Está en la página 1de 1

METALOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN
La metalografía es la disciplina que estudia microscópicamente las características estructurales
de un metal o de una aleación, buscando microestructura, inclusiones, tratamientos térmicos a los que
haya sido sometido, microrechupes, con el fin de determinar si dicho material cumple con los requisitos
para los cuales ha sido diseñado; además podemos hallar la presencia de material fundido, forjado y
laminado. Podremos conocer la distribución de fases que componen la aleación y las inclusiones no
metálicas, así como la presencia de segregaciones y otras irregularidades.
El microscopio es la herramienta más importante del metalurgista tanto desde el punto de vista
científico como desde el técnico. Es posible determinar el tamaño de grano, forma y distribución de varias
fases e inclusiones que tienen gran efecto sobre las propiedades mecánicas del metal. La microestructura
revelará el tratamiento mecánico y térmico del metal y, bajo un conjunto de condiciones dadas, se podrá
predecirse su comportamiento esperado.
La experiencia ha demostrado que el éxito en el estudio microscópico depende en mucho del
cuidado que se tenga para preparar la muestra. El microscopio más costoso no revelará la estructura de
una muestra que haya sido preparada en forma deficiente. El procedimiento que se sigue en la preparación
de una muestra es comparativamente sencillo y requiere de una técnica desarrollada sólo después de
práctica constante. El último objetivo es obtener una superficie plana, sin ralladuras, semejante a un
espejo.
TIPOS DE METALOGRAFÍAS
Dentro de la metalografía podemos distinguir la metalografía cuantitativa y la metalografía
cualitativa:
Metalografía cuantitativa su objetivo es determinar el tamaño medio de los granos, el
porcentaje en cada fase que contiene el material, la forma y el tipo de inclusiones no metálicas, la forma y
el tipo de la grafito, en el caso de hierros fundidos y otros datos específicos de cada componente. Con
estos datos, es posible identificar cada componente, prever el comportamiento mecánico y el método con
el que el material fue procesado. Este tipo de análisis puede ser hecho a través de la observación directa
de la muestra, utilizando una ocular adonizada, o de forma experimental, a través del Método Planimérico
de Jeffries y del Método de los Interceptos de Heyn. Los métodos experimentáis pueden ser utilizados de
forma manual y de forma automatizada, a través de un sistema computadorizado de análisis de imágenes.

Metalografía cualitativa consiste sólo en observar la microestrutura, determinándose cuáles son


los microconstituintes que la compone. Los microconstituintes varían de acuerdo con el tipo de pandilla
analizada y de acuerdo con los tratamientos térmicos, tratamientos mecánicos, procesos de fabricación y
otros procesos a que el material haya sido sometido. Para los aceros, los principales constituyentes son:
ferrita, cementita, austenita, perlita, martensita, bainita, troostita, sorbita, ledeburita, steadita y
grafito.