Está en la página 1de 1

Estrenada el 16 de diciembre de 1669, Británico (Britannicus) es la segunda de las

grandes tragedias del dramaturgo francés Racine. Por primera vez, el autor usa un
tema procedente de la historia romana. El emperador Claudio tiene un hijo llamado
Británico. Se casa en segundas nupcias con Agripina la Menor y adopta a Nerón, hijo
de un matrimonio anterior de Agripina. Nerón fue el sucesor de Claudio. Gobierna el
Imperio con prudencia en el momento en el que se inicia la tragedia. Racine nos
relata el instante mismo en el que se ve la auténtica naturaleza de Nerón: su
repentina pasión por Junia, prometida de Británico, le mueve a liberarse del
dominio de Agripina y a asesinar a su hermanastro.

Racine se sitúa en esta obra en el terreno favorito de su gran rival, Corneille, y


compone esta tragedia romana y política, inspirándose en Tácito. Pero
contrariamente a lo que hace Corneille, Racine se interesa poco por la política. La
historia sirve como telón de fondo para poder usar personajes aristocráticos
lejanos.

Como suele ocurrir con las obras de Racine, Nerón se ve empujado no tanto por el
temor a ser derrocado por Británico como por una rivalidad sentimental. El deseo
que siente hacia Junia está teñido de sadismo hacia la joven y hacia todo lo que
ella ama. Agripina es una madre posesiva que no acepta perder el control que tiene
de su hijo y del Imperio. Británico, a pesar de ser quien da nombre a la obra es un
personaje menor con respecto a los otros dos. La obra no se centra sobre los
inocentes, sino sobre los verdugos

El éxito de esta obra ha sido progresivo. Británico es hoy la segunda obra de


Racine más representada en la Comédie Française tras Andrómaca, y una de las más
estudiadas en los institutos francófonos.

Argumento
Acto I. Agripina siente temor por el actual comportamiento de Nerón: su hijo acaba
de raptar a Junia en plena noche y quizás se vuelva ahora contra Británico, o
incluso contra ella. Británico confiesa su desazón a Narciso.
Acto II. Nerón confiesa a Narciso como se originó su deseo por Junia. Narciso le
anima a deshacerse de su esposa Octavia. Para hacer sufrir a Británico, Nerón
organiza un encuentro entre los dos enamorados, obligando a Junia a que se muestre
insensible.
Acto III. Agripina se da cuenta de que está perdiendo la influencia sobre su hijo.
Junia confiesa a Británico que aún le ama. Aparece Nerón y arresta a ambos jóvenes.

Británico envenenado.
François Chauveau.
Edición de 1675.
Acto IV. Agripina llega para recordar a Nerón que es emperador gracias a ella.
Luego Burro intercede en favor de Británico. Neron parece ceder, pero Narciso le
incita a que haga morir a su hermanastro.
Acto V. Británico decide visitar a Nerón para culminar su reconciliación. Nerón le
sirve una copa envenenada y Británico muere. Junia ingresa entre las Vestales.
Enlaces externos