Está en la página 1de 1

TIPOS DE PERSONAS EN EL ORDEN MERCANTIL

Persona Natural:
 Puede ejercer todos los derechos y obligaciones de una empresa a su nombre.
 Es responsable personalmente de las deudas y obligaciones de una empresa.
 Funciona con el mismo RUC de persona natural.
 Está formada por una sola persona.
 No requiere demostrar un capital para emprender su actividad.
 Puede funcionar como empresa individual o microempresa familiar.

Te conviene elegir Persona Natural cuando:

 Vas a iniciar negocios pequeños como bodegas, juguerías, peluquerías, zapaterías,


bazares, entre otros.
 Realizas actividades que están comprendidas en el Nuevo RUS (Régimen Único
Simplificado) o tienes negocios en donde tus clientes van a ser principalmente
personas, no empresas.
 Quieres hacer negocios en los que tu exposición al riesgo (responsabilidad
ilimitada) ante posibles deudas u obligaciones con terceros sea manejable
considerando tu patrimonio personal.

Persona Jurídica:
 La empresa asume todos los derechos y obligaciones de la misma.
 Las deudas u obligaciones se limitan a los bienes de la empresa.
 Puede ser formada por una o más personas, tanto naturales como jurídicas.
 Requiere de un capital, en dinero o bienes, para su constitución.
 Puede funcionar como sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada,
sociedad colectiva, sociedad comanditaria o empresa individual de responsabilidad
limitada (E.I.R.L), entre otras.

Te conviene elegir Persona Jurídica cuando:

 Necesitas mayor reputación en el mercado y quieres tener clientes más grandes o


importantes (empresas).
 Necesitas acceder a créditos o préstamos en bancos y entidades financieras en
mejores condiciones.
 Quieres asegurarte de que, si algo sale mal en tu negocio, se afecten los fondos o
bienes de la empresa, no tus bienes personales.
 Necesitas que ingresen inversionistas o más socios que contribuyan con tu
empresa, pues es más fácil transferir participaciones.
 Piensas que, eventualmente, puedes vender tu negocio o disolverlo luego de un
tiempo. En ese caso, es más fácil hacerlo como Persona Jurídica.

Sucesión Indivisa:
La sucesión indivisa es un contribuyente de duración determinada, pues su existencia se inicia
con el fallecimiento de la persona natural y se extingue ya sea por mandato judicial o por
inscripción del testamento de la persona fallecida, es decir, cuando los herederos incorporen a
su propio patrimonio el dejado por el causante.

Por lo tanto, cuando un contribuyente fallece, los herederos deben modificar el tipo de
contribuyente de persona natural a sucesión indivisa (el número de RUC seguirá siendo el
mismo), y seguir tributando de esa manera hasta el momento en que los herederos incorporen
a su propio patrimonio el dejado por el causante, realizando a partir de ese momento sus
propias declaraciones.