Está en la página 1de 3

Phylum Chordata.

Subphyla Urochordata y Cephalochordata

INTRODUCCION
El Phylum Chordata comprende alrededor de 50 000 especies distribuidas en tres
subphyla: Urochordata (tunicados), Cephalochordata (anfioxos) y Vertebrata
(craneados).
Los miembros de los subphyla Urochordata y Cephalochordata, organismos
deuterostomados y enterocelomados, presentan una notocorda, un cordón
nervioso
dorsal y hendiduras branquiales en la faringe, presentes durante el desarrollo
embrionario
o en la fase adulta.
El Subphylum Urochordata comprende alrededor de 2 000 especies de
organismos
marinos, sésiles, solitarios o coloniales en estado adulto, y de vida libre en fase de
larva.
Su cuerpo está envuelto por una capa secretada llamada túnica, por la cual se
denominan
tunicados. La faringe presenta un endostilo y hendiduras branquiales utilizadas
para la
alimentación e intercambio gaseoso, respectivamente. Son organismos
hermafroditas
con reproducción sexual y asexual (gemación). Comprende tres clases:
Ascidacea,
Thaliacea y Larvacea.
En la clase Ascidacea se incluyen organismos solitarios (Ascidiae simplices) y
coloniales (A. compositae y Ciona intestinalis) con el cuerpo en forma globosa y
con dos
aberturas, el sifón inhalante o boca y el sifón exhalante o atrioporo (Fig. 1). En la
etapa
adulta carecen de notocordio y tubo nervioso dorsal

Su aparato digestivo está formado por la boca, una faringe perforada por las
hendiduras
branquiales (Fig. 2), cuyos cilios producen corrientes de agua hacia el atrioporo y
que
contiene el endostilo, formado por tres hileras de células mucosas ciliadas que
engloban
partículas de alimento, las conducen al esófago y estómago y posteriormente al
intestino
y al atrioporo. Presentan un corazón situado debajo de la faringe del que salen
vasos
hipobranquiales que irrigan a la faringe y vasos viscerales que irrigan a todo el
cuerpo.
El sistema nervioso está formado por un ganglio globular suprafaríngeo, del cual
salen
nervios que inervan todo el cuerpo.

Las ascidias son hermafroditas, con las gónadas ubicadas cerca del intestino, y
que
se comunican al exterior por medio de conductos que se abren al atrioporo o sifón
exhalante. En las formas coloniales la fecundación es interna, con desarrollo
indirecto
a través de una larva de vida libre (Fig. 3), con una cabeza de forma oval que
carece
de un aparato digestivo completo y solo posee una boca y una faringe, ésta última
con
un par de hendiduras branquiales, y una larga cola donde se encuentra el
notocordio y
el tubo nervioso dorsal. La longevidad de la larva es de uno o dos días, y se fija
por
medio de una ventosa al substrato para transformase en una ascidia adulta.
También
se reproducen asexualmente por gemación, produciendo yemas formadas por el
tejido
epidérmico.

La clase Thaliacea está constituida por organismos pelágicos de vida libre como
los
barrilitos (Doliolum sp.) y las salpas. Su cuerpo posee bandas circulares de tejido
muscular,
que al contraerse expulsan el agua y avanzan por reacción. La túnica es
transparente.
La boca se encuentra en un extremo y el atrioporo en el extremo opuesto.
Presentan
alternancia de generaciones, con reproducción asexual por gemación,
produciendo
zooides que son formas sexuadas. Producen bioluminiscencia cuando son
estimulados
por el oleaje del mar.
La clase Larvacea o apendicularias son tunicados neoténicos que forman parte del
plancton marino. Se alimentan de flagelados del nanoplancton. El cuerpo está
formado
por una cabeza que contiene la boca y la faringe con dos hendiduras branquiales y
el
endostilo, así como una cola larga que se utiliza para la alimentación, la
locomoción y
la secreción de una sustancia mucosa que produce la epidermis. La cola larga se
encuentra sostenida por el notocordo con 20 células y el cordón nervioso hueco
con
engrosamientos ganglionares. Este organismo es semejante a las larvas de las
ascidias
y es muy probable que las apendicularias derivaron de las ascidias sésiles.