Está en la página 1de 95

Caballerosidad 1

© Pablo Samayoa

Diseño de cubierta e interior

ISBN: 978-1-4583-2496-2

Reservados todos los derechos

Prohibida la reproducción total o parcial de esta


obra sin la debida autorización escrita del autor.
Pablo Samayoa
DEDICATORIA
Para Billy y Melissa, en su primer año de noviazgo.
PRÓLOGO

S
e dice que un asno es un animal al cual se le atribuye poca
capacidad de razonamiento. Seguramente nadie quiere ser
llamado así. ¿Pero qué ocurre si le cambiamos el sentido y
reflejamos lo contrario? El asno pasa a ser muy hábil y con una
capacidad intelectual por encima de la media. Por supuesto, la regla
cambia y todos quisiéramos ser asnos, los más grandes asnos.

Lo anterior, es precisamente lo que el autor, Pablo Samayoa, decide


plantear en esta obra. Quiso tomar como base una coloquial frase de
su amada Chiquimula: “Burro en primavera”. Lo cual se traduce a ena-
morar, cortejar a una chica, flirtear, coquetear y por último conquistarla.

Su nombre no pudo ser más preciso; Manual del buen Asno. Ya que por
las calles transitan cientos de asnos, es decir, enamoran, flirtean y con-
quistan; más lo anterior no es suficiente para ser un buen Asno. Para
cumplir a cabalidad con lo requerido se hace necesario saber cómo
procede, no un asno, sino un buen Asno. Y coloco Asno con inicial
mayúscula porque merece el respeto de todos y que su nombre sea
resaltado.

Un buen Asno se ha dado a la tarea de educarse muy bien, y es preci-


samente de lo que trata este libro. No dudo en ningún momento –esti-
mado lector– en motivarte a leer una y otra vez este manual. Contiene
consejos que debemos emplear, algunos nuevos, otros conocidos con
un aporte muy particular.

Me he propuesto ser un buen Asno, y no solo leer sino aplicar. La barca


es grande y hay suficiente espacio ¿vienes a bordo?.

—Sakis González
Comunicador Social y Escritor
Ciudad de Guatemala, enero de 2011
INTRODUCCIÓN
Dicen que para ser Asno, caballerosidad.
Existe una estrategia denominada águila,
dicen que hay que tener mucha seguridad,
que se debe ser puntual. Una maquila

de valores que instale en alguien la sinceridad.


Para contentar a alguien deben tener detalles,
manejar un grato alto de lealtad,
para evitar una separación. Que no te calle

una ex novia, ellas fueron, el enamoramiento,


es distinto al Amor, el más grande sentimiento.
Sin celos a las mujeres, los seres más divinos,

a ellas tratarlas con mucha paciencia.


Valorar a los amigos. Esta es la esencia
de este Manual del Buen Asno.

—Pablo Samayoa
DEFINICIÓN DE ASNO

E
ntre el argot de todos los días, recopilamos nuevas pala-
bras, nuevas frases o simplemente a palabras ya existen-
tes le damos un nuevo significado y una nueva aplicación.
Estas últimas empiezan por ser la nueva moda entre dos o
tres personas, conforme pasa el tiempo esta es de aceptación por
un grupo grande, hasta hacerse común.

Este es el caso de la palabra Asno. Ese mamífero que también


es conocido como burro, una especie de caballo que utilizan los
campesinos para el traslado de diferentes cargas, como maíz, frí-
jol o leña.

En el diario vivir, hemos adoptado la palabra Asno, como «hom-


bre con talento para las damas». Debido a un tradicional refrán
del oriente de Guatemala «ese patojo anda como que es burro
en primavera». Manolo Alvarado, quien es uno de los que utiliza
entre su léxico la palabra Asno, con la aplicación descrita, define
al respecto:

-Cuando los patojos andan detrás de una chamaca, la gente nor-


malmente comenta que es un burro en primavera.

»Y como a todos nos gusta simplificarnos la vida. Empezamos a


decir a los que mirabamos con una chamaca «sos un burro va»,
y como siempre nos gusta modificar el idioma es que decimos
«sos un asno va».

Es así como a sus amigos que tienen ese talento especial con las
mujeres, les pueden llamar «Asno» y a las mujeres «Asna».
Pero el buen Asno, no sólo tiene talento para cotejar damas o
la buena Asna no solo tiene talento para conquistar caballeros.
Además tiene características apegadas a una filosofía de respeto
y valores morales.
Caballerosidad 13

CAPÍTULO I

CABALLEROSIDAD
14 Manual del buen Asno
Caballerosidad 15

U
n buen Asno debe tener entre sus cualidades personales
la caballerosidad. Más que una cualidad es una filosofía
de vida. El Ser un Buen Asno, no es ser rústico, todo Buen
Asno tiene esa chispa que mantiene enamorada a su pareja,
no tiene varias mujeres, tiene una y a ella la mantiene contenta.

Se dice que la palabra caballero viene de cabalgador o jinete, y el


proviene del latín Caballarius. En épocas anteriores un caballero era
una persona noble que honraban y escoltaban a los reyes. Un caba-
llero era una persona noble y de buena conducta.

En la actualidad un caballero se conoce por una persona integra y


respetuosa, que tiene muchos valores morales, de buena ética, no-
bleza y cortesía. Defiende su filosofía de vida, sus valores y los pone
en práctica con los demás.

Algo tan simple como cederle el lugar en una autobús a una anciana,
o una dama, abrirle la puerta a alguien en un restaurante, un banco.
16 Manual del buen Asno

Son algunas de las acciones para considerarse de caballeros. Tam-


bién aceptar la derrota sin reniego, y saludar a su verdugo es de un
caballero.

El Buen Asno es un caballero con su pareja, se comporta como tal,


y no como un patán, será detallista y dará el lugar que merece su
pareja. La respetará integramente y no la tendrá como un juguete o
un objeto.

¿Cómo ser un caballero con tu pareja?

Es muy sencillo, y se puede poner en práctica con «cositas sencilla»,


pero que terminan por ser los detalles más grandes e inolvidables:

1. Cuando salgas con tu pareja, o una mujer que pretendas, y


vas por ella en auto, apeate de él y saludala con mucho fervor y res-
peto, abre la puerta del auto, invitala a subir, y cuando ella se siente,
cierra la puerta. Al llegar al lugar, haz lo mismo, apeate del carro y
abre la puerta, para que ella haga lo mismo.

2. Es imposible no caer en la tentación de que te guste otra


mujer. Pero no debes verla fijamente cuando estás con tu pareja. Es
una falta de respeto para ella, y aunque no sea celosa se va sentir
mal. Para un buen Asno, su pareja es la mujer más hermosa del
mundo.

3. Normalmente las mujeres tiende a retrasarse para una cita.


El Buen Asno, es paciente con ella, no la apresura, no le muestra su
molestia aunque esté furioso, pues sabe que al final de la cita, se la
habrán pasado bien.

4. No olvides nunca las fechas importantes, como cuando


cumplen mes o los aniversarios, es parte de ser caballero recordar
estas fechas. Si tienes mala memoria, anota lo que necesites en tu
agenda o un cuaderno especial.
Caballerosidad 17

5. Siempre lleva un detalle, una tarjetita o una rosa. Ninguna


mujer en el mundo se resiste a los detalles.

Se un caballero, sin que importe el que dirán. La caballerosidad es


un lujo, y las mujeres aunque no lo reconozcan, lo valoran mucho.
Pero a ti como un buen caballero, eso no te interesa, porque estás
haciendo feliz a tu pareja, y estás bien contigo mismo.
18 Manual del buen Asno
Caballerosidad 19

CAPÍTULO II

SEGURIDAD
20 Manual del buen Asno
Seguridad 21

E
s de vital importancia en la cotidianidad de un Buen Asno el
tema Seguridad. La seguridad que tenga de él mismo. Debe
siempre estar seguro de sus creencias, filosofías, formas
de vida y sentimientos. Un Buen Asno y la inseguridad son
enemigos naturales, y no van de la mano, al contrario, no son ni
parientes cercanos.

Comencemos con algo sencillo ¿qué es seguridad? La riqueza de


la lengua española nos permite darle varias aplicaciones. Viene del
latín securitas, y quiere decir ausencia de riesgo. Pero vamos a lo
que nos compete, es un estado de ánimo, una sensación de firmeza
para todo.

Un Buen Asno, es seguro de él mismo, no elude un halago, sabe que


si alguien le dice que es generoso, el agradece el gesto, porque sabe
que es generoso. Si una dama le dice que es cariñoso, detallista y
guapo, lo acepta con toda nobleza y no se siente superior por ello,
agradece el gesto y no le contradice.
22 Manual del buen Asno

Un Buen Asno a pesar de toda su seguridad como persona, como


hombre, como profesional y en todos los ámbitos de la vida, tam-
bién reconoce sus defectos, no los elude ni achica ni regatea, no
trata de tapar el sol con un dedo (sic), acepta siempre la crítica cons-
tructiva y ve como en realidad puede mejorar ese aspecto. Al final de
cuentas, la gente sólo comenta y quien toma sus decisiones es él,
esta actitud la toma cuando alguien sólo opina por fastidiarlo o no
sabe lo que le dicen.

Al Buen Asno, los comentarios de que su pareja es mucho para él


o ella es poco para él, no le interesan, porque tiene seguridad de su
pareja y sus sentimientos.

No le presta atención a que le digan que es feo. Sabe que nadie es


tan bonito como en una foto de perfil en una red social, ni tan feo
como en la foto de un documento de identidad. Es seguro de lo que
es y de lo que tiene.
La seguridad debe ser aplicada en cada aspecto de la vida de un
Buen Asno, cada paso que da debe estar seguro, un Asno inseguro
va directo al fracaso, y en la filosofía del Asno no está el fracaso.

También reconoce que estar seguro de lo que es, no es sinónimo de


egocentrismo, el Asno no es egocéntrico y busca siempre ser reco-
nocido por lo que es y no por lo que tiene, por ello no se acompleja
si no tiene bienes materiales como autos, motos o dinero.
Caballerosidad 23

CAPÍTULO III

DETALLES
24 Manual del buen Asno
Detalles 25

N
o importa la ocasión, no importa el día, un Buen Asno no
espera a que sea una equis fecha o equis días, para tener
un detalle con su pareja. Todos los días cultiva la Rosa del
Amor con detalles como mayor fertilizante, sabe que los
detalles son especiales sobre todo para la pareja.

Una definición vaga de detalles sería, el complemento de algo. Pero


en una relación de noviazgo, un Buen Asno sabe que los detalles son
Delicadeza y muestra de amabilidad. Y sabe que la primera defini-
ción, es aplicable también para su buena intención.

El Buen Asno jamás se deja llevar de prejuicios machistas como:


“esas son mariconadas”, “no le des nada total no agradecen las mu-
jeres” u otra que quiera desmotivar la calidad de Asno que es, él
sigue fiel a su estilo, es seguro de lo que hace, como ya se explicó
en el capítulo de Seguridad. Además sabe que parte de ser un buen
caballero es tener siempre un detalle para la pareja, por lo que se
pone el chaleco del detallista.
26 Manual del buen Asno

Eh aquí otra definición importante: Detallista, ¿qué es un detallista?


Se puede definir como una persona que hace detalles, o realiza de-
talles.

¿En qué forma o en que momento el Buen Asno es detallista?

Por muy complejo que a alguien le parezca, las pequeñas cosas


que no tienen importancia, según su punto de vista, son las más
importantes para las pareja. Los Tigres del Norte, el popular grupo
del género norteño, en una canción dice: Los detalles son algo muy
lindo que se logra sin mucho dinero. Se es detallista de la siguiente
manera:

-Llevar una rosa a cada cita.


-Escribir en un papelito un te quiero o un te amo.
-Si por una u otra razón no se ven, siempre escribir un mensajito de
texto, para decirle te amo, te quiero o te extraño.
-Llamarla con una frecuencia moderada, preguntarle como está,
pero no abusar del tiempo de una llamada.
-Al menos una vez por semana o al mes, regalar un ramo de flores.
-Recuerda siempre la fecha que cumplen mes o los aniversarios
como pareja.
-Siempre dile cuanto la amas.
-De vez en cuando hazle un presente, si tu problema es el dinero, haz
regalos sencillos, tu pareja lo valorará porque lo haces con todo ca-
riño. No es necesario que le regales bisutería o prendas de ropa cara.
-Con frecuencia moderada, regala una tarjeta, si no tienes talento
para hacerlas tú mismo, pídele a alguien que te ayude, pero el men-
saje siempre escríbielo tú.
-Jamás uses versos de autores reconocidos, como Pablo Neruda,
por ejemplo, porque es posible que quedes delatado ante ella, por
ella misma u otra persona que conozca de poesía.
-Siempre dile un alías especial que sea como tu sello personal con
ella.
Detalles 27

-Para su cumpleaños, llevale serenata e invitala a comer.


-Para cada aniversario, siempre haz un pequeño presente para que
recuerde lo especial que es para ti.

Pon en práctica estos consejos, y serás un detallista de primera.


28 Manual del buen Asno
Caballerosidad 29

CAPÍTULO IV

PUNTUALIDAD
30 Manual del buen Asno
Puntualidad 31

«¡Llegaste tarde!», que le digan eso es lo peor que le puede pasar a


un Buen Asno en una cita, ante todo, la puntualidad, llegar a la hora
que acordó con su pareja, es indispensable, si se llega tarde, y en-
cima con malas escusas y la falta de coherencia de los argumentos
causa molestia.

Se entiende por puntualidad: «satisfacer una obligación antes o en


un plazo anteriormente señalado». Un Buen Asno es cuidadoso de
siempre llegar antes o justo a tiempo, no se permite llegar tarde. Lle-
gar tarde es una falta de caballerosidad ante una dama, por lo que el
Buen Asno no se raja, hace lo posible para estar a tiempo en una cita.

Si en una cita acuerdan llegar a las cinco de la tarde, cuando falten


quinte minutos para esa hora, él ya está bañado, cambiado y peina-
do. Listo para la acción, listo para la cita.

¿Cómo hacer si tengo atrasos?


32 Manual del buen Asno

Es inevitable los atrasos, sobre todo cuando tenemos trabajo acu-


mulado y sobrecargas laborales u otros problemas personales o
familiares, que nos atrasan cuando nuestra intención es estar total-
mente puntuales a una cita.

Si alguna vez nos vemos intervenidos por cargas laborales, hacer


una estimación de nuestro trabajo y tiempo, es lo principal. Al hacer-
lo, llamar o enviar un mensaje, para prevenir de un posible atraso,
y postergar la hora de la cita. Para evitar disgustos y malos enten-
didos.

Si tenemos trabajo acumulado, como los fines de mes, y somos


consientes de que tenemos mucho trabajo en esa época, lo más sen-
sato es no pactar una cita en esos días.

Si tenemos problemas personales e imprevistos de última hora,


como enfermedades o visitas familiares, también es recomendable
avisar para una prórroga o para una programación futura de la cita,
para evitar quedar mal.

Si en el seno familiar ocurre algo extraordinario, que obligue llegar


tarde, lo mejor es posponer la cita. El Buen Asno sabe que antes de
tener pareja tuvo familia, y ella debe entender eso. De igual manera
que si ella tiene una atraso familiar, la entenderá sin renegar.

Recuerda algo muy importante y es que la puntualidad es una cuali-


dad, un valor integro, parte del activo de vida de cada persona, con-
serva siempre este valor, ponlo en práctica y pon en práctica esos
consejos para ser puntual y evitarte malos entendidos y disgustos.

Luis XIV, Rey de Francia atribuía la puntualidad como cortesía de


los reyes. La puntualidad es una medida para medir el valor de las
personas. Si eres impuntual serás una persona de muy mal gusto,
y serás indeseable e insoportable, sé puntual, cumple a tiempo tus
citas, para estar siempre a gusto con tu pareja.
Caballerosidad 33

CAPÍTULO V

ESTRATEGIA ÁGUILA
34 Manual del buen Asno
Estrategia Águila 35

T
odo en la vida requiere de mucha cautela y precaución al
lanzarme a conocer algo que hasta cierto momento es des-
conocido. El Buen Asno es consiente de esto, jamás se va
con finta al primer amague, corre riesgos, pero analiza muy
detenidamente lo que va realizar.

Para un Buen Asno, existe entre sus códigos no escritos, una estra-
tegia denominada «Águila», la que aplica en todo tiempo para poner
plan de acción para tomar una decisión de conocer lo que en ese
momento le es desconocido, y puede llegar a ser parte de su vida.
Como puede ser el caso de una nueva novia.

La «Estrategia Águila», la define el licenciado René García como:


«estudiar perfectamente a la presa, conocerla, ver sus virtudes, sus
puntos débiles, para que en el momento oportuno, pueda cazarla con
sus garras. Las Águilas sobre vuelan el territorio de su presa, y es así
como se debe actuar».
36 Manual del buen Asno

Aplicado en la conquista del corazón de una chica desconocida, es


indagar sobre la familia, sobre las amistades, los gustos, su situa-
ción social, conocer con que personas tiene amistad, lugares que
frecuenta y las tendencias que tiene. Se debe conocer también si
es alguien que trabaja, si es cristiana, o que valores tiene, porque
un Buen Asno, llega siempre con la armadura de la caballerosidad,
la amabilidad y cargado con municiones de buenos valores, por lo
tanto la persona que sea su pareja, deberá estar a su altura, o mejor
hacerla a un lado para no dañarse o dañar a esa persona.

Hay que ser como las águilas, aplica siempre la «Estrategia Águila»,
es la más efectiva, para no ser sorprendido, o con los pantalones
en la rodilla. Las potentes alas con las que cuentan las águilas les
permiten volar alturas enormes, y su territorio abarca hasta 150 kiló-
metros cuadrados. Por lo que tiene una o varias opciones para cazar
a sus presas, a la primera que se descuide es a la que cazará con
sus garras.

Un Buen Asno, antes de lanzarse a una nueva deberá antes aplicar


la «Estrategia Águila», estudiar bien a su objetivo, y analizar si es lo
que el busca, y si puede recibir a cambio lo mismo que ofrece. Un
Buen Asno se sabe jugar la boca, no sólo si lo provocan, se la juega
sólo cuando esté seguro que no se verá afectado, y que la mujer que
le provoca a jugársela esté a su altura.
Caballerosidad 37

CAPÍTULO VI

CELOS
38 Manual del buen Asno
Celos 39

E
xpresiones como «no vas a salir a ninguna parte», «sabrá
Dios con quien hablabas», «es mentira que con tu mamá
andabas», entre otras, que puedan manifestar una conducta
de celos, están completamente fuera del léxico de un Buen
Asno.

Esto tiene mucho que ver con la Seguridad. Un Buen Asno, sabe lo
que tiene, por lo tanto confiará plenamente en su pareja, no la va
celar, no tendrá impulsos locos de ofuscar a su pareja, de prohi-
birle amistades, no le limitará que salga, no le quitará tiempos para
que pase con su familia o se divierta. Sabe que no todo el tiempo y
atención va estar para con él, tiene celos, pero los controla, y no al
contrario.

Celos, se puede definir como la reacción mental, natural y de con-


ducta, por parte de una persona hacía otra, en una relación interper-
sonal ante una eventual amenaza que ponga en peligro a esta rela-
ción. Normalmente se manifiesta en un noviazgo, pero es también
natural que se den esos celos entre dos personas que son amigos.
40 Manual del buen Asno

Es mental, nace desde la mente. Como toda emoción nace en nues-


tra mente, pero uno puede controlar su mente, y no la mente a uno.

Es natural, ¿quién no ha dicho «no soy celoso»? Todos hemos di-


cho eso, el caso es que no es así, somos celosos por naturaleza, no
neguemos nuestra naturaleza.

Es de conducta, así que está en nosotros mismos cambiar esa con-


ducta o no.

El Buen Asno, reconocer ser celoso, porque sabe que en el fondo to-
dos somos celosos, el primer paso para ser un celoso sin control es
negar que se es celoso. Un Buen Asno siempre tiene celos, porque
quiere a su pareja, porque le interesa en verdad.

Pese a ser celoso, no permite que una emoción como esa lo domine
a él, de manera muy inteligente él sabe como controlar los celos,
porque esta emoción puede ser un arma que su pareja puede usar
en su contra, le puede causar celos adrede, o le puede hacer creer
cualquier cosa para darle celos y verlo enojado.

Los celos, son los peores consejeros, puesto que quien se deje in-
ducir a una conclusión motivada por los celos, corre el riesgo de
ser perdedor en algo sencillo, y después terminará por arrastrar su
orgullo, aunque diga todo lo contrario.

Un Buen Asno, no le exigirá a su pareja que le diga cada salida


que tenga, o que le pida permiso, bastará con que le comente, y no
tendrá que decir absolutamente nada, no es dueño del tiempo ni los
pasos de su pareja.

Tampoco se molestará si su pareja se viste de una u otra forma, pues


es seguro de lo que tiene, y la vestimenta de su pareja, la deja al
criterio de ella. En todo caso puede opinar y sugerir, pero no exigir
e imponer.
Celos 41

Los celos son familia de la furia cuando no se controlan, así que


recuerden que lo motivado por la furia, es conducido al fracaso, lo
mismo pasa con los celos.
42 Manual del buen Asno
Caballerosidad 43

CAPÍTULO VII

EX-NOVIAS
44 Manual del buen Asno
Ex-novias 45

E
n la Vida del Buen Asno, no van a faltar las que todo mundo
denomina ex novia, sin embargo, él no las llama así, y sim-
plemente dice «las que fueron». No les da mayor importan-
cia, pero tiene cierto modo, y cierta filosofía para con ellas.

Si bien es cierto, a alguien que ya no es novia, la sociedad le deno-


mina «ex novia», el Buen Asno, en su jerga particular, en su léxico
como tal, no existe tal palabra, jamás dice «mi ex novia», porque es
consiente de lo que implica el simple «mi», abarca muchas cosas.

En el idioma español, «ex» hace referencia justamente a algo que


fue en el pasado, por ejemplo: el ex Presidente de Guatemala, o el
ex Presidente del Club Atlético Boca Juniors, y aunque decir «ex
novia», es una expresión correcta, un Buen Asno no la usa. Se limita
a decir «la que fue»

El hecho de decir «mi ex novia», implica todavía querer tener un vín-


culo íntimo con la que fuera su pareja, como al Buen Asno, el pasado
sólo le sirve como referencia, no usa esa expresión, y simplemente
46 Manual del buen Asno

dice «la que fue». Es consiente de que al decir ese insignificante


«mi», todavía siente como que hace posesión de esa persona, y es
algo que no va con su forma de vida.

Todo Buen Asno, jamás odia a alguien que fue su pareja, al contrario,
la perdona y la deja en libertad completa. No la sigue molestando,
no la cela, no le controla. Sabe que no tiene más derechos sobre esa
persona, por lo que a partir de la ruptura, es tan sólo una persona
que camina más por las calles, un ciudadano con documento de
identidad o el objetivo de un mercado que ofrece cualquier cantidad
de productos.

Tampoco el Buen Asno, le gusta mantener una comunicación cer-


cana ni mínima con alguien que tuvo una relación de noviazgo, no
cree en que puedan ser amigos, porque serían «amigos hipócritas»,
y que contrario a traer beneficios, puede tener muchas más compli-
caciones. Además le da asco la hipocresía.

No mantiene una relación, pero mantiene el respeto debido. Aunque


prefiera no dirigir la palabra a esa persona, no va ser descortés de
negar un saludo, por si acaso alguna vez se diera una oportunidad.

Es de hombres sin hache, de los que no existen, el hecho de hablar


mal de la que fue su pareja. Es un código no escrito que todo Buen
Asno tiene, lo bueno o lo malo que pudo pasar con esa persona
lo atesora como esos recuerdos absurdos, de los que se deshace
posteriormente, pues no le gusta la basura emocional, mucho me-
nos sentimental. No habla ni en bien ni en mal, salvo que sea una
pregunta inevitable, pero por lo general trata de no tocar el tema.

El Buen Asno da el lugar a su actual o futura pareja, por eso mismo


no tiene amistad ni comunicación con las que fueron, sabe que lo
único que acarrea ese tipo de relaciones son problemas, y tarde o
temprano puede caer en la tentación, no cree en refranes como «el
buen capitán sabe navegar en dos aguas». Ni le miente a su actual
Ex-novias 47

o futura pareja ni a la pareja que ya fue, porque sabe que al final a


quien engaña es a sí mismo.
48 Manual del buen Asno
Caballerosidad 49

CAPÍTULO VIII

MUJERES
50 Manual del buen Asno
Mujeres 51

«La mujer es bendición y el milagro de la vida», dicta Jorge Her-


nández, vocalista de la banda mexicana Los Tigres del Norte. Para
el Buen Asno, la Mujer juega un papel importante en su vida, por lo
que siempre le da el lugar que se merece.

Para el Buen Asno, la presencia de la mujer en todas las etapas de


su vida es de vital importancia, desde su madre, que lo dio a luz, la
primera mujer de toda su vida. Su hermana, -si la tiene-, sus incon-
dicionales compañeras de trabajo o de estudio, según sea el caso.
Las amigas, o la amiga que es íntima, la tía, la prima, la sobrina.
Hasta llegar a la novia o la esposa, según sea el caso. Todas las
mujeres son importantes y no las hace menos.

El Buen Asno no es machista, le gusta que las mujeres se desenvuel-


van en todo sentido, ante la sociedad, que busquen oportunidades,
que estudien, se superen, que destaquen en los campos labores, de
la sociedad, de política, entre otras. Las motiva a que se superen.
52 Manual del buen Asno

Tampoco ve a las mujeres como objetos sexuales, ve más allá de su


cuerpo, los sentimientos y su belleza interior, la pureza de su alma,
la ve siempre fijamente a los ojos para decirle algo, siempre que dice
«te amo», lo dice con la vista fija en sus ojos, y lo dice de corazón.

Cuando tiene una relación no se obsesiona ciegamente para tener


relaciones sexo genitales, sabe que a su tiempo llegará el momento
en que la entrega será por voluntad, sin ninguna presión por parte
de él.

Sabe que hay que ser dulce con las mujeres, pero sabe que debe
establecer un balance entre dulzura y rigurosidad. A veces el hecho
de ser una persona dulce, se confunde con alguien débil y que se
puede manejar con facilidad.

El Buen Asno siempre debe estar rodeado de mujeres, así sea por
amistad o romance, pero al menos una mujer lo debe de acompañar.

El Buen Asno jamás levanta la mano para agredir físicamente a una


mujer, pues su lema es «a una mujer no se le agrede ni con el pétalo
de una rosa».

El Buen Asno debe ser feminista, porque tal y como afirmó el licen-
ciado David Cerezo: «Yo soy feminista muchá (sic), porque a mí me
gustan las mujeres».

También sabe qué mujer, tiene la misma inicial de: Maravilla, Monu-
mento, Merced, Magia y Milagro.

Maravilla, por ser la creación más maravillosa de Dios en los seis


días que creó la tierra.

Monumento, por ser una verdadero homenaje a la belleza, la máxima


expresión de la belleza es la mujer, una monumental criatura.
Mujeres 53

Merced, los reyes, presidentes y militares han estado a merced de


alguna mujer.

Magia: Lo mágico de estar con una mujer, no se compara con nada,


la magia de sus besos y sus caricias.

Milagro: por ser el ser que ha dado a Luz a Jesucristo, por ser la que
parió al Rey, al Presidente y al Militar.
54 Manual del buen Asno
Caballerosidad 55

CAPÍTULO IX

PACIENCIA
56 Manual del buen Asno
Paciencia 57

L
a paciencia es la madre de todas las virtudes, es una fra-
se que ha quedado inmortalizada a través de los años, fue
pensada por el escritor inglés William Shakespeares. Es una
frase tan común, que para muchos no es «propiedad» del
citado autor, debido a que es una frase tan típica y común, que se la
acreditan a sus padres o abuelos.

Paciencia, se puede definir como tal, a «la capacidad de un ser hu-


mano para poder esperar el tiempo necesario para conseguir lo que
busca o desea». A lo que se le puede complementar otro refrán muy
popular «quien persevera alcanza».

El Buen Asno, por naturaleza es paciente, sabe esperar el momento


adecuado, sabe que «por correr se puede caer», espera, camina a
«paso de tortuga» (sic) si es necesario, pero no apresura la llegada
o la espera de algo, pues sabe que nada llega hasta tener su momen-
to, lo aplica en todos los aspectos de su vida.
58 Manual del buen Asno

El aplicar la paciencia ha llevado a muchas personas a tener re-


sultados satisfactorios. Han logrado lo que han querido, y además
ganaron emociones inesperadas, pues son recompensados por lo
que saben esperar. «La misma Biblia dice: Pero los que esperan en
Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantaran alas como las águilas;
correrán, y no se cansaran; caminaran, y no se fatigaran». Lo dice
en Isaías 40:31.

El Buen Asno, sabe esperar por la mujer a la que pretende, no se


acelera si no tiene novia ni porque todos los demás tengan y él no.
Siempre está a la espera de su mujer ideal, no raja, no desespera,
sabe que va ser recompensado.

Tiene paciencia para poder esperar, toca el tema en el momento


adecuado, se toma el tiempo para conocer y para dar a conocerse,
estudia sus aptitudes y debilidades, si al final fracasa en el intento,
aún sigue siendo paciente para lograr lo que quiere.

Además, tiene paciencia para los problemas normales de una pareja,


no se molesta, no se incomoda, no discute si cree que va herir, aun-
que parezca muchas veces débil, pero sabe que al final va triunfar.

Ser paciente es tener la certeza de que lo que pretende, se la va ma-


nifestar con más bendiciones de las esperadas.
Caballerosidad 59

CAPÍTULO X

SEPARACIÓN
60 Manual del buen Asno
Separación 61

E
n todas las relaciones de noviazgo es normal que se den se-
paraciones por algún pleito, sin embargo estas no ameritan
que se lleve a la ruptura completa, el Buen Asno sabe como
manejar estas situaciones.

La Separación se define como el estado intermedio que hay entre el


pleito y la reconciliación, la que puede llevar sea a la ruptura o a la
reconciliación. Por lo tanto, Separación, no es sinónimo de ruptura,
es simplemente el limbo cuando las cosas no están bien.

Una separación requiere de tiempo, soledad, paciencia y reflexión.

Se requiere un tiempo para analizar la situación, para expulsar las


cosas negativas que causaron esta separación, poner las cosas so-
bre la mesa, y tomar una decisión.

De Soledad, pero no una soledad completa, esta soledad se refiere al


aislamiento de la pareja, no comunicarse en ese tiempo.
62 Manual del buen Asno

Paciencia, porque no es posible aguantar tanto tiempo en una situa-


ción de incertidumbre.

Reflexión, para recapacitar o para ratificar. En una separación, si se


considera es por una cosa sin sentido, hay que razonarlo bien y
buscar la solución, no hay que culpar tan sólo a la otra parte, porque
pueda que el error sea de uno mismo.

Hay un pensamiento que es bien aplicable para estos casos, y que el


Buen Asno lo maneja a la perfección: «No se puede comprobar si es
un buen carbón cuando siempre lo soplan, el buen carbón mantiene
su llama aún cuando no lo soplan».

Es por ello que el Buen Asno, no interrumpe a su pareja si están


separados, porque sabe que si en verdad lo quiere, volverá cuando
recapacite, si es que la base de su Amor es de un carbón sólido que
no necesite ser soplado para mantener la llama.

El Buen Asno, sabe aceptar si la pareja decide no seguir con él cuan-


do se separan. Le desea un buen destino, y sigue su camino. «Las
mujeres que se van se quedan en el camino», dice Joaquín Sabina
en su canción «Embustera» del álbum «Vinagre y Rosas».

Normalmente un Buen Asno, trata de no caer en esas separaciones,


porque es consiente de que no es bueno estar así, porque a veces
es la antesala a la ruptura de la relación, prefiere de una vez pegar el
portazo, y no vivir en esa incertidumbre.
Caballerosidad 63

CAPÍTULO XI

LEALTAD
64 Manual del buen Asno
Lealtad 65

L
a lealtad, es algo imprescindible en la vida de un Buen Asno,
como todo un caballero, a su pareja le es leal, y no tiene dos
relaciones al mismo tiempo, les miente a las dos, pero sólo
se engaña a él mismo, por lo que un Buen Asno, no tiene una
doble vida, no es infiel.

Se define la lealtad como: «virtud consistente en el cumplimiento de


honor y gratitud». Aunque la lealtad es más apegada a los grupos,
que a nivel individual, en los noviazgos se es leal al no llevar a cabo
una infidelidad.

El Ingeniero Jorge López, al respecto de esto dice: «no hay hombres


ni mujeres fieles. Sólo existen los hombres y las mujeres que no se
complican la vida».

Una frase tajante y contundente sobre la conclusión que tengo sobre


la Lealtad.
66 Manual del buen Asno

Un Buen Asno, no será una «persona que se complique la vida», no


tendrá dos relaciones, porque no quiere mentir ni quiere engañarse
a él mismo.

La infidelidad, se gesta desde el pensamiento, ahí está su concep-


ción y sólo puede materializarse si la persona lo hace, ahí es desleal
e infiel al mismo tiempo, infiel por sentirse atraído por otra persona
y desleal por llevar a cabo ese pensamiento.

Gabriel García Márquez, al respecto dice «hay que ser infiel, pero
no desleal».

Se es infiel, y todos lo somos. Pero jamás caer en actos desleales.


La tentación está latente, y está al acecho, sobre todo del los Bue-
nos Asnos, que quieren tener una vida tranquila, siendo leales a sus
novias.

Por su forma de ser, el Buen Asno siempre es perseguido, siempre


va ser codiciado, sin importar que sea físicamente atractivo, pero la
personalidad que tiene lo hará así, por lo que más de alguien con
envidia, sólo por perjudicarlo lo va provocar.

El Buen Asno, no se juega la boca sólo por que se le provoca, se


juega la boca sólo con quien se lo merezca.

El Buen Asno, aunque sea infiel, porque más de alguna otra mujer le
gusta, jamás es desleal. Jamás le falta a su pareja.

Y sobre la tentación y la acción, en su libro “El monstruo”, Sakis


González dice: «la tentación no nos hace pecadores». Si se sienten
mal por ser infieles de pensamiento, no se consideren desleales, a
menos que lleven a cabo ese pensamiento.
Lealtad 67

CAPÍTULO XII

AMIGOS
68 Manual del buen Asno
Amigos 69

L
as personas ajenas a la familia de un Buen Asno, que son
más cercanas a él son sus amigos, esas personas con las
que se demuestra el tipo de Amor Filos. Un Buen Asno tam-
bién es un Buen Amigo, y tiene Buenos Amigos.

Amistad, viene del latín amicus, que significa amigo. Es una relación
de afecto entre dos o más personas, no es una relación entre dos
como un noviazgo o el matrimonio, la amistad puede expresarse
entre una y otra persona, y no se limita a expresar afecto a tan sólo
una persona, un Buen Asno le gusta tener muchos amigos.

La Amistad ha sido una fuente de inspiración para los poetas, es tan


poderosa como el Romance, por ejemplo tenemos la incondicional
amistad de Don Quijote y Sancho en El Quijote, escrito por Miguel
Cervantes, o Los Tres Mosqueteros de Alexandre Dumas.

El Buen Asno se rodea siempre de amigos, sabe quienes son sus me-
jores amigos, cuales son incondicionales, y cuales son únicamente
los amigos de ocasión, pero siempre muestra y ofrece su amistad
70 Manual del buen Asno

a todas las personas. Un Buen Asno ha sido siempre valorado y


traicionado por sus amigos, pero eso al contrario lo motiva, porque
sabe que existen buenas personas, y por otro lado sabe que quienes
lo traicionan le dan la importante lección, de quienes en verdad son
sus verdaderos amigos.

El Buen Asno, cuando se trata de su pareja y sus amistades, a nadie


pone en una balanza, tan importantes son los amigos, como im-
portante es la pareja, da su lugar y da su tiempo a cada quien. Ante
sus amigos, presente a su pareja, la hace parte de su círculo y trata
de que exista ese vínculo entre la pareja y los amigos, sus amigos,
deben ser amigos de su pareja.

Lo mismo ocurre con los amigos de la pareja del Buen Asno, él


siempre estará dispuesto a hacer amistades con nuevas personas,
sobre todo si son relacionadas a su pareja, para entrar en su mundo
y compartir más con ella.

Los Buenos Asnos, jamás hacen de lado a sus amigos, sabe que
cuando su pareja no esté, sus amigos van a estar siempre para ten-
derle una mano para levantarse, o que siempre que los llame, lo
atenderán y permitirán que se desahogue con ellos. En todo tiempo
el amigo ama al amigo, por eso no los hace menos el Buen Asno, y
les da su lugar.

El Buen Asno, más de alguna vez ha sido traicionado por sus ami-
gos, y aunque le dolió, simplemente lo deja a un lado y sigue su
camino, sabe que siempre podrá hacer un nuevo amigo en cualquier
parte del mundo.
Caballerosidad 71

CAPÍTULO XIII

ENAMORAMIENTO
72 Manual del buen Asno
Enamoramiento 73

E
l Buen Asno, sabe que está expuesto al enamoramiento y
no regatea ante él, no se achica, no se resiste, pero trata de
controlarlo, porque sabe que puede perder una partida, si el
enamoramiento se impone sobre todas sus emociones.

El Buen Asno, jamás dirá «yo jamás me voy a enamorar». Sabe que
es lo más peligroso que puede decir, porque es consiente de se le
puede aplicar el refrán que dicta «quien escupe para arriba en la cara
le cae». Si dice que jamás se va enamorar, es cuando más necesita-
do está de sentirlo.

Se define el enamoramiento como: « estado emocional surcado por


la alegría y la satisfacción de encontrar a otra persona que es capaz
de comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida».

Algo importante en esta definición, y que no se es considerada, es lo


que se considera desde el punto de vista bioquímico «es un proceso
que inicia en la corteza cerebral».
74 Manual del buen Asno

Pese a ello, en el mundo cotidiano se considera que el enamora-


miento inicia en el corazón. Algo con lo que la bioquímica esta en
desacuerdo. El Buen Asno sabe también que el poder del enamora-
miento está en la mente, y como a todas sus emociones, las puede
controlar, porque es sabio, y sabe que un sabio «no es quien renun-
cia a sus emociones, sino que las controla».

El enamoramiento no es malo, sin embargo es peligroso, porque


conlleva a hacer una serie de cosas sin sentido, se hace una herra-
mienta en contra, cuando por un errado motivo de «hacer las cosas
por amor», el enamoramiento lleva a una persona a hacer cosas que
atenten contra su familia, sus amigos o él mismo. Es por eso que
el Buen Asno, no renuncia a estar enamorado, pero se pone ciertos
límites, y sabrá como controlar esa emoción para no verse perjudi-
cado.

Lo que el Buen Asno tiene presente, como una poderosa y potente


arma es que Enamoramiento y Amor, aunque se parezcan, no son
lo mismo. El Amor es un sentimiento y el enamoramiento es tan
sólo una emoción, la que puede ser pasajera, sin garantía alguna de
poder ser duradera.

El Buen Asno sabe que el enamoramiento provoca ansiedad por es-


tar con la pareja, una ansiedad que puede ser perjudicial, debido a
que exagera los límites de tiempo para estar en pareja, y conlleva
a una absorción de él a su pareja, y como Buen Asno respeta los
tiempos para su pareja y sus amigos.

La necesidad es latente de estar con la persona, es otro síntoma


notorio del enamoramiento, pero el Buen Asno sabe que no va estar
todo el tiempo con ella, y por lo tanto, sabe controlar su necesidad
de estar con su pareja.

Sabe también que no puede perder la noción del tiempo, por ello es
paciente en el paso del tiempo, ni siente que pase lento cuando no
Enamoramiento 75

está con su pareja ni siente que pase rápido cuando no está con ella,
mantiene su paciencia y espera el momento justo para estar con ella.
76 Manual del buen Asno
Caballerosidad 77

CAPÍTULO XIV

SINCERIDAD
78 Manual del buen Asno
Sinceridad 79

E
l Buen Asno, debe ser sincero siempre, empieza con ser sin-
cero con él mismo, hasta ser sincero con el último ser huma-
no de la tierra. No existen en la vida cotidiana de los Buenos
Asnos las mentiras piadosas, dice la verdad por amarga que
sea.

La sinceridad se define muy fácil, es la cualidad de las personas para


decir siempre la verdad. A quien tiene esta cualidad se le conoce
como sincero, y su cualidad es que no dicen una mentira, ni creen
en que existan tipos de mentiras, como las piadosas o las blancas
mentiras.

En una relación con sus amigos, el Buen Asno siempre dice la ver-
dad, si algo no le parece bien a él de la forma de actuar de alguien,
se lo dice sin reparos, no lo consiente, y le hace ver sus errores, lo
baja de su nube y lo hace poner los pies sobre la tierra.
80 Manual del buen Asno

Alguien sincero, jamás va venir y va decirle a alguien que es ta-


lentoso, o que tiene equis o ye cualidad, si realmente no las tiene,
el Buen Asno, con toda sinceridad dirá lo que duele, siempre pondrá
el dedo en la yaga.

Cuando se trata de una relación con su pareja, jamás evadirá las


preguntas, no cambiará de tema, y de una forma desnuda y en carne
viva va responder, no importa lo que sea, porque para ganarse la
confianza de la pareja debe hablar siempre con la verdad, no encu-
brir o maquillar las mentiras para mantener una débil estabilidad,
que se sostiene en un hilo.

Normalmente, a un Buen Asno le van a preguntar cosas como: ¿es-


tuviste enamorado de la que fue tu novia?, y si la respuesta fuese
un sí, lo va decir sin titubear, no va decir no, porque se engaña a él
mismo.

Si le tiran la pregunta de cuantas novias ha tenido, el Buen Asno,


va responder el número exacto, no va reducir, ni va aumentar, para
sentirse beneficiado, menos ante su pareja, porque finalmente entre
el cielo y la tierra no hay nada oculto y lo podrá descubrir. Mejor que
lo sepa de boca de él, y no por boca de terceras personas.

El Buen Asno, a pesar de ser sincero, más de alguna vez en alguna


ocasión ha mentido, por lo que no tendrá reparos, ni pena en reco-
nocer que alguna vez lo hizo, quien dice que jamás mintió, segura-
mente es un mentiroso de vocación.

La sinceridad en el Buen Asno, es parte de su Activo Fijo, con la


cualidad de que este activo no se deprecia, y tal como los bienes
inmuebles da una plusvalía a su calidad de ser humano. El mayor
premio que tendrá es que siempre las personas confiarán en él por
la veracidad de sus palabras y sus acciones.
Sinceridad 81

Al contrario, si no fuese sincero, perderá credibilidad, y le pasa-


rá como el pastorcillo que gritaba que venía el lobo, y siempre era
mentira, cuando este apareció, nadie acudió en su auxilio, porque
sabía la gente que él siempre les mentía. Cuando el mentiroso dice
la verdad y no ex verídica su palabra, y esta tiene menos valor que
una moneda sacada de circulación.

El Buen Asno, tampoco le gusta recibir mentiras piadosas, le gusta


que lo lastimen con la verdad, pero no le gusta ser destruido por la
mentira.
82 Manual del buen Asno
Caballerosidad 83

CAPÍTULO XV

AMOR
84 Manual del buen Asno
Amor 85

E
l Buen Asno, nace en la Miel del Amor, y en Amor nadie pue-
de ganarle. Para el Buen Asno, el Amor es lo más maravillo-
so, es el mejor sentimiento que existe, no se achica por una
relación fracasada, no por eso desechará el Amor, porque
sabe que el Amor va más allá de ello, eso es Eros, y nada más. El
Amor es el Don Supremo en la vida del Buen Asno, y el único don
capaz de llevarnos al camino de nuestra Libertad y Felicidad.

El Buen Asno sabe que todo en la Vida se hace, se ha hecho y se va


hacer por Amor. Desde que Dios creó el mundo, los cielos, los ma-
res y la tierra. Al reino animal y vegetal, cuando separó las tinieblas y
creó la Luz, hasta crear al Hombre y la Mujer, Dios lo hizo por Amor.
Es por ello que el Buen Asno sabe que todo en la Vida está rodeado
y lleno de ese Amor infinito de Dios.

El Amor para el Buen Asno, se expresa de distintas maneras, y su


calificación es así:
86 Manual del buen Asno

Amor de Dios: El Amor más Grande, Único e Inigualable. Sabe que


Dios nos hizo a su imagen y semejanza, que nos ha creado un mun-
do y ha puesto todo a nuestra disposición. Además de que dio a su
Hijo Unigénito, para que quien en él crea, no muera, sino que tenga
vida eterna.

Amor de Madre: Es la escala del Amor, de los que se manifiestan


entre los seres humanos, más importante, y posiblemente la más
parecida a Dios. El Buen Asno valora a su progenitora, la Ama, por-
que sabe que el Amor de su Madre es incondicional. Madre sólo hay
una, si un día le falta, su Amor va ser irremplazable.

Amor de Familia: La familia compuesta por el padre, los hijos, los


hermanos, los primos, tíos, sobrinos, abuelos o nietos. Todo ello
abarca el Amor de la familia, los seres que tienen nuestra misma
sangre, y que la han traído de generación a generación.

Amor de Amigos: Es el Amor que se manifiesta con persona que


no son sus familiares a través de algo muy maravilloso, como es la
amistad. Sabe que el Amigo cuando es sincero Ama en todo tiempo,
y el Buen Asno es por naturaleza Buen Amigo, y no raja ante nada, su
Amistad la entrega a quien se la merezca, la entrega de todo corazón,
y no espera nada a cambio.

Amor de Pareja: Es la manifestación de afecto, cariño y Amor que


existe. El Buen Asno llega a un momento en que se entrega por com-
pleto al Amor Eros, y es cuando una sola persona abarca toda su
atención, cuando entrega su vida a ella, para siempre.

El Buen Asno, sabe que el Amor se define de tantas maneras, pero


la principal es la que dice San Pablo en la epístola a los Corintios:

«El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor


no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca
lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia,
Amor 87

mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera,


todo lo soporta».

1 Corintios 13:4-7

Sufrido: Sabe que el camino del Amor, está lleno de espinas, que es
escambroso, muchas rosas en el Rosal del Amor existen, unas son
sin espinas, pero sabe quien para tener la Rosa del Amor, deberá
espinarse para que tenga el Amor Verdadero. Gabriel García Már-
quez, dice al respecto del Amor verdadero: “El verdadero amor sólo
se presenta una vez en la vida... y luego ya no hay quien se lo quite
de encima”.

Benigno: El Amor no conoce de maldad, el Amor es el sentimiento


más benigno que existe. No da para causar maldad, el Buen Asno
jamás dirá que el Amor es maligno. Pues sabe que el Amor es la
mayor expresión del Bien.

No tiene envidia: Cuando el Amor impera en una persona, no existen


las envidias, no quieren estar en lugar de nadie.

Jactancioso: El Buen Asno no presume su Amor, se siente orgulloso


de él, y no se jacta de tenerlo, simplemente lo comparte.

No se envanece: El Amor jamás será en vano, todo lo que hagamos


por Amor será bien recompensado.

No hace nada indebido: El Amor no atenta contra las reglas de la


moral o la ética, menos contra la Ley de Dios expresada en la Biblia
y resumida en Los Diez Mandamientos. Es mentira que se mate por
Amor. Matar es pecado, y el pecado no es pariente del Amor.

No busca lo suyo: El Buen Asno renuncia a muchas cosas para poder


realizar su Amor. En el libro Brida, Paulo Coelho dice: “Se encuentra
la Libertad en la esclavitud por medio del Amor”. Por lo tanto, el
88 Manual del buen Asno

Buen Asno renuncia a su libertad para entregarse por Amor a una


persona cuando es Eros, y a todas sus personas queridas, pues sabe
que el Amor lo hará libre y realizado.

No se irrita: El Amor no es pelea, si alguien en verdad Ama a una per-


sona, no se molestará por una conducta que tenga, que no le guste,
pues el Amor no es compatible con irritación y rubia.

No guarda rencor: Amor y Rencor, aunque poéticamente puedan te-


ner una rima, no es una combinación cuerda, el mismo Pablo Neru-
da, el mejor poeta de Latinoamérica en el Siglo XX dijo: “Las rimas
dan sonido de cristal, platería o cañonazo”. Por lo que cuando se
ama de verdad, no se guarda rencor por ninguna causa. El rencor
la antesala del Odio, enemigo natural del Amor. Un conocido refrán
dice: “El Odio es como darle veneno a alguien, para luego beberlo
uno mismo”.

No se goza de injusticia: De ninguna manera, por Amor alguien va


sentir alegría porque a una persona le pase algo que no merece.

Se goza de la verdad: La Verdad y el Amor, parecen hermanos geme-


los o mellizos. La verdad os hará libre, dice la Biblia en Juan 8:32, y
el Amor nos da la Libertad. Distintos, pero llevan al mismo destino.

Cree: Si en verdad el Amor es puro y sincero, se va creer en las


palabras de las personas, el Amor y la desconfianza, jamás podrán
ir de la mano, aun se encuentren en el mismo camino y vayan al
mismo sitio.

Espera: El Amor tiene paciencia, y es por ello, que algunos poetas


y músicos lo tan tildado de tonto, pero no es tonto, es que confía
ciegamente en las personas, y por eso no desespera de esperar.

Soporta: El Amor es como la llama del carbón, va soportar toda ad-


versidad para mantener encendida su flama. No necesitará que una
Amor 89

mano sople para que mantenga viva esa flama, si es un buen carbón,
su llama permanecerá encendida. Y si es Amor de verdad, soportará
chismes, infamias y calumnias, y aún así se mantendrá vivo.

El Buen Asno sabe que todos tenemos Amor dentro de ellos, pero
que se niegan a manifestarlo, saben que tal como dijo Paulo Coelho
en A Orillas del Río Piedra me senté y lloré, “El amor está dentro
de nosotros mismos, pero necesita de la otra parte para ser des-
pertado”. Es simple, si no existe a quien manifestar el Amor, no va
despertar, por mucho que se cuente con ese bello sentimiento por
naturaleza.

El Amor es más grande que el Enamoramiento, este es una emoción


nacida en la mente, el Amor viene de nuestro corazón.

Es más grande que la Pasión, esta es pasajera, y el Amor es Eterno.

El Buen Asno no debe vivir sin Amor, y sabe que tal como dice el
argentino Fito Paez en su canción “El Amor después del Amor”, “y
nadie puede, y nadie debe, vivir, vivir, vivir sin Amor”. El Buen Asno
buscará manifestar su Amor de una u otra manera, si no tiene al-
guien con quien manifestarlo, buscará, y por medio de un abrazo o
un fuerte apretón de manos lo va manifestar.
90 Manual del buen Asno
GLOSARIO
A

AMOR: Don Supremo que está presente en todas las personas y que es
despertado sólo con la otra parte.

AMOR FILOS: Amor que el Buen Asno comparte con sus amigos y fa-
miliares.

AMIGO: Personas más cercanas al Buen Asno, inmediatamente a su


familia, y con quienes comparte el Amor Filos.

ASNO: Hombre que tiene talento para las mujeres.

ASNA: Mujer que tiene talento para los hombres.

CHAMACA: Una mujer que es considerada por el Buen Asno, como


candidata para ser su novia.

CÓDIGOS: Son todas las normas de comportamiento que tiene un Buen


Asno. Políticas que tiene para actuar ante diferentes situaciones con
familia, amigos y pareja.

DESLEAL: Es llevar a cabo una infidelidad, que ha nacido en la mente


del Buen Asno.

ESTRATEGIA ÁGUILA: Estudiar perfectamente a la presa, conocerla, ver


sus virtudes, sus puntos débiles, para que en el momento oportuno,
pueda cazarla con sus garras. Las Águilas sobre vuelan el territorio de
su presa, y es así como se debe actuar

FEMINISTA: Persona a la que le gustan las mujeres.

INFIEL: Estado de tentación, donde al Buen Asno le gusta o se siente


atraído por una persona que no es su pareja, se manifiesta desde el
pensamiento.

LAS QUE FUERON: Calificativo que un Buen Asno le da a sus ex novias,


porque su filosofía es que ya no son parte de él, para llamarlas así.

OTRA PARTE: Es la persona con quien el Buen Asno encuentra la ma-


nera de encender el Amor que tiene dentro de él mismo.

PIRRICUACA: Sinónimo de novia.

RECONCILIACIÓN: Ponerle fin a una separación. Hacer las paces con


la pareja y comenzar de nuevo.

RELACIÓN: Interacción entre el Buen Asno con su familia, sus amigos


y su pareja.

RUPTURA: Conclusión de un noviazgo.


S

SEPARACIÓN: Estado intermedio que se da cuando un Buen Asno tiene


un conflicto con su pareja, y se encuentra entre la reconciliación o la
ruptura.
Para contactar con el autor:

Pablo Samayoa.com
Caballerosidad 95

Intereses relacionados