Está en la página 1de 4

ARGUMENTACIÓN

IMPORTANCIA DE IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD

GESTIÓN DE CALIDAD

MAILLEB HERNADEZ ALZATE

INSTITTUCIÓN UNIVERSITARIA COLEGIO MAYOR DE ANTIOQUIA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

PROGRAMA PLANEACIÓN Y DESARROLLO SOCIAL

2019
IMPORTANCIA DE IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD

En un mundo globalizado como lo es ahora, cada vez los retos son mayores, especialmente

entre las empresas, lo que permite desafiar la alta competencia, tanto nivel nacional como

internacional. La buena calidad es una condición que debe tener todo servicio para conseguir

mayor rendimiento en su actividad y durabilidad, cumpliendo con normas y reglas necesarias

para cumplir con las necesidades del cliente.

La calidad dentro de una empresa es un factor importante que produce satisfacción a sus

clientes, empleados y accionistas, y dota de herramientas prácticas para una gestión integral. En

la actualidad es necesario cumplir con los estándares de calidad para poder competir en un

mercado cada vez más exigente; por ello se debe buscar: la mejora continua, la satisfacción de

los clientes, la estandarización y el control de los procesos.

También se debe hacer que los diferentes departamentos busquen siempre la satisfacción del

cliente, porque al mejorar la calidad dentro de la empresa defiende los objetivos que le

corresponden. Al implementar un sistema de gestión de calidad le ayudará a organizar los

procesos internos, a prevenir riesgos, a asegurar la calidad de sus productos, a mejorar la

comunicación tanto interna como externa y que le informe cuando las cosas no están bien; pero

para ello se necesita de toda la participación del personal de trabajo desde el equipo directivo

hasta el distribuidor de mercancías, comprometiéndose con hacer las cosas bien con el fin de

evitar riesgos y con esmerarse de satisfacer a los clientes. Satisfacer al consumidor para lograr
que estos regresen, generará un prestigio el cual se mantendrá repitiéndose interminablemente,

permitiendo que haya un crecimiento en la empresa haciéndolo más competitivo hacia otros

países con más exigencias, pero que son capaces de traspasar fronteras y eso es lo que más

fortalecerá a nuestra empresa. Unir esfuerzos para poder llevar una buena gestión de calidad hará

que nuestros productos tengan un alto rendimiento y un alto impacto hacia todo el país y el resto,

porque esta calidad les trae beneficios para liderar su propio trabajo, aumentar su competencia

profesional, disponer de información precisa, contar con herramientas para mejorar su trabajo y

la principal evitar pérdidas en re-procesos. Se debe ser consciente que nada esto es fácil porque

resultan implicaciones dentro del sistema de gestión de calidad, pero aun así la calidad es solo

cuestión de actitud y compromiso que tengan para hacer parte del cambio y la innovación

continua, en el sentido de involucrar a los proveedores, capacitar al personal, trabajar en el ciclo

de la calidad Deming (PHVA), establecer sistemas de gestión y control, rutinas de trabajo y

cumplir con los acuerdos pactados.

Sin embargo, tras todo este enorme esfuerzo, tiene que haber un gran cambio en la mentalidad de la

empresa, un cambio cultural donde la calidad personal de cada trabajador, sea indicada para pertenecer y

seguir dentro del sistema de gestión de calidad. Y Para ello se tienen que examinar continuamente las

actitudes, conductas, competencias, compromisos, valores y métodos de trabajo; lo que se logrará una

mejora en la organización de la compañía, control en el desempeño de los procesos, cumplimiento

adecuado de la normatividad, y mejora en la imagen de los productos y servicios. La certificación no es la

meta sino el camino para lograr las metas que se han trazado, la responsabilidad por mantenerlo debe ser

mayor que la de implementarlo. Al entrar nuevos trabajadores se les debe enseñar las políticas y objetivos

de calidad, los procesos de la empresa, sus protocolos y el manejo de la información, para que cuando

llegue el día de la auditoria el empleado sepa responder por medio de los indicadores de gestión.