Está en la página 1de 2

Situación de cuba

Salud:

Cuba se ubica junto con Costa Rica y Chile entre los países con mejores
niveles de salud infantil de América Latina. Las tasas de mortalidad
infantil y de menores de 5 años descendieron de 38.7 y 43.7 por 1000
nacidos vivos en 1970 a 4.8 y 6.1 por 1000 en 2009.  De hecho, la tasa
de mortalidad infantil es la más baja de América Latina y muy inferior al
promedio para la región, similar a la de Canadá y por debajo de la de
Estados Unidos. 

Cuba también sobresale en la región por sus niveles de maternidad sin


riesgo. Su razón de mortalidad materna es de 46.5 por 100 000 nacidos
vivos, muy inferior al promedio latinoamericano (67.5 en el año 2008),
pero superior a la de Chile (16) y Costa Rica (30). El porcentaje de
partos atendidos en instituciones de salud se ha mantenido en 99.9 en
los últimos años.

La transición demográfica se ha acompañado de la consecuente


transición epidemiológica, que se caracteriza por un predominio de las
enfermedades crónicas no transmisibles como causas de
morbimortalidad. Las enfermedades del corazón, los tumores malignos y
la enfermedad cerebrovascular han constituido las tres primeras causas
de muerte en las últimas décadas en la población general, concentrando
64 % del total de defunciones en 2009. De las diez primeras causas de
muerte, siete son enfermedades crónicas no transmisibles.

Educación:

Cuba se toma muy en serio el tema de la educación. Se convirtió en una


prioridad después de que Fidel Castro liderara el triunfo de la Revolución
en 1959. La educación ayudó a que el país se deshiciera de la etiqueta
que le habían impuesto de ser el territorio más desigual del Caribe
hispánico durante los periodos coloniales y postcoloniales de principios
del siglo XX.
Las bases de la nueva orden social -y socialista- de Fidel se
fundamentaban en la idea común de que solo una educación de calidad
podría acabar con la grave situación de pobreza, ignorancia y
subdesarrollo que sufría el país.
Cuba invirtió mucho dinero para conseguir que su sistema educativo
fuera de calidad. Durante las décadas de 1980 y 1990, la relación entre
los gastos en educación y el producto interior bruto se encontraba entre
las más altas del mundo.

Alimentación:

El Suministro de Energía alimentaria (SEA) experimentó a partir de


1964-66 un ascenso progresivo hasta el trienio 1989-91. A partir de ese
momento debido a la situación económica desfavorable que presentó el
país se produce una disminución brusca de la disponibilidad de
alimentos en 1992-95. En 1996-98 se inicia una recuperación gradual
pero que aún no llega a las cifras de la década de los ochenta. Hasta el
momento no se dispone de información sobre una encuesta nacional de
consumo de alimentos realizada en el 2001. Tradicionalmente, la
alimentación cubana incluye arroz, frijoles, carne de pollo o cerdo,
plátano, yuca, azúcar y café. Se observa en los últimos años una
tendencia hacia el aumento de frutas y hortalizas así como de grasas y
azúcar.

En relación a la lactancia materna, en la encuesta MICS del 2000 se


obtuvo una prevalencia de lactancia materna exclusiva hasta el tercer
mes de 43,7% en los niños, 48,7% en las niñas y por zonas en la
urbana fue de 43,7% y en la rural de 48,7%.

Estados unidos

Salud: