianos sobre la prensa y los órganos políticos
izing — a la necesidad de centrarse primero en la infraestructura. Aquí, materializado infra-
las estructuras son a la vez "objetos del futuro y justificaciones del presente
aplazamiento constante ”(Appel, este volumen).

Importar
Que el público pueda ser reunido o impedido por los materiales de la infraestructura,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a menudo a pesar de los imaginarios políticos o las aspiraciones sociales incrustadas en sus
diseño, complica cualquier relación nítida entre materia, acción centrada en el ser humano
recuentos de política y forma de infraestructura. En los últimos años, nuevos materialistas
beca, basándose en investigaciones más establecidas en el campo de las ST, ha instado
que los no humanos sean incluidos como actores en la teorización de la política (Latour
1996; Bennett 2010). Para los nuevos materialistas aquí, los no humanos podrían incluir
otras formas de vida, como las vieiras (Callon 1984); jaguares (Kohn 2013); montañas,
u otros tipos de materia percibida como inanimada en las cosmologías cristianas
(de la Cadena 2010); o sistemas de acoplamiento mecánico (Latour 1996). No humano
Los hombres, nos recuerdan los materialistas vitales, son "vibrantes" y tienen una existencia
y una "fuerza" que está "más allá de lo humano" (Bennett 2011; Kohn 2013; Meehan
2014). Tales eruditos nos instan a atribuir alguna forma de agencia política a la diferencia
diferentes tipos de actores en un ensamblaje de infraestructura. Sin embargo, como Arjun Appadurai
(2015) ha señalado, la nueva investigación materialista sigue careciendo de suficiente
contabilidad ciente de la historia, la diferencia y la responsabilidad (O'Neill y Rod-
gers 2012). Como Appadurai pregunta provocativamente,

Si la agencia en todas sus formas se distribuye democráticamente a todo tipo de


divididos, algunos de los cuales pueden reunirse temporalmente como humanos y
otros como máquinas, animales u otros cuasi agentes, entonces necesitamos
entre paréntesis permanentemente todas las formas de juicio intrahumano, responsabilidad,
y discurso ético? ¿Los tribunales del futuro serán solo jueces de asambleas?
de manos, pistolas, cuerpos, balas y sangre o jeringas, adictos a la heroína,
distribuidores o de ricino- sobres- buzones de correo- mensajeros y similares? Y,
peor, quiénes serán los jueces, testigos, jurados, fiscales y
guardabarros? ¿Desaparecerán nuestras mismas ideas de crimen y castigo en
¿Un paisaje desconcertante de actantes, ensamblajes y máquinas? Si el
Lo único que queda de sociología es la sociología de la asociación, entonces la única
¿La culpa dejada es culpa por asociación? (2015: 24)

24 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 26

Varios ensayos de este volumen han abordado estos debates contemporáneos, como
tratamos de ampliar el campo de la acción política mientras nos mantenemos atentos a nuestra
investigación etnográfica que revela acreciones históricas y sociales de la diferencia,
marginalidad y responsabilidad entre actores humanos. Juntos, demostramos
demostrar cómo la materia y las relaciones no humanas no son sólo un sustrato inerte que
cede a los sueños y deseos de actores (humanos) poderosos. En cambio, infra-
Los materiales de la estructura son participantes activos en su forma y, por tanto, también
política. Por ejemplo, en este volumen Dominic Boyer argumenta, a través de una lectura cuidadosa:
de Marx, que podríamos pensar en los materiales de la infraestructura como "un potencial
Sistema de almacenamiento de energía, como medio para reunir y mantener poderes productivos.
[del capital, pero también del estado] en suspensión tecnológica ”. Como un congelado y
proceso transformado de personas y cosas, la infraestructura es generadora y
guion. Sin embargo, sus efectos dependen en gran medida de las mediaciones
de sus materiales. Una desalineación de estas formas materiales puede, como señalamos en el
caso del derrame de Deepwater Horizon, "soplar el mismo arreglo [tenue]

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

'altísimo' ”(Boyer, este volumen).


Sin embargo, al mismo tiempo, no atribuimos a los materiales de infra-
estructura una primacía o una existencia independiente que es discreta y
yond historia (humana) (Larkin, este volumen). Así, Penny Harvey (2015) apunta
que "el punto de interés no es simplemente que los materiales siempre tengan su propio
vitalidad (Ingold 2012) o ejercer un grado de fuerza o agencia autónoma (Ben-
nett 2010), sino que esta fuerza nunca es genérica, ni es simplemente material ".
El hormigón, el acero, el cobre y otros materiales de infraestructura son históricos
formas que emergen a través y con sistemas sociales de ideología, significado y
imaginación. Son dispositivos simultaneamente técnicos y estéticos que son
creado por las relaciones entre la imaginación, la ideología y la tecnicidad
que tienen una historia, un presente y un futuro, constantemente “produciendo nuevas experiencias
ences del mundo ”(Larkin 2015). En este volumen, nos negamos a conceder primacía
ya sea a los poderes de la representación humana para dar cuenta de las formas materiales, o
a los poderes de los materiales en su estado elemental, ahistórico e imaginado
formas de infraestructura termine. En cambio, como las cosas se vuelven políticas sólo a través de
relaciones (Barry 2001), pedimos un reconocimiento de que los materiales y la ideología
juntos participar en la creación de la infraestructura, la política y los públicos. Estas
las relaciones son incómodas y difíciles de anticipar de antemano, pero pueden revelarse
a través de una cuidadosa investigación histórica y etnográfica.
Si el material siempre está atrapado en el significado, una atención a la materialidad
de la infraestructura revela cómo es central para los sentidos, somático y afectivo
formas en que habitamos este mundo (Mrázek 2002; Larkin 2013). Por un lado,
notamos y le damos sentido a la infraestructura a través de una variedad de sentidos. Como

Introducción 25

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 27

Schwenkel argumenta: “La infraestructura, rota o no, a menudo evoca una multiplicidad
de sensaciones incorporadas a través del sensorio humano ”(2015b). Infraestructuras
excitar afectos y sentimientos, ya sean personas que escuchan el rugido de una carretera,
o sentir la quietud del tiempo y el aire en su piel durante un apagón eléctrico
o ver un tipo de pasado particular en las chimeneas abandonadas de un socialista
Planta de energía. Las infraestructuras producen un sentido de pertenencia, realización,
o pérdida, ya que las políticas se deshacen y rehacen constantemente no solo
las cosas que llevan las infraestructuras, sino también las formas semióticas y sensoriales en
que dan forma al ser.
Pero las infraestructuras no solo se sienten; también "presionan en la carne", mate-
Rializar y “emplazar” nuevas figuraciones del cuerpo (Fennell sf). La mort-
El hogar estadounidense calibrado, subraya Fennell, es fundamental para los proyectos nacionales de
expansión de la riqueza, movilidad económica y aprovisionamiento colectivo. Concentrándose en
demolición de viviendas a gran escala en la zona industrial tardía del medio oeste de EE. UU., Fen-
nell destaca los "aspectos nocivos" del emplazamiento político. Ella rastrea cómo
Aquellos encargados de remover casas vacías lidian con el potencial de salud
efectos de las infraestructuras abandonadas, en descomposición, pero también demolidas. Aquí el
El proceso de una infraestructura en retirada no solo implica la desconexión de
temas políticos. También se espera el abandono y la demolición de la casa.
Experimentado como una incertidumbre tóxica, uno cuyos materiales podrían ser absorbidos por

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

un cuerpo y seguir habitando en él, mucho después de la promesa de las infraestructuras.


y los sueños de acceso y reconocimiento que los constituyen— ha sido
arrastrado como escombros.

Conclusión: en promesa
Como señaló Susan Leigh Star, "la infraestructura de una persona es el tema de otra,
o dificultad ”(1999: 380). La infraestructura "moderna" puede ser tan variada como una
obligación contractual entre las empresas petroleras transnacionales y los estados (Mitchell
2011; Appel 2012b), o un conjunto de cables de fibra óptica de alta velocidad que, visto desde
una perspectiva, permitir jornadas laborales de veinticuatro horas, pero, desde otra, interrumpir
los patrones de sueño y parentesco de los trabajadores de los centros de llamadas en Bangalore (Aneesh 2006;
Starosielski 2015). Ya sea que se estén construyendo o desmoronando, las infraestructuras
indexar sistemáticamente los logros y los límites, las expectativas y los fracasos,
de la modernidad. Habitamos mundos ya formados por infraestructuras diferenciadas.
tures, haciéndolos buenos para pensar en el sentido etnográfico clásico. En
En este volumen, vemos cómo la vida material y política de la infraestructura
socavan constantemente las narrativas de progreso tecnológico o social, atrayendo
atención, en cambio, al terreno cambiante de la modernidad, distribución, inclusión y

26 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 28

exclusión en la mayor parte del mundo. A medida que los materiales y las tecnologías se transforman, también lo hacen
sus promesas. Las nuevas infraestructuras son promesas hechas en el presente sobre
nuestro futuro. En la medida en que a menudo están incompletos, de materiales que aún no están completamente
moviéndose para desarrollar su potencial, aparecen como ruinas de una promesa. Infra-
estructuras en Guinea Ecuatorial, Bangalore o Detroit no solo prometen
a futuro. Suspendidos en el presente, simbolizan las ruinas de un anticipado
futuro, y los escombros de una modernidad liberal anticipada o experimentada. En el
sección final de esta introducción, y en los capítulos que cierran el volumen,
comprometerse más explícitamente con la promesa de infraestructura.
En su forma más básica, la promesa de este volumen es que la atención etnográfica
la infraestructura ofrece un nuevo terreno empírico en el que comprender la
enredos sociales, políticos, económicos, biológicos, materiales, estéticos,
y vida precaria y amenazada. La atención a la vida de las infraestructuras ayuda
pensamos en mundos posibles y nuevas relaciones entre la vida, la materia y
conocimiento en el Antropoceno, o lo que Donna Haraway (2016) ha
expandido al Antropoceno, Capitoloceno y Chthulúceno. Infraestructura
son lugares prometedores para la investigación etnográfica precisamente porque
son sitios de problemas conceptuales que rechazan la fácil separación de lo humano y lo
el material; son formas más que humanas que exigen reconocimiento
de sociomaterialidad. Las infraestructuras son donde la estética, el significado y el material
encuentro de alidad (Fennell sf). Prometen una evaluación de la vida social que
pisa los límites del humanismo sin borrar lo humano, y. . . permite un
sentido de escala dinámico y abierto que no asume una perspectiva singular ”
(Harvey, este volumen).
Cada capítulo del volumen reflexiona sobre la cuestión de la promesa, no

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

sólo como el potencial intelectual de la tarea en cuestión, sino también como una encarnación
ied experiencia de la propia infraestructura en todo el mundo. Abriendo el libro
sección dedicada al tiempo, Hannah Appel escribe sobre la experiencia vivida de
espectaculares tasas de inversión y construcción en infraestructura en Ecuatorial
Guinea. Observando la centralidad de la infraestructura para las ideas de la economía nacional
y el crecimiento económico, Appel sostiene que la atención a la infraestructura deja al descubierto
las promesas y traiciones del tiempo de desarrollo, el tiempo del aceite, el tiempo político y
tiempo imperial. El tiempo infraestructural emerge como un nuevo modo de atención a las
ceologías del presente, proporcionando una visión multiescalar de la imperial
formaciones y la promesa envenenada de crecimiento económico.
Akhil Gupta continúa estas arqueologías del presente en el capítulo 2, con
un enfoque en la suspensión y una relectura de ruinas a través de la infraestructura a medio construir
ture proyectos en Bangalore. En lugar de la decadencia elegíaca de una vez floreciente
civilizaciones, Gupta denomina los proyectos de infraestructura incompletos "las ruinas de

Introducción 27

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 29

el futuro ", en el que" la ruina no se trata de la caída de la gloria pasada, sino de esta
propiedad de la intermediación, entre las esperanzas de la modernidad y el progreso
encarnado en el inicio de la construcción, y la suspensión de esas esperanzas en el
estructura a medio construir ". Si la promesa es "lo que ofrece una base de expectativa
de algo por venir ”, Penny Harvey atiende el anhelo de muchos peruanos
articular en relación con las carreteras en el capítulo 3. En un momento en que las infraestructuras
parece ser la moneda actual de inversión en gran parte del Sur global,
Ella pregunta, ¿cuáles son los motivos de expectativa que acompañan a la infraestructura
proyectos? Concluyendo la sección sobre el tiempo, Christina Schwenkel muestra cómo
chimeneas en el Vietnam poscolonial concretaron la promesa de tecnología
prosperidad, pero siempre ya estaban aleados no solo con riesgo y calamidad, sino
también por sujeción política. Resonante con la atención de Larkin a la infraestructura
estética política en el capítulo 7, Schwenkel nos muestra en el capítulo 4 que bajo
la pancarta “Đảng là ánh sáng” (la fiesta es la luz), proyectos de electrificación
trajo nueva legitimidad simbólica al gobierno poscolonial al mismo tiempo
tiempo, ya que justificaron nuevas formas de opresión y desesperación.
El trabajo de Antina von Schnitzler abre la segunda sección del libro sobre infrapoli-
tics. A través del improbable tema etnográfico del inodoro, von Schnitzler
argumenta en el capítulo 5 que la promesa epistemológica de la infraestructura no se da
pero contingente. Ella escribe que, para sus propósitos, “la infraestructura es tanto una ética
objeto nográfico y un punto de vista epistemológico desde el cual comprender
un terreno político postapartheid menos aparente y un lugar desde el cual
el presente sudafricano puede ser desfamiliarizado y la política reconsiderada ”.
De hecho, la promesa de la segunda sección del libro es que la atención etnográfica
La aplicación de la infraestructura produce nuevos conocimientos con los que teorizar la política y
vida política. Como muestra Nikhil Anand en el capítulo 6, las infraestructuras (o sus
ausencia) pueden no sólo constituir y controlar poblaciones, sino que también son
mundos oníricos de promesas que son activamente deseados e invocados por
grupos alizados. La atención a la infraestructura nos permite mostrar la creación y
manejo de la diferencia —clase, raza, género, religión y más allá— en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

técnicas y políticas de la vida cotidiana.


Juntos, los capítulos de la segunda sección unen el hogar doméstico al
aparato del Estado, y menos frecuentemente al capital, mostrando las infraestructuras como
sitios de problemas conceptuales y escalares. Por esta razón, ofrecen una ubicación creativa
ción para la producción de teoría política. Por ejemplo, las infraestructuras a menudo
literalmente conectan y constituyen límites entre lo público y lo privado,
límites que la gente a veces rechaza o intenta transgredir. Gobernancia,
resulta, no ocurre a distancia sino a través de la intimidad y
proximidad de baños, cañerías y caminos con baches.

28 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 30

Brian Larkin comienza la sección final del libro sobre la cuestión de la promesa.
Pensando en la forma y la estética política, Larkin argumenta en el capítulo 7
que las infraestructuras “se dirigen a las personas que las utilizan, estimulando las emociones de
esperanza y pesimismo, nostalgia y deseo, frustración e ira, que constituyen
promesa (y su fracaso) como fuerza emotiva y política ”. Larkin usa la idea
de la promesa de criticar la sugerencia de que la materia puede ser aprehendida aparte
desde o a priori hasta formar. “La promesa de la infraestructura”, escribe, “deriva
exactamente de las racionalidades políticas, el sentido de expectativa y el deseo que toman
nosotros en el reino del significado discursivo. . . . La misma palabra 'promesa' implica
que un sistema tecnológico es el efecto secundario de las expectativas; no puede ser teo-
rizado o entendido fuera de las órdenes políticas que lo preceden y traen
a la existencia ". Para pensar en las infraestructuras de forma productiva, Geoff Bowker
insiste en el capítulo que sigue, es también reconocer la problemática
Órdenes telectuales en las que la mayoría de nosotros hemos sido entrenados. Como sostiene Bowker
en el capítulo 8, la clasificación baconiana de disciplinas académicas, produjo
en los siglos XVIII y XIX, buscó específicamente distinguir
entre las ciencias humanas y naturales y entre la tecnología y las ciencias
ety. Producido en un momento histórico donde las ciencias estaban siendo representadas por
Pensadores de la Ilustración, estas divisiones continúan restringiendo el trabajo académico.
Restringen y dan forma —enmarcan— el estudio de la infraestructura, una herencia
fenómeno enteramente transdisciplinario (o disciplinar). Si estamos viviendo en
las ruinas del dualismo cartesiano, entonces no sólo necesitaremos nueva infraestructura material
estructuras, sino también nuevas infraestructuras epistemológicas para afrontar el presente
momento. Bowker pregunta: "¿Cómo reimaginar la naturaleza del conocimiento para el
como es el mundo ahora? ¿Cómo introducimos en las infraestructuras formas de conocimiento?
producción que pueda soportar el peso de estas nuevas exigencias?
En el capítulo que concluye el volumen, Dominic Boyer también se preocupa
con la relación entre infraestructura y órdenes epistémico y político,
y su pregunta es sobre la disolución revolucionaria de nuestro orden actual,
y el papel potencial de la infraestructura en el mismo. Boyer concluye preguntando cómo
las propias infraestructuras dan forma a lo que es posible pensar en el uso de la energía y
cambio climático (ver también Jensen nd). La "imposibilidad" de un cambio rápido a
La energía renovable a menudo se articula en torno a infraestructuras sedimentadas como
Tuberías o redes eléctricas. Y sin embargo, si las infraestructuras distribuyen el poder,
también son sitios de vulnerabilidad (Mitchell 2011). Los mismos arreglos que pro-

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

duce que su dominio puede (y tal vez lo estén) volar por las nubes con el
crisis climática. A medida que los estados nacionales buscan proliferar fuentes de energía renovable
tras el acuerdo climático de París, las infraestructuras eólica y solar se generan
tivo de nuevas formas de socialidad y puede revolucionar jerarquías y privilegios

Introducción 29

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 31

acumulado en los regímenes de distribución existentes. A través de una lectura novedosa de Marx,
Boyer nos anima a considerar la infraestructura como energía radical y potencial; él
pregunta cómo la infraestructura puede hacer o “prometer” algo más que renovar
capaz de la trayectoria antropocéntrica actual. Sobre la base de Sara Ahmed (2014)
trabajo, Boyer entrelaza el llamado a una infraestructura revolucionaria con un llamado a
una revolución en los 'hipersujetos' que buscan la trascendencia (por lo general, pero no
machos del norte, heterosexuales, blancos) que le dieron al mundo el Antropoceno
como parte de su proyecto de siglos de rehacer el planeta para su
ve niencia y lujo ". Cita a Ahmed (2014), quien escribió: "Se necesita conciencia
esfuerzo voluntario y voluntario para no reproducir una herencia ”, y termina apropiadamente
con una súplica: haz lo que puedas para ayudar.
Los capítulos finales sobre el tema de la promesa, entonces, muestran la infraestructura
como no sólo teóricamente generativo, sino también esencial para contemplar en el
coyuntura política y ambiental en la que estamos escribiendo y pensando. Si
Las infraestructuras de energía y otros recursos han sido clave para permitir la
sostenimiento de tasas insostenibles de extracción de recursos, consumo de energía,
cambio climático y transformaciones planetarias que ahora se denominan An-
thropocene, es en su reforma y rehacer que podemos imaginar y
producen diferentes relaciones de distribución y circulación.
¿Qué tipo de infraestructura —epistémica, energética, política— podríamos
contemplar desde las ruinas cotidianas y los escombros forjados por la infraestructura
¿hoy? ¿Cómo podríamos reinventar sus formas y potencialidades de nuevo en tiempos
donde el fin de la vida misma se ha hecho pensable? En una era donde federal
el compromiso con la producción de conocimiento se está debilitando, y las universidades y las
Las instituciones luchan por mantener la financiación pública, una política de infraestructura
necesariamente se pregunta por su potencial para transformar el mundo que habitamos actualmente.
El trabajo etnográfico, sugerimos, puede ayudar a redimir la promesa de infraestructura
tura haciendo más visible, y de hecho más político, el papel formativo de
infraestructuras en la forma en que pensamos, construimos y habitamos nuestros futuros compartidos. Y
esto puede ser más oportuno y necesario en el Antropoceno. Como las promesas
de la modernidad se están desmoronando bajo la austeridad neoliberal y el cambio climático,
Las ruinas del liberalismo se manifiestan en los restos sociomateriales de los pozos de petróleo y
autopistas, tuberías de agua y canales de envío, cable de fibra óptica y un
creciente montón de escombros. ¿Qué tipo de futuros y políticas futuras se incluirán hoy?
estructuras dejan atrás? ¿Cuáles son los sueños que pueden volver a reunirse en medio
sus escombros (Gordillo 2014; Jackson 2014)? Cuando las infraestructuras de la historia
continúan reverberando en nuestras figuraciones del futuro, ¿qué tipo de estructuras
¿Cuáles son y límites nos dejan? Como las infraestructuras con las que vivimos son
rehechos, nos brindan la oportunidad de pensar, imaginar y reconstruir el

30 Appel, Anand y Gupta

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 32

mundo de manera diferente. ¿Podemos producir un mundo que pueda distinguirse del
divisiones constitutivas de la modernidad y sus progresivas lecturas del futuro,
dado que el pegamento epistémico y concreto de la infraestructura une ese futuro
a nuestro presente y nuestro pasado?

referencias
Ley 436 de 2012. Completar las leyes compiladas de Michigan § 141.1541–75, La legislación de Michigan
Sitio web lature . http: // legislatura. mi. gov / doc. aspx? mcl - Ley - 436 - de - 2012 .
Ahmed, Sara. 2014. White Men. feministkilljoys , 4 de noviembre de 2014. https: // feministkilljoy s
. com / 2014/11/04 / white - men .
Althusser, Louis. 1969. Para Marx . Traducido por B. Brewster. Nueva York: Pantheon Books.
Anand, Nikhil. 2011. Presión: Las PoliTechnics del suministro de agua en Mumbai. Cultural
Antropología 26: 542–564.
- - -. 2017. Ciudad hidráulica: Agua e infraestructuras de ciudadanía en Mumbai . Dur-
jamón: Duke University Press.
Anderson, Benedict R. 1983. Comunidades imaginadas: Reflexiones sobre el origen y la difusión
del nacionalismo . Londres: Verso.
Aneesh, A. 2006. Migración virtual: La programación de la globalización . Durham: Duque
Prensa Universitaria.
Appadurai, Arjun. 2015. Mediantes, materialidad, normatividad. Cultura pública 27 (2):
221–237.
Appel, Hannah. 2012a. Trabajo offshore: petróleo, modularidad y el cómo del capitalismo en
Guinea Ecuatorial. Etnólogo estadounidense 39: 692–709.
- - -. 2012b. Muros y elefantes blancos: extracción de petróleo, responsabilidad e infraestructura
Violencia cultural en Guinea Ecuatorial. Etnografía 13 (4): 439–465.
Appel, Hannah, Arthur Mason y Michael Watts, eds. 2015. Fincas subterráneas: Life-
mundos de petróleo y gas . Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
Apter, Andrew. 2005. Nación panafricana: el petróleo y el espectáculo de la cultura en Nigeria . Chi-
cago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Ballestero, Andrea. 2015. La ética de una fórmula: cálculo de una situación financiera-humanitaria
precio por agua. American Ethnologist 42 (2): 262–278.
Barak, encendido. 2009. Raspando la superficie: la tecnopolítica de las calles modernas a su vez
Alejandría del siglo XX. Revista histórica mediterránea 24: 187-205.
- - -. 2013. A tiempo: Tecnología y temporalidad en el Egipto moderno . Berkeley, CA:
Prensa de la Universidad de California.
Barnes, Jessica. 2014. Cultivando el Nilo: La política cotidiana del agua en Egipto . Dur-
jamón: Duke University Press.
Barry, Andrew. 2001. Máquinas políticas . Londres: Athlone.
- - -. 2013. Política material: disputas a lo largo del oleoducto. Chichester, Reino Unido:
Wiley-Blackwell.
Oso, Laura. 2015. Navegando por la austeridad: corrientes de deuda a lo largo de un río del sur de Asia . Stanford,
CA: Prensa de la Universidad de Stanford.

Introducción 31

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 33

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Bear, Laura, Karen Ho, Anna Tsing y Sylvia Yanagisako. 2015. “Gens: A feminist
manifiesto para el estudio del capitalismo ”. Teorizando lo contemporáneo,  cultural antro-
pology   website, 30 de marzo de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 652 - gens - a - feminis t
- manifiesto - para - el - estudio - del - capitalismo .
Behrent, MC 2013. Foucault y tecnología. Historia y tecnología 29: 54–104.
Benjamín, Solly. 2005. Touts, piratas y fantasmas. En actos desnudos , Sarai Reader 05, 242-254.
Williamsberg, Nueva York: Autonomedia.
Bennett, Jane. 2010. Materia vibrante: una ecología política de las cosas . Durham: Universidad Duke
sity Press.
Bowker, Geoffrey C. 1994. Science on the run: Information management and industrial
geofísica en Schlumberger, 1920-1940 . Cambridge, MA: mit Press.
- - -. 2015. Temporalidad. Teorizando el   sitio web contemporáneo de Antropología Cultural ,
24 de septiembre de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 723 - temporalidad .
Boyer, Dominic. 2014. Energopower: Introducción. Antropological Quarterly 87:
309–333.
Braun, Bruce. 2005. Cuestiones medioambientales: redactar una geografía urbana más que humana
phy. Pro gress in Human Geography 29: 635–650.
Braun, Bruce y Sarah Whatmore. 2011. Asunto político: tecnociencia, democracia y
vida publica . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
Bridge, Gavin y Philippe Le Billon. 2013. Oil . Cambridge: Polity Press.
Caldeira, Teresa Pires do Rio. 2000. Ciudad de las murallas: crimen, segregación y ciudadanía en
São Paulo . Berkeley, CA: Prensa de la Universidad de California.
Callon, Michel, 1984. Algunos elementos de una sociología de la traducción: domesticación de
las vieiras y los pescadores de la bahía de St Brieuc. The So cio log i cal Review , 32 (1_suppl):
196–233.
Campbell, Jeremy. 2012. Entre el camino material y figurativo: lo incompleto
de las geografías coloniales en la Amazonia. Movilidades 7: 481–500.
Carse, Ashley. 2014. Más allá de la gran zanja: política, ecología e infraestructura en la Pan-
ama Canal . Cambridge, MA: mit Press.
Certeau, Michel de. 2002. La práctica de la vida cotidiana . Berkeley, CA: Universidad de California
fornia Press.
Chakrabarty, Dipesh. 2000. Provincializar Europa: pensamiento poscolonial e histórico
diferencia . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
- - -. 2009. El clima de la historia: cuatro tesis. Investigación crítica , 35 (2), 197–222.
Chatterjee, Partha. 2001. Sobre la sociedad civil y política en las democracias poscoloniales. En
Sociedad civil: Historia y posibilidades , ed. Sudipta. Kaviraj y Sunil. Khilnani, 165-178.
Nueva York: Cambridge University Press.
- - -. 2004. La política de los gobernados: Reflexiones sobre la política popular en la mayoría de los
mundo . Nueva York: Columbia University Press.
Chu, Julie Y. 2014. Cuando las infraestructuras atacan: El funcionamiento del deterioro en China.
Etnólogo estadounidense 41 (2): 351–367.
Collier, Stephen. 2011. Social postsoviético: neoliberalismo, modernidad social, biopolítica .
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.

32 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 34

Coronil, Fernando. 1997. El estado mágico: Naturaleza, dinero, modernidad en Venezuela . Chi-
cago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Coutard, Olivier, Richard Hanley y Rae Zimmerman, eds. 2004. Sustaining urban
redes: La difusión social de grandes sistemas técnicos . Nueva York: Routledge.
Cramer, Jon y Rada Katsarova. 2015. Raza, clase y reproducción social en lo urbano.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

presente: El caso del sistema de agua y alcantarillado de Detroit. Revista Viewpoint (5).
https: // www. viewpointmag. com / 2015/10/31 / raza - clase - y - social - reproducción - i n
- el - urbano - presenta - el - caso - del - sistema de agua y alcantarillado de Detroit .
De Boeck, Filip. 2011. Habitando el suelo ocular: el futuro de Kinshasa a la luz del Congo
política urbana espectral. Antropología cultural 26 (2): 263–286.
- - -. 2015. “Adivinar” la ciudad: ritmo, fusión y anudamiento como formas de ur-
banidad. Dinámica social: una revista de estudios africanos 41 (1).
de la Cadena, Marisol. 2010. Cosmopolítica indígena en los Andes: Reflexión conceptual
más allá de la "política". Antropología cultural 25 (2): 334–370.
Degani, Michael. 2013. Energía de emergencia: tiempo, ética y electricidad en postsocialista
Tanzania. En Culturas de energía: Poder, prácticas, tecnologías , ed. S. Strauss, S. Rupp,
y TF Love, 177-193. Walnut Creek, CA: Left Coast Press.
Edwards, Paul. 2003. Infraestructura y modernidad: fuerza, tiempo y organización social
en la historia de los sistemas sociotécnicos. En Modernidad y tecnología , ed. T. Misa,
P. Brey y A. Feenberg, 185–225. Cambridge, MA: mit Press.
Edwards, Paul, Geoffrey Bowker, Steven Jackson y Robin Williams. 2009. Introduc-
ción: Una agenda para estudios de infraestructura. Revista de la Asociación para la Información
Systems 10 (5): 365–374.
Elster, Jon. 1983.  Explicando el cambio técnico: un estudio de caso en la filosofía de la ciencia .
Cambridge: Cambridge University Press.
Elyachar, Julia. 2010. Trabajo pático, infraestructura y la cuestión del empoderamiento en
El Cairo. Etnólogo estadounidense 37: 452–464.
Engels, Frederick. (1884) 2010. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado.
Archivo de Internet marxistas. https: // www. marxistas. org / archive / marx / works / downloa d
/ pdf / origen _ familia. pdf .
Escobar, Arturo. 1995. Encuentro con el desarrollo: el hacer y deshacer el tercer
mundo . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Fanon, Frantz. 1961. Los miserables de la tierra. Nueva York: Grove.
Fassin, Didier. 2011. Volviendo a la vida: una reevaluación antropológica de la biopolítica
y gubernamentalidad. En Gubernamentalidad: problemas actuales y desafíos futuros , ed.
U. Bröckling, S. Krasmann y T. Lemke, 185-200. Nueva York: Routledge.
Fennell, Catherine. nd Casa devastada, mundo plomado. Manuscrito inédito, último
modificado el 11 de noviembre de 2016. Archivo de Microsoft Word.
Ferguson, James. 1994. La máquina antipolítica: "Desarrollo", despolitización y
poder burocrático en Lesotho . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
- - -. 1999. Expectativas de modernidad: mitos y significados de la vida urbana en Zambia
Copperbelt . Berkeley, CA: Prensa de la Universidad de California.
- - -. 2012. Estructuras de responsabilidad. Etnografía 13: 558–562.

Introducción 33

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 35

- - -. 2015.  Give a man a fish: Reflexiones sobre la nueva política de distribución . Durham:
Prensa de la Universidad de Duke.
Furlong, Kathryn. 2014. pts más allá del "ideal de infraestructura moderna": extender la-
ory comprometiéndose con los desafíos de infraestructura en el Sur. Tecnología en la sociedad 38:
139-147.
Geertz, Clifford. 1972. Lo húmedo y lo seco: riego tradicional en Bali y Marruecos.
Human Ecol ogy 1 (1): 23–37.
Gidwani, Vinay. 2008. Capital, interrumpido: desarrollo agrario y política del trabajo
en la India . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
Gilmore, Ruth Wilson. 2007. Gulag de oro: Prisiones, superávit, crisis y oposición en todo el mundo.
balizando California . Berkeley, CA: Prensa de la Universidad de California.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Gordillo, Gastón. 2014. Escombros: El más allá de la destrucción . Durham: Universidad de Duke
Prensa.
Graham, Stephen. 2002. Excavadoras y bombas: el último conflicto palestino-israelí
urbicida asimétrico. Antipode 34: 642–649. https : // doi. org / 10. 1111 / 1467–8330. 00259 .
———. 2010. Cuando fallan las infraestructuras. En ciudades perturbadas: cuando falla la infraestructura , ed.
Stephen Graham, 1–26. Nueva York: Routledge.
Graham, Stephen y Simon Marvin. 2001. Urbanismo fragmentado: infraestructura en red
turas, movilidades tecnológicas y la condición urbana . Nueva York: Routledge.
Graham, Stephen y Colin McFarlane. 2015. Vidas de infraestructura: infraestructura urbana
en contexto . Nueva York: Routledge.
Graham, Stephen y Nigel Thrift. 2007. Fuera de servicio: Comprensión de reparación y mantenimiento
tenencia. Teoría, cultura y sociedad 24: 1–25.
Gupta, Akhil. 1992. La reencarnación de las almas y el renacimiento de las mercancías: Representación
sensaciones de tiempo en “Este” y “Oeste”. Crítica cultural 22: 187–211.
- - -. 1998. Desarrollos poscoloniales: la agricultura en la fabricación de la India moderna . Dur-
jamón: Duke University Press.
- - -. 2012. Burocracia: burocracia, violencia estructural y pobreza en India . Durham:
Prensa de la Universidad de Duke.
Gupta, Akhil y James Ferguson. 1992. Más allá de la "cultura": espacio, identidad y política
tics de diferencia. Antropología cultural 7 (1): 6–23.
Habermas, Jürgen. 1989. La transformación estructural de la esfera pública: una investigación sobre
una categoría de sociedad burguesa . Cambridge, MA: mit Press.
Haraway, Donna J. 1991. Simios, cyborgs y mujeres: la reinvención de la naturaleza . Nuevo
York: Routledge.
- - -. 2003. El manifiesto de las especies acompañantes: perros, personas y otredad significativa .
Chicago: Paradigma espinoso.
- - -. 2016.  Permanecer con el problema: Hacer parientes en el Chthulúceno . Durham: Duque
Prensa Universitaria.
Harris, Marvin. 1966. La ecología cultural del ganado sagrado de la India. Antropología actual
7 (1): 51–56.
Harrison, Virginia. 2013. Las mejores economías del mundo en 2013. cnn Online . http: // dinero. cnn
. com / gallery / news / economy / 2013/12/27 / best - economy / 2. html .

34 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 36

Harvey, David. 1989. La condición de la posmodernidad: una investigación sobre los orígenes de la cultura
cambiar . Oxford: Blackwell.
- - -. 2005. Una breve historia del neoliberalismo . Nueva York: Oxford University Press.
Harvey, Penélope. 2010. Cimentar las relaciones: la materialidad de las carreteras y los espacios públicos
pn provincial de Perú. Análisis social 54: 28–46.
- - -. 2015. Materiales. Teorizando el sitio web contemporáneo de Antropología Cultural ,
24 de septiembre de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 719 - materiales .
Harvey, Penelope y Hannah Knox. 2015. Carreteras: una antropología de la infraestructura y
experiencia . Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
Hetherington, Kregg. 2014. Esperando al topógrafo: promesas de desarrollo y el
temporalidad de la infraestructura. Revista de antropología latinoamericana y del frijol de Ca
19: 195–211.
Highsmith, Andrew R. 2015. La demolición significa progreso: Flint, Michigan y el destino de
la metrópoli americana . Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Hughes, Thomas Parke. 1983. Redes de poder: electrificación en la sociedad occidental,
1880-1930 . Baltimore, MD: Prensa de la Universidad Johns Hopkins.
Humphrey, Caroline. 2005. Ideología en infraestructura: Arquitectura e imaginación soviética.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

ción. Revista del Real Instituto Antropológico 11: 39–58.


Inda, Jonathan Xavier. 2005. Antropologías de la modernidad: Foucault, gubernamentalidad y
política de la vida . Malden, MA: Blackwell.
Ingold, Tim. 2012. Hacia una ecología de los materiales. Revisión anual de antropología 41:
427–442.
Jackson, Steven. 2014. Repensar la reparación. En tecnologías de los medios: ensayos sobre comunicación
ción, materialidad y sociedad , ed. T. Gillespie, P. Boczkowski y K. Foot, 221-239.
Cambridge, MA: mit Press.
Jensen, Casper Bruun. 2017. Sueños: infraestructura de alcantarillado y senderos de actividad en
Phnom Penh. Ethnos 82 (4): 1–21.
- - -. Escalas del nd Mekong: dominios, sitios de prueba y micro-infrecuentes. Inédito
papel. https: // www. academia. edu / 11623322 / Mekong _ Escalas _ Dominios _ Sitios de prueba _ y
_ el _ Micro - Poco común.
Joyce, Patrick. 2003. El imperio de la libertad: el liberalismo y la ciudad moderna . Londres: Verso.
Kale, Sunila S. 2014. India electrizante: economías políticas regionales de desarrollo . Stan-
Ford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
Kaviraj, Sudipta. 2001. En busca de la sociedad civil. En En busca de la sociedad civil , ed. Sudipta
Kaviraj y Sunil Khilnani, 287–323. Nueva York: Cambridge University Press.
Kohn, Eduardo. 2013.  Cómo piensan los bosques: hacia una antropología más allá de lo humano .
Berkeley, CA: Prensa de la Universidad de California.
Kothari, Ashish y Rajiv Bhartari. 1984. Proyecto Narmada Valley: Development or
estructura. Economic and Po liti cal Weekly 19 (23): 907–920.
Lansing, John Stephen. 1991. Sacerdotes y programadores: Tecnologías de poder en la ingeniería
paisaje neered de Bali . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Larkin, Brian. 2008. Señal y ruido: medios, infraestructura y cultura urbana en Nigeria .
Durham: Duke University Press.

Introducción 35

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 37

- - -. 2013. La política y poética de la infraestructura. Revisión anual de antropología


42: 327–343.
- - -. 2015.  Form. Teorizando el   sitio web de Antropología Cultural contemporánea, septiembre
24 de septiembre de 2015. https: // culanth. org / fieldsights / 718 - formulario .
Latour, Bruno. 1996. Aramis, o el amor por la tecnología . Cambridge, MA: Universidad de Harvard
Versity Press.
- - -. 2012. Nunca hemos sido modernos . Cambridge, MA: Harvard University Press.
Law, John. 1987. La construcción social de sistemas tecnológicos: nuevas direcciones en la sociedad
ología e historia de la tecnología , ed. W. Bijker, TP Hughes y T. Pinch. Cambridge,
MA: mit Press.
Lefebvre, Henri. 1991. La producción del espacio . Cambridge, MA: Blackwell.
Lemke, Thomas. 2014. Nuevos materialismos: Foucault y el “gobierno de las cosas”.
Teoría, Cultura y Sociedad . 32 (4): 3–25.
Limbert, Mandana E. 2010. En la época del petróleo: piedad, memoria y vida social en un omaní
ciudad . Stanford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
Marcus, George E. y Michael MJ Fischer. 1986. La antropología como crítica cultural: una
momento experimental en las ciencias humanas . Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Mauss, Marcel. 2008. “Variaciones estacionales del esquimal”. En antropología ambiental
ogy: Un lector histórico , ed. Michael R. Dove y Carol Carpenter, 157–167. Malden,
MA: Blackwell.
Marres, Noortje. 2012. Participación material: tecnología, medio ambiente y cotidianeidad
públicos . Houndmills, Reino Unido: Palgrave Macmillan.
Maurer, Bill. 2012. Pago: Formas y funciones de transferencia de valor en sociedades contemporáneas.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

ciety. Cambridge Anthropology 30 (2): 15–35.


McFarlane, C. y J. Rutherford. 2008. Infraestructuras políticas: gobierno y experiencia
ing el tejido de la ciudad. Revista Internacional de Investigación Urbana y Regional 32:
363–374.
McKittrick, Katherine. 2011. Sobre plantaciones, cárceles y un sentido negro del lugar. Social y
Cultural Geography  12 (8): 947–963.
Meehan, Katie. 2014. Herramienta-poder: Infraestructura hídrica como manantial del poder estatal.
Geoforum 57: 215–224.
Mehta, Lyla. 2005. La política y poética del agua: naturalización de la escasez en el oeste de la India .
Nueva Delhi: Orient Longman.
Melamed, Jodi. 2006. El espíritu del neoliberalismo: del liberalismo racial al neoliberal
multiculturalismo. Texto social 24 (4 (89)): 1–24. https : // doi. org / 10. 1215 / 01642472–
2006–009.
Molinos, Charles Wright. 2011. Liberalismo y Estado racial. En  estado de supremacía blanca:
Racismo, gobernanza y Estados Unidos , ed. Moon- Kie Jung, João H. Costa Vargas,
y Eduardo Bonilla-Silva. Stanford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
Mitchell, Timothy. 2002. Regla de los expertos: Egipto, tecnopolítica, modernidad . Berkeley, CA:
Prensa de la Universidad de California.
- - -. 2011. Democracia del carbono: poder político en la era del petróleo . Londres: Verso.
Mol, Annemarie. 2002. El cuerpo múltiple: la ontología en la práctica médica, la ciencia y la cultura
teoría cultural . Durham: Duke University Press.

36 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 38

Morgan, Lewis Henry. (1877) 2004. La sociedad antigua, o las investigaciones en las líneas del
progresar desde el salvajismo a través de la barbarie hasta la civilización . Archivo de Internet marxistas.
http: // www. marxistas. org / reference / archive / morgan - lewis / ancient - society .
Mrázek, Rudolf. 2002. Ingenieros de tierra feliz: Tecnología y nacionalismo en una colonia .
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Nugent, David. 2004. Estados rectores. En Compañero de la antropología de la política , ed.
David Nugent y Joan Vincent, 198–215. Malden, MA: Blackwell.
Ranganathan, Malini. 2016. Pensando con Flint: El liberalismo racial y las raíces de un
Tragedia del agua estadounidense. Capitalismo Naturaleza Socialismo 27 (3): 17–33. https: // doi. org / 1 0
. 1080/10455752. 2016. 1206583 .
Redfield, Peter. 2005. Foucault en los trópicos: Desplazamiento del panóptico. En Anthropolo-
gias de la modernidad: Foucault, gubernamentalidad y política de vida , ed. Jonathan Xavier Inda,
50–79. Malden, MA: Blackwell.
Ribeiro, Gustavo Lins. 1994. Capitalismo transnacional e hidropolítica en Argentina: La
Presa de Yacyretá . Gainesville: Prensa de la Universidad de Florida.
Rod gers, Dennis y Bruce O'Neill. 2012. Violencia infraestructural: Introducción a la
problema especial. Etnografía 13: 401–412.
Rosenberg, Nathan. 1976. Perspectivas de la tecnología . Cambridge: Cambridge University Press.
Rostow, WW 1960. Las etapas del crecimiento económico, un manifiesto no comunista . Leva-
puente: Cambridge University Press.
Sassen, Saskia. 1991. La ciudad global: Nueva York, Londres, Tokio . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton
Prensa Universitaria.
Schwenkel, Christina. 2013. Afecto post / socialista: Ruina y reconstrucción del
nación en las zonas urbanas de Vietnam. Antropología cultural 28: 252–277.
- - -. 2015a. Espectacular infraestructura y su ruptura en el Vietnam socialista. América
can Ethnologist 42 (3): 520–534.
- - -. 2015b. Sentido. Teorizando el   sitio web de Antropología Cultural contemporánea, septiembre
24 de septiembre de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 721 - sentido .
Scott, James. 1998. Ver como un estado: cómo ciertos esquemas para mejorar la condición humana

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

han fallado . New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale.


Sharma, Aradhana. 2008. Lógicas del empoderamiento: desarrollo, género y gobernanza
en la India neoliberal . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
Sheth, Falguni. 2009. Hacia una filosofía política de la raza. Nueva York: suny Press.
Simone, AbdouMaliq. 2004. La gente como infraestructura: fragmentos de intersección en Johan-
nesburg. Cultura pública 16 (3): 407–429.
- - -. 2012. Infraestructura: comentario introductorio. Colecciones seleccionadas, Cultural
Sitio web de antropología , 26 de noviembre de 2012. https : // culanth. org / curado _ colección s
/ 11 - infraestructura / discusiones / 12 - infraestructura - introductorio - comentario - por- abdo u
maliq - simone .
Estrella, Susan Leigh. 1999. La etnografía de la infraestructura. Científico del comportamiento estadounidense
43: 377–391.
Star, Susan Leigh y Karen Ruhleder. 1996. Pasos hacia una ecología de la infraestructura:
Diseño y acceso para grandes espacios de información. Investigación de sistemas de información 7 (1):
111-134.

Introducción 37

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 39

Starosielski, Nicole. 2015. La red submarina . Durham: Duke University Press.


Mayordomo, Julian. 1955. Teoría del cambio cultural: La metodología de la evolución multilineal .
Urbana: Prensa de la Universidad de Illinois.
Stoler, Ann Laura. 2013. Escombros imperiales: en ruinas y ruina . Durham: Duke Uni-
Versity Press.
Sundaram, Ravi. 2010. Pirate modernidad: urbanismo mediático de Delhi . Nueva York: Routledge.
Ahorro, Nigel. 2005. Conociendo el capitalismo . Londres: Sage.
Tsing, Anna. 2005. Fricción: una etnografía de conexión global . Prince ton, Nueva Jersey: Prince-
ton University Press.
von Schnitzler, Antina. 2013. Tecnologías viajeras: infraestructura, regímenes éticos y
la materialidad de la política en Sudáfrica. Antropología cultural 28: 670–693.
- - -. 2015. Finaliza. Teorizando el   sitio web de Antropología Cultural contemporánea, septiembre
24 de septiembre de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 713 - finaliza .
———. 2016.  Infraestructura de la democracia: tecnopolítica y protesta después del apartheid .
Prensa de la Universidad de Prince ton.
Warner, Michael. 2002. Públicos y contrapúblicos. Cultura pública 14: 49–90.
Weizman, Eyal. 2012. Tierra hueca: la arquitectura de ocupación de Israel . Nueva York: Verso.
Weszkalnys, Gisa. 2014. Anticipando el petróleo: la política temporal de un desastre por venir.
Revisión social 62 (S1): 211-235.
White, Leslie. 1943. Energía y evolución de una cultura. Antropólogo estadounidense ,
45 (3): 335–356.
Williams, Raymond. 1973. El campo y la ciudad . Nueva York: Oxford University Press.
Ganador, Langdon. 1999. ¿Los artefactos tienen política? En La conformación social de la tecnología , ed.
DA MacKenzie y J. Wajcman, 26–39. Buckingham, Reino Unido: Open University Press.
Wolf- Meyer, Matthew. 2012. Las masas dormidas: el sueño, la medicina y la América moderna
puede la vida . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

38 Appel, Anand y Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542462/9781478002031-001.pdf

Página 40

PARTE I. Tiempo

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 41

Tiempo de infraestructura
Hannah Appel

Malabo es la metáfora más limpia de los desafíos y oportunidades de Guinea Ecuato-


rial. Pero Malabo no es una magdalena, en Malabo hoy no se busca el tiempo perdido,
se construye un nuevo tiempo, un tiempo que será o no será rotundo, un tiempo que
pueda que esté sujeto aquí y allá y pueda también que no, un tiempo que basculará
entre un ayer inventado o aclarado y una mañana deseado o merecido. En estos momentos
tos, ahora mismo, Malabo, la ciudad remordida, está viviendo un sueño de progreso y
retrocesos, de redenciones y corrupciones, un sueño de buenas esperanzas, un sueño
de edificios de vidrio y azulejos, un sueño de rotondas para dar la vuelta al mundo en
ochenta días y la vuelta al día en ochenta mundos, un sueño de lenguas de alquitrán
que hacen vibrar a árboles milenarios, un sueño de móviles para todos, agua para todos,
electricidad para todos, un sueño que todos quieren soñar para que sea un sueño para
todos y por todos, para que no haya desalojos sin esperanzas, para que el estado no sea
Goliat pues no todos los ciudadanos pueden ser David. . .

Malabo es la metáfora más clara de los desafíos y oportunidades de Guinea Ecuatorial.


Pero Malabo no es una magdalena. Hoy Malabo no busca cosas del pasado, sino construcciones.
un nuevo tiempo, un tiempo que puede ser o no decisivo, un tiempo que puede celebrarse aquí
y ahí, o puede que no, un tiempo que oscilará entre un invento o un invento
claro ayer y un mañana deseado o bien merecido. En este momento, correcto
Ahora, Malabo, la ciudad arrepentida, vive un sueño de avances y recaídas, de redención.
corrupciones, un sueño de buenas esperanzas, un sueño de edificios de vidrio y tejas, un
sueño con rotondas para dar la vuelta al mundo en ochenta días y alrededor del día en
ochenta mundos, un sueño de lenguas de alquitrán que hacen vibrar árboles antiguos, un sueño de mo-
teléfonos biliares para todos los cuerpos, agua para todos los cuerpos, electricidad para todos los cuerpos, un sueño que
todos quieren soñar para que se convierta en un sueño para todos y para todos
cuerpo, para que no haya desalojos sin esperanza, para que el estado no sea Goliat,
porque no todos los ciudadanos pueden ser David. . .

- césar a. mba abogo (2011)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 42

Los primeros meses de 2008 fueron oscuros en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial. los
la ciudad pasó días enteros sin electricidad, extendiéndose de un punto a dos
semanas. Quienes podían permitírselo usaban generadores privados en los días sin luz (lit-
por lo general, sin luz) para mantener las empresas en funcionamiento, para mantener los alimentos frescos o para permitir
luz eléctrica, música grabada o televisión. La ciudad se llenó de estrépito
rugido de motores generadores luchando contra sus frágiles contenedores de acero y el hedor
de escape diesel. Mis vecinos: un restaurante y club nocturno de propiedad libanesa
complejo— tenía un potente generador, el ruido y los humos de los cuales, en ocasiones
pasión, llenó mi pequeño apartamento tan completamente que quedarme dentro
soportable. Incapaz de dormir en una noche llena de generadores, abrí mi puerta
buscar aire y compartir agua y quejas con Moussa, el senegalés
vigilante que pasaba todas las noches en la acera de la comunidad libanesa
plex. Charlamos sobre el apagón. Dijo que Senegal proporciona electricidad
para muchos de sus vecinos, para Guinea Bissau, para lugares tan lejanos como el Marfil
Costa. Nos reímos y dijimos que Senegal debería considerar proporcionar electricidad
a Guinea Ecuatorial también. Pero a pesar del aparente éxito de Senegal en el ámbito
de suministro de electricidad, Moussa pasaba todas las noches durmiendo sobre cartón colocado
sobre concreto roto en la acera de Malabo, inhalando los gases de los generadores,
de la cabeza a los pies con ropa y láminas de plástico para defenderse de los mosquitos de la malaria en
el calor de más de ochenta grados. Incluso sin electricidad, durmiendo en la acera
en Guinea Ecuatorial, parecía pensar, ofrecía mejores perspectivas que sus
Senegal nativo.
El negocio del petróleo y el gas había llegado a Guinea Ecuatorial hace aproximadamente diez años.
antes de la llegada de Moussa en 2007, y con ella vino una serie de distinciones ambiguas
ciones: Guinea Ecuatorial ha sido la economía de más rápido crecimiento del mundo; es
ahora el país más rico per cápita de África; y en 2013 Guinea Ecuatorial
vio más inversiones como porcentaje del pib que cualquier otro país del mundo,
al 61,3 por ciento (Harrison 2013). Es eminentemente razonable suponer, como Moussa
hizo, que incluso durmiendo en la acera donde las calles están pavimentadas con oro
podría acercarlo un poco más a él.
“Inversión como porcentaje del pib” es el reflejo estadístico de infra-
estructurar proyectos en forma de economía nacional. La estadística representa cualquier
inversión en construcción de carreteras, ferrocarriles, redes eléctricas y de agua, escuelas,
hospitales, edificios comerciales e industriales, y más. Ese ecuatorial
Guinea tuvo el porcentaje de inversión más alto del mundo en 2013 refleja
la extraordinaria intensidad del desarrollo de infraestructura allí. En un pais
el tamaño de Delaware con aproximadamente 750.000 habitantes, nueva infraestructura
vida diaria saturada. Para los vecinos de Malabo, la experiencia de estos proyectos fue
visceral, sensorial (Mrázek 2002; Larkin 2013) - el interminable zumbido de jackham-

42 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 43

excavadoras, excavadoras y camiones demasiado grandes para los viejos caminos coloniales; el aire lleno de cemento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

polvo que se deposita en la piel y en la boca. Cierra los ojos y hay un nuevo
rascacielos cuando los abres. Proyectos de construcción establecidos al azar en
en medio de todo bullicio de jornaleros, a menudo nuevos inmigrantes como
Moussa de Senegal, Camerún o Benin: soldaduras, vigas de metal oscilantes,
cavando zanjas que desembocan en las entrañas de la vieja ciudad colonial. Central
Malabo es lo suficientemente pequeño como para que todos los peatones deban caminar directamente por estos
sitios en su camino aquí o allá, con la esperanza de no ser rociados por salpicaduras de soldadura
o caer en una zanja.
El frenesí de la infraestructura se extendió de manera desigual fuera de Malabo hacia Luba,
Riaba y Moka; en la región continental de Bata, Mongomo y Oyala;
e incluso a la isla de Annobón, largamente olvidada, donde el marroquí
com pany somagec ha construido un nuevo aeropuerto, hotel y sistema de carreteras. Chi-
Estos trabajadores de la construcción se demoraron, fumando en los bordes de los lugares de
el país. Miles de trabajadores de China Dalian, China Communications
Construction Company y otros pavimentaron caminos y construyeron puentes y presas.
Arab Contractors, la empresa de construcción paraestatal más grande de Egipto, también
trabajadores en Guinea Ecuatorial, construyendo un estadio aquí, un gobierno
palacio o ministerio allí.
El boom de la infraestructura significó un paisaje no solo cubierto por grúas
y andamios, grabados con zanjas y canteras, pero también cubiertos de elaborados
signos de tasa de futuro: representaciones coloridas del proyecto de infraestructura que
pronto estaría en este o aquel parche de bosque recién talado: una nueva refinería o
planta de almacenamiento, una instalación de tratamiento de agua, una presa hidroeléctrica, la nueva playa
Regional Bank, la nueva sede de la empresa nacional de petróleo o gas, un
serie de mansiones y edificios de departamentos (figura 1.1). La tierra se despejó tan rápido
como se podía parpadear, y los carteles que declaraban la propiedad del gobierno florecieron en el
tierra roja recién expuesta. La expropiación fue desenfrenada y casi incontestable
excepto para los más íntimamente conectados con el régimen, e incluso para ellos
el proceso fue prolongado, engorroso y probablemente inútil. En un casi
movimiento absurdo, el presidente hizo todo lo posible por televisión para explicar cómo
incluso él había sido expropiado por este imparable futuro, ya que miles de acres
de su tierra privada se convirtió en "propiedad estatal". 1
Entre los proyectos que surgieron en estos espacios expropiados había una cuadrícula
comunidad de pequeñas casas blancas con techos azules y rojos que se extienden hasta
el ojo podía ver, dijo por un lado que estaba subvencionado por el estado, destinado
para aquellos que habían sido desposeídos, pero ampliamente conocidos por estar a la venta por miembros
del gobierno al mejor postor (figura 1.2). El desarrollo fue nombrado
La Buena Esperanza (buena esperanza). De hecho, cuando Mba escribe en el epígrafe

Tiempo de infraestructura 43

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 44

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 1.1 Un letrero que muestra la futura construcción de tanques de almacenamiento de combustible en Bata. Foto por el
autor.

que Malabo está viviendo “un sueño de buenas esperanzas”, o un sueño “que no habrá
desalojos sin esperanza ”, se refiere directamente a la polémica de La Buena
Desarrollo Esperanza .
En este artículo, explico la afirmación literaria de Mba de que Guinea Ecuatorial
el boom de la infraestructura de ea es la construcción de la memoria del petróleo; ese
estos proyectos están construyendo tiempo y temporalidades al mismo tiempo que son
construir "formas materiales que permitan la posibilidad de intercambio sobre el espacio",
como ha definido Brian Larkin (2013: 327) la infraestructura. Usando etnográfico
material del entorno construido y del "segundo" de Guinea Ecuatorial
conferencia económica nacional, el artículo trata sobre cuestiones de desarrollo
tiempo de conversación, linealidad, progreso, teleología, por un lado, y tiempo de aceite, por el otro.
otros: repetición y ciclicidad; fronteras seriales; abandono, desmantelamiento
sion y ruinas. Antes de llegar al material etnográfico, sin embargo, una breve
consideración del tiempo infraestructural tal como aparece en el epígrafe.
El paréntesis en el título de Mba, traducido como “(La construcción de) la
memoria del petróleo ”, es un juego de genealogías de Derrida para afirmar una mate-
insistencia imperialista: que la memoria del petrleo se
construido ahora en los edificios acristalados de Malabo Dos (Appel 2012b), en

44 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 45

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 1.2 Urbanización La Buena Esperanza. Foto del autor.

las carreteras recién pavimentadas, en los notables edificios gubernamentales, todos los cuales
sobrevivirá, de una forma u otra, al aceite mismo. Pero en la medida en que fueron financiados
por el aceite, serán sus monumentos y, posiblemente, sus ruinas. En la escritura de Mba,
el tiempo infraestructural se pliega sobre sí mismo; oscila y tartamudea a medida que avanza y
las recaídas coinciden. Este tiempo de tartamudeo refleja el hecho de que la infraestructura no
no tanto “llegar” a Malabo como avanzar y retroceder (Carse 2014): nuevos caminos
se rompen por tuberías nuevas; Las nuevas tuberías no llevan el agua para la que fueron
diseñado; la planta de tratamiento prometida en la valla publicitaria se encuentra como una ruina a medio construir
(Gupta, este volumen; Roitman y Mbembe 1995). En septiembre de 2007, cuando
Llegué para un viaje de trabajo de campo de doce meses, los caminos que se habían trazado durante
En un viaje anterior en el verano de 2006 fueron destrozados por toda la ciudad,
porque habrá agua potable para noviembre , la narrativa oficial
fuimos. No había. Y todavía en 2017 agua corriente en Malabo y más allá
es esporádico en el mejor de los casos y no potable. Este es un tipo particular de infraestructura
futuro que es más parecido al aplazamiento, más parecido a la forma en que Ann Stoler (2008)
ha descrito las formaciones imperiales como "estados de aplazamiento que imparten promesas
notas de la historia que no son excepciones a [el funcionamiento de tales formaciones] sino
constitutivos de ellos ”(193). Regularmente inacabados, y a menudo defectuosos, nuevos con-
la construcción está atormentada por el abandono. La promesa de distribución de la infraestructura

Tiempo de infraestructura 45

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 46

se refracta a través de las formas de gobierno y en igualdad que lo preceden y crean


el terreno sobre el que está construido. “El texto arquitectónico de los edificios inacabados
se erige como un recordatorio de. . . subtexto político ”(Roitman y Mbembe 1995: 335).
Para Mba, la infraestructura se convierte en la materia de los sueños en este laberinto esporádico.
tu temporalidad: las rotondas se convierten en máquinas del tiempo, los caminos son las lenguas
de una nueva criatura lamiendo el bosque mucho más antiguo. Una infraestructura compartida
la propia modernidad se convierte en un sueño: “un sueño de teléfonos móviles para todos,
agua para todos, electricidad para todos ". En la infraestructura de Guinea Ecuatorial
estructura boom, futurismo y aplazamiento, teleología y ciclicidad coexisten en un
estasis mareado.
Las ideas engañosas sobre infraestructura siempre fueron fundamentales para las teorías escenificadas
modernización, del relato de Lewis Henry Morgan (1877) sobre arcos y
flechas al riego a la construcción de hierro, al tecnodesarrollista te-
leologías que animaron tanto marxistas (Engels [1884] 2010) como ortodoxos
teorías de la modernización (Rostow 1960). Aunque las teorías escenificadas en las que
la infraestructura que se movilizó ahora han sido rechazadas como válidas
descripción, los antropólogos han señalado a menudo que la teoría de la modernización todavía

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

cuelga etnográficamente (Ferguson 1999). La gente de todo el mundo habla


términos de tiempo de desarrollo, progreso y recaída, de atraso y necesidad
ing para ponerse al día. En Guinea Ecuatorial, la narrativa de la modernización persistió
en parte a través de la materialidad de la infraestructura; a través de la distinción afectiva
ción (Mrázek 2002; Larkin 2013) entre un camino de tierra y uno pavimentado; Entre
hervir agua de un río o bien antes de beberla o beberla directamente de
un grifo. Donde la infraestructura sirvió como metonimia material de la modernidad, la atención
a los cursos de vida reales de la infraestructura confunde las narrativas desarrollistas de
Pro greso lineal. Por ejemplo, en vísperas de la Independencia de Guinea Ecuatorial
Día —12 de octubre de 2008— me senté alrededor de la mesa del comedor, en la oscuridad, con un
Familia ecuatoguineana que me acogió durante varios meses en el campo. Con el
electricidad apagada y velas parpadeando, aviones militares volaron bajo y ruidosamente
cabeza y nuestra conversación de la cena fue interrumpida por el ruido varias veces. Ambos
la madre y el hermano mayor (él mismo bien entrado en los cuarenta) comentaron
la ironía de la tecnología militar "avanzada" en un país donde la electricidad era
esporádico en el mejor de los casos. Cuando me excusé de la mesa y deseé a la familia
“Felices fiestas”, el hermano respondió: “No estamos en pen-
abolladura todavía ".
Tanto en el epígrafe de Mba como en la anécdota de la cena, la experiencia de
estructura se convierte en una constelación de Benjamín: "No es que el pasado arroje
su luz sobre lo presente, o lo presente, su luz sobre lo pasado; más bien,. . .
lo que ha sido se une en un instante con el ahora para formar una constelación. . .

46 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 47

dialéctica estancada ”(2002: 262). Para Benjamin, esta fue la analítica


riqueza del proyecto Arcades, las formas en que las percepciones de la infraestructura
puede "reemplazar las narrativas lineales de la historia con una constelación de eventos congelados
momentáneamente en una imagen que contiene historias del pasado y del presente ”(Kennel
et al. 2009). Aviones de combate sin electricidad, rotondas que rodean el
día en ochenta mundos, gesto a los fallos del tiempo lineal, al habitar afectivo
una época que se siente fracturada, que parece estallar con el futuro y
colapso bajo el peso de lo poscolonial ahora - "un inventado o aclarado
ayer y un mañana deseado o bien merecido ”. Pero en lugar de morar
cómodamente en este tiempo doblado, insisten tanto Mba como mis compañeros de cena ,
a través de la infraestructura, en lo que podríamos llamar tiempo de desarrollo, una normativa
temporalidad en la que los aviones militares deben coincidir con la electricidad pública
disposición, en la que la frenética construcción en Malabo y más allá debería
coinciden con agua para todos los cuerpos, electricidad para todos. Hibridez vivida,
seguro; tiempo coetáneo, seguro; pero, simultáneamente, una insistencia materialista en un deseado
estándar de vida (Ferguson 2006) que los ecuatoguineanos rutinariamente, y de hecho
metonímicamente, articulado a través de la infraestructura.

Tiempo de infraestructura I: desarrollo y economía nacional


“Pisos son el desarrollo”, decía el chiste. Desarrollar-
aparentemente, se puede calcular de acuerdo a cuántos niveles un edificio

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tiene. La broma fue una crítica no tan sutil del aparente estado ecuatoguineano
visión de desarrollo: construir, construir, construir. De hecho, en los contratos que obligan
empresas extranjeras de petróleo y gas para construir la sede local en Malabo Dos, una
cláusula especificaba que cada edificio tenía que tener al menos siete pisos de altura, independientemente
en función de cuántos empleados tenía la empresa en cuestión en el país (Appel 2012b).
Los amigos ecuatoguineanos a menudo satirizaban el lema de la nación: “unidad, paz y
justicia ”, o unidad, paz y justicia, cambiándolo por“ unidad, hormigón, y
cristal ”(unidad, hormigón y vidrio).
Más allá de las bromas que circulaban en los bares o alrededor de las mesas, la relación
El barco de la infraestructura al desarrollo tuvo una animada vida oficial, ya que los actores estatales
a menudo tuvo que justificar la inversión claramente exorbitante en algunos tipos de
infraestructura por encima de otras y en infraestructura por encima de todo. Cuando se presiona,
ministros y otros representantes estatales atribuían rutinariamente la persistencia
falta de fiabilidad de la electricidad, el agua corriente y las instalaciones escolares o sanitarias para
la necesidad de centrarse primero en el desarrollo económico a través de otras infraestructuras
proyectos: carreteras, represas, puertos, aeropuertos, edificios gubernamentales. Estos proyectos
fueron contratados y financiados por el gobierno, enmarcados como los primeros

Tiempo de infraestructura 47

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 48

paso para el crecimiento impulsado por el sector privado. En otras palabras, los funcionarios justificaron las carreteras
antes que el agua, los aeropuertos antes que la electricidad, como estrategia para dinamizar la economía
crecimiento que, en un futuro diferido, permitiría la provisión de infraestructura pública
sioning. Sin embargo, "la economía" aquí sirve como un pretexto complicado para una serie de
prácticas donde se encuentran el estado ecuatoguineano y la inversión petrolera estadounidense (Appel
2017). Primero, como dice el Fondo Monetario Internacional (FMI),
la vestimenta es un sustituto directo de la inversión privada. . . inversión pública en
Guinea Ecuatorial incluye viviendas, carreteras, puertos y aeropuertos, así como capitales.
tal o subsidios para la pesca, la agricultura y el transporte ”(2009: 10). En otra
palabras, lo que refleja el hecho de que Guinea Ecuatorial es uno de los pocos
naciones, incluida China, capaces de pagar directamente por proyectos de infraestructura,
La infraestructura se convierte en un método para lavar petrodólares. Contratos sin licitación en
a miembros específicos del régimen canalizar los ingresos estatales del petróleo y el gas
a empresas extranjeras. Este proceso a menudo incluye contratos inflados con paraestatales
de regímenes simpatizantes (China, Egipto, Marruecos), cuyo exceso
es "devuelto" a los funcionarios ecuatoguineanos (referidos en Guinea Ecuatorial
como indemnizaciones: ver Appel 2012b). En el boom petrolero de Camerún, Janet Roit-
hombre y Achille Mbembe (1995) se refieren a prácticas similares como "un extravagante
y economía improductiva del gasto público y privado ”dando lugar a
a “todo un comercio social con formas de intercambio político y modos
de apropiarse de bienes públicos que eran ampliamente conocidos ”(334-335). Quizás
no hace falta decir que nada fácilmente reconocible como un "sector privado" surge de
esta forma de apropiación centrada en la infraestructura, aunque el crecimiento económico
sigue siendo la explicación oficial de los proyectos que incluyen los 50 millones de euros
Mbini Bridge o el Centro de Conferencias Sipopo de 148,000 pies cuadrados,
realizado por la firma turca Tabanlıoğlu Architects, costo retenido. Infraestructura
como texto; la economía como pretexto; la política como subtexto.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Sin embargo, incluso como pretexto, en Guinea Ecuatorial como en otras partes, la economía
en toda su gestión (su trabajo conceptual y material en el mundo; las formas
en el que se imagina y describe esa obra; los otros objetos y conceptos
al que está conectado) es un objeto privilegiado, quizás el objeto privilegiado
(Appel 2017). El futuro se imagina a su alrededor; pensamiento de política normativa
lo toma como su propósito, al igual que los programas de desarrollo y los políticos locales. En
1983, después de su tercer viaje a Guinea Ecuatorial, el relator especial de la ONU y Costa
Fernando Volio Jiménez, profesor de derecho riquísimo, informó que “un funcionario después
otro hasta Obiang [Obiang Nguema Mbasogo, el presidente]
él mismo ”justificó las limitaciones a la prensa (no las había) y a la política
participación cal (se prohibieron los partidos políticos) “por ser necesaria para la
centrar la atención en cuestiones económicas ”(Fegley 1991: 220). Más de veinte

48 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 49

años más tarde, durante mi estancia en Guinea Ecuatorial, los ministros y otros
representantes atribuían rutinariamente los tenaces problemas de la infraestructura pública
estructura, sin mencionar los continuos límites draconianos sobre la prensa y el
organización liti ca de cualquier tipo, a la necesidad de centrarse primero en la infraestructura. los
la economía y la infraestructura que la "crearía" eran objetos de
el futuro y las justificaciones del aplazamiento constante del presente. Aqui no es
la nación, sino la economía nacional: su crecimiento, diversificación y
ventaja competitiva, que constituye el objeto de desarrollo y desarrollo
tiempo de conversación. La infraestructura es la materialización imaginada de esta cosa llamada
economía.
La articulación oficial de esta visión tuvo lugar en un marco económico nacional.
conferencia celebrada en 2007, en la que el estado presentó su desarrollo nacional
plan de desarrollo denominado Horizonte 2020 (Horizonte 2020). Cuatro meses en mi
trabajo de campo y exactamente diez años después de lo que los organizadores estatales habían llamado el
intente la "primera" conferencia económica nacional, esta fue la "segunda" nación del país
conferencia económica nacional. 2 Mientras hablo de esta conferencia y de la
economía como objetos de investigación etnográfica extensamente en otros lugares (Appel 2017)
lo que me interesa aquí es la articulación oficial del tiempo de desarrollo y la
infraestructura que fue uno de los temas centrales de la conferencia. El Horizonte 2020
La conferencia se llevó a cabo en Bata, la segunda ciudad de Guinea Ecuatorial. A diferencia de claustro-
Malabo fóbico, donde apenas se puede decir que el océano está allí a menos que
miras por encima de una pared, Bata se siente expansivo, con calles anchas, menos gente y
espacio para respirar. Aunque las actividades diarias de gobernanza tienen lugar en Malabo,
la administración pública también se mueve, trabajando periódicamente desde un segundo conjunto
de edificios y palacios ministeriales y administrativos en Bata. (Pendiente de
finalización de Oyala - "una nueva capital futura" - las prácticas y geografías
gobierno puede moverse de nuevo.) En la conferencia, el presidente y
ministros, ministros de gobierno, representantes de las empresas petroleras y sus
enlaces del gobierno local, empresarios nacionales e internacionales que esperan
invertir, el Banco Mundial, el FMI, la Agencia de Estados Unidos para
desarrollo, cabilderos de Washington, DC, Pro-
personal, delegados de la Comunidad Europea y de la Cooperación Española,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

diplomáticos de toda la región, empresarios locales y quién sabe


quiénes más se reunieron en nombre del futuro, Horizonte 2020.
Después de un día inicial de registro, ceremonias de apertura y reunión a puerta cerrada
ings, el día dos presentó a los participantes de la conferencia cuatro
sesiones: infraestructura, sector social, sector público y sector privado. Un-
encantados de tener que elegir entre estas cuatro reuniones claramente interrelacionadas,
Seguí a la porción decididamente más grande de la multitud hacia el sector privado

Tiempo de infraestructura 49

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 50

sesión, celebrada en una opulenta sala de conferencias con capacidad para aproximadamente quinientos
personas.
Las largas horas de la sesión del sector privado se llenaron de presentaciones en serie.
ciones del ministro de Minas, representantes del estado petrolero (GEPetrol)
y empresas de gas (Sonagas), y un empresario agropecuario alemán aparentemente en
el proceso de negociar un gran acuerdo con el gobierno. Cada presentador narra
calificó un futuro a la vez utópico y surrealista. “En el sector energético”, las Sonagas
el representante entonó, “el gobierno construirá dos plantas de acondicionamiento,
uno en Bata y otro en Malabo, para hacer disponible el gas para uso local y disminuir
dependencia continua del procesamiento extranjero de nuestros productos. Ellos tambin
estructurar una refinería modular en el país para bajar los precios. Para 2020, estado-
instalaciones de procesamiento de gas de última generación en Guinea Ecuatorial monetizarán el gas
que actualmente se quema en el proceso de producción de petróleo no solo aquí,
pero también en Camerún y Nigeria ".

“El potencial de la industria pesquera es colosal”, dijo la agroindustria


hombre, por pescado industrial, artesanal y de piscifactoría en el océano y los ríos,
con una capacidad local estimada de 65.000 toneladas por año, el equivalente
de $ 100,000,000. . . . El gobierno construirá dos centros industriales
y fábricas de hielo en Malabo y Bata para dar servicio a esta industria. Ellos van a
educar a los oceanógrafos e ingenieros de embarcaciones. Para 2020 habrá una flota
de buques pesqueros industriales, y una industria que produce valor agregado
productos para la exportación, incluido pescado salado, seco y ahumado, enlatado
y productos envasados, y piscifactorías modernas. Para 2020 Ecuatorial
Guinea será el centro comercial de la región para los productos del mar. Un-
nobón será el centro de la industria, donde las mujeres serán trans-
formados en pescadores comerciales.

Plantas de acondicionamiento de gas, refinerías modulares, instalaciones de procesamiento; factor de hielo


rios, barcos de pesca industrial, zonas de procesamiento de exportaciones. Las visiones articuladas
en la sesión del sector privado fueron conceptualizados casi en su totalidad a través de
potenciales infraestructuras. La diversificación de la economía alejada del petróleo
significó más infraestructuras de tipos específicos, que a su vez dependían de otras
Infraestructuras. El hielo, por poner un ejemplo, depende tanto del agua como de la electricidad.
Estas inquietudes de infraestructura anidadas surgieron repetidas veces en las presentaciones.
Una flota de barcos de pesca industrial requerirá un lugar para arreglarlos. Necesitaremos fab-
tiendas de rication. Si vamos a ser un centro comercial de pescado, necesitaremos almacenamiento
instalaciones. Instalaciones de almacenamiento en frío. ¿Y un puerto? Para ser el centro de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

la industria, Annobón necesitaría un puerto. Y así la infraestructura se puso de pie


metonímicamente para el desarrollo mismo, para el sector privado que se diversifica

50 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 51

de una dependencia excesiva del petróleo y hacia un futuro en el que todos,


“Incluso las mujeres de Annobón”, se sugirió, serían llevadas a un valiente
nuevo mundo infraestructural.
¿Qué tipo de tiempo de desarrollo está en juego aquí? Que significa que
¿Existe un deslizamiento entre el desarrollo económico y el desarrollo nacional?
¿Es el tiempo de desarrollo en juego para los organizadores de esta conferencia el mismo
tiempo de desarrollo previsto en proyectos de modernización anteriores, donde el público
Las obras y los objetivos colectivos se consideraron los fundamentos de la pro-
gress? ¿Es Horizonte 2020 equivalente a los planes quinquenales que se elaboran con frecuencia?
en el apogeo de la modernización poscolonial? Es la combinacion de economicas
crecimiento y desarrollo algo nuevo, un nuevo tipo de tiempo? Por ejemplo,
¿Debemos considerar la extensa documentación que los participantes de la conferencia
recibido como documentos de planificación o documentos especulativos? En la medida en que un
El plan se puede obtener de las actas de la reunión, la documentación y las irregularidades.
implementación en los años siguientes, ese plan es, esencialmente, para hacer
Guinea Ecuatorial un gran lugar para invertir, para atraer capital extranjero para reemplazar
aceite cuando se acabe. Por lo tanto, el plan de desarrollo es especulativo en su
uno mismo (en el sentido de que su ejecución no es posible dadas las condiciones actuales de inversión,
sobre el cual más adelante) y dependiente de la especulación de otros, pretendía segmentar
duce capital especulativo. No es una hoja de ruta o un plan quinquenal, pero tal vez
algo más cercano a lo que Guyer (2007: 410) ha llamado "futurismo de fantasía y
presentismo forzado ”en el que se evacua la especificidad del futuro cercano
a favor de una utopía lejana. Esto se siente algo parecido al aplazamiento de Stoler, el
diferimiento de la modernidad compartida de Mba hacia un futuro de fantasía que solo refuerza
la inevitabilidad del presente.
Uno de los primeros miembros de la audiencia en hacer una pregunta después de la narración surrealista.
de futuras utopías fue Alberto, el jefe de la delegación ecuatoguineana
para pequeñas y medianas empresas, que era propietario de una pequeña tienda que
vendía equipos informáticos y, casualmente, también era mi vecino de arriba.
Haciendo referencia oblicua a las amnesias de la conferencia actual, recordó
la audiencia de un foro nacional de 1982 sobre la promoción de las empresas, y
Conferencia de 1997, donde también se estableció que el sector privado
ser el motor del desarrollo. Después de estos recordatorios, Alberto preguntó: "¿Dónde
estamos ahora Necesitamos financiamiento y acceso al crédito, educación, buen trabajo
condiciones, acceso a tecnología y clima fiscal acorde a la ley. estoy
no es xenófobo ”, continuó,“ pero a las empresas extranjeras se les conceden todas las
contratos, y luego nos contratan con salarios pésimos como subcontratistas. Tengo
capacidad pero me falta el capital. Si tuviera el dinero, yo también podría subcontratar un contrato.
chitect o un ingeniero ". Cuando terminó, toda la sala de conferencias estalló

Tiempo de infraestructura 51

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 52

en estruendosos aplausos y vítores a pleno pulmón, y se volvió y sonrió y


saludó a la multitud. Su pregunta era una crítica apenas velada del Estado, y la
conferencias repetitivas que llegaron a las mismas conclusiones pero no produjeron nada
En g. Si todo lo que los presentadores iban a hacer era justificar una mayor infraestructura
desarrollo, implicaba su pregunta, y continuar entregando a esos lucrativos
contratos con empresas extranjeras, luego al menos recortar los locales (más allá del gobierno
funcionarios) en una parte del trato. Pero la pregunta de Alberto también funcionó en un segundo
ond registro, refiriéndose a otras infraestructuras no entendidas convencionalmente
como tales que permitan la construcción de un puerto o aeropuerto.
Finanzas y crédito, educación, acceso a la tecnología y clima fiscal
de acuerdo con la ley, todos podrían ser considerados los sub- "recursivos y dispersos"
estratos de infraestructura visible (Larkin 2013: 330; Appel y Kumar 2015),
quired para su construcción y mantenimiento. En otras palabras, Alberto no es
simplemente diciendo que los lugareños deben participar en lucrativos acuerdos de infraestructura.
Más bien, está señalando que, además de una antigua tradición colonial
en la que las empresas extranjeras participan voluntariamente en el
redes que los contratos de infraestructura infunden efectivo, esas empresas también
tener acceso a infraestructuras externas —financiamiento y crédito— que no están disponibles
capaz a los ecuatoguineanos. El gobierno contrata directamente con estos extranjeros
empresas en parte debido a las grandes indemnizaciones que los designados estatales
pueden recibir en cualquier proyecto dado, pero también en parte porque estas empresas
tener acceso a las infraestructuras financieras y tecnológicas que sustentan cualquier
gran proyecto de construcción, infraestructuras que aún residen en un
Futuro ecuatoguineano, como apunta Alberto. “Dada la creciente
redes que se pueden movilizar para comprender las infraestructuras ”, Larkin (2013)
escribe, “se nos recuerda que discutir una infraestructura es un acto categórico.
Es un momento de romper esas redes heterogéneas para definir qué
aspecto de qué red se discutirá y qué partes se ignorarán "
(329–330). Al hacer su pregunta, Alberto estaba desgarrando la naturaleza recursiva
de lo que se puede decir que “cuenta” como infraestructura, señalando que el acceso a
finanzas, crédito, derecho, tecnología y educación (casi completamente inaccesible para
actores locales) es de infraestructura para el boom de la construcción por el que todos
redondeada pero de la que pocos se beneficiaban. Alberto y la multitud que lo anima
con él estaban exigiendo que los presentes den cuenta de esas infraestructuras
también o, más exactamente, su ausencia.
Después de las confabulaciones futuristas de las actas de la conferencia principal, todos
Los participantes regresaron al lujoso auditorio para un tercer día de conclusión.
ing resúmenes. En este día de clausura, los participantes de la conferencia parecían notablemente
cansado. La gente entró tarde en la sala de conferencias; parecía haber menos

52 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 53

discusiones animadas en los pasillos. Habiendo pasado las tardes entre

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

diferentes días discutiendo el histórico evento durante cenas con ecuatoguineanos


amigos, nuestras conversaciones también se habían cansado, pasando de la risa
las metas impracticables hacia el letargo de las jornadas largas y el tiempo perdido. Después
Los participantes llenaron lentamente el gran salón esa mañana, nos sentamos y nos sentamos, esperando
para que aparezca el presidente, hundiéndose lentamente en nuestras sillas, arrugando nuestros
ropa y tratando de silenciar nuestros estómagos rugientes. Escribí en mi cuaderno
el futuro es agotador. Pero, finalmente, la voz del protocolo del presidente despertó
todos nosotros de nuestra depresión: “Su Excelencia, Jefe del Gobierno. . . " y el presidente
Los guardias de seguridad marroquíes de dent entraron delante de él. La audiencia aplaudió
ritmo y Obiang se unió mientras caminaba hacia su asiento en el centro del dignatario
ministros y ministros del gobierno en la mesa principal.
Y luego, fue como si por un momento el futuro increíblemente pesado cediera,
y la distopía del presente se deslizó. Frente al presidente y otros miembros
bers de esa mesa principal, los presentadores del gobierno elaboraron con una franqueza que
me sorprendieron los graves y obvios problemas que el país tendrá que superar.
llegar a alcanzar sus metas futuras: esencialmente estamos sin todos los servicios sociales básicos
vicios. Hay poca o ninguna agua corriente, nada potable. La electricidad es esporádica
en las ciudades y no distribuidas por todo el territorio. El sector de la salud es
esencialmente inexistente para la mayoría de los residentes del país y la educación
el sector es un poco mejor. No existe un acceso transparente al crédito para las pequeñas empresas,
y ningún proceso regularizado según el cual se pueda iniciar un negocio. Ahi esta
una falta total de instrumentos legales o regulación en todos y cada uno de los sectores. Hay serios
problemas con la propiedad privada y el derecho contractual. Durante este tiempo de infraestructura
ture desarrollo, no existe una ley contractual estatal o un conjunto de leyes con respecto a la calidad
del trabajo realizado.
Infraestructura, y metonímicamente la economía y el desarrollo en sí,
se convierte en futuro y aplazamiento a la vez. El acero reluciente y el asfalto liso
promesa de lo nuevo parece concretarse, para hacer más intransigente, incluso para jus-
tificar las relaciones entre el Estado y el ciudadano, el extranjero y el nacional, la oportunidad y
ejecuciones hipotecarias que sienten, para muchos ecuatoguineanos, vestigiales, anticuados, claramente lejanos
cical si no fueran tan consecuentes. Aquí llegamos de nuevo a los estados de Stoler
de aplazamiento, en el que las infraestructuras “reparten pagarés que no son
excepciones a su funcionamiento pero constitutivas de ellas: tutela imperial,
fideicomisos, autonomía diferida, intervención temporal, tutela condicional ”
(2008: 193). Uno podría objetar el uso de Stoler aquí, que de hecho se refería
a los proyectos imperiales como estados de aplazamiento. Pero sólo necesitamos ampliar la ecología de
infraestructura en juego en Guinea Ecuatorial contemporánea para responder a esa
preocupación. Son las infraestructuras de la industria transnacional de petróleo y gas, sus plataformas

Tiempo de infraestructura 53

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 54

y plataformas, embarcaciones flotantes de producción, almacenamiento y descarga, empresas


y enclaves residenciales (Appel 2012a, 2012b) - que producen primero el hidro-
carbonos y luego las rentas al estado ecuatoguineano que hacen ecuatorial
Es posible que aumente la infraestructura de Guinea. Y la industria del petróleo y el gas en Ecuador
rial Guinea no es más que una intervención temporal, una convulsión de exploración
y el abandono moldeados no por teleologías lineales del tiempo de desarrollo,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

sino por temporalidades cíclicas y vacilantes de descubrimiento, explotación y


agotamiento.

Tiempo de infraestructura II: Agotamiento, Desmantelamiento, Abandono


In the Time of Oil (Limbert 2010) describe las formas en las que convertirse en un
Estado exportador engendra una preocupación generalizada por la temporalidad del petróleo.
límites reales: ansiedad constante acerca de un futuro cercano radicalmente diferente sin
petróleo. Entre pasados ​y futuros sin petróleo, "el presente", el tiempo del petróleo,
“Se convierte en un momento anómalo. . . ni un paso en una trayectoria de progreso infinito,
pero un interludio, sorprendentemente y quizás milagrosamente próspero ”(Limbert
2010: 9; véase también Ferguson 1999).
En Guinea Ecuatorial, la primera y segunda conferencias económicas nacionales
tuvo lugar en este tiempo conscientemente "anómalo", un interludio de espectacular
acumulación que todos reconocieron como tal: futuro y agotamiento,
la exploración y el abandono estaban siempre-ya acoplados. Las teleologias
de modernización que circulan en Guinea Ecuatorial, las viviendas de desarrollo
tiempo opmental, literalmente contenía sus propios horizontes, delimitados por el
agotamiento de los recursos de petróleo y gas en treinta años, según la mayoría
tiempos. Gran parte del trabajo oficial del estado en el ínterin, entonces, fue construir como
tantos edificios como sea posible, “utilizando materiales modernos y permanentes” (Ministerio
of Mines, Industry, and Energy 2008: 26) antes de que se establecieran nuevos tipos de
recursos menguantes, capital extranjero en fuga, desmantelamiento y abandono,
de ruinas. Los ecuatoguineanos solo necesitaban mirar a través de una línea dibujada arbitrariamente en un
mapa a Gabón para visualizar estas ruinas del futuro (Gupta, este volumen).
La ciudad de Mongomo se encuentra en el extremo oriental del continente de Guinea Ecuatorial.
región nental. En el propio borde oriental de Mongomo, la carretera pavimentada se detiene abruptamente
en una puerta de brazo de barrera simple y un quiosco que marca la frontera con Gabón. Pasado
la puerta del brazo, se reanuda el camino de tierra. Oyem, unos cuarenta y un kilómetros en Gabón
en caminos alternativamente pavimentados y sin pavimentar, es una ciudad de cuarenta mil habitantes que
También conoció un boom petrolero. Una vez grandes edificios gubernamentales,
redes eléctricas, incluso un ferrocarril nacional construido con los petrodólares de Gabón
las décadas de 1970 y 1980 ahora se desmoronan silenciosamente, a menos de una hora de su aproximación

54 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 55

padres sucesores en Guinea Ecuatorial. El boom petrolero de Gabón coincidió con


una época de violencia masiva en Guinea Ecuatorial, y muchos ecuatoguineanos huyeron
al exilio en Gabón y vivió allí durante los fugaces momentos de
tiempo de desarrollo impulsado por el petróleo. En Gabón en las décadas de 1970 y 1980, Equatogu
Los ineanos me describieron que me trataban "como perros", los pobres vecinos refugiados
huyendo de un estado violento y caprichoso. A medida que su infraestructura se desmoronaba en un
mera línea en un mapa, con el Gabón temporal, entonces, era una premonición ominosa
para los ecuatoguineanos, un destello inquietante de que todo esto ha sucedido antes. Tiempo de aceite
no es sólo un interludio transitorio, sino también una forma de "serie y repetición violenta
despojo y apropiación, una especie de frontera permanente de exploración
y abandono ”(Watts 2010: 10; ver también Mason 2006).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

En un viaje por carretera a Oyem con un grupo de ecuatoguineanos, varios de los cuales
había pasado gran parte de su infancia allí, pero no había regresado
desde entonces, muchos negaron con la cabeza ante la arquitectura de estilo soviético, pintura descascarada,
y daño estructural visible que caracterizó a muchos de los edificios.
Lo recordaban de manera tan diferente: nuevo, moderno, impresionante. Como joven
gente, esta infraestructura ha estado imbuida de la mística y la repugnancia
la exclusión nacionalista que Moussa y otros trabajadores migrantes sienten ahora en
Guinea Ecuatorial. Mateo, un ecuatoguineano que había pasado su infancia en
Gabón y había regresado a Guinea Ecuatorial para trabajar para una empresa petrolera estadounidense,
lamentado:

No creo que el estado [ecuatoguineano] haya aprendido. Por ejemplo,


el paseo marítimo, que es muy bonito, está siendo
extendido. Ha costado una fortuna, pero el valor que aporta a la población
es infinitesimal en comparación con el valor que podría producir la inversión
ment en la universidad para formar técnicos. Esta misma jungla de cemento
subió en Gabón, en Nigeria, y es lo mismo que estamos haciendo aquí.
Hay hormigón por todas partes. La tendencia es imparable: hormigón,
rascacielos, hormigón, rascacielos. El único concreto que es bueno en mi
la opinión es caminos. Todo lo demás, aeropuertos en el interior, paseos, es
todo un desperdicio. Cuando empiece a investigar el despilfarro de recursos, vaya
a Gabón y mire el tren.

Al contemplar a Oyem, la cuestión de las ruinas comienza a acechar el futuro del presente.
ent. Hoy Guinea Ecuatorial está salpicada de intrincados trabajos en madera y ca-
las torres de los edificios coloniales españoles en varios estados de restauración o
mal estado. Los pequeños productores de cacao deambulan por los caminos trillados de antaño grandes
plantaciones, a menudo viviendo con sus familias extendidas en cáscaras de for-
mer grandes casas, tendederos extendiéndose hacia el sol. Las infraestructuras

Tiempo de infraestructura 55

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 56

del tiempo del petróleo, de manera similar, presentan al menos dos paisajes de infraestructura relacionados
que presagian las ruinas del futuro de Guinea Ecuatorial.
Primero, están las infraestructuras que han sido objeto de este capítulo:
las carreteras asfaltadas, el paseo marítimo, los palacios de gobierno, hasta todo Oyala.
Aunque están diseñados para durar más que el ciclo de vida de la explotación de hidrocarburos,
así como su construcción se financió con las rentas del petróleo, también lo es su mantenimiento
y reparación dependiente de ese ingreso, a menos que el sueño utópico de un diversificado
economía nacional y una población local recién educada y financiada
iban a suceder. En segundo lugar, existe el paisaje correspondiente de potencial
ruinas más cercanas a los edificios coloniales españoles, en el
la propia infraestructura petrolera: las refinerías y plantas de almacenamiento, gas natural licuado
trenes, enclaves residenciales y corporativos amurallados, plataformas costa afuera fijas. Petróleo
ruinas pueden ser la nueva industria patrimonial o los nuevos sitios que la gente
Recupere finalmente, gradualmente, tendiendo ropa de tubería a tubería. Como Fernando
Coronil escribe sobre Venezuela, “con el envejecimiento de la industria, el petróleo abandonó
campamentos y pueblos petroleros en descomposición esparcidos por los estados de Zulia, Portugal

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tuguesa, y Anzoátegui han añadido un aura fantasmal a la antigua presencia del petróleo en
Venezuela ”(1997: 109; véase también Burtynsky 2009; Effendi 2010).
Para Phil, un ingeniero petrolero estadounidense que vive y trabaja en Ecuador
rial Guinea, las ruinas inminentes allí se entrelazan con sus experiencias de petróleo
futuros, ahora pasados, en otros lugares:

Siempre tienes problemas de abandono y desmantelamiento, especialmente


de instalaciones de producción de petróleo y gas. Eventualmente el recurso se agota. los
se desconoce la fecha exacta. . . . [Con el procesamiento de gas de Guinea Ecuatorial]
instalaciones, el objetivo es seguir utilizándolas a largo plazo, pero ha
para encontrar otras fuentes. . . . Así que digamos que en veinte o treinta años
necesitan ser abandonados y desmantelados. . . . En alta mar tienes que
eliminar la infraestructura: tapar y sellar los pozos, eliminar las plataformas. No es un
esfuerzo económico. Hacen arrecifes artificiales en el Golfo de México,
sacar los productos químicos. Si eso se hace aquí o no, no lo sé. Debajo
la mayoría de los contratos, todo lo que compramos al final del día pertenece al
gobierno. Hasta que terminemos, podemos derribar cosas, venderlas, etcétera. Pero
una vez que terminamos le damos la vuelta, es de ellos. La tierra es de ellos. Le damos la vuelta
a ellos.

La industria tiene "problemas de abandono" que, por su naturaleza, duran más que el hecho
del propio abandono. Gran parte de la infraestructura costa afuera: plataformas, flotantes
buques de producción, almacenamiento y descarga— seguirá adelante. Pero otras infraestructuras
La seguridad que viene con la producción de petróleo y gas durará mucho después de que el recurso y

56 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 57

sus ingresos se han secado, ya sea en "arrecifes" en el fondo del océano, abandonando
plantaron plantas sin nada que procesar, o enclaves cerrados recientemente permeables
para uso local. Tiempo de petróleo: anómalo, cíclico, preñado de abandono.
transecta violentamente el tiempo de desarrollo. De Oyem a estructuras hundidas, el petróleo
las infraestructuras son las ruinas del futuro.

Conclusión
Cuando vivía en Guinea Ecuatorial no me quejaba del agua corriente. Esto es un
la realidad compartida que todos soportamos. Pero tuve que quejarme de que mi país no era habitable
Por todos. ¿Electricidad? Todos compartimos una situación difícil. Pero que no todo el mundo tiene permitido
compartir incluso esa situación? Inaguantable.

El escritor ecuatoguineano exiliado que pronunció estas palabras en 2009 nos recuerda
de los peligros de una preocupación humanitaria y biopolítica estrechamente
a la infraestructura puede convocar: “Al excluir la política, el humanitarismo
reproduce el aislamiento de la vida desnuda y de ahí la base de la soberanía misma ”
(citado en Robins 2009: 637). Esta es precisamente la forma en que muchos Equatogu
Actores estatales ineanos utilizaron la infraestructura para justificar múltiples aplazamientos: privados
Las infraestructuras necesitan diversificar la economía nacional antes que la infraestructura pública.
las estructuras pueden proporcionar bienes y servicios; los contratistas extranjeros necesitan construir
esta infraestructura antes de que podamos hablar sobre el acceso al crédito para las empresas locales

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

o derecho contractual; Es necesario establecer infraestructuras públicas antes de que podamos


hable de poder político, dictadura o represión. Las palabras del escritor son
una advertencia sobre lo que está en juego en la infraestructura de Guinea Ecuatorial
ture desarrollo. El agua y la electricidad esporádicas son soportables, nos recuerda,
más aún cuando son una condición de vida compartida. Pero tantos abiertamente disidentes
Los ecuatoguineanos (incluido el hablante) viven en el exilio, incapaces ni siquiera de compartir
la soportabilidad de una infraestructura poco fiable le resulta insoportable.
Y así termino con la cuestión de la infraestructura y el tiempo político, cruzado
recortando, nuevamente, el tiempo de desarrollo y el tiempo de aceite. Antes del petróleo, hasta principios
1990, el formidable régimen de Obiang (ya en el poder durante más de una década
ese punto) se había ido debilitando. Con deudas externas entre las más altas de
África y la austeridad impulsada por la condicionalidad causaron estragos, hubo una fuerte
y una creciente coalición de oposición que ganó un número de escaños sin precedente
en las elecciones parlamentarias de 1992. "Y ahí es cuando empezó el petróleo", ex-
se lamentó un político de la oposición. “El petróleo era como un chaleco salvavidas para el régimen,
un globo de oxígeno para ayudarlo a flotar ". Con contratos firmados y dinero recién
Las compañías petroleras estadounidenses le dieron al "estado" una fuerza y ​coherencia que

Tiempo de infraestructura 57

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 58

casi había perdido. Hoy, Obiang es el jefe de estado con más años de servicio en el mundo,
habiendo ganado la reelección en abril de 2016 con el 93 por ciento de los votos. En la imagen de
petróleo como chaleco salvavidas para este régimen, me gustaría sugerir que la oposición
posición política nos da otra visión de la infraestructura, una visión de insoportable
ligereza: la infraestructura se infla aparentemente de la noche a la mañana con el oxígeno político
de las empresas petroleras estadounidenses y los ingresos y la reducción de la opresión que tanto confían
traer hábilmente. Materialidades aparentemente duraderas de la infraestructura: asfalto, hormigón,
acero, vidrio, son en sí mismos una materialización rígida del gobierno continuo de Obiang.
De hecho, muchos, si no la mayoría, de los ecuatoguineanos atribuirían personalmente (junto con
un continuo de admiración al disgusto) proyectos de infraestructura para él, una
Basílica barroca de estilo italiano de mil metros cuadrados construida a un costo de 9 mil millones
francos cfa (∼ $ 17,5 millones) en su ciudad natal y la nueva capital de Oyala
donde Obiang ha exigido que se muevan edificios nuevos enteros porque él
No le gustó la vista, como extremos entre innumerables ejemplos. La construcción
de la memoria del petróleo será también fundamentalmente la memoria de Obiang.

El tiempo de desarrollo siempre fue un mito (Fanon 1963; Fabian 1983;


Ferguson 1999; Chakrabarty 2007). Etnográficamente, fracturas de tiempo lineal
en constelaciones de futuro y aplazamiento, teleología y estasis. Pero deseo
para el mundo de la infraestructura con el que ha llegado el momento del desarrollo
asociados —carreteras y rascacielos pavimentados, agua corriente y electricidad— es un
reclamo sobre la igualdad material en un mundo profundamente desigual (Ferguson 2006). En
Guinea Ecuatorial y otros lugares, la quimera del "progreso" del desarrollo,
estructural y de otro modo, con demasiada frecuencia no llega a través de la teleología confiable
del tiempo de desarrollo, sino a travs de las temporalidades intermitentes de la formacin imperial
ciones, petróleo y el desarrollo mismo entre ellos. La industria del desarrollo es

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

notoriamente voluble, influido de un lado a otro por las tendencias del desarrollo. ("Hicimos nosotros
decir Back to the Land? Lo siento, se suponía que era Regreso a la fábrica. Todos
un gran error ”[Ferguson 1999: 241].) Como Phil, el ingeniero petrolero estadounidense
citado anteriormente, demuestra, la presencia de la industria petrolera estadounidense en Ecuador
rial Guinea es inequívocamente temporal. Más simplemente, se irán cuando
el recurso se agota. De otras formas, sin embargo, la zona tecnológica (Barry
2006) cum imperio que es la industria petrolera transnacional de EE. UU.
después de que se agoten los hidrocarburos. Como las agujas de la catedral de la co-
solialismo, las extensas infraestructuras que levantan el petróleo y el gas son las ruinas y
los escombros (Gordillo 2014) y los arrecifes del futuro. Mientras que la administración colonial
istradores, funcionarios estatales contemporáneos ecuatoguineanos y muchos expatriados
los trabajadores narran estas infraestructuras en términos progresivos, su constelación de

58 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 59

aplazamiento, pagarés, abyección y abandono desmienten fácilmente esas narraciones


raciones. “Todavía no estamos en dependencia”, dice mi familia anfitriona; "Ve a Gabón y
mira el tren ”dice Alberto. Que el tren construido con petrodólares no ha
Run in de cades sigue sin decirse. El tiempo de desarrollo vivido siempre ha sido
más como el tiempo del aceite: intermitente y temporal, en serie y cíclico. Pero la durabilidad
del gobierno de Obiang, de hecho, su aparente intratabilidad testimonia la insoportable
peso de la extracción de aceite en tiempo político en Guinea Ecuatorial y alrededor
el mundo. Bajo los cielos del Antropoceno, las infraestructuras impulsadas por el petróleo se inflan como
chalecos salvavidas para un régimen que de otro modo debería haberse ahogado en su propia violencia
y exceso. Como las promesas y traiciones del tiempo de desarrollo, el tiempo del aceite,
el tiempo lítico y el tiempo imperial se cruzan entre sí, la promesa de infraestructura
emerge como categoría etnográfica. La atención a la infraestructura permite
nuevas arqueologías del presente, percepciones multiescalares sobre la temperatura oscilante
las poralidades de las formaciones imperiales de hoy.

notas
1 Guinea Ecuatorial está ampliamente clasificada entre los dictadores más corruptos y cleptocráticos.
barcos en el mundo por Transparencia Internacional, el Banco Mundial, Freedom House,
y The Economist Intelligence Unit y otros equipos que hacen este tipo de cosas. En
En 2016, Freedom House colocó al país en su categoría de “lo peor de lo peor”, junto con
Corea del Norte, Sudán y Turkmenistán. El mismo Obiang se ubica constantemente entre
los líderes más ricos del mundo. Los relatos académicos enmarcan con demasiada frecuencia a Guinea Ecuatorial
como excepcional. Incluso Bayart (1993), quien sostiene que “no debemos dibujar demasiado apresuradamente
conclusiones sobre la relación privilegiada entre poder y riqueza [dado que]
las posiciones de poder nunca absorben todos los canales de riqueza ”- continúa diciendo que
“Sólo el gángsterismo político de una familia Touré en Guinea, o una familia Nguema en
Guinea Ecuatorial se acerca a una confiscación de facto de los medios de riqueza ”(91).
Y, sin embargo, el gobierno de Obiang Nguema Mbasogo, que ahora se acerca a las cuatro décadas, es como
todos los proyectos estatales, un “conjunto de instituciones translocales, contradictorias y de múltiples capas,
prácticas y personas ”(Sharma y Gupta 2006: 6). Mientras que Obiang, los miembros de su familia
bers, y sus asociados cercanos se han beneficiado durante mucho tiempo del dominio absoluto y el acceso a
posiciones de poder, también es importante subrayar las fracturas y tensiones en el mismo
corazón del régimen.
2 Conferencia Económica Nacional II, Plan Nacional de Desarrollo Económico,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Agenda para la Diversificación de Fuentes de Crecimiento, Guinea Ecuatorial hacia


Horizonte 2020. En 1997, Guinea Ecuatorial celebró su primera conferencia económica nacional
ence. Había habido conferencias a nivel nacional antes, pero la conferencia de 1997 fue
se distingue por el hecho de que fue concebida, documentada y publicitada por su
organizadores estatales como la "primera" conferencia económica nacional de Guinea Ecuatorial (Appel
2017). El petróleo había sido descubierto tres años antes por una industria petrolera estadounidense independiente.
empresa, y pequeñas cantidades de dinero de contratos exploratorios y arrendamientos de campo habían

Tiempo de infraestructura 59

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 60

acaba de empezar a circular de regreso a Guinea Ecuatorial. Este fue un giro dramático de los acontecimientos
para un microestado caracterizado por un colapso económico sin precedentes a fines de la década de 1970,
arrastrándose hacia una agobiante carga de deuda a principios de la década de 1990.

referencias
Appel, Hannah. 2012a. Trabajo offshore: petróleo, modularidad y el cómo del capitalismo en
Guinea Ecuatorial. Etnólogo estadounidense 39 (4): 692–709.
- - -. 2012b. Muros y elefantes blancos: extracción de petróleo, responsabilidad e infraestructura
Violencia cultural en Guinea Ecuatorial. Etnografía 13: 439–465.
- - -. 2017. Hacia una etnografía de la economía nacional. Antropología cultural
32 (2): 294–322.
Appel, Hannah y Mukul Kumar. 2015. Finanzas. Teorizando lo contemporáneo, Cul-
sitio web de Antropología tural , 24 de septiembre de 2015. https : // culanth. org / fieldsights / 717
- finanzas .
Barry, Andrew. 2006 Zonas tecnológicas. Revista europea de teoría social 9 (2):
239-253.
Bayart, Jean F. 1993. El estado en África: La política del vientre . Hoboken, Nueva Jersey: Wiley Press.
Benjamin, Walter. 2002. El proyecto arcades , ed. Rolf Tiedemann. Cambridge, MA: Har-
vard University Press.
Burtynsky, Edward. 2009. Oil. Gotinga: Steidl.
Carse, Ashley. 2014. Más allá de la gran zanja: política, ecología e infraestructura en la Pan-
ama Canal. Cambridge, MA: mit Press.
Chakrabarty, Dipesh. 2007. Provincializar Europa: pensamiento poscolonial e histórico
diferencia . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Coronil, Fernando. 1997. El estado mágico: Naturaleza, dinero y modernidad en Venezuela.
Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Effendi, Rena. 2010. Sueños en pipa: una crónica de vidas a lo largo del oleoducto. Amsterdam: Schilt.
Engels, Frederick. (1884) 2010. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado.
Archivo de Internet marxistas. https: // www. marxistas. org / archive / marx / works / download
/ pdf / origen _ familia. pdf .
Fabián, Johannes. 1983. El tiempo y el otro: cómo la antropología hace su objeto . Nueva York:
Prensa de la Universidad de Columbia.
Fanon, Franz. 1963. Los miserables de la tierra . Nueva York: Grove Press.
Fegley, Randall. 1991. Guinea Ecuatorial. Oxford: Clio.
Ferguson, James. 1999. Expectativas de modernidad: mitos y significados de la vida urbana en el
Cinturón de cobre de Zambia. Berkeley: Prensa de la Universidad de California.
- - -. 2006. Sombras globales: África y el orden mundial neoliberal. Durham: Duke Uni-
Versity Press.
Gordillo, Gaston. 2014. Escombros: El más allá de la destrucción . Durham: Universidad de Duke
Prensa.
Guyer, Jane. 2007. Profecía y futuro cercano: reflexiones sobre macroeconomía, evangelización
tiempo cal y puntuado. Etnólogo estadounidense 34 (3): 409–421.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

60 Hannah Appel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

Página 61

Harrison, Virginia. 2013. Las mejores economías del mundo en 2013. cnn. http: // dinero. cnn. co m
/ galería / noticias / economía / 2013/12/27 / mejor - economías / 2. html .
Fondo Monetario Internacional. 2009. República de Guinea Ecuatorial: Temas seleccionados. imf
Informe de país No. 09/99. Washington DC.
Kennel, James y col. 2009. La política emancipadora de la imagen dialéctica. Leyendo
las arcadas / lectura de las ramblas . https: // arcadaspromenades. wordpress. com / ta g
/ convolute - n .
Larkin, Brian. 2013. La política y poética de la infraestructura. Revisión anual de Anthro-
pology 42: 327–343.
Limbert, Mandana. 2010. En la época del petróleo: piedad, memoria y vida social en un omaní
pueblo. Stanford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
Mason, Arthur. 2006. Imágenes del futuro energético. Cartas de investigación ambiental 1 (1):
1-4. https: // doi. org / 10. 1088/1748 - 9326/1/1/014002 .
Mba Abogo, César A. 2011. (La construcción de) la memoria del petróleo , ed. Dulcinea
Tomás Cámara. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. http: // www
. cervantesvirtual. com / obra / la - construccion - de - la - memoria - del - petroleo .
Ministerio de Minas, Industria y Energía. 2008. Contrato de producción compartida (sam-
ple). Sitio web de mmie de la República de Guinea Ecuatorial. http : // www. ecuatorialoil. co m
/ PDFs% 20for% 20download / Model% 20PSC _ 2006 _ Inglés. pdf .
Morgan, Lewis Henry. 1877. Sociedad antigua. Nueva York: Henry Holt.
Mrázek, Rudolf. 2002. Ingenieros de tierra feliz: Tecnología y nacionalismo en una colonia.
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Robins, Steven. 2009. La ayuda humanitaria más allá de la "mera supervivencia": el movimiento social
patrocina la violencia xenófoba en Sudáfrica. Etnólogo estadounidense 36 (4): 637–650.
Roitman, Janet y Achille Mbembe. 1995. Cifras del tema en tiempos de crisis. Público
Cultura 7: 323–352.
Rostow, Walter W. 1960. Las etapas del crecimiento económico. Cambridge: Universidad de Cambridge
sity Press.
Sharma, Aradhana y Akhil Gupta, eds. 2006. La antropología del estado: un lector .
Hoboken, Nueva Jersey: Wiley Blackwell.
Stoler, Ann Laura. 2008. Imperial debris. Antropología cultural 23 (2): 191–219.
Watts, Michael. 2004. Ambientes violentos: el conflicto petrolero y la política ecológica
de gobierno en el delta del Níger, Nigeria. En Ecologías de liberación , 2ª ed., Ed. Ricardo
Peet y Michael Watts, 273-298. Nueva York: Routledge.
- - -. 2010. Regímenes de vida: vida y muerte en los campos petrolíferos de Nigeria. Papel entregado
al taller de crisis del capitalismo en la Universidad de Stanford, el 13 de abril.

Tiempo de infraestructura 61

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542463/9781478002031-002.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 62

El futuro en ruinas: reflexiones sobre


la temporalidad de la infraestructura
akhil gupta

Este capítulo explora la temporalidad de la infraestructura centrándose en la


lación entre el futuro y la ruina. Mientras que la relación entre
las infraestructuras y el futuro se ha apreciado desde hace mucho tiempo, esto apunta a la
El futuro rara vez atiende al hecho de que las infraestructuras ya están siempre en el
camino a convertirse en ruinas. La ruina llama nuestra atención sobre el trabajo en curso de
mantenimiento que es necesario para dar a los proyectos de infraestructura su
paz de solidez e inmovilidad (Carse 2014; Barnes 2016). Voy a discutir
para una visión que considere la infraestructura como un proceso abierto en lugar de
a través de las teleologías de "finalización" y "progreso" (Graham y McFar-
carril 2014). Brevemente, mi argumento es que la visión convencional de la infraestructura
proyectos culturales que comienzan con la planificación y terminan con fallas de inauguración
la naturaleza dinámica del tiempo infraestructural en favor de un guión de mo-
dernity. Promoveré una visión contraria que ve las infraestructuras como un proceso
que se caracteriza por múltiples temporalidades, futuros abiertos y la constante
presencia de decadencia y ruina. Conceptualizo la infraestructura como un proceso, no
una cosa: una cosa en movimiento, efímera, cambiante, esquiva, en descomposición, degradante,
convirtiéndose en una ruina sino por las rutinas de reparación, reemplazo y restauración
(oa pesar de ellos). Si se añade a una temporalidad tan compleja la peculiar
características de la infraestructura en el Sur global, tenemos un aspecto aún más sorprendente
cuestionando las teleologías implícitas que marcan el tiempo infraestructural
(Barak 2013). Exploro aquí este rico y contradictorio conjunto de relaciones entre
infraestructuras y su futuro.
Las infraestructuras siempre se han considerado con visión de futuro para una serie de
de razones. La mayor parte de la inversión en infraestructura tiende a ser "desigual": implica
grandes desembolsos de capital, así como importantes gastos de otros recursos, como
como tierra, energía o recursos humanos. Tales inversiones suelen dar frutos
un largo período de tiempo, que va desde unos pocos años hasta cincuenta años o más. Así,
Las inversiones en infraestructura siempre implican cálculos sobre el futuro, y

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 63

Dado que las infraestructuras suelen ser bienes públicos, el cálculo del rendimiento es
a menudo incierto. La esperanza es que la construcción de infraestructura resulte en una mayor

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

niveles de crecimiento económico y mejoras en el bienestar de la población


ción. En este sentido, las inversiones en infraestructura están destinadas a generar
un futuro deseable, pero si ese futuro realmente llegará a suceder siempre es
impredecible (Koselleck 2004).
Tomando prestado del trabajo de Arjun Appadurai (2013) sobre el futuro, podemos decir
que las infraestructuras nos hablan de aspiraciones, anticipaciones e imaginaciones
del futuro: cómo piensa la gente que debería ser su sociedad, qué quieren
cómo será, y qué tipo de declaración desean hacer sobre esa visión de
el futuro. Las infraestructuras son ejemplificaciones concretas de visiones del futuro.
Otro papel impor tante que desempeña la infraestructura es dar forma a la actual
a través de una política de anticipación. Quizás debido a la inversión involucrada,
La infraestructura casi siempre se construye para exceder las necesidades actuales: se construye en
ipación de un futuro aún no logrado. Por ejemplo, una nueva terminal de aeropuerto puede
construirse no para los niveles actuales de tráfico, sino para manejar el tráfico anticipado en
diez años. Este lado anticipatorio de la infraestructura significa que siempre es futuro
orientado, y el horizonte de anticipación puede ser desde unos pocos años
anhelar el futuro. Por esta razón, quizás más que la mayoría de los fenómenos sociales
nomenos, la infraestructura deja en claro cómo el futuro configura el presente.
Resulta que podemos comprender mucho sobre el futuro social si
mirando la infraestructura. Sabemos que las infraestructuras fijan el espacio y el tiempo
porque, una vez terminados, son difíciles de revertir. Por ejemplo, una autopista
una comunidad puede acabar destruyéndola, pero incluso si la mayoría de la gente se da cuenta
que la carretera es un error, es poco probable que la excaven o la trasladen
más. La razón no radica solo en la inversión de capital necesaria para reconstruir
la carretera, sino también porque la ubicación de la carretera genera su propia
efectos de infraestructura en la ubicación de nuevas casas, escuelas o negocios.
Hay otras razones para pensar en la infraestructura como tecnología
de y para el futuro que van más allá de su función de fijar el tiempo y el espacio. Infra-
La estructura debe verse como una metáfora concreta: como una presencia física en el
paisaje que canaliza la comunicación, los viajes y el transporte de
bienes; un proyecto biopolítico que tiene como objetivo abordar la salud y el bienestar de los
población al tiempo que facilita la disciplina y el control; y un aspiracional
proyecto que funciona como símbolo e índice de un futuro devenir (Harvey
y Knox 2015). Los dos últimos aspectos de la infraestructura son tan importantes para
su papel en la configuración de futuros como el primero. Centrándose en la relación entre el
la biopolítica y la infraestructura, el gobierno de las personas y de las cosas,
puede ayudarnos a formular mejor una antropología del futuro y del presente.

El futuro en ruinas 63

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 64

Otra forma de vincular estos tres aspectos de la infraestructura es enfatizar


cómo la infraestructura da forma a la biopolítica a través de su papel en la imaginación de
el futuro. Si uno mira la imaginación de los futuros nacionales, la infraestructura
ha sido un mecanismo clave por el cual los imaginarios biopolíticos y políticos
han sido construidos. La infraestructura representa lo que hace que una nación
Estado moderno y desarrollado. La infraestructura de vanguardia representa un moderno
Estado nacional. Una de las declaraciones más famosas en la historia de la poscolocación

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

La India inicial, que todos los escolares de la India pueden narrar, es una cita de
Jawaharlal Nehru, primer primer ministro de la India, al inaugurar el Bhakra
Presa de Nangal en Punjab: "Estos son los templos de la India moderna". Con su entusiasmo
sentido de la historia, y su capacidad única para articular la promesa de la modernidad,
Nehru fusionó el pasado con el futuro e infundió la infraestructura con espíritu
afecto tual.
Uno puede ver la prisa por construir infraestructura altamente visible en el Tercer Mundo.
países que se están volviendo más ricos como explicable no simplemente por su crecimiento
necesidades de tal infraestructura, que sin duda son reales, pero también por lo que tales
infraestructura representa: que el estado-nación es ahora moderno, industrial y
desarrollado. Cuando China celebró los Juegos Olímpicos, la gente del resto del mundo
me maravilló tanto la increíble infraestructura que se había puesto en marcha
como lo hicieron los propios Juegos. De hecho, en la carrera para ser contado como una
Estado-nación desarrollado, la infraestructura es crítica. Nada anuncia que un lugar
es una ciudad de clase mundial o un estado-nación desarrollado tanto como su infraestructura
(Anand 2006). Si la infraestructura en Shanghai hace que Occidente mire hacia atrás
en comparación, es sólo porque hemos internalizado completamente un
reloj de infraestructura ”en el que ciudades, regiones, naciones e incluso continentes pueden
organizados hacia atrás y hacia adelante, adelante y atrás, y desarrollado y
subdesarrollado. El alocronismo se instancia a través del estado de la infraestructura.
Otra forma en que se vinculan lo biopolítico y lo infraestructural es
a través de mecanismos burocráticos. El argumento sobre los "nuevos bienes públicos"
como la transparencia, la rendición de cuentas, el poder compartido y la oferta de opciones para
consumidores, es que al operar en el mecanismo institucional y burocrático
que regulan la infraestructura, permiten una entrega más eficiente de esos
productos (Bear y Mathur 2015). El argumento a favor de la rendición de cuentas nunca es
va a ser que construya caminos, pero, para los caminos que se construyen, espera hacer
el proyecto es más barato, más eficiente y más equitativo. Si el debate sobre infra
estructura hasta ahora se centró en las consecuencias políticas y sociales de cosas como
el desplazamiento de personas por grandes represas, la compra de tierras a los agricultores
bajo dominio eminente, y así sucesivamente, entonces los nuevos bienes públicos atraen nuestra atención
mucho más a la reforma institucional, a las burocracias que son una necesidad

64 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 65

parte esencial del desarrollo de la infraestructura. Derivan del reconocimiento


que la entrega de los viejos bienes públicos necesitaba burocracias, y que estas
Las estructuras burocráticas eran tan importantes para la provisión de infraestructura como
el cemento y otros materiales necesarios para la construcción. Tentador como es para
que vayamos por ese camino, no debemos tratar las estructuras burocráticas como una "secundaria"
Característica de las obras públicas. Como Marx nos recuerda constantemente a lo largo de El Capital ,
las formas organizativas en las que tiene lugar la producción forman parte
el proceso de producción como las herramientas y la maquinaria. De hecho, cuando institucional
y las formas organizativas se denominan maquinaria de producción,
el uso no es analógico, sino literal. Un sistema de producción no solo se constituye
por varios tornos, sino por su ordenamiento en filas, con división de tareas para
cada operador. La analogía que deseo dibujar es que una lógica similar opera en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

caso de burocracias y bienes públicos.


Los "nuevos" bienes públicos, por tanto, nos permiten hacer explícito el vínculo entre
entre lo biopolítico y lo infraestructural, y esto puede constituir una buena
lugar para pensar en el papel de la infraestructura en la modernidad. Centrándose en el
burocracias que permiten la construcción y operación de infraestructuras también ayuda
ven las infraestructuras como un proceso, un conjunto operativo que requiere
trabajar, en lugar de como un objeto estático.

El futuro como ruinas


Ahora considero el futuro como escombros y las ruinas del futuro. En formulat-
al hacerlo así, no me dedico simplemente a un juego metafórico; Tengo la intención de atarlo
concretamente a las infraestructuras de la modernidad (véase también Schwenkel 2013). Ese
"Hormigón" se utiliza tan a menudo como sinónimo de "material" es sin duda un reflejo de
infraestructura del siglo XIX; la materialidad de las ondas de radio y la banda
ancho puede inspirar otras metáforas y otras sustancias, o tal vez su
La materialidad desaparecerá en las metáforas en las que hablaremos de la
infraestructura del futuro.
Las tres dimensiones de la infraestructura destacadas anteriormente: un canal que
permite la comunicación, los viajes y el transporte de mercancías; una biopolítica
proyecto para maximizar la salud y el bienestar de la población al mismo tiempo
como someterlo a control y disciplina; y su papel como símbolo de un futuro
que se están llevando a cabo— son especialmente visibles en el sector energético. Esto es
no es de extrañar, porque la importancia política y social de la energía está aumentando
a medida que se aclara el problema del cambio climático. Pero existen otras razones
también. Países tan grandes y anteriormente pobres del mundo como China e India
industrializar, su demanda de recursos energéticos e infraestructura se dispara

El futuro en ruinas 65

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 66

hacia arriba, desde carbón y petróleo hasta energía solar y eólica. Las implicaciones sociales de este
la demanda son enormes, desde el desplazamiento masivo de poblaciones al medio ambiente
consecuencias tales.
Que la política energética es un eje crítico de la biopolítica se hace evidente cuando
entendemos que la gestión de la población requiere el gasto
mueble y regulación de fuentes de energía. Ya se trate de alimentos o petróleo
recursos, controlar y acceder a estas fuentes de energía han sido fundamentales
a la gestión estatal de sus poblaciones (Collier 2011). Sin embargo, muy poco de
la literatura sobre biopolítica se ha comprometido con las fuentes de energía. La idea de publico
bienes reúne preocupaciones de infraestructura sobre alimentos, agua, electricidad,
y energía con los objetivos biopolíticos de aumentar el bienestar de los
población. Aprovisionamiento gubernamental de infraestructura (bienes públicos vistos
como monopolios "naturales") es un componente esencial para maximizar el bienestar
de la población. Infraestructuras para el abastecimiento de alimentos a la población,
agua, energía, salud y educación, y de proporcionar transporte y
comunicación, a menudo se consideran necesarias para lograr una aceptación
nivel de desarrollo capaz. Cada vez más, estas infraestructuras son privadas

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tized y renombrado como ppps (asociaciones público-privadas).


Una de las críticas nacionalistas de larga data de la infraestructura colonial
era que estaba destinado específicamente a producir un tipo particular de futuro
eso fue ruinoso para el estado-nación colonizado. Nacionalistas y otros anti-
Los colonialistas acusaron de que la infraestructura colonial, como líneas ferroviarias y puertos
a menudo tenían la intención de extraer mejor las materias primas y esclavizar e inden-
criar trabajadores en beneficio de los colonizadores, en lugar de mejorar las vidas
de personas en las colonias (Rodney 1981). Aquí vemos la declaración más clara
sobre cómo la economía de la infraestructura siempre está ligada a su política. Infra-
las estructuras son importantes porque el futuro que traen siempre favorece
conjunto de actores políticos sobre otros. No existe lo políticamente neutral
infraestructura.
En un mundo que se urbaniza rápidamente, debemos recordar que los habitantes urbanos son
más dependientes que sus contrapartes rurales de las infraestructuras que entregan a
ellos alimentos, agua, luz, gas natural, gasolina y saneamiento. En la mayoría de los conjuntos
En el Norte global, las infraestructuras desaparecen de la vista: las tuberías
El agua y el saneamiento están ocultos en las paredes, la electricidad se entrega
por un tomacorriente, y el gas natural calienta estufas y hornos girando una válvula.
Sin embargo, el proyecto biopolítico incorporado en la infraestructura fracasa cuando
la infraestructura se descompone: la condición "normal" de la infraestructura en
La configuración poscolonial es aquella en la que las infraestructuras funcionan de forma intermitente, si
en absoluto. En el contexto del suministro 24 horas al día, 7 días a la semana, la electricidad y el agua se convierten

66 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 67

"Problemas" que se notan solo cuando su suministro se limita a unas pocas horas
en el día o nada. Pero, ¿cómo se piensa en lo "normal" cuando la gente
generalmente obtienen electricidad o agua durante unas horas al día y durante unos días en
¿una semana? Tales situaciones no son anómalas y hacen que la infraestructura sea un buen
significa pensar en la temporalidad y el futuro. Tomaré un ejemplo de tal
una falla de infraestructura para argumentar que la práctica real de construir infraestructura
La estructura puede terminar subvirtiendo el futuro imaginado que está incrustado en un
proyecto de infraestructura.
El papel pedagógico y performativo que juega la infraestructura en el
proyecto biopolítico de gestión y control de la población de una nación
estado y en el proyecto político de competencia interestatal no ha sido completamente
apreciado (Bhabha 2004). 1 Algunos ejemplos ayudarán a aclarar este punto. Uno de
las facetas más interesantes y menos observadas del cine indio poscolonial
ha sido la representación de la gran infraestructura y su yugo explícito a la
futuro del estado-nación. Varios gobiernos estatales miden su éxito en
proporcionar "desarrollo" con el suministro de electricidad a las aldeas. Como el
Se acerca el momento de las elecciones, el régimen gobernante sacará anuncios de página completa.
en todos los periódicos que detallan el número de nuevas aldeas que ha
"electrificado" (el término oficial, "electrificado", transmite en sí mismo la sacudida de la modernidad). Icónico
películas como Mother India cimentaron la relación entre las grandes represas y el
suministro de agua de riego y electricidad para los agricultores pobres. Sólo los grandes
proyectos estructurales iniciados por el estado poscolonial, se sugirió,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tenía la promesa de liberar a los agricultores pobres de la pobreza.


Quizás nada demuestre mejor lo que significa infraestructura que la
hecho de que estos proyectos mismos se construyen como destinos turísticos. los
Los roles pedagógicos y performativos que desempeñan las grandes represas se ven más claramente
por la planificación que implica decidir cómo los turistas encontrarán la presa,
qué partes verán, cuántas personas podrán entrar, qué tan grande
el estacionamiento debería ser, y así sucesivamente. En la India, a menudo he ido a picnics familiares
en estos grandes sitios de presas: están construidas con hermosos paisajes, césped, flujo-
hermosos jardines y fuentes de alta tecnología para que la gente pueda venir y participar
en la creación del Estado-nación moderno. Si uno mira cualquier infraestructura "moderna"
proyecto estructural en India, como plantas de energía nuclear, investigación de alta tecnología
institutos, represas y aeropuertos, siempre están rodeados de hermosos
césped y parterres, incluso cuando las instalaciones estén fuera del alcance de los visitantes. Qué
estos sitios representan un cierto tipo de estética modernista, en la que
la función está ligada a una idea particular de orden y belleza. Representan una vision
del futuro, y los propios terrenos instruyen a las personas admitidas en
ellos sobre cómo habitar tal futuro.

El futuro en ruinas 67

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 68

Regresé a la aldea en el norte de la India donde hice mi trabajo de campo y encontré


mucha gente se entusiasma con este encuentro con lo moderno. Había un nuevo gobierno
lechería estatal que había abierto en el área, que ahora estaba comprando la mayor parte de
la leche producida en el pueblo. Todos los que vendían leche a la lechería eran
transportaron gratuitamente a la planta, donde se les dio un recorrido por lo que sucedió
pegó a la leche una vez que salió de sus manos. Villa gers me dijo con gran asombro:
sobre cómo la leche nunca se volvió a tocar con la mano, sino que
a través de una gran variedad de máquinas para salir en cajas en el otro extremo. los
El objetivo pedagógico servido por la "visibilidad" de la infraestructura aquí no es tanto
sobre enseñar higiene a los aldeanos, sino sobre el proyecto biopolítico de creación
ciudadanos que comparten el objetivo de habitar un futuro moderno.

Suspensión
Para anticipar el argumento sobre la naturaleza del tiempo infraestructural, miraré
en ejemplos de infraestructura en el Sur global y utilizarlos para pensar
un tipo particular de temporalidad que llamo "suspensión". Preguntaré: ¿Qué
¿Qué tipos de futuros están implícitos en la idea de suspensión? ¿Cómo uno teo-
¿Sacar el futuro de la suspensión? ¿Cuál es la relación entre suspensión y
¿ruina? Cuando uno reformula las infraestructuras como si estuvieran siempre en movimiento, entonces
La suspensión emerge como una modalidad particularmente interesante de infraestructura
temporalidad.
En su estudio de las ruinas, Gaston Gordillo (2014) aborda lo que denomina “el
más allá de la destrucción ”; mi preocupación es más por la vida futura de la construcción.
Específicamente, me interesa el papel que desempeña la infraestructura como índice de
modernidad y símbolo del desarrollo. Como muchas otras ciudades de la India, Banga-
la tradición aspira a ser una “ciudad global” que es parte de un estado-nación en ascenso. De Bangalore

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

La aspiración de ser una ciudad global, sin embargo, se siente aún más profundamente y
sostenida por sus ciudadanos porque se ha convertido en el centro tecnológico de la India, al menos
en su sector líder, Tecnología de la Información (TI) y Servicios habilitados
(ites), que incluye el gran sector de Business-Process Management (bpm).
Atravesar las calles de la ciudad es una pesadilla, no solo porque hay demasiados
coches para las carreteras estrechas, sino porque las carreteras siempre están excavadas para uno en
proyecto de infraestructura u otro.
Se están instalando nuevas tuberías por todas partes, tuberías que transportan agua, alcantarillado,
y gas natural, por supuesto, pero también las tuberías que encierran cables eléctricos, de alta velocidad
Cables de Internet y cables telefónicos. También se están excavando carreteras porque las moscas
se están construyendo sobre ellos, o pasos inferiores debajo, y debido a que
las carreteras mismas se están ensanchando. Las carreteras también se excavan porque un elevado

68 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 69

Se está construyendo una plataforma para el metro en medio de algunas de las carreteras más transitadas.
Al norte de la ciudad, una autopista elevada que proporciona un "enlace rápido" entre el
nuevo aeropuerto y la ciudad estuvo en construcción durante muchos años, y otro
Se ha construido una autopista elevada entre la ciudad y Electronic City.
en el sur, donde se encuentran muchas empresas de TI.
Muchos de estos sitios quedan sin terminar durante meses y años, como si
habían sido iniciados distraídamente y luego abandonados cuando el contrato
La empresa de construcción consiguió un nuevo contrato en otro lugar. Un visitante de otro
planeta que no conocía la integración de estos proyectos en un
teleología: que formaban parte de un proyecto para convertir la TI en la capital de la India
en una ciudad de clase mundial, encontraría que se veían exactamente como ruinas. Ellos podrían
muy bien ser parte de una narrativa que hablaba de un lugar que una vez había elevado
carreteras y líneas elevadas de metro y pasos elevados, pero cuya infraestructura había
convertido en ruinas.
Rodeando estas ruinas hay escombros, a lo largo y en los caminos: pedazos rotos
de ladrillos, barras de refuerzo enredadas y paneles de hormigón rotos; caminos kachā hechos de barro
y piedra; enormes parches de alquitrán y piedra que se han utilizado para rellenar apresuradamente
agujeros tuberías de todos los tamaños y formas, algunas rotas y rajadas; pila de algo
de tierra y roca; y polvo, el polvo particular de la destrucción, los escombros que
surge cuando se derriban edificios o se excavan cimientos. 2 Conducir en
Bangalore debe maniobrar alrededor de estos escombros, sortear los baches y la lentitud.
que crea, y aspirar a un futuro mejor, a un futuro con "clase mundial"
infraestructura.
Esta es una forma de ruina con una estructura temporal muy particular:
son las ruinas no del pasado, sino del futuro. Uno contempla ruinas con
nostalgia y los asocia con la degeneración y el declive, con la elegía
decadencia de civilizaciones que alguna vez florecieron. Normalmente se ve que las ruinas están al final
de una trayectoria histórica que puede periodizarse como ascenso, florecimiento y
cline, lo que puede llamarse la postsenescencia de una civilización. No es sorprendente que
a menudo las ruinas son precisamente esos grandes proyectos de infraestructura que en su apogeo
anunció el surgimiento de una civilización. Así, tenemos ruinas de canales y acueductos,
y los restos rotos de puentes, edificios públicos, paradas de descanso en carreteras o

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

los edictos de piedra de Ashoka. También están, por supuesto, las ruinas de monumentos.
que fueron construidos para representar la grandeza de sus civilizaciones, para hacer su
espectadores asombrados. Muy pocos proyectos de infraestructura se construyeron simplemente para
su función. Uno puede pensar en las ruinas, por lo tanto, como representando el más allá de
infraestructura.
Las ruinas de las que hablo, las ruinas del futuro, se insertan en un
estructura temporal diferente. Tiene sentido no pensar en ellos como ocupando

El futuro en ruinas 69

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 70

una zona temporal entre el inicio de los proyectos y su finalización. Cada


pilar que sobresale en medio de un camino marca la temporalidad del ahora,
entre pasado y futuro, entre potencial y actualización. La ruina no es
acerca de la caída de la gloria pasada, pero esta propiedad de entre- ness, entre
las esperanzas de modernidad y progreso plasmadas en el inicio de la construcción,
y la suspensión de esas esperanzas en la estructura a medio construir. Escombros aquí
no significa senescencia ni anticipación, sino la suspensión por
entre lo prometido y lo que realmente se entregará. Para etiquetarlos
“Incompleto” sería sucumbir a la narrativa de la terminación como telos; nosotros
Debería pensar en esta suspensión, más bien, como una condición en sí misma, no como una
propiedad transitoria en camino de convertirse en otra cosa. En lugar de teo-
rizarlo como inmanencia, la carretera suspendida emergente ya visible en su
pilares, veo esa ruina como su propia condición, su propio fin.

Teorizando el futuro desde la suspensión


Los proyectos de infraestructura a medio terminar que parecen ensuciar el paisaje
en Bangalore no puede teorizarse como una condición temporal, un período corto en
que los escombros de la construcción, materiales aún no utilizados y materiales que
han sido destruidos - ocupa las carreteras, para ser barridos cuando la construcción
Esta completo. En- entre- ness, este espacio entre pasado y futuro, se produce
por las condiciones estructurales de la infraestructura de construcción en India. Sin embargo, mi
El punto es que tal condición no es en absoluto inusual y puede ser característica de
grandes proyectos de infraestructura en todo el mundo. Una vista de la infraestructura que
enfatiza su naturaleza continua y procesal hace que la suspensión sea una de las muchas
trayectorias posibles, más que como una ruptura o interrupción única de una
línea de tiempo lógica que da como resultado un objeto terminado.
En India, como en muchas partes del mundo, los grandes proyectos a menudo quedan atrapados
su implementación. Incluso si finalmente se “completan”, las grandes infraestructuras
Los proyectos actuales a menudo se suspenden debido a impugnaciones legales. El punto importante
acerca de estos retrasos es que son impredecibles. Una vez iniciado, un proyecto puede
eventualmente ser completado, abandonado o destruido. Por eso hay que evitar
la teleología implícita en términos como "retraso" y "finalización": es sólo una
posible trayectoria de la infraestructura. Muy a menudo, las impugnaciones legales se deben a la
confiscación de tierras privadas bajo dominio eminente con el fin de construir
infraestructura. En tales casos, los tribunales emiten una "orden de suspensión" que prohíbe la
estructura hasta que se resuelva el problema legal. Cuando hay muchas partes ofendidas

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

por confiscación de tierras, el proceso puede tardar un tiempo impredeciblemente largo en despejar
Los tribunales.

70 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 71

Pero los desafíos legales no son la única razón por la que muchos proyectos son
abandonado o finalmente destruido. La escasez de capital plaga la infraestructura
proyectos en India. El estado o municipio regional inicia la construcción con
gran entusiasmo, pero finalmente el dinero se acaba y el proyecto se
suspendido hasta que se libere el siguiente tramo de dinero. Esperar dinero es
plagado de sus propias incertidumbres. Un proyecto puede perder impulso porque
político que apoyó que la infraestructura particular sea expulsado de su cargo en
las próximas elecciones.
Luego hay otros tipos de presiones monetarias. Los políticos y los empresarios
reaucratas que autorizan la aprobación de fondos gubernamentales para un tipo de proyecto
icamente guardan una gran parte para ellos. 3 Si una empresa paga la cantidad
requerido, y el gobierno, ministros y funcionarios cambian porque
de una elección, la empresa puede negarse a pagar a un nuevo grupo de administradores
y políticos. Esto crea un conflicto entre el organismo autorizador y el
compañía de construcción. La duración y la intensidad de este conflicto son desconocidas.
capaz, aunque ambas partes tienen interés en mantener el flujo de recursos
para construcción.
En lugar de imaginar una infraestructura incompleta o una infraestructura en el
proceso de construcción, como siempre ya en el camino hacia la finalización, deberíamos
Piense en el final como potencialmente abierto. Este es un punto tanto empírico como
filosófica, porque a menudo escuchamos acerca de proyectos que se inician pero nunca
terminado. Los proyectos de infraestructura se pueden retrasar por períodos pequeños o largos de
tiempo antes de que se completen, o se pueden suspender por abandono,
o pueden revertirse mediante la destrucción activa.
Tomemos el ejemplo del aeropuerto de Narita, la puerta de entrada internacional más grande a
y fuera de Japón. Estuvo envuelto en una controversia desde el principio y ha
aún no ha alcanzado la capacidad para la que se planeó en la década de 1960. Su ubicación
La decisión fue decidida sin consultar a las comunidades afectadas porque
la tierra imperial estaba disponible. Pero hubo que adquirir tierras adicionales y
pronto se desarrolló un movimiento de resistencia orosa, que se convirtió en conflicto armado,
ocupación, y la construcción de estructuras para impedir la construcción del
pistas de aterrizaje. Finalmente, los militantes se apoderaron de la torre de control y destrozaron la mayor parte de
el equipo en el interior. El aeropuerto, inicialmente programado para abrir en 1972 con cinco
pistas, fue finalmente inaugurado en 1978 con una sola pista y alta seguridad
en todo. Podemos decir, entonces, que el aeropuerto de Narita entre mediados de la década de 1960 y
1978 estaba en estado de suspensión. Aunque podemos narrar su historia de una manera
ner que vio su finalización como inevitable sólo retrospectivamente, tal Whiggish
las narrativas dominan la comprensión de la infraestructura. De hecho, son tan
profundamente arraigado en que cuando se abandonan o suspenden las infraestructuras,

El futuro en ruinas 71

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 72

definir implícitamente eso como una situación anómala, en lugar de indagar empíricamente
saber si tal estado de cosas es inusual.
Si miramos los proyectos de infraestructura ni desde la perspectiva del
gráficos prolijos y cronogramas de documentos de planificación ni de la retrospectiva
vista ofrecida por el corte de la cinta en su inauguración, pero desde el
tiempo en que la construcción está en marcha y tal vez haciendo un "progreso" incierto,
quizás veríamos algo que se nos escapa de otra manera. Como se indica arriba
En el caso de la India, la construcción puede detenerse por muchas razones: puede haber
problemas de ingeniería; Las presiones sociales debidas a la oposición política pueden alcanzar
una cabeza pueden surgir problemas ambientales imprevistos; el dinero puede agotarse;
los tribunales pueden detener los procedimientos debido a demandas; los gobiernos pueden cambiar; y
la empresa constructora puede quebrar o encontrarse con dificultades financieras
ficulties. El camino de cualquier gran proyecto de infraestructura rara vez transcurre sin problemas,
y rara vez sigue los plazos establecidos en los documentos de planificación.
El tiempo de suspensión, de la pausa, de la pausa, es también un tiempo de relativa
apertura temporal. El futuro es desconocido e incognoscible: el proyecto puede
seguir adelante, o ser desechado, abandonado o modificado. Yo sostengo que esta apertura
La importancia de los diferentes resultados en la temporalidad de la infraestructura es importante.
importante preservar porque nos permite contar narrativas más ricas sobre la vida de
infraestructura.
En India, la ruina prefigura incluso la finalización de los proyectos. Contras inferiores
estructura, en parte causada por el uso de materiales de calidad inferior que las empresas
forzado a consumir después de pagar una parte tan grande del cogollo como sobornos, prefigura
proyectos de infraestructura como ruinas incluso antes de que se completen. Por tanto, las ruinas pueden
puede decirse que es inmanente en la realización de los proyectos. Tan pronto como el proyecto
está completo y oficialmente declarado abierto, comienza a repararse. Esta
El proceso de "reparación" está impulsado por la asignación de gastos anuales en fugas.
infraestructura, de la cual otra buena parte es desviada por políticos y
burócratas. Ruination prefigura y configura la infraestructura que es
pleted ”: las ruinas del futuro presagian el futuro como ruinas.

Infraestructura cambiante: el proceso de ruina


Proyectos de infraestructura masivos como carreteras, presas y aeropuertos invocan imágenes
e ideas que son diametralmente opuestas a las nociones de lo efímero, lo
cambiante y elusivo. Las etapas de vida típicas de esta infraestructura masiva
los proyectos se diferencian muy claramente al principio. Controversias a menudo
rodear la ubicación de los aeropuertos, centrándose especialmente en la adquisición de terrenos,
enlaces de transporte y costos ambientales. Han surgido controversias similares

72 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 73

carreteras redondeadas y presas, como lo demuestra la controversia en torno al

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Presa Sardar Sarovar en el río Narmada en India, donde los principales problemas fueron
el desplazamiento de los pueblos indígenas y el daño ecológico causado por
la presa. Grandes proyectos de infraestructura que requieren grandes cantidades de inversión
y los recursos (concretos) parecen seguir así una trayectoria peculiar:
son impugnadas desde el momento en que se conciben hasta el momento en que son
"terminado." Después de eso, la controversia generalmente los abandona: se olvidan
precisamente porque funcionan con normalidad. Parecen desaparecer
cuando hacen lo que se suponía que debían estar haciendo para mover personas,
comodidades, agua, electricidad, gas o aceite. En otras palabras, la finalización es una forma de
muerte por estos proyectos no solo porque dejan de ser objeto de controversia
sino también porque parecen desaparecer en el mismo momento en que se convierten
socialmente útiles y de hecho comienzan a cumplir su función social.
Estos proyectos están en el centro de atención en la fase de "convertirse" pero desaparecen
desde el escrutinio social, la discusión y el debate en la fase de "ser". Por que es
ese es el caso? ¿Qué pasaría si adoptamos una forma muy diferente de entender
infraestructura permanente en la que el inicio de un proyecto no coincidió con su
planificación y el final con su finalización? ¿Hay alguna forma diferente de imaginar
la estructura de la temporalidad de la infraestructura en la que el telos no estaba
¿terminación? En otras palabras, ¿otras formas de pensar la temporalidad de la
La infraestructura nos ayuda a ir más allá de un punto final que es realmente el momento en que
la infraestructura comienza a operar?
Uno puede dar una mirada muy diferente a tales proyectos, invocando ideas de decadencia,
destrucción, reparación y el trabajo constante requerido para hacer que estos proyectos sean íconos
de estabilidad y progreso. Las infraestructuras son a menudo imaginadas por el público en
términos estáticos, que corresponden a la idea de que las infraestructuras funcionan en
tierra y no atraen nuestra atención a menos que dejen de funcionar. Una vez
terminadas, las infraestructuras ocupan un tiempo muerto, una existencia inercial, hasta que
se rompen y de repente se ven empujados a la temporalidad del nacimiento, la vida y
decaer. Esta visión estática de la infraestructura también hace que los largos períodos de
momento en el que se "construyen" problemático, porque han sido
iniciado pero aún no está completo.
Por el contrario, una visión dinámica de la infraestructura nos permite reemplazar los
muerte cial de un proyecto marcado por su finalización con un enfoque en el movimiento
y proceso, en la lucha constante entre renovación y ruina. Tal
Un énfasis nos permite teorizar la infraestructura como perpetuamente en movimiento, al-
caminos cambiantes y efímeros, ya menudo esquivos. Empezando por el movimiento
requiere una óptica completamente diferente, lo que nos hace pensar en períodos en los que
Las estructuras están "en reposo" no como una condición normal, sino como algo que debe ser

El futuro en ruinas 73

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 74

explicado. ¿Se ha detenido realmente el movimiento? ¿O simplemente parece como si


el movimiento se ha detenido y, de ser así, ¿por qué?
Es precisamente la apariencia de solidez lo que nos dificulta pensar en
infraestructuras como siempre en movimiento. Pensamos en carreteras, estaciones de metro, aire
puertos y plantas de energía como objetos sólidos e inamovibles, y esto es exactamente lo que
permite que las infraestructuras desaparezcan de la conciencia. La carretera, el metro

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

estación, o el aeropuerto puede permitir la circulación, puede convertirse en un nodo crítico


de la circulación, pero al hacerlo, desaparece de la circulación misma. Permite
personas y mercancías para moverse, pero no parece moverse en sí mismo.
Un enfoque en las infraestructuras emergentes, siempre en proceso, siempre cambiantes,
cambiando, decayendo, siendo reconstruido y siendo mantenido, no solo excava
la mano de obra involucrada en la construcción y mantenimiento de infraestructuras, pero también dibuja
atención a las propiedades de los materiales mismos y a la representación
trabajo realizado por y para ellos. Volviendo al caso del aeropuerto de Narita,
fue inaugurado casi una década más tarde de lo planeado bajo fuertes medidas de seguridad como
catorce mil policías antidisturbios mantuvieron fuera a varios miles de manifestantes. Esta seguridad
La fidelidad permanece hasta el presente como un recordatorio constante de que el trabajo de asegurar
el aeropuerto es continuo y continuo y no terminó una vez que comenzó el aeropuerto
operaciones y las protestas amainaron. Además, Narita solo se construyó con una
pista en lugar de las cinco previstas originalmente, que ya se habían escalado
a tres después de las protestas iniciales en 1965. No se construyó una segunda pista
hasta la Copa del Mundo en 2002, y no permitió operaciones normales hasta
2011 porque los oponentes habían construido un edificio de tres pisos en su camino. Agricultores
y los propietarios se negaron a vender tierras al gobierno para ampliar el segundo
pista. Un agricultor de sesenta y cinco años explicó por qué se negó a vender su tierra
a pesar de no poder oír nada por el ruido de los aviones. "Si
ellos [el operador del aeropuerto] se habían preocupado por las personas que viven aquí,
la situación habría resultado diferente ”, dijo el agricultor. Funcionarios locales
simpatizaban con las personas cuyas tierras el aeropuerto deseaba comprar (y
eventualmente usurpado por decreto). Un funcionario se quejó de que el aeropuerto "puede
estar avanzando hacia la finalización en términos de su utilidad, pero le falta alma ". En 2012,
un funcionario en el aeropuerto dijo: "Como aún no se han adquirido algunas tierras, no podemos
dicen que el aeropuerto está completo. Nos gustaría continuar el diálogo ”con las partes interesadas.
titulares ( Japan Times, 24 de abril de 2012).
El ejemplo de Narita apunta a algo importante acerca de las grandes infraestructuras.
proyectos estructurales: siempre están en proceso. Casi cuarenta años después de que fuera
Completado y abierto oficialmente, Narita continúa esforzándose por completarlo.
La segunda de las tres pistas aún no se ha completado y la tercera prevista

74 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 75

la pista no está a la vista. Una línea de tren que une el aeropuerto con Tokio no fue
construido hasta 1991 y un enlace ferroviario de alta velocidad no estuvo disponible hasta 2010.
Esta situación tampoco es peculiar de Narita: el aeropuerto de Heathrow en Londres ha
ha sido objeto de una larga controversia sobre la adición de una tercera
pista y un nuevo edificio terminal que ha enfrentado a los residentes locales contra el
Gobierno británico y autoridad aeroportuaria. En algunos aeropuertos, las franjas horarias para la expansión
sion están incorporados en los planes iniciales, pero en un caso como el de Heathrow, el
la infraestructura se ha vuelto insuficiente porque la demanda ha aumentado más allá
cualquier cosa proyectada en el momento en que se planeó el aeropuerto.
Si las infraestructuras están siempre incompletas, siempre en proceso, la inauguración
de un proyecto de infraestructura que anuncia su finalización siempre es

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

un acto ideológico (ver también Harvey y Knox 2015). Que significa decir
que un proyecto está "completo" y listo para usar cuando sólo un tercio de los planes
han sido ejecutados? ¿Quién decide que el proyecto está completo? Lo que lo hace
¿Quiere representar un proyecto como completo? ¿Quién es el "público" conjurado
por estas representaciones?
La recaudación de fondos para un proyecto de infraestructura implica una tem-
Poralidad de construcción y uso. Los grandes proyectos requieren enormes sumas de dinero
y es posible que deba venderse a un público escéptico. "Vender" un proyecto puede
general, en el sentido de que pueden requerirse bonos del gobierno, o podría ser metafórico,
en el sentido de obtener legitimidad para el uso de fondos públicos. Una mayor parte
del brote de grandes proyectos, como carreteras y aeropuertos, ahora se
reservado para las relaciones públicas y para mitigar los impactos en aquellos directamente
afectado. Por ejemplo, los aeropuertos ahora ofrecen reemplazar las ventanas de los hogares.
propietarios en la ruta de vuelo con nuevas ventanas insonorizadas y con doble aislamiento.
The Big Dig en Boston tuvo un gran cogollo reservado para "mitigación", esencialmente
Pagando a cualquiera que no se haya visto afectado por la construcción. Relaciones públicas
Se lanzan campañas de ciones para asegurar que exista el respaldo político de la
público; los legisladores son presionados para asegurarse de que haya apoyo en la legislatura.
La "venta" de un proyecto puede ser únicamente con el propósito de obtener legitimidad
macy. Muy a menudo, en el Sur global, los proyectos se venden con la promesa de
modernidad que ofrecen. Una línea de tren de alta velocidad, un nuevo aeropuerto, una autopista
que conectan las principales ciudades, los nuevos museos y otros edificios cívicos son todos legítimos
mizado apelando no a su utilidad, sino a su (mucho más intangible)
promesa de traer modernidad. Estos proyectos luego funcionan haciendo algo
cosa que no implica mover personas y cosas, sino crear formas
de identidad nacional y regional. Aquellos que viven en una ciudad de clase mundial pueden
nada para mejorar la vida de los habitantes de los barrios marginales, pero bien pueden enorgullecerse de su

El futuro en ruinas 75

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 76

nuevos edificios relucientes o la nueva línea de metro, incluso cuando conduce a la suya
desplazamiento (Ghertner 2015).
La búsqueda consciente de legitimidad para proyectos de infraestructura puede permitir
pansión y finalización en etapas. Pero estas son solo dos modalidades por las cuales
las infraestructuras cambian. Con mucho, el factor más importante de por qué la infraestructura
turas cambio es la descomposición y degradación de los materiales utilizados en la construcción
ción. Las infraestructuras requieren un trabajo constante para funcionar. Este trabajo, que implica
el reemplazo y reparación de piezas rotas o disfuncionales, a menudo se pasa por alto como
"mantenimiento de rutina." Y son precisamente las rutinas de reparación, sustitución,
y restauración que dan a las infraestructuras su apariencia de solidez, de robustez
inmovilidad.
Otra razón importante por la que cambian las infraestructuras es debido a la tecnología.
Obsolescencia biológica. Esto rara vez ocurre debido a la “tecnología disruptiva
gies ”tan queridos por Silicon Valley, pero por pequeños cambios acumulativos que requieren
“mejoras” continuas a realizar en la infraestructura existente. Cualquiera
involucrado en la supervisión del funcionamiento de un gran proyecto de infraestructura sabe

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

que el trabajo nunca termina simplemente cuando se completa la construcción. Más bien, ¿qué
Sucede es que un conjunto de tareas termina y comienza otro conjunto. Las dos tareas
pueden no ser idénticos en sus impugnaciones o en su atractivo público, pero son
igualmente importante, porque sin el trabajo de mantenimiento, el trabajo de construcción
ción no dura.
Al conceptualizar la ruina no como aquello que ataca la infraestructura después
vida, sino como algo endémico de la infraestructura en forma de
tuberías oxidadas y con fugas, cables degradados, equipo arruinado por fugas de agua,
los tornillos se aflojan y las carreteras tienen baches, estoy llamando la atención
a la temporalidad de los materiales utilizados en la construcción de la infraestructura. Porque
Estos materiales tienen sus propios ciclos de descomposición y degradación, desde la
Cuando la construcción está “completa”, la ruina comienza a operar. Que mantiene
El funcionamiento de la infraestructura, entonces, es el trabajo continuo de mantenimiento. Nosotros
puede ver cómo la infraestructura se encuentra en la intersección de diferentes
vínculos: humanos y no humanos, sociales y técnicos, materiales e ideológicos.
Debido a que la infraestructura tiene múltiples temporalidades, su futuro está abierto. los
efectos deseados por la inversión en infraestructura en forma de mejoras
ser parte de la población puede surgir o no. Lo más probable es que se produzca
con efectos no deseados: la ciudad moderna con buenas carreteras puede fomentar la
operación de tantos automóviles que la contaminación del aire puede elevarse a niveles peligrosos, como
Ha sido el caso de Beijing y Delhi. Los múltiples futuros de la infraestructura
ture surgen no solo debido a la descomposición y degradación de los materiales, sino también
debido a la compleja interacción entre su social, técnico, material, ideo-

76 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 77

temporalidades lógicas, performativas, pedagógicas y aspiracionales. Por concep-


tualizar las infraestructuras como cosas dinámicas, en movimiento, como ensamblajes móviles,
podemos comprender mejor la relación entre el futuro y la ruina que se encuentra en
el corazón del tiempo infraestructural.

notas
Me gustaría agradecer a Sumita Mitra por su ayuda en la investigación. Estoy muy agradecido con el público
en los siguientes lugares, quienes me dieron comentarios útiles sobre diferentes partes de este ensayo:
Panel “La antropología de la infraestructura”, 112a Reunión Anual de la
Asociación Antropológica, Chicago, noviembre de 2013; Instituto Internacional de Asia
Studies 'Macau Winter School, diciembre de 2013; Centro de Energía y Medio Ambiente
Investigación en Ciencias Humanas (cenhs), Rice University, marzo de 2014; Heidelberg
Escuela de verano 2014; Escuela de Investigación Avanzada, Santa Fe, noviembre de 2014; los
Coloquio Tod Spieker, Departamento de Geografía de la ucla, abril de 2015; Universidad de
Melbourne, agosto de 2016; y "Culturas de / como lo efímero, lo cambiante y lo
Elusive ”, 115a Reunión Anual de la Asociación Antropológica Americana, Min-
neapolis, noviembre de 2016.
1 Bhabha (2004) se ocupa del afecto nacionalista, no de la infraestructura en particular.
2 Kachā significa literalmente "inmaduro". En el contexto de carreteras, es una referencia a caminos de ripio,
es decir, carreteras que no han sido macadamizadas.
3 Se informa que las sumas mantenidas por la clase política y la burocracia superior pueden
entre el 5 y el 30 por ciento de la cantidad total gastada.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

referencias
Allison, Anne. 2013. Japón precario. Durham: Duke University Press.
Anand, Nikhil. 2006. Experiencia de desconexión: Hacer carreteras de clase mundial en Mumbai.
Economic and Po liti cal Weekly 41 (31): 3422–3429.
Appadurai, Arjun. 2013. El futuro como hecho cultural: Ensayos sobre la condición global. Nuevo
York: Verso.
Appel, Hannah Chadeayne. 2011. Futuros, petróleo y la construcción de modularidad en Ecuador
rial Guinea. Tesis doctoral, Universidad de Stanford, Departamento de Antropología.
Barak, encendido. 2013. A tiempo: Tecnología y temporalidad en el Egipto moderno. Berkeley: Uni-
versidad de California Press.
Barnes, Jessica. 2016. Estados de mantenimiento: poder, política e infraestructura de riego de Egipto.
estructura. Medio ambiente y planificación D: Sociedad y espacio 35 (1): 146–164.
Baviskar, Amita. 2005. En el vientre del río: conflictos tribales sobre el desarrollo en el
Valle de Narmada. Nueva York: Oxford University Press.
Oso, Laura. 2007. Líneas de la nación: trabajadores ferroviarios indios, burocracia e inti-
compañero del yo histórico. Nueva York: Columbia University Press.
Bear, Laura y Nayanika Mathur, eds. 2015. Rehaciendo el bien público: una nueva antro-
pología de la burocracia. El Cambridge Journal of Anthropology 33 (1).

El futuro en ruinas 77

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 78

Benjamin, Walter. 1969. Iluminaciones: Ensayos y reflexiones . Ed. Hannah Arendt; trans.
Harry Zohn. Nueva York: Schocken.
- - -. 1999. El proyecto de las arcadas . Trans. Howard Eiland y Kevin McLaughlin. Leva-
puente, MA: Harvard University Press.
Bhabha, Homi. 2004. La ubicación de la cultura. Nueva York: Routledge.
Borras, Saturnino M., Jr., Philip McMichael e Ian Scoones, eds. 2010. Número especial:
Biocombustibles, tierra y cambio agrario. Revista de Estudios Campesinos 37 (4).
Boyer, Dominic. 2011. Energopolítica y antropología de la energía. Antropología
News 52 (5): 5–7.
- - -. 2014. Energopower: Introducción. Anthropological Quarterly 87 (2): 309–333.
Carse, Ashley. 2014 . Más allá de la gran zanja: política, ecología e infraestructura en la Pan-
ama Canal . Cambridge, MA: mit Press.
Collier, Stephen J. 2011. Social postsoviético: neoliberalismo, modernidad social, biopolítica .
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Ghertner, D. Asher. 2015. Regla por la estética: creación de ciudades de clase mundial en Delhi . Nueva York:
Prensa de la Universidad de Oxford.
Gordillo, Gaston. 2014. Escombros: El más allá de la destrucción. Durham: Universidad de Duke
Prensa.
Graham, Stephen y Colin McFarlane. 2014. Vidas de infraestructura: infraestructura urbana
en contexto. Abingdon, Reino Unido: Routledge.
Gupta, Akhil. 2012. Burocracia: burocracia, violencia estructural y pobreza en India. Dur-
jamón: Duke University Press.
Hahn, Hans Peter, Karlheinz Cless y Jens Soentgen. 2012. Gente en el pozo: tipos,
usos y significados del agua en una perspectiva global. Frankfurt: Campus Verlag.
Hansson, Stina. 2010. Responsabilizar al Estado— Consideraciones metodológicas de
estudiando la agencia de funcionarios públicos. Trabajo entregado al Estudio de la Agencia
de Ser Gobernado, Escuela de Estudios Globales, Universidad de Gotemburgo,
19-20 de mayo.
Harvey, Penny y Hannah Knox. 2015. Carreteras: una antropología de la infraestructura y
pericia. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
Hellberg, Sofie. 2010. Un marco metodológico para una lectura biopolítica de los

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

agua vida hi (historias). Trabajo entregado al Estudio de la Agencia de Ser Gobernado


taller, Escuela de Estudios Globales, Universidad de Gotemburgo, 19-20 de mayo.
- - -. 2012. Gestión del agua y nexo seguridad-desarrollo: el gobierno de
vida en el municipio de eTheKwini, Sudáfrica. En el nexo seguridad-desarrollo:
Paz, conflicto y desarrollo , ed. Ramses Amer, Ashok Swain y Joakim Öjendal,
205–228. Nueva York: Anthem.
Klein, Naomi. 2008. La doctrina del shock: El surgimiento del capitalismo de desastres. Nueva York: Picador.
Koselleck, Reinhart. 2004. Futuros pasados: Sobre la semántica del tiempo histórico. Nueva York:
Prensa de la Universidad de Columbia.
Red, Daniel. 2012. Apagones y progreso: privatización, infraestructura y desarrollo
estado mentalista en Jimma, Etiopía. Antropología cultural 27 (1): 3–27.
McMichael, Philip. 2010. Agrocombustibles en el régimen alimentario. Revista de estudios campesinos 37 (4):
609–629.

78 Akhil Gupta

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 79

Meadows, Donella. 1972. Los límites del crecimiento: informe para el proyecto del Club de Roma sobre la
predicamento de la humanidad. Nueva York: Universe.
Mitchell, Timothy. 2009. Carbon Democracy. Economía y sociedad 38 (3): 399–432.
- - -. 2011. Democracia del carbono: poder político en la era del petróleo. Nueva York: Verso.
Öjendal, Joakim, Stina Hansson y Sofie Hellberg, eds. 2011. Política y desarrollo
en una cuenca transfronteriza: el caso de la cuenca baja del Mekong . Nueva York: Springer.
Rodney, Walter. 1981. Cómo Europa subdesarrolló África. Edición revisada . Washington,
DC: Howard University Press.
Schwenkel, Christina. 2013. Afecto post / socialista: Ruina y reconstrucción del
nación en las zonas urbanas de Vietnam. Antropología cultural 28 (2): 252–277.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

El futuro en ruinas 79

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542464/9781478002031-003.pdf

Página 80

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo:


La promesa de las carreteras en el Perú contemporáneo
penny harvey

Reconfigurando el futuro
En Perú, la gente anhela carreteras de formas que son bastante difíciles de entender desde el
perspectiva de aquellos de nosotros que siempre hemos asumido que podemos entrar en un coche
y conducir hasta donde queremos ir. Sin embargo su sentido del anhelo ( anhelo )
concuerda con la abrumadora sensación de que las infraestructuras son la corriente actual
rencia de la inversión en todo el planeta, la promesa de un futuro mejor. Está
esta promesa que me concierne aquí. Trabajar con una comprensión de las promesas
ise como "aquello que ofrece una base de expectativa de algo por venir", soy
interesado en explorar los motivos de expectativa que acompañan a la infraestructura
proyectos culturales. La etnografía en la que dibujo se refiere a las carreteras, pero a lo largo del
manera que pretendo hacer un caso más general del valor del estudio etnográfico
de proyectos de infraestructura. 1
El anhelo de carreteras en Perú está íntimamente relacionado con el peligroso estado
de provisión temporal. Irónicamente, Perú es famoso por su
cientes carreteras, construidas en el siglo XV como la columna vertebral de los Inka
imperio. Mucho antes de la aparición del automóvil, o incluso del volante, los Inka fueron
capaz de comer pescado fresco entregado por relevos de corredores directamente desde las costas de
Lago Titicaca a la capital imperial del Cusco. Estos caminos materializaron la
ejes administrativos del imperio, permitiendo el movimiento rpido de ejrcitos y
consolidando las posibilidades de control e integración imperial. sin embargo, el
Los caminos que me preocupan aquí son los patrocinados por el estado moderno, construidos para
integrar un territorio nacional, y más recientemente para asegurar la conectividad a más
mercados globales. Estos caminos son de un tipo completamente diferente de su impe-
predecesores incas reales, no simplemente en términos de su (in) capacidad para
tiempo, sino en términos de los horizontes temporales que son constitutivos de su valor.
Los proyectos de infraestructura contemporánea se configuran en relación con
comprensiones del futuro, como un tiempo / espacio de potencialidad para el cambio y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

mejora.

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 81

Reinhart Koselleck ([1979] 2004) ha explorado el surgimiento del modelo


futuro en su estudio del pensamiento europeo de finales del siglo XVIII como una época
cuando la comprensión de las relaciones entre pasado y futuro era dramática
reconfigurado por toda una gama de eventos e invenciones, en tecnología
esferas cal, política, económica y religiosa. Argumentó que la modernidad estaba
la unión del pasado y el futuro en una nueva relación (31) en la que
la experiencia pasada no necesariamente dictaba la posibilidad futura. De hecho, el pos-
posibilidad del cambio radical y la incognoscibilidad intrínseca de lo que estaba por venir
produjo la distinción moderna fundamental entre la estructura temporal
tura de la experiencia y la estructura temporal de la expectativa. El futuro era
abiertos a la intervención humana, y conceptos como "revolución", "progreso" y
"Desarrollo" comenzó a adquirir nuevos significados que desafiaron las certezas
del mundo premoderno, donde “el curso y el cálculo de los acontecimientos históricos
estaba suscrito por dos categorías naturales de tiempo: el ciclo de las estrellas y el plan-
ets, y la sucesión natural de gobernantes y dinastías ”(37). El futuro moderno
asumió incertidumbre y multiplicidad.
Koselleck está principalmente interesado en las implicaciones de este cambio para el
escritura de la historia, con el propósito y la importancia del relato histórico
se vio desafiada por la disyunción del pasado y el futuro. La respuesta de
historiadores temporales fue un alejamiento de la "historia en general" para
Supuesto de la Historia, como telos de proceso y progreso. El surgimiento de
La historia, como un "colectivo singular", fue uno de los muchos conceptos que llegaron a
bien lo moderno. Koselleck se refiere al surgimiento del singular colectivo
como un evento filológico: “Este evento filológico ocurrió en un contexto de
significado ocal: el del gran período de singularización y simplificación
que se dirigía social y políticamente contra una sociedad de estamentos. Aquí,
La libertad reemplazó a las libertades, la justicia a los derechos y las servidumbres,
gres el de las progresiones y de la diversidad de revoluciones, 'La Revolución
"surgió" ([1979] 2004: 35).
Pensar en la emergencia del singular colectivo como respuesta a la
certezas y la apertura de la potencialidad futura resuena con mi etnográfico
observaciones de proyectos contemporáneos de construcción de carreteras. A pesar de
La convincente afirmación de Bruno Latour de que "nunca hemos sido modernos" (1983), la
El colectivo singular está vivo y coleando en los proyectos de construcción de carreteras. De hecho el
La misma noción de “proyecto” es una de sus formas más ubicuas.
La tesis de Koselleck también resuena con estudios antropológicos contemporáneos
de la práctica del desarrollo, donde la crítica de los supuestos sobre la conexión lineal
Las relaciones entre el diseño y la realización de un proyecto van de la mano con la
rica descripción etnográfica del considerable esfuerzo implicado en los intentos

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 81

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 82

para asegurar el paso del pasado al futuro en actos de diseño, política y planificación
(Mosse 2004; Simpson 2013). La apertura intrínseca de la posibilidad futura atrae
el deseo de planificar e intervenir, pero la conexión entre planes
y los resultados se obtienen con esfuerzo. El esfuerzo de asegurar una transición sin problemas desde
El pasado al futuro es fundamental para mi interés en la forma de infraestructura emergente. Infra-
Los proyectos estructurales son invariablemente tanto "orientados al futuro" como "futuros positivos" (Li
2007): prometen no solo una mejora, sino una mejora acelerada
vadeado por modos particulares de conectividad (Simpson 2013). sin embargo, el
El sentido de esperanza y expectativa que rodea a estos proyectos nunca borra el
incertidumbre, y la promesa de la provisión de infraestructura excita tanto el deseo como
miedo a consecuencias impredecibles y negativas.
A continuación, me propuse explorar la fuerza de la promesa infraestructural como
una alineación temporal compleja e inestable, ya que busco especificar cómo la
la relación entre pasado y futuro se articula en y alrededor de las prácticas
de la construcción de carreteras. El llamado de Laura Bear (2014a) a una antropología del tiempo
que busca ir más allá de las conclusiones generales y abstractas sobre el tiempo / espacio
compresión (Harvey 1989) o las aceleraciones de la vida moderna (Virilio 1989) es
un llamado a la atención etnográfica a las múltiples representaciones, tecnologías,
y disciplinas sociales del tiempo abstracto (es decir, el Tiempo como singular colectivo en
Términos de Koselleck) en relación con el marco social e institucional de
tiempo, y las múltiples y diversas experiencias concretas del tiempo.
Me interesa aquí cómo se conciben y realizan las carreteras como proyectos, que
es, como intervenciones que tienen lugar, y toman forma, como eventos, como importantes
momentos de una trayectoria histórica particular. Sin embargo, el momento de la infraestructura
La naturaleza tiene su propia plasticidad. Los proyectos pueden tardar varias décadas en realizarse; pasan
a través de muchas manos, y existen en tensión dinámica con lo material y social
condiciones de su propia aparición. La singularidad del proyecto es tenue.
Lo que emerge en el suelo aparece a trompicones. Algunos aspectos de un proyecto
ect aparecen mucho antes que otros, mientras que algunos componentes de un sistema pueden comenzar
fallar o descomponerse antes de que otros hayan comenzado. Es en este sentido que esta
capítulo sobre proyectos de construcción de carreteras en Perú explora las infraestructuras como situaciones
atado en el tiempo, y sin embargo siempre en cierto sentido "fuera de tiempo" con ellos mismos. los
El tiempo de la formación de la infraestructura reúne muchas historias y ritmos de
transformación material y social, algunas de las cuales están previstas, muchas de las cuales
no son. La promesa que alberga el proyecto también muta con el tiempo,
resonando con todas esas dimensiones de la vida que nunca fueron parte integral de cómo
el proyecto fue concebido, articulado o realizado. En resumen, para entender cómo
carreteras configuran el futuro en el Perú contemporáneo, es necesario atender
las complejas condiciones de su surgimiento, a las formas en que

82 centavo Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 83

posiciones de la relacin entre pasado y futuro se sedimentan en su mate-


forma real, y a las formas en que estos proyectos articulan expectativas y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

experiencia en su trayectoria hacia un futuro emergente.


Antes de pasar a la descripción detallada de dos carreteras peruanas específicas,
Primero me refiero a la compra analítica del concepto de infraestructura, y
pregúntese qué diferencia supone abordar las carreteras como infraestructuras.

La promesa de la infraestructura para la antropología


El estudio de la infraestructura está en auge en la antropología contemporánea. Nuevo
las etnografías de la formación de infraestructura aparecen todo el tiempo. 2 Estas cuentas
están respondiendo a la ubicuidad actual de la inversión en infraestructura en
el planeta. Nuevas y poderosas formas de infraestructura median el pasado y el
futuro para muchas personas. Aparecen las redes de conectividad cada vez más extensas
como fuerzas tangibles de transformación que combinan la promesa tecnológica con
Voluntad política e incertidumbre social. La promesa de la transformación de la infraestructura
Por lo tanto, su importancia es etnográficamente. E incluso donde los sistemas no aparezcan,
y / o cuando se rompen, una comprensión de la agencia potencial de
Sin embargo, estos sistemas pueden moldear la existencia material cotidiana de las personas (ver
Appel, este volumen).
Sin embargo, el concepto de infraestructura es solo parcialmente etnográficamente
motivado. Si bien la infraestructura puede aparecer como un concepto etnográfico en
contextos de planificación o desglose, la inversión de
La trropología en el análisis de la formación de infraestructura probablemente tiene tanto
que ver con su adquisición analítica como con su prominencia empírica. De un analítico
perspectiva, la infraestructura es una forma relacional ejemplar y, además, una
forma que media diversas preocupaciones teóricas y habla con
debates sobre la relación entre la agencia humana y no humana, sobre la materia
política real, acontecimiento y duración, pasado y futuro, espacio y tiempo. En breve infra-
Las formas estructurales ofrecen un foco para el análisis de la vida social contemporánea que
esquiva los límites del humanismo sin borrar lo humano, y permite
un sentido de escala dinámico y abierto que no asume una perspectiva singular.
Los sistemas de infraestructura involucran el giro material en la antropología y la etnia.
Las nografías que rastrean los efectos de la infraestructura se acercan a las infraestructuras como parte
y parcela del tejido de la vida humana, las condiciones sistémicas de posibilidad de
modos específicos de acción humana. En esta comprensión de la infraestructura
Podemos asumir que cualquier modo o campo de acción humana se basa en infraestructura
arreglos que no son objeto de una reflexión directa dentro de ese campo de
acción. Por tanto, la calidad "infra" de una infraestructura no se refiere necesariamente a

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 83

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 84

invisibilidad. Los caminos están ahí para que todos los vean. Es más bien que la forma sistémica de un
la infraestructura es a la vez autosostenible y de fondo. Una carretera es infraestructura
tural para el conductor, pero no para los encargados de mantener la superficie de la carretera. En
práctica, los orígenes de las formas de infraestructura influirán en su visibilidad relativa
dad, porque las acciones y los motivos rara vez son singulares. Las formas de infraestructura pueden
ser producidos deliberadamente como actos de ingeniería espectacular (por ejemplo, Dalakoglou
2012; Carse 2014), combinando abiertamente un material y una función estética,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

firmado tanto para cautivar como para conectar. Son artefactos humanos con orígenes en
Intentos deliberados de crear una forma relacional sistémica. Pero como infraestructuras
(en lugar de monumentos a actos específicos de ingenio o estupidez humana)
no es necesario que estén visibles. Si la infraestructura funciona como infraestructura,
puede realizar su trabajo relacional de una manera menos dramática. En muchos casos se
escritura preferible para que el sistema se hunda bajo tierra, trabaje detrás de muros o
para conectarse mediante vibraciones o fuerzas electromagnéticas. El punto es que una infra-
El sistema estructural no debe requerir la atención continua de agencias externas.
a sus relaciones constitutivas.
Como han señalado otros, es cuando las infraestructuras dejan de funcionar cuando aparecen
como sistemas que necesitan más que su propia dinámica relacional integral para mantener
ellos van. En general, en la literatura de infraestructura, cualquier "avería" es
abordado como el punto límite del flujo de infraestructura y es excepcional (cómo-
siempre común!). Donde fallan los sistemas complejos distribuidos, rara vez hay
causas lar, y hay mucho que aprender de la arqueología del fracaso. 3 Sin embargo
En este capítulo me ocupo de disyunciones de diferente índole. Estos son los disyuntivos
tures internos al sistema de trabajo. Basándose en la investigación etnográfica
que Hannah Knox y yo llevamos a cabo con respecto a la construcción de carreteras en Perú,
Presente aquí un enfoque de la formación de infraestructura que privilegia la atención
a la diferenciación y disyunción internas, una posición que emerge de la
reconocimiento general dentro de la antropología y ciencia contemporáneas y
estudios de tecnología (pts) que las infraestructuras se abordan mejor como ensamblaje
blages (reuniones inestables y no coherentes de materiales heterogéneos, habilidades,
y prácticas). Mi interés en explorar esta posibilidad surge tanto de la
desafío analítico de articular la especificidad de la dinámica social de la
ensamblajes tic ulares (asumiendo el ensamblaje como un punto de partida en lugar de
como conclusión), y las demandas analíticas planteadas por nuestra etnografía
encuentros con prácticas de ingeniería.
En mi experiencia, los ingenieros no utilizan el lenguaje de la no coherencia,
pero están atentos a las interrupciones e interferencias en los sistemas que
ellos crean. Estas interrupciones e interferencias se derivan de la dinámica y
multiplicidades complejas internas a cualquier sistema específico, y desde el autoevidente

84 centavos Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 85

hecho de que ningún sistema existe de forma aislada. Si consideramos la calidad recursiva de
relaciones de infraestructura: los envolvimientos y superposiciones de múltiples
sistemas de infraestructura: lo que pasa a primer plano es que no existe un
solución técnica que permitiría a un ingeniero producir una
sistema suave. En otros lugares estamos bastante familiarizados con la noción de necesidades
para actualizaciones en los sistemas de software, la corrección de errores y los cambios que se desarrollan
en la funcionalidad especificada. Mi punto es que incluso cuando se expresa en el idioma
de los técnicos (y los ingenieros siempre están dispuestos a abordar los aspectos técnicos)
El "problema" es social y se deriva de la conectividad intrínseca de
estructuras. 4 Es la capacidad relacional de la forma infraestructural lo que sustenta
mantiene y socava la expectativa de un sistema autosostenible, una técnica
arreglar, o la promesa de la automatización total. De hecho, la tarea clave para los ingenieros es

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a menudo para encontrar una manera de contener y limitar la multiplicidad, el dinamismo y la


Expansión de los sistemas que crean (Harvey y Knox 2015a). En breve,
y volviendo a la cuestión de la diferencia que supone abordar las carreteras como
estructuras, si el proyecto de construcción de carreteras ejemplifica el singular colectivo
de paradigmas de desarrollo, la promesa de infraestructura ejemplifica una relación
forma social que es tanto sistémica como internamente diferenciada, ambas coherentes
y emergente. Paso ahora a los dos caminos del Perú que me hicieron pensar
sobre el poder de la analítica infraestructural.

La promesa de un nuevo camino


Fui por primera vez a la pequeña ciudad de Ocongate en 1983. La carretera en ese momento estaba en un
estado terrible. Camiones pesados ​recorrieron la ruta de setecientos kilómetros desde
Cusco en la sierra andina hasta el pueblo amazónico de Puerto Maldonado.
En muchos lugares, la carretera era demasiado estrecha para que pasaran los camiones. La dirección
del tráfico se suponía que debía alternar día a día, pero averías, deslizamientos de tierra y
Los accidentes eran comunes y siempre había contraflujos y cabellos.
elevando puntos de paso que requieren que un vehículo se mueva lentamente hasta el borde de un precipicio
tous drop. Muchos murieron en las carreteras. Los peligros eran considerables, especialmente
para aquellos que no tienen la opción de elegir un vehículo robusto y en buen estado o un
conductor confiable. A pesar de los peligros, siempre había muchos pasajeros encaramados.
encima de la carga.
Entonces, el camino era malo, pero su historia estaba fundamentalmente relacionada con el comercio.
y el movimiento, y en ese sentido podríamos observar retrospectiva y analíticamente
Proponer este camino como una forma de infraestructura. Desde el principio estimuló
y apoyado circulaciones internacionales no solo de productos sino también de personas
buscando oportunidades para ganar dinero. Inicialmente no presté mucha atención

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 85

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 86

al camino más allá de registrar tanto el miedo como el disfrute de un prolongado


y viajes inciertos. Mi enfoque en las carreteras surgió como parte integral de un
interés en el estado moderno, y el desafío que su distribución y
Presencia general planteada para los métodos etnográficos. La condición material del
carreteras, su presencia, así como su estado de conservación, registraron historias de
tanto la presencia estatal como la negligencia. Para Hannah y para mí, los caminos parecían
de la experiencia vivida de la economía política global en la forma en que
tejido material registró los movimientos dinámicos y las intersecciones de personas,
bienes y mercados, y la voluntad política fluctuante de construir superficies que podrían
Resiste la penetración del agua y las heladas. Desde la perspectiva de la planificación estatal,
las historias de la construcción de carreteras mostraban las oscilaciones y contradictorias
Impulsos de integración territorial y extensión desterritorializante. Desde el
perspectiva de la población local, el camino registró gestos de cuidado estatal y un sentido
de inclusión. Sin embargo, cuando las superficies se rompieron, cuando los vehículos sobrecargados
excavaron profundas trincheras en el barro que volvieron intransitable la ruta, y cuando
personas murieron porque tenían que seguir adelante de todos modos, luego las mismas carreteras
provocó una abrumadora sensación de abandono y aislamiento.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Las carreteras rara vez se asociaron con momentos de acción estatal decisiva.
Grandes tramos de la carretera existente entre Cusco y Puerto Maldonado
había sido construido por las comunidades locales o por los propietarios locales sin
cualquier soporte externo. En la región andina las fuerzas de la Tierra y
de las montañas, seres vivos fundamentales para la capacidad productiva de
empresas humanas, también fueron atraídas. La construcción de carreteras enreda la
fuerza del trabajo humano, las intervenciones sobrenaturales de las deidades católicas, y
las energías distintas a las humanas de la Tierra y en el proceso implica una
serie de temporalidades entrecruzadas que van mucho más allá de la narrativa de la ingeniería
diseño de planificación o cálculo político. Las carreteras suelen emerger con el tiempo en un
proceso puntuado, y las narrativas de este surgimiento conectan lo errático y
energía impredecible de la agencia estatal a los igualmente inciertos poderes y
mands de un paisaje sensible.
En 2006, más de veinte años desde que llegué por primera vez a Ocongate, el proyecto de carreteras
ect acababa de reaparecer con una apariencia nueva y convincente. Había planes para
construir una importante carretera internacional que conecte Cusco con la frontera con
Brasil (en Iñapari, unos doscientos kilómetros más allá de Puerto Maldonado).
La nueva carretera seguiría más o menos la ruta existente, y Ocongate fue
claramente se verá afectado. Sin embargo, las cosas permanecieron como estaban
alguna vez lo había sido. Una guerra civil prolongada había impedido la infraestructura estatal
vestidura durante muchos años. Ahora había voluntad política para apoyar el desarrollo.
Infraestructuras para la reactivación económica y la integración política. Tiempos de viaje

86 Penny Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 87

se había acortado un poco durante la década anterior y se estaban utilizando autobuses antiguos,
permitiendo a las personas viajar con un poco más de comodidad. El nuevo camino parecía dispuesto a desaparecer.
compresión del espacio-tiempo del hígado de un orden completamente diferente. Una superficie rápida y un
La plataforma ampliada transformaría Ocongate en un asentamiento de solo dos horas.
lejos de la vibrante economía turística del Cusco.
El nuevo camino fue apoyado con entusiasmo por muchos electores diferentes.
cies. El estado brasileño ya había construido una vía rápida hasta el Perú.
frontera donde esperaba el enlace a megapuertos de nueva construcción en la costa del Pacífico
a través del cual pretendían exportar soja a China y a la creciente región asiática
Mercados. A nivel nacional y regional hubo muchas discusiones sobre
extender el comercio turístico de Cusco a esta región, y las expectativas (y con-
cerns) se plantearon sobre el aumento de la circulación de productos hacia y desde
Mercados. A nivel local, el deseo era simplemente una carretera más segura y rápida. Nadie pudo
negar la posibilidad de las nuevas interconexiones que la carretera haría pos-
Si bien, el deseo de que la vida sea un poco más fácil, un poco menos precaria, una
poco menos agotador. La nueva carretera ofrecía la posibilidad de construir nuevos futuros.
de muchos tipos diferentes de forma múltiple. De hecho, la decisión del Ministerio
de Transporte para financiar el préstamo para la construcción de esta vía se tomó en el
conocimiento de que el proyecto fue ampliamente apoyado por grupos clave, en
nivel ternacional, nacional, regional y local. Críticos lejanos en Lima argumentaron
que se trataba principalmente de un camino político, estratégicamente desplegado para crear un efecto
de consenso político en un momento de inestabilidad crónica. El fundamento económico

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

nunca se articuló claramente, y se temía que el gobierno


desperdiciar dinero en una región que, aunque carecía de inversiones, no soportaba
Aprovechar esta iniciativa lo suficiente como para que valga la pena. Este argumento cortó
sin hielo a nivel local. La promesa se mantuvo firme a pesar de la falta de cualquier sistema.
Análisis ático de los beneficios potenciales. Además, guiados por la construcción
empresa, el proyecto tomó forma en torno a un paradigma temporal particular de
desarrollo y progreso. La promesa era un movimiento hacia adelante, de acelerado
transición del pasado al futuro. Se mostraron imágenes de antes y después
en vallas publicitarias, sitios web y en presentaciones de Power Point en todas las reuniones públicas
erings. Se representaron camionetas nuevas y elegantes e incluso autos deportivos. El futuro era para
ser brillante y rápido.

La perspectiva de un nuevo camino


El otro camino que estudiamos Hannah y yo no pareció al principio estar tomado.
llevar a la gente hacia el futuro a cualquier velocidad. La carretera, que se encuentra en el norte
Amazonia peruana y corre por cien kilómetro entre la ciudad de

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 87

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 88

Iquitos y el pueblo de Nauta, nos intrigaron porque no conectaba con ninguna


otros caminos, y su narrativa no era abiertamente de conectividad internacional.
ity. Su potencial radicaba en los vínculos que proporcionaba entre los ríos navegables del
Cuenca del Amazonas y el aeropuerto internacional de Iquitos. Sin embargo, cuando primero
encontrado esta carretera, su estado de infraestructura era algo dudoso, ya que su
la conectividad aún no estaba establecida y su futuro parecía bastante incierto.
El camino se había visto envuelto en un grado desproporcionado de escándalo y
ruptura a lo largo de los años y todavía había diez kilómetro de alto inestable
superficie.
De nuestras conversaciones con la pequeña empresa de construcción encargada de
la finalización de la carretera asumimos que estos diez kilómetros finales pronto
estar terminado. Pero todos los que hablamos tanto a nivel local como en Lima insistieron en que
era probable que no sucediera nada pronto. Hubo un litigio en curso en
participando el gobierno regional y diversas empresas constructoras. Esta
La carretera corta había estado "en construcción" durante los últimos setenta años y el
La opinin general pareca ser que podran ser setenta ms antes de cualquier
Se podía contar con la conexión de infraestructura entre Nauta e Iquitos.
En 2005 se estaban realizando algunos trabajos, pero las partes inconclusas de la ruta
estaban tan embarrados que los vehículos solo podían pasar si eran arrastrados por las pesadas
maquinaria de la empresa constructora. Otro problema fue que en algunos lugares
la superficie de la carretera que supuestamente ya se había completado era de tal
mala calidad que ya había comenzado a desmoronarse. Las acusaciones de corrupción habían
condujo a la incautación de todos los materiales y máquinas pertenecientes a un antiguo
consorcio de construcción, y nos dijeron que el retraso en el tramo final fue
porque había cinco kilómetro donde no se podía realizar ninguna construcción hasta
se habían reunido todas las pruebas materiales y se había resuelto la demanda. Más lejos
Los retrasos habían sido causados ​por una importante disputa sobre contratos laborales que había llevado al

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

residentes de Nauta para asaltar el campamento de construcción y exigir la remoción de


el ingeniero que encabeza el equipo de construcción.
El optimismo de la constructora con la que hablábamos parecía
para reflejar el hecho de que habían sido contratados recientemente. Estaban trabajando
progresivamente hacia la finalización de todos menos los cinco kilómetros en disputa, pero
ellos tenían sus propios problemas. Fuertes lluvias y fuertes vientos estaban desgarrando el
superficies recién colocadas y todavía estaban probando nuevos materiales (con mejoras
propiedades estabilizadoras) y la construcción de refugios improvisados ​para proteger la nueva superficie
cara de las inclemencias del tiempo. En resumen, el proceso de construcción parecía
para provocar un sinfín de complicaciones materiales, disputas legales y disturbios sociales.
Cuanto más averiguamos sobre este camino, más llegamos a comprender el
vista que es probable que no se complete nada en el corto plazo.

88 centavos Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 89

Pero de repente, y mientras estábamos fuera, el camino estaba terminado, y antes de que
sabía que había tenido lugar una ceremonia de inauguración, en la que participaba el presidente de
la república, Alejandro Toledo. Después de la pausa de setenta años, estábamos algo
lo que le molestó perder este capítulo final. Pero no fuimos los únicos. Emilio
Puma también se perdió la ceremonia. Emilio nos fue presentado cuando tuvimos
comenzó a manifestar interés en la carretera. Fue uno de los pioneros, un grupo
de hombres, ahora en sus ochenta, que habían sido los primeros en trazar la ruta a través de
el denso bosque en un momento en que todo movimiento entre Iquitos y Nauta había
estado por el río. Funcionarios del gobierno regional le habían dicho a Emilio que él
sería un invitado de honor en la ceremonia de inauguración y que él
ser presentado al presidente Toledo. Esta fue una noticia emocionante. A lo largo de los años
Los pioneros habían visto crecer el camino de un proyecto extremadamente local a convertirse en un
importante obra pública que había aportado capital financiero internacional, ingeniería
experiencia y controversia política a la pequeña ciudad de Nauta. Los pioneros
estaban orgullosos del papel crucial que habían desempeñado en el inicio de este
proyecto. Era un político local, el alcalde de Nauta, quien originalmente había
atrajo a los pioneros para encontrar la ruta. En esos días la carretera que sale de Iquitos
sólo corrió veintiún kilómetro. Esa sección había sido construida en el
1930, pero desde esa incursión inicial para extraer maderas duras del bosque allí
No había habido intentos de ampliar la carretera a Nauta. Los residentes de este pequeño
El pueblo habló de sus setenta años de añoranza por la carretera. Este anhelo también data
se remonta a la década de 1930 cuando el río Amazonas se movió, como lo hacen los ríos, varados
lo que entonces era un próspero puerto fluvial al borde de un banco de arena, su modernización
ambición frustrada, mientras que la ciudad de Iquitos tomó su comercio y se convirtió en
una gran ciudad. Los pioneros son, pues, figuras clave en la historia de cómo los vecinos
de Nauta lucharon por restablecer su conexión con el mundo moderno. Emilio
se esforzó en señalar que toda la iniciativa para este proyecto había venido de
la gente de Nauta: “Las cosas se hacen por aquí porque no hay apoyo
de las autoridades. No te ayudan, así que aprendes a hacer cosas por tu ...
yo." Desde la perspectiva de los pioneros, el camino había surgido gracias a
compromiso local y energía. Pero los pioneros no se sintieron reconocidos. Ellos
nunca fueron pagados por el trabajo que hicieron, y hubo cierto resentimiento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a pesar de su contribución fundamental a lo que posteriormente se había convertido en un


proyecto de interés nacional, no habían recibido ni pensión ni reconocimiento.
El evento inaugural parecía como si pudiera poner fin a este largo plazo.
esperar, desprovisto de cualquier expectativa inmediata, y marcar el comienzo de un nuevo conjunto de
posibilidades para ellos mismos y para su ciudad.
Lamentablemente las cosas no salieron bien. El presidente Toledo debía
llegar al kilómetro 5, y los pioneros habían recibido instrucciones de esperar en Nauta para

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 89

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 90

alguien que venga a recogerlos pero no vino nadie. Cuando finalmente consiguieron
a la ceremonia no fueron permitidos a través de los cordones de seguridad y por el
tiempo en que esa palabra había llegado a aquellos que podrían haberles proporcionado
visibilidad en el proceso, Toledo ya no estaba. Había llegado y
abandonado en un helicóptero como hacen los presidentes. Su visita había sido breve. El habia sonreido por
las cámaras, pronunció un breve discurso sobre el compromiso de su gobierno con
el desarrollo y el progreso de la regin, y haba pasado a su prxima
cita. La brecha entre los pioneros y su presidente quedó boquiabierta antes
ellos. Incluso estando en las proximidades, atraído por la preciosa carretera en la que
Se había invertido mucha esperanza, la conexión directa entre la aspiración local
y las preocupaciones del Estado central no se habían materializado abiertamente.
La promesa del camino y la promesa de algún reconocimiento y reconocimiento.
cern del estado se enredan en esta historia, planteando la pregunta de qué
Se espera que proporcione exactamente la conectividad de infraestructura. En ambos ejemplos,
y en formas que desarrollo más en la sección final de este capítulo, hay una
Importante diferencia entre la entrega del proyecto : un material específico
conexión entre nodos (lugar A y lugar B) - y un general y bajo -
Noción específica de conectividad mejorada para una vida más productiva y segura.
mundo, el mundo "moderno" del futuro positivo.

El tiempo de la infraestructura
Estos dos breves relatos dan una idea de cómo nuestro estudio abordó la
carreteras del Perú como espacios de diagnóstico que podrían ofrecernos una base empírica
perspectiva sobre cómo las fluctuaciones en la política, regulación y práctica estatales,
experiencia en ingeniería y finanzas corporativas, y las expectativas y esfuerzos
de la población local coexisten todos en sistemas de infraestructura. Tratamos las carreteras como
sitios complejos de intención política, emergiendo a lo largo de muchas décadas de información irregular
vestimenta y prioridades y ambiciones cambiantes. No hace falta decir que también hubo
procesos cruciales e imprevisibles que se convirtieron en parte integral de las carreteras a medida que
existen hoy. Nadie planeó la fiebre del oro del sur de la Amazonía peruana,
o el comercio ilegal de madera. No hubo modelos sobre el movimiento de las drogas,
el reasentamiento de las comunidades forestales, la especulación con la tierra, el alejamiento
de los ríos. Las carreteras canalizan y restringen la circulación, pero como infraestructura
sistemas culturales, lo hacen de manera abierta y sujeta a continuas
modificación. Los sistemas de infraestructura son intrínsecamente relacionales, y su
forma emergente y su valor social dinámico implican el ensamblaje de múltiples

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

diferencias dentro de los materiales, instituciones, regulaciones, aspiraciones y habilidades


a través del cual se constituyen.

90 Penny Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 91

La temporalidad compleja es parte integral del ensamblaje de infraestructura. Esta re


la relación entre el "qué" y el "cuándo" de los sistemas de infraestructura fue
tema de un influyente artículo publicado en 1996 por Susan Leigh Star y
Karen Ruhleder. Conscientes de la complejidad y multiplicidad de infraestructuras
sistemas culturales, querían enfatizar que el qué de una infraestructura
depende de las relaciones sociales y materiales a través de las cuales se utiliza.
Las infraestructuras, como cualquier otra herramienta, siempre se ponen en funcionamiento en
prácticas. La pregunta "¿ cuándo es una infraestructura?" así dirige el investigador
para observar los diversos y particulares paisajes de tareas que facilitan los sistemas técnicos
Estado y, igualmente, las convenciones y estándares que sustentan su sistema
calidad y limitar los usos a los que se destina. El enfoque de Star y Ruhleder en el
cuando también señala las formas en que todo tipo de arreglos materiales y sociales
Los recursos podrían convertirse en “infraestructurales”, pero igualmente podrían no hacerlo. Ellos
identificó la especificidad de la infraestructura como la capacidad de operar costuras
menos a través de escalas (espacial, temporal, material, conceptual) si
portando empresas extensas y locales.
Las carreteras que estudiamos en Perú fueron construidas con la ambición de integrar y
así reconfigurar las relaciones a múltiples escalas. En el proceso produjeron ex-
realidades experienciales que iban más allá de lo que podría asumirse concretamente
antes de que se construyeran las carreteras. Vincular Iquitos con Nauta recreó el tipo de
lugares que fueron Iquitos y Nauta y también reconfiguraron su futuro potencial.
De manera similar, la suave carretera asfaltada, en la que ahora se encuentra Ocongate, afecta la actualidad
experiencia y configura horizontes futuros.
Star señaló que la multiplicidad intrínseca de sistemas de infraestructura genera
a lo que ella se refirió como el "problema en el sistema". Ese problema apunta a
tensiones internas que, en rigor, difieren el momento de la infraestructura.
Pero estas temporalidades disyuntivas son desconexiones parciales a las que un sistema
el tem puede adaptarse. Los costos de tal adaptación, sin embargo, a menudo implican el borrado
de lo que de otro modo podría haberse incluido. Por ejemplo, una carretera construida
apoyar el comercio internacional de alta velocidad no será necesariamente compatible
con una carretera que se espera que fomente el desarrollo local, como los residentes de
pequeños pueblos a lo largo de la carretera interoceánica se han enterado en su detrimento. 5
En Ocongate una carretera que se acercó lo más posible al centro de la ciudad
sin destruir el tejido mismo de la ciudad se convirtió más tarde en un desvío. Ocon-
La puerta ahora está demasiado cerca de Cusco para ser el lugar óptimo para que un viajero descanse, por lo que
las posibilidades de comercio han cambiado de manera que la gente todavía está llegando a
términos con.
Ingenieros civiles con los que he trabajado tanto en Perú como en el Reino Unido
dom me han subrayado a lo largo de los años que la ingeniería y la construcción son

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 91

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 92

dos cosas bastante diferentes. "Ingeniería" es la producción de la técnica


solución, diseño o prototipo que posteriormente se realiza en la práctica de
construcción o fabricación. En este sentido, el trabajo de ingeniería crucial es
realizado antes de la fase de construcción de un proyecto. Un estudio de viabilidad para
proyectos como los que estudiamos en Perú incluirán todo tipo de
detalles y especificaciones relativas a la superficie de la carretera, sus cimientos, su
materiales, su forma, su enrutamiento y sus costos y beneficios potenciales, incluido el
Riesgos calculados con respecto al impacto ambiental y social. Técnico
Los estudios combinan lo calculativo y lo especulativo en un modo específico de análisis.
participación. La carretera se diseñará en relación con una vida útil proyectada y un
condición de vida proyectada (el número de vehículos, su velocidad y peso, la
estrés repetido y acumulativo en la superficie, los efectos de las estaciones y
ciclos finales, de calor y frío, de agua y sequía). Estos procesos predictivos
son abstractos y se basan en proyecciones estadísticas. Posibilidades de modelado es, de
Por supuesto, muy diferente de saber lo que va a pasar. Ingenieria
No obstante, el diseño ofrece un punto de estabilidad en el proceso de construcción. Delaware-
a pesar de la volatilidad de algunos de los datos técnicos, a los que vuelvo en breve,
la estabilización clave que logran estos estudios se refiere a la aclaración de
el acuerdo entre financiadores, políticos (y / o representantes de diversos
distritos electorales públicos) y la empresa constructora. El diseño de ingeniería
El letrero abordará preguntas como "qué tipo de carretera queremos y esperamos
esto va a ser? y “¿se relacionará este proyecto con otras preocupaciones y políticas?
con respecto a la inversión pública? ” Los estudios finalmente se consolidan
en los acuerdos contractuales que se elaboran para permitir el inicio de un proyecto
mediante la liberación de fondos.
En los laboratorios de la empresa se reúnen conocimientos muy diferentes.
empresas de construcción una vez que las obras estén en marcha. Aquí las relaciones clave con
establecidos y clasificados son aquellos entre los materiales disponibles y el medio ambiente
fuerzas ambientales que se espera que enfrenten. Los ingenieros significan
asegurar y modelar las capacidades relacionales de los materiales con respecto a las cosas
como su relativa resistencia al peso, plasticidad o porosidad; ellos miden el
valor relativo de la naturaleza sobre los materiales artificiales; y trabajan para encontrar el
mejor ajuste entre lo que tienen que trabajar y la especificación acordada de
su producto final. Estas siguen siendo actividades que avanzan hacia la producción
de un diseño de ingeniería. Sin embargo, la temporalidad ha cambiado. El diseño es
aún antes del acto posterior de construcción, pero también es recursivo (Kelty
2005). Los problemas y desafíos que produce el proceso de construcción son
continuamente remitido al laboratorio para su modificación y posterior
refinamiento del diseño.

92 centavos Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 93

La noción de que el trabajo de ingeniería es siempre anterior y separado de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

La construcción es, pues, en sí misma una explicación algo abstracta o ideal de cómo
la construcción procede en la práctica. El diseño de ingeniería informa la construcción
proceso, y señala qué es lo que se debe construir y cómo, pero el diseño
permanece abierto a modificaciones. Los estudios técnicos dirigen trámites, pero
al final, no determinan cómo proceder. La realización de la
signo es algo que se elabora sobre el terreno en las interacciones entre
ingenieros (contratistas y supervisores), capataces, obreros, materiales y ma-
lomos. La importancia de las especificaciones técnicas radica en su capacidad para
despejar el camino para la acción estableciendo los parámetros de la transformación del material
maciones que se van a realizar. También sirven para delimitar lo relacional
dominio del que son responsables los ingenieros. En este sentido, vemos que el
Los encuadres implicados en la elaboración de una especificación técnica no están predi-
basado en el fracaso para abordar las condiciones locales, pero tal vez podría verse como
intenta precisamente localizar el espacio de intervención, articular su especificidad
y limitar la responsabilidad por todo lo que, inevitablemente, desbordará este espacio en
alguna fecha futura no especificada. En este sentido, conocimientos técnicos en el diseño
La fase funciona cerrando alternativas.
En muchos aspectos, la fase de construcción desentraña las certezas del diseño.
y luego invierte esta sensación de cierre parcial. También encontramos diferentes
regímenes que toman el relevo de los cálculos especulativos y las proyecciones estadísticas
ciones. Por un lado, se ha realizado un esfuerzo considerable en la logística del
proyecto. La logística son los sistemas desplegados por las empresas constructoras para
Asegúrese de que las obras se realicen según lo programado y dentro de los presupuestos. El trabajo logístico es
el trabajo de coordinación, categorización y programación. En el continuo ad-
justificaciones que se hacen sobre quién hará qué, cuándo y dónde, el tiempo supone
un valor monetario. La logística configura una matriz de valor donde el tiempo es dinero.
Sin embargo, las complejas agendas internas que gestiona una empresa permiten
que no todas las decisiones toman la ruta más directa para obtener ganancias. Las buenas relaciones pueden
traer sus propias ventajas y la empresa constructora que nos permitió
antropólogos residentes también se acomodaron con bastante frecuencia
demandas locales que no estaban estrictamente dentro de los términos del contrato. Ellos también
a veces reaccionó con fuerza, incluso violentamente, para persistir en las demandas o tener
que se consideró perjudicial para su progreso.
Además del modo logístico de ordenamiento temporal, el otro importante
importante dimensión temporal del proceso de construcción fue la anticipación de
lo imprevisto. Los ingenieros de construcción saben y anticipan que los diseños
en la práctica, no los guiará sin problemas de A a B. Saben que conseguir
del presente al futuro no se trata simplemente de una buena planificación o

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 93

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 94

logística. Aparte de la volatilidad de los entornos sociales a través de


que progresan estos proyectos de construcción de carreteras, a menudo durante varias décadas,
los entornos de materiales ofrecen desafíos que los ingenieros solo resuelven realmente
una vez que están involucrados en el proceso transformador. Los ríos se mueven, las laderas
el lapso, y las lluvias, heladas y vientos impiden el progreso. A diferencia del trabajo de los diseñadores
En computadoras en oficinas remotas, los ingenieros de campo trabajan de manera más directa.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

relación con aquello que buscan transformar. En este sentido hay un fuerte
conciencia de que algunas cosas llevan tiempo. La construcción se vuelve más una artesanía
practicar en esta etapa en las adaptaciones a los materiales, así como a la
diversas demandas y prácticas humanas que provocan retrasos e interrupciones.

Actos inaugurales
Esta tensión entre la visibilidad pública de la infraestructura contemporánea
sistemas (como configuraciones tecnológicas prometedoras o amenazantes) y el
Asunción mundana del estado "infra" del espacio que funciona sin problemas
de flujos, que pasa desapercibido para aquellos cuyas actividades apoya sin
disrupción, me devuelve a la discusión de las ceremonias de inauguración de
trabajos públicos.
Ambos caminos que estudiamos en Perú fueron visitados por presidentes que sintieron
la ventaja electoral (o legado) de una estrecha asociación con estas promesas
espacios de sory. De hecho, en la carretera interoceánica incluso hubo informes de
paternidad disputada mientras los sucesivos presidentes apostaron sus reclamos en competencia
habiendo traído el camino a la existencia. El presidente Toledo inauguró el primer kilo
metro, que se completó e inauguró antes que el resto de la carretera incluso
tenía un perfil completo de ingeniería. La urgencia de los presidentes de inaugurar obra pública
indica la compra política de proyectos de infraestructura. También indica que
lo que se celebra no es la transformación social per se. Los actos de inauguración
ciertamente anticipan una transformación positiva, pero los actores estatales son tentativos
sobre la sobreidentificación con resultados futuros específicos. Discursos inaugurales
tienden a centrarse más directamente en los recursos que se han llevado a un área.
Las métricas de compromiso del estado del índice de inversión. El enfoque retórico político
se basa en cifras que nos dicen cuánto se gastó, los kilómetros recorridos, los
número de puentes construidos o número de puestos de trabajo y de beneficiarios potenciales.
Pero estas métricas se ensayan como métricas de atención e inversión política en
futuros no especificados.
Las inauguraciones son rituales públicos que buscan plegar la obra de construcción, que
una empresa de ingeniería y, a menudo, una fuerza laboral bastante grande y dispersa
han provocado, de vuelta a una narrativa de desarrollo liderado por el estado. En estos

94 Penny Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 95

rituales la infraestructura se escenifica como un evento. La inauguración del Iquitos-


al camino de Nauta, discutido anteriormente, ostensiblemente celebró la finalización de la
proyecto. El trabajo había tomado forma y creado una conexión fluida entre
dos lugares, respondiendo al anhelo de setenta años por parte de la gente de
Nauta. Pero, como hemos visto, las complejidades escalares internas de este proyecto fueron
todavía preocupante. El camino estaba visiblemente inestable, demasiado polémico y descontento.
continuos para asumir el estatus de un sistema de infraestructura que haba trascendido
sus discontinuidades escalares. Ciertamente, no estaba claro cómo esta conexión
entre Iquitos y Nauta podría llegar a sustentar las políticas nacionales, regionales o locales
futuros. La promesa de la carretera dependía de su potencial transformador, pero
la desintegración material en curso y los juicios y los muchos conflictos sociales

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

conflictos que la nueva carretera generó sugirió que el inevitable "problema en el


sistema ”era tal que sus efectos futuros eran muy inciertos. Incluso el presidente
que podría haber conducido hasta el lugar de la inauguración había elegido en cambio
viajar por el helicóptero. En resumen, esta no era una carretera que necesitara reparación debido
a los efectos negativos de fuerzas externas. Era un camino que para muchos aún no
asumir su forma de infraestructura. El sentido de lo incompleto y de la ausencia de eventos
estaba integralmente vinculado a su promesa expansiva y difusa. La superficie fue vis i-
ble pero su fuerza infraestructural permaneció oscura.
Los eventos inaugurales conllevan un tipo de promesa muy particular, una promesa que ex-
tiende a incluir la noción de presencia compuesta de infraestructuras
y disyunción temporal. La promesa de obra pública en el Perú es rutinaria en el
repertorios electorales de políticos de todos los niveles y de todos los puntos de la política.
espectro cal— y combina la promesa de una tecnología con la promesa de
entregar un bien público. La inauguración es de un orden diferente. El augurio, como
Frédéric Keck y Andrew Lakoff (2013), es una "figura de advertencia".
La ceremonia de inauguración intenta hacer que el nuevo comienzo sea auspicioso.
De pie en el kilómetro 5 de la carretera Iquitos-Nauta, Toledo había respaldado la
nuevo camino como testimonio de su condición presidencial y, como Max Gluckman (1940)
lo que nos llevó a esperar, el ritual inaugural reproducía los elementos sociales finamente diferenciados
espacio que distinguía a los que estaban allí de los que no, y
dio forma a cómo estaban allí, cómo llegaron y cómo se fueron. Pero el
La decepción en el corazón de la historia de Emilio también nos lleva a comprender cómo la
ración de estos espacios de infraestructura puede lanzar nuevos futuros que son de la
un comienzo muy problemático, incluso desfavorable, en términos locales. Si el presidente
ha venido a abrir un camino, ha venido, por definición, en nombre de un
o incluso un proyecto internacional. Las ceremonias avalan una escala en la que los locales
el interés es irrelevante, reemplazado o trascendido por la fuerza de una "obra pública"
que puede estar ubicado pero ya no es local. La calidad del futuro cuelga así

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 95

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 96

en el aire, y sugeriría que este ahorcamiento, este deseo de que el proyecto


podría tener éxito, también hace evidente que podría fallar. La promesa de un
La provisión de infraestructura se puede utilizar para pedir cuentas a un político, si el
no se proporciona la forma del material, se puede retirar el soporte. Pero la inauguración
ción registra la incertidumbre, reconociendo que algo más de la
la forma es necesaria para que la infraestructura entregue lo que se espera de ella. Sus
debe activarse el potencial relacional.

Conclusiones: la infraestructura como no evento


No es mi intención sugerir que el cambio no ocurra. El problema es bastante
que el proyecto para transformar las condiciones materiales de la vida de las personas
tienen consecuencias de infraestructura que los diseñadores y planificadores nunca pueden
trol. La calidad eventual de la forma de la infraestructura permanece siempre en duda,
porque un proyecto mantiene unidas múltiples posibilidades de infraestructura, y la
El evento de transformación, por tanto, sólo puede ser captado en retrospectiva. En Ocon-

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

puerta, las transformaciones comenzaron mucho antes de que comenzara la construcción. Negocio local
comenzó a prepararse para el nuevo comercio y las nuevas condiciones comerciales que el
La llegada de un enorme proyecto de construcción transnacional implicó. Al mismo tiempo,
La población local comenzó a hacer campaña sobre el enrutamiento y el empleo con el fin de maximizar
imitar los posibles beneficios económicos. La especulación de la tierra era abundante y ocupada
aparecieron asentamientos en sitios estratégicos. Circulaban rumores sobre las operaciones
ación de intereses ocultos y la producción de ventajas desiguales. Había
También se preocupa por la naturaleza específica de la transformación material: la exacta
materiales que serían necesarios, la ubicación de las canteras y los vertederos, la
efectos potenciales sobre los cursos de agua y las implicaciones de los cortes y cortes
a la Tierra, el posible aumento de deslizamientos de tierra e inundaciones. Preguntas sobre
qué era exactamente lo que la gente quería transformar y a qué quería aferrarse
multiplicado a medida que avanzaban las obras. Estas preocupaciones revelaron la compleja
tiplicidad de la promesa relacional. A medida que estas expectativas comenzaron a hundirse
en la empresa constructora, los ingenieros se vieron obligados a retroceder
los términos exactos del contrato, los detalles del proyecto, el compromiso
para entregar una superficie de carretera de una especificación predefinida. No estaba en el "público
interés ”para que se desvíen por el crecimiento exponencial de las demandas públicas,
porque cada intento de singularizar una posibilidad condujo a más posibilidades como
este ejemplo final ilustra.
A menudo había ido con mi amiga Francisca a pastar el ganado. Ella me dijo
que la constructora estaba construyendo un campamento para albergar a los trabajadores
por uno de sus campos, así que decidimos llevar a las vacas allí por el camino

96 centavos Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 97

de echar un vistazo a lo que estaba pasando. El campo de un lado estaba bordeado por
un rio. Como sería habitual en esa época del año (era junio), el cauce del río estaba
casi seco. Un flujo constante de camiones cargaba la piedra y transportaba
a un terreno llano designado como lugar de almacenamiento donde se clasificaban las piedras
por tamao, a medida que los materiales se tamizaban a travs de estructuras gigantes en forma de tamiz, catego-
rizar los áridos listos para la producción de hormigón. En el otro lado de
El campo ya estaba construido el cerco perimetral del nuevo campamento, y dentro del
La instalación de las viviendas prefabricadas estaba en marcha. Francisca sabía
todo acerca de estos campamentos, aunque que yo sepa, ella nunca había visitado uno.
Otros que ella conocía habían trabajado antes en proyectos de construcción de carreteras. Ella ex
explicó que habría dormitorios y áreas de comedor, baños, duchas y
cocinas, lugares para maquinaria. Se preguntó dónde exactamente se alojarían
las prostitutas. Sin inmutarse por mi argumento de que las prostitutas
no hay espacio designado formalmente dentro del campamento y es más probable que funcione
informalmente fuera del perímetro del campamento, dejó en claro que había muchos
cosas que no sabría, incluidos los nombres de los que obtienen beneficios de
el arrendamiento de la tierra, o aquellos que estén dispuestos a ganar con el alquiler de sus camiones.
Pero también había muchas cosas sobre las que se preguntaba. Que la gente
¿comer? ¿Quién conseguiría el trabajo? ¿Dónde iría exactamente la carretera?
en el medio de la ciudad, alrededor del borde, en el valle lateral (donde vivía),
en el altiplano sobre la ciudad? Y luego estaba la cuestión de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

si el río se recuperaría. ¿Aumentaría la remoción de la piedra?


la tasa de erosión? ¿Podría reclamar a la empresa por la pérdida de tierras?
¿Dónde habían estado trabajando los camiones en el río? ¿Se montaría el Ausangate?
sentirse ofendido por el dragado del río cuyas aguas
ergias de la montaña a las tierras de cultivo? ¿Qué haría la Tierra?
el desgarro y el corte que implicó la construcción de la carretera? Reflexionamos sobre
estas cosas lentamente, de forma intermitente a lo largo del día, no como cuestiones de gran
preocupación, como cosas en las que pensar. De camino a casa, ella señaló una piscina
de agua que se había acumulado en un espacio formado por la extracción de piedras de
el río. Me dijo que su cuñado le iba a pedir a la empresa
para excavar un poco más, para poder criar peces allí. Seria facil para
ellos. Toda la maquinaria estaba ahí.
La contemplación casual de Francisca de las posibilidades de infraestructura que el
proceso de construcción de carreteras que la gente de Ocongate tenía poco que hacer
con el "proyecto" actual. La empresa constructora luchó por contener la
exige que las obras se descarten como posibilidades de transformaciones materiales
que podrían servir como nuevas posibilidades de infraestructura. Estas nuevas posibilidades
fueron creados por el proceso de construcción de carreteras, pero no estaban vinculados de otra manera

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 97

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 98

al proyecto de la carretera. La idea de Francisca sobre la piscifactoría se le ocurrió mientras


observó el campamento y el dragado; no era una idea formulada como un proyecto
ect. Era simplemente una forma de pensar sobre el proceso continuo de transformación.
mediante la cual toman forma las condiciones materiales para la vida en ese lugar. los
La carretera, por definición, se convertiría en una infraestructura para la vida de las personas, pero sin
lo que implica cualquier sentido de progreso o dirección. En este ejemplo,
el proceso de construcción de la carretera no fue abordado como un evento, una ruptura notable
o momento que presagiaba un nuevo comienzo. Fue más bien aprehendido como un
desarrollo continuo de la potencialidad, un no evento que puede o no tomar forma
en el futuro.
Los ingenieros de construcción también reconocieron el proceso mundano de desarrollo
relaciones de infraestructura. Un ingeniero nos explicó una vez que "una carretera
es como una persona, no es estática, es dinámica, crece. Todos los días aprendes
más sobre sus problemas ". Por grande que sea el proyecto en términos de diseño y
control, y por mucho que un experto particular pueda estar involucrado en modos específicos
de razon de cálculo, estos ingenieros de la construcción de carreteras mostraron una pragmática
orientación a los mundos que se comprometieron. Sabían que toda entidad material
los lazos se diferencian y transforman constantemente, y comprendieron que la clave
La pregunta que se debe hacer en cualquier espacio de intervención no es qué es algo, "sino
en qué se está convirtiendo, o podría ser capaz de convertirse ”(Jensen y Rødje
2010: 1). Los ingenieros están en sintonía con el "cuándo" de la infraestructura. Sin embargo,
esta conciencia implica la participación en varios "regímenes temporales" divergentes:
la lógica anticipatoria de los proyectos estadísticos y la planificación logística; los
compromiso con un proyecto , una noción lineal de transformación material y social
ción; y el reconocimiento de que el tiempo es también la condición duradera del material
cosas. Este reconocimiento de duración requiere que el ingeniero reconozca también

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

un modo de espera que va en contra de la anticipación y urgencia del proyecto


administración. Así, incluso cuando los planes de contingencia y los planes de gestión de riesgos
están en su lugar (como lo estarán, dadas las preocupaciones de los interesados ​en
logística), la anticipación de lo inesperado anima al ingeniero de campo a
ejercitar una curiosidad no direccional (no planificada) con respecto al mundo
se encuentra.
La gente local, como los pioneros de Nauta o mi amiga Francisca,
Combine anticipación y resistencia de diferentes maneras. La gente local es a menudo
comprometidos en luchas políticas explícitas para crear un camino. Útil
Las campañas son proyectos que también requieren logística y planificación, calculadas
acción coordinada, actitudes que no sólo asumen las
empresas de ingeniería. También asumen que soportar y esperar sin
la expectativa es parte del proceso. En Nauta, como en Ocongate, el anhelo de

98 Penny Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 99

un modo aún no definido de participación o inclusión positiva en un


La modernidad regional, nacional o internacional fue el telón de fondo de la vida cotidiana.
donde la gente básicamente se llevaba con otras cosas.
He sugerido que la singularidad de cualquier proyecto de infraestructura es siempre
deshecho por su promesa rebelde y expansiva. La promesa de infraestructura
proyectos se basa en la posibilidad abierta de lo que aún está por suceder. A
El comienzo, el proyecto y la promesa pueden parecer unirse y articularse
preocupaciones y expectativas divergentes tardías. La promesa permite que los proyectos
del suelo, dando cuerpo y energía a la noción de singular colectivo,
como medio para abordar futuros inciertos. Sin embargo, mi reflexión etnográfica
sobre las ceremonias inaugurales, organizadas como eventos para marcar el tiempo de infracción
formación estructural, también traen más claramente el no evento de infraestructura
a la vista. En ambos casos descritos aquí, el "problema en el sistema" permanece
irresoluto. De hecho, he sostenido que el cuándo de la forma infraestructural permitirá
también implican un aplazamiento, una espera adicional, una expectativa renovada o incluso aplastada.
tación. Como han explorado otros en este volumen, las infraestructuras apuntan hacia
futuros inciertos, incluso cuando intentan estabilizar y canalizar los
posibilidad de vidas futuras. Es en este espacio de promesa, parte integral del proyecto.
pero siempre superando su confinamiento que las infraestructuras nos proporcionan sitios
desde donde trazar la dinámica relacional y los procesos políticos a través de
que estos futuros se hacen realidad.

notas
1 Este capítulo se basa ampliamente en la etnografía de las carreteras del Perú que
investigó y escribió junto con Hannah Knox (Harvey y Knox 2015a). los
Los argumentos a tiempo que presento aquí no se elaboraron en detalle en el libro.
Sin embargo, toda la etnografía y gran parte del trabajo analítico sobre infraestructura
La promesa se ha elaborado en colaboración con Knox.
2 ¡No puedo enumerarlos todos aquí! Algunos resúmenes útiles incluyen a Larkin (2013) y los siguientes
colecciones: Harvey y Dalakoglou (2012), Lockrem y Lugo (2012), Camp-
bell y Hetherington (2014). Además del volumen actual, Harvey, Jensen y
Mo rita (2017) ofrecen una extensa colección que combina antropología y sts

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

enfoques a las formaciones de infraestructura.


3 Estoy pensando en particular aquí en algunas de las fascinantes letras que han surgido
tras la crisis financiera mundial, como el trabajo convocado por Karel Williams sobre
Making capitalism (http : // www. cresc. ac. uk / our - research / remaking - capitalism / ). Pero
También podríamos recurrir a relatos más establecidos desde dentro de los santos y la antropología.
como los recientes pensamientos de Latour (1996) y Laura Bear sobre “accidentes” (2014b).
4 Trabajos recientes sobre el crecimiento exponencial de las tecnologías inteligentes: la transmisión de
información sensorial a través de medios digitales, y los macrodatos muestran que lo intrínseco

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 99

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 100

Los problemas a los que se enfrentan los ingenieros no son cómo habilitar la conectividad, sino cómo producir
Conectividad significativa (valor agregado). Ver Ruppert et al. (2015).
5 Ver Thévenot (2002) para una discusión de las incompatibilidades internas a una carretera
proyecto de desarrollo en los Pirineos franceses.

referencias
Anand, N. 2011. Presión: Las PoliTechnics of water supply in Mumbai. Antro Cultural
pology 26 (4): 542–564.
Bear, L. 2014a. Introducción a la duda, el conflicto, la mediación: la antropología de la
hora. jrai 20: 3–30.
- - -. 2014b. Para el trabajo: el accidente de Ajeet y la ética de los arreglos tecnológicos en el tiempo.
jrai 1 (20): 71–88.
Campbell, J. y K. Hetherington, eds. 2014. Naturaleza, infraestructura y estado en
América Amer i ca . Número especial del Journal of Latin American and Ca rib bean Anthro-
pología 19 (2).
Carse, A. 2014. Más allá de la gran zanja: política, ecología e infraestructura en Panamá
Canal. Cambridge, MA: mit Press.
Dalakoglou, D. 2012. “El camino del capitalismo al capitalismo”: Infraestructuras de (post)
socialismo en Albania. Mobilities 7 (4): 571–586.
Gluckman, M. (1940) 2002. “El puente”: Análisis de una situación social en Zululandia. En
La antropología de la política: un lector de etnografía, teoría, crítica , ed. J. Vincent,
53–58. Oxford: Wiley Blackwell.
Harvey, David. 1989. La condición de la posmodernidad. Oxford: Blackwell.
Harvey, P. y D. Dalakoglou. 2012. Carreteras y Antropología. Número especial de Mobili-
empates 7 (4).
Harvey, P., CB Jensen y A. Mo rita, 2016. Infraestructura y complejidad social: una ruta
compañero de repisa. Londres: Routledge.
Harvey, P. y H. Knox. 2015a. Carreteras: una antropología de la infraestructura y la experiencia.
Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
- - -. 2015b. Destacamentos virtuosos en la práctica de la ingeniería: en la ética de (no)
hacer una diferencia. En Detachment: Ensayos sobre los límites del pensamiento relacional , ed.
M. Candea, J. Cook, C. Trundle y T. Yarrow, 58–78. Manchester, Reino Unido: Manchester
Prensa Universitaria.
Jensen, CB y J. Rødje, eds. 2010. Intersecciones deleuzianas: ciencia, tecnología y an-
trropología. Oxford: Berghahn.
Keck, F. y A. Lakoff. 2013. Cifras de advertencia. En el número 3: Dispositivos centinela. Limn .
http: // limn. it / cifras - de - advertencia / .
Kelty, C. 2005. Geeks, imaginarios sociales y públicos recursivos. Antropología cultural
20 (2): 185–214.
Koselleck, R. (1979) 2004. Futuros pasados: Sobre la semántica del tiempo histórico , trad. K.
Tribu. Nueva York: Columbia University Press.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Larkin, B. 2013. La política y poética de la infraestructura. Revisión anual de antropología


42: 327–343.

100 centavos de Harvey

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 101

Latour, B. 1993. Nunca hemos sido modernos. Nueva York: Prentice Hall.
- - -. 1996. Aramis: O el amor por la tecnología. Cambridge, MA: Universidad de Harvard
Prensa.
Li, TM 2007. La voluntad de mejorar: la gobernabilidad, el desarrollo y la práctica de
política. Durham: Duke University Press.
Lockrem, J. y A. Lugo, eds. 2012. Infraestructura. Una antropología cultural comisariada
lección. https: // culanth. org / curated _ collections / 11 - infraestructura .
Mosse, D. 2004. ¿Es imposible implementar una buena política? Reflexiones sobre la etnografía de la ayuda
política y práctica. Desarrollo y cambio 35 (4): 639–671.
Ruppert, E., P. Harvey, C. Lury, A. Mackenzie, R. McNally, SA Baker, Y. Kallianos y
C. Lewis. 2015. Socializar big data: del concepto a la práctica. Documento de trabajo cresc
138. http: // research. oro . ac. uk / id / eprint / 11614 .
Simpson, E. 2013. La biografía política de un terremoto: secuelas y amnesia en Gu-
jarat, India. Londres: Hurst and Company.
Star, SL y K. Ruhleder. 1996. Pasos hacia una ecología de la infraestructura: diseño y
Acceso para grandes espacios de información. Investigación de sistemas de información: una revista de la
stitute of Management Sciences 7 (1): 111-134.
Thévenot, L. 2002. ¿Qué camino seguir? La complejidad moral de un
manidad ". En Complexities: Social Studies of Knowledge Practice , ed. J. Law y A. Mol,
53–87 . Durham: Duke University Press.
Virilio, P. 1989. Guerra y cine: La logística de la percepción . Londres: Verso.

Infraestructuras dentro y fuera del tiempo 101

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542465/9781478002031-004.pdf

Página 102

La corriente nunca se detiene:


Intimidades de la infraestructura energética en Vietnam
christina schwenkel

Infraestructuras resilientes
En el documental de 1970 Dòng điện không bao giờ tắt (La corriente nunca
paradas), el director Đào Lê Bình proporciona imágenes raras del objetivo deliberado-
de infraestructura urbana en la República Democrática de Vietnam (drv, o
Vietnam del Norte) por aviones de combate de EE. UU. En un esfuerzo por interrumpir el
sistema de abastecimiento y distribución. El escenario es la planta eléctrica construida por los soviéticos
en la ciudad de Vinh, la capital de la provincia de Nghệ An en la parte sur de la
drv. La película comienza con una panorámica del paisaje industrial de ruinas en llamas y
cráteres humeantes. La planta sigue en pie, pero los trabajadores, en su mayoría mujeres, están funcionando
alrededor, tratando desesperadamente de extinguir los incendios. 1 Escenas de la destrucción caótica
seguidas por imágenes de un grupo de hombres disparando contra los atacantes,
uno de los cuales cae en picado al suelo. Mientras los aviones se acercan y las alarmas
sonido, los empleados de la planta descienden rápidamente a las trincheras y asumen su posición
en artillería antiaérea, mientras que los técnicos continúan trabajando frenéticamente para
reparar las turbinas y continuar la generación de energía. La escena luego corta
a otra unidad de trabajo esforzándose por mover grandes piezas de la maquinaria de la planta
una ubicación forestal remota como parte de una estrategia integral de infraestructura
evacuación y reubicación. Tanto mujeres como hombres trabajan diligentemente junto
entre ellos, moviéndose con fluidez entre sus roles como trabajadores que luchan por mantenerse
el poder y los soldados decididos a defender la ciudad. Una de las ultimas imagenes
en la secuencia se acerca la chimenea dañada, erguida y resistente
ient entre el humo y los escombros, mientras se recita el mantra de los trabajadores: “ Tất cả
cho điện ”(todo por electricidad).
La secuencia "trabajar-defender-reparar" como se describe en el documental fue
no es exclusivo de la planta eléctrica de Vinh City. En 1972, los ataques aéreos contra el poder
plantas en toda la rdv habían reducido la capacidad energética nacional en más de
70 por ciento, según estimaciones publicadas por el ejército estadounidense. 2 Durante un período
Durante diez años, la guerra aérea de los EE. UU. se había dirigido obstinadamente a la infraestructura de Vietnam.

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 103

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Figura 4.1 Una imagen aérea del puente destruido Hàm Rồng (Dragon's Jaw), 1972.
Cortesía de la Administración Nacional de Archivos y Archivos.

la aniquilación para revertir el progreso técnico de la modernidad socialista


ización que sostuvo el esfuerzo bélico en el sur. La amenaza del general Curtis LeMay
bombardear el norte de Vietnam "de vuelta a la edad de piedra" implicaba, literalmente, una estrategia
de la guerra de infraestructura estatal para lograr la "desmodernización forzada" (Graham
2005: 170). Redes de infraestructura, llamadas "puntos de interdicción" en las mili-
lenguaje tradicional, especialmente carreteras y puentes diseñados para mover un gran número de
personas, armas y suministros a los campos de batalla del sur, fueron impactados implacablemente
entre 1964 y 1968 y nuevamente en 1972, mientras que los ataques aéreos en el sur
Panhandle, donde se ubicaban ciudades como Vinh, continuó ininterrumpidamente.
En la provincia vecina de Thanh Hóa, el famoso Hàm Rồng (Dragón
El puente Jaw), un enlace de transporte vital entre el norte y el sur, también fue
sometido a cientos de salidas que podrían fallar o dañar la estructura, pero
nunca lo destruyas por completo. 3 En unos días se repararía el puente y
se reanudaría el paso de vehículos. Con el tiempo, el puente asumió un legendario
estatus como símbolo de la resiliencia vietnamita y la incompetencia tecnológica estadounidense
tence. En mayo de 1972, en un espectáculo de nuevas tecnologías de guerra "inteligentes", docenas
de los bombarderos fantasma aporreó la mandíbula del dragón durante un período de dos semanas,
lanzando miles de libras de bombas guiadas por láser que finalmente activaron
el colapso del puente ( figura 4.1 ).
Si bien tanto el puente de Hàm Rồng como la chimenea de Vinh se convirtieron en símbolos
íconos bolicos que adquirieron atributos heroicos míticos por su perseverancia en el

La corriente nunca se detiene 103

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 104

cara de la guerra tecnológica moderna, también emergieron como animados y, uno


incluso podría aventurarse a decir, desear objetos (Mitchell 2005) que despertaron la ansiedad
iety de las fuerzas estadounidenses sobre infraestructuras rebeldes. Por supuesto, la acción humana también
ayudó a mantener esa infraestructura "viva". El lema de la central eléctrica comprendía
marcó el decidido compromiso con el mantenimiento de los sistemas técnicos que
Se esperaba de los obreros-soldados: “Golpéanos una vez, nos recuperaremos; golpéanos de nuevo,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

volveremos a recuperarnos; nuestra posición es inflexible, prometemos luchar hasta la muerte


para mantener la corriente viva y fluida ”(Đình 2007: 45). Y sin embargo lo afectivo
poderes imbuidos en estos resistentes objetos tecnológicos se intensificaron aún más a medida que
la infraestructura se negó a cooperar y "morir". La Fuerza Aérea tenía un particular
obsesiva relación con el puente y se consumió con la tarea de
su destrucción. El poder sublime que tenía el puente sobre los lotes de pi llegó a
una cabeza en su desaparición final; su destrucción repetida ritual y repetidamente con
fuerza excesiva mucho después de su colapso, como si buscara matar de nuevo lo que estaba
Ya está muerto. En actos similares de violencia iconoclasta, aviones y barcos liberados
miles de explosivos en la chimenea de Vinh en cientos de ataques,
solicitar la reparación de la planta más de dos docenas de veces (figura 4.2). 4 Y
Sin embargo, la chimenea, que parecía poseer una especie de cuasiagencia para actuar y
provocar, se mantuvo, y sigue en pie hoy. Como ha señalado Michael Taussig (1999)
adivinado, matar —o buscar matar— un icono, destruir su fuerza afectiva y neutral
izar su poder (por ejemplo, su poder para mover y galvanizar la pasión, el deseo y la esperanza)
es, paradójicamente, potenciar su vitalidad, haciendo que el icono sea más vivo, potente,
provocativo y resistente que antes.
Aceptar la llamada a examinar más de cerca las capacidades afectivas de
infraestructura como materia política en las intersecciones de tecnología, material
alidad y socialidad íntima (Braun y Whatmore 2010), en lo que sigue,
Examino los impulsos —utópicos, eléctricos y de otro tipo— encarnados y
transmitida por la chimenea, una de las formas materiales más duraderas de
infraestructura urbana en el paisaje en Vinh. Alrededor del mundo, humo
montones son reliquias altamente visibles, pero abyectas, de la industria, cuyas grandes
promesa de prosperidad tecnológica dio paso a realidades distópicas de riesgo y
calamidad. El impacto a largo plazo de la industria en la salud y el medio ambiente
la calidad sigue dejando su huella en las comunidades afectadas, dando forma a
una "economía de energía verde" emergente que negocia la renovabilidad como un
commodity (Reno 2011). Y, sin embargo, las chimeneas siguen siendo persuasivas
poder sobre las poblaciones, como se observa en las prácticas culturales contemporáneas de
"Turismo de chimeneas" y esfuerzos apasionados para preservar tales ruinas verticales
como hitos del patrimonio industrial. 5 Históricamente, las imágenes de chimeneas circulan

104 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 105

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 4.2 La chimenea y la planta de energía destruida en Vinh City con el lema
“ Dòng điện không bao giờ tắt ” (La corriente nunca se detiene), nd Cortesía del alemán
Archivos Nacionales.

citado ampliamente como postales, fotografías personales, imágenes de prensa y carteles


gráficos, que sugieren una gama de deseos y fantasías sobre el futuro catectizados
en estas hazañas de la ingeniería. 6 Claramente hay más en las chimeneas que su
función utilitaria sola. Como objetos de afecto, las chimeneas evocan una variedad de
sensibilidades, particularmente entre aquellos que trabajaron para producir tal tecno-
futuros lógicos: cautivan y repelen, encarnando la esperanza y la desesperación, especialmente
mientras caen en desuso. En el Vinh poscolonial, la posibilidad revolucionaria
de generar electricidad universal para las masas sustentaba el colectivo
mundos oníricos que se formaron a través del tiempo y el espacio, también frente a la violencia
e interrupción y deterioro recurrentes. Las posibilidades imaginativas de la infraestructura
estructura que trazo aquí, particularmente aquellos asociados con la electrificación,
distrajo la atención de lo que se convirtió en el sueño diferido de los socialistas
modernidad. De hecho, el colapso en sí mismo, por actos deliberados de bombas
a la violencia de la negligencia del Estado - movilizó a los mismos colectivos y afectivos
compromisos necesarios para mantener la promesa de que la infraestructura energética
poner fin a la era de la oscuridad e iluminar (literal y metafóricamente) el
población. La resistente chimenea de ladrillos, en todas sus persuasivas iteraciones:
significa ideologías seductoras de igualdad y desarrollo, por un lado,
e intimidades sociales significativas, por el otro, resultaron esenciales para esta tarea.

La corriente nunca se detiene 105

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 106

El espectáculo de la infraestructura
En el estudio de la infraestructura urbana, la promesa de progreso y prosperidad
ha estado vinculado durante mucho tiempo a los mundos de ensueño de la tecnología moderna y
política de esperanza en la posibilidad de asegurar la "buena vida". Históricamente, el
noción de que las inversiones públicas en tecnología e infraestructura
resultar en la transformación y mejora de la vida diaria generada generalizada
encantamiento con el progreso tecnológico y los proyectos estatales de desarrollo
(Barker 2005; Harvey y Knox 2012). En los Estados Unidos, fasci-
nación con obras públicas monumentales, o lo que David Nye ha llamado la
“sublime nológico” para identificar lo profundamente afectivo, si no trascendental
experiencia de grandes logros tecnológicos, se remonta a los primeros
siglo XIX, cuando la celebración de nuevas tecnologías democráticas que
llegó a dominar el paisaje natural se volvió fundamental para la identidad nacional
(1996: 42–43). Del mismo modo, para Walter Benjamin (1999) espectaculares proyectos de
ingeniería civil en la Europa del siglo XIX, posible gracias a los nuevos
tecnologías de construcción como el hierro y el vidrio, remodelado radicalmente socioespacial
relaciones mientras inspira sueños de modernidad capitalista, movilidad y progreso

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

entre un público urbano deseoso. Con su capacidad para domesticar paisajes rebeldes
y transformar la "naturaleza" en "ciudad", innovaciones espectaculares en infraestructura—
incluyendo una "dote urbana" simbólica de presas, ferrocarriles, puentes y canales—
llegó a significar la grandeza tecnológica de una nación, mientras mostraba la
riqueza del capitalismo industrial (Kaika y Swyngedouw 2000). Que este sub-
La cal se transmitió a los contextos coloniales e incluso se convirtió en fundamental para
regla, sirve como un recordatorio contundente de cómo la promesa del progreso tecnológico,
demostrada en la gran presencia de la infraestructura, se ofreció a cambio de políticas
subjetivación (Larkin 2008: 245).
Durante la guerra fría global, la infraestructura socialista, como uno de los
piedras de la modernidad socialista de Estado ”(Pedersen 2011: 45), también buscó
transmitir los poderes emancipadores de las obras públicas espectaculares, y de la
propio partido munista, a una población espectadora encantada. No muy diferente de la tecnología
sublime lógico del capitalismo industrial y colonial temprano, el monumental
Los proyectos del alto socialismo propagaron de manera similar una visión de futuro progresista
a través de la producción en masa de sistemas tecnológicos modernos (ver también Boyer,
este volumen). Y, sin embargo, podría decirse que el sublime tecnológico socialista, o
efectos del siglo ”en términos soviéticos (Josephson 1995), superó con creces su capitalista
contraparte en espectáculo y escala. Miles de nuevos pueblos y ciudades con
La industria y la infraestructura modernas se construyeron rápidamente en toda la Unión Soviética en
un esfuerzo por trascender las diferencias étnicas y de clase y unir a las culturas diversas

106 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 107

naciones bajo un sistema de gobierno centralizado. Mediante la entrega de nuevos


tecnologías a las masas, la infraestructura mostró el poder y los beneficios
central del Estado socialista para proporcionar servicios públicos universales, como
ing (Collier 2011). Sin embargo, como ha demostrado Dimitris Dalakoglou (2012: 572)
Con la modernización albanesa, la construcción de carreteras, en par tic u lar, fue más
sobre el espectáculo de la infraestructura y su alusión a un futuro particular
que de instrumentalidad, dada la falta de automovilidad en ese momento.
Del mismo modo, a pesar de las frecuentes averías que he documentado en otros lugares
(Schwenkel 2015), se celebró la reconstrucción urbana en Vinh poscolonial
hazañas espectaculares de la ingeniería civil que se hicieron posibles gracias a la transferencia de
la experiencia global y el potencial de tales infraestructuras para crear un moderno
ciudad poblada por "nuevas personas socialistas" que eran expertos en el uso de la tecnología
en su vida diaria.
En el período poscolonial, la infraestructura como representación se volvió tan importante
a la gobernanza estatal y la gestión de la población como función
y forma material (Larkin 2008: 8; ver también Larkin, este volumen). Esto fue
especialmente importante en la posvolución de Vietnam, ya que el estado luchó por afirmar
su legitimidad y unir al país en torno a ideas de infraestructura universal
incrustado en el proyecto de construcción de la nación socialista. En carteles y carteles
tableros, imágenes de archivo de tecnologías verticales que alcanzan un futuro radiante
objetos de infraestructura icónicos posicionados por la ciudad, como grúas industriales,
levantar edificios, torres de transmisión y chimeneas de ladrillo, como telón de fondo para

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

trabajadores sanos y familias felices que estaban listas para continuar la revolución
(figura 4.3). Estas escenas de satisfacción, inclusión e iluminación, en crudo
contraste con las condiciones previas de la exclusión colonial francesa y el subdesarrollo
ment, retrató la tecnología como accesible y beneficiosa, especialmente para las mujeres
y minorías étnicas al margen de la sociedad vietnamita. En su participación
en el proyecto de construcción tecnológica de la nación, mujeres de minorías étnicas,
en particular, desempeñaron un doble papel como madres y protectoras de la cultura nacional
que abrazó, e incluso ayudó a producir, los frutos de la modernidad. En uno
cartel, una mujer tai de las tierras altas con un atuendo tradicional, que marca su cuerpo como un
Otros étnicos, se encuentra junto a una torre de transmisión, mostrando la incorporación
de áreas remotas en el sueño del progreso tecnológico. En su mano abierta ella
sostiene un retoño verde que significa abundancia futura, mientras sujeta un libro sobre
ciencia y tecnología, estampada con un vector de electrones, cerca de su pecho.
El efecto es fusionar ciudad y naturaleza, techne y metis, tierras bajas y altas
tierras, en una política unificada. Similar a la Indonesia poscolonial (Barker 2005:
704), se muestra que la tecnología trasciende la clase, la etnia, el género y las zonas rurales-urbanas.

La corriente nunca se detiene 107

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 108

figura 4.3 "Proteger los frutos de la revolución".

divisiones para afirmar la unidad de la nación vietnamita bajo el líder -


barco del Partido Comunista.
Este repertorio de imágenes, que sigue circulando ampliamente en la actualidad,
dio forma a una estética de la infraestructura socialista que se podría aprovechar y
desplegados en la gestión de poblaciones urbanas (Collier 2011: 205). En
Por un lado, la visibilidad de la infraestructura y sus formas de monumentalidad fueron
fundamental para las técnicas de gobernanza urbana y las agendas para hacer nuevos
ciudadanos cialistas, como han señalado los estudiosos en otros contextos. Caroline Humphrey
(2005), por ejemplo, ha demostrado cómo las tecnologías modernas de construcción y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

morfologías de la arquitectura soviética eran críticas tanto para la ideología como para la
reforma lógica. Asimismo, Dalakoglou (2012) sostiene que los proyectos de infraestructura
Los efectos fueron igualmente sobre la ingeniería social de nuevos sujetos a través de la
trabajo de construcción, y, yo agregaría, el trabajo de mantenimiento, ya que
se trataba de la ingeniería civil de obras públicas. Por otro lado, la vis-
ibilidad y performatividad de la infraestructura, siempre que opere según lo planeado,
trabajó para consolidar el poder estatal a través de la exhibición pública del material
beneficios de la ciudadanía socialista, incluida la reversión del desarrollo desigual
ment presenciado bajo el colonialismo. Y, sin embargo, en Vietnam este énfasis en la
espectáculo de progreso tecnológico es precisamente lo que llevó a la focalización de
infraestructura, especialmente las centrales eléctricas regionales, ya que la guerra con los Estados Unidos
Estados escalaron.

108 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 109

Electrificación e iluminación poscolonial


Los primeros años posrevolucionarios en Vietnam marcaron un momento optimista en
la realización de los sueños tecnológicos de la modernidad socialista para los emergentes
Estado poscolonial y su población. Después de nueve años de guerra contra Francia
(1945-1954), la victoria de Vietnam impulsó nuevas y transformadoras posibilidades
lazos de infraestructura estatal y, asimismo, nuevas infraestructuras de posibilidad tanto
a nivel nacional e internacional. La promesa de pertenecer al bloque de
naciones socialistas, por ejemplo, dependía del compromiso con un
infraestructura política socialista (gobierno del Partido Comunista), y viceversa:
la promesa de infraestructura estaba supeditada a la membresía política global,
dado que la ayuda al desarrollo industrial estaba ligada al reconocimiento formal
de la condición de Estado de Vietnam. La evolución de las relaciones entre los ciudadanos y el Estado
dependía principalmente de tales posibilidades en la medida en que el Estado benevolente (y el Partido)
podría demostrar cuidado e inclusión a través de la provisión democrática de
bienes y servicios a quienes habían trabajado para construir la infraestructura colonial—
los "culíes" que se habían rebelado y fomentado la revolución, pero que no habían cosechado
los beneficios de sus excedentes. En los años inmediatamente posteriores a la independencia, la inversión
El crecimiento en infraestructura aumentó abruptamente a medida que los sistemas técnicos nuevos y renovados
transformó el entorno construido en el impulso de la recuperación urbana ( khôi phục ).
La electrificación universal, como proyecto moral y tecnopolítico que ayudó a
forjar nuevos vínculos sociales y sensibilidades modernas (Shamir 2011: 13),
en el meollo de esta aspiración.
En todo Vietnam, el fin de la guerra anticolonial dejó a la mayoría de las infraestructuras urbanas
tura en ruinas. Junto con los ataques aéreos franceses, una política de tierra arrasada autorizó
por Việt Minh se dirigieron a carreteras, industrias, puentes, ferrocarriles y edificios que
podría apoyar las operaciones militares francesas. En el municipio de Vinh, las cifras
muestran que el Việt Minh y sus partidarios destruyeron más de 1.300 estructuras
excavaron todos los caminos de acceso (convirtiéndolos en trincheras) y empujaron más
de 300 vagones y locomotoras en el río para frustrar el avance del enemigo
buques de guerra (Phạm 2008: 111). En este caso, la infraestructura colonial se convirtió en un
herramienta de resistencia táctica, utilizando eficazmente su materialidad contra el avance
Fuerzas francesas, antes de que el enemigo pudiera apropiarse y apuntar para aniquilarlo.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

ción. A raíz de tal destrucción, la población urbana se desplomó desde


más de treinta mil habitantes a unos pocos miles de personas, en su mayoría
batants, ya que los residentes fueron evacuados a áreas montañosas remotas. 7 Industria ligera
también se trasladó a un terreno más seguro. Al final de la guerra en 1954, la ciudad vacante había
no hay agua potable, electricidad ni caminos utilizables para el transporte. Industria pesada
estaba en ruinas; ningún puente quedó intacto, según los informes. Esta tierra-
El escape de la infraestructura diezmada permitiría oportunidades incomparables

La corriente nunca se detiene 109

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 110

para construir nuevos y mejores sistemas técnicos que podrían alcanzar un alcance más amplio
de la población tanto en zonas urbanas como rurales como parte de la promesa de
modernización socialista.
Las infraestructuras se basan a menudo en cálculos especulativos (Harvey, este volumen).
Para evitar su obsolescencia, se diseñan anticipándose a un proyecto,
"Futuro no logrado todavía" (Gupta, este volumen) respaldado por la planificación de la capacidad
métricas y estadísticas. La previsión de futuros de infraestructuras también impulsó
esfuerzos de rehabilitación en Vinh cuando el Ministerio de Industria se acercó al gobierno
funcionarios de Nghệ An sobre la posibilidad de construir el mayor
central eléctrica en el centro-norte de Vietnam. En carta del 3 de septiembre de 1954,
el Ministerio solicitó un estudio para evaluar la demanda energética anticipada y
producción en la capital provincial en relación con la capacidad existente y
patrones dictados de crecimiento urbano. Esto requirió la frenética colección de
datos estadísticos para evaluar el nivel de "civilización urbana" de la ciudad ( đô thị văn
minh ), definido por la relación entre la extensión de las redes de energía residual y
el porcentaje de mano de obra calificada entre la población, hasta el número
de farolas y bombillas en viviendas individuales. 8 Autoridades provinciales
los lazos se movilizaron rápidamente para responder a la solicitud, pero tuvieron dificultades para localizar
información confiable después de la guerra. 9 En su respuesta escrita, tres
semanas después, el 23 de septiembre, los funcionarios afirmaron la orientación moderna ( hiện đại )
de habitantes de la ciudad, que de hecho se habían familiarizado con el uso de
electricidad limpia y conveniente bajo el dominio francés. Mientras que la mayor parte de la energía
generada por las obras públicas coloniales se había dirigido a fines lucrativos
industria, los funcionarios estimaron que hasta la mitad de la vivienda se encuentra en la zona urbana
centro (tres mil) tenía energía eléctrica en el hogar, un promedio
ing tres luces por familia. 10 Sin embargo, debido a que se vieron obligados a recurrir a
estadísticas de antes de la guerra, de la era colonial, estas cifras incluían más ricos, "extranjeros" -
predominantemente franceses, chinos e indios: administradores y comerciantes
que huyó durante la resistencia. La electrificación colonial, en otras palabras, había
ha sido un medio no para modernizar a los nativos vietnamitas, sino para consolidar la
riqueza y poder de la élite gobernante, no muy diferente de lo que ocurrió en otros
colonias (ver, por ejemplo, Chikowero 2007). Con toda probabilidad, el trabajo asalariado
que sumaban más de ocho mil en 1929, en su mayoría campesinos que habían
perdieron sus tierras debido a la expansión de la industria colonial y otras obras públicas,
como la construcción de aeropuertos, no estaban representados en la figura de la cuadrícula
hogares conectados, dadas sus escasas ganancias y viviendas improvisadas
en los márgenes de la ciudad. 11 Como tal, una de las seductoras afirmaciones de la poscolonialidad

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

La electrificación era democratizar la infraestructura y hacerla accesible a todos.

110 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 111

residentes ampliando la red a hogares urbanos y distritos rurales lejos


más allá del antiguo sistema colonial. Bajo el letrero “ Đảng là ánh sáng ” (El
El partido es la luz), los proyectos de electrificación aportaron nueva legitimidad y significado
a la promesa moral del gobierno poscolonial de rescatar a la población de
la oscuridad de la colonización. 12
Para las autoridades provinciales de Nghệ An, deshacer el poder colonial y las
La desigualdad significaba reconstruir y reordenar los restos de la infraestructura colonial.
tura, en lugar de descartarlos. En su informe a Hanoi, las autoridades proponen
planteó la construcción de la planta eléctrica sobre las ruinas de la industria colonial
y la integración de maquinaria dañada pero recuperable, como el Ljung-
turbinas y generadores ström que los técnicos confiaban en que
par. Hanoi, sin embargo, vio esto, y la capacidad de potencia máxima de 3500
kilovatios-hora (kWh), como insuficientes para su visión de la escala y la velocidad de
modernización. Como Leo Coleman (2014: 466) ha observado de manera similar en el caso
de la India, los funcionarios de Hanoi estaban más inclinados a invertir en nuevas tecnologías
e infraestructuras materiales para demostrar el poder político del Partido
y lograr nuevos niveles de productividad industrial, en lugar de renovar un
sistemas anticuados de una era pasada —y ya no moderna— que había enriquecido
Francia y Vietnam drenaron sus recursos. Además, el sistema de red
necesitaba ser lo suficientemente grande y potente para soportar el funcionamiento de otros
infraestructuras vitales en comunicaciones y transportes. A través de su difusión
de electricidad, la planta eléctrica se convertiría en el nodo central y habilitador de todos
otra productividad tecnológica en la ciudad, así como en toda la región.
Para llevar a cabo su plan nacional para transformar Vinh en uno de los mayores
áreas industriales en la rdv, Hanoi recurrió a la asistencia internacional. En el
1950, el desarrollo de las relaciones políticas y económicas con la Unión Soviética,
China y otros países "hermanos" expandieron enormemente la infraestructura del país.
tura a través de la transferencia de tecnologías globales que resultó en la renovación
o nueva construcción de fábricas de industria pesada, hospitales, viviendas, etc.
En julio de 1955, la Unión Soviética prometió 400 millones de rublos en ayuda para reconstruir
La agricultura y la industria vietnamitas con el objetivo de exportar
productos alimenticios y manufacturados a las repúblicas soviéticas (Bích 1983: 18).
Un porcentaje de esta ayuda se destinó a la nueva central eléctrica en Vinh,
que fue construido bajo la guía de expertos soviéticos y equipado con el
ultimas tecnologias. Bajo el lema inspirado por Lenin de “ Điện khí hóa toàn
quốc ”(Electrificación Nacional), se inició la construcción de la central térmica
el 1 de junio de 1956, en el lugar de la antigua Société Indochinoise Forestière et des
Complejo industrial Allumettes (sifa). sifa fue una versión colonial temprana de

La corriente nunca se detiene 111

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 112

actual parque industrial de capitalización tardía. Fundado en 1907, el terreno albergaba un


fábrica de cerillas y aserradero, uno de los más laboriosos de todos los
onies, con exportaciones a Hong Kong, Shanghai y Singapur. 13 Un pequeño poder
La planta había sido construida en el sitio en 1922 con la capacidad de generar 3500 kWh de
electricidad para la industria local, tal como lo habían señalado las autoridades provinciales en su
respuesta escrita al Ministerio. Sin embargo, los planes de Hanoi eran más ambiciosos:
trabajadores, cuadros y soldados, en un gran espectáculo público de gente participando
en el proyecto histórico global de modernización socialista, trabajó con la Unión Soviética
técnicos para construir un generador de vapor con una capacidad de producción de 8.000 kWh
para impulsar la industria, la agricultura, las instalaciones gubernamentales y los servicios públicos en
Nghệ An y provincias vecinas de Hà Tĩnh (Đình 2007: 45). 14 Como tal, el
central eléctrica llegó a simbolizar un paso crucial en la dirección de la tecnología
avance con la capacidad de impulsar la economía regional y, al mismo tiempo
tiempo, para generar confianza entre la población en el poder transformador de
innovaciones técnicas globales.
En este contexto histórico de la infraestructura como proyecto sociotécnico
ect, deshecho y rehecho bajo diferentes regímenes políticos, la chimenea en
Vinh surgió como un símbolo icónico de emancipación de la esclavitud colonial.
mento, atraso, pobreza y falta de iluminación. A través del tiempo y el espacio,
Argumenté anteriormente, las chimeneas se han mantenido como significantes materiales de la industria
crecimiento y progreso; de ahí la expresión "persecución de chimeneas" de los primeros
siglo XX se refirió a los esfuerzos para modernizar las pequeñas ciudades de América
atraer a la industria a su puerta (ver nota 5). El espectáculo visual de volar
chimeneas de ladrillo con ondulante humo blanco, y de su dominación física
y alteración de los paisajes, sugirió tanto la prosperidad económica como la tecnología
destreza lógica: cuanto más alto, más rico, más moderno y avanzado. Está
No es sorprendente, entonces, que se desarrollara una rivalidad de la guerra fría en torno a la construcción
de centrales eléctricas, con la altura de cada chimenea superando a la siguiente (el alto-
más grande del mundo se construyó finalmente en Kazajstán).
En Vinh, la potencia y el significado de la chimenea, o ống khói (literalmente,
pipa de humo) - dependían de la necesidad del estado de infraestructura poscolonial
ture ser espectacular tanto en el ritmo de desarrollo como en la aplicación
del socialismo científico. También tenía que evocar asombro, si no reverencia, e inspirar
un sentido de cohesión social (Nye 1996; Larkin 2008), especialmente entre los
ers comprometidos con la construcción de la nación socialista. Aún así, la materialidad y la construcción
La forma de la chimenea asistida por los soviéticos no difería tanto de su
predecesor inicial, ni significó una tecnología pionera de la industria en un
nuevo paisaje infraestructural. (Su construcción de ladrillos era algo simple
y, sin embargo, robusto, como revelaría su resistencia durante los ataques aéreos estadounidenses).

112 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 113

chimenea habló sobre una nueva política material de infraestructura y técnica

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de la gobernanza urbana de y a través de cosas materiales (Barry 2013; Lemke 2015).


Como herramienta biopolítica para el manejo de poblaciones (ver Anand, este volumen; von
Schnitzler, este volumen), la infraestructura hace que los ciudadanos sean legibles a través de sus
encuentros con sistemas técnicos, por ejemplo, en el seguimiento del uso de servicios públicos
permitir que el estado penetre en las esferas más íntimas de la vida cotidiana de las personas
vidas y monitorear su ser.
Los ecologistas políticos urbanos han demostrado cómo el trabajo biopolítico de la infraestructura
la estructura no puede disociarse del gobierno de la naturaleza. A través de
gestión integrada de poblaciones y medio ambiente, redes técnicas
transformar "lo natural" en mercancía al servicio del desarrollo urbano
(Heynen, Kaika y Swyngedouw 2006). En contraste con las ideologías occidentales
que ven lo biofísico en oposición a lo tecnológico (la naturaleza versus
ciudad), en Vinh lo ecológico se posicionó como simbiótico con lo
estructural, más que externo a él. Esto refleja una tendencia en la población urbana vietnamita.
ismo para ver las fuerzas elementales de la naturaleza como parte integral y constitutiva de
la ciudad, más que como materia rural o verde fuera de lugar. Representaciones de
La imponente chimenea de Vinh, por ejemplo, solía emplazar la estructura de ladrillo
tura dentro de un paisaje boscoso en la base de la montaña Quyết, hogar de la
cuatro animales sagrados ( đất tứ linh ). La incrustación de la chimenea en lo sagrado
tierra de la nación se afirmó en la imagen icónica de la central eléctrica lanzada
en 1957 que mostraba a Hồ Chí Minh regresando a su lugar de nacimiento de Nghệ An para
inspeccionar el sitio de construcción junto con ingenieros soviéticos (figura 4.4). El rito
retorno, combinado con la promesa de integración global y tecnología
cooperación cal, marcó un momento importante en la validación de la drv
después de años de desaire por parte de la Unión Soviética. Aquí, el sueño utópico del
Estado de desarrollo jugó en el abrazo de la electrificación global y su
potencial para elevar a las masas para crear ciudadanos modernos y cultos. 15 Como en el
Unión Soviética (Josephson 1995: 558), la tecnología serviría tanto al partido como al
Estado y pueblo a través de la educación política y cultural. Por lo tanto, similar a
el caso de Mongolia que ha observado David Sneath (2009: 86), bajo Vietnam
En el socialismo de Estado, la electricidad fue metonímica tanto para el desarrollo moderno
Mente e iluminación individual. Los matices civilizadores eran palpables
aquí y en ocasiones imitaba, asombrosamente, el discurso colonial: la electricidad
dar forma a prácticas urbanas deseables mediante la participación en la modernidad socialista,
por ejemplo, aprender a consumir adecuadamente y no desperdiciar energía. Simi-
lar al agua (Anand, este volumen; Gandy 2004), la electricidad se convertiría
tecnología clave para gobernar la relación entre cuerpos, práctica moral,
y la ciudad.

La corriente nunca se detiene 113

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 114

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Figura 4.4 Hồ Chí Minh se reúne con asesores rusos durante la construcción de la energía
planta en Vinh City, 15 de junio de 1957.

La circulación de tales imágenes hizo que la infraestructura fuera imaginable y deseable.


capaz para la población. Y, sin embargo, la chimenea no era solo un icono pasivo.
de pie en silencio en el fondo. Su presencia hizo algo. Entre trabajo
personas, la chimenea provocó respuestas emocionales y apegos porque
de su asociación con el fin de la violencia del colonialismo. En un periódico
artículo basado en entrevistas con trabajadores de la planta de Sifa que se habían rebelado en
1930-1931, la chimenea construida por los soviéticos actuó como garante de la libertad y
justicia social en contraste con su contraparte colonial. Durante la revolución, el trabajo
Los habitantes se habían declarado en huelga para protestar contra las prácticas de explotación de Sifa, como la contratación
niños trabajadores y la imposición de turnos de quince horas. 16 En el reportaje, el post-

114 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 115

chimenea colonial, en primer plano en una imagen de la planta de energía para capturar
su presencia vital, fue investida con la capacidad de liberar a los trabajadores del “esclavo
prisiones de trabajo ”del pasado colonial y para producir un trabajo moderno e ilustrado
fuerza que asumió la propiedad de su trabajo y de la fábrica bajo el socialismo. 17
Que los objetos tecnológicos como la chimenea sirvieron tanto para liberar a los trabajadores
y crear un nuevo orden de personas socialistas ( con người xã hội chủ nghĩa )
Los entendimientos estatales y ciudadanos se superpusieron y, en ocasiones, entraron en conflicto.
de las posibilidades trascendentes de la infraestructura: por un lado estaba la
regulación y cultivo de sensibilidades modernas a través de nuevas infraestructuras
sistemas, mientras que por otro lado estaba el feroz deseo de independencia y
escapar de la subyugación colonial (y estatal) a través de protecciones más amplias para
trabajadores-ciudadanos.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

En junio de 1958, la central eléctrica comenzó a funcionar, con seis subestaciones en


las dos provincias, lo que significa una nueva era y geografía de la electrificación. Siete
años después, el 4 de junio de 1965, bombas estadounidenses atacaron la fábrica en dos agresivos
ataques aéreos: uno de la mañana y un ataque sorpresa en la tarde que mató
ocho trabajadores que intentaban restablecer la energía. Otro estado de emergencia
sobrevino, una que limitaría severamente la posibilidad de
infraestructura cuando las luces se apagaron una vez más.

Las intimidades de la infraestructura


La seductora promesa de la infraestructura no reside en su desempeño técnico.
por sí sola, como la transmisión de electricidad a los usuarios a través de una
red completamente interconectada. Tampoco puede entenderse la promesa sólo en términos
de un proyecto civilizador que aspira a crear una población de subordinados disciplinados
proyectos a través de la iluminación cultural. También hay formas importantes de
cialidad que permiten las infraestructuras que reflejan apegos significativos a
la potencialidad de los sistemas tecnológicos. Como Ronan Shamir (2013: 10-11)
nos recuerda, la red eléctrica es también una asamblea social que galvaniza colectivi-
lazos para formarse (y en ocasiones disolverse) alrededor de objetos tecnológicos. Participa-
ción en el gran proyecto de construcción de infraestructura en el período poscolonial
período, seguido por el trabajo de mantenimiento y reparación durante la guerra con
Estados Unidos, inculcó un profundo sentido de pertenencia a una causa mayor de
construcción de la nación cialista y defensa nacional en Vinh. Como Brian Larkin tiene
observado de los técnicos de medios en Nigeria (2013: 333), en Vietnam, el trabajo
de infraestructura y de trabajar por un futuro mejor hizo que la memoria
participación en la modernización socialista profundamente emocional y transformadora
tivo. Como demostraré, la poesía se convirtió en una forma íntima en la que la gente

La corriente nunca se detiene 115

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 116

expresaron estos recuerdos y sus solidaridades duraderas a través del icónico


figura de la chimenea.
La guerra aérea llevada a cabo por Estados Unidos entre 1964 y 1973 redujo
la ciudad reconstruida de Vinh a escombros y cenizas una vez más. A diferencia de las acciones del
Việt Minh durante la guerra francesa, sin embargo, aquí se movilizó a los trabajadores para
almacenar infraestructura durante e inmediatamente después de su bombardeo, engendrar-
una rutina cíclica de "trabajo-defensa-reparación" que el documental de 1970
representado. A través de este proceso, la chimenea adquirió un carácter social y afectivo.
significado más allá de su función técnica (proporcionar poder) y objetivo civilizador
tive (educar a las masas). La central eléctrica poscolonial que había señalado el
el avance de la nación hacia el socialismo global, ahora bajo la amenaza del imperialismo,
llegó a ser un símbolo de la resistencia de la nación vietnamita. Para el trabajo-
de la planta, como el Sr. Cảnh y sus asociados, recuerdos de la guerra, de
el trabajo colectivo y la pérdida traumática de la vida- se entrelazaron estrechamente con
la chimenea vivaz y resistente.
Me encontré con Cảnh a mitad de mi trabajo de campo en 2011 en el Poesía
tablero colgado fuera de un centro cultural en viviendas sociales en Vinh. Como parte de un

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

proyecto de reconstrucción de siete años, Alemania Oriental había ayudado a construir el gran
urbanización con filas de modernos bloques de apartamentos y público integrado
instalaciones destinadas a funcionarios y trabajadores de fábricas. A diferencia de los anteriores
intervenciones nacionales (proyectos singulares, como el poder
planta, sin plan maestro fijo), material de Alemania del Este y asistencia técnica
tancia centrada en el rediseño integral de la ciudad, incluida la modificación
ernización de la infraestructura diezmada, con el objetivo de producir un
mano de obra que pueda disfrutar de una mejor calidad de vida y trabajo. Cảnh vivió en
bloque c4, la mitad de los cuales (cuarenta apartamentos) se habían asignado a los trabajadores
de la planta eléctrica durante los años de posguerra de distribución centralizada de
alojamiento. Muchos de estos jubilados actuales, incluido Cảnh, todavía viven allí como
vecinos. Luciendo una boina francesa, Cảnh me mostró con orgullo su tabla con
poemas escritos en una escritura elegante y colorida de acuerdo con un patrón de rima de seis a ocho
tern de coplas entrelazadas, típico de la poesía lục bát ; algunos fueron acompañados
con dibujos hechos a mano que ilustran el contenido del versículo. Los poemas
fueron cuidadosamente arreglados y pegados con cinta roja alrededor de una imagen central de Hồ
Chí Minh, debajo del cual había pegado un pequeño panegírico de su colección. Como yo
llegué a conocer a Cảnh y su poesía durante los meses siguientes, descubrí,
como E. Daniel Valentine, que había una "verdad en verso" (2008: 255) que podía
no ser transmitidos de manera efectiva a través de la prosa o etnografía más tradicional
métodos. La poesía me permitió ver en la obra de Cảnh (y la de otros) una emoción
intensidad y honestidad nacional que, aunque mediatizada, no estaba contaminada por mi

116 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 117

desea comprender la tensa relación de los residentes en viviendas sociales con


tecnología y el medio ambiente reconstruido. Fue a través de la poesía que pude
para comprender la gama de sensibilidades morales, culturales y políticas que experimenta
con la infraestructura urbana evocada.
Cảnh era uno de los doce miembros del club de poesía del complejo de viviendas,
que se reunieron semanalmente para compartir obras en progreso y comprobar que los poemas
siguió las reglas del verso yámbico. Aunque eran aficionados, tomaron en serio su oficio
osadamente. Cảnh, por ejemplo, había estado componiendo poesía como pasatiempo desde que
Ingresó en la universidad en 1959, y también fue miembro de Vietnam-unesco
Thơ Đường , o club de poesía Tang. Las convenciones poéticas del th đường eran más
rígido que el de lục bát , pero igualmente sentimental en contenido. Cuando me conocí
Cảnh, el club acababa de finalizar su reunión en la que había mostrado las últimas
iteración de su tablero. Un poema en particular me llamó la atención: “ Ống Khói Điện
Vinh ”(La chimenea de la planta eléctrica de Vinh), compuesta el Día del Mártir,
27 de julio de 2008. No me sorprendió el enfoque temático; durante mi investigación, tuve
encontrar una serie de canciones y poemas sobre infraestructura que celebraron
modernidad, tanto como el periodista Ved Mehta registró en el acero asistido por los soviéticos
en la India en la década de 1950: poemas inspirados en respuestas emocionales apasionadas
sobre el desarrollo de la industria (citado en Coleman 2014: 466–467) y el
sacrificio de vida que se necesitó para lograrlo. En Vietnam, este género de poesía reafirmó
el orden de género de la infraestructura: ladrillos, asociados con la feminidad y
trabajo de las mujeres, se compararon con la tierra (Schwenkel 2013: 266), mientras que en

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

En el caso de la poesía de Cảnh, la tecnología se codificó como masculina. El poema “ Ống Khói
Điện Vinh ”, por ejemplo, estaba escrito a mano en letra cursiva y adornado con
símbolos tecnológicos colocados en sinergia con la naturaleza, incluida una energía
Torre de transmisión en medio de campos, con una chimenea en funcionamiento en el centro
del dibujo, colocado junto a la fábrica con pájaros volando por encima (fig.
ure 4.5). En el poema, Cảnh compara la chimenea con una flor y su blanco
ondeando humo a las almas de sus compañeros de trabajo masculinos asesinados el 4 de junio de 1965.
"Aunque el humo se ha dispersado durante mucho tiempo", escribió sobre el cierre final de la planta en
1985 debido a averías crónicas y obsolescencia, la chimenea continúa
erigirse como un monumento al progreso tecnológico, que también facilita la
comunión con las almas de los muertos que cumplieron su promesa de defender la planta en
todos los costos. "Honorable chimenea", imploró directamente la chimenea, "ayúdanos
mantener vivos nuestros juramentos y tradiciones ". 18
Podría ser fácil descartar la fe de Cảnh en el estado desarrollista y su
ordenamiento moral de la infraestructura (ver también Red 2012). Sin embargo, hay una serie de
de dobles sentidos a los que alude en sus poemas que permiten una
lectura cal. En la superficie, el atractivo de la chimenea es una clara referencia a

La corriente nunca se detiene 117

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 118

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 4.5 Poema de Võ Quang Cảnh titulado “ Ống Khói Điện Vinh ” (La chimenea en
la planta eléctrica en Vinh).

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 119

el voto ( thề ) que todos los trabajadores hicieron de "luchar hasta la muerte para mantener la corriente
fluyendo ”- trabajo que otorgó a los trabajadores un sentido de pertenencia a la nobleza
causa de la defensa nacional. Asimismo, la "tradición" es una alusión a la retórica del estado
tórico del heroísmo y la concesión del estatus heroico a la planta en 1967, como si el
la propia chimenea había sido un actor militar en la guerra. 19 Sin embargo, el poema
también ser leído a través del prisma de la angustia sobre el paso del sueño socialista
y relaciones cambiantes entre la sociedad y el estado. A través de la figura
de la venerada chimenea, suplica al Estado paternalista que recuerde su
promesas de mejoramiento y prosperidad. Nacido en 1941, Cảnh es como muchos de sus
generación: Creció bajo el dominio francés y sobrevivió a dos guerras, una de las cuales
luchó. Después de estudiar química en Hanoi de 1959 a 1963, aceptó
un trabajo como un cuadro de bajo rango en la planta eléctrica en Vinh, dos años antes de la
primer ataque aéreo. Cuando la guerra se intensificó, sirvió seis años en el ejército en
Área IV, defendiendo la industria y el puerto de la ciudad (incluida la central eléctrica),
así como partes del sendero Hồ Chí Minh. Después de la reunificación del país en
1975, Cảnh regresó a la planta, donde vivió en una vivienda colectiva hecha de
madera y paja (el dormitorio del trabajador había sido bombardeado) hasta que la gerencia
asignó a su familia una unidad en el bloque c4 del complejo habitacional en 1981. Como
fue a menudo el caso en los países socialistas (véase, por ejemplo, Bray 2005), Cảnh
toda la edad adulta la pasó viviendo y trabajando con la misma brigada de personas
en la central eléctrica (con quien también luchó en la guerra) en un momento en Vietnam ese
historia cuando las empresas estatales se encargaban de garantizar las necesidades básicas. los
influencia de la unidad de trabajo en la vida de Cảnh y su vinculación a la infraestructura,
no puede ser exagerado; moldeó profundamente su identidad y sensibilidad poética,
así como su identificación emocional con el estado revolucionario.
Hoy, la precariedad ha venido a reemplazar la estabilidad, por tenue que fuera en
los años de la posguerra. Tras la reestructuración capitalista, la generación de Cảnh
ha perdido muchas de las protecciones sociales de las que alguna vez disfrutó, como el acceso gratuito a
atención médica, servicios públicos económicos y viviendas subsidiadas por el estado. El socialista
contrato - infraestructura a cambio de lealtad, escribe Mains (2012: 19) -
casi ha desaparecido a medida que los precios de los bienes y servicios públicos continúan aumentando
bajo un nuevo modelo económico de socialismo de mercado. Tales condiciones no con-
de pie, hay un cariño expresado en el poema por la chimenea. Es un

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

amigo respetado, objeto de cariño. 20 Aún más significativo, canaliza


las almas de los colegas de Cảnh, su humo espeso parecido al del incienso,
conectando el mundo infraestructural de los vivos con el de los muertos. Como en
el artículo del periódico, en el poema, la chimenea actúa para empoderar colectivamente
mano de obra en la planta, incluidos los trabajadores del horno y los instaladores de líneas, como una línea
lee, y evoca su sentido compartido del deber de mantener el poder fluyendo. por

La corriente nunca se detiene 119

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 120

Cảnh, la chimenea permitió la acción tanto militar como social, y movilizó


solidaridades materiales lizadas que siguen siendo parte integral de su vida diaria en el
vivienda hoy.
A través de la poesía, la chimenea surgió como un objeto de intimidad que
"Estimuló las aspiraciones colectivas y se convirtió [en un sitio] de ritualización", como grand
proyectos de infraestructura en otros lugares (Coleman 2014: 468). Más allá de lo técnico
y la biopolítica, recordé nuevamente las dimensiones humanas íntimas
de infraestructura una después del mediodía cuando Cảnh me invitó a su casa para compartir
su colección de poemas. Llegué a su pequeño apartamento de una habitación donde él
vive con su esposa para encontrarlo cuidando sus bonsáis en la veranda. Cảnh tenía
construyó una extensión improvisada de hierro forjado en el balcón trasero, que fue
común en muchas unidades en los edificios de cinco pisos y mencionado por los residentes
como una "jaula de tigre". El balcón se había convertido en su archivo y taller, y también
un espacio para colgar la ropa en la ventana para que se seque. Una estera de caña cubría el suelo,
un espacio para sentarse donde pasamos la mayoría de mis visitas. A un lado de la habitación estaban
una serie de estantes que contenían sus libros y documentos. Cerca, junto a su
sombreros y corbatas colgando de un gancho en la pared desmoronada, había una foto gráfica de
El general Võ Nguyên Giáp y el poeta nacional, Tố Hữu. Señaló el
imagen después de mostrarme sus libros: “Yo era un soldado; Trabajé en el ejército de Giáp
unidad." Giáp había sido el estratega al mando que derrotó a Francia y
los Estados Unidos; Le pregunté con curiosidad si Cảnh lo había conocido alguna vez. "Por supuesto,
muchas veces. Tengo varios poemas sobre él aquí mismo ”, me dijo con indiferencia.
mientras revisaba sus papeles, revelando cómo su trabajo con y
defensa de las infraestructuras energéticas era profundamente moral en términos de su propia
Compromisos políticos y culturales con la construcción de la nación socialista.
Pronto alguien llamó a la puerta y un hombre anciano y delgado con un
traje planchado entró sonriendo. Cảnh se levantó de un salto y lo abrazó con entusiasmo. Su
el nombre era Tác. Eran đồng nghiệp (colegas) que habían trabajado juntos en
la planta eléctrica y se conocían desde hacía más de cuarenta años. Tác fue
en la ciudad para visitar a su hermano menor y para celebrar el aniversario de la muerte de su madre.
sary. La casa de Cảnh había sido su primera parada en la ciudad. Los tres nos sentamos
en el suelo y Cảnh explicó lo que habíamos estado haciendo. Como Cảnh localizó un
serie de poemas que había escrito sobre la planta eléctrica, describió el profundo
lazos de amistad entre él y Tác después de sobrevivir años de dificultades para
juntos en la fábrica, especialmente los años de implacables bombardeos. Una lectura de poesía
ing entonces comenzó. Cảnh comenzó con el poema sobre el humo resistente.
pila que había visto en la cartulina en nuestra primera reunión. Su voz se convirtió
animado y lleno de emoción mientras entonaba sus palabras para intensificar

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

efecto, de acuerdo con el ritmo yámbico de lục bát (acentuado- no acentuado-

120 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 121

patrón de sílabas acentuadas). Leyó una línea: "Quienquiera que venga a la ciudad de Vinh,
en la tierra de Nghệ An ”- hizo una pausa, miró con nostalgia a su amigo, quien, profundamente
en sus pensamientos, asintió y negó con la cabeza en silencio. A veces tocaban uno
otro gentilmente mientras Cảnh recordaba recuerdos dolorosos, como la muerte de sus
colegas: "El cuatro de junio, los difuntos ya se han ido". Para éstos
trabajadores jubilados de la electricidad, la chimenea se mantuvo a lo largo del tiempo como un poderoso
fuerza afectiva en sus vidas, constitutiva de la materialidad misma de su
solidaridad (Muehlebach 2017) que los unía de manera íntima. Y
inversiones emocionales en infraestructura y el profundo sentido de camaradería
que se formaron alrededor de tales apegos, fueron inspirados en este caso no por
esperanza en un futuro más brillante y moderno, pero por experiencias de muerte y ruina.
Aquí, la planta de energía, como un sitio de optimistas comienzos de infraestructura y
finales prematuros traumáticos, rupturas con el tiempo de desarrollo y su teleobjetivo
gía del progreso (Appel, este volumen; Gupta, este volumen) como sistemas técnicos
son derribados y aniquilados intencionalmente.
Mucho se ha escrito sobre las ceremonias inaugurales de obras públicas como
rituales políticos que transmiten a poblaciones esperanzadas el potencial de
transformación (ver Harvey, este volumen). Se presta mucha menos atención a
ceremonias que marcan el fin de la infraestructura: su desmantelamiento, desmantelamiento
tling o destrucción. La central eléctrica como lugar ritualizado de creación de memoria
y la conmemoración fue capturada en el siguiente poema de Cảnh , “ Chuyện kể của chúng
ta ”(Nuestra historia), que cambió el enfoque de la chimenea como tecnología venerada
objeto lógico a su papel en la ceremonia anual que observa la primera y
ataque aéreo más mortífero en la planta. 21 Tanto Tác como Cảnh se tomaron de la mano mientras Cảnh
leer sin prisa:

Ha vuelto el cuatro de junio


Nuestros amigos y colegas se sientan juntos
Narrar cuentos antiguos y recientes
Recordando la dolorosa guerra del pasado.

Los ojos de Tác se llenaron de lágrimas mientras miraba a lo lejos, absorto por la
cadencia de las palabras pronunciadas. Cảnh tradujo sus lesiones personales desde el
bombardeo, que describió como preferible al destino de los camaradas que nunca
regresó. Abrazados, Cảnh cerró el poema:

Emociones pesadas, significados profundos


El doloroso rastro de las bombas
Al partir, recordamos el día, los espíritus,
Y nuestro juramento de morir por la corriente.

La corriente nunca se detiene 121

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 122

La pareja se sentó en silencio por un momento hasta que Cảnh se movió para ubicar una fotografía,
que me entregó. En él, Cảnh se paró frente a una audiencia leyendo este
mismo poema en la ceremonia del 4 de junio a la que asiste todos los años con Tác y su
vecinos de la planta. "Mucha gente lloró cuando lo leí", dijo, mostrando
cómo los efectos sociopolíticos de la violencia contra la infraestructura
continúan resonando emocionalmente entre su generación.
Representaciones performativas en torno a la infraestructura, incluida la lectura de poesía.
ings y las ceremonias conmemorativas, siguen siendo esenciales para la identidad de
Cảnh y sus colegas, y continúan dando forma a sus actividades diarias.
Después de algunas lecturas adicionales (sobre las madres, el envejecimiento y la juventud
gades), Cảnh agarró su casco amarillo que todavía guarda de la planta, que
cuelga junto a sus corbatas, y se dirigió afuera para estacionar motocicletas. Fue tarde despues
mediodía y el mercado al aire libre pronto estaría lleno de compradores en su
camino a casa desde el trabajo. Un pequeño grupo de compañeros de trabajo jubilados, también en su difícil
sombreros, estaba acordonando un área donde la gente podía estacionar sus bicicletas para 3.000 viet-
nam ese đồng (US $ 0,15), dinero que el equipo utilizaría para complementar sus
pensiones mensuales de US $ 80. Tác se despidió y Cảnh se puso a trabajar con el
resto de la brigada, mientras me sentaba al margen escuchando a los hombres (y uno
mujer) se quejan de la inflación y la privatización forzosa de sus
apartamentos. Mucho después de la desactivación de la chimenea, las intimidades que
se habían formado a través de su participación en la infraestructura, en la producción,
defensa y mantenimiento de la energía eléctrica, permaneció notablemente intacta, incluso
fortalecido, en las actuales condiciones de vulnerabilidad económica.

Conclusión: sobre la obsolescencia de la infraestructura


"Vías de ferrocarril", con el peculiar e inconfundible mundo de los sueños que se une a
ellos, son un ejemplo muy impresionante de cuán grande es el poder simbólico natural de
la innovación tecnológica puede ser. - walter benjamin (1999)

Como los sueños de movilidad tecnológica adjuntos a la obra de Benjamin


vías de hierro de los ferrocarriles modernos, esperanza y aspiración de una modernización progresista
La comunidad se adhirió a la central eléctrica poscolonial y al icono de la
imponente chimenea en Vinh, que simboliza el potencial revolucionario de la
electricidad versal y liberación de la violencia de las infraestructuras pasadas. La diferencia
ferientes formas de potencia social y po lítica que la chimenea asumió a través de
ciclos de ruina y reconstrucción obligaron a los lazos emocionales a
infraestructura que resultó útil para el estado y sus mitos fundacionales, como se ve
en el caso de la lealtad inquebrantable (aunque no acrítica) de Cảnh. Y sin embargo su

122 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 123

Las promulgaciones performativas también mostraron que la infraestructura es más que meramente
la materia de la materia política. Como ha observado Antina von Schnitzler con el agua

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

metros, los objetos tecnológicos están "abiertos a un conjunto diverso de afirmaciones éticas y
inversiones afectivas ”(2013: 682). Y sin embargo, las posibilidades de la infraestructura
en Vinh, como en Sudáfrica (véase también von Schnitzler, este volumen), han sido
impredecible y contingente: por un lado estaba el potencial emancipatorio
de poner fin a la pobreza, en igualdad y al “atraso” mediante la inclusión
en la modernidad socialista, y por otro lado un riesgo de violencia y muerte
surgió en respuesta a estos mismos esfuerzos.
Si la infraestructura es un proceso continuo de transformación como Stephen Graham
(2010) y otros han señalado, entonces se debe prestar más atención a su tecnología
historias nicas y sociomateriales, es decir, a su biografa de objeto distinto (y
más allá, diría Benjamin) a través del tiempo y el espacio. Miembros de Cảnh's
generación, por ejemplo, han vivido múltiples iteraciones de infraestructura urbana
estructura bajo el capitalismo colonial, el imperialismo de la guerra fría, la internacionalización socialista
alismo y la mercantilización neoliberal que revelan el movimiento de ida y vuelta
de los sistemas técnicos urbanos - su estasis, deshacer y rehacer - como constitución
tivo de lo que Appel (este volumen) identifica como "tiempo de infraestructura".
La infraestructura tiende a volverse obsoleta rápidamente. En 1985, el
La planta eléctrica de Vinh City cerró definitivamente por esta misma razón. Después
Su bombardeo, la planta producía energía insuficiente para una población en crecimiento.
lación, demasiado poco para que el estado cumpla su promesa de avance tecnológico
ment. Inevitablemente, la corriente hizo parada. Las turbinas dañadas mantuvieron la ciudad a oscuras
hasta 1977. Las farolas importadas eran meramente ornamentales, ofreciendo un espectro espectral
fachada de modernización, al igual que las carreteras de Albania. En vivienda social, nueva
los sistemas técnicos permanecieron inoperantes. La amplia infraestructura construida por
Alemania Oriental era imposible de sostener sin un sistema operativo y completamente funcional.
red eléctrica nacional.
El posterior desmontaje de la infraestructura inviable comenzó poco después
Los ingenieros de Alemania Oriental se marcharon en 1981. Durante mi trabajo de campo, treinta años después, el
El gobierno local se embarcó en un proyecto para reinstalar las luces de las calles y los edificios.
dentro del conjunto habitacional. Cada hogar, incluido el mío, estaba obligado a
contribuir con 100.000 đồng (US $ 5). Văn, un vecino, era uno de los muchos residentes
para quejarse de estas "donaciones" obligatorias. Una mañana gris de diciembre
mientras estábamos afuera tomando té, reflexionó sobre el efímero momento
iluminación de guerra:

Sabes, cuando Alemania [Oriental] construyó estas casas, teníamos electricidad


y luces en los edificios. ¡Las calles se iluminaron! No tuvimos que pagar

La corriente nunca se detiene 123

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 124

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 4.6 El
chimenea como
sitio del patrimonio nacional,
2015. Foto de la
autor.

cualquier cosa. Y luego vino el estado y cắt đi [cortarlo todo] - se volvieron


¡Apaga las luces y las quita! Incluso hoy, todavía está oscuro. ¿Por qué? Tiết
kiệm - ¡querían ahorrar dinero! Todo el mundo gimió cuando el estado
deshizo la electricidad. Hoy tenemos que contribuir a todo: arreglar
las carreteras, pagando por las reparaciones [del edificio], donando por las inundaciones y Agent
Naranja . . . y ahora tenemos que pagar colectivamente para reinstalar las luces.
¡Esto no tiene sentido! Mi pensión es de 1,4 millones de đồng [70 dólares estadounidenses]. Cómo debería
¿Me puedo permitir todo esto? 22

Las palabras de Văn capturaron la creciente amargura que observé entre los residentes cuando
La carga de la infraestructura y su mantenimiento se trasladó a su bolsillo limitado.
libros, un cambio que se consideró una traición al contrato socialista: el cuidado del estado
por lealtad y sacrificio. Hoy en día, el costo creciente de la energía es una fuente de mucho

124 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 125

ansiedad por los residentes más pobres, lo que motiva a personas como Cảnh y su brigada
trabajar por dinero extra en su vejez. Facturas de electricidad que normalmente variaban
entre US $ 2 y US $ 5 aumentó más del 10 por ciento en el transcurso de
Mi investigación durante un período de rápida inflación ligada a la crisis financiera mundial.
hermana Mientras tanto, los residentes mayores como Văn y Cảnh, que habían entrado en un
Relación recíproca con el Estado a través de su servicio laboral y militar,
se preguntaba por qué tenían que pagar los servicios públicos: ¿cómo podían sus necesidades básicas,
en otras palabras, ¿comercializarse?
Con el retiro de la central eléctrica, la chimenea pasó a asumir un
nuevo rol en la ciudad. En 1997, el Ministerio de Cultura y Educación otorgó
el estado de patrimonio nacional en el sitio, doce años después de su cierre ( figura
ure 4.6 ). Este reconocimiento impregnó la histórica chimenea de nueva política y
trascendencia tecnológica como patrimonio industrial por sus contribuciones a la

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tanto el desarrollo como la defensa de la nación (ver también Muehlebach 2017).


Y sin embargo, como he argumentado aquí, había mucho más en la vida material de esta
sistema de infraestructura silient. Más allá de las consignas, cables, despachadores, turbinas,
montañas, expertos extranjeros y bombas que movilizaron la solidaridad laboral
intimidades y sensibilidades sociales que había mediado la chimenea. En su nuevo
papel como monumento nacional protegido considerado digno de recuerdo, el
chimenea revela sus cuentos de historia a través de ceremonias rituales anuales (en el
altar del sitio), a través del turismo (junto con una nueva casa de exposiciones), y a través de
recursos literarios, como la poesía de Cảnh, que transmuta el objeto sagrado en
instrumentos de la naturaleza: una flor en un poema, un pájaro en otro. Caído en desuso
Las infraestructuras, como ruinas santificadas (y objetos de deseo turístico), pueden permanecer
cargados afectivamente mucho después de que los sueños tecnológicos adjuntos a ellos hayan
desapareció, en este caso vinculando la vida y la muerte, y la naturaleza y la ciudad, mientras
la colectividad social a través de los recuerdos de los legados de infraestructura de
futuros pasados.

notas
1 Esta escena marca un momento importante en el género de la infraestructura, que
generalmente se asocia con el dominio del poder y la experiencia masculinos. Sobre el papel de
mujeres en la construcción y avería de la infraestructura, véase Schwenkel (2013).
2 3 de julio de 1972, Memorando para el Presidente, página 5, Archivos Nacionales de EE.
Administración de registros (NARA), Biblioteca presidencial de Nixon. Seguridad nacional
Files, Vietnam Subject Box 96. Carpeta: Actividad aérea en el sudeste asiático, enero -
Agosto de 1972, Volumen 3.
3 Un informe de la CIA de 1967 sobre la eficacia de los bombardeos encontró que solo una de cada 47 bombas
golpear un puente objetivo. "Esfuerzo aéreo contra Vietnam del Norte". Memorando para Henry

La corriente nunca se detiene 125

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 126

Kissinger, 5 de septiembre de 1972. Biblioteca presidencial nara Nixon, Vietnam Asunto


Archivo, Casilla 97, Carpeta 4: Actividad aérea en el sudeste asiático Vol. IV, septiembre-diciembre de 1972 [Carpeta
1 de 2].
4 Las cifras estándar informan que la planta fue sometida a trescientos ataques aéreos que
lanzó un estimado de 2.319 bombas y 149 misiles, requiriendo su reparación veintiséis
veces (Bùi 1984: 158).
5 En el discurso de los viajes, el turismo de chimeneas también se conoce como "perseguir chimeneas",
que no debe confundirse con la estrategia de desarrollo económico de la década de 1930
llamado "persecución de chimeneas", que vio el potencial de crecimiento en la atracción de industrias
tratar de pueblos pequeños. Así, las chimeneas llegaron a asociarse con la prosperidad y la ma-
mejoramiento terial.
6 Estas imágenes continúan teniendo hoy un poder persuasivo de diversas formas, desde
Anaconda Smoke Stack State Park en Montana para el juego de mesa alemán Power
Cuadrícula .
7 Seis meses después del final de la guerra en 1954, la población fue registrada por
Comité Popular Municipal de 7.650 personas.
8 Expediente 575, Tài liệu về xây dựng nhà máy điện Vinh, năm 1954 [Documentos sobre el
construcción de la central eléctrica en Vinh, 1954], Archivos Provinciales de Nghệ An.
9 Los borradores de la carta muestran notas escritas a mano que indican " chưa rõ " (aún no claro) a continuación.
gran parte de la información solicitada. Ver archivo 575 .
10 borradores escritos a mano, por otro lado, estimaron solo 1,500 hogares, o el 25 por ciento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de la población. Es posible que los funcionarios eligieran el número más alto para transmitir a
Hanoi las posibilidades tecnológicas de crecimiento de la infraestructura en Vinh, que es lo-
en una región históricamente conocida por ser pobre y subdesarrollada.
11 Sus ganancias se redujeron aún más por los impuestos y tarifas por servicios en el lugar de trabajo, lo que
electrificación muy poco probable.
12 Gracias a Phạm Phương Chi por esta referencia.
13 Un empresario suizo había fundado la fábrica de cerillas como una pequeña empresa
alrededor de 1891 (Bùi 1984: 152). Aunque los franceses colonizaron Nghệ An en 1885,
no invirtió en ningún desarrollo industrial y de infraestructura a gran escala hasta después
1900 (Nguyễn 2008: 134).
14 Véase también Bùi (1984: 152) sobre la cantidad de trabajo humano necesario para recolectar
materiales de construcción (como piedra), nivelar el sitio y construir la planta, mano de obra que fue
esencial para producir subjetividades socialistas, como ha sostenido Dalakoglou (2012), a través de
un sentido de participación colectiva en el proyecto de modernización.
15 Vu Can (1975: 155–57) relata una historia similar de elevación entre las minorías étnicas que
se opuso a la construcción de una represa hidroeléctrica en 1962 a causa de los espíritus malignos
que rondaba el río que se iba a aprovechar. Finalmente accedieron y siguieron
día de la inauguración, cuando la luz magnífica iluminaba sus pueblos por la noche, la ciencia
En efecto, la ence había vencido a la superstición.
16 Había más de 750 trabajadores en las fábricas, la mayoría de los cuales eran
mujeres y niños.
17 “Ba mươi tư năm ấy đổi thay đã nhiều” [Mucho ha cambiado en los últimos treinta y cuatro
años], Báo Nghệ An [Nghệ An Press], 12 de septiembre de 1964, págs. 2, 4.

126 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 127

18 Todas las traducciones son del autor.


19 Por ejemplo, el énfasis en el discurso estatal para mantener la “heroica tradición
ción ”, o truyền thống anh hùng.
La reverencia por la chimenea también fue un tema en el discurso estatal. Otro
El lema centrado en la chimenea durante la guerra era "La chimenea está bajada, construimos eso
chimenea con respeto; Si la respetada chimenea está caída, construiremos pasajes de humo.
subterráneo."
21 Trece trabajadores fueron "sacrificados por la corriente" ( hy sinh vì dòng điện ): ocho en
4 de junio de 1965; una, dos semanas después, el 17 de junio; uno el 4 de febrero de 1966; dos en
16 de abril de 1968 y otro el 18 de abril de 1968. Monumento y altar a los muertos
fueron construidos en el sitio en 2007 junto a la chimenea, marcando un nuevo capítulo en las redes sociales.
vida de la infraestructura como patrimonio nacional e industrial.
22 Entrevista, Vinh City, 2 de diciembre de 2010.

referencias
Barker, Joshua. 2005. Ingenieros y sueños políticos: Indonesia en la era de los satélites. Actual
Antropología 46 (5): 703–727.
Barry, Andrew. 2013. Política material: disputas a lo largo del oleoducto. Nueva York: Wiley-
Blackwell.
Benjamin, Walter. 1999. El proyecto Arcades, trad. Howard Eiland y Kevin McLaugh-
lin. Cambridge, MA: Harvard University Press.
Bích Sơn Hoàng. 1983. Việt Nam, Liên Xô: 30 năm quan hệ (1950-1980 ) [Vietnam, Unión Soviética
Unión: 30 años de relaciones]. Hanói: Ngoại Giao.
Braun, Bruce y Sarah J. Whatmore, eds. 2010. La materia de la política: una introducción. En
Asunto político: Tecnociencia, democracia y vida pública , ed. Bruce Braun y Sarah J.
Además, ix – xl. Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Bray, David. 2005. Espacio social y gobernanza en la China urbana: el sistema Danwei de
orígenes de la reforma urbana. Stanford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
Bùi Thiết. 1984. Vinh— Bến Thuỷ. Hanói: Văn Hóa.
Chikowero, Moisés. 2007. Corrientes subalternas : Electrificación y políticas de poder en
Bulawayo, Zimbabwe colonial , 1894 - 1939. Journal of Southern African Studies 33 (2):
287-306.
Coleman, Leo. 2014. Infraestructura e interpretación: metros, presas e imagina-
ción en Escocia e India. Etnólogo estadounidense 41 (3): 457–472.
Collier, Stephen J. 2011. Social postsoviético: neoliberalismo, modernidad social, biopolítica.
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Dalakoglou Dimitris. 2012. “El camino del capitalismo al capitalismo”: Infraestructuras de
(post) socialismo en Albania. Mobilities 7 (4): 571–586.
Daniel, E. Valentine. 2008. El culi. Antropología cultural 23 (2): 254–278.
Đình Phượng. 2007. Nhà máy điện Vinh trở thành di tích lịch sử quốc gia [Vinh electric
planta reconocida como patrimonio nacional]. Điện Lực [Electricidad] 12:45 , 59.
Gandy, Matthew. 2004. Repensar el metabolismo urbano: agua, espacio y modernidad
ciudad. Ciudad 8 (3): 363–379.

La corriente nunca se detiene 127

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 128

Graham, Stephen. 2005. Apagando las ciudades: infraestructura urbana y poder aéreo estadounidense.
Ciudad 9 (2): 169-193.
Graham, Stephen, ed. 2010. Ciudades perturbadas: cuando falla la infraestructura. Nueva York:
Routledge.
Harvey, Penny y Hannah Knox. 2012. Los encantos de la infraestructura. Movilidades
7 (4): 521–536.
Heynen, Nik, Maria Kaika y Erik Swyngedouw, eds. 2006.  En la naturaleza de las ciudades:
Ecología política urbana y política del metabolismo urbano. Nueva York: Routledge.
Humphrey, Caroline. 2005. Ideología en infraestructura: Arquitectura en imagina-
ción. Revista del Real Instituto Antropológico 11 (1): 39–58.
Josephson, Paul R. 1995. “Proyectos del siglo” en la historia soviética: tecnología a gran escala
gies de Lenin a Gorbachov. Tecnología y cultura 36 (3): 519–559.
Kaika, Maria y Erik Swyngedouw. 2000. Fetichizando la ciudad moderna: el fantasma
magoria de las redes tecnológicas urbanas. Revista Internacional de Urbanismo y Regional
Investigación 24 (1): 120-138.
Larkin, Brian. 2008. Señal y ruido: medios, infraestructura y cultura urbana en Nigeria.
Durham: Duke University Press.
- - -. 2013. La política y poética de la infraestructura. Revisión anual de antropología
42: 327–343.
Lemke, Thomas. 2015. Nuevos materialismos: Foucault y “el gobierno de las cosas”. Los-
ory, Culture and Society 32 (4): 3–25.
Red, Daniel. 2012. Apagones y progreso: privatización, infraestructura y desarrollo
estado mentalista en Jimma, Etiopía. Antropología cultural 27 (1): 3–27.
Mitchell, WJT 2005. ¿Qué quieren las imágenes? Las vidas y amores de las imágenes. Chicago:
Prensa de la Universidad de Chicago.
Muehlebach, Andrea. 2017. El cuerpo solidario: patrimonio, memoria y materialidad en
Italia postindustrial. Estudios comparados en sociedad e historia 59 (1): 96-126.
Nguyễn Quang Hồng. 2008. Kinh tế Nghệ An từ năm 1885 đến năm 1945 [La economía
de Nghệ An desde 1885 hasta 1945]. Vinh: Lý Luận Quốc Gia.
Nye, David E. 1996. Sublime tecnológico estadounidense. Cambridge, MA: mit Press.
Pedersen, Morten Axel. 2011. No del todo chamanes: mundos espirituales y vidas políticas en el norte
ern Mongolia. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
Phạm Xuân Cần. 2008. Văn hóa Đô thị với Thực tiến Thành phố Vinh [La práctica de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

cultura urbana en la ciudad de Vinh]. Vinh: Nghệ An.


Reno, Joshua. 2011. Mercados motivados: Instrumentos e ideologías de energía limpia en el
Reino Unido. Antropología cultural 26 (3): 389–413.
Schwenkel, Christina. 2013. Afecto post / socialista: Ruina y reconstrucción del
nación en las zonas urbanas de Vietnam. Antropología cultural 28 (2): 252–277.
- - -. 2015. Espectacular infraestructura y su ruptura en el Vietnam socialista. América
can Ethnologist 42 (3): 520–534.
Scott, James C. 2009. El arte de no ser gobernado: una historia anarquista de las tierras altas del sur
este de Asia. New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale.
Shamir, Ronan. 2013. Flujo de corriente: La electrificación de Palestina. Stanford, CA: Stanford
Prensa Universitaria.

128 Christina Schwenkel

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 129

Sneath, David. 2009. Leyendo los signos a la luz de Lenin: desarrollo, adivinación y
campos metonímicos en Mongolia. Ethnos 74 (1): 72–90.
Taussig, Michael. 1999. Defacement: Secreto público y el trabajo de lo negativo. Stanford,
CA: Prensa de la Universidad de Stanford.
von Schnitzler, Antina. 2013. Tecnologías viajeras: infraestructura, regímenes éticos y
la materialidad de la política en Sudáfrica. Antropología cultural 28 (4): 670–693.
Vu Can. 1975. Vietnam del Norte: A daily re sis tancia . Hanoi: publicación en lenguas extranjeras
Casa.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

La corriente nunca se detiene 129

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542466/9781478002031-005.pdf

Página 130

PARTE II. Política

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 131

Infraestructura, Tecnopolítica del Apartheid,


y Temporalidades de la "Transición"
antina von schnitzler

En un discurso pronunciado en julio de 2013 por Julius Malema, el controvertido ex africano


¿Puede presidente de la Liga Juvenil del Congreso Nacional (anc) y fundador de una nueva
partido de la oposición, los Economic Freedom Fighters, los baños ocuparon un lugar central. En
El discurso ampliamente publicitado, Malema condenó el hecho de que, veinte años después
el fin del apartheid, muchos residentes de municipios y asentamientos informales
todavía carecía de acceso a un saneamiento adecuado. "No distribuye los baños y piensa
podemos tomarlos en serio ”, dijo, dirigiéndose al gobierno. “Necesitamos to-
vamos, nunca debes avergonzarte. Si hay necesidad de una revolución de los baños,
debe participar en una revolución de los baños. Que digan que somos una organización de baños ". 1
La declaración de Malema fue solo la última de una serie de debates altamente mediatizados
y demostraciones en las que los baños habían ocupado un lugar central. En los meses
Antes de su discurso, los residentes de asentamientos informales alrededor de Ciudad del Cabo
había vaciado repetidamente cubos de aguas residuales en ubicaciones centrales en lo que llegó a
ser conocido como las "guerras de la caca" en protesta por los baños temporales que el municipio
Pality se había establecido en muchos asentamientos informales.
En ese momento, sin embargo, los inodoros ya se habían alojado firmemente dentro del Ca-
imaginación pública petoniana. Dos años antes, las elecciones locales habían sido
infamemente preocupado por un conjunto diferente de inodoros. Durante lo que vino a
ser conocida como la "elección del baño", el ANC había acusado a los gobernantes locales
la Alianza Democrática (da) de la construcción de baños sin cerramientos en el
municipios. 2 Estos llamados inodoros abiertos eran parte de un "sitio y servicio" más grande
esquema en el que los residentes de asentamientos informales reciben parcelas
de conexiones terrestres y de infraestructura, pero se espera que construyan sus propias
alojamiento. Por lo tanto, las paredes de los baños también debían ser agregadas por los propios residentes. En
artículos enmarcados por fotografías de los inodoros sentados expuestos en parcelas vacías,
comentaristas políticos lamentaron la "vista de una mujer sentada en un inodoro" como
una indignidad de proporciones incomparables. Pronto se hablará más sarcásticamente de "abrir

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 132

inodoros de aire ”o“ inodoros cabriolet ”llenaron la prensa. Como pusieron Mail and Guardian
secamente, "La campaña electoral municipal está en el baño, literalmente". 3
Los espectáculos públicos y las ansiedades morales provocadas por los inodoros levantados
cuestiones mucho más amplias sobre la democracia después del apartheid; aquí, como en muchos
En otros casos, la infraestructura se convirtió en un medio para la expresión de una diversidad
sidad de decepciones con la condición postapartheid. Muchos establecidos
comentaristas políticos sugirieron más tarde que la debacle del baño abierto había sido
un "truco electoral", especialmente porque resultó que la instalación de
los retretes se practicaban de manera similar en los municipios gobernados anteriormente. Había amplio
acuerdo de que, si bien la situación del baño era realmente terrible, la forma en que
el tema había monopolizado la campaña electoral y banalizado el debate público
en el país era una señal de un giro populista más amplio y, en gran medida, preocupante.
A lo largo del comentario, surgió así una imagen de democracia bajo
amenaza de populistas despiadados cuya estrategia de espectáculo y eslogan emotivo
Eering degradó un ideal de democracia más limpio, más sobrio y deliberativo. 4
De hecho, el llamamiento performativo de Malema a una "revolución del baño" fue provocativo
precisamente en este contexto normativo de una política más pura e inmaterial
eso debería estar más allá del ámbito privado de la necesidad corporal. Aquí, de nuevo, el
los inodoros eran de crucial importancia, separando las cajas de demostración de los demagogos,
civil de la sociedad incivil.
El auge del inodoro en la política sudafricana y la imaginación pública
obviamente proporciona múltiples temas que podrían interesar a los antropólogos, desde
las economías morales de suciedad y dignidad que evocaba a la política rabelaisiana de
las "guerras de la caca" que continuaron en los titulares durante meses. 5 En este capítulo,
mi objetivo será más limitado. Quiero tomar la elección del baño como un punto de
Participo para algunas reflexiones sobre la democracia y la política de infraestructura en
Sudáfrica, con la esperanza de pensar más ampliamente sobre las posibilidades y
límites de una antropología de la infraestructura. Más específicamente, e inspirado por
tema de esta colección, me interesa explorar qué epistemología
la infraestructura prometedora puede ser útil para la antropología.
Como sugirió recientemente Brian Larkin (2013: 375), las infraestructuras funcionan
en numerosos niveles al mismo tiempo. Son funcionales, ya que permiten,
restringir y dar forma a la circulación de bienes, personas o ideas, pero pueden
también se convierten en signos y símbolos. Pueden hacernos hacer cosas y provocar afecto,
y pueden trabajar a través de lo espectacular y sublime tanto como lo mun-
danés y lo banal. También pueden convertirse en objetos éticos, conductos de poder,
o ser manejados como herramientas políticas. Es esta multicapa y multivalencia
eso, por supuesto, los convierte en objetos tan productivos de investigación etnográfica.

134 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 133

Pero para determinar los intereses de nuestras investigaciones, las intervenciones que
movilizar, y los debates críticos en los que intervienen, también podríamos necesitar
articular en términos más precisos a qué se aspira, qué se gana y qué

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

se excluye de una elección particular de objeto etnográfico. Con disculpas a


Ian Hacking (1999), podríamos preguntarnos "cuál es el punto" de una antropología de la
infraestructura? Con David Scott (2005), que retoma provocativamente la obra de Hacking
pregunta, podríamos preguntar, además, cuál es su resultado y conceptual o crítico
espacio de intervención?
Me gustaría proponer que la perspectiva de la infraestructura, incluida
atención a la forma, puede ofrecer un punto de vista útil sobre la democracia y
una teoría y una visión más expansivas de lo que significa actuar políticamente en el
poscolonia y más allá. Más específicamente, puede proporcionar una descripción del
política que está en sintonía con lo material, afectivo, contrapúblico o incluso
Formas no públicas de compromiso político. A su vez, puede permitirnos
Contribuir a los esfuerzos existentes para repensar las cuentas normativas liberal-seculares.
de la política con sus imaginarios de lo público como una esfera incorpórea de
deliberación, fantasías de “libre” circulación y modularidad global. 6 En este
capítulo, quiero esbozar conceptualmente algunas de las formas de la política que
las infraestructuras permiten, con un enfoque particular en la movilidad sociotécnica y material
dalidades de la política.
Mientras que el espectáculo del baño apuntaba a las formas en que las infraestructuras se
vino un "motivo de preocupación" que provocó respuestas afectivas (de simpatía
a la compasión y la indignación), a continuación, sigo una política menos visible de
infraestructura, lo que se podría llamar una política de los no públicos. 7 Aquí, el límite
aries que separan lo político y lo administrativo son más turbios, similares a
el relato que Partha Chatterjee (2004, 2011) ofrece de la "sociedad política" en
qué conexiones administrativas con el estado se convierten en los sitios donde las reglas y
las normas se pueden estirar y doblar, y donde se abre el espacio para una política que ha
excluido en la esfera formal de la política.
Si uno de los aportes del estudio de la infraestructura es complicar las acciones
recuentos de "libre" circulación, mostrando, por ejemplo, que el espacio para el
la liti ca siempre ya está moldeada y realizada por fuerzas o mecanismos que
a menudo permanecen invisibles; aquí quiero centrarme en las formas en que la política
también puede tomar forma en los registros y en las formas de la infraestructura. 8 Este
es una política menos visible que no necesariamente circula libremente, que puede parecer
restringido, y en el que las normas liberales no necesariamente gobiernan. Estoy con
en otras palabras, con una tecnopolítica en la que la propia infraestructura
se convierte en una modalidad de acción política. 9

Tecnopolítica del apartheid 135

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 134

Los escombros del apartheid


Justo después de las primeras elecciones democráticas de Sudáfrica, Ivor Chipkin sugirió en un
Breve artículo de que Sudáfrica se define por una ciudadanía peculiar y diferenciada
basado en lo que llamó la “no identidad entre lo nacional y lo local
estado ”(1995: 38). Había, sugirió, una marcada disyunción entre la experiencia
de ciudadanía nacional y urbana, una disyuntiva formada tanto por el apartheid
gobierno y por las formas específicas en que se desarrolló la lucha antiapartheid. Esta
disyuntiva y estatus especial de la ciudadanía urbana en Sudáfrica, Chipkin

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

sugerido científicamente, sería importante en los años venideros. 10 Casi veinte


años más tarde, Zwelethu Jolobe (2014) plantea una inquietud sorprendentemente similar. Jolobe
señala que a pesar de los muchos cambios que se han producido en el gobierno local
nivel de desarrollo, incluida la desracialización, un aspecto que no ha cambiado
Mucho es la continuidad subyacente de las "estructuras de arriba hacia abajo" que, argumenta, son
en aspectos importantes, continua con las épocas colonial y del apartheid. Nota
que estos análisis no se centran principalmente en preocupaciones que a menudo surgen
en debates públicos en Sudáfrica en este contexto, como "falta de capacidad",
ruptura o problemas de lo que habitualmente se denomina "parto". Más bien, ambos
Chipkin y Jolobe hablan de los legados del apartheid con un enfoque más duradero, aunque a menudo menos
base visible. También nos señalan la multiplicidad de experiencias del
estado y, de hecho, de la "transición" mundialmente celebrada de Sudáfrica. 11
Este enfoque en la no identidad de lo nacional y lo local también plantea la
cuestión de cómo explicamos y hacemos legibles los legados menos visibles del apartheid
cias y su durabilidad material y afectiva, lo que uno podría, con Ann
Stoler, término escombros del apartheid. 12 ¿Cómo captamos lo que Stoler denomina “el
espacio evasivo de formaciones imperiales. . . así como las percepciones y prácticas
tices por las que la gente se ve obligada a considerar las características de esas formaciones en
que permanecen atados vívida e imperceptiblemente ”(2013: 8)? De hecho, si el
El punto de referencia de la "transición" de Sudáfrica siempre fue ya nacional y
su periodización traducida en tiempo nacional, homogéneo, ¿cómo escribimos la
multiplicidad de transformaciones locales, su "ritmo desigual" y heterogéneo
temporalidades? 13
Aquí, me gustaría sugerir que la infraestructura proporciona un registro de
investigación y un punto de vista sobre estas disyunciones de la democracia, así como una
Diferente forma de pensar sobre la periodización y las múltiples temporalidades.
de "transición".

El debate sobre el baño en la ciudad del cabo siguió después de una década durante
que la narrativa de la "transición milagrosa" de Sudáfrica había sido interrumpida por

136 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 135

oleadas de, a veces, violentas protestas relacionadas con una diversidad de agravios,
de la vivienda o la provisión de servicios básicos como agua o electricidad para
disputas fronterizas o batallas políticas internas del partido. 14 Estos llamados servicios
Las protestas de entrega a menudo han sido recibidas por los medios de comunicación y el público con
mucha menos simpatía. La gran cantidad de tales protestas ha llevado recientemente a
mentadores, sin duda un poco hiperbólicamente, para llamar a Sudáfrica la "protesta
capital ”del mundo. De manera menos visible, el período postapartheid ha sido definido por
actos ilícitos generalizados, como la falta de pago de los cargos por servicios; el bypass
manipulación, manipulación o destrucción de medidores de agua y electricidad; e ilegal
conexiones a los servicios. 15 Si bien las protestas contemporáneas y las ilegalidades populares
asombrosamente se asemejan a las tácticas de la lucha antiapartheid, hoy carecen
los lenguajes políticos de la liberación que los autorizaron y les dieron sentido
en el pasado. En ausencia de narrativas tan amplias, la falta de pago, la

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

las relaciones, y las protestas violentas a menudo son enmarcadas por los funcionarios y los medios como
actos irracionales, amorales o delictivos. Por tanto, pasan a ser responsabilidad del
tribunales o una diversa gama de expertos, incluidos ingenieros, funcionarios de servicios públicos o locales
burócratas. En contraste con el último período del apartheid durante el cual la liberación
movimiento nacional a menudo autorizaba y subsumía tales actos dentro de un
lenguaje de la lucha, hoy tales actos parecen cada vez más espectrales: sin sentido
actos producidos por turbas sin rostro y a menudo definidos por la irracionalidad violenta o
Interés propio hobbesiano. Al mismo tiempo, preocupaciones que eran fundamentales para la
Las luchas antiapartheid ahora son a menudo "transducidas" a un terreno infraestructural
donde continúan aunque en un idioma diferente, uno que en el presente es para
la mayor parte ya no es inteligible como "habla". dieciséis
En lo que queda de este capítulo, me gustaría aportar algunas reflexiones
sobre las formas que adopta esta política de infraestructura, esbozando primero un breve
genealogía de la tecnopolítica del apartheid y, en segundo lugar, dando un ejemplo de la
tipos de políticas de infraestructura que funcionan en Sudáfrica hoy.

Tecnopolítica del apartheid


De varias formas, el apartheid como proyecto político dependía y se con-
jurado a la existencia mediante modalidades de poder específicas de infraestructura. Esto fue tan
particularmente en las zonas urbanas, en las que, siguiendo la ideología de la gran
Heid, los residentes negros fueron concebidos como "extranjeros temporales" cuya permanencia
El hogar y la representación política estaban previstos en última instancia en el
Bantustanes rurales. Aquí, las infraestructuras se convirtieron en símbolos, conductos y formas.
del poder, pero también moldearon los hábitos y los sentidos. Esta combinación de
simbólico, biopolítico y afectivo produjeron una política muy específica

Tecnopolítica del apartheid 137

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 136

terreno, uno cuyos restos dan forma a la política contemporánea de la infraestructura


ture. Fundamentalmente, y a diferencia de lugares donde la extensión de la infraestructura fue
a menudo estrechamente relacionado con la ciudadanía, en su mayor parte la infraestructura del apartheid
Tures trabajó para prohibir la aparición de un público (no racial). 17
Primero, y de manera más visible, el apartheid fue infamemente simbolizado a través de sus
estructuras. Piense en el transporte público y las comodidades segregadas, la discordancia
imágenes de entradas de carreras específicas o bancos "sólo para blancos" que llegaron a la
Representar ónímicamente las injusticias del apartheid. Infraestructuras y acceso a
también quedaron sujetos a regulación jurídica por la batería de legislaciones raciales
ción pasó después de 1948. El más cargado simbólicamente de estos
fue la Ley de Reserva de Servicios Separados de 1953. Más allá de lo simbólico,
El apartheid también se hizo funcional a través de sus infraestructuras en la medida en que estaba en
un nivel simplemente un gran plan para canalizar y policía la movilidad. De hecho, es
Se podría argumentar que el apartheid (qua "desarrollo separado") fue precisamente
sobre infraestructuras: la separación institucional significaba el uso de infraestructuras separadas
estructuras (desde escuelas, transporte, espacios públicos, etc.) y la producción
de una economía racial. Este último no podría haber nacido sin el
Infraestructura del sistema de leyes de pases por el cual se canalizó a millones de personas

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

a través de oficinas de trabajo, libretas de ahorros y vías de tren a fábricas, minas y granjas para
Gestionar científicamente la oferta laboral. Este sistema, a su vez, se basaba en la
tecnologías innumerables, grandes y pequeñas.
El apartheid, como proyecto estatal racializado construido sobre lo que Stephen Gelb y John
Saul (1981) llamó "fordismo racial", aspiraba a crear una estructura
sociedad, fundada en la confianza en los números y la experiencia tecnocientífica. 18 De hecho,
aunque tales técnicas no siempre produjeron los efectos deseados, el apartheid
era impensable sin el poder administrativo de las grandes empresas paraestatales (Clark
1994), las formas técnicas de contabilidad y medición que definieron la
sistema de oficina de trabajo (Hindson 1987; Posel 1991), identificación biométrica
(Breckenridge 2014), y la tecnociencia de la raza y la identidad sobre la base
de los cuales a menudo se creaban y administraban grupos (Dubow 1995; Bowker y
Star 2000; Edwards y Hecht 2010). En una gran variedad de formas, el apartheid
Así, las estructuras funcionaron no sólo para permitir la circulación (que es lo que
a menudo piensan que las infraestructuras están diseñadas principalmente para hacer), pero también para impedir,
prescribir y promover el movimiento.
Como Ivan Evans (1997) argumentó en un libro importante, la forma de gobierno del apartheid
se distinguió de su predecesor segregacionista por su enfoque en la administración
poderes de istración del estado local. En las áreas urbanas más específicamente, Evans
señaló la centralidad de la infraestructura para contener la oposición negra. Después
el nombramiento de Hendrik Verwoerd como ministro de asuntos nativos,

138 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 137

Los administradores se enredaron profundamente en la provisión de productos baratos y en masa.


vivienda, servicios públicos y transporte masivo a la clase trabajadora africana ”, que
a su vez, fue fundamental para “desorganizar la oposición africana” (Evans 1997: 7). 19
Esto fue especialmente cierto en las áreas urbanas, donde la política nativa se ejerció principalmente
principalmente a través de la administración civil: “recaudación de rentas, suministro de servicios públicos,
y planificación de rutas de transporte ”(9).
Con la miríada de formas en que esta tecnopolítica del apartheid apuntalaba
a este sistema también surgieron formas particulares de estar en el mundo. 20 En ausencia
de los derechos políticos, los residentes del municipio experimentaron el estado principalmente a través de
conexiones ministrativas. El estado se manifestó de la manera más espectacular
moda a través de sus poderes policiales represivos y la necropolítica que
producido (Mbembe 2003). Y sin embargo, en sus diversas formas, el estado también era un
propietario de parcelas y viviendas, proveedor de infraestructuras y servicios básicos,
y cobrador de pagos y rentas. 21 Más que una mera ideología racista o
un sistema de represión, entonces, el apartheid también produjo mucho más mundano
modos de estar en el mundo, incluido un conjunto de hábitos, experiencias sensoriales,
y formas de socialidad. Como sugiere Jacob Dlamini (2009), estar en la ciudad
áreas fue también una "experiencia sentida" que a su vez produjo "memorias incorporadas
", en particular para los primeros inmigrantes africanos a la ciudad que" hablaron de
[la experiencia urbana] como una serie de nuevos sonidos, olores, texturas, sabores y
miras ”(129). Asimismo, las infraestructuras y los trámites burocráticos asociados
jugó un papel central en la configuración de estas experiencias más sensoriales y encarnadas
del poder estatal.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Si las infraestructuras del apartheid tuvieran como uno de sus principales objetivos prevenir la
surgimiento de una especie de pblico, esto fue ms obvio en la construccin masiva de
municipios desde la década de 1950 en adelante como espacios intencionalmente sin importancia
características de la ciudad. Concebido como simples dormitorios para trabajadores y construido lejos
de los centros de las ciudades blancas, los municipios no tenían plazas ni plazas públicas y
no se permitió operar a ninguna empresa. La representación de Phil Bonner y Lauren Segal
ción de las áreas recién construidas durante la década de 1950 retrata vívidamente cómo la infraestructura
tures trabajaron en los sentidos: "Fila tras fila de calles de tierra idénticas que irradian
desde un eje central, línea tras línea de casas uniformes, baratas y monótonas, un
monotonía que adormece la mente. Es casi como si el gobierno sintiera que a través de
reglamentación y uniformidad podría establecer un control más firme que
no ser impugnado ”(1998: 34). Esta experiencia de uniformidad se reforzó
por la ausencia de nombres de calles y direcciones. Hasta la década de 1990, una vivienda era
indicado solo por un número y el municipio, marcando claramente los municipios
como "espacios" en forma de campanilla en lugar de lugares urbanos compuestos de formas singulares y
partes distintivas. 22

Tecnopolítica del apartheid 139

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 138

En lugar de construir y apoyar a un público, las infraestructuras a menudo seguían


una lógica de seguridad o militar. Las cuadrículas de las calles se planearon de tal manera que
podría ser fácilmente vigilado y cerrado. En muchos municipios, las carreteras radiales conducían a
espacios construidos específicamente para ser utilizados como potenciales arsenales de armas en caso de
pruebas. Del mismo modo, los cables eléctricos se extendieron primero a los municipios para dar servicio
Postes de iluminación altos y habilitan la vigilancia nocturna. Sólo más tarde el municipio
los residentes reciben electricidad dentro de sus hogares. Así, aquí las infraestructuras fueron
no solía producir un público (¡y mucho menos una nación postapartheid!), sino, en el
al contrario, para evitar que se materialice. Estos eran decididamente antiliberales
formas de infraestructura.
Y, hasta cierto punto, si de una manera muy diferente, esto también era cierto para
suburbios blancos más ricos, que también eran, por supuesto, mucho menos severamente,
marcado por la ausencia de determinadas infraestructuras públicas. Mientras el apartheid
Estado invirtió mucho en áreas blancas, aquí, las infraestructuras eran a menudo de facto
privatizado. Dada la dependencia de los automóviles, a menudo se prestaba menos atención al transporte público.
puerto, farolas o aceras. Los parques y otros espacios públicos estaban relativamente
sin importancia, porque la mayoría de los blancos tenían acceso y preferían la seguridad de
patios traseros, o incluso grandes jardines o clubes de campo privados. Y sin embargo, incluso en
la ausencia de tales infraestructuras, las calles se convirtieron en lugares para
trabajadores para reunirse y socializar durante los descansos, y así es como se utilizan
en muchos suburbios más ricos, históricamente blancos hasta el día de hoy. De hecho, muchos de estos
Las separaciones introducidas en la era del apartheid continúan, en parte debido a la
intransigencia de la infraestructura. 23
Dadas estas múltiples formas en las que la infraestructura simboliza, produce,
y asegurado el apartheid, y dada la ausencia de una política formal legítima
esfera, no es sorprendente que la lucha contra el apartheid a menudo se desarrolle en
terreno de infraestructura similar. Mientras que el movimiento de liberación se hizo conocido
mundo exterior por sus demandas nacionalistas de derechos políticos, a menudo

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

compuesto por luchas localizadas, muchas de las cuales tomaron la infraestructura como un objeto
y terreno de lucha en una amplia variedad de formas. A través de acciones de Umk-
honto we Sizwe, el brazo armado del ANC, como los bombardeos de las vías del tren, el poder
plantas, o, en un incidente particularmente espectacular, la refinería de petróleo Sasol, infraestructura
La estructura se convirtió en parte central de una forma simbólica de guerra de guerrillas. Algunos-
qué menos espectacular, pero de muchas maneras más eficaz, la quema masiva de
libretas, una de las instancias más emblemáticas del gran apartheid, de manera similar
operado en este plano simbólico.
La prominencia de la infraestructura en la lucha aumentó dramáticamente
durante la década de 1980, sobre todo porque la infraestructura se volvió cada vez más estrecha
vinculado a las fuerzas armadas y de seguridad. En el contexto de los boicots de alquiler

140 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 139

durante el cual los residentes de los municipios de Sudáfrica dejaron de pagar


cargos de alquiler y servicio, conexiones materiales y fiscales con el estado
terreno primario de lucha. Los desalojos por falta de pago de servicios se convirtieron en
sitios de movilización militante, con activistas que a menudo dejan que los residentes regresen
sus casas como forma de protesta. Los activistas circularon peticiones para impugnar la
precisión de la facturación de la luz. Los residentes llevaban cubos de tierra nocturna y vaciaban
ellos frente a las oficinas del consejo. Reuniones masivas para oponerse al alquiler y al transporte
los aumentos de tarifas se convirtieron en un terreno de organización crucial. Pero la infraestructura también se convirtió
un terreno político en mucho más mundano y menos claramente simbólico y visible
formas, desde boicots de autobuses y alquileres hasta la falta de pago de cargos por servicios,
asentamiento, y múltiples pequeños actos de sabotaje. 24 Tales "ilegalidades populares"
aparecían a menudo en vínculos técnico-administrativos aparentemente neutrales con el
estado. 25 Y aunque el movimiento de liberación a veces politizó explícitamente tales
actos, a menudo esta era una política que se mantuvo, de hecho tuvo que permanecer, en un oscuro
terreno administrativo.
De estas diversas formas, las infraestructuras también se convirtieron en sitios mundanos para los
tivación de subjetividades políticas, no sólo en forma de ideología, sino también
en la producción de hábitos de oposición e inversiones afectivas, así como
posturas encarnadas contra el estado. Las protestas o pequeños actos de sabotaje fueron a menudo
asuntos muy localizados, provocados por eventos específicos o quejas mundanas,
como un aumento de tarifas o un desalojo. A menudo eran respuestas directas a todos -
día de la violencia del apartheid. En otros momentos, fueron reacciones a la intran-
la aparición de burócratas locales o el capricho de la orden administrativa. Terminado
tiempo, el movimiento de liberación subsumió tales protestas localizadas, boicots,
ilegalidades populares dentro del telos progresista ms amplio de liberacin,
articularlos en un lenguaje nacionalista y atribuirles una intencionalidad
Alidad e historicidad que a menudo diferían de la experiencia de los propios residentes.
realidades y múltiples formas de razonamiento para emprenderlas. 26 En parte porque
El movimiento de liberación invirtió tales actos con su propia política específica y
significados simbólicos, después de la liberación, el nuevo gobierno dirigido por
esperaba que estas protestas e ilegalidades terminaran automáticamente, dado el
legitimidad y fundamento democrático de la nueva dispensación y dado
la particular comprensión modernista de la política por parte del ANC. 27 Y sin embargo protesta

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

y las ilegalidades populares no terminaron en 1994, sino que continuaron o resurgieron en una
multiplicidad de formas. En ausencia de un lenguaje autorizador, tales protestas
se volvió cada vez más resignificado como criminal, irracional o simplemente egoísta
hechos. Por lo tanto, los que no pagan en la actualidad ya no son "boicoteadores de alquileres", sino
"Saboteadores económicos". Ya no negocian con el gobierno sobre el pago.
ment, pero se adjudican en los tribunales de justicia. Ésta es una política liberal-secular, que

Tecnopolítica del apartheid 141

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 140

Es decir, una política en la que lo político y lo administrativo se distinguen claramente


culpable, donde la violencia es prerrogativa del Estado, donde los cimientos
de la ley ya no están en cuestión. 28
Sin embargo, precisamente porque el apartheid obró en contra de la creación de un
mon pblico, tambin hay una larga tradicin de poltica que no funciona a travs de la
público, que no asume la libre circulación, y que históricamente a menudo
tomado forma en un terreno infraestructural. Es importante destacar que esta es una política que
menos fácil de aprehender a través de la comprensión normativa liberal de la política,
en parte porque no es por definición una política liberal. Si la infraestructura del apartheid
tures moldearon una política en formas no públicas, es esta modalidad de política y
desacuerdo que continúa en el presente, aunque sin un lenguaje para traducir
es inteligible.
Mi sugerencia es que la perspectiva de la infraestructura permite una diferencia
comprar tanto en las historias de la lucha contra el apartheid como, a su vez, en
el momento contemporáneo en el que la protesta a menudo se vuelve ininteligible.
De hecho, la persistencia de este terreno infraestructural de la política dice una diferencia
historia menos lineal del fin del apartheid. El momento de la liberación en el
La década de 1990 a menudo se enmarcaba en la gramática de una posguerra fría que circulaba a nivel mundial
discurso de "transición" a través del cual Sudáfrica emergió milagrosamente como
lo que el difunto Neville Alexander (2003) felizmente llamó un
tratar." Y, sin embargo, esos marcos pasaron por alto la intransigencia del apartheid que
flotaba justo debajo de hablar de "reconciliación", "resolución de conflictos" o "lluvia
proa nación ". Este punto de vista a menudo hacía ilegible la persistencia de este
terreno administrativo-infraestructural- los registros afectivos del antiapart-
lucha que no podía simplemente borrarse, las posturas encarnadas del desafío
hacia el Estado y las subjetividades insurgentes que subsistieron después del fin de
segregación racial. Infraestructura, y las formas burocráticas e insurgentes a las que
históricamente ha estado íntimamente vinculado en Sudáfrica, por lo que puede proporcionar un
espective para poner en primer plano estos registros y hacer evidente el trabajo de hacer
ing democracia liberal, trabajo que es a menudo incompleta y definido por los fracasos como
tanto como los éxitos. 29

La tecnopolítica de la infraestructura después del apartheid


Permítanme terminar elaborando brevemente este terreno político con más detalle
mirando la política contemporánea de infraestructura en Soweto. Para algunos
años, he seguido un controvertido proyecto a gran escala para mejorar
Infraestructura e instalación de medidores de agua prepagos en todas las viviendas de Soweto. Llamado

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

142 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 141

Operación Gcin'amanzi (en zulú significa "ahorrar agua"), el proyecto se inició en


2003 por la empresa Johannesburg Water. La utilidad, aunque todavía públicamente
propiedad, se había convertido recientemente en corporativización y era administrada por una subsidiaria de la
Grupo multinacional Suez. El proyecto, el mayor medidor de prepago de agua
instalación en el mundo, puso fin a la conexión de agua no medida de la era del apartheid
que habían proporcionado a los residentes un suministro ilimitado de agua, que ahora
visto como ineficiente y ambiental y financieramente insostenible. En lugar
de las conexiones de tarifa plana que habían servido a la mayoría de los habitantes de Soweta hasta entonces,
La parcela en Soweto estaba siendo equipada con un medidor de agua prepago que automáticamente
distribuía la pequeña cantidad básica gratuita de agua exigida a nivel nacional cada
mes, después del cual los residentes tuvieron que comprar créditos de agua a los servicios públicos locales.
oficinas, para evitar la desconexión automática. Es importante destacar que
El proyecto fue decidido por la empresa de agua recientemente corporativizada sin
consulta con las comunidades afectadas. Mientras que la Operación Gcin'amanzi fue
se supone que se completó en 2009, se debe en parte a la resistencia
encontró que todavía no está completo hoy.
A lo largo de los años, el proyecto se convirtió en un terreno político en varias formas, cada una
de los cuales quiero trazar un mapa muy breve aquí. Primero, casi inmediatamente después de la
El proyecto se inició en la sección Phiri de Soweto, un grupo de residentes formado
y se llamaron a sí mismos Phiri Concerned Residents Forum, afiliado a
el Foro Antiprivatización. El grupo inmediatamente comenzó a organizar demostraciones
onstraciones. Así, la Operación Gcin'amanzi se convirtió en objeto de intensa
prueba, con los residentes excavando las tuberías que se habían tendido y organizando
marchas y manifestaciones. A veces, los medidores, arrancados de las paredes y
patios traseros, fueron llevados a manifestaciones y performativamente llevados en manos
y en la cabeza de las mujeres. 30 En otras ocasiones, las aguas residuales se derramaron fuera del gobierno local.
oficinas de gobierno. Más tarde, en una contracampaña, que los activistas denominaron Opera-
ción Vul'amanzi (Zulú para "dejar que el agua fluya") "guerrilla fontaneros" omitido
los medidores y reconecté el suministro de agua. Durante tales protestas, ellos
luchar contra la policía, y finalmente una empresa de seguridad privada vigiló cada construcción
sitio en lo que un funcionario de servicios públicos comparó con un "estado de guerra". Aquí, infraestructura
se convirtió en una herramienta simbólica, ya que los medidores y las tuberías fueron arrancados de los patios traseros
y exhibido performativamente en protestas. Esto fue sin lugar a dudas una política
de visibilidad que convirtió el proyecto y, de hecho, los propios medidores en un
" motivo de preocupación."
Cuando las protestas cesaron, en parte debido al creciente número de arrestos,
cinco residentes llevaron la utilidad a los tribunales sobre la base de su garantía constitucional
anteed derecho al agua. Aquí, el proyecto quedó sujeto a lo que Jean y John

Tecnopolítica del apartheid 143

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 142

Comaroff (2006) lo ha descrito como “lawfare”, una política por medios legales. Como el
caso llegó hasta el Tribunal Constitucional, también produjo una
tecnopolítica judicial. En el plano legal, las múltiples preocupaciones de los residentes sobre
el proyecto se convirtió en cálculos de expertos competidores de las "necesidades básicas".
Así, tanto durante las protestas como de manera diferente en el tribunal constitucional
caso, las infraestructuras se convirtieron en materia de deliberación explícita y desacuerdo,
objetos en torno a los cuales se podrían formar públicos específicos. En este sentido, aunque
Esta política tomó forma en lugares fuera de la esfera política formal: el
la calle y la corte: seguía siendo una política pública. 31
Sin embargo, existía un tercer modo de política menos público, en el que el proyecto
La propia infraestructura del ect se convirtió en un terreno político. Para 2011, del 30 al 40 por ciento de
los medidores habían sido ilícitamente pasados ​por alto, y los ingenieros lucharon para desarrollar y
reequipar las características de seguridad. Por lo tanto, quedó claro que la batalla por el pago,
que comenzó durante el último período del apartheid, no terminó con la instalación
de los metros. Más bien, se delegó cada vez más a un terreno técnico y
realizado por ingenieros, integrado en características de seguridad y formas específicas de
pericia. Aquí, de hecho, eludir y asegurar los medidores produjo una
tecnopolítica, en la que diminutas transformaciones técnicas se convirtieron en tácticas
se mueve en una guerra en curso sobre el pago, las necesidades básicas y, en última instancia, posparto
ciudadanía heid.
Hay numerosos ejemplos de cómo esta "política técnica" se desarrolló en
Soweto, pero permítanme centrarme aquí en la historia de una residente, Eunice Ngwenya,
que participó en cada una de estas tres formas de política de infraestructura: ella
fue un participante activo en el grupo de residentes y también se convirtió en uno de los
los solicitantes en el caso judicial. 32 Como muchos otros residentes de Soweto, Eunice había
no ha pagado por sus servicios en mucho tiempo. Cuando el proyecto del medidor fue presentado por primera vez
anunció, Eunice, junto con varios otros residentes de Phiri, se había negado a
el medidor instalado, temiendo que no pudiera pagar el agua. En respuesta,
Al principio, el servicio público cortó completamente a los residentes resistentes del suministro de agua. por
Eunice, esto significaba que necesitaba encontrar otra forma de conseguir agua. Su vecino
La ayuda inicial de los borradores pronto se evaporó cuando su suministro de agua también se vio amenazado.
Así, Eunice comenzó a caminar con baldes hasta el grifo público más cercano. Porque
la mayoría de los grifos públicos se eliminaron después del proyecto de prepago y
no había otras fuentes de agua disponibles, esto requirió una caminata de tres kilómetros hasta un
parte de Soweto que el proyecto aún no había alcanzado. Porque ella necesitaba mucho
de agua para cuidar a su sobrina que sufría de sida, Eunice tuvo que hacer
esta caminata varias veces al día.
Finalmente, la empresa de servicios públicos decidió proporcionar a los residentes que habían rechazado una
metro con un tubo vertical en el patio. Después de seis meses, Eunice accedió a

144 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 143

instalación. Si bien esto significaba que ya no necesitaba caminar para conseguir agua,
todavía no podía usar los grifos de la cocina ni tirar el inodoro, porque la ciudad había
“Degradó” su servicio de un nivel de servicio (los) 3 (el nivel más alto

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de prestación de servicios públicos, indicando aguas residuales) a los 2 (sólo un


tubo vertical en el patio, pero no hay conexiones directas de agua para dar servicio al interior
plomería). 33 Este fue un movimiento intencionalmente punitivo que significó que Eunice
todavía no podía usar el grifo de la cocina ni el inodoro. Sin embargo, con la ayuda de
su esposo, ella construyó un intrincado sistema de mangueras que ilícitamente
conectado al menos el baño. Esto le permitió tirar la cadena del inodoro sin tener
utilizar cubos. Sin embargo, tenía que hacerlo con cuidado, porque, si se descubría,
tendría que pagar una tarifa de R4000 a la empresa de servicios públicos. Es importante destacar que aquí el castigo
porque las objeciones al proyecto de agua fueron emitidas por acción administrativa, incluyendo
hecho, infraestructuralmente.
El objetivo de esta historia no es tanto demostrar la relativa privación
ción de los residentes de Soweto. De hecho, como se apresuran a señalar los funcionarios de la ciudad,
Hay muchos lugares en Sudáfrica, especialmente en asentamientos informales y zonas rurales.
áreas, que todavía no tienen ninguna conexión de agua formal. 34 Más bien, este anec-
dote es significativo porque muestra las formas tecnopolíticas en las que la
se constituye la relación entre la empresa de servicios públicos y los residentes y con la que
Los argumentos sobre la Operación Gcin'amanzi finalmente se resolvieron. De hecho, es
¿Es esta forma específica de participación que a menudo se encuentra en el corazón de muchos residentes
Indignacion. Lo más obvio y a menudo comentado por los residentes es la forma en que
en el que la empresa se acercó a los residentes, lo que muchos activistas argumentaron fue
"Tecnocrático". De hecho, el juez del Tribunal Superior que se pronunció por primera vez sobre el proyecto
argumentó que la Operación Gcin'amanzi había sido definida por un estilo de apartheid
"Patrocinio" de los residentes del municipio que discriminaban por motivos de raza
y género. 35
Y, sin embargo, es necesario desentrañar más lo "tecnocrático". Por el problema
El problema no era simplemente que la empresa de servicios públicos abordara este problema sin pensarlo
Uno "técnico" despolitizándolo. Más bien se trataba de un par tic u lar tecnopolítica,
es decir, una política llevada a cabo en un terreno infraestructural de una manera que para muchos
residentes era inquietantemente familiar. Visto en el contexto de las largas historias
de la tecnopolítica del apartheid que he esbozado en este capítulo, fue continuo
con las formas técnicas que habían definido la era tardía del apartheid y la anti-
La lucha del apartheid junto con las modalidades de infraestructura que tomó durante la
Década de 1980. De hecho, aquí de nuevo la infraestructura se convirtió en el terreno material sobre el que
se delegó el desacuerdo. Además, para muchos residentes, tales formas técnicas
de compromiso e intervención reafirmó el misterio del gobierno local
Operaciones de ment en las que repartir culpas no es fácil. En este sentido, la

Tecnopolítica del apartheid 145

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 144

La infraestructura sigue siendo la encarnación material de las relaciones con el Estado.


que a menudo se experimentan como opacos.
Ya sea en disputas sobre el pago de cargos por servicios, cortes de agua o
desalojos, en la espectacular destrucción de infraestructuras durante las protestas,
o en el desvío más silencioso de los medidores de agua, en Soweto y muchos otros
municipios de Sudáfrica, las propias infraestructuras continúan
ser objetos y formas de hacer reclamos políticos. Tampoco meramente símbolos de
ni simplemente conductos para el poder, aquí las infraestructuras a veces emergen como el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

terreno de la política, uno que se ha constituido históricamente durante décadas en un


diversidad de formas. Vínculos administrativos con el estado: infraestructuras, relaciones fiscales
y mecanismos judiciales, se convierten así en lugares en los que la ética y la po-
Las cuestiones liti cas que fueron centrales en la lucha contra el apartheid continúan siendo
mediado, negociado y disputado, aunque a menudo en formas no públicas, sin
un lenguaje autorizador que los haga inteligibles como "políticos".
Esto es particularmente cierto en la coyuntura paradójica postapartheid de la liberación.
eración y liberalización (cf. Comaroff y Comaroff 2001) en las que los ciudadanos
El barco se ha ampliado a un número sin precedentes de personas en el mismo
tiempo, ya que los derechos conferidos por la ciudadanía a menudo se cuestionan. en un
contexto en el que las localizaciones normativas de la política son a menudo inaccesibles de facto
sible para muchos residentes del municipio, estudiando etnográficamente las infraestructuras
tiene, por tanto, el potencial de atender una política que toma forma en inesperados
ubicaciones y formas técnicas desconocidas. Preguntas sobre ciudadanía,
La pertenencia o virtud cívica puede expresarse aquí pulsando un interruptor, cortando
un cable o la instalación de un tubo vertical. Esta es una política muy alejada de la
imaginarios generales de una esfera de deliberación pública transparente y sin trabas
y circulación. Ésta es una historia mucho más complicada, de política material
afirmaciones, de posturas de desafío menos visibles, y de "recuerdos encarnados" de un
tipo más duradero.

Conclusión
Para concluir, permítanme volver brevemente a la revolución del baño de Malema y a Cape
Elecciones de baños de la ciudad. Mientras la espectacular movilizacin de aseos se volva
infraestructura en un asunto de preocupación, los ansiosos debates públicos sobre populistas
Las amenazas a la democracia no pudieron captar hasta qué punto este idealizado
la democracia liberal nunca se logró del todo. En un sentido muy real, hoy existe un
disyuntiva entre el milagro de la democracia liberal con sus elecciones libres y justas
discursos de derechos, partidos políticos y sociedad civil, por un lado, y

146 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 145

por otro, experiencias locales y vividas de democracia que a menudo son, al menos en parte,
formada por el apartheid tardío y sus infraestructuras y administración
prácticas. He sugerido, entonces, que hay una relación menos visible entre
infraestructura y democracia, y, a su vez, que existe un modo menos público de
política que involucra infraestructura, una que se vuelve inteligible solo contra el
telón de fondo de las historias materiales de la lucha contra el apartheid.
Más allá del objeto etnográfico, la infraestructura también proporciona un epistemo-
punto de vista lógico, una perspectiva desde la que uno podría pensar de manera diferente
sobre la "transición" de Sudáfrica. Desde el punto de vista de las múltiples in-
relaciones estructurales y administrativas con el Estado y, por tanto, desde un imaginativo
horizonte menos constreñido por el predominio de la periodización jurídico-política
una explicación de los legados menos visibles del apartheid y su material y
la durabilidad afectiva se vuelve posible. Explorando estos más subterráneos,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Las transformaciones administrativo-técnicas de las áreas urbanas de gobierno también apuntan


a las formas en que las transformaciones gubernamentales y jurídico-políticas
a menudo “desincronizada” y moldeada por temporalidades distintas. Desde esta perspectiva,
mientras que las primeras elecciones generales de 1994 marcan el comienzo de la democracia en
Sudáfrica, las continuidades y discontinuidades con la era tardía del apartheid
a menudo se desarrollan a diferentes velocidades y en distintos registros.
Si bien las oleadas de protestas contemporáneas están claramente ligadas
con las demandas materiales sobre el estado, a menudo también reflejan las formas en que
La intransigencia del apartheid se materializa en carreteras, tuberías, formas burocráticas,
fiat administrativo, y de hecho encarna formas de conocimiento ético y político.
edge, una intransigencia que se refuerza en el momento democrático actual.
Volver a contar esta historia desde la perspectiva de su infraestructura también en-
permite una visión de las historias mucho más largas de las disyunciones de los ciudadanos urbanos
buque en Sudáfrica, y las formas en que el orden liberal de libre circulación
a menudo descansa sobre cimientos antiliberales. En este sentido, esto también es decididamente democrático.
infraestructura de Racy .
Volviendo, entonces, a los desafíos de Hacking y Scott, ¿cuál es el punto de una
antropología de la infraestructura? Seguro que hay muchas respuestas a esta pregunta.
como muestra la creciente beca sobre infraestructura. Sin embargo, tomando en serio
Reflexiones provocativas de Scott (1999) sobre la crítica, también se hace evidente
que el trabajo epistemológico que puede hacer la infraestructura no puede garantizarse
de antemano, pero se constituye siempre en relacin a conceptos y po-
espacios problemáticos liti cales y campos de intervención históricamente constituidos. En
en otras palabras, su promesa epistemológica es a la vez contingente y estratégica.
Para mis propósitos aquí, la infraestructura es tanto un objeto etnográfico como un

Tecnopolítica del apartheid 147

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 146

punto de vista epistemológico desde el cual comprender una


terreno político del apartheid y un lugar desde el que la presidencia sudafricana
El ent puede ser desfamiliarizado y repensar la política.

notas
1 Ver Mail and Guardian , "Malema blasts anc for Lack of Housing and Sanilets",
27 de julio de 2013.
2 Mail and Guardian , “The Toilet Election”, 13 de mayo de 2011.
3 Correo y tutor , "Elección de baño".
4 Véase aquí, por ejemplo, el análisis del populismo de Ernesto Laclau y su vínculo con
exceso que pone en tela de juicio los moldes bien definidos de una comunidad racional "
(2005: x). Con un enfoque más específico en Sudáfrica, ver el análisis de Deborah Posel
(2014) del populismo de Malema y las reflexiones de Jean Comaroff (2011) sobre el populismo
relación con el liberalismo tardío.
5 Algunas de ellas han sido útiles en el estudio de Brenda Chalfin (2014) sobre lo que
ella llama "infraestructura de la vida desnuda" en Ghana. Para una discusión detallada de la "poo
guerras ”en Ciudad del Cabo, véase Steven Robins (2014). Ambos de diferentes maneras se basan en Arjun
Discusión de Appadurai (2001) sobre la "política de la mierda".
6 Aquí sigo en parte el trabajo de estudiosos como Michael Warner, Beth Povinelli, Charles

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Hirschkind y otros que han contribuido a volver a contar la forma de los "públicos"
y "contrapúblicos", incluidas sus formas materiales. Véase también, por ejemplo, Anand (2012); Barry
(2013); Fennell (2015); Mitchell (2011). Sobre modularidad, ver el análisis de Hannah Appel
(2012) del “making of modularity” en relación a las corporaciones petroleras.
7 Uno podría pensar aquí también en la "bomba de arbustos de Zimbabwe" de De Laet y Mol, que,
argumentan, “inspira amor” (De Laet y Mol 2000; cf. Redfield 2012); Brian Larkin
representación de la inauguración de la impresionante electricidad colonial funciona como la
sublime ”(Larkin 2008); o el poder afectivo de los ladrillos en el Vietnam (post) socialista
(Schwenkel 2013). Véase Latour (2004) sobre "asuntos de interés".
8 Sobre la materialidad de la esfera política formal, ver, por ejemplo, Lynch et al. (2005); Barry
(2001).
9 Utilizo el término "tecnopolítica" siguiendo a Timothy Mitchell (2002, 2011) y Ga-
el trabajo de brielle Hecht (2009), pero lo extiendo para abarcar no solo a gran escala
proyectos de ingeniería, sino también una tecnopolítica más micrológica que involucra hábitos,
subjetividades y relaciones afectivas.
10 Desde entonces, Chipkin ha elaborado este argumento de varias formas (ver, por ejemplo, Chipkin y
Meny-Gilbert 2011).
11 Gran parte del trabajo en antropología da fe de las dificultades metodológicas de estudiar
el estado y sus realidades experienciales (ver, por ejemplo, Gupta 2012; Das y Poole 2004).
12 Véanse sus reflexiones sobre los “escombros imperiales” (Stoler 2013). Véase también el incisivo de Sharad Chari
reflexiones sobre “detritus” en Durban en el mismo volumen (Chari 2013).
13 De hecho, desde la perspectiva de la ciudadanía urbana y la experiencia cotidiana del
estado local, podríamos periodizar la transición de manera muy diferente. Si bien se centró mucho
sobre la Códigosa, las negociaciones nacionales que tuvieron lugar en Kempton Park a principios de

148 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 147

1990, que finalmente negociaría el compromiso que puso fin al apartheid, este
El período también fue definido por numerosas negociaciones individuales del gobierno local entre
entre el movimiento cívico y las autoridades locales en muchos municipios, que a menudo
comenzaron y se resolvieron en diferentes momentos. Desde la perspectiva del ciudadano urbano
barco y los cambios en el gobierno de la ciudad en Sudáfrica uno podría escribir un
historia de la transformación política que comienza casi cuarenta años antes con el 1976
El levantamiento de Soweto, cambia drásticamente a lo largo de la década de 1980, y eso, en
formas está incompleto en el presente.
14 Véase, en particular, von Holdt et al. (2011) para análisis y estudios de casos sobre tales
protestas.
15 En Soweto, donde realicé gran parte de mi trabajo de campo, tales protestas a menudo
preocupados por la creciente introducción de medidores prepagos de agua y electricidad
firmado para frenar la falta de pago de los cargos de servicio o las reconexiones ilícitas que
persistió desde los boicots de pago antiapartheid de los años ochenta.
16 Jacques Rancière (1999) distingue útilmente entre "voz" y "habla" en su
discusión de la política como “desacuerdo” ( mésentente ).
17 Me baso aquí en parte en la gran literatura sobre las infraestructuras coloniales (véase, por ejemplo, Mitch-
ell 1991; Prakash 1999; Larkin 2008), pero es importante señalar que el apartheid fue
distinguido de otras experiencias coloniales por su hipermodernidad, racializado
burocracia y condiciones laborales industriales, especialmente desde los años cincuenta y sesenta
adelante.
18 Véase la discusión de Theodore Porter (1996) sobre la "confianza en los números" y el análisis de Posel
(2000) de la “manía de la medida” que definió el apartheid. Véase también Keith Breck-
análisis de enridge (2014) de la larga historia de las infraestructuras biométricas en el sur
África, lo que complica argumentos anteriores en relación al efecto de tal estado
prácticas de conocimiento.
19 Para más literatura sobre los vínculos entre raza, infraestructura y planificación urbana durante

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Durante el período de segregación y apartheid temprano, véase Swanson (1977), Parnell y


Mabin (1995) y Robinson (1996).
20 Véase, en particular, relatos de ficción y autobiográficos recientes, por ejemplo, Jacob Dlam-
La nostalgia nativa de Ini , sino también el gran cuerpo de la historia social urbana de Sudáfrica.
(Mabin 1992; Bonner y Segal 1998; Gaule y Nieftagodien 2012).
21 En las áreas locales, el estado de apartheid apareció en múltiples formas, que van desde
intervención militar de las fuerzas armadas y de seguridad en formas más indirectas de gobierno
gobierno, como las Autoridades Locales Negras instituidas a principios de la década de 1980.
22 Sin embargo, como han demostrado tanto Jacob Dlamini (2009) como Adam Ashforth (2006) en diferentes
De maneras, los residentes del municipio a menudo convirtieron estos espacios homogéneos en par tic u lar
lugares a través de prácticas de nomenclatura y pequeñas transformaciones en patios y casas.
23 Sobre la productividad de esta “intransigencia” de la infraestructura, ver Collier (2011).
24 Véase aquí, por ejemplo, Murray (1987) y Seekings (1988). En sus memorias, un ex Soweto
administrador señaló en ese momento que los autobuses fueron apedreados o quemados por los residentes "que
consideran la existencia misma de estos autobuses como parte del 'sistema', es decir, como parte de la
la estructura de la opresión del apartheid ”(Grinker 1986: 42). También señaló la “gran cantidad de
de postes de alumbrado público que han sido dañados hasta el punto de dejar de ser

Tecnopolítica del apartheid 149

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 148

funcional ”(50), que, según funcionarios de Soweto, se debió a la impaciencia con


el esquema de electrificación.
25 El término "ilegalidades populares" es utilizado por Michel Foucault en Disciplina y castigo
ish y adoptado productivamente por Greg Ruiters en relación con Sudáfrica (Ruiters
2007).
26 Estas divergencias surgen con especial claridad en los archivos de los movimientos cívicos
en Soweto, que muestran, por ejemplo, hasta qué punto el boicot oficial de alquileres
de hecho fue precedida por incidentes aislados de impago que sólo fueron posteriormente
reunidos en un movimiento más amplio. Ver, por ejemplo, "Evaluación de spd" (nd), Colección Planact
21.5.19.1, Archivos históricos de Sudáfrica, Johannesburgo.
27 En relación con el pago, por ejemplo, prevaleció el supuesto de que “el gobierno local
estructuras de gobierno tendrían suficiente vigencia moral para influir en las personas que no
estado pagando en el pasado ”, lo que se atestigua más claramente por el hecho de que los presupuestos locales
Se elaboraron con el supuesto de que los niveles de pago serían del 100 por ciento.
(Corrigan 1998: 13).
28 Véase aquí Comaroff y Comaroff (2006), así como la actuación de Rosalind Morris (2006).
recuento de resignificación de la violencia y el crimen en la Sudáfrica postapartheid.
29 De hecho, poner fin al apartheid requirió trabajar en muchos lugares, a menudo extremadamente locales,
y registros simbólicos. Por ejemplo, el establecimiento de la democracia liberal después
El apartheid requería un trabajo mucho más fragmentado: construir un
comprensión de la virtud cívica, habituar a los sudafricanos a una relación particular con
el estado postapartheid, para restablecer la autoridad del estado de derecho. Requirió
la desmovilización de ciertas posturas y hábitos políticos que habían sido centrales en la
lucha antiapartheid (p. ej., desvincular las cuestiones de la prestación de servicios de la política
cuestiones de ciudadanía; construir un ámbito administrativo y político, que
se había difuminado en el contexto del apartheid tardío; deslegitimar la violencia como forma de po-
expresión lítica; Etcétera).
30 Se trataba a menudo de contadores prepagos de electricidad.
31 Elaboré estos argumentos en otro lugar (von Schnitzler 2016).
32 Siguiendo las convenciones antropológicas, utilizo seudónimos en todas partes.
33 Estas son las categorías oficiales de la ciudad para indicar el "nivel de servicio". Los activistas han
probó la categorización de medidores prepagos como los 3.
34 Si bien Soweto, dada su condición de municipio formal, a menudo se considera como

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

privilegiado, esta es una vez más una determinación hecha sobre la base del acceso a
infraestructuras: tuberías, redes, carreteras. Dadas las tasas de desempleo, que se acercan
50-70 por ciento en muchas áreas más pobres de Soweto, y el hecho de que muchos de los
residentes viven en chozas dentro de los patios traseros de casas formales, la distinción entre
"Formal" e "informal" suele ser tenue en el mejor de los casos. Con el despliegue creciente
de medidores prepagos esto se intensificó, dado en particular que la medición está en una parcela más bien
que la base del hogar, excluyendo de facto el gran número de habitantes de chozas en el patio trasero.
35 Véase Mazibuko y otros contra la ciudad de Johannesburgo y otros , Johannesburg High
Sentencia judicial, 2008, párr. 153.

150 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 149

referencias
Alexander, Neville. 2003. Un país común: problemas en la transición del apartheid a
democracia en Sudáfrica . Essen: Berghahn.
Anand, Nikhil. 2012. Presión: las PoliTechnics del suministro de agua en Mumbai. Cultural
Antropología 26 (4): 542–564.
Appadurai, Arjun. 2001. Democracia profunda: gubernamentalidad urbana y el horizonte de
política. Medio ambiente y urbanización 13 (2): 23–43.
Appel, Hannah. 2012. Trabajo offshore: petróleo, modularidad y el cómo del capitalismo en
Guinea Ecuatorial. Etnólogo estadounidense 39 (4): 692–709.
Ashforth, Adam. 2006. Brujería, violencia y democracia en la nueva Sudáfrica . Chi-
cago: University of Chicago Press.
Barry, Andrew. 2001. Máquinas políticas: gobernar una sociedad tecnológica . Londres: Athlone.
- - -. 2013. Política material: disputas a lo largo del oleoducto . Nueva York: John Wiley and Sons.
Bonner, Philip y Lauren Segal. 1998. Soweto: A history . Ciudad del Cabo: Maskew Miller
Longman.
Bowker, Geoffrey C. y Susan Leigh Star. 2000. Clasificando las cosas: clasificación y su
consecuencias . Cambridge, MA: mit Press.
Breckenridge, Keith. 2014. Estado biométrico: la política global de identificación y vigilancia
lanza en Sudáfrica, 1850 hasta la actualidad . Cambridge: Cambridge University Press.
Chalfin, Brenda. 2014. Cosas públicas, política excremental y la infraestructura del desnudo
vida en la ciudad de Tema, en Ghana. Etnólogo estadounidense 41 (1): 92–109.
Chari, Sharad. 2013. Detritus en Durban: entornos contaminados y biopolítica del rechazo. En
Ruinas imperiales: sobre ruinas y ruina , ed. Ann Laura Stoler, 131–161. Durham: Duque
Prensa Universitaria.
Chaskalson, M., K. Jochelson y J. Seekings. 1987. Boicots de renta, el estado y el
transformación de la economía política urbana en Sudáfrica. Revisión de África Po-
Economía liti ca 14 (40): 47–64.
Chatterjee, Partha. 2004. La política de los gobernados: Reflexiones sobre la política popular en
la mayor parte del mundo . Nueva York: Columbia University Press.
- - -. 2011. Linajes de la sociedad política: Estudios en democracia poscolonial . Nueva York:
Prensa de la Universidad de Columbia.
Chipkin, Ivor. 1995. Ciudadanía y gobierno local: ¿un nuevo sujeto político? Indicador
Sudáfrica 13: 37–40.
Chipkin, Ivor y S. Meny-Gilbert. 2011. Por qué importa el pasado: historias del público
ser vicio en Sudáfrica . Johannesburgo: Pari Short Essays.
Clark, Nancy L. 1994. Apartheid manufacturero: corporaciones estatales en Sudáfrica.
New Haven: Prensa de la Universidad de Yale.
Collier, Stephen J. 2011. Social postsoviético: neoliberalismo, modernidad social, biopolítica .

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.


Comaroff, Jean. 2011. Populismo y liberalismo tardío: ¿una afinidad especial? Annals of the Ameri-
Can Acad emy of Po liti cal and Social Science 637 (1): 99-111.
Comaroff, Jean y John L. Comaroff, eds. 2001. El capitalismo milenario y la cultura de
neoliberalismo . Durham: Duke University Press.

Tecnopolítica del apartheid 151

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 150

- - -. 2006. Derecho y desorden en la poscolonia . Chicago: Universidad de Chicago


Prensa.
Corrigan, Terrence. 1998. Más allá de los boicots: Financiamiento del gobierno local en la
era del apartheid . Johannesburgo: Instituto Sudafricano de Relaciones Raciales.
Das, Veena y Deborah Poole, eds. 2004. Antropología en los márgenes del estado . Papa Noel
Fe, NM: School for Advanced Research (sar) Press.
De Laet, Marianne y Annemarie Mol. 2000. The Zimbabwe bush pump: Mechanics
de una tecnología fluida. Estudios sociales de la ciencia 30 (2): 225–263.
Dlamini, Jacob. 2009. Nostalgia nativa . Johannesburgo: Jacana Media.
Dubow, Saul. 1995. Racismo científico en la Sudáfrica moderna . Cambridge: Universidad de Cambridge
Versity Press.
Edwards, Paul N. y Gabrielle Hecht. 2010. Historia y tecnopolítica de la iden-
tidad: El caso del apartheid en Sudáfrica. Revista de Estudios de África Austral 36 (3):
619–39.
Evans, Ivan Thomas. 1997. Burocracia y raza: administración nativa en Sudáfrica .
Berkeley: Prensa de la Universidad de California.
Fennell, Catherine. 2015. Último proyecto en pie: Educación cívica y simpatía en la China post-bienestar
cago . Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
Foucault, Michel. 1977. Disciplinar y castigar: El nacimiento de la prisión . Nueva York:
Panteón.
Gaonkar, Dilip Parameshwar y Elizabeth A. Povinelli. 2003. Tecnologías de público
formas: Circulación, transfiguración, reconocimiento. Cultura pública 15 (3): 385–397.
Gaule, Sally y Noor Nieftagodien. 2012. Orlando West, Soweto: Una historia ilustrada .
Johannesburgo: Wits University Press.
Grinker, David. 1986. Inside Soweto: La historia interna del trasfondo de los disturbios . Johan-
nesburg: Eastern Enterprises.
Gupta, Akhil. 2012. Burocracia: burocracia, violencia estructural y pobreza en India . Dur-
jamón: Duke University Press.
Hackear, Ian. 1999. ¿ La construcción social de qué? Cambridge, MA: Universidad de Harvard
Prensa.
Hecht, Gabrielle. 2009. El resplandor de Francia: energía nuclear e identidad nacional después
Segunda Guerra Mundial . Cambridge, MA: mit Press.
Hindson, Doug. 1987. Pasar los controles y el proletariado africano urbano en Sudáfrica . Jo-
Hannesburg: Ravan Press.
Jolobe, Zwelethu. 2014. La crisis de la representación democrática en los gobiernos locales.
Documento presentado en el Instituto Wits de Investigación Social y Económica (más sabio),
Universidad de Witwatersrand.
Laclau, Ernesto. 2005. Sobre la razón populista . Londres: Verso.
Larkin, Brian. 2008. Señal y ruido: medios, infraestructura y cultura urbana en Nigeria .
Durham: Duke University Press.
- - -. 2013. La política y poética de la infraestructura. Revisión anual de antropología
42 (1): 327–343.
Latour, Bruno. 2004. ¿Por qué ha perdido fuerza la crítica? De los hechos a los asuntos
de preocupación. Investigación crítica 30 (2): 225–248.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

152 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 151

Lynch, Michael, Stephen Hilgartner y Carin Berkowitz. 2005. Maquinaria de votación,


escrutinio y pruebas públicas en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2000. En Atmósferas
de democracia , ed. Bruno Latour y Peter Weibl. Cambridge, MA: mit Press,
814–825.
Mabin, Alan. 1992. Despojo, explotación y lucha: una visión histórica de
Urbanización sudafricana. En la ciudad del apartheid y más allá: urbanización y
cambio en Sudáfrica , ed. David M. Smith. Londres: Routledge, 12-24.
Mbembe, Achille. 2003. Necropolitics. Cultura pública 15 (1): 11–40.
Mitchell, Timothy. 2002. Regla de los expertos: Egipto, tecnopolítica, modernidad . Berkeley:
Prensa de la Universidad de California.
- - -. 2011. Democracia del carbono: poder político en la era del petróleo . Londres: Verso.
Morris, Rosalind C. 2006. Lo mudo y lo indecible: subjetividad política, violencia
crimen y “lo sexual” en una comunidad minera sudafricana. En derecho y dis-
orden en la poscolonia , ed. Jean Comaroff y John Comaroff, 57–101. Chicago: Uni-
versidad de Chicago Press.
Murray, Martin. 1987. Sudáfrica: tiempo de agonía, tiempo del destino: el auge de la población
protesta . Londres: Verso.
Parnell, Susan y Alan Mabin. 1995. Repensar la Sudáfrica urbana. Diario del Sur
ern African Studies 21 (1): 39–61.
Porter, Theodore M. 1996. Confianza en los números: la búsqueda de la objetividad en la ciencia y el público
vida . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Posel, Deborah. 1991. La creación del apartheid, 1948-1961: conflicto y compromiso . Buey-
vado: Clarendon Press.
- - -. 2000. Una manía por la medición: estadísticas y arte de gobernar en el apartheid de Sudáfrica
rica. En Ciencia y sociedad en África austral , ed. Saul Dubow, 116-142. Manchester,
Reino Unido: Manchester University Press.
- - -. 2014. Julius Malema y la esfera pública posterior al apartheid. En un número especial, Re-
pensando en los públicos, de Acta Academica 46 (1): 32–54.
Prakash, Gyan. 1999. Otra razón: la ciencia y la imaginación de la India moderna .
Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Rancière, Jacques. 1999. Desacuerdo: Política y filosofía . Minneapolis: Universidad
de Minnesota Press.
Redfield, Peter. 2012. Bioexpectativas: tecnologías de la vida como bienes humanitarios. Público
Cultura 24 (66): 157-184.
Robins, Steven. 2014. Las guerras de los baños de 2011 en Sudáfrica: justicia y transición entre
lo excepcional y lo cotidiano después del apartheid. Desarrollo y cambio 45 (3):
479–501.
Robinson, Jennifer. 1996. El poder del apartheid: Estado, poder y espacio en Sudáfrica
ciudades . Oxford: Butterworth-Heinemann.
Ruiters, Greg. 2007. Contradicciones en los servicios municipales en la África del Sur contemporánea
rica: mercantilización disciplinaria y autodesconexiones. Política social crítica
27 (4): 487–508.
Saul, John S. y Stephen Gelb. 1981. La crisis en Sudáfrica: defensa de clases, revolución de clases
ción . Nueva York: Monthly Review Press.

Tecnopolítica del apartheid 153

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 152

Scott, David. 1999. Reformando futuros: crítica después de la poscolonialidad . Prince ton, Nueva Jersey:
Prensa de la Universidad de Prince ton.
- - -. 2005. La “construcción social” de los estudios poscoloniales. En estudios poscoloniales
y más allá , ed. Ania Loomba, 385–400. Durham: Duke University Press.
Schwenkel, Christina. 2013. Afecto post / socialista: Ruina y reconstrucción del
nación en las zonas urbanas de Vietnam. Antropología cultural 28 (2): 252–277.
Búsquedas, Jeremy. 1988. Movilización política en los municipios negros del Transvaal.
En Estado, resistencia y cambio en Sudáfrica , ed. Philip H. Frankel, Noam Pines y
Mark Swilling, 197-228. Johannesburgo: Southern Book Publishers.
Stoler, Ann Laura, ed. 2013. Escombros imperiales: en ruinas y ruina . Durham: Duke Uni-
Versity Press.
Swanson, Maynard W. 1977. El síndrome de saneamiento: peste bubónica y nativo urbano
política en la Colonia del Cabo, 1900-1909. Revista de historia africana 18 (3): 387–410.
von Holdt, Karl, Malose Langa, Sepetla Molapo, Nomfundi Mogapi, Kindiza Ngubeni,
Jacob Dlamini y Adèle Kirsten. 2011. El humo que llama: ciudadanía insurgente, col-
Violencia lectiva y la lucha por un lugar en la nueva Sudáfrica: ocho estudios de caso
de protesta comunitaria y violencia xenófoba . Johannesburgo: Centro para el estudio de
Violencia y reconciliación.
von Schnitzler, Antina. 2016. Infraestructura de la democracia: tecnopolítica y protesta después
apartheid . Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton University Press.
Warner, Michael. 2002. Públicos y contrapúblicos. Cultura pública 14 (1): 49–90.
Zuern, Elke. 2011. La política de la necesidad: organización comunitaria y democracia en el Sur
Africa . Milwaukee: Prensa de la Universidad de Wisconsin.

154 Antina von Schnitzler

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542467/9781478002031-006.pdf

Página 153

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Un asunto público: agua, hidráulica, biopolítica


nikhil anand

La infraestructura hidráulica de Mumbai se ha ampliado gradualmente a lo largo del


últimos 150 años, y hoy es el sexto más grande del mundo. Mas de siete
mil empleados municipales distribuyen casi 3.500 millones de litros de agua al día por
gestionando al menos cuatro mil kilómetros de tubería. Su trabajo hace posible
las vidas de doce millones de residentes de la ciudad, generando importantes ingresos
excedentes para la ciudad. Sin embargo, aunque los libros de contabilidad del departamento de agua de la ciudad
están desbordados de fondos, contratos de obras de mantenimiento y, de hecho, agua,
La red hidráulica de la ciudad no distribuye agua continuamente a indi-
domesticados durante las veinticuatro horas del día. En cambio, el agua se distribuye
sólo a “sociedades cooperativas de vivienda” y en un horario. La mayoría de las viviendas
las sociedades, tanto en barrios marginales como en rascacielos, reciben agua durante dos o tres horas
un día. Luego, implementan diversas tecnologías para recolectar esta agua durante la
horas de suministro y distribuirlo entre sus miembros.
Entre 2003 y 2009, la Corporación Municipal de Greater Mumbai
delegó un equipo de consultores de gestión designados por el Banco Mundial, Castalia
Asesores, para reformar y "mejorar" el régimen de distribución en un barrio del
ciudad. Durante este tiempo, los consultores buscaron transformar la red de
un sistema intermitente de suministro programado a uno en el que el agua sería
disponible para los usuarios 24/7. Intentaron convertir el sistema existente de uno
en el que las cantidades de distribución de agua fueron racionadas a través de un
horario de agua a uno en el que el consumo estaría regulado por precio (ver
también Collier 2011; von Schnitzler 2016). Al hacerlo, propusieron cambiar el
locus de regulación desde ingenieros públicos estatales hasta medidores de agua privados
precios "racionalizados". 1 Los consultores de Castalia insistieron en que, con estos
cambios, el agua se distribuiría de manera más eficiente y equitativa. Este esfuerzo
fracasó espectacularmente en 2008 por una variedad de razones, entre otras cosas porque
los sul tantes no pudieron estabilizar sus medidas de agua durante la auditoría de agua
(Anand 2017). El esfuerzo de reforma también tropezó con problemas cuando los colonos (también llamados

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 154

habitantes de barrios marginales) se opusieron al proyecto pi lot, tanto por sus prácticas diarias
e insistiendo en que el agua era y debía seguir siendo un bien público.
En este capítulo, llamo la atención sobre las formas en que los residentes marginados
producir regularmente agua como asunto público en las oficinas de los concejales y
ingenieros hidráulicos públicos. Si la biopolítica es el arte de gestionar poblaciones, como
Michel Foucault ha señalado, una atención a estas prácticas exigentes
describe cómo se hacen y gestionan los públicos hidráulicos en la ciudad. En Mumbai,
Los servicios de agua no se extienden (o empujan) a los asentamientos, por la vista
estado de conocimiento (Scott 1998), ansioso por hacer sus sujetos a través de la extensión de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

vivir haciendo servicios. Los servicios de agua son sitios de actividad significativa, solicitados por
residentes deseosos de hacer que la vida sea material y significativa en la ciudad hidráulica. Hav-
acostumbrarse a acceder al agua de los organismos públicos a través de material
reclamaciones, los colonos están muy incómodos ante la perspectiva de la privatización de la publicación de la ciudad.
Sistema de distribución de agua lic.
En los últimos años, los antropólogos se han comprometido críticamente con el trabajo
de Jürgen Habermas y Michael Warner para interrogar críticamente las formas en
qué públicos se hacen a través de la circulación de textos y las formas en que
estos se representan, reproducen y narran (Habermas 1989; Warner
2002; Cody 2011). Si los documentos, planes y políticas son sitios importantes donde
los públicos se imaginan, se materializan a través de una serie de prácticas sociales ,
como la ampliación, gestión y mantenimiento de las infraestructuras hídricas.
Satisfacer las necesidades vitales de los residentes y negocios de un vecindario particular
campanas, las tuberías de agua constituyen colectivos a los que se une su experiencia de
Suministros de agua. Los públicos hidráulicos no siempre pertenecen a la misma socioeco-
clase nómica (Björkman 2015). Cuando viven residentes muy ricos y muy pobres
en vecindarios servidos por la misma línea de agua, como ocurre a menudo en Mumbai,
constituyen públicos que a menudo son sorprendentemente heterogéneos.
Demuestro cómo los servicios de agua a menudo se convierten en un asunto de interés público,
incluso cuando el gobierno municipal trabaja para asegurar que el agua permanezca
un asunto privado. 2 Los residentes con frecuencia se preocupan por el agua: un
asuntos domésticos - fuera de la privacidad de sus hogares y sacarlo a relucir en el
fices de concejales y administradores. Se reúnen como colectivos y exigen
y pedir a los funcionarios estatales de manera muy pública que atiendan sus problemas de agua.
También exigen más agua al hacer reclamos sobre el hardware de la ciudad: su
Tuberías, medidores y bombas. En conjunto, los residentes suelen desplegar diferentes
prácticas para pedir agua y hacerla un asunto público.
Antes de continuar, primero una breve nota para explicar lo que quiero decir cuando invoco
el término "público". Jeff Weintraub y Krishan Kumar (1997) han sugerido que
Considerar cuatro usos diferentes del público en la teoría social y sus distinciones.

156 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 155

desde el ámbito privado. El "público", según ellos, se utiliza como término en


teoría social y política para identificar (1) los bienes públicos (yuxtapuestos a los
distribuida por la economía de mercado), (2) como una comunidad política distinta de
mercados y el estado (como la esfera pblica de Habermas, o el consejo de Warner
terpúblicos), (3) como un tipo de relación social entre extraños que media
entre el ámbito público burocrático y el espacio del hogar (como Jane Ja-
ojos de mazorcas en la calle), y finalmente como (4) una categoría de género que demarca
una división entre la familia / hogar / oikos (como privado) y una política más grande
orden que es público (Arendt, basándose en Aristóteles).
Estas categorías son útiles para notar la apariencia del agua pública en
Mumbai. En Mumbai, el agua es un bien público distribuido por una agencia pública.
el departamento de abastecimiento de agua de la ciudad. Como noticias sobre su escasez circulan regularmente
cula en los periódicos de la ciudad, el agua de la ciudad también es productiva de una política
comunidad: una esfera pública municipal que está constituida tanto por ansiedades

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de la escasez y por el miedo a los forasteros y los inmigrantes. Como demuestro más
donde, estos procesos están profundamente marcados por el género (Anand 2017). Aquí estoy particularmente
interesado en los tipos de espacios semipúblicos en los que se hacen estas afirmaciones
y generado. Como sujetos hacen reclamos de agua en las oficinas público-privadas de
concejales, difuminan los límites entre los espacios domésticos y la política.
orden cal que los constituye. Estos procesos iterativos de demanda de agua
en la ciudad hacen y mantienen la ciudad y sus funcionarios públicos (ver también Gupta
1995). ¿Cómo podríamos teorizar estas afirmaciones como afirmaciones de los públicos?
Al llamar la atención sobre estas prácticas materiales, hago tres puntos relacionados
sobre los públicos hidráulicos de Mumbai en este capítulo. Primero, el primer hydrau-
pblicos lic no solo precedieron al estado hidrulico, sino que tambin dieron a la poscolonial
exponer su razón de ser y su peculiar forma institucional en las décadas sucesivas.
En la primera sección del capítulo, llamo la atención sobre la historia contingente
sobre el que se fundó el régimen de abastecimiento de agua de Bombay. Yo hago esto no tanto
para proporcionar un trasfondo histórico. En cambio, como el departamento de agua de la ciudad estaba
formado en medio de reclamos públicos existentes sobre el agua, en esta sección demuestro cómo
El departamento de agua municipal de la ciudad se formó como un proyecto político para redirigir
los públicos existentes de la ciudad a los salvadores parcialmente liberales del estado colonial.
En segundo lugar, presto atención a las formas en que los residentes marginados que viven en
bai hoy se reúnen como públicos domésticos para reclamar los servicios de agua por
contando con la ayuda de los legisladores de la ciudad y el estado. A medida que los residentes abandonan sus hogares
hacer reclamos de agua (para sus hogares) en las oficinas de los concejales, sus
prácticas las reinscriben y las restablecen como un "público doméstico" - un grupo de género
Lectiva que se hace a través de recursos discretos al cuidado del concejal
y otros servidores “públicos” de la ciudad.

Un asunto público 157

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 156

Finalmente, concluyo llamando la atención sobre las formas en que la realización de


públicos y poderes públicos están subordinados a las materialidades que componen
el agua de la ciudad. Como los residentes se hacen públicos por la manipulación de la presión de agua
seguro, es difícil para los ingenieros reconocer a los públicos en un lugar sin
sacar agua de los demás. Los pblicos necesitan constante materia, trabajo y
reconocimiento a mantenerse como tal.
Al centrarme en las formas en que el agua genera a sus públicos, sigo
enfoques recientes en antropología, geografía, historia y ciencia y tecnología
estudios de nología que nos han instado a considerar las formas en que las materialidades y
tecnologías invocan ciertas formas políticas (Braun y Whatmore 2011; Ingold
2012; Larkin, este volumen). 3 Basándome en este trabajo, sugiero que ambos públicos
y sus estados nacen con lo discreto, parcial y comprometido
Tuberías misadas y materiales líquidos de las infraestructuras de agua que forman la ciudad.
Como “comunidades de afectados” (Marres 2012), los públicos hidráulicos entran en
siendo a través de los compromisos políticos materiales e íntimos de cuidar el
consecuencias extensas y duraderas de la distribución de agua en Mumbai.

Trabajos públicos

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Los historiadores han descrito cómo surgieron las infraestructuras modernas en el medio
del siglo XIX como modalidad clave para consolidar el proyecto de
gobierno general. La expansión de carreteras, tuberías y alcantarillas en el siglo XIX.
siglo dio al Estado liberal una forma material. El historiador Patrick Joyce (2003)
describe cómo, en la proliferación de estas infraestructuras, tanto en la colonia
y la metrópoli: los teóricos liberales buscaban "liberar" a los ciudadanos sujetos de la
implicaciones de comunidades políticas fragmentarias y, en cambio, someterlas
a la autoridad singular del estado moderno.
Este proyecto fue fundamental en la Mumbai colonial. Tan tarde como la mitad del
siglo XIX, los residentes de la floreciente ciudad continuaron dependiendo de
la autoridad y la munificencia de los filántropos ricos y la comunidad
líderes para el abastecimiento de muchas necesidades vitales, incluida el agua. Con residentes
de la ciudad dependiente de un mosaico de casta, parentesco, política y patrocinio
relaciones para vivir en la ciudad, los administradores coloniales lucharon con los diversos
ubicaciones de soberanía en la ciudad colonial. En su trabajo histórico sobre Bombay
política de los siglos XVI al XVIII, el historiador Mariam
Dossal (2010) describe cómo los agentes coloniales trabajaron duro para centralizar y armonizar
Monitorear diferentes registros de tenencia de la tierra, funciones judiciales y actividades económicas.
vínculos bajo un régimen único (y colonial) de estado y gobierno a través de una serie
de diferentes proyectos.

158 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 157

El agua fue uno de estos campos de acción gubernamental. Hasta la mitad


del siglo XIX, los residentes se hidrataron y vivieron una serie
de pozos y tanques de agua dulce administrados por filántropos nativos. Sin embargo-
menos, a medida que la población de la ciudad creció rápidamente, la duplicación de la población de la ciudad,
de 300.000 en 1820 a 644.400 en 1872, supuso una tensión extrema
tanques y pozos existentes en la ciudad (Dossal 2010; Gandy 2014). Sin embargo, inseguro de
el futuro (y su futuro) en la metrópoli, los administradores coloniales
reacios a invertir en la producción y gestión de infraestructura hídrica
para los públicos de la ciudad. Debatieron sobre si la ciudad o sus ciudadanos
eran merecedores de las modernas infraestructuras de agua.
Sin embargo, una serie de acontecimientos históricos mundiales produjo una coyuntura histórica
tura que fortaleció el caso de un sistema público de suministro de agua impulsado por represas
en la segunda mitad del siglo XX. Primero, siguiendo las depredaciones
de la East India Company, un conjunto de explotaciones que produjo la Revuelta
de 1857, la Corona Británica asumió la administración directa de la colonia
gobierno inicial en Mumbai y comenzó a ver su dominio sobre el subcontinente
de formas más directas y duraderas. Segundo, severas sequías en 1854 y 1855
agravó el precario estado de los servicios de agua en la ciudad. El ganado era
prohibido en la ciudad, y se traía agua en barcos y trenes para cumplir
las necesidades de agua de la ciudad.
Finalmente, dos eventos hicieron de Mumbai un puesto de avanzada extremadamente rentable
Imperio británico y generó los fondos necesarios para producir tal sistema.
Las fortunas coloniales de la ciudad crecieron a medida que varios comerciantes indios y británicos
se benefició generosamente del comercio del opio y las guerras del opio en China que

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

tuvo lugar entre 1839 y 1860 (Farooqui 2006). Las fortunas de la ciudad
Los comerciantes de algodón también crecieron rápidamente en este período, después de la apertura de Suez
Canal y el comienzo de la Guerra Civil Americana (durante la cual el algodón
cesaron las exportaciones de los Estados Unidos). Así, en 1860, cuando el gobierno británico
Finalmente decidió construir un sistema de infraestructura de agua grande y moderno.
en la India británica, lo hizo con los recursos fiscales de la administración colonial de la ciudad.
istración. Produjo una solución política para la ciudad que centralizó el poder en
de manos de administradores e ingenieros municipales coloniales.
Cuando se completó la presa de Vihar en 1860, fue fundamental no solo para
el departamento de agua de la ciudad, pero también el estado municipal de la ciudad. El nuevo ingeniero
sistema público de agua construido por el gobierno colonial
suministro centralizado de agua en la ciudad. A medida que los públicos pasaron de congelarse
alrededor de pozos y tanques, para congelar alrededor de tuberías, servicios de agua municipales
marcó un nuevo momento tecnológico y político para la ciudad. De hecho, desde el
Desde sus inicios, las tuberías de la ciudad fueron generadoras de sus instituciones municipales.

Un asunto público 159

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 158

Figura 6.1 Hidráulica colonial: las tuberías de agua del siglo XIX siguen dando servicio al
ciudad. Foto del autor. 

La Corporación Municipal de Bombay fue fundada en 1882 para financiar,


envejecer y mantener las tuberías, presas y sistemas de distribución de la nueva instalación
sistema público de agua estancado (Dossal 1991). Tomados en conjunto, los inicios de
La red municipal de abastecimiento de agua sirvió para instituir el estado colonial como el
institución líder de suministro de agua en la ciudad, cambiar el costo del suministro de agua
a los residentes, y reorganizó los públicos hidráulicos de los que formarían
alrededor de los tanques, pozos y manantiales de filántropos, a aquellos que, con el tiempo,
se adheriría a la vida útil de las tuberías de agua gestionadas y mantenidas por el
administración de la ciudad colonial (ver figura 6.1 ).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Desde mediados del siglo XIX, la provisión de servicios de agua


ha seguido siendo clave para la legitimidad política de los gobernantes de la ciudad (ver Wade 1982)
y también ha sido un sitio crítico en el que la geografía cambiante de la ciudad puede
ser rastreado y observado a través de diferentes momentos de expansión. De su
modestos comienzos: aprovisionar treinta y dos millones de litros de agua al día
a través de las cañerías de la ciudad en 1860, el departamento de suministro de agua
partment hoy proporciona más de 3.400 millones de litros por día, lo que lo convierte en el más grande
única fuente de suministro de agua en la ciudad y la sexta mayor agua urbana
sistema en el mundo. Al mismo tiempo, el sistema de agua impulsado por represas no es el
Única fuente de agua en la ciudad. Mientras que los filántropos rara vez reúnen valores morales o

160 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 159

autoridad política en asuntos de gestión de pozos en la forma en que lo hicieron en


del siglo XIX, más de diez mil pozos continúan reuniéndose y
producir agua (y los públicos del agua) en la ciudad. La persistencia continua de
estos pozos indican la persistencia de diversas formas institucionales en la ciudad. 4
Hoy en día, la mayoría de los residentes reciben y viven de agua tratada distribuida por
Corporación Municipal de Mumbai. La infraestructura del agua se rige por una
sistema público que reproduce la diferencia. Gestionando tiempos, presiones y
duraciones de suministro, los ingenieros se esfuerzan por asignar 150 litros por persona que viva
en edificios autorizados. Buscan distribuir solo sesenta a setenta litros por
persona que vive en los asentamientos reconocidos de la ciudad, es decir, asentamientos que tienen
existían antes de 1995 y, a través de diversos procesos políticos, se consideran
merecedores de servicios gubernamentales. Mientras tanto, el millón y medio de habitantes
que viven en asentamientos no reconocidos tienen que hacer sus propios arreglos
ya sea comprando agua de vecinos "reconocidos", o haciendo subrepticiamente
Conexiones a la red de agua.
A medida que las tuberías se reticulan de los planes de tratamiento a los secundarios y luego
líneas terciarias, dividen, constituyen y conectan a expertos tecnocráticos discretos,
políticos y sus públicos que viven y trabajan en la ciudad. Al hacer distribuciones
decisiones discretas e invisibles, los diseños tecnocráticos de los expertos buscan
mover un bien colectivo a dominios discretos y privados (von Schnitzler, este
volumen).
Sin embargo, lejos de convertir el agua en un asunto administrativo o privado, Mumbai
Las tuberías no excluyen la formación de públicos. En la siguiente sección, muestro cómo
el agua corriente es reclamada por residentes marginales que viven en un asentamiento en el norte
ern Mumbai. Los residentes protestan, hacen peticiones y presionan a los líderes políticos para que
acceso confiable de agua corriente a sus vecindarios. Colonos y concejales
trabajar activamente para ampliar la red. Para recibir agua nuevamente, los colonos se movilizan
demandas de más agua, como públicos.

Hacer conexiones
Los públicos se reproducen regularmente mediante el mantenimiento y la reproducción cotidianos.
par de infraestructuras de agua en Mumbai. Cuando las conexiones de agua se secan,
públicos drásticos hoy se reúnen en las oficinas de los concejales de la ciudad (y no los

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

de ingenieros hidráulicos) para exigir su parte de agua. Biopolítica, en este


renderizado, no se extiende desde el centro tanto se tira, tira y
exigido, a menudo de forma bastante material, desde los márgenes. Porque los concejales de
Mumbai debe su cargo principalmente a los votos de quienes viven en la ciudad.
asentamientos, se centran ampliamente en reparar las quejas discretas

Un asunto público 161

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 160

de sus constituyentes. Muchos de ellos mantienen sus oficinas abiertas al público en


la noche, cuando los residentes de los muchos asentamientos que gobiernan pueden venir
que sus problemas se corrijan, o al menos se escuchen. Los vecinos visitan al concejal
oficinas con diferentes tipos de problemas, incluidas disputas domésticas, escuelas
problemas de admisión o cuestiones de salud. Sin embargo, como suelen señalar los consejeros,
la mayoría de los problemas de sus electores tienen que ver con restaurar el suministro de agua a
sus hogares.
En el curso de la realización del trabajo de campo en 2007 y 2008, documenté varios
instancias generales de tales quejas en las oficinas de los concejales. Cuando la presión del agua
en sus líneas de servicio, los residentes generalmente se acercaron primero a los trabajadores sociales
concertar una reunión con el concejal de la ciudad. Porque las conexiones de agua estaban
compartido, y porque los concejales a menudo respondieron a sus reclamos más ex-
peditivamente, las mujeres se aseguraron de ir a la oficina del concejal como un "grupo".
"Cuando vamos en grupo, la policía se asusta", dijo una vez una mujer mayor.
me dijo al describir cómo ella y sus vecinos presionarían al estado de
ficiales para responder. Cuando van uno a la vez para resolver problemas, los residentes
a menudo informaron que los hicieron esperar durante largos períodos y luego los enviaron de regreso
sin que se realice ninguna acción. Yendo en un grupo, una multitud, un público, escuché
una y otra vez, fue un medio importante de obtener una audiencia justa. Esta
reunidos alternativamente suplicaron, exigieron y gritaron a los consejeros para que
el agua reaparece, como debería, para el “público” (usando la palabra inglesa). Ellos
hizo reclamos de agua basados ​en su parentesco o amistad con los favorecidos
por el concejal. Los concejales tomaron nota con frecuencia de sus quejas y transmitieron
al ingeniero hidráulico a cargo de su sala, a menudo en su próxima visita.
Ingenieros hidráulicos, reconociendo que la aprobación de sus contratos de obra
dependía de la buena voluntad de los concejales de la ciudad, encontraban con frecuencia formas
para resolver estos problemas. Al igual que los concejales, los ingenieros también reconocieron que su
no resolver el problema solo haría que las quejas fueran más vociferantes
ous. El público de la ciudad, después de todo, necesitaba agua no solo para vivir y votar, sino
también para permitir que los ingenieros hagan su trabajo sin interrupciones.
Comprender los procesos a través de los cuales los colonos han accedido
servicios de agua en la ciudad, frecuentemente me reunía con grupos comunitarios en el
tlements donde trabajé. Me encontré por primera vez con Sunita y Rajni tai cuando tenían
ven a conocer a Vishnu, su vecino y el jefe de Asha, uno de los muchos
centros comunitarios en el asentamiento. Sunita y Rajni tai vivían en un asentamiento
que tenía derecho legal a recibir agua a presión. Sin embargo, sus pipas ya no
ger entregó agua. Mientras hablaban con Vishnu sobre el problema, yo estaba
asombrado por la eficacia y familiaridad con la que cada uno sabía lo que
tuve que hacer. Colectivamente escribieron una carta con el membrete de Asha y llamaron a uno

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

162 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 161

figura 6.2 Conexión de servicio, Mumbai. Foto del autor.

de los trabajadores del concejal para concertar una reunión. Este fue el primer paso, aprendí
más tarde, en el proceso de obtener una nueva conexión de agua.
Cuando conocí a Sunita y Rajni en su centro comunitario unos meses después,
Me complació saber que, aunque tomó algún tiempo, el concejal finalmente
Ally acordó poner una nueva línea en el acuerdo. Armados con la carta de Vishnu, ellos
Se había reunido con el concejal de la ciudad para buscar su ayuda para resolver sus problemas de agua.
Al relatarme la reunión, Rajni tai dijo: "Le dijimos que no queremos
dinero. Nuestro voto vale un lakh de rupias [2.000 dólares estadounidenses]. Solo queremos usar
esa cantidad ahora. Porque no tenemos dinero. Así que puso la pipa [en] ".
Me sorprendió un poco la forma en que Rajni habló de su encuentro.
con el concejal. Rajni no consideró la reunión como un lugar donde,
como miembro de la sociedad civil, podría hablar del agua como un derecho. Pero tampoco
¿Habló de reunirse con el concejal como suplicante, como cliente solicitando
trato excepcional (o miembro de la sociedad política). Si ella era tan
explícita en la reunión como ella estuvo conmigo en nuestra entrevista, no puedo estar seguro.
Pero a través de nuestra conversación, ella entendió que el concejal estaba obligado
para darles una nueva línea. El concejal, explicó, dependía de sus votos.
por su puesto. No solo querían su permiso para tender la línea de flotación,
esperaban que él también financiara su adquisición e instalación.
Aquí Rajni articula una comprensión bastante mundana y transaccional
de ciudadanía, enmarcado en un reclamo de agua. Al hacerlo, nos recuerda

Un asunto público 163

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Página 162

cómo la problematización del gobierno y los programas de biopolítica son


articulado no solo por los gobernantes, sino también por los gobernados. En las semanas siguientes
ing, el concejal respondió. Puso la línea, pero no antes de desviarse
parte del agua resultante a otros componentes. En Mumbai, concejales
reconocen que su legitimidad se basa en su capacidad para prestar servicios de agua
vicios. "Agua, cuneta, pasaje", me decían los concejales, una y otra vez, cuando
Les pregunté sobre sus responsabilidades y su trabajo. Durante las elecciones, los concejos de la ciudad
Los cilindros prometen, una y otra vez, mejores servicios de agua en caso de que
elegido. Los colonos exigen y recuerdan estas promesas una vez finalizadas las elecciones.
La forma en que los colonos llaman la atención sobre las obligaciones morales del concejal,
para sostener su lado del intercambio, muestra cómo no solo los sujetos son
responsable a través de los lenguajes de los derechos y la justicia (Rose 1999), sino también
los líderes, dadas (grandes hombres) e ingenieros del sistema público de la ciudad. Como tal,
el público hidráulico no es sólo una población anónima de indiferenciados
ciudadanos portadores de derechos, ni es una población gobernada únicamente por
reconocimiento y excepción tarianos. Como los colonos trabajan para ser contados entre aquellos
merecedores de servicios legales de agua recordando a los concejales e ingenieros sus
promesas, el público hidráulico se constituye a través de lenguajes que saludan
entienden las nociones de justicia y ayuda, deber y obligación. Está constituido a través de un
conjunto de relaciones íntimamente conocidas y negociadas entre colonos, trabajadores sociales,
concejales, y los conductos que los conectan.
Tales reclamos políticos, hechos a través de los registros de patrocinio, parentesco y
ciudadanía, son políticamente potentes en “la mayor parte del mundo” (Chatterjee 2004). En
su trabajo sobre reclamaciones distributivas en el sur de África, James Ferguson ha sugerido
sugirió que tales reclamos son, en su base, reclamos políticos de justicia distributiva
que los defensores de los derechos y sus teóricos deben tomarse más en serio (ver también
Scott 1977):

Para quienes buscan construir una cultura de derechos, este aparente anhelo de
la autoridad de los padres sólo podría parecer una peligrosa reversión a la lógica
de los viejos tiempos del colonialismo y el apartheid. Sudafricanos, en este
vista, deben ser ciudadanos iguales que reclaman con orgullo sus derechos, no como niños
dependientes que buscan la protección de un padre. Pero en el estilo de la gente
como "como niños", la declaración se puede leer como una afirmación muy fuerte
sertión no sólo de la igualdad, sino también de una obligación social que vincula al Estado
y ciudadano. En ese sentido, de hecho, sentimientos de este tipo pueden proporcionar una
base para poderosos reclamos políticos basados ​en una obligación tan fundamental
que precede a cualquier derecho. . . . Después de todo, africanos del sur. . . tener siempre
sabe que las relaciones de parentesco como la descendencia son precisamente relaciones políticas

164 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 163

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

figura 6.3 Grupo de tuberías (públicos de tuberías). Foto del autor.

ciones, así como los antropólogos siempre han sabido que tales relaciones son
fundamental para las estructuras de distribución en todas las sociedades. (Ferguson 2013: 236)

En Mumbai, los reclamos de parentesco y patrocinio no solo se articulan con aquellos


de ciudadanía. La forma en que los colonos llaman la atención sobre las obligaciones de
el concejal y sus trabajadores muestra cómo no sólo los sujetos son
responsable a través de los lenguajes de los derechos y el parentesco, pero también los líderes,
dadas e ingenieros del sistema público de la ciudad.
Si bien los logros de Rajni y Sunita fueron significativos, fueron muy
consciente de que este logro, manifestado en la llegada de una pipa de agua, fue
temporal, voluble y reversible. En Mumbai, los servicios de agua se encuentran en un estado de
flujo constante. Ciclos hidrológicos anuales, fugas en la línea principal, cambios demográficos
grafica, las presiones de diversos distritos y el desarrollo de clusters no anticipado
Las operaciones obligan constantemente a los ingenieros de la ciudad a manipular el sistema de agua. Como
Como resultado, los ingenieros siempre cambian los tiempos, las presiones y la duración del suministro.
para mantener el sistema funcionando. Sin embargo, las tuberías no pueden conectar a todos los públicos,
e incluso cuando se extienden, son insuficientes para entregar presión
agua. Debido a la cuestión finita de la distribución, los servicios públicos aquí no pueden
extenderse continuamente por toda la ciudad hasta merecer (o exigir)
poblaciones sin apartarlas de otras. En la sección final del
capítulo, demuestro cómo, como la presión del agua está inversamente relacionada con la cantidad

Un asunto público 165

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 164

y la calidad de los materiales de las tuberías en la ciudad, los ingenieros deben negociar, en su
el trabajo cotidiano, la finitud del agua, la redundancia de las cañerías y la publicación inquieta
lics que claman y necesitan agua para vivir.
Tanto por razones legales como materiales, los colonos están particularmente sujetos a la
caprichos de la presión cambiante del agua en la ciudad. Se les permite conectarse
al sistema solo con tuberías delgadas que son especialmente propensas a romperse; además,
Los concejales frecuentemente desvían agua a otros electores, por lo que colonos como Rajni
y Sunita Tai con frecuencia encuentran que sus conexiones se secan periódicamente. Como colonos
demandan agua a presión a tiempo, y por más tiempo, sus demandas de un derecho

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

participación plena no solo aparecen en formularios, quejas o peticiones en las oficinas de


políticos y tecnócratas. También se congelan en las tuberías y válvulas de sus
localidades.

La materialidad de la presión
El concejal de un asentamiento diferente era muy consciente de la dificultad de su
los constituyentes tenían acceso al agua. Como sus electores, el concejal, viviendo
en el mismo asentamiento, también tenían las mismas dificultades de agua. Algunos residentes
sugeriría que los problemas del vecindario tenían que ver con el trabajo malicioso
de chaviwallas (hombres clave). A menudo llegaban tarde y no abrían las válvulas.
suficiente, me decían a menudo. Otros sugerirían que fue debido a una fuga.
principal de agua que había permanecido sin reparar durante años.
Con dificultades hídricas propias de la vida del asentamiento, el concejal
trabajó consistentemente con el departamento de agua de la ciudad para actualizar y reparar
isting líneas. Fundamentalmente, si bien este trabajo de reparación de tuberías era necesario, no
suficiente. No se puede obtener agua simplemente comprando, manteniendo y recuperando
emparejamiento de tuberías, ni se obtiene al calificar para los servicios de agua a través de
las normas y formas de regulación estatal. Quiero sugerir que aunque sea formal
la ciudadanía, muy a la manera de las tuberías de agua recién instaladas, puede ser aditiva
y ciudadanía acumulativa y sustantiva, aquí manifestada en agua a presión
ser dirigido a través de conductos estatales a los sujetos que lo merecen, generalmente se negocia
y distribuido. Necesita una presión material y social constante para mantenerse
(Anand 2011). Así, mientras el concejal había conseguido dirigir la reparación de
tuberías de agua de la ciudad, también necesitaba que el departamento de agua de la ciudad jugara con
la red existente, y para desviar el agua de otros barrios a su
propia, a través de nuevos arreglos de válvulas de agua y las chaviwallas que operan
les dijo.
Dos años después de asumir el cargo, el concejal logró efectuar una pequeña
cambio. El departamento de agua de la ciudad instaló una nueva válvula aguas abajo de Prem-

166 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 165

nagar y comenzó a cerrarlo durante una hora todos los días. A través de esta operación,
agua se acumuló en las casas de Premnagar, y sus residentes recibieron presiones
agua sudada entre las 3:30 y las 4:30 pm todos los días. Efectivamente, este arreglo
pronto llamó la atención de los residentes aguas abajo de la línea, quienes comenzaron a
recibir menos agua. En el transcurso de una semana, se congregaron regularmente alrededor
la válvula, literalmente evitando que las chaviwallas cierren la válvula en la
tiempo escrito. Se produjo un altercado y una sentada. Atrapado entre las necesidades
de los residentes de Premnagar y los que vivían río abajo, los ingenieros fueron
obligado a negociar un compromiso. Acordaron cerrar la válvula no por
una hora, pero solo treinta minutos al día. El acuerdo negociado fue un
recordatorio conmovedor no sólo de las formas en que el departamento de la ciudad no es el
única autoridad en el control de las tuberías de la ciudad, sino también de las formas en que
Las tuberías y válvulas de agua de la ciudad se convierten de manera constante y regular
reclamos cal, hechos por poblaciones urbanas diferenciadas.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Conclusión
Como han sugerido varios autores en este volumen (Appel et al .; Harvey;
von Schnitzler; Larkin), las infraestructuras son sitios prometedores para examinar el
imbricaciones de estética, racionalidades políticas, significado y materialidad
en todos los días de la vida. Espero haber demostrado cómo son las tuberías de agua de Mumbai
ubicaciones generativas para examinar las relaciones en curso entre los estados y
licas, ideologias y tecnicas. Pensar con la exposición generativa de Larkin sobre
forma, la tecnología hidráulica y el ser humano emergen en Mumbai a través de
acciones con un medio propicio. Cuando los ingenieros crean tuberías y
pero no puede controlar completamente el agua que fluye a través de ellos, sus prácticas
indican un mundo marcado por excesos materiales que escapan tanto al control humano
y repre sentación.
A pesar de este exceso, las prácticas diarias de chaviwallas, ingenieros y consejeros
Sin embargo, los cilindros materializan conexiones entre las leyes, políticas y
planes de la polis con los regímenes íntimos de aprovisionamiento en el hogar:
de cuándo llega el agua, por cuánto tiempo llega y quién debe recogerla. los
Las disputas políticas en torno a su operación revelan cómo el gobierno biopolítico
en Mumbai no sólo tiene lugar a distancia, ni a través de un gobierno autónomo.
individuos, sino a través de reuniones políticamente potentes en torno a la cuestión de
distribución de agua en la ciudad. Cuando los residentes protestan en el agua y sus alrededores
estructuras para obtener más agua, demuestran cómo la soberanía y la autoridad
son formas difusas de poder que se negocian tanto en las fronteras borrosas
entre el estado y el hogar, y también en los materiales, tuberías y válvulas de

Un asunto público 167

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 166

las infraestructuras de agua que las unen. Nos recuerdan que la infraestructura del agua
a menudo es difícil gobernar las empresas "a distancia". Estas formas de acceder al agua
demostrar cómo los regímenes biopolíticos alrededor del agua son al menos tan tirados y
arrastrados a los asentamientos por sus residentes a medida que se extienden desde el centro
de estados.
El agua se convierte constantemente en fuente y materia para la fabricación y el material.
ización de promesas y públicos de diversas formas. Residentes en el asentamiento de Mumbai
Los mentos reconocen correctamente en las tuberías de agua mundanas la promesa de un
forma de pertenencia urbana en algún momento del futuro. Para movilizar tuberías y el
tipos de vida que prometen, recuerdan y proclaman las promesas electorales que
los concejales municipales mejoran regularmente los servicios de agua. Sosteniendo electoral
promesas de tiempos pasados, exigen y negocian una infraestructura pública
que promete convertirlos en ciudadanos hidráulicos en el futuro. A través de estos
prácticas cotidianas de demanda de agua, el material vital se hace público,
primero como un “bien” distribuido por el Estado, y, segundo, como un asunto político que
reúne y constituye organismos públicos de la ciudad. Como cuerpo de género y clasificado
salen de sus casas para trabajar con los concejales de la ciudad, ingenieros de agua y
una variedad de otros extraños en la ciudad, su trabajo muestra cómo se hace el agua y
rehecho como asunto público: uno que no solo es necesario para la vida, sino que también
que las instituciones públicas se encarguen de su gestión diaria.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Como a mediados del siglo XIX, también a principios de la


veintiuno. Cuando las infraestructuras de agua se extienden hacia el asentamiento,
extender materialmente y constituir el estado hidráulico de la ciudad. Como tal, el estado
no solo existe antes de las infraestructuras de agua en la ciudad. También se trae
en existencia —como tuberías, regulaciones y distribuidor de bienes públicos— a través de
proyectos para ampliar las conexiones de agua a los asentamientos. El estado hidráulico es
extendido a través y debido a las fuertes demandas de un tipo particular de modelo
agua potable, un tipo particular de vida de la red que demandan los colonos en Mumbai.
Esta agua se convierte en un bien público, extendido y abastecido por un
autoridad estatal, una autoridad que distribuye cantidades diferenciadas de agua
a los habitantes de la ciudad.
La segunda forma en que el agua aparece como asunto público en la ciudad tiene que ser
hacer con los colectivos que reúne más allá del dominio privado en y como más
públicos conocidos. Los residentes no tratan tranquilamente y la provisión es insuficiente
y suministros desiguales de agua en el hogar, en privado. En un caso, las mujeres que viven
en Jogeshwari se reúnen y trabajan colectivamente para resolver sus problemas de agua. Por
trabajando con concejales, trabajadores sociales y fontaneros, los residentes constituyen
públicos por derecho propio, trabajando más allá de la esfera doméstica a través de
y con formas de socialidad extraña que son muy accesibles en la ciudad (ver

168 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 167

Hansen y Verkaik 2009). Los residentes de Mumbai se constituyen en


público doméstico, que es creado por vecinos, amigos y demás.
trabajadores ciales fuera de la casa, mientras se reúnen alrededor de tuberías y concejales para
resolver sus problemas de agua. Este público no es tan expansivo y desterritorializado
como los contra-públicos descritos por Michael Warner (2002), ni es un público
que solo se organiza y moviliza contra el Estado y el capital empresarial
(Habermas 1989). En cambio, este público aparece como una "comunidad de afectados",
un público constituido, recogido y recogido por las consecuencias compartidas
de distribución de agua en la ciudad. Es un público que, en el marco de Noortje Marres
ing, continúa constituyéndose como un problema de relevancia (Marres 2012). Como
los residentes trabajan para restaurar la presión del agua en sus hogares, no lo hacen ni ganan
contra el estado tanto como trabajan para pedir al estado que distribuya el asunto
de agua a sus hogares (cf. Althusser 1971).
Así, habiendo aprendido a acercarse a las autoridades de la ciudad con su agua
problemas —a través de peticiones colectivas y de género en las oficinas de los concejales—
Los residentes de los asentamientos de Mumbai estaban comprensiblemente ansiosos por los proyectos
para “mejorar” (léase: privatizar) proyectos de distribución de agua en la ciudad. Pub de la ciudad
licos, particularmente aquellos que viven en los asentamientos, han establecido un predecible
y práctica conocida (aunque también discrecional) de reclamar y exigir agua
en la ciudad a través de discretas reclamaciones en las oficinas de concejales e ingenieros.
A lo largo del proyecto de mejora, los consultores vieron estas silenciosas afirmaciones y
flujos discretos como fugas, una patología a erradicar mediante reformas liberales que
"liberaría" el sistema de la interferencia de concejales e ingenieros (y
su política). Sin embargo, en contraste, los residentes de los asentamientos se preguntaban en voz alta
cómo y ante quién pueden presentar quejas en el futuro si la ciudad

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

diversas autoridades de agua fueron despedidas. Argumento que parte de la razón


el proyecto de mejora no consiguió el apoyo de los propios residentes para
quienes decían estar trabajando era porque los proponentes de la privatización
ción no reconoció la vitalidad de las formas públicas del agua de una manera diferenciada
ciudad. Como resultado, la red de agua de Mumbai hoy continúa generando
públicos —comunidades de atención diferenciadas— que exigen el retorno del agua
en medio de (y desde) interrupciones mundanas y ordinarias en la vida cotidiana.
Sin embargo, las tuberías no pueden conectar a todos los públicos, e incluso cuando están
cuidados, son insuficientes para suministrar agua a presión. Debido a lo finito
cuestión de distribución, los servicios públicos aquí no pueden extenderse continuamente
en toda la ciudad a poblaciones merecedoras (o exigentes) sin
dibujándolos de otros. La presión del agua está inversamente relacionada con la cantidad
y la calidad de los materiales de las tuberías en la ciudad y, como tal, los ingenieros deben
consiguieron, en su trabajo diario, tanto la finitud del agua, la redundancia de la tubería,

Un asunto público 169

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 168

y los públicos inquietos que claman y necesitan agua para vivir. Como los públicos son
creado a través de las materialidades situadas y los diseños de la
red draulica, estas formaciones historicas revelan tanto la vitalidad del agua
y el trabajo de los funcionarios públicos como responsables de sus flujos. Compuesto de
funcionarios y tuberías, de bebederos y tanques, estos arreglos más que humanos
de la red hidráulica materializan formas perdurables aunque inestables cuya política
continúan importando después de su constitución (von Schnitzler 2016).
Las nuevas tuberías, las presiones renovadas y los tiempos comprometidos que autorizan
Todos los vínculos producen reconocer a algunos colonos y otros residentes como ciudadanos merecedores
zens de la ciudad. También producen al Estado como actor social y material en
la ciudad. Una vez instaladas, las tuberías y sus documentos asociados: facturas,
quejas y peticiones— son infraestructuras de compromiso. Se convierten
un asunto público para reclamos biopolíticos y justicia distributiva, revelando en todos
su obstinación. Son un proceso resiliente, aunque voluble y familiar a través del cual
Los colonos pasan a pertenecer a la ciudad y reclaman una parte "legítima", aunque desigual, de
sus recursos.

notas
1 La reforma neoliberal de los servicios estatales ha estimulado en los últimos años el debate, la discusión
sión y controversia en muchas partes del mundo. ¿Es el agua más justa y más inclusiva?
distribuidos de forma eficaz como un derecho público de ciudadanía o como un bien privado? Proy ectos para
privatizar la distribución de agua urbana ha estimulado protestas generalizadas en muchas partes
del mundo, incluidas Filipinas, Sudáfrica, India y Uruguay. Debates
sobre privatización y reforma neoliberal producen preguntas críticas no solo sobre
el papel del Estado, pero también sobre los bienes públicos, sus regímenes eficientes y equitativos
de la distribución y el papel del mercado. En estos debates, lo público y lo privado
son categorías que se utilizan y teorizan en una multiplicidad de formas. De hecho, el agua es, y
con frecuencia se convierte en un asunto público. Pero, ¿cómo es público? ¿Qué tipo de público y
La publicidad se produce a partir de la circulación del significado, la materialidad y la distribución del agua.
infraestructura de distribución? Me concentro en las formas en que las infraestructuras hídricas exigen
y producir vida pública.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

2 Por ejemplo, considere las operaciones mundanas del medidor de agua del cliente. El agua
El medidor es un dispositivo biopolítico donde los servicios públicos de distribución de agua “se encuentran”
sus responsabilidades privadas (von Schnitzler 2016). Como tal, el medidor de agua es una política
tecnología que "gubernamentaliza el estado" (Foucault 1991) al mismo tiempo que
marca el límite entre lo público y lo privado (Habermas 1989). Allí-
Por tanto, las formas en que la infraestructura hídrica distribuye y diferencia silenciosamente
residentes y su consumo de agua en las casas nucleares, podríamos argumentar, son
diseñado para impedir la formación de públicos y en su lugar producir y difundir una
tipicidad de intereses privados que reciben agua en casa, en privado (von Schnitzler,
este volumen).

170 Nikhil Anand

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 169

3 En una inspiradora y provocativa colección de ensayos, Bruce Braun y Sarah What-


más nos recuerdan que “tecnicidad. . . . no es simplemente un complemento de la vida humana. Más bien
es originario. . . El humano [siempre ha] hecho, fue hecho con este mundo”(2011:
xvii– xviii).
4 Sin embargo, los residentes que vivían donde yo trabajaba preferían el apoyo municipal tratado
capas, en parte porque creen que es una fuente de agua más limpia y moderna
(Anand 2012). Marcado con los lenguajes de mejora, pureza, consistencia y
claridad, la infraestructura de agua entubada impulsada por represas de Mumbai es una fuente de deseo y
cumplimiento en la ciudad, y marca formas importantes en las que los ciudadanos hidráulicos son
reconocida como tal (Anand 2011).

referencias
Althusser, Louis. 1971. Ideología y aparatos ideológicos del estado (notas hacia un
vestigación). En Lenin y la filosofía y otros ensayos . Nueva York: Revisión mensual
Prensa.
Anand, Nikhil. 2011. Presión: Las PoliTechnics del suministro de agua en Mumbai. Cultural
Antropología 26 (4): 542–564.
- - -. 2017. Ciudad hidráulica: Agua e infraestructuras de ciudadanía en Mumbai . Dur-
jamón: Duke University Press.
Arendt, Hannah. 1998. La condición humana. Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.
Aretxaga, Begoña. 2003. Estados enloquecedores. Revisión anual de antropología 32 (1):
393–410.
Bakker, Karen J. 2010. Privatizar el agua: el fracaso de la gobernanza y el agua urbana del mundo
crisis . Ithaca, Nueva York: Cornell University Press.
Barry, Andrew. 2013. Política material: disputas a lo largo del oleoducto . Nueva York: Wiley-
Blackwell.
Bennett, Jane. 2010. Materia vibrante: una ecología política de las cosas . Durham: Universidad Duke
sity Press.
Björkman, Lisa. 2015 . Políticas de tuberías, aguas en disputa: infraestructuras integradas de milenios
nial Mumbai . Durham: Duke University Press.
Braun, Bruce y Sarah Whatmore. 2011. Asunto político: tecnociencia, democracia y
vida publica. Minneapolis: Prensa de la Universidad de Minnesota.
Chatterjee, Partha. 2004. La política de los gobernados: Reflexiones sobre la política popular en
la mayor parte del mundo . Nueva York: Columbia University Press.
- - -. 2011. Linajes de la sociedad política: Estudios en democracia poscolonial . Nueva York:
Prensa de la Universidad de Columbia.
Cody, Francis. 2011. Públicos y política. Revisión anual de antropología 40: 37–52.
Collier, Stephen J. 2011. Social postsoviético: neoliberalismo, modernidad social, biopolítica .
Prince ton Nueva Jersey: Prince ton University Press.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Dossal, Mariam. 1991. Diseños imperiales y realidades indias: la planificación de Bombay City,
1845–1875 . Nueva York: Oxford University Press.
- - -. 2010. Teatro del conflicto, ciudad de la esperanza: Mumbai, 1660 hasta la actualidad . Nueva York:
Prensa de la Universidad de Oxford.

Un asunto público 171

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 170

Farooqui, Amar. 2006. Ciudad del opio: la creación de la Bombay victoriana temprana . Gurgaon:
Colectivo Tres Ensayos.
Fennell, Catherine. 2012. El museo de la resiliencia: conseguir un público comprensivo en
bienestar Chicago. Antropología cultural 27 (4): 641–666.
Ferguson, James. 2013. Declaraciones de dependencia: trabajo, personalidad y bienestar en
Africa del Sur. Revista del Real Instituto Antropológico 19 (2): 223–242.
Foucault, Michel. 1991. Gubernamentalidad. En El efecto Foucault: Estudios en gobiernos
ity , ed. Graham Burchell, Colin Gordon y Peter Miller, 87–104. Chicago: Universidad
sity of Chicago Press.
Gandy, Matthew. 2014. El tejido del espacio: agua, modernidad e imaginación urbana .
Cambridge, MA: mit Press.
Gupta, Akhil. 1995. Límites borrosos: el discurso de la corrupción, la cultura de la política
tics, y el estado imaginado. Etnólogo estadounidense 22 (2): 375–402.
- - -. 2012. Burocracia: burocracia, violencia estructural y pobreza en India . Durham:
Prensa de la Universidad de Duke.
Habermas, Jürgen. 1989. La transformación estructural de la esfera pública: una investigación sobre
una categoría de sociedad burguesa . Cambridge, MA: mit Press.
Hansen, Thomas Blom y Oskar Verkaaik. 2009. Introducción: Carisma urbano: On
mitologías cotidianas en la ciudad. Crítica de la antropología 29 (1): 5-26.
Ingold, Tim. 2012. Hacia una ecología de los materiales. Revisión anual de antropología 41 (1):
427–442.
Marres, Noortje. 2012. Participación material: tecnología, medio ambiente y cotidianeidad
públicos . Nueva York: Palgrave Macmillan.
Joyce, Patrick. 2003. El imperio de la libertad: el liberalismo y la ciudad moderna . Nueva York: Verso.
Rose, Nikolas. 1999. Poderes de la libertad: Reencuadre del pensamiento político . Cambridge: Cam-
Bridge University Press.
Rose, Nikolas y Peter Miller. 1992. El poder político más allá del Estado: problemáticas de
gobierno. Revista Británica de Sociología 43 (2): 173-205.
Scott, James. 1977. Política patrón-cliente y cambio político en el sudeste asiático. En
Amigos, seguidores y facciones: un lector en el clientelismo político , ed. Steffen W. Schmidt,
James C. Scott, Carl Landé y Laura Guasti, 123–146. Berkeley, CA: Universidad de
Prensa de California.
Scott, James. 1998. Ver como un estado: cómo ciertos esquemas para mejorar la condición humana
han fallado . New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale.
Star, Susan Leigh y James Griesemer. 1989. Ecología institucional, traducciones y
objetos límite: aficionados y profesionales en el Museo de Vertebrados de Berkeley
Zoología, 1907-1939. Estudios sociales de la ciencia 19 (3): 387–420.
von Schnitzler, Antina. 2016. Infraestructura de la democracia. Prince ton, Nueva Jersey: Prince ton
Prensa Universitaria.
Wade, Robert. 1982. El sistema de corrupción administrativa y política: riego del canal
ción en el sur de la India. Journal of Development Studies 18 (3): 287–328.
Warner, Michael. 2002. Públicos y contrapúblicos. Cultura pública 14 (1): 49–90.
Weintraub, Jeff Alan y Krishan Kumar. 1997. Lo público y lo privado en el pensamiento y la práctica:
Perspectivas sobre una gran dicotomía . Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.

172 Nikhil Anand

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542468/9781478002031-007.pdf

Página 171

PARTE III. Promesa

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542469/9781478002031-008.pdf

Página 172

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

Formas prometedoras: la estética política de la infraestructura


Brian Larkin

Las infraestructuras, como objetos técnicos, toman forma. Una vez que algo existe
digamos una carretera o una planta eléctrica, no estamos solo en el dominio de la materia sino de
conjuntos tecnológicos que se imponen a medida que se convierten en material
existencia. En el estudio de las infraestructuras, la forma es ubicuamente visible pero
ausente de la consideración analítica. Sin embargo, es la interfaz a través de la cual
los seres humanos se involucran con las tecnologías y es parte del intercambio recíproco
entre humanos y máquinas. La forma es, pues, una relación entre humanos y
tecnología, así como una cosa en sí misma, el medio donde la infraestructura y
reunión de usuario. No puede haber tcnica sin forma, sin embargo, est separada de esas
técnica, participando en una cadena paradigmática de relaciones con formas anteriores,
sus historias estéticas y los mundos epistémicos que las acompañan.
La forma nos lleva a la cuestión de la estética política, la forma en que la estética
ics, concebida en sentido amplio, establece una fuerza política que permite y cuestiona
diversos tipos de autoridad que circulan en el mundo. Las racionalidades po lticas son
modelado, hecho palpable y diseminado a través de semióticos concretos y
vehículos estéticos orientados a destinatarios. La teórica literaria Sianne Ngai, por
Por ejemplo, sostiene que existimos “en una cultura que nos aclama como sujetos estéticos
casi cada minuto del día ”(2012: 23). Esta dirección estética es tanto un
parte de una caja de distribución de electricidad, la maraña de cables tendidos a través de una calle, o
el sonido de un generador, ya que es un atributo de la literatura o del arte. Es seguramente
el caso de que las infraestructuras son conjuntos de materiales atrapados en la política
formaciones cuyo poder en la sociedad deriva de sus funciones técnicas. Pero
también operan estéticamente, y su dirección estética constituye una forma
de acción política que está vinculada, pero difiere de sus operaciones materiales.
Y la estética política es una forma en que podemos entender la promesa de
Infraestructuras.
Considerar la promesa de la infraestructura nos permite explorar las formas en
qué infraestructuras comprimen dentro de ellas diferentes operaciones y permite

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542469/9781478002031-008.pdf

Página 173

que nos centremos en las dimensiones no técnicas y técnicas de la infraestructura.


En otra parte (Larkin 2013), hablé de esto a través de la idea de la poética de
infraestructura, basándose en el famoso análisis de Roman Jakobson de los múltiples
funciones integradas en los actos de habla. Las infraestructuras comparten este compuesto
tura, el potencial para operar de diferentes formas y en múltiples niveles. A veces

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

son sus operaciones materiales las que dominan, la capacidad de proporcionar electricidad
energía, eliminar los desechos o crear un sistema para el movimiento de mercancías mediante la contención
ers. En otras ocasiones, como han dicho Achille Mbembe y Janet Roitman (1995)
dado, la función técnica de los proyectos de infraestructura (ya sea que operen o
no) está subordinado a su papel en la creación de un medio para transferir dinero público
en manos privadas. En otros puntos más, gobiernos, líderes y partidos financian
proyectos de infraestructura por su valor de signo, evidencia de la capacidad de los partidos de
los primeros dejaron de modernizarse al entrar en asociaciones público-privadas, o de
autoridades municipales para mostrar su compromiso con un medio ambiente verde
tal futuro, o de los estados para desarrollar la sociedad. En el primero de estos ejemplos, es
la naturaleza material de la infraestructura y su función técnica que es
supremo. En el segundo, la materialidad es una pantalla para el acuerdo financiero.
mentos que se esconden detrás de él y que transforman las cosas técnicas en económicas
cosas (Mbembe 2001). El último ejemplo enfatiza la dirección de infra-
estructura. Cuando la infraestructura opera en cada uno de estos modos, dibuja
juntos diferentes conjuntos de actores y genera tipos distintivos de políticas
efectos.
En este capítulo exploro la relación entre infraestructura y política
estética. Me concentro en las formas en que las infraestructuras se dirigen a las personas
mover cosas, cómo están compuestas tanto de forma como de materiales. Infraestructura
turas participan en lo que Jacques Rancière (2006; 2009) llama poiesis , la
acto de traer algo a la existencia en el mundo creando una forma de hacer
y hacer, y aístesis , cómo esas cosas producen modos de experiencia sentida
ence. Estas cualidades definen las infraestructuras tanto como los objetos de arte, por
las infraestructuras son siempre objetos fantásticos y técnicos. Ellos estan hechos
del deseo tanto como el hormigón o el acero y separar estas dimensiones es
perderse las poderosas formas en que son importantes para nuestro mundo.
Las infraestructuras, como ha argumentado Stephen Kern (1983), contribuyen a nuestro sentido
de estar en el tiempo, sentirse apartado del fluir de la historia, apegado al pasado,
aislado en el presente, o corriendo hacia un futuro. 1 Se dirigen a la gente
que los utilizan, estimulando emociones de esperanza y pesimismo, nostalgia y
padre, frustración e ira que constituyen la promesa (y su fracaso) como una emoción
fuerza política y política (ver Gupta; Harvey; y Schenkel, este volumen). Ellos
expresar formas de regla y ayudar a constituir sujetos en relación con esa regla,

176 Brian Larkin

Descargado de https://read.dukeupress.edu/books/chapter-pdf/542469/9781478002031-008.pdf

Página 174

basándonos en esas medidas de esperanza y pesimismo para ganar fuerza. La estética también es
parte de la vida ambiental a la que dan lugar las infraestructuras: las formas táctiles en
que escuchamos, olemos, sentimos mientras nos movemos por el mundo. Estética política
se refiere tanto a estas cualidades representativas como a las vivenciales. En vez de una
dividido entre lo material y lo discursivo, o lo no humano y lo humano,
La estética política sutura el material y la figura, mostrando cómo ambos son
comprometidos en un intercambio recíproco constante. Ellos hacen la distribución de la regla
visible como acto estético. Esta es la razón por la que las infraestructuras suelen ser objetos alrededor
que confluyen debates políticos. Son puntos reflexivos donde el presente
el estado y las posibilidades futuras del gobierno y la sociedad se ponen a disposición del público

https://translate.googleusercontent.com/translate_f[08/10/2020 02:03:13 p. m.]


Este libro comenzó como un seminario avanzado en la Escuela de Investigación Avanzada (sar) en Santa Fe, Nuevo México. Agradecemos a Nicole Taylor

evaluación. La promesa de infraestructura se refiere a este pacto político, y


La estética política hace visible la promesa gubernamental de infraestructura como
una cosa reflexiva, políticamente cargada.

Materialidad
El creciente interés por la infraestructura en las ciencias sociales y las humanidades es parte
del giro más general hacia la materialidad (Latour 1993; Bennett 2010; Coole
y Frost 2010). A menudo se considera que la materialidad es el 'fundamento' de un objeto, su
condición originaria más básica antes de que el objeto sea atrapado en niveles más altos
els de significado discursivo. Adrian Mackenzie (2002), por ejemplo, divide el
análisis de la tecnología en "capas". Una capa es un orden superior de significado en
qué tecnología se trata como una entidad discursiva históricamente situada que representa
enviando ideas como el progreso o la civilización. Para Mackenzie, sin embargo, hay
una segunda capa más fundamental que "se resiste firmemente a la reducción a los discursos"
(2002: 5).
En este nivel, la tecnología, argumenta Mackenzie, es la condición previa para pensar.
ing, representar y dar sentido, no un epifenómeno de ello. Hay un
relación causal en la que lo técnico es autónomo y anterior a la
discursivo que condiciona. Thomas Lemke resume esta posición: “El
El giro material critica la idea del mundo natural y los artefactos técnicos como
mero recurso o materia prima para el progreso tecnológico, la producción económica