Está en la página 1de 4

BIOMOLÉCULAS ORGÁNICAS

Son los compuestos de carbono. Esto es, aquellos en los que el átomo de
carbono es un elemento esencial en la molécula y forma en ella la cadena
básica a la que están unidos los demás elementos químicos. Son éstos los que
caracterizan a la materia viva y la causa de las peculiares funciones que
realiza. La gran variedad de compuestos orgánicos que contienen los seres
vivos se clasifican a partir de criterios muy simples, tales como su solubilidad o
no en agua, y otros. Siguiendo estos criterios, encontramos a los glúcidos (o
hidratos de carbono), los lípidos, los prótidos (o proteínas) y ácidos nucleicos.
Las funciones que cumplen estos compuestos en los seres vivos son muy
variadas, así los glúcidos y lípidos tienen esencialmente funciones energéticas
y estructurales; las proteínas tienen funciones enzimáticas y estructurales
(entre otras) y los ácidos nucleicos son los responsables de la información
genética.
Algunas sustancias son de gran importancia para los seres vivos pero estos las
necesitan en muy pequeña cantidad y nunca tienen funciones energéticas ni
estructurales. Por esta razón reciben el nombre de biocatalizadores. Son
biocatalizadores las vitaminas, las enzimas y las hormonas.
Los átomos que forman las moléculas orgánicas están unidos mediante
enlaces covalentes. Se trata de un enlace muy resistente cuando la molécula
está en disolución acuosa, lo que es el caso de los seres vivos. Este tipo de
enlace se forma cuando dos átomos comparten uno o más pares de electrones.
Antes de comenzar a mencionar las características de cada biomolécula
orgánica, es necesario tener claros los conceptos de “monómero” y “polímero”.
Frecuentemente los compuestos que constituyen los seres vivos están
formados por la unión más o menos repetitiva de moléculas menores. Por
ejemplo, el almidón y la celulosa están formados por la unión de miles de
moléculas de glucosa. Las proteínas por decenas, centenares o miles de
aminoácidos, y la unión de miles o millones de nucleótidos forman los ácidos
nucleicos. Por lo tanto:
Algunas sustancias son de gran importancia para los seres vivos pero estos las
necesitan en muy pequeña cantidad y nunca tienen funciones energéticas ni
estructurales. Por esta razón reciben el nombre de biocatalizadores. Son
biocatalizadores las vitaminas, las enzimas y las hormonas.
CLASIFICACIÓN:

 GLÚCIDOS

 LÍPIDOS

 PROTEÍNAS

 ÁCIDOS NUCLEICOS:
GLÚCIDOS

(Conocidos también como “azúcares”, “carbohidratos” o “hidratos de carbono”)


Están integrados por CARBONO (C), HIDRÓGENO (H) y OXÍGENO (O).
Muchos de ellos son solubles en agua y se los llama "azúcares" porque
algunos tienen sabor dulce.
CLASIFICACIÓN:
Los monosacáridos: Son los azúcares más simples y su nombre incluye la
terminación “osa”. En cuanto a sus propiedades físicas, son sólidos, cristalinos,
incoloros o blancos, de sabor dulce. Contienen grupos hidroxilo (OH) los cuales
son polares, por lo tanto son muy solubles en agua, pues se establecen
enlaces polares con las moléculas de agua.

 Glucosa
Importante fuente de energía para las células tanto vegetales como
animales. Forma parte de muchos disacáridos y polisacáridos. La
glucosa o dextrosa es un carbohidrato o glúcido que está relacionada
con la cantidad de azúcar que el organismo es capaz de absorber a
partir de los alimentos y transformar en energía para realizar diferentes
funciones o simplemente ayudar a mantener el cuerpo caliente. Durante
el proceso conocido como metabolismo, la glucosa se oxida en el cuerpo
y produce dióxido de carbono, agua y algunos otros compuestos de
nitrógeno, proporcionando energía.
Aunque en muchos casos aparece como una molécula individual,
también puede formar parte de otros polímeros, macromoléculas
compuestas por la unión de distintas moléculas más pequeñas.

 Fructosa
Es una sustancia muy difundida entre las plantas, sobre todo en los
frutos, y en la miel. En el hígado de los animales es transformada en
glucosa. Al unirse a una molécula de glucosa forma un disacárido
conocido como sacarosa.
La fructosa tiene una textura única, la dulzura, la tasa de digestión, y el
grado de absorción son diferentes a los de la glucosa, que es el azúcar
en el que la mayoría de nuestros carbohidratos ingeridos se convierte
cuando entran al torrente sanguíneo.

 Galactosa
Junto con la glucosa forman un disacárido llamado lactosa, el azúcar de
la leche. Es un monosacárido que se obtiene en el intestino, por medio
de la acción de la enzima lactasa, al actuar sobre la lactosa (que es el
azúcar de la leche), en esta reacción aparecen: glucosa y galactosa.
Disacáridos.-Resultan de la unión de dos monosacáridos iguales o diferentes, mediante
un enlace llamado glicosídico, con la liberación de una molécula de agua. Tienen un
periodo de vida muy corto en el interior de la célula, ya que la mayoría de ellos se
degradan por hidrólisis para liberar su energía química utilizada en las diferentes
reacciones celulares, o de lo contrario, se unen formando moléculas más complejas
como los polisacáridos.

Los disacáridos a menudo se usan para guardar energía, en las plantas por ejemplo, por
períodos cortos de tiempo; los más comunes son la sacarosa, la maltosa y la lactosa. A
continuación conoceremos las fórmulas estructurales de estos disacáridos de
importancia biológica:

 Maltosa
También llamada azúcar de malta. La maltosa no se presenta como tal de manera
abundante en la naturaleza. Se forma por la hidrólisis parcial del almidón.
Cuando se hidroliza la maltosa de la cebada por acción de las enzimas de la
levadura, se obtiene glucosa, que puede fermentar para dar etanol. La maltosa se
produce a partir de 2 unidades de glucosa unidas por el enlace glucosidico
1,4. La maltosa es un azúcar reductor y sufre mutorrotación. Aparece en la
germinación de la cebada empleada en la fabricación de cerveza. Tostada, se
emplea como sucedáneo del café (malta).
 Lactosa
Se conoce como azúcar de leche porque se encuentra en la leche de los
mamíferos. Esta también es un subproducto de la fabricación de los quesos. La
lactosa está formada por una molécula de glucosa y una molécula de galactosa
unidas por un enlace glucosúrico  -1,4, (C-1 galactosa y C-4 glucosa). La
lactosa es en azúcar reductor y exhibe mutorrotación.
 Sacarosa
Se conoce como azúcar de caña, azúcar de remolacha o simplemente azúcar, y
es la combinación de una molécula de -D-glucosa y 1 molécula de -D-
fructosa unidas por el enlace glucosúrico  -1,2. La sacarosa no exhibe
mutorrotación. No experimenta las reacciones típicas de los aldehídos y cetonas
por lo tanto es único disacárido común que no es un azúcar reductor.
HIDRÓLISIS Glucosa + Fructosa.
Polisacáridos: Son los carbohidratos más abundantes, que resultan de la
unión de más de 10 unidades de azúcares sencillos (generalmente la glucosa)
mediante enlaces glucosídicos. Como ejemplos tenemos el almidón y la
celulosa (en plantas) y el glucógeno (en animales).

Los polisacáridos son sustancias insípidas, amorfas e insolubles en agua. Los


polisacáridos son macromoléculas, moléculas de elevada masa molecular,
miles o centenares de miles de Dalton (Da). Por ejemplo, cada molécula de
celulosa, polisacárido vegetal, contiene de 300 a 3000 moléculas de glucosa y
tiene un peso molecular que oscila entre 54000 y 540000 Da. Algunos
polisacáridos presentan ramificaciones.

Polisacáridos de mayor importancia en alimentos provienen de plantas Reserva


energética (almidón, fructanos).Estructurales PS de origen animal poco
importantes en la dieta Aditivos alimentarios de naturaleza polisacarídica

Veamos a continuación ejemplos de polisacáridos de importancia biológica:

 Almidón: polisacárido con función energética, sintetizado por los


vegetales. Está formado por miles de moléculas de glucosa.

 Glucógeno: polisacárido de reserva energética en animales. Se


almacena en el hígado y en el músculo esquelético, donde al ser
requerido se hidrolizará a glucosa para la obtención de energía. Su
estructura es similar a la del almidón, aunque más ramificado y su masa
molecular es mucho mayor.

 Celulosa: sintetizada por los vegetales, tiene función estructural,


formando parte importante de la pared celular. Está formada por la unión
de varios millares de moléculas de glucosa.

 Quitina: formada por un derivado nitrogenado de la glucosa, la N-


acetilglucosamina. Constituye los exoesqueletos de los artrópodos y las
paredes celulares de los hongos.

También podemos encontrar en los seres vivos, polisacáridos más complejos,


como por ejemplo:

 Pectinas: encontradas en las paredes celulósicas de los vegetales,


formadas por la polimerización del ácido galacturónico, un derivado
ácido de la galactosa.