Está en la página 1de 2

Comienza la intervención del estado en los problemas laborales siendo un intermediario

o mediador en huelgas, en su gran mayoría, aquellas que ponían en riesgo las


exportaciones.

El estado dirigido por Félix Uriburu, habrá de tener un impacto negativo en los
movimientos obreros de carácter comunista y anarquistas, las cuales eran víctimas de
violentas represiones. La sociedad se mantenía en un estado de sitio, ley marcial y
constantes represiones. Toda actividad sindical era mal vista por el poder de turno y en
muchos casos, tomados como actos delictivos.

“La persecución política y sindical fue la reacción del nuevo régimen oligárquico frente
a las demandad de los trabajadores. Se produjeron numerosas deportaciones de obreros
extranjeros, y los encarcelamientos y la tortura fueron prácticas habituales”1

Bajo estos sucesos y acciones, el gobierno se disponía a movilizar una reorganización de


su régimen y un “fraude patriótico”, este último consistía en todo tipo de acciones para
impedir la voluntad popular, como retención de libretas de enrolamiento por los patrones
o empleadores y usarlas a discreción por gente de su confianza, control de votos,
otorgamiento de “favores” y hasta amenazas. Asi lo mostrara la crónica del día del
comicio hecha por el diario socialista La Vanguardia: “En su afán de ‘superarse’ y
‘robar’ la elección, (los presidentes de mesa) sumaron en algunos casos todos los sobres
enviados por la Junta Electoral, poniendo dentro otras tantas boletas oficiales. Ha sido
tanta la torpeza de los presidentes sin escrúpulos que luego de meter 300 votos en la
urna, recién leyeron que en la mesa sólo votaban 260 o 280”.2

Este sistema se llevaría adelante durante toda la “década infame”, dando lugar a los
distintos partidos políticos, donde encontramos a La Concordancia que fue una alianza
política argentina formada en el año 1931 entre el Partido Demócrata Nacional (también
conocido simplemente como Partido Conservador), la Unión Cívica Radical
Antipersonalista y el Partido Socialista Independiente, a través de los presidentes Agustín
P. Justo (1932-1938), Roberto M. Ortiz (1938-1940) y Ramón Castillo que debió
completar el período por muerte del presidente Ortiz(1940-1943).

Por su parte, el radicalismo se abstiene a participar de los comicios hasta 1935,


conducidos por Marcelo T. de Alvear debido a la muerte de Yrigoyen, el partido

1
Libro de eli, parte de la cvreacion de cgt, citar bien
2
La Vanguardia, Buenos Aires, 16 de septiembre de 1931.
representaría al sector antipersonalista del radicalismo, el cual prefería llegar a un acuerdo
con los conservadores antes que enfrentarlos, lo cual producía una disminución de votos
y rupturas internas dentro del partido dando lugar al grupo conocido como FORJA
(Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) “un movimiento de intelectuales,
minoritario en el seno del partido, pero sus resonancias doctrinales y la influencia de los
hombres que participaron en él, fueron profundas.”3

La cual declara:

1. Que la tarea de la nueva emancipación se lo pueda realizarse por la acción de los


pueblos.
2. Que corresponde a la Unión Cívica Radical, ser el instrumento de esa tarea,
consumando hasta su totalidad la obra trucada por la desaparición de Hipólito
Yrigoyen.
3. Que para ello es necesario en el orden interno del Partido, dotarlo de un estatuto
que, estableciendo el voto directo del afiliado auténtico y cotizando, asegure la
soberanía del pueblo radical, y en orden externo, precisar las causas del
endeudamiento argentino al privilegio de los monopolios extranjeros proponer las
soluciones reivindicadoras y adoptar una táctica y los métodos de lucha adecuados
a la naturaleza de las obstáculos que se oponen a la realización de las destinos
nacionales.
4. Que es imprescindible luchar dentro del Partido, para que este recobre la línea de
principismo e intransigencia que lo caracterizó desde sus orígenes, única forma
de cumplir incorruptiblemente los ideales que le dieron vida y determinan su
perduración histórica al servicio de la Nación Argentina.4

Mostrando de este modo, uno de las primeras oposiciones al gobierno conservador


que estaba en el poder.

3
Jauretche, Arturo, FORJA y la década infame, Buenos Aires, Peña Lillo Editor, 1984, págs. 19-22, 89-92.
4
Fragmento del manifiesto de fundación de FORJA