Está en la página 1de 3

El presente ensayo es realizado con la finalidad de plantear y discutir las

obligaciones del Comerciante y del registro mercantil, haciendo un pequeño


análisis de todo el régimen jurídico que acompaña al mismo; con el tiempo se
han globalizado y esto es un hecho innegable. Con todas las ventajas y
desventajas que eso supone, los aspectos que contienen, el caudal de
información que podemos recibir es enorme; es necesario enseñar y dar a
conocer estrategias vitales que ayuden a pensar, discernir y discriminar la
información masiva para así comprender todo lo que éste amplio campo nos
ofrece. Teniendo en cuenta que no todo a lo que tenemos acceso es verídico y
la desinformación alimenta la ignorancia, entonces las herramientas que
suministremos tendrán que ver no con acceder a fuentes y recursos, si no a
entender si estos son válidos realmente. En este ámbito es muy importante
crear un pensamiento crítico y autónomo en la parte interesada, dado a que
desarrollar un criterio propio determina también el éxito de la persona en el
ente comercial. Para tal efecto es bueno conocer el significado básico y
preciso de lo que competen a las obligaciones correspondientes a los
comerciantes y a su vez todo lo que pueda estipular algo respecto a ellos,
citando de manera especial, el registro de comercio, la firma y la contabilidad.
Sobre el mencionado particular, se aclara que en el código de comercio se
establecen desde el artículo 10 hasta el artículo 44 todas las especificaciones
que pudieran tener cabida ante los numerales antes mencionados, siendo éste
código el que rige las obligaciones de los comerciantes en sus operaciones
mercantiles y los actos de comercio, aunque sean ejecutados por no
comerciantes (Teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 1 de éste
mismo código). En una sociedad de consumo en donde las actividades
comerciales juegan un papel primordial para su desarrollo, el intercambio de
artículos e implementos son constantes y son los que hacen crecer y desarrollar
las economías de una nación, es por ello que debemos saber diferenciar lo que
representa en verdad ser un comerciante; siendo estos aquellos a los que
teniendo capacidad para contratar hacen del comercio su profesión habitual y a
su vez las sociedades mercantiles (Según lo emanado en el artículo 10 del
código de comercio). La importancia del tema radica en que son temas de la
actualidad, que existen determinadas variaciones doctrinarias sobre lo
relacionadas al sistema que opera en el registro. En el especial caso del ejercicio
del comercio u la profesión de comerciante se estipulan las responsabilidades y
derechos que pueden ser concedidas a un menor de edad, por medio de la
emancipación a su vez también se aclara el hecho de que dicha emancipación o
permiso de ejercer el acto legal del comercio que se le concediere según fuera el
caso podría ser revocada de la misma manera si fuese necesario bajo la
aprobación del Juez de Primera Instancia en lo Civil, de su domicilio, con
audiencia del menor. La revocación se hará por documento público que el
curador hará registrar en el Registro de Comercio y fijar de la manera prevista
en éste código (Artículos del 10 al 14). Así mismo se establecen todos los
requisitos y documentos que deben ser debidamente registrados en un lapso no
mayor a quince días contados para poder ejercer propiamente el correcto
registro del comercio (Dichos documentos se establecen y especifican en el
artículo 19) Quedando en completa responsabilidad de los comerciantes
realizar el registro, los comerciantes que omitieren hacer el registro de los
documentos a que se refiere éste parágrafo, sufrirán multas por cada caso de
omisión e indemnizarán además los daños y prejuicios que con ella causasen
(Artículo 23).Resaltando así que los documentos expresados en los números
1°,2°,3°,4°,5°,6°,7°,8°,9°,10°,11°,12° y 13° del artículo 19, no producen efecto
sino después de registrados y fijados. Sin embargo la falta de oportuno registro
y fijación no podrán oponerla a terceros de buena fe los interesados en los
documentos a los que se refieren esos números (Artículo 25). Al encontrar los
artículos que mencionan lo referente a la firma ya sea personal o asociada se
hace mención a las diferencias que han de existir entre la una y la otra y así
también las exigencias y características que ambas presentan. (Artículos del 26
al 31). Finalmente encontramos el sector de la contabilidad mercantil la cual
inicia sus especificaciones en el Artículo 32; donde se establece que todo
comerciante debe llevar en idioma castellano su contabilidad, la cual
comprenderá obligatoriamente, el libro Diario, libro Mayor y el de Inventarios.
Podrá llevar, además, todos los libros auxiliares que estimare conveniente para
el mayor orden y claridad de sus operaciones. Resaltando en el Artículo 33;
que el libro Diario y el de Inventarios no pueden ponerse en uso sin que hayan
sido previamente presentados al Tribunal o Registrador Mercantil, en los
lugares donde los haya, o al Juez ordinario de mayor categoría en la localidad
donde no existan aquellos funcionarios, a fin de poner en el primer folio de cada
libro notas de los que éste tuviere, fechada y firmada por el Juez y su secretario
o por el Registrador Mercantil. Se estampará en todas las demás hojas el sello
de la oficina. Seguido a esto se presentan las especificaciones y prohibiciones
que debe seguir el comerciante para el correcto llenado de cualquiera de los
libros antes mencionados; finalmente en el Artículo 44 se estipula que los
libros y sus comprobantes deben ser conservados durante diez años, a partir del
último asiento de cada libro. La correspondencia recibida y las copias de las
cartas remitidas, serán clasificadas y conservadas durante diez años. Al final de
todo lo dicho se puede decir que el objeto principal del acto de comercio es
hacer cumplimiento de las normas y leyes establecidas en el código de
comercio para regir las obligaciones de los comerciantes; para así llevar un
control más amplio de la sociedad teniendo en cuenta todos los recursos que se
nos otorgan para trabajar y abogar así por la convivencia social fructífera en
aras de una sociedad triunfante.
Abril 11; del 2020 UNELLEZ; Contaduría Pública Sem. II, sección “A”.
Estudiantes: Arguello Yukeisy C.I-V17.304.424, Rodríguez Francisco C.I-
V18.472.776, Terán Alex C.I-V26.881.794, Morón Juliexa C.I-V28.106.294,
Montilla Michael C.I-V30.368.597, Gómez José C.I-V30.391.955.