Está en la página 1de 24

CENTRO UNIVERSITARIO DE OCCIDENTE

DIVISÓN DE ARQUITECTURA Y DISEÑO.

TIPOLOGIA Y LOGICA ESTRUCTURAL.


ING. Erick Calderón

INTEGRANTES:
Kevin Moisés Alejandro Díaz Díaz 201730110
Sergio Moisés Amílcar Pez Cux 201730112
Carlos Alexander Sontay Méndez 201730113
ARCOS Y Marlon Virgilio López Saquiche
Brayan Estuardo Hernández Orosco
201730136
201731298
Marlon Alexis Ramos Ortiz 201730481

BOVEDAS
INDICE.
Introducción-------------------------------------------------------------------------------------------------------2
Arcos---------------------------------------------------------------------------------------------------------------3
Clases de arcos según su forma----------------------------------------------------------------------4,5,6,7 y8
Construcción de arcos-------------------------------------------------------------------------------------------9
Arcos de ladrillo-------------------------------------------------------------------------------------------------10
Bóvedas-----------------------------------------------------------------------------------------------------------11
Tipos de bóvedas-------------------------------------------------------------------------------------------11 y 12
Construcción de bóvedas----------------------------------------------------------------------------------13 y 14
Conclusiones-----------------------------------------------------------------------------------------------------15
Bibliografía-------------------------------------------------------------------------------------------------------16

1
Introducción.
En el presente trabajo de investigación daremos a conocer elementos estructurales como Arcos, sus
elementos que lo conforman, la forma que tienen acorde a su funcionalidad, como también la variedad
de tipos que existen, así como su comportamiento estructural, los materiales en los que estos pueden ser
fabricados, y la forma correcta de levantar dicha construcción.
Seguidamente se presentara el elemento constructivo de Bóvedas que es un elementos curvos que
cubren un espacio, al igual que el arco; están formadas por elementos más pequeños que el espacio a
cubrir. Presentando también su comportamiento estructural, así como materiales de su construcción

2
Arcos y Bóvedas
Arcos
Elementos resistentes empleados en la construcción de obras. Debido a su aptitud ante los esfuerzos de
compresión y su capacidad mínima ante esfuerzos de flexo-tracción de materiales pétreos, cabe la
posibilidad de sustituir una estructura adintelada por una arqueada.
Es un elemento de directriz recta o curva, formado por distintos materiales (sillería, mampostería, ladrillo,
etc.) dispuesto de forma tal que las piezas trabajan a compresión, transmitiendo los esfuerzos hacia los
apoyos.

Elementos principales de un arco


Dovelas: cada una de las piezas que forman la arcada.
Clave: dovela central.
Contraclave: las dos dovelas que tocan la clave.
Estribos: apoyo al arco.
Salmer: dovela en que nace el arranque.
Riñones: zona de dovelas entre el salmer y la contraclave.
Tímpano: parte u obra sobre los riñones.
Imposta: hilada de sillares o de otro material sobre el arranque.
Luz: distancia horizontal entre los estribos.
Flecha: distancia vertical desde la línea de arranque a la clave.
Profundidad: distancia entre el parámetro anterior y el posterior (ancho).
Espesor: distancia entre intradós y trasdós (canto).
Directriz: línea que determina la forma del arco.
Línea de arranque: línea entre los puntos de arranque.
Trasdós: superficie curva exterior del arco.
Intradós: superficie curva del interior del arco.
Vértice: punto más alto del arco.

3
Clases de arco según su forma:

Según la forma geométrica de la directriz del arco, este puede adoptar distintas configuraciones,
básicamente los arcos se dividen en tres grandes grupos: con la directriz limitada por rectas o superficies
planas, con la directriz de superficies curvas, y con la directriz de rectas y curvas combinadas entre sí.
Según estas formas reciben las siguientes denominaciones:
Arco angular (formado por dos lados de un triángulo)
El arco angular se ha utilizado desde la antigüedad. Se encuentran en la arquitectura romana, en la
arquitectura cristiana, aparece en las arquitecturas visigoda, merovingia, carolingia, ottoniana, sajona,
románica, gótica (donde disfrutó de una gran expansión con la arquitectura de ladrillo de la región de
Toulouse), neo-románica, gótica y Art Deco.
Algunos arcos de descarga, destinados a repartir las cargas de las fábricas a cada lado de un hueco o
vano, tienen la forma de un arco en mitra (dos piedras dispuestas en ángulo) Pese a ello,
estructuralmente, el arco mitrado no es una buena solución los dos tramos trabajan casi como
tornapuntas y entregan las cargas en los apoyos con una importante componente horizontal por lo que se
ha usado solamente para salvar pequeños huecos o como elemento puramente ornamental.

Arco angular truncado: derivado del anterior, al que se le añade un tercer tramo horizontal que trunca
en el vértice superior.
Es un semiexágono; por lo tanto, lo forman tres rectas, AB, BC y CD, de igual dimensión, cada una, a la
semiluz

Arco adintelado: tienen intradós horizontal (las dovelas trabajan como arco). Si es una sola pieza se le
llama dintel.
El arco adintelado (también se denomina arco plano) es un tipo de arco que no presenta curvatura,
asemejándose por ello a simple vista a un dintel o arquitrabe, de tal manera que es el arco más rebajado
posible. Al igual que todos los arcos, las piezas que lo componen trabajan a compresión, aunque esta
tipología no tiene tanta capacidad portante como el resto y transmite mucho más empuje horizontal en
los arranques.

4
Arco saledizo: es el formado por un conjunto de piezas, la parte saliente de cada una sea menor que l
mitad de la misma. Se emplea para dejar huecos en las obras de fábrica de ladrillo.
Colgadizo o voladizo o volado Pieza sujeta, inserta o inseparable de un muro, que sobresale
generosamente de él. Son muchos los elementos de un edificio que responden a esta definición, como
por ejemplo: aleros balcones, cadalsos, cornijones, cornisas, escaraguaitas,
guardapolvos, marquesinas, matacanes, parellones, rafes, repisas, ventanas.
Arco de medio punto: formado por una semicircunferencia de radio igual a la mitad de la luz.
El arco de medio punto, en arquitectura, es un tipo de arco que en el intradós tiene la forma de
un semicírculo. Es el elemento principal de la arquitectura abovedada, formando las de cañón.
Antiguamente solía estar conformado por dovelas de adobe, ladrillo o piedra.

Arco rebajado: su flecha es inferior a la mitad de la luz.


Se denomina arco rebajado al trozo de arco de trazado semicircular cuyo centro se encuentra por debajo
de sus puntos de apoyo en el muro, en los capiteles, las impostas, etc. Representa una de las variantes
más frecuentes del tradicional y conocido arco de medio punto.
La imagen del arco rebajado aparece a la vista como “aplastada”, como consecuencia de tener el centro
de su curvatura a un nivel inferior al de los arranques del propio arco. Este es el motivo por el que el
encuentro del arco rebajado no es tangente a la vertical de sus apoyos; cosa que sí ocurre en el arco de
medio punto, donde el centro de curvatura y los puntos de arranque están a la misma altura.
Arco escarzano: variedad del arco rebajado, su radio es la luz, formando un ángulo de 60° en el centro
de los arranques.
El arco escarzano (denominado también arco corvado) es un tipo de arco rebajado simétrico que consiste
en un sector circular que posee su centro por debajo de la línea de impostas.
El arco escarzano es, por lo tanto un sector de circunferencia. Este arco se diferencia del arco de medio
punto en que el centro del sector se encuentra por debajo de la línea de impostas (nivel de los arranques),

5
haciendo que en los salmeres el sector de circunferencia no haga una tangencia, formando por lo tanto
una especie de esquina. En algunas ocasiones se ha tildado de arco poco estético por la existencia de esta
esquina. Se suele encontrar en los puentes debido a que presenta una mayor sección de desagüe que un
arco de medio punto equivalente, sin elevar la rasante de la vía.

Arco peraltado: su flecha es superior a la mitad de la luz.


Se denomina arco peraltado al arco que se levanta sobre un pequeño tramo vertical por encima
del capitel de la columna, se usa para conseguir mayor altura, resultando así una imagen que gana en
esbeltez a cualquier otro tipo de arco de trazado circular, que como en cualquier otro caso puede ser
acabado en medio punto, en arco rebajado, mixtilíneo, o de cualquier otro tipo.

Arco deprimido: formado por el adintelado y la unión curva con los arranques.
Formado por dos cuartos de circunferencias unidos por un segmento. Los centros de los arcos están a la
misma distancia de los extremos de la luz. Esta distancia es variable en cada arco, es aquel arco que
partiendo de un rectángulo se le hacen dos cuartos de circunferencias en sus extremos, estando su centro
a la cuarta parte de la luz, siendo sus radios esa misma cantidad.

6
Arco carpanel: formado por varios arcos de circunferencia (3,5,7,etc), es parecido a un semióvalo.
Se conoce como arco carpanel (denominado también arco apainelado) al tipo de arco rebajado simétrico
que se forma a partir de él, con el añadido de pequeños arcos en los extremos; arcos que tienen su centro
en la línea de imposta para conseguir en ellos una forma redondeada. Formado por tres, cinco o más
arcos de circunferencias consecutivas, siempre impares. El intradós posee una forma parecida al de
los óvalos o de semi-elipses (denominado arco cordel)

Arco elíptico: su generatriz es una elipse.


Es un arco de forma semielíptica. Si se puede elegir libremente la flecha, puede trazarse una curva muy
aproximada a la semielipse, de ejes en relación 3 a 4, mediante tres arcos de circunferencia,
construcción que se efectúa como sigue:
Se divide la línea de arranques en tres partes iguales, A-1, 1-2 y 2-B. Haciendo centro en 1 y 2 se
trazan dos circunferencias con radio A-1 igual a 2-B. Seguidamente se trazan los diámetros de ambas
circunferencias que pasan por el punto de intersección de las mismas en 4. Haciendo centro en 4 y con
radio igual al diámetro de las circunferencias se traza el arco 5-6, tangente a las mismas. La curva
resultante, A-5-6-B, se aproxima bastante a la semielipse.

Arco árabe: formado por dos arcos de circunferencia que se cortan en el vértice.
Se conoce como arco árabe de Ágreda, puerta árabe de Ágreda o arco califal de Ágreda al
portón califal de arco en herraduraenjarjado situado en lo que era el barrio árabe de la
villa soriana de Ágreda, en Castilla y León, España.

7
Arco de herradura: variante del arco anterior, cuyo centro se encuentra encima del arranque.
Un arco de herradura es un arco ultrasemicircular o ultrapasado (cuya curva es más amplia que un
semicírculo) y que tiene forma de herradura. Es probable que se trate de una creación de los antiguos
indígenas prerromanos de la península Ibérica, de ahí pasó, a través de los romanos, al arte
visigodo (siglo VII), los cuales fueron quienes le dieron su primer impulso importante. De los visigodos
pasó al arte hispanomusulmán y al prerrománico y, de ahí, pasó al arte mozárabe y al románico.

Arco ojival: formado por dos arcos de circunferencia.


El arco ojival es el que está formado por dos partes curvas formando un ángulo puntiagudo en la parte
superior. En la Europa del siglo XII, el arco ojival no sólo supone a un cambio estético que rompe con el
clasicismo del arco de medio punto, propio de la arquitectura romana y la románica, sino que además,
resulta más eficaz, pues gracias a su mayor verticalidad las presiones laterales son menores que en el
arco de medio punto, permitiendo salvar mayores espacios.

Otros arcos no tan comunes son:


Tranquil – Georgiano - Ojival peraltado – Conopial – Tudor – Poligonal – Flamígero – Festoneado
– Trebolado – Multibolado.

8
ARCO ACARTELADO

Espacio intermedio entre un simple cantiliver y


un arco verdadero. Se compone de hiladas
sucesivas de mampostería colocadas en cada
lado de una abertura, que se extienden
progresivamente acercándose una hacia la otra
hasta que se encuentran.

La forma de un arco verdadero, construido con


dovela (piedras, cortadas en forma de cuña y
colocadas en semicírculo), también se conocía en
Egipto y Mesopotamia casi en la misma época
que el arco acartelado. Para ser estable el ángulo
de acartelado debía estar inclinado a 45°.

ARCO UNICULAR
Un arco funicular es el equivalente inverso compresivo de un cable de
suspensión y sólo experimenta compresión axial. En otras palabras, para una
condición particular de carga, un arco que se construye en la misma forma (pero
invertida) que un cable equivalente de suspensión
estará sólo en compresión y no estará sujeto a ninguna fuerza de flexión.

COMPORTAMIENTO ESTRUCTURAL

A diferencia de lo que ocurre con el arco


acartelado, en el cual se colocan hiladas de
mampostería en cantiliver en flexión (tensión), un arco
de mampostería verdadero depende de la dovela
cuneiforme para transferir cargas íntegramente en
compresión.

Línea de empuje
La forma funicular de un arco coincide con su línea de empuje, la
cual es el conjunto de resultantes del empuje y el peso de cada parte
de un arco impuesto en la parte inmediata inferior. Para que
la flexión se elimine completamente en un arco, la línea de empuje
debe coincidir con el eje del arco.

9
Estabilidad

Mientras que los arcos y los cables suspendidos comparten formas


funiculares parecidas, los primeros difieren de los segundos en su
estabilidad inherente en condiciones de cargas cambiantes. Si la
magnitud o localización de las cargas cambian en cables suspendidos
la forma funicular resultante del cable cambia y el sistema
permanece estable. Pero si las cargas cambian en un arco delgado y su
forma ya no es funicular éste se colapsará.

Para ver cómo funcionan considere un arco


articulado en cuatro puntos (el más simple que es
inherentemente inestable) y cargado en dos lugares.

El mismo principio se aplica a arcos curvados. Si éstos se pueden restringir de modo que ningún punto de la curva
se pueda pandear hacia arriba, el arco se volverá estable. Ésta es la razón
por la que un arco angosto de mampostería (el cual no resiste tensión o flexión) es inestable cuando las
condiciones de carga son cambiantes.

Construcción de Arcos
Arcos de sillería
Su característica es que las dovelas tienen forma de cuña y están realizadas con unas dimensiones tales
que ajustan perfectamente unas con otras. Deben tener un número impar de dovelas para que la clave
coincida con el centro; las dovelas pueden encajarse en seco o con una fina capa de mortero. Para el
labrado de dovelas se utilizan plantillas de cartón o cinc, de forma que las juntas converjan en el centro
del arco.
Se empieza la construcción de apoyos o estribos, para seguir con la colocación de la cimbra con la
curvatura adoptada, la ubicación de dovelas partiendo de los estribos, de forma alternada hasta llegar a las
contraclaves, la colocación de la clave como última pieza del arco, y el posterior desencimbrado una vez
haya endurecido el mortero, evitando así posteriores asentamientos.

10
Arcos de fábrica de ladrillo
Son los más corrientes y más usados en las construcciones actuales. Los ladrillos pueden ser aplantillados,
en forma de cuñas para arcos especiales o con acabados de calidad, pero lo normal es utilizar ladrillos
corrientes. Una vez construido el muro hasta el plano de arranque, se coloca la cimbra con la forma que
ha de tener el arco, se marca en la cimbra un número impar de partes iguales al grueso del ladrillo más la
junta y, tomando como punto de referencia el centro del arco, se obtiene la dirección que han de tenerlas
juntas por medio de un cordel o listón, uniendo el centro con las divisiones de la cimbra. Al colocar los
ladrillos, la junta del mortero tendrá más espesor en el trasdós, formando una cuña denominada escopeta.
Se emplean cimbras con formas diseñadas de antemano; es conveniente que el arco esté ligado con el
estribo o con el muro, de tal forma que a medida que se va levantando el arco, se una con la parte de la
pared correspondiente, teniendo en cuenta que, el muro deberá prolongarse por encima del arco con e
aparejo que lleve y que, para ello, se acostumbra a jugar con las dimensiones de las juntas.
Los ladrillos pueden ser a rosca, cuando los ladrillos se colocan a sardinel, tanto horizontal como
vertical, recibiendo coda hilada el nombre de rosca. En los arcos tabicados, los ladrillos se colocan
planos, utilizándose también rasillas; normalmente tienen varias hiladas, realizada la primera con
cemento rápido o yeso y las siguientes con mortero de Portland, y colocadas con rompe junta.

Arcos de ladrillo reforzados con piedra


Poco corrientes que emplean dovelas de piedra en los arranques, clave y tercios, con el fin de reforzar y
ampliar la trabazón entre las fábricas del muro y del arco, sobre todo cuando el arco de ladrillo es de gran
espesor.

Arcos de mampostería
Destinados a obras de poca importancia, rusticas o rurales, se colocan piedras del mismo espesor, de forma
que las juntas sean normales al intradós del arco, rellenando las mismas con mortero. Cuando las piedras
sean de distintos tamaños, en los arranques se colocarán las mayores, ordenando las menores hacia la

11
clave. Debido al mayor espesor de las juntas estos arcos, se aconseja dejar las cimbras el tiempo necesario
para que fragüe el mortero.

Arcos de hormigón
En edificios se emplea generalmente el hormigón armado para la formación de dinteles. El arco de
hormigón armado propiamente esta destinado a la construcción de puentes, revestimientos de túneles, en
general obras de ingeniería. La cimbra forma parte del encofrado del trasdós y las armaduras están
curvadas con la forma de la generatriz del arco.
Atirantado de arcos
Para contrarrestar los empujes hacia los estribos, se pueden colocar unos tirantes, generalmente de hierro,
fijados en los extremos del arco y con unos tensores que, mediante roscado, disminuyen ka fuerza
horizontal que tiende a abrir el arco. Con ello se evita el refuerzo excesivo de los estribos.

Arcos de descarga
Cuando un arco no es sustitutivo del dintel, sino que se coloca encima de él para recoger todas las cargas,
y reducir así sus dimensiones; también se utiliza cuando el dintel es de poca resistencia y sobre el va una
fábrica o elemento de mucho peso. Estos arcos son casi siempre rebajados y se construyen tabicados
después que el dintel.

Rotura de un arco de fábrica


Se verifica de distinta forma, según sea un arco de medo punto o de uno peraltado. En el de medio punto
las cargas más fuertes las recibe la zona de la clave; pues en el espesor la parte interior queda comprimida
y la exterior extendida, el arco tiende a abrirse, y se rompería hacia adentro en los arranques y hacía afuera
en los riñones. Para arreglarlo hay que apuntalar la clave para que no continuara bajando.En el arco
apuntado, las mayores cargas las recibe las zonas de los riñones, quedando la parte exterior de arco
extendida en esta zona y comprimida en los arranques y la clave. El apuntalamiento deberá evitar que se
acerquen a los riñones.

12
Bóvedas
Elementos curvos que cubren un espacio, al igual que el arco; están formadas por elementos más pequeños
que el espacio a cubrir y, para sustentarse han de transmitir su peso y el de las cargas que soportan hasta
apoyos continuos, como muros, o apoyos aislados, como pilares.
Las bóvedas están formadas por una serie de elementos, líneas, dimensiones y superficies que coinciden
a veces con los del arco, como los arranques, intradós, trasdós, salmer, clave, flecha, línea de arranque y
otros elementos característicos de las bóvedas tales como:

Muro frontal: muro que cierra la bóveda en sus partes abiertas.


Arco toral: arco que separa dos bóvedas situadas a continuación de la otra.
Luneto: se forma por la intersección del muro frontal y la bóveda.
Arco frontal: línea de intersección del muro frontal y la bóveda.
Eje de la bóveda: línea central formada por la unión de los centros de los arcos que forman la bóveda.
Líneas de arista: formadas por el encuentro de dos superficies de bóveda.
Líneas de clave: unión de las claves de todos los arcos de las bóvedas.
Témpanos: partes de la bóveda comprendidas entre los arcos frontales y las aristas o los encuentros con
otras superficies de bóveda.

Clases de Bóvedas
Las de tipo arco y las de tipo cúpula o bóveda de revolución. Éstas a su vez pueden ser simples, si están
formadas por una figura geométrica, o compuestas, formadas por varias figuras.
La bóveda de un tipo de arco se considera engendrada por un arco directriz cuyos puntos se desplazan
según generatrices rectas. La cúpula está engendrada por el giro meridiano alrededor de un eje,
describiendo el paralelo correspondiente en cada uno de sus puntos

Bóvedas simples
Bóveda cilíndrica o de cañón: es la más antigua y una de las más utilizadas desde la antigüedad. Su
generatriz es un arco de medio punto y su forma es la de medio cilindro, cañón recto u oblicuo. Puede
estar engendrada por cualquier tipo de arco siguiendo la generatriz del mismo: rebajado, carpanel, ojival,
etc.

13
Bóveda esférica: llamada cúpula esférica o bóveda de revolución de directriz en arco de circunferencia,
su eje de simetría vertical coincide con el giro, pudiendo ser semiesférica, rebajada o apuntada.
Bóveda vaída: formada por la bóveda esférica, está cortada por cuatro planos verticales como si estuviera
inscrita en un cuadrado o rectángulo, quedando anulados los casquetes esféricos que sobresalen de la
planta inscrita; los arcos frontales tienen forma de generatriz de estos casquetes.
Bóveda elíptica o parabólica: igual que la esférica, teniendo en cuenta que, en este caso, la generatriz es
un cuarto de elipse o de parábola.
Bóveda de nicho: llamada también de rincón de horno, está formada por una media cúpula esférica,
colocada sobre un semicírculo de eje vertical, y todo el conjunto adosado a un muro.

Bóvedas compuestas
Intersección de bóvedas: si a una bóveda de cañón de planta cuadrada se le efectúan dos cortes, según
los planos verticales y diagonales, resultan dos elementos característicos e las bóvedas compuestas, el
luneto, con dos puntos de arranque y una línea de claves, y el témpano, con una línea de arranque y un
punto alto o vértice.
Bóveda por aristas: formada por la intersección de dos bóvedas de cañón de la misma luz, cuyos ejes
están en el mismo plano horizontal; aquellas se cortan ortogonalmente y de cada una se toma la parte
exterior de la otra (cuartos lunetos). Las intersecciones de los cilindros son elipses proyectados sobre
diagonales de la planta. La sustentación puede ser sobre cuatro pilares.
Bóveda de rincón de claustro: es análoga a la bóveda por arista, pero se toma de cada cilindro la parte
de superficie que queda dentro de otro (cuatro témpanos) . El apoyo de la misma es generalmente sobre
muros.
Bóveda esquifada: cubre una planta rectangular y se forma con bóvedas de rincón de claustro, con una
arista horizontal en su parte posterior. Una variante de ésta es la e artesa o espejo, formada mediante la
sustitución de la arista por un plano paralelo a la base.
Bóveda acodillada: producida por el encuentro, que no cruce, de dos bóvedas de cañón formando un
determinado ángulo.

14
Intersección de cúpulas
Bóveda bizantina: conocida también con el nombre de bóveda esférica sobre pechinas, se obtienen
cortando la bóveda vaída de planta cuadrada con un plano horizontal tangente a los cuatro arcos que
forman la embocadura, obteniendo de esta manera una circunferencia sobre la cual se traza una bóveda
esférica.
Bóveda gallarda: formada por la unión de varios segmentos de cúpulas esféricas del mismo diámetro.
Bóveda nervada: es aquella en cuyo intradós aparecen una serie de arcos o nervios que son elementos
resistentes de apoyo de las superficies curvas.

Construcción de Bóvedas
Tres sistemas básicos, según el material empleado: bóveda con dovelas, bóveda tabicada y bóveda
moldeada.
Bóveda con dovelas
Consiste en el acoplamiento de elementos denominados dovelas, que pueden ser de piedra labrada o de
ladrillo colocado a rosca. Se emplean básicamente tres tipos de aparejos:
a) aparejo recto: las hiladas son paralelas a los muros de apoyo, formándose un muro curvo del espesor
deseado. Proporciona un enlace transversal, pero no longitudinal, para su construcción se necesita cimbra
continua.
b) aparejo a espiga: las hiladas forman un ángulo de 45° con la línea de clave. Existen dos formas. En la
primera las hiladas empiezan en los ángulos que forman los arcos frontales con la línea de arranque,
enlazando éstas en diagonal; para su construcción se pueden utilizar cerchas de guía. En la segunda, las
hiladas parten de la línea del centro de la bóveda a 45° en forma de aspa.
c) aparejo circular: las hiladas en planta son perpendiculares a la línea de arranque; además no son rectas,
sino arqueadas, con la concavidad orientada hacia la clave formando anillos alrededor de ésta.
Estos aparejos son para la bóveda más elemental, la de cañón; en caso de bóvedas compuestas, la
construcción se basa en los mismo criterios, pero con la dificultad propia de la complicación del diseño.
Las dificultades en aristas simplifican con la utilización de nervios.

15
Bóvedas tabicadas
Son las bóvedas por excelencia, ya que la mayor parte de su masa y su conjunto trabajan a compresión.
Cualquiera que sea su tipo, se distingue por elementos que la constituyen y por su disposición. Lo que
caracteriza esta bóveda es que la rasilla siempre va plana.
Para el estudio de su construcción, se clasifican en tres:
a) Con superficie continua en su intradós y trasdós: tenemos la bóveda tabicada de cañón seguido, si en
este tipo se hace variar su flecha entre 1/8 y ½ de la luz, se consigue estabilidad y resistencia. Existen dos
procedimientos: uno radica en colocar una cercha ligera, bien aplomada, apoyada sobre dos tablones fijos
al voladizo del muro que ha de soportar el arranque. Se comienza colocando la primera hoja de rasilla de
plano, apoyada sobre la cercha y bien nivelada (sin balanceo) con mortero y yeso y a tizón. Cuando se ha
avanzado unos 60 cm de la primera hoja, se comienza la segunda, también con rasilla y mortero de
cemento. esta segunda hoja y las sucesivas se construirán en sentido diagonal, cruzando las direcciones.
Cuando sea necesario crear un tercer doblado, habrá que esperar que el anterior haya fraguado.
El otro procedimiento consiste en colocar dos cimbras paralelas, o bien en la apertura de una roza en el
muro frontal. Dispuesta las cerchas y la roza, se colocan unas cuerdas bien tensadas entre ellas. Este
sistema tiene el inconveniente de que las cuerdas entorpecen el trabajo, pero la ventaja de que no es
necesario cambiar tantas veces la cercha. En cuanto a la construcción de las hojas, esta se realiza como el
caso anterior.
Las bóvedas deben apoyarse en voladizos efectuados en los muros, aunque puede degollarse el muro
siempre y cuando tenga suficiente espesor.
La bóveda tabicada, rebajada de cañón, debe ser un segmento de arco de circunferencia, pues los arcos de
tres centros o semi-elípticos no trabajan en buenas condiciones.
b) Con costillas de refuerzo y tabiquillos en su trasdós: cuando la bóveda tabicada es muy rebajada y de
grandes luces, conviene su refuerzo en el trasdós por medio de tabiquillos y costillas. El refuerzo con
costillas consta de unas hiladas que se adosan y aparejan con la primera hoja y sobrepasan el espesor total
del trasdós. El refuerzo de tabiquillos es la prolongación de las costillas y además de constituir el refuerzo,
sirven de apoyo del forjado o de la cubierta.
c) Con nervadura o plementería: tienen extensa aplicación, sus múltiples soluciones en grandes luces y
variedad de formas. Están basadas en las bóvedas antiguas de sillarejo, con elementos de resistencia
(nervios) y otros de complemento o relleno (plementería). Constituidas por arcos, siguiendo el principio
de las bóvedas tabicadas, se forma con rasilla puesta de plano, tomada con yeso, y el resto de doblados
que se precisen, con morteros de cemento. Estos arcos o nervios descansan en los muros y deben de ir
convenientemente arriostrados mediante un zuncho continuo que abarque el perímetro de los arranques.
Sobre estos una vez fraguados, se procederá a construir la plementería mediante cualquiera de los
procedimientos anteriores.
Para la ejecución de las bóvedas moldeadas se necesita un encofrado o molde, suelen ser de hormigón
armado, con
formas muy variadas y utilizadas en construcciones modernas.

16
Cimbras
Entre los medios necesarios para la construcción de bóvedas y arcos se encuentran las cimbras. Son
armaduras provisionales de madera, cuyo objetivo es servir de guía para la ejecución del arco o bóveda y
sostenerla durante su construcción, hasta que haya tomado consistencia el mortero que une los ladrillos o
develas. Para esto tienen que satisfacer condiciones generales: tener resistencia suficiente para evitar su
deformación. Servir de guía o plantilla para la colocación del material, adoptando la forma del intradós
del arco o bóveda que se desee construir. Permitir que la construcción se asiente debidamente mientras el
mortero vaya secando, aunque se deje abierta la posibilidad de movimiento para aflojarla o rebajarla
cuando sea necesario.
Están constituidas por elementos verticales, llamados cerchas, y por un enlistonado o forro que une las
cerchas y da forma del intradós del arco o de la bóveda.

Tipos de cimbras
Según la luz del arco o bóveda, según su forma y dependiendo de su apoyo, pueden ser fijas, volantes,
giratorias y suspendidas o aéreas. En cuanto a su misión distinguiremos las cimbras para arcos y las
cimbras para bóvedas.
Las cimbras para arcos sencillos constan de unas tablas gruesas con la forma del arco, colocadas una en
cada lado del parámetro; para arcos más importantes se utilizan los llamados tambores, los cuales constan
de dos tableros, con la forma del arco, unidos por unos listones y formando la superficie del asiento. Las
cimbras para bóveda son parecidas a las de los arcos, y su estructura dependerá de las dimensiones, forma
y peso de la bóveda.
Para bóvedas ligeras, pueden emplearse cimbras formadas por simples tablas recortadas según el intradós
del arco; si el peso de la bóveda es considerable, sobre estas cerchas se coloca un forro de listones que
cubra toda la superficie del intradós. Para bóvedas especiales de rincón de claustro, esquifadas o de
revolución, se requieren cimbras compuestas, formadas por segmentos de obras, que unidas, adoptan la
forma del intradós.

Colocación y desmontaje de cimbras


La misión de la cimbra es la sustentación de los materiales durante la construcción, éstas deben estar
colocadas a la altura necesaria, y bien apoyadas o apuntaladas mediante maderos que sigan la dirección
de los muros laterales, teniendo en cuenta que este elemento no se oponga al asiento del trabajo construido.
Por lo tanto, el descimbrado no debe hacerse hasta que el mortero no haya adquirido un cierto grado de
endurecimiento, pero sin que el mismo llegue a convertirse en una falta completa de elasticidad que impida
el amoldamiento de las pieza que forman el arco o la bóveda.

17
Los procedimientos más corrientes de descimbrado se basan en un descenso lento y uniforme, que se
pueda detener a tiempo si lo aconsejan las circunstancias. Los métodos empleados para el desmontaje son
los siguientes:
cuñas yuxtapuestas: de madera dura y con poca inclinación para que el descenso sea lento y suave a
pesar del peso de la cimbra.
Sacos de arena silícea seca: colocados en el lugar de las cuñas, para el descimbrado se abre un agujero
con el fin de que salga la arena; tiene la ventaja de un descenso lento sin trepidación y el inconveniente
de un descenso por asentamiento de arena.
Tornillos o gatos: es más ventajoso porque se puede detener el descimbrado en cualquier momento y
volver a elevar la cimbra sin golpes ni movimientos bruscos que perjudiquen la obra construida. Si la luz
de las bóvedas es considerable, antes de descimbrar se extiende sobre el trasdós una pequeña capa de cal
para hacer visible el inicio de cualquier grieta y se coloca una cuerda bien tirante, tangente al trasdós, para
comprobar el descenso.

COMPORTAMIENTO ESTRUCTURAL

Distribución de carga
Una bóveda difiere de una serie equiparable de
arcos adyacentes en su respuesta a una carga
concentrada. Los arcos se comportan
independientemente de modo que una carga
aplicada a uno de
ellos no afectan a los arcos adyacentes; la carga
total se dirige sólo hacia abajo al arco
cargado.

Resistencia lateral
Los arcos se comportan independientemente de manera que una carga lateral que se aplique al arco de uno de los
extremos ocasionará que todos se colapsen de manera parecida a una fila de fichas de dominó. Una vez más la
resistencia al esfuerzo cortante en la parte inferior de las bóvedas permitirá que se comporten como un par de
muros al cortante que resisten las cargas horizontales paralelas a la longitud de la bóveda

Resistencia de empuje
Todas las bóvedas (sin importar su forma) crean
empuje horizontal. Cuanto menos alta sea la línea de
empuje, más grande será el empuje. Si la bóveda se
eleva desde los cimientos la fricción entre el suelo y los
cimientos debe ser suficiente para resistir la
separación.

18
ESTUDIOS DE CASO DE BÓVEDAS CILINDRICAS

Bóvedas romanas
Los antiguos romanos usaron las bóvedas de crucería (intersecándose) en los
espacios de techo con dos ejes perpendiculares. Las bóvedas de crucero de este
periodo tienen dimensiones semejantes: base, altura, elevación y ancho.
Debido a estas semejanzas la geometría de la intersección era relativamente
recta hacia arriba y, en la planta, las líneas de intersección eran rectas y en un
ángulo de 45° de las bóvedas.

Bóvedas románicas

En el periodo románico se adoptó la bóveda semicircular del


periodo romano. Sin embargo, los romanos intersecaban sólo
bóvedas de formas y claros idénticos. Los arquitectos
románicos intersecaban pequeñas bóvedas semicirculares con
unas grandes. La intersección resultante era oblicua, curva en
planta y creaba fuerzas de empuje no balanceadas en el área de
cruce.

Bóvedas góticas

La clave a la solución
fue el desarrollo de los arcos apuntados y
de la bóveda. Esta geometría permitió que
las bóvedas de diferentes anchos de entre
eje tuvieran la misma altura y se
intersecaran con la misma simplicidad y
directividad que las características
bóvedas romanas.

19
CÚPULAS

Una cúpula es un arco de revolución diseñado (igual que un arco de mampostería) para resistir sólo las fuerzas de
compresión. La mayoría de las cúpulas son circulares, aunque hay algunos ejemplos
elípticos. Todas se deben diseñar para resistir los empujes laterales; de otro modo se expandirían y esto produciría
tensión perimetral.

ESTUDIOS DE CASO DE BÓVEDAS EN FORMA DE CÚPULA

Panteón
El Panteón (120 d.C.) es la estructura mejor
conservada y una de las más espectaculares de la antigua
Roma (figuras 14.14 a 14.17). El pórtico de entrada
fue reconstruido de un templo anterior. La
característica más impresionante es la gran rotonda
circular que consiste de un domo hemisférico
artesonado apoyado sobre un tambor macizo.

Pechinas
La
pechina se desarrolla a partir de un domo hemisférico grande
eliminando (cortando) los cuatro lados y la parte superior (figura
14.18). La restante abertura superior está cubierta con un pequeño
domo hemisférico que tiene un radio igual al de la abertura. De
manera similar, los medios domos del mismo radio pueden estar
apoyados en los claros arqueados de los lados para resistir el empuje
lateral de la parte superior del domo y de la pechina.

Tensión radial en los domos renacentistas

Grietas por tensión radial (semejantes a las que antes se observaron


en el Panteón) se han observado en la Catedral de Florencia
(figura 14.23). Ésta es una cúpula octagonal enclaustrada (generada
por la intersección de varias bóvedas apuntadas).
La cúpula es hueca y consiste de nervaduras verticales más gruesas en la
base (que sirven para contener las líneas de empuje).

20
MODELANDO BÓVEDAS FUNICULARES

Aún hoy en día los modelos de suspensión funicular son de utilidad en el estudio de formas óptimas para las
estructuras en compresión.

Bóvedas catalanas

Para construir una cúpula con este método primero se construye un soporte perimetral. Sobre
éste se construye el primer (el más bajo y más externo) soportado escasamente sobre ménsulas de madera en
cantiliver. Arriba de éste se agrega una segunda capa usando un mortero de fraguado rápido; las juntas están
cuatrapeadas desde la primera capa.

BÓVEDAS DE ENTRAMADO O LAMINARES

Una bóveda entramada consiste de arcos oblicuos


intersecados (diagonales en planta) dispuestos para formar un
patrón de diamante. En la definición estricta la
construcción entramada consiste de elementos cortos
(tramos) sujetados en un ángulo formando un patrón como el del
tejido de una cesta.

21
Conclusiones.
Arcos.
Este informe nos ayudó a entender que son los arcos y la forma que estos tiene según la función o
exigencias que debe cubrir los mismos, También se entendió que en algunos casos la forma o tipo de
materiales en los que los arcos son construidos tiene que ver mayormente en la estética arquitectónica.
El acartelamiento es la etapa intermedia entre un cantiliver sencillo y un arco verdadero. Se compone de
hiladas sucesivas de mampostería colocadas en cada lado de un claro que se acercan en forma progresiva
hasta que se encuentran.
Un arco de mampostería verdadero depende de la cuña de la dovela para transferir las cargas lateralmente
por compresión, a diferencia del acartelamiento que coloca las hiladas de mampostería en cantiliver en
flexión, y, por consiguiente, en tensión.
Los arcos rígidos no permiten rotación en los apoyos extremos, lo que introduce flexión como resultado
de cualquier pandeo, así como dilatación térmica.
Bóvedas.
Se entendió cuál es su función, las formas en las que estas pueden construirse y el material que se
pueden utilizar para el levantamiento de las mismas.
Una bóveda es una estructura tridimensional arqueada que transmite esfuerzos a los soportes sólo de
compresión. Es incapaz de resistir tensión. En contraste, un cascarón es capaz de resistir esfuerzos de
compresión y tensión. A esto se debe que las bóvedas requieran soportes continuos a lo largo de su base.
Hay dos tipos de bóvedas: las cilíndricas simplemente curvadas y las cúpulas doblemente curvadas.
Como los arcos, todas las bóvedas (sin importar su forma) crean un empuje horizontal. Cuanto menos alta
sea la línea de empuje, mayor será el empuje.

22
Bibliografía.

https://es.scribd.com/doc/75269839/Arcos-y-Bovedas
https://www.google.com/search?biw=1366&bih=608&tbm=isch&sa=1&ei=_-
5eXcaFNcmy5gKb14rYCQ&q=arco+ojival&oq=arco+o&gs_l=img.1.0.0i67j0l9.22431.25439..27810...
3.0..0.95.601.7......0....1..gws-wiz-img.......0i10i24.PaVQUw6mTes#imgrc=6lei3QBzn7DWSM:
https://www.google.com/search?tbm=isch&sa=1&ei=FhpfXeyyKqnW5gK_3bnYBg&q=arcos+y+boved
as+&oq=arcos+y+bovedas+&gs_l=img.3..0l2j0i5i30j0i24l2.239689.244502..244796...2.0..0.397.2393.5
j3j2j3......0....1..gws-wiz-
img.......0i67j0i30j0i8i30.Z9tZVGRWf3Q&ved=0ahUKEwjsldOexpfkAhUpq1kKHb9uDmsQ4dUDCA
Y&uact=5#imgrc=IYFtXOd2LmOEyM:

Bibliografía
Biblioteca ATRIUM de la construcción
Ed. Océano / Centrum
Tomo 5
Págs. 61 – 71

23