Está en la página 1de 12

Boletin Santiago Apóstol

Boletín Mensual Año 2, nº2


PRIORATO "SAN EZEQUIEL MORENO DÍAZ" Carrera 17, 36-10, Barrio Teusaquillo Santa Fe de Bogotá.
Iglesia “SAGRADOS CORAZONES Capilla “SAN JOSÉ”
DE JESÚS Y DE MARÍA” Calle 20 nº 25-35
Carrera 18 nº 35-33 Barrio San Francisco.
Barrio Teusaquillo. Bucaramanga.

ABRIL

¿QUIÉN COMO DIOS?

13 DE ABRIL
SAN HERMENEGILDO
Mártir

LOS EJERCICIOS DE SAN IGNACIO


Una luz en nuestros días
BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NoviEmbRE 2014 1
EDITORIAL

¿QUIÉN COMO DIOS?


Por el R.P. Francisco J. Jiménez

C
UANDO EL DEMONIO intentó había un estanque bastante profundo de
convencer a San Miguel Arcangel agua helada; hace la señal de la cruz y se
de que se uniera a él y a sus arroja en él, quedando, como es fácil
secuaces le hizo la propuesta que ya suponer, aterida de frío. Seguro que se
bien conocemos: "No sirvas a Dios". Y San hubiera ahogado si una mano invisible no
Miguel le dio la respuesta que nosotros la hubiera ayudado, sacándola del agua y
debemos de repetir cuantas veces seamos haciéndole reaccionar de baño tan
tentados por el ángel infernal: "¿Quién peligroso. También por este lado emuló
como Dios? ¡Nadie sólo Dios!" Gema el generoso ardimiento de los más
Y recordemos que es a los que están de famosos atletas de la hagiografía cristiana,
pie, a los que quieren ser buenos servidores conquistándose el glorioso título de heroína
de Nuestro Señor, a los que busca hacer de penitencia.”
caer el demonio, como decía San Antonio Recordemos que San Pedro de
de Padua: “Hijo mío, si te pones al servicio Alcantara se apareció después de morir a
del Señor, prepara tu alma para la Santa Teresa de Jesús y le dijo: "Bendita
tentación.” Penitencia que tanta gloria me ha
Hay veces que nosotros mismos somos concedido."
los que nos ponemos en el peligro, los que
nos acercamos al demonio poniendonos en
la ocasión de ofender a Nuestro Señor. Por
eso el primer remedio contra la tentación
es huir de la ocasión, la VIGILANCIA.
Un segundo remedio es el mortificar
nuestro cuerpo, tratandole, como decía San
Francisco de Asís, de hermano burro.
Contaba el P. Germán, director esiritual de
Santa Gema Galgani, en la vida de la Santa:
“Un día al levantarse de la mesa se presentó
el demonio en la forma sucia y fea que tenía
de costumbre y lleno de cólera la amenazó
diciéndole que de todos modos la vencería.
La púdica doncella palideció; alzó los ojos y
las manos al Cielo y sin más reflexionar
corrió desalada al jardín de la casa en el que

2 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014


carta a los Corintios, y luego nos interroga esta regla es el termómetro de nuestra do-
diciendo: “Juzgad vosotros mismos: ¿Es pro- cilidad a las enseñanzas de la Iglesia, de
pio de que la mujer rece a Dios con la cabeza nuestra obediencia para con Dios, del desa­
descubierta?”. Pero igual nosotros sabemos pego de nuestros principios, de la muerte de
más que San Pablo y por eso NI CASO LE nuestro amor propio. Solo les diré las pala-
HACEMOS. Pero viene la Iglesia y nos repite bras del libro del Deuteronomio donde se
en su Derecho Canónico: “... las mujeres han dice, y es Dios quien habla: “La mujer no se
de tener la cabeza cubierta y vestir con modes- vestirá como hombre, ni el hombre se vestirá
tia, sobre todo cuando se acercan a comulgar”, como mujer. Aquél que lo hiciere será abo-
y es como si no dijera NADA. minable delante del Señor, tu Dios” (Deut.
XXII, 5). ¡¡MÁS CLARO EL AGUA!!
Lo mismo pasa con la modestia en el
vestir, y esto es para los varones y las mu- Son órdenes concretas de nuestros ca-
jeres, tanto dentro como fuera de la iglesia pitanes; desobedecerlas puede traer graves
(aunque sea en internet, en los blogs de fo- consecuencias para el destino eterno de
tografías, uno también debe ser modesto). nuestras almas en esta guerra, y sólo tene-
La Iglesia lo dice claramente: “Las mujeres mos un alma y no debemos desaprovechar-
vistan en todas partes traje modesto, sobre- la. Si queremos estar seguros de la victoria
todo como enseña el Apóstol, cuando asistan debemos seguir el camino trazado por los
a la Iglesia: en ese caso, conforme manda el santos y la Iglesia... en tres palabras: SER
canon 1262, § 2, si osaren entrar en la iglesia VERDADEROS TRADICIONALISTAS.
vestidas de ropas inmodestas, sean prudente-
Reciban mi bendición sacerdotal.
mente apartadas e impedidas de participar
en cualquier función” (S. Congregación del
Concilio 12-1-1930).
Y lo último que tanto cuesta sacar de
nuestras jóvenes, y no tan jóvenes, es la
“moda” de los pantalones. El respeto de
R.P. Francisco J. Jiménez

BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014 3


SOCORRAMOS A LAS
ALMAS AFLIGIDAS
E
ntramos en el mes de noviembre, Dei requiscant in pace.
mes que nuestra Santa Madre Iglesia Amen”, es decir: “Que
lo dedica a ofrecer oraciones y sacri- las almas de los fieles
ficios por los hijos que han llegado ya a la difuntos por la miseri-
eternidad, pero aún no han conseguido la cordia de Dios descan-
plena felicidad; todavía no ven cara a cara a sen en paz. Amén”.
Dios, su Creador.
Uno de los ser-
Para presentarse ante la Majestad Divina mones que predicó
deben estar completamente puros, limpios, Nuestro Señor Jesu-
no sólo de todo pecado, incluso venial, sino cristo durante su vida
también deben haber pagado toda la pena pública fue sobre las
que merecieron por esos pecados. bienaventuranzas que,
como dice el Catecismo, son unas máximas
Es así que las almas que tienen todavía
o frases en las que el Divino Maestro llama
alguna deuda con Dios, la pagan en el Pur-
bienaventurados y promete felicidad tempo-
gatorio, que es el lugar donde son purifica-
ral y eterna a los que las practican. Una de
das con terribles tormentos, como nos lo
ellas dice: “bienaventurados los misericordio-
enseña el Catecismo.
sos porque ellos alcanzarán misericordia”, y
Las pobres almas encerradas en esa cár- una de las maneras que tenemos de practicar
cel de tormentos ya no pueden merecer; misericordia es rogando a Dios por los vivos
sólo les queda esperar de los que aún viven y los difuntos; es una de las siete obras de mi-
en este mundo, que se apiaden de ellas ofre- sericordia espirituales.
ciéndoles sufragios.
Tomemos el propósito firme de rezar
La mejor manera de aliviar a las almas más intensamente en este mes de noviem-
sufrientes es hacer rezar misas por ellas. La bre por las benditas almas; tengamos pre-
Santa Iglesia bien lo sabe, y es por eso que sente que algún familiar querido puede es-
cada sacerdote el día 2 de noviembre celebra tar sufriendo y pidiendo nuestra ayuda.
3 misas de difuntos; y en todas las misas que
¡Qué consuelo tendremos en el Cielo sa-
se celebran durante el año, el sacerdote reza
biendo que Dios hizo entrar en el Paraíso a
el “Memento de los difuntos”, en el que pide
un alma gracias a nuestras oraciones!
por aquellos “que nos han precedido con el
signo de la fe y duermen el sueño de la paz”. Pidamos a la Santísima Virgen María,
De las ocho horas canónicas que el sacerdote que es consuelo de los afligidos, que redima
reza cada día, siete terminan de la siguiente a la mayor cantidad de cautivos en la cárcel
manera: “Fidelium animæ per misericordiam del Purgatorio.

4 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014


D E V O C I O N A R I O C A T Ó L I C O

ORACIONES POR LOS DIFUNTOS


Sé devoto de las Almas del Purgatorio. Por todos los difuntos
Reza, por lo menos, tres Padrenuestros por
el alma más abandonada del Purgatorio, por Oh Dios, Creador y Redentor de to-
la que más padece en el Purgatorio y por la dos los fieles, conceded a las almas de
que más tiempo ha de estar en el Purgatorio. vuestros siervos y siervas la remisión de
todos sus pecados, para que por las hu-
Por los padres mildes súplicas de la Iglesia, alcancen el
perdón que siempre desearon. Por nues-
Oh Dios, que nos mandasteis honrar
tro Señor Jesucristo. Amén.
a nuestro padre y a nuestra madre, sed
clemente y misericordioso con sus al-
mas; perdonadles sus pecados y haced Visita al cementerio
que un día pueda verlos en el gozo de la Yo me postro sobre esta tierra don-
luz eterna. Amén. de reposan los restos mortales de mis
queridos padres, parientes, amigos, y
Por los parientes y amigos todos mis hermanos en la fe que me han
precedido en el camino de la eternidad.
Oh Dios que concedéis el perdón de
Mas ¿que puedo hacer yo por ellos? ¡Oh
los pecados y queréis la salvación de los
divino Jesús, que padeciendo y murien-
hombres, imploramos vuestra clemencia
do por nuestro amor nos comprasteis
en favor de todos nuestros hermanos, pa-
con el precio de vuestra sangre la eter-
rientes y bienhechores que partieron de
na vida; yo se que vivís y escucháis mis
este mundo, para que, mediante la inter-
plegarias y que es copiosísima la gracia
cesión de la bienaventurada Virgen María
de vuestra redención. Perdonad, pues
y de todos los Santos, hagáis que lleguen
oh Dios misericordioso, a las almas de
a participar de la bienaventuranza eterna.
estos mis amados difuntos, libradlas de
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
todas las penas y de todas las tribula-
ciones, y acogedlas en el seno de vues-
Por un difunto tra Bondad y en la alegre compañía de
Haced, oh Dios omnipotente, vuestros Ángeles y Santos para que, li-
que el alma de vuestro siervo (o sierva) bres de todo dolor y de toda angustia,
[se dice el nombre] que ha pasado de este os alaben, gocen y reinen con Vos en el
siglo al otro, purificada con estos sacri- Paraíso de vuestra gloria por todos los
ficios y libre de pecados, consiga el per- siglos de los siglos. Amén.
dón y el descanso eterno. Amén.

BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014 5


NUESTROS DOGMAS:

PURGATORIO Por Mons. Dr. Audino Rodríguez y Olmos

E
n el cielo todo es puro y perfec- Purgatorio, consecuente con su doctrina de
to. El alma que deja su envoltura ma- que el hombre es justo, totalmente justo por
terial, lleva adherido muchas veces el hecho de que Cristo esconde los pecados
el polvo del camino: los pecados veniales. del protestante, cuando el protestante confía
Otras veces tiene pendiente aún la pena con- en Cristo. Pero una cosa es ser consecuente
traída, y esto ocurre, porque cuando Dios con los propios prejuicios y otra cosa es ser
borra el pecado grave del alma conmuta la consecuente con la verdad. Vamos, pues, a
pena eterna en que habíamos incurrido por detenernos un instante en la demostración
una pena temporal. Esta pena debe ser sa- de la verdad.
tisfecha. Si ello no ha ocurrido en esta vida,
La doctrina del Purgatorio está lumino-
queda la deuda pendiente. Por esto existe el
samente expresada en el libro II de los Ma-
Purgatorio, que viene a ser así un estado de
cabeos, c. XII, v. 43 y sig. He aquí el texto:
tránsito hacia el cielo.
«Y habiendo recogido (Judas) en una colecta
Nada sabemos de la naturaleza de las que mandó hacer, doce mil dracmas de plata,
penas del Purgatorio. Sabemos sí que pue- las envió a Jerusalén a fin de que se ofreciese
den ser socorridas las almas que allí están un sacrificio por los pecados de estos difun-
detenidas por nuestros actos satisfactorios. tos, teniendo, como tenía, buenos y religiosos
Los méritos de Jesucristo circulan por todo sentimientos acerca de la resurrección (pues
el cuerpo de los redimidos, que es el cuerpo si no esperara que los que habían muerto
místico de Cristo. Miembros de Jesucristo habían de resucitar, habría tenido por cosa
son los bienaventurados del cielo, como los superflua e inútil el rogar por los difuntos);
que están detenidos en el Purgatorio, como y porque consideraba que a los que habían
los que aun luchamos en el mundo las ba- muerto después de una vida piadosa, les es-
tallas de Dios. Hay intercambio de satisfac- taba reservada una grande misericordia. Es,
ciones y méritos, que no son sino los mis- pues, un pensamiento santo y saludable el
mos méritos de Jesucristo que asimilamos y rogar por los difuntos, a fin de que sean libres
hacemos florecer. Los que están en el Pur- de sus pecados». Aquí no hay lugar a duda.
gatorio no pueden merecer, porque con la Los que han llevado una vida piadosa, y por
muerte termina el tiempo de merecer. Pero consiguiente han muerto en gracia, pueden
nosotros lo podemos, y Dios acepta nues- ser librados de los pecados, cuya pena no
tras satisfacciones por aquellas almas que está aún satisfecha, por los sufragios de los
no pueden hacerlo. fieles. Esto no se refiere al infierno. Tampo-
co al Paraíso. Luego existe un lugar transito-
Esta doctrina es clara y consoladora.
rio de expiación. Y éste es el Purgatorio.
Pero el protestante niega pertinazmente al

6 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014


Señor; pero después de “haber sufrido daño”
y “como quien pasa por el fuego”. Ahora bien,
¿qué pena es ésta que el Apóstol supone co-
nocida por aquéllos a quienes escribe? No
se trata de los condenados, pues éstos no se
salvan. No se trata de los perfectos, pues és-
tos no padecen daño alguno después de su
muerte, ni llegan al cielo como quien pasa
por el fuego. Se trata entonces de la doctri-
na de la expiación en el Purgatorio, que el
Apóstol no explica porque la presupone.
Pero el protestantismo recusa la auto- Notad que cuando hablamos a base de
ridad del libro de los Macabeos, al cual no una verdad conocida, que está en la mente
tiene por libro inspirado. Pues bien: aun así de los interlocutores, y que no expresamos
subsiste la fuerza del argumento. En efecto: precisamente porque ella está sirviendo de
quedaría por lo menos como cosa induda- base a nuestro razonamiento, en este caso,
ble la fe del pueblo judío en el Purgatorio. la verdad, en función de la cual estamos ha-
Jesús conocía perfectamente esta creencia blando, tiene tanto valor como aquello que
de su pueblo. Y puesto que vino a enseñar la explícitamente afirmamos.
verdad, de ser falsa esta creencia, la hubiera
Por estos motivos, pues, la Iglesia uni-
denunciado como tal. Pero, lejos de eso, no
versal de todos los siglos, desde los tiempos
solamente no la excluye, sino que la presu-
de los apóstoles, enseñó la doctrina del Pur-
pone en su predicación. Hablando del pe-
gatorio y de los sufragios, lo que reconoce
cado contra el Espíritu Santo dice que «no
Calvino cuando dice: «Hace más de mil tres-
será perdonado ni en esta vida ni en la otra»
cientos años que existe el uso de hacer sufra-
(Mat. XII, 32). Presupone entonces, junta-
gios por los difuntos» (Ins., 1.3, c. 5).
mente con sus oyentes, que en la otra vida
hay perdón para algún género de faltas. Y si no existiera el Purgatorio, ¿ qué so-
lución quedaría al problema? Por una parte
Igualmente, San Pablo, en su carta I a
nadie entra en el cielo si no es perfectamen-
los Corintios (III, 11 y sig.) habla de dos ca-
te puro. «No pondrá su planta –dice Isaías–
tegorías de hombres que se salvan porque
hombre manchado». Por otra parte es cosa
edificaron sobre el único fundamento, que
cierta que el infierno es castigo tan sólo de
es Cristo. Son los primeros los que hicieron
los que murieron en pecado mortal. ¿Qué
obras perfectas, a las cuales el Apóstol com-
será, pues, de los que murieron manchados
para con el oro y las piedras preciosas. Son
por pecados veniales y de los que no han sa-
los segundos los que a la obra buena mez-
tisfecho aún su deuda en este mundo?
claron imperfecciones y pecados veniales,
que el Apóstol compara con la madera, el La Bondad de Dios hizo el Purgatorio.
heno y la hojarasca. Afirma, pues, San Pablo No le quitemos sus atributos ni cercenemos
que éstos también serán salvos en el día del su verdad.

BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014 7


La Madre de Dios es
madre de las almas
del Purgatorio
«Yo soy la madre del bello amor...
y de la santa esperanza» (Ecli. 24.24)

C
on este bello título se dio un coro de vírgenes, entre ellas las Santas
a conocer a Santa Brígida la misma Cecilia, Inés y Águeda, preparaban un gra-
Reina de los cielos. «Ego sum –dijo– ciosísimo solio a la Madre de Dios, la cual,
Mater omnium qui sunt in Purgatorio: quia acompañada de ángeles y de cierto número
omnes pœnæ quæ debentur purgandis, prop- de bienaventurados, se dejó ver muy luego y
ter preces meas mitigantur» (Revel. 1. 4, c. ocupó el preparado trono. La majestad que,
138): “Yo soy la madre de todos los que están templada con celestial dulzura, aparecía en
en el Purgatorio, porque mis súplicas alivian el semblante de la gran Señora, al paso que
sus penas”. Y en verdad que si los santos que llenaba de gozo a los ángeles, a los santos y a
gozan de Dios pueden aliviar con sus ora- las vírgenes, los tenía también en reverente
ciones a los que padecen en aquel lugar de y obsequioso silencio. Cuando he aquí que
dolor, ¿quién se atreverá ni aun a sospechar comparece una mujer pobremente vestida,
que esta prerrogativa no competa en grado pero abrigada al mismo tiempo con una es-
eminente a la Reina de todos los Santos? clavina de precio. Postrose humildemente
Refiere San Pedro Damiano (Opuse. 34, a los pies de la Santísima Virgen, y con las
part. 2 cap. 3) la aparición de un alma del manos en actitud suplicante empezó a decir
Purgatorio, la cual aseguró que en la fiesta llena de ternura: “Madre de las misericor-
de la Asunción libraba la Santísima Virgen dias, os ruego por vuestra piedad maternal
más almas del Purgatorio que habitantes que os compadezcáis del pobre Juan Patricio,
tiene Roma. Añade además lo que ocurrió a muerto poco ha. ¡Padece tanto en el Purgato-
un sacerdote, a quien fue concedido ver una rio!...”. Por tres veces, y siempre con acento
admirable escena en la Basílica de Santa Ce- más interesante, repitió la súplica, sin me-
cilia, y pasó de esta manera: recer respuesta alguna. Ella, entretanto, sin
Pareciole que despertándole un amigo, desanimarse y alzando más la voz, añadió:
muerto poco antes, le rogaba que le acom- “Bien sabéis, ¡oh piadosísima Señora!, que
pañase, y le condujo al templo de Santa yo soy aquella pobre que pedía limosna a la
Cecilia, donde habiendo entrado vio que puerta de vuestra Basílica mayor, donde pa-

8 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014


saba buenos fríos durante el invierno, pues drón de espíritus infernales, y en medio de
no tenía otro abrigo que el de estos harapos ellos el reo Juan Patricio, duramente atado
que ahora llevo, y que llegando Juan y pidién- con diabólicas ligaduras. Mandó entonces
dole limosna en vuestro nombre, en ocasión que rompiéndole las cadenas le dejasen en
justamente que me veía tiritar de frío, se qui- libertad, para que pudiera reunirse a los
tó esta esclavina de sus hombros y me abrigó bienaventurados. Obedecieron, y desapare-
con ella: tanta caridad hecha por amor vues- cieron. Juan, incorporado al sagrado coro,
tro merece alguna indulgencia”. se vio envuelto de una celestial nube, des-
apareciendo así a los ojos del buen sacerdo-
La Madre de misericordia, para cuyas
te. Tal impresión hizo a éste aquella visión,
entrañas era ya mucho hacer repetir tanto
que en lo que le duró la vida no cesó de pre-
una súplica, mirando a la suplicante dijo:
dicar: «Quanta esset clementia Beatissimæ
“El hombre por quien ruegas es reo por sus
Virginis erga purgantes animas, quæ in vita
muchos y graves pecados de larga pena, mas
devota ipsi obsequia præstiterunt». Esto es:
porque tuvo dos virtudes especiales, la mise-
“Cuánta fuese la clemencia de la Santísima
ricordia para con los pobres y la devoción a
Virgen para con aquellas almas del Purgato-
mis altares, cuidando de su aseo y suminis-
rio, que durante la vida procuraron honrarla
trando aceite para que estuviesen ilumina-
con devotos obsequios”.
dos, quiero usar con él de misericordia”. Y
a la orden de que Juan compareciese ante Maravillas de Dios con
las Almas del Purgatorio
la santa comitiva, apareció luego un escua- Carlos Rosignoli, S.J.

BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014 9


ACTO DE CARIDAD
EN FAVOR DE LAS BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO
Este acto de caridad tan agradable a Dios, ORACIÓN CON QUE PUEDE
tan útil a las benditas almas del Purgatorio y
tan provechosos a nosotros mismos, consiste HACERSE ESTE VOTO

O
en hacer entera donación de todas nuestras
obras satisfactorias e indulgenciadas en fa- mnipotente y sempiter-
vor de ellas, incluso las que se ofrezcan por no Señor, yo [se dice el nombre],
nosotros después de la muerte. aunque indigno de comparecer
Renunciar en favor de otros a las satisfac- en vuestra presencia, para mayor gloria de
ciones de penas que nos corresponden y de- Dios y para demostrar mi total entrega y
jarnos en manos de la misericordia de Dios, es sincera esclavitud a la Madre de misericor-
un acto de caridad muy meritorio, que debe dia, María Santísima, que también es Ma-
hacerse por amor a las almas del Purgatorio dre de las ánimas del Purgatorio, deseando
(nuestros futuros compañeros para toda la librar a estas almas de sus penas para que
eternidad) y por amor a Dios y a nuestra Ma- vayan cuanto antes a glorificaros en el Cielo,
dre, la Santísima Virgen, a cuya misericordia
ofrezco espontáneamente y pongo en ma-
nos confiamos. En sí, resulta un cambio, en el
que cedemos todas nuestras satisfacciones y nos de nuestra piadosísima Madre y Seño-
adquirimos más méritos. Es comprometerse a ra, la Virgen María, todas mis obras satis-
mucho, pero también es ganar mucho y prin- factorias, propias y participadas, en vida, en
cipalmente excitar en nosotros la caridad fra- muerte y después de mi muerte, para que
terna y la confianza en Dios. la Santísima Virgen las aplique a quien Ella
Para hacer este llamado voto, aunque en más quisiere, a las almas del Purgatorio.
rigor no lo sea (pues no se trata de una pro- Os ruego, Señor misericordioso, que os
mesa), no es necesario pronunciar palabras: dignéis aceptar este mi ofrecimiento para
Basta que se haga con el corazón; ni es preciso
gloria vuestra, consuelo de las ánimas y
repetirlo muchas veces. Sería muy bello hacer
este voto en la Santa Misa, cuando el sacerdote provecho de mi alma.
está Consagrando el Pan y lo eleva, ya transfor- En cuanto a las deudas por mis pecados,
mado en el Cuerpo de nuestro Divino Señor. que detesto, yo me ofrezco con toda humil-
Este voto no impide que apliquemos los dad y resignación a pagarlas, si así lo que-
sufragios, obras y obligaciones que tenemos, réis, en el Purgatorio, resignándome en bra-
ni que roguemos por nuestros parientes y ami- zos de vuestra misericordia y en la bondad
gos. Sólo se aplica a las ánimas el fruto satisfac- de vuestra dulce Madre, la Virgen María.
torio, sea propio, sea participado por las indul-
gencias, quedando para nosotros el meritorio, Se reza un Padrenuestro y Avemaría por las al-
que a nadie podemos comunicar, y el propicia- mas del Purgatorio.
torio e impetratorio para lo que queramos. V. Descansen en paz.
Este voto no obliga bajo ningún pecado y R. Amén.
puede uno mismo revocarlo cuando quiera.

10 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014


Indulgencias para la Conmemoración
de Todos los Fieles Difuntos
Del “Enchiridion Indulgentiarum” de S.S. Paulo VI

2 de Noviembre 1 al 8 de Noviembre
Conmemoración de todos los Fieles Difuntos
Visitas al cementerio: Se concede in-
Visitas a Iglesias u Oratorio: Se concede indulgen- dulgencia plenaria, aplicable sólo a las
cia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgato- almas del purgatorio, a los fieles cris-
rio, a los fieles cristianos que, el día en que se cele- tianos que visiten piadosamente un ce-
bra la Conmemoración de todos los fieles difuntos, menterio y que oren por los difuntos.
visiten piadosamente una iglesia u oratorio. Durante los demás días del año se con-
Dicha indulgencia podrá ganarse o en el día an- cede indulgencia parcial.
tes indicado o, con el consentimiento del Ordi-
nario, el domingo anterior o posterior, o en la
solemnidad de Todos los Santos.
En esta piadosa visita se debe rezar un Padrenuestro y Credo.

NORMAS GENERALES SOBRE LAS INDULGENCIAS • Si falta esta plena disposición, o si no se cumplen las condiciones
mencionadas, la indulgencia será solamente parcial.
• Las indulgencias, tanto parciales como plenarias, pueden ser apli­
cadas a los difuntos a modo de sufragio. Pero nadie puede aplicar a • Las tres condiciones pueden ser cumplidas varios días antes o des­
otros hombres aún vivos las indulgencias que gana. pués de la obra prescripta; sin embargo, es conveniente que la co­
munión y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice se reali­
• Para ganar las indulgencias, se requieren las siguientes condiciones:­ cen el mismo día en que se cumple la obra prescripta.
Haber recibido el bautismo, no estar excomulgado, hallarse en es­
tado de gracia (al menos al finalizar las obras prescriptas) y estar • Con una sola confesión sacramental se pueden alcanzar muchas
sometido a la jurisdicción de aquél que otorga las indulgencias. indulgencias plenarias. En cambio, con una sola comunión eucarís­
Asimismo, debe tenerse la intención, por lo menos en general, de tica y una sola plegaria según las intenciones del Sumo Pontífice se
ganarlas. Y es necesario que las obras prescriptas se realicen en el puede alcanzar una sola indulgencia plenaria.
tiempo y modo establecidos en la concesión.
• Se cumple plenamente la condición de la oración según las inten­
• La indulgencia plenaria puede ser ganada una sola vez por día. ciones del Sumo Pontífice recitando, según sus intenciones, un Pa-
Pero el fiel puede ganar la indulgencia “in articulo mortis” aún cuan­ drenuestro y un Avemaría. Queda librado a la libertad de los fieles
do ya haya ganado otra indulgencia plenaria ese mismo día. el recitar cualquier otra plegaria según la piedad y la devoción de
cada uno.
• La indulgencia parcial puede ser ganada varias veces por día, sal­
vo explícita indicación en contrario. • No se puede alcanzar una indulgencia con una obra que de por sí
se esté obligado a hacer por ley o por precepto, a menos que en la
• Para ganar la indulgencia plenaria, debe cumplirse con la obra pres­ concesión no se diga expresamente lo contrario. No obstante, quien
cripta y, además, otras tres condiciones: 1. Confesión. 2. Comunión Sa­ cumple una obra que le fue impuesta como penitencia sacramental,
cramental. 3. Oración por las intenciones del Sumo Pontífice. Se indica puede al mismo tiempo satisfacer la penitencia y alcanzar la even­
además, que sea excluido toda inclinación al pecado, aún al venial. tual indulgencia anexa a esta obra.

BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014 9


AL SERVICIO DEL
REY DEL CIELO
S
anto Tomás Moro, gran canciller
de Inglaterra, a pesar de sus muchas
ocupaciones, no perdía su misa diaria y
gustaba de servir de acólito. A algunos que se extrañaban
de ello, contestó: «Tengo por grande honor poder hacer este
servicio al mayor de los reyes». Estando un día oyendo misa,
le llamó el rey, para que viniese a hablar con él de un nego-
cio importante. El canciller continuó de rodillas. Segunda
y tercera vez fue llamado por el rey, hasta que al fin Tomás
Moro dio a los pajes esta respuesta: «Decid que estoy pres-
tando homenaje al Rey del cielo y debo asistir a su audiencia
hasta el fin».

Joven o Niño que estás leyendo esto:


Si quieres compartir la dignidad de este noble ministerio y
formar parte de las filas de los servidores de Cristo, únete al
equipo de acólitos San Tarsicio los Primeros Domingos del mes
entre la Misa de 8 y la de 10
Nuestro Señor te espera junto al altar.
¡No faltes!

PRIORATO
SAN EZEQUIEL MORENO DÍAZ
Calle 36 nº16-60
Rifa para el Priorato
Teusaquillo, Bogotá
Tlfno: 2454804
Recuerden que la Rifa se termina de vender el Domingo
Capilla 16 de Noviembre. Todos aquellos que no hayan pagado
“SAGRADOS CORAZONES”
Carrera 18 nº 35-33
las boletas antes de esa fecha quedarán fuera del
Teusaquillo, Bogotá sorteo.
Capilla
“SAN JOSÉ”
¡¡MUCHAS GRACIAS POR SU GENEROSIDAD!!
Calle 20 nº25-35
Bº S. Francisco DIOS LOS BENDIGA.
Bucaramanga

12 BOLETÍN SANTIAGO APÓSTOL• NOVIEMBRE 2014