Está en la página 1de 4

Administración correcta de una inmobiliaria

Germán Andrés Arbeláez Aguirre 59384

Resumen

La forma correcta de administrar una inmobiliaria es bajo la aplicación de principios de

teorías clásicas reorientadas en el benchmarking.

El enfoque de una organización inmobiliaria con una visión amplia del campo al cual

pertenece, no se limita únicamente a la construcción, venta, alquiler y administración de

viviendas; parte de recursos claves como los contratos fidecomisos o la ampliación de las

funciones empresariales en la inversión de finca raíz considerando inmuebles como los

locales comerciales, las bodegas, los terrenos o los lotes.

Es necesario el desarrollo de ciertas competencias que se ven ampliamente reflejadas en

diversas teorías necesarias para la administración correcta de una organización inmobiliaria,

como lo es la teoría de las contingencias, dado que realiza una combinación y recopilación

de algunas teorías clásicas con visos de sus mejores aspectos para la adecuación y

optimización de la empresa, apoyando claramente la aplicación relativa de ellas y en las

funciones básicas de las organizaciones.

Este desarrollo desemboca actualmente en el concepto del benchmarking y en el

compromiso para con la garantización, la confianza y la tranquilidad hacia los clientes, a

través de un apoyo directo con el desarrollo integral de los colaboradores de la organización,

brindando un servicio inmobiliario de alta calidad; para finalmente concluir en la forma

correcta de una dirección hacia este tipo de negocio.


Palabras clave: Innovación, eficiencia, benchmarking, principios clásicos, entorno,

contingencias, administración de inmuebles, plan de empresa, agente inmobiliario.

Introducción

La administración Inmobiliaria brinda una alta oportunidad de negocio en función de la

satisfacción de las necesidades de los ofertantes y vendedores, atribuyéndoles beneficios de

alto valor, poco riesgo y activos con una taza de pérdida muy baja.

Actualmente el problema de los negocios es la aceleración con que se administran los

mismo, el desorden y la ignorancia en la ejecución correcta de los procesos.

Mecanismos administrativos como el benchmarking logran sacar el máximo provecho de

las forma administrativas, gracias a la toma de aquellos servicios, procesos de trabajo y

productos que pertenezcan a otras organizaciones del mismo tipo que demuestren las mejores

prácticas sobre el área en que basaremos nuestro interés, en este caso todo el proceso

administrativo.

Por otro lado, partiendo de otro mecanismo efectivo y devolviéndonos un paso atrás a la

historia, el agente inmobiliario, según Maslow debe regirse por un estilo que contribuya a la

dirección de los subordinados, siendo consciente de que no hay nada absoluto en las

organizaciones, porque según el entorno al que se enfrente nuestra organización inmobiliaria,

así deberá emplear técnicas efectivas.

Una correcta administración para este tipo de organización, debe saber cómo la dirección

y los mandos medios se deben armonizar, organizar e interactuar con los subordinados y

tomar decisiones dentro de la empresa, todo esto apoyado por los principios de gestión de

Fayol y Taylor.
Método

El conjunto de funciones, actitudes, habilidades y competencias primordiales que se deben

tener en la gestión adecuada de una organización inmobiliaria, son desarrolladas bajo

principios clásicos y científicos de autores muy conocidos que optan por el rechazo de la

dirección empírica; la búsqueda de proyectos avalados en asociaciones bancarias confiables,

la asociación y negocio con empresas que tengan desarrolladas estrategias económicas bajo

marcos como el de marketing, respaldos, certificaciones, financiaciones, seguros y relaciones

legales, tomados como principios actuales del resultado de las investigaciones de muchos

autores y administradores, son puntos de partida decisivos que junto con la atención de las

contingencias empresariales permiten un desarrollo óptimo y eficaz de la administración de

una empresa inmobiliaria.

Visos como los de las teorías clásicas, nos permiten ejecutar una eficaz dirección de una

inmobiliaria; la teoría de Taylor en ámbitos de planificación, preparación, control y

ejecución; la de Fayol en términos como las funciones técnicas, comerciales, financieras,

contables orientadas en la división del trabajo, la autoridad y responsabilidad, la unidad de

mando y dirección, centralización, orden, remuneración, estabilidad y duración del personal.

Además de un claro énfasis en la teoría del comportamiento de Maslow, al tener presente

aspectos que afectan al grupo empresarial, intentado satisfacer sus necesidades, al igual que

en la teoría de sistemas, debido a que tiene presente el ambiente en el cual se desarrolla el

personal y la empresa misma; son aquellas doctrinas que se deben ejecutar en la organización

empresarial de una inmobiliaria.


Mediante el desarrollo de este conjunto de competencias basadas en estos principios,

evidenciaremos a continuación que el empleo de las mismas, son el camino correcto hacia

una eficaz y correcta administración inmobiliaria orientada en la innovación, el

benchmarking y el éxito.

Bibliografía

CHIAVENATO, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Quinta

Edición. 1999.

BALLEN C, F, C; CABRERA C, G, A. (2006). Fiducia de administración inmobiliaria en

Colombia a partir de 1991 y sus perspectivas. (undergraduate´s thesis). SOPHOS repositorio

institucional.

CARRASCOSA LÓPEZ, C, E; RAMIREZ ARROYO, R, M. (2016 Septiembre). Plan de

negocio para la prestación de servicios de administración inmobiliaria. Lima, Perú.

Universidad internacional de la Rioja (UNIR). Páginas 67, recuperado de:

https://reunir.unir.net/bitstream/handle/123456789/4462/RAMIREZ%20ARROYO%2c%2

0RAFAEL%20MAURICIO.pdf?sequence=1&isAllowed=y

HAMEL, Gary. El Futuro de la Administración. Grupo Editorial Norma. 376 páginas. 2008.

ISBN: 9584508393, 9789584508393.