Está en la página 1de 4

RECOMENDACIONES GENERALES

 La alimentación incorrecta puede ocasionar déficit de macro y micronutrientes afecta el


desarrollo cognitivo del niño.

 Lavarse las manos antes de comer, no sólo como norma de higiene, sino que también
actúa como una señal que asocia con la hora de comer.

 Si le da leche de formula a su bebe comerá alrededor de 6 a 8 onzas (180 a 240 mililitros)


por cada alimentación, pero no debe comer más de 32 onzas (unos 950 mililitros) en 24
horas.

 La cantidad que el niño coma variará entre 2 cucharadas (30 gramos) y 2 tazas (480
gramos) de frutas y verduras por día. La cantidad que su hijo coma dependerá de su talla
y lo bien que coma frutas y verduras.

 En niños de 1 – 5 años , hay que evitar que los alimentos vayan en cantidades gruesas
para así poder evitar algún tipo de asfixia, refiriéndonos a alimentos tales como: manzana,
uvas, pasas, semillas, etc.

 Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o


mandioca

 Consume diariamente 5 raciones de frutas o verduras frescas. Incluye una pieza de fruta
con alto contenido en vitamina C (naranja, mandarina, pomelo, kiwi, fresa) y una ración
de verduras crudas (ensalada, gazpacho, etc.).

 Utiliza preferentemente el aceite de oliva virgen para cocinar y aliñar. Cocina en olla a
presión, horno o microondas y evita los rebozados y guisos con muchas grasas y aceite.
Modera el consumo de grasas de origen animal (mantequilla, nata, tocino, etc.),
embutidos y alimentos precocinados que las contengan

 Reduce el consumo de azúcar, dulces, bollería industrial y refrescos azucarados.


 Si tienes sobrepeso u obesidad, toma la leche y los derivados semidesnatados o
desnatados

 Toma entre 2 y 2,5 litros de líquido al día. Los líquidos más recomendables son el agua,
las infusiones, los caldos desgrasados y los zumos naturales. Utiliza la sal con
moderación; sustitúyela por otros condimentos, como el vinagre, el limón y diferentes
especias para aumentar el sabor

 Elige alimentos propios de cada estación y almacénalos adecuadamente, en lugares


frescos y secos (pasta, arroz, legumbres, etc.), en frigorífico (verduras y frutas frescas,
lácteos, huevos, carnes, pescados) o en congelador para conservar más tiempo los
crudos y cocidos

 Evita los alimentos con alto contenido en azúcar, en grasas saturadas, grasas trans o
hidrogenadas, y aceites de palma, palmiste y coco, que se encuentran principalmente
en la bollería industrial, en los aperitivos salados y en algunos productos precocinados

 Camina diariamente en tus desplazamientos, sube escaleras, etc. Además, si te es


posible, realiza ejercicio físico 30-45 minutos, 3 días por semana de forma regular
(montar en bicicleta, natación, clases colectivas de gimnasia, etc.).

 El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y


mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir

 La dieta para el adulto mayor debe ser equilibrada, variada y gastronómicamente


aceptable, siendo fácil de preparar, estimulante del apetito y bien presentada, apetecible,
de fácil masticación y digestión.
 Realizar la ingesta de líquidos, siempre fuera de las comidas para evitar sobrecargar el
estómago durante las principales comidas.
 No realizar comidas demasiado copiosas o de condimentación fuerte.
 Mantener su peso ideal, de acuerdo a su talla, edad y estatura.
 Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio

 Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de


grasas, azúcar y sal.

 No olvides que “comer es un placer” al que no se debe renunciar, porque además


contribuye a mantener una buena salud mental y a mejorar el estado de ánimo