Está en la página 1de 2

LA OLA

El docente cumple un papel fundamental en la sociedad, pues este es quien guía a los jóvenes hacia el
conocimiento, es con quien los jóvenes comparten gran parte de su tiempo, además de ser una figura de
autoridad con la que muchos estudiantes se sienten identificados. Pensando en esto podemos decir que el
maestro al ser una figura pública logra influenciar de manera directa o indirecta a sus alumnos, un claro
ejemplo de esto lo podemos apreciar en la película aquí comentada (LA OLA). Un maestro con mucha ilusión
de sacar un curso adelante, pone en marcha un proyecto en el que a través de vestimenta, ideas y saludos,
quiere demostrara lo aprendido en clase y manifestando a su vez que lo que estaban aprendiendo era algo
malvado (anarquía), donde se abusaba de la autoridad, además de perder parte de la identidad, sin embargo,
todo fue fallido pues los estudiante mal interpretaron la información, tomando las ideas del docente y
convirtiéndolas en acciones criminales. Es en este punto es donde uno se pregunta ¿Quién fue el verdadero
responsable?
Evidentemente muchos culparan a los estudiante por no captar el objetivo de lo que se estaba
realizando, sin embargo, el culpable es el maestro por dos motivos, el primero de ellos y quizás el causante de
todo, es que el maestro no da un objetivo claro, por lo que el proyecto se podría direccionar hacia donde los
jóvenes creyeran conveniente (justo lo que paso). El segundo motivo, el docente no puso límites, ni
condiciones desde el principio, lo que permitió que todo se saliera de control. Esto es un claro ejemplo de lo
que sucede en la cotidianidad donde los jóvenes actúan conforme a su entendimiento más no hacía su razón.
Hoy en día los maestros trabajan todas las áreas del conocimiento, desde proyectos que permitan el
aprendizaje y la interacción. En estos casos los docentes deben ser claros y deben especificar los objetivos del
trabajo, quizás esto sea lo que permita que las cosas no se salgan de control, además de contar con entes de
vigilancia que median si llegase a ocurrir algún problema. Si se piensa desde otra perspectiva, podemos ver
que los docentes que no plantean un objetivo están condenados a no alanzar una meta, pues los jóvenes se
direccionaran ellos mismos e impondrán un ritmo de trabajo, sin embargo, en estos casos no se generaran
acciones de violencia, como en la película, sino que simplemente los jóvenes perderán la oportunidad de
enriquecer su conocimiento.
En conclusión lo que realmente quiere mostrar la película desde mi punto de vista es que si no se
pone un objetivo claro y se deja trabajar a los alumnos a su voluntad, nunca se alcanzara una meta de
aprendizaje, pues los seres humanos vivimos en un ir y venir de órdenes que nos regulan. Además que la
película nos muestra una analogía de la realidad que se puede vivir ante proyectos mal direccionados y una
realidad de como el maestro, a través de su rol puede influenciar a los jóvenes.

Lizeth Natalia Arias Gil


20182260099