Está en la página 1de 2

Aristóteles. La idea del ciclo de Polibio: los regímenes mixtos.

Aristóteles fue un filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido
una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios.
Que nació y murió en macedonia en el siglo IV A.C, quien fue autor de la obra “la política”.
En dicha obra, el filósofo realiza una clasificación de todos los posibles regímenes políticos,
en el cual diferencia tres tipos de regímenes puros (monarquía, aristocracia y republica) y
plantea que la degeneración de cada uno de estos tres desemboca en otros tres diferentes
(tiranía, oligarquía y democracia o demagogia). Estos seis tipos de regímenes políticos que
plantea Aristóteles son de nuevo retomados en la obra del historiador griego Polibio quien
nació en megalópolis y paso a roma al perder su patria la independencia; este estudio las
instituciones políticas del pueblo romano en el siglo ii antes de la era cristiana y redacto
una monumental historia de roma, elogiando la constitución republicana época, analiza la
evolución política de ese pueblo y trata de explicar su grandeza y poderío en virtud de la
excelencia de su forma de gobierno, el cual era mixto. La importancia de la aportación de
polibio, radica en un concepto concebido por él “la Anaciclosis”, una teoría según la cual los
regímenes políticos se van sucediendo con la clasificación de Aristóteles, Polibio plantea
que el primer régimen que se establece es la Monarquía, la cual no tiene por qué ser
hereditaria, y que se constituye como el gobierno del mas apto. Cuando el individuo que
ostenta el cargo comienza a usar el poder en su propio beneficio, sin respetar ni la vida ni
la propiedad privada de sus súbditos, este se convierte en tirano que acaba siendo depuesto
por una serie de élites que reclaman el poder para conseguir de nuevo el beneficio de la
población. De este modo aparece la aristocracia que pasa a ser corrompida de un modo
similar a la monarquía. La degeneración de dicho régimen lleva a la oligarquía, sistema en
el cual las élites del país controlan la población a través de su poder económico y no como
consecuencia de su capacidad o su virtud para gobernar. Este sistema, al no contar con el
apoyo del pueblo, es derrocado por la población, instaurándose una República, que en
principio cuenta con ciertos mecanismos para la expresión de las preferencias políticas de
la mayoría. A partir de este momento, aparece una dinámica que va dotando a la población
de mayor peso político, de modo que podríamos considerar que se produce la aparición de
la Democracia, o lo que es lo mismo, el autogobierno del pueblo. Según la postura de
Polibio, en el momento que dicho pueblo obtiene demasiados derechos y es mayor su
ámbito de libertad individual, se produce cierto desorden, inestabilidad y de alguna manera
un cierto vacío de poder, lo que requiere que desde un alto estamento de la sociedad de
tome medidas que acaben con tal situación “anárquica”. Esto lleva a que comience el ciclo
una vez más con la aparición de un nuevo líder autoritario, un nuevo monarca que controle
la situación y pueda instaurar un modelo de orden social.
Aristóteles concluye que debía de evitarse esta deriva continua de regímenes de algún
modo. Dos fueron las soluciones que aporto el filósofo:
* Establecer un régimen mixto.
* Fortalecer la clase media.
Aristóteles era de la opinión de que un sistema que supiera de alguna manera agrupar los
distintos intereses dentro de los estados acabaría con las revueltas y con los cambios de
gobierno.
Este sistema debería contentar de algún modo a todos los estratos sociales, por lo cual el
más idóneo régimen político seria el mixto, como el que mantuvo la Republica Romana, en
el cual se alternaban características monárquicas (cónsules), aristocráticas (patricios y su
poder económico, político y militar) y democráticas (tribunos de la plebe). El cual resulto
ser uno de los sistemas más estables y más duraderos de la historia de la humanidad.