Está en la página 1de 4

EMPRENDEDOR

Se denomina emprendedor a aquella persona que


identifica una oportunidad y organiza los recursos
necesarios para cogerla. De hecho, en la etimología
de la palabra se encuentra la voz latina prendĕre que
significa literalmente coger o tomar. Es habitual
emplear este término para designar a una «persona
que crea una empresa» o que encuentra
una oportunidad de negocio, o a alguien quien
empieza un proyecto por su propia iniciativa.
Un emprendedor es una persona que tiene la
capacidad de descubrir e identificar algún tipo de
oportunidad de negocios y en base a ello organiza una serie de recursos con el fin
de darle inicio a un proyecto empresarial.
Habitualmente suele entenderse que el emprendedor es aquel que se convierte en creador
o fundador de una iniciativa de negocios o empresarial, individualmente o que actúa como
colaborador en unión a otros individuos ayudando a realizarlo.
Comúnmente, el emprendedor ocupa posiciones en los proyectos empresariales en los que
se encarga de dirigir y organizar su nacimiento y posterior vida tras asumir una serie de
riesgos, en mayor parte de carácter financiero o económico.
Existen diversas características que pueden ayudar a definir el carácter o perfil de un
emprendedor, como la creatividad, la capacidad de actuación bajo riesgo y el
liderazgo.
EMPRENDIMIENTO
Emprendimiento proviene del
francés ‘entrepreneur’, que significa pionero, y se
refiere etimológicamente a la capacidad de una
persona de realizar un esfuerzo adicional para
alcanzar una meta, aunque en la actualidad se limita
su uso para referirse a la persona que inicia una
nueva empresa o proyecto.
Una persona que enfrenta el desafío de un nuevo
emprendimiento o negocio debe tener una actitud
positiva y una gran determinación a enfrentar retos y
dificultades.
Muchos profesionales deciden comenzar un propio proyecto a fin de lograr una estabilidad
económica. Incluso, muchos gobiernos o entidades económicas se han propuesto ayudar
a estos emprendedores con intenciones de dar un impulso a la economía.
En muchas ocasiones un emprendimiento familiar ayuda a que la familia logre satisfacer
sus necesidades básicas de vida o mejorarla notablemente. Muchas veces es la única
opción frente a una crisis económica.
Además, un emprendimiento da independencia. Una persona que posee un
emprendimiento propio no depende de jefes ni horarios ya que trabaja de manera particular.
Características de una persona emprendedora
 Innovadora: En primer lugar, una persona emprendedora es innovadora, ya que
debe crear un proyecto a partir de ideas nuevas y originales.
 Creativa: Además debe ser creativa, ya que una idea poco interesante puede no
llegar a generar resultados óptimos.
 Capacidad de asumir riesgos: Por otro lado debe ser capaz de asumir riesgos y
superar los retos que el desarrollo de un proyecto pueda generar.
 Perseverante: La perseverancia es una cualidad que se encontrará en todo
emprendedor, ya que en muchos casos (quizá en la mayoría), las ganancias no
llegan en los primeros meses, sino tiempo después de comenzado el
emprendimiento.
 Flexibilidad y adaptabilidad: Frente a estas dificultades, un emprendedor debe ser
flexible al cambio y siempre focalizado en crecer. A veces es posible modificar
ciertos aspectos del emprendimiento con tal de mejorar y obtener mejores
resultados.
COMO SE UTILIZA LAS PROPOSICIONES EN LAS MATEMÁTICAS

Proposición es un concepto con diferentes usos. Puede tratarse de la


manifestación de algo para que otros individuos conozcan una intención, de la
concreción de una propuesta o de un enunciado que puede resultar falso o
verdadero.
La matemática, por otra parte, es la ciencia
dedicada al análisis de las entidades abstractas,
como números, figuras geométricas y símbolos, y de
sus propiedades. Como adjetivo, el término refiere a
todo lo vinculado con esta disciplina deductiva.
Después de estas aclaraciones, podemos centrarnos
en las proposiciones matemáticas. Una
proposición matemática es una expresión algebraicaque puede acarrear
dos valores: ser verdadera o ser falsa, aunque nunca ambas a la vez.
Denominadas a través de letras minúsculas, las proposiciones matemáticas tienen
un valor de verdad (que será la veracidad o la falsedad de su enunciado). De
acuerdo a sus características, es posible distinguir entre proposiciones
simples (que carecen de conectores lógicos) y proposiciones
compuestas (cuentan con más de un conector lógico). Dentro de estos grupos
también pueden advertirse otras clasificaciones: proposiciones
relacionales, proposiciones predicativas, etc.
Las proposiciones matemáticas pueden ser vistas como expresiones de juicioque
no pueden resultar verdaderas y falsas de manera simultánea. Por ejemplo:
a: 9 es múltiplo de 3
Dicha expresión es una proposición matemática que resulta verdadera, ya que 3 x
3 es igual a 9 y, por lo tanto, 9 es uno de los infinitos múltiplos de 3. Como
decíamos líneas arriba, la proposición matemática también puede ser falsa:
b: 7 es múltiplo de 3
En este caso, la proposición es falsa ya que 7 no está entre los múltiplos de 3(3 x 2
= 6, 3 x 3 = 9).
Proposición matemática abierta
Hay ciertas afirmaciones de las cuales no
podemos anticipar su valor de verdad a simple
vista, ya que en su contenido existe al menos
una variable, cuyo valor se desconoce. Luego de
observarla y analizarla, pueden llevarse a cabo los
cálculos necesarios para dar con uno de los
valores capaces de reemplazarla, para finalmente
estar en condiciones de asegurar se la
proposición es verdadera o falsa.
En algunos casos, las variables pueden ser
reemplazadas por más de un valor, los cuales forman parte de un conjunto que se
denomina dominio de la variable. A su vez, el conjunto que se forma por los
elementos de dicho dominio que vuelven la proposición abierta verdadera recibe el
nombre de conjunto solución de la proposición abierta.
Proposición matemática conjuntiva
Cuando se unen dos proposiciones a través del símbolo de conjunción (^), se habla
de proposición conjuntiva, la cual debe cumplir la siguiente condición: sólo puede
tener un valor de verdad verdadero si sus dos componentes también lo son; en
cambio, si al menos una de ellas arroja el valor falso, entonces la proposición
conjuntiva es falsa.
Dado que se trata de la relación entre dos conjuntos, también es posible determinar
aquellos elementos que forman parte de ambos dominios de variables, los cuales
pertenecen al conjunto intersección de ambas proposiciones matemáticas.
Proposición matemática disjuntiva
En este caso, también se conectan dos proposiciones, pero se utiliza
el símbolo opuesto al anterior, que se puede leer como la palabra “o”, dado que
propone una relación caracterizada por el siguiente requisito: la proposición
disjuntiva sólo podrá tener un valor verdadero si sus dos componentes resultan
falsas, mientras que basta con que una de ellas sea verdadera para que la primera
también lo sea.
Implicación
Este tipo de proposición matemática también se denomina condicional y consiste
en una conexión que tiene lugar si se cumple lo siguiente: es falsa sólo cuando la
primera proposición (denominada antecedente) es verdadera y la segunda
(el consecuente) es falsa; cualquier otro caso dará como resultado un valor
verdadero.