Está en la página 1de 3

Además de calcularse teóricamente, como hasta ahora la presión puede (y debe, cuando sea posible)

también determinarse experimentalmente. Los medidores de presión, instrumentos utilizados para


realizar mediciones de presión, están disponibles en grandes cantidades y en las formas más
diversas. Se puede obtener una posible clasificación de estos dispositivos agrupándolos según el
tipo de presión medida y también según el principio de funcionamiento. Por lo tanto, dentro del
primer criterio, se puede hacer referencia a lo siguiente: Manómetros absolutos: (por ejemplo,
barómetros, que miden directamente la presión atmosférica.
Manómetros efectivos (este es el caso con la mayoría de los manómetros industriales) Medidores de
presión diferencial (que miden directamente las diferencias de presión y, por lo tanto, como se verá
a continuación, se pueden usar para velocidades experimentales o caudales). En cuanto al principio
de funcionamiento, se pueden dividir en: Manómetros líquidos (en los que el principio fundamental
de la hidrostática en forma de ecuación (2:20) se usa directamente: Medidores de metal (donde,
cuando se calibra adecuadamente, las deformaciones elásticas producidas por las fuerzas de presión
pueden cuantificar este último) Manómetros eléctricos (donde las fuerzas de presión causan
variaciones en las características de los circuitos eléctricos (conductividad, capacitancia, etc.). Estas
variaciones se traducen en señales que, calibradas, amplificadas y eventualmente registradas,
permiten conocer la presión. Los siguientes son algunos ejemplos.
En la figura (2.20) se describe un piezómetro. Es un manómetro de líquido, abierto a la atmósfera,
en el que el líquido manométrico es el del propio depósito (o conduce si el fluido está fluyendo)
cuya presión debe conocerse. Así, y designando la presión atmosférica por Pa, la presión absoluta
en la lista 1 de la figura viene dada por:

Siendo la presión efectiva correspondiente:

Donde p y g representan como hasta ahora la masa volumétrica del fluido (supuestamente
incompresible) y la aceleración de la gravedad. Recordando la definición de altura piezométrica - p
/ (pg) + z - introducida en la sección 2.6.2 y tomando la base del tubo piezométrico como fuente, se
ve fácilmente que el valor de h, leído en el tubo, corresponde directamente a ai de la altura
piezométrica. Este manómetro solo puede medir presiones moderadas que no desbordarán el líquido
del tubo piezométrico. Para evitar errores capilares (ver Sección 1.9.8), el diámetro del tubo
piezométrico no debe ser inferior a unos 10 mm.

La figura 2.21 representa un ejemplo de un indicador U. La presión del depósito p3 puede


conocerse aplicando la ecuación hidrostática fundamental a los dos fluidos en presencia de pesos
específicos Wa (WB> wA).
Figura 2.22 Medidor en U: Medición de presión diferencial

Los medidores en U también pueden medir presiones diferenciales, como se documenta en la


Figura 2.22. De hecho.
Un ejemplo de un indicador de metal es el indicador de Bourdon que se muestra en la Figura 2.23.
(a) La presión p actúa en un extremo del "tubo de Bourdon" que

Al estar cerrado en el otro extremo se deforma elásticamente. El desplazamiento resultante de


esta deformación se comunica a un sistema de engranajes que lo amplifica y lo comunica a un
puntero. A través de un proceso de calibración (concepto brevemente presentado en el siguiente
párrafo), la escala del puntero ahora indica directamente la presión a medir.

Brevemente, al calibrar (o medir en algunos aspectos) un dispositivo de medición significa obtener


un conjunto de respuestas (en este caso, desviaciones angulares del puntero) a tantos valores
conocidos de la cantidad a medir (presión p aquí). Estas respuestas se resumen en los puntos de la
figura 2.23 (b). La curva (también mostrada en la figura) que mejor se ajusta a este conjunto de
valores (por interpolación ñ, método de mínimos cuadrados, etc.) se adopta como la curva de
calibración del aparato. Esta operación permite hacer coincidir un valor de presión en la escala
graduada del aparato (figura 2.23. (A)) con cada desviación angular del puntero. Una vez calibrado
y, por lo tanto, en condiciones de funcionamiento normales, el manómetro reaccionará a una
nueva presión que se medirá con una cierta desviación angular del puntero al indicar directamente
en la escala el valor de esa presión.

Bracao también es indispensable para los transductores electrónicos de presión, de los cuales la
Figura 2.24 es un ejemplo de una representación esquemática. En términos generales, un
transductor es un dispositivo cuya función es transferir energía de un sistema a otro. En el presente
caso, es un instrumento de medición que incorpora un elemento sensor primario y un elemento de
conversión variable. En este sentido, el manómetro de la figura 2.23 (a) es un transductor que
convierte la energía de presión en una deformación mecánica, lo que le permite cuantificarla. En el
caso de los transductores de presión electrónicos, la energía de presión se convierte en una señal
electrónica. La interfaz de conversión de energía generalmente consiste en un diafragma metálico (1
en la Figura 2.24) que se deforma por la presión p. Esta deformación se siente directamente por el
componente eléctrico de la sonda 2, ya sea a través de la generación de una corriente eléctrica
(como con los medidores piezoeléctricos) o al cambiar las características de un circuito eléctrico
previamente establecido (por ejemplo, al variar la resistencia interna del circuito o permeabilidad
magnética de un transformador de corriente). La señal así obtenida puede ser tratada, como se
muestra en 3 (amplificada, filtrada, analizada estadísticamente), registrada (4) y una vez calibrada,
permite acceder al conocimiento del campo de presión. En la mayoría de los manómetros anteriores,
entre la señal de presión a medir y la lectura correspondiente, se interpone un volumen de fluido
más o menos extenso. Como consecuencia, hay un efecto amortiguador inevitable de cualquier
Oscilaciones que puede contener la señal fuente. Dicha limitación restringe el uso correspondiente a
condiciones que no requieren un tiempo de respuesta muy corto (régimen laminar o, si es
turbulento, sensibilidad a valores de solo tiempo). Sin embargo, en el manómetro piezoeléctrico, el
diafragma, ubicado en la cara de la sonda, está en contacto directo con un cristal de cuarzo que,
cuando se somete a su tensión, genera una corriente eléctrica, correspondiente a la presión a medir.
Por lo tanto, no hay almacenamiento de fluidos dentro del manómetro, lo que proporciona un
tiempo de respuesta muy corto. Por lo tanto, es un dispositivo transitorio particularmente efectivo
con variaciones de tiempo asociadas con frecuencias relativamente altas, como en un sistema
turbulento.
La combinación de tomas de presión estática y presión de estancamiento puede permitir la
determinación del módulo de velocidad de un flujo. El dispositivo en cuestión es el tubo de Pitot
con tomas de presión estática (o tubo de Pitot-estático) representado por la Figura 2.26. Las tomas
de presión estática dispuestas radialmente se comunican con una cámara común, por lo que la señal
de salida del pie representa un promedio Al estar cerrado en el otro extremo se deforma
elásticamente. El desplazamiento resultante de esta deformación se comunica a un sistema de
engranajes que lo amplifica y lo comunica a un puntero. A través de un proceso de calibración
(concepto brevemente presentado en el siguiente párrafo), la escala del puntero ahora indica
directamente la presión a medir. Brevemente, la calibración (o medición en algunos aspectos) de un
aparato de medición significa obtener un conjunto de respuestas (en este caso, desviaciones
angulares del puntero, a) a tantos valores conocidos de la cantidad a medir (presión p, aquí ) Estas
respuestas se resumen en los puntos de la figura 2.23. (b) La curva (que también se muestra en la
figura) que mejor se ajusta a este conjunto de valores (por interpolación, método de mínimos
cuadrados, etc.) se adopta como la curva de calibración del aparato. Esta operación permite hacer
coincidir un valor de presión en la escala graduada del dispositivo (Figura 2.23 (a)) para cada
desviación angular del puntero. desea medir, con una cierta desviación angular del puntero,
indicando directamente en la escala el valor de esa misma presión