Está en la página 1de 9

VADEMECUM AREANDINO

“VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA” – JULIO VERNE (1864)


CENTRO DE LECTURA Y ESCRITURA AREANDINO (CLEA)
AGOSTO DE 2019
-------------------------------

1. INTRODUCCIÓN

Algunos de los textos “pretenden recordar el importante papel que jugó Jules Verne en la
moderna literatura fantástica. Sus viajes extraordinarios modernizan la odisea clásica y,
gracias a la incorporación de la ciencia y a la importancia que concede a la verosimilitud
dentro de lo fantástico, crea la ciencia ficción, al tiempo que crea una literatura fantástica
basada no el terror, como era común en su época, sino en la fascinación. La utopía es un
género muy antiguo, pero no le sucede lo mismo a la distopía, que debe mucho también al
escritor de Nantes” (Rodríguez Pequeño, J. (2018). Jules Verne: de la odisea a la ciencia
ficción. Castilla. Estudios de literatura).

Los libros de Julio Verne son mucho más que novelas de aventuras que el lector puede
disfrutar, esta narrativa constituye un vehículo de la modernidad que llevó a la cultura
popular los avances científicos, cuando aún estaban en proceso de desarrollo.

Viaje al centro de la Tierra es pensar en innovación, profecía, futuro, imaginación


arrolladora, al final son aventuras maravillosas, para lo cual nuestro autor se sumergió en
materias como la geología, la mineralogía y la paleontología, sus detalladas descripciones
de animales antediluvianos maravillaron a los expertos de la época y hacia el futuro
poniendo sobre la mesa su extraordinaria intuición científica.

2. CONTEXTO

Julio Verne era un adelantado intelectualmente para su época, al igual que Leonardo da
Vinci para el espíritu renacentista, su genialidad creativa y visión tecnológica mostró cómo
a través de la narrativa fantástica – científica podíamos llegar a mundos posibles desde
siglos atrás.

La historia comienza en una vieja mansión situada en un barrio de Hamburgo donde reside
el profesor Lidenbrock, geólogo y mineralogista, conviven con el irritable humor del profesor
su ahijada Graüben, su sobrino Axel, quien le ayuda en sus trabajos y está enamorado en
secreto de su ahijada, también Marta la criada del profesor.

El ritmo normal de las cosas se ve profundamente trastornado a consecuencia de un antiguo


criptograma descubierto en un manuscrito rúnico. En tal criptograma un alquimista islandés
del siglo XVI, Arne Saknüssemm, dejó oculta una extraordinaria revelación: por uno de los
cráteres del Sneffels, volcán extinto de Islandia, Saknüssemm había logrado penetrar hasta
el centro de la Tierra. Sin perder un solo instante, el profesor comienza a organizar la
expedición. Y un mes más tarde, el profesor Lidenbrock y su sobrino Axel, junto con Hans
Bjelke un guía islandés, se internan en las entrañas de la Tierra.

Gran parte de la historia se desarrolla dentro de un ambiente subterráneo, en el cual se


describen datos como la composición del suelo, los diferentes fenómenos geológicos de las
distintas eras; datos de animales prehistóricos especificando especie, tamaño y otros
elementos referentes a los mismos; la vegetación que no es muy abundante, pero se
describen unos tipos de hongos gigantescos que se asemejan a los árboles conocidos en
la superficie, el clima aparentemente caluroso, hacía parte de la teoría del calor central que
se va desvaneciendo, ya que la temperatura variable modifica la teoría inicial.

La travesía está llena de aventuras, hechos sorprendentes e imprevistos, desde la falta del
agua hasta las dificultades para orientarse que llevan a Axel a perderse y a reintegrarse al
grupo gracias a los ecos que difunden la voz de su tío.

La balsa el mar subterráneo y en cuyas riberas crecen vegetaciones exuberantes de épocas


remotas, la lucha mortal entre un ictiosauro y un plesiosauro, la tempestad y el naufragio,
el descubrimiento de fósiles humanos y de un cadáver momificado de la época cuaternaria
y el encuentro de un semi-humano y gigantesco pastor de una manada de mastodontes
hacen al lector no dejar la historia hasta el final.

Y finalmente, un puñal oxidado y unas letras grabadas en la roca por el alquimista muestran
el camino que deben seguir, pero este es obstruido por un seísmo. Los protagonistas
deciden minar el obstáculo, y la explosión por consecuencia desencadena un cataclismo:
los viajeros siguen el camino del alquimista Saknüssemm, impulsados por el mar
descienden terriblemente en una caída a unos abismos que hierven y rugen
ensordecedoramente, el vapor del agua eleva la balsa por una especie de túnel vertical,
desapareciendo por el calor. Y entre los horrorosos fenómenos de una erupción, los
exploradores que habían entrado por Islandia en el cráter extinto del Sneffels, son
expulsados por la actividad del volcán Estrómboli, terminando en la isla italiana del mismo
nombre.

2.1. El autor y su mundo

Verne se considera hoy uno de los padres de la ciencia ficción, género que presenta como
actual la ciencia y la tecnología, siendo optimistas del futuro. Y ciertamente a veces el futuro
está más cerca de lo que parece. “De la tierra a la luna” fue publicada en 1865, como
continuación de esos viajes fantásticos e interminables en los mundos posibles que Verne
creó en esa época.

La escritura de Verne se puede cuestionar por su calidad literaria: es repetitivo en la


estructura de sus obras, es pesado y exagerado con las descripciones y las enumeraciones,
sus personajes fueron creados a partir de estereotipos resultando algunos poco ridículos.
También es cierto que algunos personajes son grandiosos, como el capitán Nemo, pero en
general Jules Verne no es ni era entonces un autor preocupado por los valores estilísticos.

Julio Verne “en 1857 se convirtió en agente de bolsa y empezó a viajar; visitó Inglaterra,
Escocia, Noruega y Escandinavia, y continuó sus escritos.

Posteriormente conoció al editor Hetzel, quien se interesó por sus textos y le publicó Cinco
semanas en globo (1863), obra que lo lanzó al éxito y lo estimuló a proseguir con la temática
de la novela de aventuras y fantasía.” (Biografía y vidas, 2004-2019).

“Aprovechando sus conocimientos geográficos, adquiridos a través de numerosos viajes


por Europa, África y América del Norte, y su entusiasmo por la revolución tecnológica e
industrial, Verne se convirtió en un especialista de los relatos de viajes y aventuras de corte
científico. Su dominio de la tensión dramática le permitió combinar extravagantes
situaciones y momentos poéticos en una prosa ligera y amena.” (Biografía y vidas, 2004-
2019)

“Inmediatamente se enfrascó en la redacción de “Viaje al centro de la Tierra” (1864). “Los


viajes extraordinarios de Jules Verne nacen en un buen momento. En el instante en que la
ciencia y la industria estaban en pleno florecimiento y favorecidas en Francia por el
ambiente político creado bajo la dictadura de Napoleón III. Momento plenamente optimista
en el que parecía cumplirse la profecía de una Nueva Edad de Oro que propugnaba Saint-
Simon”. (Gómez, J. 2001)

“Las novelas de Jules Verne responden a un plan educativo diseñado por su editor, el
sansimoniano J. Hetzel, y dirigido a la formación de la juventud. Inicialmente, consistiría en
despertar el interés por la ciencia, divulgar los conocimientos científicos, y formar a los
dirigentes de la sociedad del futuro”. (Gómez, J. 2001), todo en un contexto donde la ciencia
y el futurismo no tenían cabida.

2.2. Contexto de recepción

Para documentar sus obras, Verne leía todas las publicaciones científicas (incluyendo las
geográficas) que podía, lo que le permitía escribir novelas que incorporaban
acontecimientos todavía no posibles, pero que estaban siendo tratados por la ciencia en
ese momento. Parten acontecimientos relevantes en 1848 donde se inicia en París el
movimiento revolucionario, y en el que se luchaba por ideales democráticos. Este
movimiento no triunfa, y es nombrado por los conservadores como presidente de la
República a Luís Napoleón Bonaparte.

El siglo XX es el siglo del nacionalismo se produce en toda Europa un impresionante


desarrollo industrial. Aparecen nuevas clases sociales, como la burguesía y el proletariado.
El progreso de la ciencia es importantísimo en esta época, Charles Darwin publicó su obra
“El origen de las especies”, en la que defiende la teoría del evolucionismo.

Triunfa en Europa el Romanticismo y en 1850 es sustituido por un nuevo movimiento


literario el Realismo, movimiento que profesora es una puta pretende describir la realidad
tal como es. Novelistas de este movimiento fueron Stendhal y Balzac.

En este ambiente de tantos cambios políticos, sociales y culturales desarrolló Julio Verne
su obra literaria.

“El Nautilus, la creación más célebre de Verne, existía mucho antes de que “Veinte mil
leguas de viaje submarino” fuera escrito y publicado. Existía un prototipo, llamado también
Nautilus, que el inventor e ingeniero norteamericano Robert Fulton había presentado en
Francia en el año 1800. Otro escritor francés, Aristide Roger, en 1867 publicaba por
capítulos en Le Petit Journal la obra Viaje bajo las olas, relativo a las aventuras del
submarino Trinitus, con tantos puntos de contacto con la futura novela de Verne (que la
estaba escribiendo en aquellos momentos, y no aparecería hasta 1870), que este se sintió
en la obligación de enviar una carta al periódico señalando el hecho para prevenir cualquier
futura acusación de plagio cuando apareciera su propio libro. Lo mismo ocurre con los
helicópteros de Robur el conquistador: existían en prototipos antes de la publicación de la
novela, como el fax que aparece en París en el siglo XX, que no es invención de Verne,
sino que lo patentó Alexander Bain, un inventor escocés, en 1843”. (Rodríguez Pequeño,
J. (2018). Jules Verne: de la odisea a la ciencia ficción. Castilla. Estudios de literatura)

3. TIPOLOGÍA TEXTUAL

Narrativo – descriptivo y fantástico, el autor maneja con acierto la incertidumbre del lector,
creando los conflictos sin mayores introducciones y presagiando paulatinamente la tan
esperada confrontación final. Los hechos se desarrollan en varios escenarios científicos y
en tiempo no lineal; esto hace que la obra sea más interesante desde el punto de vista
literario.

3.1. Género

Verne basó su literatura en la novela científica, enfocada en la narrativa-ficción, al igual que


H.G. Wells y Asimov que se convirtieron en los precursores de este tipo de textos.

La ciencia y el viaje son, junto con el héroe, los elementos principales de este tipo de
género. La cual podemos llamarlos odiseas científicas, porque en realidad son aventuras
que giran alrededor de un viaje en el que la ciencia y/o la tecnología juegan un papel
principal.

Pero lo más importante de este tipo de género es la aparición del nuevo héroe: el científico
“lunático”, que emprende un viaje, acompañado de algún artilugio o máquina, alrededor del
cual gira la trama, que puede contener alguna teoría científica o técnica. Sus personajes
son auténticos exploradores y descubridores. Son hombres buenos, generosos y solidarios.
Las sorprendentes máquinas que aparecen en estas novelas no amenazan al hombre ni a
la naturaleza, sino que la mejoran. Son artefactos inocentes que facilitan al hombre sus
actividades, haciéndole más cómoda su existencia.

3.2. Obras relacionadas

Isaac Asimov. Yo robot. Título original: I, Robot. Idioma original: Inglés (Año: 1950).
Editorial: Edhasa. Género: Novela

Arthur C. Clarke- Cánticos de la lejana Tierra, Expedición a la Tierra.

Ray Bradbury- La brújula de abril y otros cuentos.

Robert A. Heinlein- Viernes (1982). Género: Ciencia ficción. Editorial: Henry Holt and
Company.

Philip K. Dick - ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? - 15/10/2019 - Minotauro

H.G. Wells- El mundo liberado (1914).

3.3. Estructura

La historia está contada en primera persona por Axel, con quien nos identificamos a lo largo
de lo que para él es un viaje iniciático. Es, también, el personaje más interesante de los
tres. Al fin y al cabo, su tío, el profesor Lidenbrock, es una especie de fuerza de la naturaleza
cuyo entusiasmo y determinación jamás flaquean, un individuo irritable, nervioso y hasta
desagradable al que no importa más que su autoimpuesta misión. Hans es el hombre lógico,
práctico, incluso frío, la inteligencia natural que soluciona los problemas que van saliendo
al paso. Ambos tienen unas personalidades demasiado extrañas como para que el lector
pueda entender sus pensamientos y motivaciones. Axel, en cambio, duda y sufre, está a
punto de morir de sed, tiene miedo y alterna estados de ánimo de escepticismo absoluto
con otros de entusiasmo delirante según los acontecimientos se van desenvolviendo. Al
final, el joven poco maduro que partió para realizar el viaje vuelve convertido en un hombre
sensato y cargado de fama.

4. ESTILO

Verne sabía contar una historia y esta se desarrolla con buen ritmo aun cuando a veces los
protagonistas se extienden más de la cuenta en sus discusiones sobre minerales y rocas.
El libro comienza con un ritmo pausado desde la rutina de los personajes en la agradable
ciudad alemana en la que residen hasta el descubrimiento del mundo subterráneo. A partir
de ese momento, la historia se acelera y los acontecimientos van sucediéndose con rapidez
hasta el final. Como era típico en Verne, sus descripciones extraordinariamente minuciosas
y habiendo estado en los parajes islandeses concretos que describe en la novela -los
alrededores del volcán Snaeffells-, puedo afirmar que cualquiera creería que viajó hasta allí
y vio el paisaje con sus propios ojos, aun cuando en realidad jamás pisó Islandia.

4.1. Lenguaje

Verne, construye su obra a partir de la creación imaginativa, un lenguaje cotidiano propio


de su época en términos de ficción y, en muchos casos, no camaleónica, encontrando en
los significados simples la solución del lenguaje científico y técnico que no hallaron otros
autores de su época: la narración fantástica verosímil. Se ha dicho muchas veces que la
literatura de Verne se caracteriza por la imaginación sin límites. Pero no es cierto. La
imaginación de Verne tiene un límite que él mismo se impuso: la verosimilitud, tratar de ser
fiel a su 1800 en cuestiones de conocimientos y creativo en sus sueños.

4.2. Personajes y universo

"Viaje al centro de la Tierra" es sin duda una de las novelas más imaginativas -y a la vez
menos científicas- imaginadas por Julio Verne. Desde luego, las premisas de las que parte
el autor son inverosímiles a la luz de nuestros conocimientos actuales sobre el interior del
planeta y la tectónica de placas.

El profesor Lidenbrock, un científico neurótico y apasionado, descubre un antiguo


manuscrito redactado por un alquimista y explorador muerto hace mucho tiempo. Con
ayuda de su sobrino Axel lo descifra para dar con el relato de un viaje al centro de la Tierra
que comienza en un volcán de Islandia. Tío y sobrino, ambos dotados geólogos y
mineralogistas, se trasladan a esa isla, contratan a un impasible y eficaz guía local, Hans,
y comienzan su descenso.

En el viaje a las profundidades habrán de enfrentarse a desconcertantes laberintos, la


oscuridad y el silencio continuos, la sed, el miedo y el descubrimiento de un mundo oculto
bañado por una misteriosa luminosidad seguido por una navegación por un inmenso mar
interior poblado por bestias antediluvianas. Así, la aventura deviene no sólo un viaje en el
espacio, sino en el tiempo. La acción culmina en un desenlace tan inverosímil como
dramático.

Las travesías de Verne suceden en el presente de los lectores. El motivo de que la acción
de la mayoría de las novelas suceda en el mismo año que se publican tiene un doble
propósito: admirar y hacer que el espectador lo viva como algo real, posible al menos.
Quiere resultar verosímil, motivo por el que los narradores de muchas de sus obras
participan, con diferentes grados de protagonismo, de la historia que cuentan, ofreciendo al
lector un alto grado de credibilidad.

4.4. Quiz de lectura


A continuación tienes una serie de preguntas relacionadas con el libro que hemos leído
responde a ellas los más explícitamente que puedas.

¿Quién se supone que escribe el libro?

¿Quiénes son los personajes, cómo se llaman, a qué se dedican etc.?

Haz una breve descripción de cada uno de ellos.

¿Cómo se describe en el libro al profesor Liderbrock?

¿Qué quiere decir el autor con la frase referida al profesor Linderbrock “enseñaba
subjetivamente”?.

¿Qué es la mineralogía?

Según Axel el límite de la corteza terrestre se encuentra “a diez leguas del límite de corteza
terrestre” ¿es cierto?

¿Cómo explica que la temperatura en el interior terrestre no sea tan alta?

¿Qué son las calendas?

¿Qué herramientas e instrumentos llevan en el viaje? ¿Qué utilidad tienen?

¿Por qué en Islandia no se pone el Sol durante los meses de junio y julio?

¿Qué es un fiordo?

¿Cómo se describe en el texto la formación de Islandia? Relaciónalo con los contenidos


que conoces.

¿Crees que el autor ha cometido un fallo cuando dice que a las once de la noche era
oscuridad completa?

¿En qué pruebas se basan para datar los estratos en los que se encuentran?

¿Cómo explican la formación de las minas de carbón?

¿Qué es un geiser? ¿Cómo se forma?

¿Por qué suponen que la intensidad de la gravedad disminuirá con forme desciendan?
¿Por qué razón son ciegos los peces que encuentran en el mar de Linderbrock?

Parte de la fama del autor se debe a que fue capaz de imaginar logros del hombre que
todavía estaban por alcanzar en su época. Busca los títulos de sus obras y señala aquellos
que sugieren inventos y descubrimientos.

El propio autor, Verne, fue un gran viajero. Busca en un mapa dónde se encuentra la ciudad
de Nantes, de donde era originario, y, consultando alguna biografía, indica algunos de los
lugares donde viajó durante su vida.

5. LECTURA CRÍTICA

Julio Verne, desde el punto de vista literario, no solo fue un autor importante en el siglo XIX,
sino que, por su imaginación y sus propuestas originales, fue un autor que todavía hoy hay
que tener muy en cuenta como padre de la ciencia ficción, de la distopía, como renovador
de la literatura de aventuras, de la literatura fantástica e incluso como inspirador de
movimientos estéticos alternativos. La inclusión de la ciencia en la aventura y el afán de
conseguir la credibilidad del lector le ayudan a abrir nuevos caminos en la literatura de
aventuras y en la literatura fantástica, siendo responsable en buena medida de la aparición
de la ciencia ficción y de la distopía.

Verne ha quedado con una imagen no totalmente exacta; la del escritor de prodigiosos
viajes a los astros, maravillosas excursiones por el fondo del mar, cuando no por regiones
desérticas o selvas impenetrables. Es el novelista que se adelantó al futuro, el soñador de
inventos que los años harían realidad. Para algunos, más eruditos, el padre o el abuelo de
la ciencia-ficción.

Él no inventaba, profetizaba, era adelantado a esa realidad, el encuentro entre verdad


científica y la verdad literaria desfiguraba toda observación de lo cotidiano o lo ordinario
acudiendo a lo pintoresco y la caricaturización suave de una realidad floja a sus ojos para
acercar a sus personajes a prototipos que hoy son realidad en su generalidad.

6. BIBLIOGRAFÍA Y RECURSOS

Geo crítica (1988) Literatura y ciencia en el siglo xix. Los viajes extraordinarios de Jules
Verne. Tomado de http://www.ub.edu/geocrit/geo76.htm

Gómez Zamudio, J. (2001) Viaje al centro de la tierra. Tomado de:


www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-673724

Held, J. (1987), Los niños y la literatura fantástica. Función y poder de lo imaginario,


Barcelona, Paidós.
Rodríguez Pequeño, J. (2018). Jules Verne: de la odisea a la ciencia ficción. Castilla.
Estudios de literatura.

Rodríguez Pequeño, J. (2008), Géneros literarios y mundos posibles, Madrid, Eneida.

Verne, Julio (1864). Viaje al centro de la Tierra. Panamericana Editorial (Colombia).